Está en la página 1de 18

Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal

Sistema de Información Científica

Fernando Leal Carretero
¿Qué es crítico? Apuntes para la historia de un término
Revista Mexicana de Investigación Educativa, vol. 8, núm. 17, enero-abril, 2003
Consejo Mexicano de Investigación Educativa, A.C.
México
Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=14001714

Revista Mexicana de Investigación Educativa,
ISSN (Versión impresa): 1405-6666
revista@comie.org.mx
Consejo Mexicano de Investigación Educativa,
A.C.
México

¿Cómo citar?

Fascículo completo

Más información del artículo

Página de la revista

www.redalyc.org
Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto

8. y eso óaclarar el concepto de ëcrÌticoí y ëcrÌticaíó parece un prolegÛmeno necesario a cualquier ërenovaciÛní del pensamiento ëcrÌticoí que se quisiese intentar. y nada se ërenuevaí volviendo a lo ëviejoí y dirigendo la mirada al pasado. planta baja. e incluso paradÛjico (es decir. siempre ha contribuido a aclararlo. 245-261 øQuÈ es crÌtico? Apuntes para la historia de un tÈrmino FERNANDO LEAL CARRETERO* Denn eben. Y si no tengo razÛn. n˙m. T odo mundo habla de ëpensamiento crÌticoí y aun se ha sugerido la necesidad de una ërenovaciÛn del pensamiento crÌticoí.leal@prodigy. Liceo n˙m.1 Sin embargo. al menos me queda el consuelo de que recapitular la historia de un concepto.net.mx Revista Mexicana de InvestigaciÛn Educativa 245 . kritikÈ). Si en este punto tengo razÛn. 17 øQuÈ es crÌtico? Apuntes para la historia de un tÈrmino pp. por cierto en mi opiniÛn.APORTE DE DISCUSI”N Revista Mexicana de InvestigaciÛn Educativa enero-abril 2003. Da stellt ein Wort zur rechten Zeit sich ein. asÌ como del tÈrmino ëcrÌticoí (kritikÛs). CP: 44100. en mi experiencia. eran muy claros y brillantes. o m·s exactamente: del tÈrmino ëcrÌticaí (krÌsis. Guadalajara. serÌa conveniente advertir ya aquÌ que me propongo mostrar que existen al menos seis conceptos distintos asociados con el * Profesor-investigador del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara. el concepto de ëcrÌticoí y ëcrÌticaí ha quedado ya muy oscurecido y desgastado por el uso. Jalisco. entonces ocurrirÌa algo muy curioso. 210. CE: f. Pero antes de entrar en la historia del concepto. vol. y por ello se me ocurre pensar que tal vez la ërenovaciÛní que se busca deberÌa comenzar por reflexionar sobre esa historia de oscurecimiento y desgaste a partir de los sentidos originales los cuales. contrario a la opiniÛn com˙n y el sentir popular): que las cosas se ërenuevaní cuando se vuelve a lo ëviejoí. wo Begriffe fehlen.

kritikÈ. grammatikoÌ. un ëdiscernidorí. El concepto cl·sico: la crÌtica como erudiciÛn No es totalmente claro cu·ndo exactamente aparecen los tÈrminos griegos krÌsis. cosa que tambiÈn es usual en la historia de las ideas. es decir a la capacidad. los tres significados tÈcnicos siguen siendo muy importantes y ˙tiles para las ciencias sociales. cultivada a lo largo de muchos aÒos y con un esfuerzo considerable. 246 Consejo Mexicano de InvestigaciÛn Educativa . ëcrÌticaí naciÛ hace m·s de dos milenios a partir de preocupaciones intelectuales especÌficas. Finalmente. kritikÛs por vez primera en el sentido de una disciplina particular. La disciplina como tal ñes decir. por un lado. Pero vayamos por partes. los tres significados vulgares han causado y siguen causando dificultades y provocando malentendidos innecesarios tanto en la investigaciÛn como en la docencia de esas ciencias. el concepto de tal disciplinañ se remonta a la edad de oro de Atenas. Sin embargo. mientras que. un ëdiscriminadorí. ya que. con el tiempo esos dos conceptos modernos (esos dos nuevos significados tÈcnicos del tÈrmino ëcrÌticaí) se fueron divulgando y popularizando. La persona que de tal manera se cultiva es un ëcrÌticoí (kritikÛs).LEAL CARRETERO F tÈrmino. el tÈrmino adquiriÛ eventualmente nuevos significados. de distinguir (krÌnein) los autores que escriben y piensan bien de los que escriben y piensan menos bien. kritikoÌ.2 Se trata de la disciplina y formaciÛn por la cual se llega al discernimiento (krÌsis) de los buenos autores y los buenos libros. Hasta donde acierto a analizar las cosas. Como en el caso de muchos otros tÈrminos. esos conceptos vulgares. a quienes siguen despuÈs se llamar·n y ser·n llamados philÛlogoi. igualmente tÈcnicos. Ese concepto cristaliza completamente en la obra de AristÛteles. por otro lado. al hilo de nuevas preocupaciones intelectuales. AsÌ nacieron los dos grandes conceptos modernos de ëcrÌticaí hace tres o cuatro siglos. La cosa es complicada. Lo cierto es que el concepto es anterior al tÈrmino. sino justamente vulgares y populares. son al menos tres. Podemos entonces hablar aquÌ del concepto cl·sico de ëcrÌticaí. dando entonces lugar a otros significados no tÈcnicos. pero creo que vale la pena meterse en esas complicaciones. es decir un ëdistinguidorí. de uso corriente hoy dÌa. como ocurre con tanta frecuencia. dictado por esas preocupaciones. en el siglo V antes de nuestra era. y tenÌa un significado tÈcnico bastante preciso.

los hacen incomprensibles. Los textos son productos ling¸Ìsticos que fijan un estado de la lengua. los textos se van volviendo incomprensibles: los cambios en la pronunciaciÛn. en la manera de titularlos o no titularlos. las met·foras. Revista Mexicana de InvestigaciÛn Educativa 247 . libros. de la grandeza intelectual del mundo grecorromano. pero que conserva un recuerdo p·lido y fugaz. El proceso contin˙a hasta nuestros dÌas. debido sobre todo al mayor cataclismo que conoce nuestra tradiciÛn: la caÌda del Imperio Romano. las ediciones. y en su centro sigue estando la crÌtica en el sentido original del tÈrmino. Pero la lengua se transforma a lo largo del tiempo. pero que se va coronando de Èxito a lo largo de la Alta Edad Media. f·cil de entender. las copias. ha tenido una historia accidentada. La Europa que surge de las cenizas de este cataclismo es una Europa inicialmente b·rbara. los giros. el Renacimiento y finalmente la Modernidad. copias y ediciones se van transmitiendo a la posteridad. øCÛmo se logra ser crÌtico en ese sentido original? A travÈs del conocimiento amplio y profundo de la historia de los autores. Por ello. de una manera u otra. bastar· que abra el Cantar de MÌo Cid para cerciorarse de que no puede entender un texto que conserva el estado que el espaÒol guardaba hace siete siglos.øQuÈ es crÌtico? Apuntes para la historia de un tÈrmino La disciplina de la ëcrÌticaí. espero. en las im·genes. Semejante recuerdo lleva a los primeros europeos a intentar recobrar el grandioso legado de ese mundo. el sistema de pensamiento de su autor. El trabajo de conservar. del ëdiscernimientoí. etcÈtera. se reclaman de un com˙n origen. las alturas poÈticas que alcanza. si se prefiere. el significado de los vocablos. mientras que los textos siguen habl·ndonos en el tono y la tesitura del estado anterior. inici·ndose un proceso muy largo. los libros. etcÈtera. en la construcciÛn de frases y oraciones. en la manera de comenzar y terminar un texto. el vocabulario. øPor quÈ surge la crÌtica en este sentido original? La razÛn es sencilla y. pero obsesivo e insoslayable. Cualquiera buena ediciÛn del MÌo Cid tiene que ser una ediciÛn ëcrÌticaí en este sentido: una ediciÛn que nos enseÒe a leer correctamente ese texto. Si alg˙n lector lo dudare. las tradiciones intelectuales de todas aquellas culturas que. a apreciar sus bellezas y bondades. y las ideas y sistemas de pensamiento que en esos autores. las estructuras sint·cticas antiguas. se van conservando en la memoria colectiva y van impulsando la tradiciÛn intelectual de una cultura o.

econÛmico. una pregunta de hace dos siglos o cinco siglos o veinticinco siglos con un concepto. Sin esa capacidad y esa dedicaciÛn no hay crÌtica posible. los autores. un tema. social. - busca leer los originales en las mejores ediciones que puede conseguir. - compara interpretaciones posibles. por supuesto. las ideas. - salta las barreras que se han establecido entre las disciplinas por criterios administrativos o burocr·ticos. polÌtico. - no se contenta con repetir los autores de moda. en el trabajo humilde y constante del lector que: - trata de comprender el inmenso cat·logo de obras que se han producido en la tradiciÛn cultural a la que pertenecemos. tema o pregunta que nos inquieta ahora. 248 Consejo Mexicano de InvestigaciÛn Educativa . - busca establecer las cuestiones y problemas de que el autor en su momento partiÛ. Si se propone ócomo se ha hecho recientemente (ver nota 1)ó una renovaciÛn del pensamiento crÌtico en las ciencias sociales en AmÈrica Latina. - busca situar a un autor en su contexto cultural. - explora la historia de las ideas y las palabras. yo dirÌa: hay que comenzar aquÌ. difÌcil y humilde: supone en el crÌtico la capacidad de declararse pequeÒo y dÈbil ante la acumulada fuerza y grandeza de una tradiciÛn que abarca muchos siglos y paÌses. siempre ajenos al espÌritu de investigaciÛn. Y sin crÌtica en este sentido prÌstino no hay comprensiÛn de los textos. - no se contenta con leer la lista de artÌculos m·s recientes o que se ofrece en un seminario. intelectual. va aumentando con el paso de los aÒosó es arduo. acadÈmico. - no confunde un concepto. - intenta de verdad entender lo que un autor quiso decir antes de atreverse a dar su opiniÛn personal. pedagÛgico.LEAL CARRETERO F mantener y profundizar la comprensiÛn de ese legado óun legado que. - no se satisface con la primera interpretaciÛn que se le ocurre. polÈmico.

Pero les pido a los lectores que no confundan el significado vulgar de los tÈrminos ëerudiciÛní y ëeruditoí con los que aquÌ asigno. entonces la falta de cultivo del pensamiento crÌtico en este sentido original es grave e. Y si tengo razÛn al pensar que los conceptos modernos que se han elaborado a partir del concepto cl·sico descansan sobre Èste. dado que la palabra latina eruditio designa justamente el proceso de cultivo por el cual abandona una persona su estado de ruda y primitiva ignorancia adentr·ndose en la gran conversaciÛn de la humanidad que est· depositada en los documentos de una tradiciÛn cultural. se trata de un c˙mulo de virtudes de difÌcil adquisiciÛn y m·s difÌcil cultivo.øQuÈ es crÌtico? Apuntes para la historia de un tÈrmino - no cae en la arrogante y est˙pida tentaciÛn de declarar autores e ideas como ësuperadosí o ëatrasadosí sÛlo porque son antiguos o no comparten los prejuicios al uso. Pero. incluso. øcu·les son esos dos sentidos modernos del tÈrmino ëcrÌticoí?. entonces debo constatar con tristeza que esas virtudes no son comunes en las ciencias sociales en AmÈrica Latina. Como puede verse por esa lista incompleta. A fin de tener una etiqueta cÛmoda de referencia. incluso me atreverÌa a decir que no son parte integral de los estilos polÈmicos o pedagÛgicos al uso. Ahora bien: si mi experiencia en seminarios y congresos es representativa. øquÈ es crÌtico en la tradiciÛn europeo-occidental que asociamos a la modernidad? El primer concepto moderno: la crÌtica como ciencia Al igual que el concepto griego de crÌtica. los conceptos modernos anteceden con mucho a la apariciÛn del tÈrmino al que se asocian. podrÌa ser la razÛn profunda por la que se est· aquÌ proclamando la necesidad de una renovaciÛn. pero a diferencia de los tÈrminos griegos. en que no podemos decir con Revista Mexicana de InvestigaciÛn Educativa 249 . y en particular a la lista incompleta pero sugerente de virtudes que acabo de dar. y que se remiten m·s bien a la descripciÛn del concepto cl·sico de ëcrÌticaí que he presentado. propongo llamar a este primer concepto ëcrÌtica como ERUDICI”Ní.

es relativamente f·cil decirlo en el caso de los tÈrminos modernos. zu denen sie unabh‰ngig von aller Erfahrung streben mag. En su primer gran obra. inglÈs o espaÒol. todo ello empero a partir de principios. pero aquÌ impracticable. Consejo Mexicano de InvestigaciÛn Educativa . mithin die Entscheidung der Mˆglichkeit oder Unmˆglichkeit einer Metaphysik ¸berhaupt und die Bestimmung sowohl der Quellen. 250 Pero no entiendo por esta frase una crÌtica de los libros y sistemas. Comencemos con la usurpaciÛn del tÈrmino ëcrÌticaí por Kant.LEAL CARRETERO F seguridad quiÈn los usÛ con el sentido cl·sico. alles aber aus Principien. y la determinaciÛn tanto de sus fuentes como de su extensiÛn y lÌmites. hacer la genealogÌa completa que une a Kant con Marx. publicada en 1781. donde el objeto de la actividad crÌtica no parece ser. Tal vez es este car·cter tardÌo lo que permite la usurpaciÛn de un tÈrmino tan venerable. M·s de alg˙n contempor·neo habr· aguzado las orejas al leer la frase del tÌtulo. que est· proponiendo asociar un nuevo sentido al tÈrmino ëcrÌticaí. Por ello. francÈs. [con otras palabras entiendo por ëcrÌtica de la razÛn puraí] la decisiÛn acerca de la posibilidad o imposibilidad de una metafÌsica como tal. La usurpaciÛn de Kant est· conectada con la de Marx a travÈs de Hegel. o el contenido de un texto o grupo de textos. como en cualquier otro autor europeo de la Època. y serÌa fascinante. Por ello nos hace una advertencia explÌcita. nos topamos en el tÌtulo con una frase muy curiosa (ëcrÌtica de la razÛn puraí). sino una crÌtica de la capacidad misma de razonar con respecto a todos los conocimientos a los que la razÛn aspira independientemente de la experiencia. en todo caso me resulta difÌcil imaginar que eso hubiera podido ocurrir en italiano. el cual es perfectamente consciente de que est· rompiendo con el uso tradicional de la palabra. Los dos grandes usurpadores del tÈrmino ëcrÌticaí son Immanuel Kant (en la CRITIK der reinen Vernunft de 1781) y Karl Marx (en Zur KRITIK der politischen Oekonomie de 1859). als des Umfanges und der Gr‰nzen derselben. un texto o grupo de textos. sondern die des Vernunftvermˆgens ¸berhaupt in Ansehung aller Erkenntnisse. Ambos usos son propios a aquella tradiciÛn cultural que se consolida m·s tardÌamente en la historia intelectual de Europa: la alemana. desde el prefacio concede Kant la innovaciÛn terminolÛgica y se apresura a explicar el nuevo sentido: Ich verstehe aber hierunter nicht eine Critik der B¸cher und Systeme.

Este ˙ltimo tÈrmino designa la actividad crÌtica por excelencia. critisch. Critizismus) podemos ver que el tÈrmino podr· ser nuevo.3 øCu·l es ese procedimiento? Consiste en delimitar (otra vez krÌnein). la frontera entre la crÌtica en su sentido cl·sico y la crÌtica en este sentido moderno es algo borrosa y en todo caso f·cil de franquear. discernir y discriminar. m·s generalmente. pero el concepto. es particularmente importante en este pasaje: corresponde justamente al griego krÌsis. y que el procedimiento debe ser muy distinto. de las capacidades e incapacidades del aparato cognitivo humano. sea que pretendan trabajar en la empresa o que no se interesen por ella. en encontrar y establecer los lÌmites de la razÛn o. anterior de casi dos siglos. el decidir.øQuÈ es crÌtico? Apuntes para la historia de un tÈrmino La palabra Entscheidung. si bien con otros nombres. tanto antes como despuÈs de Kant. Esa ambiciÛn no es de 1781 óno es de finales del siglo XVIIIó sino que la encontramos formulada primeramente en las obras de Francis Bacon y RenÈ Descartes a principios del siglo XVII. entre un pensamiento o un sistema de pensamientos mejor fundado y otro peor. ser· luego elaborada por muchos autores. entre una obra bien escrita y otra menos bien. sino antes bien son caracterÌsticas de la temprana modernidad europea. El objeto de discernimiento revela una ambiciÛn mucho mayor: la de si una empresa intelectual humana caracterÌstica de la tradiciÛn europea óla llamada ëmetafÌsicaíó es en absoluto posible. La gran tarea de encontrar y establecer los lÌmites del aparato cognitivo humano con la que Bacon y Descartes inauguraron la Revista Mexicana de InvestigaciÛn Educativa 251 .4 Una vez que se revela el sentido nuevo que Kant pretende asociar con el tÈrmino ëcrÌticaí (Critik. No est· de m·s recordar que la empresa crÌtica. sÛlo que en Kant ya no ser· decidir entre un buen autor y uno no tan bueno. Dado que esa empresa se ha manifestado en ciertos libros y ciertos autores. preferir·n utilizar la palabra ëcrÌticaí para seguir designando el concepto cl·sico. Esa ambiciÛn.5 Pero sÛlo Kant óy unos pocos pero fieles seguidoresó continuar·n utilizando la palabra ëcrÌticaí para designar esa empresa. Pero Kant ser· muy firme en insistir a sus lectores que no es la lectura de los libros y los autores lo que permitir· decidir la cuestiÛn que le interesa. la ambiciÛn que expresa el tÈrmino. ha tenido una carrera afortunada despuÈs de la muerte de Kant. no lo son. ëdecisiÛní. etcÈtera. El grueso de los autores.

me gustarÌa al menos insistir aquÌ en que esa distinciÛn no es en absoluto idÈntica con la identificaciÛn entre ciencias naturales y ciencias sociales (o humanas). destacan con mucho las ciencias naturales. Puede verse por ello que se trata de una empresa cada vez menos filosÛfica y cada vez m·s cientÌfica. se cultivan sin erudiciÛn. De allÌ que podamos oponer esta concepciÛn moderna a la cl·sica utilizando la etiqueta de ëcrÌtica como CIENCIAí. es decir que descansa sobre los procedimientos usuales de taxonomÌa y modelizaciÛn.LEAL CARRETERO F filosofÌa europea moderna óy a la que Kant bautizÛ como ëcrÌticaíó ha crecido y prosperado bajo diversas etiquetas disciplinares. Y es que la entrada especÌfica de las ciencias sociales 252 Consejo Mexicano de InvestigaciÛn Educativa . y en la lista de disciplinas que he mencionado antes como sucesoras de la empresa original. por ejemplo: ëteorÌa del conocimientoí ëepistemologÌaí ëgnoseologÌaí ëmetodologÌaí ëteorÌa de la cienciaí ëfilosofÌa de la cienciaí ësemiÛtica generalí ëepistemologÌa genÈticaí ësintaxis lÛgicaí ëpsicologÌa cognitivaí ëetologÌa cognitivaí ëcogniciÛn comparadaí ëpsicologÌa de la cienciaí ëciencia cognitivaí ëetnocienciaí ëantropologÌa cognitivaí ëcrÌtica del lenguajeí ëepistemologÌa empÌricaí ëling¸Ìstica cognitivaí ëgram·tica cognitivaí ëinteligencia artificialí ëingenierÌa cognitivaí ëergonomÌa cognitivaí ëpsicologÌa de las destrezasí No que estas etiquetas digan todas exactamente lo mismo óclaramente no lo hacenó y sin embargo todas las disciplinas que nombran persiguen ese fin. al menos en AmÈrica Latina. est· claro que la empresa original desde Bacon y Descartes hasta Kant se parece m·s a una ciencia natural que a una social. Este uso supone una distinciÛn entre erudiciÛn y ciencia que no puedo defender aquÌ por falta de tiempo. Ahora bien: a pesar de que ciencia versus erudiciÛn no es lo mismo que ciencia natural versus ciencia social. aunque no exclusivamente matem·tica. pero que me parece fundamental para entender el desarrollo intelectual de Occidente. Con todo. pero eso tambiÈn es un tema en el que no puedo entrar aquÌ por falta de espacio. TendrÌa mucho m·s que ver con la distinciÛn entre ciencias y humanidades. preferente. si no fuera porque la mayor parte de las humanidades.

He dicho antes que Bacon comparte con Descartes la ambiciÛn de establecer el alcance y los lÌmites del conocimiento humano. nadie puede dudar. hasta Francis Bacon. Nadie que haya leÌdo esta obra. Sin embargo. Esto es patente en varias de sus obras. una vez m·s. los Grundrisse y todavÌa m·s claramente Theorien ¸ber den Mehrwert. puede tener ninguna duda de que ellas contienen an·lisis de textos y autores donde se procura establecer los linajes en la historia de las ideas. discriminar entre los buenos y los malos autores. al igual que el primero. sistematizar los conceptos y argumentos utilizados por cada uno. pues. Se va insinuando poco a poco en un conjunto de autores posteriores a Hegel. de 1620. el conocimiento de los libros y los autores no conduce a nada.6 No en balde estaba Marx formado como filÛlogo. El segundo concepto moderno: la crÌtica como ciencia erudita o erudiciÛn cientÌfica (como ciencia social informada por la erudiciÛn) Como dije antes. el segundo sentido moderno de la palabra ëcrÌticaí. De ella debemos ocuparnos ahora. que retroceder. como es bien sabido. que en estas obras se hace ëcrÌticaí en el sentido m·s cl·sico del tÈrmino. pero el peculiar concepto de ëcrÌticaí no cristaliza realmente hasta 1859. quien incluso propone. en efecto. aparece en el mundo de habla alemana. øEn quÈ consiste la peculiaridad de este nuevo concepto? En que sintetiza el concepto cl·sico ólectura cuidadosa de textos y autoresó con el concepto kantiano óexploraciÛn del alcance y lÌmites de las capacidades cognitivas humanas. Sin embargo. antes es un obst·culo para el avance de la ciencia. parte segunda: Novum organum. Bacon se distingue de Descartes justamente en su actitud frente a la ëcrÌticaí en el sentido cl·sico. Para Descartes. etcÈtera. al igual que Das Kapital. la gigantesca Revista Mexicana de InvestigaciÛn Educativa 253 .øQuÈ es crÌtico? Apuntes para la historia de un tÈrmino en la empresa que Kant llamÛ ëcrÌticaí corresponde a la historia del segundo concepto moderno de ëcrÌticaí. No asÌ para Bacon. con la publicaciÛn de Zur Kritik der politischen Oekonomie de Karl Marx. Hay. aparentemente por vez primera de manera sistem·tica. hay un elemento nuevo y para entenderlo hay que retroceder en el tiempo. pero principalmente en su Instauratio magna.

7 Pero Vico. Todo mundo sabe que de esa nueva empresa intelectual surgir· alguna vez la sociologÌa moderna.LEAL CARRETERO F empresa de una ëhistoria literariaí absolutamente exhaustiva: una historia general de los textos. pero no resulta nada difÌcil reconocer en su visiÛn el primer asomo del segundo concepto moderno de ëcrÌticaí. pues. Por supuesto que Vico no utiliza la palabra ëcrÌticaí. insisto. lejos de despreciar el conocimiento de las cosas antiguas. un autor que escribe al inicio del siglo XVIII. no fue leÌdo durante el siglo XVIII: hay que esperar a que Jules Michelet depuÈs de la RevoluciÛn Francesa traduzca e interprete su ëciencia nuevaí. sin embargo. pero es un seguidor que va mucho m·s lejos y es sin duda incomparablemente m·s profundo y rico que el canciller inglÈs. encontrar un eslabÛn intermedio entre Vico y Marx. autores e ideas de la tradiciÛn europea. sin que se haya logrado darle fin. pero lo que tal vez no se medita siempre suficientemente es que el movimiento 254 Consejo Mexicano de InvestigaciÛn Educativa . hay que recordar que en el contexto de renovado estudio de las antig¸edades europeas se enmarca otra idea de Bacon. tan ambiciosa es la formulaciÛn baconiana. sino que hay que inyectarlas con el espÌritu de la ciencia moderna. Pero aÒade que no se puede dejar ese conocimiento en las manos de los puros eruditos. En ese ejÈrcito de estudiosos destaca. En esta empresa trabajar· durante los siguientes siglos un verdadero ejÈrcito de estudiosos. o a˙n mejor: una historia total a la luz de lo que ha sido escrito. aquella idea a la que Voltaire asociarÌa despuÈs la frase ëfilosofÌa de la historiaí. No en balde se proclama Vico seguidor puntual de Sir Francis Bacon. es decir el estudio de las etapas y progresos de la ciencia y la razÛn humanas.8 Si queremos. considera que hay que partir de un conocimiento minucioso de ellas. La famosa ëciencia nuevaí que Vico presenta por vez primera en 1725 (el tÌtulo nos recuerda las dos ëciencias nuevasí que Galileo presentÛ en 1637) nos propone justamente una sÌntesis de erudiciÛn y ciencia en la cual la exploraciÛn del alcance y los lÌmites del conocimiento humano (la empresa cartesiana) descansa sobre el estudio de los libros y autores antiguos (la crÌtica cl·sica). Este extraordinario pensador propondr· desde N·poles la fÛrmula anticartesiana de un tipo de investigaciÛn que. pero que debido a su aislamiento geogr·fico pasar· desapercibido por la mayorÌa de los contempor·neos: Giambattista Vico.

el conocimiento y la razÛn est·n determinados por las circunstancias materiales. por ejemplo Henry Sumner Maine. de las clasificaciones y explicaciones que en nuestras ciencias damos de los fenÛmenos. encontramos muchos autores que han sabido juntar ócomo Marx. Diderot. aunque a veces contra Marxó la erudiciÛn con la ciencia social. finalmente la psicologÌa social y la antropologÌa. Georges DumÈzil. al menos desde Montesquieu. sociales. James George Frazer. que en eso era discÌpulo de Kant tanto como de Darwinó sino tambiÈn est·n determinados por la clase de sociedad a la que pertenecemos. Inglaterra. En este grande y magnÌfico desfile que llena el periodo de 1750 a 1950. y con ello el linaje del segundo concepto de ëcrÌticaí. no est·n solamente determinados por la gÈnesis y estructura naturales de las que partimos y que son un producto de la evoluciÛn ótodo ello era aceptado por Marx. econÛmica y tecnolÛgica de la humanidad. Georg Simmel. Tocqueville. Voltaire y tantos otros materialistas que comienzan a proliferar en Escocia. por citar solamente los m·s grandes. Vilfredo Pareto. Considerando a Montesquieu. Marx y finalmente los sociÛlogos cl·sicos est· marcado por una idea que. Francia y Alemania. Fernand Braudel. øCu·l es entonces el elemento nuevo en el concepto que inaugura Vico y que Marx introduce como un nuevo significado para el viejo y cansado tÈrmino de ëcrÌticaí? Se trata justamente de la idea de que el alcance y lÌmites del entendimiento y la razÛn humanas. …mile Benveniste. econÛmicas y tecnolÛgicas en que surge. social. øCÛmo podrÌamos etiquetar a este concepto para distinguirlo tanto de la crÌtica como erudiciÛn cuanto de la crÌtica como ciencia? Me parece que lo mejor es recordar la fÛrmula de Vico y hablar de la crÌtica como ciencia erudita o erudiciÛn cientÌfica. en una palabra: del conocimiento de que somos capaces. Max Weber. podemos encontrar el linaje de Marx. no deja de agitar los espÌritus europeos: que el pensamiento. Pero el surgimiento de esta crÌtica va acompaÒada del nacimiento mismo de las ciencias sociales: primero la economÌa. con otras palabras: que no hay una historia de las ideas independientemente de la historia material.øQuÈ es crÌtico? Apuntes para la historia de un tÈrmino intelectual entero que nos lleva de Bacon a travÈs de Voltaire hasta Comte. por Revista Mexicana de InvestigaciÛn Educativa 255 . luego la sociologÌa.

es decir el PENSAMIENTO CRÕTICO en su sentido m·s amplio. por el lugar que en todas esas relaciones ocupamos: estos modos de determinaciÛn sociales resultan tan importantes como los modos de determinaciÛn naturales y es igualmente urgente estudiarlos e investigarlos.LEAL CARRETERO F el nivel tecnolÛgico que alcanzamos. En esta sÌntesis se aÒaden. las que las ënuevas cienciasí sociales van aportando al arsenal del investigador. para los efectos de este texto creo que no importa mucho que la versiÛn cartesiano-kantiana se incline m·s por un cierto naturalismo biolÛgico-psicolÛgico. mientras que la versiÛn viquiano-marxista se incline m·s por un cierto materialismo econÛmico-tecnolÛgico. Aunque la cuestiÛn de la diferencia entre los dos conceptos modernos de ëcrÌticaí es fascinante y aun dirÌa inquietante. Lo importante es que la gran empresa de explorar el alcance y lÌmites del conocimiento humano. Pero la realidad es otra: las ciencias sociales en AmÈrica Latina son vÌctimas de la inevitable vulgarizaciÛn y popularizaciÛn que afecta al concepto de ëcrÌticaí de la misma manera en que afecta la mayorÌa de los conceptos que surgieron originalmente de preocupaciones intelectuales especÌficas que tienen escasa relaciÛn con las necesidades cotidianas. m·s generalmente. unido a la cuidadosa lectura de los textos que forman nuestra tradiciÛn. 256 Consejo Mexicano de InvestigaciÛn Educativa . insisto. Montesquieu y otros ilustrados como. consigue sintetizar el concepto cl·sico de ëcrÌticaí óla lectura cuidadosa y disciplinada que nos lleva al discernimiento entre las ideas mejores y las peoresó y el concepto cartesiano-kantiano de ëcrÌticaí óla exploraciÛn del alcance y lÌmites del conocimiento humano. rico y profundo constituye una herramienta magnÌfica y que conviene cultivar. por la estructura del sistema industrial y comercial en que nos desenvolvemos. La crÌtica en este sentido. Tres conceptos vulgares de ëcrÌticaí Espero haber mostrado en la apretada disquisiciÛn anterior que la reconceptualizaciÛn del concepto cl·sico de ëcrÌticaí en la Europa moderna ha resultado sumamente fÈrtil. como he dicho. tanto las ideas de Vico.

esa rebeldÌa no constituye autoridad ninguna. De ahÌ que la ëcrÌticaí en ese sentido de rebeldÌa no es muchas veces culpa de los estudiantes. etcÈtera. Pero hablar mal de alguien y compararlo con otra persona que en nuestra opiniÛn es buena o al menos mejor. Esta disciplina requiere de muchas lecturas y muchos conocimientos ling¸Ìsticos. cuando lean a un autor. las de los adultos. y no se puede enfatizar suficientemente este ësin embargoí. Y vemos con gran frecuencia en nuestros estudiantes la tendencia a ëcriticarí a los autores y textos que leen. es caracterÌstico de nuestra Època el que nos sintamos obligados a estimularlos por ese camino de rebeldÌa. Tal rebeldÌa es necesaria e inevitable óparte de su lenta y dolorosa integraciÛn a una sociedad y cultura. quienes no dejan nunca de recomendarles que. La ëcrÌticaí en este segundo sentido vulgar no es sino una forma de la rebeldÌa juvenil. nos parece en la vida diaria algo que todos podemos hacer. filosÛficos. sin embargo. Espero que aprecien la diferencia entre ser ëcrÌticoí en el sentido cl·sico y ëcrÌticoí o ëcriticÛní en el sentido cotidiano. que no han creado y que no consiguen comprenderó y ciertamente no est· exenta de utilidad óøde dÛnde vendrÌan los cambios si no de esa rebeldÌa? Sin embargo. Como los estudiantes por definiciÛn no saben nada óy aun: no saben que no saben nadaó esta recomendaciÛn magisterial Revista Mexicana de InvestigaciÛn Educativa 257 . Ahora bien: aparte de la natural inclinaciÛn de los jÛvenes a rebelarse contra lo establecido. el que primero oÌmos. He dicho antes que la ëcrÌticaí en su sentido cl·sico nos enseÒa a apreciar a los buenos autores y las buenas obras y a distinguirlas de las menos buenas. sino de sus maestros. en el mismo sentido que ëcriticaní la sociedad y las costumbres. de ëcrÌticaí corresponde al de ëcriticarí como hablar mal de alguien o de algo. sean ëcrÌticosí y ejerzan la ëcrÌticaí. se extiende f·cilmente a la academia. el concepto m·s cotidiano. por cuanto se basa en no saber ni entender gran cosa. Este uso cotidiano. Los ëcriticaní exactamente en el mismo sentido que ëcriticaní a sus amigos y familares. Nada m·s alejado del espÌritu cl·sico de la ëcrÌticaí. histÛricos. retÛricos. encontrarle defectos reales o imaginarios que lo hagan desmerecer a los ojos de los dem·s. es decir: en la feliz ignorancia (sancta simplicitas) que es propia de la juventud.øQuÈ es crÌtico? Apuntes para la historia de un tÈrmino AsÌ. No cualquiera puede aspirar a ella.

de hecho. deben ellos en primer lugar. No se trata de que entiendan el texto.10 Ambos sentidos acadÈmicos de ëcrÌticaí. porque me parece un ejercicio in˙til. a que formulen opiniones y juicios que no importa que estÈn mal informados toda vez que sean opiniones y juicios de izquierda. dado un texto o un autor. se trata de mostrar que ese texto o ese autor son un producto de una supuesta ortodoxia de derecha. Su origen es 258 Consejo Mexicano de InvestigaciÛn Educativa . a las ciencias sociales. de entrada. Sin embargo. No me parece demasiado exagerado decir que este tercer concepto vulgar se reduce a que. cuando lean a un autor. Con ello se pierde. Como tales son un producto muy reciente de la cultura universitaria. Lo importante aquÌ es constatar que este tercer concepto vulgar asociado con el tÈrmino ëcrÌticaí es un concepto ideologizado y politizado. Siendo estudiantes. se considera que es muy importante fomentar en el estudiante esa disposiciÛn de juzgar sobre lo que no saben y lo que apenas entienden. en grandes porciones de la academia. sino de opinar y juzgar antes e independientemente de tratar de entenderlos. a la cual hay que oponer una ëcrÌticaí invariablemente de izquierda. me parece que cuando los maestros ëcrÌticosí invitan a sus alumnos a que sean ëcrÌticosí los invitan. en realidad. con lo que el juicio sobre la verdad o falsedad de lo dicho en el texto tendr· muy poco o ning˙n valor. øde dÛnde viene tal sentimiento de obligaciÛn? Pues bien. la opiniÛn sobre si el autor dice algo correcto o incorrecto estar· necesariamente muy poco informada o muy mal informada. y es uno de los factores que contribuyen m·s a crear el mal h·bito de no tratar de entender a los autores. tratar de dar una opiniÛn propia. A mÌ esto me parece una actitud tÌpicamente pseudo-pedagÛgica. la imparcialidad propia del crÌtico en su capacidad de juez. uno para los maestros y el otro para sus alumnos. sino de que digan si les parece que el autor dice algo que es correcto o incorrecto. No quiero ahora detenerme en el significado de estos tÈrminos. describen una actitud lamentablemente asociada.LEAL CARRETERO F equivale a decirles que. semejante h·bito es exactamente lo contrario de la ëcrÌticaí en el sentido m·s antiguo y venerable. ëderechaí e ëizquierdaí. Y.9 Pero si los maestros se sienten obligados a estimular de esa manera actitudes de ignorante rebeldÌa. si no es que incluso simplemente demagÛgica. Como hemos visto. yo pienso que viene a su vez de un tercer concepto vulgar de crÌtica.

El presente artÌculo es una versiÛn corregida y aumentada de la conferencia que dictÈ en la sesiÛn de clausura. Si esta publicaciÛn logra incitar al di·logo. y eso de la ˙nica manera posible: luchando al mismo tiempo por el cultivo de las disciplinas asociadas tanto al concepto cl·sico de ëcrÌticaí como a los conceptos modernos.. para su recta comprensiÛn. A pesar de haber sido parte de un panel de cinco conferenciantes en aquella ocasiÛn. insisto.øQuÈ es crÌtico? Apuntes para la historia de un tÈrmino claro: el uso que del tÈrmino ëcrÌticaí hizo en su momento Karl Marx. por ejemplo. Creo haber mostrado que en Marx el verdadero sentido del tÈrmino es muy distinto de este concepto vulgar. el propÛsito de publicarlo se habr· cumplido. Pero eso es lo que parece que estamos enseÒando a los estudiantes. Revista Mexicana de InvestigaciÛn Educativa 259 . del concepto cl·sico de crÌtica como erudiciÛn tanto como del concepto moderno de crÌtica como ciencia. y que depende. 21-24 de noviembre de 2001). Notas 1 AsÌ. y que era claro que habÌa desacuerdos importantes entre nosotros. aquÈl. la XX Asamblea General de CLACSO y II Conferencia Latinoamericana y CaribeÒa de Ciencias Sociales se llevÛ a cabo bajo el tÌtulo ìPor una renovaciÛn del pensamiento crÌtico en AmÈrica Latina y el Caribeî (Guadalajara. øQueremos renovar el pensamiento crÌtico en las ciencias sociales? Pues entonces luchemos contra los conceptos vulgares y cotidianos. De allÌ que me haya parecido oportuno buscar un medio de reiterar mis puntos de vista. no hubo debate alguno. El concepto magisterial de ëcrÌticaí es una vulgarizaciÛn inaceptable de un concepto realmente interesante y muy ˙til para las ciencias sociales. Reducir esto a opiniones mal informadas pero que sean vagamente ëde izquierdaí es una demostraciÛn m·s de la verdad del apotegma de Voltaire seg˙n el cual de lo sublime a lo ridÌculo sÛlo hay un paso. Jal. øEstamos descontentos con la situaciÛn de las ciencias sociales? Pues resulta que sÛlo estamos cosechando lo que hemos sembrado. en que se trata de explorar el alcance y lÌmites del conocimiento humano al hilo de una lectura disciplinada de los textos y autores de una tradiciÛn con una continua referencia a las circunstancias histÛricas (todas las circunstancias histÛricas) en que los autores escribieron los textos.

Nicolas Malebranche. ëestudiosos de las letrasí (ëletradosí). que ha causado tanto enredo mental. aunque de manera bastante m·s confusa. George Berkeley. Auguste Comte. La CrÌtica de la razÛn pura se ocupa especialmente de esa capacidad. el caso en cuestiÛn es el del alcance y lÌmites de las capacidades cognitivas humanas. axiomas e ideales que de manera explÌcita o implÌcita son invocadas por los metafÌsicos y cientÌficos. memoria. pero sin dejar de lado las otras: entendimiento. Si se toma todo eso en serio. VÈase Rudolf Pfeiffer. de esa curiosa y popular frase. pero ha perdido casi toda su fuerza en su amigo y perseguidor Theodor W. Dugald Stewart. A history of classical scholarship. Maine de Biran. 5 Entre los autores m·s notables se cuentan: Thomas Hobbes. Immanuel Kant. Etienne de Condillac. y en particular del juez. David Hume. Jakob Friedrich Fries. a una sola de las capacidades o facultades cognitivas humanas. Gottfried Wilhelm Leibnitz. la lÛgica. Un 260 Consejo Mexicano de InvestigaciÛn Educativa . Hermann von Helmholtz. ëteorÌa crÌticaí. 1950. la poÈtica y la lexicografÌa) incorporadas a la pr·ctica interpretativa (hermÈneia. imaginaciÛn. responsable. John Locke. la visiÛn que tiene Kant depende completamente de la met·fora del jurisconsulto. Resumiendo: la crÌtica antigua es una de las disciplinas (junto con la retÛrica. que debe discernir el contenido de la ëleyí y su aplicabilidad al caso en cuestiÛn. 6 Este componente cl·sico de la ëcrÌticaí de Marx est· todavÌa presente. analogÌas. Adorno. se ver· que la crÌtica de la razÛn que busca Kant es un hijo legÌtimo de la gran tradiciÛn crÌtica europea que arranca del mundo antiguo. sÛlo que mostrarlo rebasarÌa los lÌmites de este breve artÌculo. hermeneutikÈ) de los textos cl·sicos. ëdiscernidoresí (ëdiscretosí). Oxford University Press. respectivamente: ëamantes de los textosí (o ëde los librosí). Baruch Spinoza. Giambattista Vico. entre dichos textos se encuentran primordialmente las leyes. postulados. discernimiento. Adam Smith. la ëleyí cuya aplicabilidad debemos discernir es el conjunto de reglas. principios. 3 En realidad. junto con Max Horkheimer. 4 El tÈrmino Vernunft o ërazÛní se refiere en Kant y m·s generalmente en la tradiciÛn europea. Destutt de Tracy.LEAL CARRETERO F 2 Es decir. en Walter Benjamin. voluntad. la jurisprudencia es en buena medida un arte interpretativo de las leyes que utiliza la crÌtica. sensibilidad. el procedimiento no es completamente distinto. Thomas Reid. la gram·tica.

Pero este tema rebasa los lÌmites que me he trazado aquÌ). 1725. Pero en mi opiniÛn los derechos no se tienen. serÌa interesante meditar por quÈ nos parece tan necesaria una renovaciÛn del pensamiento crÌtico. m·s contundentemente en la ediciÛn de 1744. 1•. (Por lo dem·s. 10 La met·fora favorita de Kant para su empresa crÌtica es justamente la del juez (vÈase nota 3). No en balde se considera a Michelet el padre de la nouvelle histoire. Michelet. Recordemos que ëfilosofÌaí era equivalente a ëcienciaí y ëfilologÌaí a ëcrÌticaí en el sentido erudito. La conexiÛn es profunda. 1827. se ganan. la disciplina y el cultivo de la ëcrÌticaí. 7 Utilizando el vocabulario de la Època. The reckless mind: intellectuals in politics. 8 G. Nueva York. Pero no hay peor juez que el que. cap. una vez m·s a la sÌntesis de erudiciÛn y ciencia). es parcial. axioma X). en clave contempor·nea. esa interesante sÌntesis de historia econÛmica e historia de las mentalidades (que corresponde. N·poles. Principes de la philosophie de líhistoire. secciÛn VI. aparte de mal informado. Revista Mexicana de InvestigaciÛn Educativa 261 . 9 Alguien podrÌa decir que todo mundo tiene derecho a ëcriticarí. esp.øQuÈ es crÌtico? Apuntes para la historia de un tÈrmino ensayo reciente que comienza a aclarar las cosas es Mark Lilla. Vico habla de una sÌntesis de ëfilologÌaí y ëfilosofÌaí (cf. 2001. El derecho a ëcriticarí se gana con el esfuerzo. ParÌs. Principj di una scienza nuova. Vico. traduits de la SCIENZA NUOVA et prÈcÈdÈs díun discours sur le systËme et la vie de líauteur par J. mientras que dudarÌamos antes de fomentar una renovaciÛn del pensamiento judicial.