Está en la página 1de 18

Parcial N° 1 DIPNI

Respuestas:
Actividad 1:
a) En este caso debemos tener presente lo prescripto por el art. 227 de la ley 23515: las
acciones de separación personal como así también los de divorcio vincular y nulidad de
matrimonio, deben realizarse ante el Juez del último domicilio conyugal, o bien ante el
Juez que tenga competencia en el domicilio del cónyuge demandado.
Entonces, atento a lo expuesto precedentemente, podemos sostener que no podrán los
interesados iniciar las acciones pretendidas, es decir, un divorcio de presentación conjunta
en nuestro país, debido a que no es contencioso, por lo cual no hay demandado; por ello
será competente el Juez del último domicilio conyugal únicamente: el de Asunción del
Paraguay.
b) En este caso, debemos tener en cuenta lo establecido por el Protocolo sobre jurisdicción
internacional en materia contractual. El mismo, prevé cuatro jurisdicciones concurrentes:
1) lugar de cumplimiento de la obligación que sirve de base de la demanda; 2) domicilio
del demandado; 3) domicilio del actor, cuando demostrare que cumplió su prestación; 4)
lugar de celebración del contrato por parte de personas jurídicas demandadas cuya sede
se encuentre en un estado parte, esto a elección del actor.
Esta normativa, avala la presentación ante el juez argentino, legitimando su competencia.
También, para reforzar la postura del actor, podemos mencionar que la legislación del
Uruguay, dice que los bienes, cualquiera sea su naturaleza, son exclusivamente regidos
por la ley del lugar donde se encuentran.
c) Este caso es más complejo, dado el número de jurisdicciones intervinientes: el del
domicilio de la Sra. Woods, el del Sr. Cevallos, y el del lugar del hecho.
Para resolver la cuestión debemos tener en cuenta que el Derecho Internacional Privado,
nos enseña que estos bienes son, en principio, sometidos a la ley del lugar de su situación,
no importa el modo como la cosa haya llegado a ese país, sino el hecho de que se
encuentre allí en el momento relevante, considerando lo cual surge como juz competente
el de la ciudad La Paz en Bolivia; para reforzar esta idea podemos mencionar que la
legislación del Paraguay, nos dice que cualquiera fuera su naturaleza, estos bienes se
regirán por la ley del lugar donde estén situados, en cuanto a su calidad, su posición, su
enajenabilidad absoluta o relativa y a todas las relaciones de derecho de carácter real de
que son susceptibles. Cabe además mencionar los tratados de derecho civil internacional
de Montevideo de 1889 y de 1940, en donde se expresó que “las obligaciones que nacen
sin convención, están regidas por la ley del lugar en donde se produjo el hecho”.
d) Entiendo para el caso, que no corresponde hacer lugar a la excepción, ya que según lo
estipulado por la legislación de Paraguay, los derechos de crédito se reputan situados en el
lugar donde la obligación debe cumplirse, en este caso, en Uruguay ya que dice: pagadero
en Uruguay. Según la legislación del Uruguay, la ley aplicable a un título valor en cuanto a
acto jurídico, sería la del lugar de su cumplimiento, además el actor puede optar entre el
tribunal del Estado cuyo derecho es aplicable o el tribunal del domicilio del demandado.

Actividad 2:
1º La presencia de un menor en el territorio del otro Estado parte será considerada indebida
cuando se produzca en violación de la tenencia, guarda o derecho que, sobre él o a su respecto,
ejerzan los padres, tutores o guardadores:
Entiendo que la norma que trata al menor en otro estado parte, es directa en donde el tipo legal
es la presencia de un menor en el territorio del otro Estado parte, por lo que su consecuencia
jurídica seria entonces considerada indebida cuando se produzca en dicho desplazamiento o
retención violentando la tenencia, guarda o derecho que pesa sobre el menor o bien sobre padres,
tutores o guardadores.
2º La ley del domicilio matrimonial rige: a) la separación conyugal, b) la disolución del matrimonio,
siempre que la causal alegada sea admitida por la ley del lugar en el cual se celebró:
En cuanto a la ley del domicilio matrimonial es indirecta, ya que solo indica el derecho aplicable y
no resuelve la cuestión de fondo. Al mencionar el tipo legal, nos referimos a la separación
conyugal y la disolución del matrimonio; en cuanto a la consecuencia jurídica, será la ley del
domicilio del matrimonio la que rija, siempre que la causa alegada sea admitida por la ley del lugar
de celebración del matrimonio pero existe un punto de conexión entre las leyes, puesto que,
pueden resultar aplicables conjuntamente al caso concreto, teniendo consecuencias tanto de una
ley como de la otra, además resultan acumulativas, pues contienen más de un punto de conexión.
3º La disolución en país extranjero, de un matrimonio celebrado en la República Argentina aunque
sea de conformidad a las leyes de aquel, si no lo fuere a las de este Código, no habilita a ninguno
de los cónyuges a casarse:
Entiendo que dicha norma es indirecta, en donde el tipo legal se presenta por un matrimonio
celebrado en la República Argentina aunque sea de conformidad a las leyes de aquel, si no lo fuere
a las de este Código, no habilita a ninguno de los cónyuges a casarse (consecuencia jurídica); en
relación al punto de conexión es la disolución en país extranjero, esta es Alternativa.
4º Los contratos hechos en país extranjeros para transferir derechos reales sobre bienes
inmuebles situados en la República, tendrán la misma fuerza que los hechos en el territorio del
Estado, siempre que constaren en instrumentos públicos y se presentaren legalizados:
Entiendo que dicha norma es indirecta, que el tipo legal es: los contratos, para transferir derechos
reales sobre bienes inmuebles situados en la República Argentina; a su vez como consecuencia
jurídica la norma dice: tendrán la misma fuerza que los hechos en el territorio del Estado, siempre
que constaren en instrumentos públicos y se presentaren legalizados. Como punto de conexión
entiendo que es el de hechos en país extranjero. Por otra parte, la norma es subsidiaria, pues
prevén un orden jerárquico.
5º La capacidad para suceder es regida por la ley del domicilio de la persona al tiempo de la
muerte del autor de la sucesión:
Es una norma indirecta, porque la elección se determinará con la ubicación del domicilio de la
persona al tiempo de la muerte del causante. Como tipo legal encuentro a la capacidad para
suceder; consecuencia jurídica que se rige por la ley del domicilio de la persona al tiempo de la
muerte del causante; el punto de conexión es personal, "domicilio de la persona". Es una norma
simple, porque tiene un solo punto de conexión.
Actividad 3:
1º Declaración de tres testigos en Francia en una causa comercial que se tramita en la Argentina:
Para la resolución de este caso el juez debería basarse en la Convención Interamericana sobre
recepción de pruebas en el extranjero, que dice: “la recepción de pruebas en el extranjero puede
realizarse al amparo de cualquiera de las convenciones”, y “la diligencia solicitada no debe ser
contraria a las disposiciones legales en el estado requerido que expresamente la prohíban”.
Además puede basarse en la Convención de Exhortos, cuyo principio general dice: “se cumplirán
de acuerdo con las leyes y normas procesales del Estado requerido”.
2º Pedido de restitución de un menor que residía con su madre en la Argentina y que fue sustraído
por el padre domiciliado en España:
Para estos supuestos existen las normas sancionadas en el Convenio de La Haya de 1980 sobre los
Aspectos Civiles de la Sustracción internacional de Menores y la Convención Interamericana sobre
Restitución Internacional de Menores, como así también la Comisión interamericana de derechos
humanos; basándose en estas normas, el juez argentino podría plantear y exigir la restitución del
menor a su madre.
3º Reconocimiento y ejecución de una sentencia dictada en Venezuela:
Para resolver este caso el Juez argentino debe basarse en la Convención sobre reconocimiento y
ejecución de las sentencias arbitrales extranjeras, esta convención de nueva york de 1958 fue
aprobada por Argentina en 1988.
4º Necesidad de legalización de una acta de matrimonio celebrado en para ser presentada ante el
Registro de Estado Civil y Capacidad de las personas de Córdoba:
Un juez argentino para resolver este caso utiliza el Tratado de Derecho Civil Internacional de
Montevideo y el código civil argentino.
5º Validez de un testamento ológrafo otorgado en Buenos Aires por una persona que muere con
último domicilio en Uruguay y deja bienes en ambos países:
Refiriendo a este testamento ológrafo otorgado en Buenos Aires por una persona que muere con
último domicilio en Uruguay y deja bienes en ambos países, deberá legislarse mediante el Tratado
de Derecho Civil Internacional de Montevideo (1889 y 1940) y el Código Civil argentino (arts. 3612
y 3634.
Actividad 4:
a) Existen varios tratados internacionales, en donde queda plasmado la eliminación del
arraigo y por ello queda excluido el derecho interno. Entre ellos, se pueden mencionar los
siguientes: Convención de La Hay sobre Procedimiento Civil”; "Convenio entre la
República Argentina y la República Oriental del Uruguay sobre igualdad de trato procesal y
exhortos”. Asimismo, cabe mencionar el protocolo de Las Leñas, en donde el art. 4 reza:
“Ninguna caución o depósito, cualquiera sea su denominación, podrá ser impuesta en
razón de la calidad de ciudadano o residente permanente de otro Estado Parte. El párrafo
precedente se aplicará a las personas jurídicas constituidas, autorizadas o registradas de
acuerdo a las leyes de cualquiera de los Estados Partes”.
b) Para responder la segunda pregunta de la actividad en cuestión, argumento de la siguiente
manera:
En la convención de la Haya sobre Procedimiento Civil se dijo que la obligación de
constituir arraigo, resulta una violación a las garantías de acceso a la jurisdicción. Además,
es una discriminación a quien es extranjero buscando justicia en un lugar ajeno a él,
persiguiendo el reconocimiento de su derecho en fuero extranjero.
Ahora bien, el Convenio entre la República Argentina y la República Oriental del Uruguay
sobre igualdad de trato procesal y exhortos, nos dice que los domiciliados en un estado
parte gozan del mismo trato procesal del que gozan quienes se domicilien en el otro
estado.
c) Frente a la tercera y última pregunta de la actividad, entiendo que no corresponde que el
Juez haga lugar a la excepción que se menciona.



Parcial N° 2 DIPNI

Respuestas:
Actividad uno:
a) La ley aplicable a la capacidad de hecho en el Derecho Internacional Privado
Argentino, está dado por los arts. 6, 7, 8, 9 y 948 del Código Civil Argentino, de los
cuales se extrae que la capacidad de las personas físicas siempre se rige por la ley
del lugar de su domicilio.
No obstante, cabe aclarar que existen excepciones, las que paso a mencionar:
- Capacidad para transferir bienes inmuebles o constituir derechos reales
sobre los mismos (art. 10 C.C.)
- Capacidad para contraer nupcias que se regula por la ley del lugar de la
celebración de las mismas (art.159 C.C.)

b) El derecho internacional privado de Bachelot regula la capacidad de hecho por la
ley de la nacionalidad, y su derecho de fondo dice que la mayoría de edad se
adquiere a los diecisiete años.

c) No existe posibilidad de reenvío y se resuelve sobre la capacidad para adquirir un
bien inmueble en nuestro país con aplicación del derecho argentino. el Código que
rige la materia, en los arts. 138 y 139 brinda soluciones directas para los supuestos
internacionales:
- Art. 138. El que mude su domicilio de un país extranjero al territorio de la
República, y fuese mayor o menor emancipado, según las leyes de este Código, será
considerado como tal, aun cuando sea menor o no emancipado, según las leyes de
su domicilio anterior.

- Art. 139. Pero si fuese ya mayor o menor emancipado según las leyes de su
domicilio anterior, y no lo fuese por las leyes de este Código, prevalecerán en tal
caso aquéllas sobre éstas, reputándose la mayor edad o emancipación como un
hecho irrevocable.

d) Los bienes inmuebles situados en la República, son exclusivamente regidos por las
leyes del país, respecto a su calidad de tales, a los derechos de las partes, a la
capacidad para adquirirlos, a los modos de transferirlos y a las solemnidades que
deben acompañar dichos actos.(art.10 del C.C.) .
El título, por lo tanto, de una propiedad, solo puede ser adquirido, transferido o
perdido de conformidad con las leyes de la República.
Para realizar la tradición traslativa de dominio se debe tener plena capacidad civil,
tanto quien transfiere como aquel que adquiere, es decir, tanto el tradens como el
accipiens.
Además se exige escritura pública, tradición e inscripción registral.

e) Como principio general, los bienes inmuebles situados en el país son
exclusivamente regidos por las leyes argentina; sin embargo, conforme lo normado
por el art.139 de CCA, puede adquirir dicho bien, toda vez que el mismo versa:
“Pero si fuese ya mayor o menor emancipado según las leyes de su domicilio
anterior, y no lo fuese por las leyes de este Código, prevalecerán en tal caso aquéllas
sobre éstas, reputándose la mayor edad o emancipación como un hecho
irrevocable”. Por lo tanto, considero que mientras no conculque la noción de
ORDEN PÚBLICO INTERNACIONAL del art. 14, inc. 2º del Código Civil, puede
adquirir el departamento.

f) Considero que la Sta. Rigolleau es plenamente capaz para realizar actos civiles; esta
afirmación se forma luego de analizar la ley de fondo y teniendo en cuenta la
normativa referida ut supra; sin embargo, cabe aclarar que la capacidad de la Sta.
Rigolleau se condiciona a que no conculque el Orden Público Internacional del
art.14 inc.2 del mismo plexo legal.

g) La ley fija una determinada edad a partir de la cual se presume de pleno derecho que
la persona goza de discernimiento y ponderación para el ejercicio de sus derechos y
el cumplimiento de sus obligaciones.
Las dificultades surgen como consecuencia de los diversos límites establecidos por
las legislaciones nacionales. Esta falta de coincidencia tiene el inconveniente de que
si una persona muda su domicilio de un país a otro, debe resolver si conserva o
cambia su calidad de mayor o menor, conforme a la ley anterior o a una nueva.-
La mayoría de las leyes sugieren el principio sustentado por Savigny de la
irrevocabilidad de la capacidad adquirida.

Actividad dos:
a) Según lo normado en el C.C., el domicilio de las corporaciones, establecimientos y
asociaciones autorizadas por las leyes o por el Gobierno.; es el lugar donde está
situada su dirección administrativa.
En concordancia con ello, según el Tratado de Montevideo de 1940, domicilio
comercial es el lugar donde el comerciante o la sociedad comercial tienen el asiento
principal de sus negocios. Si constituyen en otro u otros Estados, establecen
sucursales o agencias, se consideran domiciliados en el lugar donde funcionan y
sujetos a la jurisdicción de las autoridades locales en lo concerniente a las
operaciones que allí se practiquen , en cuanto a controversias judiciales.
Entonces, los jueces argentinos no tienen competencia judicial para conocer de
dicha acción, toda vez que, conforme fuera expuesto precedentemente, según los
Tratados de Derecho Comercial Internacional de Montevideo, la ley aplicable es la
del domicilio comercial, donde tiene el asiento principal sus negocios, donde se
encuentra su administración principal.

b) Si la sede o el centro exclusivo de explotación de la sociedad constituida en el
extranjero radican en la Argentina, la capacidad de la sociedad local es regida por el
derecho argentino. Ya que según el art.33 del C.C., las sociedades comerciales son
personas jurídicas de carácter privado, y conforme el art.1, son sujeto de derechos y
cuando se trate de sociedades constituidas en el extranjero, su carácter se
determinará conforme a las leyes del lugar de constitución. Esta solución la da la
teoría LEX CAUSAE, en el modo de decidir el carácter comercial y la forma de una
sociedad, la cual sostiene la teoría para los siguientes casos: a) Cuando la sociedad
realiza actos aislados en nuestro país; b) Comparezca en juicio; c) Practique
habitualmente actos de su objeto social; d) Establezca sucursal, asiento; e)
Constituya Sociedad en la República.

c) El juez argentino deberá decidir de acuerdo a lo normado por el art.90 inc.3 del
C.C., y lo dispuesto por los Tratados de Derecho Comercial Internacional de
Montevideo, ratificados por la República Argentina.

d) Si el tipo societario en el que se encuadra "Punta del Este S.A", se ha constituido
bajo un tipo desconocido por las leyes de la República, corresponde al Juez de la
inscripción, determinar las formalidades a cumplir en cada caso; adonde la
calificación originaria es sustituida por una calificación LEX FORI.
Cuando se presenta ante un juez un asunto jurídico que contiene un elemento
internacional o extranjero relevante, éste debe preguntarse sobre cuál es la
normativa aplicable a dicho asunto. En los casos que corresponda, el juez aplicará la
lex fori. Lo mismo ocurre en el caso de una Sociedad constituida en el extranjero
con domicilio en la República o cuyo objeto principal deba cumplirse en la misma:
será considerada como sociedad local a los efectos del cumplimiento de las
formalidades de constitución o de su reforma, esta puede considerarse que está
viciada de tal forma que no es entendida como una sociedad anónima, por lo tanto,
es una sociedad irregular, pero este vicio, no acarrea la nulidad de la sociedad, sino
que al subsanar dicho vicio, no opera una transformación de la sociedad sino, que se
permite la constitución de una nueva sociedad.

e) Si toda la documentación que acompaña el socio disidente proviene de Uruguay, los
requisitos formales a tener en cuenta para que la misma produzca efectos en nuestro
país serán los siguientes: Para que la documentación produzca efectos, el socio
disidente deberá acreditar la existencia de la sociedad de acuerdo a la leyes
uruguayas, presentar la documentación proveniente de Uruguay, registrarse ante el
Registro Público de las personas jurídicas, Inscribir su contrato social y demás
documentos habilitantes en el Registro Público de Comercio y en el Registro
Nacional de Sociedades por Acciones, fijar domicilio en la república y designar
representante.



















Parcial N° 3 DIPNI

Actividad 1: Entre Punta del Este y Argentina –
El señor Fernando López Arrieta, de nacionalidad argentina, con residencia en Argentina, otorga el
30 de enero de 1990 un testamento abierto ante un escribano de la ciudad de Córdoba,
instituyendo única y universal heredera de sus bienes a su hermana, Luisa López Arrieta.
Posteriormente, por razones de trabajo, se trasladó a Uruguay, donde convivió con la Sra. Eugenia
Montañés, de la cual tuvo un hijo: Manuel López Montañés que fue reconocido como hijo y
anotado como tal por su padre.
En 2003, el señor López Arrieta fallece en el Uruguay en estado de soltería y con un único
descendiente su hijo Manuel.
La Sra. Eugenia Montañés en su calidad de progenitora y representante legal del citado heredero
menor de edad, instó demanda ante los tribunales argentinos reclamando los derechos sucesorios
del mismo frente a la Sra. Luisa López Arrieta, heredera instituida por testamento de todos los
bienes del causante, entre los que se encuentran varios inmuebles en nuestro país.
Responda dando el fundamento a cada una de las siguientes cuestiones:
a. ¿Qué fuente normativa debe consultar y aplicar en su caso?
La primera condición que tenemos que tener en cuenta para poder hacer frente a una sucesión
internacional, es básicamente que el causante haya dejado su patrimonio disperso en distintos
países.
Si bien el C.C., en sus arts.3283 y 3284, establece que tanto la sucesión legítima como la
testamentaria, es regida por el derecho local del domicilio que el difunto tenía al momento de su
muerte, sean las sucesiones nacionales o extranjeras; el Derecho Internacional Argentino
convencional consagra la pluralidad de jurisdicción en materia sucesoria.
Teniendo en cuenta que la controversia se produce entre el derecho de Argentina y el de Uruguay
en materia de sucesión, la fuente normativa que se debe consultar y aplicar al caso, es el Tratado
de Montevideo de 1940.
En cuanto a los bienes dejados por el causante, la jurisprudencia ha concluido en que la sucesión
inmobiliaria se va a regular por la ley del lugar donde el mismo se encuentra situado, mientras que
la sucesión mobiliaria se va a regular por la ley del último domicilio del causante.
Entonces, deberemos abrir una sucesión en Argentina y una Sucesión en Uruguay, y cada una de
estas sucesiones se regirán por la ley del lugar donde están los bienes.

b. ¿Es válido el testamento?
El testamento es válido siempre que sea hecho de acuerdo a las formalidades establecidas por el
C.C. (conf. Art.3634).

c. ¿Ante qué tribunal o tribunales debieran los herederos iniciar la declaratoria de herederos
En caso de que el causante hubiera dejado bienes inmuebles, se deben iniciar la declaratoria de
herederos en los lugares donde se hallaren situados estos bienes.
Si dejó bienes muebles, se debe iniciar la sucesión en el lugar del último domicilio del causante por
ende, son competencia los tribunales de Montevideo.

d. ¿Cuál es el derecho aplicable a la sucesión?
Conforme al C.C., la jurisdicción sobre la sucesión corresponde a los jueces del lugar del último
domicilio del causante. El principio general consagrado en el Derecho Procesal Internacional
Argentino, es el de la UNIDAD de la jurisdicción en materia sucesoria. El sistema de la UNIDAD
afirma que una sola ley debe resolver las cuestiones esenciales que comprende la materia
sucesoria. Esta única ley es la personal del causante: la de su nacionalidad o la de su domicilio.-
En relación a lo dispuesto por los Tratados de Montevideo, la ley del lugar de situación de los
bienes hereditarios al tiempo de la muerte de la persona de cuya sucesión se trata, rige todo lo
relativo a la sucesión legítima o testamentaria. En este sentido, utiliza el sistema de
FRACCIONAMIENTO, propicia la aplicación de una pluralidad de derechos, teniendo en
consideración la situación de los que se transmiten. Además de ellos, también existe el sistema
INTERMEDIO O MIXTO, combina las dos tesis antagónicas, fraccionamiento para los bienes
inmuebles y unidad para los bienes muebles.
En este caso, dado que existen tanto bienes muebles como inmuebles en la sucesión serán de
aplicación los regímenes jurídicos de ambos países, el argentino en materia inmobiliaria y el
uruguayo en materia mobiliaria.

e. ¿Por qué derecho se regirá el testamento? ¿Qué ley rige la capacidad para hacer el testamento
o testar y qué ley rige la capacidad para ser heredero o legatario?
Debido a los Tratados ratificados por Argentina y Uruguay, se aplica el Tratado de Montevideo de
1940. Dicho cuerpo legal establece: Art. 44.- La ley del lugar de la situación de los bienes
hereditarios, al tiempo de la muerte de la persona de cuya sucesión se trate, rige la forma del
testamento.
Esto no obstante, el testamento abierto o cerrado otorgado por acto solemne en cualquiera de los
Estados contratantes será admitido en todos los demás.
Art. 45.- La misma ley de la situación rige:
a) La capacidad del heredero o legatario para suceder;
b) La validez y efectos del testamento;
c) Los títulos y derechos hereditarios;
d) La existencia y proporción de las legítimas;
e) La existencia y monto de los bienes disponibles;
f) En suma, todo lo relativo a la sucesión legítima o testamentaria.

f. ¿Cómo se resolverá la cuestión de fondo? ¿Heredara la hermana o el hijo?
Si el reconocimiento fue hecho con las formalidades aceptadas por nuestro C.C., el reconocimiento
del hijo es válido y le corresponde la porción legítima para heredar. A ese efecto, debe tenerse en
cuenta lo normado por el art. 3593, que establece que la porción legítima de los hijos es cuatro
quintos de todos los bienes existentes a la muerte del testador y de los que éste hubiera donado,
observándose en su distribución lo dispuesto en el artículo 3570.
En cuanto a su hermana, y teniendo en cuenta que cuando realizó el testamento no tenía hijo, y
que por lo tanto el testador designó a su hermana al no existir herederos forzosos, y que el mismo
puede hacer con su herencia lo que desee, siempre y cuando se reserve la legítima para sus
herederos forzosos, le corresponde en su parte proporcional.
Actividad 2: Cuestiones de familia -
A su estudio concurre el señor Remigio Arroyo Montero y le relata los siguientes hechos de su vida
para terminar haciéndole varias preguntas jurídicas que usted deberá responder y fundamentar
en cada caso.
Relata que él y su mujer Anasol Fernández Rosas son españoles y que se conocieron en Marruecos
en 1997, mientras los dos se encontraban trabajando en una misión de Médicos sin Fronteras, al
poco tiempo de conocerse decidieron irse a vivir juntos y finalmente en 1999 contrajeron nupcias
bajo el rito canónico de la Iglesia Católica Apostólica Romana, en Sevilla para trasladarse
inmediatamente después de la boda a cumplir con otra misión a la India donde vivieron por dos
años más.
En 2003 reciben una interesante oferta para radicarse en la Argentina y deciden trasladarse a
nuestro país donde se encuentran al momento de la consulta.
Cuando vivieron en la India, decidieron celebrar una convención matrimonial por la que acordaban
que el 60% de todos los bienes que adquirieran durante su matrimonio serían de exclusiva
propiedad de Anasol, sin hacer distinciones en cuanto a su naturaleza u origen.
La vida conyugal transcurrió normalmente hasta que en el año 2004 decidieron, de común
acuerdo, separarse por un tiempo para “aclarar” sus sentimientos ya que agrega el Sr. Arroyo“la
relación de la pareja se venía desgastando desde hace un tiempo atrás.”
Esta separación ha durado hasta la actualidad y en vistas al desinterés de ambos por no reincidir
en la convivencia es que el Sr. Arroyo necesita regularizar su situación matrimonial y patrimonial
iniciando los trámites de divorcio de su cónyuge.

En concreto las consultas del sr. Arroyo son las siguientes:
a. ¿Es válido para nuestro país el matrimonio celebrado en España bajo el rito canónico? En su
caso ¿qué ley rige la prueba de dicho matrimonio?
En nuestro sistema, tanto en sus condiciones extrínsecas como en sus condiciones intrínsecas la
validez del matrimonio está regulada por la ley del lugar de su celebración, aunque los
contrayentes hubiesen dejado su domicilio para no someterse a la ley allí vigente. Así el Cód. Civil
Argentino regula en sus art. 159, 161 del C.C lo siguiente: ”las condiciones de validez intrínsecas y
extrínsecas del matrimonio se rigen por el derecho del lugar de su celebración, aunque los
contrayentes hubiesen dejado su domicilio para no sujetarse a las normas”.
En su caso la ley que rige dicho matrimonio en un país extranjero es la del lugar de su celebración.
(art. 161 del C.C 1° párr).
La decisión sobre la validez extrínseca e intrínseca del matrimonio, cuya registración se pide,
corresponde al juez de primera instancia del domicilio del peticionante, con intervención previa
del registro y con la intervención de los Ministerios Públicos.

b. Si el señor Arroyo posee la documentación que acredita que el matrimonio se celebró en
España, ¿cómo debe ser presentada la misma para que produzca plenos efectos en nuestro país?
Debe ser legalizada y en idioma nacional. Además el art. 160 C.C establece que no se reconocerá
ningún matrimonio celebrado en un país extranjero si mediaren algunos de los impedimentos de
los incisos 1°, 2°, 3°, 4°, 6° o 7° del artículo 166. o sea sin los siguientes impedimentos:
1° La consanguinidad entre ascendientes y descendientes sin limitación;
2° La consanguinidad entre hermanos o medios hermanos;
3° El vínculo derivado de la adopción plena, en los mismos de los incisos 1°, 2° y 4°. El derivado de
la adopción simple entre adoptante y adoptado, adoptante y descendiente o cónyuge del
adoptado, adoptado y cónyuge del adoptante, hijos adoptivos de una misma persona, entre sí, y
adoptado e hijo del adoptante. Los impedimentos derivados de la adopción simple subsistirán
mientras ésta no sea anulada o revocada;
4° La afinidad en línea recta en todos los grados;
6° El matrimonio anterior, mientras subsista;
7° Haber sido autor, cómplice o instigador del homicidio doloso de uno de los cónyuges.

c. ¿Qué valor tiene la convención matrimonial celebrada en India y que trámites hay que cumplir
para presentarla ante las autoridades argentinas? ¿Es válida en nuestro país o no? ¿Por qué?
Partiendo de la idea que en el derecho argentino todos los bienes que adquieren los cónyuges
durante la vigencia del matrimonio son de la sociedad conyugal y que ante su disolución cada uno
de ellos se quedará con el 50% de los mismos, vemos que el régimen patrimonial matrimonial es
regido por la ley del primer domicilio conyugal. El art. 163 del C.C dice así: “Las convenciones
matrimoniales y las relaciones de los esposos con respecto a los bienes se rigen por la ley del
primer domicilio conyugal… El cambio de domicilio no altera la ley aplicable para regir las
relaciones de los esposos en cuanto a los bienes, ya sean adquiridos antes o después del
cambio”. En términos generales los cónyuges tienen la facultad de celebrar contratos que se
conocen con el nombre de convenciones o capitulaciones matrimoniales, por medio de las cuales
pactan de quién y en qué proporción serán los bienes que cada uno lleve al matrimonio o adquiera
durante el mismo. Históricamente el derecho argentino no acepta estás convenciones y adopta el
régimen patrimonial matrimonial. Sin embargo, de acuerdo a lo que dispone el art. 163 del C.C, y
teniendo en cuenta que las convenciones matrimoniales se rigen por la ley del primer domicilio
conyugal, nada obsta a que un matrimonio cuyo primer domicilio conyugal se encuentre en el
extranjero formalice de acuerdo con ese derecho una convención que será válida en nuestro país.

d. ¿Cuál es o cuáles son los jueces que serían competentes para presentar la demanda de divorcio
que pretende iniciar el señor Arroyo?
En cuanto a la jurisdicción internacional, las acciones de divorcio, asimismo como las que versaren
sobre los efectos del matrimonio, deberán intentarse ante el juez del último domicilio conyugal
efectivo o ante el domicilio del cónyuge demandado.

e. Antes de presentar esa demanda, ¿cree usted que es necesario inscribir el matrimonio? En su
caso, ¿ante quién haría el trámite y con qué objeto?
Haría la inscripción del matrimonio en el Registro Civil de la Ciudad de Córdoba, reunida toda la
documentación traída del extranjero, con el objeto de asentar el matrimonio realizado en el
extranjero y así acreditar que existió matrimonio y tener una prueba más para acompañar en la
demanda.



Parcial N° 4 DIPNI

Actividad Nº 1: Quebranto en Uruguay – Puntaje pregunta: 50 puntos
Se decreta en Argentina la quiebra de una sociedad constituida en nuestro país que tiene bienes
en Uruguay, pero no existe sucursal ni establecimiento comercial en ese país.
Responda las siguientes consignas:
¿Puede el juez argentino librar un exhorto internacional para que se proceda a embargar y
rematar dichos bienes?
El sistema extraterritorial proclama el reconocimiento extraterritorial del hecho generador del
Estado de fallido.
En relación a ello, el juez argentino puede librar exhorto internacional para que se proceda a
embargar y rematar los bienes, ya que el juez del domicilio comercial es el único competente para
decretar la quiebra, es el único con competencia ordinaria.
Decretada la quiebra por el juez del domicilio comercial, todas las medidas preventivas que
ordene deberán hacerse efectivas en los países donde existen los bienes; luego el juez exhortado
debe hacerlos conocer mediante edictos, simultáneamente con el auto declarativo de quiebra.
Después de la publicación de los edictos abren nuevos juicios, los que tramitarán
simultáneamente.

¿Cuál será el derecho aplicable a esa quiebra?
Teniendo en cuenta los Estados intervinientes en la quiebra (Argentina y Uruguay), el derecho
aplicable será el dispuesto por los Tratados de Derecho Comercial Internacional de Montevideo,
que establecen y reconocen la extraterritorialidad del hecho generador de la quiebra y las medidas
preventivas ordenadas por el juez de la quiebra, deberán hacerse efectivas en las otras
jurisdicciones donde tiene los bienes el fallido.

¿Cuál será el cuerpo normativo que deberá utilizar el juez para librar y solicitar el diligenciamiento
del exhorto, en su caso?
El cuerpo normativo que deberá utilizar el juez para librar y solicitar el diligenciamiento del
exhorto, es la Ley de Concursos y Quiebras Nº 24.522, sin perjuicio de lo dispuesto en los Tratados
de Derecho Comercial Internacional de Montevideo.

¿Qué se entiende por acreedor local y por acreedor extranjero para nuestro derecho positivo?
Compare con la calificación contenida en el art. 46 del Tratado de Derecho Comercial Terrestre de
Montevideo de 1940.
El art. 4 L.C.Q. se refiere a los acreedores locales como aquéllos cuyo crédito debe pagarse en la
República Argentina por oposición a acreedores no locales, como aquéllos cuyo crédito es
pagadero en el extranjero, distinguiendo también entre acreedores no locales que pertenecen a
un concurso abierto en el extranjero, y acreedores locales que no pertenecen a ningún concurso.
En el régimen de la ley, para que un acreedor sea considerado local, no se toma en cuenta la
nacionalidad, sino que se escogió como punto de conexión el lugar de pago, en manifiesta
intención de proteger a los acreedores que han elegido como lugar de pago nuestro país, con
independencia del origen de su crédito.
Los acreedores no locales cuyos créditos sean pagaderos en el extranjero y que no pertenezcan a
un concurso abierto en el extranjero, son admitidos en el concurso nacional en igualdad de
condiciones con los acreedores locales, si existe demostración de "reciprocidad" entre ambos
países. Ella consiste en que un acreedor, cuyo crédito deba hacerse efectivo en nuestro país
(acreedor local), pueda verificar en caso de concurso abierto en el lugar de pago del crédito que
pretende insinuarse, en iguales condiciones que los restantes acreedores.
La reciprocidad sólo consiste en la prueba de la falta de discriminación en la ley extranjera, y no en
la prueba de que el ordenamiento concursal extranjero confiere a los créditos en moneda
extranjera un tratamiento disímil al que brinda el ordenamiento argentino.
En relación a lo expuesto por el art.46 del Tratado de Derecho Comercial Terrestre Internacional
de Montevideo de 1940, sobre el tema; el mismo alega:
“Art. 46. - Entiéndese por acreedores locales que corresponden a la quiebra declarada en un
Estado, aquellos cuyos créditos deben satisfacerse en dicho Estado”.-

En el régimen de nuestra ley, para que un acreedor sea considerado local, no se toma en cuenta la
nacionalidad, sino que se escogió como punto de conexión el lugar de pago. El art. 4 L.C.Q. se
refiere a los acreedores locales como aquéllos cuyo crédito debe pagarse en la República
Argentina. Mientras que el Tratado de Dcho. Comercial Internacional de Montevideo de 1940,
solamente hace referencia que los acreedores locales que corresponden a la quiebra declarada en
un Estado, son aquellos cuyos créditos deben satisfacerse en dicho Estado, no hace distingo de
nacionalidad.
Actividad Nº 2: Vendiendo y comprando al extranjero – Puntaje pregunta: 50 puntos
Se celebra por correspondencia un contrato de compraventa de mercaderías entre una sociedad
domiciliada en la Argentina (vendedora) y otra domiciliada en Chile (compradora), con una
cláusula FOB-Buenos Aires; la mercadería era carne vacuna con destino a Santiago de Chile.
Al efectuarse la oferta, se consignó por parte de la vendedora que “la oferta sólo se considerará
aceptada al recibir vuestra carta confirmación”, ello implicaba un momento de conclusión del
contrato distinto del establecido por el art. 1154 del Código Civil argentino. La oferta y la cláusula
mencionada fueron expresamente aceptadas por la compradora por escrito.
Frente a una modificación del régimen de cambios dispuesta por el Banco Central de la República
Argentina, la vendedora y el Banco Central discuten la fecha de conclusión del contrato que
resultaba decisiva para determinar el cierre de cambio y, por tanto la cotización de las divisas que
percibiría la vendedora.

Responda las siguientes consignas:
¿Qué ley es la aplicable al contrato?
El derecho aplicable al contrato, sería el de la Convención de Viena de 1980 –aprobada por Ley
22.765.
En el caso de un contrato celebrado entre partes con establecimientos en Estados diferentes, y
sobre todo, cuando uno de esos Estados no ha suscripto la Convención (puesto que de lo contrario
la convención se aplicaría sin más), las normas de derecho internacional privado del Estado
contratante puede prever la aplicación de sus propias normas o las de otro Estado contratante de
la Convención, supuestos ambos en que esta resulte aplicable.

¿Qué normas determinan la conclusión del contrato y el momento en que ello se produce?
Teniendo en cuenta lo consignado por la parte vendedora, que: “La oferta sólo se considerará
aceptada al recibir vuestra carta confirmación”; las normas que determinan la conclusión del
contrato, son las de la “autonomía de la voluntad”. La Convención y los contratos de compraventa
deben interpretarse de acuerdo a los principios generales de la convención (autonomía de la
voluntad).
Si estos principios no fuesen aplicables o no proporcionaran un resultado satisfactorio, la solución
debe buscarse de acuerdo con las normas aplicables a que remita el derecho internacional
privado.

¿Qué tipo de norma es la contenida en el art. 1154 del C. C. argentino, desde el punto de vista de
la facultad de las partes de dejarla de lado por pacto en contrario?
Es una norma de orden público, a la cual deben hacerse eco todas las partes del contrato. Es decir,
que lo estipulado por el art.1154 del C.C. no está librado a la voluntad de las partes, sino impuesto
por ley.
El art.1154 C.C. recepta el sistema de la expedición, y establece como regla general que la
aceptación hace solo perfecto el contrato desde que ella se hubiese mandado al proponente, sin
perjuicio de aplicaciones especiales del sistema de la.

¿Qué clase de autonomía han ejercido las partes al determinar el momento de conclusión del
contrato?
Los Estados contratantes han ejercido la “autonomía de la voluntad de las partes”, “autonomía
material de las partes”.
En cuanto a la autonomía de la voluntad, las partes podrán excluir la aplicación de la presente
Convención o establecer excepciones a cualquiera de sus disposiciones, o bien modificar sus
efectos tanto sea expresa como tácitamente.
La exclusión puede ser expresa o tácita pero siempre debe ser manifiesta. En este caso se
considerará excluida la Convención si las partes eligieron como derecho aplicable el derecho de un
Estado no contratante o si eligieron el derecho privado de un Estado aplicado a compraventas no
regidas por la Convención.
En la parte de disposiciones generales, la Convención recepta los principios de la buena fe en la
intención de las partes contratantes, los usos y costumbres y las prácticas comerciales
internacionales, a los fines de interpretar el contrato y los que se consideran tácitamente
incorporados al mismo.
Si un problema no pudiere solucionarse por los principios generales de la Convención, ésta remite
a los sistemas nacionales de derecho internacional privado.
¿En definitiva para determinar el momento de conclusión del contrato, ¿debe tenerse en cuenta la
fecha que surge de las pautas convenidas en él o la que resultaría de la aplicación del art. 1154 del
C.C. argentino?
Para determinar el momento de conclusión del contrato debe tenerse en cuenta la fecha que
surge de las pautas convenidas en él, toda vez que la convención y los contratos de compraventa
deben interpretarse de acuerdo a los principios generales de la convención (autonomía de la
voluntad, buena fe, la intención de las partes y los usos comerciales).
Si estos principios no fuesen aplicables o no proporcionaran un resultado satisfactorio, la solución
deberá buscarse de acuerdo con las normas aplicables a que remita el derecho internacional
privado.
Resultando de esta última forma o supuesto, podría aplicarse lo estipulado por el art.1154 del C.C.