Traducción del texto introductorio

‘Traç’ (trazo)
El dibujo como herramienta de conocimiento

El dibujo es tan antiguo como el ser humano. Antes que la escritura apareció el trazo, un
primer intento de convertir aquello que uno tiene en la cabeza en una forma. Ya sea
sobre la arena de la playa o sobre la pared de una cueva, el dibujo es la primera interfaz
visual entre los humanos, el primer canal de comunicación interpersonal no verbal.

Los humanos prehistóricos atribuían un significado y una función mágica o ritual a las
representaciones de sus dibujos. Creían que la representación de un bisonte era una
forma de apropiárselo o que la representación de una mujer con unos pechos enormes
aseguraba fertilidad. En todo caso, otras interpretaciones sugieren que algunas pinturas
rupestres podían tener un significado informativo o instructivo, como, por ejemplo,
ciertos esbozos, llamados tectiformes, en la cueva de la Font de Gaume a Dordonya
(Francia), que se pueden interpretar como trampas para cazar mamuts. Queda claro,
pues, que desde su inicio, el dibujo fue un resultado en el que podemos encontrar las
primeras concepciones del concepto ‘belleza’ y, a su vez, un medio para otro fin, ya
fuera mágico o informativo.

Si buscamos la definición de la palabra dibujo en Wikipedia, quizás poco rigurosa pero
recurrente, encontraremos: “El dibujo es el arte que instruye a dibujar. Dibujar es
proyectar o diseñar gráficamente. Es la plasmación de una idea”.

Así pues, vemos que el dibujo, además de un fin estético con una larguísima tradición
dentro de las bellas artes y de una exhibición técnica, que tiene merito en si misma, con
una sabiduría que tan solo se adquiere con practica y años de dedicación, puede ser un
medio. Y es aquí donde centramos la mirada, en el dibujo como herramienta, medio,
proceso de trabajo. Desde campos como el arte hasta la ciencia y la investigación
tecnológica, el dibujo se ha utilizado para generar conocimiento y transmitirlo.

Dibujar es proyectar, dicen. Es decir, dibujar es una forma de pensar, de crear, de
plasmar una idea. El dibujo es un nexo entra la mente y la mano, entre la idea y la
materia, entre la creatividad y la realidad. El dibujo aúna pensamiento, narrativa y
acción. El pensamiento genera la idea que provoca el dibujo. La narrativa genera la
necesidad de dibujar para transmitir la información contenida en el pensamiento. La
acción es lo que hace posible, mediante la mano, el pensamiento y la narrativa. Es la
acción la que hace realidad la idea y la información en el dibujo.

La exposición ‘Traç’ intentará mostrar las capacidades del dibujo como herramienta de
conocimiento, como un medio de comunicación, como un soporte para proyectar, como
una manera de hacer realidad ideas y, incluso, sueños. No se trata de una exposición de
obras de arte, aunque incluya dibujos magníficos. Es una puesta en escena de una idea,
colocando el foco de atención en el potencial del dibujo como mecanismo de creación y
conocimiento.

El Centre Artistic Sant Lluc hace unos años que trabaja con el dibujo como eje central
de su actividad. Tras un tiempo, y de presentar el manifiesto Sant Lluc es dibujo, vive
con feliz sorpresa la eclosión del dibujo en la ciudad. El Big Draw como una fiesta del
dibujo, la efervescente escena del dibujo dentro del arte contemporáneo emergente, la
proliferación de los llamados cuadernistas, la revitalización de la ilustración en todos
sus ámbitos, el buen nombre de producciones de animación hechas en nuestro país, etc.
Cuando parecía que la cultura digital nos alejaba del lápiz y el papel, una nueva
generación que ya ha crecido con el ordenador como herramienta imprescindible siente
la necesidad de dibujar, de tocar, de crear por ellos mismos sin mas interfaz que su
propia mano.

Ahora, Arts Santa Mònica y Sant Lluc coproducen una exposición que tiene dos partes.,
En el Santa Mònica encontraremos la parte expositita física, es decir, las piezas que
ilustran esta reivindicación del dibujo como herramienta de trabajo, de creación y
difusión de conocimiento. La narrativa expositiva, con mas de 100 piezas, se divide en
cuatro apartados::

- Para explorar, cuando el dibujo genera conocimiento
- Para probar, cuando el dibujo es parte de una investigación
- Para recordar, cuando el dibujo es memoria
- Para explicar, cuando el dibujo es una herramienta de comunicación

Muchas de las piezas expuestas podrían ubicarse en más de un apartado, pero
intentaremos extraer de cada una de ella un valor ilustrativo, uniéndolas con otras para
crear un discurso en su conjunto.

En Sant Lluc encontraremos la expresión viva del dibujo, con unas conferencias
perfomativas que transformaran el espacio expositivo del Palau Mercader en un aula, un
taller, un estudio, un espacio de conocimiento vivo. Una experiencia vivencial que, a su
vez genera una exposición.
Cuatro conferencias performativas que dejan rastro sobre las paredes de Sant Lluc.
Cuatro acciones narrativas que se corresponden con los cuatro ámbitos de estudio de
‘Traç’: el dibujo para entender, probar, recordar y explicar. Al mismo tiempo, una cata
del dibujo en la ciencia a cargo de J osep Perellò, el dibujo ilustrativo por Miguel
Gallardo, el dibujo en el proyecto arquitectónico con el estudio de arquitectura Flores
Prats, y el dibujo en el arte por Domènec.

Al mismo tiempo, en ambas sedes se llevaran a termino una serie de actividades
paralelas que ayudaran a ampliar la función de la exposición, que no es otra que celebrar
esta herramienta de expresión tan magnifica que es el dibujo y reivindicar su uso, su
enseñanza y su validez como lenguaje y como un medio de obtener y expandir
conocimiento.

Finalmente, debo confesar que el proceso de búsqueda de piezas ha sido fantástico. Ahí
donde acudí, fuera el archivo de un museo, las salas de un centro de investigación o el
taller de un artista, he encontrado gente que no solo sabe mucho sobre dibujo, si no que
lo ama con pasión. Nuestro agradecimiento a todas las personas e instituciones que han
ayudado a hacer esta exposición con la cesión de sus materiales y su tiempo. Esta
exposición es una suma y, sin esta buena disponibilidad, no habría sido posible.

LARGA VIDA AL DIBUJ O!

Òscar Guayabero, comisario de la exposición

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful