Está en la página 1de 280

Índice

Módulo 1
Historia de la Policía en Venezuela
Módulo 2
Investigación Penal II
Módulo 3
Fundamentos Jurídicos de la Función Policial III
Módulo 4
Estadística Básica Aplicada a la Función Policial
Módulo 5
English I
3
69
129
181
237
TSU
SERVICIO DE POLICíA
TRAMO IV
TIPO DE UNIDAD CURRICULAR
CURSO
EJE DE FORMACIÓN
PROFESIONAL
MODALIDAD
DISTANCIA
DURACIÓN
40 HORAS
VERSIÓN:
1
MATERIAL DIDÁCTICO
DE LA Y EL DISCENTE
HISTORIA
DE LA
POLICÍA EN
VENEZUELA
TRAMO IV
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA
LAS RELACIONES INTERIORES Y JUSTICIA
Ministro Tareck El Aissami
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA
LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA
Ministra Yadira Córdova
AUTORIDADES UNIVERSIDAD NACIONAL
EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
Rectora
Soraya Beatriz El Achkar Gousoub
Vicerrectora de Desarrollo Académico
Aimara Aguilar
Vicerrector de Creación Intelectual
y Vinculación Social
Antonio González Plessmann
Secretario
Frank Bermúdez Sanabria
VICERRECTORADO
DE DESARROLLO ACADÉMICO
Vicerrectora
Aimara Aguilar
Directora de Gestión de Desarrollo Curricular
Ruzay Rangel
Coordinador del P.N.F. Policial
José Cardoso
UNIVERSIDAD NACIONAL
EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
Dirección: Calle La línea, zona industrial L, Catia.
Apartado postal: Caracas 1030 - Venezuela.
WWW.UNES.EDU.VE
TRAMO IV: MATERIAL “HISTORIA DE LA POLICÍA EN
VENEZUELA”.
Expertos en contenido
Lic. Gilliam Mendoza
Diseñadores instruccionales
Edwin Anderson Bonillo
Productora editorial
María Alejandra Morales
Coordinador gráfco
Rafael León
Corrección de estilo
Nelba García
Maira Rojas
Larry Peña
Diseño Gráfco y diagramación
Seudy Parada
Fotógrafo
Miguel Pereira
Caracas, marzo de 2012
CONTENIDO
TRAMO IV
HISTORIA DE LA POLICÍA EN VENEZUELA
PRESENTACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .7
INTRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .11
PROPÓSITO DE LA UNIDAD CURRICULAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .12
ORIENTACIONES Y RECOMENDACIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .12
ESTRUCTURA DEL MATERIAL DIDÁCTICO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .13
UNIDADES DIDÁCTICAS
ENCUENTRO DIDÁCTICO 1
EL ESTADO POLICÍA EN LA VENEZUELA COLONIAL Y EL ESTADO DE DERECHO EN LA
VENEZUELA REPUBLICANA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .14
ENCUENTRO DIDÁCTICO 2
PUGNA ENTRE EL FEDERALISMO Y EL CENTRALISMO PARA DEFINIR LA CONFIGURACIÓN DEL
ESTADO Y LA POLICÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .18
ENCUENTRO DIDÁCTICO 3
LA POLICÍA EN LOS ÚLTIMOS 30 AÑOS DEL SIGLO XIX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29
ENCUENTRO DIDÁCTICO 4
EL FIN DE LOS CAUDILLOS Y LA CENTRALIZACIÓN DEL ESTADO Y LA POLICÍA REPRESIVA,
PROFESIONALIZADA Y AUXILIADA POR LAS CIENCIAS EN LOS AÑOS DE TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA
DEL GOBIERNO DE ELEAZAR LÓPEZ CONTRERAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33
ENCUENTRO DIDÁCTICO 5
LA POLICÍA NO REPRESIVA DURANTE LOS AÑOS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL:
GOBIERNO DE MEDINA ANGARITA, 1941-1945 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38
ENCUENTRO DIDÁCTICO 6
LA POLICÍA AGRESIVA Y REPRESIVA EN LOS AÑOS DE POSTGUERRA: LA “DICTADURA” DE PARTIDO
Y LA DICTADURA MILITAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43
ENCUENTRO DIDÁCTICO 7
LA POLICÍA PUNTOFIJISTA 1958-1980 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .55
BIBLIOGRAFÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .61
REFERENCIAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .67
7
PRESENTACIÓN
L
a historia contemporánea de Venezuela registra
diversas prácticas policiales inadecuadas que
han dejado en evidencia una profunda carencia
de valores, de principios morales y un fuerte desape-
go al respeto de los derechos humanos por parte del
funcionariado policial.
Dichos modus operandi se derivaron, en parte, del
modelo de formación policial con enfoque militarista
impartido a los integrantes de los cuerpos policiales.
Entre ellos, destacan: el uso indebido o excesivo de la
fuerza, la aplicación de técnicas y procedimientos sin
diferenciar los casos en los que se producían daños y
perjuicios a la población, y un alto grado de corrup-
ción policial.
Con la intención de corregir tales desviaciones y
en concordancia con el modelo de sociedad demo-
crática, participativa, protagónica y corresponsable
–expresado en la Constitución de la República Boliva-
riana de Venezuela– el gobierno del presidente Hugo
Chávez Frías creó la Universidad Nacional Experimen-
tal de la Seguridad (UNES). La fnalidad de esta insti-
tución académica especializada es, pues, encargarse
de la profesionalización y del desarrollo integral de
las funcionarias y los funcionarios de la seguridad ciu-
dadana venezolana; por ello, se ha propuesto como
una de sus principales tareas formar el nuevo modelo
policial, en el que las y los ofciales desarrollen habili-
dades y destrezas para aproximarse a sus semejantes.
Dado que los problemas policiales ya menciona-
dos han contribuido directamente con la descompo-
sición social por la que atraviesa Venezuela actual-
mente, se justifca la implementación del Programa
Nacional de Formación Policial. Los propósitos y ob-
jetivos de este programa se orientan al acercamiento
y ejercicio político legítimo de valores fundamentales
como la ética, la justicia y la solidaridad que son, en
sí mismos, la misión humanista de la revolución bo-
livariana.
Así, la tarea de la UNES, vista en los múltiples ám-
bitos de la cotidianidad comunitaria e individual, apo-
yará la transformación que requieren los procesos de
formación en los ambientes de aprendizaje para con-
tribuir con la profesionalización de las funcionarias y
los funcionarios policiales. Esto, a su vez, permitirá la
cancelación de la vieja deuda social y política que se
tiene con los cuerpos policiales.
Sin embargo, el concepto de seguridad ciudada-
na abarca, de acuerdo con el Texto Constitucional de
1999, el derecho de protección que tiene el pueblo
venezolano frente a todas las situaciones de amenaza,
vulnerabilidad y riesgo, tanto de su integridad física
como de sus propiedades; también, incluye el disfrute
de las garantías y los derechos constitucionales. Por
ello, se ha erigido como una de las principales respon-
sabilidades y competencias del Estado venezolano.
A fn de brindar confanza y certidumbre a la ciu-
dadanía en general, el gobierno bolivariano ha dise-
ñado e implementado políticas y planes que permi-
TRAMO IV
8
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
tan, en primer lugar, mantener y restablecer el orden
público–esto es, prevenir o represar el delito y la vio-
lencia. En segundo lugar, pero no menos importante,
dar respuestas efectivas frente a diversas emergen-
cias y desastres.
Por ello, es menester que la estructura del gobier-
no, responsable de esta política pública, cuente con
funcionarias y funcionarios técnico-políticos forma-
dos en las distintas profesiones relacionadas con la
seguridad ciudadana, que estén debidamente capa-
citados para:
• Acudir al llamado que se le haga ante situaciones
peligrosas para la colectividad.
• Precisar y decidir sobre las áreas relacionadas con
la seguridad ciudadana.
• Realizar un control político efcaz sobre las medi-
das que se implementen para la protección de la
integridad física y propiedades de las personas o
grupos que integran la sociedad venezolana.
• Habilitar y facilitar el funcionamiento de mecanis-
mos de participación de las comunidades que ha-
gan efectivas las acciones de control para favorecer
la transparencia y rendición de cuentas por parte
de los responsables de las instituciones a cargo de
la política pública de seguridad ciudadana.
Dentro de este marco de ideas, la UNES −en cum-
plimiento con lo establecido en el artículo 332 de la
Constitución de la República Bolivariana y el artícu-
lo 37 de la Ley Orgánica del Servicio de Policía y del
Cuerpo de Policía Nacional, además del PNF Policial,
se ha planteado como prioridad el diseño y la imple-
mentación de los siguientes Programas Nacionales
de Formación:
• Protección Civil y Administración de Desastres
• Bomberil
• Investigación Penal
• Penitenciaria
Del mismo modo, se ha trazado la profesionaliza-
ción de las y los ofciales de los órganos de seguridad
estadales y municipales para elevar su nivel de forma-
ción, instrucción y técnica; en virtud de lo cual, esta
universidad orientará y asistirá técnicamente a las
academias estadales y municipales para que asuman
los nuevos planes de estudio.
Para lograrlo, la UNES rompe con los paradigmas
de la educación tradicional bancaria y se basa en el
enfoque de la Teoría Crítica. Aborda la formación des-
de la perspectiva de la emancipación, cuyo fn último
es la aprehensión de la realidad para originar cambios
profundos que permitan, individual y colectivamen-
te, la construcción de la historia cotidiana por parte
de sujetos con conciencia ciudadana crítica, capaci-
dad de inventiva y discernimiento.
Se trata de una educación en la que las y los estu-
diantes son considerados sujetos políticos de acción,
que deben y pueden generar la transformación perso-
nal y social. Es decir, se trata de una educación para el
ejercicio del poder ciudadano, que demande la garan-
tía de sus derechos, denuncie la barbarie y proponga
nuevas formas de organización institucional. Desde
una comunidad de sujetos políticos, este poder ciuda-
dano permite participar en la construcción de políti-
cas, levantar la voz y la mano para aprobar o rechazar,
así como proponer o criticar, las decisiones a tomar.
Desde esa óptica, las acciones formativas en la
UNES se conducen desde la educación popular, como
modelo de educación integral que asume el proceso
educación-acción-transformadora a modo de pilar
para la refundación de la institucionalidad de segu-
ridad ciudadana en general, en concordancia, por
supuesto, con los cambios socio-históricos y políticos
registrados en la Venezuela actual. Los principios de
la educación popular permiten a mujeres y hombres
adquirir nuevas categorías para enfrentarse a su rea-
lidad, superar las alienaciones a las que están some-
tidos y autoafrmarse como cocreadores de su futuro
histórico, conscientes de que sólo las refexiones y la
práctica de un conjunto de acciones les permite la
confrontación continua, progresiva y permanente.
Uno de los elementos característicos de la educa-
ción popular es la dialogicidad como estrategia emi-
9
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
nentemente ética y epistemológica, cognoscitiva y
política; como un proceso de rigor en el que existe
la posibilidad real de construir el conocimiento, de
aceptar al otro y asumir la radicalidad en el acto de
amar. El diálogo es más que un método, es una pos-
tura frente al proceso de aprender-enseñar: “unos en-
señan, y al hacerlo aprenden, y otros aprenden, y al
hacerlo enseñan” (Freire 1993: 106).
Esta manera de entender el diálogo rompe el mo-
delo tradicional del docente como agente poseedor
de los conocimientos y del alumno como el deposi-
tario de los mismos. Por el contrario, los Programas
Nacionales de Formación impartidos en el marco de
la UNES desechan la idea del alumno como ser sin luz
depositario de los conocimientos estáticos del docen-
te. En este modelo de educación democrática y parti-
cipativa, el alumnado pasa a ser estudiantado; por su
parte, el cuerpo docente se convierte en educadoras
y educadores, quienes con su mayéutica incentivan la
refexión y construcción social. En resumen, los acto-
res educativos se convierten en verdaderos protago-
nistas del proceso enseñanza-aprendizaje, en el que
ambos enseñan y ambos aprenden, a través de un
intercambio permanente de saberes intermediados
por el diálogo crítico y refexivo.
Por otro lado, la participación en el ámbito acadé-
mico, socio-político y cultural, en términos de produc-
ción cultural y simbólica, permitirá construir a partir de
la sistematización de experiencias comunitarias. El ob-
jetivo es que este contexto de acción permee el dise-
ño curricular para que responda a las necesidades de
transformación social: disminución de la exclusión, re-
versión de los procesos delictivos, fortalecimiento de
la ecología social (desde el mejoramiento del hábitat)
y equilibrio entre lo femenino y lo masculino. Como es-
tas condiciones se complementan en el complejo en-
tramado de las relaciones humanas, permiten estable-
cer una visión integrada de los procesos individuales,
comunitarios e institucionales en los que intervienen.
Del mismo modo, los procesos formativos de la Uni-
versidad Nacional Experimental de la Seguridad se aco-
gen al enfoque de género, que posibilita la comprensión
de las diferencias de la diversidad y específcamente,
que lucha por erradicar, de las prácticas sociales cotidia-
nas, tanto el sexismo lingüístico como el sexismo social
de los cuales son víctimas las mujeres en general.
Un tema que también distingue la formación UNES
es el enfoque del ecosocialismo. Éste hace énfasis en el
cuidado del entorno ecológico donde se habita; en la
producción de mercancías sin deterioro del ambien-
te, lo que se traduce en una apreciación de los valores
de uso en detrimento de los valores de cambio, que
se funda en la actividad económica propia de empre-
sas de producción socialista, lo que genera una trans-
formación de las necesidades y un cambio profundo
hacia la dimensión cualitativa del ser humano.
Otra importante característica de los procesos de
formación de esta Universidad es la glocalidad. Ésta se
refere a una forma de resistencia social ante la globa-
lización de corte neoliberal que se nos ha intentado
imponer con fuerza. Es una invitación a vernos en la
dialéctica de lo cercano (local) y lo lejano (global), sin
que esa tensión degenere en minusvaloración de uno
u otro componente de la relación. En términos educa-
tivos, implica compaginar la búsqueda de soluciones
a los problemas que afectan la seguridad ciudadana
de la población y la posibilidad de enriquecimiento
que brinda el intercambio de saberes con actores que
debaten y construyen, en sintonía, sobre los mismos
problemas y necesidades.
En esta misma línea, destaca que el modelo de
educación integral asumido por la UNES se caracte-
riza por el humanismo, por fomentar el desarrollo de
una ética profesional respetuosa de los derechos hu-
manos. Como se sabe, éstos representan el conjunto
de libertades, facultades y reivindicaciones que ga-
rantizan una vida digna a toda persona. Son inde-
pendientes de factores particulares como estatus,
sexo, orientación sexual, etnia o nacionalidad; tam
poco dependen exclusivamente del ordenamiento
jurídico vigente. Desde un punto de vista más rela-
cional, los derechos humanos se han defnido como
TRAMO IV
10
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
las condiciones que permiten crear una relación inte-
grada entre el individuo y la sociedad, que le permita
ser persona, identifcándose con sí mismo y con los
otros. Por esta razón, desde la perspectiva institucio-
nal, se constituyen en la base del modelo constitu-
cional y están plenamente reconocidos como objeti-
vos y fnes de la educación.
En la UNES los derechos humanos se privilegian;
por ello, transversalizan los objetivos de sus cinco
PNF, así como las diferentes actividades previstas
para las interacciones didáctico-formativas. En líneas
generales, se asumen como un conjunto de necesida-
des, valores y principios esenciales para el disfrute y
desarrollo de la dignidad humana.
Estos temas son, pues, el pilar axiológico de los
proyectos educativos UNES en aras de ofrecer, a la
Venezuela que se está construyendo, un nuevo mo-
delo de servidora y servidor público que refeje en sus
prácticas y en su discurso cotidiano: mística, sentido
de dignidad de la función encomendada y valor al-
truista del servicio al pueblo. En resumen, nuevas ser-
vidoras y servidores cuya imagen, discurso y acciones
sean cónsonos con la nueva visión de la seguridad
ciudadana preventiva y de proximidad, inscrita en el
paradigma socialista del siglo XXI.
En líneas generales, la Universidad Nacional Expe-
rimental de la Seguridad pretende afanzar en sus es-
tudiantes la formación básica, la capacitación perma-
nente, la investigación, el estudio y la divulgación de
todas aquellas materias relacionadas con la seguridad
ciudadana, de acuerdo con los campos de estudio es-
pecífcos. Así, se propone garantizar al estudiantado
un proceso de formación de elevada calidad cuyo
corolario será la expresión de sus fortalezas, poten-
cialidades y conocimientos producto de sus prácticas.
Soraya Beatriz El Achkar
Rectora
INTRODUCCIÓN
E
n el marco del nuevo Estado Democrático y So-
cial de Derecho y de Justicia Nacional Simón
Bolívar 2007-2013, en lo que se refere específca-
mente a la materia de seguridad ciudadana, nuestra
Universidad enfrenta el reto de formar a las funciona-
rias y a los funcionarios bajo el nuevo modelo policial
de una manera integral, hombres y mujeres respetuo-
sos de los derechos inherentes a la persona, apegados
a nuestro sistema jurídico, con perspectiva de género,
compromiso social, valores y ética policial, conforme
a las nuevas exigencias de la población venezolana.
La Unidad Curricular Historia de la Policía en Ve-
nezuela constituye una expresión de la flosofía de
la Universidad Nacional Experimental de la Seguri-
dad (UNES), pues considera el proceso educativo de
la funcionaria y el funcionario policial desde la pers-
pectiva de la integralidad. El conocimiento y estudio
de esta unidad curricular favorece a la comprensión y
práctica del nuevo modelo de seguridad ciudadana,
la cual remite a la corresponsabilidad entre el Estado
y la sociedad civil, garantizando el derecho de protec-
ción frente a situaciones de amenaza, vulnerabilidad
y riesgo de la integridad física.
La intencionalidad pedagógica que persigue esta
unidad curricular es que las y los estudiantes reciban
orientaciones y acompañamiento de la educadora
y el educador mediante estrategias instruccionales
durante el desarrollo de cada una de las actividades,
las cuales están direccionadas a generar un diálogo
didáctico simulado (encuentro didáctico) para la pro-
moción de la investigación y el análisis de los aspec-
tos teórico-flosófcos en relación con la trayectoria
histórica de la policía en Venezuela y su impacto en la
sociedad, permitiendo desarrollar el sentido crítico-
refexivo para ejercer a futuro el rol como funciona-
rias o funcionarios policiales. Para ello, esta unidad
curricular busca vincular a los sujetos políticos de los
ambientes de aprendizaje de la UNES con los valores
éticos y los postulados políticos e ideológicos del so-
cialismo de inclusión, de la democracia profunda que
actualmente deben caracterizar a la funcionaria y al
funcionario policial de la Venezuela del siglo XXI.
Asimismo, la Unidad Curricular invita a la educa-
dora y al educador y a las y los estudiantes a moverse
desde un panorama global, pasando por estudios de
casos más focalizados que marcan una tendencia en
las prácticas de la policía venezolana, hasta llegar a
un nivel local, estudiando el contexto y desarrollo de
la seguridad en Venezuela y sus instituciones durante
el siglo XX y la primera década del siglo XXI.
Los saberes que integran a esta unidad curricular
son: El Estado policía en la Venezuela colonial y el es-
tado de derecho en la Venezuela republicana; la pug-
na entre el federalismo y el centralismo para defnir la
confguración del Estado y la policía en los primeros
años de la República, 1810-1830; el triunfo del fede-
ralismo y del caudillismo: confguración −centro-fe-
deral− de la policía (1830-1870); el fn de los caudillos
y la centralización del Estado y la policía en tiempos
de expansión imperialista norteamericana y de apari-
ción del comunismo internacional; la policía represi-
va, profesionalizada y auxiliada por las ciencias en los
años de transición democrática del gobierno de Elea-
zar López Contreras; la policía no represiva durante
11
TRAMO IV
12
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
los años de la Segunda Guerra Mundial: gobierno de
Medina Angarita, 1941-1945; la policía agresiva y re-
presiva en los años de postguerra: la −dictadura− de
partido y la dictadura militar, 1945-1958; y la policía
puntofjista, 1958-1980. Todos estos saberes trascien-
den hacia la consolidación del nuevo modelo policial,
el cual converge en la propuesta de la UNES, que se
traduce en −educar para transformar−.
Para el desarrollo de los saberes de la unidad curri-
cular Historia de la Policía en Venezuela se presenta la
siguiente estructura: ocho (8) encuentros didácticos
donde se desarrollan contenidos con el fn de cons-
truir saberes sobre los mismos, estos son:
Encuentro didáctico 1:
El Estado policía en la Venezuela colonial y el estado
de derecho en la Venezuela republicana.
Encuentro didáctico 2:
Pugna entre el federalismo y el centralismo para de-
fnir la confguración del Estado y la policía en los pri-
mero sesenta años de la República, 1810-1870.
Encuentro didáctico 3:
La policía en los últimos 30 años del siglo XIX.
Encuentro didáctico 4:
El fn de los caudillos y la centralización del Estado y la
policía en tiempos de expansión imperialista norteame-
ricana y de aparición del comunismo internacional.
Encuentro didáctico 5:
La policía no represiva durante los años de la Segun-
da Guerra Mundial: gobierno de Medina Angarita,
1941-1945.
Encuentro didáctico 6:
La policía agresiva y represiva en los años de post-
guerra: La “dictadura” de partido y la dictadura mili-
tar, 1945-1958.
Encuentro didáctico 7:
La policía puntofjista, 1958-1980.
PROPÓSITO DE LA
UNIDAD CURRICULAR
E
ste material invita a las y los estudiantes a la in-
vestigación y a crear espacios de refexión crítica
sobre el devenir histórico de la función policial
en relación con las nociones políticas y sociales de su
trayectoria en el país, con miras a la construcción de
un nuevo modelo policial, para que las y los estudian-
tes identifquen los elementos políticos y sociales que
se han producido en la trayectoria de la policía vene-
zolana, desde sus comienzos en el año 1810 hasta el
año de 1980, permitiendo la refexión crítica del deve-
nir histórico de la función policial.
ORIENTACIONES Y
RECOMENDACIONES
E
stimada y estimado discente, valorando la im-
portancia que tienes para nuestra Institución,
hacemos llegar a tus manos el presente mate-
rial didáctico, que contiene una serie de actividades
a realizar durante el desarrollo de la unidad curricular
Historia de la Policía en Venezuela, coadyuvando al
empoderamiento de los saberes en cada uno de los
encuentros didácticos. Por esta razón, se ha estableci-
do que cada encuentro se desarrolle de manera orien-
tada y creativa, que sea enriquecido con tus aportes
vinculados a las experiencias previas del ejercicio de tu
función en el servicio de policía y que, para un mayor
aprendizaje colaborativo, podrás realizar en equipo.
En este sentido, te invitamos a:
• Leer en detalle la introducción de cada encuentro,
pues allí se describen las actividades que desarro-
llarás durante el proceso de aprendizaje previsto en
esta acción formativa.
• Ser consciente de tu proceso de formación, refexio-
nando e investigando sobre cada una de las activida-
des propuestas.
• Consultar con tu educadora o educador, quien siem-
pre estará a tu disposición.
• Realizar todas las lecturas del material y consultar
otras fuentes relacionadas con los saberes aborda-
dos en el encuentro.
• Realizar todas las actividades propuestas de manera
progresiva, iniciando con el encuentro didáctico 1 y
así sucesivamente.
• No perdamos la oportunidad de vivir la experiencia
de compartir nuestras habilidades, fortalezas, dudas,
13
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
saberes, conocimientos y estrategias de aprendizaje
con nuestras compañeras y compañeros.
• Mantengamos siempre una actitud responsable y
protagónica.
• Aprovechemos los recursos existentes (biblioteca
virtual, laboratorios de informática, material didác-
tico, libros vivientes, entre otros) para enriquecer
nuestro aprendizaje.
• Investiguemos sobre los saberes abordados en cada
encuentro didáctico, ello permitirá profundizar y te-
ner una visión holística de los mismos al vincularlo
con el ejercicio de nuestras funciones.
• Por último, mantengamos una actitud favorable para
realizar todas las actividades; recordemos que ello
implica tener una buena disposición y buen estado
de ánimo para emprenderlas.
ESTRUCTURA DEL
MATERIAL DIDÁCTICO
Introducción: en esta parte se contextualiza cada en-
cuentro y se explica su fnalidad y alcance a través de
los aspectos a abordar, las relaciones con los demás
encuentros e incluso algún antecedente importante
que se deba resaltar para, fnalmente, expresar el pro-
pósito que tiene dicho encuentro en la organización
del Material Didáctico.
Orientaciones: cada encuentro tiene las orientacio-
nes específcas que indicarán la manera de abordar
las actividades propuestas; en ellas están descritos los
pasos a seguir para alcanzar las metas.
Actividades: para efectos de los logros que esta uni-
dad curricular pretende, se establecen actividades que
le dan coherencia a los encuentros didácticos, ellas son:
ejercicios teóricos y casos prácticos, lecturas e investiga-
ción. Todos se encuentran intercalados en el desarrollo
de cada encuentro y, en algunos casos, la actividad fnal
estará acompañada de las respuestas correctas. La fna-
lidad de este apartado es contribuir con la comprensión
y facilitar el manejo de las situaciones propuestas.
Encuentro Didáctico: en la UNES, los encuentros
didácticos refejan las políticas, los principios, funda-
mentos y bases que le dan sustento al modelo educa-
tivo que rige nuestra institución (Educación Popular),
expresando así, las orientaciones teórico-metodoló-
gicas de la acción educativa, que tienen un propósi-
to claro y vinculado con el saber a desarrollar. Éstas
facilitan, orientan e informan de manera secuencial
los contenidos para la activación de los saberes
mediante la puesta en práctica de actividades, a fn
de provocar su evocación, la investigación y el análisis
crítico refexivo en las interacciones de aprendizaje.
Dorrego y García (2001) y Feo (2009) defnen en-
cuentro didáctico como el acercamiento de las y los
estudiantes con las estrategias instruccionales inmer-
sas en el material didáctico, trascendiendo así de los
procesos educativos de ambientes de aprendizaje
convencionales a las necesidades de aprendizaje
donde la interacción presencial continua de las y los
educadores y estudiantes no es indispensable para
lograr las metas comunes de aprendizaje.
Encuentro Presencial: está caracterizado por la Polí-
tica de Administración del PNF Policial como el acom-
pañamiento permanente de las y los estudiantes,
educadoras y educadores y la comunidad, en diferen-
tes ambientes de aprendizaje. Por ello, la asistencia a
los encuentros presenciales es de carácter obligatorio,
a fn de cumplir con las actividades de capacitación
y mejoramiento profesional. En este sentido, el reco-
rrido de las actividades didácticas que tendremos en
los encuentros presenciales permitirá aclarar dudas,
intercambiar y fortalecer los saberes, compartir re-
fexiones y valorar nuestro proceso de aprendizaje.
Evaluación: se propone asegurar la calidad del pro-
ceso de formación que se desarrolla en la UNES, a tra-
vés de la evaluación formativa durante el desarrollo
de los encuentros didácticos y la evaluación sumativa
en los encuentros presenciales, entendiendo que el
proceso de evaluación busca potenciar las habilida-
des y capacidades desarrolladas por las y los estudian-
tes en relación con los planteamientos descritos en el
encuentro didáctico, con el fn de regular o modifcar
las acciones pedagógicas propias de la universidad.
TRAMO IV
14
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ENCUENTRO DIDÁCTICO 1
EL ESTADO POLICÍA EN LA VENEZUELA COLONIAL Y EL
ESTADO DE DERECHO EN LA VENEZUELA REPUBLICANA
Estimadas y estimados estudiantes, el encuentro didáctico denomina-
do “El Estado policía en la Venezuela colonial y el estado de derecho en la
Venezuela republicana” pretende que nos apropiemos de la concepción
política de la policía de los sistemas jurídicos de gobierno o de distintas
racionalidades políticas de enterder el Estado: Liberalismo y Absolutismo.
Para ello te presentamos unas actividades que consisten en:
• Lecturas, donde identifcarás la problemática analizada.
• Actividades grupales de análisis de lectura y construcción de teoría.
• Arqueo de fuente, que nos invita a realizar una investigación documen-
tal para profundizar los saberes del encuentro.
• Producciones creativas.
• Análisis de artículos de prensa.
Por último, el encuentro te permitirá realizar las refexiones fnales para
constatar la integralidad del saber abordado en el encuentro, refexionarás partiendo de una pregunta proble-
matizadora con la que podrás emitir juicios y posibles acciones que transformen la problemática actual.
ACTIVIDAD 1. LECTURA: TADEO ORTIZ
UN CULTIVADOR MEXICANO DE LA CIENCIA DE LA POLICÍA
Autor: Omar Guerrero Orozco (Universidad Nacional Autónoma de México).
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
El uso de la palabra policía era distinto al que se
le da en la actualidad. Su raíz etimológica es la voz
griega Politeia o régimen establecido en la Polis (Es-
tado), que al latinizarse, politia pasó como policía”
al español; “polizia” en italiano; “pólice” en francés;
“Polizei” en alemán y “police” (polity y policy) en in-
glés. Sin embargo, a partir del siglo XVI no se usa la
palabra policía para referirse a la forma de gobier-
no, sino más bien a los procesos constructivos del
Estado para hacerle progresar material, intelectual
y moralmente.
La ciencia de la policía ha sido considerada,
con razón, como el antecedente inmediato de la
ciencia de la administración inaugurada con el ad-
venimiento del moderno Estado burgués de dere-
cho nacido de la Revolución francesa. Por tanto, la
identifcación conceptual
entre policía y adminis-
tración pública, aunque
no del todo exacta, tiene
mucho de revelador. Du-
rante el Estado absolutis-
ta, la policía era la pieza
maestra de la administra-
ción pública en el desdoblamiento de su actividad,
por tanto la administración pública del Estado bur-
gués de derecho es heredera directa, genuina y
viva de la policía del Estado absolutista.
Actuando en pro del progreso material, intelec-
tual y moral de los súbditos del Estado absolutista,
PROPÓSITO
Que las y los estudiantes
analicen crítica y
refexivamente las
funciones policiales
en un Estado bajo
las racionalidades
políticas: liberalismo y
absolutismo.
15
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
la policía se relacionaba con la vida material, inte-
lectual y moral de los mismos. Estaba preocupada
por la habitación, los alimentos y la producción de
los bienes para la vida. Sus materias comprendían:
educación, costumbres de los súbditos, religión y
temas similares. “Se interesaba en la salud pública,
en la salubridad del aire y el agua, en los bosques,
la industria, el comercio, la agricultura, así como en
todo lo referente a la sociedad, pero desde el punto
de vista de la administración pública. El ejercicio de
la medicina era una de sus materias, no en su sus-
tancia, sino por su efecto en el bienestar de la po-
blación o por el perjuicio que pudieran ocasionar
sus desviaciones”.
Dejemos que sea el propio Tadeo Ortiz quien
nos diga qué entiende por policía: “al tratar este im-
portante objeto, no se crea que hacemos mérito del
establecimiento de una policía de espionaje hostil
a las libertades públicas e indigna de un pueblo li-
bre; nos referimos a la creación de una magistratura
más noble y sublime, compatible con nuestras ins-
tituciones y las exigencias de las mejoras sociales,
que está demandando imperiosamente el nuevo
orden de las cosas, a fn de reprimir poco a poco los
abusos introducidos por la administración versátil y
provisora colonial, y tender al aseo; conveniencias,
moralidad y aplicación de un pueblo dócil y predis-
puesto a los adelantos de la industria y la civiliza-
ción”. Esto, y no otra cosa, ha de ser entendido si se
quiere comprender la idea de la policía en sí, y lo
que Ortiz de Ayala entiende en lo especial.
Publicado en: México, Los Universitarios, vol. XIII, núm. 30, octubre, 1985, pp.1 y 9-11.
Realiza un resumen
esquemático
con las ideas
principales de la
lectura.
TRAMO IV
16
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD 2. INVESTIGACIÓN
Para el desarrollo de la siguiente actividad debes investigar y hacer un resumen de la concepción política y
económica de liberalismo y el papel de la policía en este sistema de gobierno.
ACTIVIDAD FINAL
Como parte fnal del Encuentro Didáctico 1 te presentamos el momento de la refexión que te ayudará a
repasar los aspectos estudiados y a verifcar hasta qué punto lograste el dominio de los saberes desarrollados;
donde podrás realizar un cierre integrador, el cual consiste en relacionar los aprendizajes obtenidos con el
ejercicio de tus funciones, con acciones para cambiar tu realidad y con una postura política ideológica en el
desarrollo del nuevo modelo policial.
A continuación se encuentra el block de nota donde podrás realizar una composición escrita exponiendo la
importancia de los saberes de este encuentro en tus funciones como funcionario o funcionaria policial.
17
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Te recomendamos que
repases las actividades
donde hayas presentado
difcultades y lleves tus inquie-
tudes y dudas al encuentro
presencial para ser socializa-
das con la y el educador y tus
compañeras (os).
TRAMO IV
18
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD 1. LECTURA: CONSTITUCIÓN FEDERAL PARA LOS ESTADOS
DE VENEZUELA, 1811
¡LEAMOS CON ATENCIÓN! PRELIMINAR
En todo lo que por el Pacto Fe-
deral no estuviere expresamente
delegado á la Autoridad general
de la Confederación, conservará
cada una de las Provincias que la
componen, su Soberanía, Liber-
tad é Independencia: en uso de
ellas, tendrán el derecho exclusi-
vo de arreglar su Gobierno y Ad-
ministración territorial, bajo las leyes que crean convenientes, con tal
que no las sean comprehendidas en esta Constitución, ni se opongan
ó perjudiquen á los mismos Pactos Federativos que por ellas se esta-
blecen. Del mismo derecho gozarán todos aquellos territorios que por
división del actual ó por agregación á él, vengan á ser parte de esta Con-
federación cuando el Congreso General reunido les declare la represen-
tación de tales ó la obtengan por aquella vía, y forma que él establezca
para las ocurrencias de esta clase cuando no se halle reunido.
Estimados y estimadas estudiantes, el encuentro didáctico denomi-
nado “Pugna entre el federalismo y el centralismo” nos invita a concer y
diferenciar el papel que jugó la policia durante el desarrollo de los siste-
ma de gobierno central y federal refejados en las constituciones de 1811
y 1830.
Para desarrollar los saberes mencionados anteriormente te ofrece-
mos unas actividades que consisten en:
• Análisis de textos legales que permitirán contextualizar la acción po-
licial en un momento histórico determinado.
• Actividades grupales de análisis de lectura y contrucción de teoría.
• Finalmente, el encuentro te permitirá realizar las refexiones fnales;
entre ellas el planteamiento de una refexión partiendo de una pre-
gunta problematizadora donde podrás emitir juicios y posibles accio-
nes reales.
PROPÓSITO
Que las y los estudiantes
analicen crítica y
refexivamente la
confguración policial
en el centralismo y
federalismo (1810-1830).
PUGNA ENTRE EL FEDERALISMO Y EL CENTRALISMO PARA
DEFINIR LA CONFIGURACIÓN DEL ESTADO Y LA POLICÍA
ENCUENTRO DIDÁCTICO 2
Bandera de la Primera República (1811-1812)
19
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Hacer efectiva la mutua garantía y seguridad que se prestan entre sí
los Estados, para conservar su libertad civil, su independencia política y
su culto religioso es la más sagrada de las facultades de la Confederación,
en quien reside exclusivamente la Representación Nacional. Por ella está
encargada de las relaciones extranjeras, de la defensa común y general
de los Estados Confederados, de conservar la paz pública contra las con-
mociones internas, ó los ataques exteriores, de arreglar el comercio exte-
rior, y él de los Estados entre sí, de levantar y mantener Ejércitos, cuando
sean necesarios para mantener la libertad, integridad, é independencia
de la Nación, de construir y mantener Bajeles de guerra, de celebrar y
concluir tratados y alianzas con las demás Naciones, de declararles la
guerra, y hacer la paz, de imponer las contribuciones indispensables para
estos fnes, u otros convenientes á la seguridad, tranquilidad, y felicidad
común, con plena y absoluta autoridad para establecer las Leyes gene-
rales de la unión, juzgar, y hacer ejecutar cuanto por ellas queda resuelto
y determinado.
El ejercicio de esta autoridad confada á la Confederación, no podrá
jamás hallarse reunido en sus diversas funciones. El Poder Supremo debe
estar dividido en Legislativo, Executivo, y Judicial, y confado á distintos
Cuerpos independientes entre sí, en sus respectivas facultades. Los indi-
viduos que fueren nombrados para excercerlas, se sujetarán inviolable-
mente al modo, y reglas que en esta Constitución se les prescriben para
el cumplimiento, y desempeño de sus destinos.
CAPÍTULO V
De las Provincias
Sección primera
119. Ninguna provincia particular puede ejercer acto alguno que corres-
ponda a las atribuciones concedidas al Congreso y al Poder Ejecutivo de la
Confederación, ni hacer ley que comprometa los contratos generales de ella.
120. Por consiguiente, ni dos ni más provincias pueden formar alianzas o
confederaciones entre sí ni concluir tratados particulares sin el consenti-
miento del Congreso, y para obtenerlo deben especifcarse el fn, térmi-
nos y duración de estos tratados o convenciones particulares.
121. Tampoco pueden, sin los mismos requisitos y consentimiento, le-
vantar ni mantener tropas o bajeles de guerra en tiempo de paz, ni enta-
blar o concluir pactos, estipulaciones ni convenios con ninguna potencia
extranjera.
122. De los mismos requisitos y anuencia necesitan para poder estable-
cer derechos de tonelada, importación y exportación al comercio extran-
En la primera constitución
de Venezuela se estable-
ce un sistema de gobierno fe-
deral, en el cual las funciones
del gobierno están repartidas
en estados asociados, es por
ello que a este se opusieron
personajes notables como:
Miranda y Bolívar.
Sabías que...
TRAMO IV
20
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
jero en sus respectivos puertos y al comercio interior y de cabotaje entre
sí, puesto que las leyes generales de la Unión deben procurar uniformar-
lo en la libertad de toda suerte de trabas funestas a su prosperidad.
123. Sin los mismos requisitos y consentimiento no podrán empren-
der otra guerra que la puramente defensiva en un ataque repentino o
riesgo inminente e inevitable de ser atacadas, dando inmediatamente
parte de estas ocurrencias al Gobierno federal para que provea a ellas
oportunamente.
124. Para que las leyes particulares de las provincias no puedan nunca
entorpecer la marcha de las federales se someterán siempre al juicio del
Congreso antes de tener fuerza y valor de tales en sus respectivos Depar-
tamentos, pudiéndose, entre tanto, llevar a ejecución mientras las revisa
el Congreso.
Sección Segunda
Correspondencia recíproca entre sí
125. Los actos públicos de toda clase y las sentencias judiciales sancio-
nadas por los poderes magistrados y jueces de una provincia tendrán
entera fe y crédito en todas las demás conforme a las leyes generales que
el Congreso estableciere para uniforme e invariable efecto de estos actos
y documentos.
126. Todo hombre libre de una provincia, sin nota de vago o reato judi-
cial, gozará en las demás de todos los derechos de ciudadano libre de
ellas, y los habitantes de una tendrán libre y franca la entrada y salida
en las otras, y gozarán en ellas de todas las ventajas y benefcios de su
industria, comercio e instrucción, sujetándose a las leyes, impuestos y
restricciones del territorio en que se hallaren, con tal que estas leyes no
se dirijan a impedir la traslación de una propiedad introducida en una
provincia para cualquiera de las otras que quisiere el propietario.
127. Las provincias, a requerimiento de sus respectivos Poderes Ejecu-
tivos, se entregarán recíprocamente cualquiera de los reos acusados de
crimen de Estado, hurto, homicidio u otros graves refugiados en ellas
para que sean juzgados por la autoridad provincial a que corresponda.
Sección cuarta
Mutua garantía de las provincias entre sí
133. El Gobierno de la Unión asegura y garantiza a las provincias la forma
del Gobierno republicano que cada una de ellas adoptare para la adminis-
tración de sus negocios domésticos, sin aprobar Constitución alguna pro-
vincial que se oponga a los principios liberales y francos de representación
21
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
admitidos en ésta ni consentir que en tiempo alguno se establezca otra
forma de Gobierno en toda la Confederación.
134. También afanza a las mismas provincias su libertad e independen-
cia recíprocas en la parte de su soberanía que se han reservado, y siendo
justo y necesario, protegerá y auxiliará a cada una de ellas contra toda
invasión o violencia doméstica con la plenitud de poder y fuerza que se
le confía para la conservación de la paz y seguridad general, siempre que
fuere requerido para ello la Legislatura provincial o por el Poder Ejecutivo
cuando el Legislativo no estuviere reunido ni pudiere ser convocado.
ACTIVIDAD 2. LECTURA: CONSTITUCIÓN DEL ESTADO DE VENEZUELA DE
1830 (24 DE SEPTIEMBRE DE 1830)
Formada por los diputados de las provincias de Cumaná, Barcelona,
Margarita, Caracas, Carabobo, Coro, Maracaibo, Mérida, Barinas, Apure
y Guayana.
En el nombre de Dios todo poderoso, autor y supremo legislador del universo.
Nosotros los Representantes del Pueblo de Venezuela reunidos en Congreso,
a fn de formar la más perfecta unión, establecer la justicia, asegurar la tran-
quilidad doméstica, proveer a la defensa común, promover la felicidad gene-
ral, y asegurar el don precioso de la libertad, para nosotros y para nuestros
descendientes, ordenamos y establecemos la presente Constitución.
Título 1. De la Nación venezolana y de su territorio
Artículo 1.- La nación venezolana es la reunión de todos los venezolanos
bajo un mismo pacto de asociación política para su común utilidad.
Artículo 2.-  La nación venezolana es para siempre e irrevocablemente
libre e independiente de toda potencia o dominación extranjera, y no es
ni será nunca el patrimonio de ninguna familia ni persona.
Artículo 3.- La Soberanía reside esencialmente en la nación y no puede
ejercerse sino por los poderes políticos que establece esta Constitución.
Artículo 4.-  Son agentes de la nación los magistrados, jueces y demás
funcionarios investidos de cualquiera especie de autoridad, y como tales,
responsables de su conducta pública.
Artículo 5.- El territorio de Venezuela comprende todo lo que antes de la
transformación política de 1810 se denominaba Capitanía General de Ve-
nezuela. Para su mejor administración se dividirá en Provincias, Cantones
y Parroquias, cuyos límites fjará la ley.
José Antonio Páez (1830 - 1834)
TRAMO IV
22
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Título 4. De los deberes de los venezolanos
Artículo 12.- Son deberes de cada venezolano: vivir sometido a la cons-
titución y a las leyes, respetar a las autoridades que son sus órganos:
contribuir a los gastos públicos; y estar pronto en todo tiempo a servir y
defender a la patria, haciéndole el sacrifcio de sus bienes y de su vida si
fuere necesario.
Título 5. De los derechos políticos de los venezolanos
Artículo 13.- Todos los venezolanos pueden elegir y ser elegidos para los
destinos públicos, si están en el goce de los derechos de ciudadano, si
tienen la aptitud necesaria, y concurren en ellos los demás requisitos que
prescriben la Constitución y las leyes.
Artículo 14.- Para gozar de los derechos de ciudadano se necesita:
1. Ser venezolano;
2. Ser casado, o mayor de 21 años;
3. Saber leer y escribir; pero esta condición no será obligatoria hasta el
tiempo que designe la ley;
4. Ser dueño de una propiedad raíz cuya renta anual sea cincuenta
pesos, o tener una profesión, ofcio, o industria útil que produzca
cien pesos anuales, sin dependencia de otro en clase de sirviente
doméstico, o gozar de un sueldo anual de ciento cincuenta pesos.
Artículo 15.- Los derechos de ciudadano se pierden:
1. Por naturalizarse en país extranjero;
2. Por admitir empleo de otro gobierno sin permiso del Congreso te-
niendo alguno de honor o de confanza en la República;
3. Por comprometerse a servir contra Venezuela;
4. Por condenación a pena corporal o infamatoria, mientras no se ob-
tenga rehabilitación.
Artículo 16.- Los derechos de ciudadano se suspenden:
1. Por enajenación mental;
2. Por la condición de sirviente doméstico;
3. Por ser deudor fallido;
4. Por ser deudor de plazo cumplido a fondos públicos;
5. En los vagos declarados tales;
6. En los ebrios por costumbre;
7. En los que tengan causa criminal pendiente;
8. Por interdicción judicial.
Título 23. De la administración interior de las Provincias
Artículo 156.-  En cada Provincia habrá una Diputación de un Diputado
por cada Cantón, nombrados conforme al artículo 36 y siguientes de esta
23
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Constitución; y la Provincia que tenga menos de siete Cantones, nombra-
rá sin embargo siete Diputados distribuidos según su población.
Artículo 157.-  Para ser Diputado se requiere tener las cualidades de Re-
presentante, y sus funciones durarán cuatro años, renovándose por mi-
tad cada dos años.
Artículo 158.- No podrá ser Diputado el que no pueda ser Representante.
Artículo 159.- Las Diputaciones Provinciales se reunirán el día primero de
noviembre de cada año en la capital de la Provincia.
Artículo 160.- Cada reunión ordinaria durará treinta días: en caso necesa-
rio, y si lo acordaren las dos terceras partes de los miembros presentes,
podrá ser prorrogada por algunos días más, hasta diez.
Artículo 161.- Son funciones de las Diputaciones Provinciales:
1. Informar a la Cámara de Representantes las infracciones y abusos
que se hayan cometido contra la Constitución y las leyes, y velar en
el exacto cumplimiento de éstas;
2. Denunciar al Poder Ejecutivo, o a la Cámara de Representantes con
datos necesarios, los abusos y mala conducta del Gobernador y de-
más empleados de la Provincia: los abusos, malversación y poca ef-
cacia en la recaudación, inversión y manejo de las rentas del Estado;
3. Presentar a la Corte Suprema de Justicia tantos letrados con las cuali-
dades necesarias cuantas sean las plazas que hayan de proveerse en
la Corte Superior del Distrito a que cada Provincia corresponda, a fn
de que la Corte Suprema forme de entre los presentados una terna
para el nombramiento de cada Ministro;
4. Presentar al Poder Ejecutivo ternas para el nombramiento de Gober-
nadores, y pedir la remoción de estos empleados cuando falten a sus
deberes, y su continuación sea perjudicial al bien de la provincia;
5. Pedir a la autoridad eclesiástica con los datos necesarios la remoción
de los Párrocos que observen una conducta reprehensible y perjudi-
cial al bien de sus feligreses;
6. Presentar al Gobernador ternas para el nombramiento de Jefes de
Cantón, y de los empleados en la administración de las rentas pro-
vinciales;
7. Recibir de las corporaciones y ciudadanos de la Provincia las peticio-
nes, representaciones, e informes que se les dirijan para hacer uso
de ellas, si son de su inspección, o darles el curso conveniente;
8. Supervigilar en el cumplimiento de la ley de manumisión, y ejercer
las demás atribuciones que ellas le designe;
TRAMO IV
24
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
9. Hacer con proporción el repartimiento de las contribuciones que de-
crete el Congreso, entre los Cantones de cada Provincia;
10. Hacer según la ley el reparto de reemplazos para el ejército y la ar-
mada con que deba contribuir la Provincia;
11. Establecer impuestos provinciales, o municipales en sus respectivas
Provincias para proveer a sus gastos, y arreglar el sistema de su re-
caudación, e inversión: determinar el número y dotación de los em-
pleados en este ramo, y los demás de la misma clase que estén bajo
de su inspección: liquidar y fenecer sus cuentas respectivas;
12. Contratar empréstitos sobre los fondos provinciales y municipales
para las obras de sus respectivos territorios;
13. Resolver sobre la adquisición, enajenación o cambio de edifcios, tie-
rras o cualesquiera otros bienes que pertenezcan a los fondos pro-
vinciales o municipales;
14. Establecer Bancos Provinciales;
15. Fijar y aprobar anualmente el presupuesto de los gastos ordinarios,
y extraordinarios que demande el servicio municipal en cada Pro-
vincia;
16. Formar los reglamentos que sean necesarios para el arreglo y mejora
de la policía urbana, y rural según lo disponga la ley, y velar sobre su
ejecución;
17. Promover y establecer por todos los medios que estén a su alcan-
ce escuelas primarias y casas de educación en todos los lugares de
la Provincia, y al efecto podrán disponer y arreglar, del modo que
sea más conveniente, la recaudación, y administración de los fondos
afectos a este objeto, cualquiera que sea su origen;
18. Promover y decretar la apertura de caminos, canales y posadas; la
construcción de puentes, calzadas, hospitales y demás estableci-
mientos de benefcencia y utilidad pública, que se consideren nece-
sarios para el bien y prosperidad de la Provincia, pudiendo a este fn
aceptar y aprobar defnitivamente las propuestas que se hagan por
compañías o particulares, siempre que no sean opuestas a alguna
ley de la República;
19. Procurar la más fácil y pronta comunicación de los lugares de la Pro-
vincia entre sí, y las de éstos con las de los vecinos; la navegación
interior, el fomento de la agricultura y comercio por los medios que
estén a su alcance, no siendo contrarios a alguna ley;
20. Favorecer por todos los medios posibles los proyectos de inmigra-
ción, y colonización de extranjeros industriosos;
La constituición de 1811
representa un icono en la
historia política de Venezuela.
El primer Congreso de 1811,
tuvo a su cargo la elaboración
de esa primera Carta Magna,
donde se evidencia la inflien-
cia de la Revolución Francesa
y la constitución de los Estados
Unidos.
Sabías que...
25
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
21. Acordar el establecimiento de nuevas poblaciones, y la traslación de
las antiguas a lugares más convenientes; y promover la creación, su-
presión, o reunión de Cantones en la respectiva Provincia;
22. Conceder temporalmente, y bajo las determinadas condiciones, pri-
vilegios exclusivos en favor del autor o autores de algún invento útil,
e ingenioso, y a los empresarios de obras públicas, con tal que se
consideren indispensables para su ejecución, y no sean contrarios a
los intereses de la comunidad;
23. Pedir al Congreso o al Poder Ejecutivo, según la naturaleza de las
peticiones, cuando juzguen conveniente a la mejora de la Provincia,
y no esté en las atribuciones de las Diputaciones.
Artículo 162.- Las ordenanzas o resoluciones de las Diputaciones Provin-
ciales se pasarán para su ejecución al Gobernador, quien tendrá el dere-
cho de objetarlas en el término de cinco días: las objeciones que hiciere
el Gobernador serán consideradas por la Diputación, y si ésta insistiere
en su acuerdo por el voto de las dos terceras partes de sus miembros, se
llevará a efecto su resolución.
Artículo 163.- Concluidas las sesiones, pasarán las Diputaciones copias de
las resoluciones expedidas a la Cámara de Representantes, para que el
Congreso las apruebe, siempre que no sean contrarias a la ley expresa de
la República; aunque este requisito no impedirá que comiencen a tener
efecto en la Provincia respectiva.
Artículo 164.- Las dudas y diferencias que ocurran entre diversas Diputa-
ciones Provinciales, las resolverá el Congreso, entendiéndose entre tanto
las determinaciones que las hayan motivado.
Artículo 165.-  Los miembros de las Diputaciones Provinciales gozan de
inmunidad en sus personas y bienes durante las sesiones, y mientras van
a ellas y vuelvan a sus casas, excepto en los casos de traición, o de otro
delito que merezca pena corporal, en cuyo caso se observará lo dispues-
to en el artículo 83; y no son responsables por los discursos y opiniones
que hayan manifestado en las sesiones, ante ninguna autoridad, ni en
ningún tiempo.
Artículo 166.-  Las Diputaciones Provinciales asignarán, con aprobación
de Congreso, la indemnización que deban gozar sus miembros por die-
tas y viático de ida y vuelta a sus casas.
Artículo 167.- No podrán deliberar en ninguno de los negocios compre-
hendidos en las atribuciones del Congreso y del Poder Ejecutivo, ni dictar
órdenes o celebrar acuerdos contrarios a la Constitución o a las leyes.
La evolución constitucio-
nal del país enmarca sis-
temas de gobierno centrales,
mejor conocido como centra-
lismo, en donde las decisiones
del gobierno son únicas y
emanan de un mismo centro.
Sin embargo, aunque la consti-
tución de 1830 instituyó en el
caudillismo estuvo presente
en Venezuela a lo largo del
siglo XIX y comienzos del
siglo XX.
Sabías que...
TRAMO IV
26
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Artículo 168.-  Nunca podrán apropiarse la voz del pueblo para ejercer
otras atribuciones que las que se les señala en esta Constitución, o les de-
signe la ley. Todo procedimiento contrario es atentatorio contra el orden
y seguridad pública.
Artículo 169.-  Los miembros de las Diputaciones Provinciales serán res-
ponsables por los excesos que se cometen en el uso de las atribuciones
que les están designadas.
Título 24. De los gobernadores de Provincia y jefes de Cantón
Artículo 170.- El régimen superior político de las Provincias estará a cargo
de un Gobernador dependiente del Poder Ejecutivo de quien es agente
natural e inmediato; por su conducto se comunicarán y circularán en la
Provincia las órdenes relativas a la administración.
Artículo 171.- En todo lo que pertenece al orden y seguridad de la Provin-
cia, y a su gobierno político y económico, están subordinados al Gober-
nador los funcionarios públicos, de cualquiera clase que residan dentro
de la misma Provincia.
Artículo 172.-  Para ser Gobernador se necesitan las mismas cualidades
que para Representante; pero no se requiere ser nacido, ni estar domici-
liado en la Provincia.
Artículo 173.- La duración de los Gobernadores será de cuatro años.
Artículo 174.- Corresponde a los Gobernadores convocar extraordinaria-
mente las Diputaciones Provinciales en todos los casos que sea necesario
conforme a esta Constitución.
Artículo 175.- Las demás atribuciones de los Gobernadores serán desig-
nadas por la ley.
Artículo 176.- Los Cantones serán regidos por un empleado subordinado
a los Gobernadores, cuya denominación, duración y funciones determi-
nará la ley.
Artículo 177.- La autoridad militar nunca estará reunida a la civil.
Artículo 178.-  Habrá Jueces de Paz en cada una de las Parroquias, y en
todos los lugares donde convenga: la ley determinará su duración, sus
atribuciones, y la forma de sus nombramientos.
Artículo 179.- Se establecerán Concejos Municipales en las cabeceras de
Cantón, cuyas atribuciones, duración y forma de elección designará la
ley, y la Diputación Provincial respectiva el número de sus miembros.
27
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD 3. EXPRÉSATE
Luego de haber realizado las lecturas números 1 y 2 y de haber resuelto las actividades programadas, te pre-
sentamos el momento de la Refexión, donde podrás realizar un cierre integrador, el cual consiste en relacionar
los aprendizajes obtenidos con el ejercicio de tus funciones, con acciones para cambiar tu realidad y con una
postura política ideológica en el desarrollo del nuevo modelo policial.
A continuación se encuentra el block de nota donde podrás realizar una composición gráfco-creativa don-
de expongas tu punto de vista sobre los saberes trabajados y su incidencia en el ejercicio de tus labores como
funcionario o funcionaria del nuevo modelo de policía.
TRAMO IV
28
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD FINAL
Con el fn de sistematizar los saberes abordados a través de las actividades planteadas en el encuentro di-
dáctico, cerraremos con una actividad fnal donde podrás valorar tu proceso de aprendizaje. En esta sección, te
invitamos al momento de las refexiones donde tendrás la oportunidad de realizar un cierre integrador desa-
rrollando una composición creativa sobre la actividad.
Para ello:
• Elabora una composición gráfca que describa los sistemas de gobierno estudiados.
• Socialicemos tus refexiones y comentarios con tus demás compañeras y compañeros de ambiente en los
encuentros presenciales.
• Sistematicemos la experiencia para establecer relaciones entre los saberes abordados y nuestro contexto
laboral.
29
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Estimadas y estimados estudiantes, en este encuentro podrás conocer
los acontecimientos más importantes que acontecieron en la sociedad
convulsionada y comandada por caudillos. Te ofrece los saberes: La des-
centralización de la policía; la policía del Distrito Federal durante el Go-
bierno de Antonio Guzmán Blanco; la aparición de Hipólito Acosta como
fgura importante de la policía del Distrito Federal y los Pinitos imperia-
listas: la expansión norteamericana de fnales del siglo XIX y su fortaleci-
miento como potencia mundial que la llevará a defnir, en el siglo XX, las
políticas policiales (su desarrollo y práctica) en toda América Latina.
Para ello te ofrecemos unas actividades que consisten en:
• Unas preguntas generadoras, a partir de las cuales, activarás tus sabe-
res previos con respecto a la temática que se va a desarrollar, con el fn de partir de tu realidad, condición
histórica, y de la toma de conciencia crítica en torno a ella.
• Lecturas, donde identifcaremos la problematica analizada.
• Arqueo de fuente, que nos invita a realizar una investigaciòn documental para profundizar los saberes del
encuentro.
• Producciones creativas.
• Actividades grupales de análisis de lectura y construcción de teoría.
• Análsis de artículos de prensa.
El encuentro te permitirá realizar las refexiones fnales, estar consiste en el planteamiento de una refexión
partiendo de una pregunta problematizadora donde podrás emitir juicios y posibles acciones reales.
Finalmente, el encuentro te ofrece un espacio para que realices la autoevaluación, donde podrás valorar tus
avances en correspondencia con los saberes estudiados.
ACTIVIDAD 1. INDAGUEMOS
¿Cómo era la situación policial durante los gobiernos de Guzmán Blanco y Joaquín Crespo?
PROPÓSITO
Que las y los estudiantes
analicen crítica y
refexivamente las
prácticas policiales de los
últimos 30 años del siglo
XIX.
LA POLICÍA EN LOS ÚLTIMOS 30 AÑOS DEL SIGLO XIX
ENCUENTRO DIDÁCTICO 3
TRAMO IV
30
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
¿Cómo funciona la labor policial en una sociedad dominada por el caudillismo?
ACTIVIDAD 2. LECTURA: LA POLICÍA FUE LA ACCIÓN MISMA DE GOBERNAR
Escrito por: Luis Erique Borges (16/07/2011)
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
Griegos y romanos sabían de la acción del cuerpo de policía, pues la pa-
labra viene de polis, es decir ciudad, la cual pasó al latín como policía, o po-
liteia, con un signifcado que se refere a la constitución misma de la ciudad,
el orden, fuese jurídico o de la acción misma del ciudadano. De manera que
policía fue la acción misma de gobernar, mientras que en la Edad Media fue
entendida como “el buen orden de la sociedad civil presidida por la autoridad
estatal, quedando el buen orden moral y  religioso  a cargo de la autoridad
eclesiástica”. De allí en adelante la función de ordenar, de ser parte de un Es-
tado que puede presionar mediante la policía para mantener el bien común,
fue ganando fuerza. Esa es más o menos la función que conocemos, y que ha
hecho que, con la policía nos unan extraños sentimientos. Sabemos que es
un cuerpo civil uniformado, pueblo con derecho a portar armas y represen-
tar la ley. Pero siempre hay recelo ante su presencia, aunque sabemos que
su misión es velar por el orden público y brindar seguridad tanto a personas
como a bienes... Policía era la función, no el órgano. Y ésta no se limitó al or-
den público, sino a otros aspectos éticos, morales, de sana convivencia, pues
iban desde el control de pesos y medidas, el aseo de espacios públicos, la eli-
minación de desechos, el libre tránsito, la captura de animales realengos, el
abastecimiento de los alimentos, la fjación de precios en épocas de escasez,
la protección de la salud pública, el aprovisionamiento de agua potable. El
alumbrado público. La organización de festas cívicas, e incluso el arresto de
los delincuentes y el mantenimiento de cárceles seguras, la persecución de
actividades ilícitas o inmorales como los juegos de envite y azar y la prostitu-
ción... Refexiones que surgen al celebrarse.
31
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
En los primeros tiempos de la organización social, la policía era respon-
sabilidad del Cabildo y sus alcaldes. La vara de los alcaldes era una “vara
de justicia”, lo cual hacía de ellos, a la vez funcionarios ejecutivos y jueces,
en el ámbito municipal... Pero las ciudades fueron creciendo y su vecindario
aumentó, así que se nombraron alcaldes de la Santa Hermandad, algua-
ciles, alcaldes y cabos de presos, cuyas funciones específcas fueron las de
velar para impedir infracciones, arrestar a los delincuentes y vigilar las cár-
celes para que no escaparan los allí detenidos. A pesar de estas disposicio-
nes, el cuerpo distaba mucho de ser una policía organizada, y por ejemplo
en la inmensidad de nuestros llanos, la acción policial era escasa, así que
los ganaderos propiciaron una suerte de policía privada que a partir de
1772, organizó patrullas, rondas o cuadrillas, pagadas por los propios ga-
naderos, las cuales se multiplicaron haciéndose populares como una poli-
cía montada rural, bajo la inspección de los jueces de llanos... Mientras más
crecían nuestras ciudades, más urgente se hizo la presencia policial. Por
ello, el Rey Carlos III aprobó en 1778 un proyecto de creación de un cuer-
po policial que debía actuar en una Caracas dividida en cuatro distritos.
A pesar de la necesidad de crear un ejército, durante la guerra independen-
tista, contamos con un excelente cuerpo policial. Con los altibajos propios de
aquella época convulsa, la policía se mantuvo; incluso en 1888, el coman-
dante general de la policía, general Hipólito Acosta, logró la aprobación de
uno de los primeros reglamentos policiales. Pero, no fue sino hasta 1908,
cuando en el gobierno de Juan Vicente Gómez, junto a la policía uniforma-
da, comenzó a actuar la policía política, los temibles “Chácharos”. Queda
mucha historia por contar, grandes eventos, acciones que reseñar, que ha-
blan muy bien de esos funcionarios de azul: los policías.
Fuente http://diariodelosandes.com/content/view/160939/
ACTIVIDAD FINAL
• Con el fn de sistematizar los saberes abordados a través de las actividades planteadas en el encuentro di-
dáctico, cerraremos con una actividad fnal donde podrás valorar tu proceso de aprendizaje. En esta sección,
podrás realizar un cierre integrador, el cual consiste en relacionar los aprendizajes obtenidos con el ejercicio
de tus funciones, con acciones para cambiar tu realidad y con una postura política ideológica en el desarro-
llo del nuevo modelo policial. Para ello:
• Se encuentra el block de nota donde podrás realizar una composición gráfca que exponga la importancia
de los saberes de este encuentro en tus funciones como funcionario o funcionaria policial.
• Socialicemos tus refexiones y comentarios con tus demás compañeras y compañeros de ambiente en los
encuentros presenciales.
• Sistematicemos la experiencia para establecer relaciones entre los saberes abordados y nuestro contexto
laboral.
TRAMO IV
32
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
33
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Estimados y estimadas estudiantes, este encuentro didáctico resulta
muy interesante, pues conlleva a una serie de refexiones en cuanto a ma-
teria de seguridad ciudadana se refere. En él se visaulizarán las caracte-
rísticas de una sociedad sumida en una fuerte represión policial, produc-
to de un sistema de gobierno dictatorial que logra centralizar el poder
y acabar con el caudillismo en Venezuela. Asimismo, podrás analizar el
proceso de transición hacia una vida social democrática y la profesiona-
lización de la policía.
Para ello te ofrecemos unas actividades que consisten en:
• Cuadros comparativos.
• Actividades grupales de análisis de lectura y contrucción de teoría.
• Arqueo de fuente, que nos invita a realizar una investigación docu-
mental para profundizar los saberes del encuentro.
• Producciones creativas.
Finalmente, el encuentro te permitirá realizar las refexiones fnales,
estas consisten en relacionar los aprendizajes obtenidos con el ejercicio
de tus funciones.
ACTIVIDAD 1. LECTURA: POLICÍA REPRESIVA, PROFESIONALIZADA
Y AUXILIADA POR LAS CIENCIAS EN LOS AÑOS DE TRANSICIÓN
DEMOCRÁTICA DEL GOBIERNO DE ELEAZAR LÓPEZ CONTRERAS.
Han transcurrido 90 años. La República ha afron-
tado innumerables convulsiones políticas, guerras
civiles, el caudillismo desaparece y situaciones va-
rían. El desarrollo de la industria petrolera, a partir
de 1925, repercute favorablemente en el auge eco-
nómico, cultural y social, y por consiguiente, en el
desarrollo integral del país.
Nuevos pensamientos, ideas y horizontes otean
el devenir venezolano; pero, de momento, sobre-
viene un giro brusco en el panorama político. El 17
de diciembre de 1935 muere, en la ciudad de Mara-
cay, el general Juan Vicente Gómez, quien durante
27 años gobernó el país bajo una férrea dictadura.
Asume la Presidencia de la República el general
Eleazar López Contreras, quien viene ejerciendo el
Ministerio de Guerra y Marina. Con su lema “calma
y cordura” logra el dominio político de la situación;
sin embargo, sucedieron ciertos hechos tales como:
manifestaciones callejeras, proliferación del abi-
geato, del cuatrerismo, aumento de la delincuencia,
intensifcación del contrabando por las fronteras
del país.
FIN DEL CAUDILLISMO, LA CENTRALIZACIÓN DEL ESTADO
Y LA POLICÍA EN TIEMPOS DE EXPANSIÓN IMPERIALISTA
NORTEAMERICANA Y DE APARICIÓN DEL COMUNISMO
INTERNACIONAL
PROPÓSITO
Facilitar a las y los
estudiantes el análisis
crítico y refexivo sobre
las funciones policiales en
un Estado represivo con
infuencias foráneas y el
paso hacia un proceso de
transición democrática
con un cuerpo policial
profesionalizado.
ENCUENTRO DIDÁCTICO 4
TRAMO IV
34
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Frente a esta convulsión social, el Presidente de
la República se dirige a los presidentes de estados y
les indica la necesidad inaplazable de organizar allí
(en los estados), con elementos activos, esforzados
y conscientes, una Policía Rural a caballo, a pie o en
vehículo, a fn de defender y preservar el hogar ve-
nezolano, las garantías individuales y la propiedad.
Para llevar a la práctica la creación de esta Ins-
titución Policial de carácter nacional, cuya misión
sería la de salvaguardar el orden público, se hace
necesaria la capacitación de recursos humanos
idóneos para cumplir estos objetivos. Después de
largas y polémicas conversaciones de cómo estruc-
turar dicho cuerpo, Don Rufno Blanco Fombona
(poeta, escritor y diplomático venezolano) le sugie-
re al general López Contreras, la idea de crear un
cuerpo semejante a la Guardia Civil Española. En
junio de 1936, los gobiernos de Venezuela y España
convinieron en que una misión de este último país
viajara a Venezuela para establecer, instruir y poner
en servicio un cuerpo similar al de la Guardia Civil
Española. Estas ideas se materializan el día 17 de
septiembre de 1936, al decretarse la creación de la
Escuela del Servicio Nacional de Seguridad.
Es en octubre de 1936, cuando queda inaugu-
rada ofcialmente la Escuela de Policía Nacional, te-
niendo su sede en la Mansión “Villa Zoila” que fuera
residencia presidencial del general Cipriano Castro.
Villa Zoila quedó acondicionada para albergar los
136 alumnos, bajo la dirección del coronel Aniceto
Cubillán, con los cuales se formarían los dos cur-
sos que funcionaron el primer año de labores de la
escuela, así: 100 alumnos para el curso de Guardia
Nacional y 36 para el curso de Investigación. Egre-
saron al año siguiente y pasaron a ser funcionarios
del Servicio de Seguridad. En el mismo mes de oc-
tubre de 1936 llega la comisión de la Guardia Civil
Española integrada por el capitán Cecilio Marrero
Suárez; el subofcial Ramón Ayape y los ciudadanos
Gregorio Rajal y Martín Cabanilla, quienes elaboran
la cartilla del Guardia Nacional que viene a ser el
catecismo profesional de los futuros miembros de
la Institución.
Ya el personal está formado, también los ci-
mientos para la nueva Institución que la dinámica
del país exige, entonces podemos señalar que el
decreto del 17 de septiembre de 1936, que deter-
minó la creación de la Escuela del Servicio Nacional
de Seguridad, es el que marca la formación del re-
curso humano, pero el que le da el carácter legal a
la Guardia Nacional es el decreto del 04 de agosto
de 1937. A partir de este momento, la Guardia Na-
cional adquiere operatividad en todo el territorio
nacional, haciendo efectivas las tareas que le fue-
ron encomendadas: mantener el orden público y el
resguardo de nuestras fronteras.
En la actualidad la Guardia Nacional tiene su
sede en la Quinta Las Acacias, ubicada en El Paraí-
so, avenida el Ejército (frente a la plaza Madariaga).
Se dice con acertada veracidad que la Seguridad es
el pilar fundamental donde se sustentan las insti-
tuciones, por ello es que el País, a través de su his-
toria, ha querido tener una organización capaz de
resguardar y mantener la seguridad e integridad de
la población y su territorio, lo cual obligó a los go-
bernantes a poner todo el empeño para crear un
cuerpo armado que cumpliera con esta misión. Es-
tos intentos se resumen en tres etapas:
1ra Etapa:
El 10 de marzo de 1810, la Junta Suprema de Ca-
racas recomienda por bando, crear un cuerpo arma-
do para la salva y custodia del Congreso, materiali-
zándose éste el 9 de marzo de 1811 con la creación
de una compañía denominada Guardia Nacional.
Más tarde, el 26 de julio, se le atribuye además un
servicio rural para proteger a los propietarios de
tierras y evitar robos y crímenes. Debido a la pér-
dida de la Primera República, esta efímera Guardia
Nacional es olvidada por carencia de recursos. Sin
embargo, en 1820 vuelve a resurgir en el panorama
independentista con el triunfo de las armas en Ca-
35
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
rabobo. Los años pasan, la Gran Colombia que soñó
Bolívar se disuelve, las guerras fratricidas convulsio-
nan al País y con ellas, en 1839, desaparece esta pri-
mera Guardia Nacional.
2da Etapa:
Bajo la presidencia del general José Antonio
Páez se le pone el Ejecútese, el 04 de mayo de 1841,
a una nueva Guardia Nacional de policía, que se en-
cargaría de la seguridad y el orden, especialmente
del medio rural, y como funciones complementa-
rias tendría: vigilar y custodiar a los presos, proteger
la vida de las personas y sus propiedades y evitar
crímenes. Pero la historia se repite; la nación está
escuálida de fondos para atender gastos de guerras
civiles y el 12 de marzo de 1847 es derogada la ley
de su creación, feneciendo así la Guardia Nacional
que había creado el Centauro del Llano.
3era Etapa:
Habla sobre los antecedentes históricos nom-
brados inicialmente. Sobre el general Eleazar López
Contreras.
MISIÓN DE LA GUARDIA NACIONAL DE VENEZUELA
La Guardia Nacional conducirá las operaciones
exigidas para el mantenimiento del orden interno
del país.
Cooperará en el desarrollo de las operaciones
militares requeridas para asegurar la defensa de la
nación; ejercerá las actividades de policía adminis-
trativa y de investigación penal que le atribuyan las
leyes, así como también participará activamente en
el desarrollo nacional, en el territorio y demás es-
pacios geográfcos de la República Bolivariana de
Venezuela.
La misión de la Fuerza se encuentra claramente
defnida en la Constitución de la República Boliva-
riana de Venezuela, en su artículo 329.
Artículo No. 329: El Ejército, la Armada y la Avia-
ción tienen como responsabilidad esencial la plani-
fcación, ejecución y control de las operaciones mi-
litares requeridas para asegurar la defensa nacional.
La Guardia Nacional cooperará en el desarrollo de
dichas operaciones y tendrá como responsabilidad
básica la conducción de las operaciones exigidas
para el mantenimiento del orden interno del país.
Las funciones son:
• Seguridad interna
• Seguridad
• Guardia del ambiente y de los recursos natu-
rales renovables
• Resguardo nacional
LAS FUNCIONES MÁS IMPORTANTES SON:
La Guardia Nacional debe cooperar en las ope-
raciones de defensa requeridas para garantizar la
seguridad interna en general y particularmente las
de vigilancia, custodia, escolta y supervisión militar
que le sean asignadas; garantizar el normal funcio-
namiento de los servicios públicos básicos; prote-
ger y garantizar la seguridad de las instalaciones
que contribuyan a la efciencia de las operaciones
militares; en emergencias, cooperar con la custodia
y manejo de los prisioneros de guerra y refugiados,
en coordinación con los organismos competentes,
y realizar las actividades de la naturaleza civil que
le sean asignadas, prestar servicio de vigilancia de
fronteras y cooperar con la seguridad y desarrollo
de las mismas, cooperar en las actividades de inte-
ligencia militar y movilización nacional, coadyuvar
a la ejecución de las operaciones requeridas para el
mantenimiento del orden público, proporcionar se-
guridad y vigilancia a establecimientos y servicios
públicos, industrias básicas del Estado e industrias
privadas de importancia estratégica, cooperar en
la vigilancia y seguridad de puertos y aeropuertos,
garantizar la seguridad y controlar las vías urbanas
y extraurbanas que le fueren asignadas. Le corres-
ponde de igual manera ejercer el resguardo nacio-
nal y la guardería del ambiente y los recursos natu-
rales renovables, de conformidad con las leyes de la
TRAMO IV
36
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
materia y las pertinentes disposiciones del Ejecuti-
vo nacional; realizar actividades de investigación y
desarrollo en áreas científcas y tecnológicas vincu-
ladas a sus funciones específcas y que contribuyan
a asegurar la defensa interna del país y las demás
que le señalen las leyes y reglamentos.
La particular condición de la Guardia Nacional
de Venezuela, de constituir una Fuerza Militar com-
prometida por ley en el desempeño de una variada
gama de funciones de carácter policial, demanda
para su empleo una serie de consideraciones que
se encuentran al margen de los preceptos doctri-
narios que defnen el empleo operacional de las
fuerzas militares clásicas de tierra, mar y aire. De tal
forma que, para materializar un efciente cumpli-
miento de sus funciones, la fuerza efectúa activida-
des enmarcadas en el ámbito operativo, las cuales
abarcan un amplio espectro funcional, complejo y
muy variado, inscrito en el servicio de Policía Ad-
ministrativa General, que se orienta hacia el man-
tenimiento del orden público, una responsabilidad
primigenia en el medio rural; una Policía Adminis-
trativa Especial, caracterizada por un conjunto de
actividades técnicas de policía, que se conducen
para asegurar al Estado su papel de promotor del
desarrollo en áreas de carácter socio-económico, y
de policía Judicial, apoyo a los tribunales de justicia,
en el cumplimiento de sus funciones, competencia
que se defne en nuestro código de enjuiciamiento
criminal.
Las precitadas circunstancias jurídicas agregan
una caracterización muy importante a la Guardia
Nacional, en el sentido que además de ser un órga-
no de policía administrativa especial -que como tal
tiene un carácter de policía preventiva en cada una
de sus áreas- está investida también de la cualidad
legal para su desempeño como policía represiva a
título principal, en los delitos que pudieren come-
terse en las áreas especiales ya señaladas.
Todo este cuerpo de responsabilidades son ex-
tensivas; es decir, deben ser cumplidas permanen-
temente por la Fuerza en todo el territorio nacional,
y forma parte ciertamente de los atributos con los
cuales la Guardia Nacional ha sido investigada por
el Estado venezolano para el cumplimiento de su
rol institucional y, por lo tanto, desde el punto de
vista legal, le son específcos, indelegables, irrenun-
ciables, insustituibles e ininterrumpibles y desde
el punto de vista operacional constituyen precisa-
mente la caracterización que va a defnir su empleo.
ACTIVIDAD 1. CUADRO COMPARATIVO
Indaguemos y completemos el siguiente cuadro
Gobernante Tipo de gobierno
Ingerencia extranjera en
materia de seguridad
Creación y
profesionalización de
fuerzas de seguridad
Impacto en la
sociedad
Juan V. Gómez
Elezar López C.
37
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD FINAL
Con el fn de sistematizar los saberes abordados a través de las actividades planteadas en el encuentro di-
dáctico, cerraremos con una actividad fnal donde podrás valorar tu proceso de aprendizaje. En esta sección,
podrás realizar un cierre integrador, el cual consiste en relacionar los aprendizajes obtenidos con el ejercicio
de tus funciones, con acciones para cambiar tu realidad y con una postura política ideológica en el desarrollo
del nuevo modelo policial.
Para ello:
• Se encuentra el block de nota donde podrás realizar una composición escrita donde expongas tu punto
de vista sobre los saberes trabajados y su incidencia en el ejercicio de tus labores como funcionario o
funcionaria policial.
• Socialicemos tus refexiones y comentarios con tus demás compañeras y compañeros de ambiente en los
encuentros presenciales.
• Sistematicemos la experiencia para establecer relaciones entre los saberes abordados y nuestro contexto
laboral.
TRAMO IV
38
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Estimadas y estimados estudiantes, en este encuentro didáctico con-
sultaremos cuál era la situación del país entre 1941 y 1945 y su infuencia
en la policía venezolana.
Para ello te ofrecemos unas actividades que consisten en:
• Lecturas, donde identifcaremos la problematica analizada.
• Arqueo de fuente, que nos invita a realizar una investigación docu-
mental para profundizar los saberes del encuentro.
• Producciones creativas.
• Actividades grupales de análisis de lectura y construcción de teoría.
• Análisis de artículos de prensa.
Finalmente, el encuentro te permitirá realizar las refexiones fnales, estas consisten en desarrollo de un cie-
rre integrador donde podrás emitir juicios y posibles acciones reales.
ACTIVIDAD 1. LECTURA: ISAÍAS MEDINA ANGARITA
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
Escrito por: Rafael Eduardo Abreu
El pasado 15 de septiembre se conmemoró un año más de la des-
aparición física del llamado “Soldado de la libertad”, el general Isaías
Medina Angarita. Este destacado tachirense egresado de las prime-
ras promociones de la Academia Militar de Venezuela y cuyo gobier-
no estuvo caracterizado por un amplio compás de libertades ciu-
dadanas, fue el impulsor del Plan de Modernización de la Caracas
de los años 40, edifcando el complejo urbanístico “El Silencio”, de
la mano de Carlos Raúl Villanueva y Francisco Narváez, obra que aún
constituye un icono arquitectónico en pleno centro de la capital.
Cabe destacar que, durante su gestión gubernamental se desarrolló un
clima político de respeto y tolerancia evidenciado en una libertad de
expresión sin ningún tipo de restricción, como nunca vista en el período
de la llamada “hegemonía andina”, la cual se inició con el caudillo de
Capacho, Cipriano Castro, seguido de los veintisiete interminables años
del benemérito Juan Vicente Gómez y, pasando por el período López
Contrerista hasta 1945.
PROPÓSITO
Propiciar el análisis y
la refexión en relación
con la función policial
durante el gobierno de
Isaías Medina Angarita.
LA POLICÍA NO REPRESIVA DURANTE LOS AÑOS DE LA
SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: GOBIERNO DE MEDINA
ANGARITA, 1941-1945
ENCUENTRO DIDÁCTICO 5
Medina Angarita (1941 - 1945)
39
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Con Medina, se crea la Organización de Bienestar Estudiantil OBE −
pionera en el país−; se inicia el proceso de cedulación en Venezuela −
cuya Institución en la actualidad lleva por nombre Saime−; se concede el
voto a la mujer venezolana para elegir concejales, se ponen en vigencia
legal tres instrumentos normativos fundamentales para el desarrollo eco-
nómico, político, social y soberano de la nación como lo fueron la Ley del
Impuesto Sobre la Renta la cual le dio fortaleza a la estructura impositiva
del Estado; la Ley de Hidrocarburos −para muchos una piedra en el za-
pato para las trasnacionales que explotaban el “oro negro” en suelo ve-
nezolano−; y, la Ley de Reforma Agraria amplia y abiertamente discutida
con los diferentes sectores. De igual forma, se crea el Instituto Central de
los Seguros Sociales −organismo que posteriormente fue convertido en
un barril sin fondo por gobiernos de raigambre adeca y copeyana−; y una
política exterior a la altura de los grandes acontecimientos bélicos que
azotaban la geografía mundial, llegando a ser el primer presidente vene-
zolano en emprender una gira internacional hacia los países bolivarianos,
con un recibimiento caluroso y afectuoso por parte de estos últimos.
Todo esto sin contar las innumerables obras públicas iniciadas y ter-
minadas en su mayoría tales como embalses, acueductos, carreteras,
centros asistenciales (Maternidad Concepción Palacios), centros de en-
señanza pedagógica (liceos Andrés Bello y Fermín Toro), la División de
Malariología, el Archivo Nacional Histórico, la donación del edifcio del
Colegio de Ingenieros, la plaza La Concordia y la patriótica recuperación
de la Isla de Patos que estuvo por muchos años ilegítimamente bajo ban-
dera británica.
 Ahora bien, vale la pena formular la interrogante del autor venezola-
no Carlos Alarico en su obra “El Poder Andino”: ¿Qué pudo haber pasado
para que Medina hubiera tenido como premio a sus esfuerzos el derroca-
miento, la cárcel, un juicio por peculado y el destierro? Sobre la base de
este planteamiento es preciso recordar las palabras de la escritora nacio-
nal Nora Bustamante: “lamentablemente los políticos, funcionarios y mi-
litares de la época no estuvieron a la altura del compromiso de reconocer
los méritos de un Presidente democrático y abierto a todas las tenden-
cias, porque sólo escogieron el camino más acomodaticio y menos noble,
el del silencio”. A mi modo de ver las cosas, sencillamente se impuso la
unidad básica de la historia política venezolana y lo que siempre la ha
caracterizado, la intriga palaciega, liderizada por un grupo de políticos
oportunistas entre ellos Rómulo Betancourt, quienes al mismo tiempo
que apoyaban al candidato de Medina (Diógenes Escalante) conspiraban
con el grupo castrense que dio el golpe aquel nefasto 18 de octubre de
1945, que no fue otra cosa que un fraude histórico que daba suntuosa
inauguración a una modalidad en Venezuela, la cual no ha cesado ni ha
perdido fuerza hasta ahora: La obsesión del golpe de Estado.
TRAMO IV
40
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD 2. LECTURA: 55 AÑOS DE PRIMERA CITA CON EEUU
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
Escrito por: José Emilio Castellano
En 1944 sucedió el primer encuentro.
A proposito de la visita del presidente electo Hugo Chávez Frías a
tierras norteamericanas, presentamos un trabajo especial realizado por
José Emilio Castellanos donde se recuerda la primera reunión entre un
jefe de Estado de Venezuela con uno de Estados Unidos:
Caracas.- Cuando el general Isaías Medina Angarita descendió del he-
licóptero que lo trasladaba desde el aeródromo de Washington hacia la
Casa Blanca, marcaba el primer encuentro de un presidente venezolano
con uno de los Estados Unidos de América. El hecho se registró el 18 de
enero de 1944, cuando Medina fuera recibido, con honores, por el presi-
dente Franklin Delano Roosevelt. El tema de la II Guerra Mundial no había
llegado a su fn, así como el de las necesidades de suministros ‘estraté-
gios’ y fortalecimiento de alianzas.
Medina se había entrevistado con Roosevelt cuatro años antes, en
1940, siendo ministro de Guerra y Marina en el régimen del general Elezar
López Contreras, oportunidad en la cual presidió los actos de la Semana
de Venezuela en Washington, que incluían la inauguración de la residen-
cia de los embajadores venezolanos, en la avenida Massachussets. Era
embajador el doctor Diógenes Escalante y canciller el doctor Esteban Gil
Borges.
El 6 de marzo de 1940, Roosevelt recibió ‘de manera informal’ al mi-
nistro venezolano, quien le presentó los saludos del Presidente, general
Eleazar López Contreras, y le expresó ‘cumplidas gracias por la cordial
acogida y las atenciones que le ha dispensado el gobierno norteamerica-
no durante su visita a los Estados Unidos.
En ese primer encuentro se trataron temas como el reciente viaje
del presidente Roosevelt al Canal de Panamá, donde el mandatario nor-
teamericano solicitaba a las repúblicas americanas vecinas al Canal, el
uso de ciertas bas es para aumentar su defensa. Estados Unidos buscaba
consolidar posiciones en Latinoamérica ante un potencial ataque del Eje
en el Caribe, el Atlántico o del lado del Pacífco.
En la conversación de los dos mantatarios, Roosevelt precisó que los
Estados Unidos aumentaría considerablemente sus fuerzas aéreas arma-
das en una forma que pudieran operar con avanzados vigilantes de los
tres mares, desde fortifcaciones marítimas o terrestres como puntos es-
tratégicos.
41
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Roosevelt le solicitó al coronel Medina Angarita en esa oportunidad
‘la creación de defensas antiaéreas en las costas venezolanas, la crea-
ción de unidades motorizadas y vigilancia extrema sobre el esfuerzo que
hacían las ideologías nazistas y comunistas para infltrarse clandestina-
mente en los países americanos con el fn de provocar corrientes ideo-
lógicas similares que conduzcan al establecimiento de gobiernos afnes’.
ACTIVIDAD 3. CRUCIGRAMA
Después de realizadas las lecturas 1 y 2, diseña en el block de notas un crucigrama con las características del
gobierno de Angarita.
TRAMO IV
42
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD FINAL
Con el fn de sistematizar los saberes abordados a través de las actividades planteadas en el encuentro di-
dáctico, cerraremos con una actividad fnal donde podrás valorar tu proceso de aprendizaje. En esta sección,
podrás realizar un cierre integrador, el cual consiste en relacionar los aprendizajes obtenidos con el ejercicio de
tus funciones, con acciones para cambiar tu realidad y con una postura política ideológica en el desarrollo del
nuevo modelo policial.
Para ello:
• Se encuentra el block de notas donde podrás realizar una composición escrita en la que expongas tu punto
de vista sobre los saberes trabajados y su incidencia en el ejercicio de tus labores como funcionario o fun-
cionaria policial.
• Socialicemos tus refexiones y comentarios con las compañeras y los compañeros de ambiente en los en-
cuentros presenciales.
• Sistematicemos la experiencia para establecer relaciones entre los saberes abordados y nuestro contexto
laboral.
43
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Estimadas y estimados estudiantes, en este encuentro didáctico con-
sultaremos cuál era la situación del país entre 1945 y 1958, debido a que
en esas fechas se efectuaron transformaciones en el ámbito político, so-
cial y económico. Entre ellas están: el decreto de una asamblea constitu-
yente en 1946, se crean nuevos partidos políticos, se promulga el voto
universal, directo y secreto.
Asimismo, en noviembre de 1948, el llamado trienio adeco llega a su
fn cuando el presidente Rómulo Gallegos es derrocado y se crea una jun-
ta militar de gobierno, presidida por Marcos Pérez Jiménez. De esta ma-
nera se inicia una dictadura que tendrá una duración de diez años.
Para ello te ofrecemos unas actividades que consisten en:
• Preguntas generadoras, a partir de las cuales, activarás tus saberes
previos con respecto a la temática que se va a desarrollar, con el fn de partir de tu realidad, condición histó-
rica, y de la toma de conciencia crítica en torno a ella.
• Lecturas, donde identifcaremos la problemática analizada.
• Actividades grupales de análisis de lectura y contrucción de teoría
• Arqueo de fuente, que nos invita a realizar una investigación documental para profundizar los saberes del
encuentro.
• Producciones creativas.
• Análsis comparativo.
El encuentro te permitirá realizar las refexiones fnales, estas consisten en el planteamiento de una refexión
partiendo de una pregunta problematizadora donde podrás emitir juicios y posibles acciones reales.
Finalmente, el encuentro te ofrece un espacio para que realices la autoevaluación, donde podrás valorar tus
avances en correspondencia a los saberes estudiados.
ACTIVIDAD 1. INDAGUEMOS
¿Cúal era la situación del país en cuanto a la necesidad de seguridad ciudadana se refere?
LA POLICÍA AGRESIVA Y REPRESIVA EN LOS AÑOS DE
POSTGUERRA: LA “DICTADURA” DE PARTIDO Y LA
DICTADURA MILITAR
ENCUENTRO DIDÁCTICO 6
PROPÓSITO
Facilitar el análisis y
la refexión acerca del
proceso de cambio del
sistema de gobierno y la
organización de nuevas
formas de concebir la
policía.
TRAMO IV
44
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
¿Cuáles son las diferencias y semejanzas entre el Golpe de Estado de 1945 y el de 1948?
¿Para qué se crea la Seguridad Nacional?
¿Cuál fue el papel que jugó la Seguridad Nacional?
45
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD 2. LECTURA: ORDEN PÚBLICO Y SEGURIDAD NACIONAL
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
(....) En 1952 el nuevo gobierno militar convoca a elecciones populares.
El general Marcos Pérez Jiménez, miembro de la Junta Militar de Gobier-
no y encargado del Ejército, desconoce los resultados electorales (para él
desfavorables) y asume la presidencia provisional del Estado venezolano,
autoproclamándose presidente para el siguiente período 1953-1958.
Durante este período, caracterizado por fuertes restricciones de las
libertades y las garantías civiles y políticas, se dan los procesos de ex-
pansión y consolidación de las relaciones entre poder político y poder
económico. El Estado se presentaba como el mayor y mejor empresario
en importantes sectores de la economía, a la vez que se favorecen las
inversiones extranjeras. Por su política económica y la “constante preocu-
pación ante el problema de la infltración comunista”, el general Pérez
Jiménez sería condecorado con la Legión de Honor, por el Gobierno de
Estados Unidos.
El nuevo gobierno se enfrentaba a las fuerzas políticas y sociales in-
ternas que se habían fortalecido durante los brevísimos períodos de li-
bertad y democracia. No lo hacía a través del Ejército, pues Pérez Jiménez
no quería un ejército de ocupación, sino un “garante de la soberanía na-
cional” (Blanco Muñoz, 1983b:111). Para las labores de seguridad interna,
se requería un aparato policial capaz de realizar tareas de inteligencia y
detectar efcazmente a los disidentes políticos.
En momentos de profunda crisis política, el renovado aparato poli-
cial asumió un rol protagónico en el mantenimiento del orden público,
funcionando abiertamente como el arma principal del poder político del
Estado y soporte en el cual descansaba el régimen dictatorial. El antiguo
Cuerpo de Investigación del Servicio Nacional de Seguridad, convertido
en Seguridad Nacional, contaba fundamentalmente con una División Po-
lítica y una División Criminológica. En función de la necesidad de detectar
y eliminar la disidencia, la Seguridad Nacional, concebida como apolítica,
fue cediendo a un creciente proceso de ideologización y politización.
Tradicionalmente, se considera a la policía como la guardiana de cier-
tas concepciones sociales y políticas, en esa doble dimensión a la cual
se hizo referencia anteriormente y que no siempre logra combinar con
éxito, inclinándose por una u otra dependiendo de las circunstancias.
 La Seguridad Nacional cede al proceso de politización, proceso que
según Marcel Prélot, refriéndose a las organizaciones policiales en ge-
neral, estaría caracterizado por una organización propia, consagrada al
TRAMO IV
46
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
mantenimiento del poder de un grupo, que hace uso del monopolio de
la coacción en su provecho (cit. Loubet del Bayle, 1998).
El peligro para el gobierno nacional y los intereses internacionales era
el comunismo, y cualquier forma de disidencia política, tentativa de cam-
bio social o acción que supusiese una amenaza al régimen, era relaciona-
da con el comunismo, de cualquier forma criminalizada y rápidamente
reprimida. Como bien señala Riera Encinoza (1985), la mayoría de los cuer-
pos policiales latinoamericanos –así como otros servicios de seguridad–
generalmente han aceptado que les señalen a quiénes deben perseguir
y reprimir, y Venezuela no fue la excepción.
La violencia institucional se impuso ante la necesidad de cumplir con
el principal atributo del aparato policial, cual era el mantenimiento del
orden público (político), fortaleciéndose un modelo policial autoritario
donde los intereses sociales quedaban subordinados a los políticos.
La función preventiva de la Seguridad Nacional giraba alrededor de la ne-
cesidad de conocer la posibilidad de eventuales desórdenes para reaccionar
contra los autores, una suerte de “prevención coactiva”, típica de modelos po-
liciales que erigen el mantenimiento del orden público en su funciónprincipal.
Este aparato policial tenía una participación activa en el funcionamien-
to del sistema político, principalmente como fuente de apoyo interno,
como una “fuente de información ‘objetiva’ del poder” (Loubet del Bayle,
1998:25). Las labores de inteligencia contaban con informantes, delatores
y confdentes, y se utilizaban las más violentas, variadas y refnadas formas
de tortura.
Las formas de represión política utilizadas producirían los efectos ne-
cesarios para el orden –o la idea de orden– que requería la dictadura. Du-
rante todo el período se desplegó una brutal represión, particularmente
contra la clase obrera y los partidos disidentes, mientras las clases popu-
lares se inhibían de plantear reivindicaciones o demandas, como señala-
ran Maza Zavala y Malavé, “para no soportar la violencia de aquel orden
represivo que asentaba sus irritantes potestades en el miedo” (1980:11).
Mientras la vida del país descrita por los diarios nacionales –contro-
lados y censurados severamente– refejaba paz social y progreso econó-
mico, en toda la república se multiplicaba y extendía la maquinaria del
terror, que sería descrita por Abreu (2005) como “una maquinaria mons-
truosa, sutil y tosca a la vez”.
La dependencia política que caracterizó a este aparato policial,
más allá de lo orgánico y funcional, estaba apoyada en la subordina-
ción ideológica al poder político, en la lealtad absoluta e incondicional
al gobierno nacional. Esto, como era de esperarse, generaba impunidad,
47
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
principalmente a través de la inercia (e incluso complacencia) de los ad-
ministradores políticos ante las actuaciones (arbitrarias e ilegales) de los
funcionarios policiales.
Una policía con las características antes descritas, centralizada y fuer-
temente jerarquizada, puede fácilmente ser objeto de politización y ad-
quirir proporciones y funciones ocultas alarmantes, y es obvio que si exis-
te un divorcio fagrante entre el gobierno y la opinión pública, no es en
nombre del pueblo y del interés general que actuará un aparato con tales
características, sino en benefcio del poder, como bien apunta Le Clére
(1972) cuando se refere a la policía.
Al ampliarse la concepción de contrainsurgencia e identifcar a to-
dos los disidentes como enemigos internos, las técnicas de persecución
y represión se generalizaron. Los métodos para combatir al adversario
tendieron a ser cada vez más clandestinos e irregulares, amparados en
la efectividad policial, sobre todo al fnal del período dictatorial, cuando
una severa crisis fscal sumada al aumento de los índices de desempleo,
agudiza la crisis política interna y la represión y persecución alcanzan ni-
veles sorprendentes.
La solidez del aparato militar y policial se vino abajo. Según Maza Za-
vala y Malavé (1980), los crecientes problemas sociales que afectaron a
las masas trabajadoras y los problemas económicos que amenazaron los
intereses de la burguesía (y habría que agregar el intento del gobernante
para prolongarse en el poder por medio de un plebiscito), fueron facto-
res determinantes para una insurrección militar y una participación social
masiva el 23 de enero del año 1958.
El día siguiente al derrocamiento de Pérez Jiménez desaparece la
Seguridad Nacional como cuerpo de investigación y se da inicio a un
nuevo proceso democrático. Un sistema de pactos políticos, acuerdos
sociales y alianzas con el capitalismo mundial permite consolidar la au-
toridad del gobierno y aislar al Partido Comunista Venezolano de la vida
política nacional.
1
Fuertes medidas económicas de corte liberal afectaron desfavorable-
mente a las clases sociales, provocando el descontento de la clase traba-
jadora. A una dura confrontación política sobrevino un frme control po-
lítico sobre las masas obreras y campesinas. Al parecer, las necesidades
sociales no eran compatibles con la paz y el orden políticamente necesa-
rio. Se reprimieron intentos subversivos, insurrecciones populares, se cen-
suró la libertad de prensa y se suspendieron las garantías constituciona-
les. Aun en democracia, los derechos para la participación social y política
no eran absolutos. Censura y repreión serían las características de los pri-
meros años de la vida democrática venezolana, una democracia dirigida.

23 de enero 1958
Fuente: http://vargashoy.blogspot.
com/2012/01/23-de-enero-de-1958.
html#!/2012/01/23-de-enero-de-1958.html
TRAMO IV
48
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Disuelta la Seguridad Nacional, el último cuerpo de Policía Nacional
integrado y organizado, se procede a la reorganización del aparato poli-
cial. Se crean nuevos cuerpos de policía administrativa descentralizados
y los que ya existían fueron reestructurados. Eran cuerpos con funciones
preventivas y con competencia para el control de faltas y aplicación de
sanciones administrativas.
Por un lado, existía la necesidad de ajustar la función policial a los
cambios sociales de un país con una población urbana en crecimiento,
pero también se requería un aparato que garantizara la estabilidad del
sistema democrático y a la vez sirviera de contención al conficto político,
caracterizado por manifestaciones callejeras, huelgas, etc. Lo más impor-
tante, como bien apunta Santos Alvins (1992), era proyectar una imagen
institucional que en nada recordase a la Seguridad Nacional.
La principal innovación del nuevo aparato policial con respecto a la
centralizada Seguridad Nacional, será la importante y defnitiva separa-
ción entre la investigación del delito y la seguridad del Estado. Para lo pri-
mero, se crea una policía científca de investigación, el Cuerpo Técnico
de Policía Judicial, cuyas funciones consistirán básicamente en preparar
y auxiliar a los tribunales penales en lo que a la comprobación de los de-
litos, aprehensión de los delincuentes y acopio de pruebas se refere, y
para lo segundo, esto es, la seguridad del Estado, en 1959 se crea una
Dirección General de Policía (Digepol), que conocerá de los delitos que
atenten contra el orden público y la seguridad de la nación.
La Guardia Nacional, sin ser un cuerpo policial, es ratifcada en sus
funciones de policía, prestando servicio rural, urbano, vial, sanitario, fs-
cal, fronterizo, de conservación ambiental, de protección de instalaciones
industriales, y de vigilancia y custodia penitenciaria, ampliando conside-
rablemente su competencia funcional inicial.
El fn de la dictadura y la disociación del aparato policial no implica
el fnal de la represiva y violenta historia política venezolana. Venezue-
la, a diferencia de otros países latinoamericanos, escapa al autoritarismo
burocrático característico de los regímenes militares de la década de los
sesenta y setenta, pero la ideología del control y la represión se manten-
dría, sólo que vestida de civil.
ACTIVIDAD 3. ELABORACIÓN DE UN SINÓPTICO
Después de realizar la lectura, elaboremos una sinópsis del aparato policial durante la dictadura de Marcos
Pérez Jiménez:
49
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD 4. INVESTIGACIÓN DOCUMENTAL
Imaginemos que en este momento hemos sido designados como responasbles de la una comisión pre-
sidencial de investigadores que debe analizar un documento digital de interés estratégico para la seguridad
ciudadana.
Nuestra misión es hacer un análisis comparativo entre lo decretado en la Gaceta Ofcial No. 22.952 del 23 de
junio de 1949 y las transformaciones que se desarrollan en la actualidad con el nuevo modelo policial.
Revisemos exhaustivamente el siguiente escrito:
TRAMO IV
50
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Art. 6° - Los Ministros de Relaciones Interiores y de
Defensa Nacional quedan encargados de la ejecución del
presente Decreto.
Dado, frmado, sellado y refrendado en el Palacio de
Mirafores, a los veintidos días del mes de junio de milnove-
cientos cuarenta y nueve. – Año 140° de la Independencia
y 91° de la federación,
(L. S.)
CARLOS DELGADO CHALBAUD.
MARCOS PÉREZ JIMÉNEZ.
LUIS FELIPE LLOVERA PAEZ.
Refrendado.
El Ministro de Relaciones Interiores,
(L. S.)
LUIS FELIPE LLOVERA PÁEZ.
Refrendado.
El Ministro de la Defensa Nacional,
(L. S)
MARCOS PÉREZ JIMÉNEZ.
Gaceta Ofcial- Número 22.952. Caracas, 23 de junio de
1949.
Decreto número 162, por el cual se reorganiza el Cuer-
po de Investigación nacional en los términos que en él se
expresan.
LA JUNTA MILITAR DE GOBIERNO
DE LOS ESTADOS UNIDOS DE VENEZUELA
En uso de las facultades que tiene por el Acta de consti-
tución del Gobierno Provisorio y conforme a la atribución
14 del artículo 104 de la Constitución Nacional mandada
a aplicar en el Acta mencionada, y a los artículos 17,22 y
57 de la ley de servicio Nacional de seguridad, en Consejo
de Ministros,
Considerando:
Que los servicios de investigación policial se encuentran
actualmente dispersos en diversas ofcinas que, en su con-
junto, funcionan sin la adecuada organización y sin la debi-
da unidad de acción y dirección que centralice, uniforme y
coordine sus actividades contra la delincuancia;
Considerando:
Que el rápido y progresivo desenvolvimiento de las ac-
tividades nacionales en diversasa regiones del territorio
de la república reclama la reorganización inmediata del
servicio,
Decreta:
Artículo 1°.- Se reorganiza el Cuerpo de Investigación
Nacional en los términos que se expresan en este Decreto.
El nombrado Cuerpo de Investigación estará formado por la
Jefatura y Ofcinas de Seguridad Nacional y los demás ser-
vicios de investigación que funcionan en el Distrito Federal,
los Estados y Territorios Federales de la República.
Artículo 8° - El Cuerpo de Investigación Nacional es-
tará adscrito a la Dirección Nacional de Seguridad y de Ex-
tranjeros del Ministerio de Relaciones Interiores y tendrá
las siguientes atribuciones:
1°- Prevenir la ejecución de toda clase de delitos, tomando
las medidas de seguridad que permitan las leyes.
2°- Investigar todo conato de perturbación del orden público.
3°- Intervenir en la averiguación de hechos delictuosos.
4°- Cooperar con el Poder Judicial en el descubrimiento y
captura d elos reos de delitos de todo orden, a cuyo efecto los
funcionarios del Cuerpo de Investigación Nacional tendrán
el carácter de instructores del sumario, conforme al artícu-
lo 75 del Código de Enjuiciamiento Criminal, y, durante el
proceso penal, el de auxiliares de los Tribunales de Justicia,
en los casos en que sean requeridos por los jueces.
5°- Identifcar, según las instrucciones que imparta la Di-
rección de identifcación, a cuantos individuos fueren de-
tenidos como presuntos autores de hechos constitutivos de
delito o infracción de policía, así como alos que cumplan
penas en los establecimientos penitenciarios o carcelarios.
6°- Organizar el Laboratorio de Técnica Policial y redactar
los informes periciales que els exijan las autoridades com-
petentes, a excepción de aquellos que traten sobre impresio-
nes u huellas papilares, los cuales deberán ser redactados
por peritos del Servicio Nacional de Identifcación.
7°- Cooperar en la persecución de los delincuentes interna-
cionales y mantener constante canje de antecedentes con
las autoridades policiales del exterior.
8°- Ejercer, en cooperación con el Servicio Nacional de Iden-
tifcación, el control de los extranjeros, velando por el cum-
plimiento extricto de las Leyes y Decretos que les atañen.
9°- Cooperar con los Cuerpos y Agentes policiales de los Es-
tados y de las Municipalidades en los fnes propios de éstos.
De igual manera cooperarán con los demás funcionarios y
Cuerpos policiales de la nación en las actividades propias de
los últimos.
Gaceta Ofcial No. 22.952 del 23 de junio de 1949
51
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
10- Los demás que le atañen a las leyes.
Parágrafo Único. - El Cuerpo de Investigación Nacional
conservará su autonomía en cuanto a la forma de prestar
la cooperación a que se refere el ordinal 9° de este artículo.
Artículo 3°- El Cuerpo de investigación Nacional com-
prenderá los siguientes servicios:
1.- Servicio Criminológico.
2.- Servicio de Extranjería.
3.- Servicio Político- Social.
4°.- Laboratorio de Técnica Policial.
5.- Servicio de Archivo.
6.- Escuela de investigación Nacional.
Artículo 4° - El Cuerpo de Investigación estará bajo el
comando del Jefe del Cuerpo de investigación Nacional, de
la libre elección y remoción del Ejecutivo Federal. Habrá
también un Sub-Jefe del Cuerpo, de la libre elección y re-
moción del Ejecutivo Federal, que tendrá el carácter y las
funciones de adjunto del Jefe y que suplirá las faltas tempo-
rales de éste.
Art´culo 5°- Los funcionarios del Cuerpo de Investiga-
ción Nacional serán nombrados y removidos del Ejecutivo
Federal, por Órgano del Ministerio de Relaciones Interiores,
en los términos del presente Decreto; serán apolíticos y téc-
nicos y provendrán de la Escuela de Investigación Nacional
que organizará el Ministerio de Relaciones Interiores.
- Los funcionarios se distribuirán en un escalafón que
comprenderá las siguientes categorías:
- Inspector general de la Ofcinas.
- Jefes de Ofcina. De primera y de Segunda Clase.
- Jefes de Servicio en la Ofcina Central, con categoría
de Jefes de Ofcina de primera Clase.
- Jefes de Brigada.
Ofciales de Primera Clase, de Segunda y de
Tercera.
Art´culo 6° - Se establece el sistema de promoción por
ascenso para la provisión del personal. A tal efecto, la Junta
a que se refere el artículo 45 de la Ley del servicio Nacional
de Seguridad, elaborará la lista de califcación del personal,
de acuerdo con el Reglamento que dicte al efecto el Ministe-
rio de Relaciones Interiores.
Artículo 7.- Los funcionarios del Cuerpo de Investiga-
ción Nacional no podrán ser destituidos sino por una de las
siguientes causas:
a) Defciencia o incapacidad para el desempeño del cargo.
b) Mala conducta e indisciplina en el servicio.
c) Incumplimiento de los deberes del cargo.
Artículo 8.- La destitución de los funcionarios del Cuer-
po de Investigación Nacional será disctada por el Ejecutivo
Federal, por el organo del Ministerio de Relaciones Interio-
res, previa formación de un sumario que instruirá al Ins-
pector General, oídos y constatados los descargos del inte-
resados y visto el dictamen de la Junta Califcadora.
Artículo 9.- El ejecutivo federal podrá emplear transito-
riamente a personas de su libre elección y remoción, para
desempeñar los servicios propios del Cuerpo de Investiga-
ción Nacional, mientras pueda proveer los cargos con egre-
sados de la escuela de Investigación Nacional.
Artículo 10.- Este decreto entrará a regir el día primero
de julio del año en curso fecha en la cual quedará derogado
el Decreto Orgánico de la Ofcina Central de Investigación
Nacional de fecha 22 de julio de 1941.
Artículo 11.- El ministerio de relaciones Interiores que-
da encargado de la ejecución de este Decreto.
Dado, frmado, sellado y refrendado en el Palacio de Mi-
rafores, en Caracas, a los 22 días del mes de junio de mil
novecientos cuarenta y nueve. – Año 140° de la Indepen-
dencia y 91° de la Federación.
(L. S.)
CARLOS DELGADO CHALBAUD.
MARCOS PEREZ JIMENEZ
LUIS FELIPE LLOVERA PAEZ
Refrendado.
El Ministro de Relaciones Interiores,
(L. S.)
LUIS FELIPE LLOVERA PAEZ
Gaceta Ofcial numero 22.952 – Caracas, 23 de junio de
1949.
Decreto numero 163, por el cual se autoriza explicita-
mente a los Gobernadores de Estados y de los Territorios Fe-
derales para dictar los respectivos Presupuestos de Rentas
y Gastos Públicos para el período 1949-1950.
LA JUNTA MILITAR DE GOBIERNO DE LOS ESTADOS
UNIDOS DE VENEZUELA
En uso de las facultades que tiene por el Acta de cons-
titución del Gobierno Provisorio, en Consejo de Ministros,.
Considerando:
Que el situado constitucional, que constituye el mas im-
portante ramo de ingreso de los Estados y Territorios Fede-
rales, esta referido al año económico que concluye el 30 de
TRAMO IV
52
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
junio de cada año, por lo cual resulta aconsejable que los
proximos Presupuestos de Rentas y Gastos Publicos de los
Estados y de los Territorios Federales rijan desde el 1° de Ju-
lio del presente año hasta el 30 de junio de 1950;
Considerando:
Que rara la mejor ejecución de dichos presupuestos así
como para coordinar en forma adecuada a la Administra-
ción Federal con las Administraciones regionales, se hace
necesario ajustar diversos sistemas hacendisticos a normas
inspiradas en la Ley Orgánica de la Hacienda Nacional,
conforme a directivas que se fjaron en la Convención de
Gobierno que tuvo efecto en esta capital,
Decreta:
Articulo 1°- Se autoriza explicitamente a los gobernado-
res de los estados y de los Territorios Federales para dictar
los respectivos Presupuestos de rentas y gastos Públicos,
que deberán regir durante el expresado período compren-
dido entre el 1° de julio de 1949y el 30 de junio de 1950,
ambos inclusive.
Artículo 2°.- Se autoriza asimismo a los expresados
funcionarios para dictar sendos decretos sobre el régimen
hacendistico que deba adaptarse en cada una de las Entida-
des Federales. En los territorios, tanto los respectivos Presu-
puestos como los Decretos aludidos deberán ser aprobados
por las correspondientes Juntas de Administración Muni-
cipal.
Artículo 3°.- El Ministro de Relaciones interiores queda
encargado de la ejecución del presente Decreto.
Dado, frmado, sellado y refrendado en el Palacio de Mi-
rafores, en Caracas, a los veintidos días del mes de junio de
mil novecientos cuarenta y nueve. – Año 140° de la Inde-
pendencia y 91 de la Federación.
(L. S.)
CARLOS DELGADO CHALBAUD.
MARCOS PEREZ JIMENEZ
LUIS FELIPE LLOVERA PAEZ
Refrendado.
El Ministro de Relaciones Interiores,
(L. S.)
LUIS FELIPE LLOVERA PAEZ
Refrendado.
El Ministro de Relaciones Exteriores,
(L. S.)
LUIS EMILIO GOMEZ RUIZ.
Refrendado.
El Ministro de Hacienda,
(L. S)
AURELIO ARREAZA ARREAZA.
Refrendado.
El Ministro de la Defensa Nacional,
(L. S.)
MARCOS PEREZ JIMENEZ
Refrendado.
El Ministro de Fomento,
(L. S.)
MANUEL R. EGAÑA.
Refrendado.
El Ministro de Obras Públicas
(L. S)
GERARDO SANSON.
Refrendado.
El Ministro de Educación Nacional,
(L. S)
AUGUSTO MIJARES
Refrendado.
El Ministro de Sanidad y Asistencia Social,
(L. S.)
ANTONIO MARTÍN ARAUJO
Refrendado.
El Ministro de Agricultura y Cría
(L. S.)
AMENODORO RANGEL LAMUE
Refrendado.
El Ministro del Trabajo,
(L. S)
J. T. ROJAS CONTRERAS
Refrendado.
El Ministro de Comunicaciones,
(L. S)
OSCAR MAZZEI
53
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
A continuación se encuentra el block de nota donde podremos realizar el análisis comparativo previsto.
Te recomendamos que
repases las actividades
donde hayas presentado
difcultades y lleves tus inquie-
tudes y dudas al encuentro
presencial para ser socializa-
das con la y el educador y tus
compañeras (os).
TRAMO IV
54
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD FINAL
Con el fn de sistematizar los saberes abordados a través de las actividades planteadas en el encuentro di-
dáctico, cerraremos con una actividad fnal donde lograrás valorar tu proceso de aprendizaje. En esta sección,
podrás realizar un cierre integrador, el cual consiste en relacionar los aprendizajes obtenidos con el ejercicio de
tus funciones, con acciones para cambiar tu realidad y con una postura política ideológica en el desarrollo del
nuevo modelo policial.
Para ello:
• Se encuentra el block de nota donde podrás realizar una composición escrita donde expongas con manera
libre (palabra, dibujo, entre otros) tu punto de vista sobre los saberes trabajados y su incidencia en el ejerci-
cio de tus labores como funcionario o funcionaria policial.
• Socialicemos tus refexiones y comentarios con tus demás compañeras y compañeros de ambiente en los
encuentros presenciales.
• Sistematicemos la experiencia para establecer relaciones entre los saberes abordados y nuestro contexto
laboral.
55
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
Estimadas y estimados estudiantes, el Encuentro 7 se adentra al cono-
cimiento de una sociedad que inicia un nuevo esquema político, y donde
se aspira a desarrollar al país en todos sus ámbitos en haras de seguir
insertado en la danza internacional del capitalismo, como sistema eco-
nómico.
Para ello te ofrecemos unas actividades que consisten en:
• Unas preguntas generadoras, a partir de las cuales, activarás tus sa-
beres previos con relación a la temática que se va a desarrollar, con el fn
de partir de tu realidad, condición histórica, y de la toma de conciencia
crítica en torno a ella.
• Lecturas, donde identifcaremos la problematica analizada.
• Actividades grupales de análisis de lectura y contrucción de teoría.
• Arqueo de fuente, que nos invita a realizar una investigación docu-
mental para profundizar los saberes del encuentro.
El encuentro te permitirá realizar las refexiones fnales, ser consiste en el planteamiento de una refexión
partiendo de una pregunta problematizadora donde podrás emitir juicios y posibles acciones reales.
Finalmente, el encuentro te ofrece un espacio para que realices la autoevaluación, donde podrás valorar tus
avances en correspondencia a los saberes estudiados.
A continuación se presentan dos lecturas, tomadas de: Núñez, Gilda. Orígenes y desarrollo del aparato poli-
cial venezolano. Politeia, jun. 2006, vol.29, no.37, p.123-148. ISSN 0303-9757 (Documento en línea: http://www2.
scielo.org.ve/pdf/poli/v29n37/art05.pdf) después de que las leamos caracterizaremos la función policial de esa
época en el block de notas que se encuentra en la actividad 3.
ACTIVIDAD 1. LECTURA: BETANCOURT Y LA SEGURIDAD
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
A partir de los años sesenta penetra defnitiva-
mente en Venezuela –así como en otros países lati-
noamericanos– la Doctrina de la Seguridad Nacional,
que defnía los problemas de subsistencia y mante-
nimiento de la soberanía que se presentan en todo
Estado nacional (García Méndez, 1987). A través de
esta doctrina, los cuerpos militares y policiales vene-
zolanos adquirieron conceptos y herramientas ideo-
lógicas y operativas para actuar contra los disidentes
políticos, considerados enemigos internos.
Mientras una nueva Constitución garantista es
promulgada en 1961 –caracterizada por el equi-
librio de los poderes del Estado, por consagrar los
más avanzados derechos fundamentales y por es-
tablecer la armonía entre los derechos de los ciuda-
danos y las necesidades sociales–, se desempolva
y renueva el viejo aparato de represión política (el
mismo del que fueran víctimas durante la dictadu-
ra los integrantes del partido de gobierno), sólo que
con otro nombre y bajo otra autoridad.
PROPÓSITO
Describir el
funcionamiento de la
policía creada por la
fusión puntofjista y su
impacto en la sociedad.
LA POLICÍA PUNTOFIJISTA 1958-1980
ENCUENTRO DIDÁCTICO 7
TRAMO IV
56
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
El gobierno de Betancourt se ve gravemente
afectado por la lucha de los distintos movimientos
sociales y repetidas rebeliones militares que ocupan
la atención del gobierno, trayendo como conse-
cuencia la periódica suspensión de las recién estre-
nadas garantías constitucionales. Los nuevos cuer-
pos de seguridad del Estado actuaron apoyados en
la Doctrina de la Seguridad Nacional y amparados
en la suspensión de las garantías, en la procura del
orden público y como respuesta a las protestas po-
pulares (muchas de ellas a raíz de la misma suspen-
sión). Las políticas gubernamentales se centraron en
la búsqueda de la estabilidad del recién instaurado
régimen democrático.
En los momentos de crisis política descritos,
el nuevo gobierno democrático fue capaz de
violar los mecanismos jurídicos, e incluso ideo-
lógicos, que ellos mismos habían creado para
asegurarse la adhesión popular, utilizando con-
tra la sociedad los instrumentos de coerción y
violencia propios de los regímenes autoritarios.
Según Maza Zavala y Malavé, durante el gobierno de
Betancourt se negó la audiencia a planteamientos
de verdaderas reformas, se clausuró el espacio polí-
tico de la izquierda revolucionaria y se quebrantaron
los términos de la “represión tolerable” (1980:20-21).
En este sentido, y ante las constantes manifestacio-
nes de malestar social y de protestas colectivas, el
gobierno democrático revive la represión sistemáti-
ca sobre los partidos disidentes y declara la censura
política, ilegalizando algunos partidos de izquierda.
Al rechazo político del gobierno siguió la declara-
ción abierta de la lucha armada comunista.
Mientras los partidos de izquierda eran censu-
rados, los grupos gubernamentales de presión po-
lítica continuaron actuando y la acción política vio-
lenta contrarrevolucionaria se fortaleció. Gobierno
y oposición utilizaron la violencia como medio de
comunicación, estableciéndose de esta manera un
círculo vicioso y destructivo que, al menos para el
Estado y algunos centros de poder, puede resultar
funcional, por cuanto puede justifcar la reacción, la
emergencia y la represión.
En este contexto, la violencia como reacción al
conficto fue la opción elegida por el gobierno para
“calmar los ánimos”, y mientras se exaltaban los atri-
butos del Ejército como “garante de la integridad te-
rritorial de la Nación, protector de la Constitución, de
las leyes y de los gobiernos del pueblo”, éstos –junto
al renovado aparato de violencia– respondieron res-
paldando las políticas represivas del gobierno.
Consecuentemente, las medidas gubernamen-
tales en materia de seguridad se tradujeron en
mayores dotaciones para las Fuerzas Armadas Na-
cionales, en el llamamiento a las flas de nuevos
contingentes para asegurar el orden público, y en la
intensifcación de la lucha antiguerrillas (Velásquez
y otros, 1980).
A pesar de los intentos de racionalizar la violencia
estatal –justifcada por algunos por la amenaza per-
manente al sistema democrático y al sistema econó-
mico capitalista–, el fracaso de la legalidad y de las
instituciones democráticas en general se puso en
evidencia a través del terrorismo de Estado, la utiliza-
ción masiva de los recursos de fuerza y la impunidad.
Estas circunstancias persisten durante los primeros
años del siguiente período presidencial 1964-1969, a
cargo de otro representante de AD, Raúl Leoni. Se-
gún Maza Zavala y Malavé (1980), el auge de la vio-
lencia y el funcionamiento normal de la economía
se habían aproximado al límite de incompatibilidad.
Era necesario –según los autores– un clima de con-
ciliación nacional que sirviera de base a una mayor
fuidez de los procesos productivos locales.
57
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD 2. LECTURA: HACIA LA PACIFICACIÓN NACIONAL
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
A partir del 1969, con la elección de Rafael Calde-
ra como presidente de la República, surgen nuevos
y fundamentales principios que orientan la maqui-
naria del Estado hacia una nueva perspectiva en
materia de política nacional e internacional, al tiem-
po que se inicia una política económica que busca
diversifcar la producción nacional y las exportacio-
nes, promoviendo la “venezolanización” de algunas
ramas industriales.
El nuevo gobierno propone un proyecto político
que contempla algunas variantes signifcativas con
respecto a los regímenes anteriores. Entre ellas, un
cambio en el sistema de convivencia internacional:
un “pluralismo ideológico”, basado en un sistema
de coexistencia en el cual un país acepta que otro
formule de distinta manera su orden económico,
político y social.
Arístides Calvani, ministro de Relaciones Exterio-
res durante el período presidencial de Caldera (1969-
1974), señala que en Venezuela “…la precariedad
misma de la paz nos señala que el sistema de rela-
ciones internacionales con arreglo al cual vivimos no
puede conducirnos al objeto anhelado por todos: la
convivencia pacífca y el desarrollo armónico de los
pueblos... Se requieren nuevos principios ético-polí-
ticos para orientar la conducción de esa nueva pers-
pectiva de la política internacional (1993:412-413)”.
Asimismo, el ex Ministro resalta la necesidad de
construir un nuevo orden internacional inspirado en
principios superiores y permanentes, y no en crite-
rios utilitarios y pragmáticos.
Durante este gobierno la política venezolana pa-
rece tender a la autonomía, alejándose de la som-
bra de teorías y doctrinas importadas. Mientras se
abren las vías al diálogo político nacional a través de
la legalización de los partidos proscritos, en el plano
internacional se restablecen las relaciones diplomá-
ticas con algunos países socialistas, entre otras me-
didas tomadas.
El Estado venezolano proclama la unidad latinoa-
mericana (se impulsa el proceso de integración re-
gional con el ingreso de Venezuela al Pacto Andino),
al tiempo que se promueve una sociedad basada en
una “solidaridad pluralista”, apartándose de la agre-
siva política norteamericana implementada por el
gobierno de Nixon.
El gobierno de Caldera adopta un verdadero pro-
grama de pacifcación nacional, proclama una vía de
convivencia democrática que restituya la paz públi-
ca al establecimiento social venezolano, convoca al
diálogo y a la integración de los jefes guerrilleros a
la legalidad democrática, reduciendo considerable-
mente la violencia y represión política que existió
durante los gobiernos anteriores.
Con el apoyo económico que implica el aumento
de la exportación petrolera –que a la vez permite
el desarrollo de un amplio programa de reivindica-
ciones–, la pacifcación nacional se abría camino. A
esta política se acogieron los partidos de izquierda,
los cuales en su mayoría se reestructuraron, for-
mando nuevos partidos, lográndose así un nuevo
movimiento político, a la vez que se profundizaba
la democracia, todo esto en un ambiente de re-
lativa tolerancia política y pluralismo ideológico.
No se duda de la efectividad de la política de pacif-
cación en general, pero la represión se hizo sentir en
otras áreas. La Digepol, que durante diez años había
protagonizado graves episodios en la lucha antigue-
rrillas, fue reemplazada por una nueva organización
denominada Dirección de Servicios de Inteligencia
y Prevención (Disip), creada el 19 de marzo de 1969.
A esta organización le es asignada una función pre-
ventiva en lo concerniente a las labores de inteligen-
cia y contrainteligencia, y funciones represivas en lo
que se refere al orden y la seguridad de la nación.
La fgura del Estado interventor en Venezuela
se intensifcó y fortaleció notablemente durante el
Gobierno de Caldera, y el innovador programa eco-
nómico y administrativo que el Gobierno anunciaba
para la sociedad “se caracterizó por el olvido en lo
que pretendía de sistemático y de instrumento trans-
formador de la sociedad” (Carrera Damas, 1996:204).
A todo esto, quedaba por defnir el papel del
Estado con respecto a la seguridad nacional, y ha-
TRAMO IV
58
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
biendo disminuido considerablemente la existencia
de focos guerrilleros y aumentado la participación
de los partidos políticos en el fortalecimiento de la
democracia liberal, las fuerzas represivas del Estado
se abocaron a la búsqueda de un nuevo enemigo
interno, no ya político. En este estado de cosas, la
violencia institucional toma nuevos tintes, ahora
menos políticos, pero mucho más generalizada.
Quizá una idea clara de la situación de la época
la resume lúcidamente Thamara Santos, cuando
explica que una escalada represiva como la que se
exhibió en una situación de “pacifcación” como la
que se vivía, “no justifcaba sino la incapacidad del
partido y las fuerzas gobernantes para resolver los
grandes problemas acumulados que lógicamente
tendrían que manifestarse como confictos reales”
(1982:100).
Ante el olvido del prometedor programa eco-
nómico propuesto por el gobierno, se localizó un
nuevo enemigo interno: todo un nuevo contingente
que reclamaba la solución de sus confictos, no ya
políticos, sino sociales y económicos, y hacia ellos irá
enfocada la nueva escalada de represión.
El resto ha sido una larga historia de punitivismo,
principalmente como consecuencia del fracaso de
las políticas sociales.
ACTIVIDAD. EXPRÉSATE
Luego de haber leído las lecturas correspondientes al Encuentro Didáctico 7, a continuación se encuentra el
block de nota donde caracterizaremos la función policial de la Venezuela de los años 1958-1980.
59
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ACTIVIDAD FINAL
Con el fn de sistematizar los saberes abordados a través de las actividades planteadas en el encuentro di-
dáctico, cerraremos con una actividad fnal donde lograrás valorar tu proceso de aprendizaje. En esta sección,
podrás realizar un cierre integrador, el cual consiste en relacionar los aprendizajes obtenidos con el ejercicio de
tus funciones, con acciones para cambiar tu realidad y con una postura política ideológica en el desarrollo del
nuevo modelo policial.
Para ello:
• Se encuentra el block de nota donde podrás realizar una composición libre donde expongas tu punto de
vista sobre los saberes trabajados y su incidencia en el ejercicio de tus labores como funcionario o funcio-
naria policial.
• Socialicemos tus refexiones y comentarios con tus demás compañeras y compañeros de ambiente en los
encuentros presenciales.
• Sistematicemos la experiencia para establecer relaciones entre los saberes abordados y nuestro contexto
laboral.
Te recomendamos que
repases las actividades
donde hayas presentado
difcultades y lleves tus inquie-
tudes y dudas al encuentro
presencial para ser socializa-
das con la y el educador y tus
compañeras (os).
BIBLIOGRAFÍA
BIBLIOGRAFÍA DE VENEZUELA COLONIAL Y DE
VENEZUELA REPUBLICANA DEL SIGLO XIX
ACOSTA, Elías, 1850. Del Poder Municipal. Caracas, Im-
prenta de F. Antonio Álvarez.
ARISMENDI, Juan Bautista, 1829. Reglamento de Inspec-
tores de Policía. Caracas, Imprenta de Tomás Antero.
________________, Reglamento provisional de poli-
cía. Caracas, Imprenta de Tomás Antero, 1828.
BARALT, Rafael María y DÍAZ Ramón, Resumen de la
historia de Venezuela desde el año de 1797 hasta el
de 1850. Paris, Imprenta de H. Fournier y Compañía,
Tomo II, 1844.
BIBLIOTECA de la Academia de Ciencias Políticas y
Sociales, Leyes y Decretos de Venezuela 1830-1840.
Caracas, Biblioteca de la Academia de Ciencias
Políticas y Sociales, Serie Republicana de Venezue-
la, Tomo I,
________________, 1982. Leyes y Decretos de Vene-
zuela 1841-1850. Caracas, Biblioteca de la Academia
de Ciencias Políticas y Sociales, Serie Republicana
de Venezuela, Tomo II.
BOLÍVAR, Simón, Decreto de supresión de las Municipa-
lidades. Bogotá, 17 de noviembre de1828.
________________, Proyecto de decreto sobre Policía
General que somete al examen público el Libertador.
Caracas, en la imprenta de Valentín Espinal, 1827.
BOSUET, Jacques, Política deducida de las propias pala-
bras de la Sagrada Escritura. Madrid, Antonio Marín,
1743.
CABILDO DE CARACAS, 1971. Actas del Cabildo de Ca-
racas. Caracas, Ediciones del Concejo Municipal,
Tomo I.
________________, 1972. Actas del Cabildo de Ca-
racas. Caracas, Ediciones del Concejo Municipal,
Tomo II.
CASTILLO, Pedro P. del, Teatro de la Legislación Colom-
biana y Venezolana Vigente. Que contiene en forma
de diccionario. Valencia-Venezuela, Imprenta del
Teatro de Legislación a cargo de N. Carrasquero,
Tomos I-III, 1852.
Diputación Provincial, Ordenanzas, Resoluciones y
Acuerdos de la H Diputación Provincial de Caracas.
Vigentes el día 10 de diciembre de 1846. Caracas,
Imp. Por George Corser, 1847.
________________, Reglamento de Policía para la
Provincia de Caracas Decretado por la Diputación
Provincial en 1834.Caracas, Imprenta de A. Dami-
rón, 1834.
________________, Resolución de la Diputación
Provincial de Caracas y Reglamento formado por el
Gobierno de la misma Provincia para el servicio de la
Guardia Municipal mandada organizar por aquella.
Caracas, Imprenta de A. Damiron, 1834.
61
TRAMO IV
62
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
ESTÉVEZ GONZÁLEZ, Edgar, Las guerras de los cau-
dillos. Caracas, Los Libros de El Nacional, Editorial
CEC, C. A., 2006.
GABALDÓN MÁRQUEZ, Edgar, Los destinos manifestos:
exploración histórica de la doctrina mítica y milenial,
que ha promovido y justifcado los imperialismos. Ca-
racas, Casuz Editores, 1977.
GONZÁLEZ DELUCA María Elena, Antonio Guzmán
Blanco. Biblioteca biográfca venezolana, número
53. Caracas, C.A. Editora El Nacional, patrocinado
por Banco Caribe y C.A. Editora El Nacional, 2007.
GONZÁLEZ GUINÁN, Francisco, Historia Contem-
poránea de Venezuela. Caracas, Ediciones de la Presi-
dencia de la República de Venezuela, Vol. I-XV, 1954.
HOBBES, Thomas, Leviatán. México, Editorial Gernika,
1994.
IREIN Domingo y MCETT Ingrid, Caudillos militares y
poder: una historia del pretorianismo en Venezuela.
Caracas, UCAB, 2008.
LOCKE, John, Ensayo sobre el Gobierno Civil. México,
Ediciones Gernika, 1996.
LUCENA SAMORAL Manuel y John Lynch, Historia de
Iberoamérica. Madrid, Editorial Cátedra, segunda
edición, Tomos I-III., 1992.
MONTENEGRO y COLÓN Feliciano, Geografía General
para el uso de la juventud de Venezuela. Caracas, Im-
prenta de A. Damiron, Tomo IV, 1837.
MONTESQUIEU, Charles, Del espíritu de las leyes. Ma-
drid, Editorial Tecnos, 1972.
MORALES PADRÓN, Francisco, Historia de unas relacio-
nes difíciles (EEUU-América española). Sevilla, Publi-
caciones de la Universidad de Sevilla, 1987.
NUNEZ, Gilda. Orígenes y desarrollo del aparato policial
venezolano. Politeia, jun. 2006, vol.29, no.37, p.123-
148. ISSN 0303-9757 (Documento en línea: http://
www2.scielo.org.ve/pdf/poli/v29n37/art05.pdf)
PÁEZ José Antonio, Autobiografía. New York, Imprenta
de Hallet y Breen, vol. I-II, 1869.
________________, Reglamento General de Policía
para el Gobierno de las provincias del norte de la Re-
pública de Colombia. Caracas, Impreso por Bartolo-
mé Valdés, 1828.
QUINTERO, Inés (Coordinadora), Antonio Guzmán
Blanco y su época. Caracas, Monte Ávila Editores,
1994.
RONDÓN MÁRQUEZ, J. R., Guzmán Blanco “El autócra-
ta Civilizador”. Caracas, Tipografía Garrido, tomo I,
1944.
SALCEDO BASTARDO, Historia fundamental de Vene-
zuela. Caracas, UCV, 1982.
TEJERA, Miguel, Compendio de la Historia de Venezue-
la. Desde el descubrimiento de América hasta nue-
stros días (De 1492 a 1874). BiblioBaazar, 2009
UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA, Cuerpo de
Leyes de la República de Colombia 1821-1827. Cara-
cas UCV-CDCH, 1961.
BIBLIOGRAFÍA SIGLO XX
ABREU, José Vicente, Se llamaba SN. Caracas, Monte
Ávila Editores Latinoamericana, 2005.
ARAUJO Orlando, Venezuela violenta. Caracas, Edicio-
nes ESPERIDES, 1968.
BARDACH, Ann Louise, Without Fidel. New York, 2009.
BETANCOUTR, Rómulo, Dos años de gobierno demo-
crático, 1959-1961. Caracas, Imprenta Nacional, 1961.
________________, Inquebrantable decisión de
mantener el orden público: categórico mensaje
con motivo de los sucesos del 4 de agosto que
condujeron a una suspensión parcial de garantías.
Caracas, Imprenta Nacional, 1959.
________________, Posición y doctrina. Caracas, Edi-
torial Cordillera, 1959.
BLANCO MUÑÓZ, Agustín, La dictadura: habla el ge-
neral Marcos Pérez Jiménez. Caracas, UCV-CDCH y
Editorial José Martí, 1983.
________________, La Dictadura: Pedro Estrada ha-
bló. Caracas, UCV-CDCH y Editorial José Martí, 1983.
63
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
BUSTAMANTE LARA, Regina, La Doctrina de Seguridad
Nacional: un instrumento autoritario. Caracas, FHE-
UCV, 1987.
CABALLERO, Manuel, La crisis de la Venezuela contem-
poránea. Caracas, Monte Ávila Editores, 1999
CALDERA, Rafael, De Carabobo a Punto Fijo. Caracas,
Editorial Panapo de Venezuela, 1999.
________________, Eleazar López Contreras, camino
a la democracia. San Cristóbal-Venezuela, Fondo
Editorial del Estado Táchira, 1983.
CAMPINS, Héctor, El Presidente Medina: de la represión
a la libertad. Caracas, Planeta Venezolana, 1990.
CARREÑO, Manuela, RODRÍGUEZ Irene y otros, Cipria-
no castro en cinco miradas. Caracas, Centro nacio-
nal de Historia, 2008.
CARREÑO DELGADO, Francisco, El Benemérito “Un bel-
laco admirable”. Caracas, Editorial PANAPO, 1987.
CASTILLO, Víctor, El triángulo histórico: Castro, Gómez,
López Contreras. Caracas, Tipografía Garrido, 1943.
CASTRO, Pedro, Problemas de historia del Movimiento
obrero venezolano, 1936-1950. Caracas, Escuela de
Historia, FHE-UCV, 1984.
CATALÁ, José Agustín, Los crímenes impunes de la dic-
tadura: documentos para la historia del perezjimeni-
smo. Caracas, Ediciones Centauro, 1972.
Comisión Nacional de Legislación, Codifcación y Ju-
risprudencia, Policía Judicial y represión del delito.
Caracas, Ministerio de Justicia, 1977.
COTO MONGE, Roberto, La realidad de la Alianza para
el Progreso. Turrialba-Costa Rica, Instituto Intera-
mericano de Ciencias Agrícolas, 1962.
DE ONIS Juan y LEVINSON Jerome, La Alianza extravia-
da: un informe crítico de la alianza para el Progreso.
México, Fondo de Cultura Económica, 1972.
DE SALES PÉREZ, Francisco, “Cuerpo Técnico de Policía
Judicial”. En Libros Homenaje a Rafael Pizani, Cara-
cas, Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, UCV,
1979, pp. 313-333.
DE SALES PÉREZ, Francisco, La policía judicial. Valencia,
Colegio de Abogados, 1972.
DÍAZ RANGEL, Eleazar, Mirafores fuera de juego. Cara-
cas, Alfadil Ediciones, 1990.
ESTADOS UNIDOS, Alianza para el progreso: mensaje
del 13 de marzo de 1961.
FUENMAYOR, Juan Bautista, Historia de la Venezuela
Política Contemporánea 1899-1969. Caracas, s/i, 1979.
LITTUMA ARIZAGA, Alfonso, Doctrina de Seguridad
Nacional. Caracas, s/i, 1967.
________________, Seguridad Nacional, Derecho y
Democracia. Caracas, s/i, 1980.
LÓPEZ CONTRERAS, Eleazar, Gobierno y época del Pre-
sidente Isaías Medina Angarita. Caracas, Congreso
de la República, 1987.
LÓPEZ MAYA, Margarita, De Punto Fijo al pacto social:
desarrollo y hegemonía de Venezuela (1958-1985).Ca-
racas, Fondo Editorial Acta Universitaria, UCV, 1989.
LUCENA, Héctor, Las relaciones laborales en Venezuela:
el movimiento obrero petrolero, proceso de forma-
ción y desarrollo. Caracas, Centauro, 1982.
MCSHERRY, J. Patrice, Los Estados depredadores: la
Operación Cóndor y la guerra encubierta de América
Latina. Santiago-Chile, LOM ediciones, 2009.
ORTIZ TORREALBA, Luis, El régimen gomecista y sus
políticas de vigilancia y seguridad de Estado. Cara-
cas, Escuela de Historia, FHE-UCV, 1986. (Tesis de
Grado).
PINO ITURRIETA, Elías (Compilador), Juan Vicente
Gómez y su época. Caracas, Monte Ávila Editores
Latinoamérica, 1993.
POCATERRA, Rafael, Memorias de un Venezolano de la
decadencia. Caracas, Monte Ávila Editores, 1979.
POLANCO ALCÁNTARA, Tomás, Eleazar López Contre-
ras. Caracas, Editorial Melvin, 1995.
QUINTERO, Inés, El ocaso de una estirpe: la centraliza-
ción restauradora y el fn de los caudillos históricos.
Caracas, Alfadil, 1989.
TRAMO IV
64
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
RAMÍREZ LÓPEZ, Eduardo, Isaías Medina Angarita: Pre-
sidente de la transformación. Caracas, Universidad
Católica Andrés Bello, 2005.
RANGEL, José Vicente, Expediente negro. Caracas, Do-
mingo Fuentes, 1969.
REPÚBLICA DE VENEZUELA, Compilación de Leyes y
Decretos de Venezuela. Caracas, Ediciones de la Pre-
sidencia de la República, 1986.
________________, Recopilación de Leyes y Decretos
de Venezuela. Caracas, Imprenta Nacional (Edición
Ofcial), 1976.
RIERA ENCINOZA, Argenis, Infuencia norteamericana en
la función policial latinoamericana. Caracas, s/i, 1983.
________________, La dialéctica de la Función Poli-
cial. Caracas, Edisil, 1985.
________________, Los Gendarmes del orden en
América Latina. Mérida-Venezuela, Editorial Vene-
zolana C. A., 1985.
RICO, José María (Compilador), Policía y sociedad de-
mocrática. Madrid, Alianza Universidad, 1983.
RODRÍGUEZ, Luis Cipriano, Gómez: agricultura, pe-
tróleo y dependencia. Caracas, Editorial Tropykos,
1983.
RODRÍGUEZ, Manuel Alfredo, El libro rojo del Gene-
ral López Contreras, 1936: documentos robados por
espías de la policía política. Caracas, Ediciones Cen-
tauro, 1985.
S.a., Las Fuerzas Armadas y la función de policía en el
Estado Contemporáneo. Mérida.-Venezuela, Im-
prenta Ofcial del Estado Mérida, 1978.
S.a., Libro Rojo 1936: el rótulo comunista en el régimen del
General López Contreras. Caracas, Italgráfca, 1990.
SALAZAR MARTÍNEZ, Francisco, Tiempo de Compa-
dres. De Cipriano Castro a Juan Vicente Gómez. Cara-
cas, Librería Piñango, 1972.
SELSER, Gregorio, Alianza para el Progreso: la mal naci-
da. Buenos Aires, Ediciones Iquazú, 1964.
S. a., Prisiones de Venezuela a la muerte de Juan Vicente
Gómez, 1935. Caracas, Ediciones Centauro, 1974.
SILVA LUONGO, Luis José, De Cipriano Castro a Carlos
Andrés Pérez, 1889.1979. Caracas, Monte Ávila Edito-
res Latinoamérica, 2000.
TAPIA VALDÉS, Jorge, El terrorismo de Estado: la Doctri-
na de la Seguridad Nacional en el Cono Sur. México,
Editorial Nueva Imagen, 1980.
URQUIJO GARCÍA, José Ignacio, El movimiento obrero
en Venezuela. Caracas, Organización Internacional
del Trabajo (OIT), UCAB, INAESIN, 2004.
VALSALICE, Luigi, La guerrilla castrista en Venezuela y sus
protagonistas, 1962-1969. Caracas, Centauro, 1979.
_____________, Guerrilla y Política: curso de acción en
Venezuela 1962-1969.
VELÁZQUEZ, Ramón J., SUCRE José Francisco y CELLI
Blas Bruni, Betancourt en la historia de Venezuela del
siglo XX. Caracas, Ediciones Centauro, 1980.
VELÁZQUEZ, Ramón J., Venezuela moderna. Medio si-
glo de historia, 1926.1976. Caracas, Fundación Euge-
nio Mendoza, Editorial Ariel, 1979.
BIBLIOGRAFÍA GENERAL
ALTAMIRA, Pedro Guillermo, Policía y Poder de Policía.
Buenos Aires-Argentina, ABELEDO-PERROT, 1963.
BREWER-CARÍAS, Allan-Randolph, Cambio Político y
reforma del Estado en Venezuela. Madrid, Editorial
Tecnos, 1975.
________________, Cinco siglos de historia y un país en
crisis. Caracas, Ediciones Conjuntas (Editorial Ateneo
de Caracas, Editorial Jurídica de Venezuela), 1979.
________________, Política, Estado y Administración
Pública. Caracas, Academia de Ciencias Políticas y
Sociales, Comisión Presidencial V Centenario de
Venezuela, 1998.
________________, Refexiones sobre la organización
territorial del Estado en Venezuela y en la América Co-
lonial. Caracas, Editorial Jurídica Venezolana, 1997.
65
TRAMO IV
HISTORIA DE LA
POLICÍA EN VENEZUELA
BREWER-CARÍAS, Allan-Randolph e IZQUIERDO COR-
SER, Norma, Estudios sobre la regionalización en Vene-
zuela. Caracas, UCV-Ediciones de la Biblioteca, 1977.
FIORINI, Bartolomé A., Poder de policía. Buenos Aires,
Editorial Alfa, 1957.
FUNDACIÓN POLAR, Diccionario de Historia de Vene-
zuela. Caracas, Fundación Polar, Vols. I-IV, 1997.
KLARE, Michael, La guerra sin fn. Barcelona-España,
Editorial Noguer, 1974.
____________, Armas y Poder en América Latina. Mé-
xico, Editorial Era, 1978.
LEJARZA A. Jacqueline, La actividad de policía admi-
nistrativa. Caracas, Cuadernos de la Cátedra Funda-
cional Allan R. Brewer-Carias de Derecho Público,
Universidad Católica del Táchira, N° 4, Editorial Ju-
rídica Venezolana, 1997.
LOUBET DEL BAYLE, J., La policía. Madrid: Acento Edi-
torial, 1998.
MATTERLAND, Armand, Un mundo vigilado. Barcelo-
na-España, Ediciones Paidís Iberoamérica, 2009.
MORÓN, Guillermo, Historia de Venezuela. Caracas,
Italgráfca, 1971.
NIÑO GALEANO, Ramón, Derecho de Policía. Bogotá,
Pontifcia Universidad Javeriana, s/f.
PLAZA MÁRQUEZ, Rodolfo, Doctrina y acción del Cuer-
po Técnico de Policía Judicial. Caracas, Empresa el
Cojo, 1956.
POLICÍA METROPOLITANA, Dos siglos de historia poli-
cial. Caracas, Policía Metropolitana, 1982.
SISO MARTÍNEZ, J. M., Historia de Venezuela. Caracas,
Editorial “Yocoima”, 1962.
VASQUEZ, Ramón F., Poder de policía. Buenos Aires,
Ministerio de Justicia e Instrucción Pública de la
Nación, 1957.
VENERONI, Horacio, Estados Unidos y las Fuerzas Ar-
madas de América Latina. Buenos Aires, Ediciones
Periferia, 1971.
REVISTAS
GUERRERO OROZCO, Omar, “Las Ciencias Camera-
les”. En Revista Ensayos, México, UNAM, vol. II, N° 6,
1985, pp. 16-20.
________________, “Tadeo Ortiz: un cultivador
mexicano de la ciencia de policía.” En Los Univer-
sitarios, México, Vol. XIII, Nº 30, 30 de octubre de
1985, pp. 1-11.
MALAGÓN PINZÓN, Miguel, “La ciencia de la policía
y el derecho administrativo.” En Revista Estudios
Socio-Jurídicos, Bogotá, Universidad del Rosario,
enero-junio, Año/vol. 6, Nº 001, 2004, pp. 174-210.
NÚÑEZ Hilda, “Orígenes y desarrollo del aparato poli-
cial”. En Politeia, Caracas, Vol. 26, N° 37, junio 2006,
pp. 123-148.
Revista de la Escuela del Servicio Nacional de Seguridad.
Caracas, Año 1, N° 1, 1938.
DOCUMENTOS
Siglo XX:
Gaceta Ofcial de los Estados Unidos de Venezuela. Ca-
racas, N° 22.760, Año LXXVII, Mes I, miércoles 3 de
noviembre de 1948.
Gaceta Ofcial de la República de Venezuela, Caracas, N°
25.568, Año LXXXVI, Mes IV, viernes 24 de enero
de 1958.
Gaceta Ofcial de la República de Venezuela, Caracas, N°
25.591, Año LXXXVI, Mes V, jueves 20 de febrero de
1958.
Gaceta Ofcial de la República de Venezuela, Caracas,
N°25.962, Año LXXXVII, Mes VIII, sábado 16 de
mayo de 1959.
Gaceta Ofcial de la República de Venezuela, Caracas, N°
27.134, Año XCI, Mes VII, viernes 3 de mayo de 1963.
Gaceta Ofcial de la República de Venezuela, Caracas, N°
28.878, Año XCVII, Mes VI, jueves 20 de marzo de 1969.
REFERENCIAS
Feo, R. (2009). Estrategias Instruccionales para Promo-
ver el Aprendizaje Estratégico en Estudiantes del Ins-
tituto Pedagógico de Miranda José Manuel Siso Mar-
tínez. Trabajo de grado de Maestría no publicada,
Instituto Pedagógico de Miranda José Manuel Siso
Martínez, Miranda.
Holmberg, B. (1995). Educación a distancia: Situación y
perspectivas. Buenos Aires: Kapelusz.
67
TIPO DE UNIDAD CURRICULAR
CURSO
EJE DE FORMACIÓN
PROFESIONAL
MODALIDAD
DISTANCIA
DURACIÓN
75 HORAS
VERSIÓN
1
MATERIAL DIDÁCTICO
DE LA Y EL DISCENTE
INVESTIGACIÓN
PENAL II
TRAMO IV
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA
LAS RELACIONES INTERIORES Y JUSTICIA
Ministro Tareck El Aissami
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA
LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA
Ministra Yadira Córdova
AUTORIDADES UNIVERSIDAD NACIONAL
EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
Rectora
Soraya Beatriz El Achkar Gousoub
Vicerrectora de Desarrollo Académico
Aimara Aguilar
Vicerrector de Creación Intelectual
y Vinculación Social
Antonio González Plessmann
Secretario
Frank Bermúdez Sanabria
VICERRECTORADO
DE DESARROLLO ACADÉMICO
Vicerrectora
Aimara Aguilar
Directora de Gestión de Desarrollo Curricular
Ruzay Rangel
Coordinador del P.N.F. Policial
José Cardoso
UNIVERSIDAD NACIONAL
EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
Dirección: Calle La línea, zona industrial L, Catia.
Apartado postal: Caracas 1030 - Venezuela.
WWW.UNES.EDU.VE
TRAMO IV: MATERIAL “INVESTIGACIÓN PENAL II”.
Expertos en contenido
Iván Heredia Gutiérrez
Williams Romero
Ligia Batista
Diseñadores instruccionales
Marcos Vásquez
Migdalys Marcano
Yesenia Bermúdez
Productora editorial
María Alejandra Morales
Coordinador gráfco
Rafael León
Corrección de estilo
Nelba García
Maira Rojas
Larry Peña
Diseño Gráfco y diagramación
Seudy Parada
Fotógrafo
Miguel Pereira
Caracas, marzo de 2012
CONTENIDO
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN PENAL II
PRESENTACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73
INTRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77
PROPÓSITO DE INVESTIGACIÓN PENAL II . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77
ORIENTACIONES Y RECOMENDACIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78
ESTRUCTURA DEL MATERIAL DIDÁCTICO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78
UNIDADES DIDÁCTICAS
ENCUENTRO DIDÁCTICO 1
LA CRIMINALÍSTICA EN LA FUNCIÓN POLICIAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80
ENCUENTRO DIDÁCTICO 2
CRIMINALÍSTICA DE CAMPO: OBSERVAR, INTERPRETAR, BUSCAR, RESGUARDAR Y FIJAR . . . . . . . . . . . 91
ENCUENTRO DIDÁCTICO 3
CRIMINALÍSTICA DE CAMPO: COLECCIÓN, EMBALAJE, ROTULACIÓN Y ENVÍO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112
BIBLIOGRAFÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 127
73
PRESENTACIÓN
L
a historia contemporánea de Venezuela registra
diversas prácticas policiales inadecuadas que
han dejado en evidencia una profunda carencia
de valores, de principios morales y un fuerte desape-
go al respeto de los derechos humanos por parte del
funcionariado policial.
Dichos modus operandi se derivaron, en parte, del
modelo de formación policial con enfoque militarista
impartido a los integrantes de los cuerpos policiales.
Entre ellos, destacan: el uso indebido o excesivo de la
fuerza, la aplicación de técnicas y procedimientos sin
diferenciar los casos en los que se producían daños y
perjuicios a la población, y un alto grado de corrup-
ción policial.
Con la intención de corregir tales desviaciones y
en concordancia con el modelo de sociedad demo-
crática, participativa, protagónica y corresponsable
–expresado en la Constitución de la República Boliva-
riana de Venezuela– el gobierno del presidente Hugo
Chávez Frías creó la Universidad Nacional Experimen-
tal de la Seguridad (UNES). La fnalidad de esta insti-
tución académica especializada es, pues, encargarse
de la profesionalización y del desarrollo integral de
las funcionarias y los funcionarios de la seguridad ciu-
dadana venezolana; por ello, se ha propuesto como
una de sus principales tareas formar el nuevo modelo
policial, en el que las y los ofciales desarrollen habili-
dades y destrezas para aproximarse a sus semejantes.
Dado que los problemas policiales ya menciona-
dos han contribuido directamente con la descompo-
sición social por la que atraviesa Venezuela actual-
mente, se justifca la implementación del Programa
Nacional de Formación Policial. Los propósitos y ob-
jetivos de este programa se orientan al acercamiento
y ejercicio político legítimo de valores fundamentales
como la ética, la justicia y la solidaridad que son, en
sí mismos, la misión humanista de la revolución bo-
livariana.
Así, la tarea de la UNES, vista en los múltiples ám-
bitos de la cotidianidad comunitaria e individual, apo-
yará la transformación que requieren los procesos de
formación en los ambientes de aprendizaje para con-
tribuir con la profesionalización de las funcionarias y
los funcionarios policiales. Esto, a su vez, permitirá la
cancelación de la vieja deuda social y política que se
tiene con los cuerpos policiales.
Sin embargo, el concepto de seguridad ciudada-
na abarca, de acuerdo con el Texto Constitucional de
1999, el derecho de protección que tiene el pueblo
venezolano frente a todas las situaciones de amenaza,
vulnerabilidad y riesgo, tanto de su integridad física
como de sus propiedades; también, incluye el disfrute
de las garantías y los derechos constitucionales. Por
ello, se ha erigido como una de las principales respon-
sabilidades y competencias del Estado venezolano.
A fn de brindar confanza y certidumbre a la ciu-
dadanía en general, el gobierno bolivariano ha dise-
ñado e implementado políticas y planes que permi-
TRAMO IV
74
INVESTIGACIÓN
PENAL II
tan, en primer lugar, mantener y restablecer el orden
público–esto es, prevenir o represar el delito y la vio-
lencia. En segundo lugar, pero no menos importante,
dar respuestas efectivas frente a diversas emergen-
cias y desastres.
Por ello, es menester que la estructura del gobier-
no, responsable de esta política pública, cuente con
funcionarias y funcionarios técnico-políticos forma-
dos en las distintas profesiones relacionadas con la
seguridad ciudadana, que estén debidamente capa-
citados para:
• Acudir al llamado que se le haga ante situaciones
peligrosas para la colectividad.
• Precisar y decidir sobre las áreas relacionadas con
la seguridad ciudadana.
• Realizar un control político efcaz sobre las medi-
das que se implementen para la protección de la
integridad física y propiedades de las personas o
grupos que integran la sociedad venezolana.
• Habilitar y facilitar el funcionamiento de mecanis-
mos de participación de las comunidades que ha-
gan efectivas las acciones de control para favorecer
la transparencia y rendición de cuentas por parte
de los responsables de las instituciones a cargo de
la política pública de seguridad ciudadana.
Dentro de este marco de ideas, la UNES −en cum-
plimiento con lo establecido en el artículo 332 de la
Constitución de la República Bolivariana y el artícu-
lo 37 de la Ley Orgánica del Servicio de Policía y del
Cuerpo de Policía Nacional, además del PNF Policial,
se ha planteado como prioridad el diseño y la imple-
mentación de los siguientes Programas Nacionales
de Formación:
• Protección Civil y Administración de Desastres
• Bomberil
• Investigación Penal
• Penitenciaria
Del mismo modo, se ha trazado la profesionaliza-
ción de las y los ofciales de los órganos de seguridad
estadales y municipales para elevar su nivel de forma-
ción, instrucción y técnica; en virtud de lo cual, esta
universidad orientará y asistirá técnicamente a las
academias estadales y municipales para que asuman
los nuevos planes de estudio.
Para lograrlo, la UNES rompe con los paradigmas
de la educación tradicional bancaria y se basa en el
enfoque de la Teoría Crítica. Aborda la formación des-
de la perspectiva de la emancipación, cuyo fn último
es la aprehensión de la realidad para originar cambios
profundos que permitan, individual y colectivamen-
te, la construcción de la historia cotidiana por parte
de sujetos con conciencia ciudadana crítica, capaci-
dad de inventiva y discernimiento.
Se trata de una educación en la que las y los estu-
diantes son considerados sujetos políticos de acción,
que deben y pueden generar la transformación perso-
nal y social. Es decir, se trata de una educación para el
ejercicio del poder ciudadano, que demande la garan-
tía de sus derechos, denuncie la barbarie y proponga
nuevas formas de organización institucional. Desde
una comunidad de sujetos políticos, este poder ciuda-
dano permite participar en la construcción de políti-
cas, levantar la voz y la mano para aprobar o rechazar,
así como proponer o criticar, las decisiones a tomar.
Desde esa óptica, las acciones formativas en la
UNES se conducen desde la educación popular, como
modelo de educación integral que asume el proceso
educación-acción-transformadora a modo de pilar
para la refundación de la institucionalidad de segu-
ridad ciudadana en general, en concordancia, por
supuesto, con los cambios socio-históricos y políticos
registrados en la Venezuela actual. Los principios de
la educación popular permiten a mujeres y hombres
adquirir nuevas categorías para enfrentarse a su rea-
lidad, superar las alienaciones a las que están some-
tidos y autoafrmarse como cocreadores de su futuro
histórico, conscientes de que sólo las refexiones y la
práctica de un conjunto de acciones les permite la
confrontación continua, progresiva y permanente.
Uno de los elementos característicos de la educa-
ción popular es la dialogicidad como estrategia emi-
75
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
nentemente ética y epistemológica, cognoscitiva y
política; como un proceso de rigor en el que existe
la posibilidad real de construir el conocimiento, de
aceptar al otro y asumir la radicalidad en el acto de
amar. El diálogo es más que un método, es una pos-
tura frente al proceso de aprender-enseñar: “unos en-
señan, y al hacerlo aprenden, y otros aprenden, y al
hacerlo enseñan” (Freire 1993: 106).
Esta manera de entender el diálogo rompe el mo-
delo tradicional del docente como agente poseedor
de los conocimientos y del alumno como el deposi-
tario de los mismos. Por el contrario, los Programas
Nacionales de Formación impartidos en el marco de
la UNES desechan la idea del alumno como ser sin luz
depositario de los conocimientos estáticos del docen-
te. En este modelo de educación democrática y parti-
cipativa, el alumnado pasa a ser estudiantado; por su
parte, el cuerpo docente se convierte en educadoras
y educadores, quienes con su mayéutica incentivan la
refexión y construcción social. En resumen, los acto-
res educativos se convierten en verdaderos protago-
nistas del proceso enseñanza-aprendizaje, en el que
ambos enseñan y ambos aprenden, a través de un
intercambio permanente de saberes intermediados
por el diálogo crítico y refexivo.
Por otro lado, la participación en el ámbito acadé-
mico, socio-político y cultural, en términos de produc-
ción cultural y simbólica, permitirá construir a partir de
la sistematización de experiencias comunitarias. El ob-
jetivo es que este contexto de acción permee el dise-
ño curricular para que responda a las necesidades de
transformación social: disminución de la exclusión, re-
versión de los procesos delictivos, fortalecimiento de
la ecología social (desde el mejoramiento del hábitat)
y equilibrio entre lo femenino y lo masculino. Como es-
tas condiciones se complementan en el complejo en-
tramado de las relaciones humanas, permiten estable-
cer una visión integrada de los procesos individuales,
comunitarios e institucionales en los que intervienen.
Del mismo modo, los procesos formativos de la Uni-
versidad Nacional Experimental de la Seguridad se aco-
gen al enfoque de género, que posibilita la comprensión
de las diferencias de la diversidad y específcamente,
que lucha por erradicar, de las prácticas sociales cotidia-
nas, tanto el sexismo lingüístico como el sexismo social
de los cuales son víctimas las mujeres en general.
Un tema que también distingue la formación UNES
es el enfoque del ecosocialismo. Éste hace énfasis en el
cuidado del entorno ecológico donde se habita; en la
producción de mercancías sin deterioro del ambien-
te, lo que se traduce en una apreciación de los valores
de uso en detrimento de los valores de cambio, que
se funda en la actividad económica propia de empre-
sas de producción socialista, lo que genera una trans-
formación de las necesidades y un cambio profundo
hacia la dimensión cualitativa del ser humano.
Otra importante característica de los procesos de
formación de esta Universidad es la glocalidad. Ésta se
refere a una forma de resistencia social ante la globa-
lización de corte neoliberal que se nos ha intentado
imponer con fuerza. Es una invitación a vernos en la
dialéctica de lo cercano (local) y lo lejano (global), sin
que esa tensión degenere en minusvaloración de uno
u otro componente de la relación. En términos educa-
tivos, implica compaginar la búsqueda de soluciones
a los problemas que afectan la seguridad ciudadana
de la población y la posibilidad de enriquecimiento
que brinda el intercambio de saberes con actores que
debaten y construyen, en sintonía, sobre los mismos
problemas y necesidades.
En esta misma línea, destaca que el modelo de
educación integral asumido por la UNES se caracte-
riza por el humanismo, por fomentar el desarrollo de
una ética profesional respetuosa de los derechos hu-
manos. Como se sabe, éstos representan el conjunto
de libertades, facultades y reivindicaciones que ga-
rantizan una vida digna a toda persona. Son inde-
pendientes de factores particulares como estatus,
sexo, orientación sexual, etnia o nacionalidad; tam
poco dependen exclusivamente del ordenamiento
jurídico vigente. Desde un punto de vista más rela-
cional, los derechos humanos se han defnido como
TRAMO IV
76
INVESTIGACIÓN
PENAL II
las condiciones que permiten crear una relación inte-
grada entre el individuo y la sociedad, que le permita
ser persona, identifcándose con sí mismo y con los
otros. Por esta razón, desde la perspectiva institucio-
nal, se constituyen en la base del modelo constitu-
cional y están plenamente reconocidos como objeti-
vos y fnes de la educación.
En la UNES los derechos humanos se privilegian;
por ello, transversalizan los objetivos de sus cinco
PNF, así como las diferentes actividades previstas
para las interacciones didáctico-formativas. En líneas
generales, se asumen como un conjunto de necesida-
des, valores y principios esenciales para el disfrute y
desarrollo de la dignidad humana.
Estos temas son, pues, el pilar axiológico de los
proyectos educativos UNES en aras de ofrecer, a la
Venezuela que se está construyendo, un nuevo mo-
delo de servidora y servidor público que refeje en sus
prácticas y en su discurso cotidiano: mística, sentido
de dignidad de la función encomendada y valor al-
truista del servicio al pueblo. En resumen, nuevas ser-
vidoras y servidores cuya imagen, discurso y acciones
sean cónsonos con la nueva visión de la seguridad
ciudadana preventiva y de proximidad, inscrita en el
paradigma socialista del siglo XXI.
En líneas generales, la Universidad Nacional Expe-
rimental de la Seguridad pretende afanzar en sus es-
tudiantes la formación básica, la capacitación perma-
nente, la investigación, el estudio y la divulgación de
todas aquellas materias relacionadas con la seguridad
ciudadana, de acuerdo con los campos de estudio es-
pecífcos. Así, se propone garantizar al estudiantado
un proceso de formación de elevada calidad cuyo
corolario será la expresión de sus fortalezas, poten-
cialidades y conocimientos producto de sus prácticas.
Soraya Beatriz El Achkar
Rectora
INTRODUCCIÓN
L
a unidad curricular Investigación Penal II sitúa a
las y los discentes en el estudio del delito desde
el mismo lugar de los hechos, conociendo el ma-
nejo de las evidencias y procedimiento de colección
de las mismas; con esto se garantiza que el funciona-
rio y funcionaria policial pueda realizar un adecuado
proceso de resguardo, protección, búsqueda, fjación,
colección y envío de las evidencias cuando este lo
amerite.
Es necesario conocer cómo se debe llevar una in-
vestigación criminal de manera correcta pues de ello
depende la solución en buena forma de un suceso
delictivo, es por ello que nace esta unidad curricular
con la fnalidad de brindarle a las y los discentes las
herramientas teórico-prácticas con las cuales puedan
realizar, cuando así lo amerite, los procesos de asegu-
ración de los indicios y evidencias recabadas en una
investigación delictiva de forma efcaz y apegada a la
Ley, dando así respuesta a las necesidades de seguri-
dad ciudadana en las que está inmerso nuestro país.
En esta unidad curricular se desglosan las diligen-
cias urgentes y necesarias que realizan las funcionarias
y los y funcionarios policiales en sus procedimientos
policiales ordinarios y extraordinarios, específcamen-
te con los elementos de interés criminalístico en los si-
guientes momentos: resguardo, protección, búsque-
da, fjación, colección, rotulación y envío; mostrando
especial atención a la observación e interpretación,
para lo cual ensayarán los protocolos establecidos
con el objeto de lograr una mejora signifcativa en
cuanto a la resolución de delitos se refere; se abordan
los antecedentes históricos de la investigación penal
en nuestro país y en el mundo, además, se defne la
criminalística de campo, sitio del suceso, evidencia
físicas y su clasifcación. Se basa en los procesos de
formación con un alto contenido práctico en el cual
las y los discentes se irán familiarizando con la investi-
gación de campo y además se empoderan del conoci-
miento que sólo así puede adquirirse.
Esta unidad curricular contiene los siguientes sa-
beres: nociones básicas de criminalística; la criminalís-
tica de campo en la función policial; criminalística de
campo: observación e interpretación; criminalística
de campo: resguardo, protección, búsqueda y fjación
y criminalística de campo: colección, embalaje, rotula-
ción y envío. Cada uno de estos saberes contribuye en
la formación de una funcionaria y funcionario al ha-
cerlo capaz de dar una respuesta correcta en situacio-
nes de apremio que puedan poner en peligro el buen
desenvolvimiento de una investigación.
PROPÓSITO DE
INVESTIGACIÓN PENAL II
Q
ue las y los discentes se apropien de los sabe-
res teóricos metodológicos necesarios para
que en circunstancias ordinarias y extraordi-
narias de los distintos procedimientos policiales que
lleven a cabo, apliquen adecuadamente el protocolo
para la protección, búsqueda, fjación, colección, tras-
77
TRAMO IV
78
INVESTIGACIÓN
PENAL II
lado y resguardo de los elementos de interés crimina-
lístico ante las distintas dependencias del sistema de
administración de justicia penal.
Para el estudio de esta unidad curricular se presen-
ta la siguiente estructura:
Tres (3) encuentros didácticos donde se desarro-
llan contenidos con el fn de construir saberes sobre
los mismos, estos son:
Encuentro didáctico 1:
La criminalística en la función policial.
Encuentro didáctico 2:
Criminalística de campo: Observar, interpretar, buscar,
resguardar y fjar.
Encuentro didáctico 3:
Criminalística de campo: Colección, embalaje, rotula-
ción y envío.
ORIENTACIONES Y
RECOMENDACIONES
E
stimada y estimado discente, valorando la im-
portancia que tienes para nuestra Institución,
hacemos llegar a tus manos el presente material
didáctico, que contiene una serie de actividades a rea-
lizar durante el desarrollo de la unidad curricular In-
vestigación Penal II, coadyuvando al empoderamiento
de los saberes en cada uno de los encuentros didác-
ticos. Por esta razón, se ha establecido que cada en-
cuentro se desarrolle de manera orientada y creativa,
que sea enriquecido con tus aportes vinculados a las
experiencias previas del ejercicio de tu función en el
servicio de policía y que, para un mayor aprendizaje
colaborativo, podrás realizar en equipo.
En este sentido, te invitamos a:
• Leer en detalle la introducción de cada encuentro,
pues allí se describen las actividades que desarro-
llarás durante el proceso de aprendizaje previsto
en esta acción formativa.
• Ser consciente de tu proceso de formación, re-
fexionando e investigando sobre cada una de las
actividades propuestas.
• Consultar con tu educadora o educador, quien
siempre estará a tu disposición.
• Realizar todas las lecturas del material y consultar
otras fuentes relacionadas con los saberes aborda-
dos en el encuentro.
• Realizar todas las actividades propuestas de mane-
ra progresiva, iniciando con el encuentro didáctico
1 y así sucesivamente.
• No perdamos la oportunidad de vivir la experiencia
de compartir nuestras habilidades, fortalezas, du-
das, saberes, conocimientos y estrategias de apren-
dizaje con nuestras compañeras y compañeros.
• Mantengamos siempre una actitud responsable
y protagónica.
• Aprovechemos los recursos existentes (biblioteca
virtual, laboratorios de informática, material didác-
tico, libros vivientes, entre otros) para enriquecer
nuestro aprendizaje.
• Investiguemos sobre los saberes abordados en
cada encuentro didáctico, ello permitirá profun-
dizar y tener una visión holística de los mismos al
vincularlo con el ejercicio de nuestras funciones.
• Por último, mantengamos una actitud favorable
para realizar todas las actividades; recordemos que
ello implica tener una buena disposición y buen
estado de ánimo para emprenderlas.
ESTRUCTURA DEL
MATERIAL DIDÁCTICO
Introducción: en esta parte se contextualiza cada en-
cuentro y se explica su fnalidad y alcance a través de
los aspectos a abordar, las relaciones con los demás
encuentros e incluso algún antecedente importante
que se deba resaltar para, fnalmente, expresar el pro-
pósito que tiene dicho encuentro en la organización
del Material Didáctico.
Orientaciones: cada encuentro tiene las orientacio-
nes específcas que indicarán la manera de abordar
79
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
las actividades propuestas; en ellas están descritos los
pasos a seguir para alcanzar las metas.
Actividades: para efectos de los logros que esta uni-
dad curricular pretende, se establecen actividades
que le dan coherencia a los encuentros didácticos,
ellas son: ejercicios teóricos y casos prácticos, lecturas
e investigación. Todos se encuentran intercalados en
el desarrollo de cada encuentro y, en algunos casos, la
actividad fnal estará acompañada de las respuestas
correctas. La fnalidad de este apartado es contribuir
con la comprensión y facilitar el manejo de las situa-
ciones propuestas.
Encuentro Didáctico: en la UNES, los encuentros
didácticos refejan las políticas, los principios, funda-
mentos y bases que le dan sustento al modelo educa-
tivo que rige nuestra institución (Educación Popular),
expresando así, las orientaciones teórico-metodoló-
gicas de la acción educativa, que tienen un propósi-
to claro y vinculado con el saber a desarrollar. Éstas
facilitan, orientan e informan de manera secuencial
los contenidos para la activación de los saberes
mediante la puesta en práctica de actividades, a fn
de provocar su evocación, la investigación y el análisis
crítico refexivo en las interacciones de aprendizaje.
Dorrego y García (2001) y Feo (2009) defnen en-
cuentro didáctico como el acercamiento de las y los
estudiantes con las estrategias instruccionales inmer-
sas en el material didáctico, trascendiendo así de los
procesos educativos de ambientes de aprendizaje
convencionales a las necesidades de aprendizaje don-
de la interacción presencial continua de las y los edu-
cadores y estudiantes no es indispensable para lograr
las metas comunes de aprendizaje.
Encuentro Presencial: está caracterizado por la
Política de Administración del PNF Policial como
el acompañamiento permanente de las y los estu-
diantes, educadoras y educadores y la comunidad,
en diferentes ambientes de aprendizaje. Por ello, la
asistencia a los encuentros presenciales es de carác-
ter obligatorio, a fn de cumplir con las actividades
de capacitación y mejoramiento profesional. En este
sentido, el recorrido de las actividades didácticas que
tendremos en los encuentros presenciales permitirá
aclarar dudas, intercambiar y fortalecer los saberes,
compartir refexiones y valorar nuestro proceso de
aprendizaje.
Evaluación: se propone asegurar la calidad del pro-
ceso de formación que se desarrolla en la UNES, a tra-
vés de la evaluación formativa durante el desarrollo
de los encuentros didácticos y la evaluación sumativa
en los encuentros presenciales, entendiendo que el
proceso de evaluación busca potenciar las habilida-
des y capacidades desarrolladas por las y los estudian-
tes en relación con los planteamientos descritos en el
encuentro didáctico, con el fn de regular o modifcar
las acciones pedagógicas propias de la universidad.
TRAMO IV
80
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ENCUENTRO DIDÁCTICO 1
LA CRIMINALÍSTICA EN LA FUNCIÓN POLICIAL
Estimadas y estimados discentes, el encuentro didáctico denominado
La criminalística en la función policial aborda las nociones generales re-
feridas a la investigación penal en el sitio del suceso. Es bien sabido que
estas investigaciones son llevadas a cabo por los investigadores penales;
sin embargo, en momentos de apremio como situaciones climáticas ad-
versas, se hace necesaria la intervención rápida y adecuada de las y los
ofciales policiales para resguardar las evidencias.
En este encuentro abordaremos los siguientes saberes: concepto de
criminalística, antecedentes históricos, sitios del suceso, su clasifcación,
evidencias, disciplinas que conforman la criminalística y criminalística de
campo.
Para desarrollar los saberes mencionados anteriormente te ofrece-
mos unas actividades que consisten en:
Un glosario en donde refejaremos conceptos referidos a los términos
criminalísticos utilizados al momento de llevar a cabo una investigación,
estos conceptos nos ayudarán a afanzar nuestra habilidad como inves-
tigadores y nos permitirán adquirir nuevos saberes.
Para consolidar tu formación sobre la criminalística en la función poli-
cial te ofrecemos una lectura que aborda los elementos claves de este en-
cuentro, te invitamos a leerla cada vez que tengas alguna duda. También
es importante consultar otras referencias para consolidar estos saberes.
Refexionemos a partir de preguntas generadoras utilizando toda nues-
tra experiencia y saberes para construir un análisis crítico referido a la crimi-
nalidad dentro de la función policial. Esta actividad nos permitirá refejar los
saberes teóricos abordados en el encuentro en nuestra praxis, en las prácti-
cas diarias que realizamos como funcionarias y funcionarios policiales.
Posteriormente te invitaremos a realizar la actividad titulada Elemen-
tos claves de la criminalidad en donde realizaremos de manera resumida
y clara la elaboración de un tríptico con la fnalidad de presentar los ele-
mentos claves relacionados con la criminalística.
Para cerrar el encuentro, presentamos diversas actividades, que pue-
den ser de selección simple, pareo, competición, problemas, ejercicios,
estudios de casos, ensayos, entre otros. Te invitamos a realizarla con el
fn de evaluar tu progreso en el encuentro. Al fnal podrás encontrar una
clave de respuestas con la cual podrás comparar tus soluciones.
PROPÓSITO
Facilitar a las y los
discentes los saberes
teóricos que les
permitan, en situaciones
que así lo ameriten,
procesar un sitio de
suceso.
81
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ACTIVIDAD 1. CONSTRUYAMOS UN GLOSARIO DE TÉRMINOS
CRIMINALÍSTICOS
Estimadas y estimados discentes, el glosario de términos consiste en recopilar conceptos que encontremos so-
bre criminalística. La idea es que individualmente, con el ánimo de los que se reconocen como constructores de
saberes, incorporemos conceptos que consideremos importantes compartir con nuestro colectivo. Los aportes
que aquí realicemos pueden ayudarnos a enriquecer la experiencia de aprendizaje planifcada en este encuentro.
Es momento de
expresar saberes
y de investigar
para construir nues-
tro glosario.
Recordemos que es de vital importancia colocar al autor de la defnición que utilicemos,
ya sea propia o de otros. Con ello demostramos el valor que le damos a nuestra respon-
sabilidad ética de reconocer el trabajo del otro, así como también el reconocimiento de
la autoría propia.
¡Comencemos con mucho ánimo!
GLOSARIO DE TÉRMINOS:
1.

2.

3.
4.

TRAMO IV
82
INVESTIGACIÓN
PENAL II
5.

6.
7.

8.

9.
10.

83
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ACTIVIDAD 2. NOCIONES BÁSICAS DE CRIMINALÍSTICA
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
Criminalística: Es la profesión o disciplina cien-
tífca que se encarga del estudio, reconocimiento,
identifcación e individualización de las evidencias
físicas que guardan relación con un hecho punible,
valiéndose de la aplicación de las ciencias naturales
en materia legal.
Existen profesionales que centran la criminalísti-
ca en una sola de sus disciplinas, la llamada crimi-
nalística de campo. Si bien ésta es la más cinema-
tográfca, no es la más común de las actividades
criminalísticas. Incluso el grueso de las actividades
criminalísticas se desarrolla en actividades comunes
y menos espectaculares, pero de mayor efectividad
en la investigación cotidiana policial penal, que es la
que se lleva a cabo en lo que técnicamente se deno-
mina sitio de suceso.
Generalmente, las pruebas en la actividad coti-
diana policial penal se centran en elementos ubica-
dos durante el procedimiento. Estos elementos son
colectados y fotografados por personal no idóneo y
luego al criminalista de laboratorio le queda la gran
responsabilidad de encausar, a través de sus conoci-
mientos técnicos o científcos, y convertir un hecho
penalmente irrelevante, en una actividad procesal
penal.
Este trabajo de laboratorio comprende 90% de la
actividad del criminalista. Esto se ve particularmen-
te en procedimientos sobre dos actividades delicti-
vas: en los llamados delitos de guantes blancos, que
se basan en documentación e informática, y en los
delitos con vehículos automotores. Especialmente,
estos últimos necesitan la intervención combina-
da de disciplinas como la fotográfca, la química, la
informática, huellas de herramientas; seguridad de
fábrica, construcción estructural automotriz, docu-
mentología; ya que además de la adulteración de
estructura, también se tratan las maniobras sobre
la documentación del vehículo. De hecho, la cri-
minalística de campo
en los delitos con au-
tomotores comienza
con el vehículo en el
momento de su de-
tención, por lo que no
hay un despliegue de
equipos técnicos (al es-
tilo CSI; ni prensa) sino
simple y sencillamente
una actividad conjun-
ta y silenciosa de criminalística de laboratorio y de
investigación criminal. Actividades como éstas, me-
nos espectaculares son las que día a día desarrollan
los criminalistas y son las que permiten documentar
técnica y científcamente a la justicia, y producir mi-
les de procesos penales.
Para tener una idea gráfca de la diferencia entre
los alcances de la criminalística de campo asocia-
da a casos de homicidios, violaciones y accidentes
de tránsito con fallecidos, podemos apreciar que
en EEUU, con enorme infraestructura tecnológica
y millones de técnicos y profesionales, el índice de
aclaración es inferior al de cualquier país latinoame-
ricano, al punto que les puede llevar hasta treinta
años aclarar un homicidio, cuando por ejemplo la
Policía Venezolana tiene 75% de los homicidios acla-
rados. Pero también es cierto que los homicidios en
nuestro país representan una ínfma parte de todos
los delitos aclarados, a través de la investigación cri-
minal, apoyada por la criminalística de laboratorio.
De esto puede concluirse que en la práctica, la tarea
del criminalista de campo se remite a un porcentaje
bajo de sucesos; el resto es desarrollado por la silen-
ciosa criminalística de laboratorio, que corre contra
reloj, sin dejar de ser técnicamente responsable de
sus informes.
Cabe destacar que existen profesionales en la
¡Interesante!
El vocablo “criminalística”
proviene del latín CRIME
e INIS, que significa “delito
grave”, así como de los sufijos
griegos ISTA e ICA que signifi-
can ocupación u oficio.
TRAMO IV
84
INVESTIGACIÓN
PENAL II
disciplina que tienden a confundir la investigación
criminal con la investigación criminalística, pero
existe una amplia diferencia entre las dos que de no
ser aclarada tenderá a confundir los estudios relacio-
nados con estos.
Debemos entonces partir de una sola investiga-
ción; esta sería la Investigación penal, que a su vez
se divide en dos tipos: la investigación criminal, que
está dirigida por el Ministerio Público, establecida
en los artículos 108 al 110 del COPP, y que es la que
dirige y ordena proteger y resguardar, asegurar los
objetos, recabar información e identifcar testigos; y
la investigación criminalística que comienza desde el
estudio del sitio del suceso que tiene que ver en la
recolección de evidencia, fjación forense, procesa-
miento de identifcación, reconstrucción, análisis cri-
minalístico, individualizar y etiquetar. Aunque cada
una de estas investigaciones sea de suma impor-
tancia, debemos destacar en todo momento que la
investigación criminalística es la herramienta idónea
que debemos aplicar desde nuestra casa de estudio
para lograr obtener en el nuevo modelo de policía
nacional un profesional acorde con las necesidades
de la comunidad para enaltecer el perfl que se ne-
cesita de un nuevo policía preparado, al servicio de
la misma, es por esto que el investigador policial
integral, que se está formando en la UNES y que es
nuestro discente, debe poseer estos conocimientos
para poder aplicar una limpia, precisa y acorde inves-
tigación que dé con la consecución de los presuntos
responsables y el esclarecimiento del hecho penal.
Diferencia entre criminalística y criminología
La criminalística está íntegramente ligada con la
criminología y se basa en el hecho de que un crimi-
nal deja siempre rastros sobre el lugar del crimen o
se lleva en su persona elementos o evidencias que lo
relacionan con el sitio donde actuó.
La criminología es una ciencia humana social y
su factor determinante hoy en día, es que en todo
el mundo la criminalidad ha superado ese
fenómeno residual; es por eso que la criminali-
dad inquieta y se ha convertido en un objeto privile-
giado de la búsqueda científca.
La verdadera diferencia es que la criminología
estudia científcamente al delincuente, al delito y a
la delincuencia, como un hecho “bio-psico-social”:
estudia al delincuente desde su nacimiento hasta su
muerte.
La criminalística es una disciplina que se encar-
ga de colectar todas las evidencias de tipo criminal
dejadas en un sitio de suceso o lugar de crimen con
el fn de someterlas a experticias para llegar a indi-
vidualizar al sujeto que cometió el hecho criminal.
Los investigadores de campo y laboratorio de-
ben tener conocimientos amplios sobre el desa-
rrollo de una investigación, conocer la aplicación
y el uso apropiado de los recursos y los pasos que
se deben seguir según el tipo de conducta punible
que se investiga. Son importantes también la plani-
fcación y coordinación con el fscal a cargo del caso,
en procura de resultados que lleven a la resolución
de lo investigado, apoyados por los principios de la
criminalística y las áreas forenses, que son el soporte
técnico–científco de todo procedimiento investiga-
tivo.
La efcacia de la investigación criminal está estre-
chamente ligada al grado de colaboración que los
ciudadanos presten a las instituciones responsables
de conducirlas; este aporte surge en un primer caso
del ofendido cuando acude a las instancias com-
petentes a denunciar el hecho criminal del cual ha
sido víctima, o de los testigos, quienes presentan
su testimonio para probar la responsabilidad penal
de los procesados. El grado de colaboración que los
ciudadanos presten a los fscales, policías judiciales
y jueces está asociado al nivel de legitimidad y cre-
dibilidad del que gozan las instituciones encargadas
de administrar justicia.
La investigación criminal requiere de un sistema
estadístico interinstitucional fable: las estadísticas
cumplen un papel importante para la formulación
85
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
de políticas de gestión. Es necesario unifcar el siste-
ma estadístico de las entidades que cumplen activi-
dades de investigación para que sea estandarizado,
confable, capaz de producir información necesaria
para orientarla a evaluar y corregir el trabajo de los
servicios de investigación criminal y realizar preven-
ción en la incurrencia de los delitos.
La investigación criminal es el proceso metodo-
lógico, continuo, organizado y preciso de análisis y
síntesis que el funcionario judicial desarrolla en torno
a los diversos aspectos que explican cómo se consu-
mó un delito a fn de lograr su total esclarecimiento.
La investigación criminal presenta característi-
cas que deben ser anotadas:
1. Continua: La investigación criminal es un proce-
so concatenado de actividades que están en inte-
rrelación con los diversos aspectos que han
incidido en el delito investigado y que le permiten
al investigador lograr el esclarecimiento de los he-
chos, los motivos originarios de la conducta punible,
la captura del autor o autores y el descubrimiento
de la verdad, presentando las pruebas necesarias y
sufcientes contra el responsable o los responsables.
2. Organizada: La investigación criminal sigue una
secuencia de pasos sistematizados, que a partir de
un orden lógico y metodológico, le permiten a la au-
toridad judicial, al investigador y al criminalista con-
seguir los fnes que se han propuesto.
3. Especializada: Es un trabajo metodológico de ri-
gor técnico–científco que requiere, por un lado, del
concurso de profesionales califcados en el campo
de la criminalística y, por otro, la experiencia y acuo-
sidad del investigador criminal.
4. Preventiva: Ninguna actividad, fase o proceso de
la investigación criminal puede realizarse sin previ-
sión o planeación para obtener en forma certera los
resultados deseados en el proceso investigativo.
5. Analítica–sintética: La investigación criminal es
una actividad que requiere análisis y síntesis conti-
nuos, es decir, reducir el problema a los elementos
que la integran, efectuar el análisis de esos elemen-
tos y por inducción e inferencia interrelacionarlos
para formular conclusiones y, a partir de ellas, y por
el mismo proceso de inferencia, extraer conclusiones
lógicas que tengan como fundamento la realidad.
6. Explicativa–causal: La investigación criminal
permitirá determinar dónde, cuándo, cómo, por qué
y para qué se perpetró el delito, así como los me-
dios empleados, cuanto más completa sea la inves-
tigación, más cerca se estará de la veracidad de los
hechos.
7. Metódica: Se respalda en el método científco al
seguir un proceso que se encuentra bajo una riguro-
sa planeación, pudiendo reproducir lo concluido, lo
que le permitirá al equipo de investigadores reducir el
margen de error.
8. Legal: La investigación criminal por mandato
constitucional será dirigida por la Fiscalía General de
la República, para lo cual coordina su ejecución con
un cuerpo especializado de investigadores que pue-
den ser civiles o pertenecer al CICPC.
La identifcación de los indicios materiales de un
hecho es el objeto de la criminalística, defnida como
el arte y la ciencia de descubrir, analizar e identifcar
tales indicios, además demuestra y establece la ver-
dad de una cosa o de un hecho, debiendo ser, entre
otras cosas, convincente, evidente y formal; la justicia
procederá entonces a la identifcación del autor de
un delito precisamente a través de esa demostración.
Para un espíritu moderno, la búsqueda de la
prueba no puede abstraerse de la ciencia y la tec-
nología, en tal sentido, la criminalística hace uso de
técnicas y métodos de las ciencias experimentales y
aplicadas; esta búsqueda multidisciplinaria, en esen-
cia, impone una gran especialización que permita
circunscribir problemas cada vez más complejos,
que se describen en un marco defnido y específco,
como por ejemplo la antropometría, dactiloscopia,
informática, balística, toxicología, identifcación de
manchas, rastros y huellas diversas, etc. Así, cada
experto está en la obligación de poseer un arsenal
TRAMO IV
86
INVESTIGACIÓN
PENAL II
de procedimientos técnicos y científcos, además
de los materiales sufcientes para realizar un traba-
jo efciente; cosa similar sucede con los laboratorios
científcos, donde es necesario contar también con
un personal altamente califcado, especializado y
acreditado.
El método de trabajo se apoya en dos principios
generales: la búsqueda de la similitud, que apunta
a establecer la identidad y el estudio probabilístico
que procura la certeza. Con el rigor fáctico y los pro-
gresos de la policía científca, la confesión hoy día
resulta poco útil.
Como el error es la obsesión del experto, éste
procederá a realizar verifcaciones con varias técni-
cas destinadas a evitarlo, cada vez que esto sea posi-
ble. La fuerza de la prueba en criminalística reside en
el hecho de que ella sea demostrativa e intrínseca,
porque su base es la índole del hecho, el lugar, el
tiempo, el testigo, los indicios, etc.
Habiendo comenzado por ser empírica, la prue-
ba se vuelve racional, ya que la verdad científca exi-
ge la certidumbre, cuando con mucha frecuencia la
verdad jurídica sólo pretende la verosimilitud.
Así, una hipótesis, cuyas consecuencias son confr-
madas por la experiencia, es admisible, y una hipótesis
cuyas consecuencias son invalidadas por la experien-
cia, es inadmisible. Por tanto, la prueba experimental
es un factor de progreso en la medida en que opera
una selección entre las hipótesis.
El perito interviene en la investigación penal
como auxiliar de fscales y jueces, les brinda una
ayuda intelectual para esclarecer problemas técni-
cos, cuya solución es indispensable para la manifes-
tación de la verdad, independientemente de cuales
fueren las contingencias.
Los investigadores deben conducirse como un
testigo que posee los conocimientos requeridos con
honestidad e imparcialidad, a través de una sumisión
constante, a los hechos que le permitan orientar de
manera útil al magistrado sobre quién lo cometió, y
que conserve la libertad de apreciar el alcance de las
conclusiones del informe y forjarse una convicción
íntima. El paso de la prueba inicial a la demostración
de la culpabilidad sólo puede ser garantizado por la
suma de conclusiones tomadas de las pruebas testi-
moniales y circunstanciales recogidas por la Policía
Judicial o los peritos civiles.
ACTIVIDAD 3. REFLEXIONEMOS DESDE LA PRAXIS
Para seguir conociendo sobre la conceptualización y caracterización de la cri-
minalística, realizaremos un análisis crítico de carácter individual, enfocado en la
necesidad que tenemos como funcionarios/as de conocer y considerar las formas
de investigación de cualquier delito con el fn de seguir las mejores prácticas en
nuestras labores policiales.
Te presentamos algunas preguntas generadoras que orientarán tu escrito:
1. ¿Cómo se vincula la criminalística en tu práctica profesional diaria?
2. Según los saberes abordados: ¿cómo se relaciona la criminalidad de campos con otras disciplinas?
Recordemos que es una producción escrita con nuestras propias palabras, en caso de que necesitemos
apoyarnos en alguna obra, ensayo, artículo, frase, poema, entre otros, no olvidemos citar al autor. Con ello
demostramos el valor que le damos a nuestra responsabilidad ética de reconocer el trabajo del otro, así como
también el reconocimiento de la autoría propia.
¡Interesante!
¿Qué te parece si en el
block de notas, ubicado
en la parte inferior, realizas
una composición libre que
sistematice lo que aprendis-
te de esta lección?
87
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ACTIVIDAD 4. ELEMENTOS CLAVES CON LA DEFINICIÓN DE LA CRIMINALÍSTICA
Queridas y queridos discentes, en este espacio elaboraremos un tríptico con la fnalidad de presentar los
elementos claves relacionados con la defnición de criminalística, su clasifcación, características, disciplinas que
la conforman y la criminalística de campo.
Esta actividad nos ayudará a profundizar y fjar la información profesional, técnica y científca para ser capaces
de enfrentar experiencias concretas observadas en las comunidades donde se articula el proceso investigativo.
Te recomendamos que en la elaboración del tríptico consideres los siguientes aspectos:
1. Membrete de la institución, título del tríptico, identifcación de los participantes.
2. Resumen de los contenidos (concepto de criminalística, su clasifcación, características, disciplinas que con-
forman la criminalística y la criminalística de campo.
TRAMO IV
88
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ACTIVIDAD FINAL
Después de haber disfrutado la experiencia denominada La criminalística en la función policial, y haber
resuelto las actividades planteadas en el mismo, te presentamos la Actividad fnal, donde verifcarás tu proceso
de aprendizaje. En esta actividad fnal encontrarás una serie de actividades, a las cuales darás respuesta clara y
coherente en función de los aprendizajes adquiridos. Para ello:
• Responde todas las actividades planteadas.
• Te recomendamos realizarlas en el mismo orden en que se plantean.
• Puedes volver a leer la lectura si lo consideras necesario.
89
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ACTIVIDAD 1. COMPLETACIÓN
A continuación te presentamos una serie de planteamientos a los que debes colocarle la palabra correcta.
Planteamiento Respuesta
Empieza desde el estudio del sitio del suceso, sus atribuciones son: la colecta
de evidencia, fjación forense, procesamiento, identifcación, reconstrucción,
análisis criminalístico, individualización y etiquetado.
Profesión o disciplina científca que se encarga del estudio, reconocimiento,
identifcación e individualización de las evidencias físicas que guardan relación
con un hecho punible, valiéndose de la aplicación de las ciencias naturales en
materia legal.
Es aquella regida por el Ministerio Público y que se encarga de dirigir, ordenar,
proteger, resguardar y asegurar los objetos, recabar información e identifcar
testigos.
Estudia científcamente al delincuente, el delito y la delincuencia, como un hecho
“bio-psico-social”, analiza al delincuente desde su nacimiento hasta su muerte.
Refexionemos para socializar en nuestro encuentro presencial:
¿Cómo se vincula la criminalística en tu práctica profesional diaria?
TRAMO IV
90
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ACTIVIDAD 2. CARACTERIZACIÓN
En el siguiente cuadro encontrarás las características principales de la investigación criminal, tu labor será
escribir la descripción correcta que la defnen.
Características de la investigación criminal
Características Descripción
Continua
Organizada
Especializada
Preventiva
Analítica – Sintética
Explicativa – causal
Metódica
Legal
91
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Estimadas y estimados discentes: en el encuentro didáctico denomi-
nado “Criminalística de campo: observar, interpretar, buscar, resguardar y
fjar” abordaremos varios procesos de la criminalística de campo que nos
permitirán conocer el proceso de investigación penal. En la criminalística
de campo cada una de las acciones es de vital importancia y de realizarlas
de forma correcta, depende el éxito de la investigación.
En este encuentro abordaremos los siguientes saberes: observación,
interpretación, resguardo, protección, búsqueda y fjación.
Para desarrollar los saberes mencionados anteriormente te ofrecemos
unas actividades que consisten en: preguntas generadoras en donde nos
enfrentemos a nuestra realidad de forma crítica y partiendo de nuestros
saberes, es importante responder las preguntas de forma sencilla y par-
tiendo de nuestra experiencia como funcionarios y funcionarias policiales.
Para consolidar tu formación sobre la criminalística en la función poli-
cial te ofrecemos una lectura que aborda los elementos claves de este en-
cuentro, te invitamos a leerla cada vez que tengas alguna duda. También
es importante consultar otras referencias para consolidar estos saberes.
Posteriormente elaboraremos un mapa conceptual en el cual refeje-
mos los aspectos más importantes vistos durante el encuentro.
Finalmente, el encuentro te ofrece una autoevaluación, que consiste
en planteamientos de diversas actividades; pueden ser de selección sim-
ple, pareo, competición, problemas, ejercicios, estudios de casos, ensa-
yos, entre otros. Los cuales te invitamos a realizar con el fn de evaluar tu
progreso en el encuentro. Al fnal podrás encontrar una clave de respues-
tas con la cual podrás compararlas con tus soluciones.
ACTIVIDAD 1. BUSCANDO PISTAS EN EL SITIO DEL SUCESO
Bienvenidas y bienvenidos. En tu ejercicio profesional como funcionaria o funcionario policial podrías ser un
actor o actora de los procedimientos en un hecho delictivo, en donde tendrás que poner en práctica los sabe-
res que desde esta unidad curricular se te ofrecen para su estudio, análisis y comprensión.
El criminalista de campo lo primero que ubicará en el sitio del suceso o escena es la cantidad, calidad y la
ubicación de las evidencias físicas. Puede ser que en un sitio donde ocurrió un homicidio no encontremos el
cadáver, o que haya sido movido al igual que las evidencias, ésas que establecen el sitio del suceso.
Recuerda que existen profesionales de la criminalística dedicados a una sola de sus disciplinas, la llamada
criminalística de campo. Si bien esta es la más conocida mediáticamente, no es la única de las actividades cri-
ENCUENTRO DIDÁCTICO 2
CRIMINALÍSTICA DE CAMPO: OBSERVAR, INTERPRETAR,
BUSCAR, RESGUARDAR Y FIJAR
PROPÓSITO
Brindar a las y los
discentes herramientas
teórico-prácticas que le
permitan llevar a cabo el
proceso de observación,
interpretación,
resguardo, protección,
búsqueda, fjación,
colección, embalaje,
rotulación y envío.
TRAMO IV
92
INVESTIGACIÓN
PENAL II
minalísticas; incluso el grueso de las actividades criminalísticas se desarrolla en actividades comunes y menos
sensacionalistas, pero de mayor relevancia, en la investigación cotidiana policial penal, es la que lleva a cabo en
lo que técnicamente se denomina sitio de suceso.
A continuación te presentamos unas imágenes de sitios de suceso, en la cual aplicarás los conocimientos
hasta ahora adquiridos referentes a la criminalística de campo y aportarás tus impresiones relacionadas con el
saber en los casos que las imágenes señalan y qué acciones realizan o han realizado los funcionarios actuantes,
considerando que la criminalística de campo se encarga de: observar, interpretar, buscar, resguardar y fjar.
Imagen 1
93
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Imagen 2
TRAMO IV
94
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Imagen 3
95
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Imagen 4
TRAMO IV
96
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Imagen 5
97
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Imagen 6
TRAMO IV
98
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Imagen 7
99
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ACTIVIDAD 2. LA OBSERVACIÓN, INTERPRETACIÓN, PROTECCIÓN,
BÚSQUEDA, FIJACIÓN Y EL RESGUARDO EN LA CRIMINALÍSTICA DE
CAMPO
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
Sitio del suceso
Protección de la escena del crimen artículo 28
LOCICPC: La recepción, por parte de un funciona-
rio dependiente de un órgano de Seguridad Ciuda-
dana, de la noticia sobre la comisión de un hecho
punible ocasionará el traslado sin demoras de una
comisión de dicho órgano hacia el lugar donde ocu-
rrieron los hechos. Luego, se realizarán las acciones
necesarias para la protección de la escena y las evi-
dencias, así como para garantizar la identifcación de
las personas que pudieran brindar información que
contribuya con la investigación hasta tanto se hagan
presentes los funcionarios del Cuerpo de Investiga-
ciones Científcas, Penales y Criminalísticas, quienes
asumirán la investigación criminal.
Aquí vemos cómo se comienza a utilizar la termi-
nología de escena del crimen. Pero ¿qué es el sitio del
suceso? Este no es un lugar común, es un sitio que
geográfcamente puede ser cualquiera pero que se
va a convertir en el punto de inicio de una investi-
gación penal; es un sitio importante para la investi-
gación y conforma uno de los aspectos importantes
para la investigación criminal. No es el único, hay una
tendencia errada a pensar que la escena del crimen
es única o fundamental y no es así es uno de los as-
pectos del tetraedro. No podemos concebir que sola-
mente con analizar el sitio del suceso nos dará todo.
Sitio del suceso:
También llamado escena del crimen, sitio del
suceso, teatro del acontecimiento: cualquier autor
puede utilizar el término que mejor le satisfaga. En
nuestra legislación se usa sitio del suceso, pero por
primera vez en Venezuela una ley, la de los Órganos
de Investigaciones Científcas Penales y Criminalísti-
cas, Art. 28 se usa «escena del crimen».
Protección del Sitio del suceso o escena
Artículo 28 (LOCICPC): “La recepción, por parte de
un funcionario dependiente de un órgano de Segu-
ridad Ciudadana, de la noticia sobre la comisión de
un hecho punible ocasionará el traslado sin demo-
ras de una comisión de dicho órgano hacia el lugar
donde ocurrieron los hechos. Una vez en el sido rea-
lizarán las acciones necesarias para la protección de
la escena y las evidencias, así como, para garantizar
la identifcación de las personas que pudieran brin-
dar información, que contribuya con la investigación
hasta tanto se hagan presentes los funcionarios del
Cuerpo de Investigaciones Científcas, Penales y Cri-
minalísticas (CICPC), quienes asumirán la investiga-
ción criminal”.
Aquí vemos cómo se comienza a utilizar la termi-
nología de escena o escenario, pero ¿qué es el sitio
del suceso? Este no es un lugar común, es un sitio
que geográfcamente puede ser cualquiera pero
que se va a convertir en el punto de inicio de una
investigación penal, es un sitio importante para la in-
vestigación y conforma uno de los aspectos impor-
tantes para la investigación criminal. No es el único,
hay una tendencia errada a pensar que la escena del
crimen es única o fundamental y no es así es uno de
los aspectos del tetraedro. No podemos concebir
que solamente con analizar el sitio del suceso vaya-
mos a encontrar todo allí.
El proteger y conservar el lugar de los hechos per-
mite que el escenario del posible delito permanezca
tal cual lo dejó el infractor, a fn de que toda la evi-
dencia física conserve su situación, posición y estado
original.
Aun cuando algunos investigadores criminalistas
señalan que no siempre hay indicios en el lugar de
TRAMO IV
100
INVESTIGACIÓN
PENAL II
los hechos, es preciso recordar, para desmentir esta
aseveración, el Principio del Intercambio de Locard,
distinguido investigador francés, quien señala que:
Al cometerse un delito, siempre hay un inter-
cambio de evidencia entre el lugar y el actor”. Por lo
tanto, cuando un investigador dice que no encontró
indicios, no es porque no existan, sino porque no se
han sabido buscar.
Podríamos resumir que el sitio del suceso es el
lugar donde se cometió un hecho delictivo, donde
se perpetró una acción típica, antijurídica y presun-
tamente culpable, hablando penalmente.
¿Qué nos va a indicar si nos encontramos en el si-
tio de un suceso?
El criminalista de campo lo primero que ubicará
en el sitio de suceso o escena es la cantidad, calidad,
y la ubicación de las evidencias físicas. Puede ser que
en un sitio donde ocurrió un homicidio no encon-
tremos el cadáver, o que haya sido movido al igual
que las evidencias, ésas que establecen el sitio del
suceso. Por ejemplo: si recibimos una llamada que
ha ocurrido un hecho delictivo en la avenida Nueva
Granada, nos trasladamos hasta allá y no encontra-
mos nada, puede ser una falsa alarma pero puede
ser que el delito no dejó un rastro perceptible; por
ejemplo, en un secuestro es muy raro que quede evi-
dencia en el sitio en donde se perpetró la captura de
la persona que se llevaron. ¿Cuál sería en este caso
el sitio del suceso? ¿Dónde lo(a) capturaron? ¿Dónde
lo(a) fueron llevando? ¿Dónde la rescataron?
El sitio de suceso es donde capturaron, pero no
por eso los demás sitios dejan de tener importancia,
ya que en esos sitios pudiese haber evidencias del
tipo criminal que ayuden al esclarecimiento del he-
cho delictivo.
El sitio del suceso tiene importancia fundamental
en la investigación criminal porque, en la generalidad
de los casos, es el punto de partida de la ubicación,
por eso debe ser tratada adecuadamente, de no ha-
cerlo nos exponemos a entorpecer la investigación.
Importancia del sitio del suceso:
Es el que aporta el mayor número de evidencia
en la investigación, no los aporta todos, pero sí el
mayor número. Por ejemplo: en un hurto bancario
podemos encontrar rastros de violencia, la fractura
de la bóveda, el faltante monetario y otras secuen-
cias de interés criminalístico.
Cuando se trata de homicidio en el sitio del suce-
so encontramos la mayoría de la evidencia física, lo
primero sería la víctima u occiso y sobre ella encon-
traremos señales de violencia, o de defensa; si fue
con un arma de fuego, las conchas, rastros latentes
del tipo dactilar, manchas de sustancias de color par-
do rojiza de presunta naturaleza hemática (sangre).
La protección del sitio del suceso:
Consiste en todos los pasos y procedimientos,
aplicación de técnicas y medidas de resguardo del
sitio del suceso, es una parte fundamental de la cri-
minalística de campo, cuando el criminalista llega al
sitio del suceso lo ubica por la cantidad, calidad de
la evidencia física y le da ese tratamiento y sólo va a
cambiar esa opinión cuando aparezcan elementos
que le indiquen que ésta no es la escena, el sitio del
suceso.
Por ejemplo: el primer funcionario que llega al
sitio del suceso, sea de apoyo o sea la policía cientí-
fca, (la LOCICPC le da esa facultad a los órganos de
apoyo), encontró el cadáver y tienen que resguardar
la escena con el propósito de que no se altere el si-
tio, es decir, su función es reguardar con anillos de
seguridad el sitio del crimen; si encuentran personas
dentro del sitio los deben desalojar inmediatamente
previa toma de la información de lo que han adulte-
rado. Esta protección tiene que ser física, no verbal,
debe haber custodia policial.
Luego de que se ha realizado el proceso de pro-
tección y se cuenta con los anillos de seguridad, que
generalmente pueden ser dos, uno inmediato al si-
tio del suceso y otro más amplio, para poder preser-
var las evidencias.
101
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
El resguardo se debe mantener aun cuando ha-
yan llegado los expertos en la materia, a ese sitio
pueden ingresar de manera ordenada:
1. El investigador policial.
2. El experto criminalista en sitio de suceso. Realiza-
ción de inspecciones técnicas denominado ante-
riormente «Inspecciones oculares».
3. El fscal del Ministerio Público.
4. El fotógrafo forense o experto en fotografía criminal.
5. El médico forense.
6. Expertos criminalistas en planimetría.
Clasifcación de los sitios del suceso
a. Sitio del suceso cerrado: es aquél que no está
expuesto a los elementos ambientales. Sitio en
el cual están determinados por la demarcación
física, aquellos que están constituidos por recin-
tos cubiertos y limitados por muros que obligan
a entrar o salir de él, por determinados lugares.
En apariencia este debería ser el sitio de mejor
trabajo para el criminalista, ya que se encuentra
resguardado, y al tener este resguardo la eviden-
cia o indicio estaría mejor resguardado, pero esto
no es defnitivamente cierto, ya que la tempera-
tura ambiental como el excesivo calor por estar
cerrado el lugar alteraría la evidencia. No se debe
abusar de ello por lo que el criminalista debe ser
cauteloso, exhaustivo y profesional.
b. Sitio del suceso abierto: aquel expuesto a los ele-
mentos ambientales como la temperatura, hu-
medad, luz solar, no tiene delimitación física; los
sitios de suceso abiertos son aquellos que están
a la intemperie y carecen de protecciones late-
rales, pudiendo accederse a ellos por varias vías
no delimitadas. Pueden ser urbanos y rurales,
lo que según el tipo de delito, puede favorecer
la preservación del material y rastros del hecho.
Por lo tanto, los funcionarios criminalistas tienen
un lapso de tiempo determinado para actuar,
porque en los sitios abiertos las bacterias o el am-
biente descomponen y alteran las evidencias de
tipo criminal (por ejemplo, partículas metálicas
o material inerte como piedras o minerales); la
humedad puede producir oxidación y en los re-
siduos (elementos orgánicos) se puede producir
descomposición. Imagínense que ocurre un deli-
to en un sitio abierto, la comisión no se presenta
rápidamente, una pequeña lluvia y desaparece la
evidencia, por lo menos se movieron.
c. Sitio del suceso mixto: incluye la mezcla de los si-
tios abiertos y cerrados. Por ejemplo puede tener
el techo y no paredes, o un estacionamiento de
un local comercial.
d. Luego vienen otros sitios relacionados con el he-
cho que podríamos llamar los sitios complemen-
tarios que son dos tipos:
Sitio de tránsito: cuando se traslada la evi-
dencia de un sitio a otro con el propósito de
difcultar la investigación buscando la impuni-
dad; por ejemplo, en los secuestros donde la
víctima es cambiada en varios sitios y el paso
entre ellos se denomina sitio de traslado que
no cesa hasta que liberan a la persona o es en-
contrado su cadáver. ¿Cuál es entonces el sitio
del suceso? ¿Dónde lo secuestraron o dónde
permaneció el mayor tiempo posible en cauti-
verio? Estaríamos en un caso complejo donde
hay un sitio de inicio, lugar de transferencia y
un sitio de cautiverio y a todos les daríamos el
tratamiento de sitio del suceso.
Sitio de liberación o de coartada: si secues-
tran a una persona en el centro de Caracas y
la desmiembran y aparecen en diferentes sitios
de liberación, la cabeza en Antímano, el tórax
en el Guaire, etc. ¿Qué hacemos? ¿Cuál es el si-
tio del suceso y cuál el sitio de liberación? El cri-
minalista junto con el investigador debe estar
en condiciones de determinar cuándo es un si-
tio de liberación o cuando es el sitio del suceso
y esto va a depender de la cantidad, calidad y
ubicación de las evidencias recolectadas.
TRAMO IV
102
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Observación del lugar de los hechos:
Es una habilidad que el investigador debe tener
muy desarrollada y apoyada con los otros sentidos,
proviene del latín “OBSERVATIO” que signifca exami-
nar atentamente.
Se debe estar alerta primero con la vista, luego el
olfato, el oído y por último el tacto, el cual se utilizará
para una ordenada colección y manejo de los indicios
después de la fjación de éstos.
Objetivos de la observación:
1. Registrar organizada y minuciosamente la escena
para hallar los elementos materiales de prueba.
2. Establecer un orden en la ubicación de los elemen-
tos materiales de prueba hallados (las evidencias).
3. Garantizar un manejo técnico de la escena.
4. Aplicar en la observación el principio de transfe-
rencia o intercambio.
Principios de la observación:
1. El área seleccionada para realizar el recorrido no
debe ser objeto de modifcaciones.
2. Realice una rigurosa observación del elemento
materia de prueba y relaciónelo con el contexto.
3. Examine minuciosamente áreas que puedan pasar
desapercibidas, sean cerradas o abiertas.
4. Confronte permanentemente la escena con las ver-
siones obtenidas.
Métodos de observación o de búsqueda:
1. Espiral. De lo más externo a lo más interno reco-
rriendo todo el lugar
2. Por franjas. Se realiza un recorrido transversalmen-
te tomando franjas y regresando, hasta cubrir total-
mente el lugar.
3. Cuadriculado. Se divide el lugar en cuadrículas y se
hacen los recorridos dos veces por cada lugar.
4. Zonas. Revisando por separado cada una de las zo-
nas en que se divide el lugar.
5. Radial. Se toman sectores de manera radial y se ini-
cia la búsqueda en cada uno de ellos.
103
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
6. Punto a punto. Se localiza un elemento y desde allí,
el que sigue (es el menos recomendado).
Después de observar meticulosamente el sitio, sus
evidencias y seleccionar las que estén estrechamente
ligadas al hecho, se estará en posibilidad de asegurar si
el hecho es posible y conocer sus circunstancias. Para
la observación, se recomienda los siguientes pasos:
a) En lugares cerrados, desde la entrada principal se
dirige la vista hacia la derecha e izquierda y viceversa,
cuantas veces sea necesario percibiendo la informa-
ción; después se acerca uno al indicio principal del es-
cenario que puede ser un cadáver, una caja fuerte vio-
lentada, etc., continuando con las áreas circundantes
en forma de espiral extendiéndose hasta la periferia
incluyendo los muros con muebles, ventanas, puertas,
cortinas, escaleras, etc., para terminar con el techo, la
observación puede ampliarse a otras habitaciones
contiguas.
b) En lugares abiertos, previamente protegidos en un
diámetro de por lo menos 50 m a la redonda, toman-
do como centro el sitio exacto de los hechos se obser-
va primero de la periferia al centro, abanicando con la
vista cuantas veces sea necesario hasta recibir la infor-
mación que se requiere, consecuentemente debe ubi-
carse al centro del lugar y en forma de espiral se mira
hasta llegar a la periferia sin que se quede inadvertida
ningún área.
c) En lugares abiertos y en las zonas laterales de las ca-
rreteras donde se buscan objetos o cadáveres, es ne-
cesario extender a los lados una línea de hombres de
por lo menos 250 m y que no estén separados el uno
del otro por más de 10 m. Se observa abanicando con
la vista de derecha a izquierda y viceversa, caminando
con sumo cuidado hasta cubrir las áreas necesarias.
d) El objetivo que se busca con la metodología de la
observación es que no pase nada inadvertido en la
observación del lugar y búsqueda de indicios, así mis-
mo que se realice una perfecta fjación del lugar y co-
lección de indicios asociados.
Fijación del lugar de los hechos:
La fjación del lugar es imprescindible en todos los
casos de investigación de hechos presuntamente de-
lictivos, donde se considera necesario el registro de las
características generales y particulares de un sitio, de
un objeto o de las evidencias encontradas para ilustrar
a las autoridades, sin tener que ir nuevamente al esce-
nario del delito.
La fjación del lugar de los hechos, sus evidencias y
demás manifestaciones materiales se pueden efectuar
aplicando las técnicas siguientes:
• Fijación descriptiva.
• Fijación fotográfca.
• Fijación planimétrica.
• Moldeado.
a) Fijación descriptiva.
Detalla en forma general y particular el escenario
del suceso, descritos detalladamente en un informe
que será entregado a la autoridad competente que
lo solicite; este tipo de fjación contará con la ayuda
de medios fotográfcos y/o flmaciones, de tal mane-
ra que el informe señala particularidades y detalle de
los indicios, por consiguiente tiene por objeto fjar con
exactitud el aspecto del lugar, estado en que queda la
víctima y la ubicación de los enceres y evidencias.
b) Fijación fotográfca.
1. Fotografía de conjunto: de forma que una fotogra-
fía pueda contener la mayor información posible
del escenario.
2. Fotografía de semiconjunto: para relacionar obje-
tos con el escenario.
TRAMO IV
104
INVESTIGACIÓN
PENAL II
3. Fotografía de detalle: para resaltar detalles de pri-
meros planos, tales como huellas, manchas, he-
ridas, armas, roturas en puertas o ventanas, etc.,
siempre deben tomarse con testigo métrico.
4. Fotografía de fliación: es la fotografía que se usa
para identifcación de la víctima, tomada desde los
hombros hacia arriba con el rostro totalmente lim-
pio y la cámara o película en forma vertical.
c) Fijación planimétrica.
En el escenario consiste en un dibujo elaborado a
mano alzada (bosquejo); posteriormente para efec-
tuar el informe se realiza el plano con la ayuda de
instrumentos planimétricos, con base en las medidas
especifcadas en el bosquejo realizado en la escena;
existen tres clases de planos:
1. Plano de situación: es el plano que va dado por
la carta topográfca del sector generalmente ela-
borado por el Instituto Geográfco Militar, es decir
que en este tipo de plano se hace contar la ubica-
ción del lugar de los hechos en determinado es-
pacio o circunscripción territorial (ciudad, pueblo,
parroquia, barrio, etc.).
2. Plano de conjunto: en este tipo de plano lo que
pretendemos fjar es el lugar de los hechos en sí,
es decir su ubicación en cuanto a la dirección exac-
ta (calles, manzana), haciendo constar los inmue-
bles más próximos con el objeto de posicionar con
exactitud el sitio del suceso.
3. Plano de detalle: en este tipo de plano nos referi-
mos ya al lugar de los hechos en sí, constatando
en el mismo la escena específca con la ubicación
de los indicios, víctima y todo cuanto detalle se ne-
cesite registrar; este tipo de plano va acompañado
con una leyenda escrita en donde se registra lo que
estamos describiendo en el plano.
4. Kenyers o planos abatidos: cuando el lugar de los
hechos presenta características especiales que
deben ser fjadas como por ejemplo la presencia
de impactos de proyectiles de armas de fuego en
paredes, el lugar en el techo donde es atada una
cuerda que sirvió para que una persona se suspen-
da de ella, etc. existe la planimetría de Kenyers, que
lleva este nombre por su creador, llamada también
de muros abatidos y que consiste es realizar un
croquis del lugar de los hechos incluyendo además
del esquema de planta, el croquis de las paredes
incluyendo el techo, como si se tratase de un cubo
desarmado en sus lados. Esto permitirá constatar
aquellos indicios en techo y paredes.
d) Moldeado.
Este tipo de fjación tiene como fnalidad el hacer ob-
jetivo las marcas de pisadas, herramientas, llantas, etc.,
para luego ser tomadas como elementos de compara-
ción en los denominados “moldes” obtenidos del lugar
de los hechos y de las personas u objetos sospechosos;
es indispensable para hacer un buen cotejamiento
siempre compararemos entre moldes o entre huellas,
mas no entre un molde y un objeto sospechoso.
Los moldes se preparan cuando la huella contiene
detalles sufcientes como para facilitar la identifca-
ción de características individuales.
El fin mediato de la criminalística (llegar a la ver-
dad objetiva del hecho) se consigue respondien-
do 7 preguntas de oro:
1. ¿Qué? Qué es lo que sucedió.
2. ¿Quién? Identidad de los sujetos (activos y pasivos)
involucrados.
3. ¿Cómo? Tipo de acciones que se presentaron.
4. ¿Cuándo? Momentos de los hechos. Ayuda a es-
tablecer la relación lógica entre la declaración de los
testigos y de los presuntos responsables.
5. ¿Dónde? El lugar de los hechos de donde se ob-
tienen elementos técnicos para ser sometidos a es-
tudios.
6. ¿Con qué? Instrumentos con los que se generó el
hecho.
7. ¿Por qué? Elementos de carácter material, mas
no de significación casual que sirvieron como
elementos de comportamiento.
¡Importante!
105
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ACTIVIDAD 3. PASO A PASO DE LA INVESTIGACIÓN DE CAMPO
Estimadas y estimados discentes: basados en la lectura activa que hemos realizado sobre la investigación de
campo, específcamente las técnicas de observación interpretación, protección, búsqueda fjación y resguar-
do de todas las evidencias, construyamos de manera individual un Mapa Conceptual acerca de los aspectos
básicos de la primera etapa de la investigación de campo, en el que vinculemos las ideas principales del texto
explorado.
¡Éxito y mucho entusiasmo!
ACTIVIDAD FINAL
Después de haber disfrutado la experiencia denominada La criminalística en la función policial, y haber rea-
lizado las actividades planteadas en el mismo, te presentamos la Actividad fnal, donde verifcarás tu proceso
de aprendizaje. En esta actividad fnal encontrarás una serie de actividades a las cuales darás respuesta
clara y coherente en función de los aprendizajes adquiridos. Para ello:
• Responde todas las actividades planteadas.
• Te recomendamos realizarlas en el mismo orden en que se plantean.
• Puedes volver a leer la lectura si lo consideras necesario.
• Al fnalizar todas las actividades, puedes comparar tus respuestas con la clave de corrección ubicada al fnal
del encuentro didáctico.
ACTIVIDAD 1.
Demos respuesta a las siguientes interrogantes:
1. ¿Qué importancia tiene para el esclarecimiento de un caso el resguardo del sitio del suceso?
TRAMO IV
106
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Redacte una secuencia de protección del sitio del suceso, mencionando detalles.
Menciona las y los expertos que pueden acceder a un sitio del suceso y otras personas si consideras prudente
su ingreso.
Analicemos:
Imaginemos que se ha encontrado en el parque “X” un cadáver: ¿cuáles consideras tú serían los pasos a seguir
para resguardar la escena?
107
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ACTIVIDAD 2. CLASIFICACIÓN DE LOS SITIOS DEL SUCESO
Señala con una línea la respuesta correcta según el planteamiento:
Planteamiento Respuesta
Está expuesto a los elementos ambientales como la temperatura, humedad,
luz solar, no tiene delimitación física; están a la intemperie y carecen de pro-
tecciones laterales, pudiendo accederse a ellos por varias vías no delimitadas.
Sitio del suceso cerrado
Es aquel donde se traslada la evidencia de un sitio a otro con el propósito de
difcultar la investigación buscando la impunidad.
Sitio del suceso abierto
No está expuesto a los elementos ambientales. Sitio en el cual están determi-
nados por la demarcación física, aquellos que están constituidos por recintos
cubiertos y limitados por muros que obligan a entrar o salir de él, por determi-
nados lugares.
Sitio de tránsito
ACTIVIDAD 3. OBSERVACIÓN DEL SITIO DEL SUCESO
Refexionemos:
Basado en tu experiencia y los saberes abordados: ¿por qué la observación es un punto importante de la crimi-
nalística de campo? ¿Has tenido alguna situación en la cual este factor haya sido determinante?
TRAMO IV
108
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Recordemos que la observación es una habilidad que el investigador debe tener muy desarrollada y apoyada
con los otros sentidos, proviene del latín observatio que signifca examinar atentamente.
En este sentido, con los Objetivos de la Observación que a continuación te presentamos, realiza un mapa
mental donde podamos hacer una mayor descripción de dichos aspectos:
1. Registrar organizada y minuciosamente la escena para hallar los elementos materiales de prueba.
2. Establecer un orden en la ubicación de los elementos materiales de prueba hallados.
3. Garantizar un manejo técnico de la escena.
4. Aplicar en la observación el principio de transferencia o intercambio.
ACTIVIDAD 4. MÉTODOS DE OBSERVACIÓN O DE BÚSQUEDA:
Defne los métodos de observación o búsqueda:
Espiral:
Por franjas:
Zonas:
Radial:
109
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Punto a punto:
Recordemos que el objetivo que se busca con la metodología de la observación es que no pase nada inadver-
tido en la observación del lugar y búsqueda de indicios, asimismo que se realice una perfecta fjación del lugar
y colección de indicios asociados.
ACTIVIDAD 5.
Describe los pasos a seguir para la observación en lugares cerrados:

ACTIVIDAD 6.
Describe los pasos a seguir para la observación en lugares abiertos:
TRAMO IV
110
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Refexionemos para socializar en nuestro encuentro presencial:
¿De qué forma contribuyen la observación e interpretación a la seguridad ciudadana?


Considerando que en las comunidades la presencia de sus habitantes es constante, analicemos y tratemos de
responder las siguientes interrogantes: ¿Son observadoras? ¿Qué pueden conocer de forma específca? ¿De qué
carece la observación de los vecinos, transeúntes, de la comunidad en general? Si de lo anterior carece ¿en qué
es fuerte?
111
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ACTIVIDAD 7. FIJACIÓN DEL LUGAR DE LOS HECHOS
Señala con una fecha la respuesta correcta al planteamiento que se te presenta:
Planteamiento Respuesta
En este tipo de plano lo que pretendemos fjar es el lugar de los hechos en sí, es
decir su ubicación en cuanto a la dirección exacta (calles, manzana), haciendo
constar los inmuebles más próximos con el objeto de posicionar con exactitud
el sitio del suceso.
Fijación descriptiva
Detalla en forma general y particular el escenario del suceso, descritos detalla-
damente en un informe que será entregado a la autoridad competente que lo
solicite, este tipo de fjación contará con la ayuda de medios fotográfcos y/o
flmaciones, de tal manera que el informe señala particularidades y detalle de
los indicios, por consiguiente tiene por objeto fjar con exactitud el aspecto del
lugar, estado en que queda la víctima y la ubicación de los enseres y evidencias.
Fotografía de conjunto
Es aquélla que permite contener la mayor información posible del escenario. Plano de conjunto
Cuando el lugar de los hechos presenta características especiales que deben
ser fjadas como por ejemplo la presencia de impactos de proyectiles de armas
de fuego en paredes, el lugar en el techo donde es atada una cuerda que sirvió
para que una persona se suspenda de ella, etc.
Fijación planimétrica
En el escenario, consiste en un dibujo elaborado a mano alzada (bosquejo);
posteriormente para efectuar el informe se realiza el plano con la ayuda de
instrumentos planimétricos, con base en las medidas especifcadas en el bos-
quejo realizado en la escena.
Moldeado
Este tipo de fjación tiene como fnalidad el hacer objetivo las marcas de pi-
sadas, herramientas, llantas, etc., para luego ser tomadas como elementos de
comparación en los denominados “moldes” obtenidos del lugar de los hechos
y de las personas u objetos sospechosos.
Fotografía de fliación
Es la fotografía que se usa para identifcación de la víctima, tomada desde los
hombros hacia arriba con el rostro totalmente limpio y la cámara o película en
forma vertical.
Kenyers o planos abatidos
La fjación del lugar es imprescindible en todos los casos de investigación de hechos delictivos, donde se
considera necesario el registro de las características generales y particulares de un sitio, de un objeto o de las
evidencias encontradas, para ilustrar a las autoridades, sin tener que ir nuevamente al escenario del delito.
TRAMO IV
112
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Estimadas y estimados discentes: en el presente encuentro didáctico
denominado “Criminalística de campo: colección, embalaje, rotulación
y envío” abordaremos varios procesos de la criminalística de campo que
nos permitirán conocer el proceso de investigación penal. En la crimina-
lística de campo cada una de las acciones es de vital importancia y de
realizarlo de forma correcta depende el éxito de la investigación.
En este encuentro abordaremos los siguientes saberes: observación,
interpretación, resguardo, protección, búsqueda, fjación, colección,
embalaje, rotulación y envío.
Para desarrollar los saberes mencionados anteriormente te ofrece-
mos unas actividades que consisten en:
• Preguntas generadoras en donde contextualicemos a nuestra reali-
dad de forma crítica y partiendo de nuestros saberes. Es importante
responder las preguntas de forma sencilla y partiendo de nuestra
experiencia como funcionarios y funcionarias policiales.
• Para consolidar tu formación sobre la criminalística te ofrecemos
una lectura que aborda los elementos claves de este encuentro; te
invitamos a leerla cada vez que tengas alguna duda. También es im-
portante consultar otras referencias para consolidar estos saberes.
• Un estudio de caso en donde se te presenta un video (que puedes
observar en tu computador) en el cual debes identifcar diversos
elementos claves en la investigación penal.
Finalmente, el encuentro te ofrece una autoevaluación, que consiste
en planteamientos de diversas actividades, que pueden ser de selección
simple, pareo, competición, problemas, ejercicios, estudios de casos,
ensayos, entre otros. Te invitamos a realizarlas con el fn de evaluar tu
progreso en el encuentro. Al fnal podrás encontrar una clave de res-
puestas con la cual podrás compararlas con tus soluciones.
ACTIVIDAD 1. EVIDENCIAS O INDICIOS EN EL SITIO DEL SUCESO
Te invitamos a observar detalladamente las imágenes que se les ofrece a través de las cuales vamos a explo-
rar nuestros saberes, aquí demostramos la observación.
ENCUENTRO DIDÁCTICO 3
CRIMINALÍSTICA DE CAMPO: COLECCIÓN, EMBALAJE,
ROTULACIÓN Y ENVÍO
PROPÓSITO
Brindar a las y los
discentes herramientas
teórico prácticas que le
permitan llevar a cabo el
proceso de observación,
interpretación,
resguardo, protección,
búsqueda, fjación,
colección, embalaje,
rotulación y envío.
113
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
A continuación te presentamos unas actividades en las cuales colocarás tus apreciaciones acerca de la colec-
ción de evidencias físicas.
ACTIVIDAD 1. RECREA EL HECHO, TOMANDO EN CUENTA LO
OBSERVADO EN EL SITIO DEL SUCESO.
¡DEMUESTRA TU CREATIVIDAD!
TRAMO IV
114
INVESTIGACIÓN
PENAL II
2. ¿Cuáles materiales de los observados, los consideras evidencias físicas? Enumera por lo menos 3.
3. ¿Cuáles de los objetos o sustancias presentes en el sitio de suceso consideras como indicios o evidencias y
di cómo los recolectarías?
ACTIVIDAD 2. RECOLECCIÓN, EMBALAJE, ROTULACIÓN Y ENVÍO DE
EVIDENCIAS
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
Evidencia física
En forma general: ¿Qué es evidencia? Evidencia
es sinónimo de certeza, en forma concreta, es la
prueba de un hecho. Es algo que muestra, que nos
indica y que posteriormente en lo probatorio se
transforma en una certeza. Criminalísticamente una
evidencia puede ser un objeto o una circunstancia o
también puede ser el resultado de la acción de ese
objeto o un evento que nos indica un hecho. Si sólo
nos ocupáramos del objeto, entonces un rastro sería
una evidencia.
Luego se asocia en nuestra disciplina a algo (un
objeto o una circunstancia) que nos indica en lo físi-
co un movimiento, un resultado, un hecho, asociado
a lo que es materia, es visible. Cuando se habla de
evidencia física se refere a un objeto o circunstancia
que nos indica materialmente algo, pero no es sola-
mente un objeto, debe haber un estado. Por ejem-
plo: el zapato que deja una huella es una evidencia
física, es tangible, también nos refeja la acción que
ejecutó al caminar, este resultado es evidente y esa
115
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
evidencia como está asociada a lo material puede
estar en cualquiera de sus tres estados naturales:
sólido, líquido y gaseoso. Estos tres elementos tie-
nen puntos específcos de transformación donde el
sólido se convierte en líquido y éste en gas, y el gas
puede condensarse, evaporarse, etc. La materia es
dinámica. Las evidencias nos indican circunstancias
que no presenciamos, pero las sentimos y estamos
viendo en ese objeto.
Concepto: Evidencia es todo elemento genera-
dor de una acción criminal o indicativa de ésta, ca-
paz de individualizar al autor del hecho así como las
circunstancias del mismo, los instrumentos de comi-
sión y es susceptible de reproducción en el futuro.
Todo elemento se refere a los estados de la ma-
teria: sólido, líquido y gaseoso; generador de una ac-
ción, signifca que es capaz de transpolar el mundo
exterior, es una evidencia física de tipo criminal por-
que es la que produce un hecho delictivo, a noso-
tros no nos interesa la evidencia de otro tipo sino la
asociada al crimen. Y esa evidencia en sí genera otra:
por ejemplo, una huella de una mancha de sangre
nos dirá otras evidencias, así una mancha de sangre
en caída libre producirá una especie de salpicadu-
ra y, a más altura, mayor distancia y en forma lineal;
pero si el criminal va caminando o estaba en movi-
miento, las gotas adoptarán patrones de caída dife-
rentes, entonces la mancha de sangre es un signo
pero también nos puede indicar la acción.
La evidencia física debe ser capaz de individua-
lizar al autor y a la vez individualizar etapas o cir-
cunstancias del hecho; de acuerdo con el principio
de reconstrucción, el análisis adecuado en el sitio
del suceso nos permite a nosotros conocer cómo
se desarrollaron los hechos. Es por esto que el cri-
minalista de campo debe colectar y proteger bajo
toda circunstancia la evidencia de tipo criminal ya
que ésta va a ser una prueba certera para individua-
lizar al delincuente que cometió el hecho, de esta
forma debe resguardar en forma diligente todas y
cada una de las evidencias para evitar que esta pue-
da contaminarse.
Finalmente una evidencia física que perece, se
daña, se contamina, se deteriora, ya deja de ser una
evidencia física; es indispensable que la evidencia fí-
sica sea idónea de reproducirse en un futuro, es de-
cir, que sea capaz de llegar íntegra para ser debatida
en juicio.
Existen pruebas que se pueden deteriorar y son
urgentes y necesarias por lo tanto el Código las pro-
tege con la intención de que no se degeneren al mo-
mento de su evaluación. Esto con razón al artículo
307 del Código Orgánico Procesal Penal, que esta-
blece la Prueba Anticipada.
Clasifcación de la Evidencia física
Cuando hablamos de evidencia física tenemos
que hablar:
1. De acuerdo a su estructura:
a) Objetos completos: son evidencias físicas aque-
llos que no requieren un análisis exhaustivo por par-
te del criminalista para establecer en qué consiste.
Por ejemplo: un arma de fuego encontrada en el si-
tio del suceso; otro ejemplo: una bala que colectada
en el sitio del suceso no necesita hacer un análisis
completo para decir que es una bala. Lo que no im-
plica que a esta arma posteriormente se le haga una
experticia completa para determinar si fue o no la
que mató el sujeto, pero para establecer que es un
arma el experto sólo tiene que establecer que posee
todas las características de un arma de fuego.
b) Partes de los objetos: son aquellas evidencias
físicas que necesitan un análisis mínimo para deter-
minar en qué consiste en su origen. Por ejemplo: se
encuentra en el sitio del suceso una concha de bala,
ya percutida, esa concha es parte de una bala. Los
objetos y las partes son las evidencias materiales di-
rectas.
2. De acuerdo a su naturaleza:
a) Huellas: es una impresión que deja un hecho o
TRAMO IV
116
INVESTIGACIÓN
PENAL II
una actividad. Por ejemplo: la presión que ejerzo so-
bre una pared dejará una huella y se conoce como
impresión.
b) Mancha: es la impregnación que una sustancia
produce en un cuerpo o en una superfcie, es decir la
mancha penetra la superfcie y la impregna.
¿Qué sucede cuando un delincuente con las manos
llenas de sangre toca una superfcie y deja su impre-
sión, o sea el mapa dactilar completo sobre la super-
fcie? ¿Se tratará de una huella o de una mancha? R:
Es una huella, porque está dejando su dactilograma
completo sobre la superfcie que manipuló.
Si deja la impresión de su mano con los dibujos
característicos de su pulpejo es una huella; si no la
deja, la impresión entonces sería una mancha.
c) Síntoma: es un fenómeno propio de una enfer-
medad, o de un hecho ocurrido o por ocurrir. ¿Cuál
es un síntoma de indigestión? R: Los vómitos son un
síntoma de enfermedad gastrointestinal o el desor-
den en el sitio de suceso es señal de violencia.
d) Señal: es un aspecto de una cosa, indicativo de
su acontecer o aviso de la ocurrencia. Una señal es
un aspecto. Por ejemplo: la señal o demarcación que
deja un objeto sobre la cerradura de una puerta es-
pecialmente en los hurtos con fractura o hurto con
escalamiento.
e) Signo: carácter o fgura representativa de un fe-
nómeno natural o espiritual. Por ejemplo: la estrella
de David es un signo para los judíos. Son caracteres
unidos a una ideología.
f) Marcas: son distintivos que se colocan sobre una
cosa para identifcarla y diferenciarla de las demás.
Por ejemplo: una marca de fábrica.
g) Residuos: es una materia en descomposición,
vestigios de una actividad orgánica. El residuo no es
artifcial. Por ejemplo: el excremento humano, ferti-
lizantes de estiércol.
h) Partículas: trozos o fragmentos de los objetos
materiales del delito o de sus instrumentos. Por
ejemplo: polvos que no tengan contenidos orgáni-
cos son partículas. Las esquirlas de vidrio al romper-
se son partículas.
Criminalística de Campo y la Criminalística de
Laboratorio
Criminalística de Campo:
La criminalística de campo es la disciplina que
emplea diferentes métodos y técnicas con el fn de
observar, fjar, proteger y conservar el lugar de los
hechos. También se encarga de la colección y emba-
laje de los indicios relacionados con presuntos even-
tos delictuosos que son investigados por la autori-
dad, para posteriormente canalizar los indicios a los
exámenes de laboratorio que son practicados por
las diferentes especialidades forenses que auxilian a
la criminalística.
El estudio y análisis de los elementos materiales
de prueba facilitan el conocimiento para establecer
la forma y mecanismo de los hechos con todos sus
fenómenos, desde el inicio de la primera maniobra
hasta el último movimiento que se puso en juego
para realizar el hecho; aquí se incluyen las formas de
uso de los instrumentos u objetos de ejecución y el
registro de sus manifestaciones, movimientos, to-
camientos y desplazamientos de cuerpos y objetos
efectuados durante la comisión del hecho. Inclusive
se puede utilizar extensa variedad de agentes mecá-
nicos, químicos, físicos y biológicos, y pueden surgir
también variadas evidencias. Su análisis identifcati-
vo, cuantitativo, cualitativo y comparativo necesitará
de metodología, tecnología y conocimientos univer-
sales de las disciplinas científcas que constituyen la
criminalística general, como son: balística forense,
explosivos e incendios, Documentoscopia, fotografía
forense, hechos de tránsito, sistema de identifcación
de personas, técnicas forenses de laboratorio y otras.
Criminalística de Laboratorio:
La criminalística de laboratorio es aquella que ve-
rifca sobre el terreno los trabajos científcos necesa-
117
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
rios para descubrir las huellas del delincuente y los
indicios del ilícito; la de identifcar a los reincidentes
y dar a los jueces la prueba inicial que pueda orien-
tarlos. La función del laboratorio en el trabajo poli-
ciaco consiste en el examen de la evidencia.
Usualmente el propósito de este examen es para
determinar la manera en que fue cometido el crimen,
relacionar al sospechoso con el crimen o ayudar a
establecer la identidad del criminal. Naturalmente
las actividades del laboratorio no están rígidamente
confnadas a estos objetivos, sino que puede incluir
muchas otras tareas dentro de los múltiples deberes
relacionados con el trabajo policíaco. La función del
experto del laboratorio consiste en analizar la evi-
dencia física y huellas sometidas al laboratorio del
crimen por el investigador. Para que el laboratorio
brinde efcaz auxilio, en principio, es indispensable
que reciba la evidencia sin alteración, la que debe
ser cuidadosamente tratada aplicando las técnicas
señaladas para su levantamiento y embalaje, según
su naturaleza y estado.
Los trabajos científcos de la criminalística en el
laboratorio se realizan con el método general de
las ciencias naturales, conocidos como «el método
inductivo» con sus tres pasos fundamentales: ob-
servación, hipótesis y experimentación. Este méto-
do en el laboratorio se conoce como el de compro-
bación o experimentación y es con el que se van a
efectuar las tareas científcas en el estudio, análisis
y comprobaciones de los indicios colectados en el
campo de los hechos o suministrados por otros su-
jetos de tal manera que los resultados pueden ser
aprovechados o interpretados adecuadamente para
conocer su intervención en el hecho que se investi-
ga y mostrarlos como evidencias de la verdad, cuya
evaluación de los resultados obtenidos la hará los
órganos que tienen como misión la procuración y
administración de justicia.
En el laboratorio es recomendable aplicar «el mé-
todo científco» con todos sus pasos sistematizados.
Pero los expertos en criminalística en la actualidad y
de acuerdo con las necesidades científcas y traba-
jos realizados en sus diferentes disciplinas, aplican
metodologías convenientes y sistemáticamente es-
tructuradas con la problemática que se va a resolver.
Todo ello obedece al amplio campo de investiga-
ción criminal que abarca la ciencia en estudio.
Trabajo policial y métodos específcos para la co-
lección de evidencias físicas en el sitio del suceso
Una vez conocida lo que es una evidencia, vea-
mos el proceso de colección de la misma.
ORDEN DE COLECTACIÓN DE EVIDENCIA FÍSICA
Con ciertas excepciones, las evidencias físicas de-
ben ser colectadas mediante la práctica de un orden
secuencial, de un procedimiento metodizado, en
atención a la naturaleza y al tamaño del objeto, así
como al tipo y cantidad de material.
El área de la escena será previamente dividida
en compartimientos o zonas, cada una de las cuales
será pesquisada en forma sucesiva a fn de ordenar
la secuencia en la colectación, y cada objeto o mate-
rial será procesado de manera integral antes de ser
atendido el siguiente hallazgo. Por ejemplo: un frag-
mento o trozo metálico que fue parte integral de un
proyectil que ha sido recuperado en el lugar de los
hechos debe ser marcado, embalado y etiquetado,
antes de proceder con el siguiente objeto o material.
El protocolo en materia criminalística debe cum-
plirse, respetarse, el orden debe cumplirse, tiene sus
excepciones dependiendo de las características del
sitio de suceso y el tipo de evidencias físicas, y siem-
pre que se haga una alteración del orden en el acta
debe decir por qué alteró la colectación.
Secuencia en la colectación de evidencias
1) Objetos o cuerpos grandes y movibles: los pri-
meros objetos a ser colectados son aquellos cuer-
pos grandes y movibles como son los diversos tipos
de armas, conchas, fragmentos o trozos metálicos
TRAMO IV
118
INVESTIGACIÓN
PENAL II
que son parte integral de un proyectil, documentos,
trozos grandes de vidrio, costras visibles de pintu-
ra, trozos de madera, piezas metálicas y cualquier
objeto variado que esté relacionado con el hecho
criminal.
2) Objetos o materiales menos visibles: en segun-
do lugar son colectados los materiales menos visi-
bles como lo son: fbras, pelos, apéndices pilosos,
trazas de diversas sustancias, fragmentos de vidrio,
limaduras, partículas de madera y pequeñas costras
de pintura, como también todos aquellos fragmen-
tos de otros materiales relacionados al hecho crimi-
nal que se investiga.
3) Materiales que requieren un tratamiento es-
pecial: en tercer lugar se colectarán aquellos mate-
riales que requieren de un tratamiento especial, los
cuales se hallan generalmente en superfcie intrans-
portables y cuya obtención exige la práctica de un
determinado procedimiento. Es el caso de los dife-
rentes tipos de manchas, ya en la forma de material
fresco, como en la modalidad de producto seco; la
realización de los vaciados en huellas plásticas, el
estarcimiento de las huellas impresas, la colectación
en bloque de un trozo o fragmento de parte integral
de un proyectil alojado en éste.
4) Reactivación especial de rastros dactilares: so-
lamente después que aquellos materiales han sido
colectados en el orden señalado, surge el momento
de proceder con la activación y desprendimiento de
las impresiones dactilares latentes. La colectación de
estas evidencias es reservada como paso fnal, como
medida dirigida a aprovechar todos los hallazgos
debido a las grandes posibilidades de contamina-
ción, principalmente de manchas y una gran varie-
dad de sustancias, por los contactos con los polvos
reactivos, aun cuando toda precaución sea tomada
con la fnalidad de evitar esparcirlos en otras áreas,
siempre subsiste la posibilidad de contaminaciones
capaces de originar alteraciones muy importantes
en otro tipo de hallazgos.
Por otro lado, aunque idénticas medidas de pro-
tección son tomadas por el criminalista encargado
de colectar los materiales señalados en los tres pri-
meros puntos, cualquier impresión dactilar dejada
accidentalmente por un funcionario resultará más
fácil de descartar que evaluar los falsos resultados
en un material insustituible, contaminado por los
polvos o adición de esta sustancia, o adición extraña
a la superfcie de pelos, apéndices pilosos, fbras que
alteren su condición original de hallazgo.
De cualquier forma, todo dependerá de cada
caso en particular en que se justifque alterar o mo-
difcar el orden expuesto en la colectación de evi-
dencias físicas, cuya sistematización obedece a la
necesidad de una actuación metodizada, en bene-
fcio de la integridad de la prueba de convicción, y
el aprovechamiento de toda y cada una de las evi-
dencias físicas.
¿Por qué es así y no de otra forma? Porque re-
quieren de químicos que pueden contaminar las
muestras hematológicas, residuos orgánicos de se-
men en casos de violación, entre otras.
Sin embargo, el orden puede alterarse. Por ejem-
plo: en un robo a un banco donde no hay heridos, lo
primero que se colecta son las impresiones dactila-
res (lofoscopia); esta es una excepción.
En un vehículo con 3 cadáveres dentro del mis-
mo, además de apéndices pilosos, conchas, o/u otras
evidencias: ¿qué se colecta primero? Si el vehículo se
encuentra cerrado, primero se activa por la parte de
afuera, para la localización de rastros dactilares la-
tentes; luego de su transportación y etiquetado, se
abren las puertas del mismo y se procede a tomar
muestras: primero, las manchas de color pardo roji-
zo de presunta naturaleza hemática (sangre).
Marcación de la evidencia física
Consiste en identifcar la evidencia con una mar-
ca en la se emplea un código alfanumérico, es decir,
una parte en número y otras en letra, y se recomien-
119
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
da que las letras usadas sean las del funcionario que
recolectó la evidencia.
¿Qué se pretende con la marca? Darle certeza al
hallazgo para poder dar seguridad de que la eviden-
cia colectada en el sitio del suceso es la misma que
se incorpora al expediente para ser debatida en jui-
cio oral y público.
Cada una de las evidencias físicas colectadas
debe ser marcada por el propio criminalista o exper-
to en campo que hace el hallazgo. Esta marca es de
gran utilidad, toda vez que permite relacionar el ob-
jeto con el funcionario que ha practicado su manejo
en la escena del crimen, evitando cualquier estado
de confusión con objetos similares colectados en la
misma escena o correspondiente a cualquier caso
que se investiga; el funcionario criminalista de cam-
po dejará constancia de la marca colocada a deter-
minado objeto la cual presentará la característica de
ser permanente e individual. Las marcas de fábrica,
las etiquetas y manufacturas, así como los seriales o
cualquier descripción de un objeto no son siempre
dignos de confanza, para individualizarlo, ya que
los mismos pueden representar una clase, orden,
o tipo de producto, y no una unidad en particular.
En consecuencia las marcas halladas en los objetos
colectados como también los daños encontrados en
los mismos no son recomendables como marcas de
identifcación desde el punto de vista criminalístico,
toda vez que el objetivo perseguido en esta función
es el de autentifcar un determinado hallazgo, me-
diante una marca especialmente elaborada.
En la función de marcar las evidencias físicas se
tomarán en consideración los siguientes pasos:
a) La marca ha de ser permanente. Cuando la super-
fcie del objeto es demasiado dura (metales, vidrios,
plásticos, resistentes, granitos, etc.) resulta muy be-
nefcioso el uso de un vibrador eléctrico, o un lápiz
a base de carburo tungsteno. Otra superfcie menos
exigente tolera muy bien el uso de un instrumento
metálico agudo o simplemente un bolígrafo.
b) El tamaño o la extensión de la marca depende-
rá, naturalmente, de la superfcie del objeto. No se
recomienda el uso de la letra X como marca identi-
fcativa. Buena práctica es marcar el objeto con las
iniciales del criminalista o experto de campo para
distinguir un objeto de otro. Las secuencias de estas
marcas serán caso, fecha y hora en que fue localiza-
do el objeto, sitio donde fue localizado y alfanumé-
rico que le corresponde a la evidencia.
c) Cuando se trata de objetos de valor, la marca debe
ser colocada en un sitio poco visible, aunque jamás
en una superfcie que amerite estudio ulterior. Tam-
poco se colocarán marcas en superfcies de piezas
o partes de un objeto que son desprendibles o des-
montables.
d) Existen ciertos materiales que no pueden ser mar-
cados directamente en su superfcie como ocurre en
los apéndices pilosos, pelos, muestra de tierra, líqui-
dos, polvos o fragmentos de cualquier material; en
tales casos las muestras respectivas de dichos mate-
riales serán depositadas en receptáculos adecuados,
en los cuales se procederá a colocar la marca, que
permitirá individualizar las muestras colectadas.
Cabe destacar que el funcionario que colectó
la o las evidencias de tipo criminal tiene que ser el
mismo que para el momento de ser llamado por el
órgano jurisdiccional deberá acudir a juicio oral y
público, establecido en ordenamiento subjetivo de
la ley penal, para confrmar su hallazgo.
Preservación y embalaje de la evidencia
Preservar una evidencia es una medida encami-
nada a mantener la integridad de su naturaleza y
contenido, particularmente en lo que respecta a los
fenómenos de contaminación, deterioro, pérdida o
el alcance de manos imprudentes.
En esta importante función debe tenerse presente:
a. Cada objeto o material debe ser manejado con
cuidado, embalado en forma individual, jamás
las evidencias serán mezcladas entre sí. No unir
TRAMO IV
120
INVESTIGACIÓN
PENAL II
o poner en contacto aquellas superfcies que se-
rán sometidas a estudios, éstas serán protegidas
por separado, no obstante por la originalidad de
ciertas piezas pueden ser embaladas en forma
conjunta, tales como: pedazos grandes de vidrios
rotos, costras de pintura, pero sólo cuando pro-
cedan de la misma zona de la escena del crimen.
b. En todo caso, el envase o receptáculo utilizado
para un embalaje no debe estar contaminado
con sustancias o materiales extraños. Toda caja,
envase de vidrio, de plástico, metálico o cartón
debe ser sometido a limpieza antes de ser usado,
se recomienda la utilización de cajas o receptá-
culos nuevos destinados para estos fnes.
c. El envase ha de ser de un tamaño apropiado; una
evidencia de pequeño tamaño no debe ser em-
balada en un receptáculo de gran capacidad. Los
fragmentos de vidrios, costras de pinturas, pelos,
apéndices, fbras, deben ser primero envueltos
en papel fno de algodón para luego ser depo-
sitados en el receptáculo de tamaño razonable.
Las pequeñas cantidades de líquidos serán enva-
sadas en frascos o tubos de ensayo; de acuerdo
con el volumen de lo que se va a enviar, el ex-
perto en campo debe ser diligente y sumamente
cuidadoso cuando vaya a preservar y embalar
líquidos sumamente volátiles.
d. Según sea el caso, el receptáculo debe estar en-
vuelto en papel resistente y en aquellos sitios cla-
ves de la superfcie, se colocará el respectivo sello.
Un sobre puede ser cerrado mediante cola o cin-
ta adhesiva o ambas a la vez; un envase tal como
una botella será tapada con seguridad y sellada
alrededor de la tapa, las bolsas de papel o recep-
táculos similares deben ser cerrados y engrapa-
dos después de doblar el borde de su boca por lo
menos dos veces y en el borde colocar los sellos.
e. Todo envase caja o recipiente que contenga una
evidencia física debe ser etiquetado en un sitio
conveniente de su superfcie exterior visible. Las
etiquetas pueden ser engomadas directamente
sobre un área del receptáculo, o atadas al cuer-
po del mismo mediante un vínculo de sujeción o
cordel resistente.
Las etiquetas deben incluir informaciones que
contribuyan a identifcar el objeto o material de las
siguientes formas:
a) Información acerca del caso. Número de ofcio
o memorándum en cual se solicita la experticia.
b) Informaciones acerca del contenido. Especi-
fcaciones indicativas acerca del objeto o material
enviado, a manera de breve descripción.
c) Información acerca de la colectación. Nombre
y frma del experto o criminalista que colectó la evi-
dencia, zona del área de la escena donde fue hallada
así como la fecha y hora de la colectación.
d) Si la evidencia es del tipo biológica o volátil,
el experto tiene que dejar constancia en la etique-
ta del tipo de líquido que está enviando. Los datos
suministrados en la etiqueta serán completados en
el ofcio o memorándum que acompañan a la evi-
dencia, donde se informará de los conmemorativos
como son el nombre o nombres de las víctimas, el
presunto transgresor, fecha y lugar del suceso y la
naturaleza del presunto delito, como también es-
pecifcar el motivo de la solicitud, al enumerar con
precisión los exámenes o experticias deseados por
el criminalista de campo.
Traslado de evidencia
Una vez que la evidencia fue marcada, preser-
vada, embalada y etiquetada, cada órgano de in-
vestigación penal tendrá un área para el resguardo
de las evidencias que se recaben durante la inves-
tigación penal. Todo funcionario o funcionaria que
colecte evidencia física debe cumplir con la cadena
de custodia, entendiéndose por ésta, la garantía le-
gal que permite el manejo idóneo de las evidencias
digitales físicas y materiales, con el objeto de evitar
su modifcación alteración y contaminación desde el
121
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
momento de su ubicación en el sitio del suceso o lu-
gar del hallazgo. La cadena de custodia comprende
el procedimiento empleado en la inspección técni-
ca del sitio del suceso y del cadáver si fuera el caso,
debiendo cumplirse progresivamente con los pasos
de protección, fjación, colección, embalaje, rotulado,
etiquetado, preservación y traslado de las evidencias
a las respectivas dependencias de investigaciones
penales y criminalísticas y ciencias forenses u órga-
nos jurisdiccionales. Los funcionarios o funcionarias
que colecten evidencias físicas deben registrarlas en
la planilla diseñada para la cadena de custodias, a fn
de garantizar la integridad, autenticidad, originalidad
y seguridad del elemento probatorio, desde el mo-
mento de su colección hasta su presentación en el
debate del juicio oral y público y la culminación del
proceso.
Las áreas de resguardo deberán estar debida-
mente acondicionadas, equipadas y dotadas de in-
fraestructura, materiales consumibles, tecnología,
seguridad y mantenimiento, necesarios para conte-
ner y conservar evidencias de origen biológico y no
biológico hasta la culminación del proceso.
Las evidencias de origen biológico que por su
naturaleza son susceptibles de degradación, cuyos
subproductos o derivados pueden ser altamente
tóxicos, contaminantes y nocivos para el ser huma-
no, deben ser desechadas previa autorización judi-
cial a requerimiento del Fiscal del Ministerio Público
que tiene a cargo el caso, tomando las previsiones
necesarias para dejar muestras resguardadas para
futuros análisis. Los órganos de investigación penal
están obligados a fjar el procedimiento científco
necesario, que garantice la cadena de custodia en
las evidencias físicas, como modelo necesario den-
tro del desarrollo de la investigación criminalística,
me refero al artículo 202 (literal a y b) del Código
Orgánico Procesal Penal en concordancia con el ar-
tículo 26 de la Ley del Cuerpo de Investigaciones
Científcas Penales y Criminalísticas.
ACTIVIDAD 3. LA FUNCIÓN POLICIAL Y LAS EVIDENCIAS
Esta actividad te invita a que te reconozcas como funcionario o funcionaria policial en ejercicio, para ello te
proponemos un caso donde se comete un delito y se dejan unas evidencias físicas:
“En un día de patrullaje normal te informan vía radial, que en X sector de la ciudad está un vehículo aban-
donado; ya presente en el lugar, observas que hay un arma de fuego corta y dos vainas de cartucho, adicio-
nalmente un documento de identidad (carnet), una gorra con rastros de sangre y una colilla de cigarrillo con
manchas de labial.
Realiza las siguientes actividades según lo sugerido:
• Una introducción donde se describa en forma general el sitio del suceso y las evidencias físicas que se evi-
dencian en el caso planteado.
• El tipo de evidencias de acuerdo con su estructura y su naturaleza.
• Explique el orden de colectación de evidencia física, en caso de que sea un funcionario o funcionaria de la
policía a quien le correspondiera realizarla.
• Explique la secuencia en la colectación de evidencias
físicas. Considerando la clasifcación: objetos o cuerpos
grandes y movibles, objetos o materiales menos visi-
TRAMO IV
122
INVESTIGACIÓN
PENAL II
bles, materiales que requieren un tratamiento especial,
reactivación especial de rastros dactilares.
• Finalmente explica cómo sería la preservación y emba-
laje de las evidencias físicas en el caso planteado.
ACTIVIDAD 4. EN EL SITIO DEL SUCESO
En ese espacio tendremos la oportunidad de recrear por medio de esquemas, cuadros y otras formas de
presentación, un resumen de los aspectos más relevantes de la recolección, embalaje, rotulación y envío de
evidencias físicas, como parte del proceso de Investigación de Campo.
En esta presentación se deberán considerar los siguientes aspectos:
1. Recrear al menos dos sitios de suceso.
2. Resumir los temas señalados anteriormente, donde se expongan los conceptos, procedimientos y técnicas.
3. Utilizar imágenes, esquemas, cuadros, formas, evitando la abundancia de texto.
4. Cuidar la ortografía y redacción.
Para una mayor eficiencia y eficacia del trabajo
investigativo, se recomienda aplicar las siguien-
tes técnicas metodológicas para la observación
y registro del lugar de los hechos.
1.- Protección del lugar
2.- Inspección ocular
3.- Fijación y descripción del sitio de suceso
4.- Rastreo, recolección de evidencias y pruebas
5.- Levantamiento y etiquetado de evidencias
para su estudio en el laboratorio
6.- Examen del cadáver, si fuese el caso
7.- Interpretación
8.- Formulación de hipótesis
9.- Análisis de los resultados de laboratorio
10.- Investigación
11.- Conclusión e informe pericial
¡Importante!
123
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
ACTIVIDAD FINAL
Después de haber disfrutado la experiencia denominada La criminalística en la función policial, y haber re-
suelto las actividades planteadas en el mismo, te presentamos una serie de actividades, donde verifcarás tu
proceso de aprendizaje. En esta autoevaluación encontrarás una serie de actividades a las cuales darás respuesta
clara y coherente en función de los aprendizajes adquiridos. Para ello:
• Responde todas las actividades planteadas.
• Te recomendamos realizarlas en el mismo orden en que se plantean.
• Puedes volver a leer la lectura si lo consideras necesario.
• Al fnalizar todas las actividades, puedes comparar tus respuestas con la clave de corrección ubicada al fnal
del encuentro didáctico.
Actividad 1. ¿Qué es evidencia?
Actividad 2. Escribe en la columna derecha el tipo de evidencia según el objeto que se señala en la columna
izquierda.
CLASIFICACIÓN DE LA EVIDENCIA FÍSICA
Objeto Tipo de evidencia
Cuchillo Objetos completos
Concha de bala
Impresión de un zapato
Sábanas con sangre seca
Puerta desnivelada
Libro el Corán
Excremento
Talco
TRAMO IV
124
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Actividad 3. Caracterización de la Criminalística de campo:
Actividad 4. Características de la Criminalística de laboratorio:
Secuencia en la colectación de evidencias.
Actividad 5. Completa la secuencia para la colectación de evidencias
1. Objetos o
cuerpos grandes
y movibles.
2.
3.
4.
125
TRAMO IV
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Actividad 6. Marcación de la evidencia física. Describe los pasos a considerar para marcar las evidencias físicas:
Actividad 7. Señala en las columnas derechas con una X si son verdaderos o falsos los planteamientos que a
continuación se te presentan:
Planteamiento Verdadero Falso
Cada objeto o material debe ser manejado con cuidado, embalado en
forma individual, jamás las evidencias serán mezcladas entre sí.
Se pueden unir o poner en contacto aquellas superfcies que serán
sometidas a estudios pues estas no generan sustancias que alteren
los resultados.
Todo funcionario o funcionaria que colecte evidencia física debe cum-
plir con la cadena de custodia.
El receptáculo debe puede estar envuelto en papel de aluminio para
garantizar la conservación por mayor tiempo de evidencias liquidas.
Todo embase caja o recipiente que contenga una evidencia física
debe ser etiquetado.
Las evidencias de origen biológico que por su naturaleza son suscep-
tibles de degradación y que pueden ser altamente tóxicos, contami-
nantes y nocivos para el ser humano deben ser desechados, previa
autorización judicial a requerimiento del Fiscal del Ministerio Público.
Se embalarán los líquidos en envases entre 5 cm y 10 cm de diámetro.
Las evidencias de origen biológico que por su naturaleza son suscep-
tibles de degradación y que pueden ser altamente tóxicos, contami-
nantes y nocivos para el ser humano deben ser desechados, previa
autorización judicial a requerimiento del Fiscal del Ministerio Público.
TRAMO IV
126
INVESTIGACIÓN
PENAL II
Refexionemos:
¿En qué circunstancias debe la funcionaria o funcionario policial realizar una labor de colección de evidencias?
A partir de tu experiencia: ¿por qué es necesario aplicar un buen embalaje a las evidencias?
Las funcionarias y funcionarios deben conocer las instancias a las cuales se realiza el envío de evidencias: ¿has
tenido que enviar una evidencia o los has visto realizarlo? ¿Por qué crees necesario conocerlo?
BIBLIOGRAFÍA
Zajaczkowski, R. (1998). Manual de Criminalística. Ar-
gentina: Ediciones Ciudad Argentina.
Sosa, J. (1992). Manual de Criminalística. México: Edito-
rial Noriega Editores.
Sifontes, D. (1979). Manual de Criminalística. Caracas,
Venezuela: Monte Ávila Editores.
De Anton, F. De Luis y Turegano, J. (2004). Policía Cien-
tífca. España: Editorial Tirant Lo Blanch.
Horgan, J. (1987). Biblioteca de Investigación Penal. Mé-
xico: Compañía Editorial Continental S.A DE C.V
México.
Calabuig, G. (2004). Medicina Legal y Toxicológica. Es-
paña: Editorial Masson.
Vargas, E. (1990). Medicina Legal. Puerto Rico: Editorial
Trillas.
127
TIPO DE UNIDAD CURRICULAR
CURSO
EJE DE FORMACIÓN
PROFESIONAL
MODALIDAD
DISTANCIA
DURACIÓN
75 HORAS
VERSIÓN:1
MATERIAL DIDÁCTICO
DE LA Y EL DISCENTE
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS DE
LA FUNCIÓN
POLICIAL III
TRAMO IV
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA
LAS RELACIONES INTERIORES Y JUSTICIA
Ministro Tareck El Aissami
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA
LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA
Ministra Yadira Córdova
AUTORIDADES UNIVERSIDAD NACIONAL
EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
Rectora
Soraya Beatriz El Achkar Gousoub
Vicerrectora de Desarrollo Académico
Aimara Aguilar
Vicerrector de Creación Intelectual
y Vinculación Social
Antonio González Plessmann
Secretario
Frank Bermúdez Sanabria
VICERRECTORADO
DE DESARROLLO ACADÉMICO
Vicerrectora
Aimara Aguilar
Directora de Gestión de Desarrollo Curricular
Ruzay Rangel
Coordinador del P.N.F. Policial
José Cardoso
UNIVERSIDAD NACIONAL
EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
Dirección: Calle La línea, zona industrial L, Catia.
Apartado postal: Caracas 1030 - Venezuela.
WWW.UNES.EDU.VE
TRAMO IV: MATERIAL “FUNDAMENTOS JURÍDICOS III”
Expertos en contenido
Abg. Alberlid Medina
Productora editorial
María Alejandra Morales
Coordinador gráfco
Rafael León
Diseñadores curriculares
Marcos Vásquez
Migdalys Marcano
Yesenia Bermúdez
Corrección de estilo
Larry Peña
Diseño Gráfco y diagramación
María A. Rodríguez S.
Caracas, marzo de 2012
CONTENIDO
TRAMO IV
FUNDAMENTOS JURÍDICOS III
PRESENTACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133
INTRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137
PROPÓSITO DE LA UNIDAD CURRICULAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137
ORIENTACIONES Y RECOMENDACIONES. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138
ESTRUCTURA DEL MATERIAL DIDÁCTICO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138
ENCUENTRO DIDÁCTICO 1
ASPECTOS FUNDAMENTALES PARA LA APLICACIÓN DE LA LEY . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140
ENCUENTRO DIDÁCTICO 2
RESPONSABILIDADES EN LA APLICACIÓN DE LA LEY. PREVENCIÓN
Y DETECCIÓN DEL DELITO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148
ENCUENTRO DIDÁCTICO 3
LA PAZ SOCIAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 162
ENCUENTRO DIDÁCTICO 4
ESTADO DE EXCEPCIÓN Y LAS FACULTADES PARA LA APLICACIÓN
DE LA LEY EN LA PRIVACIÓN DE LIBERTAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170
BIBLIOGRAFÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 179
UNIDADES DIDÁCTICAS
133
PRESENTACIÓN
L
a historia contemporánea de Venezuela registra
diversas prácticas policiales inadecuadas que
han dejado en evidencia una profunda carencia
de valores, de principios morales y un fuerte desape-
go al respeto de los derechos humanos por parte del
funcionariado policial.
Dichos modus operandi se derivaron, en parte, del
modelo de formación policial con enfoque militarista
impartido a los integrantes de los cuerpos policiales.
Entre ellos, destacan: el uso indebido o excesivo de la
fuerza, la aplicación de técnicas y procedimientos sin
diferenciar los casos en los que se producían daños y
perjuicios a la población, y un alto grado de corrup-
ción policial.
Con la intención de corregir tales desviaciones y
en concordancia con el modelo de sociedad demo-
crática, participativa, protagónica y corresponsable
–expresado en la Constitución de la República Boliva-
riana de Venezuela– el gobierno del presidente Hugo
Chávez Frías creó la Universidad Nacional Experimen-
tal de la Seguridad (UNES). La fnalidad de esta insti-
tución académica especializada es, pues, encargarse
de la profesionalización y del desarrollo integral de
las funcionarias y los funcionarios de la seguridad ciu-
dadana venezolana; por ello, se ha propuesto como
una de sus principales tareas formar el nuevo modelo
policial, en el que las y los ofciales desarrollen habili-
dades y destrezas para aproximarse a sus semejantes.
Dado que los problemas policiales ya menciona-
dos han contribuido directamente con la descompo-
sición social por la que atraviesa Venezuela actual-
mente, se justifca la implementación del Programa
Nacional de Formación Policial. Los propósitos y ob-
jetivos de este programa se orientan al acercamiento
y ejercicio político legítimo de valores fundamentales
como la ética, la justicia y la solidaridad que son, en
sí mismos, la misión humanista de la revolución bo-
livariana.
Así, la tarea de la UNES, vista en los múltiples ám-
bitos de la cotidianidad comunitaria e individual, apo-
yará la transformación que requieren los procesos de
formación en los ambientes de aprendizaje para con-
tribuir con la profesionalización de las funcionarias y
los funcionarios policiales. Esto, a su vez, permitirá la
cancelación de la vieja deuda social y política que se
tiene con los cuerpos policiales.
Sin embargo, el concepto de seguridad ciudada-
na abarca, de acuerdo con el Texto Constitucional de
1999, el derecho de protección que tiene el pueblo
venezolano frente a todas las situaciones de amenaza,
vulnerabilidad y riesgo, tanto de su integridad física
como de sus propiedades; también, incluye el disfrute
de las garantías y los derechos constitucionales. Por
ello, se ha erigido como una de las principales respon-
sabilidades y competencias del Estado venezolano.
A fn de brindar confanza y certidumbre a la ciu-
dadanía en general, el gobierno bolivariano ha dise-
ñado e implementado políticas y planes que permi-
TRAMO IV
134
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
tan, en primer lugar, mantener y restablecer el orden
público–esto es, prevenir o represar el delito y la vio-
lencia. En segundo lugar, pero no menos importante,
dar respuestas efectivas frente a diversas emergen-
cias y desastres.
Por ello, es menester que la estructura del gobier-
no, responsable de esta política pública, cuente con
funcionarias y funcionarios técnico-políticos forma-
dos en las distintas profesiones relacionadas con la
seguridad ciudadana, que estén debidamente capa-
citados para:
• Acudir al llamado que se le haga ante situaciones
peligrosas para la colectividad.
• Precisar y decidir sobre las áreas relacionadas con
la seguridad ciudadana.
• Realizar un control político efcaz sobre las medi-
das que se implementen para la protección de la
integridad física y propiedades de las personas o
grupos que integran la sociedad venezolana.
• Habilitar y facilitar el funcionamiento de mecanis-
mos de participación de las comunidades que ha-
gan efectivas las acciones de control para favorecer
la transparencia y rendición de cuentas por parte
de los responsables de las instituciones a cargo de
la política pública de seguridad ciudadana.
Dentro de este marco de ideas, la UNES −en cum-
plimiento con lo establecido en el artículo 332 de la
Constitución de la República Bolivariana y el artícu-
lo 37 de la Ley Orgánica del Servicio de Policía y del
Cuerpo de Policía Nacional, además del PNF Policial,
se ha planteado como prioridad el diseño y la imple-
mentación de los siguientes Programas Nacionales
de Formación:
• Protección Civil y Administración de Desastres
• Bomberil
• Investigación Penal
• Penitenciaria
Del mismo modo, se ha trazado la profesionaliza-
ción de las y los ofciales de los órganos de seguridad
estadales y municipales para elevar su nivel de forma-
ción, instrucción y técnica; en virtud de lo cual, esta
universidad orientará y asistirá técnicamente a las
academias estadales y municipales para que asuman
los nuevos planes de estudio.
Para lograrlo, la UNES rompe con los paradigmas
de la educación tradicional bancaria y se basa en el
enfoque de la Teoría Crítica. Aborda la formación des-
de la perspectiva de la emancipación, cuyo fn último
es la aprehensión de la realidad para originar cambios
profundos que permitan, individual y colectivamen-
te, la construcción de la historia cotidiana por parte
de sujetos con conciencia ciudadana crítica, capaci-
dad de inventiva y discernimiento.
Se trata de una educación en la que las y los estu-
diantes son considerados sujetos políticos de acción,
que deben y pueden generar la transformación perso-
nal y social. Es decir, se trata de una educación para el
ejercicio del poder ciudadano, que demande la garan-
tía de sus derechos, denuncie la barbarie y proponga
nuevas formas de organización institucional. Desde
una comunidad de sujetos políticos, este poder ciuda-
dano permite participar en la construcción de políti-
cas, levantar la voz y la mano para aprobar o rechazar,
así como proponer o criticar, las decisiones a tomar.
Desde esa óptica, las acciones formativas en la
UNES se conducen desde la educación popular, como
modelo de educación integral que asume el proceso
educación-acción-transformadora a modo de pilar
para la refundación de la institucionalidad de segu-
ridad ciudadana en general, en concordancia, por
supuesto, con los cambios socio-históricos y políticos
registrados en la Venezuela actual. Los principios de
la educación popular permiten a mujeres y hombres
adquirir nuevas categorías para enfrentarse a su rea-
lidad, superar las alienaciones a las que están some-
tidos y autoafrmarse como cocreadores de su futuro
histórico, conscientes de que sólo las refexiones y la
práctica de un conjunto de acciones les permite la
confrontación continua, progresiva y permanente.
Uno de los elementos característicos de la educa-
ción popular es la dialogicidad como estrategia emi-
135
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
nentemente ética y epistemológica, cognoscitiva y
política; como un proceso de rigor en el que existe
la posibilidad real de construir el conocimiento, de
aceptar al otro y asumir la radicalidad en el acto de
amar. El diálogo es más que un método, es una pos-
tura frente al proceso de aprender-enseñar: “unos en-
señan, y al hacerlo aprenden, y otros aprenden, y al
hacerlo enseñan” (Freire 1993: 106).
Esta manera de entender el diálogo rompe el mo-
delo tradicional del docente como agente poseedor
de los conocimientos y del alumno como el deposi-
tario de los mismos. Por el contrario, los Programas
Nacionales de Formación impartidos en el marco de
la UNES desechan la idea del alumno como ser sin luz
depositario de los conocimientos estáticos del docen-
te. En este modelo de educación democrática y parti-
cipativa, el alumnado pasa a ser estudiantado; por su
parte, el cuerpo docente se convierte en educadoras
y educadores, quienes con su mayéutica incentivan la
refexión y construcción social. En resumen, los acto-
res educativos se convierten en verdaderos protago-
nistas del proceso enseñanza-aprendizaje, en el que
ambos enseñan y ambos aprenden, a través de un
intercambio permanente de saberes intermediados
por el diálogo crítico y refexivo.
Por otro lado, la participación en el ámbito acadé-
mico, socio-político y cultural, en términos de produc-
ción cultural y simbólica, permitirá construir a partir de
la sistematización de experiencias comunitarias. El ob-
jetivo es que este contexto de acción permee el dise-
ño curricular para que responda a las necesidades de
transformación social: disminución de la exclusión, re-
versión de los procesos delictivos, fortalecimiento de
la ecología social (desde el mejoramiento del hábitat)
y equilibrio entre lo femenino y lo masculino. Como es-
tas condiciones se complementan en el complejo en-
tramado de las relaciones humanas, permiten estable-
cer una visión integrada de los procesos individuales,
comunitarios e institucionales en los que intervienen.
Del mismo modo, los procesos formativos de la Uni-
versidad Nacional Experimental de la Seguridad se aco-
gen al enfoque de género, que posibilita la comprensión
de las diferencias de la diversidad y específcamente,
que lucha por erradicar, de las prácticas sociales cotidia-
nas, tanto el sexismo lingüístico como el sexismo social
de los cuales son víctimas las mujeres en general.
Un tema que también distingue la formación UNES
es el enfoque del ecosocialismo. Éste hace énfasis en el
cuidado del entorno ecológico donde se habita; en la
producción de mercancías sin deterioro del ambien-
te, lo que se traduce en una apreciación de los valores
de uso en detrimento de los valores de cambio, que
se funda en la actividad económica propia de empre-
sas de producción socialista, lo que genera una trans-
formación de las necesidades y un cambio profundo
hacia la dimensión cualitativa del ser humano.
Otra importante característica de los procesos de
formación de esta Universidad es la glocalidad. Ésta se
refere a una forma de resistencia social ante la globa-
lización de corte neoliberal que se nos ha intentado
imponer con fuerza. Es una invitación a vernos en la
dialéctica de lo cercano (local) y lo lejano (global), sin
que esa tensión degenere en minusvaloración de uno
u otro componente de la relación. En términos educa-
tivos, implica compaginar la búsqueda de soluciones
a los problemas que afectan la seguridad ciudadana
de la población y la posibilidad de enriquecimiento
que brinda el intercambio de saberes con actores que
debaten y construyen, en sintonía, sobre los mismos
problemas y necesidades.
En esta misma línea, destaca que el modelo de
educación integral asumido por la UNES se caracte-
riza por el humanismo, por fomentar el desarrollo de
una ética profesional respetuosa de los derechos hu-
manos. Como se sabe, éstos representan el conjunto
de libertades, facultades y reivindicaciones que ga-
rantizan una vida digna a toda persona. Son inde-
pendientes de factores particulares como estatus,
sexo, orientación sexual, etnia o nacionalidad; tam
poco dependen exclusivamente del ordenamiento
jurídico vigente. Desde un punto de vista más rela-
cional, los derechos humanos se han defnido como
TRAMO IV
136
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
las condiciones que permiten crear una relación inte-
grada entre el individuo y la sociedad, que le permita
ser persona, identifcándose con sí mismo y con los
otros. Por esta razón, desde la perspectiva institucio-
nal, se constituyen en la base del modelo constitu-
cional y están plenamente reconocidos como objeti-
vos y fnes de la educación.
En la UNES los derechos humanos se privilegian;
por ello, transversalizan los objetivos de sus cinco
PNF, así como las diferentes actividades previstas
para las interacciones didáctico-formativas. En líneas
generales, se asumen como un conjunto de necesida-
des, valores y principios esenciales para el disfrute y
desarrollo de la dignidad humana.
Estos temas son, pues, el pilar axiológico de los
proyectos educativos UNES en aras de ofrecer, a la
Venezuela que se está construyendo, un nuevo mo-
delo de servidora y servidor público que refeje en sus
prácticas y en su discurso cotidiano: mística, sentido
de dignidad de la función encomendada y valor al-
truista del servicio al pueblo. En resumen, nuevas ser-
vidoras y servidores cuya imagen, discurso y acciones
sean cónsonos con la nueva visión de la seguridad
ciudadana preventiva y de proximidad, inscrita en el
paradigma socialista del siglo XXI.
En líneas generales, la Universidad Nacional Expe-
rimental de la Seguridad pretende afanzar en sus es-
tudiantes la formación básica, la capacitación perma-
nente, la investigación, el estudio y la divulgación de
todas aquellas materias relacionadas con la seguridad
ciudadana, de acuerdo con los campos de estudio es-
pecífcos. Así, se propone garantizar al estudiantado
un proceso de formación de elevada calidad cuyo
corolario será la expresión de sus fortalezas, poten-
cialidades y conocimientos producto de sus prácticas.
Soraya Beatriz El Achkar
Rectora
INTRODUCCIÓN
S
i bien es cierto que en nuestro Ordenamien-
to Jurídico Venezolano, comenzando por la
Constitución y las Leyes Especiales hasta llegar
a las Resoluciones emitidas por el Órgano Rector en
materia de Seguridad, están contempladas todas las
funciones y actuaciones policiales, también es cierto
que eso obedece a una regulación supra-constitu-
cional, de la cual nuestro país se ha hecho parte y a
través de los procesos legales pertinentes se ha con-
vertido en Ley Nacional. Los futuros funcionarios y
funcionarias para ejercer su labor deben conocer la
Ley Nacional que regula sus acciones y describe los
deberes y derechos de todos los ciudadanos y ciu-
dadanas del País.
Este programa consta de diversos saberes que
han logrado condensar ese espíritu y fundamen-
tación de la actuación policial ante las distintas si-
tuaciones que se puedan presentar y que deban
sustentarse en fundamentos jurídicos nacionales e
internacionales, garantizando el desempeño oportu-
no, efcaz y garante de los Derechos Humanos. Es por
ello, que el y la discente construirá un conjunto de sa-
beres que se relacionan con: Aspectos Fundamenta-
les, haciendo mención a la Aplicación de la Ley y a la
Conducta Ética y Moral en las y los funcionarios que
la aplican, Responsabilidades en la Aplicación de la
Ley, el cual se basa en la Prevención y Detección del
Delito. Además, conocerá sobre el orden público en
las reuniones y manifestaciones, tensiones internas
y disturbios interiores, estado de excepción, confic-
tos armados internacionales y no internacionales. Y
fnalmente, las facultades para la aplicación de la Ley
en el arresto y la detención.
Los saberes a desarrollar en cada encuentro didác-
tico son los siguientes:
Encuentro didáctico 1
Aspectos fundamentales para la aplicación de la ley.
Encuentro didáctico 2
Responsabilidades en la Aplicación de la Ley. Preven-
ción y Detección del Delito.
Encuentro didáctico 3
La paz social.
Encuentro didáctico 4
Estado de excepción y las facultades para la aplica-
ción de la ley en la privación de libertad.
PROPÓSITO DE LA
UNIDAD CURRICULAR
La unidad curricular Fundamentos Jurídicos de la
Función Policial III persigue orientar sobre los aspec-
tos fundamentales del cuerpo normativo que rige la
Función Policial en el marco de hacer cumplir y res-
petar la Ley consustanciado con la inclusión, justicia
social y democracia participativa.
137
TRAMO IV
138
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
ORIENTACIONES Y
RECOMENDACIONES
Estimada y estimado discente, valorando la impor-
tancia que tienes para nuestra Institución, hacemos
llegar a tus manos el presente material didáctico, que
contiene una serie de actividades a realizar durante el
desarrollo de la unidad curricular Fundamentos Jurídi-
cos y la Función Policial III, coadyuvando al empodera-
miento de los saberes en cada uno de los encuentros
didácticos. Por esta razón, se ha establecido que cada
encuentro se desarrolle de manera orientada y creati-
va, que sea enriquecido con tus aportes vinculados a
las experiencias previas del ejercicio de tu función en
el servicio de policía y que, para un mayor aprendiza-
je colaborativo, podrás realizar en equipo.
En este sentido, te invitamos a:
• Leer en detalle la introducción de cada encuentro,
pues allí se describen las actividades que desarro-
llarás durante el proceso de aprendizaje previsto
en esta acción formativa.
• Ser consciente de tu proceso de formación, re-
fexionando e investigando sobre cada una de las
actividades propuestas.
• Consultar con tu educadora o educador, quien
siempre estará a tu disposición.
• Realizar todas las lecturas del material y consultar
otras fuentes relacionadas con los saberes aborda-
dos en el encuentro.
• Realizar todas las actividades propuestas de
manera progresiva, iniciando con el encuentro
didáctico 1 y así sucesivamente.
• No perdamos la oportunidad de vivir la experiencia
de compartir nuestras habilidades, fortalezas,
dudas, saberes, conocimientos y estrategias
de aprendizaje con nuestras compañeras y
compañeros.
• Mantengamos siempre una actitud responsable y
protagónica.
• Aprovechemos los recursos existentes (biblioteca
virtual, laboratorios de informática, material di-
dáctico, libros vivientes, entre otros) para enrique-
cer nuestro aprendizaje.
• Investiguemos sobre los saberes abordados en
cada encuentro didáctico, ello permitirá profun-
dizar y tener una visión holística de los mismos al
vincularlo con el ejercicio de nuestras funciones.
• Por último, mantengamos una actitud favorable
para realizar todas las actividades; recordemos
que ello implica tener una buena disposición y
buen estado de ánimo para emprenderlas
ESTRUCTURA DEL
MATERIAL DIDÁCTICO
Introducción: en esta parte se contextualiza cada
encuentro y se explica su fnalidad y alcance a través
de los aspectos a abordar, las relaciones con los de-
más encuentros e incluso algún antecedente impor-
tante que se deba resaltar para, fnalmente, expresar
el propósito que tiene dicho encuentro en la organi-
zación del Material Didáctico.
Orientaciones: cada encuentro tiene las orienta-
ciones específcas que indicarán la manera de abor-
dar las actividades propuestas; en ellas están descri-
tos los pasos a seguir para alcanzar las metas.
Actividades: para efectos de los logros que esta
unidad curricular pretende, se establecen actividades
que le dan coherencia a los encuentros didácticos,
ellas son: ejercicios teóricos y casos prácticos, lecturas
e investigación. Todos se encuentran intercalados en
el desarrollo de cada encuentro y, en algunos casos, la
actividad fnal estará acompañada de las respuestas
correctas. La fnalidad de este apartado es contribuir
con la comprensión y facilitar el manejo de las situa-
ciones propuestas.
Encuentro Didáctico: en la UNES, los encuentros
didácticos refejan las políticas, los principios, funda-
mentos y bases que le dan sustento al modelo educa-
139
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
tivo que rige nuestra institución (Educación Popular),
expresando así, las orientaciones teórico-metodoló-
gicas de la acción educativa, que tienen un propósi-
to claro y vinculado con el saber a desarrollar. Éstas
facilitan, orientan e informan de manera secuencial
los contenidos para la activación de los saberes me-
diante la puesta en práctica de actividades, a fn de
provocar su evocación, la investigación y el análisis
crítico refexivo en las interacciones de aprendizaje.
Dorrego y García (2001) y Feo (2009) defnen en-
cuentro didáctico como el acercamiento de las y los
estudiantes con las estrategias instruccionales inmer-
sas en el material didáctico, trascendiendo así de los
procesos educativos de ambientes de aprendizaje
convencionales a las necesidades de aprendizaje
donde la interacción presencial continua de las y los
educadores y estudiantes no es indispensable para
lograr las metas comunes de aprendizaje.
Encuentro Presencial: está caracterizado por la
Política de Administración del PNF Policial como
el acompañamiento permanente de las y los estu-
diantes, educadoras y educadores y la comunidad,
en diferentes ambientes de aprendizaje. Por ello,
la asistencia a los encuentros presenciales es de
carácter obligatorio, a fin de cumplir con las acti-
vidades de capacitación y mejoramiento profesio-
nal. En este sentido, el recorrido de las actividades
didácticas que tendremos en los encuentros pre-
senciales permitirá aclarar dudas, intercambiar y
fortalecer los saberes, compartir reflexiones y va-
lorar nuestro proceso de aprendizaje.
Evaluación: se propone asegurar la calidad
del proceso de formación que se desarrolla en la
UNES, a través de la evaluación formativa durante
el desarrollo de los encuentros didácticos y la eva-
luación sumativa en los encuentros presenciales,
entendiendo que el proceso de evaluación busca
potenciar las habilidades y capacidades desarro-
lladas por las y los estudiantes en relación con los
planteamientos descritos en el encuentro didácti-
co, con el fin de regular o modificar las acciones
pedagógicas propias de la universidad.
TRAMO IV
140
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
ENCUENTRO 1
ASPECTOS FUNDAMENTALES
PARA LA APLICACIÓN DE LA LEY
PROPÓSITO
Que las y los estudiantes
conozcan los aspectos
que fundamentan la
aplicación de la ley
en el ejercicio de sus
funciones.
ACTIVIDAD 1. EL DILEMA DE LA LEY
• Refexionar a partir de varias preguntas generadoras y de una imagen previa donde, desde nuestros
saberes, vivencias y pensares, expresaremos nuestra opinión que luego compartiremos con nuestros compa-
ñeros y compañeras en la actividad presencial.
• Consolidar tu formación sobre las disposiciones legales bajo las cuales se fundamenta la aplicación de
la ley a través de una lectura que te presentaremos.
• Actividad “Nuevo modelo policial: mirando a favor de los derechos humanos.” en donde te invitamos a
realizar un ensayo en el cual nos expreses de forma crítica tu opinión en base a unas preguntas problematiza-
dores referidas a la lectura.
Posteriormente nos encontraremos con una actividad fnal, espacio en donde refexionaremos partiendo
de los saberes aprendidos durante el encuentro, expresando nuestras opiniones y pensares en referencia a las
acciones que generan nuestros cuerpos policiales.
Las funcionarias y funcionarios policiales, cons-
tantemente se encuentran en situaciones de con-
flicto donde deben actuar tomando decisiones
que permitan mediar, dialogar y resolver los pro-
blemas de la mejor forma, apegándose a las leyes
que los rigen y los acuerdos internacionales a los
que Venezuela se ha suscrito.
Sin embargo, en situaciones de confusión es po-
sible que la actuación de los funcionarios y funcio-
narias policiales no vaya en consonancia con los
principios del ejercicio de sus funciones.
Por ello, te invitamos a realizar la siguiente acti-
vidad titulada Dilemas de la Ley, primeramente ubi-
cando en una revista o periódico una imagen donde
se presenten manifestaciones, disturbios, marchas y
actúe la policía, luego expresa tus impresiones ana-
lizando la conducta de las y los funcionarios y de-
terminando, de acuerdo a lo observado, si actuaron
ajustados a las leyes, y sobre todo respetando los de-
rechos humanos.
Para orientar mejor la elaboración de tus conclu-
siones te presentamos los siguientes planteamientos:
Estimados y estimadas estudiantes, el encuentro didáctico deno-
minado “Aspectos fundamentales para la aplicación de la ley” aborda
los aspectos bajo los cuales las y los funcionarios policiales aplican la
Ley. Las y los oficiales policiales están constantemente resolviendo
situaciones de conflicto, lo cual lleva a conocer a profundidad la ley
y la forma de aplicarla.
En este encuentro abordaremos los siguientes saberes: aplicación de
la ley, conducta ética y moral de los y las funcionarias que aplican la ley y
para su desarrollo te ofrecemos unas actividades que consisten en:
141
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
1.- ¿Cuál es tu sentir al ver la imagen?
2.- ¿Crees que en las imagenes se refeja el deber ser de las y los funcionarios? ¿Por qué?
3.- Desde tu experiencia. ¿Has presenciado situaciones similares en plena actuación de tus funcio-
nes? ¿Cuál ha sido tu actitud?
COLOQUE LA IMAGEN AQUÍ
TRAMO IV
142
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
En un Estado social de derecho y de justicia las ac-
ciones están dirigidas a benefciar a todos los ciuda-
danos y ciudadanas por igual. Éste es el tipo de Estado
en que están fundamentadas las normativas en Vene-
zuela, que se centran en valores como la vida, enten-
dida como el valor supremo, la cual se respeta, pro-
tege y garantiza. La libertad, como la independencia
de sus ciudadanos y ciudadanas ante cualquier país o
ente externo que pretenda interceder en el libre ejer-
cicio de los derechos consagrados en la Constitución
de la República Bolivariana de Venezuela. A través de
la solidaridad el Estado promueve el apoyo mutuo
con el fn de erradicar el individualismo como forma
de vida y parte del sistema capitalista.
En el preámbulo de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela (1999) quedaron sentados
los motivos o propósitos que orientaron a los cons-
tituyentes para establecer los principios fundamen-
tales organizativos del Estado y del sistema político
venezolano; es decir, se establecieron claramente las
características que defnen el Estado venezolano, los
valores de la Sociedad Política y los fnes sociales que
debe perseguir el Estado para garantizar los derechos
humanos que, en él se consagran como esenciales.
ACTIVIDAD 2. LECTURA: EL IMPERIO DE LA LEY
libertad, independencia, paz, solidaridad, bien común,
integridad, convivencia y el imperio de la ley. Valores
éstos que deben orientar el texto Constitucional en
procura de alcanzar los derechos humanos esenciales.
Esta descripción expresada en el preámbulo constitu-
cional, en el marco del enfoque propuesto por Rawls,
constituiría lo que a su modo de ver, son las estruc-
turas básicas de la sociedad, de manera que siguien-
do al mencionado autor, el momento de la sanción y
promulgación del texto Constitucional de 1999 sería,
lo que él denomina “la posición original”, es decir, la
situación en la cual los individuos, para organizarse
como sociedad, eligen y ordenan los valores que en
defnitiva permitirán la confguración, mediante la
producción de reglas públicas, de la estructura básica
institucional de esa sociedad.
Los Derechos Humanos
En el marco del Derecho Internacional existen
distintos tipos de instrumentos internacionales de
derechos humanos los cuales otorgan a los Estados
derechos, además de obligaciones que estos al suscri-
birlos o ratifcarlos se comprometen de manera obli-
gatoria a proteger, respetar, promover y garantizar los
derechos humanos. Con el fn anterior, cada Estado
adecuará su ordenamiento jurídico.
La obligación de proteger exige que el Estado res-
pete, exija y se abstenga de interferir el disfrute de los
derechos, además prevenga violaciones a los dere-
chos humanos por parte de terceros. La obligación de
garantizar exige que el Estado promueva la adopción
de medidas legislativas, administrativas, presupues-
tarias y judiciales entre otras que resulten necesarias
para alcanzar la efectiva realización de los derechos.
El movimiento internacional de los derechos
humanos se fortaleció con la aprobación de la
Declaración Universal de los Derechos Humanos por
parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas
el 10 de diciembre de 1948. Redactada como “un ideal

En el mismo se indica que somos “un Estado de Jus-
ticia Federal y Descentralizado” destacándose el valor
de la justicia, de manera que más que un Estado some-
tido al derecho, se confgura un Estado sometido a la
justicia. También se plasmaron los siguientes valores:
143
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
común por el que todos los pueblos y naciones deben
esforzarse”, en la Declaración, por primera vez en la
historia de la humanidad, se establecen claramente
los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y
culturales básicos de los que todos los seres humanos
deben gozar. A lo largo de los años, lo establecido en
la Declaración ha sido ampliamente aceptado como
las normas fundamentales de derechos humanos
que todos deben respetar y proteger. La Declaración
Universal, junto con el Pacto Internacional de
Derechos Civiles y Políticos y sus dos protocolos
facultativos, y el Pacto Internacional de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales, forman la llamada
“Carta Internacional de Derechos Humanos”.
Una serie de tratados internacionales de derechos
humanos y otros instrumentos adoptados desde 1945
han conferido una base jurídica a los derechos huma-
nos inherentes y han desarrollado el conjunto de de-
rechos humanos internacionales. En el plano regional
se han adoptado otros instrumentos que refejan las
preocupaciones específcas en materia de derechos
humanos de la respectiva región, y en los que se esta-
blecen determinados mecanismos de protección. La
mayoría de los Estados también han adoptado cons-
tituciones y otras leyes que protegen formalmente
los derechos humanos fundamentales. Si bien los tra-
tados internacionales y el derecho consuetudinario
forman la columna vertebral del derecho internacio-
nal de derechos humanos, otros instrumentos, como
declaraciones, directrices y principios adoptados en
el plano internacional contribuyen a su comprensión,
aplicación y desarrollo. El respeto por los derechos
humanos requiere el establecimiento del Estado de
Derecho en el plano nacional e internacional.
El derecho internacional de los derechos huma-
nos establece las obligaciones que los Estados deben
respetar. Al pasar a ser parte en los tratados interna-
cionales, los Estados asumen las obligaciones y los
deberes, en virtud del derecho internacional, de res-
petar, proteger y realizar los derechos humanos. La
obligación de respetarlos signifca que los Estados
deben abstenerse de interferir en el disfrute de los
mismos, o de limitarlos. La obligación de protegerlos
exige que los Estados impidan los abusos de los de-
rechos humanos contra individuos y grupos. La obli-
gación de realizarlos signifca que los Estados deben
adoptar medidas positivas para facilitar el disfrute de
los derechos humanos básicos.
A través de la ratifcación de los tratados inter-
nacionales de derechos humanos, los gobiernos se
comprometen a adoptar medidas y leyes internas
compatibles con las obligaciones y deberes dima-
nantes de los tratados. En caso de que los procedi-
mientos judiciales nacionales no aborden los abusos
contra los derechos humanos, existen mecanismos y
procedimientos en el plano regional e internacional
para presentar denuncias o comunicaciones indivi-
duales, que ayudan a garantizar que las normas inter-
nacionales de derechos humanos sean efectivamen-
te respetadas, aplicadas y acatadas en el plano local.
Derecho Humanitario
A lo largo de la historia, cuando los Estados no han
podido arreglar sus diferencias a través de los medios
pacífcos, utilizan medios violentos que en el estado
actual de la Comunidad Internacional están someti-
dos al control de las Naciones Unidas. Los medios vio-
lentos de solución de confictos son: retorsión, repre-
salia, bloqueo, ruptura de relaciones diplomáticas y la
Ley justa
para todos
TRAMO IV
144
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
guerra. La guerra es la negación del derecho, porque
ella es la consagración del imperio de la fuerza. Por
eso fuerza y derecho son dos nociones contrapuestas
y excluyentes.
Ahora bien, nuestro país, la República Bolivariana
de Venezuela ratifca en la Constitución de 1999 toda
y cada una de las partes de los tratados vigentes en
materia de Derecho Internacional Humanitario y en
materia de Derechos Humanos. Ello sustentado en los
acuerdos y protocolos de Ginebra (1949) que respal-
dan el actual Derecho Internacional Humanitario.
El Derecho Internacional Humanitario (DIH) es la
rama del derecho internacional constituido por los
principios humanitarios y los tratados internacionales
que procuran salvar vidas y aliviar el sufrimiento de
combatientes y no combatientes durante un conficto
armado. Sus principales instrumentos legales son los
Convenios de Ginebra de 1949. Hasta agosto de 2006,
estos convenios han sido universalmente adoptados
por los 194 países del mundo.
El Derecho Internacional Humanitario no se pre-
gunta acerca de los motivos que originan el conficto.
Su principal interés consiste en aliviar el sufrimiento
humano causado por la guerra.
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR):
El CICR es una organización Suiza que actúa como
“custodio” de los Convenios de Ginebra y cumple la
función de intermediario neutral para proteger a las
víctimas de los confictos armados. El CICR, fundado
en 1863 y con sede en Ginebra, Suiza, es el miembro
fundador del Movimiento. Durante el conficto arma-
do, el CICR procura:
• Proteger y brindar asistencia a las víctimas del con-
ficto armado;
• Visitar a los prisioneros de guerra y detenidos civiles;
• Transmitir mensajes de la Cruz Roja entre los
miembros de la familia;
• Crear zonas de seguridad y hospitales para la
población civil;
• Participar en los programas de socorro para
personas desplazadas
• Difundir en forma activa las normas y los princi-
pios del Derecho Internacional Humanitario
Convención contra la Tortura
El Tribunal Penal Internacional, es otra manifestación
de la internacionalización de los Derechos Humanos.
Es a fnal de la Segunda Guerra Mundial cuando se
constituye un tribunal militar internacional para san-
cionar los crímenes y atrocidades cometidos por los
nazis, y donde se conocieron o establecieron como
crímenes contra la humanidad: el asesinato, extermi-
nación, reducción a servidumbre, expulsión, encar-
celamiento, tortura, violaciones, persecuciones por
motivos políticos, raciales o religiosos y otros actos
inhumanos.
La Tortura es una violación seria de los derechos
humanos, y estrictamente condenada por el derecho
internacional, particularmente por la Declaración Uni-
versal de los Derechos Humanos, Artículo 5, el cual
afrma que “Nadie será sujeto a tortura o a cualquier
otro tratamiento degradante, inhumano o castigo.”
Para asegurar la protección de todas las personas
ante estos abusos, las Naciones Unidas han desarro-
llado por muchos años algunos estándares universal-
mente aplicables. La Convención para la eliminación
de la Tortura. fue adoptada por la Asamblea General
de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1984,
junto con muchas otras Convenciones, Declaraciones
y Resoluciones adoptadas por la comunidad interna-
cional, dicha Convención claramente señala que no
hay excepción para la prohibición contra la tortura.
La Convención no solamente especifca que los
Estados signatarios prohibirán la tortura en sus le-
gislaciones nacionales, pero también denota explíci-
tamente que no existe una orden superior o circuns-
145
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
tancia excepcional para invocar la justifcación de los
actos de tortura.
Conducta Ética y Moral en los funcionarios
que Aplican la Ley
Teniendo una constitución de avanzada donde
están inmersos los derechos humanos en su máxima
expresión, las y los funcionarios deben garantizar el
debido proceso como puerta de entrada a la aplica-
ción plena y garantía de los derechos humanos en los
casos de denuncias, fagrancia y delitos en contra de
ciudadanos y ciudadanas. Y esa aplicación del debido
proceso es refejo de una sociedad solidaria enmarca-
da en una transformación de la moralidad, entendida
ésta como el conjunto de usos y costumbres que re-
gulan la vida colectiva de los seres humanos.
Entre los cambios morales que debe registrar la
sociedad socialista (en construcción en Venezuela),
se encuentran modifcar el marco axiológico que
orienta la praxis social en general, al individualismo,
el egocentrismo y la competitividad exacerbada que
promueve el sistema capitalista.
Los funcionarias y funcionarios encargados de ha-
cer cumplir la ley no sólo tienen que conocer los po-
deres y facultades que les confere la misma, sino que
también deben comprender los efectos prejudiciales,
y potencialmente corruptores, que éstos pueden te-
ner. Al aplicar la ley, se presentan muchas situaciones
en que dichos funcionarios y funcionarias y, los ciu-
dadanos y ciudadanas a quienes prestan servicios,
se encuentran en posiciones contrarias. Con mucha
frecuencia, los funcionarios y funcionarias encarga-
dos de hacer cumplir la ley están obligados a actuar
para impedir o investigar una clara infracción de la
ley; pero esas actuaciones han de ser completamente
lícitas y no arbitrarias. En estas situaciones, los funcio-
narios y funcionarias encargados de hacer cumplir la
ley sienten o perciben desequilibrio o injusticia entre
la libertad en lo penal y el deber de aplicar la ley.
Por ética suele entenderse:
“... disciplina que trata de lo bueno y lo malo, y de los
deberes y obligaciones morales (...) conjunto de valores o
principios morales (...)principios de conducta de una per-
sona o un grupo (profesional) (...) estudio del carácter ge-
neral de la moral y de las elecciones morales, específcas
(...) reglamentos o normas que rigen la conducta de los
miembros de una profesión (...) calidad moral de las medi-
das tomadas; corrección”.
La ética personal es la moral, los valores y las creen-
cias de un individuo. Es la ética del funcionario(a)
encargado(a) de hacer cumplir la ley la que fja, en
primer lugar, la línea de conducta que ha de seguir en
una situación específca. La experiencia, la educación
y la formación pueden infuir positiva y negativamen-
te en la ética personal.
TRAMO IV
146
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
ACTIVIDAD 3. NUEVO MODELO POLICIAL: MIRANDO A FAVOR DE LOS
DERECHOS HUMANOS

Esta actividad es un momento de refexión, dis-
puesto para que reconstruyamos saberes y exprese-
mos sentires en cuanto a la importancia que tienen
los derechos humanos, la ética y la moral en el ejerci-
cio de la función policial en el marco del nuevo mode-
lo que se forja, por eso, requiere que realicemos con
detenimiento las lecturas del encuentro y que asuma-
mos una actitud con respecto al tema.
Te recomendamos considerar lo histórico referido
a los derechos humanos para de esta manera ver la
progresividad de los mismos en la actualidad y cómo
se encuentran vinculados con el rol de nuestros fun-
cionarios y funcionarias dentro de la sociedad vene-
zolana.
Recuerda que realizar un ensayo es redactar la ac-
ción que nos lleva a poner por escrito nuestros pen-
samientos opiniones, saberes, etc. el cual nos permite
analizar, interpretar o evaluar un determinado tema.
Para elaborar nuestro ensayo titulado Nuevo mo-
delo policial: Mirando a favor de los derechos hu-
manos sigamos estos sencillos pasos:
147
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
Tomando en cuenta algunas orientaciones importantes para realizar nuestro ensayo consideremos
el aporte que la Profesora Yolanda Gamboa hace en su Guía para la escritura del ensayo (1997) en los
siguientes aspectos:
La organización del ensayo
1
2
3
4
Posteriormente entrega este ensayo a tu educador o educadora durante el encuentro presencial.
ACTIVIDAD FINAL
En el día a día como funcionarios y funcionarias policiales en contacto directo y continuo con las comuni-
dades, enfrentamos situaciones que nos presentan dilemas para probar nuestra actitud, que de acuerdo con
las decisiones tomadas podremos o no contribuir en el fortalecimiento del nuevo modelo policial y a hacer de
nuestra patria la mejor.
En este sentido, la actividad ha sido una invitación para mirarnos, mirar nuestro hacer, sentir, saber, en
torno a las acciones que generan nuestros cuerpos policiales y a su vez, cada funcionario y funcionaria.
Por eso, ya culminada la realización del ensayo, te invitamos a realizar la actividad titulada: Compartiendo
Refexiones en donde refejemos nuestras conclusiones sobre el encuentro.
Este espacio está pensado como una conclusión a nuestro encuentro, en donde refexionaremos basán-
donos en: las actividades elaboradas, nuestro encuentro presencial y nuestro proceso de aprendizaje. En las
próximas líneas refeja tus conclusiones:
Introducción: Aquí indicaremos a nuestras lectoras y lectores el tema, propósito y
organización que seguirá el ensayo.
Después de escribir: Consideremos una revisión en cuanto a observar el contenido
y la organización del ensayo, ver si comunica el propósito a nuestros lectores y si hay
cohesión entre las partes, como también fjarte en los aspectos gramaticales.
Nudo o cuerpo: Corresponde al desarrollo de los aspectos que indicamos
en la introducción. Por lo general, cada aspecto mencionado en la tesis ocupará un
párrafo del ensayo. Es una sección muy importante del ensayo pues demuestra
la capacidad de organización y argumentación que tenemos. Por lo tanto, el uso
adecuado de transiciones y el buen manejo de la lógica es muy importante.
No olvidemos que nuestro ensayo es de análisis, el cual consiste en la descripción
de partes o componentes de una entidad.
La conclusión: Es el último párrafo del ensayo y debe recoger las ideas que presentamos
en la tesis e introducción. En ella empezamos con un breve resumen del ensayo y
terminamos con una frase bien pensada que llame la atención sobre el punto clave del
escrito. Esta última frase debe refejar bien el enfoque del ensayo y a menudo servir para
situar la idea central dentro de un contexto más amplio.
TRAMO IV
148
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
ACTIVIDAD 1. EN TUS MANOS LA DECISIÓN: ¿INOCENTE O CULPABLE?
En tus manos la decisión: ¿Inocente o culpable?
A continuación te invitamos a buscar y escuchar la canción titulada “Desapariciones” escrita y cantada por
el panameño Rubén Blades en el año 1984 en su disco “Buscando América”. Es una canción que cuenta en pri-
mera persona los testimonios de diferentes familiares que preguntan por sus seres amados desaparecidos en
un Estado donde imperaban las fuerzas de facto. La canción no fue éxito masivo pero sí dejó su refexión muy
marcada en los miles de personas que la oyeron entre ellas 2 bandas de rock que posteriormente grabarían el
tema, éstos son Los Fabulosos Cadillacs y Maná.
En este sentido, presentamos la letra de la canción para que la analices y refejes tus refexiones en un escrito
corto partiendo de algunas preguntas generadoras:
Estimados y estimadas estudiantes, en el presente encuentro abor-
daremos saberes referidos a las responsabilidades que tienen las y los
funcionarios al momento de aplicar la ley, igualmente la prevención y
detección del delito visto desde la normativa legal.
Para desarrollar los saberes mencionados anteriormente te ofrecemos
unas actividades que consisten en:
• Refexiones a partir de varias preguntas generadoras en donde desde
nuestros saberes, vivencias y pensares expresaremos nuestra opinión que
luego compartiremos con nuestros compañeros y nuestras compañeras
en la actividad presencial.
• Una lectura.
• Una actividad titulada: “De frente con la ley” en donde te invitamos a elaborar un mapa conceptual utilizan-
do las palabras claves de la lectura e investigando su signifcado.
Para culminar, nos encontraremos con una actividad fnal donde refexionaremos partiendo de los saberes
aprendidos durante el encuentro, expresando nuestras opiniones y pensares en referencia a esta temática.
ENCUENTRO 2
RESPONSABILIDADES EN LA APLICACIÓN DE LA LEY
PREVENCIÓN Y DETECCIÓN DEL DELITO
PROPÓSITO
Que las y los estudiantes
concienticen sobre las
responsabilidades en la
aplicación de la Ley.
149
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
Que alguien me diga si han visto a mi esposo
preguntaba la doña
se llama Ernesto x, tiene cuarenta años
trabaja de celador, en un negocio de carros
llevaba camisa oscura y pantalón claro
salió anoche y no ha regresado
y no sé ya qué pensar
pues esto, antes no me había pasado
ooo...

Llevo tres días
buscando a mi hermana
se llama Altagracia
igual que la abuela
salió del trabajo pa´ la escuela
llevaba unos jeans y una camisa clara
no ha sido el novio, el tipo está en su casa
no saben de ella en la PSN ni en el hospital
ooo....
Que alguien me diga si han visto a mi hijo
es estudiante de pre-medicina
se llama Agustín y es un buen muchacho
a veces es terco cuando opina
lo han detenido, no sé qué fuerza
pantalón claro, camisa a rayas
pasó anteayer
A dónde van los desaparecidos
busca en el agua y en los matorrales
y por qué es que se desaparecen
por qué no todos somos iguales
y cuándo vuelve el desaparecido
cada vez que lo trae el pensamiento
cómo se le habla al desaparecido
con la emoción apretando por dentro
oh.......

Clara, Clara, Clara Quiñones se llama mi madre
ella es, ella es un alma de dios
no se mete con nadie
y se la han llevado de testigo
por un asunto que es nada más conmigo
y fui a entregarme hoy por la tarde
y ahora dicen que no saben quién se la llevó
del cuartel

Anoche escuché varias explosiones
patún pata patún pete
tiro de escopeta y de revolver
carros acelerados frenos gritos
eco de botas en la calle
toque de puertas por dioses, platos rotos
estaban dando la telenovela
por eso nadie miró pa’fuera
a dónde van los desaparecidos
busca en agua y en los matorrales
y por qué es que se desaparecen
por qué no todos somos iguales
cuándo vuelve el desaparecido
cada vez que lo trae el pensamiento
cómo se le habla al desaparecido
con la emoción apretando por dentro.
Desapariciones
TRAMO IV
150
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
Desde tu experiencia: ¿Has leído algún reportaje periodístico de investigación o has sabido de alguna inves-
tigación penal donde se refejen situaciones similares a las que plantea la letra de la canción y donde haya sido
mencionado como implicado un funcionario o funcionaria policial? ¿Cuál ha sido tu pensar? Escríbelo.
ACTIVIDAD 2. LECTURA: ENTRE DERECHOS
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
El Derecho ha sido considerado por la historia de
las civilizaciones como un instrumento en las manos
del ser humano para conducir los destinos de los nú-
cleos sociales y ordenarlos jurídicamente; es decir, re-
glamentar la conducta de los ciudadanos de acuerdo
a ciertas reglas o normas de carácter impero-atributi-
vo para ordenar jurídicamente dichas conductas, so-
cialmente buscando un fn.
La finalidad del Derecho es la búsqueda u ob-
tención de:
• El bien común.
• La seguridad jurídica.
• La Justicia o injusticia.
En la República Bolivariana de Venezuela el bien
común puede estar referido al concepto de segu-
ridad ciudadana que abarca, de acuerdo al Texto
Constitucional de 1999, el derecho de protección
que tiene el pueblo venezolano frente a todas las si-
tuaciones de amenaza, vulnerabilidad y riesgo, tan-
to de su integridad física como de sus propiedades;
también, incluye el disfrute de las garantías y los de-
rechos constitucionales. Por ello, se ha erigido como
una de las principales responsabilidades y compe-
tencias del Estado venezolano.
151
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
A continuación se explicarán una serie de conteni-
dos sobre aspectos jurídicos que deben ser conocidos:
Principios que delimitan las prácticas
de aplicación de la Ley
Las normas legales contienen hipótesis generales,
abstractas e impersonales que buscan regular las re-
laciones humanas en forma ordenada para conseguir
una vida social armónica. Estas hipótesis, que pueden
presuponer situaciones de hecho o de derecho, se
materializan cuando la conducta de un sujeto se ade-
cúa a ellas o una situación contemplada se realiza. En
ese momento, la ley se debe aplicar a fn de determi-
nar los sujetos y las consecuencias de derecho.
Puede haber dos acepciones de aplicación de la
ley, una es cuando la autoridad administrativa o la
jurisdiccional, al materializarse los supuestos fácti-
cos previstos en la hipótesis legal deben imponer a
los sujetos involucrados las consecuencias resultan-
tes; la otra acepción, es de que el sólo hecho de ma-
terializarse los presupuestos fácticos previstos en la
hipótesis legal, ipso iure, surgen sus consecuencias,
independientemente de la intervención de auto-
ridad alguna, la que en caso de intervenir sólo las
declarará e impondrá.
Presunción de inocencia
El principio de inocencia o presunción de inocen-
cia es un principio jurídico penal que establece la ino-
cencia de la persona como regla. Solamente a través
de un proceso o juicio en el que se demuestre la cul-
pabilidad de la persona, podrá el Estado aplicarle una
pena o sanción.
La contracara de la presunción de inocencia son
las medidas privativas como la prisión preventiva.
En el derecho penal moderno solamente se admiten
medidas privativas cuando hay riesgo de fuga o pe-
ligro cierto de que la persona afecte la investigación
del hecho de forma indebida.
Derecho a un Juicio justo
“El estado de derecho no es tan sólo el uso formal
de instrumentos legales, sino también el imperio de
la justicia y de la protección de todos los miembros de
la sociedad frente al poder gubernamental excesivo”.
Comisión Internacional de Juristas, 1986
Un juicio justo es un pilar fundamental en todo or-
den jurídico-estatal. La observancia de los derechos
judiciales y procesales es una expresión del Estado de
Derecho. Sin la protección ante la arbitrariedad esta-
tal y la presunción de inocencia resulta difícil crear la
confanza de la opinión pública en los instrumentos
jurídico-estatales en general.
El derecho a un juicio justo establecido en el Ar-
tículo 6 de la CEDH puede ser considerado un dere-
cho cuantitativa y cualitativamente importante en la
Convención. El Artículo 6 es la norma con el mayor
signifcado práctico: por ejemplo, de las 695 senten-
cias pronunciadas por la Corte Europea de Derechos
Humanos en el año 2000, 591 (el 85%) involucraron al
Artículo 6.
El Artículo 6 es una de las normas más largas
dentro de la CEDH y se ha continuado diferencian-
do mediante la jurisprudencia hecha en el curso de
las últimas décadas. Muchas garantías individuales
se mencionan específcamente o bien se fundan en
la interpretación judicial del texto de la Convención.
Pero, a pesar de ello, el Artículo 6 de la CEDH no
comprende todas las garantías procesales posibles.
Éstas han sido ampliadas ante todo por el 7mo Pro-
tocolo Adicional, de 1984,5 en el sentido de que allí
se estatuyen principios jurídicos para el ámbito del
derecho penal, tales como la prohibición del doble
proceso (ne bis in idem), el derecho a una instancia
de apelación y el derecho a indemnización en caso
de condena viciada.
Derecho a la vida privada
En otras épocas el uso de la información que se te-
nía acerca de las personas no ofrecía problemas, pero
TRAMO IV
152
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
con el advenimiento y auge de la informática, y por la
índole misma de las necesidades de la vida moderna,
han proliferado una gran variedad de archivos que
almacenan toda clase de información sobre los indi-
viduos y muchas veces el afectado no está enterado
de la gran cantidad de datos que hay en un fchero
que contiene todo lo que es factible saber acerca de
alguien, por lo que todos esos datos pertenecientes a
una persona, pueden estar al alcance de miradas in-
discretas, surgiendo un riesgo desconocido anterior-
mente, el de los ataques a la vida privada y la pérdida
de la intimidad de lo cual se derivan problemas jurídi-
cos que anteriormente no habían sido planteados ni
en la doctrina ni en la práctica.
A partir de la década de los sesenta, tanto los paí-
ses de derecho escrito como los que se rigen por el
Common Law, se han enfrentado a la necesidad de
elaborar leyes al respecto, en dos sentidos: sobre la
incidencia de la informática en la vida privada y so-
cial por una parte y las posibles formas de su protec-
ción por la otra.
El tema del derecho a la intimidad se correlaciona
con el del derecho a la información que caracteriza a
nuestro mundo contemporáneo y entre los cuales es
necesario encontrar el equilibrio de estos dos impor-
tantes fenómenos de nuestro tiempo: la publicidad
excesiva y la necesidad del secreto.
En la ciencia del derecho, cuando existe una obli-
gación (en este caso la de informar), tiene como co-
rrelativo un derecho subjetivo (el de reserva de la
vida privada) por lo que la libertad, el derecho a la
intimidad y la informática son temas importantes de
refexión y discusión de los juristas y flósofos del de-
recho, ya que la técnica ha afectado no sólo el campo
de la vida social como en épocas anteriores, sino que
ahora se han llegado a violar dos de los dones más
preciados del hombre: su libertad e individualidad.
La protección del derecho a la intimidad contra las
afectaciones provocadas por el desarrollo de la tec-
nología, requiere de estudios detallados para regla-
mentar el conficto entre el derecho a la información
y el derecho a la vida privada, el honor y la intimidad.
Ética en la lucha contra el delito
La Cultura de la legalidad nos hace referencia al
hecho de que cada persona tiene la responsabilidad
de ayudar a desarrollar una sociedad con igualdad
de derechos y obligaciones. Buscando que sientan
la obligación de cooperar con la Policía Nacional en
la lucha contra los delitos y su prevención, haciendo
que el trabajo como policías sea más efciente, efcaz
y efectiva y menos peligroso. En la lucha contra la de-
lincuencia y la prevención de los delitos es de vital im-
portancia la ayuda y aporte de la ciudadanía ya que
puede suministrar información exacta para combatir
los problemas de inseguridad y evitar que se convier-
tan en próximos delitos, generando un ambiente de
seguridad y tranquilidad para la ciudadanía.
Para lograr dicho objetivo debemos capacitar a los
futuros(as) funcionarios(as) tanto en la parte operati-
va y táctica, haciendo especial énfasis en la enseñan-
za de las leyes y normas para poder dar una correcta
interpretación para que las cumpla y las haga cumplir
generando un ambiente de confanza en la ciudada-
nía. De esta manera los y las policías deben trabajar
activamente con la comunidad promoviendo la cul-
tura de la legalidad, principio fundamental de la so-
ciedad, ya que las acciones de cada individuo son el
refejo de la formación del hogar.
Prevención y Detección del Delito
Uno de los rasgos más usados de la moderna Cri-
minología es la progresiva ampliación y problemati-
zación del objeto de la misma.
La Criminología se ocupa del delito. Pero el delito
interesa, también, a otras ciencias, disciplinas y ramas
del saber: la Filosofía, la Sociología, el Derecho Penal,
procede, pues, delimitar el concepto de delito que
utiliza la Criminología, por dos razones: porque no
existe un concepto único, unívoco, pacífco de delito
y porque la autonomía científca de la Criminología
153
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
debe permitir a ésta la determinación de su propio
objeto, sin someterse a las defniciones de delito que
procedan de otros ámbitos o instancias.
Existen, en efecto, numerosas nociones de “delito”.
El Derecho Penal. Por ejemplo, se sirve de un con-
cepto formal y normativo, impuesto por exigencias
ineludibles de legalidad y seguridad jurídica: deli-
to es toda conducta prevista en la ley penal y sólo
aquella que la ley castiga.
La Filosofía y la Ética acuden a otras pautas e ins-
tancias más allá del Derecho Positivo: el orden moral,
el natural, la razón, etc.
Pero ninguno de estos conceptos de delito pue-
de ser asumido, sin más, por la Criminología. El jurí-
dico penal constituye su obligado punto de partida
pero nada más, porque el formalismo y el norma-
tivismo jurídico resultan incompatibles con las exi-
gencias metodológicas de una disciplina empírica
como la criminología.
El concepto flosófco de “delito natural” (tanto en
su versión positivista como en la iusnaturalista) tam-
poco se adviene a las necesidades de la Criminología.
Finalmente, el concepto sociológico de “conducta
desviada” adolece de semejantes limitaciones.
La persona del delincuente alcanzó su máximo
protagonismo como objeto de las investigaciones cri-
minológicas durante la etapa positivista. El principio
de la diversidad que inspiró la Criminología tradicio-
nal convirtió a éste en el centro casi exclusivo de la
atención científca.
En la moderna Criminología, sin embargo, el estu-
dio del hombre delincuente ha pasado a un segundo
plano, como consecuencia del giro sociológico expe-
rimentado por aquélla y de la necesaria superación
de enfoques individualistas en atención a objetivos
político criminales. El centro de interés de las inves-
tigaciones se desplaza prioritariamente hacia la con-
ducta delictiva misma, la víctima y el control social. Ha
padecido un secular y deliberado abandono. Disfrutó
su máximo protagonismo durante la justicia primiti-
va, siendo después drásticamente “neutralizada por
el sistema legal moderno.
En el denominado “Estado Social de Derecho”,
aunque parezca paradójico, las actitudes reales hacia
la víctima del delito oscilan entre la compasión y la
demagogia, la benefcencia y la manipulación. La Vic-
timología ha impulsado durante los últimos lustros
un proceso de revisión científca del “rol” de la vícti-
ma en el fenómeno criminal. Protagonismo, neutrali-
zación y redescubrimiento son, pues, tres temas que
podrían refejar el estatus de la víctima del delito a lo
largo de la historia.
El abandono de la víctima del delito es un hecho
incontestable que se manifesta en todos los ámbi-
tos: en el Derecho Penal (sustantivo y procesal), en la
Política Criminal, en la Política Social, en las propias
Ciencias Criminológicas. El sistema legal defne con
precisión los derechos del inculpado, sin que dicho
garantismo a favor del presunto responsable tenga
como lógico correlato una preocupación semejante
por los de la víctima. Las siempre escasas inversiones
públicas parecen destinarse siempre al penado (nue-
vas cárceles, infraestructura, etc.), como si la resocia-
lización de la víctima no fuera un objetivo básico del
Estado “Social” del Derecho.
El abandono de la víctima del delito, desde lue-
go, se aprecia tanto en el ámbito jurídico, como en el
empírico y en el político. El sistema legal (el proceso)
nace ya con el propósito deliberado de “neutralizar”
a la víctima, distanciando a los dos protagonistas
enfrentados en el conficto criminal, precisamente
como garantía de una aplicación serena, objetiva e
institucionalizada de las leyes al caso concreto. La ex-
periencia había demostrado que no puede ponerse
en manos de la víctima y sus allegados la respuesta
del agresor. La consecuencia de tal fenómeno es muy
negativa y de hecho, ha podido ser constatada en
investigaciones empíricas. El infractor, de una parte,
considera que su único interlocutor es el sistema le-
gal, y que sólo ante éste contrae responsabilidades.
TRAMO IV
154
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
Y olvida para siempre a su víctima. Ésta se siente mal-
tratada del sistema legal: percibe el formalismo jurídi-
co, su criptolenguaje y decisiones como una inmere-
cida agresión, fruto de la insensibilidad, el desinterés
y el espíritu burocrático de aquél.
La Victimología ha llamado la atención sobre la
necesidad de formular y ensayar programas de asis-
tencia, reparación, compensación y tratamiento de
las víctimas del delito. Cuatro de ellos merecen una
mención particular:
1. Programa de asistencia Inmediata.- Ofrecen servi-
cios relacionados con las necesidades más impe-
riosas, de tipo material, físico psicológico, que ex-
perimentan la víctimas de determinados delitos
frecuentemente no denunciados. Sus destinata-
rios son, pues, colectivos muy específcos (ancia-
nos, mujeres violadas o maltratadas, etc). Corren
a cargo, por lo general, de instituciones privadas
(religiosas, de ámbito local) que desarrollan y
gestionan tales programas con plena autonomía
e independencia de la Administración, o bien en
un régimen de concierto con ésta.
2. Programas de reparación o restitución a cargo
del propio infractor (restitución).- Estos progra-
mas tratan de instrumentar la reparación del
daño o perjuicio padecido por la víctima a través
del pago de una cantidad de dinero, de realiza-
ción de una determinada actividad o de la pres-
tación de ciertos servicios por el infractor mismo
en benefcio de la víctima.
3. Programa de compensación a la víctima.- La par-
ticularidad de los mismos estriba en el carácter
público de los fondos con que se fnancian y el
carácter monetario de las prestaciones que, en
forma de seguros o indemnizaciones, ofrecen a
las víctimas de ciertos delitos, con el objeto de sa-
tisfacer parte de los costes de dicha victimización.
El estado asume unos costes que tienen su origen
en el propio fracaso en la prevención del delito.
4. Programas de asistencia a la víctima-testigo.-
Se dirigen, específicamente, a la víctima que
ha de intervenir como testigo en el proceso,
por lo que no sólo se orientan en provecho de
la víctima sino en interés propio del sistema
que necesita de su cooperación.
Obtención de Pruebas
El Convenio sobre Obtención de Pruebas esta-
blece métodos de cooperación para la obtención de
pruebas en el extranjero en materia civil o comercial.
El Convenio, aplicable solamente entre Estados, pre-
vé la obtención de pruebas (1) por cartas rogatorias y
(2) por funcionarios diplomáticos o consulares y por
comisarios. El Convenio provee medios efectivos para
superar las diferencias existentes entre los sistemas
de derecho romano-germánico y Common Law en
materia de obtención de pruebas.
A fn de agilizar y facilitar la ejecución, el Conve-
nio prevé en particular una opción para permitir la
participación de miembros del personal judicial de
la autoridad requirente, de las partes y/o de sus re-
presentantes en la ejecución de la carta rogatoria. La
autoridad requirente puede también requerir el uso
de un método o procedimiento especial para la eje-
cución de la carta rogatoria, siempre que ello no fue-
re incompatible con la ley del Estado requerido o sea
imposible su aplicación.
Algunos Estados incluso han modifcado su ley
interna de manera de permitir técnicas de ejecución
de las solicitudes usadas con frecuencia en otros Es-
tados (e.g., la redacción de transcripciones literales
de los testimonios, la posibilidad de repreguntar
(cross-examination), etc.).
Una autoridad requerida que, no estuviera posi-
bilitada de diligenciar ella misma la carta rogatoria,
puede designar a una persona adecuada para ello
(esto se aplica en particular cuando la solicitud está
dirigida a países de Common Law; el tribunal reque-
rido podría estar impedido de diligenciar la carta ro-
gatoria por sí mismo porque de acuerdo a su proce-
dimiento, es responsabilidad de las partes obtener la
prueba. La persona cuya declaración se pretenda o
155
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
a la que se requiera para que presente documentos
puede hacer valer una exención o una prohibición de
prestar declaración en virtud de la ley del Estado re-
quirente o de la ley del Estado requerido.
Una carta rogatoria debe ser ejecutada con carác-
ter “de urgencia” y solamente puede ser denegada en
casos específcos. Por último, la ejecución de la carta
rogatoria no puede dar lugar a ningún tipo de reem-
bolso de tasas o gastos; sin embargo, el Estado reque-
rido puede requerir al Estado requirente el reembolso
de los honorarios pagados a peritos e intérpretes y el
de los gastos que ocasione la aplicación de un proce-
dimiento especial solicitado por el Estado requirente.
El Convenio, prevé que los Estados pueden, me-
diante una declaración, autorizar a que personas
extranjeras autorizadas a obtener pruebas, soliciten
medidas de compulsión a las autoridades competen-
tes a fn de obtener las pruebas. A diferencia de las
cartas rogatorias, la obtención de pruebas es por re-
gla diligenciada de acuerdo a las formas requeridas
por la ley del Tribunal ante el cual se ha iniciado la
acción. No obstante ello, si las formas recomendadas
no son permitidas por la ley del Estado de ejecución,
éstas no pueden ser utilizadas. De la misma manera,
está permitida la posibilidad de repreguntar (cross-
examination) mientras los abogados de ambas partes
interrogan al testigo. Por último, la persona a quien
se le solicitan las pruebas puede, de la misma manera
que por una carta rogatoria, alegar una exención o
una prohibición de prestar declaración.
INTERROGATORIO
Es el acto que consiste en hacer una serie de
preguntas a fn de lograr que los indicios coadyuven
al esclarecimiento del hecho.
El objetivo perseguido en el interrogatorio de
un sospechoso, testigo o víctima es obtener de él,
la información necesaria para el esclarecimiento del
hecho, si es en presencia de testigos mejor.
Lineamientos a seguir durante un Interrogatorio:
1. Debe llevar el nombre del autor del hecho y los
cómplices si los hubiere, como se llaman, sus alias,
compañeros, sitios de reunión, etc., personas que
puedan afrmar si es cierto lo expuesto, por la per-
sona que confesa, ya que por enemistad podría
tratar de implicar a otra;
2. Debe explicar de qué utensilios o armas se valie-
ron para cometer el delito y donde se hallan;
3. Donde se encuentra el producto del hecho, si fue
escondido o fue vendido y a quién;
4. De igual manera se debe ahondar a fn de saber si
el que confesa o los que acusa como cómplices,
tienen cuentas anteriores con la justicia, y por qué
delitos, etc.;
5. No se debe interrumpir al delincuente, una vez
que éste comience a confesar, pues así se puede
arrepentir y negarse a frmar su declaración o a ca-
llarse partes esenciales de ésta.
6. La confesión obtenida mediante violencia no es
válida por lo tanto, la persona que confesa debe
hacerlo con toda libertad;
7. Cuando el delito así lo amerite, debe tomarse in-
clusive, grabaciones de la confesión para dejar
mejor constancia de ello;
8. El interrogador debe en todo momento tratar de
estudiar lo más a fondo posible las condiciones del
interrogado, averiguar cuáles son sus afciones, sus
vicios, sus debilidades, etc., con el fn de interro-
garlo, atacando sus vulnerabilidad, etc., es por ello
recomendable que sea especialista en esta rama;
9. Debe evitar las palabras que mencionen el delito
como por ejemplo: ¿Por dónde fue que usted in-
trodujo los cueros de baba?. Esto tiende a desper-
tar el instinto de conservación y el natural temor al
castigo por parte del delincuente;
10. Generalmente el autor del hecho es incapaz de
confesar su delito ante varias personas prefere
hacerlo solo la mayoría de la veces, al funcionario
TRAMO IV
156
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
que ha venido trabajando en determinado caso y
que le ha inspirado confanza, sin embargo cuan-
do se trate de una mujer es recomendable que su
confesión y frma sea presenciado a su vez, por
otra persona de su mismo sexo, a fn de evitar que
posteriormente esgrima, que el interrogador aten-
tó contra su honestidad;
11. Se debe evitar que por su duración o por la forma
de realizado se vea como una coacción.
12. Es recomendable tomar la declaración del sospe-
choso, aún contándole al interrogador que lo di-
cho por el interrogado sea falso, y luego dos o tres
días después interrogarlo sobre los mismos parti-
culares, siendo lo más probable que se contradiga;
13. Durante el interrogatorio se deben conceder cier-
tas peticiones razonables que haga el interrogado,
como un descanso, un vaso de agua, un cigarrillo,
etc. Si el sospechoso lo hace para evitar hacer al-
guna revelación importante, no debe suspenderse
lo que declara hasta tanto no tenga todo lo que, a
juicio del investigador, pueda ilustrarlo acerca del
caso que se ventila.
INTERROGATORIO EN EL LUGAR
DE LOS HECHOS:
Es recomendable que una vez interrogado el
sospechoso, se le lleve hasta el lugar de los hechos,
sin mencionar detalle alguno del suceso. Se observa
al sospechoso, quien será el guía en el lugar de los
hechos, orientándonos hacia los detalles, originando
con ello preguntas para otros interrogatorios, para
justifcar el conocimiento de algunos pormenores.
Las cualidades que debe tener todo interrogador
son:
a. Sagacidad;
b. Malicia;
c. Ingenio;
d. Vuelo de imaginación;
e. Suspicacia;
f. Desconfanza;
g. Seguridad en sí mismo;
h. Auto control;
i. Severidad;
j. Amplio conocimiento cultural.
Para que el interrogatorio sea completo deberá
responder a las siguientes preguntas: ¿Quién?,
¿Qué?, ¿Cómo?, ¿Dónde?, y ¿Cuándo?
157
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
Los países de América Latina que han sufrido lar-
gos períodos de gobiernos dictatoriales, desde los
del cono sur como Argentina, Chile, Uruguay, Brasil,
Paraguay y Bolivia; así como los del Caribe o Centro-
américa, léase Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Re-
pública Dominicana, Haití, Cuba (1940/44 y 1952/59),
han registrado patrones similares de estas violacio-
nes para mantener el control social, basados en esta
Doctrina de Seguridad Nacional.
Ésta constituye una concepción teórica global,
desde un ángulo eminentemente castrense, y ha sido
la justifcación utilizada por las fuerzas de seguridad
–sean estas fuerzas militares o paramilitares, guardia
nacional, agentes de policía para convertir en ene-
migo interno a los sectores políticos de oposición y
orientar sus acciones hacia su eliminación física.
Es posible precisar las características comunes
que tuvieran la aplicación e implementación de
esta doctrina en tiempos de gobiernos militares
en la región, éstas son:
1. La creación de los conceptos de “enemigo interno”,
de “guerra sucia” y de “baja intensidad”. Con ello
se pretendió justifcar la persecución y represión
DESAPARICIONES Y EJECUCIONES
EXTRAJUDICIALES
brutal y masiva, por parte de las fuerzas policiales,
militares y paraestatales, hacia ciudadanos y ciu-
dadanas bajo jurisdicción nacional e incluso en el
extranjero, como sucedería en el Operativo Cóndor
2. Las violaciones de los derechos humanos resul-
tantes, al haber sido cometidas por represen-
tantes del Estado, revestían aun mayor grave-
dad al verse obstaculizadas las posibilidades de
apelar a las instancias jurídicas nacionales para
reclamar justicia, pues no existían garantías
ni recursos judiciales en la opacidad del trata-
miento penal aplicado al enemigo.
3. Los regímenes se sostenían por medio no sólo
del terror de Estado, sino por las condiciones so-
ciales de evidentes y profundas desigualdades,
ya que sostenían cuando no otorgaban privile-
gios y poderes a ciertos grupos o sectores socia-
les que promovieron la hegemonía política de un
Estado represivo.
4. Las violaciones de los derechos humanos se pro-
dujeron no sólo a partir de agentes gubernamen-
tales que hicieron ejercicio sin control de la fuer-
za pública al momento de aplicarse la prisión en
instituciones tales como recintos policiales, de-
pendencias militares, cárceles y hasta hospitales
psiquiátricos, sino también, aunque excepcional-
mente, en centros de detención clandestinos.
5. Violaciones como la detención, la tortura y las
desapariciones o las ejecuciones extrajudiciales,
se inscriben dentro de un plano de degradación
del individuo, que afecta tanto su integridad física
como psicológica. En la confguración de la rela-
ción víctima-victimario, el represor actúa desde la
posición de quien pertenece a un sistema sosteni-
do por el poder del Estado. Se trata entonces de
privar de su libertad, torturar, ejecutar o hacer des-
aparecer al otro como alguien que no es, al que el
mismo Estado priva de ciudadanía, yendo aún más
lejos, alguien que carece de condición humana; se
lo reduce así a la categoría de objeto –y no como
TRAMO IV
158
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
sujeto de derechos– sobre el cual es lícito aplicar
cualquier tipo de violación de sus derechos.
CONCEPTO DE DESAPARICIÓN
La desaparición forzada de personas ha sido
considerada a lo largo de la historia como un cri-
men de Estado, una práctica del gobierno o de
agentes de éste, con el objetivo de deshacerse de
opositores políticos, eliminar evidencias de asesi-
natos y luego negar cualquier información sobre
el paradero de los desaparecidos.
La persona desparecida es privada legal o ilegal-
mente de su libertad y se desconoce su paradero, bien,
porque se niega la desaparición por parte de los auto-
res del hecho, o porque no se informa a los interesados
del lugar en el que el sujeto se encuentra.
Existen varios instrumentos internacionales que
consagran la protección de las personas contra la
práctica de la desaparición forzada. Algunos tienen el
carácter de tratados, otros son declaraciones.
Declaración sobre la Protección de todas las per-
sonas contra las Desapariciones Forzadas: De acuer-
do con este instrumento internacional, la conducta
analizada se produce cuando se “arreste, detenga o
traslade contra su voluntad a las personas o que éstas
resulten privadas de su libertad de alguna otra forma
por agentes gubernamentales de cualquier sector o
nivel, por grupos organizados o por particulares que
actúan en nombre del gobierno o con su apoyo direc-
to, indirecto, su autorización o su asentimiento y que
luego se niegan a revelar la suerte o el paradero de
estas personas o a reconocer que están privadas de la
libertad, sustrayéndolas así de la protección de la ley.”
Convención Interamericana sobre Desaparición
Forzada de Personas: El Artículo 2 del tratado en
mención, incluye la siguiente definición: “Se consi-
dera Desaparición forzada la privación de la liber-
tad a una o más personas, cualquiera que fuere su
forma, cometida por agentes del Estado o por per-
sonas o grupos de personas que actúen con la au-
torización, el apoyo o la aquiescencia del Estado,
seguida de la falta de información o de la negativa
a reconocer dicha privación de libertad o de infor-
mar sobre el paradero de la persona, con lo cual se
impide el ejercicio de los recursos legales y de las
garantías procesales pertinentes.”
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políti-
cos: El Artículo 9 de este tratado consagra el dere-
cho a la libertad personal, en los siguientes térmi-
nos: “Todo individuo tiene derecho a la libertad y a
la seguridad personales. Nadie podrá ser sometido a
detención o prisión arbitrarias. Nadie podrá ser pri-
vado de su libertad (...).” (Cft.)
La Convención Interamericana sobre Desapari-
ción forzada de Personas, así como el Pacto Inter-
nacional de Derechos Civiles y Políticos reitera de-
rechos fundamentales como la vida y la libertad;
sus disposiciones son oblitarias y por eso, todos los
Estados del mundo serán responsables por el deli-
to de desaparición forzada, sin importar que hayan
suscrito los respectivos tratados.
En conclusión la desaparición forzada en el dere-
cho internacional, es un delito consistente en la priva-
ción de la libertad, seguida por el ocultamiento y este
último se verifca con la negativa a dar información o
a reconocer que se tiene retenida a la persona, con el
fn de sustraerla del amparo de la ley. Esta conducta
es realizada por agentes del Estado y lesiona la digni-
dad humana y otros derechos protegidos en instru-
mentos internacionales, como el debido proceso, la
libertad, el reconocimiento de la personalidad jurídi-
ca, el derecho a la seguridad personal, el derecho a la
familia, entre otros; además, con esta conducta tam-
bién se facilita la violación del derecho a la vida y el
derecho a no ser sometido a tortura o a tratos crueles,
inhumanos o degradantes.
CONCEPTO DE EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL
En lo referente al homicidio perpetrado por agen-
tes del Estado colocando a la víctima en situación de
indefensión o inferioridad, es de precisar que esta
conducta se identifca con lo que en el derecho inter-
159
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
nacional de los derechos humanos recibe el nombre
de ejecución extrajudicial.
Hay ejecución extrajudicial cuando individuos,
cuya actuación compromete la responsabilidad
internacional del Estado, matan a una persona en
acto que presenta los rasgos característicos de una
privación ilegítima de la vida. Por lo tanto, para
que con rigor pueda hablarse de este crimen inter-
nacional la muerte de la víctima ha de ser delibe-
rada e injustificada.
La ejecución extrajudicial debe distinguirse, pues,
de los homicidios cometidos por servidores públicos
que mataron:
a. Por imprudencia, impericia, negligencia o violación
del reglamento.
b. En legítima defensa.
c. En combate dentro de un conficto armado.
d. Al hacer uso racional, necesario y proporcionado de
la fuerza como encargados de hacer cumplir la ley.
En ciertos casos la ejecución extrajudicial es
perpetrada en un contexto bélico. Ello ocurre, por
ejemplo, cuando con ocasión y en desarrollo de
conflicto armado un miembro de la fuerza pública
da muerte a una persona que no participa directa-
mente en las hostilidades.
ACTIVIDAD 2. MAPA CONCEPTUAL DE FRENTE CON LA LEY
En nuestro día a día es mucha la información que debemos procesar, por lo que es importante desarrollar
la capacidad de síntesis. En este sentido, la siguiente actividad pretende que a través de un mapa conceptual
organicemos los saberes de este encuentro, después de leer cuidadosamente los extractos que aparecen en
la construcción de mapas y teorías y de consultar aquellos materiales que sean pertinentes y que contribuyan
a profundizar nuestros saberes para presentarlos de forma gráfca.
Recordemos que el mapa conceptual tiene por objetivo representar relaciones entre conceptos en forma
de proposiciones. Los conceptos suelen aparecer incluidos en cuadrados o círculos, mientras que las relacio-
nes entre ellos se explicitan con líneas que unen sus cuadrados o círculos respectivos.
Con las líneas, presentemos las palabras asociadas que describen cuál es la naturaleza de la relación que vin-
cula los conceptos. De esta forma, un mapa conceptual nos permite resumir los principales saberes de un texto.
CARACTERÍSTICAS DE UN MAPA CONCEPTUAL
TRAMO IV
160
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
161
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
ACTIVIDAD FINAL
Deliberando sobre las leyes y mi función policial
Para el cierre de nuestro encuentro 2 estamos invitados e invitadas a refexionar en torno a la responsabi-
lidad en la aplicación de la ley y el rol en la prevención y detección temprana del delito que tenemos, consi-
derando el impacto que ambos elementos tienen en nuestra sociedad y la garantía que el estado a través de
sus representantes debe dar a sus ciudadanos y ciudadanas. Para ello, asumamos una actitud crítica frente a
nuestro quehacer diario como funcionarios y funcionarias policiales y de manera escrita plasmemos nuestras
ideas, opiniones, sentires y saberes que enriquezcan nuestro proceso refexivo en mínimo una (1) cuartilla y
máximo (2) dos cuartillas.
Es importante que tengamos en consideración los elementos que a continuación te presentamos para la
entrega de la presente actividad.
1. Cuida la redacción de tu refexión crítica, es decir, sé clara(o), coherente, preciso(a).
2. Usa expresiones sencillas y de fácil comprensión haciendo gala de la diversidad del lenguaje.
3. Plantea tu refexión personal sobre la base de lo analizado, identifcando elementos precisos de los conte-
nidos del encuentro, recuerda aportar ideas que trasciendan a los propios planteamientos de lo leído.
4. Apóyate en los elementos básicos de la teoría, en la construcción de tu mapa conceptual y úsalos para
describir lo que encontraste en el encuentro didáctico 2.
5. Cierra tu escrito con un mensaje contundente que nace de la refexión realizada.
TRAMO IV
162
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
Que las y los estudiantes analicen las consideraciones básicas sobre los
derechos humanos, libertades fundamentales y la ética conforme al Pro-
tocolo II adicional al Convenio de Ginebra (1949).
Estimados y estimadas discentes, los derechos humanos son conside-
rados como el acumulado de necesidades, valores y principios esenciales
para el disfrute y desarrollo de la dignidad humana. Los mismos forman
el pilar axiológico sobre el cual se construye todo el proyecto de país de la
República Bolivariana Venezuela y son a la vez, el referente ético universal-
mente aceptado para medir los avances o retrocesos hacia una condición
de mayor felicidad, dignidad y justo desarrollo para los pueblos. Por ello, los derechos humanos como base axio-
lógica cobran vital importancia en la construcción de la democracia socialista y en la concepción de seguridad
que desde UNES se está manejando.
En este tercer encuentro nos encontraremos con las siguientes actividades:
1. Preguntas generadoras, a partir de las cuales, activarás tus saberes previos con respecto a la temática que
se va a desarrollar, con el fn de partir de tu realidad, condición histórica, y de la toma de conciencia crítica
en torno a ella.
2. Luego, una lectura sobre los derechos humanos y sus principios, que nos permitirá de forma analítica com-
prender los contenidos del mismo.
3. Realizaremos un artículo de prensa cuya intención es que expresemos nuestra opinión refexionando en
base a la lectura y nuestras experiencias en el ejercicio de la función policial.
4. Para culminar, nos encontraremos con una actividad fnal, donde elaboraremos un decálogo que sintetice los
principios básicos de los Derechos Humanos vinculándolos a la función policial.
ACTIVIDAD 1. UN ESPEJO CON ARRUGAS
Iniciemos nuestro encuentro 3 participando analizando un caso muy particular.
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
ENCUENTRO 3
LA PAZ SOCIAL
PROPÓSITO
Que las y los estudiantes
concienticen sobre las
responsabilidades en la
aplicación de la Ley.
La sala de transmisiones le envia a usted a un Banco Comercial donde según llamada telefonica del
Gerente de la agencia indica que un Sr. no se quiere salir del Banco, son exactamente las 16:00 hrs, hace
ya media hora que el Banco cerró sus puertas para la atención al público. Una vez en el sitio el Gerente le
informa: este Sr. (señala con su dedo a una persona adulto mayor, de unos 65 años aproximadamente), no
se quiere salir del Banco. Ud. se aproxima a la persona y le pregunta si ocurre algo, él le manifesta: “vine
a hacer un retiro de mi cuenta pero por no tener la libreta no me dan mi plata” Ud. consulta al Gerente y
este le dice: “no puedo hacer nada porque tampoco tiene su cédula de identidad”, a lo que el sexagenario
responde “de aquí no me voy sin mi plata, ¡me sacarán muerto!”.
163
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
A través de los siguientes planteamientos en relación al caso descrito anteriormente refexionemos y de-
mos respuesta a las siguientes preguntas:
A
B
C
¿El tema tratado envuelve de manera directa o potencial algún riesgo para la vida
o para la dignidad humana?
¿Se ha cometido algún delito? Hasta ahora legalmente: ¿Cuál es la situación?
Razone su respuesta.
D
¿Quién tiene aquí en realidad un problema? ¿A quién prestar auxilio? ¿Quién se encuentra
realmente en riesgo? Razone su respuesta.
D
¿Estamos en presencia de un grupo vulnerable? ¿Cuál?
Y ¿Por qué es vulnerable?.
TRAMO IV
164
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
ACTIVIDAD 2. LECTURA: DERECHOS Y LIBERTADES FUNDAMENTALES
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PI-
DCP)
A/RES/2200 A (XXI), de 16 de diciembre de 1966
Artículo 19
1. Nadie podrá ser molestado a causa de sus opiniones.
2. Toda persona tiene derecho a la libertad de expre-
sión; este derecho comprende la libertad de buscar,
recibir y difundir informaciones e ideas de toda índo-
le, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente,
por escrito o en forma impresa o artística, o por cual-
quier otro procedimiento de su elección.
3. El ejercicio del derecho previsto en el párrafo 2 de
este artículo entraña deberes y responsabilidades es-
peciales. Por consiguiente, puede estar sujeto a ciertas
restricciones, que deberán, sin embargo, estar expre-
samente fjadas por la ley y ser necesarias para:
a) Asegurar el respeto a los derechos o a la reputación
de los demás;
b) La protección de la seguridad nacional, el orden
público o la salud o la moral públicas.
Artículo 20
1. Toda propaganda en favor de la guerra estará pro-
hibida por la ley.
2. Toda apología del odio nacional, racial o religioso
que constituya incitación a la discriminación, la hosti-
lidad o la violencia estará prohibida por la ley.
Artículo 21
Se reconoce el derecho de reunión pacífca. El ejer-
cicio de tal derecho sólo podrá estar sujeto a las res-
tricciones previstas por la ley que sean necesarias en
una sociedad democrática, en interés de la seguridad
nacional, de la seguridad pública o del orden público,
o para proteger la salud o la moral públicas o los de-
rechos y libertades de los demás.
Artículo 22
1. Toda persona tiene derecho a asociarse libremente
con otras, incluso el derecho a fundar sindicatos y af-
liarse a ellos para la protección de sus intereses.
2. El ejercicio de tal derecho sólo podrá estar sujeto a
las restricciones previstas por la ley que sean necesa-
rias en una sociedad democrática, en interés de la se-
guridad nacional, de la seguridad pública o del orden
público, o para proteger la salud o la moral públicas o
los derechos y libertades de los demás. El presente artí-
culo no impedirá la imposición de restricciones legales
al ejercicio de tal derecho cuando se trate de miem-
bros de las fuerzas armadas y de la policía.
3. Ninguna disposición de este artículo autoriza a los
Estados Partes en el Convenio de la Organización In-
ternacional del Trabajo de 1948, relativo a la libertad
sindical y a la protección del derecho de sindicación,
a adoptar medidas legislativas que puedan menosca-
bar las garantías previstas en él ni a aplicar la ley de tal
manera que pueda menoscabar esas garantías. (Limi-
taciones PIDCP- Arts. 19.3, 21 y 22.2).
ÉTICA EN LA LUCHA CONTRA EL DELITO
Protocolo II adicional al Convenio de Ginebra
Título I: ámbito del presente protocolo
Artículo 1: Ámbito de aplicación material
1. El presente Protocolo, que desarrolla y completa
el Artículo 3 común a los Convenios de Ginebra del
12 de agosto de 1949, sin modificar sus actuales
condiciones de aplicación, se aplicará a todos los
conflictos armados que no estén cubiertos por el
Artículo 1 del Protocolo adicional a los Convenios
de Ginebra del 12 de agosto de 1949 relativo a la
protección de las víctimas de los conflictos arma-
dos internacionales (Protocolo I) y que se desarro-
llen en el territorio de una Alta Parte contratante
entre sus fuerzas armadas y fuerzas armadas disi-
dentes o grupos armados organizados que, bajo la
dirección de un mando responsable, ejerzan, sobre
una parte de dicho territorio, un control tal que les
permita realizar operaciones militares sostenidas y
concertadas y aplicar el presente Protocolo.
165
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
2. El presente Protocolo no se aplicará a las situa-
ciones de tensiones internas y de disturbios inte-
riores, tales como los motines, los actos esporádi-
cos y aislados de violencia y otros actos análogos,
que no son conflictos armados.
PRINCIPIOS DEL DERECHO
DE LOS DERECHOS HUMANOS
Los derechos humanos universales están a menu-
do contemplados en la ley y garantizados por ella, a
través de los tratados, el derecho internacional con-
suetudinario, los principios generales y otras fuentes
del derecho internacional. El derecho internacional
de los derechos humanos establece las obligaciones
que tienen los gobiernos de tomar medidas en de-
terminadas situaciones, o de abstenerse de actuar
de determinada forma en otras, a fn de promover y
proteger los derechos humanos y las libertades fun-
damentales de los individuos o grupos.
Universales e inalienables
El principio de la universalidad de los derechos hu-
manos es la piedra angular del derecho internacional
de los derechos humanos. Este principio, tal como se
destacara inicialmente en la Declaración Universal de
Derechos Humanos, se ha reiterado en numerosos
convenios, declaraciones y resoluciones internacio-
nales de derechos humanos. En la Conferencia Mun-
dial de Derechos Humanos celebrada en Viena en
1993, por ejemplo, se dispuso que todos los Estados
tenían el deber, independientemente de sus sistemas
políticos, económicos y culturales, de promover y
proteger todos los derechos humanos y las libertades
fundamentales.
Todos los Estados han ratifcado al menos uno, y
el 80 por ciento de ellos cuatro o más, de los princi-
pales tratados de derechos humanos, refejando así el
consentimiento de los Estados para establecer obli-
gaciones jurídicas que se comprometen a cumplir,
y confriéndole al concepto de la universalidad una
expresión concreta. Algunas normas fundamentales
de derechos humanos gozan de protección universal
en virtud del derecho internacional consuetudinario
a través de todas las fronteras y civilizaciones.
Los derechos humanos son inalienables. No de-
ben suprimirse, salvo en determinadas situaciones y
según las debidas garantías procesales. Por ejemplo,
se puede restringir el derecho a la libertad si un tribu-
nal de justicia dictamina que una persona es culpable
de haber cometido un delito.
Interdependientes e indivisibles
Todos los derechos humanos, sean éstos los de-
rechos civiles y políticos, como el derecho a la vida,
la igualdad ante la ley y la libertad de expresión; los
derechos económicos, sociales y culturales, como el
derecho al trabajo, la seguridad social y la educación;
o los derechos colectivos, como los derechos al de-
sarrollo y la libre determinación, todos son derechos
indivisibles, interrelacionados e interdependientes.
TRAMO IV
166
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
El avance de uno facilita el avance de los demás.
De la misma manera, la privación de un derecho afec-
ta negativamente a los demás.
Iguales y no discriminatorios
La no discriminación es un principio transversal en
el derecho internacional de derechos humanos. Está
presente en todos los principales tratados de dere-
chos humanos y constituye el tema central de algunas
convenciones internacionales como la Convención
Internacional sobre la Eliminación de todas las For-
mas de Discriminación Racial y la Convención sobre
la Eliminación de todas las Formas de Discriminación
contra la Mujer.
El principio se aplica a toda persona en relación
con todos los derechos humanos y las libertades, y
prohíbe la discriminación sobre la base de una lista
no exhaustiva de categorías tales como sexo, raza,
color, y así sucesivamente. El principio de la no discri-
minación se complementa con el principio de igual-
dad, como lo estipula el Artículo 1 de la Declaración
Universal de Derechos Humanos: “Todos los seres hu-
manos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.
Derechos y obligaciones
Los derechos humanos incluyen tanto derechos
como obligaciones. Los Estados asumen las obliga-
ciones y los deberes, en virtud del derecho interna-
cional, de respetar, proteger y realizar los derechos
humanos. La obligación de respetarlos signifca que
los Estados deben abstenerse de interferir en el dis-
frute de los derechos humanos, o de limitarlos. La
obligación de protegerlos exige que los Estados im-
pidan los abusos de los derechos humanos contra in-
dividuos y grupos.
La obligación de realizarlos signifca que los Esta-
dos deben adoptar medidas positivas para facilitar el
disfrute de los derechos humanos básicos. En el plano
individual, así como debemos hacer respetar nues-
tros derechos humanos, también debemos respetar
los derechos humanos de los demás.
Principios del Derecho Humanitario
Los Principios Generales del Derecho Internacio-
nal Humanitario representan el mínimo de humani-
dad aplicable en todo tiempo, lugar y circunstancia
y sirven, fundamentalmente, para interpretar las nor-
mas aplicables en los confictos armados.
• Principio de Humanidad: Se debe tratar con hu-
manidad a todas aquellas personas que no parti-
cipen en las hostilidades (incluso miembros de las
167
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
fuerzas armadas que hayan depuesto las armas y
las personas que hayan quedado fuera de com-
bate por enfermedad, herida, detención o cual-
quier otra causa).
• Principio de Igualdad entre los Beligerantes: La
aplicación del DIH no afecta al estatuto de las
partes en conficto, ya que el ius in bello es inde-
pendiente del ius ad bellum, de forma que una
vez iniciado un conficto armado se aplica de for-
ma indiscriminada a todas las partes enfrentadas.
• Principio de necesidad militar: El DIH establece
un delicado equilibrio entre las necesidades de la
guerra y los condicionamientos humanitarios, de
forma que no se deben causar al adversario ma-
les desproporcionados en relación con el objetivo
del conficto armado, que es vencer al enemigo.
Supone optar por el mal menor para no causar
a la parte adversa mayor violencia que la exigida
por el desarrollo de las hostilidades.
• Principio de no discriminación: Se prohíbe toda
distinción desfavorable en la aplicación del DIH
por razones de raza, color, sexo, lenguaje, religión
o creencias, opiniones políticas o de otro género,
nacionalidad u origen social, fortuna, nacimien-
to u otra condición o cualesquiera otros criterios
análogos. No obstante, puede haber diferencias
de trato, en benefcio de determinadas personas,
con el fn de solucionar las desigualdades deriva-
das de su situación, necesidades o desamparo.
• Principio del Derecho de Ginebra: Las personas
fuera de combate y las personas civiles que no
participan directamente en las hostilidades de-
ben ser respetadas, protegidas y tratadas con hu-
manidad. Se refere este principio a los heridos,
enfermos, náufragos, prisioneros de guerra y po-
blación civil, víctimas de los confictos armados.
• Principio de Inmunidad: Las personas civiles y
la población civil gozarán de la protección ge-
neral contra los peligros que procedan de las
acciones militares. No serán objeto de ataques
la población civil como tal ni las personas ci-
viles que no participen en las hostilidades. Se
prohíben las represalias contra personas y bie-
nes protegidos por el DIH.
• Principio de Prioridad Humanitaria: En los su-
puestos de duda se debe conceder prioridad a los
intereses de las víctimas sobre otras necesidades
derivadas del desarrollo del conficto armado. Las
normas de DIH han sido elaboradas para garanti-
zar la protección de los que sufren las consecuen-
cias de la guerra y deben ser interpretadas de la
forma más favorable a la defensa de sus intereses.
• Principio de Distinción: Las partes en conflic-
to deben distinguir en todo momento entre la
población y los combatientes. Los ataques de-
ben ser dirigidos únicamente contra los com-
batientes y no contra la población civil. Se hará
también distinción entre los bienes civiles y los
objetivos militares. Los ataques no pueden ser
dirigidos contra los bienes civiles.
• Principio de Proporcionalidad: Se prohíben las ar-
mas y los métodos que causen a las personas ci-
viles y a sus bienes, daños excesivos con respecto
a la ventaja militar concreta y directa prevista. Así,
se prohíbe lanzar ataques cuando sea de prever
que causarán incidentalmente muertos y heridos
entre la población civil, o daños a bienes de ca-
rácter civil, o ambas cosas, que serían excesivos
en relación con la ventaja militar prevista.
• Principio de limitación de la acción hostil: No es
ilimitado el derecho de las partes en conficto a
elegir los medios y modos de combatir contra la
aparte adversa. De manera que existen medios
(armas) lícitos e ilícitos y formas de emplearlos
(modos) permitidos o contrarios al DIH.
TRAMO IV
168
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
¿A qué refexión te lleva esta imagen en el marco del Nuevo Modelo Policial que se impulsa?
ACTIVIDAD 3. ARTÍCULO DE PRENSA DE OPINIÓN Y REFLEXIÓN: ¡UN
APORTE PARA DISCERNIR!
Cuando escribimos, lo hacemos con la intención de comunicar un mensaje que exprese saberes, sentires
y haceres, los artículos de prensa son una forma de comunicación que nos permite exteriorizar todo lo antes
expuesto, por eso, a partir de las lecturas realizadas de forma individual, elaboremos un artículo de prensa
tipo opinión y refexión, de una cuartilla, donde planteemos un análisis crítico sobre las consideraciones en
cuanto al deber ser de la actuación policial en reuniones y manifestaciones que se encuentren apegados a los
derechos humanos.
Para la elaboración de dicho artículo consideremos los siguientes aspectos:
169
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
ACTIVIDAD FINAL
Conociendo realidades para transformar el futuro.
Este espacio será dedicado a la organización del
encuentro presencial el cual promueve un conver-
satorio con varios invitados e invitadas especiales
(Funcionarios(as) policiales, activistas de derechos
humanos, representantes de diferentes comunida-
des) quienes desde su experiencia nos hablarán so-
bre los Derechos Humanos y la función policial en el
marco del nuevo modelo que estamos gestando.
Es importante destacar que debemos acordar en
equipo los materiales que necesitaremos para la rea-
lización de la actividad (papel bond, tirro, revistas,
marcadores, lápices, tijeras y cualquier otro que con-
sideren necesario).
Luego de refexionar acerca del encuentro con las
y los invitados, elaboraremos un Decálogo de mane-
ra individual sobre los Principios Básicos de los De-
rechos Humanos, una vez realizado, reunámonos en
equipos de tres (3) estudiantes para discernir sobre lo
que cada uno/una ha construido desde su refexión
personal, en base a eso construir nuevamente un
decálogo que refeje las principales ideas que se han
generado en la actividad individual para construir
un decálogo grupal que será presentado a las y los
compañeros y demás invitados e invitadas presentes
y que luego deberemos entregar en plataforma.
Para ello recordemos ser muy creativos y creativas
al momento de elaborar nuestro decálogo, usando
los materiales dispuestos para este fn.
No olvides que un decálogo es:
El conjunto de diez (10) principios o normas con-
siderados básicos, para el ejercicio de cualquier
actividad. En nuestro caso particular serán los
diez Principios Básicos de los Derechos Huma-
nos en el Ejercicio de la Función Policial que de-
ben seguir nuestras funcionarias y funcionarios
durante su ejercicio.
TRAMO IV
170
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
Analizar algunas consideraciones sobre la Organización de Naciones
Unidas (1966), y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
Estimados y estimadas estudiantes, la ONU no surgió de forma impro-
visada, sino a través de un proceso. Como antecedentes próximos de la
ONU encontramos la Declaración de los aliados, frmada en Londres el 12
de junio de 1941.
Las Naciones Unidas se conciben como una coalición para la guerra,
aunque no tarda en transformarse en un proyecto para la paz. El propósi-
to nítido y expreso de esta organización fue mantener la igualdad sobe-
rana para mantener la paz y seguridad internacionales. En este sentido, abordaremos los siguientes saberes:
estado de excepción, derechos y libertades fundamentales.
Al recorrer este último encuentro, hallaremos las siguientes actividades:
• Evaluaremos nuestro accionar ante la situación de pérdida de libertad personal de un individuo en la calle.
• Seguidamente nos encontraremos con una lectura: “Derechos y libertades fundamentales en lo nacional y
lo internacional”, que nos aportará los saberes necesarios para realizar un mapa mental que destaque los
aspectos relacionados con los derechos humanos y los principios humanitarios en un estado de excepción.
• Para fnalizar de manera exitosa esta unidad curricular realizaremos un audio denominado: “Escucha mi voz”
donde se establezcan conclusiones basadas en el deber ser de las acciones de los funcionarios y funciona-
rias policiales, para garantizar los Derechos Humanos de las ciudadanos y ciudadanas.
ACTIVIDAD 1. EL ARRESTO Y NUESTRA FUNCIÓN POLICIAL
En esta actividad evaluemos nuestro accionar ante la situación de pérdida de libertad personal de un individuo
en la calle. Partiendo de nuestra experiencia generemos ideas para gestionar un caso de aprehensión adecua-
damente, es decir siguiendo el debido proceso.
Describe tu caso para ello te suministramos unas preguntas que podrían ayudarte a ordenar las ideas:
¿Sabes cuál es la diferencia entre una persona detenida y una persona privada de libertad?
Desde tu experiencia: ¿Cómo han sido los procedimientos para llevar a cabo las aprehensiones?
¿Consideras que se respetan los derechos humanos? ¿Si, no, por qué?
¿Crees que se actúa apegado a la Ley? ¿Si, no, por qué?
ENCUENTRO 4
ESTADO DE EXCEPCIÓN Y LAS FACULTADES
PARA LA APLICACIÓN DE LA LEY EN LA
PRIVACIÓN DE LIBERTAD
PROPÓSITO
Que las y los estudiantes
concienticen sobre las
responsabilidades en la
aplicación de la Ley.
171
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
ACTIVIDAD 2. DERECHOS Y LIBERTADES FUNDAMENTALES EN LO
NACIONAL Y LO INTERNACIONAL
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
Estado de excepción
Concepto (Art. 4 PIDCP)
1. En situaciones excepcionales que pongan en peli-
gro la vida de la nación y cuya existencia haya sido
proclamada ofcialmente, los Estados Partes en el
presente Pacto podrán adoptar disposiciones que,
en la medida estrictamente limitada a las exigen-
cias de la situación, suspendan las obligaciones
contraídas en virtud de este Pacto, siempre que
tales disposiciones no sean incompatibles con las
demás obligaciones que les impone el derecho
internacional y no entrañen discriminación algu-
na fundada únicamente en motivos de raza, color,
sexo, idioma, religión u origen social.
2. La disposición precedente no autoriza suspen-
sión alguna de los artículos 6, 7, 8 (párrafos 1 y 2),
11, 15, 16 y 18.
3. Todo Estado Parte en el presente Pacto que haga
uso del derecho de suspensión deberá informar
inmediatamente a los demás Estados Partes en el
presente Pacto, por conducto del Secretario Ge-
neral de las Naciones Unidas, de las disposiciones
cuya aplicación haya suspendido y de los motivos
que hayan suscitado la suspensión. Se hará una
nueva comunicación por el mismo conducto en la
fecha en que se haya dado por terminada tal sus-
pensión.
Derechos y libertades fundamentales
Prohibición de la retroactividad
del Derecho Penal (Art. 15)
La idea de seguridad jurídica está estrechamente
vinculada al principio de legalidad de los delitos y de
las penas, y así se viene reconociendo desde que el
pensamiento ilustrado convirtió en lema fundamen-
tal la refexión de que «sólo las leyes pueden decretar
las penas de los delitos, y esta autoridad debe residir
únicamente en el legislador». El principio de legalidad
implica, bajo este punto de vista, certeza, confanza,
seguridad para el ciudadano, entendidas en sentido
formal —como reserva absoluta de la ley para def-
nir los delitos y sus penas—, y en sentido material, es
TRAMO IV
172
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
decir, como previsión calculable de los actos propios
y garantía de la orientación que se va a dar al compor-
tamiento personal.
Una de las manifestaciones materiales del prin-
cipio de legalidad en el ámbito del Derecho Penal
es tanto la prohibición de dictar leyes con efectos
retroactivos desfavorables, como de aplicarlas a he-
chos cometidos con anterioridad a su entrada en vi-
gor y, de igual forma, en sentido perjudicial para el
afectado. Se trata del reconocimiento de un ámbito
de libertad al individuo, frente al derecho de casti-
gar del Estado, y que desde los clásicos hasta nues-
tros días se resume en el pensamiento de que hay
que estimar permitido todo aquello que no se halla
expresamente prohibido.
El principio de irretroactividad en el marco del De-
recho Penal debe ser entendido además como una
de las exigencias propias del Estado de Derecho 4.
El artículo 9.3 de la Constitución proclama, en este
sentido, «la irretroactividad de las disposiciones san-
cionadoras no favorables o restrictivas de derechos
individuales». Es la norma básica de nuestro ordena-
miento jurídico en cuestiones de irretroactividad, y
sobre ella es preciso construir el alcance y signifcado
que debe darse al principio.
Derechos y libertades fundamentales: Conficto
armado no internacional y conficto
armado internacional
La Comisión de Expertos estableció una defnición
de conficto no internacional o interno en 1962, ba-
sándose en lo dispuesto en el artículo 3 común a los
cuatro Convenios de Ginebra que dice así: el conficto
armado interno comprendería las acciones armadas
en el interior de un Estado que dan lugar a hostilida-
des dirigidas contra un gobierno legal, que presentan
un carácter colectivo y un mínimo de organización.
No puede considerarse en sentido técnico como
conficto armado interno las situaciones de tensión
política o social en el interior de un Estado.
a. Artículo 3 común a los Convenios de Ginebra de
1949. Las reglas que contiene tienen carácter de
principios fundamentales que, además, forman
parte del Derecho Internacional Consuetudinario
por lo que son normas de Ius cogens aplicables a
toda persona.
Los principios humanitarios contenidos en este
artículo son reconocidos como el fundamento de la
protección de la persona en los confictos armados
no internacionales y en general se pueden resumir
en trato humano (integridad física y mental) para to-
das las personas que no participan o han dejado de
participar en las hostilidades y en el derecho a ser
juzgadas por un tribunal regularmente constituido,
aunque particularmente implica la salvaguarda de
la población civil, el respeto del adversario fuera de
combate, la asistencia a los heridos y a los enfermos y
un trato humano a las personas privadas de libertad.
b. Protocolo adicional II a los Convenios de Ginebra
de 1977, relativo a la protección de las víctimas de
los confictos armados sin carácter internacional.
El objetivo del Protocolo Adicional II es garanti-
zar la aplicación de las normas fundamentales del
Derecho Internacional Humanitario a los confic-
tos internos, sin restringir el derecho ni los me-
dios de que dispongan los Estados para mante-
ner o restablecer el orden. Lleva mucho más lejos
las consideraciones humanitarias del Artículo 3
común a los cuatro Convenios de Ginebra.
Estado de Excepción
Facultades para la Aplicación de la Ley
en la Privación de Libertad
Defnición de Arresto
Los ordenamientos jurídicos actuales para garan-
tizar el derecho a la libertad individual han estableci-
do el principio de reserva judicial o reserva de juris-
dicción. En virtud de tal principio las limitaciones a
la libertad personal sólo pueden provenir, por regla
general, de actos emanados de autoridades encarga-
das de administrar justicia, en aplicación de normas
de rango legal en las cuales se encuentran señalados
con precisión, los motivos y los procedimientos para
173
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
afectar la espontánea determinación de las personas
en el plano físico. Es por ello que el derecho a la liber-
tad personal en cuanto derecho subjetivo, garantiza
que no se afecte la libertad física de las personas, esto
es, su libertad locomotora mediante detenciones in-
formales o condenas arbitrarias conforme lo estable-
ce nuestra Constitución y la Declaración Universal
de Derechos Humanos, por ende para su restricción
debido a que es una medida excepcional, se deben
de cumplir expresamente los requisitos establecidos
por la ley a fn de no caer en arbitrariedades.
Arresto es el acto de aprehender a una persona
con motivo de la supuesta comisión de un delito o
por acto de autoridad. Persona detenida es toda per-
sona privada de la libertad personal, salvo cuando ello
haya resultado de una condena por razón de un deli-
to. Persona presa es toda persona privada de la liber-
tad personal como resultado de la condena por razón
de un delito. Detención es la condición de las perso-
nas detenidas tal como se defne supra. Prisión es la
condición de las personas presas tal como se defne
supra. Juez u otra autoridad es una autoridad judicial
u otra autoridad establecida por ley cuya condición y
mandato ofrezcan las mayores garantías posibles de
competencia, imparcialidad e independencia.
El arresto arbitrario esta también prohibido en la
CADHP (artículo 6) y en la CADH (artículo 7.1-7.3). El
CEDH específca las circunstancias en que una per-
sona puede ser privada de libertad. Aunque el CEDH
sólo se aplica a los Estados Partes, sus disposiciones
son una pauta excelente para todos los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley respecto a las
diversas situaciones en que la privación de libertad
puede considerarse razonable y necesaria. Según el
artículo 5.1 del CEDH, una persona puede ser privada
de libertad en las circunstancias siguientes:
• Tras la condena por un tribunal competente;
• Por desobediencia a una orden dada conforme a la
ley, por tribunal, o para garantizar la ejecución de
una obligación prescrita por la ley; a fn de hacerle
comparecer ante la autoridad judicial competente,
cuando existan razones plausibles para sospechar
que ha cometido una infracción;
• Si se trata de la detención legal de un menor, con
el propósito de educarlo sometido a vigilancia, o
con el fn de hacerle comparecer ante la autoridad
competente;
• Para evitar que se propague una enfermedad con-
tagiosa, y cuando se trate de la detención legal de
un enajenado mental, un alcohólico, un toxicóma-
no o un vagabundo;
• Para impedir la entrada o la residencia irregular de
una persona en el territorio nacional.
Dados los principios de legalidad y necesidad, así
como la prohibición de la arbitrariedad, la conducta
de los funcionarios encargados de hacer cumplir la
ley en las situaciones de arresto debe llenar ciertos
requisitos. Estos se referen al conocimiento de las
leyes y de los procedimientos aplicados en situacio-
nes específcas o en circunstancias que pueden tener
consecuencia la privación de libertad.
En el Conjunto de Principios se estipula que el
arresto, la detención o la prisión sólo se llevarán a
cabo en estricto cumplimiento de la ley y por funcio-
narios competentes o personas autorizadas para ese
fn. El termino «competente» no sólo signifca «auto-
rizado»; ha de entenderse también como la aptitud y
actitud física y mental de los funcionarios encargados
de hacer cumplir la ley en situaciones de arresto. Para
llevar a cabo un arresto que llene los requisitos de
legalidad, necesidad y no arbitrariedad, se necesita
mucho más que la sola aplicación de la ley. La capaci-
dad de los funcionarios encargados de hacer cumplir
la ley para distinguir entre las diversas situaciones y
adaptar sus reacciones a las circunstancias de un caso
determinado se puede desarrollar únicamente me-
diante la formación y la práctica.
La necesidad de funcionarios «competentes» para
efectuar arrestos ha llevado a los organismos encar-
gados de hacer cumplir la ley de muchos países a
TRAMO IV
174
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
mantener unidades o equipos especializados para
situaciones de arresto peligrosas o difíciles.
Esos equipos o unidades están integrados por funcio-
narios encargados de hacer cumplir la ley seleccionados
y capacitados para desempeñar funciones para las que
no todos pueden ser considerados «competentes».
La conducta individual de los funcionarios encarga-
dos de hacer cumplir la ley en cada situación de arresto
determinara la medida en que tal conducta se puede
considerar arbitraria. Cada funcionario encargado de
hacer cumplir la ley tiene la responsabilidad de garan-
tizar la igualdad de trato y prevenir la discriminación,
así como velar por el respeto de los derechos, de con-
formidad con la ley, de toda persona arrestada.
La persona arrestada. Derechos en el momento
del arresto:
Cuando se arresta a una persona, ha de ser con
motivo de la supuesta comisión de un delito o por
acto de autoridad.
Toda persona arrestada será informada en el mo-
mento de su arresto de la razón por la que se procede
a él y notifcada sin demora de la acusación formula-
da contra ella (PIDCP, artículo 9.2).
Toda persona arrestada a causa de una infracción
penal será trasladada a un lugar de custodia y será
llevada sin demora ante un juez u otro funcionario
autorizado por la ley para ejercer funciones judiciales,
quien decidirá sobre la legalidad y la necesidad del
arresto (PIDCP, artículo 9.3).
En la CADH (artículo 7) y en el CEDH (artículo 5)
constan disposiciones similares sobre el arresto y
la detención, la CADHP no contiene disposiciones
a este respecto. No hay una defnición clara de lo
que signifca «sin demora». En muchos Estados,
el plazo máximo permitido para que una persona
arrestada sea conducida ante el juez u otra autoridad
competente es de 48 horas; en otros, 24 horas. Este
período de 24 ó 48 horas suele denominarse custodia
policial. El período que le sigue suele denominarse
prisión preventiva.
La persona detenida a causa de una infracción pe-
nal tendrá derecho a ser juzgada dentro de un plazo
razonable o puesta en libertad en espera de juicio.
Las autoridades responsables del arresto, deten-
ción o prisión de una persona deberán suministrarle,
en el momento del arresto y al comienzo del período
de detención o de prisión o poco después, informa-
ción y una explicación sobre sus derechos, así como
sobre la manera de ejercerlos.
Un ejemplo de una buena práctica en la aplicación
de la ley es la redacción y la divulgación de folletos en
que se enumeren los derechos de las personas arres-
tadas. En muchos países, los organismos encargados
de hacer cumplir la ley los publican en varios idiomas,
para garantizar su accesibilidad. En el momento de
poner a una persona bajo custodia policial, se le en-
trega un folleto en un idioma que comprenda, en el
que se le informa de sus derechos y de la manera en
que puede ejercerlos.
Derechos inmediatamente después del arresto: La
presunción de inocencia se aplica a todas las personas
detenidas y ha de refejarse en el trato que reciben.
Se prohíben las medidas que no estén justifcadas
para evitar que se entorpezca el proceso de instruc-
ción o para mantener la seguridad y el orden en el
lugar de detención.
La persona detenida tiene derecho a asistencia
de un abogado, y se le facilitaran los medios ade-
cuados para ejercer ese derecho. Si no dispone de
la asistencia de un abogado de su elección, el juez u
otra autoridad competente designará uno y sin cos-
to para la persona detenida si careciere de medios
sufcientes para pagarlo.
A continuación, fguran los derechos de los dete-
nidos y/o de su abogado: posibilidad real de ser oído
por un juez u otra autoridad; recibir comunicación
inmediata y completa de toda orden de detención,
junto con las razones en que se funde; comunicar-
se con su abogado y disponer de tiempo y medios
adecuados para consultarlo, en régimen de absolu-
ta confdencialidad, sin demora ni censura; comuni-
175
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
carse con su abogado a la vista de un funcionario
encargado de hacer cumplir la ley, pero sin que éste
pueda oír la conversación; (...) tales comunicaciones
no se podrán admitir como prueba en contra de la
persona detenida o presa a menos que se relacionen
con un delito continuo o que se proyecte cometer;
tener acceso a la información consignada en regis-
tros acerca de la duración de todo interrogatorio, los
intervalos entre los interrogatorios, así como la iden-
tidad de los funcionarios que los hayan practicado y
la de las demás personas presentes; interponer una
acción, con arreglo al derecho interno, ante un juez
u otra autoridad a fn de impugnar la legalidad de su
detención y, si ésta no fuese legal, obtener su inme-
diata liberación; presentar a las autoridades encar-
gadas de la administración del lugar de detención y
a las autoridades superiores y, de ser necesario, a las
autoridades competentes que tengan atribuciones
fscalizadoras o correctivas una petición o un recur-
so por el trato de que haya sido objeto la persona
detenida, en particular en caso de tortura u otros
tratos crueles, inhumanos o degradantes.
La prohibición de la tortura se aplica a las personas
sometidas a cualquier forma de detención o prisión.
Esta prohibición se pormenoriza en el principio 21, que
prohíbe explícitamente abusar de la situación de una
persona detenida para obligarla a confesar o declarar
contra sí misma o contra cualquier otra persona.
La persona detenida tiene derecho a notifcar, o a
pedir que las autoridades competentes notifquen, a
su familia o a otras personas idóneas que él designe,
su arresto, detención o prisión. Este derecho se aplica
cada vez que la persona es trasladada.
Además de los derechos antes mencionados que
están directamente relacionados con el arresto o
con las circunstancias inmediatamente posteriores
a éste, el Conjunto de Principios contiene una serie
de disposiciones más concretas acerca del bienestar
de la persona detenida o presa. Aunque esas dispo-
siciones son muy importantes para la aplicación de
la ley, es más apropiado examinarlas en el capítulo
sobre La detención.
La condición especial de la mujer: El principio de la
no discriminación por motivo de sexo es un principio
fundamental del derecho internacional, consignado
en la Carta de las Naciones Unidas, la DUDH y los prin-
cipales tratados de derechos humanos. Según este
principio, toda protección ofrecida a una persona, en
el momento del arresto y tras éste —como se explicó
antes-, se aplica tanto a hombres como a mujeres.
No obstante, hay que señalar también que el res-
peto debido a la dignidad inherente al ser humano y
la protección de sus derechos pueden suponer que
se concedan protección y atención adicionales a la
mujer. Por ejemplo, garantizar que el arresto de mu-
jeres, cuando sea factible, sea efectuado por agentes
de sexo femenino, y que los locales de las mujeres de-
tenidas estén separados del de los destinados a los
hombres. Estas formas de protección y atención (adi-
cionales) a la mujer no deben estimarse discriminato-
rias, ya que su fnalidad es corregir un desequilibrio
inherente para que las mujeres tengan las mismas po-
sibilidades que los hombres de ejercer sus derechos.
La condición especial del menor: De conformidad
con la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN),
por «niño» se entiende todo ser humano menor de
dieciocho años de edad, salvo que, en virtud de la ley
que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría
de edad. Según las Reglas mínimas de las Naciones
Unidas para la administración de la justicia de meno-
res (Reglas de Beijing), «menor» es todo niño o joven
que, con arreglo al sistema jurídico respectivo, puede
ser castigado por un delito en forma diferente a un
adulto (regla 2.2(a)); y «menor delincuente» es todo
niño o joven al que se le ha imputado la comisión de
un delito o se le ha considerado culpable de la comi-
sión de un delito (regla 2.2(c))
Los instrumentos mencionados anteriormente no
determinan de forma decisiva la edad mínima a efec-
tos de responsabilidad penal, con lo que la decisión a
este respecto ha de tomarse en el plano nacional. Sin
TRAMO IV
176
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
embargo, en las Reglas de Beijing se especifca que la
misma no deberá fjarse a una edad demasiado tem-
prana habida cuenta de las circunstancias que acom-
pañan a la madurez emocional, mental e intelectual.
En el comentario a esta regla, se reconoce que: «La
edad mínima a efectos de responsabilidad penal varía
considerablemente en función de factores históricos y
culturales. El enfoque moderno consiste en examinar
si los niños pueden hacer honor a los elementos mo-
rales y psicológicos de responsabilidad penal; es decir,
si puede considerarse al niño, en virtud de su discer-
nimiento y comprensión individuales, responsable de
un comportamiento esencialmente antisocial».
Los menores delincuentes tienen los mismos de-
rechos que los adultos delincuentes, pero disfrutan
de protección adicional en virtud de disposiciones
específcas que, a tal respecto, fguran en los instru-
mentos internacionales.
El objetivo principal de estas disposiciones especí-
fcas es evitar someter a los menores al sistema jurídi-
co penal y reorientarlos hacia la sociedad.
La CDN contiene varias disposiciones muy explíci-
tas a ese respecto: ninguno será privado de su liber-
tad ilegal o arbitrariamente; la detención, el encar-
celamiento o la prisión de un niño o de un joven se
llevará a cabo de conformidad con la ley y se utilizara
tan sólo como medida de último recurso y durante el
período más breve que proceda.
En las Reglas de Beijing se reiteran esas disposi-
ciones y se estipula también que: los padres o tutores
serán informados inmediatamente de la detención
del menor ; el juez u autoridad competente exami-
nará sin demora la posibilidad de poner en libertad
al menor ; los menores que se encuentren en prisión
preventiva estarán separados de los detenidos adul-
tos; los agentes de policía que traten con menores
recibirán instrucción y capacitación especial (regla
12); sin perjuicio de que se consideren debidamen-
te las circunstancias de cada caso, se establecerán
contactos entre los organismos encargados de hacer
cumplir la ley y el menor delincuente para proteger
la condición jurídica del menor, promover su bienes-
tar y evitar que sufra daño.
Víctimas de arrestos y detenciones ilegales: «Toda
persona que haya sido ilegalmente detenida o presa,
tendrá el derecho efectivo a obtener reparación» (PI-
DCP, artículo 9.5)
En virtud de esta disposición del PIDCP, las víc-
timas de los arrestos y detenciones ilegales tienen
derecho a solicitar reparación, mientras que la dispo-
sición análoga contenida en el artículo 5.5 del CEDH
únicamente garantiza la compensación en caso de
violación del artículo 5.
Según el artículo 10 de la CADH, se benefcia de la
reparación la persona condenada por una sentencia
frme basada en un error judicial. El arresto ilegal pue-
de ser un elemento del error judicial.
En todos estos instrumentos se considera que la
compensación es asunto de índole nacional, que
debe estipularse en la legislación nacional.
La Declaración sobre los principios fundamentales
de justicia para las víctimas de delitos y del abuso de
poder (Declaración de las Víctimas) puede servir de
pauta para defnir la responsabilidad del Estado y los
derechos de las víctimas.
Finalmente, cabe señalar que, en virtud de los
Principios relativos a una efcaz prevención e inves-
tigación de las ejecuciones extralegales, arbitrarias o
sumarias, los Gobiernos deben garantizar un control
estricto, con una jerarquía de mando claramente de-
terminada, de todos los funcionarios responsables de
la captura, detención, arresto, custodia y encarcela-
miento, así como de aquellos autorizados para usar la
fuerza y las armas de fuego.
Los funcionarios de policía con responsabilidades
de mando y supervisión tienen la obligación de ga-
rantizar que se toman las medidas de control necesa-
rias y que haya una clara jerarquía de mando, a fn de
evitar las ejecuciones extralegales durante los arres-
tos y/o las detenciones.
177
TRAMO IV
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
ACTIVIDAD FINAL
Escucha mi voz
“Compañero, compañera, pensando en el de-
recho a la libertad individual inherente a cada ser
humano y conociendo que las limitaciones a la
libertad personal sólo pueden provenir de actos
emanados de autoridades encargadas de admi-
nistrar justicia, en aplicación de normas de rango
legal en las cuales se encuentran señalados con
precisión, los motivos y los procedimientos para
afectar la espontánea determinación de las per-
sonas en el plano físico, recordemos que la apre-
hensión –por ejemplo-, debe estar fundamentada
expresamente en los requisitos establecidos por
las normativas legales vigentes (Constitución y la
Declaración Universal de Derechos Humanos), a
fin de no caer en arbitrariedades.”
En este sentido, estamos invitados e invitadas a
reflexionar sobre cada uno de los aspectos trata-
dos durante el desarrollo de la unidad curricular y
en especial en este encuentro 4 y grabar un audio
que, no debe ser superior a 5 minutos, nuestras
conclusiones sobre el deber ser de las acciones
de los funcionarios y funcionarias policiales en
aras de garantizar los Derechos Humanos de las
ciudadanas y los ciudadanos.
ACTIVIDAD 3: ACTUANDO CON JUSTICIA, GARANTIZAMOS LOS DERECHOS
Estimados y estimadas discentes, conociendo que los mapas mentales son muy útiles para organizar in-
formación, te invitamos a realizar uno donde usando esta estrategia ejemplifques un procedimiento policial
de un funcionario(a), apegado a garantizar los derechos humanos de las y los ciudadanos. De manera que ese
mapa mental sirva para producir y aclarar ideas acerca de la actuación policial con justicia y equidad.
Los mapas mentales son muy útiles para generar ideas por asociación, es decir; tendrás que hilar ideas asocia-
das a la temática, apoyándote en las lecturas del encuentro y de otras que consideres pertinentes con un orden
lógico que demuestre lo solicitado: Un procedimiento policial ajustado a derechos.
¿Cómo lo realizaremos?
Comienza en el centro de la página con la idea principal y luego hacia afuera y en todas las direcciones pro-
duce una estructura creciente y organizada con palabras e imágenes claves.
Recuerda que el mapa mental tiene cuatro características esenciales, a saber:
TRAMO IV
178
FUNDAMENTOS
JURÍDICOS III
Toma en cuenta los siguientes elementos al momen-
to de grabar tu audio.
Realiza una lluvia de ideas, luego ordénalas de ma-
nera lógica para desarrollarlas.
• Preséntate con nombre y apellido.
• Cuida la pronunciación de las palabras.
• Cuida el tono de voz.
• Habla haciendo las pausas correspondientes para
que le des sentido al discurso.
• Realiza un cierre contundente.
Este audio lo podrás realizar desde un teléfono celu-
lar y luego enviarlo al correo de tu educador o educa-
dora, quien compilará todos los audios para ser escu-
chados en el encuentro presencial.
¡Éxito!
BIBLIOGRAFÍA
Derechos Humanos y El Derecho Humanitario en los
Principios Rectores de la Aplicación Profesional de
la Ley. Comité Internacional de la Cruz Roja. Gine-
bra. Suiza Noviembre 2003.
Derecho de los Derechos Humanos y Derecho Huma-
nitario para las Fuerzas de Policía y de Seguridad.
Comité Internacional de la Cruz Roja Ginebra 1998.
Gaceta Ofcial de la República Bolivariana de Venezue-
la. Nº 5894. Código Orgánico Procesal Penal (2008)
Instrumentos de Ratifcación de los Protocolos II adi-
cionales a los Convenios de Ginebra de 12 de agos-
to de 1949,relativos a la protección de las víctimas
de los confictos armados internacionales y sin
carácter internacional, hechos en Ginebra el 8 de
junio de 1977.
Leones, Celia (1990). Prevención de la Delincuencia Ju-
venil, Justicia de Menores y Protección de la Juventud.
Criterios normativos y orientadores. VIII Congreso
sobre la prevención del Delito y Tratamiento del
Delincuente. La Habana- Cuba.
Ofcina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas
para los Derechos Humanos (1985). Declaración
sobre los principios fundamentales de justicia
para las víctimas de delitos y del abuso de poder.
Ortiz, Alexis (s/f) Prevención del Delito en Venezuela
Organización de Naciones Unidas (1966) Pacto Inter-
nacional de Derechos Civiles y Políticos
Organización de Naciones Unidad (1948). Declaración
Universal de los Derechos Humanos.
Peytrignet, Gérard (s/f). Derecho Internacional Huma-
nitario: Evolución Histórica, Principios Esenciales y
Mecanismos de Aplicación. Estudio de Derechos
Humanos. Tomo II
Programa de divulgación sobre el Derecho Interna-
cional Humanitario y el Movimiento Internacional
de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. (2006)
Universidad Policial Antonio José de Sucre. Escuela
Superior de Policías (2010). Conducta ética y legal
en la aplicación de la ley.
179
TIPO DE UNIDAD CURRICULAR
CURSO
EJE DE FORMACIÓN
PROFESIONAL
MODALIDAD
DISTANCIA
DURACIÓN
60 HORAS
VERSIÓN
1
MATERIAL DIDÁCTICO
DE LA Y EL DISCENTE
ESTADÍSTICA
BÁSICA
APLICADA A
LA FUNCIÓN
POLICIAL
TRAMO IV
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA
LAS RELACIONES INTERIORES Y JUSTICIA
Ministro Tareck El Aissami
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA
LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA
Ministra Yadira Córdova
AUTORIDADES UNIVERSIDAD NACIONAL
EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
Rectora
Soraya Beatriz El Achkar Gousoub
Vicerrectora de Desarrollo Académico
Aimara Aguilar
Vicerrector de Creación Intelectual
y Vinculación Social
Antonio González Plessmann
Secretario
Frank Bermúdez Sanabria
VICERRECTORADO
DE DESARROLLO ACADÉMICO
Vicerrectora
Aimara Aguilar
Directora de Gestión de Desarrollo Curricular
Ruzay Rangel
Coordinador del P.N.F. Policial
José Cardoso
UNIVERSIDAD NACIONAL
EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
Dirección: Calle La línea, zona industrial L, Catia.
Apartado postal: Caracas 1030 - Venezuela.
WWW.UNES.EDU.VE
TRAMO IV: MATERIAL “ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL”
Expertos en contenido
Migdalys Marcano
Marcos Vásquez
Productora editorial
María Alejandra Morales
Coordinador gráfco
Rafael León
Diseñadores curriculares
Marcos Vásquez
Migdalys Marcano
Yesenia Bermúdezz
Corrección de estilo
Nelba García
Maira Rojas
Larry Peña
Diseño Gráfco y diagramación
María A. Rodríguez S.
Caracas, marzo de 2012
PRESENTACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 185
INTRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 189
PROPÓSITO DE LA UNIDAD CURRICULAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 190
ORIENTACIONES Y RECOMENDACIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 190
ESTRUCTURA DEL MATERIAL DIDÁCTICO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 191
ENCUENTRO DIDÁCTICO 1
NOCIONES GENERALES DE ESTADÍSTICA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 192
ENCUENTRO DIDÁCTICO 2
TABLA DE FRECUENCIAS E HISTOGRAMAS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 202
ENCUENTRO DIDÁCTICO 3
MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 214
ENCUENTRO DIDÁCTICO 4
MEDIDAS DE DISPERSIÓN Y POSICIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 224
BIBLIOGRAFÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .235
CONTENIDO
UNIDADES DIDÁCTICAS
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
185
PRESENTACIÓN
L
a historia contemporánea de Venezuela registra
diversas prácticas policiales inadecuadas que
han dejado en evidencia una profunda carencia
de valores, de principios morales y un fuerte desape-
go al respeto de los derechos humanos por parte del
funcionariado policial.
Dichos modus operandi se derivaron, en parte, del
modelo de formación policial con enfoque militarista
impartido a los integrantes de los cuerpos policiales.
Entre ellos, destacan: el uso indebido o excesivo de la
fuerza, la aplicación de técnicas y procedimientos sin
diferenciar los casos en los que se producían daños y
perjuicios a la población, y un alto grado de corrup-
ción policial.
Con la intención de corregir tales desviaciones y
en concordancia con el modelo de sociedad demo-
crática, participativa, protagónica y corresponsable
–expresado en la Constitución de la República Boliva-
riana de Venezuela– el gobierno del presidente Hugo
Chávez Frías creó la Universidad Nacional Experimen-
tal de la Seguridad (UNES). La fnalidad de esta insti-
tución académica especializada es, pues, encargarse
de la profesionalización y del desarrollo integral de
las funcionarias y los funcionarios de la seguridad ciu-
dadana venezolana; por ello, se ha propuesto como
una de sus principales tareas formar el nuevo modelo
policial, en el que las y los ofciales desarrollen habili-
dades y destrezas para aproximarse a sus semejantes.
Dado que los problemas policiales ya menciona-
dos han contribuido directamente con la descompo-
sición social por la que atraviesa Venezuela actual-
mente, se justifca la implementación del Programa
Nacional de Formación Policial. Los propósitos y ob-
jetivos de este programa se orientan al acercamiento
y ejercicio político legítimo de valores fundamentales
como la ética, la justicia y la solidaridad que son, en
sí mismos, la misión humanista de la revolución bo-
livariana.
Así, la tarea de la UNES, vista en los múltiples ám-
bitos de la cotidianidad comunitaria e individual, apo-
yará la transformación que requieren los procesos de
formación en los ambientes de aprendizaje para con-
tribuir con la profesionalización de las funcionarias y
los funcionarios policiales. Esto, a su vez, permitirá la
cancelación de la vieja deuda social y política que se
tiene con los cuerpos policiales.
Sin embargo, el concepto de seguridad ciudada-
na abarca, de acuerdo con el Texto Constitucional de
1999, el derecho de protección que tiene el pueblo
venezolano frente a todas las situaciones de amenaza,
vulnerabilidad y riesgo, tanto de su integridad física
como de sus propiedades; también, incluye el disfrute
de las garantías y los derechos constitucionales. Por
ello, se ha erigido como una de las principales respon-
sabilidades y competencias del Estado venezolano.
A fn de brindar confanza y certidumbre a la ciu-
dadanía en general, el gobierno bolivariano ha dise-
ñado e implementado políticas y planes que permi-
TRAMO IV
186
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
tan, en primer lugar, mantener y restablecer el orden
público–esto es, prevenir o represar el delito y la vio-
lencia. En segundo lugar, pero no menos importante,
dar respuestas efectivas frente a diversas emergen-
cias y desastres.
Por ello, es menester que la estructura del gobier-
no, responsable de esta política pública, cuente con
funcionarias y funcionarios técnico-políticos forma-
dos en las distintas profesiones relacionadas con la
seguridad ciudadana, que estén debidamente capa-
citados para:
• Acudir al llamado que se le haga ante situaciones
peligrosas para la colectividad.
• Precisar y decidir sobre las áreas relacionadas con
la seguridad ciudadana.
• Realizar un control político efcaz sobre las medi-
das que se implementen para la protección de la
integridad física y propiedades de las personas o
grupos que integran la sociedad venezolana.
• Habilitar y facilitar el funcionamiento de mecanis-
mos de participación de las comunidades que ha-
gan efectivas las acciones de control para favorecer
la transparencia y rendición de cuentas por parte
de los responsables de las instituciones a cargo de
la política pública de seguridad ciudadana.
Dentro de este marco de ideas, la UNES −en cum-
plimiento con lo establecido en el artículo 332 de la
Constitución de la República Bolivariana y el artícu-
lo 37 de la Ley Orgánica del Servicio de Policía y del
Cuerpo de Policía Nacional, además del PNF Policial,
se ha planteado como prioridad el diseño y la imple-
mentación de los siguientes Programas Nacionales
de Formación:
• Protección Civil y Administración de Desastres
• Bomberil
• Investigación Penal
• Penitenciaria
Del mismo modo, se ha trazado la profesionaliza-
ción de las y los ofciales de los órganos de seguridad
estadales y municipales para elevar su nivel de forma-
ción, instrucción y técnica; en virtud de lo cual, esta
universidad orientará y asistirá técnicamente a las
academias estadales y municipales para que asuman
los nuevos planes de estudio.
Para lograrlo, la UNES rompe con los paradigmas
de la educación tradicional bancaria y se basa en el
enfoque de la Teoría Crítica. Aborda la formación des-
de la perspectiva de la emancipación, cuyo fn último
es la aprehensión de la realidad para originar cambios
profundos que permitan, individual y colectivamen-
te, la construcción de la historia cotidiana por parte
de sujetos con conciencia ciudadana crítica, capaci-
dad de inventiva y discernimiento.
Se trata de una educación en la que las y los estu-
diantes son considerados sujetos políticos de acción,
que deben y pueden generar la transformación perso-
nal y social. Es decir, se trata de una educación para el
ejercicio del poder ciudadano, que demande la garan-
tía de sus derechos, denuncie la barbarie y proponga
nuevas formas de organización institucional. Desde
una comunidad de sujetos políticos, este poder ciuda-
dano permite participar en la construcción de políti-
cas, levantar la voz y la mano para aprobar o rechazar,
así como proponer o criticar, las decisiones a tomar.
Desde esa óptica, las acciones formativas en la
UNES se conducen desde la educación popular, como
modelo de educación integral que asume el proceso
educación-acción-transformadora a modo de pilar
para la refundación de la institucionalidad de segu-
ridad ciudadana en general, en concordancia, por
supuesto, con los cambios socio-históricos y políticos
registrados en la Venezuela actual. Los principios de
la educación popular permiten a mujeres y hombres
adquirir nuevas categorías para enfrentarse a su rea-
lidad, superar las alienaciones a las que están some-
tidos y autoafrmarse como cocreadores de su futuro
histórico, conscientes de que sólo las refexiones y la
práctica de un conjunto de acciones les permite la
confrontación continua, progresiva y permanente.
Uno de los elementos característicos de la educa-
ción popular es la dialogicidad como estrategia emi-
187
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
nentemente ética y epistemológica, cognoscitiva y
política; como un proceso de rigor en el que existe
la posibilidad real de construir el conocimiento, de
aceptar al otro y asumir la radicalidad en el acto de
amar. El diálogo es más que un método, es una pos-
tura frente al proceso de aprender-enseñar: “unos en-
señan, y al hacerlo aprenden, y otros aprenden, y al
hacerlo enseñan” (Freire 1993: 106).
Esta manera de entender el diálogo rompe el mo-
delo tradicional del docente como agente poseedor
de los conocimientos y del alumno como el deposi-
tario de los mismos. Por el contrario, los Programas
Nacionales de Formación impartidos en el marco de
la UNES desechan la idea del alumno como ser sin luz
depositario de los conocimientos estáticos del docen-
te. En este modelo de educación democrática y parti-
cipativa, el alumnado pasa a ser estudiantado; por su
parte, el cuerpo docente se convierte en educadoras
y educadores, quienes con su mayéutica incentivan la
refexión y construcción social. En resumen, los acto-
res educativos se convierten en verdaderos protago-
nistas del proceso enseñanza-aprendizaje, en el que
ambos enseñan y ambos aprenden, a través de un
intercambio permanente de saberes intermediados
por el diálogo crítico y refexivo.
Por otro lado, la participación en el ámbito acadé-
mico, socio-político y cultural, en términos de produc-
ción cultural y simbólica, permitirá construir a partir de
la sistematización de experiencias comunitarias. El ob-
jetivo es que este contexto de acción permee el dise-
ño curricular para que responda a las necesidades de
transformación social: disminución de la exclusión, re-
versión de los procesos delictivos, fortalecimiento de
la ecología social (desde el mejoramiento del hábitat)
y equilibrio entre lo femenino y lo masculino. Como es-
tas condiciones se complementan en el complejo en-
tramado de las relaciones humanas, permiten estable-
cer una visión integrada de los procesos individuales,
comunitarios e institucionales en los que intervienen.
Del mismo modo, los procesos formativos de la Uni-
versidad Nacional Experimental de la Seguridad se aco-
gen al enfoque de género, que posibilita la comprensión
de las diferencias de la diversidad y específcamente,
que lucha por erradicar, de las prácticas sociales cotidia-
nas, tanto el sexismo lingüístico como el sexismo social
de los cuales son víctimas las mujeres en general.
Un tema que también distingue la formación UNES
es el enfoque del ecosocialismo. Éste hace énfasis en el
cuidado del entorno ecológico donde se habita; en la
producción de mercancías sin deterioro del ambien-
te, lo que se traduce en una apreciación de los valores
de uso en detrimento de los valores de cambio, que
se funda en la actividad económica propia de empre-
sas de producción socialista, lo que genera una trans-
formación de las necesidades y un cambio profundo
hacia la dimensión cualitativa del ser humano.
Otra importante característica de los procesos de
formación de esta Universidad es la glocalidad. Ésta se
refere a una forma de resistencia social ante la globa-
lización de corte neoliberal que se nos ha intentado
imponer con fuerza. Es una invitación a vernos en la
dialéctica de lo cercano (local) y lo lejano (global), sin
que esa tensión degenere en minusvaloración de uno
u otro componente de la relación. En términos educa-
tivos, implica compaginar la búsqueda de soluciones
a los problemas que afectan la seguridad ciudadana
de la población y la posibilidad de enriquecimiento
que brinda el intercambio de saberes con actores que
debaten y construyen, en sintonía, sobre los mismos
problemas y necesidades.
En esta misma línea, destaca que el modelo de
educación integral asumido por la UNES se caracte-
riza por el humanismo, por fomentar el desarrollo de
una ética profesional respetuosa de los derechos hu-
manos. Como se sabe, éstos representan el conjunto
de libertades, facultades y reivindicaciones que ga-
rantizan una vida digna a toda persona. Son inde-
pendientes de factores particulares como estatus,
sexo, orientación sexual, etnia o nacionalidad; tam
poco dependen exclusivamente del ordenamiento
jurídico vigente. Desde un punto de vista más rela-
cional, los derechos humanos se han defnido como
TRAMO IV
188
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
las condiciones que permiten crear una relación inte-
grada entre el individuo y la sociedad, que le permita
ser persona, identifcándose con sí mismo y con los
otros. Por esta razón, desde la perspectiva institucio-
nal, se constituyen en la base del modelo constitu-
cional y están plenamente reconocidos como objeti-
vos y fnes de la educación.
En la UNES los derechos humanos se privilegian;
por ello, transversalizan los objetivos de sus cinco
PNF, así como las diferentes actividades previstas
para las interacciones didáctico-formativas. En líneas
generales, se asumen como un conjunto de necesida-
des, valores y principios esenciales para el disfrute y
desarrollo de la dignidad humana.
Estos temas son, pues, el pilar axiológico de los
proyectos educativos UNES en aras de ofrecer, a la
Venezuela que se está construyendo, un nuevo mo-
delo de servidora y servidor público que refeje en sus
prácticas y en su discurso cotidiano: mística, sentido
de dignidad de la función encomendada y valor al-
truista del servicio al pueblo. En resumen, nuevas ser-
vidoras y servidores cuya imagen, discurso y acciones
sean cónsonos con la nueva visión de la seguridad
ciudadana preventiva y de proximidad, inscrita en el
paradigma socialista del siglo XXI.
En líneas generales, la Universidad Nacional Expe-
rimental de la Seguridad pretende afanzar en sus es-
tudiantes la formación básica, la capacitación perma-
nente, la investigación, el estudio y la divulgación de
todas aquellas materias relacionadas con la seguridad
ciudadana, de acuerdo con los campos de estudio es-
pecífcos. Así, se propone garantizar al estudiantado
un proceso de formación de elevada calidad cuyo
corolario será la expresión de sus fortalezas, poten-
cialidades y conocimientos producto de sus prácticas.
Soraya Beatriz El Achkar
Rectora
189
INTRODUCCIÓN
E
n el marco del nuevo Estado de Derecho Social y
de Justicia, y el Proyecto Nacional Simón Bolívar
2007-2013, en lo que refere específcamente a
la materia de seguridad ciudadana, nuestra Universi-
dad enfrenta el reto de formar a las y los funcionarias
que demanda el nuevo modelo policial de una ma-
nera integral, hombres y mujeres respetuosos de los
derechos inherentes a la persona, apegados a nues-
tro sistema jurídico, con perspectiva de género, com-
promiso social, valores y ética policial, conforme a las
nuevas exigencias de la población venezolana.
La estadística es el área de las matemáticas que
permite recoger, organizar, resumir, presentar y ana-
lizar datos sobre fenómenos y procesos. La estadísti-
ca consiste no sólo en reunir y tabular los datos, sino,
sobre todo, en el proceso de interpretación de esa
información para obtener conclusiones y apoyar los
procesos de toma de decisiones basadas en esos aná-
lisis. Su aplicación es muy amplia, por ejemplo, en la
interpretación de fenómenos físicos, meteorológicos,
biológicos de las ciencias sociales y de las organiza-
ciones. Por tal razón, es una herramienta de suma im-
portancia para el análisis e interpretación de diferen-
tes fenómenos y en ello su utilidad en la prestación
del servicio de policía.
Son muchos los fenómenos o sucesos que parecen
no tener respuesta, es por esto, que se debe proceder
a hacer estudios pertinentes que aclaren la situación
que se desea analizar. Este hecho se logra por medio
de la experimentación constante que muestra cada
uno de los resultados que se van obteniendo con
ayuda de la estadística, la cual, permite que aquellas
situaciones impredecibles se puedan volver cada vez
más explicativas.
La estadística en la función policial da respuesta
a muchas de las necesidades que la sociedad actual
puede experimentar. Su tarea fundamental es la re-
ducción de datos que se obtienen a partir de experi-
mentos, con el objetivo de representar la realidad y así
poder abordarla, interviniendo en ella a través de una
acción transformadora técnicamente fundamentada.
Mediante esta recolección de datos, la y el funciona-
rio policial analizará e interpretará situaciones que a
diario se presentan en el área de seguridad, con el fn
de tomar medidas para prevenir actos delictivos.
En nuestro país se han incrementado de manera
preocupante los niveles delictivos, es por ello que
se hace necesario formar funcionarios y funcionarias
policiales que le den respuesta efectiva a estas situa-
ciones y principalmente busquen la prevención de las
mismas. Allí, es donde esta unidad curricular contri-
buye con nuestra sociedad, buscando prevenir el de-
lito o situaciones inherentes a la seguridad ciudadana
a partir del estudio de datos previos.
Por lo antes expuesto, con esta unidad curricular
las funcionarias y funcionarios serán capaces de orga-
nizar, resumir, analizar e interpretar situaciones inhe-
rentes a la función policial a partir de una muestra de
datos con el fn de prevenir el delito o resolver los mis-
mos. A través de las estadísticas, podrán desarrollar la
TRAMO IV
190
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
capacidad de interpretación necesaria en el ejercicio
de sus funciones, puesto que no sólo se estudian ac-
tos delictivos sino también diversos sucesos referen-
tes a la seguridad ciudadana.
Los saberes a desarrollar en cada encuentro
didáctico son los siguientes:
Encuentro didáctico 1
Nociones generales de estadística.
Encuentro didáctico 2
Tablas de frecuencias e histogramas.
Encuentro didáctica 3
Medidas de tendencia central.
Encuentro didáctico 4
Medidas de dispersión y posición.
PROPÓSITO DE LA
UNIDAD CURRICULAR
Busca la aproximación de las y los estudiantes a
la exploración de diversas representaciones mate-
máticas que le permitirán describir la realidad que le
circunda para desarrollar sus capacidades de análisis,
interpretación e inferencia de situaciones de su que-
hacer diario a través del estudio de datos estadísticos
con el fn de prevenir la comisión de delitos en el ejer-
cicio de su función.
ORIENTACIONES Y
RECOMENDACIONES
Estimada y estimado discente, valorando la im-
portancia que tienes para nuestra Institución, hace-
mos llegar a tus manos el presente material didácti-
co, que contiene una serie de actividades a realizar
durante el desarrollo de la unidad curricular Estadís-
tica Básica aplicada a la función policial, coadyu-
vando al empoderamiento de los saberes en cada
uno de los encuentros didácticos. Por esta razón, se
ha establecido que cada encuentro se desarrolle de
manera orientada y creativa, que sea enriquecido
con tus aportes vinculados a las experiencias previas
del ejercicio de tu función en el servicio de policía
y que, para un mayor aprendizaje colaborativo, po-
drás realizar en equipo.
En este sentido, te invitamos a:
• Leer en detalle la introducción de cada encuentro,
pues allí se describen las actividades que desarro-
llarás durante el proceso de aprendizaje previsto
en esta acción formativa.
• Ser consciente de tu proceso de formación, re-
fexionando e investigando sobre cada una de las
actividades propuestas.
• Consultar con tu educadora o educador, quien
siempre estará a tu disposición.
• Realizar todas las lecturas del material y consultar
otras fuentes relacionadas con los saberes aborda-
dos en el encuentro.
• Realizar todas las actividades propuestas de ma-
nera progresiva, iniciando con el encuentro didác-
tico 1 y así sucesivamente.
• No perdamos la oportunidad de vivir la experiencia
de compartir nuestras habilidades, fortalezas, du-
das, saberes, conocimientos y estrategias de apren-
dizaje con nuestras compañeras y compañeros.
• Mantengamos siempre una actitud responsable y
protagónica.
• Aprovechemos los recursos existentes (biblioteca
virtual, laboratorios de informática, material di-
dáctico, libros vivientes, entre otros) para enrique-
cer nuestro aprendizaje.
• Investiguemos sobre los saberes abordados en
cada encuentro didáctico, ello permitirá profun-
dizar y tener una visión holística de los mismos al
vincularlo con el ejercicio de nuestras funciones.
• Por último, mantengamos una actitud favorable
para realizar todas las actividades; recordemos
que ello implica tener una buena disposición y
buen estado de ánimo para emprenderlas.
191
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
ESTRUCTURA DEL
MATERIAL DIDÁCTICO
Introducción: en esta parte se contextualiza cada
encuentro y se explica su fnalidad y alcance a través
de los aspectos a abordar, las relaciones con los de-
más encuentros e incluso algún antecedente impor-
tante que se deba resaltar para, fnalmente, expresar
el propósito que tiene dicho encuentro en la organi-
zación del Material Didáctico.
Orientaciones: cada encuentro tiene las orienta-
ciones específcas que indicarán la manera de abor-
dar las actividades propuestas; en ellas están descri-
tos los pasos a seguir para alcanzar las metas.
Actividades: para efectos de los logros que esta
unidad curricular pretende, se establecen actividades
que le dan coherencia a los encuentros didácticos,
ellas son: ejercicios teóricos y casos prácticos, lecturas
e investigación. Todos se encuentran intercalados en
el desarrollo de cada encuentro y, en algunos casos, la
actividad fnal estará acompañada de las respuestas
correctas. La fnalidad de este apartado es contribuir
con la comprensión y facilitar el manejo de las situa-
ciones propuestas.
Encuentro Didáctico: en la UNES, los encuentros
didácticos refejan las políticas, los principios, funda-
mentos y bases que le dan sustento al modelo educa-
tivo que rige nuestra institución (Educación Popular),
expresando así, las orientaciones teórico-metodoló-
gicas de la acción educativa, que tienen un propósi-
to claro y vinculado con el saber a desarrollar. Éstas
facilitan, orientan e informan de manera secuencial
los contenidos para la activación de los saberes me-
diante la puesta en práctica de actividades, a fn de
provocar su evocación, la investigación y el análisis
crítico refexivo en las interacciones de aprendizaje.
Dorrego y García (2001) y Feo (2009) defnen en-
cuentro didáctico como el acercamiento de las y los
estudiantes con las estrategias instruccionales inmer-
sas en el material didáctico, trascendiendo así de los
procesos educativos de ambientes de aprendizaje
convencionales a las necesidades de aprendizaje
donde la interacción presencial continua de las y los
educadores y estudiantes no es indispensable para
lograr las metas comunes de aprendizaje.
Encuentro Presencial: está caracterizado por
la Política de Administración del PNF Policial como
el acompañamiento permanente de las y los estu-
diantes, educadoras y educadores y la comunidad,
en diferentes ambientes de aprendizaje. Por ello, la
asistencia a los encuentros presenciales es de carác-
ter obligatorio, a fn de cumplir con las actividades
de capacitación y mejoramiento profesional. En este
sentido, el recorrido de las actividades didácticas que
tendremos en los encuentros presenciales permitirá
aclarar dudas, intercambiar y fortalecer los saberes,
compartir refexiones y valorar nuestro proceso de
aprendizaje.
Evaluación: se propone asegurar la calidad del
proceso de formación que se desarrolla en la UNES,
a través de la evaluación formativa durante el desa-
rrollo de los encuentros didácticos y la evaluación
sumativa en los encuentros presenciales, entendien-
do que el proceso de evaluación busca potenciar las
habilidades y capacidades desarrolladas por las y los
estudiantes en relación con los planteamientos des-
critos en el encuentro didáctico, con el fn de regular
o modifcar las acciones pedagógicas propias de la
universidad.
TRAMO IV
192
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Estimados y estimadas estudiantes, el encuentro didáctico denomina-
do Nociones Generales de Estadística pretende que nos apropiemos de los
conceptos básicos de la estadística, identifquemos los tipos de estadís-
tica y sus aplicaciones en la función policial, defnamos variables, conoz-
camos las técnicas y procedimientos para el tratamiento de datos; lo que
nos permitirá pensar en nuestro quehacer policial con una perspectiva
científca, rigorosa, basada en el tratamiento minucioso de los datos y de
su descripción. En este encuentro abordaremos los siguientes saberes:
Marco conceptual de la estadística descriptiva, estadística inferencial, po-
blación, muestra, tipos de muestreo, muestreo probabilístico, muestreo
no probabilístico, muestreo accidental o no casual, muestreo intencional,
tipos de datos, variables cuantitativas, variables cualitativas.
Para desarrollar los saberes mencionados anteriormente te ofrecemos
unas actividades que consisten en:
• Unas preguntas generadoras, a partir de las cuales activarás tus saberes
previos con respecto a la temática que se va a desarrollar, con el fn de
partir de tu realidad, condición histórica y de la toma de conciencia
crítica en torno a ella.
• Lectura “Introducción a la estadística”.
• El planteamiento de un caso policial, en el que deberás identifcar varia-
bles, tipos y subtipos, bien sean cualitativas o cuantitativas.
Seguidamente te proponemos que realices un muestreo en alguna co-
munidad, empleando cualesquiera métodos disponibles para ello. Exis-
ten dos métodos para seleccionar muestras de poblaciones: el muestreo
no aleatorio o de juicio y el muestreo aleatorio. En las lecturas podrás en-
contrar el apoyo teórico y metodológico de estos tipos de muestreo.
Para culminar el encuentro, nos encontraremos con una actividad fnal
donde deberás utilizar todo lo aprendido; ésta consta de ejercicios con
distintos niveles de complejidad. Por último, encontrarás una clave de res-
puestas que te permitirá evaluar tus avances.
ENCUENTRO DIDÁCTICO 1
PROPÓSITO
Facilitar a las y los
estudiantes los saberes
necesarios sobre la
estadística básica y
los diferentes tipos de
muestreo estadísticos.
NOCIONES GENERALES DE ESTADÍSTICA
193
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
ACTIVIDAD 1. ESTADÍSTICA EN NUESTRO QUEHACER LABORAL
A través de este espacio, promoveremos la refexión y la introspección sobre la aplicación de la estadística
en nuestra función policial. Para ello, refexionaremos sobre las nociones de la estadística como ciencia que
describe situaciones de nuestro quehacer laboral, a través de las siguientes preguntas generadoras:
1. Una vez que sea asignado un sector o servicio ¿en qué sentido le será útil consultar los datos estadísticos
de ese sector o área para mejorar su función policial? Enuméralas.
2. La información que diariamente suministramos a través de partes y reportes ¿tendrá alguna utilidad es-
tadística? Explica.
3. El registro de población demográfca que existe en un sector o servicio ¿será útil en la planifcación de un
servicio de vigilancia y patrullaje? Sí, no, ¿por qué?
4. ¿Será importante notifcar por la red de transmisiones datos de registro sobre los hurtos de vehículos
ocurridos diariamente? ¿Qué implicación estadística tiene?
TRAMO IV
194
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
La estadística puede aplicarse en diversas áreas y
ciencias, entre algunas de ellas podemos mencionar
la física, química, biología, medicina, astronomía, psi-
cología, sociología, lingüística, demografía, etc.
POBLACIONES Y MUESTRA
Cuando se realiza un estudio de investigación, se
pretende generalmente inferir o generalizar resul-
tados de una muestra a una población. Se estudia
en particular a un reducido número de individuos a
los que tenemos acceso con la idea de poder gene-
ralizar los hallazgos en la población de la cual esa
muestra procede. Este proceso de inferencia se efec-
túa por medio de métodos estadísticos basados en
la probabilidad.
La población representa el conjunto grande de
individuos que deseamos estudiar y generalmente
suele ser inaccesible. Es, en defnitiva, un colectivo
homogéneo que reúne unas características determi-
nadas.
La muestra es el conjunto menor de individuos
(subconjunto de la población accesible y limitado so-
bre el que realizamos las mediciones o el experimen-
to con la idea de obtener conclusiones generalizables
sobre la población).
El individuo es cada uno de los componen-
tes de la población y la muestra. La muestra
debe ser representativa de la población y con
ello queremos decir que cualquier individuo de
la población en estudio debe haber tenido la
misma probabilidad de ser elegido. Las razones
para estudiar muestras en lugar de poblaciones
son diversas y entre ellas podemos señalar:
ACTIVIDAD 2. LECTURA: INTRODUCCIÓN A LA ESTADÍSTICA
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
La estadística es el área de las matemáticas que
permite recoger, organizar, resumir, presentar y anali-
zar datos sobre fenómenos y procesos. La estadística
consiste no sólo en reunir y tabular los datos, sino so-
bre todo en el proceso de interpretación de esa infor-
mación para obtener conclusiones y apoyar los pro-
cesos de toma de decisiones basadas en esos análisis.
La estadística se divide en dos áreas: estadística
descriptiva y estadística inferencial.
a) Estadística descriptiva: Se dedica a los métodos
de recolección, descripción, visualización y resumen
de datos originados a partir de los fenómenos de es-
tudio. Los datos pueden ser resumidos numérica o
gráfcamente.
b) Estadística inferencial: Se dedica a la generación
de los modelos, inferencias y predicciones asociadas
a los fenómenos en cuestión teniendo en cuenta la
aleatoriedad de las observaciones.
En este momento nos interesa estudiar la estadís-
tica descriptiva, como una herramienta que nos per-
mite conocer el comportamiento de una muestra a
partir de datos arrojados a través de encuestas o ba-
ses de datos.
Aplicada a la investigación científca, también in-
fere cuando provee los medios matemáticos para
establecer si una hipótesis debe ser rechazada o no.
Curiosidades: Según las últimas estadísticas,
de cada 3 niños que nacen en el mundo 2 son
chinos. Menos en China que son los 3
195
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
• Ahorrar tiempo. Estudiar a menos individuos es
evidente que lleva menos tiempo.
• Como consecuencia del punto anterior, ahorrare-
mos costos.
• Estudiar la totalidad de los pacientes o personas
con una característica determinada en muchas
ocasiones puede ser una tarea inaccesible o im-
posible de realizar.
• Aumentar la calidad del estudio. Al disponer de
más tiempo y recursos, las observaciones y medi-
ciones realizadas a un reducido número de indi-
viduos pueden ser más exactas y plurales que si
las tuviésemos que realizar a una población.
• La selección de muestras específcas nos permi-
tirá reducir la heterogeneidad de una población
al indicar los criterios de inclusión y/o exclusión.
MUESTREO
Habitualmente, el investigador no trabaja con to-
dos los elementos de la población que estudia sino
sólo con una parte o fracción de ella; a veces porque
es muy grande y no es fácil abarcarla en su totali-
dad. Por ello, se elige una muestra representativa y
los datos obtenidos en ella se utilizan para realizar
pronósticos en poblaciones futuras de las mismas
características.
Se conoce con el nombre de muestreo al proceso
de extracción de una muestra a partir de la pobla-
ción. El proceso esencial del muestreo consiste en
identifcar la población que estará representada en
el estudio.
La importancia del muestreo radica en que no es
necesario trabajar con la totalidad de los elementos
de una población (N) para comprender con un nivel
“razonable” de exactitud la naturaleza del fenóme-
no estudiado.
Este conocimiento se puede obtener a partir de
una muestra que se considere representativa de
aquella población.
TIPO DE MUESTREO
Existen dos métodos para seleccionar muestras de
poblaciones; el muestreo no aleatorio o de juicio y el
muestreo aleatorio o de probabilidad.
Muestreo probabilístico
Conocido también como muestreo de selección
aleatoria, utiliza el azar como instrumento de se-
lección, pudiéndose calcular de antemano la pro-
babilidad de que cada elemento sea incluido en
la muestra. Para Marín Ibáñez (1985) este tipo de
muestreo es el que alcanza mayor rigor científico,
y se caracteriza porque se cumple el principio de la
equiprobabilidad, según el cual todos los elemen-
tos de la población tienen la misma probabilidad
de salir elegidos en una muestra.
Muestreo aleatorio simple
Es la modalidad de muestreo más conocida y que
alcanza mayor rigor científco. Garantiza la equipro-
babilidad de elección de cualquier elemento y la in-
dependencia de selección de cualquier otro. En este
procedimiento se extraen al azar un número determi-
nado de elementos, (n), del conjunto mayor (N) o po-
blación, procediendo según la siguiente secuencia:
• Defnir la población, confeccionar una lista de to-
dos los elementos, asignándoles números conse-
cutivos desde 1 hasta n;
• La unidad de base de la muestra debe ser la misma;
• Defnir el tamaño de la muestra, y extraer al azar
los elementos.
La muestra quedará formada por los ‘n’ elemen-
tos obtenidos mediante sorteo de la población. Los
procedimientos más comunes de extracción de los
elementos en este tipo de muestreo son: las tablas
de números aleatorios, incluidas en los manuales de
estadística; los clásicos sistemas de lotería y otros pro-
cedimientos de extracción al azar, incluidos las aplica-
ciones informáticas.
TRAMO IV
196
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
MUESTREO ESTRATIFICADO
Este muestreo se utiliza cuando la población está
constituida en estratos o conjuntos de la población
homogéneos con respecto a la característica que se
estudia. Dentro de cada estrato se puede aplicar el
muestreo aleatorio o sistemático. Consiste en subdivi-
dir la población en subgrupos o estratos con arreglo
a la/s característica/s que se consideren y en elegir la
muestra de modo que estén representados los dife-
rentes estratos.
Para la obtención de la muestra estratifcada se si-
guen los siguientes pasos: a) se divide la población en
estratos; b) de cada estrato se extrae una muestra por
algún procedimiento de muestreo; c) el número de
individuos de cada estrato se puede decidir por pari-
dad o proporcionalidad; y d) la suma de las muestras
de cada estrato forman la muestra total n. (Latorre,
Rincón y Arnal, 2003).
MUESTREO NO PROBABILÍSTICO
En estas técnicas no se utiliza el muestreo al azar
sino que la muestra se obtiene atendiendo al cri-
terio o criterios del investigador o bien por razones
de economía, comodidad, etc. Consecuentemente,
estas técnicas no utilizan el criterio de equiprobabili-
dad, sino que siguen otros criterios, procurando que
la muestra obtenida sea lo más representativa posi-
ble. Estas muestras, al no utilizar el muestreo al azar,
no tienen la garantía de las muestras probabilísticas,
pero en la práctica son a menudo necesarias e inevi-
tables, en opinión de Kerlinger (1975). Dentro de este
tipo de muestreo se suele distinguir el muestreo acci-
dental y el muestreo intencional o deliberado.
MUESTREO ACCIDENTAL O NO CASUAL
Este tipo de muestreo se caracteriza por utilizar las
muestras que tiene a su alcance. Se denominan ac-
cidentales porque no responden a una planifcación
previa en cuanto a los sujetos a elegir. De hecho, toma
las muestras disponibles sin introducir selección o
modifcación alguna. Por ejemplo, empresas, centros
completos, cursos o grupos dentro de un nivel, etc.
MUESTREO INTENCIONAL O DELIBERADO
En esta técnica, el investigador selecciona de
modo directo los elementos de la muestra que desea
participen en su estudio. Se eligen los individuos o
elementos que se estima que son representativos o
típicos de la población. Se sigue un criterio estableci-
do por el experto o investigador. Se suele seleccionar
los sujetos que se estima que pueden facilitar la infor-
mación necesaria.
TIPOS DE DATOS:
Los datos se dividen en dos tipos:
• Variables cuantitativas
• Variables cualitativas
Lo que estudiamos en cada individuo de la mues-
tra son las variables (edad, sexo, peso, talla, tensión
arterial sistólica, etc.). Los datos son los valores que
toma la variable en cada caso. Lo que vamos a rea-
lizar es medir, es decir, asignar valores a las variables
incluidas en el estudio. Deberemos además concretar
la escala de medida que aplicaremos a cada variable.
La naturaleza de las observaciones será de gran
importancia a la hora de elegir el método estadístico
más apropiado para abordar su análisis. Con este fn,
clasifcaremos las variables, a grandes rasgos, en dos
tipos: variables cuantitativas o variables cualitativas.
• Variables cuantitativas: Son las variables que
pueden medirse, cuantifcarse o expresarse nu-
méricamente. Las variables cuantitativas pueden
ser de dos tipos:
1. Variables cuantitativas continuas, si admiten to-
mar cualquier valor dentro de un rango numé-
variable
Contenedor
dato
Contenido
197
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
rico determinado. Suelen tomar valores reales
(edad, peso, talla).
2. Variables cuantitativas discretas, si no admiten
todos los valores intermedios en un rango.
Suelen tomar solamente valores enteros (nú-
mero de hijos, número de partos, número de
hermanos, etc.).
• Variables cualitativas: Este tipo de variables re-
presentan una cualidad o atributo que clasifca a
cada caso en una de varias categorías. La situación
más sencilla es aquella en la que se clasifca cada
caso en uno de dos grupos (hombre/mujer, enfer-
mo/sano, fumador/no fumador). Son datos dicotó-
micos o binarios. Como resulta obvio, en muchas
ocasiones este tipo de clasifcación no es sufciente
y se requiere de un mayor número de categorías
(color de los ojos, grupo sanguíneo, profesión, etc.).
En el proceso de medición de estas variables, se
pueden utilizar dos escalas:
1. Escalas nominales: Ésta es una forma de obser-
var o medir en la que los datos se ajustan por ca-
tegorías que no mantienen una relación de orden
entre sí (color de los ojos, sexo, profesión, presen-
cia o ausencia de un factor de riesgo o enferme-
dad, etc.).
2. Escalas ordinales: En las escalas utilizadas, existe
un cierto orden o jerarquía entre las categorías (ni-
veles jerárquicos, rangos, etc.).
ACTIVIDAD 3. RECONOCIENDO VARIABLES
Realizar un estudio estadístico de situaciones del quehacer policial nos lleva a escoger diversas variables en las
cuales se resuman las mismas; como por ejemplo: edad, altura, peso o sexo. Este proceso de selección de varia-
bles permite, mediante un diagnóstico estadístico, comprender el origen de la situación y además, nos permite
plantearnos algunas soluciones. En función de esto te planteamos que en este espacio desarrolles la siguiente
actividad:
1. Realiza con atención la lectura del caso policial titulado “El riesgo y el deber”.
EL RIESGO Y EL DEBER
Son aproximadamente las diez de la noche de
un día viernes, la Sala de Transmisiones hace un
llamado general a las unidades de patrullaje en
sintonía, notifcando sobre el robo a mano armada
de un vehículo, de color blanco, tipo sedán, marca
Veniran y modelo Turpial, de placas AB482BV. Más
tarde, siendo aproximadamente las dos de la maña-
na (2:00 am), una de las unidades de patrullaje en
su recorrido, visualizó justo al frente de una licorería
(que debería estar cerrada), un número considerable
de personas ingiriendo alcohol en la vía pública. Los
funcionarios de la unidad se percatan de que el ve-
hículo anteriormente descrito se encuentra ahí esta-
cionado, los vidrios los tiene abiertos, el reproductor
de música está encendido y se escucha muy fuerte
el ritmo de un vallenato; en el interior se encuentran
una joven de corta edad y un caballero.
TRAMO IV
198
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
2. Identifca en la lectura al menos 10 variables estadísticas.
3. Clasifca las variables identifcadas en cualitativas o cuantitativas y justifícalas.
ACTIVIDAD 4. EL MUESTREO EN NUESTRO QUE HACER DIARIO
El muestreo constituye una herramienta primordial para el estudio estadístico de diversas situaciones, es la
primera fase del mismo y de su correcta realización dependen los resultados del análisis. Podemos afrmar que:
Esta actividad nos invita a realizar un muestreo estadístico en nuestras comunidades, tomando para ello, lo
siguiente:
• Seleccionar una muestra de al menos 20 personas del contexto.
• Recolectar datos de 7 variables (datos personales) de las personas que hacen vida en la comunidad (ejem-
plo: edad, sexo, teléfono, fecha de nacimiento, etc.).
2. Con los datos recolectados, refexiona sobre lo siguiente :
• ¿Qué ventajas tienen los mismos para estudios estadísticos futuros en el servicio policial?
• ¿Qué aporte tienen los mismos?
199
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
ACTIVIDAD FINAL
Con el fn de sistematizar los saberes abordados a través de las actividades planteadas en el encuentro di-
dáctico, cerraremos con una actividad fnal donde podrás valorar tu proceso de aprendizaje. En esta sección,
encontrarás una serie de planteamientos referidos a las nociones básicas de estadística, a los cuales darás res-
puesta clara y coherente. Para ello:
• Respondamos todas las preguntas planteadas en el orden que se te presentan.
• Socialicemos tus refexiones y comentarios con tus demás compañeras y compañeros de ambiente en los
encuentros presenciales.
• Sistematicemos la experiencia para establecer relaciones entre los saberes abordados y nuestro contexto
laboral.
ACTIVIDADES
1. Identifquemos: ¿cuáles de las siguientes variables son cualitativas y cuáles cuantitativas? Responda en los
espacios seleccionados justifcando su respuesta:
Mujer y hombre.
Edades de los funcionarios y funcionarias en una estación policial.
Colores de un grupo de automóviles resguardados en un depósito.
Nacionalidad de un grupo de personas.
TRAMO IV
200
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Cantidad de armas asignadas a una policía.
Número de personas que conforman una determinada división.
Tipos de drogas incautadas.
Color de los ojos de los detenidos en un procedimiento.
2. Identifquemos: ¿cuáles de las siguientes variables cuantitativas son continuas y cuáles de éstas son
discretas? Justifca tu respuesta:
Número de personas en tu área de servicio.
Salario de los y las ofciales policiales en Bolívares.
Edades de jóvenes transgresores del informe estadístico mensual.
Velocidad de algún automóvil al pasar un punto de control.
Talla de zapato de tus compañeros.
Cantidad de unidades radiopatrullas que están asignadas en un determinado servicio de policía.
Medidas de distancia en la planimetría de algún accidente de tránsito.
Número de evidencias que se observan en el sitio del suceso.
Años de servicio de los y las ofciales policiales.
201
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
1.-
1.1.- Cualitativa. La variable sexo toma valores no
numéricos (hombre o mujer) con lo cual la variable
es cualitativa.
1.2.- Cuantitativa. La variable edad toma valores
numéricos (10, 11, 12, 13, 14…) con lo cual la varia-
ble es cuantitativa.
1.3.- Cualitativa. La variable colores toma valores
no numéricos (rojo, azul, blanco, etc.) con lo cual la
variable es cualitativa.
1.4.- Cualitativa. La variable nacionalidad toma va-
lores no numéricos (venezolano, cubano, chino,
etc.) con lo cual la variable es cualitativa.
1.5.- Cuantitativa. La variable cantidad toma valo-
res numéricos (10, 20, 30, 40, 50…) con lo cual la
variable es cuantitativa.
1.6.- Cuantitativa. La variable número de personas
toma valores numéricos (10, 11, 12, 13, 14…) con lo
cual la variable es cuantitativa.
1.7.- Cualitativa. La variable de tipos de drogas
toma valores no numéricos con lo cual la variable
es cualitativa.
1.8.- Cualitativa. La variable color de ojos toma va-
lores no numéricos (negro, café, azul, verde, etc.)
con lo cual la variable es cualitativa.
2.-
2.1.- Discreta. Esta variable toma valores enteros (1,
2, 3, 4, 5…) por lo tanto es discreta.
2.2.- Continua. Esta variable puede tomar una gran
variedad de valores (1.200; 1.234,56; 2.354,45; etc.)
por lo tanto es continua.
2.3.- Continua. Esta variable puede tomar una gran
variedad de valores (12 años, tres meses y dos días;
ó 15 años 11 meses y 10 días; etc.) por lo tanto es
continua.
2.4.- Continua. Esta variable puede tomar una gran
variedad de valores (57,35 km/h, 68,35 km/h, etc.)
por lo tanto es continua.
2.5.- Continua. Esta variable puede tomar una gran
variedad de valores (38,5; 40, 36,5; etc.) por lo tanto
es continua.
2.6.- Discreta. Esta variable toma valores enteros (1,
2, 3, 4, 5…) por lo tanto es discreta.
2.7.- Continua. Esta variable puede tomar una gran
variedad de valores (1,57 m; 2,75 m; 1,56 m; etc.)
por lo tanto es continua.
2.8.- Discreta. Esta variable toma valores enteros
(12, 13, 14, 15…) por lo tanto es discreta.
2.9.- Discreta. Esta variable toma valores enteros
(12, 13, 14, 15…) por lo tanto es discreta.
HOJA DE RESPUESTAS
TRAMO IV
202
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Estimados y estimadas estudiantes, en el encuentro didáctico Tablas
de frecuencias e histogramas debes aprehender técnicas y herramientas
para el ordenamiento de los datos estadísticos recogidos en un determi-
nado contexto social, la manera de agruparlos, las diversas disposiciones
de los datos en intervalos, la frecuencia con las que esos datos se presen-
tan y fnalmente las diferentes formas de representarlas gráfcamente.
Abordaremos los siguientes saberes: Recorrido de una variable, inter-
valos, tipos de intervalos, tablas de datos estadísticos, tipos de tablas, fre-
cuencia, frecuencia absoluta, frecuencia relativa, frecuencia absoluta acu-
mulada, frecuencia relativa acumulada, histogramas y gráfcos circulares.
El uso adecuado de los datos, su ordenamiento y agrupación de ma-
nera efectiva permite comunicar, informar y dar órdenes de manera pre-
cisa, mantiene una correcta información hacia los supervisores, de ma-
nera oportuna, activa y promueve la comunicación asertiva, estimula la
participación preventiva que involucre directamente a las comunidades.
Este encuentro procura desarrollar en cada funcionario y funcionaria es-
tas habilidades, a través de los saberes mencionados.
En este encuentro te ofrecemos algunas actividades, que deberás de-
sarrollar con el fn de sintetizar tu teoría y tu práctica, con miras a la fun-
ción policial, dentro de las cuales tenemos:
Recolección de muestras para construir una tabla de datos. Este ejerci-
cio te permitirá consolidar la técnica para obtener datos confables.
Construcción de una tabla de frecuencia y un histograma. Organiza
los datos en clases, es decir, en grupos de valores que describan una ca-
racterística de los datos. Para ello, utiliza la metodología para construir
clases (frecuencia absoluta y frecuencia relativa) que se propone en la
lectura Tablas de frecuencia e histogramas y su aplicación en la función
policial.
Para culminar el encuentro, te hallarás con una actividad fnal donde
deberás utilizar todo lo aprendido; consta de ejercicios con distintos ni-
veles de complejidad. Al fnal encontrarás una clave de respuestas que te
permitirá evaluar tus avances.
ENCUENTRO DIDÁCTICO 2
PROPÓSITO
Facilitar a las y los
estudiantes las
herramientas teórico-
metodológicas para
la representación de
datos estadísticos en
tablas de frecuencia e
histogramas.
TABLAS DE FRECUENCIA E HISTOGRAMAS
203
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
ACTIVIDAD 1. ¿CÓMO PRESENTAR DATOS ESTADÍSTICOS?
¿Cómo presentar datos estadísticos?
Realizar un estudio de algún problema nos lleva
a recolectar un conjunto de datos que representen a
nuestra población. Agrupar los datos en una tabla nos
permite acceder a los mismos con mayor facilidad.
La presentación de datos estadísticos constituye
en sus diferentes modalidades uno de los aspectos
de más uso en la estadística descriptiva. A partir de
allí podemos visualizar a través de los diferentes me-
dios escritos y televisivos de comunicación masiva la
presentación de los datos estadísticos sobre el com-
portamiento de las principales variables económicas
y sociales, nacionales e internacionales.
1. Presentación escrita: Esta forma de presentación
de informaciones se usa cuando una serie de da-
tos incluye pocos valores, por lo cual resulta más
apropiada la palabra escrita como forma de plas-
mar el comportamiento de los datos; mediante la
forma escrita, se resalta la importancia de las infor-
maciones principales.
2. Presentación tabular: Cuando los datos estadísticos
se presentan a través de un conjunto de flas y de
columnas que responden a un ordenamiento lógi-
co; es de gran peso e importancia para el usuario
ya que constituye la forma más exacta de presen-
tar las informaciones.
Ejemplo:
1 2 2 3 5 6 6 7
7 7 10 13 13 14 16 16
20 21 21 21 25 25 27 27
28 29 30 31 32 32 33 36
3. Presentación gráfca: Proporciona al lector o usua-
rio mayor rapidez en la comprensión de los datos,
una gráfca es una expresión artística usada para
representar un conjunto de datos.
Ejemplo:
Conociendo esto, te invitamos a realizar la siguiente
actividad:
• Toma una muestra de al menos 10 personas.
• Recolecta datos de al menos 5 variables (datos
personales) de personas que conozcas (edad,
sexo, número de hijos, etc.)
• Con los datos recolectados elabora una tabla en la
cual representen los mismos.
Después de realizar la actividad anterior responde:
TRAMO IV
204
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Intervalos cerrados: Es un intervalo que contiene
a los extremos, éste se denota [a,b]. Formalmente, los
intervalos cerrados se defnen de la siguiente forma:
Gráfcamente el intervalo [a,b] se representa de
la siguiente forma:
¿Qué ventajas tiene la elaboración de esta tabla de datos?
ACTIVIDAD 2. LECTURA: TABLAS DE FRECUENCIA E HISTOGRAMAS SU
APLICACIÓN EN LA FUNCIÓN POLICIAL
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
Así como las gráfcas de barras, los histogramas
se usan para resaltar la diferencia entre las clases que
se han agrupado los datos. Por tanto, para construir
cualquiera de los dos tipos de gráfcas, se necesita pri-
mero agrupar los datos en una tabla conocida como
una tabla de frecuencia.
Te invitamos a explorar la siguiente lectura para
adentrarnos un poco más y de forma más detallada
en conceptualizaciones sobre estadística. La elabora-
ción de tablas representa una parte fundamental en
el estudio de las estadísticas. El elaborar una buena
tabla de datos puede ser la diferencia entre obtener
un análisis acertado de la población que se quiere es-
tudiar o no. Para la elaboración de las tablas debemos
conocer algunos conceptos básicos, conozcámoslos:
Recorrido de una variable: También conocido como
rango. Es la diferencia que existe entre la variable de
mayor valor y la de menor valor en la muestra, es decir:
Intervalos: Es un subconjunto de los números rea-
les comprendido entre dos puntos dados a y b. Los
Intervalos semi-abiertos: Es un intervalo que no
contiene uno de sus extremos, este se denota [a,b) si
no contiene el extremo b o (a,b] si no contiene el ex-
tremo a. Formalmente, los intervalos semi-abiertos se
defnen de la siguiente forma:
puntos a y b son conocidos como extremos o límites
inferior y superior, respectivamente.
Intervalos abiertos: Es un intervalo que no contiene
a los extremos, éste se denota (a,b). Formalmente, los
intervalos abiertos se defnen de la siguiente manera:
Gráfcamente el intervalo (a,b) se representa de
la siguiente forma:
RECORRIDO DE UNA VARIABLE
= Varialble de mayor valor - variable de menor valor
a
b
a
b
205
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
o también
Gráfcamente los intervalos [a,b) y (a,b] se repre-
sentan de la siguiente forma:
El tamaño de un intervalo (a,b) se calcula de la
siguiente forma:
Tamaño del intervalo = b - a
Es sencillo elaborar cuadros estadísticos, sin em-
bargo, no es simplemente colocar los datos en una
tabla; es necesario analizar los datos que se poseen
para así realizar una adecuada tabla que permita
comprender de forma rápida y correcta los datos.
No existe una única forma de elaborar tablas. Nos
podemos guiar por los siguientes tipos:
• Tabla tipo I: Cuando el tamaño de la muestra y el
recorrido de la variable son pequeños, por ejem-
plo el número de niños de cinco (5) familias. Estas
se agruparían así:
Familia
Número de miembros
menores de edad
Vásquez 0
Bermúdez 1
Marcano 3
Trías 8
Celis 2
Observa que un
intervalo de la forma
a) contiene sólo al
punto pero un inter-
valo de la forma a),
no contiene ningún
punto, ¿lo vez?
!
!
a
b
a
b
• Tabla tipo II: Cuando el tamaño de la muestra es
grande y el recorrido de la variable es pequeño,
por lo que hay valores de la variable que se repi-
ten.
• Ejemplo: Las edades de adolescentes con proble-
mas de drogadicción en un sector específco.
Datos de las edades: 12, 15, 13, 16, 12, 13, 16, 17, 17,
12, 17, 15, 15, 14, 12, 17, 16, 17, 13, 15, 15, 16, 17, 17.
Tabla (a):
Edades N° de jóvenes
12 4
13 3
14 1
15 5
16 4
17 7
Total de datos: 24
• Tabla tipo III: Se utilizan cuando el tamaño de la
muestra y el recorrido de la variable son grandes,
por lo que será necesario agrupar en intervalos los
valores de la variable.
Ejemplo: En los últimos cinco (5) años se han ana-
lizado los datos correspondientes a las denuncias de
violencia basados en género de diferentes sectores
de todo el territorio nacional y estos son los resulta-
dos sin ningún orden específco:
11.700 16.500 13.300 10.000 11.900
18.000 13.400 12.100 15.500 9.300
7.450 14.850 12.140 11.320 17.450
8.790 12.340 14.450 12.330 9.350
7.850 6.435 8.450 13.400 10.500
10.450 14.750 12.220 9.500 10.420
8.750 14.420 13.480 5.330 9.870
10.020 7.550 8.320 9.450 9.980
5.750 6.340 7.350 5.340 6.420
8.750 5.320 12.340 11.150 8.770
TRAMO IV
206
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Para crear una tabla de datos a partir de esta in-
formación necesitamos conocer el tamaño del inter-
valo o amplitud, para ello nos fjamos un número de
intervalos conveniente que normalmente oscila entre
los 10 y los 12 intervalos aunque este depende del ta-
maño de la muestra, también es posible calcularlo a
partir de la siguiente ecuación:
En donde n es el número de observaciones y c es
el número de intervalos, luego calculamos el tamaño
de la siguiente forma:
Para el ejemplo tomaremos un número de intervalos
igual a 10 y calcularemos el tamaño de los intervalos
del ejemplo anterior:
De esta forma conocemos que cada intervalo debe
tener un tamaño 1.268, con lo cual nuestra tabla de
datos queda así:
En donde n es el número de observaciones y c es
el número de intervalos, luego calculamos el tamaño
de la siguiente forma:
Algunos datos importantes para elaborar este
cuadro son:
• Colocar pocos intervalos puede generar pérdida
de información.
• Cada intervalo debe estar cerrado a la izquierda y
abierto a la derecha.
FRECUENCIA
Se conoce como frecuencia al número de veces
que se repite un determinado dato.
En estadística se conocen cuatro tipos de frecuencia:
1. Frecuencia absoluta: Es el número de veces que
se repite un determinado dato. La suma total de
la frecuencia absoluta debe ser igual al total de la
muestra estudiada (N). Esta se representa con las
letras f
i
, en algunos textos se representa con las
letras n
i.
2. Frecuencia relativa: Es el cociente entre la fre-
cuencia absoluta y el total de la muestra (N). Esta
Intervalo N° de regiones
[5.072,6.340) 4
[6.340,7.608) 6
[7.608,8.876) 7
[8.876,10.144) 8
[10.144,11.412) 5
[11.412,12.680) 8
[12.680,13.948) 4
[13.948,15.216) 4
[15216,16484) 1
[16.484,17.752) 2
[17.752,19.020) 1
Tamaño de los intervalos=
=
Recorrido de la variable
Número de intervalos
Mayor valor - menor valor
Número de intervalo
Para el ejemplo tomaremos un número de interva-
los igual a 10 y calcularemos el tamaño de los interva-
los del ejemplo anterior:
Tamaño de los intervalos= =
18.000 - 5.320
10
1.268
De esta forma conocemos que cada intervalo debe
tener un tamaño 1.268, con lo cual nuestra tabla de d
atos queda así:
207
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
se representa con las letras h
i
, en algunos textos se
representa con las letras f
i.
La frecuencia relativa es
mayor o igual a cero y menor o igual a 1. La suma
total de las frecuencias absolutas es igual a 1.
Al multiplicar la frecuencia relativa por 100 obtene-
mos el porcentaje del total de datos. Este se represen-
ta con las letras p
i
.
3. Frecuencia absoluta acumulada: Es la suma de
la frecuencia absoluta de un determinado dato
con todos los anteriores. Esta se representa con
las letras F
i
. La última frecuencia absoluta debe ser
igual al tamaño de la muestra.
Al multiplicar la frecuencia relativa acumulada por
100 obtenemos el porcentaje acumulado del total de
la muestra. Este se representa con las letras P
i
.
Ejemplo: Tomemos los datos de la tabla (a) y
veamos las defniciones antes estudiadas.
Ayuda: Si te parece que la nomenclatura te
confunde o se te olvida, te invitamos a revisar la
simbología de toda la unidad curricular al fnal de
este material.
Edades(xi) f hi pi Fi Hi Pi
12 4 0,17 17% 4 0,17 17%
13 3 0,13 13% 7 0,29 29%
14 1 0,04 4% 8 0,33 33%
15 5 0,2 20% 13 0,54 54%
16 4 0,17 17% 17 0,7 70%
17 7 0,29 29% 24 1 100%
Suma total 24 1 100%
4. Frecuencia relativa acumulada: Es el cociente
entre la frecuencia absoluta acumulada y el total
de la muestra. Esta se representa con las letras H
i
.
HISTOGRAMA
Primeramente debemos recordar algunas nocio-
nes básicas de lo que son los planos cartesianos. El
plano cartesiano está formado por dos rectas numé-
ricas perpendiculares, una horizontal y otra vertical
que se cortan en un punto. La recta horizontal es lla-
mada eje de las abscisas o de las equis (x), y la vertical,
eje de las ordenadas o de las yes (y); el punto donde
se cortan recibe el nombre de origen.
El plano cartesiano sirve para grafcar puntos, rec-
tas, funciones o fguras geométricas de manera preci-
sa. En nuestro caso nos interesa grafcar puntos p (x,y)
en el plano cartesiano, para ello debemos ubicarnos
en el centro del plano y trasladarnos a la derecha o
izquierda “x” veces, recordemos que a la izquierda es-
tán los números negativos y a la derecha los positivos;
luego nos trasladamos hacia arriba o hacia abajo “y”
veces, recordando que hacia arriba están los positivos
y hacia abajo los negativos. Grafquemos los siguien-
tes puntos:
A(3,10), B(4,9), C(5,6), D(6,8), E(7,0), F(8,7), G(9,4),
H(10,2)
TRAMO IV
208
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Es una representación gráfca de una variable que
nos permite describir un conjunto de datos. Común-
mente en el histograma el eje de las x representa las
variables, mientras que el eje de las Y representa las
frecuencias. Normalmente se usan para grandes vo-
lúmenes de datos y que se encuentran agrupados en
clases. Se pueden usar tanto para variables continuas
como discretas.
Ejemplo: Realicemos un histograma a partir del si-
guiente gráfco:
En el gráfco se puede apreciar datos como la
moda, que es el dato que más se repite o que presen-
ta mayor frecuencia, en el gráfco sería el dato 17 y se
traduce como que el mayor número de personas con
problemas de drogadicción tienen 17 años. Además
a simple vista podemos observar cierta dispersión de
los datos. Otras formas de grafcar son las siguientes:
ACTIVIDAD 3. INTERPRETANDO
DATOS ESTADÍSTICOS
Hemos avanzado hasta conocer que el histogra-
ma es aquella representación gráfca de estadísticas
de diferentes tipos. La utilidad del histograma tiene
que ver con la posibilidad de establecer de manera
visual, ordenada y fácilmente comprensible todos los
datos numéricos estadísticos que pueden tornarse di-
fíciles de entender. Hay muchos tipos de histogramas
y cada uno se ajusta a diferentes necesidades como
también a diferentes tipos de información.
Es entonces que este espacio intenta promover un
diálogo donde confuyan ideas y experiencias perso-
nales de manera participativa y dinámica.
12 13 14 15 16 17 0
0
2
4
6
8
FI
12 13 14 15 16 17 0
0
2
4
6
8
FI
12 13 14 15 16 17 0
0
2
4
6
8
FI
209
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Para ello, partiendo de los datos estadísticos recolectados, internalicemos sobre cómo se interpretan los mismos
y los vinculamos con situaciones de nuestro quehacer laboral, a través de la siguiente pregunta generadora:
1. ¿Qué información útil nos proporciona el histograma de un estudio?
ACTIVIDAD 4. CONSTRUYENDO UNA TABLA DE FRECUENCIA Y SU
HISTOGRAMA
Las tablas de frecuencia son elementos que nos ayudan a representar un gran conjunto de datos estadís-
ticos de manera sencilla, y nos permite realizar cálculos de forma más dinámica. Otra forma de representar
dichos datos es mediante los histogramas, herramienta que nos ayuda a visualizar los datos mediante el uso de
barras. En este sentido, realicemos la siguiente actividad:
1. Partiendo de la lectura anterior, construye una tabla de frecuencia, utilizando datos estadísticos referidos
a alguna de las siguientes situaciones: robo de vehículos por zona, hurtos de pertenencias, entre otros. Esta ta-
bla debe contener una muestra de tamaño 30 y los siguientes tipos de frecuencia: frecuencia relativa, absoluta,
relativa acumulada y absoluta acumulada.
2. Partiendo de la tabla antes elaborada, realiza su representación gráfca en forma de histograma.
ACTIVIDAD FINAL
Con el fn de sistematizar los saberes abordados a través de las actividades planteadas en el encuentro di-
dáctico, cerraremos con una actividad fnal donde podrás valorar tu proceso de aprendizaje. En esta sección,
encontrarás una serie de planteamientos referidos a tablas de frecuencia e histogramas, a los cuales darás res-
puesta clara y coherente. Para ello:
• Respondamos todas las preguntas planteadas en el orden que se te presentan.
• Socialicemos tus refexiones y comentarios con tus demás compañeras y compañeros de ambiente en los
encuentros presenciales.
• Sistematicemos la experiencia para establecer relaciones entre los saberes abordados y nuestro contexto laboral.
ACTIVIDADES
1.- Realicemos una tabla de frecuencias que nos permita analizar de mejor forma la información arrojada por
una encuesta que se realizó en la ciudad de Caracas. Dicha encuesta está dirigida a conocer la cantidad de per-
sonas que habitan en una misma casa. Los datos arrojados por la encuesta fueron los siguientes:
5 3 6 8 7 9 4 4 6 2 3 6 7 4 8
6 8 4 7 3 3 7 5 6 8 9 10 8 7 9
8 5 6 4 3 5 4 7 2 3 2 4 7 9 10
3 5 7 8 3 2 6 7 5 3 4 6 7 3 4
TRAMO IV
210
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Posteriormente elabora un histograma que resuma los datos recogidos.
TABLA DE FRECUENCIA:
HISTOGRAMA:
211
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
2.- Se le ha pedido su ayuda en un estudio para determinar la frecuencia en la que se cometen delitos indi-
viduales o grupales. Los datos de los últimos 15 días en una determinada zona de Caracas se presentan en la
siguiente tabla:
Tipo de delito Individual Grupal
Hurtos a personas 9 3
Homicidio 15 11
Robo a transporte público 1 9
Robo a microempresas 4 17
Apropiación indebida 5 2
Violación 13 6
Secuestro 1 7
Extorsión 9 4
Ú
L
T
I
M
O
S

1
5

D
Í
A
S
Con base en estos datos, responde las siguientes preguntas:
¿Cómo se delinque con mayor frecuencia: individual o colectivamente? ¿Qué dato estadístico nos lo indica?
¿Qué delito se comete mayormente? ¿Con qué frecuencia? ¿Qué dato estadístico nos lo indica?
¿Cuál será la cantidad estimada de delitos para dentro de 4 años?
2.a.- Elabora un histograma con los datos presentados.
2.b.- Elabora un gráfco circular que describa los datos recogidos.
HISTOGRAMA:
GRÁFICO CIRCULAR:
TRAMO IV
212
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
HOJA DE RESPUESTAS
La tabla de frecuencia que resume los datos es la siguiente:
Recordemos que la frecuencia absoluta es el nú-
mero de veces que se repite un dato, la frecuencia re-
lativa es el cociente entre la absoluta y el tamaño de
la muestra N y los p
i
son los porcentajes (producto de
las frecuencias relativas con 100)
EL HISTOGRAMA ES EL SIGUIENTE:
N° de
personas
f
i
h
i
p
i
F
i
H
i
P
i
2 4 0,06666667 6,66666667 4 0,06666667 6,66666667
3 10 0,16666667 16,6666667 14 0,23333333 23,3333333
4 9 0,15 15 23 0,38333333 38,3333333
5 6 0,1 10 29 0,48333333 48,3333333
6 8 0,13333333 13,3333333 37 0,61666667 61,6666667
7 10 0,16666667 16,6666667 47 0,78333333 78,3333333
8 7 0,11666667 11,6666667 54 0,9 90
9 4 0,06666667 6,66666667 58 0,96666667 96,6666667
0 2 0,03333333 3,33333333 60 1 100
0
0
2
4
6
8
10
12
2 3 4 5 6 7 8 9 10
a. Individual el homicidio y grupal el robo a mi-
croempresas, el dato estadístico consultado es la
frecuencia relativa de los datos.
b. El delito que mayormente se comete es el homici-
dio, con una frecuencia de 26, el dato estadístico
consultado es la suma de las frecuencias relativas
de los homicidios.
c. Conocemos que el número de delitos durante los
15 días estudiados es 116 (suma de las frecuencias),
el año posee 12 meses, con lo cual por año se co-
meterían un estimado de 116x24= 2.784, luego
por cuatro años daría un total estimado de 11.136
delitos.
0
0
2
4
6
8
10
12
14
16
18
H
u
r
t
o
s
a
p
e
r
s
o
n
a
s

V
io
la
c

n
S
e
c
u
e
s
t
r
o
E
x
t
o
r
c

n
H
o
m
ic
id
i
o
R
o
b
o
a
t
r
a
n
s
p
o
r
t
e
p
ú
b
lic
o
Individual
Grupal
R
o
b
o
a
m
ic
r
o
e
m
p
r
e
s
a
s
A
p
r
o
p
ia
c

n
in
d
e
b
id
a
213
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
d. Individual e. Grupal
Hurtos a personas
Homicidios
Robo a transporte público
Robo a microempresas
Apropiación indebida
Violación
Secuestro
Extorción
Homicidios
Robo a transporte público
Robo a microempresas
Apropiación indebida
Violación
Secuestro
Extorción
TRAMO IV
214
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Estimados y estimadas estudiantes, cuando incursionamos en el estu-
dio de fenómenos sociales debemos describir grupos de observaciones
y comportamiento de diferentes variables. Esta descripción coadyuva a
la comprensión de la dinámica social en relación con la función policial
en el ejercicio profesional. Este encuentro pretende la construcción de
saberes referentes a las medidas de tendencia central: media, mediana
y moda y la comparación entre ellas, con el fn de evaluar situaciones
para decidir niveles de actuación precisa y clara, reportar a sus superio-
res cifras que refejen resumidamente los niveles de violencia, compor-
tamientos delictivos, factores criminógenos, entre otros.
Asimismo, el uso de medidas de tendencia central nos permite des-
cribir en forma resumida la realidad de los grupos medianos, unida-
des de trabajo e instituciones que están bajo nuestra supervisión. Este
conocimiento preciso permite promover actividades para mejorar el
desempeño de las y los supervisados, coordinar acciones con otras ins-
tituciones y la comunidad, promover y estimular las buenas prácticas
policiales; en función de los resultados que refejen aquellas medidas. Es
decir, fortalecer una adecuada toma de decisiones al nivel táctico.
Para construir sólidamente las nociones sobre las medidas de ten-
dencia central, te sugerimos construir un mapa mental, donde vas a re-
presentar gráfcamente las nociones generales sobre esas medidas.
Realiza la lectura Estudio de las medidas de tendencia central. Esto te
permitirá conocer y reforzar los aspectos metodológicos, técnicos y
teóricos necesarios para comprender su utilidad, especialmente relacio-
nándolo con las funciones de las funcionarias y funcionarios policiales.
Además, dentro de las actividades te proponemos algunos datos
que deberás utilizar para calcular media aritmética, moda y mediana en
datos agrupados y datos no agrupados.
Luego, deberás realizar la interpretación de la realidad a partir de ta-
blas de frecuencia e histogramas.
Para culminar el encuentro, nos encontraremos con una actividad
fnal donde deberás utilizar todo lo aprendido, consta de ejercicios con
distintos niveles de complejidad. Por último, encontrarás una clave de
respuestas que te permitirá evaluar tus avances.
ENCUENTRO DIDÁCTICO 3
PROPÓSITO
Relacionar las
diferentes medidas
de tendencia central
utilizadas en la
representación de
datos estadísticos
con el ejercicio de la
función policial.
MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL
215
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
ACTIVIDAD 1. LECTURA: MEDIDAS DE TENDENCIA CENTRAL
¡LEAMOS CON ATENCIÓN!
Una vez que se han recogido los valores que to-
man las variables de nuestro estudio (datos), procede-
remos al análisis descriptivo de los mismos. Para va-
riables categóricas, como el sexo, se quiere conocer el
número de casos en cada una de las categorías, refe-
jando habitualmente el porcentaje que representan
del total, y expresándolo en una tabla de frecuencias.
Las medidas de centralización o medidas de ten-
dencia central vienen a responder a la primera pre-
gunta.
Las medidas de tendencia central corresponden a
valores que generalmente se ubican en la parte cen-
tral de un conjunto de datos. Ellas permiten analizar
los datos en torno a un valor central. Entre éstas están
la media aritmética, la moda y la mediana.
MEDIA
La media no es más que la suma de todos los valo-
res de una variable dividida entre el número total de
datos de los que se dispone.
Ejemplo 3.1: Se realizó una redada en la cual se detu-
vieron 10 personas con las siguientes edades: 15, 16,
19, 20, 22, 24, 26, 33, 40, 41. A partir de estos datos
calculemos la media:
De esta forma tenemos que la media de edad es 23.
Más formalmente, si denotamos por (X1, X2,..., Xn)
los n datos que tenemos recogidos de la variable en
cuestión, el valor medio vendrá dado por:
Para datos agrupados, la media se calcula de la si-
guiente forma:
En donde f
i
es la frecuencia absoluta, n es la suma de
las frecuencias absolutas, m el número de clases y X
i

el punto medio de cada clase.
Media=5,3
0
0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
AB CD E
0
0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
AB CD E
TRAMO IV
216
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
MEDIANA
Otra medida de tendencia central que se utiliza
habitualmente es la mediana. Es la observación equi-
distante de los extremos.
REALICEMOS AHORA UNA TABLA DE FRECUENCIA:
Mediana
La mediana del ejemplo anterior sería el valor que
deja a la mitad de los datos por encima de dicho valor
y a la otra mitad por debajo. Los datos deben estar or-
denados. Para el cálculo de la mediana tenemos que
tomar en consideración si el número de datos es par
o impar. Si el número de datos es impar, la mediana
es igual al dato central de la misma, si el número de
datos es par, la mediana es igual a la media de las dos
puntaciones centrales.
En el ejemplo anterior tenemos 10 datos con lo
cual la mediana es igual a:
Si la media y la mediana son iguales, la distribu-
ción de la variable es simétrica. La media es muy sen-
sible a la variación de las puntuaciones. Sin embargo,
la mediana es menos sensible a dichos cambios.
Si tenemos datos agrupados, la mediana se en-
cuentra en el intervalo donde la frecuencia acumula-
da llega hasta la mitad de la suma de las frecuencias
absolutas. Es decir, tenemos que buscar el intervalo
en donde se encuentre el valor N/2 (semi-suma de las
frecuencias absolutas). La mediana se calcula de la si-
guiente forma:
L
i
es el límite inferior de la clase donde se encuen-
tra la mediana, F
i-1
es la frecuencia acumulada anterior
a la clase mediana y a
i
es la amplitud de la clase. Un
dato importante es que la mediana es independiente
de la amplitud de los intervalos.
Veamos un ejemplo: Tomemos los datos del ejem-
plo de la tabla tipo III, referida en el estudio didáctico
2. Calculemos la mediana a partir de esa tabla.
INTERVALO F
I
F
I
[5.072,6.340) 4 4
[6.340,7.608) 6 10
[7.608,8.876) 7 17
[8.876,10.144) 8 25
[10.144,11.412) 5 30
[11.412,12.680) 8 38
[12.680,13.948) 4 42
[13.948,15.216) 4 46
[15.216,16.484) 1 47
[16.484,17.752) 2 49
[17.752,19.020) 1 50
217
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Analizando el valor calculado (N/2) concluimos que el
intervalo de la mediana es [8.876,10.144), con lo cual
el L
i
=8.876, el F
i-1
=17 y f
i
= 8. Veamos la ecuación:
MODA
Por último, otra medida de tendencia central, no
tan usual como las anteriores, es la moda, siendo éste
el valor de la variable que presenta una mayor fre-
cuencia dentro de un conjunto de datos. Puede haber
más de una moda, si todos los datos tienen la misma
frecuencia decimos que no tenemos moda. Con el
ejemplo de la tabla tipo II la moda es igual a 17, pues
es el valor que posee mayor frecuencia.
Para datos agrupados la moda se calcula con la si-
guiente ecuación:
En donde L
i
es el límite inferior de la clase modal
(Clase con mayor frecuencia), f
i
es la frecuencia de la
clase modal, f
i-1
es la frecuencia de la clase anterior a la
clase modal, f
i+1
es la frecuencia de la clase siguiente a
la clase modal y a
i
es la amplitud de la clase.
COMPARACIÓN ENTRE LAS MEDIDAS DE
TENDENCIA CENTRAL:
La media es la medida más común de tendencia
central. Se presta para mayor manipulación e inter-
pretación algebraica. Desafortunadamente, la media
se ve afectada por valores extremos, o valores atípi-
cos, y a diferencia de la mediana, puede ser sesgada
por las observaciones que están muy por encima o
muy por debajo de ésta.
La moda también es menos afectada por unas
pocas observaciones atípicas. Sin embargo, si no hay
moda o si el conjunto de datos es bimodal, su uso
puede ser confuso.
Esto no implica que una medida sea necesaria-
mente mejor que otras. La medida que se seleccione
depende de la naturaleza de los datos o de la forma
como se utilicen los datos.
ACTIVIDAD 2. CONOCIENDO
LAS MEDIDAS DE TENDENCIA
CENTRAL
Las estadísticas nos permiten observar el com-
portamiento de una variable, con lo cual podemos
describirlo y hasta predecir sus acciones posteriores.
Unas de las herramientas más sencillas con las cuales
podemos describir estas variables son las medidas de
tendencia central. En este sentido, te invitamos a rea-
lizar la siguiente actividad:
1. Elabora un mapa mental en donde describas las
medidas de tendencia central (media, moda y
mediana). Utiliza las palabras o imágenes que te
vengan a la mente, no es necesario leer ningún
contenido previo.
2. El mapa debe tener al menos 8 palabras o imáge-
nes relacionadas con cada una de las medidas de
tendencia central.
3. Posteriormente realizarás una breve refexión
(máximo 5 líneas) acerca de lo que entiendes so-
bre las medidas de tendencia central, utilizando
como base el mapa elaborado.
ACTIVIDAD 3. CALCULANDO
LAS MEDIDAS DE TENDENCIA
CENTRAL
Las medidas de tendencia central son muy utiliza-
das en distintos ámbitos porque nos permiten resu-
mir el comportamiento de una variable, sin embargo,
el resultado del cálculo de estas medidas requiere de
una interpretación contextualizada en función de la
temática que se aborda, para obtener una correcta
descripción. Por ello, te invitamos a realizar la siguien-
te actividad:
TRAMO IV
218
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Realiza los siguientes problemas vinculados con la función policial:
1. Se desea estudiar las denuncias por robo de automóviles en Venezuela, para lo cual sólo se conoce el por-
centaje de robo por día de la semana y el total de robos semanal en promedio. Los porcentajes son los
siguientes: Lunes 13%, martes 10%, miércoles 17%, jueves 19%, viernes 18%, sábado 14%, domingo 9%, el
total de denuncias de robos semanales es de 110 por semana. Utilizando estos datos realicemos lo siguiente:
• Elabora un cuadro con las frecuencias semanales utilizando los porcentajes dados.
• Elabora un histograma con los porcentajes dados.
• Realiza una gráfca circular con los porcentajes diarios.
• Calcula la media, mediana y moda de la muestra. Interpreta los resultados.
2. Se han presentado diversos accidentes con armas de fuego de disparos involuntarios entre las y los ofciales
de una estación policial “A”. Se desea conocer las razones de estos incidentes por lo cual se te solicita realizar
un análisis de los incidentes de este tipo ocurridos en los últimos 6 meses desde el punto de vista estadístico.
Los datos registrados se presentan a continuación:
Ofcial N° de disparos Hora del suceso Lugar del suceso Razón manifestada
Vásquez 1 7 am Estación policial Descuido
Gómez 1 5 pm Estación policial Mal manejo
Díaz 2 10 am Estación policial Descuido
García 1 8 am Fuera de la estación Desconocida
Mendoza 1 1 pm Fuera de la estación Mal manejo
Quintero 1 8 pm Estación policial Mal manejo
Martínez 1 10 am Estación policial Mal manejo
Utilizando estos datos realiza lo siguiente:
• Elabora un gráfco circular que represente los porcentajes de frecuencia de cada una de las variables invo-
lucradas, para ello en el caso de las horas, elabora una clase en donde se pueda apreciar de mejor forma los
resultados (Clases de 4 horas o clases por la mañana, tarde y noche, etc.)
• Calcula la media, mediana y moda de las variables en caso de ser variables cuantitativas y sólo la moda en
las variables cualitativas. Analiza los resultados.
219
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Días lluviosos Días soleados
Horas Número de delitos Horas Número de delitos
12 am-3 am 243 12 am-3 am 2.156
3 am-6 am 102 3 am-6 am 1.245
6 am-9 am 105 6 am-9 am 1.134
9 am-12 pm 56 9 am-12 pm 820
12 pm-3 pm 43 12 pm-3 pm 906
3 pm-6 pm 99 3 pm-6 pm 1.243
6 pm-9 pm 121 6 pm-9 pm 1.564
9 pm-12 am 208 9 pm-12 am 2.322
3. Se desea conocer el comportamiento delictivo en una determinada zona, para lo cual se posee un cierto
número de casos de diversos delitos. Se realiza el estudio de estos casos dividiéndolos por horarios y por
el clima que se tenía en ese momento, se seleccionó una muestra con la misma cantidad de días para cada
estación climatológica y se agruparon los datos en la siguiente tabla:
Utilizando estos datos responda lo siguiente:
• ¿Cuál es el promedio de delitos para los días lluviosos y para los días soleados? ¿Cómo se traducen estos
datos en la vida real?
• Elabora un histograma que refeje los datos presentados en la tabla y responde: ¿Qué se puede apreciar en
el grafco? ¿En qué intervalo se encuentra la moda de cada variable? Calcule la moda.
4. Se realizó un estudio estadístico utilizando los datos delictivos que se presentaron en un período de tiempo
divididos por sectores en la ciudad capital. Los datos son los siguientes:
Sector Delitos contra la propiedad Delitos contra la persona
El Valle 34 543
Coche 54 372
El Hatillo 177 101
Catia 89 769
Altamira 132 53
San Agustín 39 438
Prados del este 172 45
Petare 42 655
Las Mercedes 145 23
Cumbres deCurumo 122 18
El Guarataro 10 375
Propatria 13 402
TRAMO IV
220
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Utilizando estos datos realiza lo siguiente:
a. Organiza los datos en dos grandes grupos de acuerdo con el comportamiento delictivo que predomina en
cada sector y calcula e interpreta el promedio de cada uno de ellos.
b. Realiza dos gráfcos circulares con los porcentajes de delitos de los dos grandes grupos elaborados en el
primer ítem, compara los mismos y refeja tus conclusiones.
ACTIVIDAD 4. INTERPRETANDO LA REALIDAD
Estimadas y estimados estudiantes, en la actividad titulada Calculando la medida de tendencia central resolvi-
mos problemas estadísticos contextualizados en el ejercicio de la función policial; en este apartado te propone-
mos que determines algunas medidas de tendencia central vinculadas a tus funciones en las comunidades en
donde prestas el servicio de policía. Para ello, realiza lo siguiente:
1. Realiza un estudio estadístico en donde recojas datos de una muestra de al menos 15 datos, en los cuales se
estudien 3 variables tanto cualitativas como cuantitativas (Por ejemplo, dos cualitativas y una cuantitativa).
2. Elabora una tabla de frecuencia y su representación gráfca.
3. Calcula las medidas de tendencia central e interpreta los resultados, tomando en cuenta la siguiente
información:
• Fecha.
• Institución.
• Nombres y apellidos.
• N° de cédula.
• N° de ambiente.
• Nombre de la actividad.
• Estudio estadístico.
ACTIVIDAD FINAL
Con el fn de sistematizar los saberes abordados a través de las actividades planteadas en el encuentro di-
dáctico, cerraremos con una actividad fnal donde podrás valorar tu proceso de aprendizaje. En esta sección,
encontrarás una serie de planteamientos referidos a las medidas de tendencia central, a los cuales darás res-
puesta clara y coherente. Para ello:
• Respondamos todas las preguntas planteadas en el orden que se te presentan.
• Socialicemos tus refexiones y comentarios con tus demás compañeras y compañeros de ambiente en los
encuentros presenciales.
• Sistematicemos la experiencia para establecer relaciones entre los saberes abordados y nuestro contexto
laboral.
221
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Horas A B C D E F G
5:00 am a
8:00 am
155 122 189 143 100 121 117
8:00 am a
11:00 am
206 203 188 127 145 180 192
11:00 am a
2:00 pm
88 67 78 45 39 67 58
2:00 pm a
5:00 pm
105 89 97 68 79 102 110
5:00 pm a
8:00 pm
307 224 267 289 301 206 224
8:00 pm a
12:00 pm
89 70 35 46 78 11 46
1. Se quiere estudiar la afuencia de pasajeros de una línea de camionetas que labora en Caracas con el fn de
conocer el momento en el cual se realizan mayor cantidad de robos a mano armada (con arma de fuego). Se
conoce que este tipo de robos se realiza cuando la unidad lleva un alto número de personas pero no exce-
sivo. Para realizar este análisis se presentan los siguientes datos:
Los datos de la tabla corresponden a 7 camionetas y al promedio de pasajeros que la abordan. Calcula el
promedio de la afuencia de pasajeros en cada horario para posteriormente calcular una media general del
mismo. Con los promedios de cada horario elabora un gráfco de histograma e identifca la moda en el mismo,
interpreta estos resultados. ¿En qué horario son más propensas las camionetas de ser abordadas por delincuen-
tes armados?
TRAMO IV
222
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
HOJA DE RESPUESTAS
1. El promedio es igual a la media, la cual se calcula
de la siguiente forma:
EL tamaño de la muestra es 7. Así los promedios son:
• Entre 5 am y 8 am
• Entre 8 am y 11 am
ENE FEB MAR ABR MAY JUN
321 412 326 375 398 306
JUL AGO SET OCT NOV DIC
299 2354 487 378 384 455
HISTOGRAMA:
2. A continuación se presentan los datos del número de infracciones de tránsito registradas en un conocido
cruce, los datos se presentan durante los doce meses del año anterior:
3. Calcula las medidas de tendencia central (media, moda -si la hay- y mediana) e indica cuál representa mejor
los datos.
• Entre 11 am y 2 pm
• Entre 2 pm y 5 pm
• Entre 5pm y 8 pm
223
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
• Entre 8pm y 12 pm
• Media general:
Histograma:
No hay moda pues no existe dato que se repita.
El dato más propenso es entre las 5 pm y las 8 pm
como se puede ver en el gráfco (es decir, tiene mayor
frecuencia).
0
50
100
150
200
250
300
Entre 5 am
y 8 am

Entre 8 am
y 11 am
Promedios
Entre 11 am
y 2 pm
Entre 2 pm
y 5 pm
Entre 5 pm
y 8 pm
Entre 8 pm
y 12 pm
No existe moda pues no existe dato que se repita.
Calculemos la mediana, para ello primero organice-
mos los datos de menor a mayor:
299 306 321 326 375 378
384 398 412 455 487 2354
La mediana describe mejor los datos pues la media se
ve afectada por un dato atípico (2.354) y los datos no
tienen moda.
1. Calculemos la media:
TRAMO IV
224
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
ENCUENTRO DIDÁCTICO 4
PROPÓSITO
Describir la
importancia y
aplicabilidad de
las medidas de
dispersión y las
medidas de posición
de la estadística en el
ejercicio de la función
policial.
MEDIDAS DE DISPERSIÓN Y POSICIÓN
Estimados y estimadas estudiantes, el encuentro cuatro te invita a co-
nocer las medidas de dispersión y las medidas de posición. Considerando
que a la función policial está asociado el conocimiento sobre cómo se
comporta una determinada variable, es necesario estudiar cuál podría
ser su variabilidad, en función de las posibles acciones que pudiera asu-
mir la y el funcionario policial en diferentes circunstancias. Estas medidas
de dispersión nos dan una idea del acercamiento o alejamiento con res-
pecto a una medida de tendencia central. Este tipo de resultados, nos
dan muestra de cómo se comporta un hecho social; para nuestras funcio-
nes policiales, estarían referidas a delitos, niveles de violencia, confictos
sociales, factores criminógenos. Asimismo, en este encuentro tendrás la
oportunidad de conocer las medidas de posición. Estas permiten cono-
cer otros puntos característicos de la distribución que no son los valores
centrales. El uso de las medidas de posición precisan los datos en un con-
junto más específco, lo cual permite describir con mayor precisión una
realidad determinada.
Para desarrollar este encuentro realiza la lectura Las medidas de disper-
sión y medidas de posición. Esta lectura te permitirá verifcar que una vez
agrupados los datos en distribuciones de frecuencias, se calculan unos
valores que sintetizan la información. Estudiarás dos grandes secciones:
Medidas de posición: situación de los valores alrededor de los cuales fuc-
túan los demás y las medidas de dispersión: grado de desviación de los
datos respecto de las medidas de tendencia central.
Seguidamente te ofrecemos una serie de ejercicios de aplicación para
cálculo de medidas de dispersión y posición, en la función policial.
Para culminar el encuentro, nos encontraremos con una actividad f-
nal donde deberás utilizar todo lo aprendido, consta de ejercicios con
distintos niveles de complejidad. Al fnal, encontrarás una clave de res-
puestas que te permitirá evaluar tus avances.
225
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Conjunto de datos A Conjunto de datos B Conjunto de datos C
0,5,10 4,5,6 5,5,5
13 10 1 2 4
14 11 7 4 5
ACTIVIDAD 1. LECTURA: MEDIDAS DE DISPERSIÓN
En nuestro esfuerzo por describir un conjunto de
números hemos visto que es de utilidad ubicar el cen-
tro del conjunto de datos. Pero identifcar una medi-
da de tendencia central rara vez es sufciente. Una
descripción más completa del conjunto de datos pue-
de obtenerse si se mide qué tan dispersos están los
datos alrededor de dicho punto central. Esto es preci-
samente lo que hacen las medidas de dispersión: in-
dican cuánto se desvían las observaciones alrededor
de su media.
Veamos los siguientes conjuntos:
Los tres tienen una media de cinco. ¿Se debe por
tanto concluir que los conjuntos de datos son simila-
res? Claro que no. Sin embargo, si se informa sólo sus
medias, sin ver las observaciones, se puede concluir
que hay similitud. Una imprecisión más notoria de los
conjuntos de datos resultaría si se compara el grado
en el cual se dispersaron las observaciones individua-
les en cada conjunto de datos o se expandieron al-
rededor de la media cinco. Las observaciones en el
primer conjunto de datos están muy dispersas por
encima y por debajo de la media, mientras que aque-
llas del segundo grupo de datos están comparativa-
mente cerca de ésta. El tercer conjunto de datos no
tiene dispersión, todas las observaciones son iguales
a la media. Sabiendo esto, sería poco probable asumir
de manera errónea cualquier similitud en los conjun-
tos de datos simplemente con base en su media. En
este sentido, las medidas de dispersión son muy úti-
les e informativas.
EL RANGO
La medida de dispersión más simple (y menos útil)
es el rango o recorrido. El rango es simplemente la
diferencia entre la observación más alta y la más baja.
Su ventaja es que es fácil de calcular. Su desventaja es
que considera sólo dos de los cientos de observacio-
nes que hay en un conjunto de datos. El resto de las
observaciones se ignoran. Si tenemos una muestra
(x
1
,…,x
n
) ordenada de menor a mayor, el rango viene
dado por la siguiente ecuación:
Si los datos no están ordenados, el rango viene dado
por:
Veamos un ejemplo:
Se realizó un estudio basado en los años de servi-
cio que poseen los ofciales en determinada división
y estos son los resultados arrojados:
1 2 4 4 5
7 10 11 13 14
Se desea calcular el rango a partir de estos datos
con lo cual debemos primero ordenar los datos de
menor a mayor:
Una vez ordenados calculemos el rango:
TRAMO IV
226
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
VARIANZA
La varianza es una medida estadística que mide la
dispersión de los valores respecto a un valor central
(la media). Es la media de los cuadrados de las dife-
rencias entre cada valor de la variable y la media de la
muestra o población. Comúnmente se denota S
2
o σ
2
.
Formalmente la varianza para una población X=(x
1
,…
,x
n
) se calcula de la siguiente forma:
Esta varianza es utilizada cuando se posee los da-
tos de una población.
Ejemplo: Tomando los datos del ejemplo anterior,
calculemos la varianza. Primero calculemos la media:
Una vez calculamos la media, podemos hallar la
varianza:
En algunos casos se suele trabajar con la varianza
centrada, que se utiliza para cuando se poseen mues-
tras de la población. Esta viene dada por la siguiente
expresión:
La varianza puede ser en algunas ocasiones difícil
de interpretar: por ejemplo en el caso antes estudiado
qué signifca tener una varianza tan grande en compa-
ración con los datos. Para evitar este problema defni-
mos otra medida de dispersión: la desviación típica o
desviación estándar. Esta se halla con la raíz cuadra-
da positiva de la varianza. Comúnmente se representa
con las letras S o σ. Formalmente ésta se calcula de la
siguiente forma:
Ejemplo: Calculemos la desviación típica para la
población anterior:
COVARIANZA
La covarianza entre dos conjuntos de datos es un
resumen estadístico que permite conocer si las varia-
bles están relacionadas entre sí. Si tenemos dos gru-
pos de variables X e Y, la covarianza viene dada por la
siguiente expresión:
Interpretación de la covarianza
• Si la covarianza es positiva, hay una dependen-
cia directa o positiva entre las variables; es decir,
a grandes valores de X le corresponden grandes
valores de Y.
• Si la covarianza es negativa, hay una dependencia
inversa o negativa entre las variables; es decir, a
grandes valores de X le corresponden pequeños
valores de Y.
• Si la covarianza es “0”, decimos que no hay rela-
ción lineal entre las variables.
Medidas de posición
Como extensión de la idea de mediana (que divi-
de los datos en dos partes iguales) podríamos pensar
en aquellos valores que dividen a los datos en cuatro
partes iguales aproximadamente, representados por
Q
1
, Q
2
y Q
3
, los cuales se llaman primero, segundo y
tercer cuartil, respectivamente, claramente Q
2
es la
mediana.
Si denotamos por Q
1
= x
0.25
, Q
2
= x
0.50
, Q
3
= x
0.75
la
notación nos dice el signifcado de cada uno de ellos.
Así, x
0.25
es un valor tal que aproximadamente el 25%
de las observaciones están a su izquierda, similar-
mente para los otros casos.
227
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Análogamente, los valores que dividen los datos
en diez partes iguales se llaman deciles:
En algunas aplicaciones, especialmente cuando
hay una gran cantidad de datos, es preferible usar
percentiles (división de datos en cien partes iguales).
El percentil P
p
o percentil p−ésimo es el centil de p% y
representa un número tomado entre las observacio-
nes, ordenadas de menor a mayor tal que p% de la
muestra está a la izquierda y el (100 − p)% está a la
derecha. Para hallar P
p
procedemos de manera análo-
ga al caso de la mediana.
En primer lugar buscamos la clase donde se en-
cuentra con p= 1,.., 99, en la tabla de las frecuencias
acumuladas. Luego aplicamos la siguiente ecuación:
En donde L
i
es el límite inferior de la clase donde se
encuentra el percentil, N es la suma de las frecuencias
absolutas, F
i-1
es la frecuencia absoluta acumulada an-
terior a la clase media y a
i
es la amplitud de la clase.
Ejemplo: La Universidad Nacional Experimental de la
Seguridad realizó una evaluación para determinar el
grado de avance de sus discentes en una escala del 1
al 100, arrojando la siguiente tabla de frecuencia:
Clases Frecuencia (f
i
)
Frecuencia
absoluta (F
i
)
[0,10) 189 189
[10,20) 213 402
[20,30) 335 737
[30,40) 315 1052
[40,50) 343 1395
[50,60) 460 1855
[60,70) 585 2440
[70,80) 351 2791
[80,90) 274 3065
[90,100) 203 3268
Se va a realizar una premiación a las y los discentes
por mérito, a partir de los resultados de la evaluación,
sólo se tomarán en cuenta 20% de la población. Para
ello calculemos el percentil 80-ésimo ya que a la iz-
quierda de éste se refeja el 80% de los datos y a su
derecha 20% de ellos.
Primeramente calculamos la ubicación del percentil,
para ello resolvamos la siguiente ecuación:
Con esta información conocemos que el percentil
se encuentra en la clase [70,80), el L
i
es 70, el F
i-1
es
igual a 2.440, el f
i
es igual a 351 y a
i
vale 10. Una vez
hallados los datos, calculemos el percentil:
De esta forma sabemos que los y las discentes con
califcación por encima de 74.968 son los candidatos
a recibir la premiación.
TRAMO IV
228
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
SIMBOLOGÍA
La simbología utilizada en este programa es la siguiente:
Símbolo
Descripción


Pertenece


Números reales


Variables


Constantes


Máximo valor de un conjunto


Mínimo valor de un conjunto


Sumatoria

:
Tal que

<
Menor que

>

Mayor que


Menor o igual que


Mayor o igual que


Media


Límite inferior de un intervalo


Frecuencia absoluta


Frecuencia absoluta acumulada

Frecuencia relativa


Frecuencia relativa absoluta


Porcentaje de los datos


Porcentaje acumulado de los datos

Amplitud de la clase o tamaño del intervalo


229
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
ACTIVIDAD 2. APLICANDO LAS ESTADÍSTICAS
• Posteriormente elabora un gráfco de histograma e interpreta el resultado obtenido. Realiza un gráfco cir-
cular que contenga los porcentajes de cada intervalo de edades. Calcula las medidas de tendencia central y
la desviación típica de la muestra y elabora un resumen de los resultados encontrados. Calcula el percentil
60 e interprétalo.
• Se desea conocer el patrón de comportamiento de los violadores (en caso de existir algún patrón). Para ello
se realiza un estudio de 10 personas violadoras a partir de los datos de sus víctimas y éstos son los resultados:
Te invitamos a resolver los siguientes problemas
en los cuales deberás utilizar todos los saberes abor-
dados en estos cuatro encuentros. Recuerda que pue-
des revisar las lecturas previas si tienes alguna duda.
Los problemas son los siguientes:
• Con el siguiente cuadro de datos correspondientes
al número de personas con problemas de drogadic-
ción a partir de la edad en una zona del país, com-
pleta los recuadros con la respectiva información:
Violador
Sexo de
la victima
Edad de
la victima
Color de
piel
Color de
cabello
Color de
ojos
Contextura Estatura
Largo de
cabello
A F 23
Clara Amarillo
Negro Delgada 1,67 Largo
B F 25
Clara Amarillo
Verde Delgada 1,64 Largo
C F 18
Oscura Negro
Marrón Delgada 1,59 Medio
D M 17
Oscura Negro
Marrón Delgada 1,60 Corto
E F 34
Clara Marrón
Negro Gruesa 1,61 Largo
F M 22
Clara Negro
Negro Delgada 1,54 Medio
G F 24
Clara Amarillo
Azul Gruesa 1,72 Largo
H F 29
Clara Rojo
Verde Delgada 1,54 Largo
I F 30
Oscura Negro
Marrón Delgada 1,62 Largo
J F 37
Clara Negro
Azul Delgada 1,64 Largo
TRAMO IV
230
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
Utilizando estos datos responde lo siguiente:
1. ¿Cuál es la población?
2. ¿Cuál es la muestra?
3. ¿Existe algún patrón en el comportamiento de estos violadores? Justifca tu respuesta a partir del cálculo
estadístico pertinente.
4. Calcula los cuartiles para la variable edad.
ACTIVIDAD 3. HACIENDO ESTADÍSTICAS
En los diversos problemas realizados en los encuentros 3 y 4, hemos evidenciado las bondades y limitacio-
nes de la estadística descriptiva. Es momento de aplicar todos estos saberes en benefcio de nuestra comuni-
dad o quehacer profesional; para ello, te invitamos a realizar la siguiente actividad:
1. Realiza un estudio estadístico en donde recojas una muestra de al menos 30 datos, en los cuales se estudien
2 variables cuantitativas. Busca problemas relacionados con tus funciones o problemas que atañan a las
comunidades en las cuales te desempeñas. Para la escogencia de las variables es recomendable seleccionar
una que describa datos del problema y la otra que pueda ser un factor que infuya en el problema.
2. Elabora una tabla de frecuencia y su representación gráfca en forma de histogramas y en forma de gráfco
circular para cada variable.
3. Calcula las medidas de tendencia central, medidas de dispersión y medidas de posición para cada variable
(en el caso de la correlación, solo calcula la correlación entre las variables) e interpreta los resultados.
231
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
ACTIVIDAD FINAL
Con el fn de sistematizar los saberes abordados a través de las actividades planteadas en el encuentro di-
dáctico, cerraremos con una actividad fnal donde podrás valorar tu proceso de aprendizaje. En esta sección,
encontrarás una serie de planteamientos referidos a medidas de dispersión y posición, a los cuales darás res-
puesta clara y coherente. Para ello:
• Respondamos todas las preguntas planteadas en el orden que se te presentan.
• Socialicemos tus refexiones y comentarios con tus demás compañeras y compañeros de ambiente en los
encuentros presenciales.
• Sistematicemos la experiencia para establecer relaciones entre los saberes abordados y nuestro contexto
laboral.
1. La ciudad de Mérida está siendo víctima de un incremento de delitos por robos de bancos. Las medidas to-
madas por los y las ofciales no logran limitar esta situación. Se conoce que una de las grandes fallas a la hora
de abordar una situación de robo de banco es el no tomar en cuenta a los gariteros que mantienen informa-
dos a los asaltantes de la situación que se presenta a los alrededores del banco, debido a esto, se realizó un
estudio sobre un estimado de la ubicación en la cual se colocan los gariteros. El estudio se realizó sobre una
muestra de tamaño 11 (número de asaltos a bancos estudiados) arrojando los siguientes resultados:

A partir de estos datos respondamos las siguientes interrogantes:
• ¿Cuál es la media y la mediana de la muestra? ¿Qué nos dicen estos resultados?
• ¿Cuál es la desviación típica de la muestra? Conociendo estos resultados ¿qué distancia deberíamos tomar
en consideración a la hora de acordonar una zona en la cual esté sucediendo un suceso como este?
• ¿Cuál es la distancia que mayormente usa un garitero? ¿Qué dato estadístico te lo indica?
Banco Distancia en metros de los gariteros Banco Distancia en metros de los gariteros
A 160 m G 210 m
B 230 m H 235 m
C 185 m I 180 m
D 195 m J 205 m
E 155 m K 210 m
F 215 m
TRAMO IV
232
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
2. Se desea comparar el índice delictivo que se presenta en dos zonas aledañas de Catia, para ello se relacionan
los sucesos ocurridos un día viernes entre las 9 pm y las 5 am del sábado. Los datos se presentan en las tablas
siguientes:
Utilizando estos datos responde las siguientes interrogantes:
a. ¿Cuál es la media de delitos en cada zona?
b. Calcula la correlación entre ambas variables e interpreta el resultado.
c. Calcula el rango de la muestra.
Horas zona A Incidencias zona A Horas zona B Incidencias zona B
9 pm a 10 pm 2 9 pm a 10 pm 1
10 pm a 11 pm 1 10 pm a 11 pm 0
11 pm a 12 am 0 11 pm a 12 am 1
12 am a 1 am 1 12 am a 1 am 0
1 am a 2 am 2 1 am a 2 am 3
2 am a 3 am 3 2 am a 3 am 4
3 am a 4 am 2 3 am a 4 am 3
4 am a 5 am 2 4 am a 5 am 1
233
TRAMO IV
ESTADÍSTICA BÁSICA
APLICADA A LA FUNCIÓN POLICIAL
HOJA DE RESPUESTA
1. a) La media es:
La media nos muestra el promedio de la muestra.
Ésta nos da un resumen de los datos y una estimación
de los mismos. En nuestro problema nos da una idea
del promedio de distancia general de los gariteros.
La mediana es el dato central de la muestra
ordenada:
La mediana nos indica una aproximación de los
datos, que no necesariamente es un promedio y per-
mite conocer la tendencia de la muestra.
b) Desviación típica:
Para calcular la desviación típica primero se calcu-
la la varianza.
155 160 180 185 195 205 210
210 215 230
La desviación típica nos permite conocer la va-
riación con respecto a la media de la muestra selec-
cionada, es decir, conociendo este dato y la media
sabemos que podemos acordonar a una distancia
superior a 223.06 y de este modo los gariteros no no-
taran nuestra presencia.
c) La moda nos da a conocer la distancia
mayormente usada por los gariteros (210)
2. a) Calculemos las medias,
Para la zona A:
Para la zona B:
b) Calculemos la correlación de las dos muestras:
Como la covarianza es positiva y cercana a 1 existe
una correlación directa entre las variables, es decir
existe mucha relación entre ellas.
c) Calculemos el rango
235
BIBLIOGRAFÍA
Spiegel, M (1977). Probabilidad y estadística. Méxi-
co. Editorial McGraw-Hill.
Cramer, H (1972). Métodos matemáticos de la esta-
dística. Madrid. Editorial Aguilar.
Webster, A (2000). Estadística aplicada a los nego-
cios y la economía. Santa Fe de Bogotá, Colombia. Edi-
torial McGraw-Hill.
Mendenhall, W y Beaver et al, R (2008). Introduc-
ción a la probabilidad y estadística. México. Editorial
Thomson.
Olivares, M (2004). Estadística descriptiva. Universi-
dad Central de Venezuela.
TIPO DE UNIDAD CURRICULAR
CURSO
EJE DE FORMACIÓN
ACTIVIDADES ACREDITABLES
MODALIDAD
A DISTANCIA
DURACIÓN
30 HORAS
MATERIAL DIDÁCTICO
DE LA Y EL DISCENTE
ENGLISH I
TRAMO IV
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA
LAS RELACIONES INTERIORES Y JUSTICIA
Ministro Tareck El Aissami
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA
LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA
Ministra Yadira Córdova
AUTORIDADES UNIVERSIDAD NACIONAL
EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
Rectora
Soraya Beatriz El Achkar Gousoub
Vicerrectora de Desarrollo Académico
Aimara Aguilar
Vicerrector de Creación Intelectual
y Vinculación Social
Antonio González Plessmann
Secretario
Frank Bermúdez Sanabria
VICERRECTORADO
DE DESARROLLO ACADÉMICO
Vicerrectora
Aimara Aguilar
Directora de Gestión de Desarrollo Curricular
Ruzay Rangel
Coordinador del P.N.F. Policial
José Cardoso
UNIVERSIDAD NACIONAL
EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
Dirección: Calle La línea, zona industrial L, Catia.
Apartado postal: Caracas 1030 - Venezuela.
WWW.UNES.EDU.VE
TRAMO IV: MATERIAL “ENGLISH I”
Expertos en contenido y diseñadores
Lic. Yurmaly C. Ollarvez Romero
Lic. Jhoan J. Lisboa Rojas
Productora editorial
María Alejandra Morales
Coordinador gráfco
Rafael León
Corrección de estilo
Maira Rojas
Nelba García
Larry Peña
Diseño Gráfco y diagramación
Iliana Jiménez
Caracas, mayo de 2012
CONTENIDO
TRAMO IV
ENGLISH I
PRESENTACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 241
INTRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245
PROPÓSITO DE LA UNIDAD CURRICULAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 246
ORIENTACIONES Y RECOMENDACIONES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 246
ESTRUCTURA DEL MATERIAL DIDÁCTICO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 247
MODULE I
THE PNB STARTING . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 248
MODULE II
MAY I SEE YOUR ID? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 254
MODULE III
WANTED . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 260
MODULE IV
IN THE CITY . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 266
MODULE V
OUR TRAINING . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 272
BIBLIOGRAFÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 279
MODULES
241
PRESENTACIÓN
L
a historia contemporánea de Venezuela registra
diversas prácticas policiales inadecuadas que
han dejado en evidencia una profunda carencia
de valores, de principios morales y un fuerte desape-
go al respeto de los derechos humanos por parte del
funcionariado policial.
Dichos modus operandi se derivaron, en parte, del
modelo de formación policial con enfoque militarista
impartido a los integrantes de los cuerpos policiales.
Entre ellos, destacan: el uso indebido o excesivo de la
fuerza, la aplicación de técnicas y procedimientos sin
diferenciar los casos en los que se producían daños y
perjuicios a la población, y un alto grado de corrup-
ción policial.
Con la intención de corregir tales desviaciones y
en concordancia con el modelo de sociedad demo-
crática, participativa, protagónica y corresponsable
–expresado en la Constitución de la República Boliva-
riana de Venezuela– el gobierno del presidente Hugo
Chávez Frías creó la Universidad Nacional Experimen-
tal de la Seguridad (UNES). La fnalidad de esta insti-
tución académica especializada es, pues, encargarse
de la profesionalización y del desarrollo integral de
las funcionarias y los funcionarios de la seguridad ciu-
dadana venezolana; por ello, se ha propuesto como
una de sus principales tareas formar el nuevo modelo
policial, en el que las y los ofciales desarrollen habili-
dades y destrezas para aproximarse a sus semejantes.
Dado que los problemas policiales ya menciona-
dos han contribuido directamente con la descompo-
sición social por la que atraviesa Venezuela actual-
mente, se justifca la implementación del Programa
Nacional de Formación Policial. Los propósitos y ob-
jetivos de este programa se orientan al acercamiento
y ejercicio político legítimo de valores fundamentales
como la ética, la justicia y la solidaridad que son, en
sí mismos, la misión humanista de la revolución bo-
livariana.
Así, la tarea de la UNES, vista en los múltiples ám-
bitos de la cotidianidad comunitaria e individual, apo-
yará la transformación que requieren los procesos de
formación en los ambientes de aprendizaje para con-
tribuir con la profesionalización de las funcionarias y
los funcionarios policiales. Esto, a su vez, permitirá la
cancelación de la vieja deuda social y política que se
tiene con los cuerpos policiales.
Sin embargo, el concepto de seguridad ciudada-
na abarca, de acuerdo con el Texto Constitucional de
1999, el derecho de protección que tiene el pueblo
venezolano frente a todas las situaciones de amenaza,
vulnerabilidad y riesgo, tanto de su integridad física
como de sus propiedades; también, incluye el disfrute
de las garantías y los derechos constitucionales. Por
ello, se ha erigido como una de las principales respon-
sabilidades y competencias del Estado venezolano.
A fn de brindar confanza y certidumbre a la ciu-
dadanía en general, el gobierno bolivariano ha dise-
ñado e implementado políticas y planes que permi-
TRAMO IV
242 ENGLISH I
tan, en primer lugar, mantener y restablecer el orden
público–esto es, prevenir o represar el delito y la vio-
lencia. En segundo lugar, pero no menos importante,
dar respuestas efectivas frente a diversas emergen-
cias y desastres.
Por ello, es menester que la estructura del gobier-
no, responsable de esta política pública, cuente con
funcionarias y funcionarios técnico-políticos forma-
dos en las distintas profesiones relacionadas con la
seguridad ciudadana, que estén debidamente capa-
citados para:
• Acudir al llamado que se le haga ante situaciones
peligrosas para la colectividad.
• Precisar y decidir sobre las áreas relacionadas con
la seguridad ciudadana.
• Realizar un control político efcaz sobre las medi-
das que se implementen para la protección de la
integridad física y propiedades de las personas o
grupos que integran la sociedad venezolana.
• Habilitar y facilitar el funcionamiento de mecanis-
mos de participación de las comunidades que ha-
gan efectivas las acciones de control para favorecer
la transparencia y rendición de cuentas por parte
de los responsables de las instituciones a cargo de
la política pública de seguridad ciudadana.
Dentro de este marco de ideas, la UNES −en cum-
plimiento con lo establecido en el artículo 332 de la
Constitución de la República Bolivariana y el artícu-
lo 37 de la Ley Orgánica del Servicio de Policía y del
Cuerpo de Policía Nacional, además del PNF Policial,
se ha planteado como prioridad el diseño y la imple-
mentación de los siguientes Programas Nacionales
de Formación:
• Protección Civil y Administración de Desastres
• Bomberil
• Investigación Penal
• Penitenciaria
Del mismo modo, se ha trazado la profesionaliza-
ción de las y los ofciales de los órganos de seguridad
estadales y municipales para elevar su nivel de forma-
ción, instrucción y técnica; en virtud de lo cual, esta
universidad orientará y asistirá técnicamente a las
academias estadales y municipales para que asuman
los nuevos planes de estudio.
Para lograrlo, la UNES rompe con los paradigmas
de la educación tradicional bancaria y se basa en el
enfoque de la Teoría Crítica. Aborda la formación des-
de la perspectiva de la emancipación, cuyo fn último
es la aprehensión de la realidad para originar cambios
profundos que permitan, individual y colectivamen-
te, la construcción de la historia cotidiana por parte
de sujetos con conciencia ciudadana crítica, capaci-
dad de inventiva y discernimiento.
Se trata de una educación en la que las y los estu-
diantes son considerados sujetos políticos de acción,
que deben y pueden generar la transformación perso-
nal y social. Es decir, se trata de una educación para el
ejercicio del poder ciudadano, que demande la garan-
tía de sus derechos, denuncie la barbarie y proponga
nuevas formas de organización institucional. Desde
una comunidad de sujetos políticos, este poder ciuda-
dano permite participar en la construcción de políti-
cas, levantar la voz y la mano para aprobar o rechazar,
así como proponer o criticar, las decisiones a tomar.
Desde esa óptica, las acciones formativas en la
UNES se conducen desde la educación popular, como
modelo de educación integral que asume el proceso
educación-acción-transformadora a modo de pilar
para la refundación de la institucionalidad de segu-
ridad ciudadana en general, en concordancia, por
supuesto, con los cambios socio-históricos y políticos
registrados en la Venezuela actual. Los principios de
la educación popular permiten a mujeres y hombres
adquirir nuevas categorías para enfrentarse a su rea-
lidad, superar las alienaciones a las que están some-
tidos y autoafrmarse como cocreadores de su futuro
histórico, conscientes de que sólo las refexiones y la
práctica de un conjunto de acciones les permite la
confrontación continua, progresiva y permanente.
Uno de los elementos característicos de la educa-
ción popular es la dialogicidad como estrategia emi-
243
TRAMO IV
ENGLISH I
nentemente ética y epistemológica, cognoscitiva y
política; como un proceso de rigor en el que existe
la posibilidad real de construir el conocimiento, de
aceptar al otro y asumir la radicalidad en el acto de
amar. El diálogo es más que un método, es una pos-
tura frente al proceso de aprender-enseñar: “unos en-
señan, y al hacerlo aprenden, y otros aprenden, y al
hacerlo enseñan” (Freire 1993: 106).
Esta manera de entender el diálogo rompe el mo-
delo tradicional del docente como agente poseedor
de los conocimientos y del alumno como el deposi-
tario de los mismos. Por el contrario, los Programas
Nacionales de Formación impartidos en el marco de
la UNES desechan la idea del alumno como ser sin luz
depositario de los conocimientos estáticos del docen-
te. En este modelo de educación democrática y parti-
cipativa, el alumnado pasa a ser estudiantado; por su
parte, el cuerpo docente se convierte en educadoras
y educadores, quienes con su mayéutica incentivan la
refexión y construcción social. En resumen, los acto-
res educativos se convierten en verdaderos protago-
nistas del proceso enseñanza-aprendizaje, en el que
ambos enseñan y ambos aprenden, a través de un
intercambio permanente de saberes intermediados
por el diálogo crítico y refexivo.
Por otro lado, la participación en el ámbito acadé-
mico, socio-político y cultural, en términos de produc-
ción cultural y simbólica, permitirá construir a partir de
la sistematización de experiencias comunitarias. El ob-
jetivo es que este contexto de acción permee el dise-
ño curricular para que responda a las necesidades de
transformación social: disminución de la exclusión, re-
versión de los procesos delictivos, fortalecimiento de
la ecología social (desde el mejoramiento del hábitat)
y equilibrio entre lo femenino y lo masculino. Como es-
tas condiciones se complementan en el complejo en-
tramado de las relaciones humanas, permiten estable-
cer una visión integrada de los procesos individuales,
comunitarios e institucionales en los que intervienen.
Del mismo modo, los procesos formativos de la Uni-
versidad Nacional Experimental de la Seguridad se aco-
gen al enfoque de género, que posibilita la comprensión
de las diferencias de la diversidad y específcamente,
que lucha por erradicar, de las prácticas sociales cotidia-
nas, tanto el sexismo lingüístico como el sexismo social
de los cuales son víctimas las mujeres en general.
Un tema que también distingue la formación UNES
es el enfoque del ecosocialismo. Éste hace énfasis en el
cuidado del entorno ecológico donde se habita; en la
producción de mercancías sin deterioro del ambien-
te, lo que se traduce en una apreciación de los valores
de uso en detrimento de los valores de cambio, que
se funda en la actividad económica propia de empre-
sas de producción socialista, lo que genera una trans-
formación de las necesidades y un cambio profundo
hacia la dimensión cualitativa del ser humano.
Otra importante característica de los procesos de
formación de esta Universidad es la glocalidad. Ésta se
refere a una forma de resistencia social ante la globa-
lización de corte neoliberal que se nos ha intentado
imponer con fuerza. Es una invitación a vernos en la
dialéctica de lo cercano (local) y lo lejano (global), sin
que esa tensión degenere en minusvaloración de uno
u otro componente de la relación. En términos educa-
tivos, implica compaginar la búsqueda de soluciones
a los problemas que afectan la seguridad ciudadana
de la población y la posibilidad de enriquecimiento
que brinda el intercambio de saberes con actores que
debaten y construyen, en sintonía, sobre los mismos
problemas y necesidades.
En esta misma línea, destaca que el modelo de
educación integral asumido por la UNES se caracte-
riza por el humanismo, por fomentar el desarrollo de
una ética profesional respetuosa de los derechos hu-
manos. Como se sabe, éstos representan el conjunto
de libertades, facultades y reivindicaciones que ga-
rantizan una vida digna a toda persona. Son inde-
pendientes de factores particulares como estatus,
sexo, orientación sexual, etnia o nacionalidad; tam
poco dependen exclusivamente del ordenamiento
jurídico vigente. Desde un punto de vista más rela-
cional, los derechos humanos se han defnido como
TRAMO IV
244 ENGLISH I
las condiciones que permiten crear una relación inte-
grada entre el individuo y la sociedad, que le permita
ser persona, identifcándose con sí mismo y con los
otros. Por esta razón, desde la perspectiva institucio-
nal, se constituyen en la base del modelo constitu-
cional y están plenamente reconocidos como objeti-
vos y fnes de la educación.
En la UNES los derechos humanos se privilegian;
por ello, transversalizan los objetivos de sus cinco
PNF, así como las diferentes actividades previstas
para las interacciones didáctico-formativas. En líneas
generales, se asumen como un conjunto de necesida-
des, valores y principios esenciales para el disfrute y
desarrollo de la dignidad humana.
Estos temas son, pues, el pilar axiológico de los
proyectos educativos UNES en aras de ofrecer, a la
Venezuela que se está construyendo, un nuevo mo-
delo de servidora y servidor público que refeje en sus
prácticas y en su discurso cotidiano: mística, sentido
de dignidad de la función encomendada y valor al-
truista del servicio al pueblo. En resumen, nuevas ser-
vidoras y servidores cuya imagen, discurso y acciones
sean cónsonos con la nueva visión de la seguridad
ciudadana preventiva y de proximidad, inscrita en el
paradigma socialista del siglo XXI.
En líneas generales, la Universidad Nacional Expe-
rimental de la Seguridad pretende afanzar en sus es-
tudiantes la formación básica, la capacitación perma-
nente, la investigación, el estudio y la divulgación de
todas aquellas materias relacionadas con la seguridad
ciudadana, de acuerdo con los campos de estudio es-
pecífcos. Así, se propone garantizar al estudiantado
un proceso de formación de elevada calidad cuyo
corolario será la expresión de sus fortalezas, poten-
cialidades y conocimientos producto de sus prácticas.
Soraya Beatriz El Achkar
Rectora
INTRODUCCIÓN
E
n el marco del nuevo Estado Democrático y So-
cial de Derecho y de Justicia Nacional Simón Bo-
lívar 2007-2013, en lo que refere específcamente
a la materia de seguridad ciudadana, nuestra Universi-
dad enfrenta el reto de formar a las funcionarias y los
funcionarios que demanda el nuevo modelo policial
de una manera integral. Hombres y mujeres respetuo-
sos de los derechos inherentes a la persona, apegados
a nuestro sistema jurídico, con perspectiva de género,
compromiso social, valores y ética policial, conforme a
las nuevas exigencias de la población venezolana.
En este sentido, la Unidad Curricular Inglés IV cons-
tituye una expresión de la flosofía de la Universidad
Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), pues
considera el proceso educativo de la funcionaria y el
funcionario policial desde la perspectiva de la integra-
lidad. Dicha unidad curricular está diseñada y articula-
da con pertinencia al nuevo modelo de Seguridad Ciu-
dadana, remitiendo ésta última a la corresponsabilidad
entre el estado y la sociedad civil, garantizando el de-
recho de protección frente a situaciones de amenaza,
vulnerabilidad y riesgo de la integridad física.
Es un hecho que en estos últimos años ha exis-
tido un creciente interés dentro de nuestra socie-
dad en general por estudiar las lenguas extranjeras,
especialmente las de los países del ALBA, a fn de
acercarnos y conocer más de ellos y de sus contri-
buciones culturales, científcas, educativas, sociales,
artísticas, deportivas que son indudablemente fruc-
tíferas y reconocidas mundialmente.
En este sentido, la intencionalidad pedagógica que
persigue esta unidad curricular es promover, en las y
los discentes, el empleo del idioma inglés en situacio-
nes en donde se requiere el uso del mismo, propician-
do el desarrollo de las competencias lingüísticas y gra-
maticales para la comprensión auditiva y producción
oral, que le van a permitir comunicarse directamente
con hablantes nativos de esta lengua que se encuen-
tren en nuestro país, bien sea en calidad de diplomá-
ticos, trabajadores o turistas; y que requieran de sus
servicios como funcionarios.
Para ello, es importante lograr la vinculación de los
saberes socializados desde los ambientes de aprendi-
zaje con el contexto social en el cual la y el discente
asume su rol como funcionario o funcionaria de segu-
ridad ciudadana. Por consiguiente, la unidad curricular
Inglés IV alude a una formación teórico-práctica distri-
buida en las áreas de comprensión auditiva y lectora, y
producción escrita; todas estas conformadas por diver-
sos contenidos con la fnalidad que las y los discentes
desarrollen habilidades cognitivas que les permitan
alcanzar el perfl del nuevo modelo policial.
En este sentido, la unidad curricular Inglés IV expo-
ne los aspectos teóricos-metodológicos en relación
con las estructuras gramaticales y comunicativas del
inglés, específcamente los contenidos referidos al uso
del inglés en el turismo, fscalización y aduanas, la mi-
gración, aeropuertos, entre otros, con el ejercicio de su
respectiva gramática, producción escrita y expresión
oral. Dichos contenidos permiten la formación de las
y los discentes para ejercer a futuro el rol como fun-
cionarias o funcionarios policiales en la prestación del
245
TRAMO IV
246 ENGLISH I
servicio de policía, en los diversos estudios o investi-
gaciones policiales que se encuentren escritos en el
idioma inglés, dando lectura y comprendiendo los
distintos documentos que debe manejar, consolidan-
do así un nuevo modelo policial, el cual converge en la
propuesta de la UNES, que se traduce en “educar para
transformar”.
para el desarrollo de los saberes de la unidad curri-
cular Inglés I se presentan cinco (5) módulos:
Module I
The PNB starting
Module II
May i see your id?
Module III
Wanted
Module IV
In the city
Module V
Our training
PROPÓSITO DE LA
UNIDAD CURRICULAR
L
a Unidad Curricular Inglés I pretende que las y
los discentes promuevan espacios de interacción
dialógica en el idioma inglés, donde confuyan
ideas que orienten la atención adecuada y oportuna
a personas extranjeras que sean hablantes del inglés,
en espacios donde se presta el servicio policial, desa-
rrollando las habilidades y capacidades lingüísticas y
comunicativas en las cuatro destrezas fundamentales
consideradas en el aprendizaje de una lengua extran-
jera: comprensión lectora, comprensión auditiva, pro-
ducción oral y producción escrita.
ORIENTACIONES Y
RECOMENDACIONES
E
stimada y estimado discente, valorando la im-
portancia que tienes para nuestra Institución,
hacemos llegar a tus manos el presente mate-
rial didáctico, que contiene una serie de actividades
a realizar durante el desarrollo de la unidad curricular
(OJO diseñadores insertar: nombre de la Asignatura),
coadyuvando al empoderamiento de los saberes en
cada uno de los encuentros didácticos. Por esta razón,
se ha establecido que cada encuentro se desarrolle
de manera orientada y creativa, que sea enriquecido
con tus aportes vinculados a las experiencias previas
del ejercicio de tu función en el servicio de policía y
que, para un mayor aprendizaje colaborativo, podrás
realizar en equipo.
En este sentido, te invitamos a:
• Leer en detalle la introducción de cada encuentro,
pues allí se describen las actividades que desarro-
llarás durante el proceso de aprendizaje previsto
en esta acción formativa.
• Ser consciente de tu proceso de formación, re-
fexionando e investigando sobre cada una de las
actividades propuestas.
• Consultar con tu educadora o educador, quien
siempre estará a tu disposición.
• Realizar todas las lecturas del material y consultar
otras fuentes relacionadas con los saberes aborda-
dos en el encuentro.
• Realizar todas las actividades propuestas de ma-
nera progresiva, iniciando con el encuentro didác-
tico 1 y así sucesivamente.
• No perdamos la oportunidad de vivir la experiencia
de compartir nuestras habilidades, fortalezas, du-
das, saberes, conocimientos y estrategias de apren-
dizaje con nuestras compañeras y compañeros.
• Mantengamos siempre una actitud responsable y
protagónica.
247
TRAMO IV
ENGLISH I
• Aprovechemos los recursos existentes (biblioteca
virtual, laboratorios de informática, material di-
dáctico, libros vivientes, entre otros) para enrique-
cer nuestro aprendizaje.
• Investiguemos sobre los saberes abordados en
cada encuentro didáctico, ello permitirá profun-
dizar y tener una visión holística de los mismos al
vincularlo con el ejercicio de nuestras funciones.
• Por último, mantengamos una actitud favorable
para realizar todas las actividades; recordemos
que ello implica tener una buena disposición y
buen estado de ánimo para emprenderlas.
ESTRUCTURA DEL
MATERIAL DIDÁCTICO
Introducción: en esta parte se contextualiza cada
encuentro y se explica su fnalidad y alcance a través de
los aspectos a abordar, las relaciones con los demás en-
cuentros e incluso algún antecedente importante que
se deba resaltar para, fnalmente, expresar el propósito
que tiene dicho encuentro en la organización del Ma-
terial Didáctico.
Orientaciones: cada encuentro tiene las orientacio-
nes específcas que indicarán la manera de abordar las
actividades propuestas; en ellas están descritos los pa-
sos a seguir para alcanzar las metas.
Actividades: para efectos de los logros que esta
unidad curricular pretende, se establecen actividades
que le dan coherencia a los encuentros didácticos,
ellas son: ejercicios teóricos y casos prácticos, lecturas
e investigación. Todos se encuentran intercalados en
el desarrollo de cada encuentro y, en algunos casos, la
actividad fnal estará acompañada de las respuestas
correctas. La fnalidad de este apartado es contribuir
con la comprensión y facilitar el manejo de las situacio-
nes propuestas.
Encuentro Didáctico: en la UNES, los encuentros
didácticos refejan las políticas, los principios, funda-
mentos y bases que le dan sustento al modelo educati-
vo que rige nuestra institución (Educación Popular), ex-
presando así, las orientaciones teórico-metodológicas
de la acción educativa, que tienen un propósito claro
y vinculado con el saber a desarrollar. Éstas facilitan,
orientan e informan de manera secuencial los con-
tenidos para la activación de los saberes mediante la
puesta en práctica de actividades, a fn de provocar su
evocación, la investigación y el análisis crítico refexivo
en las interacciones de aprendizaje.
Dorrego y García (2001) y Feo (2009) defnen en-
cuentro didáctico como el acercamiento de las y los
estudiantes con las estrategias instruccionales inmer-
sas en el material didáctico, trascendiendo así de los
procesos educativos de ambientes de aprendizaje con-
vencionales a las necesidades de aprendizaje donde la
interacción presencial continua de las y los educadores
y estudiantes no es indispensable para lograr las metas
comunes de aprendizaje.
Encuentro Presencial: está caracterizado por la
Política de Administración del PNF Policial como el
acompañamiento permanente de las y los estudiantes,
educadoras y educadores y la comunidad, en diferen-
tes ambientes de aprendizaje. Por ello, la asistencia a
los encuentros presenciales es de carácter obligatorio,
a fn de cumplir con las actividades de capacitación y
mejoramiento profesional. En este sentido, el recorri-
do de las actividades didácticas que tendremos en los
encuentros presenciales permitirá aclarar dudas, inter-
cambiar y fortalecer los saberes, compartir refexiones
y valorar nuestro proceso de aprendizaje.
Evaluación: se propone asegurar la calidad del
proceso de formación que se desarrolla en la UNES, a
través de la evaluación formativa durante el desarrollo
de los encuentros didácticos y la evaluación sumativa
en los encuentros presenciales, entendiendo que el
proceso de evaluación busca potenciar las habilidades
y capacidades desarrolladas por las y los estudiantes
en relación con los planteamientos descritos en el en-
cuentro didáctico, con el fn de regular o modifcar las
acciones pedagógicas propias de la universidad.
TRAMO IV
248 ENGLISH I
TASK 1. LISTEN AND READ THE FOLLOWING LINES

Good morning everyone!
My name is Helen Sucre.
I am a police ofcer.
Nice to meet you.

TASK 3. COMPLETE THE FOLLOWING LINES
A. Good __________
B. Hello. I __________
A. HI. I __________
B. Pleased __________ you.
A. Pleased to ___________.
TASK 4. WORK IN GROUPS AND PRACTICE THE CONVERSATION
GRAMMAR: SUBJECTS PRONOUNS GRAMMAR FUNCTION
SINGULAR PLURAL
I WE
YOU YOU
HE/ SHE/ IT THEY
TASK 5. WRITE THE CORRECT SUBJECT PRONOUN UNDER THE PICTURES
THE PNB STARTING
MODULE
I
TASK 2. INTRODUCE YOURSELF TO
ANOTHER STUDENT
1. ___________________ 2. ___________________ 3. ___________________ 4. ___________________
1. We use HE for a male, either a man, young man, or a boy,
or baby.
2. We use SHE for a female, either a woman, young lady,
girl, or baby.
3. We use IT for an animal or thing or when you don’t know
the person´s gender.
SOME USEFUL WORDS:
Good afternoon Good evenning Good night
Hi Hello See you later Bye Goodbye
Nice to meet you Nice to meet you too
249
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 6. COMPLETE WITH HE, SHE, IT, WE, YOU, OR THEY
1. Man _____________ 2. Burglars and you _______________ 3. Witness and criminals ____________
4. Thief _____________ 5. Woman ___________ 6. Patrol Car _____________ 7. Handguns __________
8. Batons _____________ 9. Ofcers and I ___________ 10. Policeman ____________ 11. Ann ____________
In English the word police is an uncountable noun. We therefore treat it as plural and say, for example: The Police are
coming. The words policeman or policewoman are countable, so can be singular or plural, for example: The policeman is
asking questions. Three policewomen are coming. (http://www.englishclub.com/english-for-work/police-vocabulary.htm)
GRAMMAR: Subjects pronouns + BE GRAMMAR FUNCTION
PRONOUN + BE CONTRACTIONS
I am a student. I ‘m a student.
You are a police. You’re a police.
He is a criminal. He’s a criminal.
She is Helen. She’s Helen.
It is heavy. It’s heavy.
We are in Caracas. We’re in Caracas.
You are burglars. You’re burglars.
They are Venezuelan. They’re Venezuelan.
TASK 7. LISTEN THE FOLLOWING SENTENCES AND COMPLETE WITH AM,
IS OR ARE
1. A Man __________ at the station. 2. The Burglars and you ___________ 20. 3. Ann __________ pretty.
3. Witness ___________ from Brazil. 4. That thief ____________ is American. 5. Luis ____________ in Miami.
6. Women ____________ ofcers. 7. A patrol ____________ in near. 8. Handguns _____________ heavy.
9. I ____________ a teacher. 10. You ______________ student. 11. Anny ____________ from Singapore.
GRAMMAR: negative of BE

We use AM, IS, ARE:
1. To say who we are.
2. To say what we are.
3. To talk about nationalities.
4. To say where we are.
5. To describe people, places, things or places.
PRONOUN + BE CONTRACTIONS
I am NOT a student. *
You are NOT a police. You aren´t.
He is NOT a criminal. He isn´t.
She is NOT Helen. She isn´t
It is NOT heavy. It isn´t.
We are NOT in Caracas. We aren´t.
You are NOT burglars. You aren´t.
They are NOT Venezuelan. They aren´t.
TASK 8. WRITE FIVE SENTENCES
USING THE VERB TO BE IN THE
NEGATIVE FORM
TRAMO IV
250 ENGLISH I
TASK 9. LISTEN AND REPEAT THE ALPHABET

TASK 10. LISTEN AND WRITE DOWN THESE POLICE EQUIPMENTS
1. __________________ 2. ______________________ 3. ______________________
4. __________________ 5. ______________________ 6. ______________________
TASK 10. MATCH THE ITEMS WITH THE PICTURES
TASK 11. WORK WITH YOUR PARTNER. ANSWER THE QUESTIONS
How do you spell your last name? ___________________________________________________________.
How do you spell ____________________________? ______________________________________________.
GRAMMAR: Singular nouns. Nouns name people, places, animals and things.
A University A Mask (Gas Mask) A Dog A Boy
GRAMMAR FUNCTION
1. We use An when a word begins with the vowels a, e, I, o and u when it has a vowel sound.
But, we use A when a word begins with the vowel U and sounds like Y. e.g. A university A unit.
2. We also use An when the word begins with a silent “H” e.g. an hour, an honest, an honorable.
But, we use A when the “H” is not silent e.g. a horse, a hat, a house.
3. We use A when a word begins with a consonant sound.
VOCABULARY
We write A or AN
in front of many
singular nouns. A
and An mean
a.
b.
c.
d.
e.
f.
A a B b C c D d E e F f G g H h I i J j K k L l Mm N n
O o P p Q q R r S s T t U u V v Ww Yy Z z
251
TRAMO IV
ENGLISH I
Plural nouns. We don´t use a / an in the plural.
Dogs Ofcers Students

Rules irregular plurals
Examples
Noun Ending rule singular plural
Most consonants Add -s Robber Robbers
The consonants
S, SS, SH, CH, X

Add -es
witness Watch witnesses Watches
Consonant + Y Drop y add -ies Country Countries
Vowel + Y Add -s Key Keys
F or FE Change to -ves Thief Thieves
TASK 12. WRITE AT LEAST TEN WEAPONS AND EQUIPMENTS A PNB POLICE
USES IN SINGULAR ADDING A OR AN. THEN, WRITE THEM IN PLURAL
e.g. a Rife - Rifes, a Pistol – Pistols, a hand grenade – hand grenades.
TASK 13. LISTEN TO YOUR TEACHER AND WRITE THE WEAPONS AND
WORDS SHE/HE IS SPELLING. AFTER THAT PUT A/AN OR GIVE THE PLURAL
NOUN
TRAMO IV
252 ENGLISH I
TASK 14. LOOK IN THE DICTIONARY FOR WORDS YOU DON’T KNOW
GRAMMAR: Possessive Adjectives.

TASK 15. COMPLETE THE SENTENCES WITH THE CORRECT POSSESSIVE
ADJECTIVES
1. Steve is a police ofcer. He is American; _________ family believe_______
job is very important in ________ community.
2. We live in Alabama ________ state is secured and free from danger.
3. ___________ Name is Mary. She is a dangerous robber in Miami.
___________ crime list is extensive. __________ physical description is all
around Florida.
4. They are Paul and Ted. ___________ lists all of the crimes are extensive.
5. Marcos isn’t a Cop at the station; ___________ job isn’t tough.
6. Mary, these are the people associated with crime and drugs in
__________ neighborhood.
7. __________ job is really important you serve and protect people!
Fingerprints Gang Cop/Copper Criminal Cell Record Jail Perpetrator
These are our dogs.
Their names are ALFA, BETA
and GAMA.
They are police dogs; Their job
is also hard.
1. We use possesive adjetives before
nouns.
2. Also we use them to show that so-
mething belongs to someone.
GRAMMAR FUNCTION
PRONOUNS
POSSESSIVE
ADJECTIVES
I MY
YOU YOUR
HE HIS
SHE HER
IT ITS
WE OUR
YOU YOUR
THEY THEIR
253
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 16. LISTEN AND WRITE THE NUMBERS
TASK 17. LISTEN AND COPY THESE QUANTITIES
1 2 3 4 5 6 7 8 9 0
11 12 14 15 16 17 18 19 20
10 20 30 40 50 60 70 80 90 100
TRAMO IV
254 ENGLISH I

TASK 1. LABEL THESE WORDS WITH THE PICTURE

a. Marital status
b. Valid until/expiry date
c. Signature
d. Date of birth (DOB)
e. Name
f. Fingerprint
g. Photograph
h. Last name
i. Serial number or pin (Personal Identifcation Number)
j. Date of Issue
TASK2. READ THE QUESTION CHART AND WRITE ANSWERS IN
AFFIRMATIVE AND NEGATIVE FORM
YES/ NO QUESTIONS
BE SUBJECTS
From Venezuela?
AM I
ARE You
IS She
IS He
IS It
ARE You
ARE We
ARE They
1. Yes/no questions begin with am, is or are. In short
answers we use yes or no, the subject pronoun, and the
verb. We add not if the answer is negative.
Are you a police Ofcer? Yes I am / No, I´m not
2. After yes, we do not contract forms of be. After no,
there are two possible contractions. There is not
diference in meaning.
It isn’t here OR It´s not here
CORRECT: Yes, I am. / yes, she is.
INCORRECT: Yes, I´m/ yes, she´s
MAY I SEE YOUR ID?
MODULE
II
GRAMMAR: QUESTIONS WITH BE
255
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 3. UNSCRAMBLE THE QUESTIONS. THEN ASK AND ANSWER WITH A
PARTNER
a. You / from / are/ this city/? /
b. Is/ a/ ?/she / bugler/
c. Is/ /?/cop / the/ station/ at/
d. ?/are/ your/from/parents/Venezuela/
e. In/ jail/?/ are/ the/ robbers/
TASK 4. COMPLETE THE QUESTIONS AND ANSWERS
1. A: ________ he a police ofcer? 3. A: _____ they in the army?
B: No, ______ . He’ _____ a soldier. B: Yes, _________ .
2. A: _______ it the ID bar code? 4. A: _______ he my sergeant?
B: Yes, It _________ . B: No, he’ _____ . _____ a patrolman.
TASK 5. LISTEN AND REPEAT AFTER YOUR TEACHER. THEN, PRACTICE
THE CONVERSATION IN PAIRS
A: Excuse me sir, Are you Sergeant Miller? A: Excuse _________ sir. Are you?______
B: No, I’m not. Sorry I’m corp. Angel. B: No, I´m not. I´m ________. Sorry.
That’s Sergeant Miller. That´s ______.
A: Where? A: Where?
B: There. B: There.
A: Thank you. A: Thank you.
B: You’re welcome. B: You’re welcome.
Now work in pair and practice the conversation. Follow the example above.
GRAMMAR: Be + Wh- questions.
TASK 6. OBSERVE AND STUDY THE EXAMPLES. WITH YOUR TEACHER
WRITE THE GRAMMAR FORM
Where is the criminal from? Be: question with Where - adjectives of nationality
What´s his last name? Who is that ofcer? What is her personal identifcation?
When is her date of birth? When is the date of issue? What´re their marital statuses?
TRAMO IV
256 ENGLISH I
TASK 7. MATCH THE COUNTRIES WITH THE NATIONALITIES
1. Venezuelan 1. Spanish
2. Japan 2. Brazilian
3. Italy 3. Venezuelan
4. Spain 4. Italian
5. Brazil 5. British
6. Mexico 6. Japanese
7. Britain 7. Turkish
8. Turkey 8. Mexican
GRAMMAR FUNCTION
We usually write adjetives of nationality from the name of the country. We write the country and the adjetive with a capital letter.
TASK 8. READ AND STUDY THE FOLLOWING SENTENCES
Question Answer Adjective of nationality
Where are you from? I’m from Venezuela. I’m Venezuelan.
Where’s the ofcer from? He’s from China. He’s Chinese.
Where’s it from? It’s from France. It’s French.
Where are they from? They’re from the USA. They’re American.
TASK 9. READ THE EUROPEAN IDENTITY CARD. WRITE THE SECURITY
ITEMS THAT APPEAR ON THIS DOCUMENTATION AND WRITE SOME
SENTENCES ABOUT IT
GRAMMAR: Questions using the verb to be + HOW OLD.
Read the question chart

Write the adjective for each country.
Cuba _________________ Ecuador _________________
Canada _______________ Iran ____________________
El Salvador ____________ Haiti ____________________
Thailand ______________ Australia _________________
Iraq ___________________ Poland __________________
Germany ______________ Holland _________________
GRAMMAR FUNCTION
How old + Be → to ask about age.
How old is Marta? Marta is ffty-fve years old.
How old is that mugger? He’s twenty-one.
How old are these police ofcers? They’re thirty-two and he’s ffty-seven.
How old are your sergeants? They’re both 56.
257
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 10. COMPLETE THE QUESTIONS WITH HOW OLD IS OR HOW OLD ARE.
ELABORATE YOUR OWN ANSWERS
your boss? 5. ____________ that cop?
2. ____________ the assailants? 6. ____________ your colleagues?
3. ____________ the convict? 7. ____________ the detectives?
4. ____________ her sergeant? 8. ____________ your friend?
TASK 11. WORK IN PAIRS, COMPLETE THE APPLICATION FORM AND
INTRODUCE YOUR PARTNER TO THE CLASS. REMEMBER TO WRITE
QUESTIONS FOR THE APPLICATION
Identifcation card Aplication form
1.Last Name
2.First Name
3.Police Service Number
4.Place of Birth
5.Nationality
6.Date of Birth
7.Age
8.Marital Status
TASK 12. LISTEN AND REPEAT AFTER YOUR TEACHER.
DAYS OF THE WEEK


Weekdays → Monday through Friday Weeknights → Monday through Friday The Weekend → Saturday and Sunday
TASK 13. WORK IN PAIRS
Take turns asking about days of the week.
What day comes after Wednesday? Thursday!
GRAMMAR: Information questions about time with Be.
Read the question chart
Question Answers
When is the trial?
At seven thirty.
On Monday
On Monday at 7:30.
What day is it? It’s Tuesday.
What day is the demonstration? On Sunday.
Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday Sunday
1. How old is
ESTACIÓN DE PATRULLAJE
SUCRE
1. We use when and what for questions about time.
2. We use on with days and dates.
On Mondays/ on Monday morning
On September 12th or
On the 12th of September.
3. We use at for times at 7:30
4. We use at night
GRAMMAR FUNCTION
TRAMO IV
258 ENGLISH I
TASK 14. LISTEN AND REPEAT AFTER YOUR TEACHER
The calendar’s months.
GRAMMAR FUNCTION
When we talk about time we also use the preposition IN.
We use IN when we talk about a part of a day, months, seasons, and years.
For example: in the morning, in the afternoon, in the evening. In January, in May,
in spring, in fall, in summer, in winter. In 1990, in 2000, in 21012.

TASK 15. READ AND ANSWER THE FOLLOWING QUESTIONS
Now write 5 questions, ask your partner and practice.
What’s the day today? __________________________
What’s the day tomorrow? _______________________
When are the criminals out? _____________________
When is their fnal day in jail? _____________________
When is the trial? ______________________________
When are the recruits ready? _____________________
What day is the ofcer in that street? ______________
What day is the training? ________________________
TASK 16. COMPLETE THE SENTENCES WITH THE PREPOSITION OF TIME
IN, ON, OR AT
a. The sergeants are here _______ August 20
TH
, 2014.
b. I am at the station _______ Monday and Friday.
c. It’s _______ 10 am.
d. I do my training _______ night.
January February March April May June July
August September October November December
When is my fnal day in jail?
e. My program is _______ September 11
th
f. The appointment is _______ the morning.
g. I get up _______ 5 am.
h. I have classes _______ evening.
259
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 17. LISTEN TO THE TEACHER CAREFULLY AND CHOOSE THE
CORRECT PREPOSITION OF TIME NEEDED TO COMPLETE THE SENTENCES
GRAMMAR: The conjunction and-or.
Read the sentences and revise and-or use. GRAMMAR FUNCTION
Murder is a serious ofence. Murder is punished.
Murder is a serious ofence, and it is punished.
The witness are in court. The witness at the station.
The witness are in court, or at the station.
1. We use the conjunction and to join sentences that are a like.
And also joins one sentence that gives extra information to the other.
2. We use the conjunction or to join sentences that give a choice.
3. Remember to use coma before and – or when they join sentences
.
TASK 18. COMPLETE THE SENTENCES WITH AND - OR. ADD COMMA
WHERE IS NECESSARY
a. Criminals are here ______ in the street.
b. Justice ______ liberty are important for life.
c. We have ten ______ twenty ofcers investigating the bank robbery.
d. We have the thief that steals cars ______ bikes.
e. Beware of pickpockets on the street ______ subway.
f. Our local cops carry pistols ______ use them.
g. We patrol the downtown on Mondays ______ Fridays.
h. Detectives ask ______ answer questions.
TASK 19. WRITING. ON A SEPARATE PIECE OF PAPER, WRITE ABOUT
SOMEONE OF YOUR CHOICE. USE THE GRAMMAR GIVEN IN CLASS. GIVE
INFORMATION ABOUT HIS/HER NATIONALITY, BIRTHDAY, AGE, ETC.
PRESENT YOUR COMPOSITION TO THE GROUP
TRAMO IV
260 ENGLISH I
Before reading. Talk over the picture. What do you think the police want?
TASK 1. LISTEN AND READ THE FOLLOWING LINES
His name is James. He is an excellent PNB police
ofcer. Every day he investigates crimes, protects the
public and watches private properties. Today, James
looks for a dangerous housebreaker; the criminal has
a terrible criminal record. The housebreaker is tall,
young and Venezuelan. He has round brown eyes
and short black hair. Today the housebreaker wears
jeans and a gray t-shirt.
TASK 2. SAY IT IS TRUE OR FALSE
a. James has round black eyes. b. The housebreaker has criminal records.
c. The housebreaker has short black hair. c. James is an old housebreaker.
TASK 3. LABEL THESE WORDS WITH THE PICTURE
TASK 4. LISTEN AND REPEAT AFTER YOUR TEACHER. COLORS
WANTED

MODULE
III
Grey Pale White Brown Black Green Blue Light blue Light green
Light brown Dark green Dark blue
a. Neck b. Ear c. Eyelash d. Chin
e. Teeth f. Eyebrow g. Lips h. Nose
i. Chee j. Hair k. Eye l. Forehead

261
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 5.VOCABULARY. STUDY SOME FACE AND EYES TYPES
GRAMMAR: The simple present tenses HAVE/HAS.
Read and analyze the chart
SINGULAR and PLURAL
I
YOU
WE
THEY
YOU
HAVE
AN OVAL
FACE.
HE
SHE
IT
HAS
TASK 6. COMPLETE THE SENTENCES BELOW USING HAVE OR HAS
a. Mary ___________ deep set eyes.
b. The recruits ___________ big nose.
c. The jai ___________ 3 rooms.
d. You ___________ a criminal record.
e. The robber ___________ green wide set eyes.
f. The cell ___________ many convicts.

g. The detective ___________ the evidences.
h. The gun ___________ fngerprints.
i. My handcufs ___________ a key.
J. She ___________ pale face.
k. The police ___________ frearms.
L. That man ___________ round face.
We use have or has:
1. For things we possess or own.
I have a criminal record. She has evidences.
2. To describe people, places, animals and things.
That jail has individual room.
The perpetrators have black eyes.
3. For our family and people we know.
She has a friend from Canada. I have a son.
4. with some expressions like the following.
Have a cold/ the fue.
Have a temperature.
Have headache.
Have toothache.
Have a problem.
These cops have the fue now.
The victim has temperature.
I Have headache.
The thief has toothache.
The judge has a problem.
TRAMO IV
262 ENGLISH I
TASK 7. COMPLETE THE SENTENCES USING HAVE OR HAS
a. James is a dangerous intruder, he ________ a old criminal record. The police ofcers ________ his physical
appearance description. James ________ a partner and they ________ pistols to attack people.

b. Steve ________ a good job. He ________ a big family. His wife ________ a car. They ________ a big house
and it ________ a garden.
TASK 8. DICTATION
Listen to your teacher, write the sentences and complete them using have or has.
TASK 9. VOCABULARY. STUDY SOME ADJECTIVES TO DESCRIBE HAIR
Listen and repeat after your teacher. Write their meaning.
TASK 10. WORK WITH YOUR PARTNER. WRITE TWELVE SENTENCES
DESCRIBING YOUR CLASSMATES’ FACE, EYES AND HAIR
TASK 11. VOCABULARY. STUDY THESE ADJECTIVES TO DESCRIBE PEOPLE
Write each word’s meaning. Look in the dictionary for words you don’t know. Then, listen and repeat after
your teacher.
Grammar: Word order for physical description.
Read and analyze the chart
The adverbs very and so make adjectives stronger
1. The robber is tall and very fat 2. That man is very old
Subject + be + height + weight.
The thief is tall and fat.
The burglars are short and thin.
A Mustache A Beard Blonde Straight Wavy Short Curly Shoulder length Long Bald
Young Old Middle-Aged Short Tall Height Weight Thin Fat
Subject + be + age : The convict is middle-aged.
The ofenders are young.
263
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 12. WRITE TEN SENTENCES USING THE ABOVE ADJECTIVES,
REMEMBER TO USE BE
Grammar: Word order for hair and eyes description.
Read and analyze the chart
With have with be
The robber has black hair. OR His hair is black.
The judge has long hair. OR Her hair is long.
The burglars have long, black hair. OR Their hair is long and black.
I have long, wavy, black hair. OR My hair is long, wavy and black.
The criminal has blue eyes OR His eyes are blue.
TASK 13. COMPLETE THE SENTENCES WITH BE OR HAVE
a. Your eyes ________ blue.
b. That criminal ______ a long, white beard.
c. Those women _______ straight black hair.
d. My sergeant _____ bald, and he ____ a mustache.
e. Our hair _______ wavy and blonde.

TASK 14. LISTEN TO YOUR TEACHERS’ DESCRIPTION
Guess who the person is and write it down. Then, work in pair and describe someone you know.
GRAMMAR: Demonstrative adjectives.
Read and analyze the chart GRAMMAR FUNCTION

SINGULAR PLURAL
This handgun is hot These handcufs are silver
That cell is full. Those men are dangerous
13 a. Write an entire physical description
of these criminals.
1. We use this and these for people,
animals and things that are near us.
2. We use that and those for people,
animals and thing a that are far from us.
TRAMO IV
264 ENGLISH I
TASK 15. LOOK AT THE PICTURE AND WRITE SENTENCES USING THIS,
THAT, THESE, THOSE
TASK 16. COMPLETE THE SENTENCES. USE THE WORDS IN PARENTHESES
(This, These) ________________ convicts are terrible.
(That, Those) ________________ is a high-quality gun.
(This, These) ________________ cells are dirty.
(That, Those) ________________ are their victims.
TASK 17. POINT TO OR TOUCH THINGS OR PEOPLE IN THE CLASSROOM.
USE THIS, THAT, THESE, THOSE
TASK 18. LOOK IN THE DICTIONARY FOR WORD YOU DON’T KNOW AND
DESCRIBE THE PNB UNIFORM. LOOK AT THE PICTURES
(This, These) ________________ patrol is new.
(That, Those) ________________ records are very old.
(This, These) ________________ fngerprints are fresh.
(That, Those) ________________ radar is broken.
265
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 19. PROJECT. INSTRUCTIONS
1. Work as a class and make a poster of an important personality who has contributed to human rights in Venezuela.
2. Stick a photo of the person on the poster.
3. Write his/her personal information; describe his/her personal appearance and write his/her contribution
to human rights.
4. Make questions with answers; include key expressions and new vocabulary.
TASK 20. READING COMPREHENSION
Read the text carefully. Look in the dictionary words you don’t know.
Hi, I am Esteban, I am a police ofcer, I have a good job and I love it! People think that my profession is
very important because I serve and protect the nation. Also, I fght crimes and handles emergencies. Some-
times, I come across many English speakers that commit crimes, whereas others are victims of crime. In both
cases, I need to ask and answer questions in English. Also, my job may require I speak to English witnesses.
Remember, time can be a key factor in solving a crime or saving a life. The police cannot always wait for an
interpreter.
After reading answer true or false
A police ofcer doesn’t have an important job. __________________________________________________.
A police ofcer protects people. ______________________________________________________________.
A police ofcer fghts crime. __________________________________________________________________.
A Police ofcer never handles emergencies. _____________________________________________________.
A police ofcer doesn’t ask questions. __________________________________________________________.
A police ofcer speaks to witnesses. ___________________________________________________________ .
Time is important when a police ofcer solves a crime _____________________________________________.
A police ofcer always is with an interpreter. _____________________________________________________.
Answer the following questions:
Is “English” an international language? __________________________________________________________.
Is important the police speak English? __________________________________________________________.
Why is it important? _________________________________________________________________________.
ENGLISH FOR POLICE
TRAMO IV
266 ENGLISH I

TASK 1. LISTEN AND READ THE FOLLOWING LINES
In Venezuela’s capital city, Caracas:
There is noise as in any large city.
There are millions of inhabitants.
There is an international airport.
There are dangerous areas to avoid.
There is a presidential palace.
There are many hospitals.
There are museums and art galleries, also
many important places to visit.
TASK 2. ANSWER THE FOLLOWING QUESTIONS
a. Are there risky areas in Caracas? b. Is there calmness in Caracas?
GRAMMAR: Statements with There + Be.
Read and analyze the chart
AFFIRMATIVE STATEMENTS
THERE BE SUBJETC LOCATION
Singular There is an ofcer at the station
Plural There are ofcers at the hospital
NEGATIVE STATEMENTS
THERE BE SUBJETC LOCATION
Singular There isn´t an ofcer at the station
Plural There aren´t ofcers at the hospital
TASK 3. LOOK AT THE PICTURE AND COMPLETE THE SENTENCES WITH
THERE IS OR ISNT / THERE ARE OR AREN’T
IN THE CITY

MODULE
IV
We use there is or there are to say
that something exists.
We use there isn’t or there aren’t to
say that something doesn’t exist.
We use any before plural nouns that
follow negative verbs and yes/no
questions.
Are there any pyramids in Caracas?
No, there aren’t any pyramids in
Caracas.
267
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 4. WRITE TEN SENTENCES ABOUT THINGS THAT ARE AND ARE NOT
IN YOUR CLASSROOM
a. ________ police ofcers in the street.
b.________ trafc lights in the avenue.
c. ________ a bike in the avenue.
d.________ a demonstration in the avenue.

TASK 5. WORK IN PAIRS. ASK AND ANSWER ABOUT FIVE THINGS THAT
ARE AND ARE NOT AT THE UNIVERSITY
GRAMMAR: count and non-count nouns.
Read and analyze the charts
We can count some things. A pistol is a count noun. It can be a singular or plural.
e.g., one pistol - two pistols.
Some nouns, however, can be both countable and uncountable. e.g., a noise – two noises.
We cannot count other nouns. These are non countable nouns. These nouns do not have a or an in from
of them, and they do not have plural.
Non countable nouns take a singular verb form.
The trafc is terrible. or The air pollution is shocking here.
Here are some uncountable nouns.

EXAMPLES OF NON COUNTABLE NOUNS
Mass nouns Money, paper, gold, water, oil, gasoline, wood, silver…
Abstract nouns Love, happiness, peace, luck…
Others Grafti, pollution, advice, information, weather, help, music, work, trafc,
homework,
TASK 6. WRITE C FOR COUNT NOUNS AND N FOR NONCOUNT NOUNS
______ Police ______ Gold ______ Car
______ Trafc Jam ______ Ferry ______ Trafc light
______ Noise ______ Pedestrian ______ Subway line
______ Public transportation ______ Parking ______ Highway
______ Pollution ______ Cable car ______ Train system
______ City ______ Taxi service ______ Taxi stand
______ Weather ______ Music ______ Student
______ Demonstration ______ Money ______ Police patrol car
e. ________ a ice cream’s seller.
f. ________ trees in the street.
g. ________ a dog next to the police.
h. _________ a car in the street.
TRAMO IV
268 ENGLISH I
TASK 7. LISTEN TO YOUR TEACHER AS HE/SHE TALKS ABOUT CARACAS
TRAFFIC PROBLEMS. CHECK THE FOLLOWING STATEMENTS AND DETERMINE
IF THEY ARE TRUE OR FALSE. MARK T OR F
There aren´t enough cars in Caracas. ___________
There are too many buses in Caracas. __________
We need more public transportation. __________
There is a problem with Caracas´s cable car. ____________
There isn´t parking in Caracas. _____________
There are many pedestrian´s facilities in the street. _____________
TASK 8. WRITE TEN SENTENCES USING THE ABOVE COUNT AND
NONCOUNT NOUNS
GRAMMAR: questions with There + Be
Read and analyze the chart
Question Answers
Is there a police station around here?
Yes. There is one, walk
straight down
Is there a pharmacy near here? Yes, there is. / No, there’s not.
Is there a hospital on Baralt Avenue? Yes, there is. / No, there isn’t.

TASK 9. WORK IN PAIRS. LET’S TALK. PRACTICE THE CONVERSATION (MODEL)
A: Excuse me. Is there ____________ near here?
B: Yes. There’s _______________.
TASK 10. LABEL THESE WORDS WITH THE PICTURES
1. A bank supermarket 2. A pharmacy 3. A hospital 4. A supermarket
A: Excuse me. Are there ____________ near here?
B: Yes. There´re _______________.
269
TRAMO IV
ENGLISH I
Read. Preposition of place.

TASK 10. VOCABULARY. STUDY THESE PREPOSITIONS OF PLACE
Write each word’s meaning. Look in the dictionary for words you don’t know. Then, listen and
repeat after your teacher.
TASK 11. LABEL WITH A PREPOSITION OF PLACE EACH PICTURE
1. 3.

2. 4.
TASK 12. LOOK AT THE PICTURE AND COMPLETE THE SENTENCES
GRAMMAR: questions: where + Be. / subject pronoun it.
Read and analyze the chart
We use the prepositions of place to express where people and things are
Next to Under In front of In Behind
Between Above On
We say at school, at the ofce, at the airport.
On the second foor. on the third foor...
In my apartment, in the classroom.

Pharmacy Hospital
Police station Bank
Supermarket
Where´s the pharmacy? It´s in front of the hospital
Where´s the police station? It´s between the pharmacy and the
Contractions
Where is ---->
Where´s
it is ---> it´s
1. The police is ________________________________ .
but the robber is ______________________________.
2. The pharmacy is ____________________________.
and the hospital is ____________________________.
A: Excuse me. Are there ____________ near here?
B: Yes. There´re _______________.
TRAMO IV
270 ENGLISH I
TASK 12. VOCABULARY. STUDY THESE PREPOSITIONS OF PLACE. LABEL
THE PICTURES

Bank Police station
on the
left
on the
right
Hospital
TASK 13. WORK IN PAIRS. ASK AND ANSWER QUESTIONS. USE THE
INFORMATION GIVEN
1. A bank / next to the bank. 4. The police station / down the street /on the left.
2. A hospital / across the street. 5. A pharmacy / around the corner.
3. A church/ down the street. 6. A supermarket /on the left / between the buildings.
TASK 14. LISTEN TO YOUR TEACHER AND TAKE NOTES, WRITE AND SAY
WHERE THE PLACES ARE
271
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 15. LISTEN AND REPEAT AFTER YOUR TEACHER THIS CONVERSATION
A Venezuelan police ofcer helps an American woman fnd her missing daughter...
Woman: Help Police! Please, help me!
Police: Yes, madam. What’s wrong? Do you speak Spanish?
Woman:
No sorry, only English. But I need you to help me, please! My daughter is missing. I can’t fnd
her anywhere! I am really nervous. She is only 5 years old and she doesn’t know how to speak
Spanish.
Police:
Don’t worry. First, calm down madam. Speaking English is not a problem for the Venezuelan
police. I am with you now. Listen, down the street is my patrol car, let me inform my partner.
What’s your daughter´s name?
Woman: Her name is Mary! She has straight and blond hair. She’s fat and small.
Police: Okay and what is she wearing today?
Woman:
She is wearing a green T-shirt and yellow shorts. She has a light green cap on, too. I am so
nervous.
Police:
Don’t worry; everything is going to be okay. Stay right at the front of the bookstore in case she
comes.
Woman: But what do I have to do? She is more than 20 minutes missing, I am desperate!
Police:
Calm down, everything is controlled now, just stay here. Madam, madam! Do you see that girl
between the pharmacy and the supermarket? Is she Mary?
Woman: Oh Mary! Mary she is my little heart.
Police: Let´s go!
Woman: Thanks ofcer, I really appreciate your help.
Police:
You´re welcome madam, just remember I am here to serve and help the general public like you.
Have a nice day! And please, take care of Mary!
Answer these questions
Check your understanding
1. Why is the woman panicking?
2. Which is true about Mary?
3. Where is Mary?
4. Is the police nervous?
TRAMO IV
272 ENGLISH I
TASK 1. READ THE STATEMENTS AND THEN THINK ABOUT DIFFERENCES
Grammar: Present simple.
Read and analyze the charts
SUBJECT VERB COMPLEMENT SUBJECT VERB COMPLEMENT
I
work
at the police
station
she
works
at the police
station
You he
They
it
We

TASK 2. READ THE SENTENCES ABOUT A TYPICAL DAY FOR A
POLICEMAN. UNDERLINE THE CORRECT FORM OF THE VERB
a. The alarm clock (ring/ rings) at 5:00 every morning.
b. The policeman (turn/ turns) of the alarm clock
c. He (get/ gets) up.
d. He (walk/ walks) to the bathroom.
e. He (jog/jogs) around his house then,
f. He (practice/ practices) a routine exercises.
g. The policeman (drink/drinks) cofee.
h. He (take/ takes) a shower.
i. He (put/puts) on his uniform.
j. He (clean/cleans) his Police hat.
k. He (take/takes) his handgun
l. He (call/calls) his brother ofcers.
m. He (listen/listens) to the news on police radio.
OUR TRAINING

MODULE
V
A police ofcer drives a patrol
car.
Police ofcers drive patrol cars.
He uses a police radio and
wears a ballistic vest.
They use police radios and
wear ballistic vests.
We use the simple present tense when we
talk about what people do all the time,
their routines, or facts.
The verb after he, she or it takes a fnal –s
273
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 3. WRITE FIVE DIFFERENT THINGS A POLICE DOES EVERY DAY
1._________________________________________________________________________________________
2._________________________________________________________________________________________
3._________________________________________________________________________________________
4._________________________________________________________________________________________
5._________________________________________________________________________________________
TASK 4. WRITE FIVE THINGS YOU DO EVERY DAY
1._________________________________________________________________________________________
2._________________________________________________________________________________________
3._________________________________________________________________________________________
4._________________________________________________________________________________________
5._________________________________________________________________________________________
TASK 5. LISTEN AND REPEAT THE TEXT. DISCUSS ABOUT THE SPELLING
AND PRONUNCIATION OF FINAL -S AND -ES
His name is James. He is a police ofcer. He maintains the order; also, he protects the public and watches
private properties. James keeps the peace and investigates crimes.
Grammar: Present simple.
Read and analyze the charts
VERBS SPELLING EXAMPLES PRONUNCIATION
Verb ends in voiceless
f, k,p,t.
Like work sleep
Add - S
He works hard.
She likes coffee.
It sleeps at night.
/s/
Verb ends in voiced
b,d,g,l,m, n,r,v or vowel.
Swim read run jog
Add - S
She reads the news.
He jogs at 5.30 am.
It runs fast.
/z/
Verb ends in
ch, sh, s, x, z*, o.
Wash fx dress go
Add - ES
It goes alone.
She dresses.
He fxes the radio.
/iz/
Verb ends in consonant +Y
Worry cry hurry
Drop y,
Add - IES
He worries a lot.
She cries at night.
/z/
Verb ends in vowel+Y
Play stay buy Add - S
He plays baseball.
He stays at the station.
/z/
* Verbs that end in dge, as in judge, add only-s but are pronounced with /iz/at the
SPELLING AND PRONUNCIATION OF FINAL -S AND -ES
TRAMO IV
274 ENGLISH I
TASK 6. WRITE THE THIRD PERSON SINGULAR OF THE FOLLOWING
VERBS IN THE CORRECT COLUMN, THEN READ THEM OUT LOUD
Ask dance begin brush catch buy fy
Drink eat open kiss look miss fx
Pass speak rain stop maintain write use
Play wash watch murder walk kill try
Wish discharge fre shoot guard keep see
/S/ /IZ/ /Z/
TASK 6. VOCABULARY. POLICE TRAINING ACTIVITIES
Write and explain the activities’ meaning. Look in the dictionary for words you don’t know. Then, listen
and repeat after your teacher.
Foot march Field training exercises Communication Weapon training Drill
First end training Public spirit course
275
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 7. LISTEN TO YOUR TEACHER AND COMPLETE THE SERGEANT
RIVAS’ SCHEDULE
time Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday
Communication
training
3 km foot march
Field training
exercise
Field training
exercise
Communication
training
Weapons
training
TASK 8. WORK WITH A PARTNER AND WRITE A COMPOSITION ABOUT:
HOW DOES THE SERGEANT RIVAS TRAIN EVERY DAY? STICK PHOTOS
EXPLAINING THE STEPS
TRAMO IV
276 ENGLISH I
TASK 9. COMPLETE THE SENTENCES USING THESE WORDS
The PNB
The PNB is an organization in Venezuela, which
is formed by volunteer police ofcers. Each of-
cial _____________ and ___________ a long period
of time. The main _________ is 45 weeks. During
that time _________ learn basic skills, including
_________ and _________. The _________ have to
follow _________ and wear _________.
TASK 10. READ THE FOLLOWING STATEMENTS ALOUD AND SAY IF IT´S
TRUE OR FALSE. MARK T OR F RESPECTIVELY
_______ Recruits live in barracks.
_______ The basic training is 45 weeks.
_______ The PNB is a Venezuelan organization.
_______ Recruits wear uniform.
_______ The PNB doesn’t have volunteers.
_______ Recruits don’t have to follow instructions.
GRAMMAR FUNCTION GRAMMAR: The simple present tense
Negative sentences
Read and analyze the chart. Think about
They don’t call the cops. We don’t carry guns
She doesn’t call the cops. She doesn’t carry a
In present tense negative
statements, do and does
are auxiliary verbs. The base
verb does not take –S or
ES for the third person
singular. The ---S ending is on
the helping verb (DOES). SUBJECT DO NOT/ DOES NOT BASE VERB COMPLEMENT
I
YOU
WE
THEY
DO NOT
CALL
for back up.
HE
SHE
IT
DOES NOT for back up.
Contractions
DO NOT = DON’T
DOES NOT =
We usually use contractions when we speak. We avoid contraction when we write
weapons training study drill train uniforms instructions basic training recruits
277
TRAMO IV
ENGLISH I
TASK 11. LISTEN AND REPEAT. THEN, WRITE SOME NEGATIVE SENTENCES
ABOUT FAKE POLICE DUTIES
I control the trafc and prevent driving at high speed accidents.
I am a trafc police ofcer I don’t investigate crimes such as: murder, drug trafcking or threats.
TASK 12. WRITE IN NEGATIVE FORM THESE SENTENCES
We call for back up.
We allow anyone with a criminal record into our country.
Please enter to the crime scene.
We take fngerprints for your personal belongings
I buy frearms such as rifes and pistols.
In this area occurs a lot of gang activity.
She looks an intruder on the third foor.
The guards work in that prison.
These policemen caught pickpockets on the subway.
Our local cops carry pistols.
Ofcers investigate the bank robbery.
The thief burgles your car.
TASK 13. WRITE THE MISSING WORD. VOCABULARY. REVIEW MODULE 1
VOCABULARY MEANING
a person who enters a home or business illegally
a person who breaks into a home or business and steals items
marks left by fngers that identify a person
a person who is doing (or supposed to be doing) jail time
under police control
the act of searching for
individual room in a jail/prison
somebody who steals
a place where criminals are confned the crime
a thief who steals from people’s pockets in transit or in crowds
theft; taking something that does not belong to you, often with force
police that are called in to support or help
BIBLIOGRAFÍA
BROUKAL M. (2004) Grammar and function 1. Macgraw-
Hill. ESL/ELT. New York.
BROUKAL M. (2004) Grammar and function 2. Macgraw-
Hill. ESL/ELT. New York.
SCHRAMPFER, B. (1999). Understanding and Using
English Grammar. Longman: New York.
FUCHS M. and BONNER M. (2001). Grammar Express In-
termediate. Longman: New York.
Gray D. and Edwards L. (1999). Elevator 01. Richmond
publishing. London. United Kingdom.
CHAMOT, A. and others (1990). Intercom 01 Student
Book.Heinle& Heinle: USA.
HORNBY, A. S. (1995). Oxford Advanced Learner’s Dictio-
nary. Oxford University Press: Oxford.
http://www.englishclub.com/english-for-work/police-
tourists.htm visited on March, 2012.
http://gosouthamerica.about.com/cs/southamerica/p/
VenCaracas.htm visited on March, 2012.
http://www.englishclub.com/english-for-work/police-
vocabulary.htm visited on February, 2012.
http://www.englishclub.com/english-for-work/police-
vocabulary.htm visited on February, 2012.
http://www.englishclub.com/english-for-work/police-
tourists.htm visited on February, 2012.
PICTURE REFERENCES
http://www.elnuevoherald.com/2009/02/24/390389/
venezuela-confrma-colaboracion.html
http://www.rnv.gov.ve/noticias/index.
php?act=ST&f=27&t=107482
http://laradiodelsur.com/?p=38588
http://www.minutoaminuto.com.ve/content/
polic%C3%AD-nacional-bolivariana-estima-plan-de-cre-
cimiento-de-31-mil-funcionarios-0
http://redigitaltv.com/?p=19145
http://noticias.eluniversal.com/2009/08/13/pol_art_
nuevos-uniformes-po_1521038.shtml
http://noticucuta.blogspot.com/2010_10_01_archive.
html
http://arbolesdesanpedro.blogspot.com/2010/10/la-
universidad-de-la-seguridad-en-la.html
http://www.talcualdigital.com/Temas.aspx?Tag=PNB
http://primicias24.com/nacionales/582-personas-han-
sido-detenidas-por-la-pnb-por-robos-en-el-metro-de-
caracas/
http://ultimasnoticiasvenezuela.com.ve/imagen-por-
tada/si?page=457
http://grogergutierrez.wordpress.com/2011/05/01/con-
sejo-general-de-policia-policia-nacional-bolivariana/
http://www.noticias24.com/actualidad/noti-
cia/269630/pnb-ha-destituido-a-86-efectivos-por-estar-
vinculados-con-casos-de-corrupcion/
http://ultimahora.es/mallorca/noticia/noticias/nacio-
nal/perros-adiestrados-ayudan-a-la-policia-a-encontrar-
dinero-negro.html
http://actualidad.orange.es/nacional/roco-vero-y-liri-
tres-perros-policia-mucho-olfato-para-dinero-negro.html
http://elmisantropodigital.blogspot.com/2010/09/pe-
rros-policia.html
http://www.canstockphoto.com/european-id-
card-2152232.html
http://forandstyle.com/beautiful-and-interesting-
with-blouses-and-shirts
http://fortheloveofglitter.blogspot.com/2011/02/lear-
ning-your-eye-shape-and-techniques.html
http://io9.com/saqqaq/
http://www.uclan.ac.uk/schools/psychology/research/
evoft/overview.php
http://articles.philly.com/2012-01-20/
news/30647550_1_license-plate-car-arson-tampons
http://1viejasfotosactuales.multiply.com/journal/
item/47?&item_id=47&view:replies=reverse&show_inters
titial=1&u=%2Fjournal%2Fitem
http://primicias24.com/nacionales/trabajadores-terce-
rizados-protestan-en-la-avenida-urdaneta/
http://www.noticierodigital.com/2011/04/las-101-co-
sas-que-hacer-en-caracas-antes-de-morirse/
279