HAY MUCHAS TARDES EN LA VIDA DE UNO 

 
Hay  muchas  tardes  en  la  vida  de  uno,  pero  ¿cuál  es  la  que 
verdaderamente  resulta  buena  como  para  recordarla?  Sería 
difícil porque cada una tiene su emoción. 
Si tuviera que recordar alguna en particular…… 
Para mí la que he esperado con mayor impaciencia sería la de la 
llegada  de  ese  hijo  que  esperas  que  nazca.  Son  esperas 
dolorosas, claro está, pero el cuerpo humano está ya hecho para 
ese acontencimiento y sin saber cómo será el niño o la niña , que 
de  un  momento  a  otro  sale  a  la  vida.  Esa  vida  que  le  has  hecho 
tú,  que  la  has  cuidado  con  mucho  amor,  hasta  que  lo  has  oído 
llorar.  Entonces  es  cuando  piensas  que  ha  merecido  la  espera. 
Esa es la tarde que merece recordar, que es tuya. Que las demás 
serán  tuyas  también,  porque  estás  viva,  pero  ésta  es  la  más 
especial ¡Ha merecido la pena guardar tu impaciencia! porque el 
final  ha  llegado  y  es  a  ti  también  a  la  que  al  final  le  ha  dado  la 
vida. 
Y  serán muchas  más  tardes  que  volverás a  vivirlas, disfrutarlas  y 
a  dar  toda  la  vida  que  tú  tienes,  de  manera  que  te  parecerán 
pocas para tanto amor nuevo, que volverá a llegar para ti. 
Querida madre, que esperas un hijo, disfrútalo y vive por él. 
Octubre, 2014 
Victoruga  
 

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful