AUDIENCIA PROVINCIAL DE ZARAGOZA

SECCION SEXTA
ROLLO DE SALA (PA) Nº 59/2013
SENTENCIA Nº 282/2014
EN NOMRE DE S! M! EL RE"
ILMOS! SE#ORES$
PRESIDENTE
D! RU%N LASCO OED%
MAGISTRADOS
D! CARLOS LASALA ALASINI
D! AL&ONSO ALLEST'N MIGUEL
En la ciudad de Zaragoza, a diez de octubre de dos mil catorce.
Vista por la S())*+, S(-./ 0( 1/ A20*(,)*/ P345*,)*/1, constituida por los
Ilmos. Señores que al margen se expresan, en juicio oral y público, la presente
causa, tramitada conorme a las normas del !rocedimiento "bre#iado y registrada
en este tribunal como R4114 ,º 59 0(1 /64 2!013, procedente del $uzgado de
Instrucci%n núm. & de Zaragoza, seguida por delitos de apropiaci%n indebida o estaa
y alsedad documental contra los acusados MERCEDES GARC'A P%REZ, nacida
en Zuera 'Zaragoza(, el d)a *+,*-,./0-, con 1.2.I. n3 .454**04,6, 7ija de "ndr8s y
de 9ernanda, domiciliada en :alle ;osal)a de :astro n3 .<, :asa. =rbanizaci%n El
Saso de San >ateo de ?@llego 'Zaragoza(, cuya sol#encia no consta, sin
antecedentes penales computables, y 7ES8S MANUEL SALA G9MEZ DE
LORENZO, nacido en Zaragoza, el d)a -&,*-,./0+, con 1.2.I. n3 -&.+-<4<,A, 7ijo
de $esús y de ;osario >ar)a, domiciliado en :alle ;osal)a de :astro n3 .<, :asa.
=rbanizaci%n El Saso de San >ateo de ?@llego 'Zaragoza(, cuya sol#encia no

consta, sin antecedentes penales, representados ambos por la !rocuradora Sra.
1e7esa Ibarra y deendidos por el Betrado Sr. Cses Zapata, y tambi8n, como
responsables ci#iles subsidiarias, contra ANTIERRA, representada por la
!rocuradora Sra. =trilla "znar y deendida por el Betrado Sr. >arqu8s Bauente, y
contra GRUPO CA7ATRES: S!A!, representada por la !rocuradora Sra. !eire
Dlasco y deendida por el Betrado Sr. ?arc)a Euici, siendo partes acusadoras el
MINISTERIO &ISCAL y la ASOCIACI9N DE PROPIETARIOS DE LA ZONA ;EL
SASO< DE SAN MATEO DE G=LLEGO, representada 8sta por la !rocuradora Sra.
?arc8s 2ogu8s y deendida por el Betrado Sr. Dernad >orcate, 7abiendo sido
designado >agistrado ponente para esta resoluci%n el I1>4! S3! D! AL&ONSO
ALLEST'N MIGUEL, que expresa el parecer del Fribunal.
ANTECEDENTES DE ?EC?O
PRIMERO!@ En #irtud de denuncia presentada por los miembros del :onsejo
;ector de la "sociaci%n de !ropietarios de la Zona GEl SasoH de San >ateo de
?@llego, señores ?uillermo Viñuales >aza, 1aniel Ib@ñez Borda, $os8 >anuel !inilla
9ern@ndez y >anuel de $esús de ?regorio Blera, se instruyeron las presentes
diligencias por el $uzgado de Instrucci%n núm. & de Zaragoza, en las que se acord%
seguir el tr@mite establecido para el !rocedimiento "bre#iado, 7abida cuenta de la
pena señalada a los delitos imputados, dando traslado de las actuaciones al
>inisterio 9iscal y a la "cusaci%n !articular, que dedujeron la correspondiente
acusaci%n, en cuya #irtud el $uzgado instructor dict%, en ec7a .0 de septiembre de
-*.+, auto acordando la apertura de juicio oral, con traslado a las representaciones
procesales de los acusados y de las responsables ci#iles subsidiarias, que
ormularon sus respecti#os escritos de deensa, remiti8ndose posteriormente la
causa a esta Sala, que dict% auto de ec7a < de diciembre de -*.+, acordando lo
oportuno sobre admisi%n de pruebas y eectuando seguidamente el señalamiento del
juicio oral, el cual, tras una primera suspensi%n por encontrarse la acusada
>ercedes ?arc)a !8rez en el Eospital ;oyo Villano#a el d)a señalado, se celebr%
inalmente el pasado d)a -- de septiembre de -*.<, con la comparecencia de todas
las partes.
SEGUNDO!@ "l inicio del juicio oral, el >inisterio 9iscal anunci% su prop%sito
de introducir una caliicaci%n alternati#a por delito de apropiaci%n indebida y el
letrado Sr. Cses Zapata present% prueba documental que le ue admitida, tras lo
2

cual, una #ez practicada toda la prueba y llegado el tr@mite de conclusiones
deiniti#as, el >inisterio 9iscal modiic% en parte las que 7ab)a ormulado con
car@cter pro#isional, manteniendo 8stas en cuanto a la caliicaci%n de los 7ec7os de
autos como constituti#os de un delito continuado de alsiicaci%n de documento
mercantil de los art)culos +/-.., en relaci%n con el +/*.., .3, -3 y +3 y 4< :!, en
concurso ideal medial con un delito continuado de estaa de los art)culos -<5, -</ y
-&*...-3, <3 y 03 y 4< del :%digo !enal, y de un delito continuado de estaa de los
art)culos -<5.., -</ y -&*... -3, <3 y 03 y 4< del :%digo !enal, e introduciendo como
alternati#a al delito de estaa la caliicaci%n de los 7ec7os como delito de apropiaci%n
indebida del art)culo -&- del :%digo !enal, estimando a la acusada >ercedes
?arc)a !8rez como responsable de los delitos mencionados en primer lugar, en
concepto de autora, y al acusado $esús >anuel Sala ?%mez de Borenzo como
responsable del delito mencionado en segundo lugar, en concepto de autor, sin la
concurrencia de circunstancias modiicati#as de la responsabilidad criminal,
solicitando para la acusada >ercedes ?arc)a !8rez la imposici%n de las penas de
tres años, seis meses y un d)a de prisi%n e in7abilitaci%n especial para el derec7o de
suragio pasi#o durante el tiempo de la condena, as) como una multa de diez meses,
a raz%n de una cuota diaria de oc7o euros, con la responsabilidad personal
subsidiaria del art)culo &+ :!, en caso de impago, y para el acusado $esús >anuel
Sala ?%mez de Borenzo la pena de dos años de prisi%n e in7abilitaci%n especial
para el derec7o de suragio pasi#o durante el tiempo de la condena, con imposici%n
a ambos del pago de las costas procesales, debiendo tambi8n ser condenados a
que indemnicen, de orma conjunta y solidaria, a la "sociaci%n de !ropietarios de la
Zona GEl SasoH de San >ateo de ?@llego en la cantidad de -4.-&/,00 euros, mas los
intereses legales correspondientes, con la responsabilidad ci#il subsidiaria de
D"2FIE;;" en la cantidad de -.&*4 euros y de ?;=!C :"$"F;ES, S."., en la de
/.<+4,<* euros, mas intereses legales.
Ba "cusaci%n !articular, en igual tr@mite de conclusiones, ele#% a deiniti#as
las que 7ab)a presentado como pro#isionales, considerando los 7ec7os cometidos
por >ercedes ?arc)a !8rez como constituti#os de un delito de alsiicaci%n de
documento mercantil, en concurso ideal con un delito continuado de estaa, de los
art)culos +/-.., en relaci%n con el +/*, -<5, 4< y 44 del :%digo !enal, mientras que
los cometidos por $esús >anuel Sala ?%mez de Borenzo los consider% como
constituti#os de un delito continuado de estaa de los art)culos -<5 y 4< del :%digo
3

!enal, solicitando que a >ercedes ?arc)a !8rez le sean impuestas las penas de tres
años de prisi%n y multa de once meses, a raz%n de una cuota diaria de oc7o euros,
accesorias y costas, incluidas las de la acusaci%n particular, y a $esús >anuel Sala
?%mez de Borenzo la pena de un año y diez meses, accesorias y costas, incluidas
las de la acusaci%n particular, debiendo tambi8n ser condenados a que indemnicen
solidariamente a la "sociaci%n de !ropietarios de la Zona GEl SasoH de San >ateo
de ?@llego en la cantidad de ++.***, con la responsabilidad ci#il subsidiaria de
D"2FIE;;" en la cantidad de -.&*4 euros y de ?;=!C :"$"F;ES, S."., en la de
/.<+4,<* euros.
TERCERO!@ Ba deensa de los acusados solicit% la libre absoluci%n de
ambos, mientras que las deensas de las responsables ci#iles subsidiarias solicitaron
igualmente la absoluci%n de sus respecti#as patrocinadas.
?EC?OS PROADOS
Son 7ec7os probados, y as) se declaran, que la acusada >ercedes ?arc)a
!8rez ue la !residenta de la "sociaci%n de !ropietarios de la Zona GEl SasoH de
San >ateo de ?@llego desde el d)a .+ de abril de -.*.* 7asta el .- de ebrero de
-.*.- y, apro#ec7ando tal condici%n, libr% /0 c7eques contra las cuentas que la
asociaci%n ten)a en >ulticaja '7oy Dantierra( y :"I '7oy ?rupo :ajatres(, casi todos
ellos pagaderos al portador, por un importe total de -4.-&/,00 euros, libr@ndolos en
su nombre y con su irma, si bien, como se requer)an dos irmas autorizadas para
poder cobrarlos, irm% tambi8n en nombre del Secretario de la asociaci%n, ?uillermo
Viñuales >aza, sin su autorizaci%n, en &< de los citados c7eques, y pidi% a 8ste que
irmara los otros <-, inorm@ndole que eran para abonar gastos de la asociaci%n,
aunque ello no era cierto.
>uc7os de los mencionados c7eques al portador ueron materialmente
cobrados por el coacusado $esús >anuel Sala ?%mez de Borenzo, esposo de
>ercedes ?arc)a !8rez, present@ndose al eecto en la mayor)a de las ocasiones en
las oicinas que las entidades >ulticaja '7oy Dantierra( y :"I '7oy ?rupo :ajatres(
ten)an en la localidad de San >ateo de ?@llego, en las que ambos acusados eran
conocidos.
4

1e los c7eques en los que >ercedes ?arc)a !8rez estamp% personalmente la
irma del secretario de la asociaci%n se cobraron -.&*4 euros en >ulticaja y /.<+4,<*
euros en :"I, pero en todos los casos, una #ez cobrados en caja o #entanilla de las
citadas entidades bancarias los importes de los /0 c7eques de anterior menci%n, los
acusados incorporaban el dinero as) obtenido a su patrimonio y lo destinaban a los
propios gastos del matrimonio, dejando totalmente descapitalizada a la asociaci%n,
que por tal moti#o tu#o que pasar una derrama extraordinaria e incrementar el
importe de la cuota a los socios.
&UNDAMENTOS DE DEREC?O
PRIMERO!@ !or la "cusaci%n !articular se considera que los 7ec7os son
constituti#os de un delito de alsiicaci%n de documento mercantil, en concurso ideal
con un delito continuado de estaa, ante lo cual lo primero que 7emos de analizar es
si tal caliicaci%n, en lo que se reiere a este segundo delito, puede ser la m@s
acertada, o si, en otro orden, lo es la de apropiaci%n indebida, que es la planteada
alternati#amente por el >inisterio 9iscal. !ues bien, en cuanto a los elementos que
deinen tal delito de estaa, reiterada doctrina del Fribunal Supremo 7a incidido sobre
los requisitos que necesariamente deben concurrir para la comisi%n del mismo 'por
todas, SFS de -* de mayo de -**&(, de los cuales es el engaño precedente o
concurrente el que constituye su espina dorsal y actor nuclear, en su conceptuaci%n
como ingenio alaz y maquinador de quien trata de apro#ec7arse del patrimonio
ajeno. "dem@s, dic7o engaño 7a de ser bastante, es decir, suiciente para la
consecuci%n de los ines propuestos, cualquiera que sea la modalidad en que se
maniieste, debiendo tener adecuada entidad para que actúe como est)mulo eicaz
del traspaso patrimonial, #alorando aquella idoneidad, tanto atendiendo a m%dulos
objeti#os, como en unci%n de las condiciones personales del sujeto aectado y de
las circunstancias del caso concreto.
A en cuanto al delito de apropiaci%n indebida, se caracteriza b@sicamente por
la transmutaci%n #eriicada unilateralmente por el agente en el t)tulo posesorio de
dinero, cosas muebles o eectos, con#irtiendo la posesi%n jur)dica leg)tima inicial en
propiedad ileg)tima, y todo ello como consecuencia de la deliberada incorporaci%n de
aquellos al propio patrimonio, quebrantando as) la conianza sobre la que se gener%
el arranque posesorio l)cito de tales objetos o dinero en manos del inractor.
5

"s) pues, aún siendo cierto que estos dos delitos tienen una e#idente
coincidencia en cuanto al resultado perseguido por el sujeto acti#o, pues en ambos
7ay un enriquecimiento a costa del perjuicio de un patrimonio ajeno, tambi8n lo es
que se dierencian en lo que constituye el elemento subjeti#o de la conducta, esto
es, en el dolo especiico que concurre en cada uno de ellos, que en el de
la estaa consiste en el empleo de maquinaciones engañosas para sorprender la
buena e y la credulidad del sujeto pasi#o, mientras que en
la apropiaci%n indebida no se basa en el engaño, sino en el abuso de conianza que
tal sujeto pasi#o deposit% en el autor del delito 'por todas, SFS 504I-**- de -/ de
$ulio(.
!ues bien, si partimos del relato @ctico anteriormente realizado, obser#amos
que la acusada >ercedes ?arc)a !8rez, pre#ali8ndose de la conianza que en ella
7ab)an depositado los socios de la "sociaci%n de !ropietarios de la Zona GEl SasoH
de San >ateo de ?@llego, se apropi% en su beneicio, como si ueran suyos, de
-4.-&/,00 euros que tal asociaci%n ten)a en las cuentas bancarias de las que era
titular. Ba apropiaci%n se produjo, tal como luego se argumentar@, mediante el
libramiento de c7eques que se cargaron en dic7as cuentas ,cuya gesti%n ten)a
encomendada dic7a acusada como presidenta de la asociaci%n,, muc7os de ellos
alsiicando la irma del secretario y casi todos emitidos al portador.
!odemos airmar, pues, que tras el nombramiento de tal acusada como
presidenta se produjo una entrada l)cita en el @mbito de su control del dinero que la
asociaci%n ten)a en las mencionadas cuentas, siendo posteriormente cuando distrajo
el dinero cuya disposici%n ten)a a su alcance, mutando as) lo recibido l)citamente en
il)citamente apropiado, lle#ando a cabo esta conducta mediante el cobro de los
c7eques de anterior menci%n.
!or tanto, si tenemos en cuenta que el art. -&- del :%digo penal sanciona
como delito de apropiaci%n indebida a quien, en perjuicio de otro, se apropia o
distrae dinero, eectos, #alores o cualquier otra cosa mueble o acti#o patrimonial que
7aya recibido en dep%sito, comisi%n o administraci%n, o por otro t)tulo que produzca
obligaci%n de entregarlos o de#ol#erlos, no cabe duda de que estamos ante un delito
de tal naturaleza, pues el dinero de la asociaci%n ue deri#ado a una inalidad ajena
al destino que deb)a tener, caus@ndole con ello a tal asociaci%n el correspondiente
perjuicio patrimonial.
6

SEGUNDO!@ Eec7a esta primera precisi%n sobre la caliicaci%n jur)dica que
consideramos m@s acertada, procede a7ora #alorar las pruebas que nos 7an lle#ado
a la ijaci%n de los 7ec7os probados de anterior relato. A as), no siendo objeto de
contradicci%n la condici%n de la acusada >ercedes ?arc)a !8rez como !residenta
de la "sociaci%n de !ropietarios de la Zona GEl SasoH de San >ateo de ?@llego, ni
las acultades que como tal ten)a encomendadas en cuanto a la administraci%n del
dinero de la misma, con irma autorizada para librar c7eques en su nombre ,y cuyo
talonario guardaba en su domicilio,, la cuesti%n a dilucidar queda reducida a
determinar si el libramiento y cobro de los c7eques de autos obedeci% a la necesidad
de atender gastos o deudas de tal asociaci%n, como ella airm% en juicio, o si el
dinero as) obtenido ue des#iado del destino que le correspond)a 7acia el patrimonio
propio.
!ues bien, partiendo de que la realidad de los /0 c7eques, adem@s de 7aber
sido admitida por la citada acusada, aparece documentada en autos, la prueba
pericial caligr@ica practicada, y ratiicada en juicio, 7a acreditado que en &< de ellos
estamp% la acusada >ercedes ?arc)a !8rez las dos irmas, la suya y la de ?uillermo
Viñuales >aza, lo que pone de maniiesto que alsiic% la irma de 8ste, que era
necesaria para poder cobrarlos. A por otra parte, lo que no aparece documentado ni
justiicado de igual orma es que el destino del dinero que se obten)a tras el cobro de
los c7eques uera para pagar deudas de la asociaci%n. Es cierto que dic7a acusada
7a #enido maniestando que los correspondientes ticJets y acturas que justiicar)an
los correspondientes gastos eran entregados a ?uillermo Viñuales >aza, como
Secretario de la "sociaci%n, pero es e#idente que al airmar tal cosa alt% a la
#erdad, pues adem@s de 7aberlo negado 8ste en el juicio, sin que 7aya modiicado
su #ersi%n desde que, junto con otros, denunci% los 7ec7os, no se 7a practicado
prueba alguna que acredite la realidad de tales supuestos justiicantes, cuando tal
prueba, de 7aber sido cierto que exist)an, 7abr)a sido muy sencilla para la deensa
de la citada acusada, pues tan s%lo ten)a que obtener y aportar los duplicados o
justiicantes de caja que a buen seguro se 7abr)an prestado a emitir quienes
7ubieran entregado los originales, o incluso pod)a 7aber solicitado que se llamara a
juicio a 8stos para que dieran raz%n de elloK sin embargo, nada de ello 7izo,
ad#irti8ndose, ob#iamente, como única raz%n de la omisi%n de tales pruebas, que las
mismas no exist)an. Es m@s, remont@ndonos a momentos pre#ios a la presentaci%n
de la denuncia, y según declararon en juicio los dem@s miembros de la junta de la
7

asociaci%n, cuando detectaron la alta de ondos citaron en el mes de octubre de
-*.. a la mencionada acusada para que diera raz%n o explicaciones de lo que
pudiera 7aber ocurrido con el dinero aportado, pero la misma no accedi% a ello, lo
que #iene a corroborar igualmente que no ten)a ninguna justiicaci%n del desalco
que 7ab)a pro#ocado, as) como que ?uillermo Viñuales >aza 7ab)a dic7o la #erdad
cuando maniest% que nunca le 7ab)a entregado documentos que justiicaran los
gastos que ella dijo 7aber eectuado, y, en deiniti#a, que lo maniestado por ella en
sentido contrario en la #ista oral no ue cierto.
"dem@s de todas estas consideraciones, no puede pasar desapercibido a la
Sala, como una corroboraci%n m@s de todo lo anterior, que, como obra a los olios
<-& y ss. de las actuaciones, >ercedes ?arc)a !8rez era cotitular de un pr8stamo
7ipotecario, el cual se ue atendiendo en sus correspondientes mensualidades
durante el per)odo en que se realizaron los cobros de los c7eques mediante ingresos
en eecti#o de dinero cuyo origen tampoco 7a sido acreditado, lo que pone de
maniiesto un indicio claro de que su procedencia pudo ser precisamente la del
cobro de los citados c7eques, pues no se 7an aportado datos, documentos u otras
pruebas que demuestren cualquier otro origen.
En deiniti#a, de los 7ec7os admitidos, en relaci%n con los mo#imientos de las
cuentas de cargo de los c7eques, que no 7an sido impugnados como tales, resulta
que la cantidad as) apropiada por la citada acusada alcanz% el montante
mencionado en el relato @ctico de 8sta resoluci%n, deduci8ndose igualmente del
resto de la prueba analizada que el cobro de los reeridos c7eques, muc7os de ellos
con alsiicaci%n de irma, se eectu% en beneicio de la misma, bien por 7aberlos
cobrado directamente, o bien por 7aberlo 7ec7o a tra#8s de su esposo.
!or todo lo cual, tal y como se 7a razonado, se considera probado que la
acusada, #ali8ndose de la unci%n que ten)a como !residenta de la "sociaci%n de
!ropietarios de la Zona GEl SasoH, y abusando de la conianza que le 7ab)a sido
concedida por quienes la nombraron en abril de -.*.*, se apropi% de ondos de la
entidad que presid)a, en los importes que aparecen relejados en el anterior apartado
de 7ec7os probados.
TERCERO!@ :oncretando, pues, los 7ec7os, en lo que se reiere a la
actuaci%n de la acusada >ercedes ?arc)a !8rez, resulta que, por una parte,
acreditada que 7a quedado la distracci%n de dinero de la asociaci%n que presid)a en
8

cuant)a -4.-&/,00 euros, as) como el uso de la irma de otro para coneccionar y
cobrar &< de los c7eques que utiliz% a tal in, su conducta es incardinable como un
delito continuado de apropiaci%n indebida de los art)culos -&- y 4< del :%digo penal,
y adem@s, tal como resulta de la prueba pericial practicada y del propio
reconocimiento eectuado por ella, de un delito continuado de alsedad en
documento mercantil, cometido por particular, pre#isto y penado en el art)culo +/*..,
.3, -3 y +3, en relaci%n con los art)culos +/-.. y 4< del :%digo !enal, y ello se
entiende as) por cuanto, como se 7a argumentado, simul% repetidamente la irma de
quien, junto con ella, estaba autorizado para librar los c7eques, 7aci8ndolo, adem@s,
sin su conocimiento, como qued% acreditado por la declaraci%n del mismo, que neg%
expresamente, bajo juramento, que le 7ubiera autorizado a irmar por 8l.
Es decir, acreditado que 7a quedado el desarrollo de la conducta
protagonizada por la acusada >ercedes ?arc)a !8rez en la orma expresada en el
anterior relato @ctico, resulta incuestionable que estamos ante la conecci%n
reiterada por dic7a acusada, entre los años -*.* y -*.., de documentos alsos que,
adem@s, ten)an naturaleza mercantil, pues se trataba de c7eques cuya inalidad era
la disposici%n del dinero por cuyo importe aparec)an librados, c7eques alsos que le
sir#ieron, junto con otros que s) irm% ?uillermo Viñuales >aza a instancia suya,
para apropiarse del dinero de la asociaci%n.
CUARTO!@ En relaci%n con el delito de apropiaci%n indebida, se alega por el
>inisterio 9iscal la concurrencia de las agra#aciones espec)icas -L, <L y 0L pre#istas
en el art)culo -&*.. del :%digo !enal. !ues bien, en cuanto a la primera de ellas, la
agra#aci%n se establece cuando la apropiaci%n Mse perpetre abusando de irma de
otroH, pero en este caso, a pesar de que la conducta consisti% en irmar c7eques en
nombre de otro, sin su consentimiento ni autorizaci%n, consideramos que no es
aplicable dic7a agra#aci%n espec)ica, pues, adem@s de no ser la estampaci%n de la
tal irma ajena lo que debe entenderse como Gabuso de irma de otroH, lo cierto es
que se irmaron por ella los c7eques, en su propio nombre y en el de otra persona ,al
ser ambas irmas necesarias para cobrarlos,, pero no podemos ignorar que ello es
precisamente lo que 7a lle#ado a caliicar su conducta como constituti#a de un delito
de alsedad en documento mercantil, lo que, en cualquier caso, excluye que la
misma conducta pueda ser considerada, a la #ez, como constituti#a del delito
pre#isto en el art +/- del :%digo !enal y como elemento de agra#aci%n del delito de
apropiaci%n indebida del art -&*.., -L, del propio :%digo.
9

En segundo lugar, el art)culo -&*.., <L del :%digo !enal establece tambi8n
como circunstancia agra#atoria que el delito Mre#ista especial gra#edad, atendiendo
a la entidad del perjuicio y a la situaci%n econ%mica en que deje a la #)ctima o a su
amiliaM. !ues bien, en el presente caso, la mera descapitalizaci%n de la asociaci%n a
la que se le des#iaron los ondos con los que contaba no se considera decisi#o por
la Sala para que pueda ser apreciada tal agra#aci%n, sobre todo porque la cuant)a
objeto de apropiaci%n '-4.-&/,00 euros(, dada su entidad, no puede ser entendida,
per se, como suiciente a tal in, y adem@s, en cuanto a la situaci%n econ%mica en
que 7aya podido quedar la #)ctima, en modo alguno se 7a acreditado que por la sola
disposici%n de esa cantidad suriera la asociaci%n una alteraci%n cualitati#amente
rele#ante y gra#e 7asta el punto de merecer la conducta de la acusada el caliicati#o
de Gespecial gra#edadH. :onsecuentemente, tampoco procede apreciar este subtipo
agra#ado.
A inalmente, en lo que se reiere a la agra#aci%n alegada al amparo del
art)culo -&*... 03 del :%digo !enal, consiste la misma en que Gse cometa abuso de
las relaciones personales existentes entre #)ctima y deraudador, o apro#ec7e 8ste
su credibilidad empresarial o proesionalM. !ara que esta agra#aci%n sea aplicable es
preciso que en el caso concreto se quebrante, no s%lo una mera conianza gen8rica,
subyacente en todo 7ec7o t)pico de esta naturaleza, sino que la acci%n t)pica se
realice desde una situaci%n de mayor conianza o de mayor credibilidad de la que,
como en el presente caso, pueden depositar los socios de una asociaci%n en la
persona que eligen como presidentaK en deiniti#a, debe exigirse un plus que 7aga
de mayor gra#edad el quebrantamiento de conianza impl)cito en delitos de esta
clase, pues, en caso contrario, tal quebrantamiento se encuentra ordinariamente
inserto en todo comportamiento pre#isto en el tipo b@sico. Fampoco cabe aceptar,
pues, la concurrencia de este subtipo agra#ado que analizamos.
"s) pues, al no concurrir las agra#aciones señaladas, la reiterada conducta
apropiatoria señalada debe ser incardinada en el tipo b@sico pre#isto en el art)culo
-&-, en relaci%n con el art)culo 4<.-, del :%digo penal.
AUINTO!@ !or otra parte, en lo que se reiere a la inter#enci%n del acusado
$esús >anuel Sala ?%mez de Borenzo en los 7ec7os, es e#idente que al 7aber
acudido personalmente, por encargo de su esposa >ercedes ?arc)a !8rez, a cobrar
muc7os de los c7eques librados indebidamente, tu#o una participaci%n directa en los
7ec7os. El mismo reconoci% dic7os cobros, declarando que el dinero se lo entregaba
10

a su esposa, y aunque 8sta reiri% en juicio que Gsu marido no sab)a para que era el
dineroH, ello no es cre)ble, pues, adem@s de no 7aber quedado acreditado que en el
matrimonio tu#ieran alguna clase de ingresos, es e#idente que dic7o acusado, como
esposo de quien se apropiaba del dinero il)citamente obtenido, ten)a que estar al
corriente de los incrementos patrimoniales que en su matrimonio se produc)an,
careciendo de sentido y de la l%gica m@s elemental que tal acusado, durante todo el
lapso de tiempo en que se desarroll% la conducta delictual de su esposa,
desconociera que los cobros que 7izo de los c7eques de reerencia sir#ieran para
atender gastos de la amilia y no de la asociaci%n titular de las cuentas corrientes en
las que se cargaban, quedando, por tanto, reducida tal alegaci%n a una mera excusa
deensi#a sin undamento.
A si tal GdesconocimientoH no es #eros)mil, muc7o menos lo es el 7ec7o
alegado de que detr@s de la denuncia 7ubiera alguna moti#aci%n pol)tica relacionada
con las actuaciones que $esús >anuel Sala ?%mez de Borenzo pudo lle#ar a cabo
como concejal del "yuntamiento de San >ateo de ?@llego. Se insisti% muc7o en ello
por la deensa, presumiblemente porque no se pod)a des#irtuar con pruebas de
descargo lo que qued% claramente demostrado con otras pruebas practicadas en el
juicio, pero lo cierto es que se considera nula la incidencia que en los 7ec7os
pudieron tener los comportamientos pol)ticos aludidos, sobre los que, por tal alta de
inter8s en cuanto al an@lisis de los 7ec7os acaecidos, no merece 7acer ninguna
#aloraci%n.
:onsecuentemente, al 7aber signiicado la conducta del acusado $esús
>anuel Sala ?%mez de Borenzo una aportaci%n necesaria a la consumaci%n del
delito continuado de apropiaci%n indebida del que debe responder su esposa, pues
acilit% con su conducta el cobro y apro#ec7amiento del dinero objeto del mismo,
procede declararlo as), de conormidad con lo dispuesto en el art. -5 del :%digo
!enal, según el cual son autores, entre otros, los que cooperan a la ejecuci%n del
7ec7o con un acto sin el cual no se 7abr)a eectuado.
SEXTO!@ En lo que se reiere a la relaci%n de los mencionados delitos de
alsedad y apropiaci%n indebida, de los que debe responder la acusada >ercedes
?arc)a !8rez conorme a lo dispuesto en los arts. -4 y -5 del :%digo !enal, ambas
inracciones se 7allan entre s) en relaci%n de medio a in para la consecuci%n del
resultado perseguido, pues se alsiicaron documentos mercantiles con el prop%sito
11

de obtener un lucro il)cito mediante la des#iaci%n de ondos que pertenec)an a un
tercero, considerando, por tanto, en este caso, que ue necesaria la utilizaci%n de la
alsiicaci%n para cometer el delito de apropiaci%n indebida. "s) pues, aunque se
trata de dos delitos aut%nomos e independientes, estamos ante un concurso medial
entre el delito del art)culo -&- y la alsedad en documento mercantil de los art)culos
+/*.., .3, -3 y +3, y +/-.. del :%digo !enal, con la apreciaci%n en ambas
inracciones de la continuidad delicti#a, y todo ello se entiende as) por cuanto dic7a
conducta alsaria se repiti% en el libramiento de &< de los /0 c7eques presentados al
cobro y ue el medio id%neo del que se #ali% la acusada para conseguir unos il)citos
desplazamientos patrimoniales a su a#or, todo lo cual determinar@, en el @mbito
puniti#o, que se apliquen las normas del art)culo 44 :!.
:onorme a lo dispuesto en 8ste último precepto legal, al tratarse de un delito
continuado de apropiaci%n indebida, en concurso medial con otro, tambi8n
continuado, de alsedad en documento mercantil, procede imponer la pena
correspondiente a la inracci%n m@s gra#e, en su mitad superior, sal#o que sea m@s
a#orable al reo la punici%n separada de ambas conductas, en cuyo caso se
sancionar@n las inracciones por separado. En consecuencia, si la extensi%n de la
pena imponible por el delito continuado de los art)culos -<- y 4< del :%digo !enal se
sitúa entre un año, nue#e meses y un d)a y tres años de prisi%n, y la que
corresponder)a al delito de alsedad documental de los art)culos +/*.. y +/-.. del
:%digo !enal lo 7ace entre un año, nue#e meses y un d)a y tres años de prisi%n,
mas una multa de entre nue#e y doce meses, la pena inalmente imponible ser)a la
correspondiente al delito de alsedad documental.
En este caso, si se sancionaran ambas conductas por separado, al no
concurrir atenuantes ni agra#antes, consideramos que conorme a la m8trica
penol%gica aplicable conorme a lo dispuesto en el art. 00...0L, por el delito de
apropiaci%n indebida deber)a imponerse la pena en su mitad inerior, aunque no en
su l)mite m)nimo, pues ueron muc7as las des#iaciones de ondos reiteradamente
producidas. !or otra parte, el delito continuado de alsedad, de sancionarse por
separado, tendr)a una pena pri#ati#a de libertad igual que el anterior delito, y
adem@s, la correspondiente multa, si bien, la pena a imponer deber)a ser tambi8n
algo superior, dados los numerosos documentos alsiicados y la entidad del plan
urdido para el enriquecimiento il)cito producido. !or ello, consideramos que, de
sancionar los delitos por separado, las penas pri#ati#as de libertad a imponer
12

superar)an los tres años de prisi%n, mientras que si se opta por sancionar el delito
m@s gra#emente penado con la pena correspondiente, en su mitad superior, la de
prisi%n, ponderando las mismas circunstancias reeridas, ser)a en una extensi%n de
dos años y nue#e meses 'que estar)a dentro de la mitad superior de la
correspondiente al delito continuado, que ir)a de dos años, cuatro meses y un d)a a
tres años(. :onsecuentemente, procede sancionar el concurso medial de los delitos
de alsedad y apropiaci%n indebida con la reerida pena de dos años y nue#e meses
de prisi%n y multa de once meses Nque es la pena correspondiente a la inracci%n
m@s gra#e, en su mitad superior,, con la correspondiente responsabilidad personal
subsidiaria pre#ista en el art. &+,. del :%digo !enal, en caso de impago, ij@ndose
en oc7o euros la cuota diaria de esta sanci%n econ%mica, pues a alta de
acreditaci%n de los recursos econ%micos reales de la inculpada, esto es, de las
condiciones econ%micas a que alude el art)culo &*.& del :%digo !enal, se considera
que aún teniendo su ubicaci%n en la Ozona bajaP de la posible cuant)a pre#ista
legalmente, puede cumplir la unci%n de pre#enci%n general positi#a que le es
propia. "dem@s, conorme a lo pre#isto en el art. &0...-3 del :%digo !enal, procede
imponer a la acusada la pena accesoria de in7abilitaci%n especial para el derec7o de
suragio pasi#o durante el tiempo de la condena.
S%PTIMO!@ A en cuanto al delito continuado de apropiaci%n indebida del que
debe responder el acusado $esús >anuel Sala ?%mez de Borenzo conorme a lo
dispuesto en el citado art. 00...0L :!, la indi#idualizaci%n de la pena 7a de ijarse
teniendo en cuenta toda la extensi%n que permite el delito cometido, atendiendo a
las circunstancias personales del acusado y la mayor o menor gra#edad del 7ec7o, y
es por ello que, teniendo en cuenta el importe de la cantidad total que con su
participaci%n ue objeto de apropiaci%n '-4.-&/,00 euros(, la Sala considera que la
pena a ijar inalmente para 8l 7a de quedar en la zona baja de la pre#isi%n legal
para el delito continuado, aunque no en el umbral m)nimo, considerando as) la de
dos años de prisi%n como pena mas proporcionada a la gra#edad de la conducta,
con la accesoria de in7abilitaci%n especial para el derec7o de suragio pasi#o
durante el tiempo de la condena 'art.&0...-3 :!(.
OCTAVO!@ " tenor de lo dispuesto en los arts. .*/ y concordantes del :%digo
!enal, todo responsable criminalmente de un delito o alta lo es tambi8n ci#ilmente,
por lo que, comprendiendo esta responsabilidad la restituci%n, la reparaci%n del daño
y la indemnizaci%n de perjuicios, 7abr@ de tomarse en consideraci%n el importe inal
13

del dinero apropiado, esto es, -4.-&/,00 euros, como cuantiicaci%n del perjuicio
producido. :onsecuentemente, quienes actuaron y pro#ocaron tal perjuicio,
concretamente los acusados >ercedes ?arc)a !8rez y $esús >anuel Sala ?%mez
de Borenzo 7abr@n de indemnizar, de orma conjunta y solidaria, en tal cantidad, a la
perjudicada "sociaci%n de !ropietarios de la Zona GEl SasoH de San >ateo de
?@llego.
NOVENO!@ En el presente caso, las acusaciones 7an solicitado tambi8n en el
acto del juicio que se declare la responsabilidad ci#il subsidiaria de D"2FIE;;", en
la cantidad de -.&*4 euros, y de ?;=!C :"$"F;ES, S."., en la de /.<+4,<* euros,
mas intereses legales, en #irtud de lo dispuesto en el art)culo .-*.+ del :%digo !enal
y en base a 7aber pagado el importe de los c7eques en que la segunda irma no
7ab)a sido puesta por la persona que deb)a 7aberlo 7ec7o, esto es, por 7aberlos
pagado sin una comprobaci%n adecuada de la autenticidad de las dos irmas que
aparec)an en tales c7eques. El mencionado precepto establece la responsabilidad
ci#il de las personas naturales o jur)dicas, en los casos de delitos o altas cometidos
en los establecimientos de los que sean titulares, cuando por parte de los que los
dirijan o administren, o de sus dependientes o empleados, se 7ayan inringido los
reglamentos de polic)a o las disposiciones de la autoridad que est8n relacionados
con el 7ec7o punible cometido, de modo que 8ste no se 7ubiera producido sin dic7a
inracci%n. Sin embargo, al margen de la conusa redacci%n de tal precepto legal, en
este caso en modo alguno 7a quedado demostrada la responsabilidad en los 7ec7os
de algún empleado de las entidades a las que se reclama subsidiariamente la
correspondiente indemnizaci%n. Eemos de tener en cuenta que los acusados eran
conocidos en las reeridas entidades bancarias, que una de las personas que
irmaba 'la acusada >ercedes ?arc)a !8rez( ten)a irma reconocida como persona
autorizada para librar los c7eques y que 8sta misma persona irm% tambi8n en ellos,
con una rúbrica dierente a la suya, como si uera la del Secretario de la asociaci%n,
?uillermo Viñuales >aza, pero sin su autorizaci%n, rubricando al eecto los citados
documentos con un garabato que se asimilaba a la rúbrica aut8ntica que ten)a 8ste
arc7i#ada en las reeridas entidades bancarias, tal como puede obser#arse al
comparar las irmas que aparecen en los &< c7eques aectados con la que consta en
la ic7a obrante al olio .<* y en el 12I otocopiado al olio <<..
!or tanto, al no 7aber quedado justiicado que tales empleados bancarios no
actuaran conorme al rigor proesional que les era exigible, pues se limitaron a
14

atender con normalidad c7eques irmados por la !residenta de la asociaci%n titular
de las cuentas, presentados al cobro por ella misma o por su esposo, al que tambi8n
conoc)an, consideramos que no estaban estrictamente obligados a obser#ar una
diligencia extrema, cuasi pericial, en la comprobaci%n de la autenticidad de las
irmas, y es por ello que, con la actuaci%n que tu#ieron a tal in, y en las
circunstancias en las que se produjo, consideramos que no inringieron los
Greglamentos de polic)a o disposiciones de la autoridadH, ni incurrieron en alguna
clase de negligencia que les pudiera ser reproc7able. "s) pues, en atenci%n a tales
razonamientos, no procede declarar la responsabilidad ci#il subsidiaria de las
entidades para las que dic7os empleados trabajaban.
D%CIMO!@ !or imperati#o legal de lo dispuesto en los arts. .-+ del :! y -<*
de la BE:r., la responsabilidad criminal comporta la condena en costas procesales,
por lo que los acusados 7abr@n de ser condenados a su pago en la proporci%n
correspondiente, esto es, la acusada >ercedes ?arc)a !8rez en las dos terceras
partes y el acusado $esús >anuel Sala ?%mez de Borenzo en la tercera parte
restante, incluidas las costas de la "cusaci%n !articular.
VISTOS los art)culos citados y dem@s de general y pertinente aplicaci%n
& A L L A M O S
Que debemos CONDENAR y CONDENAMOS a MERCEDES GARC'A
P%REZ, como autora de un delito continuado de alsedad en documento mercantil,
en concurso medial con un delito continuado de apropiaci%n indebida, sin la
concurrencia de circunstancias modiicati#as de la responsabilidad criminal, a las
penas de dos años y nue#e meses de prisi%n, con la accesoria de in7abilitaci%n
especial para el derec7o de suragio pasi#o durante este tiempo, y multa de once
meses, a raz%n de una cuota diaria en oc7o euros, con la correspondiente
responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, as) como al pago de las
dos terceras partes de las costas procesales, incluidas las de la "cusaci%n
!articular.
Que debemos CONDENAR y CONDENAMOS a 7ES8S MANUEL SALA
G9MEZ DE LORENZO, como autor de un delito continuado de apropiaci%n
indebida, sin la concurrencia de circunstancias modiicati#as de la responsabilidad
criminal, a la pena de dos años de prisi%n, con la accesoria de in7abilitaci%n especial
15

para el derec7o de suragio pasi#o durante el tiempo de la condena, as) como al
pago de la tercera parte de las costas procesales, incluidas las de la "cusaci%n
!articular.
CONDENAMOS a MERCEDES GARC'A P%REZ y a 7ES8S MANUEL SALA
G9MEZ DE LORENZO a que, de orma conjunta y solidaria, indemnicen a la
"sociaci%n de !ropietarios de la Zona GEl SasoH de San >ateo de ?@llego en la
cantidad de #eintisiete mil doscientos cincuenta y nue#e euros y sesenta y seis
c8ntimos '-4.-&/,00 R(, mas los intereses legales correspondientes.
ASOLVEMOS a las entidades ANTIERRA y GRUPO CA7ATRES: S!A!, de
la responsabilidad ci#il subsidiaria solicitada en su contra, con declaraci%n de oicio
de las costas procesales causadas por su inter#enci%n en la causa.
2oti)quese la presente sentencia a todas las partes personadas, con
inormaci%n de que contra la misma solo se puede interponer recurso de casaci%n, a
anunciar ante esta Sala y para su sustanciaci%n ante el Fribunal Supremo, en el
plazo de :I2:C 1I"S, a contar desde la última notiicaci%n.
"s) por esta nuestra sentencia, de la que se unir@ certiicaci%n al rollo y se
anotar@ en los registros correspondientes, lo pronunciamos, mandamos y irmamos.

PULICACION!@ Be)da y publicada ue la anterior sentencia por el Ilmo. Sr.
>agistrado !onente, estando celebrando audiencia pública en el d)a de su ec7a.
1oy e.
16

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful