Amor en los tiempos del Ébola

Relatos
Un Decamerón del s.XXI
IES Nazarí
Literatura Uniersal
!"#ac$illerato
¿ATREVIMIENTO o VERDAD?
ra una fría tarde de invierno un tanto gris. Del cielo empezaban a caer las primeras
gotas que hacía presagiar un día tormentoso. Aunque este comenzó con una pequeña
llovizna, todo empeoró cuando una furiosa tormenta de nieve, lluvia y fuertes vientos
azotó la zona. Daba la sensación de un huracán combinado con la más fría de las
temperaturas. De hecho, había caído y seguía cayendo tanta nieve que se había acumulado
en la entrada de la casa y no había forma de salir. ! no suficiente con esto, la tormenta era tan
fuerte que con tanta nieve, esta resultaba que se había infiltrado en varios lugares de la casa de
"sther, haciendo que la luz se fuera, ya que los circuitos se habían averiado y no servirían hasta
dentro de unos dos o tres días seg#n $arina, la fri%i del ordenador y la tecnología en general. "l
frío era tanto, que todas las chicas se mantenían encerradas en el salón mientras el pánico las
invadía, pues la tormenta se produ&o &usto antes de que los padres de "sther llegaran. 'odas ellas
yacían en la alfombra, arropadas con mantas frente a la chimenea, la #nica luz de la habitación.
"l que no hubiese (ifi en sus móviles, y que tanto la televisión como el ordenador no
funcionasen, las ponía hist)ricas y más a#n de los nervios, pues al no tener distracción más
pensaban en cómo la situación podría empeorar.
"
Anabel, la más mayor del grupo de amigas, propuso un &uego para que así estuviesen
entretenidas. "l &uego se llamaba así* +Atrevimiento o verdad, "ste consistía en que todas ellas
debían formar un círculo y, con ayuda de una botella, tenían que ponerla en el centro y hacerla
girar. A la persona que señalase la botella sería nombrada como la reina y tendría que hacer
escoger a cada una de sus amigas entre verdad, que trataba de responder con toda sinceridad, es
decir, sin mentir a la pregunta que te hiciese- o atrevimiento, en el que ella debía proponerte un
reto que tenías que cumplir.
.on todas de acuerdo, lo prepararon todo, tocándole ser reina a "sther, qui)n empezó por $aría.
"sta había elegido verdad, la cual se trataba de si alguna vez había estado con dos personas a la
vez. $aría asintió, y la reina le ordenó que contase cierto suceso, el cual, alegremente comenzó
sonriendo*
/enial. "sther, $arina, Anabel, tal vez no os creáis lo que os voy a contar, pero es cierto. 'ened
en cuenta que en esa )poca era mucho más &oven y el peligro era como mi me&or amigo, me
encantaba meterme en líos y probar cosas nuevas. A#n así, no me arrepiento en absoluto de lo
que hice, de hecho, ahora mismo es una gracioso recuerdo del pasado. 0ero tened en cuenta
esto* en alg#n momento todos hemos sido infieles o por lo menos tenemos claro con qui)n lo
seríamos. 0or e&emplo, muchas de nosotras no tendríamos la menor intención de rechazar los
encantos de 1ohnny Depp o cualquier otro atractivo artista. Así que ni las mu&eres se salvan del
asunto. 2a infidelidad es como un pedo. 3e niega hasta el final.
Ahora que no se si las mu&eres son más o menos infieles, pero lo que sí puedo confirmar de
aquella e4periencia es que la posibilidad de que un hombre se d) cuenta es infinitamente menor.
"rase una tarde cualquiera en un pueblo de $adrid, una muchacha de diecis)is años llamada
$aría surfeaba por internet con 3%ype abierto. De repente su amiga 2idia comenzó a enviarle
mensa&es, uno detrás de otro, dici)ndole que necesitaba un chico para poner celoso al chico que
ni siquiera sabía de su e4istencia, así que, +por qu) no, $aría se propuso buscarle un novio.
.omenzó a hacer una lista sobre los chicos de su pueblo, pero todos les parecía est#pidos y
horribles, +de dónde sacaría un buen chico para su amiga, 0ues sí, aquella chica estaba tan
alocada que se le ocurrió buscar por la famosa red 5eDarling6. .onocía su amiga y sabía que era
de esas personas que buscaban una relación romántica para decirse cosas cursis mutuamente,
cosa que $aría no soportaba. 7i siquiera consideraba los finales de las películas de Disney
como felices. 0or esto, creo un perfil suyo.
“¡Saludos! Mi nombre es Lidia. Tengo dieciséis años. Soy una chica alegre, divertida y
tranquila. Me considero toda una romántica y amo las el!culas de "isney. Mi ob#etivo aqu! es
buscar a mi r!ncie a$ul. %l es el hombre con quien quiero asar mis d!as, sereno ero
intenso, romántico ero bohemio. &ue me cuente chistes malos con tal de escuchar mi risa. &ue
le guste dormir abra$ados y también soñar de d!a. &ue me conquiste con sus locuras y sea
calmar mi vida. &ue tenga gustos musicales y le encante ver el!culas. &ue se interese en el
deorte y también en la oes!a. &ue sea maduro a ratos y el resto #uegue y lea cuentos.
' bien, (eres t) el hombre de mis sueños*”
3atisfecha con su perfil, a los pocos minutos mucha gente desconocida empezó a abrirle chat,
pero $aría se cansó en seguida, todos eran hombre mayores e incluso vie&os, además de que
ninguno procedía de un lugar cercano a $adrid. 3in embargo, fue toda una sorpresa para ella
cuando un mensa&e proveniente de la página le llegó a las una de la madrugada. "ste decía así*
“Sin ánimos de o+ender, ero deber!as salir de tus +antas!as y mirar a tu alrededor, la realidad,
donde tu vives. ,se -hombre de tus sueños. no e/iste, no debes ir buscando a cierta ersona,
sino conocer a la gente y que te sorrenda con sus dones y sus imer+ecciones 01oberto.”
$aría, curiosa, le respondió al chico quien, por casualidad, tenía la misma edad que ella.
2a chica estaba de acuerdo en lo que decía y solo quería aclarar que ella era una amiga para
conocerlo antes en profundidad y ver si era bueno para 2idia.
8oberto era de 9talia, de un pueblo llamado Arezzo. A pesar de que $aría tenía a su novio
1es#s, hablar con 8oberto se volvió una costumbre. .oincidían en muchas cosas y tenían gustos
similares. Aunque vivían le&os uno del otro, 8oberto actuaba de una forma protectora con ella y
la consolaba cada vez que le contaba alguno de sus problemas, así que imaginad la reacción de
$aría cuando este le di&o que en su instituto habían programado una e4cursión a "spaña y que
la primera parada era en $adrid. 3in embargo no puedo evitar sentirse decepcionada cuando el
supuesto 58oberto6 le confesó que en realidad era una chica y su nombre era Alessandra.
Alessandra 3alvatore.
:na vez supo los motivos de Alessandra, $aría pudo comprenderla y no por su mentira
quiso cancelar su cita cuando viniera.
.uando llegó la hora de encontrarse, $aría la invitó a una cafetería. "sta sabía que Ale4
tenía una hora límite, las doce, cual .enicienta- pero a su pesar, la chica italiana, qui)n vino con
un bonito vestido celeste a &uego con sus preciosos o&os azules que contrastaban con su oscura
melena, la sacó a la pequeña pista de baile que allí había cuando pusieron la canción favorita de
ambas.
'al vez el baile sea una de las herramientas más efectivas para la seducción. Al principio
bailaron sueltas, pero luego poco a poco se fueron acercando. 7o pasó nada más esa noche,
simplemente bailaron.
Al día siguiente $aría la invitó de nuevo a bailar y fueron a un sitio con m#sica en vivo.
"ra la primera vez que ambas iban a este lugar. 2a m#sica era buena, y de nuevo empezaron a
bailar, pero esta vez poco a poco todo se volcó en un beso. Alessandra sabía moverse y $aría no
podía evitar quedarse atrapada en su mirada, a pesar de saber que se trataba de una mu&er. "sta
sintió ese beso como un sueño hecho realidad, algo que aunque siempre había deseado no creyó
que fuera posible, pero allí estaba besando a la que se había convertido en 5la persona de sus
sueños6 y lo me&or de todo es que era completamente correspondido.
'odo lo siguiente fue muy rápido, pero lo #nico que sabía es que esa chica la había
hechizado y de repente se encontraba en el baño con ella.
+;<=
$aría le tapó la boca de inmediato para evitar que gritara &usto esa palabra en la biblioteca, pero
su amigo de la infancia, .arlos, se zafó.
0erdón, perdón. >+'uviste se4o con una italiana,? le preguntó su amigo en un susurro, pero
al fin y al cabo su acento de impresión era el mismo.
>@ue sí? +0odemos continuar con esto en tu casa,
:na vez solos, ambos siguieron callados como en el camino a casa de .arlos hasta que este
decidió romper el silencio.
$aría .arlos miró a la nombrada a los o&os. Aabía estado preparando sus típicos helados
de tres bolas mezclados con una barbaridad de sirope. 3iempre lo hacía cuando sabía que su
amiga se encontraba desanimada, sin embargo, de&ó la copa a un lado y se volvió para mirarla.
$aría levantó la mirada del libro que había cogido de su mochila para verlo.
+Amm,
'enemos que hablar y se dirigió hasta la chica, sentándose a su lado.
$aría cerró el libro, poniendo un marcapáginas para no perder la lectura y lo colocó en la
mesita, &usto enfrente suya antes de voltearse a mirar a .arlos.
+De qu) tenemos que hablar, .arlos, $aría empezaba a sentirse un poco e4traña.
!a que ahora eres lesbianaB arrastró su voz con la #ltima palabra. $aría puso sus o&os en
blanco, odiaba el hecho de que la clasificase como lesbiana cuando lo que intentaba decirle es
que estaba confusa y quería de sus conse&os. Cerás, usualmente no me meto en lo que no me
importa.
2os o&os de $aría se ensancharon.
>+Desde cuándo,? di&o casi gritando. .arlos era el chico más fisgón que conocía.
"se no es el punto. A lo que trato de llegar es que el se4o entre mu&eres es diferente al se4o
entr=
$aría no le de&ó terminar.
>7o vamos a discutir sobre eso? gritó esta, alzando sus manos sobre su cabeza. Aizo un
ademán con intención de salir de la habitación pero .arlos la tomó de la muñeca y la puso de
vuelta en el sofá. "lla lo miró fi&amente.
'e atar) si es necesario $aría no estaba segura si estaba bromeando o si de verdad lo decía
enserio. Abrió la boca para protestar, pero .arlos levantó su dedo índice. 'ambi)n tengo cinta
adhesiva.
$aría hundió su cabeza entre sus manos. D+.uándo llegarán mis padres,E, es lo #nico en lo que
podía pensar. $iró a .arlos qui)n se acomodaba cada vez más en el sofá. "ste estiró sus piernas
y usó sus propios brazos como almohada.
Ahora, como sabrás, el se4o es algo hermoso que debe ser compartido sólo entre dos personas
que se amanB o en tu caso, con una italiana buenorra y el cachas de 1es#s que=
$aría le disparó una mirada asesina haci)ndole saber que como siguiese moriría. .arlos se
detuvo para reírse. "sto será divertido.
$aría suspiró.
+0odemos acelerar esto un poco, preguntó ella.
.arlos se rió de nuevo y puso sus pies sobre la mesa como si nada.
Cale, te dar) tres reglas acerca del se4o con mu&eres.
$u&er le corrigió.
.arlos rodó sus o&os.
$u&er se auto=corrigió. 8egla n#mero uno. 2amer es esencial. Debes limpiar la cueva de
telarañas.
+@u), alzó la ce&a $aría. "staba confusa, era como si .arlos le hubiera hablado en chino.
3u alme&a barbuda le aclaró este.
$aría seguía sin palabras.
.omerte su higo, $aría por dios, que t# tienes uno.
+0or qu)B simplemente no lo llamas por su nombre,
0orque alme&a suena más gracioso. @ue tal* Abre tu ventana, Alessandra recitó como si
fuese ahora un poeta. 8ima y todo.
+! esas cosas se las dices a 2idia cuando tienes ganas de tirártela, le preguntó molesta.
AmmB pues no, pero podría probar. >"h? 7o me digas que este no es bueno* Alessandra,
d)&ame lograr tu sonrisa vertical.
@uieresB >+quieres de&ar eso de una vez,? >3i yo soy lesbiana t# eres un pervertido?
Fueno, los ase4uales no tienen parte pervertida .arlos se quedó un rato pensativo. +"res
ase4ual,
Ale4, voy a bucear por tus profundidades musitó $aría. "l estado de shoc% de .arlos no
duró mucho hasta que no pudo evitar soltar una carca&ada.
>$aría?
>+@u),? >7o soy ase4ual?
Desatascar tu cañería continuó .arlos divertido.
+0uedo ver tu nuevo bolso de terciopelo rosa, ambos se quedaron mirándose fi&amente
antes de estallar en risa.
Fien, bien, ya estás preparada para la regla n#mero dos anunció el chico.
3orpr)ndeme.
2os condones en tu caso son est#pidos. 7o te vas a quedar embarazada de una mu&er. 7o hay
necesidad de usarlos.
2os o&os de $aría se abrieron como platos.
>+.=cómo supiste acerca de eso,? gritó alterada.
'e vi entrando en el super ese de la esquina, no estabas comprando tampones, lo s).
>+$" "30GA3,?
7o e4actamente. 3olo fue ese día, estaba aburrido y decidí seguirte sonrió triunfalmente.
/ran día si me lo preguntas $aría con ganas de que la tierra le tragase catapultó su cabeza
directamente hacia sus manos. 7o te preocupes, sabes que no se lo dir) a nadie. 2o que te
quiero decir es que tienes que cabalgar por las llanuras de tu italiana libremente, no corres
riesgo, disfruta.
$aría gimoteaba pensando en si aquello podría ponerse peor.
8egla n#mero tres continuó .arlos, mientras más alto gimas, me&or.
D! efectivamente, sí, podía ser peorE- pensaba $aría.
"sta abrió la boca para decir algo, pero nada pudo salir. $aría no sabía que responder a eso, no
podía creer que su amigo le hubiera dicho tal cosa, eso significaría que la había imaginado
gimi=... 3acudió la cabeza, en estado de shoc%.
0or e4periencia propia, me gusta cuando 2idia mordisquea mi ore&a mientras &uega con mi=...
2os o&os de $aría se abrieron como platos y volvió a sacudir la cabeza, suplicándole a su amigo
en silencio que no di&era la palabra que seguía.
0ero Ale4 puede ser diferente, sugiero que intentes varias cosas a ver cual le gusta más,
quizás deberías ir a comprarte lencería de esa se4y.
.arlos.
+3í, +Alguna duda que tengas, +@uieres que te acompañe,
.ierra la puñetera boca.
+0uedo preguntarte una sola cosa más,
@u).
+2legaste al orgasmo a la vez que la italiana,
>.A82<3?
>@u)? >"s que las tías en cinco minutos ya han llegado? "s imposible tener un orgasmo
simultáneo. "s como pretender ponerse de acuerdo para eructar al mismo tiempo. "so no hay
quien lo controle. +'# has visto pare&as que eructen a la vez, +'e imaginas, !o eructo de
repente y 2idia me salta con 5eres un egoísta, no me has esperado6.
+3abes, 8ealmente te quiero, eres mi me&or amigo y lo sabes, pero no tenía gran intención en
conocer tu vida se4ual.
Fueno, ya que no me la cuentas t#B ><h? 'ambi)n dicen mucho que en el se4o está todo
permitido si los dos están de acuerdoB pero y si sois Ale4, 1es#s y t# y uno de vosotros no
quiere, +qu), +Aplicáis la mayoría y el que no quiera que se &oda,
.A82<3. 8"A2$"7'" '" <D9< ! 7< 09"73< .<7'A8'" $93 08<F2"$A3
7:7.A $H3 le gritó $aría antes de levantarse dispuesta a salir de su casa, hubieran o no
llegado sus padres a recogerla, no soportaba más.
>0repara un via&e al país de las alme&as esta noche y busca a tu alme&ita, así te sentirás me&or?
le gritó .arlos desde el sofá como modo de despedida antes de que ella diera un portazo.
Dirigi)ndose a su propio hogar, $aría comenzó a reproducir los mensa&es de las llamadas
perdidas que tenía. "l primero era de su novio 1es#s.
2Aey cariño, #ltimamente estás desaparecida y te llamaba paraB bueno, estaba preocupado
por ti. ! me gustaría ir a verte hoy, pero tengo entrenamiento hasta tarde. 3olo quería decirte
que te echo de menos y te quiero.
$aría, sinti)ndose culpable pasó de mensa&e.
2+"ste es tu n#mero, $ariiiiiiiia, >@ue sepas que te vas a enterar por robarme a 1es#s, perra
in=...? "ste mensa&e fue eliminado.
$aría no soportaba a esa chica, y ahora mucho menos. +3e iba a convertir ahora en su
acosadora, 2e resultaba tan est#pida que no quería ni escucharla.
>$ariah? 9llah, cogeme er telefono que tenemos que habláh, >eeeh?
"sta tuvo que despegarse el móvil del oído, +porque el hermano de 1es#s tenía que chillar tanto,
1uan era más pequeño que 1es#s y ambos no se parecían en nada.
+$aría, "h.. estoB soy Ale4. 'engo una buena noticia de la que informarte. 'e espero en la
puerta de tu casa a las nueve.
8ealmente se sentía mal por ocultarle aquello a 1es#s porque de verdad le quería, +pero qu) otra
cosa iba a hacer sino, Además, hoy no podría ir a verla, así que podría estar con Ale4 sin
problemas. $añana se iría y solo podría comunicarse con ella por chat, +así que qu) más daba,
.orrió lo más rápido que pudo para encontrarse con la chica. Allí estaba, Alessandra apoyada en
la pared de su casa, con aquella e4presión inocente pero que escondía muchas cosas que ella
conocía. :na vez la saludó, la invitó a subir a su cuarto, ignorando las voces de su madre
mientras subía por las escaleras. .uando cerró la puerta se quedó mirando a Ale4 fi&amente.
+! bien,
7o digas nada respondió Ale4 con su acento italiano.
+@u),
@ue te calles. 3óloB sólo quería decirte que me quedo una semana más en "spaña, y no
quiero desperdiciar más palabras contigo, ya hemos hablado suficiente por el chat y de
repente $aría estaba contra la puerta, mirando a la otra chica como si estuviera loca. 3e paró un
rato para dedicarle una pícara sonrisa y sin más la besó, con necesidad, con deseo, como si fuese
el #ltimo día de su e4istencia y ella fuese la #ltima persona de la tierra. 2o cierto era que para
$aría ese momento se sentía #nico. Al principio se quedó en estado de shoc%, pero despu)s le
correspondió al beso. "lla se separó de $aría, mirándola, esperando su decisión. "sta sentía la
boca ardiendo a causa del beso. .omo no le hizo ninguna señal negativa, Ale4 comenzó a
desabotonar sus vaqueros, de&ando que estos se deslizaran hacia aba&o y de&ara las piernas de
$aría al descubierto. :n poco despu)s sus dedos ya estaban en los botones de su blusa cuando
alguien tocó a la puerta, interrumpi)ndolas. $aría, a quien le iba a dar un ataque al corazón,
indicó a la italiana que se escondiera deba&o de la cama, y así hizo. 3in embargo, no le dio
tiempo a vestirse de nuevo, pues 1uan entró por la puerta sin previo aviso.
>1:A7? >+"s que no puedes esperar,?
>0oh noh? >$e tienes que comprar er disco de la $iley ezah?
+0ero t# no querías el /'A I, así era el hermano de 1es#s. :n día quería un &uego, otro día
otro, +pero el .D de $iley,
>9llah, que ya lo tengoh? Ahora quiero er disco de la $iley, er que sale en pelota picá en una
bola.
1uan. +3e puede saber para qu) quieres ese disco,
>@ue no eh paJ mi, que eh paJ mi novia?
+0ara tu novia, preguntó $aría desconcertada. +Desde cuándo tienes novia,
>"=eh secreto? >Dame loh quinse ebros que la tía eza eh cara o le digoh a mi hermano que tas
tirao a una tía?
>0ero no grites?
>$aría? la llamó de repente su madre. >1es#s sube para arriba?
>+@u),? $aría se miró de arriba aba&o. 3us pantalones no estaban y su blusa de&aba ver su
escote. ><h mierda? Aay viene tu hermano y va a pensar otras otras cosas, >$"'"'" "7 "2
A8$A89<?
0ero esta vez no le dio tiempo a esconder al chico. 1es#s estaba allí en la puerta, mirándolos
fi&amente. 2os había pillado.
>1=1es#s? e4clamó $aría. >'enías que esperar cinco minutos más?
+$e estás engañando con mi hermano pequeño, preguntó 1es#s aturdido.
>+@u),? >+.ómo puedes pensar tal cosa de mí,? e4clamó en vez que lucir arrepentida. 7o
pensaba de&ar que su relación con 1es#s terminase, y mucho menos, por la persona equivocada,
por lo que comenzó a maquinar un plan. 0ara tu información, >le estaba ayudando a salir del
armario?
+@u), 1es#s cada vez estaba más aturdido.
'u hermano es gay. 2e estaba ayudando como pensar en decírtelo yB +qu) me&or manera de
mostrártelo que haci)ndole salir del armario, 2iteralmente.
>.omo en 7arniah? e4clamó de repente el pequeño de ellos, sin tener nada que ver. $aría
le amenazó con la mirada, dirigi)ndola a una de las fotos de su tablón, donde salía ella
acompañada de su amigo .arlos.
.u)ntaselo, 1uan. < no te regalar) el disco de $iley .yrus que tanto quieres.
"hB +me gusta er .arlos, di&o dudoso.
0eroB >pero 1uan? comenzó 1es#s. !o.. tu cuarto con los posters de las tías esas en
pelotasB. 7unca imagin) que serías gay. +9ntentabas ocultarlo así, Aermanito, no tenías por
qu), puedes confiar en mí.
.reo que he cumplido mi misión y sobro aquíB. agregó $aría.
"h, no. $aría anunció su novio, acercándose a ella para cogerle de las manos. 3iento
haber desconfiado de ti. 3oy un idiota. "s solo que te vi asíB. espera. +! porque estás en
bragas,
>!o iba a ducharme pero t# y tu hermano siempre venís en el momento menos indicado?
inventó rápidamente sobre la marcha. 3u pare&a rió.
+0uedo pedirte una cosa,
@u) respondió secamente $aría.
F)same.
+3ólo eso, preguntó $aría alzando la ce&a.
0ara que no te que&es y entonces se besaron, como muchas otras veces, como si el romance
con Ale4 que tenía $aría no e4istiera.
Así si alguna vez 1es#s sospechaba de su ausencia, pues $aría tenía claro que iba a seguir
encontrándose con Ale4, podría pensar que le era infiel con su hermano, y no con una chica.
Además, $aría sabía que 1es#s nunca revelaría su secreto a todo el instituto, el hecho de que le
engañase por una mu&er le haría quedar como un pat)tico a )l, no a ella, y 1es#s nunca se
permitiría eso.
A finales del año 2020, cuando la crisis del Ébola había terminado de cuajar, fue cuando España se
desmoronó aún más y la población comenó a huir, no sin cuantiosos problemas, a países donde
estu!ieran a sal!o de esta epidemia" #o obstante, las fronteras se habían fortificado, pues todos
temían $ue el !irus se e%pandiese más allá de los límites españoles"
&a 'ente $ue ya padecía esta enfermedad era aislada en pe$ueños 'rupos a las afueras de las
ciudades mayores( )adrid, *arcelona, +ranada, -in embar'o, e%istió un 'rupo de personas, de
!ariadas edades, $ue había contraído la enfermedad recientemente y decidió permanecer en el lu'ar
en el $ue estaban y encerrarse en el ho'ar de uno de ellos, para e!itar el conta'io masi!o y morir
todos juntos, compartiendo ese horrible !ínculo $ue es el padecimiento de tal !irus" Apenas
disponían de entretenimientos ahí dentro. ya habían leído todos los libros, la tele!isión cada día
mostraba una realidad a e!itar preferiblemente y mediante /nternet únicamente les lle'aban
comentarios despecti!os, por lo $ue tu!ieron $ue encontrar un nue!o modo de distracción"
0n día, a uno de ellos se le ocurrió, ya $ue le $uedaba poco tiempo de !ida, contar a$uellos sucesos,
historias, secretos, $ue siempre había 'uardado para sí mismo por miedo a la reacción de sus
con!ecinos" 1ensaba $ue al sacar de sí estos pensamientos, su alma sería libre una !e falleciera" 2
así lo hio(
3 4ompañeros, he de deciros $ue he encontrado un modo de pasar el poco tiempo $ue nos
$ueda a$uí" 5e decidido relataros las e%periencias $ue he !i!ido y de las $ue más me
a!er'6eno, para purificar mi alma" #o me siento or'ulloso de nin'una de ellas, pero $uien
est7 libre de pecado, $ue tire la primera piedra" *ien s7 $ue no ser7 el único en esta
habitación $ue haya cometido esta clase de actos, por lo $ue os in!ito a compartir !uestras
historias tambi7n" Empear7 yo, tal y como ya he indicado" 5ace unos años atrás,
celebrando el cumpleaños de un ami'o, fuimos de fiesta a una discoteca" )i no!ia no había
podido !enir, estaba de !iaje con sus padres" Estaba tomando una copa en la barra, cuando !i
a una chica acercarse a mí" )e pre'untó si $uería bailar, y las primeras !eces le dije $ue no"
1ero tenía al'o $ue llamó mi atención, y tras mucho insistir, acept7" #o pod7is ima'inar la
sensual forma $ue tenía de mo!erse" -ólo tenía ojos para ella y por unos instantes me ol!id7
de mi pareja, con el infortunio de $ue ella se dio cuenta y se lanó contra mí" #o supe
contenerme y me dej7 lle!ar por mis impulsos" 4laro está $ue a la mañana si'uiente, cuando
amanecí en su cama, me odi7 por lo $ue había hecho, por lo $ue decidí cortar todo contacto
con ella y no decir nada a mi no!ia" -in embar'o, al'uien nos había tomado fotos en la
discoteca y, no s7 cómo, esas pruebas lle'aron a manos de mi no!ia" )o!í cielo y tierra
tratando de encontrar una e%cusa !erosímil para justificar mi fechoría" 8inalmente le dije a
mi no!ia $ue a un ami'o le 'ustaba esa chica y $ue simplemente estaba bailando con ella
para introducirle a mi cole'a y dejarlos despu7s a solas" #o era de lo mejor $ue podía
haberme in!entado, pero $uiá por$ue estaba muy enamorada o por$ue no era muy lista, se
lo creyó y continuamos juntos por !arios años más"
9espu7s inter!ino una de las chicas de la sala, para dar su opinión acerca de la historia $ue había
contado su compañero, y para narrar la suya propia(
3 :erdaderamente, espero $ue tu no!ia de por a$uel entonces tu!iera otras cualidades, por$ue
está claro $ue la deducti!a no era su punto fuerte" 4laro, $ue no todas las chicas pueden ser
como yo" #o está bien $ue yo lo di'a, y no es moralmente correcto lo $ue yo hice pero, me
habría 'ustado !eros a !osotros en mi situación" Era mi primer día en la oficina, y no
conocía a nadie, pero yo siempre me he caracteriado por mi desparpajo e hice amistades
ense'uida" Amistades, y lo $ue sur'ió despu7s" 5asta a$uí todo normal, de no ser por$ue
simpatic7 con más de uno y no !i moti!o por el $ue tu!iera $ue ele'ir a uno de ellos" 1or
$u7 tener un poco, pudiendo tenerlo todo, es lo $ue me dije" 2 como los turnos de trabajo
cambiaban se'ún las semanas, or'anic7 mi tiempo de manera $ue nunca coincidieran uno
con otro ni hablaran entre ellos de lo $ue conmi'o hubiera sucedido"
3 Es muy interesante tu historia, y el hecho de $ue la hayas contado, aún cuando no $uedas
muy bien a nuestros ojos ; dijo otra de las afectadas 3, pero estoy se'ura de $ue si hubieras
sido tú uno de los compañeros de trabajo a los $ue sedujiste, no te haría tanta 'racia" 2 hablo
con conocimiento de causa, puesto $ue estu!e !i!iendo esa situación durante un año de mi
!ida" &a $ue había sido mi pareja por mucho tiempo y en la $ue confiaba más $ue en nadie,
de pronto dejó de prestarme tanta atención como solía" A !eces salía y no decía a dónde iba,
no dejaba de mirar su tel7fono mó!il, cambió todas sus contraseñas e introdujo un patrón de
desblo$ueo de pantalla" 2o nunca había sospechado de ella, pero estos cambios repentinos
me indujeron a un cacao mental $ue no podía sacarme de la cabea" Empec7 a pensar $ue
podía estar !iendo a al'uien más, pero no sabía cómo introducirle el tema" Entonces, un día
$ue salió sin a!isar, decidí se'uirla para !er a dónde se diri'ía" En el momento en el $ue lo
a!eri'67, lament7 muchísimo haberlo hecho" Allí la !i, y lo peor no es $ue estu!iera con
al'uien más, lo peor es $ue estu!iera con un chico" 9ecidí no decir nada y esperar a $ue
lle'ara a casa" Estaba terriblemente enamorada, pero no podía describir el dolor $ue me
había causado !er esa escena" <ompimos por unos meses, pero tampoco era capa de
soportar su ausencia, con lo $ue me arrastr7 por ella suplicándole una se'unda oportunidad"
)e la concedió, pero no me dijo $ue ya había rehecho su !ida con otra persona" )e enter7
muchos meses despu7s, cuando mucha 'ente ya me había ad!ertido" 1ero hasta $ue yo no
$uise abrir los ojos, no fui capa de cortar la relación de raí"
3 =Eh> =?u7 ha sido eso> ; 1re'untó uno de los oyentes" -e había oído un ruido sordo, como
al'o muy pesado cayendo al suelo"
3 1arece $ue !iene de la cocina" =Estamos todos> ; &a chica $ue había relatado la se'unda
historia comenó a asustarse"
3 8alta el chico 'ordito, dijo $ue iba al baño en mitad de una de !uestras historias" ; 4ontestó
uno de los $ue aún no habían hablado"
@odos acudieron al cuarto de baño en 'rupo, pero allí no había nada anómalo" <ecorrieron toda
la casa hasta $ue lle'aron a la cocina, de donde inicialmente parecía proceder el ruido" En
efecto, allí estaba desplomado en el suelo el cuerpo inerte de uno de sus compañeros" Al'unos
de los presentes rompieron a llorar de la impresión, otros 'ritaron, y dos de ellos lo co'ieron de
las manos y las piernas y lo arrastraron fuera de la casa" Era el primero en caer, y sabían $ue no
tardarían mucho en continuar falleciendo, por lo $ue debían acostumbrarse a esa ima'en"
3 *ueno" =A $ui7n le toca contar la si'uiente historia>
María Gallardo Puga
La dama granadina y el frie-patatas
0n 'rupo de jó!enes andaluces adictos al cracA fueron lle!ados por 1royecto 5ombre a una casa de
campo para aislarlos totalmente en su rehabilitación" Allí, los jó!enes no eran conscientes de la
realidad, aún estaban desorientados y colocados" &os m7dicos !i'ilaban su estado por medio de
cámaras, pero no podían inter!enir" 9e repente, uno de ellos, el $ue estaba más lúcido, propuso a
sus compañeros una forma de pasar el tiempo( contar historias" 4omo percibían una realidad de lu
y de color debían contar en sus cuentos $u7 era lo $ue !eían, siempre $ue fuera al'o real, no podían
aparecer elementos fantásticos" @odos asintieron sin fueras por el colocón, así $ue el primero
decidió comenar para romper el hielo"
5ubo en +ranada un hombre mal!ado y a'arrado $ue había heredado una fortuna debido a $ue sus
padres fundaron una empresa de disfraces de 5alloBeen para perros, lo cual producía mucho
dinero" 9icho hombre, de nombre &ucas @rado, se casó muy jo!en con una chica $ue tambi7n era
de familia bien, su nombre era 1aca *ealamía, hija del hombre $ue in!entó el chupa3chups"
4uando ambos decidieron !i!ir juntos se mudaron a una mansión a las afueras de la ciudad"
1ronto, nació su primo'7nito, 1epillo @rado, un niño $ue nació con problemas en el habla, pero $ue
i'ualmente era adorado por sus padres, al menos en público" :i!ían con su mayordomo, *autista,
serio y anciano, pero de carácter bondadoso" &a !ida del señor era muy aburrida, aun$ue solo tenía
2C años, actuaba como un !iejo, se pasaba el día durmiendo, apenas salía de casa y solo escuchaba
música clásica" &os días empeaban siempre de manera aburrida"
3*uenos días, señor y señora3dijo *autista lle!ándole el desayuno a la cama a sus amos"
35ola" =5a ocurrido al'o especial hoy>3dijo el señor de la casa frotándose las le'añas"
31ues""" :erá señor, los castores están royendo los árboles del jardín3dijo el mayordomo preocupado"
3D*ichos infames, cómo los odioE D&lama a un e%terminadorE DEn mi casa no permito castoresE3'ritó
el señor enfadado"
2 del mismo modo las noches transcurrían de manera aburrida"
3=2 bien>3dijo la mujer3=Fs ha pasado al'o di!ertido hoy>
3A mi si, he hablado con )ichael GacAson3dijo el hijo or'ulloso"
35ijo""" )ichael GacAson está muerto3dijo la madre suspirando"
3=Ah, si> =Entonces $ui7n me ha enseñado a cantar así>3dijo el hijo antes de empear a cantar"
&a mujer suspiró por su desdichada y aburrida !ida mientras su hijo, $ue muy bien no estaba de la
cabea, cantaba ale'remente"
0n día, la mujer lo'ró con!encer al hombre para $ue salieran de casa en familia, por$ue estaba
harta de la aburrida !ida de la mansión" El marido accedió, pero con la condición de $ue salieran el
menor tiempo posible, y fueran al sitio más barato posible" Así fue como marido, mujer e hijo
acabaron en el )c9onalds" El marido fue el primero en lle'ar al mostrador, y acercándose al
hombre $ue allí había para recibir los pedidos, dijo(
3D@ú, fríe3patatasE 1onme un plato de HfoieI de pato mantecado con frutas del bos$ue saonadas en
miel de oso asturiano"
3Esto, discúlpeme, pero""" A$uí solo ser!imos hambur'uesas y papas3dijo el hombre con un fuerte
acento del sur"
&a mujer, $ue apareció justo detrás del marido con el hijo co'ido de la mano se $uedó e%tasiada por
un instante, a$uella !o""" A$uella dulce y seductora !o le había lle'ado al fondo del coraón, ese
hombre le había llamado poderosamente la atención"
3)amá""" 2o $uiero un muñeco de )icAey )ouse3dijo el chico suplicante"
3Fh, en ese caso les recomiendo el happy meal3dijo el hombre sonriendo"
3-i, si, lo $ue sea, pero rápido" ?ue !a a empear H-aber y +anarI3dijo el hombre de mal humor"
32 para mí una cola li'ht""" ?uiero estar 'uapa3dijo la mujer 'uiñándole un ojo al hombre"
4uando a$uel hombre les trajo la comida a la mesa, la mujer, con toda la intención del mundo le dio
un manotao a su bebida para tirarla en el pantalón del hombre" El marido, impasible, empeó a
comer su hambur'uesa, y su hijo, a ju'ar con el muñeco"
3Fh, cuánto lo siento" :ayamos al baño para $ue pueda ayudar a limpiarle3dijo la mujer fin'iendo
inocencia"
El hombre accedió, no sin cierta molestia por lo $ue había hecho la mujer" &le'ados al baño, la
mujer echó el pestillo de la puerta sin $ue el hombre se diera cuenta, cuando este estaba ya dentro la
mujer le dijo en tono dulce(
3*ueno, =cómo te llamas, muchacho>
3-oy )artín, )artín 4ulto, y estoy empeando con esto de ser camarero3dijo el hombre
educadamente"
3Ah, ya !eo, )artín, el fríe3patatas en ciernes3dijo la mujer sonriente"
3#o, señora, me hice fríe3papas en lunes, no hubiera tenido sentido empear por el !iernes, puesto
$ue ya casi es fin de semana3dijo el hombre or'ulloso de su ló'ica"
3=-abes> 5ace mucho $ue mi marido no me Hintroduce la cla!e en la caja fuerteI3dijo la mujer
le!antando una ceja y con sonrisa pícara"
3#o puedo ayudarle señora, yo no ten'o de eso, duermo con un bate de beisbol al lado de la cama,
por si me roban, pero nada más3señaló el hombre"
3#o, no me has entendido" 9i'o $ue mi marido ya no Hmete el pececillo en la peceraI3insistió la
mujer"
3A mi el pescado solo me 'usta frito, no como mascota3sentenció el hombre"
3:amos a !er, $ue no""" DH*aña la estaca en fue'oIE3e%clamó la mujer ya ner!iosa"
3=2 para $u7 iba a hacer eso> -e $uemaría, =no>3pre'untó el hombre pensati!o"
&a mujer, ya cansada decidió, cual conductor e%perimentado, a'arrarse del freno de manos"
3Ah"""3soltó el hombre"
3-hhh""" #o ha'as ruido3dijo la mujer satisfecha por conse'uir su objeti!o"
2 así fue como ahí mismo, en la intimidad del baño, los dos amantes estu!ieron juntos"
3D#oE DEspereE D#oE D-uelte esoE D#oE D13pero""" #o se a'acheE D#oE D#oE D#oE D#oE D-iE
)ientras tanto el marido y el niño, disfrutaban juntos de la cena"
3Fye, papá, =mamá no tarda mucho>3dijo el niño inocentemente"
3D-hhhE D4alla mocoso, d7jala $ue tarde, $ue ya me he comido su hambur'uesaE A !er si cuando
!uel!e no se da cuenta"""3dijo el hombre serio"
&os amantes, $ue le co'ieron el 'usto a a$uel encuentro $ue tu!ieron, decidieron !erse más !eces,
1aca le dio a )artín su dirección, y para $ue &ucas no los pillara, ideó un plan" +racias a 9ios hoy
en día tenemos Bhatsapp, una aplicación con la $ue ya no puede haber errores con las señales, si
1aca mandaba un mensaje a )artín, 7ste iba a la mansión y ahí disfrutaban el uno del otro"
4omo su marido apenas salía de casa, 1aca decidió apro!echar las !eces en las $ue su marido
escuchaba música clásica por la tarde" -e acercó a *autista, con el cual tenía mucha confiana y le
dijo(
3)ayordomo de mis amores, a $uien tanto he $uerido y a $uien tanto he pa'ado" 1or fa!or, d7jame
tener un rato de desenfreno y lujuria con mi amante cuando mi marido se !a a oír música3dijo la
mujer en plan dramático"
31or un plus de sueldo lo $ue usted $uiera, pero""" =1or $u7 habla así>3dijo el mayordomo
e%trañado"
31or nada"""3respondió la mujer $ue había !isto muchas películas"
El niño tambi7n podía ser un incon!eniente, por lo tanto tambi7n debía librarse de 7l"
3)amá""" =Gue'as conmi'o>3dijo el niño triste"
3#o, mira hijo, yo te pon'o la tele para $ue !eas a )icAey )ouse y tú dejas a mami !i!ir, =!ale>3
dijo la mujer poniendo el tele!isor"
35ola niños, bien!enidos a )icAey y sus ami'os, yo soy )icAey )ouse" En la tertulia de hoy
hablaremos sobre !arios temas" &os cantantes $ue eran mis ami'os y ahora se desnudan en los
escenarios, coff""" )iley 4yrus""" 4off""" @ambi7n hablaremos sobre el papel de la mujer" -e tachan
las pelis de 9isney de machistas, pero no, yo solo di'o $ue la mujer debe ser 'uapa y d7bil y debe
esperar a su príncipe aul, =acaso es eso malo> 2 por último, hablaremos de todos los productos
9isney $ue ten7is $ue comprar" <ecordar, si no los compráis, torturar7 y me comer7 a 9onald 3dijo
)icAey risueño"
35asta yo s7 $ue esto es una mala influencia"""3dijo el niño obser!ando la tele!isión"
9e esa manera, muchas !eces estu!ieron juntos" 1ero hubo un día en el $ue 1aca, con una torpea
bastante in!erosímil, mandó un mensaje a )artín para !erlo, sin embar'o, lue'o le mandó otro
por$ue no se acordaba de si lo había mandado o no, con tan mala suerte de $ue le mandó el se'undo
mensaje al anterior de su lista de contactos" 4omo era en orden alfab7tico, le mandó un mensaje a
al'uien con la letra H&I, &ucas, su marido"
3=#o es 'enial esta piea, *autista>3dijo el señor de la casa disfrutando de la música"
3&o es, señor, muy marchosa3dijo el mayordomo fin'iendo una sonrisa"
3D:en'a, a bailarE DA topeeeeeeeeE3'ritó el señor bailando"
3J"""3roncaba el mayordomo"
El tel7fono sonó, y el hombre leyó un mensaje de la mujer $ue decía HEstoy en el cuarto, !en ahora"
@e necesitoI, suspirando por$ue la mujer interrumpió su baile, salió de la casa en dirección a su
cuarto, dejando allí al mayordomo dormido, sin posibilidad de informar"
)artín ya había lle'ado cuando el marido salió de su sala de música, así $ue cuando abrió la puerta
del cuarto lo $ue se encontró fue a los dos amantes, enredados entre sí cual aras"
3D?0É 1F4A :E<+KE#JAE3'ritó el marido furioso"
38eli día""" =9e los inocentes>3dijo la mujer intentando arre'lar el asunto"
El marido no respondió, simplemente se lanó contra el hombre, lo a'arró del brao y e%clamó(
3:amos a $uemarte la cara, ya $ue trabajas en )c9onald serás un e%perto en freír, =!erdad>
3D#oE DEs un mito in!entado por los del *ur'uer Lin'E3'ritó )artín ner!ioso"
&a mujer estaba muy ner!iosa y no sabía $ue hacer, de repente, el niño apareció en el cuarto y dijo
de forma inocente(
3)ichael dice $ue no mire a )icAey, $ue es de color ne'ro, =al'uien me lo e%plica>
@odos se $uedaron mirando al niño, aun$ue a 7ste no le impresionaba la escena, su padre a'arrando
del brao a un señor desnudo mientras su madre tambi7n estaba desnuda" 9e repente, la mujer, en
un ata$ue de lucide, 'olpeó al marido con una lámpara en la cabea"
Al cabo de una hora el hombre despertó en su cama con su mujer a su lado, estaba un poco
mareado, pero se dio cuenta de lo $ue había pasado"
3D)ujer, despiertaE3'ritó el marido"
3=?u7 pasa, marido mío>3dijo la mujer toda!ía medio dormida"
3D=9ónde está>E D=9ónde está $ue le arranco el pescueoE>3'ritó el hombre fuera de sí"
3=?ui7n> -i a$uí solo estamos tú y yo durmiendo la siesta3dijo la mujer bosteando"
1aca hio creer a su marido $ue todo fue una pesadilla, haci7ndole pasar por loco ale'ando $ue
cómo iba ella a !ol!er a !er al del )c9onald, si solo había estado allí una !e en su !ida y, cómo
iba a traerlo a casa mientras 7l estaba con ella, era al'o absurdo" El hombre, no muy con!encido fue
a buscar al hijo"
3D1epillo, !en a$uíE3le ordenó el padre"
3=-í, papaíto>3dijo el niño con tono feli tomándose una piruleta"
3D=5as !isto a mami desnuda con otro hombre>E3'ritó el padre enfadado"
3=?u7> ?u7 asco papá, !er a mamá desnuda es as$ueroso" =1or $u7 iba yo a !er eso>3ale'ó el hijo
comi7ndose la piruleta"
El hombre, satisfecho con la e%plicación, decidió confiar en la mujer, $ue e!identemente había
sobornado a su hijo con una piruleta y un 49 de )ichael GacAson" Antes de $ue el marido se
despertara le había co'ido el mó!il y había borrado el mensaje, y despu7s de a$uella e%periencia
blo$ueó a su marido en Bhatsapp, y de ese modo, pudo siempre $ue $uiso encontrarse con su
amante sin problemas y estar unida a 7l"
Alan Martín
La maldición
&a historia se ambienta cerca de un manicomio prácticamente abandonado, pero al $ue aún le
se'uían dando uso, a las afueras de :illa :erona" A sus alrededores !i!ía una modesta familia de la
cual decían $ue su apellido era perse'uido por una 'ran maldición" &a maldición de la infidelidad"
&a infidelidad por parte del cónyu'e de todo a$uel $ue lo poseyera" &eonardo /'lesias 3junto a sus
padres anteriormente di!orciados3 sabía perfectamente desde pe$ueño lo $ue el !ecindario
comentaba acerca de su futuro y lo $ue su apellido supondría, pero nunca $uiso creerlo" Él siempre
fue muy creyente en el ámbito de la reli'ión e irónicamente todos los domin'os iba a la i'lesia, de
hecho, formaba parte de una de las cofradías de su pe$ueña !illa" Era un amante de los perros y un
obseso por las chicas menores de diecis7is años, a esa edad fue cuando conoció a su amada esposa
la cual creía ser inalcanable para 7l puesto $ue ella era atea" /dalia <ey, una impulsora de
numerosas esencias de fra'ancias no muy conocidas $ue tenía un 'ran complejo de escritora y
dibujante fracasada puesto $ue 7sta siempre $uiso ser conocida mundial" -u fracaso se debió a la
falta de !ocabulario y al empleo de e%presiones pueblerinas con e%cesos de polisíndeton" &eonardo
se enamoró cie'amente de /dalia, su relación pasó por di!ersas fases, comenó con el acoso por
parte de &eonardo, la se'uía a todas partes sin $ue le !iera, 'uardaba miles de fotos sobre ella de las
cuales es mejor no pensar lo $ue hacía en la soledad de su oscura habitación" 5asta $ue un día
coincidió con ella en clase de filosofía debatiendo sobre la e%istencia de 9ios, ella en contra y 7l a
fa!or" A raí de este debate sur'ió un 'ran y profundo odio por parte de /dalia hacia &eonardo, este
debate 3'anado por &eonardo puesto $ue la mayoría de la clase era creyente por a$uel entonces3
dejó en ridículo y sin ar'umentos a /dalia, todo el mundo la despreciaba y eso, sería al'o $ue ella
nunca le perdonaría" 4on el objeti!o de !en'arse y al descubrir las intenciones ocultas de pasión y
deseo hacia ella nacidas en &eonardo, decidió hacerle sufrir pero sin $ue este lo notara hasta $ue ya
fuera demasiado tarde" Así $ue comenaron su relación, $uedándose 7sta embaraada de 7l tras estar
dos años a'uantando al insufrible de su marido $ue una !e casado con ella y deduciendo las
intenciones de !en'ana $ue presenciaba la mujer, mostró al mundo cierto repudio hacia Ale%andra
3la hija $ue iban a tener3, junto a su lado más celoso"
&eonardo solía ser, un ser pacífico y nada rencoroso hasta $ue se !io alejado de su pasión por la
reli'ión. una !e casado con /dalia, los domin'os para el ya no eran lo $ue eran, por no mencionar
$ue se casaron por lo ci!il" 8ue un 'olpe bajo para &eonardo $ue siempre había soñado con una
'ran boda en la /'lesia a la $ue solía frecuentar 3cual sueño de chica disney adolescente3, toda esta
situación lo dejó trastocado y le lle!ó a dejar la cofradía a la $ue perteneció durante su niñe"
4omenó a desempeñar su oficio como pastelero pero a pesar de $ue le encantaba su trabajo
siempre echó en falta lo $ue le había arrebatado el matrimonio, la reli'ión" A sus diecinue!e años
/dalia no a'uantó más y decidió ir al psicólo'o para alejarse de sus pensamientos !en'ati!os y
rencorosos 3puesto $ue ya nacida la niña, le nació un 'ran sentimiento profundo de madre3, donde
conocería a su mejor ami'a /saura +alindo, efecti!amente, su psicólo'a" Años despu7s de esta lar'a
amistad, a /dalia se le ol!idó todo el rencor y el odio $ue nació en su día hacia &eonardo, pero este a
pesar de amarla tanto, no podía e!itar el hecho de pensar $ue ella se'uía con ese ansia de !en'ana
y decidió darle donde más le dolía, su hija" #o le importaba el hecho de $ue fuera su propia san're
y la chica ;inocentemente3 una mañana accedió a ir con su padre a la pastelería, para 3se'ún
&eonardo3 Hhacer un pastelI mientras le mostraba a un Hpe$ueño 'atitoI $ue habitaba por el barrio
del local" 1ero no lle'ó a ocurrir nada debido a $ue inoportunamente apareció -a!erio +alindo,
hermano de /saura, el cual pasaba por allí para comprar una tarta de $ueso acompañada de unos
cuantos pastelitos sueltos en una pe$ueña cajita aparte" Ale%andra amaba la tarta de $ueso y
comenó una con!ersación con -a!erio contándole $ue su padre $uería hacer pasteles con ella a la
!e $ue le presentaba a su 'ato, el cual, no tenía nombre" -a!erio no era tan inocente como la chica,
sabía las intenciones ocultas $ue pretendía el pastelero, y puesto $ue era amante de los 'atos le
pidió a &eonardo $ue le presentara al 'atito tambi7n" Fb!iamente se ne'ó y tras una lar'a charla de
refle%ión entre -a!erio y &eonardo, $ue no lle'ó a oídos de Ale%andra, decidió abandonar todo ese
afán de hacer sufrir a su mujer !ol!iendo al hábito de la reli'ión ya $ue aun$ue esta no estu!iera
conforme, tendría $ue acabar aceptándolo"
Apareció en -a!erio un sentimiento de asco hacia &eonardo a pesar de haberlo hecho entrar en
raón y al conocer a tra!7s de su hermana a /dalia, decidió comentarle acerca de lo $ue su $uerido
esposo pensaba hacerle a su hija. y la mujer, $ue ya había superado todo el odio $ue sentía hacia su
marido, se sintió absolutamente pat7tica y enfadada consi'o misma por abandonar esos
sentimientos y crear otros a fa!or de 7l" 1or ello, junto a -a!erio $ue apro!echó la ocasión de
debilidad por parte de /dalia y la atracción mutua $ue sentían el uno al otro, decidieron !en'arse
juntos de &eonardo" 4omenaron una oculta relación 3todo esto a espaldas de su mejor ami'a
/saura3 $ue cada día ocultaban menos incitando así, a $ue los celos del esposo salieran a flote
cual$uier día"
- Leonardo: =A dónde !as, te dejas a$uí a Ale%andra>
- Idalia( :oy a pasar la noche en casa de /saura, y te recuerdo $ue hoy te tocaba a ti lle!ar a la
niña a todas sus acti!idades e%traescolares"
- Leonardo( Fh, es cierto" =?u7 !ais a hacer> =:ais a salir a al'ún sitio>
- Idalia( #o tenemos planeado nada" 4onforme pase la tarde impro!isaremos"
- Leonardo( Está bien, &lámame cuando lle'ues"
- Idalia: @e en!iar7 un MhatsApp, no ten'o saldo para tus tonterías"
&eonardo 3$ue no trabajaba ese día3 sin dudarlo, fue a reco'er a la niña y la lle!ó a sus
determinadas acti!idades. una !e terminadas fue a por ella y camino a casa Ale%andra, $ue lo sabía
todo, intentó abrirle los ojos a su padre mientras le pre'untó disimuladamente(
- Alexandra( 1apá, tu $ue siempre me has hablado sobre el paraíso, =Estás se'uro de $ue eres
el único $ue posee la lla!e $ue abre la puerta hacia el de mamá>
- Leonardo( 5ija, por fa!or =pero $u7 pre'untas son esas> 3responde sorprendido3 1ues claro
$ue estoy se'uro, tu madre nunca le haría una copia de la lla!e a nadie, ella no es así"
#uestra 'eneración ha acabado con la maldición $ue le perse'uía al apellido /'lesias desde
tiempos inmemorables y hay $ue estar or'ullosos de haber callado a todos esos !ecinos $ue
pensaban $ue no duraríamos ni cuatro años, debemos ale'rarnos, yo por poseer a una 'ran
esposa y sobre todo tú, por tener a una mejor madre"
- Alexandra( @ienes raón papi, no s7 en $u7 estaría pensando, =1or $u7 no adoptamos a un
perrito> 3cambiaba de tema al fallar su plan !iendo lo cie'o $ue estaba, o $uería estar3
)ientras todo esto pasaba /dalia se fue a encontrar con -a!erio a casa de /saura pensando $ue esta
estaría trabajando y no se encontraría allí, cosa $ue para su sorpresa, no fue así" E /saura,
sinti7ndose traicionada por su mejor ami'a al ocultarle y no contarle lo $ue estaba pasando con su
hermano, la echó de su casa de la peor manera junto a -a!erio pre'untándole $ue cómo era capa
de hacerle eso a su marido" Estos, decidieron irse a la pastelería ya $ue sí iba a estar !acía puesto
$ue &eonardo estaría entretenido con su hija todo el día, mientras $ue /saura, sabiendo $ue
marcharían al local de &eonardo, le llamó y le comentó $ue su mujer le había preparado para esa
noche una !elada romántica y muy especial por su ani!ersario en la pastelería. $ue no le había
dicho nada por$ue iba a ser una sorpresa pero $ue ella no pudo a'uantar en no contárselo" &eonardo
era malísimo recordando fechas importantes, y al pensar en lo $ue le había dicho la mejor ami'a de
su mujer, decidió ir a buscar un re'alo antes de $ue cerraran las tiendas dejando a su hija al cuidado
de /saura"
Emocionado por la sorpresa $ue su mujer le había preparado decidió comprarle Hel diamante de
@aylor *urtonI, al'o $ue su mujer siempre $uiso pero nunca se pudo permitir" 4laramente era una
copia debido a $ue el !erdadero era demasiado caro pero &eonardo estaba con!encido de $ue era el
aut7ntico, pa'ando por 7l una 'ran cantidad de dinero sacado de todos los ahorros obtenidos durante
el desempeño de su oficio como pastelero" &e habían estafado, pero una !e con su re'alo
comprado junto a un ramo de rosas se diri'ió hacia el local mientras /dalia y -a!erio estaban en
plena acción" /dalia $ue reconocía desde a lo lejos el sonido del motor del coche se asustó, pero
estaba se'ura de $ue no podría ser 7l hasta $ue escuchó el sonido realiado por las numerosas lla!es
chocando entre sí establecidas en el lla!ero del marido mientras procedía a abrir la puerta" En ese
instante, /dalia apartó a -a!erio sin al'una delicadea empujándole hacia detrás del mostrador para
$ue este se escondiera rápidamente cuando de repente el marido entró y se encontró a /dalia $ue
3disimulando su estado de ner!ios3 le pre'untó $ue $u7 hacía en a$uel lu'ar y dónde había dejado a
la niña" A lo $ue el marido le respondió con una sonrisa mal!ada( no disimules más, se lo $ue estás
tramando, =dónde está> A /dalia no le $uedó más remedio $ue indi'narse para $ue no notara su
ner!iosismo y le contestó( D=9ónde está $u7 o $ui7n>E #o s7 de $u7 me hablas" &a pre'unta es
dónde te has dejado a la niña" &eonardo, sacó el ramo de rosas y se lo entre'ó susurrándole al oído(
8eli ani!ersario cariño, me he acordado" :en'a, no lo escondas más, =y la cena> 3decía
felimente3" =2 la niña, $u7 has hecho con ella> 3insistía la madre3" #o te preocupes, la he dejado
con tu ami'a /saura 3respondía &eonardo mirando a su alrededor para !er si encontraba la cena $ue
le había preparado su mujer3" D=4F# /-A0<A, E-@N- &F4F>E 3'ritó ener!ada3" &eonardo se
asustó debido al 'rito inesperado y le contestó( -í, anda, deja de ocultarlo,/saura me ha dicho $ue
tú, D=?0E 2F ?0É, ?0É @E 5A 9/45F>E 3interrumpía la mujer3" DD1ero no me interrumpasEE
3continuaba &eonardo3 )e ha dicho $ue estabas preparándome una cena sorpresa por nuestro
ani!ersario en la pastelería y por eso yo, te he comprado esto 3decía mientras le daba el re'alo3"
)ientras tanto -a!erio, escondido tras el mostrador, se lucraba 'oosamente de la situación $ue
estaba !i!iendo" &a mujer co'ía el re'alo sorprendida por lo $ue había in'eniado su mejor ami'a en
contra de ella para $ue el marido le pillara Hcon las manos en la masaI" -in pensarlo dos !eces y al
/dalia darse cuenta de $ue el marido no tenía ni idea de lo $ue ocultaba, cambió su rostro y perdió
todos los ner!ios $ue sentía en el momento mostrándole una 'ran sonrisa al !er el contenido del
en!oltorio" &eonardo, insistió pre'untando $ue dónde estaba la cena mientras $ue /dalia, contenta
por su re'alo, le soltó $ue tenía pensado lle!arle a comer a su restaurante fa!orito y rápidamente le
cambió de tema dici7ndole $ue se acababa de acordar de su canción fa!orita de la infancia
pidi7ndole a este $ue se la cantara para re!i!ir sus recuerdos" &eonardo no estaba se'uro de $ue
canción era la $ue le pedía así $ue, con!encido, le cantó H)i coraón encantadoI de 9ra'on *all
+@ 3la canción fa!orita de la infancia de &eonardo3 con la ayuda de la !ersión AaraoAe $ue buscó en
2ou@ube" )ientras todo esto ocurría y en el momento en el $ue &eonardo estaba concentrado en el
estribillo, /dalia le lanó una señal a -a!erio para $ue saliera corriendo del local, a lo $ue este salió
sin pensarlo dos !eces, debido a $ue si no salía se $uedaría encerrado allí toda la noche" Al final,
/dalia le lle!ó al restaurante pero como era de esperar acabó pa'ando &eonardo ya $ue ella, no
lle!aba mucho dinero encima" )ás tarde, /dalia $ue no había aprendido la lección, fue a !er a /saura
para reco'er a su hija mientras se re'ocijaba de $ue su plan había fallado, y le con!enció a su
marido para $ue se hiciera cantante 3cual ju'lar3 compa'inándolo a su !e con su oficio de
pastelero, pudiendo así ella !erse todas las !eces $ue $uisiera con -a!erio puesto $ue el marido
pasaría cada día menos horas en casa" 9efiniti!amente, la 'eneración de &eonardo aún no se había
desecho de la maldición $ue recaía sobre su apellido"
Mª Inmaculada Callejas Vidoy 2º
&a semana pasada estu!imos un 'rupo de ami'os en mi cortijo y despu7s de cenar al'uien propuso
contar al'o escandaloso $ue hubiera hecho cada uno y me $ued7 pasmada por lo $ue empearon a
contar, sobre todo por las historias de sus relaciones sentimentales"
Empeó 1aula contándonos $ue cuando salía con *orja, su e%no!io, lo en'añó !arias !eces, pero 7l
nunca se enteró de nada" 0na casi la pilla, pero ella fue muy lista como !eremos a continuación"
9ice $ue le dijo a su no!io $ue no iba a salir por$ue tenía $ue estudiar,pero lo $ue hio fue irse al
cine con unos ami'os" A la salida del cine se fueron a tomar una copa y allí en el bar conoció a un
chico muy 'uapo $ue la lle!ó en coche a su casa y cuando estaban en el coche besándose apareció
*orja, y ella tan astuta como siempre lo !io antes $ue 7l a ella y al pasar por su lado abrió la
!entanilla y le dijo(O*orja estoy a$uí" Este es 1epe $ue ha !enido a traerme unos apuntes para el
e%amen $ue estoy estudiandoO"
Él tan confiado como siempre le dio las 'racias a 1epe y acompañó a su no!ia a su casa"
4ontinuó contándonos otra historia tan di!ertida como la anterior &aura" Ella nos confesó $ue se
aburría mucho con su no!io y $ue cuando la dejaba en casa, despu7s de salir con 7l,ella llamaba a
sus ami'os y se iba de fiesta"
0n día estu!o en una discoteca hasta por la mañana con sus ami'os y cuando lle!aba acostada solo
un par de horas apareció su no!io pre'untándole $ue por $u7 había unas fotos de ella de la noche
anterior en la discoteca )ae Mest, besándose con un chico" &aura les e%plicó $ue ella no era esa,$ue
7l sabía $ue se acostó a las P0 cuando la dejó en casa y $ue si no la creía $ue pre'untara a sus
padres" Él a!er'onado por desconfiar de ella le pidió perdón por haber pensado mal de ella y
encima le compró un re'alo para $ue lo perdonara"
-onia nos des!eló $ue ella ponía a sus no!ios los cuernos continuamente,$ue no podía ser fiel a
nin'uno"
#os contó $ue estando saliendo con un chico y se lió con su hermano y cuando estaba en la casa de
ellos pasaba de una habitación a otra sin problema" 4uando se aburría de estar con su no!io le decía
$ue iba a echar una partida a la play con su cuñado para $ue no se sintiera desplaado,pero $ue si 7l
!enía nunca lle'aría a hacerse ami'o de 7l y de esta manera lo en'añó durante meses hasta $ue los
dejó"
2 pensar $ue yo cuando miro a un chico $ue no es mi no!io me da remordimientos=ser7 tonta> lo
$ue me estoy perdiendo"
María Alonso
0n 'rupo de jó!enes se reúnen en una cabaña de campo huyendo de un apocalipsis ombie" Allí
deciden contar historias para no aburrirse" <eiAo fue la primera en empear,
9icen los $ue lo !ieron, yo no estaba, pero me lo dijeron $ue en un pueblo de Ga7n al lado de
+ranada, estaba una jo!en presa de su marido" Estaba sola encerrada en lo más alto de un !iejo
edificio" :eía a lo lejos el mar y soñaba con caminar sobre los miles de cristalitos brillantes $ue
había en la orilla" 1ero su marido, el muy celoso, temía $ue si saliera de allí se enamorara de otro y
le dejara solo, por tal, era mejor tenerla pri!ada de sus derechos" 0n día, cansada, le propuso a su
esposo salir" @ras un tiempo despu7s de haber estado pensando, accedió ya $ue recordó $ue en esta
7poca sería el 4orpus de +ranada y todos los ciudadanos del pueblo estarían en las fiestas" 1ero se
e$ui!ocó, su mujer había $uedado por el tel7fono mó!il, con un jo!en y anti'uo ami'o suyo" El
marido sin sospechar nada la dejo marchar" ?uedó con 7l junto al mar y recordando !iejos
momentos, retrocedieron a la edad $ue tenían antaño y se dejaron lle!ar por el deseo"
:iendo $ue su esposa no !ol!ía, salió en su busca y la encontró en la playa sentada junto al
muchacho" Él lleno de rabia, por haberla dejado salir, se acercó a pre'untarle $u7 estaba haciendo
allí" &a mujer, muy tran$uila, le respondió $ue ese señor le había estado ayudando a buscar
caracolas y $ue 7l no tenía $ue estar preocupado por nada, $ue ella solo le amaba a 7l"
:iendo el malentendido supo $ue no tenía $ue preocuparse más, y a partir de ese momento le dio
más libertad a su mujer, $ue esta apro!echo para se'uir !iendo a escondidas a su ami'o"
Laura Carrasco
Eu'enio era un hombre $ue salía de casa todas las mañanas a buscar trabajo, ya $ue no lle'aba a fin
de mes con la reducida pa'a $ue cobraba su mujer haciendo telas" Él dejaba en casa a su mujer
cosiendo telas como de costumbre, ya $ue era su profesión" @odos los días Gosefina, la mujer de
Eu'enio, apro!echaba la ausencia de su marido para !erse a escondidas en el cuarto de la costura y
mantener relaciones se%uales con 8elipe, un jo!en del pueblo, ellos 'oaban entre dedales, a'ujas,
telas y ma$uinarias de coser, hasta $ue un día el marido lle'ó a casa sin a!isar anteriormente su
mujer para $ue le preparase la comida y se lle!ó un terrible susto al !er a 8elipe casi desnudo, en
ropa interior" El marido había pillado a su mujer manteniendo relaciones se%uales con otro hombre,
pero Gosefina con su astucia de mujer, hio creer al marido $ue lo $ue estaba haci7ndole a 8elipe era
tomarle las medidas de su musculoso cuerpo para hacerle un traje para los días de festi!os, y todos
los días apro!echaban para mantener relaciones en el cuarto de costura aún estando el marido en
casa, poniendo la escusa de $ue Gosefina estaba haciendo dicho traje a 8elipe y debería de $uedar
di!ino, por el alto coste de las telas, sin $ue Eu'enio se percatase de la infidelidad de su mujer"
Alejandro !elgado
Elisa estaba cansada de su rutina, estaba cansada de $ue su marido no le prestará tanta atención
como hacía unos años atrás" Elisa para pasar los días empeó a usar di!ersas redes sociales para
pasar los días, las horas encerrada en su casa pendiente a su marido" 1asados los días conoció a un
hombre $ue le hio tener una nue!a !isión de la !ida por lo $ue decidieron $uedar cuando su
marido no estu!iera en casa" &le'ó el momento, cuando iban a satisfacer sus mayores deseos se
escuchó el ruido de una puerta y asombrados y a la !e asustados se dieron cuenta de $ue era su
marido" En un acto desesperado escondió a su amarte en el baño mientras $ue le 'ritaba a su marido
lo descuidada $ue tenía la casa" El marido bastante mos$ueado ase'uró $ue al'o estaba
escondiendo" 3 =4ómo puedes pensar $ue te soy infiel> Al'ún día sin pensarlo cuando me !aya de
!erdad me !as a echar de menos, al'ún día una mañana sentirás $ue te ha'o falta y en tu interior
!ol!erás a sentir ese amor $ue me ale'raba los días" 1or$ue nadie sabe lo $ue tiene hasta $ue al
final lo pierde y d7jame decirte $ue, una sola insinuación así y ya jamás estar7 para ti, para tus
caprichos y tus celos insanos" El marido triste por las palabras de su dulce mujer, pa'a al fontanero
misterioso del baño y le pide las más sinceras disculpas a el y a su mujer por desconfiar tanto de ella
y le promete hacerle la mujer más feli y consentida hasta el final de sus días"
Irene "im#ne$
House L.A
-in pre!io a!iso, la @ierra tiembla en &os Nn'eles" En un edificio de Q0 plantas se encuentra la
oficina de una pe$ueña editorial en la $ue trabajan P0 personas" Éstas, de pronto se !en atrapadas,
por$ue las puertas de acceso a los ascensores han $uedado blo$ueadas por los escombros $ue el
temblor ha desplomado en el techo sobre ellos y por toda la oficina" -aben $ue tardarán días en
encontrarlos y rescatarlos, por lo $ue despu7s de calmarse, deciden $ue la mejor manera de $ue el
tiempo pase, es contando historias $ue cada uno in!entará" El primero en contar una historia es
Austin"
&a historia transcurre en una ciudad 'rande como son &os Nn'eles, donde hay muchos ne'ocios
inmobiliarios" 5ouse &"A es una de las más fuertes en el sector" En ella trabaja )e'an, una mujer
$ue lo tiene todo, un marido, dinero, fiestas y ami'as con las $ue comparte sus aficiones y secretos"
1atricA, el marido de )e'an es el mejor !endedor de la ona y en la inmobiliaria está muy bien
!alorado por su jefe, 5enry, un mujerie'o, casado con la hija del propietario de 5ouse &"A, $ue se
dedica a li'ar con todas las empleadas" Éste acepta la petición de 1atricA de contratar a )e'an, su
mujer, cosa $ue le pide a su marido por$ue siente $ue su !ida es aburrida y necesita sentirse
realiada"
Ahora )e'an lle!a poco tiempo en la oficina, anteriormente comenó como home3sta'er" @ras unas
semanas trabajando, el jefe or'ania una cena de empresa, en la $ue 5enry, al !er a )e'an con su
!estido de noche y tan 'uapa para la ocasión, se fija en ella como mujer, cosa $ue antes no había
hecho hasta ahora"
4uando la cena acaba y pasan a tomarse unas copas, 5enry se acerca y le propone a )e'an un
ascenso, $ue consistiría en $uedarse en la oficina, con lo $ue no tendría $ue estar todo el día de a$uí
para allá enseñando casas, claro está, conser!ando el mismo sueldo y por supuesto por ser la mujer
de 1atricA, uno de sus mejores empleados" 2 con la intención de tenerla cerca, cosa $ue no le dice a
ella" )e'an se ha adaptado muy bien a sus nue!os compañeros, además ha conocido a Andy, un
chico 'uapo y simpático, $ue se ha fijado en ella y $ue le re'ala todos los días la mejor de sus
sonrisas y hala'os continuos" Esto hace $ue )e'an empiece a sentirse tambi7n atraída por 7l" 0n
día, )e'an se siente mal y pide permiso para irse antes de tiempo, se !a hacia los ascensores, pero
7ste acababa de cerrarse, por lo $ue decide bajar por las escaleras, total solo son tres plantas" &o $ue
ella no se esperaba era encontrarse en ellas, a 5enry muy acaramelado con 5annah, la recepcionista
de la oficina" #o lo piensa, pero saca el mó!il y les hace una foto, mientras ellos se dan ni cuenta"
)e'an retrocede y !ol!iendo a la planta, espera al ascensor"
1atricA le dice a )e'an $ue ese fin de semana tendrá $ue salir de la ciudad por trabajo" Ella !e la
oportunidad de $uedar a solas con Andy" 5enry la llama sabiendo $ue estará sola, y la in!ita a tomar
al'o para hacerle compañía, pero ella lo rechaa diciendo $ue no se encuentra bien"
El sábado por la noche, )e'an y Andy buscan un restaurante apartado de la ciudad para una cena
romántica, donde se supone $ue no los conocerá nadie" 1ero la fortuna no está de su parte y aun$ue
ellos no lo !en, 5enry, $ue tambi7n ha accedido al local con la misma intención, pasar
desapercibido por$ue !a acompañado de 5annah, !e a )e'an abandonar el restaurante acompañada
de un hombre al $ue no consi'ue reconocer debido a la oscuridad $ue hay fuera del restaurante" El
lunes, )e'an está sentada en su mesa cerca de la de Andy, desde donde se lanan miradas de
complicidad, despu7s de haber pasado el fin de semana juntos, cuando 5enry se acerca y pide a
)e'an !erla en su despacho" )e'an se sienta y 5enry se $ueda de pie junto a ella y le dice sin más,
$ue lo sabe todo, pero $ue no piensa decirle nada a 1atricA por$ue es un buen ami'o suyo" &o $ue
)e'an no espero es $ue a cambio de ese silencio le pida $ue $uede con 7l, por$ue se siente atraído
por ella" )e'an lo rechaa de mala manera, lo $ue no 'usta nada al jefe, $ue está acostumbrado a
tener a todas las mujeres $ue 7l $uiere"
El martes )e'an lle'a a su trabajo y se encuentra a su marido en la oficina, 7ste le dice $ue 5enry
le ha hecho llamar por$ue tiene al'o importante $ue decirle" )e'an sabe lo $ue su jefe $uiere
decirle a su marido y sin pensarlo dos !eces y acordarse de $ue tiene un as en la man'a, le manda la
foto $ue ella hio en la escalera al mó!il de 5enry con un mensaje escrito( H@ambi7n se la puedo
en!iar a tu mujerI"
4uando su marido sale del despacho se acerca a )e'an muy sonriente y le comunica $ue 5enry le
ha dado unos días de !acaciones por los !iajes $ue ha realiado fuera de su horario laboral" )e'an
ali!iada mira hacia la puerta del despacho donde está 5enry $ue lo mira con cara de despecho y de
perdedor"
Miriam Moreno
0n 'rupo de ami'os deciden irse a una casa $ue se encontraba en la montaña, por$ue se acercaba la
fecha del cumpleaños de uno de ellos y decidieron realiar una fiesta como celebración"
4elebrando el cumpleaños empearon a caer fuertes llu!ias, las cuales hicieron $ue el 'rupo de
ami'os se $uedara aislado en la casa de la montaña y no se pudieran comunicar con la 'ente del
e%terior" -e $uedaron sin lu, sin tel7fono y sin cobertura en los mó!iles, solo tenían lo $ue
compraron para la fiesta, y una radio a pilas con la $ue se podían entretener hasta $ue dieran con
ellos y lo rescatasen"
Entre los $ue iban, al'unos tenían pareja" 0n día decidieron $ue cada uno, montase una coreo'rafía
$ue ser!iría para $ue el e$uipo de rescate los !iera mejor"
El primer día, Guan se ocupó de la coreo'rafía con la música $ue la radio en ese momento les
ofrecía, cuando 7l tenía todos los pasos or'aniados se los enseñaba a los demás" 9espu7s de esto,
se pusieron a cenar, uno de ellos, Antonio, tiró un !aso en la mesa y le empearon a decir $ue
tu!iera cuidado" Él acabó y7ndose de la mesa y una de las $ue estaban allí, 4ristina, fue detrás de 7l"
Al poco rato !ol!ieron como si nada y lue'o se fueron cada uno a descansar a sus respecti!as
habitaciones"
El se'undo día, le tocó a )aría or'aniar la coreo'rafía pero esta !e la haría sin música para
ahorrar pilas de la radio" 4uando )aría acabó de in!entarse los pasos, y de enseñárselos a los
demás, comenaron a hablar alrededor de la chimenea $ue había en el salón" Esta !e, Antonio tiró
una botella, enfadado por$ue todos empearon a reclamarle $ue era la única botella de bebida $ue
les $uedaba, se fue del salón" 9e nue!o, 4ristina le si'uió" Al poco rato re'resaron, Antonio se
disculpó por irse enfadado y todos se fueron a dormir"
El tercer día, 4ristina fue la ele'ida para or'aniar otra coreo'rafía, tambi7n la hio sin música
por$ue no sabían cuanto tiempo iban a permanecer aislados y no podían utiliar mucho la radio por
si la ponían al'una noche para informarse de en $u7 situación se encontraba el pueblo" 4ristina al
lle'ar la noche, le enseñó lo $ue había or'aniado de coreo'rafía, mientras terminaba de e%plicarla,
haciendo uno de los pasos Antonio tropeó y tiró la mesa donde se encontraba la radio y todos se
enfadaron con 7l"
5arto de $ue le 'ritaran, Antonio salió de la sala y 4ristina fue de nue!o detrás de 7l"
Al poco rato, el no!io de 4ristina, 8ran, se dio cuenta de $ue nin'uno de los dos había aparecido de
nue!o por el comedor y mos$ueado por$ue tardaban decidió ir a buscarlos"
#o lo'raba encontrarlos por nin'ún lado, pero al pasar por una de las habitaciones, escuchó !oces
$ue creyó reconocer" -e acercó al cuarto donde escuchó esas !oces y pe'ó la oreja a la puerta
intentando reconocer las !oces, ya $ue le pareció oír la !o de su no!ia, trató de saber $ue decían,
pero al no escucharlo bien llamó otra !e, la habitación se $uedó en silencio, !ol!ió a llamar y nadie
le contestó, la tercera !e $ue tocó en la puerta, lo hio llamando a su no!ia(
3 4ristina, =eres tú> ; #adie contestó"3 4ristina, soy 8ran, ábreme, s7 $ue no estás sola, ábreme"
Al terminar 8ran de hablar, se escuchó ruido en la habitación y un 'olpe en la puerta"
38ran, no podemos salir, estamos encerrados, estoy con Antonio, la cerradura se ha roto"
3:oy a intentar abrir la puerta o si no llamar7 a los demás para $ue me ayuden"
3#o, no llames a nadie" @e paso una hor$uilla por debajo de la puerta e intenta abrir tu mismo"
9espu7s de !arios intentos, 8ran consi'uió abrir la puerta" 4ristina le dio un abrao a'radeci7ndole
el haberlos ayudado y los tres re'resaron con el resto" 0na !e en el salón, 8ran le pre'untó $ue $u7
había pasado y 4ristina le dijo $ue fue detrás de Antonio para !er si se le había pasado el enfado y
se $uedaron encerrados sin darse cuenta"
Esa misma noche, pusieron la radio y en esos momentos estaban diciendo $ue un helicóptero
pasaría por esa ona, así $ue subieron a la parte más alta de la casa para hacer las coreo'rafías $ue
habían ensayado y así llamar más la atención del 'rupo de rescate"
Al cuarto día, todos los jó!enes fueron rescatados y 8ran nunca se dio cuenta de $ue Antonio daba
la señal a 4ristina tirando al'o para reunirse los dos en la habitación, ni $ue 4ristina tenía una
relación a escondidas con Antonio"
%aray Murcia
5abía en una ciudad un hombre pobre $ue tenía como mujer a una hermosa jo!en" Él la amaba
mucho, y ella tambi7n, aun$ue con el paso del tiempo la llama de ese matrimonio se fue apa'ando y
la jo!en muchacha decidió buscarse a al'uien $ue la satisfaciera, y encontró a un apuesto mercader"
&a jo!en como no $uería acabar con su matrimonio, tan solo $uería encontrar al'uien $ue
encendiera esa llama $ue su matrimonio no tenía, al'unas mañanas cuando su marido la mandaba a
hacer la compra se eía con el mercader, con el cual decidió mantener una historia en secreto" En
ocasiones, el marido le pre'untaba el por$ue de la tardana al hacer la compra, pero la muchacha
siempre ponía al'ún tipo de escusa para $ue no la pillara, como decirle $ue se encontraba con
al'una !ecina y charlaban o $ue había mucha cola en la carnicería" El mercader por casualidad un
día !io a la jo!en junto a su marido por la calle, pero de inmediato desaparecería con el fin de no
encontrarse con los ojos de la jo!en $ue tanto le 'ustaban"
8inalmente, el marido un día cansado de esperar a la jo!en en casa, decidió salir al supermercado a
buscarla pero no la encontró y decidió !ol!er a casa, de camino a casa la encontró despidi7ndose del
mercader con al'unos 'estos cariñosos $ue no le 'ustaron" Al lle'ar a casa el marido su esposa ya
se encontraba allí !ol!iendo a insistirle a su marido con el hecho de $ue su !ecina era la $ue la
entretenía"
Este, dándose cuenta de la situación y la burla de su mujer, decide ol!idar lo ocurrido y se'uir
!i!iendo en esa mentira $ue lle!aba tanto tiempo !i!iendo en primera persona, con el fin de no
destruir ese matrimonio $ue aun$ue estaba basado en mentiras, habían momentos de amor
!erdadero"
Aida Muria
&o $ue !en'o a contar sucedió hace unas semanas en un pe$ueño pueblo de la costa de +ranada,
conocido por su encanto naarí, su mar y sus pe$ueñas casas bañadas en blanco, conocido como
-alobreña" En una de sus calles !i!ía un jo!en llamado &ucas, el cual era sabido por todo el pueblo
como buen muchacho, $ue aun$ue con cierta simplea, era trabajador y honrado, y sobre todo con
un único fin en !ida( hacer feli a su pareja" 1ara el resto de los habitantes, 1atricia era el moti!o
por el cual este jo!en despertaba cada día, por el cual trabajaba duro para preparar planes de futuro,
y por el cual, sencillamente, respiraba" &o $ue estos salobreñeros desconocían era la inmensa
cantidad de celos y obsesión $ue alber'aba el jo!en en lo más profundo de su ser" Él alardeaba de
toda esta importancia $ue tenía 1atricia para 7l, y siempre fuera de su horario laboral era !isto por
las calles con ella, y a ella con 7l, y a nin'uno de los dos caminando por ahí con nadie más, lo $ue a
ojos de los demás era debido al amor $ue se procesaban el uno por el otro" En efecto, estaban
e$ui!ocados" 1atricia, una jo!en atracti!a y más perspica de lo corriente, adoraba, como cual$uier
otra jo!en de su edad, salir con la 'ente, con!ersar, di!ertirse y !i!ir su ju!entud" 1ero todas estas
in$uietudes eran reprimidas por su no!io &ucas, el cual le prohibía estrictamente $ue saliera de casa
con al'uien $ue no fuera 7l, y $ue si lo hacía, debía ser sola y por poco tiempo, por$ue, como 7l
afirmaba, Hconfiaba en ella pero no en lo $ue pudiera andar por ahíI" En uno de estos cortos paseos,
nuestra jo!en se topó con 9a!id, un !iejo ami'o $ue se mudó a la capital cuando estaban ellos aún
en el instituto" 1atricia encontró al !iejo ami'o ciertamente cambiado, y además a mejor con
diferencia" 8ue tanto lo $ue se sintió atraída por 7ste, $ue le propuso un plan apro!echando $ue
&ucas estaba cubriendo en a$uel momento el horario de tarde en el súper( $ue la acompañara a casa
a merendar, donde le enseñaría las fotos 'uardadas en su portátil de su estancia en la E-F y
recordarían otros tiempos" A esto, 9a!id aceptó de buena 'ana"
4omo podemos todos deducir, no fueron precisamente pasteles lo $ue merendaron estos dos
jó!enes a$uella tarde de septiembre" 1atricia y 9a!id se encontraban dando rienda suelta a sus
deseos cuando el tercer componente de esta historia, &ucas, entró por la puerta" &a jo!en,
escuchando las lla!es, ad!irtió a su amante de lo $ue se iba a desarrollar en la habitación si entraba
su no!io y los descubría" Así, pensó rápido y usando su perspicacia y astucia, tramó un plan"
Frdenó a 9a!id encerrarse en el baño y terminar de !estirse y apañarse allí, y $ue cuando acabara,
se pusiera encima una bata blanca al'o similar a la $ue suelen portar los m7dicos en sus consultas,
Rla cual ella 'uardaba por moti!os $ue desencadenarían la narración de otra lar'a historiaS y $ue
saliera de allí y se diri'iera a la habitación cuando ella le a!isase" &ucas, al encontrar a su
amadísima 1atricia en ropa interior Rlo $ue le dio tiempo a ponerse y le parecía suficiente para el
planS tirada en la cama, no se lo pensó dos !eces( comenó a a'redirla físicamente" Ésta, sabiendo
bien de antes la reacción de su no!io, comenó a 'ritar $ue parara, $ue no era lo $ue parecía, y $ue
era una consulta m7dica lo único $ue había ocurrido en a$uella habitación" 9a!id, escuchando la
alusión a la medicina y !iendo la prenda $ue su !ieja ami'a le había proporcionado, salió del baño
fin'iendo estar aturdido y no entender la situación" &ucas cesó de repente" A$uí, nuestra
prota'onista puso en funcionamiento su cerebro y dejó mostrar su inteli'encia más $ue nunca,
comenando a hablar( Hanimal, si al menos me concedieras el fa!or de $ue me e%plicara y por una
!e no te dejaras lle!ar por esos instintos de 'orila $ue tu madre te ha dado, entenderías la situación"
1ero no, tú para !ariar decides demostrar una !e más $ue te $uedaste a medias en la escala
e!oluti!a, bestia" 9espu7s de saber esto te !as a sentir tan mal conti'o mismo $ue !as $uerer acabar
con tu !ida" &o $ue ha pasado a$uí, es $ue estoy enferma" -í, cariño mío, estoy 'ra!emente enferma
y es por eso $ue este doctor ha !enido, a hacerme uno de los reconocimientos del mes, por$ue me
siento demasiado d7bil para ir al ambulatorio y me mareo con tan sólo le!antarme de la cama" 2 te
pre'untarás( H=cómo es $ue no lo he notado>I pues bien, por$ue todo este tiempo lo he estado
escondiendo de ti con ayuda de fuertes medicamentos, por$ue te $uiero y por$ue s7 $ue te habría
causado muchísimo dolor" 2o, como buena no!ia y ami'a tuya $ue soy, he $uerido pri!arte de todo
este mal tra'o hasta $ue ya no pudiera más y tu!iera $ue sacarlo a la lu" Así $ue sí, me declaro
culpable de hab7rtelo escondido, culpable de ocultarte las !isitas del doctor, culpable de amarte y no
$uerer !erte sufrir por mí" -i eso es ser mala, bien sabe 9ios $ue soy la más mala de entre las
malas"I
9espu7s del 'ran discurso, era difícil saber cuál de los dos jó!enes presentes en la sala estaba más
perdido" &ucas, llorando desconsoladamente, se abraó a su $ueridísima 1atricia, la cual le dedicó
un 'uiño acompañado de la mejor de sus sonrisas a 9a!id, toda!ía atónito"
2 así es pues, como &ucas está a merced de 1atricia" A día de hoy si'ue pensando, con su simplea
y su inocencia, $ue el doctor $ue pasa de tarde en tarde, o de mañana en mañana por su casa, !a a
curarle de esa enfermedad terrible $ue se está apoderando de ella y la !a apa'ando lentamente, y no
de otra cosa de la cual, nuestra santísima señorita 1atricia, se !e desesperadamente necesitada"
&ocío %'e$

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful