Astronomía y el nacimiento de

Yeshua.
Centro de Estudios Fe Bíblica. Por G. Corpus

El periodo que va de Mayo del año 3 AEC a Diciembre del año 2 AEC, estuvo
repleto de eventos astronómicos visibles. Estas relaciones y movimientos inusuales
fueron interpretadas por los sabios indicando el nacimiento del Mesías en el mundo.

Astronomía y el nacimiento de Yeshua.
Introducción_
Por increíble que parezca, ciertos eventos estelares sucedieron antes, durante y después del
nacimiento de Yeshua, que sirvieron como señales en los cielos y que motivaron a los “sabios” a
viajar a Jerusalén a buscar al rey de los judíos que había nacido.
Pero, realmente existe alguna relación entre los eventos astronómicos del mundo natural y el
nacimiento de Yeshua?
No es el tema por ahora hablar de Zodiaco (heb mazzaroth, mazzalah), pero dice el Salmo 19.1
Los cielos cuentan la gloria de Dios,
Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.
Como ya comentamos en la primera parte de esta serie de estudios, la Palabra de Dio-s dice claramente que
las estrellas en el cielo fueron puestas allí por un propósito.
Son narradoras de un gran mensaje como lo dice el texto de Salmos 19 verso 1: Los cielos cuentan la gloria de
Dios…
Continúa diciendo en el verso 2: Un día emite palabra a otro día y una noche a otra noche…
Y en el verso 3: No hay lenguaje ni palabras, ni es oída su voz…

De acuerdo a estos textos, existen mensajes vitales que podemos aprender de las estrellas.
Estamos hablando de “mensajes ocultos” en las estrellas – mensajes puestos allí desde tiempos
antiguos. Esto no es hablar de las falsas afirmaciones de astrólogos paganos y el misticismo de la
astrología que Dio-s condena, sino más bien un testimonio único y testigo del verdadero plan de
Dio-s como se revela en las estrellas y en las constelaciones del cielo.
Hay una amplia diferencia entre entender las “señales” del Zodiaco como son referidas en la
profecía y el Plan de Dio-s y la mala práctica de la “astrología pagana”.
La generalidad del mundo antiguo, estaba arraigada con conceptos simbólicos basados en el
mundo natural. Por ejemplo, el ascenso de una estrella o un planeta justo antes de amanecer fue
particularmente significativo en la interpretación de acontecimientos relativos a personas
importantes.
Lo anterior, no es la excepción en la cultura hebrea. A lo largo del llamado Antiguo y Nuevo
Testamento, encontramos referencias y evidencias que revelan que los cuerpos celestes eran
simbólicamente importantes para los escritores.

Por ejemplo, donde quiera que en el llamado Antiguo Testamento o en el llamado Nuevo
Testamento, la palabra “estrella” es usada, mayormente tendrá connotaciones mesiánicas.
Num 24.17
…Saldrá ESTRELLA de Jacob,
Y se levantará cetro de Israel…
Isa 60
1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria del Seño-r ha nacido sobre ti.
2 Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá el Seño-r,
y sobre ti será vista su gloria.
3 Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento.
2 Ped 1
19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una
antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros
corazones;
Apo 22
16 Yo Yeshua he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el
linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana
De hecho, el famoso Rabí Akiva apeló a este pasaje en la rebelión patriótica del 132-135 EC contra
Roma, cuando proclamó a Bar Kokbah (“hijo de una estrella”) como el mesías.
Planetas, estrellas y constelaciones: Su relación con Yeshua y su nacimiento.
De acuerdo a simulaciones, usando programas de astronomía por computadora y eventos
documentados, se sugieren ciertas fechas involucrando a Júpiter, Regulus, Venus y la constelación
de Leo y de Virgo, en eventos estelares anunciando al Mesías.
La constelación de Leo.
En Hebreo se llama Arieh y significa león rugiendo o gran rey.
Está relacionada con la tribu de Judá y con Jerusalén.
La constelación de Virgo.
En hebreo se llama betulah y significa virgen.
Relacionada con la tribu de Zabulón, ya que se sabía que el mesías habitaría entre ellos en la tierra
de Zabulón.

El planeta Venus.
En hebreo su nombre es Nogah y significa brillantez, iluminación, esplendor.
Se relacionaba a Venus con la continua confianza en Dios para iluminar los caminos.
Júpiter: El planeta del Mesías.
El nombre hebreo para Júpiter es tzedek que significa “justicia” o “justo” y se asocia con la realeza.
Conocido como el planeta del rey David, también el planeta del Mesías, representa a Israel. Es el
planeta más grande y el sexto en nuestro sistema solar.
Júpiter a menudo se asoció con el nacimiento de reyes y por lo tanto es llamado “el planeta rey”.
Puesto que este planeta representa a los reyes, se observa de manera inusual cuando un líder del
pueblo del Pacto de Dio-s va a nacer.
Algunos investigadores sugieren que tres años antes del nacimiento de Moisés, Júpiter y Saturno
estaban en conjunción en la constelación de Piscis. Josefo, Abarbanel, Eleazar y otros historiadores,
afirman que los astrónomos egipcios interpretaron la conjunción de Júpiter y Saturno, como un
indicador de que un gran hombre nacería entre los judíos.
Por otro lado, según la tradición judía y sus avistamientos históricos de los cielos, cuando Júpiter
es golpeado por cuerpos celestes (cometas), es un signo de problemas aproximándose a Israel.
Veamos lo que está escrito acerca de Tzedek/justicia en los siguientes textos:
Jer 23
5 He aquí que vienen días, dice el Seño-r, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el
cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra.
Sal 85
11 La verdad brotará de la tierra,
Y la justicia mirará desde los cielos
Hech 3
14 Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida
Estas son algunas referencias y razones del porque Tzedek llegó a ser sinónimo de Júpiter y El
Mesías, no solo en las Escrituras hebreas sino en la literatura rabínica.
De hecho, en la literatura rabínica es fácil ver que el planeta Júpiter es considerado uno de los
representantes planetarios del Mesías.

Regulus: La estrella del Mesías.
Otra luz estelar fue asociada al Mesías.
Actualmente es la estrella Regulus o Regulo.
De todas las estrellas en el cielo, Regulus es la estrella más brillante de la constelación de Leo (que
en hebreo se conoce como Arieh), posicionada entre las patas frontales, y fue universalmente
asociada por los astrólogos antiguos con los atributos de grandeza y poder.
Está localizado prácticamente en la eclíptica (la ruta que toma el sol al recorrer los cielos). Así, la
mayor estrella cercana a la eclíptica del Sol, era Regulus.
Esta estrecha relación con el Sol, hizo de Regulus “la estrella real”, la que más se asocia con la
concepción o nacimiento de reyes. Fue la estrella denotando autoridad y reinado.
Num 24
17 …Saldrá ESTRELLA de Jacob,
Y se levantará cetro de Israel...
19 De Jacob saldrá el dominador…
Gen 49
9 Cachorro de león, Judá…
10 No será quitado el cetro de Judá,
Ni el legislador de entre sus pies,
Hasta que venga Siloh;
Antes de seguir avanzando, nos gustaría poner otro ejemplo que evidencia el hecho de que para la
literatura judía, no es desconocido el hecho que en el nacimiento de algunos personajes
importantes en la historia de Israel, estrellas y luces refulgentes estuvieron presentes.
Jaser 8
1 Y fue en la noche en que Avram nació, que todos los sirvientes de Teraj, y todos los hombres sabios de
Nimrod, y sus magos vivieron y comieron y bebieron en la casa de Teraj, y ellos se regocijaron con él esa
noche. 2 Y cuando todos los hombres sabios y los magos salieron de la casa de Teraj, ellos levantaron su
mirada a los cielos para ver las estrellas, y ellos vieron, y he aquí una grande estrella que venía del este, y
corría en los cielos, y se tragó a cuatro estrellas en los cuatro lados de los cielos. 3 Y todos los hombres sabios
y los magos del rey estaban estupefactos con la visión, y los sabios entendieron este asunto, y ellos conocían
su importancia.
4 Y ellos se dijeron uno al otro: Esto sólo se traduce al niño que ha nacido a Teraj esta noche, quien crecerá y
será fructífero y se multiplicará, y poseerá la tierra, él y sus hijos para siempre, y él y su zera matarán
grandes reyes, y heredarán sus tierras.

Ahora, echemos un vistazo a algunos de los factores astronómicos que trajeron a los magos a
Jerusalén y a Belén y que anunciaban la venida del Mesías de Israel.
Como ya comentamos, de acuerdo a simulaciones usando programas de astronomía por
computadora y eventos documentados, se sugieren ciertas fechas involucrando a Júpiter, Regulus,
Venus y la constelación de Leo, en eventos estelares anunciando al Mesías.
Todos estos elementos juntos, debieron haber dejado poca duda a los sabios acerca del anuncio del
mesías de Israel.
Los indicios espectaculares astronómicos por 18 meses a partir de mayo 3 AEC a diciembre 2 AEC,
habrían provocado interpretaciones maravillosas por los astrólogos, así los sabios decidieron ir a
Jerusalén con regalos para un rey judío recién nacido. Los sabios se centraron en Judea y no en
Roma en este momento crucial de la historia.
Algunos académicos-entre ellos Avi ben Mordechai, hacen referencia a 3 conjunciones que
involucraron a Regulus (la estrella del mesías) y Júpiter (el planeta del mesías), en un lapso de 9
meses.
Pero antes de estas conjunciones, en Mayo 19, 3 AEC, los sabios vieron a Mercurio y Saturno en
conjunción en la constelación de Tauro- el Toro, pudiéndola interpretar como un anuncio de paz.

Después en Agosto 12, 3 AEC, la conjunción entre Venus y Júpiter en la constelación de Leo -el
león, alertó a los sabios que algo relacionado con la realeza estaba a punto de suceder y los cielos
estaban contando la historia.
Para los sabios, la conjunción de Júpiter (el padre) y de Venus (la madre) indicó que un nacimiento
estaba en camino.

Las 3 conjunciones de Júpiter y la estrella Regulus-la principal estrella de la constelación de Leo,
sucedieron como sigue:
La primera en Sep 11 del año 3 AEC, la segunda en Feb 17 del 2 AEC y la tercera en May 5-6 del 2
AEC.
Estas tres conjunciones de Júpiter con Regulus habrían mostrado a Júpiter haciendo una especie
de "efecto corona" sobre la estrella Regulus. Era como si el planeta rey estaba colocando una
"corona" (como una diadema circular) sobre la estrella rey (la Estrella del Mesías). Y lo más
importante, todo esto ocurría dentro de la constelación de Leo (el León), el signo zodiacal de Judá.
Esto confirmó a los sabios que algo relacionado con la realeza estaba ocurriendo en Judea,
emprendiendo un viaje que culminó en Belén, en la festividad de Hanukkah del año 2 AEC.

Interesantemente, la primera de estas conjunciones en Sep 11 3 AEC, sucedió en la fiesta de Yom
Teruah.

Aquí el escenario estelar de la segunda conjunción en Feb 17 del 2 AEC.

Este es el escenario de la tercera conjunción entre Júpiter y Regulus en Mayo 5-6 del 2 AEC.

Después de estas 3 conjunciones, Júpiter continúo su camino hacia la constelación de Virgo. De
esto veremos detalles más adelante.
En Junio 17 del 2 AEC, Júpiter y Venus entraron nuevamente en conjunción en Leo.
Tan cerca estaban los dos planetas que habrían parecido una “estrella gigante” en una "unión
matrimonial" entre sí.

Como podremos observar, una cosa es cierta: El periodo que va de Mayo del año 3 AEC a
Diciembre del año 2 AEC, estaba repleto de eventos astronómicos visibles. Estas relaciones y
movimientos inusuales fueron interpretadas por los sabios indicando el nacimiento del Mesías en
el mundo.
El nacimiento de Yeshua en el libro de Revelaciones.
Sólo hay tres lugares en el llamado Nuevo Testamento que registran eventos conectados con el
nacimiento de Yeshua. Se encuentran en el llamado evangelio de Mateo, el Evangelio de Lucas y el
capítulo doce del libro de la Revelaciones. Este último libro tiene información sobre el nacimiento
de Yeshua que se debe considerar.
Rev 12
1Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su
cabeza una corona de doce estrellas.
2 Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.
3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez
cuernos, y en sus cabezas siete diademas;
4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró
frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.
5 Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado
para Dios y para su trono.
Definitivamente que la escena descrita es altamente simbólica.
Sin embargo, el autor del libro de Revelaciones dice que “la señal” aparece en “los cielos”.
Aunque en el judaísmo tradicional se habla de 7 cielos, en el llamado NT tenemos registrados 3
“cielos”.
El primero es en el que las aves vuelan y en el que los fenómenos climatológicos ocurren.
El segundo es donde se encuentran la luna, el sol, los planetas y las estrella.
Y el tercero es donde Dio-s habita.
Así, la señal no aparecería en donde las aves se encuentran ni en donde Dio-s habita.
El “cielo” al que se refiere en el texto es donde se encuentran el sol, la luna y las estrellas.
Como ya hemos visto, el nacimiento de Yeshua estuvo asociado a eventos astronómicos muy
importantes y podemos notar en el texto, que los cuerpos celestes son parte del escenario.
Así, el autor de libro bien pudo hacer referencia al sistema zodiacal.

Este es el escenario estelar en Sep 11 del año 3 AEC.

Por lo anterior tenemos:
…una mujer….Representada por Virgo, en heb Betulah, Virgen.
…vestida del sol…el sol a la altura del vientre de la virgen (Virgo), podría referirse al Sol de
Justicia, el Mesías.
…la luna debajo de sus pies…la luna nueva posicionada a los pies de Virgo- la virgen.
...dragón escarlata….Entre los Romanos, Griegos, Egipcios, etc. Hydra era llamada la serpiente de
muchas cabezas. La “cola” de Hydra es larga y se extiende a lo largo de cielo nocturno.
El texto dice la mujer “estaba cerca de dar a luz”.
Rev 12
2 Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento
Miriam no había dado aún a luz.
Empezó y había estado con dolores de parto, hasta que llega el momento del nacimiento de
Yeshua en el primer día de la festividad de Sukkot (Tabernáculos), el 24 de Sep del 3 AEC.

…su estrella hemos visto…
Qué o quién era esta estrella??
Fue algo supernatural o celestial o angelical?
Mat 2
1 Cuando Yeshua nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos
magos,
2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente…
Una alternativa celestial/angelical.
El renombrado erudito judío mesiánico, Alfred Edersheim, ha propuesto una solución al misterio
de la estrella referida en los relatos del nacimiento de Yeshua. Señala que la palabra griega
traducida como “estrella” realmente significa “resplandor”.
La “estrella” por lo tanto, podría haber sido lo que los judíos llaman la “Shekinah” — es decir, una
manifestación física de la gloria de Dio-s en la forma de un resplandor sobrenatural.
Sin embargo, desde Agosto 12 del año 3 AEC, el cuerpo estelar que jugó el papel más destacado y
el planeta que figuraba en casi todas las relaciones planetarias, era Júpiter. Bien podría ser que
Júpiter era "su estrella" a la que los sabios siguieron a Jerusalén, y finalmente a Belén.
Veamos:
Después de las 3 conjunciones de Júpiter y Regulus los días Sep 11 del año 3 AEC, Feb 17 del 2
AEC y Mayo 5-6 del 2 AEC, Júpiter y Venus entraron en conjunción el 17 de Junio del 2 AEC.
Después, Júpiter siguió su trayectoria hacia la constelación de Virgo.

Después de casi 6 conjunciones con otros planetas y con la estrella Regulus, la unión planetaria
final fue la “masificación” de los planetas que se produjo con Júpiter, Marte, Venus y Mercurio el
25-26 de Agosto, 2 AEC.

Pero había una más espectacular exhibición astronómica que involucró el planeta Júpiter al final
de 2 AEC.
El planeta Júpiter pronto dejó su "masificación" con los otros tres planetas y continuó en su
movimiento aparente hacia el Oeste cada mañana, como fue observado por los sabios en sus
observaciones regulares de la madrugada. Si los sabios iniciaron su viaje hacia Jerusalén cerca de
este tiempo, este movimiento aparente hacia el Oeste de Júpiter cada día, podría haber indicado a
los sabios proceder en la misma dirección hacia el Oeste en dirección a Jerusalén. Ellos podrían
haber estado "siguiendo" a Júpiter. El texto dice que la estrella "iba delante de ellos." El texto bien
podría significar que los sabios permitieron a Júpiter que les condujera-de manera simbólica.
Ahora veamos lo que paso…
…se detuvo sobre donde estaba el niño…
Mt 2.9
Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos,
hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.
Esta descripción de la posición “fija” de la estrella, es lo que ha hecho que muchos intérpretes
caractericen todo el episodio en Mateo como un acontecimiento ficticio o milagroso. A la mayoría
de las personas les resulta difícil imaginar un cuerpo celeste normal, teniendo la capacidad de
detener su movimiento en un pequeño pueblo en Judea.
El texto no dice que la estrella se detuvo sobre la casa. Algunos han imaginado que esto es lo que
quería decir Mateo. Este supuesto es totalmente injustificado. Tal presunción está leyendo en el
texto lo que no está allí.

Qué sucedió entonces?
Si Júpiter era la estrella que lo sabios siguieron todo el tiempo de su viaje a Belem,
¿Cómo es que Júpiter puede llegar a una posición fija en los cielos?
Aquí, Mateo estaba describiendo simplemente un fenómeno celeste en el lenguaje popular en el
que todos los astrónomos y las personas familiarizadas con los movimientos planetarios básicos
habrían sido plenamente conscientes. Los planetas llegan a una "parada" en momentos prescritos
en sus movimientos celestes. Esto sucede en el momento de regresión y progresión de un planeta.
Puede ser que Mateo estaba simplemente mostrando que Júpiter se había vuelto estacionario en
sus movimientos a través de las estrellas fijas en el momento en que llegó a su cenit sobre Belén.

Retrogradación de los planetas.
El Sol y la Luna parecen moverse de una forma más o menos regular, a lo largo del espacio, avanzando
siempre de este a oeste, pero hay cinco planetas que viajan de una forma más irregular. Así estos cinco se
desplazan a lo largo del espacio de oeste a este, aunque dicho movimiento se ve interrumpido durante breves
intervalos por un movimiento retrógrado de Este a Oeste.
El retroceso va precedido de una pérdida en la velocidad de avance hasta pararse; luego, retrocede hasta
alcanzar otra vez una posición estacionaria y reemprende el movimiento normal de oeste a este.
Fuente: Wikipedia.

Hanukka la época de la llegada de los sabios a Belem.
Como ya vimos, después de la “masificación” de planetas el día 25-26 de Agosto del año 2 AEC,
Júpiter continuó con su trayectoria hacia Virgo.
En Dic 21-22, Júpiter se detuvo en Virgo.
Ese día, el "Rey, planeta" detuvo su movimiento lateral a través de las estrellas y permaneció
inmóvil durante unos seis u ocho días (Dic 20-28).
Para un observador en la Tierra, pareció completamente inmóvil en medio de Virgo. Esto habría
parecido significativo a los astrólogos.
Aunque este período no tiene nada que ver con el verdadero nacimiento de Yeshua, fue el
momento en que los sabios presentaron sus regalos a Yeshua.
Remarcablemente, este fue un período de gran fiesta en todo el territorio de la nación judía. Era la
época para la fiesta de Hanukka. Esta fue una fiesta de los judíos mencionada en el llamado
Nuevo Testamento como "la fiesta de la Dedicación."
En ese año Hanukka se celebró del 22-29 de Dic 2 AEC.
De Sep del año 3 AEC a Diciembre del año 2 AEC, Yeshua tendría entonces ya aproximadamente
15 meses de edad (1 año y 3 meses).
Semanas después de Hanukka del año 2 AEC, en Enero 9 del año 1 AEC, ocurrió un eclipse total
lunar; 17 días después, Herodes muere el 26 de Enero del año 1 AEC.

Centro de Estudios Fe Bíblica.
G. Corpus

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful