Está en la página 1de 11

Libros.

-Ciertos textos judíos son considerados canónicos:


El Tajan, equivalente a aquella parte de la Biblia llamada por los cristianos Antiguo
Testamento, compuesto por 24 libros:
La Tora, lateramente "la Doctrina”, o Pentateuco o cinco primeros libros de la
Biblia de los cristianos, considerada de origen divino, y denominada por la tradición
como "Torá Escrita" (Torá she-bijtav - ‫;)תורה שבכתב‬
Los Nevi'im o Libro de los Profetas, y
Los Ketuvim (literalmente "Los Escritos").
La Michina, recolección de las tradiciones orales y exégesis de la Torá, entregadas
según la creencia directamente a Moisés por Yaveh en el Monte Sinaí, transmitidas
oralmente de generación en generación, y compiladas al cabo de los siglos por el
rabino Yehuda Hanasí, en el siglo II.
El Talmud o Guemará, formado por un voluminoso corpus de interpretaciones y
comentarios atribuidos a los amores, estudiosos que vivieron en el siglo II,
posteriores a la edición de la Mishná. Comúnmente, por Talmud se entienden
también a los comentarios posteriores cuyo origen remonta a la medievales, entre
los que destaca Rabí Shelomó Yitzjaki («Rashi», por sus iníciales en hebreo).
En la edad media surgen dos obras consideradas el centro de la literatura halájica:
El Shulján Aruj, compilación y codificación de toda la Halajá por temas, obra del
rabino Yosef Karo de Safed en el siglo XVI, cuya normatividad es aceptada
prácticamente por la totalidad de los judíos.
El Mishné Torá de Maimónides, llamado en hebreo Moshé Ben Maimón (o incluso
Rambam, por sus iniciales). Los judíos yemenitas prefieren a éste último antes que
al Shulján Aruj.
Cabe destacar también la importancia del libro fundamental de la Cábala judía:
El Zóhar, libro místico escrito por el rabino Shimón Bar Yojai (o Rashbi, por sus
iniciales en hebreo
SIMBOLO
La bulliciosa Israel se detuvo totalmente ayer durante dos minutos mientras sonaban por todo el país las alarmas de
ataque aéreo en recuerdo de los seis millones de judíos que perecieron durante el Holocausto nazi.
Durante la ceremonia de apertura del día de recordación, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu prometió que
Israel ”no permitirá que los que niegan el Holocausto lleven a cabo otro Holocausto contra el pueblo judío”. Sus
promesas retumbaron durante una conferencia convocada por las Naciones Unidas en contra del racismo en
Ginebra, que es percibida como un movimiento antisemita.
Durante la ceremonia oficial de ayer se depositaron ofrendas florales en Yad Vashem, el monumento memorial del
Holocausto en Israel.
A través del día, la televisión emitió documentales históricos y películas, y las estaciones radiales tocaron múeica
solemne y entrevistaron a sobrevivientes de la tragedia. Las escuelas realizaron actos de recordación, los sitios de
entretenimiento cerraron y la bandera israelí flotó a media asta.
Los conductores detuvieron sus automóviles y la gente frenó sus pasos, muchos con las cabezas inclinadas, para
recordar a las víctimas del Holocausto.
Por otra parte, la búsqueda de una antigua mayor fosa común de prisioneros judíos, asesinados durante el Tercer
Reich, comenzó hoy Día del Holocausto en Jamlitz, Alemania, en el estado federado de Brandeburgo.
Según Jorg Schonbohm, el ministro regional del Interior, el terreno de 5,000 metros cuadrados podría contener los
restos de 753 judíos.
Se presume que esos presos estuvieron recluidos en el campo de concentración de Sachsenhausen, al norte de
Berlín, y que fueron fusilados en Jamlitz el 2 de febrero de 1945 por miembros de las tropas de asalto SS.
”La incertidumbre sobre la fosa común judía en Jamlitz no nos da tregua”, afirmó Schonbohm acerca deesos
terrenos, que no habían podido investigarse hasta ahora por la negativa de su propietario.
Las tareas de desentierro de la zona se prolongarán durante un periodo de tres semanas y, de encontrarse la fosa,
ese lugar se convertiría en lugar de ”recuerdo silencioso” a las víctimas, que se cree en su mayoría procedían
originariamente de Polonia y Hungría.

Dios
Artículo principal: Alá
Medallón mostrando la palabra Allah. En Hagia Sophia, Estambul (Turquía).
Dios en el Corán se nombra a sí mismo como Allah, nombre derivado de la raíz
semítica El. Si bien el término es más conocido en Occidente por su utilización de
los musulmanes como referencia a Dios, este es utilizado por los hablantes de
árabe de todas las religiones abrahámicas, incluidos los cristianos y los judíos, en
referencia a "Dios". La creencia en Dios dentro del islam consiste en cuatro
aspectos:
En Su existencia. Esto primeramente por guía del Creador a Su siervo,[14]
posteriormente por evidencias del instinto natural del ser humano, la razón, los
sentidos, signos en la creación y como prueba principal; los textos sagrados.
En que Él es el único, en Sus actos y dominio de este Universo, es decir; Él único
Creador, Sustentador, Soberano, etc. En que Él es la única divinidad y sustentador
de las cualidades divinas, por lo tanto solamente Él es el merecedor de la
adoración. En Sus nombres y atributos: Consiste en afirmar de Dios lo que ha
afirmado de Sí mismo en el Corán o a través del profeta Mahoma, sobre sus
nombres y atributos divinos, sin distorsión, negación, o asemejarlo a algo de este
mundo. Dado que se trata del mismo Dios de cristianos y judíos, las cualidades que
los musulmanes le atribuyen son básicamente las mismas que le atribuyen
aquellos, pero hay diferencias considerables. Es reseñable, sin embargo, que el
islam, a semejanza del judaísmo pero alejándose del cristianismo, insiste en su
radical unidad (tawhid), es decir, que es uno y no tiene diversas personas (como
afirma en cambio la mayoría de las corrientes cristianas con el dogma de la
Trinidad) en su carácter incomparable e irrepresentable.
El islam se refiere a Dios también con otros noventa y nueve nombres, que son
otros tantos epítetos referidos a cualidades de Dios: El Clemente (Al-Rahmān), El
Apreciadísimo (Al-'Azīz), El Creador (Al-Jāliq), etc. El conjunto de los 99 Nombres de
Dios recibe en árabe el nombre de al-asmā' al-husnà o ‘los más bellos nombres’,
algunos de los cuales también han sido utilizados por cristianos y judíos o han
designado a dioses de la Arabia preislámica. Algunas tradiciones afirman que
existe un centésimo nombre que permanece incognoscible, que es objeto de
especulaciones místicas, y que se define en ocasiones como el Nombre Inmenso
(ism al-'Azam), o como el Nombre de la Esencia, figura que también existe en el
judaísmo, y que ha tenido una gran importancia en el sufismo. Otras veces, se
utiliza simplemente la palabra rabb (señor).Mahoma dijo que Dios tenía 99
nombres, en este versículo del Corán se mencionan algunos:Es Alá "no hay más
Dios que Dios", el Conocedor de lo oculto y de lo patente. Es el Compasivo, el
Misericordioso. Es Alá "no hay más dios que Dios", el Rey, el Santísimo, la Paz,
Quien da Seguridad, el Custodio, el Poderoso, el Fuerte, el Sumo. ¡Gloria a Alá!
¡Está por encima de lo que Le asocian! Es Allhá, el Creador, el Hacedor, el
Formador. Posee los nombres más bellos. Lo que está en los cielos y en la tierra Le
glorifica. Es el Poderoso, el Sabio.Corán 59:22-24.
La palabra Allāh está en el origen de algunas palabras castellanas como "ojalá" (wa shā llāh:
‘y quiera Alá’), "olé" (wa-llāh: ‘por Alá’) o "hala" (yā llāh: ‘oh, Alá’).
Personajes
Tarif ibn Malluk, uno de los lugartenientes de Musa ibn Nusayr, quien en 710
realizó la primera incursión armada sobre Hispania. Llegó con sus soldados al área
de Tarifa, y en su honor se le dio su nombre a este lugar.
Tarif ibn Malluk, uno de los lugartenientes de Musa ibn Nusayr, quien en 710
realizó la primera incursión armada sobre Hispania. Llegó con sus soldados al área
de Tarifa, y en su honor se le dio su nombre a este lugar.
Musa ibn Nusayr (c. 640-c. 717), militar árabe, dirigió la conquista musulmana de
la península Ibérica. Musa, de origen yemení, fue nombrado walí de Ifriqiya y del
Magreb (en el norte de África) en el 704. Desde allí proyectó la invasión de la
Península, en connivencia con el conde de Ceuta don Julián. Las primeras
operaciones fueron obra de su lugarteniente Tariq ibn Ziyad, que derrotó a los
visigodos en el 711. Un año después, el propio Musa desembarcó, en lo que en la
actualidad es Algeciras, con un ejército de 18.000 árabes. Tras conquistar el
suroeste peninsular se unió en Toledo a Tariq y, juntos, prosiguieron la ocupación
de las tierras hispanas (valle del Ebro, Asturias y Galicia).
Abd al-'Aziz ibn Musa, primer emir de al-Andalus (714-716). Hijo del gobernador
árabe del norte de África que dirigió la conquista de la Península Ibérica, Musa ibn
Nusayr. En el año 714, Abd al-’Aziz asumió el gobierno de los territorios
peninsulares incorporados al Islam, con lo que se inició el emirato dependiente de
al-Ándalus.
'Umar b Hafsun, el rebelde bandolero muladí, se instaló junto a un grupo de bandoleros en
la fortaleza de Bobastro con el propósito de crear un Estado independiente. La muerte de
Muhammad I (886) y la entronización de al-Mundir favorecieron la conquista de Priego,
Iznájar, Cabra y Jaén. Tras un corto período de sometimiento al emir volvió a sublevarse,
recuperó las plazas perdidas y llegó hasta las proximidades de Córdoba.
al-Mansur (Almanzor) (940-1002), caudillo militar musulmán de al-Ándalus,
fundador de un régimen autoritario basado en el Ejército (981-1002). Al inicio del
califato de Hisam II (976-1009), Almanzor logró hacerse con el poder en al-Ándalus.
En el año 981 recibió como sobrenombre 'el victorioso por Allah' o al-Mansur bi-
Allah, castellanizado en Almanzor.
Abentofail (c. 1110-1185), filósofo y médico hispanoárabe. Nació en Guadix
(Granada) hacia el año 1110, fue médico del sultán almohade Abü Ya'qub Yusuf y
ocupó un puesto de influencia en el que le sucedió el gran filósofo Averroes.
RITOS
En general, el Islam no tiene muchos ritos, y los que tiene varía de unos lugares a otros por lo
que resulta difícil establecer unos parámetros generales
El nacimiento e infancia
Cuando nace un niño, el padre le susurra lo antes posible en el oído derecho la llamada a la
oración. Después le pone un poco de miel en la lengua. Desde ese momento el niño es
musulmán. A los siete días del nacimiento se celebra una ceremonia llamada aquiqa para poner
nombre al niño. También se le afeita el pelo como símbolo de pureza.
Los niños musulmanes son circuncidados en señal de la alianza de Ibrahim (Abraham) y Dios
entre los 8 días y diez años de edad.
Los niños reciben clases sobre su fe desde muy pequeños. No existe una ceremonia de mayoría
de edad, pero sí se marcan ciertas etapas importantes en el camino hacia la fe adulta. En algunos
países los niños celebran alrededor de los cuatro años la ceremonia de bismillah, en la que
recitan los primeros versos de Corán. Otra etapa importante es el primer ayuno del ramadán,
generalmente después de los diez años.

Matrimonio
En algunas familias, los padres eligen pareja para casar a sus hijos, aunque los novios pueden
rechazarla si no están de acuerdo con la elección. La oferta formal de matrimonio debe tener por
lo menos dos testigos. Hay dos ritos según los países: a) un imán dirige la ceremonia, que puede
tener lugar en casa de uno de los novios o en la mezquita, b) los novios se arrodillan de la mano
ante el imán y confirman que se casan por voluntad propia. Durante la ceremonia se leen pasajes
del Corán, seguidos de oraciones y una bendición. Por último se firma el contrato de boda y el
novio da a la novia el mahr, que consiste en joyas, dinero u otros regalos. El Corán permite a un
hombre tener hasta cuatro mujeres, pero en la práctica la mayoría de los matrimonios
musulmanes son monógamos.
La muerte
Cuando un musulmán va a morir intenta recitar la chahada,
o si no es posible, la recitan los presentes. Después de la
muerte hay que lavar ritualmente el cadáver. Esto lo
realizan personas del mismo sexo del fallecido que luego lo
envuelven en una sábana blanca llamada irma y lo llevan a
la mezquita para las oraciones fúnebres. Los musulmanes
creen que todos somos iguales y por lo tanto todos deben
ser enterrados con ropa de la misma calidad. El cuerpo se
coloca sobre el costado izquierdo en un ataúd y se entierra
siempre de cara a La Meca. Se entierra lo antes posible, si
es posible en el mismo día. La tumba tiene que ser sencilla,
señalada tan solo por un montículo de tierra.

TEMPLOS
"Hablaré ahora de Egipto, porque este país posee muchas cosas maravillosas y presenta
monumentos que van más allá de todo lo que puede decirse
y superan a los de cualquier otro país..."

En Egipto, como ya iniciara el cristianismo, impuesto en el Imperio Romano por el emperador


Constantino, a partir de 313 d.C., y desde el año 640, continuara el islam, fue barrido todo
vestigio costumbrista o religioso del mundo de los antiguos faraones y de los dioses
"paganos" egipcios y cristianos. Con la dominación árabe, el país se convirtio en un lugar
impenetrable para los infieles europeos, salvo las ciudades de El Cairo y Alejandría, nudos de
dos importantes rutas comerciales, donde, entre otras mercancías, se embarcaban rumbo a
Europa, numerosas estatuas, obeliscos, indescifrables papiros y joyas adquiridas a los
comerciantes musulmanes. Los templos, tesoros y demás, objetos de arte pagano, sometidos
al pillaje durante siglos, habían sido abandonados a su suerte y en gran parte fueron
paulatinamente sepultados por la arena del desierto o servían de vivienda ocasional para
jefes de las tribus y otros jerifaltes locales.
----------

Entrada al templo de RamsesII en Abu Simbel - Templo de Luxor - Templo del dios Knum en Esná
-----------
Las grandiosas obras de los faraones fueron utilizados como canteras para otras
construcciones. A las piramides de Giza se les arrancó su recubrimiento de bellas placas de
piedra caliza blanca de Tura que les había proporcionado un mágico resplandor que se podía
percibir a millas de distancia. Otros tesoros y también las momias eran muy buscados. Ya en
la época de Las Cruzadas se atribuía importantes propiedades terapeúticas al polvo de
momia. Sin embargo, las que se conservaban en buen estado eran vendidas a los europeos
que pudieron iniciar, junto con otras adquisiciones, los primeros museos sobre el
deslumbrante y remoto pasado del País del Nilo.
Arabia y los antecedentes del Islam.
En el siglo VI a.C., Arabia formaba parte del Imperio Persa de los Aquemenidas que fundaron
la península de Arabiya, en el año 539 a.C. Arabia del sur experimentó, desde entonces, el
auge de gran cantidad de reinos, la mayoría de los cuales se encontraban a lo largo de la
costa occidental. En la frontera con Palestina se hallaba el reino de los nabateos de Petra
(Jordania), centro de una importante ruta comerial "La Ruta de la Seda", que experimentó un
gran apogeo entre los siglos VI a.C. y I d.C. Petra ha acumulado más leyendas que ninguna
otra ciudad de Oriente Próximo: lugar de paso de Moisés camino de la Tierra Prometida,
escondite de tesoros de los faraones y refugio del Santo Grial. En 106 d.C., toda la región
cayó bajo el indulgente poder de Roma y continuó su prosperidad. Durante el reinado de la
reina Zenobia, el reino de Palmira, situado entre el Eufrates y el Oronte, se reveló contra el
Imperio, en el siglo III, y fue destruido por Marco Aurelio.
----

Teatro romano en Palmira

Ruinas de Palmira - La Reina Zenobia - El templo


de Baal - Petra, templo funerario.
Las ruinas de Petra, la ciudad excavada en la roca, han
fascinado siempre a Occidente.

Doctrina del islam


La doctrina islámica tiene seis pilares en su fe que forman parte
de las acciones interiores de los musulmanes y cinco pilares[8]
que son una adoración tanto interior como exterior. que son:
1. La aceptación de fe.
2. Establecer la oración.
3. Dar el Zaquat.

4. Hacer el ramadán en la Meca.


5. La peregrinación a la Meca (para quien pueda) al menos una
vez en la vida.

Siempre igual
Libros sagrados:
La fe en los libros revelados dentro del islam comprende:
1) En que fueron descendidos y revelados por Dios:
El Corán (Qur’an) revelado al profeta Muhammad (S. A. W.).
La Torá (At-Tawrat) revelada al profeta Moisés.
Los Salmos (Az-Zabur) revelados al rey David.
El Evangelio (Al-Injil) revelado a Jesús (Issah para los musulmanes), hijo de María (Maryam).
Decid: Creemos en Allah y en lo que nos fue revelado, en lo que reveló a Abraham, a Ismael,
Isaac, Jacob y las doce tribus [descendientes de los hijos de Jacobo], y lo que reveló a Moisés,
Jesús y a los profetas. No discriminamos entre ellos, y nos sometemos a Él.
Corán 2:36
2. Afirman lo legítimo que informan (en el caso del Corán afirman todo) y aquello que no ha
sido tergiversado de los libros pasados. El Corán reconoce, pues, el origen divino de la Concep
judía y el Evangelio cristiano, por ello llama a los cristianos y a los judíos ‘la gente del libro’
(Ahl al-Kitab) pero no reconoce la autenticidad de los textos que actualmente tienen por
auténticos los fieles de dichas religiones, afirma que han estado expuestos al tahrif (‫ )تحريف‬o
distorsión por las personas, y como resultado no son cien por ciento confiables. De todas
formas, la tradición católica no considera a la Biblia como única fuente de conocimiento, por
lo que no entraría en contradicción con el cristianismo si se considera desde este punto de
vista.[25]
3. Creen que deben actuar con las reglas y leyes que no han sido abolidas de ellos, y que el
Corán abroga a todos los libros excepto en algunas leyes, para los musulmanes. Acerca de los
asuntos que no abarca el Corán ni los dichos de Mahoma, como sucesos o datos históricos y
no contradicen al islam, no los afirman ni los niegan a priori.
El «Corán»

La primera azora en una copia manuscrita del Corán.


Artículo principal: Corán
El Corán es el libro sagrado del islam. Los musulmanes creen que fue revelado a Mahoma por
el arcángel Gabriel entre 610 y 632, fecha esta última en la que falleció dicho profeta.
Además de su memorización, se dice que los seguidores de Mahoma escribieron el Corán en
pergaminos, piedras y hojas.
Los musulmanes creen que el texto actual del Corán es idéntico a la revelación recibida por
Mahoma. Él, a su vez, lo dictó a sus discípulos, quienes memorizaron sus palabras. Los
eruditos actuales afirman que la primera compilación escrita del Corán data de tiempos del
tercer califa, 'Uthmān ibn 'Affān, quien gobernó entre 650 y 656.
Existen numerosas tradiciones y diferentes puntos de vista en cuanto al proceso de
compilación del Corán. La mayoría de los musulmanes aceptan lo que indican diversos
hadices: el primer califa, Abu Bakr, ordenó a Zaid ibn Zabit compilar todos los auténticos
versos del Corán, tal como se preservaban en forma escrita o a través de la tradición oral. La
compilación realizada por Zaid, preservada por la viuda de Mahoma, Hafsa bint Umar y que
fue utilizada por 'Uthmān, es la base del Corán actual.

Símbolo Del islam (árabe: ‫ ;السلم‬al-Islām ▶ (ayuda·info))es una religión monoteísta


abrahámica cuyo dogma se basa en el libro del Corán, el cual establece como premisa fundamental para sus
creyentes que «No hay más Dios que Alá[1] y que Mahoma es el mensajero de Alá»[2] La palabra árabe Allah,
castellanizada como Alá, significa ‘Dios’ y su etimología es la misma de la palabra semítica El, por la que se
nombra a Dios en la Biblia. Los eruditos islámicos definen al islam como: «La sumisión a Dios el Altísimo a
través del monoteísmo, la obediencia y el abandono de la idolatría».[3] El libro sagrado del islam es el Corán,
[4]
dictado por Alá a Mahoma a través de Yibril (el arcángel Gabriel). Los seguidores del islam se denominan
musulmanes (en árabe ‫)مسلم‬. Atestiguan que Mahoma es el último de los profetas enviados por Dios y sello
de la Profecía.[5]
Se aceptan como profetas principalmente (pero no limitándose) a Adán, Noé, Abraham, Moisés, Salomón y
Jesús. Además del Corán, los musulmanes de tradición sunnita siguen asimismo los hadices y la sunna del
profeta Mahoma, que conforman el Registro histórico de las acciones y las enseñanzas del Profeta. Se
aceptan también como libros sagrados la Torá (que los cristianos llaman Antiguo testamento), los Libros de
Salomón y los Evangelios (que los cristianos llaman Nuevo testamento).
El islam es una religión abrahámica monoteísta que adora exclusivamente a Alá sin copartícipes. Se estima
que hay en la actualidad entre 1000 y 1800 millones de musulmanes en el mundo (y en crecimiento). Según
el Vaticano el islam es la religión más grande del mundo, ya que recientemente ha superado el número de
católicos,[6] y la segunda religión del mundo si no se desglosa el número de seguidores del cristianismo.
El islam se inició con la predicación de Mahoma en el año 622 en La Meca (en la actual Arabia Saudita).
Bajo el liderazgo de Mahoma y sus sucesores, el islam se extendió rápidamente. Existe discrepancia entre
los musulmanes y no musulmanes si se extendió por imposición religiosa o militar, o por conversión de los
pueblos al islam.

Días santos
Lo publicaba El País del pasado día 7 de octubre. En el transcurso de la vista contra
Rodrigo de Santos, ex edil del Partido Popular en Palma de Mallorca, el juez hubo de
preguntar a uno de los testigos de la defensa “¿Se acuerda del octavo
mandamiento?”
Un “escandalo monumental”
Que un magistrado haya de recordar a un sacerdote católico que no hay que mentir
sería cómico, si no fuera por lo dramático del caso. Javier Rodrigo de Santos, miembro
del llamado Camino Neocatecumenal, gastó más de 50.000 euros de fondos públicos
en prostíbulos y, por si esto fuera poco, se le acusa de abusos a menores.
No es la primera vez que los llamados “kikos”, como se conoce a los miembros del
Camino a causa del nombre de su fundador, el pintor Kiko Argüello, se ven implicados
en un escándalo de uno u otro signo.

La “desaparición” de las vidrieras de la Almudena


En 2003, con la impagable colaboración de Monseñor Rouco Varela, “desaparecieron”
misteriosamente las vidrieras de la girola alta de la Catedral de la Almudena
realizadas por Manuel Ortega, uno de los más reputados artistas españoles de la
especialidad, para ser sustituidas por otras de Argüello.
El trabajo había sido adjudicado a Ortega, en concurso público e internacional, por un
jurado del que formaban parte el propio Rouco
Varela, los miembros de la Junta Técnica de la
catedral y su secretario, Alfonso Ramonet García;
junto con los entonces presidente de la
Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y
alcalde, José María Álvarez del Manzano.

El ejército del Papa


Por entonces la influencia del Camino Neocatecumenal
en el Arzobispado de Madrid ya era muy importante.
Autodenominados “ejército del Papa”, los “kikos”
junto con Opus Dei, Legionarios de Cristo, o
Focolares, entre otras organizaciones similares,
se han convertido en auténticos grupos de
presión que ejerciendo una callada labor de zapa
intentan minar el estado de derecho, al pretender
convertir sus principios morales en leyes de
obligado cumplimiento. Para ello cuentan con unas
perfectas organizaciones, una inteligente logística, y el apoyo de los sectores más
conservadores del poder y del propio Vaticano. En concreto este último se hizo
evidente a raíz del Congreso Internacional de los Movimientos Eclesiales, celebrado en
Roma en 1998.

Para recuperar el poder perdido


En las conclusiones del mismo quedó en evidencia que el pontífice Wojtila, en una
sociedad cada vez más secularizada, pretendía devolver a la iglesia el rol sociopolítico
ejercido en tiempos pasados. Pero, sobre todo, pretendía retroceder a modelos
tridentinos y reconducir la iglesia surgida del Concilio Vaticano II, olvidando su
decidida apuesta a favor de las comunidades de base y su aproximación al marxismo
plasmada en la llamada Teología de la Liberación.