Está en la página 1de 3

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

,

de octubre de 2014

A los legisladores
de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

De mi mayor consideración,
Tengo el agrado de dirigirme a ustedes, en mi carácter de apoderada de la Asociación
Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), en ocasión del tratamiento que recibirá, en los
próximos días, el proyecto de presupuesto presentado por el Poder Ejecutivo.
ACIJ es una asociación civil dedicada a la defensa de los derechos de los grupos más
desfavorecidos de la sociedad y el fortalecimiento de la democracia, que en el año 2006
promovió una acción de amparo para obligar al Gobierno de la Ciudad a asegurar vacantes
escolares en las escuelas de nivel inicial (exp. 23.360, JCAyT nº 3).
A raíz de eso, en febrero de 2011 se firmó un acuerdo mediante el cual el Gobierno se
comprometió a absorber la demanda de vacantes insatisfechas y a prever en el proyecto de ley
de presupuesto que remita a la Legislatura cada año las partidas necesarias a ese fin. En el
convenio, se previó para ello un plan de obras cuya fecha de finalización no podía exceder el
final del año 2012.
Sin embargo, aún hoy se calcula que los niños y niñas que quieren asistir a una escuela de
gestión pública de la Ciudad del nivel inicial y no pueden hacerlo por falta de vacantes, son
entre 4200 y 9000, según distintas estimaciones. Adjuntamos a este escrito una copia de la
información presentada por el Gobierno de la Ciudad en el expediente al que nos referimos

antes, de acuerdo con la cual en marzo de 2014 había más de 4100 niños y niñas en lista de
espera en el nivel inicial1.
Esta problemática y su importancia se han transformado en un hecho notorio, más que
nada a partir del comienzo del año lectivo del año 2014, cuando prácticamente todos los
medios de comunicación hicieron eco de este reclamo.
Sin embargo, en los proyectos elaborados por el Poder Ejecutivo (concretamente, en el
Plan Plurianual de Inversiones públicas 2015-2017) que pudimos observar, no se prevén
partidas suficientes -destinadas específicamente a estos fines- para afrontar la falta de vacantes
en el nivel inicial, y ni siquiera para dar cumplimiento con el plan de obras que se presentó
junto con el acuerdo al que no referimos.
Decimos que estas previsiones son insuficientes, ya que si en dicho plan se observan el
Programa “Infraestructura Escolar” y el Proyecto de “Obras Nuevas, Ampliaciones” (de
donde potencialmente podrían surgir una ampliación de vacantes escolares), puede verse que
figuran solo figuran catorce obras. Pero solo cuatro de ellas, en el mejor de los casos, podrían
generar vacantes en el nivel inicial.
Esto es así porque después de contactarnos con las respectivas escuelas y visitar sus
sitios web, identificamos que las restantes (once) obras corresponden a escuelas en las que no
funciona ninguna sala correspondiente a dicho nivel. Para mayor claridad, acompañamos
una copia simple de la parte pertinente del Plan Plurianual de Inversiones.
Esta omisión viola, además del compromiso suscripto por el Gobierno de la Ciudad, las
cláusulas constitucionales que obligan a asegurar y financiar la educación pública en todos los
niveles y modalidades, a partir de los cuarenta y cinco días de vida (artículo 24 de la
Constitución).

1

Sin embargo, existen imprecisiones en torno a cuál sería la cifra exacta de vacantes faltantes. Por ejemplo,
para la misma fecha, el Ministro Esteban Bullrich reconoció que ese número sería de cerca de 9000 (ver
http://www.lanacion.com.ar/1661361-macri-inaugurara-16-escuelas-para-responder-a-la-falta-de-vacantes)

Por eso, solicitamos a los señores legisladores que, a la hora de aprobar la Ley de
Presupuesto para el ejercicio 2015, incluyan las previsiones necesarias y suficientemente
desagregadas para dar cumplimiento con los deberes antes referenciados y, básicamente, con el
derecho de todos los niños y niñas a la educación.
Sin otro particular, los saluda muy atentamente,