Está en la página 1de 2

Entre clichés y estereotipos

Solo léase si no se tiene nada que hacer en año nuevo

Clichés y los estereotipos ¿cómo no caer en ellos? Son como los horóscopos, quien los conoce se divierte y no los deja ¿Cómo se supone que no hagas caso a este espíritu irremediable de recuentos y metas falsas? Personalmente he estado haciendo una lista mental de cosas por hacer y no hacer (ver abajo), en base siempre, a lo que he hecho y no he hecho en este año que acabo, suelo recurrir a la pregunta (estereotipada) de cómo seremos dentro de uno o dos años, y no me conformo las respuestas más estereotipadas (sic) que damos para esquivar una respuesta realmente sincera. Como siempre, me aferro a decirme que nada de lo que he hecho ha estado mal (¡jamás me equivoco!) y porque no… recurrir a las frases estereotipadas:

“arrepiéntete de lo que haces y no de lo que dejas de hacer”

“cosas que hacen que la vida valga la pena”

Con esto justifico enormemente todas las tonterías que he hecho, y me lleva a una relación inequívoca de mis defectos, (¡que aburrido!), al final, lo que quiero decir es: cada una de las decisiones que he tomado durante este año, han sido correctas, cada una ha sido considerada sesudamente en la costilla de un libro, en el teclado de una computadora, al grito de mi reproductor (y sus audífonos quemados, tres en el año) o en la compañía de algún Justerini & Brooks (si si, he decidido demasiadas cosas así …), incluso, he tomado algunas decisiones importantes manejando ¿Cómo se supone que se deben tomar las mejores decisiones?

A continuación mi lista, en tres grupos: los SI, los NO y los ¡No mames!

SI

 

Hacer una lista

Leer la lista

Cumplir la lista

Seguir llegando justo a tiempo a cualquier vuelo

Terminar de leer un libro

Tocar el bajo eléctrico de nuevo

Conservar a mi familia

Conservar a mis amigos

Viajar manejando a algún estado de la república que aun no conozco

Comprarme un Roller en Miguel Ángel Pen Shop

NO

camachom28@hotmail.com

No hacer nada que provoque que mi carro termine en el corralón

No golpear o mojar ningún dispositivo móvil o portátil a mi cargo

No enojarme

No hacer ejercicio

No usar reloj

No olvidar respirar

No olvidar vivir

No olvidar para que respiro y para que vivo

No olvidar amar

¡NO MAMES!

Apagar la tv (maldito aparato del demonio, te maldigo a ti y a tu suavecito control remoto)

Dejar de tener miedo a casi todo (casi todo, casi todo, soy hombre, hay cosas a las que nunca les dejare de tener miedo)

Considerar seriamente la posibilidad de comenzar a madurar (no me alocare al respecto)

Dormir menos

Soñar menos (nada que ver con dormir)

Dejar la chaqueta y el alcohol (no me alocare al respecto)

Entender mi tiempo y la relación con el tiempo de los demás (recordar que no uso reloj)

Creer y conocer mi destino

Creer en la suerte y participar en una rifa

Tirar lo que no sirve

Ahorrar para el Volvo

Desintoxicarme (sacar de mi cuerpo, mente y contexto todo aquello que no me hace bien y a lo que inevitablemente soy adicto)

La cuenta me da treinta cosas en la lista, obviamente, con más posibilidades están los SI que son apenas ocho, después están los NO y… bueno… los demás.

En realidad espero que este año que comienza a todos nos traiga cosas nuevas, no sé si buenas o malas, porque ese juicio cada quien lo hará, pero mientras seamos tan importantes como para que la vida nos tome en cuenta, debemos aprovechar y hacer lo mejor posible (habrá quien diga lo imposible) con cada día y lo que contiene. Yo espero que cada uno de ustedes tenga una lista como la de arriba, llena de incoherencias y metas imposibles porque entonces, solo así, tendremos que hablar cada uno de los días de este año (aparte claro, de los clichés y los estereotipos).

camachom28@hotmail.com

Intereses relacionados