Está en la página 1de 2

Declaración Pública

Por más democracia y justicia social: ¡¡La derecha NO!!

Ante al escenario de segunda vuelta que se ha abierto y asumiendo la responsabilidad


que a todos y todas nos cabe en evitar un triunfo de la derecha, hemos constituido el
Comando de Izquierda Por Más Democracia: La Derecha NO.

Hoy se requiere con urgencia superar el estancamiento y aislamiento al que las élites
han llevado a las fuerzas democráticas, enajenando al pueblo, a la ciudadanía y sus
organizaciones el derecho a definir los rumbos políticos por los que desea caminar y
avanzar en busca de su futuro. Compartimos el enojo, convicción y apuesta distinta de
quienes no votaron por el candidato de la Concertación en primera vuelta, pero los
invitamos a asumir con responsabilidad su voto en esta encrucijada histórica, para
impedir que la derecha agregue al poder económico y mediático que ya posee, el poder
político.

Cuando decimos La Derecha NO, lo que nos mueve es un principio de realidad básico:
sabemos que los costos de un gobierno empresarial como el que representa Sebastián
Piñera serán principalmente cargados a la cuenta de los más desprotegidos, las mujeres,
las minorías sexuales, los estudiantes, los pueblos originarios y los trabajadores.

Una victoria de la derecha significaría:

- Profundizar los negocios de la educación, de la salud, de la previsión.

- Menos reconocimiento de los derechos laborales, más flexibilidad laboral, más


explotación.

- Mayores beneficios para la gran empresa y el capital financiero, menos apoyo a la


pequeña y la mediana empresa.

- Más represión y el debilitamiento de los pocos controles civiles que limitan


actualmente la acción policial.

- Un candado para avanzar en una agenda pro participación ciudadana, que contemple la
Iniciativa Popular de Ley y la ampliación de las instituciones de democracia semi
directa, como el referéndum o plebiscito.

- Un retroceso para los derechos sexuales y reproductivos así como en materias ligadas
a los juicios por violaciones a los derechos humanos, en que se impondrían los
mandatos de los sectores más fundamentalistas de la UDI y Renovación Nacional.

A Piñera el pueblo chileno lo recuerda como un defensor entusiasta de Pinochet bajo


cuya dictadura hizo su fortuna en base a la especulación y el desfalco.

Ningún gobierno de derecha en América Latina y el mundo ha sido o es bueno para la


gente, para las mayorías.

Como izquierda estamos por más democracia, justicia social y desarrollo sustentable.
Queremos avanzar. Creemos necesario generar cambios estructurales en un sistema que
por tantos años ha coartado a los chilenos y chilenas. Lograr tener una Nueva
Constitución; terminar con el sistema binominal; nacionalizar el agua; renacionalizar el
cobre; realizar una profunda reforma tributaria y terminar con la usura de las tarjetas de
crédito; tener una educación y salud pública de calidad; construir un sistema previsional
público basado en la contribución solidaria y eliminar el 7% que se descuenta de la
pensión a los jubilados para la salud; favorecer el pluralismo en la publicidad de los
organismos del Estado de manera que ayude al financiamiento de los diversos medios
de comunicación de carácter nacional, regional, comunal y digital; terminar con la ley
de amnistía y poner fin a la militarización de la Araucanía, entre otros temas.

Creemos en la justeza de estos objetivos y es por razón de ellos que pondremos lo que
esté de nuestra parte para enfrentar también en las urnas a la derecha. Que el mega
empresario Piñera acceda al Ejecutivo sería un retroceso histórico para Chile y una
amenaza para los procesos democráticos y populares que, por diferentes caminos, se
están produciendo en Ecuador, Venezuela, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay y
Argentina.

Los 12 compromisos contraídos por el Comando de Eduardo Frei con la Izquierda y su


candidato presidencial, Jorge Arrate, son una señal positiva para iniciar un nuevo ciclo
en la política chilena, en cuyo centro estén los intereses de la ciudadanía y la
democratización de la sociedad, poniendo freno a la depredación neoliberal y al abuso
contra los más desprotegidos.

Aunque no somos ni seremos parte de la Concertación, nuestro llamado es a votar


contra la derecha votando por Eduardo Frei, a quien exigiremos el cumplimiento de los
12 compromisos. Además continuaremos luchando en el sindicato, la municipalidad, la
universidad, el comité de allegados, el lof mapuche, el liceo y ahora también desde el
Congreso por más democracia, justicia social y desarrollo sustentable.

Convocamos al pueblo de izquierda y progresista a la conformación de Comandos de


Izquierda Por Más Democracia La Derecha NO a nivel local, para que en los distintos
ámbitos de actividad y territorios movilicemos voluntades en torno a esta tarea de
cerrarle el paso a la derecha; instalar los 12 compromisos y, luego de realizada la
segunda vuelta, demandar en forma activa su cumplimiento. Seguiremos avanzando
hacia la unidad en la acción de quienes creemos que un Chile no neoliberal, más justo,
digno, solidario y democrático es necesario y posible.

Comando de Izquierda Por Más Democracia La Derecha NO.

Jorge Arrate, Guillermo Tellier, Lautaro Carmona, Juan Andrés Lagos, Hugo
Gutiérrez, Claudia Pascual; Rubén Andino, Gabriela Pantoja, Mario Medina; Alvaro
Cabrera, Manuel Guerrero, Francisco Carreras; Manuel Jacques, Roberto Celedón,
Claudio Narea, Alvaro Ramis, Bernarda Pérez; Coral Pey, Dante Donoso, Alejandro
Núñez; Esteban Silva, Carlos Moya, Ana María Bussi.

Santiago, 2 de enero, 2010