Está en la página 1de 3

CONVENCIÓN NACIONAL CAMPESINA E INDÍGENA

#ElCampoSomosTodos

México, D. F. a 14 de Octubre de 2014.

En relación a los lamentables hechos ocurridos en Iguala, Guerrero. Las organizaciones que integramos el Movimiento en Defensa del Territorio y por el Derecho a la Alimentación, las cuales somos convocantes a la Convención Nacional Campesina e Indígena, queremos señalar lo siguiente:

1.

La noche del 26 de Septiembre y la madrugada del 27 de Septiembre, los policías municipales de Iguala, Guerrero junto a un grupo de paramilitares ejecutaron extrajudicialmente a seis personas, entre ellos a 3 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero. Lesionaron a 20 jóvenes y detuvieron desaparecieron a 43 estudiantes normalistas.

2.

Los hechos ocurrieron en presencia de la policía estatal, federal, agentes del Cisen y elementos del batallón de infantería número 27, que depende de la 35 Zona Militar quienes momentos después de dichas agresiones no hicieron nada para buscar a los normalistas o detener a los responsables, en lugar de eso retuvieron a varios sobrevivientes, dejando pasar entre la primera y segunda balacera tres horas, por lo que por acción y omisión son responsables también de los lamentables hechos.

3.

Que la agresión y uso desproporcionado de la fuerza contra los estudiantes de Ayotzinapa, fue algo previamente planificado y ordenado desde las más altas esferas del poder y por tanto no se puede exentar a la cadena de mando del Operativo Guerrero Seguro , no fue una acción fortuita, ni aislada. Es la aplicación de la criminalización y judicialización de la lucha social y el resultado de la política sistemática de violaciones a los derechos humanos en contra de todos los mexicanos y una muestra inequívoca de la estrategia de represión dirigida contra el movimiento social organizado, la cual se constituye en terrorismo de Estado.

4.

Ante la gravedad de los hechos, es lamentable y condenable que el Gobierno Federal se haya desentendido de su responsabilidad de dar protección a las víctimas argumentando órdenes y áreas de competencia y delegándole el peso de las investigaciones al Gobierno de Guerrero, todo con el afán de sacar raja política de la situación.

5. Sólo ante la condena de organismos internacionales (ONU, OEA, Corte Interamericana, Amnistía Internacional, entre otros) y la exigencia de los mismos a acelerar las investigaciones para localizar con vida a los 43 estudiantes normalistas, finalmente ha intervenido, se perdió tiempo valioso, lo cual, en el mejor de los casos los hace responsables por omisión.

6. Los hechos demuestran, que lo que aconteció es un crimen de estado, pues están involucrados los tres órdenes de gobierno. Se configura el delito de desaparición forzada, crimen de lesa humanidad, tortura, tratos inhumanos y degradantes.

7. Pese a lo anterior, la investigación judicial sobre el caso ha sido “caótica” y “hostil” como lo ha señalado Amnistía Internacional.

En días pasados la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU dio a conocer un comunicado, que incluye la opinión de expertos independientes, señala entre otras cosas lo siguiente:

“Lo ocurrido en Guerrero es absolutamente censurable e inaceptable. No es tolerable que hechos de estas características ocurran, y aún menos en un Estado de Derecho”, recalcaron los especialistas del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Involuntarias Forzadas, además de Christof Heyns; Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias; y Juan E. Méndez, Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

“Durante años hemos identificado la impunidad que prevalece en México en casos de desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y torturas. También hemos resaltado las deficiencias en la búsqueda e identificación de personas desaparecidas”

Por lo anterior, CONDENAMOS:

1. Al estado mexicano, por el crimen que ha cometido contra los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero en donde perdieron la vida seis personas, entre ellos 3 estudiantes, lesionaron a 20 jóvenes y detuvieron desaparecieron a 43 estudiantes normalistas.

Asimismo, EXIGIMOS:

1. La presentación con vida de los 43 estudiantes normalistas.

2. La destitución y encarcelamiento del Gobernador, Lic. Ángel Heladio Aguirre Rivero, así como del alcalde con Licencia, C. José Luis Abarca.

3. La destitución del Procurador General de la República, Lic. Jesús Murillo Karam.

4. Se investigue el delito de desaparición forzada y las ejecuciones extrajudiciales, no solamente la relación del munícipe con el narcotráfico.

5. Castigo a los autores materiales e intelectuales de los aberrantes hechos.

6. Alto a la criminalización y judicialización de la lucha social.

7. Alto a la campaña sistemática de satanización y estigmatización contra estudiantes de las escuelas normales rurales del país.

8. El esclarecimiento de la ejecución extrajudicial de 22 personas por el ejército en Tlatlaya, Estado de México. Un crimen aberrante, no puede opacar ni hacer olvidar otro.