Las grandes estructuras de la

música
Adolfo Salazar
Índice
Las grandes estructuras de la música
o Primera parte
 La música en el templo
o Segunda parte
 La música en la escena
o Tercera parte
 La música en el pueblo
 Apéndice
Nota sobre los límites y contenidos del Folkore
Las grandes estructuras de la música
Adolfo Salazar
!"#
Primera edici$n% &'()
*ueda +ec+o el dep$sito ,ue
marca la ley- .opyrig+t by
La Casa de España en México.
"mpreso y +ec+o en /é0ico
Printed and made in /e0ico
por
F1N21 23 .4LT45A 3.1N6/".A
A7- /adero% 89
!""#
!"""#
A 2aniel .osío !illegas
":#

Todo el mundo 7e los materiales ,ue tiene ante sí; solamente el
,ue tiene algo ,ue decir descubre su contenido% mientras ,ue la
forma sigue siendo un secreto para la mayoría-

<13T=3
Me siento obligado a advertir al lector, desde esta Introducción, que no ha de hallar
en el presente volumen ningn hecho peregrino! nada que no ha"a sido anteriormente
ob#eto de estudio " consideración por parte de los especialistas! " que, por lo tanto, no
son insólitos $rutos de laboratorio los que aqu% expongo, sino, antes bien, hechos
sabidos " comprobados, aunque en$ocados, esta ve&, ba#o un 'ngulo, que les presta
di$erente sentido.
(orque no se trata de volver a presentar una serie de hechos seguramente conocidos
para todas las personas de cultura general, sino que lo que me propongo es
interpretarlos, hallar su signi$icado desde el doble punto de vista del sentido humano
en su tensión hacia la e$usión l%rica " de la interna organi&ación de este sentido merced
a la in$luencia del esp%ritu de la Msica. :#
Mi intención es exponer en estas p'ginas los antecedentes de las grandes
estructuras,
>&?
de las organi&aciones $undamentales del arte sonoro desde sus tiempos
m's remotos hasta el momento preciso de la aparición de los primeros documentos
sobre los cuales es posible e#ercer "a una discriminación cr%tica. Es, pues, la funci$n
musical dentro de las sociedades primitivas lo que me interesa. )n $ondo general
mantiene esa $unción en todas las sociedades* el solar +umano% la comn base
inalienable a toda sociedad organi&ada, de la cual emanan las aspiraciones que
conducen hacia las $ormas de arte a través de las m's elementales +por lo radical de
sus elementos+ organi&aciones sociales* la magia primitiva, la religión, el pueblo.
En todas e#erce la msica una $unción sustancial, una $unción tan inequ%voca que
sin ella esas tres grandes l%neas de la estructura social parecer%an mudas. El templo*
bien la escena abierta a la encantación m'gica, bien el sacro recinto donde una casta
sacerdotal venera al Esp%ritu que, como el ,ios de -braham, ha hecho un pacto con su
pueblo elegido! el teatro; la escena donde se representa el divino drama ritual, escena
religiosa claramente unida por sus reminiscencias a la anterior etapa m'gica! en $in, el
pueblo% escena e intérprete, a la ve&, de su propio drama, " que es una organi&ación
:"# social m's tard%a de lo que se supone, (ero cu"a ra%& ha bebido la savia de los
terrenos sociales que ha precisado atravesar* el plano m'gico " el plano religioso.
Lo que intento describir en este libro es ese solar +umano% el alma primitiva sobre la
que se vierte el esp%ritu de la Msica antes de la Msica, en %ntima con#ugación con la
palabra " el gesto* trinidad " unidad que viven en todas las culturas, en todas las
civili&aciones, como inmediata manera de hacerse presente el Esp%ritu, el dios que
llevamos dentro de nosotros mismos " al que creemos $uera porque las cosas nos
o$recen de él un eco sonoro.
.o es una historia, ni una prehistoria de la Msica lo que presento aqu%, sino m's
bien una introducción a esas disciplinas concretas. Es el alborear de lo que en ellas se
estudia! los largos tanteos anteriores a la concreción de las $ormas, a su de$inición
dentro de un concepto de obras de arte. El concepto arte% la palabra arte, no hab%an
nacido todav%a en esas épocas tempranas* pero la ansiedad que lo present%a lat%a "a
inequ%voca en el alma de la /umanidad. La /umanidad, a través de s% misma, de sus
propias experiencias, buscaba el arte! inquir%a la vasi#a donde insu$lar%a lo me#or su"o*
su esp%ritu! ese aliento que recibió directamente de la divinidad " por el cual son
inmortales los humanos.
0e me ha indicado la conveniencia de añadir al $inal del volumen una bibliogra$%a
sucinta que pueda orientar a quienes deseen penetrar m's a $ondo en las materias
descritas. Creo poco en la e$icacia de las bibliogra$%as, las m's veces, puro " $'cil
aparato de erudición :""# basada por turno en otras bibliogra$%as que, como dice un
escritor alem'n, el especialista no +a menester y el lego no puede utilizar- 0in embargo
ha" dos libros que "o he consultado abundantemente " que pueden ser de utilidad real
al lector interesado por subsiguientes pro$undidades* es uno el de 1ules Combarieu* La
/usi,ue et la /agie >2tudes de (hilologie Musicale. III. (ar%s, 3454? cu"as
principales doctrinas se condensan en su mu" conocida =istoire de la /usi,ue >6ol. I.
(ar%s, 3437?- El otro no es sino la admirable serie de volmenes sobre la Magia " la
Mitolog%a de todos los pa%ses, singularmente los cl'sicos " los del 8riente anterior de
0ir 1. 9. :ra&er! volmenes cu"a sustancia se encuentra en la edición en uno solo de
T+e <olden @oug+% >- 0tud" in Magic and ;eligion?% publicado en .ueva <or= en
34>>. El manual de Curt 0achs sobre La /úsica en la AntigAedad >?arcelona, 34>@?%
aunque breve, es mu" sustancioso " puede completar al lector con detalles precisos que
"o no he cre%do oportuno traer a este libro m%o donde me ocupo principalmente de la
idea general latente en grandes ciclos de cosas o hechos.
Las ilustraciones insertas al $inal de ese librito son recomendables, pero el lector
que sienta este interés arqueológico e iconogr'$ico debe consultar el espléndido
volumen de 9eorg Ains=", A =istory of /usic in Pictures >en alem'n, Leip&ig, 34>4! o
en inglés, Londres, 3475+7@? al que me remito con $recuencia. :inalmente, por lo que se
re$iere a la msica popular, o me#or dicho, al :ol=lore de los pueblos primitivos " de los
pueblos de alta cultura del 8riente remito al lector a la contribución :"""# de ;obert
Lach al =andbuc+ der /usikgesc+ic+te de 9uido -dler >?erl%n, &'8)? " al tan breve
como precioso estudio de ;obert Lachmann sobre /úsica de 1riente >?arcelona,
3473?-
México, ma"o, 34B5
:!#
S4/A5"1 <3N35AL
Primera parte
L- MC0IC- E. EL DEM(L8
Sentidos recepti7os y sentidos comunicati7os- La /úsica y la 2anza en las
representaciones pre+ist$ricas- Lo sobrenatural sonoro- Los espíritus y su ser7idumbre a
la /agia- 3l encantamiento- F$rmulas de conBuro- La imitaci$n mCgica- 2anzas y
cantos mCgicos- Proceso ritual- 37oluci$n de la /agia- Proceso religioso- /ago y
sacerdote- !inculaci$n de los instrumentos musicales a las di7inidades- .ulturas
guerreras o 7aroniles- .ulturas agrícolas o femeninas- Sus ritos- Su organizaci$n
musical- 2anza y gesto- Palabra cantada y poesía en la <recia primiti7a- .anto y
encanto- /ímica ritual- La cheironom%a en el templo egipcio-
La /úsica en el templo israelita- Super7i7encia y superstici$n- Los salmos y su
procedencia mCgica- =acerD+ec+izo- La in7ocaci$n en la religi$n Budía y en la cristiana-
/o7er y conmo7er- F$rmulas ternarias; primer proceso de construcci$n mel$dica-
.onBuro y oraci$n- 3l ritual cristiano y su simbolismo- 3l agua- 3l fuego- 3l incienso- 3l
altar; tumba y mesa- Transmisi$n de las di7inas sustancias- @an,uetes rituales- /itos
cereales y mitos solares- Sentido +umanista de la e7oluci$n mística y religiosa- La
/úsica en los templos egipcios% babilonios y asirios- Siria y Palestina- Sus instrumentos
y su simbología- Literatura y música en la @iblia- 3l canto responsorial y antifonal- Su
permanencia en los ritos Budaicos y cristianos- La música del templo de Eerusalén- Su
sistema modal y los modos griegos-
:!"#
Segunda parte
L- MC0IC- E. L- E0CE.-
Teatro% ara% altar- 3l mito de la muerte del aFo y de la muerte del dios- Pasi$n% muerte
y resurrecci$n- Simiente- 2escenso al =ades- 5esurrecci$n floreal- "mitaci$n mCgica en
la representaci$n de la 7ida del dios- Las di7inidades cereales; 1siris% T+amuz% Adonis%
Attis% Adonai% .risto- 3l sparagmos- La sustancia di7ina es ingerida por los fieles- 3l
mito de 1siris- Los CrbolesDdioses- .ulto sacerdotal y popular de 1siris- Fiestas para su
enterramiento- La Semana Santa- Los Bardines de 1siris- "sisD/aría- 3l ritual de Adonis-
Palestina y .+ipre- Las Santas /uBeres- Trenos y lamentaciones- Astartea% "sis y
Afrodita- Flores para Adonis- Los animales representati7os del dios- 3l buey Apis- 3l
/inotauro- La tauro=athapsia- .reta- Animales bíblicos- 3l cordero pascual- La fiesta
del carnero- 3l c+i7o de 2ionysos- 3l culto de 2ionysos y los albores del teatro en
<recia- Pasi$n% muerte y resurrecci$n de 2ionysos- Su simbolismo 7egetal- Las dos
formas del teatro dionisíaco- Tragedia o +istoria del sparagmos del c+i7oD2ionysos-
.omedia% o fiesta de la resurrecci$n y la fecundidad- 5ito y estructura del drama
primiti7o- 3l ditirambo- Acci$n y lirismo- Lo ,ue se 7e y lo ,ue se oye- 3l treno% Bunto
al sepulcro- -i Linos. 3l peCn% Bubiloso- Su papel resucitador- 3l estribillo% persistencia
de la f$rmula mCgica in7ocatoria- 3l corteBo del dios- Sus danzas-
Acci$n y lirismo- 3l culto a 2ionysos y el culto a Apolo- .oncursos líricos en +onor
de Apolo- /úsica para cítaras- Fiestas apolíneas en 2elos y en 2elfos- Los nomos; de
Terpandro y Sakadas- Los Buegos (%ticos- Euegos en +onor de otros dioses- -gonos en
+onor de Palas- Las panateneas- .arCcter religioso y político de los agonos- 2esarrollo
de la música lírica- 3splendor y decadencia-
Las grandes fiestas dionysias- Partes del teatro griego- 3scena y or,uéstica-
30tensi$n del drama dionysíaco- 1tros argumentos- Los coros y su organizaci$n-
.ualidades atribuidas a los modos y a los ritmos- Las danzas corales y unipersonales- La
cheironom%a en la danza griega y oriental- "nstrumentos +elénicos- Su origen y
desarrollo de su arte- Técnica de la escena- 2esarrollo de los géneros dramCticos- La
mCscara y su significaci$n- Los Buegos preDromanos- 3l influBo de la cultura griega en el
Lacio- 3l +istri$n y el Buglar- <éneros del teatro latino- La comedia de Plauto y el
espíritu popular- La cantica% suprimida por Terencio- 3l mimo- 2i7orcio entre :!""# la
palabra% la danza y el canto- Su e7oluci$n específica- Las pantomimas- 3l títere como
intérprete- AntigAedad de las marionetas- 3l teatro religioso medie7al- Aportaciones
populares- 2ecadencia del teatro romano- La nue7a 3ra- .ambio paulatino en las
costumbres y en la conciencia social- La "glesia y el imperio- Persistencias paganas-
Teatro monCstico en lengua 7ulgar-
Tercera parte
L- MC0IC- E. EL ()E?L8
Agente y autor en el arte popular- .reaci$n colecti7a- Formaci$n colecti7a del
idioma- La etimología- Eeroglífico% numeraci$n y alfabeto- Sentido figurado de los
nombres- Persistencia por medio de la escritura- La tradici$n- 3l Folklore- 2istinci$n
entre el Crea popular y lo folkl$rico- Los conocimientos sistemCticos- Ar,ueología y
folklore- La invención. La e0tensi$n del arte en zonas populares- Lo popular en la 3dad
/edia- .ronología apro0imada del folklore en las épocas pre+ist$ricas- 5esiduos
folkl$ricos en la cultura moderna- Proceso del canto colecti7o- 3l rito- 3l canto mCgico-
3l canto religioso- 3l canto popular- .armen y carmina-
Primiti7a fusi$n de la palabra; el canto y la danza- *ué se entiende por pueblos
primitivos. 2oble método de estudio en el folklore- .ondiciones constantes en el canto
folkl$rico- 2istancia 7ocal e inter7alo arm$nico- <rupos mel$dicos- 3scalas defecti7as-
<énesis de los modos- .onstrucci$n mel$dica- 3s,uema de la danza- La repetici$n en la
música eclesiCstica- 3Bemplos de construcci$n en las f$rmulas mCgicas- 3t+os de los
modos y et+os de los ritmos en la 3dad .lCsica- Su persistencia en la 3dad /edia- 3n
Salinas- 3n la Pléyade- 1rfeo en el 5enacimiento italiano- <éneros líricos secundarios-
Las canciones de oficios- 3l re$rain o estribillo- !ocales in7ocati7as o mCgicas-
3tnología e +istoria- Sus deducciones- Ad+erencias sucesi7as en el folklore- Su
eliminaci$n- .$mo per7i7e la canci$n folkl$rica-
Apéndice; Nota sobre los límites y contenido del Folklore-
&#
Primera parte
La música en el templo
.uando tendemos nuestra mirada por la faz del anc+o mundo o cuando con otra
forma de mirada mCs aguda e intensa recorremos idealmente el inmenso paisaBe de la
=istoria encontramos ,ue% tanto en el mundo de +oy% con su di7ersidad dentro de la
unificaci$n ,ue la cultura moderna impone% como en la multiplicidad infinita de culturas
pasadas% aparece persistentemente un agente sin el cual no es posible comprender forma
alguna de sociedad ni aun de organizaci$n +umana- 3n un mundo ,ue desarrolla su
e0istencia baBo la luz solar% +abrC de e0istir% incuestionablemente% un sentido ,ue sir7a
de $rgano de percepci$n% sentido sublime entre todos y por el cual la mara7illa del
mundo en la inagotable 7ariedad de sus formas nos llega a la inteligencia- 3l mundo% en
la belleza o en el +orror de sus obBetos plCsticos% nos entra por los oBos% todo él baFado
en un fluido luminoso ,ue recoge para trasmitirlo a nuestra conciencia el sentido de la
7ista-
/as el mundo no estC inmerso solamente en el océano luminoso- 4n nimbo sonoro
7ibra en derredor suyo y se +a supuesto ,ue todos los mundos ,ue la 7ista alcanza a 7er
se baFan en anClogas atm$sferas sonoras- Si la 7ista es el sentido de percepci$n por
e0celencia% el oído es el sentido de comunicaci$n; sentido de funci$n doble% por,ue
recibe la minuciosa combinatoria del mundo sonoro para en7iarla a nuestro yo profundo
y 9# alimenta% ademas% la facultad ,ue estC en nosotros de +acernos sonoros% de retorno-
@asta a las cosas estar sumergidas en la luz para ,ue nosotros las percibamos% si no nos
a,ueBa el mal tremendo de ceguera- Pero no nos basta con no estar ciegos del oído% con
no estar sordos% para comprender los mil matices del mundo sonoro% sal7o los ruidos
mCs elementales ,ue se producen en la Naturaleza- Las cosas +ablan por sí mismas% en
el lenguaBe de sus formas- 3l lenguaBe sonoro supone% precisamente% esa capacidad de
simbolizaci$n y de coordinaci$n de símbolos abstractos ,ue es lo ,ue ele7a al ser
+umano sobre el animal y aun al +ombre sobre el +ombre- Las cosas% se +a dic+o% tienen
su lenguaBeG pero el lenguaBe es lo propio del mundo de los sonidos en sus especies
di7ersas- Por un sutil arte combinatorio al ,ue se inyecta el misterioso fluido psí,uico
de la signi$icación los sonidos combinados entre sí% tras de milenios de afCn% ascienden
a la doble cima en donde culmina el sentido del oído% el sentido comunicativo por
antonomasia; el lenguaBe de las sílabas articuladas y el lenguaBe de los sonidos llamados
musicales- A,uel crea los idiomasG este otro% las músicas- 1% si se ,uiere; el =abla y la
/úsica; doble aspecto de la estructuraci$n sonora empapada de signi$icación espiritual
,ue constituye el lenguaBe-
Eunto a los sentidos de la 7ista y del oído cuyo 7enir del mundo a nosotros y cuyo ir
de nosotros al mundo establece su corporeidad material y espiritual en sus tres
dimensiones% los otros también llamados sentidos apenas parecen pasar mCs allC de una
ser7idumbre de la ,ue s$lo comienzan a redimirse cuando gusto, tacto " ol$ato deBan de
ser estrec+os subalternos de la Fisiología por una con7enci$n amable ,ue presta a sus
nombres cualidades modestamente eudemonol$gicas- Pero no es por este subterfugio
por lo ,ue el gusto% el olfato y el 8# tacto refinan su gruesa calidad de sentidos
in$eriores, sino mediante el eBercicio inteligente de su propia facultad 7inculada a
7alores ,ue se estiman superiores a otros ob7iamente 7ulgares; al,uitaramiento éste% de
los sentidos% ,ue alcanza no menos a a,uellos otros dos sentidos nobles, pero por
caminos tan proliBos de definir ,ue% como por otra parte son +arto conocidos% +acen
inútil en este momento un anClisis mCs ceFido-
Por,ue el prop$sito de este introito no es sino el de reconocer la e7idencia y no lo
sorprendente del fen$meno ,ue los antrop$logos encuentran cuando se topan con los
primeros signos de la organizaci$n social en los estratos mCs 7ieBos de la Pre+istoriaG a
saber; la presencia de un lenguaBe musical% esto es% de una simbolizaci$n del sonido
producido por instrumentos >,ue se +an encontrado; lo cual induce% sin riesgo% a pensar
,ue el +ombre utilizaba asimismo los sonidos ,ue puede emitir con boca y garganta? y
aun mCs% de una coordinaci$n de los sonidos estrec+amente paralela a mo7imientos
corporales; tanto mCs simple sea esa coordinaci$n% tanto mCs rudimentaria sea esa
sucesi$n de mo7imientos% tanto mCs clara y mCs firme serC su euritmia% y esta
simplicidad estructural 7a de par con las primeras apariciones del sentido plCstico
creador; o se trata de imitaciones de un modelo 7i7o o se trata de combinaciones
regulares de líneas abstractasG doble manifestaci$n ,ue ine,uí7ocamente conduce a la
doble faz de toda música en todos los tiempos% desde estos por tal modo remotos; la
música como e0presi$n de algo y la música como puro goce combinatorio- 3n un
principio; la danza con un significado especial y la danza como estética del mo7imiento-
1tro tanto cabría decir de la música de sonidos producidos con instrumentos o con la
boca- Prescindamos del segundo aspecto% por a+ora; (# 7eamos% por ser muc+o mCs
elocuente y por e0istir testimonios fe+acientes% el primero-
.uando las muBeres ,ue danzando en torno de un mancebo en las pinturas rupestres
de .$gul% en Lérida%
>9?
admiran su 7irilidad preponderante% no puede decirse ,ue dancen
para imitar nada- Su prop$sito se muestra% asimismo% con suficiente e7idencia- Pero%
Hpor ,ue no atraerse cada una de a,uellas al fa7orecido doncel% ya merced a lo
con7incente de sendos encantos ya por I# otros ardides ,ue la muBer de la edad de
piedra debi$ de conocer al dedillo como la muBer de las restantes edades% y por ,ué la
fiesta o el rito de una danza en corroJ =ay% de fiBo% en este simple +ec+o algo
sorprendente; ,ue e0iste una organizaci$n art%stica de mo7imientos y ,ue se esperan
determinados productos de su e0+ibici$n- H=abía en esta e0+ibici$n algo mCs ,ue
mo7imientos coordinadosJG es decir% Ha,uellas muBeres% con sus faldas pudorosas%
intentaban llamar la atenci$n del mancebo +acia escondidas bellezasJ 3s muy posible%
puesto ,ue la danza de todos los tiempos +a 7enido +aciéndolo de este modo- Pero% Hpor
,ué +acerlo en plural% en serie y a ritmoJ 2eBemos a un lado la técnica del amor; lo ,ue
nos importa sobre todo% es comprobar ,ue la danza tiene ya% en esta etapa tan primiti7a%
una funci$n ritual-
5itual y no solo imitati7a% como ciertas danzas ,ue imitan el Buego% los co,ueteos% la
an+elada satisfacci$n de una pareBa de amorosos danzantes- /ientras ,ue% cuando los
7arones se disfrazan con el pelaBe% la cornamenta de los animales ,ue desean cazar%
danzan también% imitan en su disfraz- Su danza% en cambio% aun,ue simple% es de la
misma cualidad ,ue la de las féminas en corro% y tan específica- *uizC las muBeres
puedan conseguirse al 7ar$n >por turno% bien entendido? tras de caer rendidas y al cabo
de +aberle e0citado mostrCndole la 7ariedad fugaz de a,uella rueda de encantos- Pero%
H+abrían de deBarse cazar meBor los cier7os y los bisontes por el +ec+o de ,ue los
contra+ec+os flec+adores les ofreciesen un atracti7o espectCculoJ Sabemos bien ,ue
estas danzas% ,ue toda7ía persisten en pueblos de culturas primiti7as no estaban
destinadas a e0+ibirse ante públicos tan poco curiosos de saltaciones como asustadizos o
agresi7os- La raz$n de la danza estC% pues% en otra parte- K#
Pronto la encontraremos- Por a+ora% 7amos a preguntar a los ar,ue$logos por la
música de esas danzas- Pues ,ue estC claro ,ue la +abía% ya ,ue los dos sentidos
comunicativos no se a7ienen a la soledad% sino ,ue re,uieren su mutua compaFía- L es
sabido ,ue entre los útiles mCs primiti7os +an aparecido algunos% muy simples% pero ,ue
no por simples deBan de ser instrumentos musicales; cuando en el día de +oy Frobenius
se encontr$ en el coraz$n de Mfrica con un melanc$lico soFador ,ue se +acía música a
sí mismo taFendo con los dedos o con un ar,uillo una laminita 7ibrante ,ue sostenía
entre los dientes% muc+as gentes se admiraron al presenciar el descubrimiento de tan
simple% tan elemental instrumento- No sabían% desde luego% ,ue el aparatillo es 7ieBo
como el mundo y ,ue entre mil nombres tiene el muy difundido de arpa del #ud%o y el
menos 7ulgar y mCs organol$gico de guimbarda.
Palitos o +uesos ,ue se entrec+ocan y ,ue producen diferentes sonidos según ,ue
estén macizos o +uecos- =uesos aguBereados al soplar por los cuales ese soplo +umano
se con7ierte en sonidos especiales mCs o menos roncos o silbantes% tanto como cuando
se sopla en caFas +uecas- /andíbulas de animales ,ue frotadas entre sí deBan oír un
ruido Cspero% irritado% se diría- Laminillas de +ueso delgadas ,ue suBetas por una
e0tremidad con una +ebra silban si se las imprime un mo7imiento de rotaci$n- 3l silbido
es tanto mCs penetrante cuanto ,ue el mo7imiento es mCs rCpido; principio de emisi$n
sonora ,ue el +ombre primiti7o obser7a conBuntamente con el +ec+o de ,ue el sonido
,ue producen +uesos y caFas estC en relaci$n con las dimensiones del tubo- /Cs tarde
obser7a ,ue lo estC también con la posici$n del aguBero en ese tubo% y unas 7eces lo
perfora en sentido longitudinal y otras en sentido trans7ersal; el camino para los
instrumentos de soplo estC abierto asíG pero N# cuando de una caFa seca se desprende
una +ebra y la pulsa% estando en tensi$n% un nue7o sonido se produce; el arpa 7a a nacer
de allí a poco- La no es el 7iento susurrante ,ue agita los caFa7erales y +ace mugir
temerosamente los bos,ues o el agua ,ue resuena gentil o profunda en el fondo de las
ca7ernas; es él mismo% el +ombre% el ,ue 7a a saber despertar a esos agentes misteriosos
,ue duermen en el seno de los obBetos% 7a a con7ocarlos y a conseguir emular% a su
albedrío% los ruidos ominosos de la Naturaleza% la <ran /isteriosa-
Ninguno de nuestros sentidos% aun,ue +aya algunos mCs lentos y perezosos ,ue
otros% es solamente recepti7o- A tra7és de todos ellos% y de muy diferentes maneras%
podemos también nosotros +acernos presentes en el mundo- Los sentidos no nos sir7en
s$lo para percibir el 7asto mundo >muc+o menos 7asto cuando la +umanidad era Bo7en%
pero ,uizC mCs agudo% como los sentidos mismos% según obser7amos +oy en los
animales?% sino también para +acernos presentes en él- 3mitimos una proyecci$n
olfati7a% un retrato carnalmente perfumado ,ue soli7ianta al animal en celoG promesa
gustosa de la cual conser7a metaf$ricas e0presiones el lenguaBe moderno >dulce "
sabrosa Melibea...? y ante la turgencia de senos o caderas% la 7ista ansiosa adelanta los
placeres del tacto; a,uellas féminas pro7ocantes ,ue danzan ante el púber no7icio en la
cue7a de .$gul no +acían% a buen seguro% otra cosa- Pero esas proyecciones +ec+as
elocuentes por su significado sensual no pasan de un grado simple de mera emanaci$n
sensorial- S$lo la 7ista y el oído pueden organizar las suyas en un grado superior por,ue
esa organizaci$n estC dictada por la inteligencia y por,ue su significaci$n estC ele7ada a
una segunda potencia; un olor es solamente un olor% aun cuando el instinto interprete;
manzana% o se0oG pero un gesto puede aleBarse considerablemente O# ya de su origen
corporal- Las muBeres de .$gul no s$lo transmiten al Bo7en 7ar$n sus eflu7ios sino ,ue
los en7ol7ían en una serie de mo7imientos los cuales% aun,ue tu7iesen un primer
sentido de oferta% estaban combinados en una serie% por raz$n de cuya sucesi$n
organizada cobraban un nue7o 7alor- 3l gesto comienza a estilizarseG de la pura mímica
con significado directo se asciende a una perspecti7a mCs dilatada en la cual ese primer
significado no es ya el fin% sino simplemente el origen- 3se fin 7a a recaer mCs leBos% en
una $rbita nue7a y trascendente- .on tanta mayor raz$n ,ue el lenguaBe de los gestos
estilizados% lo +arC el lenguaBe de los puros sonidos% cada 7ez mCs leBanos de su original
sentido de +ambre% pa7or o complacencia-
3s nuestro yo íntimo ,uien los emite% según el imperati7o del momento- /as% a
7eces% Hsomos en realidad nosotros mismosJ HNo emitimos gritos% sollozos% lamentos%
no saltamos y brincamos sin saber netamente por ,uéJ HNo nos desdoblamos en el
sueFoJ >"gnoro si los psic$logos se +an +ec+o la pregunta de si soFaba el +ombre
primiti7o-? HNo +abrC algo dentro de nosotros ,ue nos +ace producir sonidos roncos% o
aflautados% amables o repulsi7os% sin ,ue nosotros inter7engamos directamente en esa
cualidadJ HNo +abrC algo o alguien dentro de nosotros ,ue serC el agente de todo ello de
la misma manera ,ue +ay algo o un alguien dentro de los +uesos aguBereados y de los
carrizos +uecosJ 3l +ombre primiti7o no danza% no organiza la sucesi$n sonora toda7ía
por placer- 2anza% sobre todo% cuando estC pose%do, y el ser e0traFo ,ue lo posee debe
de ser pariente cercano del ,ue +abita en su pec+o o en el seno de los obBetos ,ue
producen sonidos singulares- =ay% pues% una tercera persona ,ue no es ni el yo ,ue
produce el sonido o el gesto% ni el tú a ,uien ambos 7an disparados- =ay un él
incomprensible y misterioso% ,ue tiene di7ersas '# maneras de mostrarse; amigable o
irritada% fa7orable o ad7ersa- L este descubrimiento de esa tercera persona in7isible y
presente en todos los actos de nuestra e0istencia es una de las mCs sublimes fec+as en la
+istoria de la +umanidad- Fec+a inmensamente remota y% con todo% aún presente- A la
altura de +oy% casi mediado el siglo ,ue denominamos ::% ese tercer agente in7isible
sigue e0igiendo presentes% +olocaustos% sacrificios% acciones de sumisi$n y de alabanzaG
aún se nutre con los corazones palpitantes de la Bu7entud en flor y sus sacerdotes se
estremecen aún 7oluptuosamente cuando sienten correr sobre sus omoplatos la sangre
perfumada por la Prima7era-
H2$nde reside ese ser aéreo y sin sustancia apre+ensibleJ 3stC claro- 5eside dentro
del propio obBeto- 3s él ,uien lo +ace resonar cuando lo despierta nuestro soplo- Si yo
soy tan +Cbil ,ue sé con7ocarlo cuando me place% agitarlo en di7ersas modulaciones
cuando lo deseo% estC claro% asimismo% ,ue seré su dueFo- Puedo dominarlo%
domesticarlo% guardCrmelo en el bolsillo--- /as noG aun,ue yo pueda con7ocarlo a
7oluntad él sigue siendo un ente respetable por su propio misterio- A 7eces se resiste al
conBuro- Tiene% de seguro% 7oluntad propia- 3s tan peculiar de él poseer esas cualidades
e0celsas% ,ue yo le debo todo género de respetos- 2eberé guardar cuidadosamente el
obBeto medium dentro del cual el espíritu reside >pues ,ue espíritu es% ya ,ue todo lo ,ue
podemos saber de él es ,ue se compone de aire y mo7imiento?- .olocaremos el obBeto
en un sitio especial% resguardado- Nadie sino ,uienes saben con7ocar al espíritu deben
tener acceso a ese recinto% ,ue de este modo pasa a ser un recinto sagrado- Nuestra
capacidad de +acer +ablar al espíritu% de conBurarlo% representa un alto mérito- 2ebemos
cotizarlo% +acer ,ue los demCs seres lo 7aloren y lo respeten- Si +ay una clase &)# de
+ombres ,ue tienen semeBante pri7ilegio es ,ue% e7identemente% son seres pri7ilegiados
a ,uienes el espíritu prefiere y distingue sobre el resto- =ay% no cabe duda% una casta
superior ,ue tiene por misi$n en la sociedad conBurar al espíritu% obligarle a ,ue ponga
en acci$n ciertas potencias% ,ue% poco a poco% +emos ido descubriendo; por,ue +emos
obser7ado ,ue +ay espíritus ,ue residen en los Crboles y en las piedras% en las nubes y
en lo profundo de la tierra fértil- Soplar por una caFa7era y despertar los 7arios +umores
del espíritu no es cosa fCcil ni a todos permitida; menos lo es% toda7ía% +acer ,ue los
espíritus ,ue residen en obBetos leBanos como en las nubes o en las cumbres +umeantes
o ne7adas% en el seno de las ca7ernas o en lo ine0tricable de la sel7a lleguen a
obedecernos- Saber por ,ué modos sutiles esos seres remotos nos obedecen es cosa
profunda- A 7eces% ni si,uiera los espíritus residen en obBetos determinados% por,ue son
entidades 7agas ,ue ali7ian los dolores% +acen parir con felicidad% +ieren de muerte a un
enemigo leBano- Pero siempre serC posible residenciarlos en un obBeto ,ue%
aparentemente no tiene ninguna relaci$n con la cosa deseada; es lo ,ue tiempo después
se llamarCn amuletos% pero su 7irtud es escasa% sorda% solamente precautoria- .uando
sea menester poner a prueba la acci$n de un espíritu% +abrC ,ue con7ocarlo en forma%
atraerlo mediante la 7irtud de un lenguaBe ,ue s$lo él y nosotros Dciertos seres
pri7ilegiadosD conocemos- 3sta acci$n para conBurarlo es por demCs importante en la
etapa precaria y tan ruda del +ombre primiti7o- Ningún otro acto +ay tan sublime% sal7o
el de la caza del animal y la caza de la +embra- Todo lo ,ue contribuye a ese acto
re7estirC una mC0ima importancia social; el acto mismo% la persona ,ue lo eBecuta% el
sitio en ,ue se 7erifica% a,uel sancta sanctorum donde se custodia celosamente el obBeto
penetrado por los eflu7ios del espíritu &&# ,ue lo +abita- 3l templo% el sacerdote% el rito
nacen así en sucesi$n casi simultCnea- Pero debi$ mediar un lapso de tiempo entre la
simple acci$n de conBurar al espíritu% la formulaci$n de este conBuro y su organizaci$n
sistemCtica con fines de utilidad pública y de Berar,uizaci$n de una clase pri7ilegiada-
La acci$n% crecientemente compleBa% de con7ocar a los espíritus +a sido conocida por el
nombre de magia- 3l +ombre ,ue la pone en prCctica es el mago- Su escenario suele
acomodarse a las circunstancias; noc+e de luna% osario de cala7eras% cue7a sombría o%
simplemente% nada- Apenas +ay aparato% suntuosidad alguna alrededor del rito- 3l rito
mismo es simple; lo ,ue importa en él es la presencia de algunos obBetos y la entonaci$n
de una cierta f$rmula imprecatoria- Ni aun los obBetos mCgicos son necesarios en
muc+os casos; la imprecaci$n basta- /as% si todas esas fases del conBuro mCgico se
organizan socialmenteG si el mago no es un simple particular ,ue con7oca por su cuenta
a espíritus 7agamente conocidosG si se concreta su número y esenciaG si se crea
paulatinamente una TeogoníaG si +acemos residir a los espíritus en determinados lugares
donde se les +ace obBeto de +omenaBe por parte del 7ulgo y de preces por parte de los
magos organizados en una Berar,uíaG si se codifican y reglamentan los procedimientos
de conBuro% una nue7a% colosal creaci$n aparece en la sociedad- La magia se con7ierte
en religi$nG la f$rmula en ritoG el mago en sacerdote- La religi$n es% pues% en sus
primeras manifestaciones% la estatificaci$n de las relaciones del +ombre con las
potencias superiores% in7isibles y presentes- 3ste trato con las potencias ,ue%
concretadas en formas sensibles% constituyen las di7inidades% se contrae al pri7ilegio de
una clase BerCr,uica% el ingreso en la cual llegarC a dificultarse prodigiosamente; tanto
como serC prodigioso su poder% ya ,ue si la potencia de tratar frente a frente &9# con la
di7inidad estC 7inculada en esa sola clase% Hc$mo no +a de eBercerla sobre el resto de la
+umanidad miserableJ Puesto ,ue gobierna lo in7isible% bien podrC gobernar lo 7isible-
3l sacerdote aspira a la regencia- Todas las ramas de la sociedad ,ue maneBan útiles
pacíficos se someterCn a su 7oluntad dominante- /as frente a ellos se le7anta otra casta
no menos poderosa% no por,ue inter7enga en asuntos propios de espíritus% negocios
espirituales% sino por,ue maneBa instrumentos dotados de gran poder agresi7o% poder
,ue aumenta considerablemente con la organizaci$n de sus agentes- Pro7ienen estos de
a,uellos +ombres enmascarados ,ue danzaban para propiciarse una buena caza- 3l
obBeto de la caza pudo ser la de otros +ombres incomprensibles en su lenguaBe y en sus
maneras ,ue 7i7ían en otras regiones% +ombres de otra tribu- Las mismas danzas
preludiaban no ya la caza del reno o del bisonte% sino la caza del e0tranBero- No siempre
para comérselo; siempre para escla7izarlo o desposeerlo- !oltaire decía ,ue Pen todas
las guerras no se trata sino de robarQ- 3n su tiempo no se +abía organizado aún la
ciencia de la 3conomía% cuyo primer postulado e0pone ,ue la ri,ueza se obtiene merced
a la guerra- Todas las guerras son guerras de con,uista% aun cuando la ci7ilizaci$n
moderna se 7alga de subterfugios para disimular ese fin primero y último- /ientras
escribo estas líneas% 3uropa entera ofrece eBemplos ine,uí7ocos de una tradici$n no
interrumpida desde la 3dad de Piedra% cuando las armas mortíferas eran alígeras flec+as
de pedernal% +asta la 3dad del Aluminio ,ue 7uela sembrando el fuego y el espanto por
las ciudades indefensas-
La nue7a casta descendiente de mCscaras danzantes y mortíferas se enfrenta con la
casta de mCscaras danzantes y pacíficas- Si esta negocia con el poder di7ino% a,uella
negociarC con otro poder% estrictamente &8# +umano% pero tan eficiente; la ri,ueza- La
casta sacerdotal y la militar con7endrCn en ,ue la ri,ueza con7iene singularmente a
sendos fines y% cada cual por su lado% atenderCn a procurCrsela- Al poder espiritual y al
poder militar se conBugarC el poder econ$mico- .uando se descubre ,ue la ri,ueza no
s$lo se obtiene y se disipa% sino ,ue e0isten medios especiales de acrecentarla en el
ínterin de dos guerras% surge una nue7a casta; la de los administradores ,ue% enseguida%
engendrarC la de los poseedores- La fuerza social de la 3conomía se 7incularC en éstos
del mismo modo ,ue la fuerza mortífera irC 7inculada a la casta militar y la fuerza
sobrenatural en los sacerdotes- 2e sus con7enios mutuos% de sus pactos recíprocos%
logrados tras de incesantes luc+as% nace la última de las grandes creaciones sociales; el
3stado moderno-
R R R
Nos interesa e0aminar a+ora uno de los mCs importantes% eficaces ingredientes ,ue
pone en Buego la casta sacerdotal% desde su aparici$n embrionaria con el mago% +asta su
mC0ima potencialidad en la "glesia- 3ste factor imprescindible% eterno% es la /úsica- L
es de un interés e0traordinario comprobar ,ue% a tra7és de las innumerables formas
e0teriores ,ue la /úsica +a re7estido a lo largo de los tiempos% desde los cimbalillos de
los sacerdotes +eteos a las sublimes construcciones polif$nicas de /ac+ault% 2ufay%
Palestrina o 2e Lasso% el principio espiritual es idéntico% de tal manera ,ue cuando a,uel
fla,uea% la aérea ar,uitectura se estremece a su 7ez% y se derrumba- H2e ,ué elementos
estC formado ese principio espiritualJ Lo +emos 7isto nacer de su embri$n mCgico en
las épocas primiti7as de la +umanidad +asta a,uellas en las ,ue la imaginaci$n%
suficientemente apoyada en datos suministrados por la ciencia% puede &(# dilatar su
perspecti7a- Analicemos% primeramente% ese embri$n para contemplar con asombro el
mundo de con7enciones ,ue% soportado por el encanto sonoro% por la 7irtud de la
/úsica% arrastra su pompa por toda la longitud de la =istoria% llegando% terne y sin
fla,ueza +asta este instante mismo en ,ue 7i7imos-
Si la posibilidad de sacar sonidos de obBetos corporales es una primera causa de
admiraci$n% la modulaci$n de la 7oz asumirC caracteres de asombro ,ue perduran +asta
+oy% cuando a un cantante de gran mérito se le adBudica la categoría de divo% de divino.
!incular determinados instrumentos a un dios es tan 7ieBo como la +istoria misma y
determina el proceso ritual por el ,ue precisa adorar a un dios a tra7és de la música
delicada ,ue emana de un determinado instrumento- 3l +ec+o de ,ue anti,uísimas arpas
egipcias lle7en como adorno representaciones simb$licas de "sis% T+ot u 1siris no es
fortuito% sino debido a la intuiti7a cone0i$n de esas di7inidades con el instrumento en el
,ue inter7enía la caFa del papiro% sus fibras% el cuerpo seco de alguna fruta como la
calabaza% utilizado como caBa de resonancia- La esa simbolizaci$n supone un punto
a7anzado de organizaci$n religiosa- Antes% los instrumentos estaban relacionados con
los caracteres rudimentarios de la sociedad- Algunos antrop$logos consideran ,ue
instrumentos como la flauta y la trompeta% ,ue pueden llamarse varoniles, iban unidos a
la idea de masculinidad- A sus sones resucitaban los muertos toda7ía miles de aFos
después de a,uella cone0i$n elemental propia de las culturas totémicas y reaparecía el
sol nublado% mientras ,ue otros instrumentos como el tamborcillo en sus múltiples
7ariedades iba unido a la idea de fecundaci$n lle7ada a cabo por el palillo ,ue arranca el
sonido del parc+e% en culturas agrícolas en las ,ue predomina la idea femenina de la
Naturaleza fecundada- 3n plena ci7ilizaci$n &I# +elénica% la lira es el instrumento
propicio a =ermes u 1rfeoG la cítara a ApoloG la flauta a At+enaG a Pan% la siringa- 3n la
"ndia e0iste anCloga dedicaci$n de la 7ina a NaredaG a SarasSati% diosa de la elocuencia%
la ancestral guitarra% tan semeBante a la actual según se 7e en relie7es +ititas 7ieBos de
tres mil aFosG
>8?
y a <anesa% dios fil$sofo% el laúd de largo cuello% engendrador por línea
directa de nuestros instrumentos de su tipo% elegantemente mostrado% Bunto a flautas y
arpas y liras% en pinturas de las tumbas tebanas- Pero la 7oz +umana es el eco directo de
la inspiraci$n di7ina- 3sta 7ez es el espíritu del dios el ,ue desciende sobre el mortal
inspirado- 3l pCBaro FoungD=oang% en .+ina% canta en la oreBa de Fo+í% el +iBo del cielo%
tan propiamente como en el manuscrito de St- <all% donde se 7e la paloma mística ,ue
introduce el pico en la oreBa de San <regorio inspir'ndole los (neumas de su canto%
7ocablo este de pneumas ,ue no es otro sino el ,ue denomina en griego al 3spíritu
SantoG espíritu ,ue debe entenderse como soplo% aliento; así% determinados acentos de su
prosodia- .uando Palestrina sal7a% según la tradici$n popular% la música polif$nica de la
condenaci$n del .oncilio de Trento% son los alados mensaBeros del SeFor ,uienes le
inspiran a,uella música ,ue él transcribe en la /isa del Papa /arcelo-
Para =omero y 3s,uilo% la meBor definici$n del +ombre es la de la 7oz articulada- Su
poder es tan decisi7o como el de la espada% según la @iblia atestigua en repetidos
pasaBes- 3s el poder de la 7oz +umana% sobre todo% lo ,ue conBurarC a los espíritus
in7isibles y los +arC d$ciles a la 7oz del mago- No s$lo con la 7oz desnuda- No s$lo en
una actitud inm$7il- 5elie7es de Sakkarali &K# ,ue datan de &I siglos antes de
Eesucristo% deBan 7er ,ue la imprecaci$n se +acía mientras sonaban instrumentos% ,uizC
en una simultaneidad
>(?
de ritmos- A estos ritmos% iría unido solidariamente el gesto
articulado en danza% pues ,ue tal fusi$n es consustancial a la idea misma de la magia
,ue opera esencialmente a tra7és de la imitaci$n% esto es% de la mímica gesticulada- La
Filología clCsica ayuda a esta suposici$n al mostrarnos reiteradamente la identidad de
los 7ocablos ,ue en griego designaban a cantantes y danzantes% y en =omero% la palabra
coros% estC frecuentemente empleada con este doble sentido%
>I?
mientras ,ue designa el
canto &N# con la palabra >molpé?- 3sos e0égetas de =omero% como Aristarco%
e0plican el 7ocablo en un sentido de gesticulaci$n o mímica danzada-
>K?
3l +ombre ,ue canta la formula in7ocatoria imita doblemente; con la música de la
palabra y con el gesto ,ue la acompaFa% y esa imitaci$n es la base de toda la magia- 3l
aeda griego% ,ue es primeramente el +ombre ,ue canta las palabras% trasladarC mCs tarde
el 7ocablo ,ue le denomina al campo de la in7enci$n poética- Aoid$s%
>N?
al aéda
significa en =omero% indisolublemente% cantor y poeta- A+ora bien% toda7ía para Plat$n
y Arist$teles toda poesía no es sino una imitaci$n de estados &O# afecti7os ,ue por eso
puede e0presarse% cantarse- Pero toda esta teoría% ,ue Arist$teles e0pone en su Poética y
Plat$n en su Cratilo no son sino la reproducci$n racional de muy 7ieBas ideas populares%
tradicionales en <recia- 3n Arist$teles% la música con ,ue se e0presan las palabras imita
los estados afecti7os ,ue las determinan- La persona real 7ale tanto como su imagen
imitada- "mitar el tono% el timbre de 7oz% los gestos típicos% las maneras de andar o
comportarse de una persona es cosa gra7e% por,ue lo ,ue se eBecute sobre la imitaci$n
,uizC repercuta sobre la persona imitada- F$rmulas sonoras y plCsticas pueden retratar
fielmente a personas% a animales% a di7inidades in7isibles ,ue aparecerCn atraídas por
esa imagen suya- Todo hechi&o pro7iene del 7erbo hacer, contra+acer- 5eproducir%
imitar simb$licamente un +ec+o aplicCndolo sobre un retrato simb$lico de una persona
puede acarrear% por el fen$meno de paralelismo en ,ue se basa la magia% por un
fen$meno típico de simpatía o reproducci$n contagiosa% a,uel mismo +ec+o% esta 7ez
real sobre la persona 7i7a- La imagen% tan simb$lica como se ,uiera% reproduce a la
persona% multiplica la e0istencia de la di7inidad indefinidamente- Toda imagen de un
dios% de un santo% poseen algo o todo él% empapado en su materia; una +ostia% un cCliz% el
cordero sagrado% la paloma mística% el madero de la cruz se llenan del espíritu original
tan pronto media la formulaci$n mCgica de la consagraci$n% realizada por el sacerdote-
La misma melodía ,ue acompaFa al ritual mímico +ereda el poder propio del acto
mCgico completo% por,ue los sonidos ,ue la componen son capaces de e7ocar tanto
a,uellas palabras% como los gestos ,ue las acompaFan- Por eso +ay di7inidades ocultas
en los sonidos% en las notas% y la constituci$n de una escala es una operaci$n mCgica ,ue
del 1riente anterior se e0tiende a "ndia y .+ina y trae al 1ccidente griego toda &'# una
teoría en la ,ue las ideas de música% di7inidad y astronomía se reúnen% por,ue la idea de
/úsica% 2ios y Astro se confunden en el sentido ascensional% en la idea de una tercera
dimensi$n proyectada en el espacio por donde ruedan los planetas% regidos por armonías
cuyos sones se representan% en <recia% por letras del alfabeto ,ue% simultCneamente%
designan el astro y el sonido ,ue le corresponde% así como el día de la semana ,ue le
estC dedicado- /as no s$lo los astros +abitan los espacios etéreos sino las cortes de
serafines% ,uerubes% tronos y demCs potencias de la angeleología Budía y cristiana a cada
una de las cuales corresponde una nota en la escala% ,ue es tanto la escala musical como
la escala de Eacob- 2ramCticamente% la tierra es el lugar del silencio en esa angeleología
armoniosa ,ue trasmite sus ecos +asta la 3dad /edia a7anzada% entre monBes orientales
y sabios ma+ometanos% a+ogando sus sones en los monasterios cluniacenses-
3s muy cierto ,ue los ritmos musicales despiertan mo7imientos musculares
sincr$nicos- La cabeza% los pies% las manos siguen d$cilmente la cadencia de la música-
/as como lo propio de la magia es la re7ersibilidad de los fen$menos% los gestos
rítmicos nacidos o estimulados por la música pueden +eredar el poder mCgico de la
f$rmula de conBuro- Por lo pronto% la 7oluntad del mago puede eBercerse sobre el poder
íntegro de la f$rmula a tra7és de los mo7imientos con ,ue las manos 7an siguiendo la
infle0i$n mel$dica- Tan unido estC el sentido plCstico y el 7ocal en los egipcios ,ue%
según ciertas autoridades% cantar se denomina en su idioma con un 7ocablo ,ue
literalmente ,uiere decir hacer msica con la mano% >Sac+s? y en su escritura
Beroglífica% cantar estC representado por una mano unida al antebrazo- Todo un arte de
interpretaci$n nace de este +ec+o% y 9)# la cheironom%a%
>O?
ya perfecta en el cuarto
milenio% gobernaba los mo7imientos de la música% su intensidad% su 7elocidad relati7a y%
como todo acto mCgico es contagioso por simpatía% los cantantes reunidos en el coro
,ue seguía al mago o sacerdote% lo +acían como +ipnotizados% sugestionados por a,uel
mo7er de sus manos% ni mCs ni menos ,ue +oy lo +acen los músicos o cantantes baBo la
cheironom%a de un director% bien ,ue se ayude o no con la batuta% esa varita m'gica,
según lo ,uiere una imagen cursi- 3fecti7amente% la cheironom%a% si primeramente fue
mCgica% siempre tu7o un notorio poder didCctico% pedag$gico- A,uellos pneumas ,ue el
3spíritu Santo susurraba al oído de San <regorio en el manuscrito de St- <all nacieron%
+ist$ricamente de la doble influencia de las letras astron$micoDmusicales griegas y de
los arabescos trazados en el aire por las manos del sacerdote +ebreo o cristiano ,ue
dirigía el canto imprecati7o de los salmos a los fieles-
3n los Salmos% en efecto% encontramos ya una de las muestras mCs antiguas
+ist$ricamente% y mCs perfectas% de la música en el Templo% ,ue a la 7ez denota
claramente su descendencia directa de las costumbres propias de lo ,ue pudiera llamarse
la 3ra /Cgica >en contraposici$n con la 3ra 5eligiosa% ,ue la sigue? y% al mismo tiempo
,ue marca una transici$n +acia la época mCs moderna de esa 3ra 5eligiosa% ,ue es la
,ue toda7ía 7i7imos% nos deBa 7er cuCntas +ec+uras% ,ue suponemos propias de ésta% no
son sino super7i7encias de la 3ra /Cgica; super7i7encia% ,ue ,uiere decir lo mismo ,ue
superstici$n% super stare, estar sobre la superficie de la tierra% o super vivere% 7i7ir sobre
ella% +ollCndola le7emente% como los espíritus deben de +acerlo con 9&# su pie
ingrC7ido- 3ste tipo de super7i7encias nCufragas de ciclos culturales desaparecidos +ace
miles de aFos% es propio del conBunto de conocimientos conocidos por el nombre de
$ol=lore. 3ntre sus muc+as ramas +ay una% como se 7e% ,ue conser7a con gran
abundancia de +oBas esas super7i7encias% supersticiones ancestrales; es la "glesia- 3l
estudio de las religiones desde el punto de 7ista de arc+i7os folkl$ricos es pr$digo en
enseFanzasG dentro de ese círculo% las iglesias cristianas son como una cantera pr$diga
en f$siles y desde este punto de 7ista nos interesa e0aminarla-
.omo en otros muc+os casos% los nombres dados a cosas propias de la religi$n
+ebraica en la traducci$n griega de los te0tos% nos las presentan mCs cerca de nuestro
sistema de cultura ,ue del ,ue era propio a los 7ieBos tiempos en ,ue nacieron esos
te0tos semíticos- 3l 7ocablo salmo pro7iene del 7erbo griego psallein por el ,ue se
indica la acci$n de tocar% de pelli&car un instrumento de cuerdas-
>'?
3n efecto% muc+os
instrumentos musicales figuran en el te0to +ebreo de los Salmos% y el e0amen de su
tradici$n es un tema de alta ciencia musicol$gica% pero importa recordar ,ue el nombre
+ebreo de los Salmos no tiene ese significado% sino ,ue por Dhehillim se entiende s$lo la
acci$n de in7ocar al dios a fin de tributarle alabanzas- 3ste dios bíblico es aún una
di7inidad ruda% Cspera% 7ariable en sus +umores% y tan susceptible de bene7olencia
cuando los mortales le ofrecen sacrificios culinarios ,ue +alagan sus narices% fuentes de
donde naci$ la 7ida% como propende a la colera% 99# furibunda y espectacular% en sus
fuegos de artificio sobre la cúspide de alguna montaFaG caso% este% conocido asimismo
por otras religiones ,ue pueden e0+ibir el luBo de montes ignescentes mCs respetables
,ue el Sinaí- 3s un dios al ,ue +ay ,ue in7ocar sabiendo de antemano su nombre%
por,ue este tipo de in7ocaciones es sobremanera importante y la magia +ace cuesti$n
fundamental del conocimiento e0acto del nombre de las cosas y personas a fin de ,ue
los conBuros tengan feliz resultado; conocer el nombre de una cosa% de una persona% de
un espíritu supone ya la mitad del camino para su posesi$n o para eBercitar nuestra
influencia sobre él- No es% pues% con7eniente ,ue todo el mundo tenga libre acceso al
conocimiento de los nombres- <ran parte de esta ciencia es lo propio del sacerdote o del
mago- Por eso% el nombre del dios de "srael deberC ,uedar guardado en el misterio% serC
inefable para el 7ulgo- Los magos% sabios o sacerdotes apenas se atre7en a seFalarlo por
las letras místicas o mCgicas; E=T=% ,ue dan la pronunciaci$n% +ebraica de Ea+Se+%
dic+o por nosotros Ee+o7C-
>&)?
98#
3l desdoblamiento del mago en sacerdote data% es fCcil comprenderlo% de los albores
de la época +ist$rica- Primeramente% según los testimonios de 3s,uilo y de Suidas% el
nombre de magos correspondía al 7ocablo locati7o por el ,ue se significaba una tribu de
/edas% gentes de alta cultura sometidas a la Persia por .iro en el siglo !" antes de la
época cristiana- /as en 3strab$n
>&&?
los magos son ya sacerdotes 7enerables
representati7os de un pueblo o de una tribu% en general- Los magos o sacerdotes de
Persia% de 3tiopía% de 3gipto o de las di7ersas comarcas del 1riente anterior son según
Plinio los depositarios de la sabiduría antigua y ese autor nos informa ,ue PitCgoras%
3mpedocles% 2em$crito y Plat$n +abían 7isitado a los magos de a,uellas comarcas% por
lo cual .icer$n >,e ,ivin- "% 98? ad7ierte ,ue los magos son los sabios de la Persia%
sabios no s$lo por sus conocimientos% especialmente astron$micos e +ist$ricos >+oy
diríamos folkl$ricos% en buena parte? sino también por su sensatez% su cordura% en el
sentido doble ,ue tienen en la lengua francesa% las palabras sage y savant y en la inglesa
el 7ocablo Eise. Así se denomina en inglés como Eise men a los tres magos ,ue
nosotros consideramos reyes y ,ue desde las profundidades del Asia y del Mfrica 7an
guiados por una estrella para ofrecer sus dCdi7as y rendir pleitesía al nue7o 2iosD5ey
nacido en una aldea israelita- .uriosamente% los magos 7an a perder tempranamente su
prestigio% precisamente a causa de la magia% por,ue 3urípides los considera ya como
hechiceros, esto es% hacedores de conBuros y de recetas medicinales% ,ue fue una de las
artes mCs fecundas y dilatadas de la magia- S$focles% mCs ,ue sabios% los cree astutos y
socarrones% tanto como +oy diríamos de los saludadores% y como cual,uier 7iaBero por
tierras de 9(# cultura primiti7a +a podido obser7arlo de los magos o sacerdotes
actualmente 7igentes- =oracio% poco susceptible a este tipo de tradiciones% apenas
distingue entre los filtros de los magos y las +ec+icerías de las bruBas- 3n Eu7enal% mago
era ya todo; médico% sacamuelas% funCmbulo- 4n rasgo general% permanente% une a todos
ellos entre sí a tra7és de tantos siglos de +istoria y de pre+istoria; el +ec+o de ,ue todos
sean musicantes% meBor dic+o% cantores% por,ue no +ay encantamiento% +ec+izo%
in7ocaci$n mCgica sino a tra7és del canto% ,ue% por regla casi general es canto danzado%
gesticulado a lo menos-
Tenemos idea a tra7és de los escritos de Plutarco sobre "sis y 1siris de cuCles eran
las doctrinas de los magos o sacerdotes egipcios% cinco mil aFos antes de la guerra de
Troya y sabemos por =erodoto >.ap- "- &)&-? el ritual ,ue los magos persas eBecutaban
dentro de una funci$n musical precisa- )n mago, nos dice ese +istoriador temprano% se
coloca #unto al sacerdote que o$icia " canta la teogonía% es decir, la historia del dios,
F3>G
que es como los persas denominan al canto litrgico. 0in este mago " sin este canto, la
le" no permite que se haga ningn sacri$icio.
2a7id% o los an$nimos colaboradores de los Salmos% sabían todo eso y se daban
cuenta e0acta del 7alor mCgico de sus in7ocaciones altamente musicales ya% y
acompaFadas por una música instrumental muy e7olucionada >por lo menos desde el
punto de 7ista mel$dico% en el canto y en la técnica instrumental?- Su tradici$n mCgica
era muc+o mCs antigua ,ue la magia persa% y el U0odo
>&8?
reconoce los orígenes egipcios
de esa magia 9I# ,ue +abría nacido en 3gipto y .aldea pasando después a los Budíos
para penetrar en la ci7ilizaci$n griega y% mCs tarde% en todas las naciones cristianas del
1ccidente europeo-
Si los Salmos se cantan
>&(?
es% sobre todo% por,ue estCn integrados por f$rmulas de
in7ocaci$n al 3spíritu y por,ue el lenguaBe propio para ponerse en comunicaci$n con lo
alto es% sistemCticamente% en todas las culturas% la 7oz +umana emitida en sonidos
musicales- 3sto% sustancialmente% y mCs si 7a doblada por instrumentos cuyo sentido
mCgico estaba descubierto desde los albores de la +umanidad- Lo mismo ,ue se in7o,ue
a Ee+o7C para alabarlo% para predisponer su Cnimo fa7orablemente a la estipulaci$n de
con7enios% para desarrugar su ceFo% o bien ,ue se in7o,ue a no importa cual,uier dios
de secreta denominaci$n% con el fin de ,ue riegue de llu7ia un suelo sediento% o% al
re7és% para ,ue +aga cesar dilu7ios en7iando de nue7o el sol fecundante% tanto en 3gipto
como en la "ndia% en la .+ina como entre los indígenas americanos% en Te+uantepec
tanto como en Se7illa% la in7ocaci$n% las rogati7as estCn sometidas a un ritual
minucioso- Por,ue no son las nubes las ,ue derraman su precioso o e0cesi7o lí,uido%
sino el dios ,ue +abita en las altas regiones- 3l impersonal de nuestro 7erbo llueve
presupone esa tercera persona ,ue en francés se e0plica por il pleut% in7isible tercera
persona a cuyo descubrimiento trascendental +emos aludido antes y ,ue en la mente
primiti7a 7a unida a la idea de 9K# di7inidad- Heus llueve, decían los griegos% y la idea
de un dios acuario prosigue 7i7a +asta nuestros días% por mCs ,ue la superstici$n
estu7iese ya reproc+ada desde Séneca-
/oisés% inspirado por el aliento del dios bíblico% conocía asimismo el arte mCgico de
+acer brotar agua de las piedras al conBuro de su 7arita >2xodo% :!""% K?-
>&I?
3sa 7arita
mCgica >2xodo% "!% &N? +a per7i7ido a tra7és de los tiempos y toda7ía +oy +ay sabios
alemanes ,ue disertan con gran aparato científico sobre la 7arilla +igrofílica de los
za+oríes- Lucano conoci$ en su tiempo a los za+oríes intermedios% y +abla de cierta
maga de Tracia ,ue desencadenaba dilu7ios- Sabido es ,ue la f$rmula contraria se +abía
perdido ya en tiempos de Noé% pero es cierto ,ue Noé no fue ni mago ni profeta-
/Cs cerca de la música sinf$nicoDcoral de los Salmos estCn los procedimientos
empleados por los Crabes para lograr ,ue Ala+ llue7a- 4n libro an$nimo escrito por un
Crabe del .airo en los primeros aFos del siglo :"!% e0plica c$mo +ay ,ue proceder;
siete +ermosos muc+ac+os ,ue conozcan bien la f$rmula% un cierto aire% y su ritmo
propio% la cantarCn con bella 7oz durante tres +oras% acompaFCndose incesantemente con
el laúd- 3l arte de la música% o% meBor dic+o% el placer de la música +a progresado muc+o
ya en esa época- Ala+ e0igía para derramar sus dones tanto la +ermosura de la música de
los laúdes% como la +ermosura de la 7oz y aun la de los mismos muc+ac+os- La música
de los Salmos es ya +ermosa% muc+o tiempo antes ,ue la del Crabe cairota- =ermosa es
también su poesía- 2a7id% ,ue pasa por ser el autor% fue% bien se sabe% un +ermoso
mancebo- 3n las 9N# primiti7as f$rmulas in7ocatorias ninguna +ermosura era necesaria
y es materia +arto discutible si la +ermosura musical entr$ en el canto eclesiCstico y aun
si no fue recibida con desconfianza- La primiti7a in7ocaci$n mCgica naci$ en tiempos
en los ,ue ya era bastante sublimidad el +ec+o de emitir sonidos modulados y saber
articularlos de forma ,ue produBesen mara7illosos efectos% para ,ue ademCs pudiese
sospec+arse ,ue e0istía una calidad estética en todo ello- 3l canto mCgico% tanto como el
primer canto eclesiCstico% no tienen por fin la belleza% sino otro fin muc+o mCs necesario
a los asuntos espirituales- La música de la "glesia primiti7a tan ligada a sus tradiciones
estaba ,ue ni aun reparaba en su procedencia +ebraicaG al contrario% esa procedencia
certificaba su eficacia% reiterada en muc+os siglos de adoraci$n a un dios común a
Budíos y a cristianos- Ni en la Sinagoga ni en las primeras reuniones cristianas era el
canto obra de arte o de placer estético- .omo el canto mCgico% tenía un obBeti7o
prCctico% y no constituía un fin en sí mismoG así ocurría ,ue San Euan .ris$stomo
considerase superfluos los instrumentos y ,ue San Ber$nimo diBese con toda claridad ,ue
el cantor no agrada a ,ios por su vo& ni por su talento, sino por lo que hace " por lo
que te dicta su cora&ón. .uando San <regorio% en el siglo !""% realiza su famosa
reforma del canto litúrgico% no es la belleza del canto lo ,ue le preocupa% sino razones
muy profundas de ritual y de política- Si sus scholae 7an a crear un mundo de belleza es
por razones aparte; el mundo marc+aba- Nue7os +orizontes de cultura se abrían y% entre
ellos% 7ol7ía a alborear un mundo perdido en las sombras del primer milenio; el mundo
de la belleza sensible-
/enos aún es la belleza moral% la capacidad de conmover de la música lo ,ue dicta el
primiti7o canto eclesiCstico- 3ntre el mover, el poner en mo7imiento al 9O# espíritu
in7isible por medio del conBuro mCgico y el conmover por medio de la música el
espíritu ,ue nos alienta% media todo el proceso de la ci7ilizaci$n moderna- .uando el
Salmista in7oca a Ee+o7C% cuando el sacerdote cristiano in7oca al SeFor pidiéndole ,ue
escuc+e sus oraciones; ,omine, exaudi orationem meam, adornando la última sílaba con
un florido melisma de tres docenas de notas% se +alla tan cerca de la in7ocaci$n mCgica%
aun,ue no lo sospec+e% como cuando en el mCs temprano ritual griego del cristianismo
se in7ocaba por tres 7eces al SeFor en el Trisagio; -gios, 8 Dheos% 1+ seFor 2iosG
-gios ischiros, SeFor fuerteG -gios -tanathos, SeFor inmortal- F$rmula tres 7eces
repetida como en el Vyrie% mezcla de griego y de latín ,ue reproduce estrec+amente la
estructura ritual de las f$rmulas mCgicas- A"rie Eleison, SeFor% ten piedad de nosotros% o
como dice otra e0égesis de un comentarista cristiano; SeFor% espíritu de la luz% ten
piedad de mis tinieblasG SeFor% espíritu de la fuerza% ten piedad de mi debilidadG SeFor%
espíritu de la Santidad% escúc+anos% ot$rganos tus gracias-
3l por ,ué de esta repetici$n triple +abía ya c+ocado en el siglo !" al .oncilio de
!aison >I98? ,ue resol7i$ el problema diciendo ,ue era para llegar meBor así a
compungir el coraz$n de los fieles- Santo TomCs e0plica ,ue tres ="ries estCn dedicados
al Padre% tres al =iBo y tres al 3spíritu Santo- La idea de la Trinidad lo e0plica bien% pero
no% en cambio por ,ué en los ="ries s$lo se in7oca a dos personas; al SeFor% A"rie% y a
.risto% Christe. /as cual,uiera ,ue sea la e0plicaci$n teol$gica% la causa de la
repetici$n triple es muc+o mCs antigua% mCs radical% ya ,ue ella es como la semilla de
toda construcci$n musical con parte alternati7a% es decir% la f$rmula AAAD@@@D...
,ue se contrae a esta otra AD@DA fuente de la ar,uitectura musical mCs dilatada% 9'# y
,ue constituye la base de las formulas mCgicas; simples% cuando la repetici$n es de un
único grupo mel$dico% como AAAG doble cuando estC seguida de un segundo grupo
@@@- 5ara 7ez esta f$rmula mCs compleBa se resigna a la mera yu0taposici$n de esos
elementos >como se obser7a en algunos cantos populares? mientras ,ue un elemental
sentido eurítmico ,ue asciende a la ley de e,uilibrio en las líneas decorati7as del dibuBo
ornamental primiti7o% e0ige la nue7a presentaci$n del grupo AAA- Pero Hpor ,ué tres
7eces cada miembro de fraseJ La idea mCgica del número tres es la primera ,ue se
presenta al +ombre primiti7o ,ue no siempre tiene idea del número uno- 2e tal manera%
,ue +ay tribus de cultura rudimentaria donde el grupo mCs simple estC compuesto por el
número dos% base de la numeraci$n duodecimal; así% en guaraní% donde uno no es sino la
e0presi$n sin compañero. La pareBa es el núcleo de la sociedad y la idea elemental de
cantidad- No otra cosa% en el fondo% implica en nuestro 7ocabulario el término impar,
sentido ,ue tiene ya el número uno% con lo ,ue se indica ,ue el sentido numeral +a
comenzado por el número dos% el par por antonomasia- .umero ,eus impare gaudet;
2ios se complace en los números impares- 3l tres es la primera agrupaci$n mCgica- 3l
!ieBo Testamento siente predilecci$n por el siete% mientras ,ue el nue7e no es sino la
triple repetici$n del número tres- Dertia omnia, todo es ternario% se decía en la 3dad
/edia% y la "glesia +a recogido en su notaci$n mensural la di7isi$n ternaria como
perfecta% denominando imperfecta a la di7isi$n doble- Las f$rmulas mCgicas de ali7io o
curaci$n de males son triples- .onocemos muc+as de ellas contenidas en un escrito >,e
Medicamentis? del mago% curandero% +ec+icero o como ,uiera denominCrsele%
/arcellus% >6id-% .ombarieu% 8p. cit., cuarta parte% .ap- "? y nuestro dic+o popular 8)#
asegura ,ue no ha" dos sin tres. 3ste papel Bugado por la magia en el arte de curar
enfermedades es tan importante como ella misma% por,ue H,ué cosa +ay mCs importante
en el cotidiano comercio% después de procurarse mCgicamente el alimento atrayendo a
las 7íctimas por medio de f$rmulas irresistibles% sino ali7iar los dolores ,ue la
+umanidad padece desde su aparici$n en el planetaJ Der dico, ter incanto dice el
sepulturero% una 7ez fracasada la f$rmula curati7a% conforme golpea los cla7os de la
caBa funeraria-
La "glesia +a abandonado la costumbre e0istente antiguamente de cantar por tres
7eces el introito% pero no la de in7ocar por partida triple% tres 7eces repetidas% al SeFor-
L en efecto cuando se identific$ a =ermes Trimegisto% =ermes el tres 7eces grande% con
T+ot% el dios de la magia en 3gipto% se diBo de él ,ue era solus et ter unus% y así 17idio
nos informa ,ue =écate trimorfa% ,ue reina sobre el cielo% la tierra y los infiernos%
presidía todas las operaciones de magia y se la in7ocaba siempre por tres 7eces- Al
+ablar del canto folkl$rico 7ol7eremos% con mCs puntualidad sobre este asunto-
*ue no es sino un detalle% entre muc+os mCs% de las super7i7encias mCgicas en el
cristianismo cuya magna funci$n% la /isa% recoge infinidad de ellas- Las principales% las
,ue se refieren a la Pasi$n% /uerte y 5esurrecci$n di7inas ,uedarCn esbozadas al +ablar
del drama religioso en la antigAedad griega- Apuntaré a+ora solamente lo ,ue se refiere
a su ritual% no a su esencia- 3ste ritual% preciso y minucioso% es propio de toda idea de
religi$n organizada% pero deri7a de la precisi$n indispensable ,ue es preciso desplegar
en el acto de la in7ocaci$n mCgica para ,ue surta el efecto apetecido% y% al mismo
tiempo% para ,ue produzca sobre el profano la necesaria impresi$n de secreto y de
misterio- Por lo general% esto ocurre así por,ue la ceremonia se 7erifica 8&# a beneficio
de tercero% es decir% del fiel o clienteG pero puede e0istir por sí sola cuando el mago o
sacerdote in7oca a la di7inidad por puros moti7os de religiosidad o conciencia- 3n tales
casos% el oficiante se dirige a la di7inidad murmurando una f$rmula cuyo 7alor estético
se le escapa o le es indiferente% pero a la precisi$n de la cual sabe ,ue la di7inidad
in7isible es muy e0igente% raz$n por la ,ue cuando la f$rmula se con7ierte en oración%
al +aber e7olucionado la magia en religi$n% se e0ige la repetici$n e0acta de un
determinado te0to% minuciosamente compuesto% como el .redo lo fue por turno por cada
uno de los Ap$stoles% y asimismo el resto de nuestras oraciones% ,ue fueron suBeto de
numerosas contro7ersias en di7ersos .oncilios-
"ncluso el sentido inmediato del te0to de la in7ocaci$n puede escapar al in7ocante-
3sto aFade secreto y misterio a la f$rmula ,ue% del idioma e0tranBero de donde suele
pro7enir% degenera en mera sucesi$n 7erbal sin sentido preciso% como ocurre en muc+as
tribus fetic+istas actuales% en el vu+du% en las ceremonias FCFigas% etc-% y de una manera
general en el latín de la "glesia cristiana% ,ue muy pocos fieles comprendenG de tal
modo% ,ue +a sido materia de larga discusi$n el +ec+o de si debe decirse la misa en latín
o en el idioma 7ulgar de cada país% ya ,ue el latín es solo la lengua oficial de la "glesia
de 5oma% mientras ,ue otras iglesias orientales% como la copta% la siria% la armenia% la
bizantina o la esla7ona emplean% bien el griego% bien sus lenguas semíticas%
reminiscencias de alguna de las cuales +an penetrado +asta la lengua ritual de la "glesia
cristiana% especialmente en ciertas e0presiones interlecti7as ,ue +an perdido su sentido
gramatical y ,ue dan origen a melopeas floridas o meramente a estribillos% punto% este%
del mayor interés en el estudio de la melodía folkl$rica-
La minuciosidad en el ritual de la /isa es tan grande 89# ,ue un autor% T+- @ernard%
detalla +asta no7enta y cuatro faltas en las ,ue fCcilmente puede caer el sacerdote o su
ac$lito en el acto de la celebraci$n% antes o después% por eBemplo; apoyarse en el lado
iz,uierdo al decir ,omine, non sum dignusG le7antar los oBos en el <loria% el .redo o los
/ementos% o no le7antarlos en el Munda cor meumG no tocar el libro cuando se lee la
3pístolaG separar los dedos cuando se tienen las manos e0tendidasG no cruzar los
pulgares cuando se Buntan las manos% el derec+o encima del iz,uierdoG tocar las +oBas
del /isal al 7ol7erlasG pronunciar con demasiada lentitudG tener la mano colgando y no
puesta sobre el cClizG no decir el número e0acto de A"ries y de Christes o in7ertir el
ordenG decir 1ube, ,omne en lugar de 1ube ,omine y otras mCs ,ue deri7an
e7identemente de la formulaci$n 7erbal mCgica o de las prCcticas mCgicas de la
c+eironomíaG mientras ,ue algunas% como el +ec+o de pasar primero el brazo iz,uierdo
de las mangas del alba antes del derec+oG besar ciertos ornamentos como el alba y la
casulla y no besar otros como el amicto% manípulo y estolaG le7antar el alba% la sotana%
con una mano al andarG comenzar la /isa antes de ,ue el monaguillo +aya encendido
los dos ciriosG decir oremus antes de +aber llegado al centro preciso del altar y de
colocar en él las dos manos Buntas% son claras reminiscencias de la parte mímica o
gesticular del rito mCgico-
La oraci$n primiti7a se cantaba- La se +a dic+o por ,uéG así el canto 7a
solidariamente unido al sacrificio- Pero +ay misas ba#as donde la ceremonia mímicoD
gesticular se admite en sustituci$n del canto% como se diBo de ciertas imprecaciones
mCgicas cuyo origen debía de estar demasiado fresco en los primeros tiempos cristianos
como para ,ue se disputase sobre la posibilidad de las misas baBas% cuya legalizaci$n no
parece llegar +asta el siglo !"""- Todas las oraciones tienen un obBeto 88# muy preciso%
tanto las de la /isa como las ,ue pueden emplearse in quacumque tribulatione, así% por
eBemplo% la ya mencionada de las rogati7as% ,ue pertenece al grupo de oraciones fuera
del templo pro variis necessitatibus publicis, tanto la ad petendam pluviam como su
contraria% ad petendam serenitatem-
>&K?
2os cantores desarrollan las letanías oportunas%
después de lo cual se dice el (ater y se canta el Salmo &(K donde ta0ati7amente se
e0plica ,ue se deben cantar y tocar instrumentos al dios ,ue inter7iene en las nubes del
cielo y depara la llu7ia sobre la Tierra;

(raecinite ,omine in con$essione* psallite ,eo nostro in cithara*
Iui operit coelum nubibus et (arat terrae pluviam.
Fuera de este empleo meteorol$gico
>&N?
y municipal% el agua desempeFa un papel
importante y reiterado en la liturgia% tanto como antes en la magia% y no s$lo el agua%
,ue a 7eces escasea% sino su sustituto% la sali7a- 3n reiterados casos de magia curati7a la
sali7a opera el efecto milagroso ,ue normalmente procura el agua en las simples
infeccionesG y en otros casos% cuando se trata de arroBar espíritus malignos albergados en
las interioridades 8(# orgCnicas% el conBurador escupe tres 7eces% imitando así la salida
del espíritu a ,uien% a 7eces% golpea con el tal$n% como en prCcticas folkl$ricas del
Le7ante espaFol- Por eso se la7a el sacerdote las manos antes de comenzar la misa%
simbolizando una pureza fCcil de comprender para nuestras prCcticas +igiénicas% pero no
enteramente redundante en tiempos y países leBanos- 3n la magia% como en el ritual
religioso% todos los gestos estCn determinados por este principio >.ombarieu?; la imagen
material >apro0imada? es e,ui7alente a un +ec+o moral ,ue% imitado pro7oca su
realizaci$n- Así dice el sacerdote; ,a, ,omine, virtutem manibus meam, ad
abstergendam omnem maculam, ut sive pollutione mentis et corporis- L% en efecto% las
aspersiones ,ue el sacerdote +ace sobre los fieles congregados% primero con sus manos
impolutas% después con un +az de ramillas de +isopo% limpian las almas% e0pulsan los
demonios de donde se esconden y son% en los fieles% como las lCgrimas del
arrepentimiento- 3l sacerdote rocía el altar por tres 7eces y enseguida el diCcono% el
subdiCcono y el pueblo recitan el Miserere mei ,eus a fin de ,ue el SeFor acceda a esta
e0pulsi$n mCgica de los demonios- 3l Salmo I)% el 7ersículo (W% capítulo :"! del
Le7ítico% recogen ya esa operaci$n netamente mCgica ,ue se canta +oy en la iglesia los
domingos fuera del tiempo de Pascua- M's que la nieve seré albo, dice el te0to bíblico;
super nivem dealbabor- L para ,ue en el tiempo pascual no falte esta purificaci$n% el
domingo de Pentecostés se canta la antífona 6idi acquam egredientem mientras ,ue a la
octa7a de la 3pifanía corresponde la oraci$n -qua comburit peccatum hodie.
Las aguas del bautismo% las ,ue el de7oto pone sobre su frente al entrar en el templo%
responden al mismo punto de 7ista- Al agua como obBeto instrumental de la magia 7a
unido con frecuencia otro lí,uido reconocidamente 8I# sedante y ,ue tiene en la magia
medicinal una aplicaci$n fCcil de comprender; el aceite% al paso ,ue en el simbolismo
religioso tiene un alto 7alor de consagraci$n mediante la acci$n de ungir al elegido-
Agua% aceite% 7ino; todos los países de la cuenca mediterrCnea estCn unidos por esos
elementos lí,uidos- Si se recuerda ,ue la literatura bíblica une a ellos otros productos de
la tierra; la sal% la oli7a% la almendra y la miel% tendremos descrito el panorama
gastron$mico mediterrCneo en sus sustancias mCs acentuadamente locales% mientras ,ue
la +arina y la lec+e% en sus 7ariedades% alcanzan a todos los países-
Las 7irtudes mCgicas del agua y del $leo puestas en Buego por 7irtud de la f$rmula
oportuna son% como se comprende% las primeras en aparecer a la inteligencia del +ombre
y se +an trasmitido íntegramente +asta los tiempos cristianos- 3l dominico /gr- .abrol
cita en su obra del mCs alto interés sobre La priJre antique una oraci$n >p- 8()?
transcrita en un manuscrito griego encontrado entre los monBes de /onte At+os y ,ue
data del siglo "!- Su te0to estC tan cerca de las primiti7as f$rmulas in7ocatorias ,ue creo
útil traducirlo; ?endecimos DdiceD en el nombre de tu /i#o nico 1esucristo, a estas
criaturas Del aceite y el aguaD; invocamos el nombre de -quel que su$rió " $ue
cruci$icado, que resucitó " est' sentado a la diestra del Increado, sobre esta agua " este
óleo. 8torga a estas criaturas el poder de curar* que toda $iebre, todo esp%ritu malo "
toda en$ermedad sean puestas en $uga por el que beba estos breba#es o que esté ungido
por ellos, que sean un remedio, etc.
Al lado de esas sustancias y con una importancia e,ui7alente e0iste otro elemento%
en cierto modo antag$nico de ellas% pero complementario; el fuego% sobre cuyo 7alor
simb$lico apenas serC necesario insistir- La 8K# ley de imitaci$n mCgica se cumple al
,uemar a,uel obBeto ,ue meBor represente la pasi$n ,ue desea pro7ocarse- Si el laurel es
el Crbol representati7o del ardor amoroso% se ,uemarCn sus +oBas a fin de encender un
fuego anClogo en el coraz$n recalcitrante- 3l +umo ,ue ascendía +asta las narices de
Ee+o7C en el ara de los sacrificios en un olor suave a carnero asado% tiene su sucesor
directo en el incienso ,ue el turiferario derrama en perfumadas 7olutas al marc+ar tras
del sacerdote ,ue se dirige al altar- /as no es eso s$lo% sino ,ue el incienso tiene un
significado profundo% según ciertos comentaristas% pues ,ue e0presa los deseos de los
patriarcas y profetas antes de la 7enida del /esías% así como las brasas del incensario
son e0presi$n simb$lica de los serafines ,ue precedían al Sal7ador en su ascensi$n-
Siguen al turiferario los ac$litos lle7ando +ac+as encendidas% las cuales% según a,uellos
e0égetas representan a los Profetas% al Precursor y a los Ap$stoles% ,ue anunciaban la
presencia de Eesús verdadera lu& del mundo! pero basta recordar las antorc+as
flamígeras de las ceremonias dionisíacas para comprender ,ue el simbolismo del fuego
es anterior al rito cristiano% el cual sucede a a,uel en parte de lo esencial tanto como en
los detalles e0teriores-
*ue el diCcono y el subdiCcono representen al Antiguo y al Nue7o Testamento y ,ue
la marc+a del sacerdote al altar reproduzca la del Sal7ador entrando en el mundo% no son
sino interpretaciones de época muy posterior% como alguna de las mencionadas% pero su
presencia en los ritos mCgicos persiste +asta +oy mismo en las ceremonias políticoD
mCgicas de los Berarcas europeos% según +a podido 7erse en $ilms documentales
concernientes a las grandes paradas militares% o sea la gran danza del 3stado% celebradas
anualmente en Alemania ante los altares dedicados a los difuntos ,ue e0plota la 8N#
nue7a modalidad religiosa% muertos trCgicamente todos ellos% como lo re,uiere la mCs
antigua tradici$n según la cual 1siris% 2ionysos% Adonis% 1rfeo y .risto +an de morir en
suplicio- Así% el soldado desconocido-
Pero el altar% mCs ,ue tumba% es mesa- .ristianamente% es la trasmisi$n directa de la
mesa en la ,ue .risto se despidi$ de los Ap$stoles en una última cenaG mas% esta
comida% a su 7ez significa algo mCs antiguo- Eesús +abía ofrecido pan y 7ino a sus
discípulos diciéndoles; Comed, este es mi cuerpo. ?ebed, esta es mi sangre- L cada 7ez
,ue en la /isa se celebra como en e0tracto y de una manera simbolizada la +istoria de
la di7ina tragedia% el oficiante toma% en efecto% y de una manera material 7ino y pan%
representado este en una +ostia de +arina ,ue se +alla penetrada místicamente del ser
mismo de .risto- A la manera de los ban,uetes religiosos de aFeBo abolengo% .risto y
los ap$stoles cantaron en su comidaG luego se dirigieron cantando% himni&ando, dice el
te0to e7angélico de San /arcos y San /ateo-
>&O?
Sus +imnos% los Salmos Laudate
,ominum y el Con$itemini siguen siendo cantados +oy mismo por los israelitas como
acci$n de gracias tras de la comida pascual% cuando el padre de familia% ,ue ya +abía
bendecido el pan Ccimo y el 7ino% entona la lectura de esos salmos% a los cuales
responden los comensales con alleluias de rica ornamentaci$n melismCtica-
La música inter7enía normalmente en estos ban,uetes- =omero nos presenta al
mismo Apolo cuando buscando oficiantes para ,ue celebren su culto les enseFa el ritual
,ue +an de seguir; encender fuegoG ofrecer +arinaG por,ue la +arina% símbolo de la
cosec+a% del alimento en general% significa permanentemente el ritmo de las estaciones
,ue traen de nue7o la fecundidad% 8O# tras de la esterilidad del in7ierno y% por e0tensi$n
simboliza la reno7aci$n de la 7ida% la resurrecci$n de los muertos% final tanto de la /isa
como de sus antecedentes egipcios y griegos en las celebraciones de la pasi$n% muerte y
resurrecci$n de 1siris y 2ionysos- 3nseguida de ello% oraciones en torno del altarG
ban,uete ritual con libaciones en +onor de los dioses ,ue +abitan el 1limpo y
finalmente% canto e0ultante en +onor de Apolo% llamado a,uí Paean% io+paean, dios
fecundo% luz ,ue brilla para los mortales% imagen del sol como la patena ,ue brilla sobre
el sagrado cCliz y como la +ostia misma% en una sucesi$n simb$lica; sol y cosec+a% luz y
7ida% gracia y resurrecci$n-
3n la Il%ada% cuando 4lises 7a a 7er a la bella @riseida% el pe'n se canta asimismo
tras del ban,uete ceremonial% y en el .anto !""" de la 8disea, =omero nos detalla la
sucesi$n de inmolaci$n% comida y canto de estos festines celebrados baBo el sua7e
resonar de la $orminx >la cítara apolínea?- 3stos usos religiosos y semireligiosos
perduran en Eenofonte- 3l libro del Eclesi'stico, de Eesús @en Sirac+ >c- &O) a- .-?
testifica su boga entre los +ebreos- 3l Dalmud >Sota+ N% 7- 9? manifiesta ,ue las
canciones se +acían en griego- >La influencia de la música griega se e0tiende por
Palestina con =erodes el <rande >siglo "?- Las canciones de bodas se llaman% como en
griego% himenaia. *uintiliano% en los albores del cristianismo% declara ,ue el mismo
sentido y proceso tenían entre los antiguos romanos% acentuCndose cuando las
costumbres griegas in7adieron 5oma- Liras y flautas acompaFaban el rumor de las
con7ersaciones% mas cuando los ban,uetes pasaron a ser pri7ilegio de los ricos% la
música lleg$ a ser tan profusa ,ue estorbaba las disertaciones finales% donde% según
Plinio y /arcial% los comensales impro7isaban poesías al ritmo de las flautas ,ue% por
eso mismo se +icieron pura f$rmula 8'# de cumplido a la 7ez ,ue se ofrecían coronas
de flores a los in7itados- Pero en reuniones menos delicadas% los con7idados preferían
,ue se uniese al 7ino y a la música el espectCculo de la danza- @ailarines 7arones% según
se desprende de algunos te0tos% llegaban a 5oma procedentes de .Cdiz y de Siria%
acompaFCndose sus 7oluptuosos mimetismos con el c+ocar de los cr$talos- 4na última
reminiscencia de las danzas en las ceremonias rituales procedentes de las comidas
religiosas es la danza de los seises, el día del Eue7es Santo% en la catedral de Se7illa ante
el monumento% o sea al altar encendido como una +oguera de +olocausto% danza ,ue
miles de aFos antes +abía eBecutado 2a7id ante el arca de la alianza y ,ue a su 7ez
organizaban los sacerdotes sallos% según =oracio y .icer$n% en sus axamenta% o
ban,uetes sagrados con cantos y danzas donde los dioses estaban in7ocados por su
nombre-
No ya para obligarlos% casi podría decirse% por la fuerza mCgica ,ue deri7a del
conocimiento de sus nombres% sino para saludarlos predisponiéndolos fa7orablemente-
3s este cambio de actitud del +ombre in7ocador% lo ,ue inicia la transformaci$n de la
magia y a7i7a el proceso religioso- .uando la +umanidad +a progresado
considerablemente en la transformaci$n de su conciencia moral% la oraci$n sucede a la
in7ocaci$n y al conBuro primiti7o- 3l +ombre a+ora ruega, implora a su di7inidad% y se
posterna ante ella% +umillCndose% en una actitud piadosa, no desafiante- 3ste +ec+o
profundamente psicol$gico% profundamente impregnado de sentimiento humano es lo
,ue% en sustancia% diferencia la religi$n de sus antecedentes mCgicos- .omo en todos los
tiempos desde ,ue el mundo nace% sus oraciones% sus plegarias% 7an unidas a la música si
a,uellas se 7erifican en el templo- /as esta 7ez% la música no es una simple f$rmula
coerciti7a; es un +imno% una acci$n de gracias% ()# un agasaBo% o bien aún% un modo de
e0presar los sentimientos religiosos mCs fer7ientes en ,ue% por el camino del tiempo% se
transforma la /úsica; lenguaBe del espíritu% 7oz de lo profundo% e0uberancia cordial ,ue
dicta sus acentos a la palabra en é0tasis-
R R R
=asta la destrucci$n sistemCtica de los templos por el rey persa .ambises en el siglo
!" antes de E- .- los sacerdotes egipcios celebraban pacíficamente su culto a "sis y
1siris entonCndoles cantos de mo7imientos reposados ,ue se acompaFaban por una
música de arpas% flautas de gran longitud y una especie de clarinetes% según muestran los
relie7es del primer "mperio-
>&'?
Su número parece ,ue era bastante nutrido y Bunto a los
instrumentistas figuran los cantantes% sentados sobre sus talones% ,ue baten palmas% bien
para acentuar la medida% bien para subrayarla con una elemental percusi$n ,ue +a
perdurado en toda la cuenca mediterrCnea +asta nuestros días- Asimismo parece poder
deducirse de esos relie7es ,ue el procedimiento de emisi$n de canto era asaz semeBante
al ,ue se +a conser7ado en ese litoral% por eBemplo% la boca apenas abierta% el cuello
rígido% la mano colocada en porta7oz Bunto a la meBilla% acaso para imprimir un
mo7imiento 7ibratorio a determinadas notas---
La 7ieBa tradici$n de la música en los templos egipcios se debilit$ considerablemente
en el "mperio /edio% +acia el aFo 9))) a- .- cuando 3gipto se pone en contacto con el
oriente asiCtico y los n$madas sirios penetran (&# en el +ierCtico país acompaFados de
sus liras-
>9)?
Los faraones de la &OX dinastía% +acia el aFo &I)) dominan el Asia menor
+asta la /esopotamia y% como influencia de retorno% la música siria% producto de alta
moda% se apodera de los palacios reales y destierra los instrumentos 7ernCculos sal7o el
arpa% ,ue acaso sufri$ modificaciones para adaptarse a los nue7os usos y Buntarse a las
pe,ueFas arpas triangulares asiCticas% a los laúdes% liras y tamborines o panderillos en
una música sin duda mCs 7i7a ,ue lo +asta entonces tradicional y ,ue acompaFaba
danzas mo7idas% según el testimonio elocuente de los baBos relie7es tan finos de líneas
como e0actos en sus detalles-
>9&?
Por esencia conser7adora% la casta sacerdotal egipcia inici$ un mo7imiento
reaccionario en la época saita% en el primer milenio anterior a .risto% contemporCnea de
la nue7a época babil$nica% toda7ía dentro del apogeo de la cultura siria% y% por lo menos
en los templos% se procedi$ a una e0pulsi$n de elementos e0tranBeros% de tal manera ,ue
según =erodoto% ,ue floreci$ al finalizar la época saita% tras de las 7iolencias de
.ambises los sacerdotes de su tiempo% refiriéndose a costumbres ,ue +abían 7uelto a
+acerse tradicionales% no permitían mCs cCnticos ,ue los 7ernCculos- Plat$n% ,ue estu7o
en 3gipto% dice estaba pro+ibido crear tipos nue7os musicales >nomos? y ,ue los B$7enes
egipcios s$lo podían aprender la música ,ue los sacerdotes permitían% lo cual le sir7i$ a
él de precedente para implantar un sistema semeBante en <reciaG pero en la época de
=erodoto y de Plat$n% su coetCneo% +acía mCs de mil (9# aFos ,ue la influencia asiCtica
se +abía e0tendido en 3gipto-
>99?

Lo 7ernCculo% pues% +abía tenido tiempo para cambiar de aspecto- La estrec+ez de
criterio de a,uella casta sacerdotal debi$ ir acentuCndose% por,ue cinco siglos después%
en el primer siglo cristiano% ya refiere 3strab$n ,ue los instrumentos- musicales estaban
desterrados de los templos% y 2iodoro Sículo pudo creer ,ue la música en general estaba
considerada en el 3gipto de su tiempo como un arte afeminado% de daFosos efectos- Sin
embargo% ar,ue$logos como .urt Sac+s creen ,ue dos instrumentos% a lo menos%
prosiguieron en los templos según parece deducirse de los relie7es- (8# 4no de ellos
sería una especie de carraca% mientras ,ue el otro% el sistro% remonta su origen a los
primeros siglos del "mperio /edio% es decir% a unos &O)) aFos antes de .risto- 3se
instrumento de sonaBas 7inculado primeramente al culto de =at+or% era agitado para
aleBar a los malos espíritus% y cuando su culto fue sustituido por el de "sis% el sistro se
con7irti$ en símbolo de esta di7inidad- Acaso por la e0pansi$n de este culto en todo el
litoral mediterrCneo pas$ el sistro +asta su e0tremo occidental- Aún perdura en
Andalucía en los llamados campanilleros% por la regi$n entre .$rdoba y Se7illa% y los
negros americanos los emplean >sonaBas y campanillas? en sus ceremonias religiosas de
Na7idad% Bunto a las 7oces bien disciplinadas% banBos% ukuleles% instrumentos de arco y
alguno ,ue otro SteinSay-
Si en tiempos del "mperio 5omano% cuando 3gipto era s$lo una leBana pro7incia% la
música tradicional se +abía debilitado notoriamente% su desaparici$n ocurre al
desplomarse el "mperio- 3l cristianismo% e0tendido por los coptos% destierra a las
milenarias di7inidades- Pero no enteramente a los 7ieBos instrumentos a ellas
7inculados% y la larga flauta trans7ersal se con7ierte en instrumento pastoril de la nue7a
ci7ilizaci$n- *uizC con él se desliz$ algún eco de sus melodías- /as la persistencia del
influBo asiCtico sobre los primeros tiempos cristianos no necesitaba de esta precaria
rendiBa para mantenerse en el nue7o mundo ,ue nacía con la Fe-
3n los milenios anteriores al "mperio /edio >9))) a- .-? coe0istieron en el 1riente
Anterior% en los deltas del Nilo y del 3úfrates% sendas culturas acerca de cuya mayor
antigAedad discuten los sabios- Aun,ue la cultura babil$nica sea ,uizC anterior a la
egipcia%
>98?
el arte ((# de los constructores de las PirCmides% 8I)) aFos anterior a .risto
y representati7o de una ci7ilizaci$n muy 7ieBa ya y en e0tremo refinada% supera
considerablemente a las reli,uias encontradas en /esopotamia- Sin embargo% los
primeros instrumentos musicales y las primeras representaciones grabadas de escenas
donde la música inter7iene proceden de este territorio- /enos aislados ,ue los pueblos
egipcios% los del 7alle de los dos ríos estu7ieron 7isitados por diferentes influencias
culturales- Las mCs tempranas fueron las de los súmeros% gentes no aborígenes y al
parecer procedentes de lugares de donde luego procedieron los turcos y de cuya lengua
súmeroDaltaica ,uedan testimonios escritos de f$rmulas mCgicas% cCnticos e +imnos
dedicados a las di7inidades representadas en relie7es ,ue dan a indicar ,ue sus moti7os
totémicos originaron representaciones simb$licas% especialmente de animales% ,ue +an
perdurado en todas las culturas mediterrCneas +asta época reciente- 3ran gente afeitada
y de cabezas rapadas cuyos sacerdotes +acían desnudos sus ofrendas a la di7inidad- /Cs
tarde cubrieron la parte inferior del cuerpo con faldellines% pero los acadios% raza semita
,ue sucedi$ a los súmeros en su propio terreno y ,ue se distinguían por sus largas
barbas% aún +acían sus ritos desnudos% ritos consistentes en ofrecer agua a los dioses%
aparentemente en súplica o conBuro para ,ue en7iasen llu7ias- La @iblia conoce a ambos
pueblos y Abra+am fue un acadio% discrepante de la religi$n oficial% ,ue se +abía
asimilado ya la religi$n súmera% alguno de cuyos mitos pasan al Pentateuco% a tra7és de
ese patriarca- 3n recientes e0ca7aciones en el encla7e de lo ,ue fue la ciudad de 4r +an
aparecido tumbas súmeras con instrumentos (I# musicales de increíble belleza y
perfecci$n- 3s una tumba real ,ue contiene el arpa ,ue ,uizC tocaba la reina Subad%
preciosamente adornada con grabados representati7os de mascaradas mCgicas con fines
cinegéticos-
>9(?
3ste arpa y otra representada en dic+os grabados% mCs rudimentaria%
rematan en un buey% ,uizC en la 7aca =at+or% posterior simbolizaci$n de "sis y ,ue ya
figuraba en los Beroglíficos egipcios del primer Fara$n% /enes% 8I)) aFos antes de
.risto-
Las tumbas de 4r datan del milenio comprendido entre esa fec+a y el aFo 9I))- 1tro
relie7e súmero conser7ado en el Lou7re muestra un arpa% semeBante a la últimamente
mencionada% por baBo de una procesi$n sacerdotal- 3stas arpas son instrumentos de un
tipo muc+o mCs perfeccionado ,ue las ,ue se muestran en otra teoría de sacerdotes en el
relie7e de @ismaya+% al ,ue se le asigna una fec+a de unos 8))) aFos antes de
Eesucristo- Parece ,ue esta sea la mCs antigua imagen ,ue se conozca en la iconografía
musical- 3l mundo +abía tenido tiempo de afinar sus músicas tras de la danza de las
muBeres de .$gul% ,ue +abía precedido a los rituales arpistas babil$nicos en cinco mil
aFos largos% por lo menos- Terminaba por ese tiempo el último período glacial y la pobre
+umanidad pre+ist$rica comenzaba% ,uizC entonces% a calentar sus +uesos al tibio sol
le7antino-
3n la gran @abilonia% los ritos religiosos% basados en moti7os suméricos% +abían
ad,uirido magnífico despliegue en el templo dedicado a la diosa "star% la !enus
mesopotCmica- .uatro sacerdotes ricamente 7estidos y con largas cabelleras y
abundantes barbas bien trenzadas nos muestran en un baBo relie7e babil$nico >según
Lusc+an? dos taFedores de liras pe,ueFas y de diferente (K# +ec+ura% y dos tocadores
de tamborines o panderetas de mediano tamaFo-
1tros tipos de cultura fueron desarrollCndose en la depresi$n desértica ,ue separa la
/esopotamia de 3gipto% +asta la costa del /editerrCneo- Fueron la cultura siria% en el
interior% cuyo florecimiento data de la fec+a apro0imada de dos milenios antes de .risto
en cuya época sus n$madas pastores llegan al país de los Faraones% y la cultura fenicioD
+ebrea pasa la mar- La cultura babil$nica engendra el período asirio% de pueblos mCs al
norte% y desaparece% a su 7ez% tras de la con,uista por .iro de la capital% en el aFo I8' a-
.- Por esa época se inicia la decadencia de la cultura siria y de la +ebrea% cuyas zonas
+abían sido con,uistadas por el "mperio Asirio en donde las arpas triangulares ,ue los
siriacos importaron en 3gipto al comenzar el "mperio /edio se +abían +ec+o ya
comunes- 3n un bello relie7e asirio% 7arios personaBes% al parecer sacerdotales% taFen
sendas arpas triangulares de gran tamaFo mientras lle7an el compCs con el pie%
conforme a7anzan rítmicamente% y otro instrumentista toca una doble flauta u oboe de
caFa-
>9I?
3l apogeo de esa 7ieBa cultura musical del 1riente anterior culmin$ en Siria y
Palestina% regi$n esta% +abitada por pueblos semitas; cananeos% +ebreos y fenicios% a mCs
de los +ititas o +eteos% ,ue no pertenecían a ese grupo semCntico-
>9K?
2e la música
efecti7a% de la música como fen$meno sonoro o como arte 7i7o apenas podemos +acer
sino conBeturas% tras de e0aminar cuidadosamente la estructura de los instrumentos%
reales o representados- Pero tenemos una idea bastante fidedigna (N# de la música siria
>a lo menos de la Siria posterior? y% sobre todo% de la +ebrea- Se da amplio crédito% en
efecto% a las in7estigaciones ,ue el profesor israelita Abra+am Y- "delso+n% de Eerusalén%
+a +ec+o por todos los países musulmanes- 3ste music$logo y folklorista +a encontrado
cCnticos practicados en la actualidad por comunidades Budías en Siria% Palestina y el
Lemen ,ue presentan caracteres% casi podría decirse% de identidad% con músicas 7ocales
conser7adas por la "glesia cat$lica- A,uellas comunidades +ebreas estu7ieron separadas
del resto del pueblo de "srael desde los tiempos del primer é0odo% es decir% +acia el
centro del primer milenio anterior a .risto% o sea a fines de la época saita y de la
con,uista de @abilonia por .iro- 2esde entonces% se afirma% a,uellos monBes sil7estres
no 7ol7ieron a tener contacto con Budíos ni cristianos% lo cual permite asegurar una
antigAedad respetable a dic+as melodías- Su interés% sin embargo% no consiste solamente
en ese +ec+o% sino ademCs en ,ue su estructura mel$dica muestra estar basada en el
sistema tetracordal desarrollado con perfecta sistematizaci$n por los griegos% al mismo
tiempo ,ue su parecido con ciertas melodías gregorianas es notorio-
>9N?
Si esto es así%
efecti7amente% y no se debe al influBo ,ue la cultura +elénica eBerci$ sobre todos
a,uellos países en la época de su decadencia es cosa ,ue pertenece a la pura discusi$n
de los ar,ue$logos musicales- 3n el periodo inmediatamente anterior al de esa
decadencia% en efecto% entre los aFos I)) y &))) (O# a- .- es cuando% correspondiendo
al período de los reyes israelitas% alborea la cultura de la =élade% ,ue asciende sobre las
ruinas culturales de egipcios% sirios y +ebreos y florece +asta cinco siglos después de
Eesucristo-
Fuera de esos paralelismos% lo ,ue sabemos es lo ,ue se refiere estrictamente a la
música instrumental% esto es; ,ue la lira naci$ en tierras sirias y ,ue se propag$ a todas
sus 7ecinas- 3n 3gipto llega en tiempos del "mperio /edio% dos mil aFos antes de
.risto% y cinco siglos después el oboe sirio% el ambubah, compite con la larga flauta
trans7ersal egipcia >Sac+s?- Los músicos sirios in7aden no s$lo el país de los Faraones%
en tiempos de Amenop+is "! >o Ak+enaton% el reformador? sino la =élade y llegan +asta
5oma% a las colonias fenicias del norte de Mfrica% a las <alias y a 3spaFa; música%
a,uella% ,ue en el primer milenio precristiano estaba ya considerada como producto de
decadencia% de refinamiento y de relaBado sensualismo-
/úsicos +eteos en estatuillas y relie7es aparecieron en las e0ca7aciones de
.arcamis+- Los +eteos o +ititas eran conocidos ya de Tutmosis """% el gran Fara$n de la
:!""" dinastía ,ue recon,uist$ >por poco tiempo% por,ue los asirios estaban a la puerta?
el imperio asiCtico perdido por sus inmediatos antecesores%
>9O?
en una época% +acia el aFo
&I)) en la ,ue los cananeosDfenicios se instalaban en 3spaFa- 3sos músicos +ititas tocan
cuernos% grandes panderos Dacaso un gran tambor o gong de cobre como el ,ue los
súmeros y asirios empleaban en los ritos lunares y otros dedicados a /arduk su
di7inidad principalD címbalos de buen tamaFo% oboes dobles y laúdes de largo cuello y
pe,ueFa caBa sonora- Todos ellos parecen sacerdotes en algún acto procesional%
conducidos por un Bo7encito ,ue gesticula con las manos- 3se laúd% ,ue tanto Buego iba
a dar en la música ('# del mundo a tra7és de la +istoria entera aparece en un baBo
relie7e de la @abilonia antigua% en tiempos súmeros% unos 9I)) aFos antes de .risto y se
asemeBa a la pandura de los asirios% ,ue los sustituyeron en el mismo terreno%
instrumento conocido mCs tarde como tambur o sitar y del ,ue 7a a salir la acreditada
familia de instrumentos de cuerda con /Cstil-
>9'?
Los asirios% con todo% fueron musicalmente un pueblo recepti7o mCs bien ,ue
creador% aun,ue en las artes plCsticas alcanzaran magníficas realizaciones- 5educido por
@abilonia a una condici$n subalterna% lograron con7ertirse en un imperio fastuoso entre
los aFos &8)) y &&)) a- .- Sus soberbios templos% dedicados a dioses de estirpe súmera%
poseían ceremoniales minuciosos donde lo mCs importante consistía en celebrar la
fecundaci$n de las plantas y abluciones de agua sagrada con ese fin utilitario% sin duda-
3n los mCs 7icios tiempos babil$nicos% la música% a lo menos a,uella de la ,ue se
conser7a menci$n% era e0clusi7amente religiosa- 3n ellas inter7enía como instrumento
mCgico y simb$lico el lilisu% el gran gong metClico% y enormes panderos de piel% tocados
por muBeres; este +ec+o 7a 7inculado a la cultura mesopotCmica% eminentemente
agraria% cultura de caracteres femeninos frente a las guerreras y de pastoreo- 3l
protocolo sacerdotal en la antigua @abilonia era complicado% con sacerdotes de 7arias
clases destinados a cantar al son de instrumentos las músicas funerarias o% al contrario%
las destinadas a alegrar a las di7inidades; ellas mismas eran cantantes o musicantes y se
ponían en comunicaci$n con los sacerdotes produciéndoles un enaBenamiento o frenesí
,ue se contagiaba a los congregantesG estado de trance ,ue +eredaron los profetas de la
@iblia% 7erdaderos neur$ticos ,ue recorrían alucinados I)# todo el país gesticulando en
filas de ho&Js o nabis y cantando al son del arpa a la ,ue precedían liras% tambores%
cítaras% címbalos y tamborines% prediciendo el por7enir% y +aciendo adi7inaciones de
7aria índole >(rimer libro de 0amuel- .ap- &)% 7- I?-
Pero mCs tarde la música profana ad,uiri$ en las culturas babil$nica y asiria un
desarrollo muy grande merced a la importaci$n de cantantes e0tranBeros ,ue eran botín
codiciado tras de las con,uistas guerreras- Algunas or,uestas pri7adas en @abilonia
llegaban a contar +asta ciento cincuenta indi7iduos entre cantantes e instrumentistas- La
or,uesta real asiria celebraba conciertos públicos y la del rey caldeo Nabucodonosor ""%
,ue sucedi$ a los asirios deB$ memoria al tra7és de los relatos bíblicos- Algún
ar,ue$logo como .urt Sac+s asegura +aber descifrado una especie de tablatura o cifra
de música para arpa ,ue acompaFaba a un poema súmero% 7igente toda7ía en tiempos
del "mperio asirio% y ese autor asegura ,ue en las mencionadas ci7ilizaciones
mesopotCmicas los músicos% por su carCcter mCgico y sacerdotal estaban situados en la
Berar,uía social tras de los dioses y los reyesG dioses cuyas 7oces estaban comparadas al
sonar de los instrumentos a los ,ue estaban 7inculados-
>8)?
3l espíritu creador parece% en
cambio% fla,uear% en comparaci$nG debilidad ,ue pasa a medas y persas% sucesores de
asirios y caldeos% y en ,uienes se funden todos los estilos tradicionales en el oriente
anterior en una síntesis robusta ,ue busca asimilaciones aun mCs dilatadas-
R R R
2os +ec+os de singular trascendencia +ist$rica traen +asta nuestra época con
suficiente 7i7eza el conocimiento I&# de la música israelita; la literatura bíblica y los
cCnticos religiosos ,ue +an persistido tenazmente a tra7és de una nue7a era cultural- Los
primeros libros del !ieBo Testamento datan% en su mCs antigua compilaci$n de unos '()
aFos antes de .risto- 3n ellos se da por supuesta una cultura musical ,ue +abía pasado
ya al dominio de la poblaci$n ci7il- Si se tiene en cuenta ,ue Palestina fue poblada por
tribus semíticas procedentes de @abilonia por la época central del antiguo imperio
egipcio >+acia 9I))?G y ,ue entre el aFo &))) y el &I)) se les unieron arameos semitas
de /esopotamia de donde descienden los primeros clanes +ebreos% serC posible
conBeturar ,ue sus +Cbitos musicales no +abrían de diferir muc+o de los ,ue acaban de
indicarse% muy esbozadamente- Pero +ay ,ue aFadir ,ue las gentes ,ue +abitaban la
primiti7a Palestina% en la costa mediterrCnea eran de muy distinta e0tracci$n racial%
predominando los cretenses% +asta donde lleg$ la influencia musical siria% ,ue% lo mCs
probablemente +abría de pasar por Palestina- Lo mCs cierto es ,ue cuando /oisés% ,ue
fue el organizador del culto a Ea+Se+% al conducir a la tierra de promisión a la tribu
israelita sacada de 3gipto% /iriam% +ermana del gran sacerdote Aar$n dirigi$ pandero en
mano los coros ,ue alternadamente% esto es% en forma responsorial contestaron al
cCntico de gracias de /oisés por +aber atra7esado felizmente el /ar 5oBo-
>8&?
Se
desprende de este y de otros +ec+os anClogos ,ue la organizaci$n musical israelita
estaba% como entre los súmeros y babil$nicos% regida por muBeres- 3llas son las ,ue
salen a recibir con cCnticos y danzas al son de tamboriles% cítaras y címbalos a 2a7id
7ictorioso de los filisteos I9# >(rimer libro de 0amuel% .ap- :!"""% 7- K? mientras ,ue
le reproc+an Csperamente por +aber danzado ante el Arca de la Alianza >Ibid-% .ap- !"%
7- &KD9)?- Los instrumentos D7aroniles% trompetas y cuernos de animales% resuenan en el
ser7icio di7ino y Bunto a los cCnticos de los guerreros- Todo el pueblo de "srael%
preocupado por sus afanes guerreros% canta +imnos de alabanza al SeFor de los
3Bércitos- Los profetas entran en delirio y el gran sacerdote cumple los ritos mCgicos de
predecir el por7enir al rey-
.on los 5eyes% al comenzar el primer milenio% sincr$nicamente con la dinastía saita
en 3gipto y el renacer de la nue7a @abilonia% tras del imperio asirio% se reorganiza la
música oficial en la religi$n israelita- 2a7id
>89?
y Salom$n codifican minuciosamente la
composici$n de las or,uestas y de los coros de cantantes- 3n la consagraci$n del primer
Templo de Eerusalén ciento 7einte sacerdotes oficiaron Bunto a cuatro mil le7itas
músicos-
>88?
"nstrumentos y 7oces entonaron al unísono los cantos de alabanza al SeFor
y la reputaci$n de esa música se e0tendi$ de tal manera ,ue Fla7io Eosefo% en los
primeros aFos cristianos% crey$ ,ue llegaron a inter7enir no menos de doscientos mil
cantantes% otros tantos trompeteros% cuatro mil tocadores del arpa israelita y cuatro mil
sonadores de sistros; no es menester ,ue los ar,ue$logos nos ad7iertan de ,ue la cifra
les parece algo e0agerada-
La música israelita sufri$ diferentes reorganizaciones según las 7icisitudes de a,uel
pueblo reducido al cauti7erio y combatido en su propio templo- La alternaci$n I8#
responsorial o antifonal parece +aber sido una de las +ec+uras distinti7as permanentes
en la música religiosa +ebrea% persistiendo en la Sinagoga tanto como en la "glesia
cristiana% en los ritos orientales como en el bizantino y el romano +asta nuestros días-
Sus instrumentos% perfectamente enumerados en los Salmos y en otros Libros del !ieBo
Testamento% +an sido materia de difícil identificaci$n a causa de ,ue las traducciones los
asimilaban a los instrumentos en uso en el país traductor% pero se sabe cuCles eran y su
origen% por mCs ,ue se afirme ,ue la música 7ocal% al acompaFamiento% de la cual
estaban destinados% se +allaba en sus primeros tiempos libre de influencias e0traFas y
era de neta inspiraci$n israelita-
>8(?
3sos instrumentos% ,ue no puedo sino mencionar escuetamente a,uí eran los
siguientes; el arpa de 2a7id% o =innor% con la cual se acompaFa el canto el rey músico% y
el nebel ,ue corresponde a la época de Saúl- 3ste instrumento de cuerdas% ,ue fue
7erosímilmente una lira con cuerpo resonante es el ,ue los griegos traduBeron por
(salmos o (salterion% asimilandolo otras 7eces al =innor o =in"ra de donde se pasa a
=ithara% fértil 7ocablo cuyas consecuencias recorren toda la +istoria y las cuales estamos
7i7iendo plenamente- "nstrumentos de 7iento sua7es% o de msica ba#a como decían
nuestros escritores medie7ales fueron el ugah% especie de flauta larga trans7ersal
semeBante a la egipcia% y el chalil ,ue era el oboe doble sirio ,ue guardaba su carCcter
mCgico y baBo la acci$n del cual Saúl se ponía en trance profético- Pero =innor, nebel y
chalil eran los instrumentos adecuados para las libaciones% según el enoBado testimonio
de "saías- I(#
/Cs rudos% instrumentos de msica alta eran el scho$ar el cuerno de carnero% descrito
por /oisés; instrumento rudimentario% de sonoridad triste y penetrante% fCcil de percibir
desde leBos y de neta procedencia mCgica y ancestral% mientras ,ue la chasosrah era una
trompeta recta de plata ,ue los sacerdotes tocaban por pares y eran indispensables en el
campo de batalla- Los platillos metClicos tienen 7arios nombres; con los mesilta#im sale
2a7id a recibir el Arca de la AlianzaG con los schalischim salen las muBeres al encuentro
de 2a7id 7encedorG al paso ,ue los menaanim eran los sistros egipcios- .uriosamente% y
a pesar de la pro0imidad% los competentes afirman ,ue el arpa siria tan prodigada en
3gipto no pas$% en cambio% a los +ebreos- /enos la música babil$nica% odiada a tra7és
de dos cauti7erios- 3n los últimos tiempos de la decadencia de los pueblos sirio e
israelita Do sea en los cinco siglos anteriores a .ristoD pudo unificarse el carCcter de la
música religiosa de la Sinagoga% tal como aparece en los 7ieBos cCnticos de las
comunidades aisladas ,ue menciona "delso+n- Los cantos ortodo0os% los ,ue los rabinos
del mundo entero siguen entonando por tradici$n no interrumpida desde los grandes
días del Templo y tras de la dispersi$n de los pueblos de "srael por la +az del planeta se
remontan% se dice% a los tiempos en ,ue los cinco libros de /oisés fueron recopilados-
/as en toda la música Budía se obser7a una construcci$n mel$dica basada en un sistema
modal enteramente semeBante al de los griegos y con características estéticas ,ue estos
repiten tras de darles nombres específicamente orientales-
>8I?
4n II# nue7o mundo% una
nue7a cultura ,ue desde diez siglos atrCs 7enía gestCndose% asciende a su zenit% para
asombro de las 3dades-
Segunda parte
La música en la escena
3l +ombre +a descubierto a 2ios antes ,ue a sí mismoG pero el descubrimiento lo
+izo a tra7és de sí mismo- L cuando se descubri$% lo +izo a tra7és de 2ios- Lo primero
,ue +izo 2ios% al crear el mundo% fue una labor de definici$n% de aclaraci$n; separ$ la
luz de las tinieblas y puso nombre a las cosas% ,ue es una manera de iluminar las cosas
mismas-
>8K?
=abl$ a la mente del +ombre a tra7és de la 7ista y del oído y% desde el
primer día en ,ue el +ombre de arcilla roBa recibe en su nariz el soplo de Ee+o7C%
comienza para él el sin par espectCculo del mundo% con 2ios por autor y el +ombre por
espectador- Teatro% ,ue e0actamente ,uiere decir; lo que se ve-
>8N?
Lo ,ue se 7e alrededor
del araG y este ara es el IO# altar de los sacrificios en donde el +ombre de gracias a 2ios
y le ofrece con sus meBores dCdi7as- 3l espectador aplaude al autor-
.omo en el caso de los meBores dramas% el autor es bi$grafo de sí mismo- 2ios +ace
al +ombre% su primera tragedia% a +ec+ura propia y a su mCs fiel semeBanza- La primera
tragedia ,ue el +ombre e0+ibe en su primer teatro% el teatro de la Naturaleza% es la
tragedia de 2ios- La +istoria trCgica del dios muerto 7iolentamente- 5esucitado%
después- 3l dios% ,ue es 7ida% luz% fecundidad y sin cuya presencia todo languidece; la
espiga teologal% tras de +aber cuaBado sus granosG las 7ides cargadas de racimos ,ue
rezuman sangre- 3l pan y el 7ino% cuerpo y sangre del dios- .omed y bebed; un nue7o
ser +abrC nacido en 7osotros- 3l dios mismo resucita de entre los muertos; es un dios
nue7amente nacido% dos 7eces nacido; dio+n"sos-
>8O?
/uere el dios% como el aFo% después de +aberse derramado en dones- 3l desnudo
in7ierno sucede al otoFo ubérrimo para renacer% como 2ios% en la Prima7era florida% por
los días de la (ascua% ,ue ,uiere decir% el tiempo en ,ue los prados re7erdecenG pascua%
la tierra BugosaG (asco% (astum% (ascere% el pasto% el alimento- Si el teatro I'# de los
primeros tiempos +ist$ricos% es decir% la representación, la 7uelta a ocurrir de una
acci$n% de un suceso% de una +istoria% +ubiese nacido entre los tr$picos o mCs allC de los
círculos Polares% la +istoria plCstica de la =umanidad% de sus ritos% la magia% las
religionesG la de su primer lirismo% la de sus epopeyas% la +istoria de sus +éroes puesta
enseguida de bulto en el teatro ante el público ,ue contemplaba alrededor, +ubiese sido
muy diferente a cuanto +a sido% +ist$ricamente% la proyecci$n en el espacio de la
conciencia ,ue el +ombre tiene de lo transcurrido% es decir% la +istoria% de la tradici$n o
la fCbula% ,ue es lo mismo >por,ue en nada importa% en este sentido% el +ec+o en sí% sino
la conciencia ,ue el +ombre tiene del +ec+o% +aya transcurrido en la realidad obBeti7a
del mundo% o en la realidad subBeti7a de su imaginaci$n?G proyecci$n ,ue se +ace sobre
una escena ,ue% en su mCs prístino significado es la sombra de un bos,ue-
>8'?
.omo las líneas en perspecti7a% todo se Bunta en el +orizonte +ist$rico- 2iscernir%
seleccionar% separar es la obra del +ombre ,ue 7e y ,ue piensa- Poesía% canto% danza%
e7ocaci$n% carmen y carma% canto y encanto% rito mCgico o religioso% drama% ,ue ,uiere
decir una cosa hecha* templo% ,ue significa el lugar donde se e0aminaban los augurios%
el 7uelo de las a7es% también el lugar del sepulcroG
>()?

teatro% lo ,ue se 7e alrededor del altar% ,ue es% propiamente% una mesa- Todo se une en
K)# el origen de esa larga perspecti7a- 1siris% T+ammuz% Adonis% Attis% Eesús% llamado
el .risto;
>(&?
simbolizaciones solares y cereales ,ue mueren y resucitan como el aFo
mismoG muerte trCgica% baBada a los infiernos% transfiguraci$n- Perduraci$n de las
especies en lo inmortal del tiempo- La tierra madre recibe los miembros dispersos% como
los granos de la espigaG dis#ecta membra del dios descuartizado en el sparagmos% ,ue es
una condici$n precisa para el rito y el dramaG diosa fecunda ,ue de7uel7e multiplicadas
infinitamente las di7inas simientes- 3l +ombre% en su microcosmos% despedaza
simb$licamente al dios y se lo ingiere% asegurCndose así la inmortalidad- .uando los
con,uistadores de la Nue7a 3spaFa% acostumbrados en su fe a romper la Santa =ostia en
el acto del sacrificio de la /isa llegan a /é0ico% se encuentran con otro dios cereal% el
dios azteca =uitzilopoc+tli% cuya imagen de pan% fragmentada% pasa% con su espíritu% al
est$mago de los fieles en trCnsito- <o so" el pan de la vida* decía Eesús% y debe
recordarse ,ue la aldea de @elén% significa en arameo >o en +ebreo?; la casa del pan.
1siris% esposo de "sis >según =erodoto?% +ermano% ademCs% según Plutarco% o +iBo
>según Lactancio? de la diosa pr$diga baBo cuya ad7ocaci$n festeBaban los egipcios la
crecida fecundante del Nilo% eran las di7inidades coetCneas de Adonis y Afrodita
celebradas en Amatunta% la famosa ciudad c+ipriota- Los ritos con ,ue se K&# festeBaba
a estas últimas di7inidades semitas D,ue pasaron a <recia setencientos aFos antes de
.risto% conforme "sis y 1siris eran +onrados en la 5oma imperial% dentro aún de los
primeros tiempos cristianosD% coincidían en @iblos con los ,ue en 3gipto se tributaban
inmemorialmente a 1siris- 3l mito sirio de Adonis y Afrodita o% meBor% Astartea se
confunde con el mito frigio de .ibeles y Atis% y con el de 2ionysos en distintas
localidades +elénicas- 1siris% T+ammuz o Adonis eran 7enerados por el mismo tiempo
en el "mperio antiguo egipcio y la 7ieBa @abilonia% en la .reta minoica% ,ue abarca
desde la época de las pirCmides +asta los primeros tiempos +elénicos% después en Siria%
en la época de su esplendor; di7inidades cereales ,ue simbolizaban la muerte y
resurrecci$n del aFo% el ciclo eterno de las 3staciones-
1siris era un dios popular y a su cuenta el pueblo egipcio fue cargCndole
multiplicidad de atributos- =iBo del dios de la tierra >Seb? y de la diosa del cielo >Nut?
caus$ al nacer una conflagraci$n astron$mica% por,ue el furioso esposo legítimo de esa
diosa% ,ue era 5a% el diosDsol% la conden$ a parir fuera de los días normales al aFo y a los
mesesG cosa aparentemente imposible de no +aber mediado Tot+% el =ermes griego%
,uien Bugando a los dados con la luna la fue entreteniendo de tal modo ,ue el aFo
normal lunar lleg$ a e0tenderse +asta 8KI días- 1siris naci$% pues% el día 9I de
diciembre% el primero de los cinco días suplementarios del calendario egipcio-
Suceso e0traordinario% en efecto% y resonante% de tal modo ,ue a su nacimiento una
7oz se e0tendi$ por todo el orbe diciendo ,ue el dios de todos los nacidos acababa de
nacer- 3l magno sacerdote del templo de Tebas oy$ esa 7oz en su oído% ,ue le decía ,ue
el 5ey K9# del /undo era nato- 1siris% en efecto% descendi$ de los cielos% rein$ sobre
los egipcios y les enseF$ el modo de adorar a los dioses% mientras ,ue "sis% su +ermana y
esposa% les adiestr$ en el arte de culti7ar el trigo y la cebada +aciéndoles cesar en sus
+Cbitos de canibalismo- 1siris% ademCs% recogía los frutos de los Crboles% los racimos de
las 7ides y comenz$ a +acer fermentar el 7ino- 2espués 7iaB$ por todo el mundo%
di7ulgando sus enseFanzas y allC donde las cepas no maduraban baBo un sol débil
enseF$ a sus tristes moradores el otro arte subalterno de brasear la cer7eza% a mCs de
ilustrarlos con su palabra% tan preclara ,ue 1siris fue conocido como el de la palabra
verdadera, esto es% evangélica.
1siris 7ol7i$ a 3gipto cargado con las ri,uezas ,ue sus enseFanzas le +abían
granBeado por todos los países ,ue +abía recorrido% y desde entonces comenz$ a ele7arse
como un dios- Pero su +ermano Set sinti$ en7idia y tram$ un complot contra él%
encerrCndole con engaFos en un cofre ,ue arroB$ al Nilo- "sis% desesperada% se con7irti$
en un milano y comenz$ a buscar el cuerpo de su +ermanoDesposo- 3n esa forma 7olCtil
concibi$ un +iBo% el niFo =orus-
3l cuerpo de 1siris fue flotando por el río +asta ,ue arrib$ a @iblos en la costa
fenicia- 4n Crbol magnífico creci$ al punto y encerr$ en su tronco el cuerpo del diosD
rey- 3ste +ec+o de un Crbol 7inculado a la muerte de un dios es importante- .iertos
espíritus bené7olos aparecían alternati7amente en una forma 7egetal o +umana y Attis%
el 1siris frigio% estaba encerrado dentro de un pino cuya adoraci$n +a pasado% por los
países del norte de 3uropa% a la +umanidad cristiana- La pasi$n% muerte y resurrecci$n
de Attis simboliza la dispersi$n de las semillas% la se,uedad aparente y enseguida el
re7erdecimiento del mundo 7egetal en formas folkl$ricas ,ue llegan +asta nosotros en
los ma"os o ma" poles% palos K8# floridos alrededor de los cuales se celebran danzas
rituales en 7arios países de 3uropa% y% en 3spaFa% en diferentes regiones- 3l pino% sin
embargo% es un Crbol siempre 7erde% pero no siempre fructífero- Su 7erdor perenne%
aun,ue sombrío% se parece al de la +iedra% cuyas +oBas se ofrecían en +omenaBe a Attis y
cuya forma lobulada ser7ía para tatuar a los ser7idores de su culto ,ue% ellos también%
como los sacerdotes de .ibeles% la gran madre Tierra% podían parecer 7erdes y frescos
pero eran infecundos- La castraci$n sacerdotal constituye% asimismo% una larga y
dolorosa +istoria +asta ,ue% transformados los ritos mCgicos en un alto simbolismo
religioso por la 7irtud del sentido ético creciente% esa castraci$n pas$% a su 7ez% a ser una
alegoría de la pureza moralG mCs 7estida% siempre% con los colores mCs sombríos-
>(9?
.uando .risto% el ungido% muere en un Crbol seco% el lugar del drama es un monte
estéril-
>(8?
Por su costado abierto brota la sangre redentora de la =umanidad creyente%
polen fecundante de la Fe- .risto y su patíbulo se unen en tan estrec+o simbolismo ,ue
la simple forma de la cruz implica todo un mundo de significados espirituales% y las dos
ramas del Crbol de la cruz se con7ierten en los brazos ,ue brindan a los fieles un cobiBo
eterno- 2el dios ,ue +ace renacer a ,uienes lo beben en las 7ides de 2ionysos al espíritu
de inmortalidad K(# ,ue transfieren las sustancias cristianas% la capacidad de
simbolizaci$n mítica de la +umanidad parece +aber cumplido enteramente su ciclo-
1siris fue el primer dios% al parecer% ,ue sufri$ el despedazamiento% el sparagmos
capital en la di7ina tragedia% aun,ue en la suya% la dispersi$n de sus miembros se
7erificase después de +aber ,uedado encerrado su cuerpo muerto en el tronco de a,uel
brezo gigantesco- 4na noc+e de luna% Tif$n% es decir% Set% el mal +ermano% descubri$ el
cofre% sac$ el cuerpo y lo cort$ en trozos ,ue desparram$ por todo 3gipto- "sis le7ant$
un templo allC donde encontr$ uno de los miembros% aun,ue alguno +ubo ,ue no pudo
ser7ir de base para esa piadosa ar,uitectura% de no +aber sido submarina% por,ue el
miembro en cuesti$n se lo trag$ un pez; símbolo gra7e% pues ,ue se trataba de un
$rgano directamente relacionado con la reproducci$n- A,uel $rgano ,ue los sacerdotes
de .ibeles la pr$spera% y de Attis% ofrecían en +olocausto a esas di7inidades% fecundas
pero e0igentes- 3l mítico toro ,ue en la ci7ilizaci$n minoica estaba dedicado al
2ionysos cretense% no fue% en 3gipto% sino un buey% el buey Apis% dedicado al culto de
1siris- 2$cil animal% ,ue con su colega /ne7is abren el surco donde las semillas
esperan su resurrecci$n-
1siris% despedazado como Adonis% fue% igual ,ue él% sonoramente lamentado por sus
+ermanas% ,ue lanzaron al 7iento sus ayes% pronto acompasados en el treno% simiente% a
su 7ez% de los géneros líricos% y aun de los cCnticos ,ue deploran la muerte anual del
5edentor de los cristianos- /as a,uellos cCnticos llegaron al .ielo- 3l Sol padre en7i$
un delegado suyo a "sis% ,ue% con otras piadosas muBeres% en7ol7ieron los trozos de
1siris en sua7es lienzos% siguiendo la tradici$n egipcia con los muertos% mientras ,ue
"sis% abanicaba los yertos despoBos- 1siris re7i7i$% siendo bien7enido con los nombres
KI# de SeFor de lo Profundo% SeFor de lo 3terno% Buez de los /uertos- @aBo este
aspecto% reuni$ a los grandes sacerdotes de todo 3gipto y comenz$ a pesar los +ec+os
buenos y los malos de todos los difuntos% adBudicCndoles su merecido para la 3ternidad-
Solemnes ceremonias fueron organizadas en +onor de 1siris y de "sis- 3n primer
término% la resurrecci$n de 1siris se e0tendi$ a todos sus creyentes y% para ello% se
practic$ con todos los difuntos el piadoso ritual ,ue e7ocaba el ,ue las muBeres de
1siris tributaron a su cuerpo lacerado- 3nterrado en Abydos se +izo de este lugar% al
finalizar el 7ieBo "mperio% un santuario tan 7enerado como lo es el Santo Sepulcro de
Eerusalén a 7arios millares de aFos de distancia% aun,ue el sitio no esté muy leBano en el
espacio- A,uel lugar se con7irti$ en tierra sagrada para los enterramientos% y los ,ue no
eran suficientemente ricos para disfrutar de tan grande pri7ilegio lograron e0tender su
benéfico efecto al recinto de los templos-
.omo en las religiones oficialmente establecidas% tal la cat$lica% el culto de 1siris
tenía dos maneras de celebrarse% una de carCcter +ierCtico% sacerdotal% en el recinto del
templo% y otra% popular% en calles y plazas o en lo ,ue e,ui7aliese a ellas en las ciudades
egipcias- 3sta última% ,ue re7iste generalmente la forma de procesiones% cuando
inter7iene en ellas la masa de fieles% o tipos especiales de adoraci$n casera% >imCgenes
ingenuamente decoradas% altarcillos% candelillas? daba lugar a fiestas mo7ibles% como las
de la Semana Santa% reguladas por un c$dice cuyas razones dependían principalmente
del calendario- Las ceremonias rústicas en +onor de 1siris estaban relacionadas con su
calidad de dios cereal% y ,ueda una reminiscencia de ellas en la bendici$n de los campos
toda7ía celebrada en algunos puntos de 3spaFa- 3l rito mCgico del agua derramada
iniciaba KK# a,uellos ritos campestres% así como% en este otro caso% el agua bendita ,ue
el sacerdote asperBe por los prados en flor con el +isopo no tiene ya nada ,ue 7er cor el
significado de purificaci$n ,ue tiene en la /isa- Los #ardines de 8siris, también
e0istentes en el ritual de Adonis llegan +asta Andalucía en las pro0imidades de la
Semana Santa- .onsisten en sembrar en un plato% ,ue contiene tierra +úmeda% semillas
de fCcil germinaci$n como trigo y cebada% caFamones y lenteBas- La imagen de 1siris%
encerrada en un féretro rodeado de luminarias >,ue se dedicaban a todos los difuntos?
era conducida al sepulcro donde esperaba el momento de su resurrecci$n- Ante sus oBos
se colocaba la crux ansata, la cruz con mango% ,ue era el símbolo egipcio de la 7ida
eterna- 3l sentido esotérico del desmembramiento del dios como desparramamiento de
semillas se obser7a en otros ritos en los ,ue 1siris era enterrado con granos de trigo y
cebada% ,ue se a7entaban a la resurrecci$n del diosG o bien% los granos se introducían en
una imagen de 1siris +ec+a de tierra +úmeda% y la germinaci$n pronosticaba la
prosperidad de la nue7a cosec+a- 3n otros casos% un niFo recién nacido simbolizaba la
resurrecci$n de 1siris y el eterno comenzar de la 7ida-
>((?
"sis% ,ue como .ibeles era también una di7inidad relacionada con la abundancia% con
la fertilidad% fue obBeto de cultos similares en distintos países y a tra7és KN# de multitud
de siglos- Sus sacerdotes% afeitados y tonsurados la celebraban con cCnticos de
madrugada y anoc+ecer% como maitines y 7ísperas- Los segadores egipcios la in7ocaban
con lamentos al cortar las espigas% creyendo ,ue +erían a 1siris- Su imagen llena de
Boyas y en doliente actitud era sacada en procesiones en las ,ue se derramaba agua
santificada- 3l niFo =orus mama en su seno como Eesús infante en el de su madre
/aría-
Algunos intérpretes de los 7ieBos mitos prefieren considerar a 1siris como un dios
solar% y la reminiscencia de la 7inculaci$n astron$mica a ciertos aspectos del
cristianismo se obser7a en las tinieblas ,ue suceden en el monte .al7ario a la muerte
del .ristoDSol% así como la luna sobre la cual pone su pie la !irgenD/adre% ,ue responde
a toda una larga serie de simbolizaciones- Pero esa interpretaci$n parece desec+ada
desde el momento en ,ue autoridades como =erodoto y Plutarco aseguran la identidad
de los ritos de 1siris% Adonis y 2ionysos% principalmente% como símbolos del ritmo de
las estacionesG no por su marc+a astron$mica% sino por su sentido utilitario de la
alimentaci$n% muc+o mCs primiti7o- 3n @iblos% en la costa fenicia% el ritual en +onor de
Adonis era tan semeBante al de 1siris entre los egipcios ,ue algunas gentes aseguraban
,ue era realmente a 1siris a ,uien re7erenciaban- 4no de los aspectos comunes
consistía en las lamentaciones corales de las muBeres >aun,ue pudiera también +aber
+ombres y muc+ac+os? ,ue deploraban la muerte de Adonis% en torno del sepulcro
donde el +ermoso dios yacía en7uelto en lienzos% unas 7eces para ser conducido al
sepulcro% otras para ser arroBado al mar y para resucitar% en algunos casos% al siguiente
día- !amos a 7er enseguida la trascendencia ,ue tiene este treno ritual en el nacimiento
de la tragedia y c$mo esa lamentaci$n coral es el núcleo sustancial de la música ,ue la
acompaFa- Trenos y lamentaciones KO# pasan al !ieBo Testamento y continúan +oy% con
ese nombre% en las fiestas de la Semana Santa dentro del templo- A la música de flautas
tristes >así las denominaban toda7ía nuestros 7ieBos fundadores del teatro nacional en
sus primeros bocetos dramCticos? se unían los lloros% ayes y golpes de pec+o ,ue% unos%
continuaron largo tiempo en la Sinagoga y establecieron una forma de lectura de los
libros sagrados-
>(I?
1tros% a la 7ez ,ue en ella% perduran entre los cat$licos como seFal
de contrici$n% >así las prosternaciones?% mientras ,ue el afeitado de las cabezas se +a
guardado solamente como distinci$n de la clase clerical- 4n punto curioso sobre el ,ue
no puedo e0tenderme se refiere a este rito depilatorio en las muBeres ,ue 7eneraban a
Astarté% la "sis fenicia y la Afrodita c+ipriotaD+elénica- 3sas muBeres debían ofrecer sus
trenzas a la di7inidad en signo de aflicci$n por la muerte de Adonis del cual se
consideraban esposas por delegaci$n% y es sabido el sacrificio de sus crenc+as ,ue a la
+ora de encerrarse en el claustro con7entual +acen +oy toda7ía las doncellas ad7ocadas
a ser esposas del 0eñor.
Las fiestas fenicias ocurrían en la prima7era% cuando la rosa carmesí y la anémona
escarlata brotan de la sangre de Adonis- 3l nombre de esta flor ,ue aparece en Siria por
nuestra Semana Santa deri7a de Naaman% un nombre afectuoso dado a Adonis ,ue los
Crabes conser7an toda7ía% y el persa 1mar también recuerda ,ue la rosa roBa estC teFida
con sangre pr$cer y ,ue el Bacinto adorn$ ,uizC alguna cabeza amable-
La presencia de la rosa% como flor dedicada a Adonis% indica lo a7anzado de la
estaci$n% en algunos casos% pero debe recordarse la floraci$n prematura en a,uellos K'#
climas sua7es% desde Andalucía a las costas de Palestina- 3n .erdeFa% Sicilia y .alabria
las fiestas de Adonis se celebraban en Bunio% pasCndose insensiblemente a confundirlas
con las fiestas de San Euan- 3l Crbol de la mirra estaba asimismo dedicado a Adonis% al
,ue se le ofrecía en forma de incienso% según un rito ,ue los +ebreos id$latras de
Astartea% la reina del .ielo% tomaron de @abilonia-
La cone0i$n de estos dioses cereales no ya con el grano a7entado de la espiga% sino
molido en forma de +arina se muestra en las fiestas e,ui7alentes ,ue los Crabes
celebraban en el mes de Bulio en +onor de Tammuz >TaDuz? acompaFadas de los
consiguientes lloros y lamentosG pero su rito% despro7isto de sentido trascendente% les
lle7a a no ingerir esa +arina% sino ,ue al contrario +acen pro+ibici$n de ella mientras
duran las fiestas- 3ntre los Crabes% la adopci$n de este culto tiene un significado
+ist$rico% ,ue no desdeFan los comentaristas% a saber; ,ue marca el fin de su época
tras+umante% muy posterior% por lo tanto a los ritos mediterrCneosG mCs la persistencia de
la 7eneraci$n a Adonis es tan radical en la costa
>(K?
,ue algún escritor cristiano
menciona la confusi$n ,ue se +acía en el propio solar de Eudea- Según eso% Eesús niFo
+abría derramado lCgrimas en el 7allecito pr$0imo a @elén donde las muBeres plaFían la
muerte de Adonis-
3l buey Apis% 7inculado al culto de 1siris era% entre los cretenses% tan 7ieBo como
ellosG toro fabuloso ,ue% conocido como /inotauro% +acía estragos entre la Bu7entud de
los primeros- tiempos +elénicos- Pero diré enseguida por ,ué; a+ora ,uiero seFalar tan
s$lo de pasada N)# ,ue a los Crboles sagrados entre los pueblos de culturas agrícolas%
también llamadas femeninas por algunos ar,ue$logos y en las cuales% como en los coros
de plaFideras a la muerte de esos dioses cereales% la música ritual estaba dirigida por
muBeres% corresponde el respeto a animales propiciatorios entre las culturas pastoriles%
n$madas% o en a,uellas donde la caza era la principal fuente de alimentaci$n e industria-
.omo el egipcio ,ue cantaba lamentaciones por la muerte de 1siris mientras segaba la
mies% el cazador respeta al animal ,ue sacrifica% buscando% merced a ceremonias de
desagra7io% el desenoBo de su espíritu irritado por la persecuci$n- Los animales
ofrecidos en +olocausto a la di7inidad llegan +asta los tiempos +ist$ricos de la @iblia% y
perduran% entre los israelitas% en el carnero pascual cuyo festín tiene caracteres rituales-
3l símbolo% dulcificado en carCcter% pasa a la o7eBa del @uen Pastor y al cordero
cristiano-
>(N?

Símbolos pecuarios% correlati7os al animal N&# adBudicado al culto dionisíaco% el cual%
modestamente no es ya el toro cretense% ,ue es un animal caro% sino el rústico c+i7o o
mac+o cabrío cuya principal simbolizaci$n% la potencia se0ual% puede bien ser
comparada a la del toro- 3l mito es% sin duda% anterior a la pérdida de a,uellos $rganos
de 1siris ,ue +icieron mCs propia la dedicaci$n del buey y% Bunto a a,uel mito% se
obser7a otra circunstancia ,ue puede agradar a los escritores ,ue piensan en un origen
festi7al y deporti7o para las sociedades modernas% teoría ,ue se enlaza inmediatamente
con el establecimiento del teatro como fiesta pública nacida en los ritos religiosos de la
pasi$n% muerte y resurrecci$n de los dioses cereales o ampelíferos-
3n una isla de no muy grande e0tensi$n% como son las del /ar 3geo% aun,ue .reta
fuese la mCs dilatada de ellas% el mar es el camino normal para el mundo e0terior y un
dep$sito tan natural de ri,uezas alimenticias como lo era el silo o mont$n de trigo para
los constructores de las pirCmides- Animales como el toro tenían ,ue parecer% por
decirlo así% e0cesi7os dentro de a,uel limitado recinto% y su fuerza combati7a% su furor%
desproporcionados- Sin fauna mayor% el toro +abía de parecerles fCcil símbolo de la
fuerza% de la agilidad agresi7a% en una relaci$n mCs pr$0ima ,ue la del le$n de los
desiertos sirios y mesopotCmicos ,ue probablemente ellos no 7ieron nunca% pero ,ue
utilizaron decorati7amente como guardianes de sus ciudades% colocCndolo en sus
puertas >así los minoicos en <recia% mientras ,ue el toro ,ued$ con los de .reta?- A,uel
toro minoico% el /inotauro% consumía% Dera la tradici$nD la flor de la Bu7entud
pre+elénica cada 7ez N9# ,ue la prima7era rebrotaba- HPor ,uéJ H3s ,ue esas
Bu7entudes en flor eran sacrificadas en +olocausto al /inotauroJ =asta +ace poco% poco
se sabía de él y de los cretenses% pero un fresco recientemente descubierto en las
e0ca7aciones realizadas en el palacio de /inos% cerca de la aldea de Vnossos% nos
proporciona una cla7e a todo e7ento% basada en ese concepto festi7al y deporti7o de
cuya e0tensi$n a la sociedad griega 7a a nacer el arte del teatro-
No es este arte% precisamente% el ,ue muestra el fresco del palacio de /inos% sino
otro apenas culti7ado +oy en algunos países del e0tremo /editerrCneo y% muc+o mCs
allC% lle7ado por ellos% al país entre dos mares% entre AtlCntico y Pacífico- 3ste arte +a
sido denominado por los sabios ar,ue$logos como una tauro=athapsia o sea% mCs
claramente% el salto a tra7és de las astas del toroG suerte practicada por medio de una
garroc+a allC donde la lidia de toros es un deporte mCs ,ue un rito% aun,ue entre
considerablemente en ella una minuciosidad ritual-
>(O?
4n Bo7en y una doncella colaboran en ese fresco con el mancebo ,ue eBecuta el
arriesgado número- 3l toro embiste alargando el cuello y ec+ando por delante las patas
enteramente según lo acostumbrado% y el muc+ac+o saltador cae% tras de +acer un
semicírculo en el aire% en los brazos de la esbelta Bo7en ,ue lo esperaba- FCcilmente
ocurriría ,ue el saltarín ,uedase mal +erido% a poco ,ue no eBecutase con limpieza su
suerte% la cual% dadas las circunstancias% la +abilidad de los lidiadores y la capacidad del
toro para ser toreado >cosa ,ue no e0iste con otros animales? no +abría de ser la únicaG
todo% lo cual nos lle7a a la conclusi$n asimismo arriesgada% N8# pero no improbable% de
,ue las fiestas del /inotauro fuesen un anticipo de la lidia de reses bra7as% y ,ue los
adolescentes arrebatados a sus +ogares pre+elénicos no se distanciaban muc+o de los
,ue +oy abandonan los suyos con idéntico obBeto% en .amas y <el7es--- arrabales de
Se7illa% 7arios miles de aFos después- .on7iene no ol7idar ,ue en los propíleos del
mismo palacio se almacenaban los Barros de aceite y trigo ,ue se embarcaban para
Mfrica y 3spaFa y ,ue ,uizC alguno de sus cargadores o marineros poseería cierta
e0periencia en a,uel arte peligroso% del mismo modo ,ue otros la poseían en el maneBo
de las crusmata o castaFuelas y en el de la danza ,ue lle7aron +asta los prostíbulos
gaditanos- Los ar,ue$logos +acen notar ,ue en Vnossos e0istía ya el sistema de un patio
central con +abitaciones circundantes ,ue reciben la luz de él% según es típico de la
ar,uitectura andaluza-
Puestos a +acer conBeturas podemos imaginar ,ue los torerillos ,ue pereciesen entre
los opulentos cuernos del /inotauro serían lamentados con anClogo sentimentalismo al
,ue +oy sucede a semeBantes +ec+os en las plazas espaFolas y ,ue% de acuerdo con los
principios religiosos de a,uellas épocas% la 7íctima sería estimada como sacrificio
propiciatorio +ec+o al dios cornudo- 3l sacrificio de 7íctimas +umanas en las fiestas de
Adonis% Attis o 2ionysos identificaba a éstas con el propio dios inmolado y% de este
modo% el planto del coro de fieles espectadores podía ser entonado mCs a lo 7i7o-
.uando esos cCnticos +an ad,uirido ya un puro 7alor ritual y la +istoria representada
del di7ino drama comienza a tener perfiles espectaculares% lo ,ue fue magia y religi$n
después% se con7ierte en arte- 3s el arte de la escena en sus albores- 3l drama griego%
tanto como los ludi scenici ,ue pasaron de 3truria a 5oma en tiempos posteriores% tu7o
en sus comienzos un prop$sito N(# utilitario% suficientemente claro en el primer caso
tanto al referirse al treno por la muerte de Adonis como a las dos formas de las
representaciones conmemorati7as de la pasi$n% muerte y resurrecci$n de 2ionysos- 3n
todo caso se trataba de atraer algún beneficio a la comunidad% ya baBo el magno
simbolismo desarrollado por milenios en el 1riente mediterrCneo% ya% mCs
circunstanciadamente en 5oma para conBurar la e0tensi$n de una epidemia% es decir% con
claros antecedentes mCgicosG razones por las cuales los ludi romani% las Megalesia,
solamente eran permitidos en a,uella ciudad en ocasiones solemnes-
R R R
Tras de lo dic+o acerca de la simbolizaci$n agrícola de los ritos de 1siris y dioses
parientes% la doble forma ,ue el drama griego afect$ desde ,ue comienza a tener cierta
estructura en el Mtica% parecerC clara- 2e la anémona prima7eral se pasa a la rosa del
7erano y a las 7ides septembrinas- 3l proceso puede ser simplemente geogrCfico% ya ,ue
la prima7era retarda conforme se asciende de latitud y por,ue parece mCs l$gico llorar
la muerte del dios en el instante en ,ue todo en la Naturaleza se prepara para morir%
mientras ,ue al estímulo del Bugo de los maduros racimos es fCcil pensar con optimismo
en ,ue el dios +a de renacer de sus despoBos- 3n todo caso% 2ionysos pas$ a <recia
desde .reta% ,ue conoce la nie7e en sus mCs altas cimas% y en donde se le celebraba dos
7eces al aFo en alternati7as de desesperaci$n y regociBo% núcleo de las dos formas de las
fiestas dionisias- .uando el poeta griego Nonnus relata su +istoria le +ace +iBo de Yeus%
pero es mCs bien por,ue lo era del rey cretense de ese nombre- L tan impulsi7o era% tan
iracundo% ,ue desde niFo se le representa con unos cuernecillos- Su +erencia real% muy
discutida% le oblig$ NI# a transformaciones di7ersas- Finalmente% baBo la forma de un
toro fue lidiado% muerto y despedazado por los Titanes ,ue se comieron los trozos
cocidos con yerbas aromCticas- 2e su sangre brotaron roBas granadas- Las sonaBas% a
cuyo rumor adormecía Euno al niFo 2ionysos% enmudecieron- Pero sus +uesos%
enterrados en el monte Parnaso% según unos% o según otros en Tebas% donde el titanesco
ban,uete tu7o lugar% re7i7ieron al tragarse Yeus el coraz$n del Bo7en diosDrey% ,ue%
resucitando de su sepulcro% subi$ a los cielos% donde% aún mal+erido% yacía en el seno
del padre de los dioses-
2iferentes 7ersiones narraban la 7ida% la muerte% el descenso de 2ionysos al =ades y
su retorno al mundo% feliz suceso ,ue se acompaFaba con música de flautas y pe,ueFos
cimbales- Las fiestas en su +onor 7ariaban en la época de su celebraci$n y en sus
detalles% según la tradici$n local% así como el animal simb$lico% ,ue del toro pas$ a ser
un cabrito en otras% mientras ,ue en Atenas era reconocido por el dios con la piel de
chivo negro, disfraz% éste% ,ue acredit$ su permanencia en las leyendas de bruBerías a
tra7és de toda la 3dad /edia y ,ue aún persiste en el fetic+ismo negroide del vu+du. Sus
imCgenes caprinas% rodeadas de +oBas de 7id% presidían las danzas de los coribantes
cubiertos con pieles de c+i7o% al paso ,ue agitaban en sus manos tirsos rematados en la
piFa fecunda% 7enerada ya entre los asirios% y símbolo del Attis fenicio-
Las dos formas aludidas en la representaci$n del drama dionisíaco eran la tragedia y
la comedia- Tragedia no es sino el tragos oidé, la oda% el poema o la canci$n del buco
simb$lico- .omedia% es la =Kmos oidé, entendiéndose por =Kmos un despertar% un
renacer- Los relie7es de los 7asos griegos muestran asociada a la comedia con el gamos%
esto es% con la uni$n de los se0os% y parece ,ue la comedia, en este sentido de orgía%
seguía NK# ritualmente a la tragedia% pues ,ue oc+o de entre las once obras conser7adas
de Arist$fanes terminan con un gamos ,ue para nada deri7a del sentido dramCtico de la
obra-
>('?
3n tiempos clCsicos% sus participantes lle7aban falos artificiales% reiterando de
este modo el simbolismo tradicional de la fecundidad% mas conforme el interés literario
7a entrando en las comedias ese realismo lindante con la obscenidad 7a paliCndose de
tal modo ,ue Arist$fanes puede decir ,ue las suyas asumen considerable decencia- 2e
+ec+o puede decirse ,ue los ritos fClicos estaban muy disimulados en las comedias del
siglo 7% sal7o en a,uellas en donde los coros imitaban animales% como en algunas% bien
conocidas% del propio autor citado% para desaparecer enteramente en tiempos de
/enandro-
La tragedia% la tragos oidé parecía responder a una etimología misteriosa +asta +ace
poco tiempo% en ,ue los estudiosos del folklore místicoDreligioso +an aclarado
completamente su sentido- Lo importante en ella era el pathos% la pasi$n 7iolenta del
dios y su muerte por sparagmos% con el consiguiente despedazamiento y ban,uete Dtan
pr$0imo aun a las prCcticas mCgicasD% del animal representati7o del dios o del +éroe
celebrado- 3l c+i7o alrededor del cual danzan los Zcaros% según 3rat$stenes% al celebrar a
Líber >2ionysos?% es un cerdo cuando se +onra a .eres% así como otros animales
menores cu"o nessr%sein estC narrado por 3s,uilo- Sus sufrimientos% su p'tea remeda la
del dios mismo mientras ,ue el coro comenta% en la tragedia% ese dolor físico tan a lo
7i7o; ya al ser mimada la tragedia de 2ionysos NN# despedazado por los Titanes% ya la
de Penteo por las /énades% la de 1rfeo por las @acantes% la de Licurgo o =ip$lito por
caballos% la de Acte$n por perros u otros casos anClogos- Tales sucesos estaban
representados a la 7ista de los espectadores en los drómena, o cosas hechas, y en los
dei=ela o cosas vistas% lo cual supone ya un estadio a7anzado en el arte de la
representaci$n% lle7ada a cabo por actores profesionales ,ue% por su deri7aci$n de los
ritos dionisíacos% se llamaban ,ion"son technitai >de technes o te=nes, el artificio% la
técnica?-
>I)?
3l mismo 7ocablo drama significa propiamente una cosa hecha o sucedida o vuelta
a suceder, es decir% representada y% en el caso de 2ionysos% la +istoria se lle7aba a cabo
en el teatro especialmente le7antado para sus fiestas% los sacer ludus dionisíacos% baBo la
direcci$n de un sacerdote ,ue le estaba especialmente consagrado- 3l +ec+o de ,ue
e0istiesen dramas oudJn prós tón ,ión"son% o sea que nada tienen que ver con
,ion"sos, e0plica la e0tensi$n a otros campos de esas representaciones sagradas o bien%
mCs probablemente% ,ue las danzas de las cuales deri7$ la organizaci$n del drama
dieron origen a representaciones mCs o menos es,uemCticas% e0tendidas por todo el
/editerrCneo- =omero las menciona como si fuesen instituciones ordinarias en su
tiempo% y en tiempos de Plat$n eran% como la tragedia misma% cosas ya muy 7ieBas- 3l
primer es,uematismo fue complicCndose posteriormente con la introducci$n de
dei=elas o cuadros plCsticos% por decirlo así% >no s$lo en las representaciones dionisias?%
+ec+o% éste% de suma importancia por,ue al repetirse siempre ,ue de representaci$n se
trata% es decir% de apelaci$n a la lenta imaginaci$n del NO# espectador% origina todo el
mecanismo propio de la escena% del teatro-
3l ditirambo% o sea >según toda probabilidad? la representaci$n de la +istoria de
2ionysos% llega a con7ertirse% como la de Adonis u 1siris% en cosa tan conocida ,ue no
es menester presentarla ya con todos sus detalles al público ateniense- @astarC% pues% ,ue
un recitador la recuerde en el curso de la acci$n ,ue 7a a representarse- 2e este modo se
cumple con lo ritual y se abre campo libre para la imaginaci$n% e0tendiendo la aition%
>I&?
la e0plicaci$n de un +ec+o o tradici$n% a otros +éroes- =ay eBemplos muy abundantes en
el teatro griego- La trilogía de Prometeo e0plicaba la raz$n de los festi7ales dedicados a
ese personaBe raptor del fuego di7inoG el -#ax% el ritual de la AtlanteiaG las Eumenides es
la +istoria de su 7eneraci$n en el Aer$pagoG la I$igenia en Daurida presenta el ritual con
,ue se celebraba a Artemisa en @rauronG en el /ipólito son las doncellas ,uienes rinden
+omenaBe a este +éroe alrededor de su tumba% como en los casos de Alcestes%
Neptolemo% 3urysteo% etc-% ya ,ue la +istoria desarrollada en la aition es por lo general
la de una muerte seguida del ritual con ,ue se celebra al +éroe caído-
1tras 7eces% la acci$n pro7iene de fuentes épicas% mCs bien ,ue religiosas% como en
Los siete contra Debas o en la trilogía de 8restes, aun,ue pueda encontrarse en esas
obras el entron,ue con el rito anual% pero lo característico de esas narraciones +ist$ricas
o épicas es ,ue tienen como núcleo la tumba sagrada% el monumento funerario% el altar%
el ara alrededor de la cual gira la acci$n y las e7oluciones de coristas y danzantes-
Tal es el caso% en su mayor grado de es,uematismo% N'# del ceremonial para Adonis%
,ue importa mencionar% por,ue si del doble ceremonial de 2ionysos nacen comedia y
tragedia% de a,uel nacen los diferentes géneros líricos- =emos de 7ol7er sobre este
punto cuando nos refiramos concretamente a la poesía lírica% pero precisa a+ora su
menci$n% aun muy ligera% por lo ,ue se refiere a uno de los ingredientes esenciales de la
tragedia; el papel Bugado por el coro% en este caso ad$nico% en su calidad de cantor de
endec+as-
Tragedia y poesía lírica alcanzan una gran perfecci$n en <recia entre los siglos se0to
al ,uinto antes de nuestra 3raG pero% como ,ueda indicado% su gestaci$n +abía sido larga
y los testimonios de la primera lírica popular +elénica alcanzan una antigAedad de mil
aFos antes de .risto% por la época en ,ue comienzan a dominar en 3gipto las dinastías
de los Ptolomeos% de origen griego ,ue% radicados en Sais% comienzan la época llamada
saita, época ,ue coincide con el nue7o imperio babil$nico y con el de los 5eyes
bíblicos- 3ntre los di7ersos géneros de ese lirismo primiti7o de los ,ue tenemos relati7o
conocimiento figura en lugar eminente el treno >trenoi? o canto de duelo%
>I9?
término
empleado por 3s,uilo en un sentido cuya ironía deBa comprender ,ue se trataba ya en su
tiempo de un género 7ieBo% al ,ue se le +abía perdido en cierto modo el respeto- 3n sus
Coé$oras nos lo presenta como cCntico de lamentaci$n alrededor de un sepulcro% parte
indispensable del rito fúnebre- .uatro partes componían el treno* una recitaci$n
entonada por un cantor o recitante a la ,ue seguía el canto de todos los asistentesG
después% un diClogo alternati7o entre el solista y el coroG por fin% un O)# dúo- La manera
de estar redactado el te0to permite discernir estas formas% ya 7ieBas en tiempos de
/oisés >las primeras del canto responsorial? aun sin la música% ,ue corría a cargo de una
flauta sola- 3s ,ue esa flauta fue adoptada >in7entada? por Atenea a causa de ,ue en ella
se imitan bien los sollozos% según Agamen$n nos informa- 3l planto por la muerte de
Adonis continuaba celebrCndose en Pompeya% en AleBandría% donde tenía gran
brillantez% y en Siracusa% donde era ya una fiesta popular y municipal de lo ,ue sir7e de
testimonio el famoso idilio de Te$crito-
>I8?
La anémona de Adonis se trueca en un Bacinto% en Laconia- 3n las fiestas Bacintas% el
primer día es el día del treno- Al día segundo% el coro de adolescentes celebra la
resurrecci$n del dios efebo con música de cítaras y flautas- 1tro sustituto de Adonis y%
como él% representante de la Prima7era% =ylas% ,ue renace en las 7ioletas tiene asimismo
su treno especialmente dedicadoG y otro mCs% el aeda o poetaDcantor de Tebas% ,ue fue el
maestro de 1rfeo% Linos% tenía un treno muy e0tendido por .+ipre y Fenicia% los lugares
,ue mCs entraFadamente lloraron la muerte de Adonis- Tan popular se +izo ese treno%
,ue el nombre de Linos paso a designar un genero común% según el proceso tr$fico ,ue
lle7a de lo específico a lo genérico y ese 7ocablo designa ya en =omero una canci$n de
tipo rústico- /as en griego la interBecci$n La"M tiene el mismo sentido con ,ue nosotros
la reconocemos toda7ía- 3l linos era una canci$n con ayes% como en el cante $lamenco,
y el La"M era una especie de estribillo% de 7ocales melismCticas% como las O&# ,ue
numeraban los Salmos- 3l linos se con7irti$ en el ailinos ,ue es su e,ui7alente-
>I(?
La alternaci$n del solo y el coro en el treno aparece descrita en la Iliada% con moti7o
de la muerte de =éctor- La forma estC notablemente trabaBada y algún autor 7e en ese
trozo una especie de sinfonía fúnebre- Andr$maca% =écuba y =elena deBan oír
sucesi7amente sus lamentos% seguidos% en cada caso% por la respuesta% el responso del
coro- 2el mismo modo ,ue en el ditirambo% un exar=on% o canto inicial% comienza el
treno y el coro responde- La parte a dúo se obser7a en 3s,uilo% en Los siete contra
Debas. 3s este autor ,uien opone al treno otra forma especial; el pe'n ,ue% como el
ailinos se distingue principalmente por su sílaba melismCtica ie% así dic+o; iepaian,
iepe'n. Sin esa sílaba de reminiscencias mCgicas el peCn pierde su 7alor% según la
autoridad de Ateneo y era sin duda mCs 7ieBo ,ue el treno ad$nico% puesto ,ue en
3s,uilo aparece mencionado con una O9#significaci$n de curaci$n mCgica% como
f$rmula de conBuro- Así se dice remedios paeonianos, nano paeoniana, como mano de
santo% aludiendo a la imposici$n mCgica de las manos para curar% +ec+o personalizado
por =omero al +acer de Paieon% PeCn% un mago curandero- 2ionysos% Apolo% Atenea%
in7ocados en los momentos de dolor físico% se 7en adBudicados en el epíteto paioniano-
Apolo con7ertido en resucitador de muertos es Asklepios PaieonG el nombre de
Asklepios% otorgado en un sentido semeBante al de Ale0ikakos% es el ,ue rec+aza el dolor
o lo a+uyenta-
>II?
.uando 3s,uilo lo opone al treno deBa 7er la no7edad relati7a de éste +aciendo decir
al coro de I$igenia en Daurida >Taurida era una ciudad de .rimea% al otro lado del
Ponto?- L8h señoraM L6amos a entonar un c'ntico responsorial, un himno asi'tico de
b'rbaros sones* la melod%a de los trenos, agradable a los di$untos, msica del /ades,
sin que cantemos el pe'nM
Por,ue% ,uizC por su significado mCgico de 7encedor del dolor% el peCn ya en
Tucídides se +a con7ertido en un canto de 7ictoria% mientras ,ue el Apolo Paieon% a
,uien se acudía para curar los males% 7a a ser in7ocado en lo sucesi7o en el peCn para
,ue conceda no importa ,ué clase de fa7ores tri7iales-
Pero ditirambo% treno o peCn no eran sino nomos% es decir melod%as en abstracto%
>IK?
,ue cambiaban de nombre según el dios a ,uien estaban dedicadas o según su funci$n
litúrgica- 1tros nomos eran el dedicado a 2émeter O8# >ilos?% el dedicado a Artemisa
>pingos?% las prosodias% ,ue eran las marc+as ,ue entonaban los corteBos al dirigirse al
templo% las hipor=émata ,ue eran cantos ,ue acompaFaban a las danzas rituales% etc-
.incuenta cantores y danzantes >ya +emos 7isto ,ue el término c+$ros#
>IN?
designa en el griego preclCsico indistintamente a los cantantes y a los danzarines? se
colocaban en círculo en torno del altar% para entonar el ditirambo% cuyo proceso rítmico
iba acompasado por el doble instrumento 7inculado a /arsias%
>IO?
el sCtiro despelleBado
por Apolo cuando este dios +izo de crítico- .omo en otros casos de cCnticos
e7olucionados de una primiti7a f$rmula de encantaci$n% el ditirambo s$lo leg$ a la
posteridad su estribillo in7ocatorio; ió ?a==é, anClogamente al ai+linos del canto para
Adonis- La imaginaci$n y la creaci$n poética complican la f$rmula inicial y la
e0tienden en términos de arte consumado según lo muestran los fragmentos
ditirCmbicos de Píndaro y S$focles >en la -nt%gona? o según los te0tos de @a,uílides
descubiertos mCs recientemente- A pesar de la e0tensi$n literaria de esos cantos% en los
,ue los poetas de fines del siglo !" y comienzos del ! se prodigaron% la parte musical
>,ue se desconoce por completo? era al parecer% muy moderada% ya ,ue% al ir doblada
por el doble aulos >con cuatro aguBeros? no podría pasar de la e0tensi$n de una ,uinta-
Los cantoresDdanzarines del ditirambo iban 7estidos de sCtiros en atenci$n al c+i7o
ad7ocatorio de 2ionysos- 4n exar=os dirigía el ditirambo y a sus intérpretes% ,ue
significaban ser el corteBo del dios- 4n ritmo precisamente especificado >el tetrCmetro
trocaico? se mantenía en toda su duraci$n% mientras ,ue las danzas se sucedían en un
orden fiBo; moderadoD7i7oDgra7e% semeBante O(# a la obertura francesa del siglo :!"""-
>0i=innis% o danza de sCtirosG D"rbasia% o danza tumultuosa y Emmeleia% la danza que
est' en la melod%a, de un carCcter gra7e-? Por lo menos se organizaba el ditirambo ya en
esta forma en el siglo !"" a- .- en .orinto de donde pas$ a Atenas en un momento en
,ue los concursos de música coral e instrumental de cítaras% dedicados a Apolo% se
encontraban en pleno esplendor en otras partes de <recia-
R R R
3n Atenas se desdobla la parte estrictamente dramCtica; la aition, antes seFalada% en
donde paulatinamente los poetas 7an dando rienda suelta a su fantasía% engendrando así
el teatro% con la parte puramente musical% con sus danzas y cantos ,ue perduran en las
festi7idades religiosas propiamente dic+as y cuyas no7edades relati7as o la e0celencia
de su eBecuci$n% puestas de relie7e en a,uellos certCmenes% dan origen a ri7alidades y
concurrencias entre los músicosDcantoresDpoetas de las di7ersas regiones ya desde el
siglo !"-
Si el culto a 2ionysos se organiza% pues% baBo la forma de representaciones
simb$licas% relati7as a la 7ida del dios% el culto a Apolo re7ela otra forma en la cual la
música lo es todo >la músicaDpoesía% o la poesía cantada% no se ol7ide?- 3sta forma% de
un tipo netamente democrCtico% es ese concurso o certamen ,ue parece como la
organizaci$n municipalizada del simple acto de ofrecer dCdi7as líricas a un dios
resplandeciente- La tesis% muy aceptada desde Nietzsc+e% ,ue consiste en aceptar una
doble tendencia en el genio poéticoDmusical de los griegos parece mostrarse en esa
doble manera de +onrar a 2ionysos y a Apolo% mCs plCsticamente% dramCtica% escénica%
en el caso del dios 7itícolaG mCs líricamente% mCs musicalmente en el caso del dios solar-
OI# La disyunti7a%
>I'?
tan sugesti7amente desarrollada en El origen de la Dragedia,
basado en el esp%ritu de la Msica por el entonces Bo7en fil$sofo en trance de preparar
una tesis filol$gica% consiste en mostrar un proceso de diferenciaci$n específica tras de
un inicial punto de partida religioso-
L% en efecto% si de las fiestas dionysias procede todo el desarrollo de lo teatral% de lo
escénico% los géneros poéticoDmusicales en los cuales el lirismo interior es el principal
foco dinCmico proceden de los concursosD+omenaBes a Apolo% aun,ue no fuese este dios
s$lo ,uien recibiese semeBantes agasaBos- 2iré% incidentalmente% ,ue el término de
lirismo aplicado a Apolo% y ,ue no e7itaré% ya ,ue estC tan generalizado% es% filol$gica e
instrumentalmente un error% por,ue Apolo no tocaba la lira% sino la cítara- Apolo es el
citaredos, mientras ,ue la lira% mCs temprana y rudimentaria ,ue la cítara% es el
instrumento consagrado% precisamente% a 2ionysos% con lo cual puede sacarse como
primera consecuencia la mayor antigAedad del rito dionisíaco% cosa% por lo demCs
comprensible ya ,ue la organizaci$n de la liturgia deB$ atrCs a las simples prCcticas de
conBuro mCgico a secas, es decir% sin mitografía- 2e estas% ,ue es de donde proceden los
+omenaBes a Apolo% +an de nacer tiempo después los géneros líricos% o por decirlo así
apolíneos >frente a los géneros dramCticos o dionisíacos? pero al carecer de materia
pl'stica para organizarse ante la masa de espectadores% ,uedan pendientes% para
e7olucionar% de la pura fuerza interior de su sentido% es decir% de su lirismo intrínseco% en
el sentido aceptado a este 7ocablo- Por eso los concursos ,ue son la forma ci7ilmente
accesible para los +omenaBes a Apolo tienen% en comparaci$n OK# con el drama
dionisíaco% una apariencia mCs pobre% a lo menos no tan atracti7a y 7istosa-
2e la antigAedad de esas prCcticas como religi$n de 3stado puede darse uno idea al
7er descritos en el primero de los =imnos +oméricos los concursos ,ue se celebraban en
2elos en +onor de Apolo% es decir%
>K)?
,ue ya estu7ieron minuciosamente organizados
mil aFos antes de .risto en a,uella pe,ueFa isla en la parte norte ON# del mar 3geo y en
cuyo monte .ynt+us se +allaba el santuario de Apolo- =asta después de la tercera guerra
messenia% treinta aFos después de +aberse trasladado el tesoro de la .onfederaci$n
desde 2elos al Acr$polis ateniense no se decidieron estos a organizar en Atenas las
fiestas conmemorati7as del nacimiento de Apolo% mientras ,ue +acía ya dos siglos ,ue
se celebraban resonantemente en 3sparta% por el tiempo en ,ue el ditirambo tomaba su
forma definiti7a en .orinto- Antes de eso% Atenas en7iaba a la isla apolínea coros de
muc+ac+os y de doncellas conducidos por un representante de la ciudad- 3n traBe de
fiesta se dirigían ordenadamente al templo% ceFida la frente con diademas y coronas de
flores y cantando +imnos peCnicos- Los Buegos se componían de tres partes; gimnCstica%
o Buegos y danzas desnudosG Buegos +ípicos y finalmente musicales% cantando y
danzando al son de las cítaras- =omero y =esiodo tomaron parte en esas fiestas en
+onor del dios OO# a ,uien a,uel nombra como Febo Apolo% el dios solar- Las fiestas
apolíneas de 2elfos ri7alizaron en importancia con las Panateneas y en ellas empleaba
Terpandro% en el siglo !"""% una forma de composici$n a la cítara ,ue parece +aber
in7entado% pero ,ue se +abía con7ertido en un tipo clCsico en su tiempo- 3sta forma% ,ue
.ombarieu considera% un tanto entusiCsticamente% como una especie de sonata +elénica
se integraba por siete fragmentos de los cuales el primero era un preludio y el último un
epílogo >o salida% exodion% o ep%logos?- 3ntre ellos se intercalaba el comienzo
propiamente dic+o% un trozoDpuente o de transici$n% un cl%max o punto de mC0ima
ele7aci$n lírica mCs otro pasaBe conductor% esta 7ez para retroceder al punto de partida
seguido de un final- La composici$n presenta un alto sentido estructural y merecería la
pena de ,ue los artistas actuales intentasen resucitarla-
Al lado de ese cuadro formal netamente sin$ónico en el sentido de tect$nica
abstracta% +abía otro ,ue respondía a un sentido poético mCs ob#etivo, por decirlo así
mCs plCstico o descripti7o- 3s el trozo tan conocido baBo el nombre de lucha de -polo
con la serpiente (itón y en él se siguen los episodios del singular combate% mCs tarde
repetido por San <abriel% San Eorge o Sigfredo con una minuciosidad digna de Vu+nau
en sus 0onatas b%blicas-
>K&?
Si a,uella especie de sonata se eBecutaba O'# en la cítara%
esta especie de poema sinf$nico se desarrollaba% íntegro% en el--- aulosG pero no +ubo
después instrumentista alguno ,ue no se presentase para mostrar sus +abilidades sin ,ue
incluyese el nomo p%tico en su repertorio- 3l plan del poema no difería muc+o de las
sonatas descripti7as antedic+as u otras de su tiempo; una introducci$nG pasaBe en el ,ue
Apolo desafía al monstruoG la luc+a% con rec+inar de dientes% de la fiera% para mayor
naturalismoG cantos del pueblo para celebrar la 7ictoria de Apolo y finalmente cCnticos
de este mismo celebrando sus propias proezas- La composici$n se atribuye a Salcadas% a
fines del siglo !"" o comienzos del !"% pero los aulistas ,ue le sucedieron modificaron
considerablemente el plan% bien ,ue lo conser7aran en sus líneas esenciales- 2e tal
manera se tom$ en consideraci$n este nomo, ,ue el instrumento empleado en los
concursos% sin duda mCs perfeccionado ,ue el cotidiano% tom$ el nombre de p%tico y el
auleda concurrente% el de pitaulo- Las fiestas mismas recibían el nombre de p%ticas-
Los cantos litúrgicos dedicados a Apolo en 2elfos se mantu7ieron cierto tiempo en
a,uél santuario con un carCcter protocolario% como los de la iglesia cat$lica de los siglos
medios% según .ombarieu obser7a- /Cs tarde pasaron a 3sparta% donde +acia el aFo KNI
a- .- se instituyeron las fiestas en forma de concursos% según ya ,ueda indicado-
Las fiestas de 3sparta alcanzaron una importancia ')# capital- Las danzas de
muc+ac+os o gimnopedias se desarrollaron en el teatroG otras danzas y marc+as se
unieron a ellas y los coros se mezclaron en sus tres 7oces de niFos% +ombres y 7ieBos% en
composiciones debidas a Tirteo- Alcman% uno de los compositores mCs fecundos del
momento colabor$ sobre todo en las fiestas apolíneas de 3sparta% ,ue se e0tendieron
posteriormente por toda <recia con mayor o menor brillantez% en general menor ,ue las
fiestas dionisias- Las inscripciones ,ue las recuerdan llegan +asta el siglo "! a- .- pero
ya en el siglo """ +abían descendido del Norte de 3uropa tribus bCrbaras ,ue se arroBaron
sobre 2elos- Apolo libr$ a su isla fa7orita de a,uella in7asi$n prematura y el triunfo se
conmemor$ en fiestas de un esplendor correlati7o con la importancia del suceso% con
concurso de citaristas% de poetas líricos% de danzas masculinas y de representaciones
dramCticas- Apolo y 2ionysos con7i7en en el mismo terreno-
No solamente ellos; si ambos estaban celebrados% con determinada preferencia por
uno u otro en el continente% en las islas del Arc+ipiélago o en las comarcas del Asia
menor% Yeus tenía sus fiestas en 1limpia y en Argos% mientras ,ue en otras 7illas las
compartía con 2ionysos- Poseid$n% dios marino% era celebrado en el PireoG Atenas
festeBaba a Palas y las fiestas de 3leusis en +onor de 2émeter son conocidas- Las
<racias mismas tenían sus fiestas en determinadas localidades% así como las /usas-
.oncursos de 7ariadas clases y dedicados a deidades menores se celebraban por do,uier
en la =élade o en los territorios colindantes-
2e todos esos agonos los mCs importantes% con muc+o% eran los dedicados en Atenas
a Palas- La eran populares en el siglo !" y tu7ieron un punto de mC0ima brillantez en
tiempos de Pericles- Su organizaci$n estaba regida por un protocolo tan minuciosamente
litúrgico '&# ,ue apenas cabía discrepar un Cpice de él% so pena de incurrir en
+eretismo- La in7oluci$n del principio religioso en el desarrollo del concepto del
3stado% de los principios político% acarreaba una inter7enci$n de la música en todos esos
puntos de 7ista ,ue la sociedad toma en su camino- 2e este modo% las instituciones
musicales de <recia asumían un carCcter entre religioso y político% como tiempos
después las creadas por la "glesia romana en su ambici$n de con,uistar espiritualmente
el mundo- Tan 7inculada estaba la música a esos conceptos estatales% y% por ende% tanta
importancia tenían en este sentido los agonos o concursos religiosoDpolíticos ,ue
constituían las Panateneas% ,ue se lee en uno de los 2iClogos de Plat$n% atribuyéndola a
un músico famoso% la afirmaci$n de ,ue el estilo musical no cambia nunca sin que los
principios constitucionales del Estado no se modi$iquen de la misma manera. La
sentencia tiene un alcance gra7e% pero deBo la e0égesis de su sentido implícito a ,uienes
se percatan de ,ue la $unción de la /úsica es un 7alor social condicionado por las
transformaciones de éste-
Pese a tanta se7eridad de principio% la rigidez en la organizaci$n de los certCmenes
debi$ de eBercerse mCs sobre la parte puramente ritual de ellos ,ue sobre el sentido
lírico en progresi7o a7ance de las músicas ,ue los concurrentes +acían oír al dios% en
primer término% a los Bueces del concurso% en segundo% como representantes de a,uél y
en último lugar a los fielesDauditores% a la grey- Si el ditirambo fue transformCndose por
raz$n de las aportaciones literarias, engendrando los géneros teatrales% el teatro libre,
puede decirse% la música de este otro orden% la música l%rica, fue transformCndose
asimismo en un sentido de paulatina liberaci$n del concepto religioso% es decir% en un
sentido de independencia% de arte específico- Los nombres de Sim$nides% ,ue '9# cre$
entre mediados del siglo !" a mediados del 7 infinidad de trozos de música en los cuales
se celebraba ya su cualidad de música sua7e% letificanteG el de Píndaro% poco mCs Bo7en
,ue Sim$nides y cuyas odas llamadas idilios >es decir% cuadritos? parecen tener%
musicalmente +ablando% un sentido estético modernoG @a,uílidesG /elanípides% el
modernista del siglo ! a ,uien ya se acusaba de corromper el gustoG P+rynis% ,ue se
atre7i$ a modular y a cambiar de ritmo dentro de una citarodiaG Timoteo% para ,uien el
ditirambo era ya un prete0to para +acer 7aler su +abilidad% su $ilotimia > ?
>K9?
su
virtuosismo instrumental--- todos esos nombres 7an marcando la e7oluci$n del sentido
lírico y su apro0imaci$n a nuestro concepto del arte de la /úsica en un proceso donde
es fCcil reconocer los pasos tradicionales en la transformaci$n del sentido estético y su
influencia en la modificaci$n de las formas- A pesar de los reproc+es de fil$sofos como
Plat$n% te$ricos como Arist$genes% comedi$grafos como Arist$fanes% de políticos
reaccionarios ,ue de 7ez en cuando obligaban a una marc+a atrCs% el arte musical iba
enri,ueciéndose constantemente de sentido +umano% de sentido e0presi7o% Bustamente
como su género pareBo; el teatro- 3l músico% por raz$n de la técnica creciente del arte
instrumental 7a separCndose del poeta y tiende a con7ertir su funci$n en un oficio% aun
paralelo a la línea mCgicoDreligiosa de donde procede% pero cada 7ez mCs independiente
en todos sentidos incluso en el estrictamente sindical% como es el caso de los c$micos
dionisíacos ,ue formaron asociaciones profesionales o colegios% de los ,ue dan noticias
inscripciones ,ue datan del siglo tercero para los territorios adyacentes a <recia y aun
anteriormente para la propia Atenas- Los instrumentos se perfeccionan% las formas se
complican% se enri,uecen en técnica y sentido% el proceso modal se +ace mCs elaborado
y la melodía '8# mCs torturada, según lo e0presa un reproc+e propio de nuestros días%
los instrumentistas no se resignan a fundirse en la masa del coro e incurren en gra7es
faltas de personalismos% gratos a las muc+edumbres entusiasmadasG los coros aumentan
+asta una e0ageraci$n berlioziana; procesiones +ay en +onor a 2ionysos ,ue reúnen
+asta trescientos coristas y trescientos tocadores de cítara% casi como en los tiempos de
2a7id al transportar el Arca de la Alianza--- 4n +ec+o trascendente 7a a ocurrir en el
curso del siglo """; trascendente por,ue acarrearC la emancipaci$n de la poesía l%rica, es
decir% cantada en la lira >o en la cítara% meBor dic+o? desdoblando el te0to y la música-
3se +ec+o es de la fiBaci$n de la poesía por medio de la escritura- Los nobles rCpsodas%
los aedas% guardianes de la tradici$n oral 7an a 7erse paulatinamente suplantados por los
lectores de poesías- La poes%a l%rica 7a a con7ertirse en poes%a escrita. 3l músico% libre
del yugo ,ue le une al poeta 7a a caminar por su cuenta- Se le llamarC el melógra$o, el
escritor de melodías; un nue7o mundo% el de los documentos% se apro0ima% anunciado
a,uí y allC por débiles testimonios cuya traducci$n a nuestros usos es moti7o de
sutilidades eruditas;
>K8?
mas éstos eran tiempos de decadencia. !amos a reanudar la
tradici$n- '(#
R R R
La manera de lle7arse de par la tradici$n litúrgica en la música coral y su funci$n
dentro del 3stado se re7ela elocuentemente% de una manera exterior, en la organizaci$n
misma de los coros% en sus cantos y mo7imientos- Socialmente% el coro constituía ya por
sí una entidad ,ue podría compararse en cierto modo a las capillas o escolanías de
cantores desde la época de San <regorio% mCs de mil aFos antes de estas% por,ue la
instituci$n de la coregia +elénica data de unos I)) aFos antes de nuestra 3ra- 4n rico
ciudadano% el corega, debía encargarse% por imposici$n estatal% de sostener y organizar
el grupo de cantantesDdanzarines% en un numero de 7einticuatro para la comedia y de
doce para la tragedia >mCs tarde ampliado a ,uince por S$focles?% tanto como el flautista
,ue los acompaFaba- Los coreutas debían elegirse entre los ciudadanos libres% como los
infantes de coro% siglos después% debían probar su limpie&a 'I# de sangre% es decir% estar
libres de contaminaci$n Budaica o morisca- .omo el culto estaba estrec+amente
7inculado a la ciudad% los e0tranBeros% mal iniciados en ese culto% no podrían formar
parte del coro% núcleo religioso de la funci$n- 3l corega cuya tarea% en calidad de
impuesto a su ri,ueza% se denominaba en <recia liturgia, colaboraba% si gustaba en ello%
con el poeta y era recompensado con +onores oficiales- 3l mismo poeta no pasaba de ser
considerado en los 7ieBos tiempos sino como un mero bailarín% or=estrai, maestro de
baile- Sus +onorarios eran también puramente +onoríficos; él organizaba la didascalia,
la parte +ablada% Buntamente con la inter7enci$n del coro% y% puesto ,ue el corega no
tenía ,ue +acer otra cosa sino pagar% sería bueno permitirle ,ue metiese baza en la
composici$n poética- 3l mismo S$focles tu7o ,ue admitir esta colaboraci$n% no siempre
bien 7enida- Si el didascalos, el comediógra$o, >en estricta etimología el que enseña,
puesto ,ue la aition era siempre un +ec+o +ist$rico y enseñaba deleitando? cobraba algo
era por su calidad de actor% no en su calidad de escritor de los 7ersos% compositor de la
música% organizador de las danzas y regidor del espectCculo% o% como si diBéramos%
director de escena. 3stas sutilezas no son tomadas en consideraci$n +asta mCs tarde%
cuando S$focles% ,ue tenía una 7oz aflautada% no ser7ía para intérprete de sus obras-
Pero 3s,uilo y aún toda7ía 3urípides% interpretaban sus piezas y cumplían con a,uellos
deberes ,ue no eran precisamente deberes religiosos ni ciudadanos >como el corega?
sino simplemente econ$micos% pues ,ue ese poetaDcantor era una especie de empresario
,ue contrataba con el municipio o la entidad anCloga en la ciudad griega todos los
ser7icios necesarios para lle7ar a cabo la representaci$n ritualG raz$n por la cual los
plagios% refritos% etc-% se multiplicaban% enteramente como en los primeros tiempos del
teatro en lengua 'K# 7ulgar y aun posteriormente cuando la triple acti7idad de escritor%
c$mico y director se reunía en una sola persona% ya en los albores de nuestro siglo de
oro% ya con S+akespeare% ya con /oli[re- Naturalmente se produBeron abusos y
consiguientes protestas; para e7itar unos y otras% el arconte% el alcalde% podríamos decir%
terminaría por elegir las obras ,ue meBor le pareciese% pre7io concurso- Los B$7enes
ambicionaban un puesto en ellosG alguno% desconocido en su tiempo y para la
posteridad% se 7io un día preferido a S$focles ya 7icio- !ieBa +istoria% también-
Las partes constituti7as del drama se organizaban de este modo; un prólogo% cuyo
significado etimol$gico +a llegado intacto +asta nuestros días% comenzaba la pieza sin
entrar toda7ía en materia% pero anunciCndola% como las loas de nuestro teatro clCsico- 3l
coro entraba entonces formado de dos en dos en una especie de procesi$n ritual%
precedido del corifeo y acompaFado por el tocador de aulos ,ue subrayaba el ritmo
anapéstico% >dos bre7es y una larga?% de las palabras cantadas por el corifeoG aire de
marc+a ,ue los coristas escandaban con sus pisadas >de a+í el nombre de pie como
medida métrica y rítmica? alzando acompasadamente el pie >arsis? y deBCndolo caer en
un acento fuerte >tesis?-
>K(?
La procesi$n daba la 7uelta Fstre$oG a la orkéstica y se
colocaba Bunto al altar central% el thimelé cuya raíz th"o >2uo? ,ue e0presa el acto de
+umear% indica a las claras el primiti7o origen de ese altar como ara de los sacrificios-
>KI?
'N#
4na 7ez instalado% el coro callaba mientras se desarrollaba cada episodio% mas
apenas terminado cada uno de estos el coro entonaba una stasima, un nue7o canto- No
de una manera inm$7il% sino ,ue tras un cambio de posici$n% daba una nue7a 7uelta
>seguramente sobre el lugar% o sea sobre el propio eBe de cada corista?G esta antiestro$a,
e,uilibraba en forma a la estrofa o 7uelta inicial- 4na última 7uelta o estrofa final se
denominaba épodo% 7ocablos ,ue% como designaban una triple yu0taposici$n de canto%
poesía y mo7imiento% pasaron mCs tarde a denominar% por e0clusi$n% la estructura
poética-
A pesar de algunos documentos conBeturales nada sabemos de esa música cantada y
danzada- Pero como estaba tan íntimamente unida a la poesía y ésta nos +a llegado%
felizmente% en multitud de casos% podemos a lo menos saber ,ue su estructura rítmica
estaba proliBamente estructurada y aun sabemos% por otra clase de testimonios% ,ue en
esa organizaci$n entraba muy en cuenta el sentido% el ethos, ,ue se daba
tradicionalmente a cada modo rítmico% tanto como a cada uno de los modos mel$dicos
sobre los cuales se construían las melodías% a tono de las cuerdas de la lira-
>KK?
Tras de
7einticinco siglos corridos toda7ía se supone +oy% por pertinaz reminiscencia% ,ue los
dos modos% ma"or y menor, ,ue +an llegado +asta nuestras costumbres musicales
poseen anClogas cualidades éticas- .ierto pianista
>KN?
famoso en las últimas décadas del
siglo pasado di7is$ en la primera fila de butacas% mientras daba un recital% a un amigo
largo tiempo perdido de 7ista- 3staba tocando un preludio de .+opin% de melanc$lica
e0presi$nG pero el +allazgo +izo sonreír de placer al 7irtuoso- P\L yo sonriéndome%
Ddecía mCs tarde al e0plicar el casoD% 'O# sin darme cuenta de ,ue estaba tocando en
menor]Q- 3l bueno de Taldimir 7on Pac+mann no sabía ,ue estaba parodiando a
3urípides cuando% en cierta ocasi$n% increpaba a uno de sus coreutas diciéndole; DP\Si
no fueses un ignorante% sin el menor sentido estético% no te reirías cuando se canta en
modo mi0olidio]Q
Por lo ,ue se refiere a las danzas del coro apenas sabemos otra cosa% fuera de la mera
nomenclatura% sino lo ,ue nos muestran las pinturas de los 7asos griegos y algún ,ue
otro testimonio plCstico; esas danzas debieron de ser tan ligeras de mo7imientos como
de ropaBe% y de una e0presi$n% en ciertos casos% elocuente sin lugar a dudas- Los
timoratos pueden sonroBarse ante algunas de ellas- .ombarieu +abla de music+hall y de
llamar a la policía- Pero su origen mCgico% en estrec+a relaci$n con el atracti7o del se0o%
ya ine,uí7oco desde las pinturas de .$gul% mientras el uni7erso comenzaba a
des+elarse% +a permanecido latente% in7ariablemente% en toda especie de danza-
H=abía% por lo menos% un arte en ellas% una technes en a,uellos ,ion"son technitai
como se denominaban los actos del drama dionisíacoJ Poco sabemos de ello- Por lo ,ue
dicen autores como Plutarco y Ateneo cabe deducir ,ue la danza griega% a lo menos la
empleada en el teatro ritual% carecía de solistas y de virtuosidad% lo cual es interesante de
seFalar% ya ,ue las danzas fenicias llegadas +asta el e0tremo atlCntico de la Península
"bérica y otras practicadas en todo el litoral mediterrCneo son% desde ,ue +ay memoria
de ellas% danzas unipersonales% tanto masculinas como femeninas >en ciertos casos
danzas de marineros en los prostíbulos de puerto?-
>KO?
3stas danzas parecen +aber tenido
''# un rasgo común ,ue +oy mismo puede obser7arse desde el leBano 1riente% en las
danzas de Siam y Ea7a% al e0tremo occidente europeo en determinadas danzas
andaluzas% a saber% la casi inmo7ilidad del cuerpo% en el sentido de ,ue no +ay
traslaci$n% mientras ,ue sus mo7imientos son ondulantes% desde el e0tremo de las manos
en alto a los pies; unas y otras con mo7imientos sabiamente complicados- >3n América%
en /é0ico% por eBemplo% son frecuentes las danzas en las ,ue la inmo7ilidad del torso es
total% danzCndose solamente de cintura para abaBo-? 3l mo7imiento de las manos% tan
minucioso en las danzas orientales y en las andaluzas% e0istía asimismo en <recia con el
nombre >,ue en el 7ieBo 3gipto tenía otro significado afín con este? de cheironom%a y%
los ,ue la practicaban% cheirosophos. .ombarieu% ,ue adBudica al metro dactílico un
origen manual% de los dedos% aFade ,ue el nombre de cheironomon dado por Eu7enal al
danzarín @atilo indica ya la pantomima por sí sola; el gesto% en una palabra% ya
emancipado de sus originales compaFeras a las ,ue% sin embargo% no desmiente-
Las manos debieron tener un papel e0presi7o en los mo7imientos del coro griego-
@ien Bugadas +abrían de producir gran efecto plCstico en sus mo7imientos colecti7os%
pausadamente organizados al ritmo de la palabra cantada- .on estos mo7imientos%
=inémata, kinémata#% se estructurarían las figuras% eskémataG
sc+émata#
>K'?
% de ,ue +abla Ateneo% y ,ue% al parecer% debieron de poseer un sentido
plCstico tan 7ariado como elocuente-
Por lo ,ue a la parte instrumental se refiere% los griegos D,ue poseían cantidad de
instrumentos% procedentes los mCs de sus pr$0imos 7ecinos del 1riente asiCtico y
africano% y otros del norte continentalD% solamente empleaban en el teatro los aulos o
auloi% término ,ue designa toda una familia numerosa y en la cual &))# algunos autores
incluyen la mítica siringa% ya la de una simple caFa% ya a la de 7arios carrizos% siete% por
lo regular% conocida como $lauta de (an. @ien ,ue se +aya ,uerido asimilar el aulos al
ugab bíblico% nada tienen de común; 3l ugab fue% al parecer% una flauta larga% de
embocadura%
>N)?
cuyos descendientes ,uedan relegados% como la flauta de Pan% a los
pastores y campesinos así como el cuerno >=eras? y el caracol >stromphos? y la trompeta
recta o salpinx- Pero los auloi formaban un género instrumental distinguido% con
numerosas especies ,ue nada tenían ,ue 7er con las flautas- 3l e0amen de los
testimonios de ,ue disponen los music$logos dedicados al estudio de los instrumentos
+ace 7er ine,uí7ocamente ,ue el aulos era un doble oboe% cuyas dos caFas se unían en
la embocadura% la cual se suBetaba >no siempre? a la boca con una correa% o $orbeia%
,uizC para ayudar a los labios a +acer fuerza sobre la embocadura- Su sonido era
penetrante% agudo% como el de una zampoFa% y la técnica% ,ue en un principio se
limitaba a las notas del tetracordio se complic$ posteriormente con notables meBoras
instrumentales- No se sabe con e0actitud cuCl era la raz$n de los dos tubos del aulos
doble; bien era para duplicar la melodía y +acerla mCs audible% bien uno de los tubos
eBecutaba esa melodía y el otro una nota tenida >mCs aguda? u otras notas en una
rudimentaria armonía- 3l aulos llega a <recia con instrumentistas frigios en el siglo !""
y aun,ue empleado primeramente con timidez por los griegos se +ace protocolario tras
de la guerra con los persas-
No era ese instrumento el único ,ue los griegos &)&# +abían tomado a sus 7ecinos
asiCticos- 2e esa procedencia son otros ,ue se empleaban principalmente como
acompaFamiento de la poesía lírica; así el pectis, de alto diapas$n% fa7orito de las
muBeres lidias y singularmente de SafoG la magadis, instrumento de cuerdas en octa7as
>de donde magadi&ar, cantar a la octa7a?G la sambuca cuyo nombre conser7an toda7ía
los países musulmanesG la phoini=on o lira fenicia% ,ue también tenía cuerdas en
octa7asG el barbitos, especie de lira atribuida a Terpandro% de tonos gra7esG el trigono,
,ue parece +aber sido el arpa triangular siria% e0tendida por 3gipto y los pueblos
semíticosG en fin% salterios de muc+as cuerdasG estos% ya en plena época de decadencia%
entrados los primeros siglos cristianos-
Pero los griegos poseían dos instrumentos en los ,ue cifraban su orgullo de grandes
didactas; dos instrumentos de sentido profundamente griego% pero ,ue tampoco lo eran
de origen- La lira, en efecto% era de origen tracio- 4n caparaz$n de tortuga cubierto por
una piel tendida iba montado con dos mCstiles recur7ados% o dos cuernos unidos por un
tra7esaFo en el ,ue se suBetaban las cuerdas de tripa% recogidas en el e0tremo inferior de
la testudo FchelisG o caparaz$n-
>N&?
La c%tara, mCs e7olucionada% era de procedencia
asiCtica% deri7ada del instrumento similar utilizado largos siglos atrCs por egipcio% sirios
y babilonios-
>N9?
.onsiste en una caBa de madera como cuerpo de resonancia% de la ,ue
emergen dos brazos laterales de cuyo tra7esaFo parten las cuerdas ,ue 7an a parar en un
puente inserto en la panza de la caBa- La lira% mCs rústica y simple ,ue la cítara% tu7o
&)9# desde sus comienzos conocidos las siete cuerdas mCgicas- La cítara% ,ue comenz$
por cinco% llega a 7eces +asta once y doce- La técnica es idéntica en ambas; la mano
iz,uierda pulsa las cuerdas cuyas notas dan la melodía% mientras ,ue la derec+a% con un
plectro de madera golpea rítmicamente una cuerda para acentuar el metro poéticoD
musical% o bien rasga del mismo modo todas las cuerdas% como los guitarristas populares
de todos los tiempos- >Msica golpeada se llama al rasgueo en nuestros tratadistas
espaFoles del siglo :!"-? La música puramente instrumental de la cítara recibía el
nombre de citarística y ya +ay concursos instrumentales de cítara en el siglo !"" a- .- Si
se empleaba como acompaFamiento del canto% recibía el nombre de citarodia.
No +ay ,ue +acerse ilusiones acerca de tal acompaFamiento- 3ste tema incit$ a
largas discusiones entre los music$logos de +ace algunos aFos ,ue% o se empeFaban en
,ue los griegos +acían oír solamente un sonido cada 7ez% o bien sostenían ,ue conocían
la armonía% la simultaneidad sonora% y por lo tanto armoni&aban sus melod%as- Ni los
unos% ni los otros se percataban de ,ue el +ec+o de conocer la consonancia de dos
inter7alos no supone la e0istencia de un estilo acompañante ni de un sistema arm$nico%
en el sentido ,ue +oy tiene esta palabra- La feliz in7enci$n del 7ocablo hetero$on%a +a
resuelto esa pugna% ya ,ue hetero$on%a no ,uiere decir sino la posibilidad de emplear en
determinados momentos sonidos simultCneos% sin ,ue esta simultaneidad presuponga un
sistema de armonía- 3n la lira y la cítara% como en los auloi% los griegos subrayaban
alguna de las notas mel$dicas con una nota consonante% o bien doblaban la melodía al
unísono o a la octa7a adornando una de las 7oces% como +oy se practica corrientemente
en todos los países musulmanes; eso era el acompaFamiento &)8# ,ue recibía el
nombre de aulodia, citarodia o $irodia según el caso-
4na inmensa muc+edumbre llegada de todas partes de <recia y países 7ecinos se
congregaban ante el lugar de las representaciones% cuyas palabras apenas podían ser
oídas por tan gran número de gentes% las cuales seguían% en su mayoría% la acci$n por la
mímica de los personaBes; acci$n% por otra parte% perfectamente conocida de todos los
congregados- 2urante tres días se sucedían las procesiones en +onor de 2ionysos% cuya
imagen iba seguida de los coreutas 7estidos de sCtiros y sil7anos ,ue marc+aban dando
pasos grotescos- .oros de 7arias especies completaban esa parte de las fiestas% ,ue
comenzaban a fines de marzo prolongCndose dentro de la primera ,uincena del mes
siguiente- 4n ritual litúrgico de carCcter netamente esotérico preludiaba las
representaciones propiamente dic+as% ,ue duraban cuatro días- 3n una marc+a nocturna%
los efebos conducían al dios a la luz de las antorc+as instalCndolo en el lugar donde iban
a 7erificarse a,uellas% ,ue de la simple escena forestal% en su mCs estricto sentido
etimol$gico% pas$ a ser un tingladillo de madera y finalmente los espléndidos teatros de
piedra como el adosado al Acr$polis% en Atenas% en tiempos de Licurgo >8()? y en el
cual puestos distinguidos indicaban el sitio reser7ado al sacerdote de 2ionysos% al de
Apolo y otras altas personalidades eclesiCsticas y municipales- 3l altar del dios% el
thimelé, ,ueda colocado baBo las +oBas de 7id- La acci$n dramCtica y la liturgia músicoD
danzable giraba en torno suyo y todas las miradas con7ergían +acia él- La parte
narrati7a% la propiamente teatral se desarrollaba en la escena% ,ue cortaba el gran círculo
de espectadores% tangencialmente al pe,ueFo círculo interior u or=estra donde se
7erificaban las e7oluciones% núcleo germinal del teatro en su acepci$n pura% y cuyo
centro es el altar- &)(#
3l nombre ,ue los griegos daban a esa parte de la escena% el logeion% o sea% el sitio
donde se +abla% indica claramente su papel% aun,ue rara 7ez los actores subían al
logeion desde la or=estra, ya ,ue los actores tenían ,ue cantar y danzar% y en el logeion
solamente se +ablaba% cuando la ocasi$n lo re,uería% y% por otra parte% la altura y
e0igAidad de la escena impedía 7er con comodidad a los actores ,ue aparecían subidos
en ella- /Cs pr$0imo a nuestro concepto del teatro% los dei=elas o sea los cuadros
plCsticos estaban ambientados con 7erdaderas decoraciones mCs o menos sintéticas% ya
con tapices% ya con pinturas >pina=es? en tiempo de S$focles% ya con una especie de
bastidores ,ue giraban alrededor de un eBe mostrando di7ersos aspectos >Crboles% muros%
etc-?% propios para sugerir el lugar donde la acci$n se desarrollaba-
Por ley normal de e7oluci$n% esa acci$n fue complicCndose desde la primiti7a
in7ocaci$n mCgica y propiciatoria al dios% pasando a la representaci$n de escenas
culminantes de su 7ida y después a la de otros personaBes% con episodios cada 7ez mCs
ricos de sentido patético no ya di7inos% sino simplemente +umanos- Los medios ,ue era
necesario poner en Buego para lle7ar a cabo ese drama y su sentido emocional al
inmenso público congregado% e0igente y agudamente crítico% tanto de los actores como
de los 7ersos mismos% tendrían ,ue irse complicando paralelamente- /ientras el
ditirambo no fue sino la in7ocaci$n cantada con una ri,ueza de solistas y coros
creciente% el didas=alos% o sea el ,ue conducía el ditirambo% el ,ue enseñaba su proceso
a la audiencia Den una palabra% el autor mCs tarde llamado poeta% es decir el ,ue creaba
la parte 7erbal y plCstica del ritoDespectCculoD% era su propio intérprete y él s$lo mimaba
los supuestos personaBes di7ersos ,ue inter7enían en el +ec+o% de la misma manera ,ue
en la /isa cat$lica y &)I# en las .antatas protestantes los oficiantes simbolizan a
.risto y a las diferentes personas de la di7ina tragedia- 1tros comparsas o figurantes
,ue ayudaban al pantomimoDpoeta no tenían sino un papel au0iliar% a fin de integrar los
corteBos y procesionesG mas no se tard$ en acudir a un segundo recitante ,ue alternaba
con el principal o se encargaba de los figurantes cuando a,uél estaba demasiado
ocupado con su representaci$n- 3sto comenz$ a ocurrir en las grandes fiestas no
dedicadas ya e0clusi7amente a 2ionysos% en las cuales los auditores no estaban tan bien
enterados de los sucesos como en estas mismas- L al ir tomando incremento la parte
espectacular% la acción representada% el argumento% bien con episodios relati7os a otros
dioses% a +éroes% a simples +umanos% el coro ,ue en el rito a 2ionysos era predominante
debi$ ir reduciendo su actuaci$n a fin de no estorbar el curso normal del drama-
Paulatinamente >con 3urípides cuyo idioma se +ace ya netamente realista? el elemento
musical se independiza% concentra su esencia lírica% pero reduce su Cmbito- .uando la
tragedia griega llega a 5oma% el coro estorba en la or,uéstica y se le en7ía a la escenaG
incluso el círculo or,uéstico se reduce a la mitad; el teatro 7a acercCndose al aspecto
,ue iba a asumir% tras de las representaciones religiosas de la 3dad /edia% en tiempos
modernos-
>N8?
3l proceso en la e7oluci$n meramente formal del &)K# ditirambo coincide
estrec+amente con el seguido en la acci$n simbolizada en la /isa- 3n sus comienzos% el
sacerdote o actor principal conduce al coro >de a+í su nombre de =ori$aios?% le increpa y
el coro le responde- /Cs tarde% en lugar de responder el coro de fieles% un diCcono
responderC por él% o% en el drama dionisio un interlocutor disimulado entre el coro% pero
,ue interpreta su 7oz y al ,ue% por ese disimulo% se le llama el hipocrites! pero a la
postre el coro no serC ya sino una parte técnica integrante de la representaci$n y ,ue
aun,ue simb$licamente siga representando al núcleo de fieles% al pueblo% es decir% la
gre", la igre#a, la iglesia, recaba una independencia de puro oficio por la complicaci$n
de su inter7enci$n artística- 3n el templo cristiano% sin embargo% los fieles conser7arCn
su 7oz% bien en a,uellas inter7enciones sencillas en las ,ue responde al oficiante% bien
en su inter7enci$n mCs complicadamente musical en forma de coral% en los ritos
protestantes- 3s sabido ,ue a mCs de los trozos ,ue componen el ritual ordinario o
incambiable de la /isa otros trozos circunstanciales pueden inBertarse en ella- Así% tras
de S$focles% ,ue se mue7e en términos menos rígidos ,ue 3s,uilo% y tras de 3urípides
,ue acepta el tercer actor% la cantidad de coristas% el lenguaBe naturalista% la ri,ueza
escenogrCfica y otras no7edades de S$focles% otros autores menores comienzan a
inBertar episodios dentro de la acci$n general% embolima >así llamados? ,ue pasarCn al
teatro romano y ,ue no abandonarCn ya la escena% en tiempos posteriores baBo la forma
de intermedios insertos entre los actos de la tragedia- /Cs tarde% degenerarCn en
7erdaderos parCsitos% +asta ,ue llegan a componer un género especial del ,ue nacen
géneros secundarios de un carCcter bufo o grotesco como en el teatro griego% y ,ue en
las =omoedias posteriores% en la comedia coetCnea de los tres grandes trCgicos
mencionados% guarda &)N# aun su estirpe sat%rica% es decir% las gruesas facecias de los
sCtiros dionisíacos% con sus danzas fClicas con7ertidas en bromas de fuerte realismo
predilectamente culti7adas fuera de Atenas% en /egara con Susario% en Siracusa con
Sop+ron o% si en la metr$poli% en fiestas secundarias% celebradas en los meses de
in7ierno% y en las cuales lo ritual y riguroso de las fiestas mayores ,uedaba al margen-
3scenas de la 7ida cotidiana% alusiones políticas% como en la $pera bufa napolitana% en el
vaudeville parisiense suburbano% en el teatrillo madrileFo de barrios baBos% figuraban en
esas comedias% uno de cuyos +ec+os característicos consistía en ,ue el coro%
abandonando su puesto subordinado% se adelantaba +acia los espectadores encarCndose
con él% como en a,uellos otros géneros menores del teatro ligero de nuestros días-
3s importante recordar este tono% un tanto des7ergonzado >y en sus primeros tiempos
un muc+o?% esa libertad en el +ec+o comentado y en la forma de e0ponerlo% la falta de
rigor o el desdén de las con7enciones rituales% por,ue de ese liberalismo 7a a nacer% en
buena parte% el teatro posterior y constituye% sin duda% la mCs fuerte capacidad de
fermento en la e7oluci$n del teatro- 37oluci$n ,ue se desarrolla de una manera% podría
decirse% clandestina% como e0tramuros% pero ,ue tras de 5oma llega intacta +asta
nuestros tiempos a tra7és de tipos menores de teatro popular ,ue es de la mayor
importancia recoger% por,ue muestran a ,ué punto de ci7ilizaci$n% es decir de 7ida
dentro de la civis% de la ciudad% +a llegado la sociedad de esos tiempos% de ,ué manera
acentúa la diferencia de gustos ,ue 7a relegando a una moda anticuada ya% los rígidos%
nobles% se7eros% de una clase ele7ada% y prefiere en su lugar otros de menor porte% de
baBo coturno% sin el calzado de altos tacones ,ue el autor trCgico calzaba para imponerse
a la audiencia% sin 7estimentas atiborradas de lana para &)O# parecer mCs imponentes%
sin mCscaras impersonales pero aparatosas y sin porta7oces ,ue desfiguraban%
agruesCndolas% las 7oces de los actores de la tragedia y de la comedia anterior a la de las
7illas griegas-
3l uso de la mCscara% tan conocido de todos como curioso% estu7o leBos de ser un
capric+o indi7idual-
>N(?
&)'# Antes bien% respondía a la necesidad de impersonalizar al
sacerdote oficiante% al didascalos o al corifeo del ditirambo y de los demCs actos
ritualesG y% como en las primeras representaciones% los personaBes% ya de la tragedia% ya
de la comedia% eran bien conocidos% precisaba darles caracteres fiBos en 7ez de lo
7ariable de los rostros de los actores ,ue% por otra parte% eran familiares% insignificantes%
mientras ,ue las mCscaras podían ser tan enfCticas% tan imponentes y tan
con7encionales% al mismo tiempo% como lo Buzgase oportuno la tradici$n- Su origen no
parece ,ue +aya sido e0clusi7amente griego% sino propio del teatro religioso
mediterrCneo% por,ue dos de los términos teatrales mCs importantes ,ue +an llegado
intactos +asta nosotros pro7ienen% en 5oma% de una influencia etrusca; el término hister,
+istri$n% y el de persona, la mCscara; podemos suponer% la mascara representati7a de un
determinado carCcter-
R R R
Los países romanos conocían el teatro griego% en efecto% importado por las colonias
griegas de "talia% desde muc+o tiempo antes de su florecimiento% pero lo &&)# culti7aron
con considerable retraso% y toda7ía en el aFo &I( a- .- el .$nsul 3scipi$n Nasica
impidi$ la construcci$n de un teatro de piedra ,ue sustituyese a los tinglados precarios
donde se celebraban las fiestas /egalesias% los ludi ;omani, únicamente en ocasiones
seFaladas- "mporta muc+o subrayar este calificati7o de ludi% de #uegos ,ue tenían las
festi7idades religiosas latinas por,ue demuestra ,ue el concepto griego se +abía
trasmitido% a lo menos en su forma estructural% a 5oma y territorios adyacentes% aun,ue
los pobladores de ellos diesen a la sustancia misma de los Buegos% ya al drama ya al
elemento lírico% una importancia muc+o menos intensa% una menor espiritualidad de lo
,ue fue propio entre los griegos- "ncluso la imagen de 2ionysos figuraba en el lugar de
sus fiestas% en su templum al aria aperta o en sus tingladillos desmontables utilizados
para las representaciones% pero parece ,ue estas estaban leBos de ,uedar organizadas en
+onor e0clusi7o del dios y como +omenaBe a su pasi$n% muerte y resurrecci$n-
.omo ,uiera ,ue fuese el atracti7o ,ue los latinos sintieran +acia el teatro% aún en
sus formas mCs rudimentarias% o su afici$n% ya seFalada por las obritas bufas dedicadas
por 3picarmo a los mimos en Sicilia en el siglo ! a- .-% las fiestas romanas% las maximi
ludi no parecen +aber llegado a una organizaci$n regular +asta un siglo después%
mediando el siglo "!% y en ellas era característica% sobre todo% la presencia de las
pantomimas procedentes del norte% de los etruscos- Las dos formas del drama dionisio%
la tragedia y la comedia% no parecen tomar carta de naturaleza en 5oma +asta el aFo
9()- Los Buegos dedicados a Apolo se instauran regularmente cada mes de Bulio a partir
del aFo 9)O baBo el nombre de ludi apollinares pero no en la forma democrCtica de los
concursos de la =élade y del Arc+ipiélago- 4n poco mCs tarde ,ue ellos se fiBa la
celebraci$n &&&# de los Buegos en +onor de 2émeter% o $iestas megalesias con
representaciones escénicas de respetable solemnidad ya% ,ue +an sido recogidas por Tito
Li7io- Las fiestas de no7iembre% último eco de las dionisias% ,uedan relegadas al pueblo
baBo% a la plebe y de ella sacan su nombre; ludi plebe#i. La sociedad romana siente por
esa época a,uellos síntomas de decadencia% tras de la época considerada en el arte como
una decadencia en <recia% y pronto la sociedad romana 7a a transformarse en otro tipo
muy distinto del de la paganía baBo la doble influencia de estímulos religiosos ,ue
llegaban del pr$0imo 1riente y del influBo político% militar% y sobre todo racial% ,ue
procedía del norte- Los dioses romanos y tras de ellos los +elénicos 7an a perder su
+egemonía y lo ,ue es peor su influencia% coordinatoria del 3stado- Si mCs tarde un
emperador se decide a reconocer la incipiente religi$n cristiana como religi$n del
3stado romano% lo fue menos por cuesti$n de fe ,ue por remedio político a la paulatina
desintegraci$n del "mperio y pensando encontrar en ella coerciones morales ,ue
detu7iesen la procli7idad de las costumbres- L si anteriormente a ese suceso de inmensa
trascendencia en la =istoria% otros emperadores como Sylla y Augusto crearon nue7as
fiestas y dieron incremento a las representaciones escénicas% dieron mCs desde un punto
de 7ista del luBo de la corte y en busca de popularidad entre ciertas clases sociales ,ue
por los moti7os de neta índole religiosa ,ue mo7ieron a sus predecesores griegos- 2e
ellos se guarda lo formulario% no lo esencialG sin embargo% como el proceso de e7oluci$n
dentro del tiempo acarrea una transformaci$n general de las cosas% puede creerse a
simple 7ista ,ue las introducidas en la escena y aún en la pura prCctica musical
>NI?
significaban un Cnimo progresi7o ,ue &&9# en realidad no +ubo% pues ,ue las
transformaciones se +icieron en un sentido mCs bien e0terior y mecCnico- La misma
mecanicidad o formulismo del ritual religioso de las representaciones dramCticas y las
disputas a ,ue daban lugar sus violaciones, consideradas como +ereBías de un carCcter
religioso >violata religio? aun,ue el espíritu mismo de la religi$n +elénica se +ubiese
e7aporado% muestra la esencial decadencia de un proceso en el cual es ya la infracci$n a
la letra lo ,ue se considera +erético- 4na infracci$n mínima o insignificante originaba la
suspensi$n de los Buegos% por considerar ,ue esa 7iolaci$n los +acía ineficaces% y así
+asta por cinco 7eces consecuti7as- 2ebi$ de descubrirse pronto ,ue +abía trampas en
ese Buego abusi7o en las cuales alguien interesado sacaba la 7entaBa% y al disiparse los
últimos 7estigios de las 7ieBas costumbres% 7ieBas supersticiones inoperantes ya% se
disip$ el sentido teologal de las representaciones- /as entonces% el teatro comenz$ a ser
sentido y gustado como talG las fiestas pierden su sentido mCgico y religioso y
comienzan a ad,uirir periodicidad% pues ,ue comienza a sentirse el teatro como funci$n
de la sociedad romana- /ediando el siglo anterior al nacimiento de .risto% Pompeyo
construye el primer teatro de piedra% y se asegura ,ue era capaz para contener cuarenta
mil espectadores-
Aun,ue pueda 7erse en los !ersos $asceninos un primer conato de representaciones
dramCticas latinas% el primer teatro en este suelo parece +aber nacido% ,uizC baBo la
influencia griega% en la 7illa de Atella% en la regi$n de 1sca% desarrollCndose después en
5oma baBo la forma conocida por $'bula -tellana. Pero el influBo +elénico a7asallador
en las comarcas latinas% data solamente del siglo "" antes de nuestra 3ra% cuando los
dioses &&8# griegos% 7enerados solamente extramuros comenzaron a ser asimilados a
las deidades tradicionales una 7ez ,ue los 3scipiones% ,ue eran los modernistas de la
partida% 7encieron la resistencia conser7adora de .at$n- Las estatuas lle7adas a 5oma
desde el /editerrCneo oriental entraron en un principio como simples dioses +uéspedes%
mas su culto termin$ por imponerse al de los dioses etruscos% ,ue parecían rudos% por
comparaci$n- Ares fue identificado con /arte% el Yeus olímpico con el Eúpiter
capitolino% Atenea con /iner7a% Afrodita con !enus y los dioses o semidioses efebos
corrieron por las calles de 5oma baBo nombres nue7os en abundancia proporcionada a la
de sus adoradores- Sin embargo% +ubo di7inidades netamente latinas ,ue no ofrecieron
confusi$n posible% como la Fortuna% la !ictoria y la Paz% diosas cuya presencia actual
estaba lo suficientemente llena de sentido para ,ue necesitase eufemismos- 3n
contraposici$n% un dios griego% Apolo% pas$ a 5oma sin mudanza% ni de nombre ni de
mito-
No todo% empero% fue puro cambio- Algunas asociaciones o fraternidades >cuyo
modelo pas$ al .ristianismo? seguían culti7ando sus 7ieBos dioses% practicando los
antiguos ritos% cantando sus +imnos ancestrales en un idioma tan en7eBecido ,ue era ya
pura lengua mCgica para los latinos de la decadencia% tanto como lo fue el +ebreo de la
@iblia para los traductores coptos% como el griego de los tiempos clCsicos para los
modernos o como el latín de la "glesia para sus fieles actuales- /as la presencia de esas
reli,uias arcaicas ponía un cla7o de especia en lo importado% constituía un elemento
diferencial y% a tra7és de él% la posibilidad de asimilar lo forastero al espíritu 7ernCculo-
3sas reminiscencias imperecederas ,ue sobrenadan en la corriente a7asalladora de lo
nuevo, perduran eBemplarmente en la memoria del pueblo% y merced a la &&(# doble
facultad de éste de conser7ar y de adaptarse a 7ariables apariencias en cuyo fondo late
el 7ieBo principio% tomaron multitud de aspectos ,ue llegan +asta nuestros días a tra7és
de e7oluciones ,ue +a sido posible identificar entre sí- 3n la música popular% en los
tonos ,ue acompaFaban a las f$rmulas de encantamiento% en los nomos% per7i7e ese
espíritu tan 7ieBo como el ,ue desde el fondo de los templos +ebreos% y aún anteriores%
llega resbalando +asta la "glesia romana- 1tro aspecto +ay del mayor interés dentro de la
escena% por,ue a él se le deben no pocos aspectos de ese desen7ol7imiento baBo el
acicate del espíritu transformador ,ue% en el pueblo% es conser7ador pareBamente; esto en
el fondoG a,uello en la superficie- /e refiero al influBo del +istri$n% del Buglar% del mimo%
,ue solitario por calles y caminos% sin otra ayuda ,ue unos fantoc+es de madera ,ue son
sus interlocutores% en +erencia de los hipocrites dionisíacos% 7a sembrando una ingenua
alegría% rústicas facecias% di7ersiones ,ue causan risa o asombro y cuya 7ariedad le fue
enseFada en muc+os pueblos recorridos y tras de muc+os aFos de aprendizaBe
transmitido por +erencia- 3l Buglar% ,ue ya aparece en AleBandría por los siglos "! o """
mezclando la música cantada% ,ue +ereda de los nobles aedas% sus antepasados% con la
prestidigitaci$n% con la magia curati7a% abundante de c+arlatinismo% y con la predicci$n
de +or$scopos% ,ue del alto sacerdote de los primeros tiempos +ist$ricos +a ido
cayendo% en los albores de la era presente% a esas manos +umildes- =umildes% pero
7i7iente arc+i7o de la tradici$n- !amos a encontrarlos enseguida; 7eremos ,ue toda7ía
lle7an adelante el espíritu de la comedia cuando el teatro latino decae por la labor
conBunta de 7arias influencias; el misticismo cristiano y las in7asiones ostrogodas% del
norte% y sarracenas% del mediodía-
>NK?
&&I#
Según Tito Li7io% la $'bula -tellana no fue% en su estado mCs primiti7o y
rudimentario sino la consecuencia &&K# de los ludi etruscos y de la ruda manera de
declamar los 7ersos fasceninos ,ue% acompaFados por una flauta y gesticulados con una
mímica suficientemente e0presi7a +abrían engendrado% al parecer% una forma dramCtica
anterior a las $'bulas y cuyo nombre de saturae es tan problemCtico como su propia
e0istencia- 3l teatro romano no alcanz$ una 7ida regular +asta los tiempos de las guerras
púnicas y su principal introductor fue un escla7o tarentino% Li7io Andr$nico% ,ue +acia
el aFo 9() a- .- +acía de maestro de escuela en 5oma% traduBo algunas producciones
griegas y escribi$ 7arias comedias y tragedias de su propio numen en un latín adaptado
con tanta precisi$n a los metros griegos ,ue +ace pensar ,ue no fue el primero en
realizar una empresa ya en él considerablemente perfecta- Los romanos prefirieron% al
parecer% la comedia a la tragedia% acaso por su temperamento mCs realista y propenso a
la caricatura ,ue el de sus predecesores griegos% pero cuando los asuntos de actualidad o
las tradiciones locales pasaron a las formas trCgicas% los romanos consideraron ,ue un
género especial% de fCbulas con argumento% $abula praetextata, +abía nacido- Su
iniciador% .n- Nae7ius fue principalmente autor de comedias sobre episodios de la 7ida
cotidiana% especialmente la 7ida campestre o rústica% en los núcleos de poblaci$n ,ue la
metr$poli romana proyectaba% fuera de sí% +acia los campos% género este ,ue se
denomin$ $abula togata. Las traducciones griegas se multiplicaron en tiempos de la
segunda guerra púnica baBo el título genérico de $abula palliata, pero ya desde Plauto%
,ue fue uno de los traductores mCs abundantes% los autores de comedias y de tragedias
separaron ambas acti7idades- 3l nombre de /accius Plautus es simplemente un apodo%
según era corriente; /accius es el nombre de un personaBe común &&N# en las fCbulas
atelanas ,ue sin duda representaba el abundante comedi$grafo% y Plauto 7ale por pies
planos, defecto claudicante ,ue es uno de los puntos meBor obser7ados por el actor bufo
de todas las épocas-
Su procedimiento de tomar en préstamo originales griegos% +a sido% asimismo% muy
fa7orecido% pero Plauto ponía en sus es,uemas un +umor tan Bubiloso% su e0presi$n era
tan normal y tan llana% fuera de las con7enciones de la métrica tradicional% su diClogo
era tan picante y tan salpicado de bufonadas bien entendidas por su público% el cual 7eía
en ellas alusiones nada misteriosas a sucesos contemporCneos% ,ue pronto el teatro de
Plauto se +izo modelo de la comedia romana y se e0tendi$ con sus sucesores% entre los
cuales destaca 3stacio .ecilio >3stacio el ciego?% ,uien% mCs se7ero en sus
procedimientos y mCs s$lido en la construcci$n de sus es,uemas% rec+az$ el
procedimiento% un tanto ligero% de Plauto% de inBertar en una comedia fragmentos de
otrasG esto es% lo ,ue +oy entendemos por re$ritos y ,ue en su época se denominaba
contaminatio.
3se +umorismo Bocundo continu$ en 7arios comediantes y comedi$grafos +asta
Terencio ,ue% aun,ue menos rico en lé0ico ,ue Plauto es mCs cuidadoso ,ue él en la
construcci$n del carCcter de los personaBes% e7ita anacronismos% simplifica los
procedimientos de 7ersificaci$n% limitCndose a dos únicos metros y prescinde de los
7ersos irregulares empleados en los pasaBes líricos% procedimiento sin embargo fecundo
y ,ue% conocido por el nombre de cantica iba a perdurar baBo modos muy di7ersos-
>NN?
Poco antes del primer siglo a- .- &&O# la adaptaci$n latina de las comedias griegas
decae% tras de Terencio% cuyo estilo supone refinamiento literario considerable- 3l
pueblo reacciona prefiriendo los argumentos cotidianos y el lenguaBe sin e0,uisiteces en
un tipo de comedias mCs cercano al género de la $abula togata ,ue a las adaptadas del
griego% las cuales% sin embargo% &&'# tanto como las tragedias basadas en la mitología
griega llegan +asta los primeros siglos cristianos- 4na alta ret$rica domina en ellos% con
Pacu7io% a ,uien *uintiliano elogia y Séneca imita- Tanto las togatae, cada 7ez mCs
pr$0imas al espíritu aldeano y culti7adas por plebeyos como Ticinio y escla7os libertos
como Publius Sirus% como las atelanas% ,ue resurgen un momento por la predilecci$n
,ue por ellas siente Sylla% llegan +asta la época de Augusto- 3n este género rusticano y
de suburbio% los caracteres +an ido con7irtiéndose en tipos genéricos como /accus% el
bobo% 2ossennus% el Borobado% Pappus% el 7eBete% ,ue pasan sin apenas modificaciones a
la comedia del arte y al teatro de marionetas% bre7es actores de leFo ,ue gozan de la
imperturbabilidad facial de las mCscaras clCsicas y en ,uienes parece mCs fCcilmente
permisible la licencia en la e0presi$n y lo grosero en los modales- 3s la época en ,ue el
mimo asciende a un primer plano% después de sus gloriosos antecesores en el ditirambo
dionisíaco% y% como a,uellos% sostiene su derec+o a la e0altaci$n en el gesto y en la
e0presi$n% poseído esta 7ez% si no por el dios ,ue +ace renacer a las gentes ,ue beben su
sangre 7itícola% a lo menos por el fuerte espíritu de la farsa% de la imitaci$n en la
e0presi$n de los gestos% por el espíritu ,ue pro7oca la +ilaridad y proporciona una
alegría% si bien fugaz% no menos apetecible ,ue la pro7ocada por el zumo de las 7ides-
.uando el teatro griego +abía alcanzado su grandioso desarrollo en las fiestas ,ue se
celebraban en días seFalados y en determinadas épocas del aFo% a,uel pobre comi,uillo
,ue en las fiestas en +onor de 2ionysosG ya capitidisminuidas% o en las celebradas en los
barrios o suburbios de las 7illas principales sucedi$ al didascalos o corifeo ,ue llevaba
el ditirambo, debi$ de sentir el estímulo &9)# de seguir gesticulando y mimando
escenas dramCticas o satíricas en un tono menor y para di7ersi$n de espectadores de
baBa e0tracci$n social% y aún en los baBos fondos donde la danza se mezcla con la
canci$n y el 7ino% abundantes en todo el litoral mediterrCneo por donde circulaba el
comercio% desde las costas fenicias +asta las de la 3spaFa atlCntica- 3n 7ez del coturno
de alto tac$n calzaba la sandalia o andaba descalzoG se +inc+aba la barriga con trapos
para parecer mCs grotescoG se deBaba crecer barbas y pelambre% y como el artificio
pesado y molesto de la mCscara le ser7ía de estorbo para sus gesticulaciones% cuya
e0presi7idad era lo mCs solicitado de su arte% abandon$ a,uel armatoste% propio para ser
7isto por públicos situados a gran distancia% mientras ,ue él% el mimo de +inc+ados
carrillos% el bu$ón, se dirigía a gentes tan pr$0imas de él en la distancia como en la
rusticidad de sus incitaciones a la risa- 2e su e0presi7a gesticulaci$n nace todo un arte;
el arte del actor- Parece como si la palabra ennobleciese en la medida en ,ue en7ilece el
gesto mudo- 3l actor ,ue por la época de la decadencia romana +abía logrado ya cierta
consideraci$n social logra destacarse merced a su talento de la grex de c$micos ,ue ya
en tiempos de Terencio estaba administrada por un empresario- 3l mimo% el planipedes,
como el mismo Plauto% nunca logra ascender de categoría y aún yerra por los caminos
de plaza en plaza% buscando la acogida de los mercados +ebdomadarios o de las fiestas
rurales- A,uellos eran% por lo regular% escla7os y su soldada iba a parar al amoG este otro
en cambio% es s$lo escla7o de sí mismo% de su miseria% de su triste condici$n +umana%
pero su espíritu es libre; +ace y dice lo ,ue ,uiere% como ,uiereG pro7oca la risa cuando
se lo propone% y si lo ,ue incita es el enoBo% le7anta el mísero petate y se acoge a lo
infinito del &9&# camino% ,ue le espera-
>NO?
Su arte nace del contacto con pe,ueFas
audiencias% es una forma menor de arte% pero como es propio de éstas en todo tiempo% es
un arte fecundo por,ue% intenso y concentrado en sus intenciones% tiene las propiedades
de la le7aduraG es un arte de fermentos-
3n el teatro romano% la música y el canto% ,ue ya comenzaban a di7orciarse de la
acci$n en el teatro griego de la época clCsica% estCn mal mezclados% casi son una
superfetaci$n ,ue estorba el desarrollo del drama% pero siguen siendo imprescindibles%
por,ue +ay% en primer termino% una larga tradici$n religiosa% luego un principio
estilístico y% en términos mCs cercanos% esa música ritmada en concordancia con los pies
métricos de la poesía es% por decirlo así% como su soporteG es como &99# ese
indispensable baBo acompaFante de la melodía del ,ue +asta tiempos recientes los
músicos de mCs alta condici$n no supieron independizarse- 3l proceso de naturalidad en
el lenguaBe% la libertad en la 7ersificaci$n irC abriendo el surco ,ue separara al recitado
de su doblaBe musical% pero aún en tiempos de *uintiliano% entrada ya la 3ra .ristiana%
toda recitaci$n% toda oratoria era salmodiada% como en la cantica antes aludida% como en
el adcantus de los ret$ricos latinos y en la cantillatio, tanto de la Sinagoga como del
templo cristiano% pues ,ue era el modo tradicional de entonar la lectura de los te0tos
sagrados-
4na primera forma de di7orcio entre la palabra% la música y la acci$n se encuentra en
el pantomimus ,ue alcanz$ e0traordinario é0ito en tiempos de Augusto con Pílades y
@atilo% pero ,ue procedía de los tiempos de las atelanas- 3l mimo% cuya escena era la 7ía
pública% goza desde antaFo de predilecci$n en las 7illas meridionales% donde la 7ida al
aire libre es normal la mayor parte del aFo% y% especialmente en Sicilia% el género era tan
gustado ,ue el 7ieBo 3picarmo de .os escribi$ pe,ueFas piezas muy simples para ser
declamadas por un recitante mientras un mimo las gesticulaba y un flautista tocaba y
danzaba a la par-
>N'?
3n AleBandría% tres siglos a lo menos antes de .risto% la reducci$n
de los intérpretes a un mínimo dio origen a un descubrimiento inagotable en
consecuencias- =ay una figurilla de tierra cocida en el /useo de Ar,ueología de @erlín
,ue representa a un Buglar tocado con un gorro frigio y 7estido con ata7íos de origen
oriental- 3stC cantando &98# o declamando% y como no puede acompaFarse
simultCneamente con la flauta% +a ad+erido a esta un pelleBo lleno de aire ,ue oprime
con el brazo% baBo la a0ila- 3s el principio de la gaita y sus innumerables 7ariedadesG es
también el principio del $rgano% y se recuerda ,ue el primero conocido% el $rgano
+idrCulico de .tesibio nace precisamente en el mismo lugar% en AleBandría% en el siglo
""" o "" antes de .risto-
>O)?
1tra in7enci$n nacida de la necesidad perentoria de reducir a
la mCs mínima cantidad el número de actores fue no menos fecunda; el recitante mo7ía
simultCneamente 7arios muFecos de madera y contra+acía sus 7oces; otro género nace%
se e0tiende por toda la faz del mundo y logra mantenerse íntegro% incluso con sus
caracteres principales% +asta este día mismo-
Las (antomimas de Pílades y @atilo gozaron de una aceptaci$n tan grande ,ue un
poeta de altura eminente como Lucano escribía argumentos para ellos% mediando el
primer siglo de la nue7a 3ra- 3n su triple combinaci$n de mimo% recitante y músicoD
danzante% el género era conocido como $abulae salticae, es decir netamente lo ,ue luego
se entendi$ por ballet y aún% con poca diferencia% por bailes en el siglo :!"" espaFol-
3n ese arroyo murmurador% no siempre muy claro en sus linfas% se perdi$ la comedia
latina para resurgir% como en esos tiempos mCs cercanos a nosotros% en formas di7ersas
,ue reconocían a la par su antigua estirpe y su pr$0ima procedencia- Si el género
sobre7i7i$ a otras formas mCs o menos semeBantes fue a causa% dicen algunos autores%
de sus argumentos licenciosos% de su burda comicidad colindante con la indecencia-
Sería esto dar patente de inmortalidad a las proclí7icas tendencias del género +umano%
lo cual es% probablemente% ciertoG pero &9(# +ay ademCs otras razones de índole mCs
trascendenteG entre ellas% ,ue no puedo desarrollar a,uí% la 7enganza ,ue la 7ida
+umilde% despreciada% preterida en un sinfín de +umillaciones se toma cuando% risum
teneatis, se presenta el des,uite- *ue% en el caso particularísimo de los mimos y sus
bufonadas tom$ cuerpo% tiempo adelante% en el muy lindo de a,uella mima ,ue supo
7encer todos los obstCculos Dse comprenderC ,ue no fueron baladíesD ,ue se opusieron
en su camino +acia un trono imperial% desde el cual% sentada a la diestra de Eustiniano
supo mostrar un talento y una oportunidad de conseBo nacidos% a buen seguro% de su
e0periencia de la 7ida y de su conocimiento de las almas-
>O&?
Plauto y sus contemporCneos tu7ieron frecuentemente &9I# por intérpretes esos
muFecos de madera% tan fa7orables actores de togatae y atelanas ,ue no s$lo el pueblo
baBo los prefiere% sino también las gentes ricas ,ue gustan de representar comedias en
los patios de sus casas- 3l muFeco de madera% el fantoc+e% títere o marioneta es% en
efecto% una in7enci$n tan 7ieBa como el teatro mismo aun en sus tiempos míticos%
estrec+amente relacionados con la liturgia% y su prestigio inmarcesible ,uizC se debe a
ese aFoso% leFoso% abolengo% meBor% acaso% ,ue al +ec+o mismo de su irresponsabilidad%
por,ue Hc$mo ser se7ero con un muFecoDmC0ime si en ese trozo de leFo según una
superstici$n 7ieBísima% puede albergarse un espírituJ 3s =erodoto% en efecto% ,uien nos
da noticia de esos muFecos y de su significaci$n profundamente religiosa entre los
egipcios ,ue él 7io en el siglo ! a- .-% esto es% en la época de esplendor del teatro
griego- Su in7enci$n% sin embargo% no era contemporCnea del Padre de la =istoria% y ya
los 7ieBos dioses monumentales de los templos egipcios estaban mo7idos por cuerdas y
otros mecanismos s$lo conocidos por los iniciados- Las imCgenes ,ue las muBeres
sacaban en procesi$n no eran% según ese testimonio% sino marionetas actuadas por
cuerdecillas ,ue ponían en mo7imiento la cabeza y las e0tremidades% algunas de las
cuales +an sido encontradas +asta última +ora en las tumbas de Tebas y /emfis- Plat$n
conocía ese mecanismo% ,ue e0plica en tono filos$fico% +aciendo del +ombre poco mCs
,ue un fantoc+e mo7ido por in7isibles resortes% y S$crates moraliz$ sobre tan pe,ueFos
c$micos% ,ue% al decir de algunos autores aparecían en ceremonias religiosas tanto como
en las fiestas teatrales- Sus manipuladores% llamados neurospastómena gozaron de
reputaci$n y a uno de ellos se le permiti$ en Atenas montar su tinglado en el gran
anfiteatro de 2ionysos% para ,ue mo7iese sus marionetas mientras él declamaba con su
traBe ritual% la &9K# mCscara inclusi7e- Algunos teatros especiales para títeres se
le7antaron en determinados lugares% como el sostenido por Antioco% rey de .yzicus%
cuyos bre7es actores eran notables por la complicada perfecci$n de su mecanismo-
Las marionetas romanas alternaban con actores 7i7os en las atelanas- .iertos tipos de
fuerte carCcter grotesco estaban desempeFados por los títeres y algunos% como los
anteriormente mencionados y sobre todo el Manducus, el ogro ,ue se come a los niFos%
+an llegado sin apenas mCs 7ariaciones ,ue las locales +asta nosotros- Autores de la
época detallan su mecanismo y sus diferentes clases; marionetas empleadas con
prop$sitos religiososG las ,ue se e0+ibían en las termas% en los ban,uetes% en la plaza
pública% en los albergues de los caminos- Títeres rústicos para el baBo pueblo y
marionetas de múltiples mo7imientos para distracci$n de la meBor sociedad y a las
cuales se encomendaban argumentos de alta calidad literaria- A su 7ez% /arco Aurelio
no deB$ pasar la ocasi$n de moralizar sobre ellas-
2e los títeres grotescos y monstruosos empleados en las farsas atelanas% algunos ,ue
representan dragones% tarascas fieras >un nombre importado en 3spaFa desde una regi$n
me0icana?% descomunales reptiles% diablos de toda traza% gigantones y enanos de grandes
cabezas% pasaron a las fiestas religiosoDpopulares de la "glesia% conser7Cndose toda7ía en
multitud de lugares de 3spaFa y la América espaFola en las festi7idades del .orpus- Las
guerras con los países musulmanes aFadieron algún otro personaBe en el cual las largas
barbas% la media luna y el turbante eran lo mCs seFalado de su perBeFo e indumento-
Tertuliano y San .lemente de AleBandría% entre otros% mencionan a esos fantoc+es de tan
fCcil acceso a la imaginaci$n popular% así como a los títeres teatrales% cuya inocencia%
por comparaci$n con la &9N# moral deplorable de los actores de carne y +ueso% los +izo
preferibles a estos en las iglesias y monasterios medie7ales para representar escenas de
la Pasi$n y de la 7ida de la !irgen y los Santos con las ,ue el proceso ritual del teatro%
concebido como representaci$n de la 7ida del dios% mantiene su persistencia en estos
tiempos rudos de un modo mCs realista ,ue simb$lico% y del ,ue nace todo un género
interesante; el teatro religiosoDpopular mantenido% a pesar de reiteradas pro+ibiciones%
+asta +oy mismo% si no en el recinto del templo% en la parte calleBera de las fiestas% como
en la llamada :esta de Elche ,ue anualmente se celebra en pleno mes de agosto en la
alicantina ciudad de las palmeras- Pero sus actores son personas 7i7as% de carCcter
sacerdotal algunas de ellas% como en los Misterios y en las 0acre rappresenta&ioni de los
siglos medios- "nocencio """ +abía propuesto ya el destierro de las marionetas del terreno
sagrado% y el .oncilio de Trento dictamin$ sobre la restricci$n de una forma de piedad
folkl$rica ,ue per7i7e en las imCgenes rústicas de la imaginería popular-
A ese rango de sentimentalidad religiosa% de neto entron,ue con el teatro mCgicoD
religioso de los griegos% pertenece% en rigor% el teatro eclesiCstico de la 3dad /edia% el
cual% tras de la desaparici$n de la escena romana% 7uel7e a iniciar en el segundo milenio
de nuestra 3ra el 7ieBo proceso ,ue desde las representaciones de la 7ida del dios y los
santos conduce al teatro moderno- 4na menci$n somera relati7a a ese teatro medie7al
parece indispensable a,uí para mostrar la unidad conceptual y el paralelismo del
proceso en los grandes ciclos culturales% aun,ue% consecuentes con el prop$sito de
detenernos en nuestra narraci$n al aparecer los primeros documentos% no +agamos sino
mencionar los primeros ensayos de teatro religiosoDpopular% ,ue tan inmensa resonancia
tu7ieron en a,uellos siglos tenebrosos% &9O# sobre los ,ue% sin embargo% comienza a
proyectarse la clara luz de la in7estigaci$n +ist$rica-
Por el tiempo en ,ue la predilecci$n +acia el mimo se acentúa en 5oma% es decir% al
mediar el siglo " de nuestra 3ra% el teatro se fragmenta en formas pe,ueFas deri7adas de
las comedias menores% de gran popularismo pero creciente debilidad tanto en su
construcci$n como en su literatura% en la creaci$n de nue7os personaBes% etc- 3l teatro de
alto porte prosigue con lentitud creciente y en ese siglo apenas se encuentra un trCgico
de altura +asta Séneca% en tiempos de Ner$n% ,ue se fund$ esencialmente en sus
antecesores griegos y latinos y ,ue entendía el teatro como 7e+ículo para la propaganda
filos$fica; lo e0celente de su composici$n% con todo% alcanz$ mCs dilatada 7igencia ,ue
su moral estoica- La decadencia del teatro romano se produce en el sentido de su
e0tensi$n a zonas populares de amplia dimensi$n% pero de débil conte0tura- 3l teatro
griego y el romano% llegados a la cumbre de su perfecci$n no e7olucionan ya% sino ,ue
ensanc+an su radio de acci$n a una sociedad en trance de cambioG sociedad mezclada%
+eterogénea% cuyas características morales y mentales comienzan a des7anecer sus
líneas directrices- Se 7i7e mCs de lo pasado% tan claro% ,ue del presente incierto- Las
refundiciones% las imitaciones se prodigan empe,ueFeciéndose en todos sentidos- 3sas
sociedades en disoluci$n buscan el efecto sensacional e inmediato y el arte de gran
prestancia se 7e obligado a reducirse a círculos estrec+os de personas cultas% pero de
escasa acci$n social- Las fiestas ruidosas% de gran 7isualidad% de fuerte sensualidad
colindante con la barbarie% se lle7an a los públicos ingentes- No es toda7ía el deporte%
pero son las fiestas de gladiadores% los carros% las fieras% y como en las épocas de
grandes cambios sociales la pasi$n política se desata% el furor contra las sectas de Budíos
tradicionales y &9'# de otras nue7as de Budíos y de griegos cristianos% sir7e de acicate al
afCn sensacionalista de las muc+edumbres- Las ideas religiosas comienzan a teFirse de
un color político- No se sabe bien si lo ,ue se persigue es la creencia en un nue7o dios o
la +ereBía contra los dioses tradicionales en decadencia o contra el diosDestado ,ue
radicaba en la persona del .ésar% +umano y di7ino- 3l mo7imiento de la conciencia
social es +ondísimo y 7a a conmo7er +asta las raíces mCs profundas de la sociedad
mediterrCnea; la única sociedad organizada de la época% en torno a la cual pueblos
bCrbaros acec+an- 3s un mar de fondo de lento oleaBe% pero irresistible- A su acci$n%
todo +abrC de estremecerseG las mCs fuertes construcciones comenzarCn a
res,uebraBarseG los robles mCs profundamente arraigados en la conciencia +umana
perderCn sus ramas% sentirCn abrirse sus flancos% sus +oBas serCn arrebatadas en el primer
7enda7al; sin embargo% no morirCn del todo y tiempo mCs tarde% cuando la estaci$n lo
permita% rebrotarCn tímidamente- 2ionysos re7i7irC en el .risto; y no en el pobre
semita% +umilde soFador arameo% sino en el .risto grecolatino% capaz% como 2ionysos
mismo% de con7ertirse en el dios oficial del 3stado- /Cs toda7ía ,ue él% capaz de crear
un 3stado y de rei7indicar para él s$lo el dominio del mundo- Algo se le opone; la
bCrbara 7oluntad de poderío- 3l mundo se desdobla en espíritu y materia% en eternidad y
temporalidad- 3l nue7o 3stado eclesiCstico se asigna el dominio de lo espiritual y de lo
eterno- 3l "mperio aspira a la posesi$n de lo tangible e inmediato- Pero lo uno no puede
e0istir sin lo otro- "glesia e "mperio luc+an% pactan% 7uel7en a luc+ar; su larga pugna
constituye el enorme argumento de muc+os siglos- Eunto a él% la 7ida del pueblo% de la
sociedad +umana parece un episodio tri7ial- La gente no e0iste ya por sí misma% falta de
categoría% y no es tenida en cuenta sino por su capacidad de utilizaci$n% &8)# de
ser7idumbre- Todo lo ,ue no 7a 7inculado al ser7icio de la "glesia o del "mperio% del
Papa o del "mperante% del abad o del seFor% no es sino plebe- La alta ci7ilidad griega y
romana se e7apora- 4na mano ruda se cierne sobre los pueblos antes gobernados por el
espíritu; el bCrbaro% incapaz de apreciar los matices espirituales% pero no insensible a
ellos- La "glesia recoge los últimos destellos de la espiritualidad del mundo y%
maneBCndolos como un seFuelo% ciega las pupilas pClidas del teut$n y del escita-
2eslumbrado% baBa la cer7iz- 3l Papa triunfa-
2urante los primeros siglos de esa nue7a época ,ue sucede a la decadencia de la
7ieBa ci7ilizaci$n grecolatina% podrida de refinamientos% todo el proceso es de
desintegraci$n% de ruina- 3n el maremagnum% eclesiCsticos y soldados destruyen unas
cosas% retienen otras% pero no crean nada- Si algo se sal7a es por,ue cae sobre ello la
noc+e del ol7ido- Las estatuas 7an al surco +asta ,ue el arado 7uel7e a encontrarlas- La
música% la poesía 7an al monasterio donde dormirCn un sueFo letCrgico% sostenidas por
un mínimo de funci$n 7ital- Traspuesto el primer milenio% la +umanidad% feliz de
sentirse aún 7i7a% a pesar de terribles 7aticinios% comienza su desperezo- .uatro siglos
después% es el despertar radiante- =an pasado casi mil aFos- .ifra terrible-
La ultima menci$n ,ue se encuentra relati7a a los espectCculos romanos es en la
primera mitad del siglo !"% pero el proceso de decadencia tu7o diferente paso en la
metr$poli y en las pro7incias orientales- Para las primeras autoridades cristianas todo lo
,ue era spectacula estaba maculado% indistintamente% de inmoralidad% salpicado por la
sangre de los mCrtires ,ue% merece decirse% fue mCs ,ue una persecuci$n real% una
especie de +isteria colecti7a- 3l 3stado romano mantenía 7i7a su +oguera% y los
primeros cristianos 7enían a arroBarse &8&# 7oluntariamente en ella- Lo ,ue era aspecto
e0terior% literatura% en el teatro% fue condenado al ol7ido% falto de la sa7ia social- /as lo
,ue +abía en él de tradici$n mCgica% de remota raíz ancestral perdida en lo +ondo de la
conciencia% se mantu7o- Los primeros cristianos imitan por simple proceso mecCnico%
por ley de inercia% prCcticas musicales de muy antigua 7igencia en el Templo israelita%
mientras ,ue en lo formulario prosiguen otras% no menos 7ieBas% de los ritos griegos% ya
perdidas como tales a tra7és de la e7oluci$n del teatro y ,ue% por lo tanto% +abían +ec+o
ol7idar su procedencia y su significado prístino ,ue +abría repugnado% l$gicamente% a
los adeptos de la nue7a religi$n-
3s de obser7ar ,ue% como ocurre en épocas de decadencia y de transformaci$n
social% mientras ,ue la masa% la plebs, se apartaba del teatro romano de alta categoría% la
alta sociedad procuraba e7itar su ruina% protegiéndola% como Adriano lo +izo en las
primeras décadas del primer siglo% pro7ocando un resurgimiento literarioG pero la pasi$n
por las fiestas circenses% tan fuerte en @izancio como en 5oma y ,ue lleg$ a su apogeo
en tiempos de .onstantino al comenzar el siglo "!% termin$ por relegar enteramente el
teatro dramCtico% al ,ue las irrupciones bCrbaras no +abían dado aún un golpe de muerte-
La "glesia% por una parte% según el testimonio de Tertuliano lo conden$ en su totalidad%
sin +acer e0cepciones% y cuando fue reconocida como religi$n oficial% su proscripci$n
fue definiti7a- Si en las pro7incias orientales se mantu7o por algún tiempo mCs%
esporCdicamente% las in7asiones sarracenas terminaron por ani,uilarlo% con los
1mayades% en el siglo !""- Algo pudo sal7arse% sin embargo% y fue lo ,ue los mimos y
Buglares 7agabundos lle7aron consigo por los campos y núcleos de poblaci$n%
apareciendo% a riesgo de su pelleBo% en ocasiones esporCdicas% con &89# moti7o de
fiestas o mercados- 3sos pobres artistas mendicantes y tras+umantes lograron
mantenerse en contacto entre sí formando una especie de corporaci$n ,ue se afirm$
+acia el siglo :"" al comenzar la formaci$n de las 7illas% en las cuales el mercado era el
núcleo germinal y en las ,ue los sier7os menestrales y artesanos comenzaron a unirse en
sociedades fraternales% o fraternidades% comenzando una larga serie de contiendas en
defensa de sus derec+os ci7iles% dura% fatigosamente arrancados al abad o al seFor-
Sin perder contacto con el teatro latino de la última época% los Buglares modificaron
el tono de su e0presi$n acomodCndolo al lirismo de nue7o cuFo ,ue% durante largos
siglos% fue casi e0clusi7amente el relacionado con el nue7o dios y los personaBes en
torno a su di7ina tragedia- Por otra parte% las tradiciones paganas persistían con un
arraigo difícil de e0tirpar- 3n los tiempos de la difusi$n e7angélica continuaban los
mimos y Buglares la tradici$n degenerada de las representaciones clCsicas en sus dos
formas; Popular >con disfraces? e +istri$nica en forma de escenas representadas por
a,uellos actores >/ilC? tan claramente enlazadas aún con la paganía ,ue la "glesia se
7eía precisada a combatirlas incesantemente% y ya +e dic+o ,ue en 5oma +ubo
spectacula +asta ,ue la influencia de los ostrogodos se +izo dominante a comienzos del
siglo !"- 3s bien fCcil deducir la procedencia de las mascaradas ,ue se celebraban en
@arcelona toda7ía en el siglo "! por las calendas de enero y en cuyas fiestas el pueblo
se disfrazaba de cier7o% de c+i7o o de alguna fiera% incurriendo en la abominaci$n del
obispo Paciano% ,uien% en un tratado pertinente% denuncia la idolatría a ,ue se
entregaban sus feligreses- 3sas fiestas% llamadas Cervus o Aerbos por San Eer$nimo y
/ennula cervida por otros escritores% terminaban con la petici$n de estrenas >o
aguinaldos? por &88# los trotacalles disfrazados% ,ue cometían% dicen a,uellos santos
7arones% licenciosos e0cesos- 4no de a,uellos% San 3sterio% informa acerca de la
e0istencia de semeBantes lacras en la "glesia oriental-
A pesar de ello% la +uella de Plauto y de Terencio logra mantenerse en las mCs
antiguas representaciones ,ue se encuentran en los monasterios occidentales como es la
Aristos pas"on en un tiempo atribuida a San <regorio Nazianceno y el Iuerolus ,ue se
atribuy$ al propio Plauto- 3ntre las di7ersas interpretaciones ,ue se dan a ese teatro
figura la ,ue lo supone nacido con fines educati7os% a los cuales se atribuyen las
comedias basadas en Terencio de la monBa =rosSita% ,ue +ubo de escribirlas +acia el
siglo : en un monasterio benedictino de SaBonia- Pero no son esas sino apariciones
tardías del teatro monCstico% pues ,ue ya e0istieron dramas litrgicos% o misterios% en
latín desde el siglo ": y% según algunos autores% desde el siglo !"; se 7e ,ue la tradici$n
se enlaza sin soluci$n de continuidad en la "glesia con las últimas representaciones de la
paganía- 2esde el punto de 7ista documental el te0to mCs antiguo ,ue se conozca es
según /ilC y Fontanals un <radual de la catedral de Ne7ers cuya copia data de la mitad
del siglo :"- /as este autor busca el origen de las representaciones monCsticas en las
ceremonias mismas del culto% en los actos simb$licos y en la recitaci$n y canto
alternados o sea en a,uellos aspectos ,ue mCs directamente recogen la formulaci$n% a lo
menos e0terior% de los remotos procesos rituales- La transici$n de esas f$rmulas
simb$licas al drama propiamente dic+o >en su sentido elemental% naturalmente?% se
+alla% aFade el gran polígrafo catalCn% en la recitaci$n por diferentes personas de un
escrito en todo o en parte dialogado% como es el relato de la sagrada Pasi$n en Semana
Santa% y aun en a,uellas recitaciones encomendadas a una sola persona &8(# la
plasticidad del sentido dramCtico conducía directamente a la mímica y con ello a la
representaci$n- La desde comienzos del siglo ": se empleaban lenguas 7ulgares con
fines de instrucci$n religiosa% tanto para el canto de ciertos +imnos de procedencia e
inspiraci$n populares como para relatos ,ue no tardaron en ser7ir de base para esas
iniciales representaciones- /ilC dice ,ue unos 7ersos de un tro7ador pro7enzal del siglo
:" +acen 7er ,ue el elemento c$mico figuraba ya en ellas en una dosis considerable%
Buntamente con danzas popularescas y abusos +istri$nicos en los cuales el c+i7o asoma
su puntiaguda oreBa% mal encubierto por la saya frailuna del Buglar% todo lo cual
Bustificaría las disposiciones de "nocencio """% las cuales pasaron a la legislaci$n
alfonsina de las PartidasG disposiciones% con todo% ,ue no debieron ser lo
suficientemente eficaces puesto ,ue las 7emos repetidas por muc+o mCs tiempo toda7ía-
/artirios% milagros% con7ersiones% proporcionan los principales argumentos del
teatro monCstico esparcido por Francia% Alemania% "nglaterra y 3spaFa entre los siglos
": al :""- Por esta época% un arte de prestancia 7a a desposeer a los #oculatores de la
boga ,ue +abían alcanzado desde la constituci$n de las 7illas y 7a a lle7ar a la música y
a la poesía por nue7os rumbos- 3s el arte de los tro7adores pro7enzales% tro7eros del
norte de Francia% minnesaenger alemanes- No cae dentro de este capítulo seguir ese arte
de altos 7uelos% pero a lo menos es preciso mencionar un +ec+o% y es ,ue tanto el
sistema métrico de sus composiciones poéticas% directamente aprendido en los
monasterios% como el sistema tonal de sus canciones% pro7ienen% sin transici$n de las
prCcticas mCs rigurosamente metodizadas de la poesía y de la música +elénicas% ,ue
siguieron tanto en su poesía lírica como en su teatro dramCtico% algunas de cuyas &8I#
e7asiones +an sido apuntadas al +ablar de la libertad permitida en las comedias- 3sta
menci$n% ,ue muestra la persistencia de la tradici$n baBo otro aspecto% el puramente
artístico% nos obliga a e0aminar% en sustancia% en el pr$0imo capítulo% cuCles eran esas
prCcticas ret$ricas y musicales íntimamente unidas% por,ue nos 7an a mostrar ,ue% por
una parte% son la consecuencia desarrollada de los principios mCgicos y religiosos de la
poesía y de la músicaG después% por,ue todo el arte poético y musical >,ue eran una y
única cosa en sus mCs 7erdes manifestaciones? se basa e0clusi7amente en esas prCcticas
durante el gran período griego y latinoG finalmente% por,ue a tra7és de la gran mudanza
,ue ocasiona la e7oluci$n del acento en la poesía popular latina y tras las formaciones
de las lenguas 7ulgares% esos principios métricos y modales 7an a llegar a los tiempos
modernos por un triple camino; a tra7és de los documentos artísticos tras de los cuales
espera toda la e7oluci$n del arteG en la "glesia% a causa de la persistencia de los
principios en ,ue se basa su arte poéticoDmusical y% finalmente% en el acer7o popular% o
dic+o de otro modo% en el Folklore% ,ue% al proceder por aglomeraciones y
superposiciones permite descubrir a,uellas +uellas ancestrales en el fondo de sus
tradiciones- Lo ,ue nos interesa en este libro% a saber% la permanencia de ciertos
principios nacidos en la conciencia misma del ser +umano a tra7és de los tiempos% de las
edades% de las infinitas culturas% ,uedarC así descrito como base o cimiento general-
Sobre ellos se +an edificado las tres mCs grandes construcciones del arte 7isual y
sonoro% del arte basado en los dos sentidos comunicati7os; de la músicaDpoesía o de la
palabra cantada >o ensalzada con los sones instrumentales en conBunci$n con el gesto?-
Tercera parte
La música en el pueblo
3s tan absurdo como inconcebible preguntar quién in7entaría tal f$rmula mCgica o
tal canto popular- 3s como preguntar quién grabaría en las paredes de .$gul a,uellas
escenas neolíticas o quién pint$ los bisontes admirables de la cue7a de Altamira-
Formular esta pregunta e,ui7ale a declarar ,ue se ignora totalmente el proceso de
creaci$n en el +ombre primiti7o y% por e0tensi$n% el proceso de la creaci$n an$nima y
colecti7a ,ue es el arte popular- L sin embargo% podría argAirse; alguien +abrC +abido
,ue +aya grabado con un punz$n de reno a,uellas escenas rupestres y ,ue +aya posado
con delicado pulso el negro de +umo y el almagre de los bisontes de Altamira- 3n
efecto% algún agente, alguna mano +abrC realizado semeBantes tareas% puesto ,ue obras
del +ombre son% y no producto de la naturaleza- /as el +ec+o de ,ue una mano tu7iera
,ue precisarse para ello no ,uiere decir ,ue esa mano correspondiera a un autor% a un
creador- Alguna 7ieBa muBer% algún niFo ingenuo% alguna alma reposada e inocente +an
manufacturado este lindo plato de barro cocido ,ue tengo a la 7ista% tan agradable de
mirar con su superficie de un negro brillante obtenido por cocci$n y las alegres
imCgenes florales ,ue con brillantes tonos resaltan de ella% ofreciendo sua7e cCrcel a una
paBarita de las nie7es- Si yo tengo la curiosidad de informarme en &8O# esta o en la otra
localidad se me responderC ,ue alla fuera% a la salida del pueblo +ay un 7ieBo alfarero
,ue mue7e su rueda con el pieG ,ue su 7ieBecita prepara las mezclas de colores y ,ue un
nietecillo pinta% a su gusto% flores y pCBaros- 2e nada me aclararC saber ,ue el abuelo se
llama Euan% la 7ieBecita Amparo y ,ue el c+icuelo responde al nombre de Antonio-
Pero% en cambio% me ilustrarC considerablemente% si estoy en la capital o no importa
d$nde% saber ,ue el tallercito estC en PCtzcuaro o TonalC en Triana o en /anises- No es%
en efecto Euan% Amparo o Antonio ,uienes +an hecho ese platito con su barro roBo% su
esmalte negro% sus flores 7i7as- *uienes lo +icieron son; TonalC% PCtzcuaro% o /anises o
Triana% como Fuenteo7eBuna fue ,uien mat$ al .omendador- L ya sabemos% ya lo sabe
todo el mundo% ,ue Fuenteo7eBuna es% por definici$n% todos a una- Todos a una% los
+ombres% las muBeres y los niFos de Ealisco o /ic+oacCn% de !alencia% de Se7illa +an
+ec+o ese platito% y no a+ora% sino +ace un número e0traordinario de aFos- Si se les
preguntase% ellos mismos lo ignorarían% por,ue
>O9?
creerCn% de buena fe ,ue es el
7ieBecito% la abuela y el niFo ,uienes +acen los platos y no ellos% la gente del pueblo-
Pero% \,ué e,ui7ocadamente]--- !oy a +acer una e0periencia; pido al 7ieBo Euan ,ue me
deBe mo7er% a mí% su ruedaG ,ue la abuela me permita mezclar los colores% ,ue el
muc+ac+ito me preste sus pinceles- La estC +ec+o el plato- Lo en7ían al mercadillo
dominguero- DH.$moJ% oigo decir entre risas- H*ué adefesio es ésteJ H2e d$nde sali$
este platoJ H*uién se atre7e a decir ,ue este plato es de PCtzcuaro% de Se7illa% de
/anisesJ A nosotros no nos la dan- A,uí +ay una pega-
L la +ay% en efecto- /i plato es% positi7amente m%o- 3l platito de Antonio% Amparo y
Euan no es de ellos; es de todos% es de PCtzcuaro% etc-% etc- 3s el conBunto &8'# de
7oluntades creadoras del pueblo en cuesti$n ,uien crea esa +umilde obrita% ,ue no es
una obra de arte% sino un producto social% un hecho, una cosa producida! algo ,ue las
sociedades crean normalmente conforme el manzano produce manzanas y la gallina
pone +ue7os; frutos% todos% de la biología% de la fisiología social% por,ue una sociedad es
un organismo ,ue nace% se reproduce y muere como todos los demCs organismos%
animales o 7egetales-
3s de la mayor importancia comprender este +ec+o si se ,uiere tener idea cabal de lo
,ue es el arte popularG de lo ,ue% según diré mCs tarde% es el :ol=lore. *uiero deBar bien
sentado este postulado% por,ue de él deri7arC toda la tesis actual y por,ue% si no se
admite sin sombra de duda% no se llegarC a aclarar BamCs la confusi$n muy e0tendida
acerca de lo ,ue es la creaci$n artística en contraposici$n con la obra folkl$ricaG mCs
llanamente% con la creaci$n colecti7a- =ay un caso fCcil de mostrar entre todos% ,ue
deBarC% creo yo% bien sentado el principio- 3s el del idioma- 3s fCcil creer ,ue fue 2ios
,uien puso nombre a las cosas% ,uien in7ent$ el Buego complicado de los 7erbos% el
matiz de los adBeti7os% el sutil mecanismo de las declinacionesG meBor dic+o; es muy
difícil creerlo- Las cosas% como muc+os de los 7ocablos aplicados a las personas% fueron
denominadas% en infinidad de casos% y no tan remotamente ,ue no se pueda seguir su
traza a contrapelo del tiempo% merced a un artificio inocente; se llam$ a una cosa con el
nombre de otra mCs 7ieBa toda7ía% esto es% por sinonimia% por comparaci$n% por sentido
traslaticio o metCfora o simple símil- 4na cosa% el nombre de una cosa 7iene de otra
cosa% de otro nombre y así sucesi7amente; la ciencia ,ue trata de a7eriguar el origen de
los nombres es lo ,ue se llama la 3timología- La 3timología es una ciencia ingenua ,ue
se da por satisfec+a cuando% por eBemplo &()# dice ,ue msculo pro7iene del latín
musculus. Pero musculus en latín ,uiere decir el ratoncito, por,ue% en efecto% este
músculo bíceps ,ue tenemos en el brazo% por eBemplo% parece un ratoncito metido baBo
la piel- Amígdalas son almendritas ,ue tenemos Bunto a la glotis% bien llamada
campanilla. Los números dígitos se llaman así por,ue son los ,ue se cuentan con los
dedosG de estos% el %ndice es el ,ue sir7e para indicarG el meñique es una denominaci$n
recientísima ,ue ,uiere decir el menino el niFo% el pe,ueFitoG el anular por,ue se
ensartan en él anillosG el pulgar por,ue sir7e para matar pulgas--- No es posible
encontrar una procedencia mCs rústica% mCs popular% mCs burlona si se ,uiere% a
nombres como esos y muc+os mCs en un número infinito y a tra7és de re7ueltas mCs o
menos complicadas- HA ,uién se le ocurri$ llamar pulgar al dedo gordo de la mano y no
al dedo gordo del pie% ,ue puede matar sapos o cucarac+as pero no pulgasJ La +istoria
de la numeraci$n% la del alfabeto% la de los Beroglíficos egipcios% la de la escritura
ideogrCfica de los c+inos es la +istoria de la in7enci$n an$nima% colecti7a- Pero
fCcilmente se ec+a de 7er ,ue los miles de creadores sucesi7os de los Beroglíficos%
aun,ue desconozcamos sus nombres% fueron gentes de aguda ciencia e in7enci$n-
.iencia% 7erdaderamente Dtécnica% meBor dic+o
>O8?
D% e0iste al pulir un +ueso de reno o al
cocer un platito de arcilla% y en efecto% esos conocimientos son tan trascendentes ,ue
denominan eras 7astísimas de ci7ilizaci$n +umana-
/as son estos unos conocimientos superpuestos% en los ,ue cada uno se yu0tapone al
otro +asta lograr el fin deseado% pero en donde ningún conocimiento deri7a por 7ía
l$gica e inducti7a de otro- 3l nombre de ciencia es demasiado ambicioso para esa serie
de cosas aprendidas &(&# por el eBemplo prCctico% no por la e0plicaci$n inteligente- 2e
lo uno sale el arti$icio% lo ,ue Pse +aceQ secundum artem! de lo otro nace la sapiencia%
lo ,ue Pse sabeQ ex+scientia. .reaciones plurales% an$nimas% son ambas; pero la primera
es una creaci$n colecti7aG la segunda no- 3sta es una creaci$n científica% ,ue se trasmite
de indi7iduo a indi7iduo por 7ía intelecti7a% mientras ,ue la anterior se trasmite de
pueblo a pueblo por 7ía prCctica- 3sta% por simple imitaci$nG a,uella% por compleBa
intelecci$n% comprensi$n- Preguntar si tal f$rmula mCgica% si tal canci$n primiti7a son
populares e,ui7ale a preguntar si la numeraci$n arCbiga% la conBugaci$n del 7erbo +aber
lo son% de igual modo- Naturalmente% todo +a nacido del pueblo% si por pueblo se
entiende el compleBo +umanoG pero a,uí mismo +ay error% por,ue pueblo supone una
suma de organizaci$n social muy leBana ya del simple concepto género humano en el
sentido zool$gico del 7ocablo- Al pueblo% pertenecen el alfarero y el matemCticoG +ay%
en efecto% un quién alfarero y un quién matemCtico% pero mientras ,ue a,uel quién no es
en rigor nadie% por,ue no es sino una pieza en el mecanismo% un simple agente% un eco%
este otro quién tiene una importancia definiti7a% aun,ue ignoremos su nombre% por,ue
sin su aportaci$n especialísima% indi7idualísima% la matemCtica% la numeraci$n arCbiga%
el alfabeto c+ino no +abrían progresado% al paso ,ue si el alfarero Euan no +ace el
platito% lo +aría idéntico el alfarero PedroG idéntico% ,uiero decir% en el sentido in7ariable
de sus características-
La f$rmula mCgica% la primiti7a canci$n% las primeras artes decorati7as% son
populares en el sentido de ,ue es superfluo in,uirir el quién. La poesía lírica griega% el
teatro griego son populares +asta ,ue en una determinada fase de su transcurso en el
tiempo surge% con caracteres indubitables% ese quién ,ue se llama Terpandio u 1limpo%
3s,uilo o S$focles- Su arte estC absolutamente &(9# basado en la misma tradici$n
popular ,ue sus predecesores an$nimos% pero estos yacen en el silencio- por,ue lo ,ue
ellos aportaron no fue tan decisi7o% tan tro,uelado% como la aportaci$n de esos +ombres
cuyo nombre ,ued$ imborrable en la memoria de la +umanidad agradecida% de tal
manera ,ue cuando ésta percibe esa aportaci$n personal e ignora% por raz$n del tiempo%
el 7erdadero nombre del inno7ador% del creador% lo in7enta; así con =omero- Así% en
rigor% con innumerables mCs a ,uienes la =umanidad s$lo conoce por un apodo; Plat$n%
el de las espaldas anc+asG Plauto% el de los pies planosG .icer$n% el del lobanillo como un
garbanzoG .ecilio% el ciegoG .laudio% el ,ue coBeaG AdCn% el de arcillaG Felipe% el ,ue
gusta de los caballosG 2a7id% el amadoG 2arío y @asilio% el reyG <uzmCn% el buenoG
4rbano% el de la ciudadG @enBamín% el +iBo de mi mano derec+aG 5ufino% el pelirroBoG
.leopatra% el orgullo de su padreG Nabucodonosor% P+iBo% tu conser7arCs mi coronaQG
Ak+enaton% P=orizonte del calor ,ue 7iene del disco del SolQ---
"nfluye muc+o en este guardar los nombres% en esta permanencia de los sustanti7os%
el +ec+o de ,ue las obras creadas por los +ombres ,ue los lle7aban% su nombre mismo%
+ayan sido escritos! ,ue +ayan sido% unas y otros% trasmitidos a la posteridad por medio
de la escritura% por tradici$n escrita- Pero es e,ui7ocado creer ,ue esos +ombres y esas
obras acababan con todo lo anterior% con los ,ue les precedían- 4na e,ui7ocaci$n gra7e
en la apreciaci$n +ist$rica es el creer ,ue ceci tuera celN- Nada mata a lo anteriorG lo
anterior sigue 7i7iendoG pero% esto sí es 7erdad% con una 7ida precaria% suburbana%
reducida cada 7ez a un Cmbito mCs estrec+o% a una especie de ostracismo en el ,ue es
capaz de conser7arse an,uilosada% letCrgica% durante miles de aFos; +emos podido 7er
en los capítulos anteriores c$mo per7i7en infinidad de ritos mCgicos% de costumbres
rituales% de &(8# tradiciones ,ue se +an con7ertido en simples supersticiones
>superstici$n% super7i7encia% repito?% modos de +acer artísticos ,ue +an perdido su
7igencia con7irtiéndose en puras hechuras, hechi&os, cuyo significado original se
desconoce% aun,ue el +ec+o se repita-
Todos estos aspectos de un mundo muerto% ,ue fueron e0tremadamente significati7os
en él pero ,ue no lo son yaG todas esas reminiscencias ,ue +an llegado a nuestros días
por los caminos casi misteriosos del recuerdo y como en un estado% por decirlo así%
dormido% inerte% casi inoperante son% para el in7estigador% de una singular elocuencia%
por,ue en su 7ida apagada conser7an multitud de residuos% tan importantes para a,uel%
tras de una labor inducti7a% como para el paleont$logo son los f$siles o para el
antrop$logo el estudio de las supersticiones% los t$tems% los tabús% cuanto constituye la
7ida espiritual de los pueblos llamados primiti7os% es decir% de cultura retrasada- Pues
bien; +ay una ciencia de muy reciente organizaci$n% entre arte% curiosidad% etnología y
antropologíaG ciencia >pues ,ue +a llegado poco a poco a serlo? ,ue se denomina
Folklore-
3sta ciencia% ,ue no fue +asta +ace poco sino arc+i7o de tradiciones% almacén de
curiosidades% old curiosit" shop% nace con una des7entaBa; es su nombre e0tranBero-
.uando se e0tendi$ el nombre de $ol=lore por países de +abla no inglesa% comenz$ a
llenarse de un significado ,ue no tiene en la acepci$n originalG ese significado sigui$
creciendo en e0tensi$n e intensidad conforme el Folklore ampliaba sus +orizontes y
organizaba científicamente sus procedimientos inducti7os y deducti7os- A la postre% nos
encontramos con ,ue% como en lengua inglesa $ol=lore significa la sabiduría de las
gentes del pueblo% sabiduría popular% en contraposici$n a conocimiento científico% a
sabiduría de los sabios% se 7iene a suponer ,ue es folkl$rico todo lo ,ue perdura lar7ado
en la memoria popular% en la retenti7a de las &((# gentes% guardado por tradici$n oral%
por la capacidad conser7adora de las muc+edumbres-
/as esto acarrea frecuentes confusiones ,ue% dado el aspecto científico del Folklore
o su pretensi$n a organizarse como ciencia% urge aclarar y% por lo tanto% eliminar- 3ntre
los +ec+os% conocimientos% leyendas% supersticiones% costumbres artísticas% rituales%
f$rmulas de encantamiento% +ec+izos% remedios medicinales% predicci$n del por7enir%
etc-% etc-% entre todo a,uello ,ue las gentes saben% sobre todo las gentes de los campos%
de pe,ueFas aldeas de regiones aun sil7estres o poco menos% aleBadas de las principales
7ías de comunicaci$n >por,ue el progreso marc+a sobre ruedas? todo eso ,ue las gentes
saben sin +aberlo aprendido en academias% uni7ersidades% institutos% ni aún si,uiera en
escuelas ni en librillos elementalesG ,ue +an aprendido no se sabe c$mo% por,ue lo
oyeron a otro labrador 7ieBo% a la abuela en la cocina ranc+era% por,ue lo 7ieron +acer
sin recordar muy bien c$mo% cuCndo% ni a ,uiénG en toda esa suma de pe,ueFas cosas
,ue componen el arc+i7o de tradiciones populares% +ay unas ,ue propiamente pueden
llamarse folkl$ricas y otras no- 3l +ec+o de ,ue sean% +oy% populares% es decir% del
dominio del pueblo% no ,uiere decir ,ue pro7engan de la in7enci$n del pueblo ancestral-
4nas sí lo son% como los ritos mCgicos% la cocina popular% la cerCmica aldeana% la
,uiromancia% ciertas músicas cantadas o sonadas y ciertas danzas- 1tras% aun,ue su
permanencia entre el pueblo +aya seguido caminos semeBantes% principalmente el de la
tradici$n oral% estCn leBos de ser folkl$ricas% así la numeraci$n% la gramCtica%
>O(?
la
astronomía% la escritura; me refiero% claro estC% a las etapas de esos conocimientos
anteriores a su integraci$n met$dica% científica- &(I#
Así% por lo tanto% podremos llegar a algunas conclusiones- 3n todo lo ,ue +oy se
entiende por popular% es decir% en la serie de conocimientos artísticos o de otra índole
,ue per7i7en en la tradici$n% es menester distinguir entre lo folkl$rico y lo científico- 3s
folkl$rico todo a,uello nacido antes de la sistematizaci$n de los conocimientos- 3s
científico todo a,uello posterior a esa organizaci$n- 3n el arte; es arte popular% en el
sentido folkl$rico% lo nacido antes de la sistematizaci$n de los procedimientos artísticos-
Lo nacido tras de esa sistematizaci$n no es folkl$rico >aun,ue per7i7a en las capas
populares? sino ,ue es arte culto; así por eBemplo la música oriental% la música Crabe% tan
minuciosamente organizada en su ornamentaci$n mel$dicaG la música c+ina% o la india
,ue responden a sistemas meticulosos de entonaci$n y de tradici$n y ,ue no se +an
escrito BamCs% entre otras razones por,ue los procedimientos europeos de escritura
musical son inadecuados para el contenido de a,uellas músicas-
=ay% pues% un arte popular folkl$rico y un arte popular ,ue no lo es- Asimismo +ay
una sabiduría popular folkl$rica y otra ,ue es simple reminiscencia o eco de la auténtica
sabiduría científicamente organizada- Así ocurre con toda una zona de arte popular ,ue
no es sino el arte art%stico 7enido a menos% un arte populari&ado% pero no popular en sus
orígenes% sino ,ue estC basado en procedimientos artísticos posteriores a su
sistematizaci$n- .uando se +able de folklore% de arte folkl$rico% esta pregunta o esta
indagaci$n +a de erigirse en primer término; de otro modo las confusiones ,ue +oy
e0isten y se repiten entre lo popular y lo folkl$rico se +arCn endémicas- Pero urge
des7anecerlas si se pretende ,ue% en efecto% el folklore sea una ciencia real-
>OI?
&(K#
A riesgo de incurrir en pesadez% pero obligado por un deseo de claridad repetiré ,ue;
lo caído en el dominio del pueblo es folkl$rico unas 7eces y otras no; es folkl$rico +acer
un +ec+izo para curar la picadura de un escorpi$n >aun,ue sea poco eficaz%
regularmente?G es folkl$rica la buena 7entura y leer las rayas de la manoG es folkl$rico
un bordadoG un refrCnG un bebedizo para +acerse amar locamenteG ciertos platillos de
sabroso condimentoG la eficacia de ciertas yerbasG cierto tipo de canciones y de danzas-
No es folkl$rico decir ,ue dos y dos son cuatroG ,ue beDa suena baG una escultura o un
barro cocido azteca% maya% asirio o +ititaG pero sí pueden serlo una imagen de barro o de
madera% un angelote% una 7irgen% el .risto yacente de la Semana Santa india% siciliana o
andaluza- 4na inmensa cantidad de canciones y de danzas populares no son folkl$ricas
sino al re7és% e0tremadamente cultas- Al contrario% casi toda la paremiología es
folkl$rica-
Lo folkl$rico% pues% es lo conser7ado por el pueblo% de origen popular-
No es folkl$rico% por tanto% lo conser7ado por el pueblo% de origen no popular-
3sto parece bastante claro- .asi diría perogrullescoG pero se +ace menester reiterarlo
por,ue frecuentemente se enuncia este otro concepto por demCs e,ui7ocado; lo popular
de +oy serC folkl$rico maFana- 37identemente noG por,ue todo lo popular de creaci$n
reciente nace y estC basado sobre una compleBa organizaci$n científica% académica% de
los conocimientos y prCcticas artísticas% ,ue se enseñan " se aprenden, mientras
>OK?
,ue
lo folkl$rico era aprendido pero no enseñado, sino solamente trasmitida% diferencia sutil
,ue no puedo desarrollar &(N# a,uí% pero de la ,ue ningún pedagogo albergarC la menor
duda-
Si $ol=lórico 7iene a e,ui7aler a arqueológico decir ,ue un arte popular +oy puede
ser folkl$rico maFana e,ui7ale a decir ,ue esta luz eléctrica% ,ue este refrigerador% este
autom$7il pueden ser obBetos ar,ueol$gicos maFana% como +oy lo son una flec+a de
pedernal% una anforita etrusca% un anzuelo de +ueso finamente aguzado- .ierto es ,ue la
ci7ilizaci$n actual% como otras antaFo% procede% en momentos de terrible ol7ido de sí
misma% por bestiales destrucciones ,ue sepultan en el foso de su barbarie todo cuanto
fue progreso y cultura +asta a,uel instante- Si% por eBemplo% nos informamos de ,ue
ciudades 7ieBísimas como algunas espaFolas% con sus antigAedades iberas% sus murallas
cicl$peas% sus restos fenicios% griegos y latinos +an sido arrasadas por obra de la
civili&ación contemporCnea% podremos pensar ,ue los ar,ue$logos de dentro de dos mil
aFos% al e0ca7ar en el emplazamiento tarraconí encuentren Bunto a las ruinas de un
acueducto romano los restos de una planc+a eléctrica o de una mC,uina de coserG Bunto a
una escultura ibera% procedente de su museo ar,ueol$gico% una radio y un disco
gramof$nico con el =imno de 5iego- Sin embargo% y aun,ue dos mil aFos sean muc+os
aFos para disculpar confusiones% ninguno de esos ar,ue$logos presuntos confundirían lo
antiguo espaFol con lo otro ,ue ellos sabrían denominar ob#etos pertenecientes a la era
de las destrucciones aéreas y ninguno de los music$logos folkloristas estimaría el
=imno de 5iego como una marc+a fenicia% sino como el +iBo tardío de un romanticismo
político desgraciado-
Al estudiar el origen de la música folkl$rica% un escritor inglés% /r- A- =- Fo0
StrangSays% dice en el 7olumen de introducci$n a la =istoria de la /úsica de 10ford;
0omebod", o$ course, started a $ol=+tune on its &(O# Ea", #ust as somebod" started the
legend o$ :aust, alguien% por supuesto% impro7is$ una Hc$mo traduciremosJ% Hcanci$n
folkl$ricaJ% Hcanci$n popularJ La confusi$n pro7iene del origen mismo del 7ocablo-
:ol=. serC siempre para los ingleses% la gente% el pueblo y $ol=+song% serC siempre para
ellos una canci$n popularG pero para nosotros% ,ue +emos adoptado el 7ocablo :ol=lore
y lo +emos llenado de un contenido especial% ,ue no tiene en su simple origen% no nos es
posible admitir la confusi$n entre popular+song y $ol=+song- Si /r- StrangSays ,uiere
decir ,ue alguien in7ent$ una canci$n popular% como la -delita, La (aloma o El
;elicario, tiene raz$n% por,ue todas esas canciones +an nacido dentro de la época en ,ue
todos los procedimientos de in7enci$n musical% giro mel$dico% tonalidad% ritmo%
sucesi$n arm$nica implícita% pertenecen a un ciclo de cultura musical sistematizada% en
la cual no se in7enta% ni se crea% sino ,ue se reproduce lo bCsico baBo diferentes formas
de sentido- 0e dicen cosas diferentes con nuestro idioma ya perfectamente establecido-
Si alguien ,uiere crear, inventar, formas especiales de lenguaBe% serC baBo su propia
responsabilidad% como los músicos ,ue pretenden saltar sobre sí mismos o sobre su
propia sombra in7entando o pretendiendo crear nue7os lenguaBes musicales- Lo popular%
en este caso% procede siempre de un quién, ,ue serC el autor de la -delita o El ;elicario
o La (aloma! pero lo ,ue +ace ese quién no es popular en el sentido de la creaci$n
colecti7aG es susceptible de popularidad% ,ue no es lo mismo% de la misma manera ,ue
las paletas son un +elado popular >\,ué leBano de la folkl$rica arropía]?% la plumaDfuente
una in7enci$n popular, la bicicleta% la radio o el cine% in7enciones populares- 3sto es;
mal llamadas populares, abusi7amente llamadas invenciones populares por,ue no fue el
pueblo ,uien las in7ent$% aun,ue las adoptase incontinenti- No &('# así la canci$n% la
poesía folkl$rica% la f$rmula mCgica y ritual% ni las pinturas rupestres de antaFo% los
frescos bos,uimanos o cabilas de +oy-
Si el music$logo inglés ,uiso decir realmente popular estC en su derec+o- /iles y
miles de canciones populares e0isten +oy% de creaci$n an$nima% e0tendidas por todos los
pueblos cultos% ,ue son% en efecto% populares por su contenido% por su difusi$n% por el
medio en ,ue 7i7en- Pero no son folkl$ricas- 3stCn muy leBos de ser folkl$ricas y
enseguida e0aminaremos cuCles son las circunstancias mCs destacadas de la producci$n
folkl$rica real% por lo ,ue a la música ataFe- La confusi$n% debida a la ambigAedad del
7ocablo inglés% ,ue no tiene por ,ué seguir siendo ambiguo fuera de "nglaterra se
manifiesta enseguida--- a $ol=+tune,--- de la misma manera ,ue alguien ec+$ a 7olar la
leyenda de Fausto- L aFade; Sabemos algo concerniente a Fausto- .ierto Magister
9eorgius 0abellicus, :austus #unior e0isti$ en efecto- Aprendi$ su magia negra en
.raco7ia y mostr$ su poder y su 7illanía en Alemania% entre otros lugares en
<eln+ausen% a cuarenta millas de la abadía de Tuerzburg- 3l abate oy$ +ablar de él y
procur$ 7erlo% pero Fausto tu7o miedo- 3l abad lo fustig$% sin embargo% en latín% en una
carta a Euan !irdung% astr$nomo% el 9) de agosto de &I)N- 3n &ION% una 7ersi$n rimada
de las ini,uidades de Fausto corría en forma de $ol=+song, y en ese mismo aFo E- Spies
recogi$ los 7arios rumores ,ue circulaban sobre a,uél en una publicaci$n de la cual
e0isten cinco copias una de ellas guardada en el /useo @ritCnico- A,uel libro tu7o
cuatro impresiones en el mismo aFo en ,ue 7io la luz% y fue pirateado sucesi7amente
durante cinco aFos mCs% etc-% etc-% y así sucesi7amente +asta <oet+e% @erlioz% <ounod%
Tagner% Spo+r y ,uienes mCs +aya- PPodemos tomar esta +istoria% concluye el
music$logo inglés% como una alegoría del anon"mous $ol=+songQ- &I)#
Si en lugar de la le"enda >bien se 7e ,ue es demasiado reciente para ,ue se pueda
denominar leyenda a un suceso de fines del siglo :! y principios del :!"G pero
también se +abla +oy de la le"enda de la muerte de los 5omanof% la le"enda del crimen
de ,on ?enito glosada por cancioneros rurales?% si en lugar de esa no7elita con to,ue de
medie7alismo y de magia negra yo +ubiera recordado la de 2on Euan de /aFara%
llamado también 2on Euan Tenorio nadie me +ubiera reproc+ado por +aberla
considerado como romance o cuento o narración popular% pero todo el mundo se +abría
le7antado en protestas si la +ubiera denominado folkl$rica% aun cuando +ubiera podido
citar no a <oet+e% @erlioz y Arrigo @oito% sino a <luk% /ozart% Tirso de /olina% Yorrilla
y ainda mais- .uando traduzcamos escritos ingleses sobre materias de $ol=+song, $ol=+
music, $ol=+tunes deberemos proceder con cuidado- 37itemos confundir el $ol=+song
inglés% ,ue no es sino el popular song, con la canci$n folkl$rica% ,ue incluso puede
ocurrir por raz$n del transcurso del tiempo% ,ue no sea popular ya% ,ue se +aya borrado
de la memoria de las gentes 7i7as% ,ue no sea ya sino un dato ar,ueol$gico-
3sta consideraci$n obliga a adoptar un nue7o punto de 7ista% mitigando el rigor ,ue
consistiría en considerar como folkl$rico tan s$lo a lo ,ue posee una antigAedad
ar,ueol$gica- <ran parte% casi la inmensa mayoría de canciones o danzas populares ,ue
+an deBado de e0istir como arte 7i7o de tradici$n popular% nacieron en tiempos de
conocimientos metodizados% como% por eBemplo% las ,ue aparecieron en <recia después
de la sistematizaci$n del estudio y prCctica de los modosG las ,ue en 3uropa tu7ieron su
origen mCs o menos directo en los monasterios% en el arte religiosoDpopular y estCn
basadas en la gramCtica musical del canto llanoG canciones y danzas ,ue en unos casos
fueron arte para uso de gentes &I&# cultas% aun,ue no con una e0clusi$n ,ue las
impidiese serlo también de gentes del estado llano% y% ,ue en otros casos fueron
producto neto de estas gentes llanas y no salieron nunca de ellas- 3stas% singularmente%
son interesantes por,ue en ellas se mezcla% Bunto a lo aprendido en cortes y monasterios%
reminiscencias de los Buglares itinerantes en los cuales +ay una parte muy importante de
neta procedencia folkl$ricaG pero tanto ellas como la de tro7eros y tro7adores y sus
antecesores desconocidos% constituyen un arte Del de esos galantes músicosDpoetas de
gran prestancia y refinada técnicaD ,ue pas$ a las capas populares% en las ,ue integr$
todo un ciclo de cultura% pero ,ue a la postre y sal7o rarísimos eBemplos% aún 7i7os en
3spaFa y ,uizC en la América espaFola% termin$ por desaparecer de la conciencia
popular- A este arte% a este tipo de canciones y de danzas% bien ,ue sean conocidos sus
antecedentes +ist$ricos% a 7eces incluso su procedencia% y en ciertos casos algún
presunto autor% es posible darle% sin riesgo de caer en confusiones% la consideraci$n de
música folkl$rica% de folklore musical de un siglo determinado- Principalmente cuando%
como ocurre en los siglos centrales de la 3dad /edia% los sistemas musicales eran tanto
una ciencia como un idioma uni7ersal% a la par usado por letrados y analfabetos- Por
eBemplo% el canto llano% ,ue e,ui7ali$ durante muc+os siglos al latín de los siglos
medios% al baBo latín tras del ,ue apuntaba% en sorda luc+a% el nacimiento de las lenguas
romances- 2el mismo modo ,ue las lenguas romances son lenguas populares respecto al
latín clCsico y al de la antigua "glesia% la música profana basada en el sistema gramatical
del canto llano es una música popular% una música debida al esfuerzo colecti7o% a la
creaci$n multCnime% y por lo tanto asimilable a la música folkl$rica de los tiempos
primiti7os% por mCs ,ue debido al progreso de los tiempos sea posible &I9# discernir en
ella lugares de nacimiento% épocas de formaci$n% incluso el nombre ilustre de alguno de
sus principales formadores% de alguno de los colaboradores mCs significados en el
ingente esfuerzo realizado por la conciencia colecti7a- La sistemati&ación de los
conocimientos antes aludida 7endría a traducirse% en este caso% por sistematizaci$n de la
funci$n arm$nica% en el sistema bimodal-
3s propio de la tesis ,ue sustento en este libro mostrar c$mo en los diferentes
tiempos de la cultura% en sus diferentes épocas% el proceso seguido por la conciencia
popular responde a trayectorias sensiblemente semeBantes% ya en los tiempos
pre+ist$ricos% en los ,ue toda presunci$n es a7enturada% como en a,uellos donde la
aparici$n de los primeros documentos permite ya +acer conBeturas meBor
fundamentadas- 3stas son las ,ue nos autorizan para formular a,uellas% según un
principio inducti7o ,ue el Prof- .urt Sac+s formula diciendo; &W Si el estilo musical de
un pueblo aislado o de difícil acceso coincide con lo ,ue se sabe acerca del estilo de una
ci7ilizaci$n remota ,ue alguna 7ez tu7o relaciones con este pueblo en una época
+ist$rica o proto+ist$rica% el estilo de a,uel pueblo pertenece a una era pre+ist$rica- 9W
Si el estilo es mCs o menos identificable con el de una ci7ilizaci$n primiti7a no europea
puede asegurarse lo mismo% y 8W; Si% de acuerdo con los principios anteriores% un estilo
resulta mCs 7ieBo ,ue otro estilo reconocido como pre+ist$rico% el 7alor pre+ist$rico de
a,uel no podrC ofrecer dudas- Así enunciadas >meBor dic+o% en el te0to inglés
>ON?
en ,ue
las leemos? estas conclusiones parecen un tanto perogrullescas% pero su aplicaci$n a
casos prCcticos puede resultar útil si se estiman como líneas generales de criterio% pues
,ue como los residuos &I8# de lo ,ue 7erdaderamente puede estimarse como música en
sentido acústico son escasísimos% serC menester basarse en testimonios aFeBos% en
fen$menos concomitantes con a,uella para sentar una base de deducciones- 3n este
sentido el estudio minucioso del folklore% por lo ,ue se refiere a costumbres% ritos% etc-%
es de un 7alor muy grande% casi único y merced a él es posible sospec+ar ,ue ciertas
formaciones mel$dicas% modos de canto% ciertos ritmos +oy e0istentes bien en tribus
semici7ilizadas% bien en 7ieBas ci7ilizaciones como todas las ,ue rodean el litoral
mediterrCneo% son asimilables a las ,ue debieron de e0istir en tiempos pre+ist$ricos o a
lo menos en tiempos +ist$ricos anteriormente a los primeros documentos- 3s esta una de
las razones por la cual se +ace de tan grande interés el e0amen de supersticiones y
f$rmulas relacionadas con la magia y los ritos preDreligiosos; si esos residuos 7an
unidos a cierto tipo de música rudimentaria y esta música no coincide con lo propio del
arte europeo y sí en cambio% de una manera mCs o menos indentificable% con la de los
pueblos primiti7os no serC a7enturado suponer ,ue ocurría de un modo anClogo en una
época a la cual puedan atribuirse esas supersticiones o f$rmulas rituales- 3s% como se +a
dic+o% conocer la =istoria para conBeturar la Pre+istoria-
2e esta manera% Eules .ombarieu establece los puntos siguientes como
fundamentales del primiti7o canto puesto al ser7icio de la magia% ,ue es el estado de
organizaci$n social mCs antiguo ,ue puede encontrarseG el tope% por decirlo así% de las
in7estigaciones concernientes a una época primiti7ísima en la cual la =umanidad sale
de lo meramente zool$gico para ingresar en lo social;
&W; 3l canto profano pro7iene del canto religioso-
9W; 3l canto religioso pro7iene del canto mCgico-
8W; 3l canto mCgico es inseparable del rito- 3l rito es doble; rito oral y rito manual-
Los ritos orales consisten &I(# en recitados% mCs tarde cantados% finalmente escritos
>como en ciertos amuletos% por eBemplo% en los escapularios?- Los ritos manuales
consisten en trazar figuras geométricas% en modelar imCgenes% en +acer nudos% en
mezclar o ,uemar sustancias- 3s posible encontrar ya +uellas de esos testimonios en
autores como Plat$n% Plinio y otros-
3l canto mCgico estC caracterizado% entre otras circunstancias% por las siguientes; a?%
es anterior a toda constituci$n regular del sistema musicalG b?% obedece a las leyes
generales mCs importantes de la magia; la repetici$n y la imitaci$n >acci$n de lo
semeBante sobre lo semeBante% por imitaci$n fonética o mímica% o sea; por lo ,ue
concierne al canto y a la danza?G c?% es e0traFo a toda preocupaci$n estéticaG d?% no estC
+ec+o para un público >sino para obrar directamente sobre el espíritu al ,ue se conBuraG
sin embargo% a pesar de .ombarieu% esta consideraci$n y la anterior influirCn
considerablemente en la e7oluci$n del canto mCgico en un sentido social?G e?% se
compone de palabras frecuentemente ininteligibles para los magos mismos >esto supone
una gran antigAedad de la f$rmula?G f?% parte importante en ellas son ciertas palabras
bre7es utilizadas como in7ocaci$n% llamadas% interBecciones% a 7eces el nombre mismo
del espírituG g?% el canto mCgico aparece en cada momento de la 7ida prCcticaG +?% el
canto mCgico esta siempre 7inculado a algo o a alguien% no deBa libertad para ,ue se le
modifi,ue y es siempre $unción de un prop$sito determinado-
La asociaci$n del canto a la magia es una idea tan antigua ,ue penetra a las raíces
mismas de la Filología- "nstinti7amente se e0tiende el 7ocablo encantación, encanto,
encantamiento, a las f$rmulas mCgicas ,ue% se presupone así% lle7an su potencialidad
dentro, en el canto- Pero esa f$rmula mCgica ese hechi&o esta a su 7ez íntimamente
&II# relacionado con la idea de un brebaBe% corrientemente curati7o- .ombarieu
menciona el siguiente +ec+o curioso; al traducirse del griego al latín el Salmo L!"""%
7ersículo se0to% los traductores de la Septanta entendieron como incantare el 7ocablo
pharma=eustai, ,ue propiamente significa preparar un breba#e m'gico. A+ora bien% el
7ocablo correspondiente en el original +ebreo es hoberO habarine ,ue se refiere
directamente a la idea de magia sin música ni canto- La traducci$n castellana >del siglo
:!"?% lo mismo puede referirse a una cosa ,ue a la otra; P*ue no oye la 7oz de los ,ue
cantan el impío a ,uien compara con un Cspid#% por mCs +Cbil ,ue el encantador seaQ-
3l 7ocablo latino carmen, plural carmina, el charme, la f$rmula de encantamiento% se
aplic$ enseguida a los 7ersos de los poetas por,ue% como esas f$rmulas% los 7ersos
estaban suBetos a un ritmo y por,ue los primeros poemas fueron f$rmulas mCs o menos
e0tensas pero cantadas% de carCcter religioso- Por analogía% el carmen pas$ a denominar
una música instrumental- 3l encanto a+ora tiene un sentido estético- Así se decía; Pel
carmen de una liraQ% Pel carmen de una flautaQ% Pel carmen. de un cisneQ- Toda7ía se
conser7a en Andalucía el nombre de carmen aplicado a un Bardín% a un 7ergel en la
montaFa- La indi,ué anteriormente ,ue en los griegos la fusi$n de poes%a " $órmula
mCgica tenía lugar en el 7ocablo aoidé contraído en odé u oda desde el 5enacimiento y
empleado desde entonces en el sentido cultista de composici$n poética- Por lo ,ue se
refiere el autor% al aeda, en un principio fue un mCgico recitando un conBuroG luego un
músico ,ue cantaba sus propios 7ersos >así en =omeroG en S$focles es ya un taumaturgo
o c+arlatCn?- 3l 7ocablo griego% en el Salmo L!"" estC traducido por canto m'gico en la
7ersi$n latina de los Septanta >la antigua 7ersi$n castellana% de .asiodoro de 5eina% ,ue
data de mediados del siglo :!" &IK# >&IK'? y re7isada posteriormente por .ipriano de
!alera y mCs tarde por otros% se conforma mCs al sentido admitido en la 7ersi$n latina
,ue al originalG así dice; cantaré " trovaré salmos% lo cual% estrictamente% es un
anacronismo fabuloso?- 1da es la palabra de ,ue se ser7ía la "glesia para designar las
nue7e partes del canon litúrgico- 3ntre los asirios% en los egipcios% entre los persas y en
la lengua 7édica e0iste semeBante paralelismo entre el 7ocablo ,ue significa unas 7eces
encantamiento y ,ue en otras tiene el significado preciso de canto >!éanse pormenores
en .ombarieu% 8p. cit-% .ap- "!% ^ (?-
3l empleo del canto mCgico para lograr efectos ,ue no se saben lograr de otro modo%
bien en el mundo moral bien en el mundo físico% tras de +aber sido reiteradísimo% llega
+asta este instante preciso- =e +ablado de las f$rmulas empleadas por la "glesia en las
rogati7as para producir la llu7ia%
>OO?
o el ali7io de calamidades públicas- Todos los
pueblos% todas las épocas% lo +an practicado y la Antropología% la 3tnología y el Folklore
desbordan en eBemplos- 3l canto mCgico obra sobre los animales >así el caso bien
conocido del Cspid% ,ue menciona el Salmo antes referido? y% aun mCs% resucita a los
muertos- Las trompetas del Euicio Final son un eBemplo ,ue todos recuerdan% pero en el
-gamenón, de 3s,uiloG en las Eumenides, de 3urípidesG Plutarco% al e0poner las
doctrinas de Yoroastro% coinciden en estas ideas de la resurrecci$n en 7irtud de un
conBuro cantado% ideas ,ue 7uel7en a encontrarse entre los romanos en el Edipo de &IN#
Séneca% en 3mpédocles% en Lucano% así como en múltiples casos en las culturas
orientales- La música% por supuesto% es capaz de proezas de muc+o menos alcance; cura
los orzuelos% por eBemplo% mue7e las escobas ,ue trabaBan para el maestro bruBo pero no
para el aprendiz >en Luciano?% descorre los cerroBos >en MedeaG y así mil otros casos de
los ,ue no citaré sino a,uellos mara7illosos narrados en el Apocalipsis- H*ué no podrC
lograr la música si su poder se e0tiende a los astros% de lo cual +acen testimonio Tibulo%
=oracio% !irgilio u 17idioJ Toda la literatura griega y latina estC llena del poder de la
/úsica sobre los espíritus cuyas sombras con7ocan% y el eco de todas esas creencias% de
todas esas prCcticas% mCs o menos fCciles de reconocer a tra7és del nue7o 7alor ,ue les
da un sentido +umano cada 7ez mCs puro e intenso% pasa al rito cat$lico% alguno de
cuyos aspectos +e detallado ya- L no s$lo la "glesia emplea la música en alabanza de
2ios% sino ,ue reconoce ,ue e0isten cCnticos dedicados a alabar al diablo; carmina
diabolica, de cuyos efectos nefastos +ablan San <er$nimo% Porfirio y otros padres de la
"glesia% a mCs de ,ue ,uedan recordados en multitud de narraciones populares entre las
cuales la mCs prestigiosa es la medie7al ,an&a de la Muerte o ,an&a macabra en la ,ue
es la /uerte o el 2iablo mismo ,uien al son de un 7iolín encantado con7oca a la
=umanidad difunta-
Si la poesía y la música integran un único concepto en la imaginaci$n primiti7a% la
música y la danza componen otro semeBante acerca del cual nos +emos e0tendido
anteriormente- Por lo ,ue a este capítulo ataFe% se +ace difícil en muc+os casos
discernir% en determinadas danzas% si +an sido los pasos los ,ue determinaron el proceso
rítmico musical o si al contrario a,uellos son una consecuencia de este- Tal es lo ,ue yo
creo ,ue +a ocurrido% como segundo proceso tras de otro anterior &IO# en el ,ue la
música se desprendi$ del ritmo poético% pues ,ue% en la música y poesía primiti7as +asta
el clasicismo +elénico e incluso +asta la transformaci$n de la poesía latina >de la
cantidad al acento? los mismos pies métricos medían la música y la poesía% y si se
llamaban pies y si estos se descomponían en arsis >pie alzado? y tesis >pie golpeado? la
raz$n estC clara% pues ,ue esa poesía cantada era bailada simultCneamente; tales
problemas asaltan a cada momento al estudioso del folklore por,ue el cambio de los
te0tos% ,ue comenz$ desde los primeros siglos cristianos al cantarse en lengua 7ulgar
+imnos litúrgicos% y% al re7és% al aplicarse te0tos sagrados a melodías de procedencia
popular% da lugar a sutiles interrogaciones% para contestar a las cuales se precisa un
conocimiento primoroso de di7ersas ciencias% la primera de las cuales consiste en
discernir ,ué es lo auténtico% lo original en una canci$n popular% folkl$rica% y ,ué es lo
,ue +an ido superponiéndola% c$mo +an ido arropCndola% disfrazCndola% las sucesi7as
costumbres musicales de los tiempos-
3l sistema mCs ordenado para su estudio consistiría; primero% en +allar las estructuras
elementales de las f$rmulasG después su transformaci$n en tipos y en géneros- Pero es
materia +arto difícil%
>O'?
en la ,ue es menester seguir dos caminos; uno% el ,ue procede
de lo conocido para inducir lo anterior% desconocidoG o sea% utilizar críticamente la
=istoria para ,ue nos conduzca a la Pre+istoriaG otro% el e0amen de la canci$n popular
en los pueblos denominados primitivos- 3ste primiti7ismo tiene dos acepciones; ya%
desde el punto de 7ista +ist$rico% ya% desde el punto de 7ista etnol$gico- Así% pues% puede
entenderse por pueblos primiti7os% en ambos sentidos; &I'# a?% los anteriores en cuatro
o cinco siglos al período +ist$rico- b?% los anteriores a los cultos religiosos propiamente
dic+os% o cuyos cultos actuales entran mCs bien dentro de la magia ,ue de lo religioso-
e?% los ,ue se deBan guiar por el instinto puro% imaginaci$n o sentimientoG no por
principios de raz$n% y parecen aBenos a la ciencia y a la crítica- d?% los ,ue ignoran ,ue
estCn practicando un arte% sin entenderlo per se% sino por sus supuestos resultados-
Para los +Cbitos científicos de nuestros días el primer sistema es menos riguroso o
proporciona conclusiones menos reales ,ue el segundoG pero desde el punto de 7ista
crítico a,uél es muc+o mCs fecundo% ya ,ue los datos tomados de la realidad en sus
in7estigaciones etnol$gicas por los folkloristas son escasos en capacidad de deducciones
aun,ue arroBen una luz bastante clara en el desarrollo del sentido musical de la
+umanidad y sobre las reglas elementales para la formaci$n de tropos rítmicoD
mel$dicos-
.omenzamos% pues% por este aspecto% ,ue aparece sucintamente e0puesto por el
escritor inglés antes mencionado% A- =- Fo0 StrangSays en la obra de referencia% del
modo siguiente; &? el canto popular se origina siempre en la 7oz% no en un instrumento-
9? su ritmo estC afectado por el de las palabras- 8? no +a sido escrito- (? estC concebido
mel$dicamente% sin armonía-
>')?
Por lo ,ue se refiere al primer punto% precisa aFadir ,ue es característica casi general
en el folklore de los pueblos primiti7os +oy estudiados por los folkloristasDetn$logos% la
conducci$n de la 7oz en un sentido descendente- 3l e0amen de los inter7alos de ,ue se
compone la canci$n o f$rmula cantada es de la mayor importancia &K)# por,ue +ay ,ue
obser7ar ,ue la aparici$n de determinados inter7alos como la octa7a% la ,uinta y la
cuarta suponen ya un principio de oído arm$nico% mientras ,ue el primer proceso
consiste simplemente en la sucesi$n de dos notas en distancia, no en intervalo, noci$n%
esta% ,ue es la de la distancia concebida arm$nicamente% es decir% por la relaci$n de
ambas notas entre sí% lo cual no e0iste en las músicas e0clusi7amente mel$dicas y no
basadas en el sentimiento de la armonía- 2iré de paso ,ue esta distinci$n% ,ue procede
de la Akustik de 3ric+ Sc+umann%
>'&?
es e0tremadamente fecunda para la discriminaci$n
de la música primiti7a-
2adas esas circunstancias% la t$nica es +abitualmente la nota de principio%
posiblemente% la mCs alta% así como la mCs repetida- 3l inter7alo con sentido arm$nico
,ue parece presentarse primero es la cuarta% después la ,uinta y finalmente la octa7a%
,ue e0ige ya una capacidad de salto en la 7oz y de a$inación netamente arm$nicas esta
7ez-
>'9?
Los ritmos elementales% de combinaci$n doble y triple coinciden con los
mo7imientos fisiol$gicos mCs sencillos% pero el canto o la danza primiti7as estCn leBos
de presentarlos organizadamente% es decir de sacar partido o desarrollo eurítmico de tan
sencillos núcleos binarios o ternarios- 3n efecto% esta organizaci$n basada en la
repetici$n de periodos semeBantes% parece ,ue no puede originarse en una música
cantada, sino ,ue supone ya un desarrollo rítmico sobre un instrumento% por &K&#
eBemplo% sobre un tambor% y esto sería% por lo ,ue se obser7a% posterior a la f$rmula
7ocal-
>'8?
Para encontrar ésta% precisa% pues% +allar grupitos muy bre7es de palabras o sílabas
,ue se repitan de dos en dos o de tres en tres y sus posibles combinaciones simétricas%
seguramente muc+o mCs tarde- Se indic$ en la primera parte de este libro la importancia
del grupo ternario en las in7ocaciones mCgicas% acaso ya como f$rmula adelantada o de
relati7o progreso respecto de la simple yu0taposici$n binaria >la de la marc+a?- Antes
,ue una preocupaci$n rítmicoDconstructi7a debi$ de peresentarse la limitaci$n impuesta
por el aliento% por la necesidad de respiraci$nG pero el ritmo 7ocal y la acentuaci$n
silCbica debieron de e7olucionar conBuntamente con esa necesidad fisiol$gica-
Posteriormente% si se reconocía un cierto 7alor e0presi7o en determinadas sílabas%
acentuadas o no% es posible ,ue ocurriesen modificaciones de tempo, principio% este% ,ue
+abría de conducir a la declamaci$n cantada% y ,ue de presentarse en la danza
conduciría a otra conclusi$n; a los compases ,uebrados% o de combinaciones compleBas%
por eBemplo% en algunos I_O ,ue no son sino (_O con una nota picada mCs% originada por
el salto del bailarín% ,ue prolonga necesariamente la nota de la cual parte para saltar-
La música primiti7a% concebida mel$dicamente% da origen a dos fen$menos
musicales de la mCs alta importancia- 3l primero de ellos es la distinta entonaci$n% bien
en la 7oz% bien en dos instrumentos diferentes de un mismo inter7alo% inter7alo único
para nosotros% pero ,ue mel$dicamente puede estar entendido como dos distancias
desiguales% por eBemplo la tercera I;( o la tercera &K9# K;I- Así en la música Crabe se
encuentran +asta tres notas >si bemol? diferentes en el número de sus 7ibraciones% lo
cual% si las +ace parecer desa$inadas respecto de una t$nica para nuestro sentido
arm$nico% son perfectamente Bustas como distancia en la f$rmula mel$dica o ma=amath
a la ,ue pertenecen-
>'(?
3l otro fen$meno es la ordenaci$n% por pasos de menor distancia% de las notas ,ue
integran una f$rmula o una melodía- 3s lo ,ue se entiende en nuestro concepto musical
por escala! pero en él% la escala tiene una serie de 7alores de relaci$n arm$nica% como
inter7alos tonales de mayor o menor importancia% ,ue no e0isten como tales 7alores en
a,uellas escalas primiti7as- Sin embargo% éstas presentan una inconfundible unidad% lo
cual permite afirmar ,ue una entidad mel$dica% aun,ue no sea tonal posee ya un
principio co+esi7o% acaso por la importancia atribuida a la nota tónica o bien por el
segundo 7alor ,ue ad,uiere otra% a la ,ue se denominarC dominante. 2e este principio
nacen las escalas defecti7as% entendiéndose por tales a,uellas ,ue en el Cmbito de una
octa7a presentan distancias disyuntas- .omo por lo regular estas escalas estCn
conBugadas con f$rmulas muy determinadas% es decir% ,ue tienen un modo muy peculiar
de empleo% puede decirse ,ue nace de ellas un sentido modal-
>'I?
Los modos de la
música +ebrea% griega y eclesiCstica% ,ue partieron sin duda de semeBante proceso% 7an
denominados por el nombre de la regi$n donde mCs fa7orecidos se 7ieron y de la cual
pasaron a <recia- 3n tal sentido% modo dórico por eBemplo% modo &K8# $rigio, significan
a la manera de los dorios o de los $rigios% etc-
3l e0amen de los instrumentos egipcios y mesopotCmicos +a lle7ado reiteradamente
a la conclusi$n de ,ue su música se basaba en una escala de cinco sonidos- 3ntre ellos%
cual,uiera ,ue sea la formaci$n de la escala pentCfona% e0isten distancias disBuntas% ,ue
en una fase de formaciones netamente mel$dicas tenderían a llenarse por medio de
notas interiores ,ue sua7izasen esos saltos- Así tras de 7arias in7estigaciones en el
folklore de los indios Apalac+es% el music$logo inglés .ecil E- S+arp-
>'K?
uno de los mCs
notables folkloristas de la actualidad% +a llegado a la conclusi$n de ,ue la mayoría de
los cantos de esa tribu estaban basados en escalas pentat$nicas cuyos +uecos +abían
sido rellenados posteriormente% baBo el influBo de las músicas modernas- Tras de un
e0amen pre7io% S+arp pudo despoBar a las melodías apalac+es actuales de sus
ad+erencias parasitarias% encontrando núcleos de formaci$n mel$dica indudablemente
antiguos- Por simple e0tensi$n del principio% S+arp encuentra ,ue todos los modos
griegos y eclesiCsticos deri7an% por grupos% de determinadas escalas pentCfonasG
descubrimiento% este% tan importante% ,ue creo necesario e0ponerlo sucintamente-
La escala pentCfona mCs sencilla ,ue puede encontrarse es la ,ue presenta los
sonidos diat$nicos% sin semitonos- 3sta serie; do D re D mi D sol D la D do% es% sin embargo%
por razones ,ue no puedo desarrollar a,uí >la conte0tura de la segunda reDmi?% menos
corriente ,ue la serie do D re D fa D sol D la- .ual,uiera de sus notas puede ser considerada
como una t$nica- Por lo tanto% podemos formar cinco escalas pentCfonas con esta serie-
&K(# !eamos la primera; do D re D fa D sol D la >do?- Si se llenan los +uecos reDfa y laDdo
con las notas mi o mi bemol% si o si bemol% nos encontramos con los modos; E$nico >mi%
si naturales?% /i0olidio >mi% si bemol?% 2$rico >mi bemol% si bemol?- !eamos la segunda
serie; re Dfa D sol D la D do D re- Por idéntico proceso encontraremos los modos; 2$rico
>con mi y si naturales?G 3$lico >mi% si bemol?G Frigio >mi bemol% si bemol?- Tercera
serie; fa D sol D la D do D re D fa- Se originan los modos; E$nico >si bemol% mi natural% es
decir% un E$nico traspuesto del formado en la primera escala% en el ,ue la distribuci$n de
inter7alos es la misma% lo cual caracteriza las escalas modalesGG Lidio >si% mi?G /i0olidio
>si y mi bemoles?- .uarta serie; sol D la D do D re Dfa D sol- 3ngendra; /i0olidio >si y mi
naturales?G 2$rico >si bemol% mi natural?G 3$lico >si y mi bemoles?- *uinta serie; la D do
D re D fa D sol D la- 3ngendra; 3$lico >si% mi naturales?G Frigio >si bemol% mi natural?-
3n el proceso de relleno de las escalas pentCfonas% multitud de fases aparecen; unas
7eces se llena solamente uno de los saltos% formCndose así escalas +e0CfonasG otras
7eces se introduce una nota bemolizada en un giro y natural en otro% dando así origen a
una inmensa cantidad de 7ariedades ,ue S+arp detalla con multitud de documentos-
3l progreso del sentido arm$nico +a regularizado esos procedimientos% por eBemplo
donde +abía fluctuaci$n entre el modo mayor y el menor% o +a reducido el número de
notas de paso au0iliares con ,ue la melodía se floreaba y sobre todo +a fiBado la
entonaci$n de los sonidos% muy 7ariable en el canto popular anterior a la fiBaci$n del
sistema% es decir% al canto popular 7erdaderamente folkl$rico- Se comprende ,ue e0istan
canciones de ese tipo en la actualidad ,ue +an sido modificadas por los intérpretes
actuales; descubrir el tipo antiguo baBo el &KI# aspecto frecuentemente insignificante de
su modernizaci$n es la labor propia del folklorista-
3l estudio de los tipos mel$dicos y de los géneros a los ,ue 7an adscritos sigue
caminos distintos de los anteriores y parte de lo actualmente e0istente para conBeturar
acerca de su origen en tiempos anteriores al período +ist$rico- 3l primer fen$meno ,ue
parece obser7arse es el de la repetici$n constructi7a; repetici$n ,ue puede considerarse
como un medio de obtener mayor eficacia para la f$rmula mCgica% pero ,ue no es sino
la manera de responder del instinto musical intuiti7o a la necesidad de una formaci$n
regular mel$dica% regularidad ,ue puede +omologarse con la del dibuBo geométrico de
las decoraciones primiti7as- 3l fen$meno de la regularidad en las disposiciones% de su
euritmia% es% en efecto% uno de los fundamentos del sentido estético abstracto% es decir% a
diferencia del ,ue procede por imitaciones de obBetos o conocidas formas modélicas-
Los etn$logos se preguntan si una melodía formada por medio de repeticiones
simétricas procede o sigue a las melodías irregulares o de ritmos libres- 3n mi opini$n%
el primer caso es% sin sombra de duda% el mCs antiguo- La melodía en ritmo libre
procede; a?% de una melodía regular a la ,ue se +a dotado de entonaciones e0presi7as
,ue alargan o acortan ciertos 7alores y ciertos períodosG b?% como entonaci$n dramCtica%
e0presi7a% de un te0to libremente comentado en música% etapa% sin duda% muy posterior
a la de la f$rmula obtenida por repeticiones simples-
La estructura de la repetici$n se obser7a en toda la música organizada% de lo
compleBo actual a lo simple antiguo- 3n la música de danza es fundamental% por,ue no
+ay danza sin euritmia de figurasG en la mayor parte de las canciones populares de todos
los países la repetici$n se +ace a tra7és de adaptaciones pros$dicas fCciles &KK# de
descubrirG es la base de la organizaci$n polif$nica tras del canon y de las primiti7as
formas de imitación y $uga, en cantidad de melodías gregorianas% como por eBemplo el
De ,eum. .ombarieu cita oportunamente la melodía con ,ue se cantan los 7ersos ,ue
empiezan -d est sponsus qui est Christus en el drama litúrgico Les 6iJrges sages et les
viJrges $olles, en un manuscrito del siglo :" ,ue se conser7a en San /arcial de
Limoges y cuya estructura A@ A. A@ A. no responde a ninguna raz$n impuesta por el
te0to% sino ,ue es de índole específicamente musical-
3n general% la estructura del carmen >transcripci$n de la palabra sCnscrita casman,
,ue e,ui7ale a te0to sagrado% in7ocaci$n? consiste según puede obser7arse en el libro
,e Medicamentibus de /arcellus% pr$digo en toda clase de f$rmulas conBurales% &? en
f$rmulas cortas; una palabra% inteligible o no% estC repetida dos 7eces y 7a seguida de
una f$rmula diferente% mCs corta o mCs larga% ,ue se basa esencialmente en los sonidos
,ue componen la palabra inicial- Por eBemplo% la f$rmula de 7irtudes oftClmicas; A"r%a,
A"r%a, Aassar%a sourorbi >!ete% 7ete% soy mCs fuerte y te ec+o? cuya estructura es AA@-
!éase otra de la misma ar,uitectura% pero de miembros mCs e,uilibrados >esta tiene
7irtudes intestinales?; Alabanda% -labandi, -lambo, mientras ,ue esta otra es de un
ritmo ternario AAA; -lam bedam, -lam betur, -lam botum. =ay carmina formados por
palabras sin cone0i$n entre sí y otros cuya base consiste simplemente en algunas letras
mCgicas% como las ,ue numeran los salmos y ,ue son obBeto de profusos melismas en el
canto eclesiCstico- La repetici$n se +ace de tres en tres% tres 7eces nue7e 7eces o sea ter
novies. 9? Carmina de gran e0tensi$n como el ,ue comienza Exi hodie, nata si, ante
nata, si hodie creata, si ante creata% etc-% pasan a tipos folkl$ricos 7igentes baBo forma
de &KN# canciones infantiles como (into, pinto, gorgorito, saca las vacas, de
veinticinco, etc-% de ritmo binario% como probablemente el anterior- La f$rmula puede
e0tenderse como en un precantio semeBante al verso largo de Píndaro% cual la siguiente%
7erdadero disparate ,ue podría parecer una imitaci$n burlesca de la letanía eclesiCstica%
como las Carmina burana, pero ,ue procede de la autoridad de /arcellus; 0tabat arbor
in medio mari. Et ibi pendebat situla plena+intestinorum humanorum.+Dres virgines
circuncibant+duae alligabant, una revolvebat. 3l número de eBemplos curiosos podría
multiplicarse +asta el infinito; mencionaré en último lugar este% ternario% ,ue .at$n
Buzga eficacísimo para curar lu0aciones y ,ue incluyo como eBemplo similar a las
canciones de muc+ac+os muy e0tendidas en países latinos; /uat, huat, huat.+Ista, pista,
sista.+-riés, dardariés astatariés. 3l tema ista se compone con la p e0plosi7a% la
sibilante s% como con apoyaturas% notas de paso% etc- 1 bien% en este otro caso% por el
cambio de letras; crissi, crassi, cancrasi.
Ascendiendo en el tiempo se encuentran f$rmulas de conBuro cuya simplicidad
silCbica tiene una repetici$n curiosa% mCs tarde empleada en los primeros tiempos del
.ontrapunto- 3s la in7ersi$n simétrica% como la ,ue se encuentra en el papiro mCgico
del /useo @ritCnico >.::"% 7- 8&KD&O?;
La=i, la=i, K la=i +mou+mou =ila, K =ila, =ila
o esta otra;
Iao, oai, oai+aio, oia+ioa, ioa, aoi
con interpolaci$n igualmente in7ertida- 3l procedimiento de in7ersi$n mCs riguroso es
el ,ue se encuentra en las palabras ,ue% Buntas a su in7ersi$n% forman el conBunto
7ulgarmente llamado capica, así el conBuro -blanatanabla o el Crammacammarc, ,ue
se encuentran en dic+o pergamino y de cuyas prCcticas debi$ de &KO# salir la mCgica
palabra del Abracadabra- 3stos 7ersos% llamados boustróphicos fueron introducidos% sin
gran é0ito% en épocas decadentes de la poesía antigua% en la ,ue se encuentran
numerosos eBemplos- /Cs tarde% originaron el canon cancri&ans y mCs o menos
estrictamente originan f$rmulas mel$dicas ,ue llegan +asta el día; así en la melodía de
Sc+utz sobre las palabras :ili mi, $ili mi, -bsalom% o frecuentemente en @eet+o7en; p- e-
si si la sol, sol la si si, etc-
La relaci$n sucesi7a de las notas ,ue componen una f$rmula% esto es% lo ,ue nosotros
denominamos una escala% fue un moti7o de refle0i$n para los antiguos- Si esos sonidos%
combinados% componen f$rmulas ,ue tienen una fuerza mCgica notoria es por alguna
raz$n; la teoría mCs fCcil de comprender serC a,uella ,ue adBudi,ue una categoría
espiritual o di7ina a cada nota de por sí- 2esde primera +ora se obser7$ ,ue los
animales cantores parten siempre del mismo sonido% por lo tanto se relacion$
indisolublemente al sonido con el animal- Por e0tensi$n se pas$ a otros menos
mel$dicos- 4na escala de los +indúes es la siguiente doDpa7o real% reDc+ataka >pCBaro de
la estaci$n llu7iosa?% miDc+i7o% faDflamenco% solDcuco% laDrana% siDelefante- /Cs
poéticamente% en los pueblos del pr$0imo 1riente% las notasDdioses integraron los modos
cuyas propiedades crearon en la época clCsica griega toda una complicada teoría moral%
conocida por ethos de los modos y cuyo origen indudable estC en las propiedades ,ue se
adBudicaban a las f$rmulas mCgicas construidas sobre ellos% transformadas en 7irtudes
estéticas y morales% ,ue prescribían el empleo de un modo determinado para las músicas
+eroicas% el de otros para las placenteras y así sucesi7amenteG teoría mCs imaginaria ,ue
real% al parecer% si se ol7ida ,ue los modos% en los comienzos de la música social de los
griegos% no eran% como nuestras escalas% repertorio de &K'# sonidos para formar
melodías de libre in7enci$n% sino ,ue% al contrario% los modos eran la eti,ueta te$rica de
melodías cuyo efecto especial% determinado de antemano y reiterado en cada ocasi$n
procedía netamente de las costumbres mCgicas-
>'N?
La "glesia tom$ a los griegos su
teoría modal Buntamente con su teoría técnica% pero al perderse el primer sentido o ethos
adBudicado a los modos% la "glesia confundi$ el nombre de estos al trasponerlos de
registro- Así% por eBemplo% encontramos ,ue el modo lidio >de 2o a do en la teoría
griega y de Fa a fa en la eclesiCstica? cambia de ethos a gusto de los tiempos; para
Plutarco era el modo ,ue con7enía al treno- Plat$n% en cambio% lo desterraba de la
educaci$n por su blandura% pero Arist$teles lo admitía- =erman .ontract% siglos
después% lo 7uel7e a encontrar 7oluptuosoG Eean .otton% petulanteG Eean de /uris%
lasci7oG 3gidio de Yamora% triste% Laeti$icans, dulcorans, mCs cerca de Plat$n ,ue lo ,ue
en realidad lo estC el modo eclesiCstico >tercero% auténtico? del lidio primiti7o% como
,ueda dic+o-
Si el modo% o harmon%a d$rica >antiguo /iDmi% gregoriano 5eDre? era un modo
pol%tico, lleno de 7irtudes ciudadanas ,ue con7enían a los griegos del .ontinente frente
a las 7oluptuosidades de las harmon%as de los griegos del Asia menor% su gemelo% el
+ipod$rico% era alegre% resuelto% simple% grandioso- 3ste modo >LaDla en la teoría griega
y en la clasificaci$n gregoriana? es el engendrador del menor moderno; el ethos
e0presi7o ,ue le concede +oy el general consenso estC leBos de poseer esas
características- La ilusi$n relati7a al ethos e0presi7o de los modos% ,ue en <recia
procedía de una asociaci$n de ideas concernientes a su origen oriental >como la Frigia%
&N)# país b'rbaro para los griegos del gran siglo% con sus ritos ruidosos y e0ultantes%
,ue proporcionaban al modo frigio las cualidades correlati7as% apropiadas para el
ditirambo; así se le consideraba como un modo b'quico, inspirado, es decir% netamente
dionisíaco? llega en tiempos modernos a encontrar colorido y e0presi$n peculiares en
nuestros tonos% diferentes por su altura en el diapas$n% pero idénticos en su formaci$n
escalística% sin mCs Buego ,ue el ,ue se refiere a la doble modalidad; al mayor o al
menor- Alegre% claro% rotundo% el primero% por definici$nG triste% elegíaco el segundo% aún
cuando multitud de eBemplos demuestren en ellos tanto esas cualidades como las
opuestas---
L la "glesia% ,ue tom$ a la paganía grecorromana la teoría de los modos tanto como
la de los ritmos% simplificCndolas considerablemente% no puede e7itar el 7er en ellas el
único camino para llegar al alma del creyente% llamCndole% merced a la 7irtud de su
influBo% al camino de la Sal7aci$n- Toda7ía en el sigo :"!% un escritor eclesiCstico%
Sim$n Tunstede% entre otros como Franco de .olonia% Arib$n% Adam de Fulda% teme el
empleo 7icioso de los modos% ,ue Psi son mCs agradable de lo necesario% arrastran a los
espíritus a la licenciaG mientras ,ue los modos se7eros y los mo7imientos >los ritmos?
recogidos son un estimulante para la 7ida espiritualQ-
Al ethos de los modos% correspondía% en la teoría y en la prCctica de la música griega%
el de sus ritmos; doctrina admirablemente codificada% como la anterior >y como la ,ue
especula acerca de la consonancia o disonancia ,ue forman entre sí dos diferentes
sonidos?- La minuciosa técnica de los ritmos era a la par decisi7a en el arte del 7erso
como en el de la música con ,ue se cantaban y ,ue iba subrayada acompasadamente por
los sonidos arrancados a las cuerdas de la lira- La combinaci$n &N&# de unidades
rítmicas% la sucesi$n de pies% la composici$n de miembros de frases y la de frases
enteras% su integraci$n en períodos% la uni$n de estos en estrofas y la oposici$n de la
estrofa a otra ,ue la sir7e de contraste >la antiestrofa% o% por decirlo así% la
contraestro$a?% el e,uilibrio formal conseguido enseguida con el épodo o coda% integra
el arte de la composici$n lírica de la poesía griega% arte de la mCs refinada ciencia y
e0presi$n ,ue 7a de par en el lenguaBe y en la músicaG ya ,ue no s$lo toda poesía% sino
todo trozo literario destinado a ser declamado >los antiguos carecían de 7ocablo para
e0presar la prosa de otra manera ,ue no fuese discurso% oraci$n? era% sin e0cepci$n%
cantado% en una medida de lirismo y entonaci$n ,ue fueron 7ariando +asta llegar al
canturreo% cantillatio, salmodia >en su sentido peyorati7o? de los oradores latinos +asta
mCs allC de la 3ra .ristiana% como puede 7erse% perfectamente e0plicado% en su tratado
sobre la 3locuencia del aragonés /arco Fabio *uintiliano-
Si los modos estaban empapados de las cualidades eminentes de los países de donde
procedían% en una medida mCs o menos ilusoria% o de las f$rmulas mCgicas construidas
primiti7amente sobre esos modos% los ritmos poseían 7irtudes e,ui7alentes% esta 7ez por
una causa fundamentada% mCs seguramente% en un efecto de fisiología- =abía ritmos
calmantes >hési=asticos?% e0citantes >diastalticos?% astringentes >s"stalticos? y% en la
e0presi$n especial ,ue correspondía a cada uno de ellos% su organizaci$n era la base
formal de la melodía-
Su sentido e0presi7o% su ethos, se concentraba ya en la simple unidad rítmica
elemental- 2el dactílico% >sílaba larga seguida de dos bre7es? emanaba una sensaci$n de
orden% de solidez% y era% por antonomasia% gra7e% solemne% maBestuoso; sería% pues% el
,ue con7iniese a la poesía ,ue tu7iera ,ue narrar los nobles argumentos de una &N9#
epopeyaG esto es; ,ue el poetaDcantor y mimo% intérprete de sí mismo% estC a dos pasos
de la imitación mCgica% enseguida ritual en el drama religioso primiti7o- La se7eridad
impresionante de uno de los esp$ndeos >dos sílabas largas? lo +aría ideal para el lirismo
religioso- 3l anapéstico >dos bre7es seguidas de una larga?% ,ue parece imitar el
mo7imiento del +ombre al andar% serC el bueno para la marc+a% el ritmo del treno-
Tr$,ueo o trocaico es% por su etimología% el ,ue corre- Lambo% es el 7i7o- 3l Bonio o
B$nico% irregular% sin consistencia% es un modo afeminado% y entre los ritmos compuestos
los +ay de una e0presi$n tan precisa ,ue Arist$fanes emplea uno de ellos% el ba,uio%
para traducir los rabiosos denuestos de Strepiades mordido por las c+inc+es---
4na e0égesis etimol$gica nos muestra con mayor claridad el origen del ethos en uno
de los modos; el esp$ndeo en sus tres formas; de ritmos rCpidos y de ritmos lentos-
3sp$ndeo% 7iene de libar- 3s el ritmo ,ue acompaFa a las libaciones rituales de los
coribantes en el ritual de 2ionysos% y así ocurre ,ue sus formas integren las danzas
sagradas% ya en pasos cortos% como en la pírrica% ya en los amplios +imnos sagrados---
La técnica de los ritmos y de los pies métricos constituy$ otra de las gra7es
preocupaciones de la ret$rica medie7al- Practicada en los monasterios% sir7i$ de base a
los tro7adores para su poesía%
>'O?
bien ,ue en ella se deslizase un eco popular% pero no
debe ol7idarse ,ue si el lenguaBe de los modos era la única gramCtica musical +asta muy
a7anzada la 3dad /edia% otro tanto sucedía con la métrica% en cuya propedéutica
luc+aban el 7ieBo concepto clCsico de la cantidad silCbica y el concepto nue7o% ,ue
termin$ por desterrarlo% de las sílabas acentuadas- &N8# Nuestro gran músico de la
4ni7ersidad salmantina% Francisco de Salinas% toda7ía aparece preocupado +ondamente%
ya de 7encida el siglo :!"% por encontrar en el idioma castellano un sistema musical
>como se diBo mCs tarde? ,ue fuese como la correspondencia en nuestro idioma de la
prosodia latina% con lo ,ue% a lo menos% demostr$ ,ue se +allaba latente en una
abundante cantidad de melodías populares- Por ese tiempo mismo% ,ue era la época del
5enacimiento francés% 5onsard% 2e @aif y los demCs poetas ,ue componían el grupo
+elenizante de la (lé"ade 7ol7ieron a buscar un sistema de poesía mensurada a la
antigua. La ilusi$n de 7ol7er a encontrar la poesía griega Buntamente con la música ,ue
le con7enía% el teatro griego% en suma% lle7a a poetas y músicos italianos% alboreando el
siglo siguiente% a descubrir% no la tragedia griega% pero% a lo menos% lo ,ue es su
e,ui7alente en la época moderna; la 8pera in musica-
3s 1rfeo% el dios lírico mCs fa7orecido por los poetas del 5enacimiento% y en el cual
algunos e0égetas 7ieron ya lucir algún resplandor cristiano% el dios +elénico ,ue inspir$
con mayor y meBor abundancia a los primeros operistas- Pero en su fCbula% 1rfeo re7i7e
su 7ieBo mito del desmembramiento% el sparagmos, el descenso a los infiernos y la
resurrecci$n teologal% bien ,ue el mito se coloree a+ora con nue7os matices dramCticos-
L ello ocurre en un momento mara7illoso de la =istoria en el cual no es el aFo el ,ue
resucita en una prima7era desbordante de floraciones espirituales% sino la =umanidad
misma% ,ue resurge a la 7ida tras de la larga luc+a políticoDreligiosa ,ue compone el
tremendo argumento de la 3dad /edia- No es una casualidad ,ue sea ese dios lírico el
,ue abra las puertas de la nue7a música y la nue7a poesía dramCtica en el 5enacimiento;
es% mCs bien% un símbolo- &N(#
R R R
Eunto a los tres géneros líricos eminentes en la antigAedad griega; el treno% el peCn y
el ditirambo% coe0istían una multitud de otros géneros líricos menores ,ue no +abían
pasado% por raz$n de su funci$n% desde su origen popular a la eminencia religiosa- 3l
treno% ,ue lloraba a AdonisG el peCn% ,ue e0ultaba a ApoloG el ditirambo% dedicado a
2ionysos eran% se 7e% géneros de la mCs alta nobleza- Los otros se mo7ían en círculos
muc+o mCs modestos% no ya di7inos% ni si,uiera +eroicos; eran los cantos de cada día y
los cantos de los +umildesG eran los cantos de los trabaBos rústicos o de la casera
cotidianidad% geor=on 'smata, canciones de la tierra%
>''?
,ue no s$lo es el surco% sino
también el +ogar campesino- Aún algunos cantos religiosos pertenecían mCs al pueblo
,ue al sacerdote; los da$ne$óricos, por eBemplo% ,ue eran las canciones de los
muc+ac+os ,ue ofrendaban el laurel a Apolo% los osco$óricos ,ue eran los ,ue
entonaban los portadores de la 7id para +onrar a 2ionysos% las paracnies, ,ue eran los
cCnticos balbucientes de los ,ue +abían ingerido en demasía la sangre di7ina% las
epilenias% o sea los cantos del lagar% cuando los mozos bailan sobre los racimos con sus
pies desnudos%
>&))?
las ascolias, en las ,ue los mancebillos saltaban a pies Buntillas sobre
las odres engrasadas---
2e la misma manera% entre los cantos dedicados a .eres +abía algunos ,ue +an
pasado% como funci$n a &NI# lo menos% +asta los campesinos de nuestros días; son las
canciones de descascarillar el grano% de maBarlo% de molerlo en la muela- 2iferentes
di7inidades menores tenían cantos estrec+amente relacionados con los oficios ,ue
a,uellas presidían; se cantaba al amasar el pan y se bailaba ante la artesa de la ,ue
desbordaba la masa; si se repasan nuestros Cancioneros de di7ersas regiones% se 7erC
con ,ué abundancia se conser7an las canciones de oficios en las cuales +ay% a lo menos%
tres +uellas de antigAedad; la modalidad% el ambitus de la formaci$n mel$dica y los
estribillos-
Pero a,uellos cantos populares de la primiti7a +istoria son imposibles de identificar%
aun,ue el testimonio de Padres de la "glesia sir7a para +acernos saber ,ue eran
abundantemente practicados en los primeros siglos cristianos% +abiendo alguno de ellos
como San Euan .ris$stomo ,ue% candorosamente% proponía ,ue se los sustituyese por
otros deri7ados de la música 7ocal eclesiCstica- 3ntre ambos% los religiosos y los de
oficio% +abía otros intermedios- 3n los tiempos +elénicos +abía cantos para las 7írgenes
o parthenias, cantos de esponsales o de =imeneo%
>&)&?
epitalamios% moti7o% en un estado
de formaci$n adelantado% para la in7enci$n de los músicos poetas% pero originados en
las f$rmulas mCgicas ,ue in7ocaban al espíritu fa7orable en cada uno de esos trances-
La costumbre% sin interrupci$n% sigue +asta nuestros días% encontrCndosela con plétora
de eBemplos en los referidos Cancioneros de las regiones espaFolas-
3l ritmo del trabaBo manual es ya un principio mCgico- 3l trabaBador se basa en él
para comunicarse con el espíritu propicio- Por lo regular se dirige% directamente% &NK#
al útil ,ue emplea% como si fuese el intermediario entre el espíritu y el trabaBador; unas
7eces menciona a sus instrumentosD Espadilla, gramilla, pelle#o " ta#o, >.anci$n de
linos, @urgos?% o la de la +ilandera castellana; C'ndida que est's haciendo. )rsula "o
esto" hilando. Con una rueca " un huso. C'ñamo, c'ñamo, c'ñamo, o la muc+ac+a
francesa% a su aguBa% cuando cose; Cours mon aiguille dans la laine, ne te casse pas
dans ma main--- 1tras% in7oca a los animales ,ue utiliza; en una 7ieBísima inscripci$n
egipcia% baBo un grabado ,ue representa bueyes en tiempo de siembra% se lee; 0embrad,
bue"es+sembrad las semillas+sembrad para el dueño+sembrad para vosotros. Pero es la
canci$n de cuna% la añada, la ,ue en todos los países de la Tierra sabe combinar mCs
tiernamente el ritmo sua7e ,ue mece al niFito en trance de dormirse con la melodía en la
,ue a 7eces el amor materno conBura a los espíritus buenos para ,ue 7elen el sueFo de la
criatura o a los espíritus malos para ,ue cesen de rondar la cuna- .uriosamente% la
canci$n concebida como filtro mCgico para +acer dormir a los +ombres se encuentran en
multitud de tribus primiti7as% era practicada en <recia y es uno de los argumentos
dramCticos mCs repetidos en nuestro teatro con música del siglo :!""% en la época en
,ue la ópera busca% a su modo% su camino en nuestro idioma-
3l empleo del estribillo% el re$rain en la canci$n popular% e0tremadamente usual en la
canci$n popular espaFola% es de suma importancia por 7ariadas razones% pero +ay una%
dentro del orden de ideas ,ue dicta este libro en la ,ue nos detendremos un momento; es
considerado como reminiscencia de la in7ocaci$n
>&)9?
mCgica- La se +a mencionado
anteriormente el papel del estribillo como in7ocaci$n al dios a ,uien se dedica el treno%
el peCn o el ditirambo% nombres precedidos de &NN# una interBecci$n para llamar meBor
la atenci$n del dios; así o% no% ie% ai# como en ai+linos ié+pe'nM i >por ié?
8ulosM >1ulo era el epíteto de 2émeter% diosa de los +aces de espigas?% K+h"menaiéM a
mCs de otros muc+os para di7inidades cotidianas o de menor cuantía- La in7ocaci$n
abre7ia los nombres% a fin de encontrar una especie de onomatopeya cuyo 7alor mCgico
parece ,ue +aya de aumentar así% pero cuyo sentido puede des7anecerse en seguida- 3n
las 0uplicantes se encuentra; Ma, 9a, Ma 9a, ale#a el grito del terror. 8h ?a, hi#o de
9a, Heu, en donde /a es la abre7iatura de mater, la madre% <a% de tierra% @a% de rey-
.ombarieu propone la siguiente serie de estribillos reducidos a f$rmulas
onomatopéyicas; Ié, o iéM >en griego?- EvohéM >latino?- 8%, lu, oilul%M >en ruso?- Ei, el%%
>&)8?
en los gitanos espaFoles >son conocidas nuestras leilas, así como los alal's gallegos en
portugués ai lé lelaM?% /aa+#a% entre los escandina7os y muc+os mCs% entre ellos los tan
conocidos ,ue se usan en las canciones de cuna- La onomatopeya se ec+a de 7er mCs
fCcilmente en los idiomas de las tribus primiti7as; citaré solamente un caso entre los
muy abundantes tomados a los indios de los 3stados 4nidos- 3s el canto de in7ocaci$n
a las Pleyades% ceremonia incluida en el rito =ako% ,ue entre los indios PaSnees 7iene a
e,ui7aler al ditirambo dionisíaco;
Peta racha! haM
Peta racha. Peta racha.
Cha=aaM
;uto ChiaroM /a, Pira, haM
.+akaa es el nombre paSnee de la Pléyade- Teta significa; &NO# ,ue 7iene del
+orizonte- 5ac+a% se ele7an- =a] e,ui7ale a 7ed] .+aro% bien- Tira% ,ue apacigua% etc-
3l re$rain o estribillo tiene innumerables maneras de presentarse en la canci$n
popular% antigua o de creaci$n mCs o menos reciente- Su e7oluci$n y transformaciones
son compleBísimas y su estudio met$dico sería por demCs interesante- 3n ciertos casos
es una simple coda cuyo origen e0traFo al te0to de la canci$n se ec+a de 7er claramente-
A 7eces se entreteBe con el te0to principal% aun sin ,ue las palabras entrometidas
presenten sentido l$gico- 3n otros casos busca una repetici$n mon$tona como en la
letanía o ciertos cantos eclesiCsticos- 3n ocasiones tiene una simple raz$n de e,uilibrio
musical entre dos frases de uni$n entre dos miembros diferentes o como conato de
contraste alternati7o u otras razones de esta índole mel$dicoDrítmica mCs compleBas-
F$rmula parCsita% al parecer% en multitud de casos% mas% sin la cual% la canci$n +abría
perdido gran parte de su encanto- Los eruditos +an buscado muc+edumbre de
e0plicaciones basadas en la Filología- No mencionaré sino una% la de /- P- /eyer% ,ue
se refiere a un estado a7anzado de la poesía cantada% +acia el siglo :"""% o poco antes% en
los primeros ensayos de poesía en lengua 7ulgar- Según esa etimología% re$rain 7endría
de re$rangere., cortar% con la idea manifiesta de interpolar un pasaBe de ritmos 7i7os o
melodía florida% instrumental lo mCs seguro% como en el rondel, donde cada
interpolaci$n lle7a a una nue7a e0posici$n del te0to principal% +ec+o ,ue% en un sentido
figurado% +aría parecer como ,ue sir7e de estribo al Binete lírico para montar de nue7o
en el tema- 3n todo caso% los estribillos pertenecen a tres clases; los ,ue forman parte
integrante del te0to principal% del conBunto general y sir7en como de contraste al
fragmento de mCs alto porteG los ,ue tienen un sentido en sí mismos% pero no forman
conBunto +omogéneo &N'# en la composici$n% sugiriendo a 7eces la idea de ,ue
proceden de otra diferenteG finalmente% los estribillos ininteligibles% a lo menos desde el
punto de 7ista gramatical% pero cuya raz$n musical es indudable- 3stos son%
seguramente% los mCs interesantes para el estudio y los ,ue acaso se enlazan de un modo
mCs directo con un origen mCgico-
2e los dos procedimientos indicados ,ue los folkloristas emplean para analizar el
canto popular e0istente en la actualidad% el ,ue se refiere al canto de las tribus primiti7as
tiene la 7entaBa de operar sobre datos 7írgenes o a lo menos muy poco adulterados por la
influencia e0tranBera- 3n otro% ,ue estudia la canci$n popular europea e intenta trazar su
+istoria y encontrar los tipos elementales de forma% es un estudio apasionante% pero en
e0tremo delicado- .abría proceder en él aportando los métodos% seguros en su
obBeti7idad% de a,uella otra zona- 4na primera fase de este estudio consistiría en
despoBar a una canci$n actual de sus ad+erencias parasitarias% pero% para ello% precisaría
toda una teoría pre7ia acerca de las fases de e7oluci$n por las ,ue +aya podido pasar el
folklore% o% dic+o en otras palabras; llegar a la comprensi$n de c$mo perdura en
nuestros días un tipo de canci$n folkl$rica- Por,ue% una cosa% a lo menos% se 7e clara;
,ue la canci$n folkl$rica% aun la mCs rica en +uellas f$siles% no es% en sí misma ni en su
funci$n% un residuo inerte ,ue flota% como un cadC7er% en la marca de las cosas 7i7as-
Las canciones folkl$ricas% aun las ,ue pueden ser consideradas como mCs 7ieBas% no +an
llegado a morir completamente% y% por apartadas ,ue se encuentren de la circulaci$n% por
leBanas ,ue se +allen de nuestro sentir actual% conser7an% por decirlo así% una 7ida
latente% a diferencia de los f$siles propiamente dic+os o de esos $rganos atrofiados ,ue
se mantienen en el organismo no se sabe bien por ,ué% como &O)# el apéndice
7ermicular% la membrana interdigital% el repliegue semilunar del oBo; reminiscencias
tardías de fases anti,uísimas en la e7oluci$n del +ombre-
La canci$n folkl$rica ,ue se conser7a en el pueblo o en documentos escritos >como
por eBemplo% los fragmentos del libro citado de Salinas? tiene un sentido claro y +abla al
espíritu musical de nuestros días con un lenguaBe inteligible% mCs% seguramente% ,ue
muc+os documentos de música cuyo sentido se +a des7anecido por completo; las
mismas músicas griegas ,ue estudian los eruditos- 3se sentido es independiente de las
ad+erencias ,ue +ayan podido ir superponiéndose a su primiti7a estructura% acerca de la
cual es posible +acer conBeturas no e0cesi7amente arriesgadas-
3n esta situaci$n% puede decirse ,ue la canci$n folkl$rica per7i7e con un lento ritmo
7ital% o% meBor dic+o ,ue se conserva viva, lo cual deBa comprender fCcilmente ,ue no es
susceptible de procrear- La canci$n folkl$rica no engendra tipos nue7osG puede
sucederse por copia mCs o menos e0acta de un modelo% por repetici$n% pero no por
generaci$n- Parece +aberse 7aciado de su funci$n original y coe0istir Bunto a otros tipos
de canci$n diferentes% en formas a 7eces claramente parasitarias% cuando no es ella% la
,ue se supone ser un tipo primiti7o% la ,ue yace en el fondo de una superposici$n de
ad+erencias cuya +istoria y antigAedad ,uizC llegue a poder definirse% merced al
paciente trabaBo de los folkloristas% conforme los ar,ue$logos lo +acen con los obBetos
,ue e0+uman tras de largos siglos de sueFo-
3stos aspectos con ,ue la canci$n folkl$rica 7i7e en nuestros días no son sino los
mismos con ,ue perduran% después de muc+os siglos de silenciosa relegaci$n% las
formas musicales ,ue precedieron a la época +ist$rica de la /úsica% es decir% a,uella
,ue puede comenzar a establecerse sobre el testimonio% muc+as 7eces conBetural% &O&#
de los primeros documentos- /as +e intentado mostrar c$mo su $unción% la ,ue
desempeFaron en la =umanidad% sensible al influBo lírico desde los tiempos mCs
primiti7os% se mantiene en una perennidad ,ue nace del fondo radical del alma +umana%
del instinto y de la intuici$n artísticos- Necesidad ingénita de comunicarse los +ombres
entre sí y con los eBemplares superiores por medio de formas deri7adas de los sentidos
ele7ados; la 7ista y el oído conBugados en frutos ingeniosos ,ue constituyen el arte- 3n
su triple combinaci$n de palabra% canto y gesto% esos dos sentidos comunicativos crean%
a tra7és de los tiempos% las tres grandes estructuras de la PoesíaD/úsica% de la palabra
cantada y mimada; la /úsica del Templo% la de la 3scena y la del Pueblo- &O8#
Apéndice
.ota sobre los l%mites " contenidos del :ol=ore
.omo ocurre con los 7ocablos recién acuFados% cuyo significado original se
mi0tifica o altera al ser puestos en circulaci$n% el término $ol=lore estC suBeto a
confusiones y a una aplicaci$n imprecisa% claramente 7iciosa- 4rge% pues% definir este
7ocablo con toda la precisi$n compatible con el período de formaci$n en ,ue se
encuentra% como ciencia nue7a ,ue es% y el meBor procedimiento para ello parece ser el
de seFalar sus límites y e0aminar su contenido-
3l 7ocablo $ol=lore fue in7entado por el ar,ue$logo inglés Tilliam E- T+oms%
imprimiéndolo por primera 7ez en la re7ista londinense Dhe -theneum el 99 de agosto
de &O(K >baBo el pseud$nimo de Ambrose /erton? con obBeto >A- <uic+ot y Sierra;
.oticia histórica del :ol=lore, Se7illa% &'99? de e0citar al peri$dico para recoger y
publicar los materiales de la antigua literatura popular- >Sus e,ui7alentes alemanes
6ol=ers=unde y 6ol=slehre no aparecen +asta &O')-? La primera :ol=ore 0ociet" se
funda en Londres en &ONO- Antonio /ac+ado y Ml7arez >tras de anteriores tentati7as?%
funda en Se7illa en &OO& la primera sociedad espaFola de esta índole con el título de 3l
:ol=lore español, PSociedad para la recopilaci$n y estudio del saber y de las tradiciones
popularesQ-
3l 7ocablo inglés se compone de dos sustanti7os; &O(# $ol= gente% pueblo% y lore
conocimientos% sabiduría >aun,ue con un matiz especial ,ue lo diferencia de learning,
instruction, erudition, en el sentido de conocimientos no organizados% no científicosG
sentido de cosas que se saben por tradici$n% por medios indirectos?- Pronto se incluy$
en el Crea del Folklore conocimientos ,ue se refieren específicamente a la Antropología
y a la 3tnología% como son mitos% leyendas% costumbres% oficios rudimentarios% artes
industriales% canciones y danzas% en todo lo cual perdura un destello de 7ida% a
diferencia de las materias propiamente ar,ueol$gicas- 3ste modo de 7i7ir en la
inteligencia o en la conciencia de masas mCs o menos grandes y mCs o menos cultas de
gentes% es propio del Folklore- Así% pues% podremos comenzar a definirlo diciendo;
&W Folklore es una ciencia deri7ada de la Antropología% Ar,ueología y la 3tnología
cuyo contenido conser7a el pueblo actual en un estado 7i7o-
9W Por definici$n% no es folkl$rico lo ,ue% estando 7i7o en el pueblo actual% no
presenta una antigAedad ar,ueol$gica-
8W Se encuentra en las ciencias mencionadas% ,ue los grupos populares conser7an dos
series de conocimientos;
a? los intuidos por el espíritu colecti7o% cuya forma +a sido plasmada en 7irtud de
la colaboraci$n plural y an$nima-
b? los frutos de conocimientos organizados% conser7ados por tradici$n-
>/itología% Astrología% /edicina% <eometría% LenguaBe% /úsica especulati7a-?
3n tanto ,ue esta segunda serie puede considerarse como pre+istoria de las ciencias
organizadas científicamente mCs tarde% y puesto ,ue su creaci$n primiti7a no debe de
+aber sido fruto de la intuici$n y de la colaboraci$n colecti7a% sino de la obser7aci$n
met$dica% trasmitida a las generaciones sucesi7as por 7ía discursi7a &OI# y l$gica% no
debe propiamente ser incluida dentro del Crea del folklore% sino dentro de la +istoria
primiti7a de las respecti7as ciencias-
(W 3s% pues% folkl$rico solamente a,uello creado y aprendido fuera de una
sistematizaci$n de conocimientos-
Todo esto por lo ,ue se refiere al lore. !eamos a+ora ,ué es lo ,ue se entiende por
$ol=.
4n error general y permanente en ,ue se incurre al +acer referencia al arte popular >o
creaciones anClogas? consiste en dar por sentada% implícitamente% la eternidad%
generalidad% del factor pueblo. Pero el concepto pueblo no supone ni en cada país ni en
cada época el mismo tipo social; sociedad in$erior, capa in$erior de la sociedad, estado
primitivo de la sociedad! todos los cuales presuponen un grado mayor o menor de
organizaci$n de cultura- 3l pueblo romano de TCcito podía tener un arte popularG el de
la 9ermania por él descrita% aún no- Los pueblos primiti7os de América tenían artes
populares >cerCmica%
>&)(?
decoraci$n corporal% ésta% probablemente mCgica% es decir% no
popular en su origen? y artes cultos% como la mayor parte de los +allazgos ar,ueol$gicos
le demuestran-
Al +ablar de arte popular% lo mCs corriente es referirse a la entidad creada, a los
obBetos artísticos confeccionados por el puebloG pero esta entidad creadora% el pueblo%
H,ué esJ% H,ué entendemos por puebloQ
3ncontramos% por lo pronto;
&W Pueblos primiti7os% a+ist$ricos- >3tnología- Pre+istoria-?
9W Pueblos antiguos% +ist$ricos; a? Ar,ueología
b? Folklore-
8W Pueblos modernos; a? incultos >3tnología?
b? cultos >=istoria?-
3l material folkl$rico es% pues% a,uel ,ue cae fuera &OK# de los conocimientos
organizados >=istoria?% de la Ar,ueología y de la 3tnología% y ,ue +a sido creado por
masas sociales estructuradas en el período +ist$rico- 2entro de este aspecto +ay ,ue
+acer otra distinci$n relati7a al proceso de creaci$n y al suBeto creador;
&W Artes ,ue proceden de la in7enci$n colecti7a y cuyos obBetos +an ad,uirido forma
tras un proceso de colaboraci$n plural-
9W Arte de in7enci$n personal% an$nima- 1bBetos creados por iniciati7a y
manufactura unipersonal% en un estado social indiferente a la indi7idualidad del origen%
es decir% al autor-
8W Arte de in7enci$n personal% con sello de autor-
.laramente se comprende ,ue este último aspecto del arte cae fuera del Crea del
folklore- Puede admitirse o no dentro de esta Crea el segundo apartado- Lo
específicamente folkl$rico es lo ,ue corresponde al primer grupo-
Admitidas las proposiciones anteriores% podremos establecer el siguiente cuadro;
(ertenece al :ol=lore .o pertenece al :ol=lore
3l material >artes% letras% 3l mismo material; a? no
costumbres? de antigAedad actualmente 7i7o% b? de una
ar,ueol$gica actualmente 7i7o- antigAedad no ar,ueol$gica-
/aterial creado y aprendido .onocimientos organizados
>trasmitido? fuera de y trasmitidos por tradici$n
una sistematizaci$n de
conocimientos- oral o de otro modo-
/aterial procedente de la .reaciones de in7enci$n
in7enci$n colecti7a y personal-
colaboraci$n plural-
(otestativo*
/aterial de creaci$n personal an$nima >por indiferencia del medio social a la
consideraci$n de autorG. Tanto mCs podrC admitirse &ON# este aspecto dentro del
folklore cuanto el proceso de creaci$n esté menos diferenciado de los tipos colecti7os
difundidos en la masa popular en el momento- 3s el caso concreto del llamado arte
popular dentro del cual +abrC% pues% eBemplos de arte netamente folkl$rico y otros ,ue no
lo son sino potestati7amente% como los ,ue caen dentro de este apartado- .on7endría%
por lo tanto distinguir en el arte popular dos especies; a?% folkl$rica y b?% moderna%
entendiendo por moderna la época ,ue se incluye dentro del sistema +ist$rico de
conocimientos y su organizaci$n-
.reo útil aFadir algunos eBemplos ,ue ilustrarCn los diferentes casos de las anteriores
proposiciones-
DH3s folkl$rico el .alendario AztecaJ
DNo- Ar,ueol$gico% de origen culto-
DHSon folkl$ricas las artes de la pesca% del telarJ DNo- Ar,ueol$gicas% de origen
popular-
DH3s folkl$rico el romance de El Conde ClarosJ DNo- =ist$rico an$nimo-
DHSon folkl$ricos el huapango, la #aranaJ
DNo- Son de origen culto% espaFol moderno% de carCcter popular-
DH3s folkl$rica la loza pintada de TonalC? DSí-
DHSon folkl$ricas las mCscaras de PCtzcuaroJ DSí-
DH3s folkl$rica la sangríaJ DSí-
DH3s folkl$rica la cocinaJ
DSí% la cocina popular- La francesa es alta cultura-
DHSon folkl$ricos los amuletosJ
DSí% aun,ue sean escapularios con los 37angelios-
DH3s folkl$rico decir salud, cuando se estornudaJ DSí% deri7ado de la magia-
DH3s folkl$rico escupir cuando se menciona al diabloJ
DSi% ídem% ídem- &OO#
DH3s folkl$rico el terror a la menci$n de la serpiente% de la palabra culebra, de +acer
conBuro defensi7o con los dedos índice y meFi,ue o decir lagarto lagartoQ
DSí- La superstici$n se encuentra ya en los libros bíblicos y en la narraci$n sobre la
serpiente de bronce-
DH3s folkl$rico rezar a Santa @Crbara cuando truenaJ
DSí% >procede de la magia?-
3ste último eBemplo muestra un caso curioso de transformaci$n de una prCctica o
creencia folkl$rica en términos comprendidos dentro de un período +ist$ricoG esto es;
principio 7icio y forma nue7a- 2e la misma manera% gran parte de +ec+os 7i7os en las
religiones actuales pertenecen esencialmente a la época mCgica% según se +a detallado
en el libro presente- Algunas danzas me0icanas como 3l venadito son de un origen
mCgico y tienen cone0i$n con las europeas paganas% persistentes en algunos puntos del
mediodía de Francia y Le7ante espaFol +asta muy entrada la 3dad /edia- 1tras% como
los matachines, ,ue e0isten asimismo en 3spaFa% son de origen culto francés
FmatassinsG e italiano% popularizado-
&O'#
@"@L"1<5AFZA S4."NTA
>Se incluye solamente obras modernas y de fCcil acceso?
/I0D8;I- 9E.E;-L ,E L- MC0IC-
A2L35; /andbuch der Musi=+9eschichte. 9X edici$n- 9 7ols- @erlín% &'8)-
@3VV35% Paul; Dhe 0tor" o$ Music. NeS Lork% &'8I-
.1/@A5"34% E-; /istoire de la Musique. 8 7ols- París% &'8) >IX edici$n-?
Enc"clopédie de la Musique du Conservatoire de (aris- &) 7ols% &'9)D8&-
9roveOs ,ictionar" o$ Music and Musicians- 8X edici$n- K 7ols- &'8N-
L3".=T3NT5"TT% =-; Music, /istor" and Ideas. .ambridge% /ass-% &'8'-
Dhe 8x$ord /istor" o$ Music- N 7ols- 10ford- Nue7a edici$n &'9'-
P54N"U53S% =-; .ouvelle /istoire de la Musique. 9 7ols- París% &'8(D8K-
5"3/ANN% =ugo; /andbuch der Musi=geschichte- ( 7ols- &')&D&8-
5"3/ANN% =ugo; Catecismo de /istoria de la Msica- /anuales Labor- @arcelona-
5"3/ANN% =ugo-; Musi=lexi=on >edici$n francesa% &'9'?-
1S.A5% T+omson; Dhe International C"clopedia o$ Music and Musicians. NeS
Lork% &'8'-
T1LF% E-; /istoria de la Msica. 3ditorial Labor- @arcelona% &'8(-
L-0 9;-.,E0 E0D;)CD);-0 ,E L- MC0IC-
A/@51S% A- T-; 9eschichte der Musi=. Leipzig% &OON-
>Para los di7ersos países del pr$0imo 1riente en la AntigAedad &')# 7éanse los
estudios correspondientes en la 3ncyclopedie du .onser7atoire% París-?
A5N1L2; ,as altrRmische DheatergebSude. Leipzig% &ON8-
.1/@A5"34% E-; La Musique et la Magie. París% &')'-
.1/@A5"34% E-; /istoire de la Musique- !ol- &-
!1N .=5"STS% <-; 9eschichte der griechischen Literatur. K9 ed- 8 7ols- /unic+%
&'9)-
3N<3L% .-; Dhe Music o$ the most ancient .ations. 9X edici$n% London% &')'-
F15V3L% E- N-; -llgemeine 9eschichte der Musi=. Leipzig% &NOO-
F1:DST5AN<TALS; introductory 7olume% 10ford =istory of /usic-
F5AY35% E- <-; Dhe 9olden ?ough, - 0tud" in Magic and ;eligion. 3dici$n
abre7iada- NeS Lork% &'99-?
LA.=% 5obert; ,ie Musi= der Natur und 8rientalischen Aulturvl=er. >3n <-
A2L35; /andbuch der Musi=geschichte-?
LA.=/ANN% 5-; Msica de 8riente- @arcelona% &'8&-
N"3YS.=3% F-; El 8rigen de la Dragedia. Trad- espaFola- !alencia% &')O-
P3T35S3N- ,ie attische Dragoedie als ?ild und ?Thnen=unst. @onn% &'&I-
P4.=ST3"N; ,ie griechische ?Thne. @erlín% &'9)-
53"23% =-; ,er Mimus, &')8-
SA.=S% .urt; La Msica en la -ntigTedad. @arcelona% &'9N-
S.=ANY% /-; ;Rmische Literaturgeschichte- N 7ols- &')N y &')'-
S=A5P% .ecil; English :ol=songs o$ the 0outhern -ppalachians. 10ford% &'88-
SP3N.35 V3NNA52% E-; Mas=s and Marionettes. NeS Lork% &'8I-
ST4/PF% .arl; ,ie -n$ange der Musi=. >&'&&?-
T34FF3L% T- S-; 9eschichte der rRmischen literatur, &'&K-
-.DI9UE,-, CLV0IC-
=35/ANN% Abert; ,ie Lehre von Ethos in der grieschischen Musi=, &O''-
=35/ANN% Abert; ,ie -nti=e, en la obra mencionada de <uido Adler- &'&#
@3LL35/ANN% Friederic+; ,ie Donleitern und Musi=noten der 9rieschen. @erlín-
<3!A35T% F- A-; /istoire et théorie de la musique de lOantiquité, &OO&-
V5AL"V% 5-; -ltgrieschische Musi=, &'))-
53"NA.=% T+-; La Musique grecque, París% &'9K-
:8LAL8;E
Para una bibliografía general del Folklore% 7éase la obra del escritor se7illano
AleBandro <uic+ot y Sierra; .oticia /istórica del :ol=lore >1rígenes en todos los países
+asta &O') y desarrollo en 3spaFa +asta &'9&?- Se7illa% &'99-
La última obra relati7a a este tema parece ser la de André !aragnac; ,e$inition du
:ol=lore >París% &'8O? ,ue leemos en el instante de corregir las pruebas del presente
libro- La definici$n es la siguiente; El :ol=lore est' constituido por las creencias
colectivas sin doctrina " por las pr'cticas colectivas sin teor%a.
&'8#
3ste libro se acab$ de imprimir el día &( de Bunio de &'()% en los talleres de la
Sociedad .ooperati7a -rtes 9r'$icas Comerciales% S- .- L-% con tipos <aramond% y en
papel P3ggs+ell @ookQ blanco de N) libs- y al cuidado de ,aniel Cos%o 6illegas y
1avier M'rque&.
&'(#
1@5AS 23L A4T15
Msica " msicos de ho" >/undo Latino% /adrid% &'9O?-
0in$on%a " ballet >/undo Latino% /adrid% &'9'?-
La msica contempor'nea en España >La Na7e% /adrid% &'8)?-
La msica actual en Europa " sus problemas >LagAes% /adrid% 347WG.
El siglo rom'ntico >LagAes% /adrid% &'8K?-
/a&litt el ego%sta " otros papeles% ensayos sobre la literatura inglesa >LagAes%
/adrid% &'8I?-
Msica " sociedad en el siglo xx >La .asa de 3spaFa en /é0ico% /é0ico% &'8'?-
T5A24.."1N3S
3A<L3F"3L2 =4LL% A-; La harmon%a moderna >5e7ista /usical% /adrid% &'&I?-
S.="LL35% F- .- S-; D'ntalo o el $uturo del hombre >5e7ista de 1ccidente% /adrid%
&'9K?-
1@5AS /4S".AL3S
Dres preludios para (iano >E- y T- .+ester% Londres?-
Drois poJmes de (aul 6erlaine, .anto y piano >Londres?-
;ubai"at, .uarteto de arco >/a0 3sc+ing et .ie% París?-
;omancillo, <uitarra o piano >París?-
Cuatro canciones sobre textos de poetas españoles de los siglos X6I y :!""% para
tres 7oces agudas% sin acompaFamiento >París?-
3N .45S1 23 P4@L".A."6N
La rosa de los vientos en la msica europea >.onceptos fundamentales de la =istoria
de la /úsica?-
La msica en la sociedad europea >2esde comienzos de la época cristiana +asta el
siglo :!"""?-
Cancionero musical español de la Escuela de Middlebur".
Los cuatro vientos del esp%ritu >.rítica% =istoria% Política% Polémica?-
,elicioso el here#e " otros papeles >3nsayos sobre la literatura francesa?-
(anorama de la msica contempor'nea >Las corrientes directrices del pensamiento
musical actual en 3uropa y América?-

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful