Está en la página 1de 5

LA PRUEBA EN EL PROCESO PENAL

:
¿Qué es la prueba?: Es la “verificación” de afirmaciones que se lleva a cabo utilizando
los “elementos de prueba” de que disponen las partes y que se incorporan a través de los
“medios de prueba”.
 De lo anterior se desprenden las siguientes conclusiones:

1. La prueba no consiste en averiguar, sino que en verificar, por eso es que
la prueba en el proceso penal sólo tiene lugar en la audiencia de juicio
oral, porque es aquí donde el tribunal verifica las afirmaciones en las
cuales se basa la acusación y la defensa.

2. No es lo mismo elementos de prueba y medios de prueba:

-Los elementos de prueba son datos objetivos que se incorporan
legalmente al proceso y que producen un conocimiento probable sobre
los extremos de la imputación delictiva (por ejemplo huellas).
-Los medios de prueba son el procedimiento establecido por ley para
lograr el ingreso del elemento de prueba al proceso.
¿Qué son los actos de investigación? Son actos realizados durante la etapa de
investigación por los intervinientes o la policía, que tienen por objeto obtener elementos
de prueba que serán utilizados en forma mediata para verificar las proposiciones de los
litigantes durante el juicio, y en forma inmediata para justificar las resoluciones del juez
de garantía durante las etapas preliminares del procedimiento.
 Límites formales a la actividad investigativa: Están constituidos por los límites
formales al establecimiento de la verdad, que son las siguientes garantías:
1. Principio de no autoincriminación: Consiste en el derecho de toda persona a no
ser obligada a declarar contra sí misma ni a confesarse culpable.

-Este límite tiene en nuestro ordenamiento 2 concreciones:
a. derecho a no prestar juramento al momento de prestar declaración
b. derecho a guardar silencio
2. El derecho a la privacidad: Este derecho significa la imposición de un límite a la
actividad investigativa del Estado, reservándole a los individuos una esfera de intimidad
que no se puede afectar sin una causa legítima, logrando un equilibrio entre los derechos
fundamentales y la persecución penal.
-Este límite comprende los siguientes ámbitos de protección:
a. El cuerpo del individuo: Nuestro CPP trata normativamente el tema por medio de la
regulación de los exámenes corporales y de otras pruebas menos intrusivas como las
dactiloscópicas y caligráficas:
-Exámenes corporales:

Necesidad de realizarlos: Si fuere necesario para constatar circunstancias relevantes
para la investigación, podrán efectuarse exámenes corporales del imputado o del
ofendido por el hecho punible, tales como pruebas de carácter biológico, extracciones
de sangre u otros análogos, siempre que no fuere de temer menoscabo para la salud
o dignidad del interesado.

Eventual oposición del examinado: Si la persona que ha de ser objeto del examen,
apercibida de sus derechos, consintiere en hacerlo, se practicará sin más trámite. En
caso de negarse, se solicitará la correspondiente autorización judicial, exponiéndose al
juez las razones del rechazo. El juez de garantía autorizará la práctica de la diligencia
siempre que se cumplieren las condiciones señaladas.

-Pruebas dactiloscópicas y caligráficas:
Pruebas dactiloscópicas: Consiste en el análisis de las huellas dejadas por el contacto de
los dedos en una superficie. Esta prueba no se encuentra regulada particularmente en el
CPP, por lo que se le aplica la regla de los exámenes corporales bajo la mención “otros
análogos”.
Pruebas caligráficas: Esta prueba sí se encuentra regulada en el CPP el cual señala que
el fiscal puede solicitar al imputado que escriba en su presencia algunas palabras o
frases, a objeto de practicar las pericias caligráficas que considerare necesarias para la
investigación. Si el imputado se negare a hacerlo, el fiscal podrá solicitar al juez de
garantía la autorización correspondiente.
b. Las vestimentas, el equipaje y el vehículo del individuo: La regla general es que el
registro de las vestimentas, el equipaje y el vehículo del individuo perturban el derecho
a la privacidad, de manera que siempre requerirá autorización judicial previa en virtud
del artículo 9 del CPP. Esta regla tiene 2 excepciones:
-A propósito de la detención: Se podrá practicar el examen de las vestimentas que
llevare el detenido, del equipaje que portare o del vehículo que condujere, cuando
existieren indicios que permitieren estimar que oculta en ellos objetos importantes para
la investigación. Para practicar el examen de vestimentas, se comisionará a personas del
mismo sexo del imputado.

-A propósito del control de identidad: Durante este procedimiento la policía puede
registrar las vestimentas, equipaje o vehículo de la persona cuya identidad se controla.

c. El hogar y otros recintos privados:
Regla general: La regla general es que el registro en lugares cerrados sólo procede
previa orden judicial.
Concesión de la orden: La orden judicial sólo será legítima si se emite en los casos
previstos por la ley. El CPP exige como único requisito sustancial: Que se presumiere
que el imputado, o medios de comprobación del hecho que se investigare, se encontrare
en un determinado edificio o lugar cerrado.
Emisión de la orden: La orden tendrá una vigencia máxima de diez días, después de los
cuales caducará la autorización. (Con todo, el juez que emitiere la orden podrá
establecer un plazo de vigencia inferior) La orden debe contener las siguientes
menciones:
a) El o los lugares que hubieren de ser registrados
b) El fiscal que lo hubiere solicitado
c) La autoridad encargada de practicar el registro y
d) motivo del registro y, en su caso, del ingreso nocturno.
Ejecución de la orden: El funcionario que practicare el registro deberá individualizarse
y cuidará que la diligencia se realizare causando el menor daño y las menores molestias
posibles a los ocupantes. Asimismo, entregará al propietario o encargado un certificado
que acredite el hecho del registro, la individualización de los funcionarios que lo
hubieren practicado y de aquél que lo hubiere ordenado.
Excepciones en que es posible hacer el registro sin orden judicial previa:
1. Caso del registro consentido: El CPP reconoce valor al registro que se realice
con el consentimiento del “propietario o encargado”. (según López Masle sería
un error legislativo, porque lo que se protege no es el derecho a la propiedad
sino que la privacidad, por lo que debiera ser el titular de esta última el que
consienta. El error se manifiesta por ejemplo en el caso del arrendatario).
2. Caso de delito flagrante: La policía podrá entrar en un lugar cerrado y
registrarlo, sin el consentimiento expreso de su propietario o encargado ni
autorización u orden previa, cuando las llamadas de auxilio de personas que se
encontraren en el interior u otros signos evidentes indicaren que en el recinto se
está cometiendo un delito. De dicho procedimiento deberá darse comunicación
al fiscal inmediatamente terminado y levantarse un acta que será enviada a éste
dentro de las doce horas siguientes.
d. Las comunicaciones privadas:

El CPP exige autorización judicial previa para lo siguiente:

La Retención e incautación de correspondencia. A petición del fiscal, el juez podrá
autorizar, por resolución fundada, la retención de la correspondencia postal, telegráfica
o de otra clase y los envíos dirigidos al imputado o remitidos por él, cuando por motivos
fundados fuere previsible su utilidad para la investigación.

La Interceptación de comunicaciones telefónicas: Cuando existieren fundadas sospechas
de que una persona hubiere cometido o participado en un hecho punible que mereciere
pena de crimen y la investigación lo hiciere imprescindible, el juez de garantía, a
petición del ministerio público, podrá ordenar la interceptación y grabación de sus
comunicaciones telefónicas o de otras formas de telecomunicación.

Grabación entre personas presentes: Cuando el procedimiento tuviere por objeto la
investigación de un hecho punible que mereciere pena de crimen, el juez de garantía
podrá ordenar, a petición del ministerio público, la grabación de comunicaciones entre
personas presentes.

¿Qué son los actos de prueba?: Son actos realizados por los intervinientes durante la
etapa intermedia y el juicio oral con el objeto de incorporar los elementos de prueba
tendientes a verificar sus proposiciones fácticas.
Similitud entre los actos de investigación y los actos de prueba: Ambos tienen
relación con los elementos de prueba, por un lado los actos de investigación tienen por
objeto obtener estos elementos, los actos de prueba tienen por objeto incorporarlos al
debate.

Diferencias entre los actos de investigación y los actos de prueba:
1. En cuanto a la oportunidad:

-Los actos de investigación sólo pueden ser realizados durante la etapa de
investigación.
-Los actos de prueba pueden ser realizados durante la etapa intermedia
(mediante la proposición de prueba) y en el juicio oral (mediante la rendición de
prueba propiamente tal).

Acotaciones:

 La rendición de prueba sólo puede verificarse en la audiencia de juicio oral
porque esta etapa ofrece las garantías de publicidad, oralidad, inmediación,
continuidad y concentración. Excepcionalmente se puede producir la prueba
en forma anticipada durante la etapa de investigación o durante la etapa
intermedia, pero rodeando el acto de las mismas garantías y sólo en los casos
que la ley establece (caso del testigo o perito que están imposibilitados de
declarar en la audiencia de juicio oral).

 Afirmar que la prueba debe rendirse en la audiencia de juicio oral hace
concluir que las actuaciones de la etapa de investigación NO SON PRUEBA,
ello explica que no se puede incorporar como medios de prueba ni dar
lectura durante el juicio oral, los registros y demás documentos que dieren
cuenta de diligencias o actuaciones realizadas por la policía o el ministerio
público.

2. En cuanto al sujeto:

-Los actos de investigación son realizados por el Ministerio Público y la policía.
(Los actos que realiza el juez de garantía durante esta etapa no son actos de
investigación, ya que el juez no tiene facultades para dirigirla, y carece de
actuaciones para ordenar actuaciones de ese tipo, con la sola excepción de la
reapertura de la investigación, que el juez puede ordenarla sólo en el caso que
establece la ley).

-Los actos de prueba sólo pueden ser realizados por las partes: (se reconoce
como acto de prueba de carácter sumamente limitado del TOP la facultad de
formular preguntas al testigo o perito con el fin de aclarar sus dichos).

3. En cuanto a la finalidad:

-Los actos de investigación no tienen por objeto producir una decisión de
absolución o condena, sino que solamente reunir elementos probatorios para
fundar o desvirtuar la acusación.

-Los actos de prueba tienen por finalidad lograr o debilitar la convicción del
TOP en torno a las proposiciones fácticas hechas valer por las partes.