Fundación Sobrevivientes
www.sobrevivientes.org
12 calle 11-63 zona 1, ciudad Guatemala
Tel: (502) 2245-3000
 
1
MALTRATO Y MUERTE VIOLENTA DE LA NIÑA ARIANA MARIELOS SANCHEZ GUERRA, 2 AÑOS
Fecha de la muerte: 28 de noviembre 2013
Lugar: San Miguel Ramírez, Bárcenas, municipio de Villanueva,
Guatemala.
Acusados: Cinthia Yamilett Salazár Marroquín (27 años), por maltrato
contra personas menores de edad, homicidio preterintencional y
alternativamente por el delito de homicidio y Augusto Demetrio
Sánchez Morales (40 años), por encubrimiento propio.
Expediente en MP: 016 – 2013 - 16396
Ariana Marielos nació en el año 2012. Fue hija de madre soltera,
que tuvo que asumir la crianza de la bebe. Obtuvo un trabajo y
pasado un año entregó a la niña al señor Augusto Demetrio Sánchez
Morales padre de la progenitora y abuelo de Ariana Marielos.
Sánchez Morales decidió que la nena quedara al cuidado de su
conviviente, la señora Cinthia Yamilett Salazár Marroquín de 27
años, quien tenía tres hijos. Ariana Marielos pasó a vivir con su
abuelo en agosto del año 2013.
Lamentablemente la señora Salazár Marroquín no cuidó como
correspondía a la niña. La hizo víctima de agresiones, como golpes
que dejaron moretones en el cuerpecito, incluso mordía a la niña y la dejaba sin comer por
prolongados espacios de tiempo, a tal punto que presentó signos de desnutrición como caída del
cabello, debilidad, pérdida de peso. A estas alturas de la madre biológica de la nena no se tuvo más
noticia, no volvió a preguntar o interesarse por su hija.
Finalmente el 28 de noviembre del 2013 la pequeña muere a consecuencia de los golpes que la
señora Cinthia Yamilett Salazár le infringió en su abdomen, pues la niña le pediá “pacha” (biberón).
Los golpes de ese día le ocasionaron ruptura del páncreas y del duodeno (intestino delgado). INACIF
determinó que la nena falleció por trauma cerrado de tórax.
El caso se dilucida en el Tribunal de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente del
municipio de Villanueva. El viernes 10 de octubre de conoció sentencia de 17 años de prisión
inconmutable (15 por homicidio y 2 años por maltrato contra personas menores de edad) en contra
de la señora Cinthia Yamilett Salazár Marroquín y tres años conmutables al señor Augusto Demetrio
Sánchez Morales por el delito de encubrimiento propio.
Este doloroso caso evidencia como la suerte de la pequeña Ariana Marielos Sánchez Guerra pudo
haber tomado otro curso y salirle al paso al ciclo de violencia en que estaba inmersa si al menos
algunas de las personas, algún vecino, que se percataron de su situación hubiera denunciado ante las
autoridades correspondientes.
Denunciar el maltrato contra nuestra niñez es prevenir no sólo una tragedia sino, aparte de los daños
y lesiones físicas visibles, que en los pequeños este trauma les deje conductas de riesgo, baja
autoestima, depresión y problemáticas que marcan negativamente a nuestra sociedad.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful