Está en la página 1de 8

La educación cívica o educación ciudadana es una forma de

educación que es responsabilidad tanto del Sistema Educativo
Nacional como de los órganos electorales, partidos políticos, medios
de comunicación y organizaciones ciudadanas; por medio de la
educación cívica se informa a la ciudadanía sobre el ejercicio de sus
derechos y obligaciones, así como se forma o refuerza una cultura
política democrática.



La importancia de la educación cívica radica en que por su conducto
se puede difundir entre la población los principios, derechos y valores
que dan sustento a las comunidades y las instituciones, así como
fomentar la participación ciudadana en los procesos electorales y en
todos los asuntos de la vida pública del país.



El Instituto Federal Electoral desarrolla una serie de programas y
actividades dirigidos a públicos de todas las edades para promover el
ejercicio de los principios y valores de la democracia entre todos
ellos, con base en lo establecido en el artículo 69 del Código Federal
de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE)


Con la finalidad de orientar los trabajos en materia de educación
cívica y promoción de la cultura democrática, a través de la Comisión
de Capacitación Electoral y Educación Cívica del Consejo General del
IFE se han integrado siete grandes ejes que establecen las fronteras
donde se inscriben los principales retos en materia de Educación
Cívica, y que se enuncian a continuación:


•1) Profundización en el trabajo de conceptualización sobre lo que
debe entenderse por Educación Cívica y sobre las tareas específicas
que de ello se desprendan. Más allá de la propuesta de utilizar una
denominación diferente (dado que en la vasta literatura
contemporánea suelen utilizarse como sinónimos los términos de
educación cí vica, educación ciudadana, educación para la
democracia, etcétera), importa responder cada vez con mayor
precisión a la interrogante sobre el perfil de ciudadanía que se
propone construir para el pleno desarrollo de la vida democrática.



•2) Mayor énfasi s a las tareas de formación y orientación a la
ciudadanía sobre los principios básicos de la democracia, sus valores,
instituciones, historia y mecanismos, incluyendo aspectos que
podrían parecer tan elementales como "para qué sirve el voto", "qué es
un diputado", "que es un regidor", etcétera, dadas las enormes
disparidades existentes en términos de información y desarrollo de
cultura política en el país.


Ambos ejes programáticos ponen de manifiesto la necesidad de
integrar una amplia base documental con catálogos y fichas de
soporte que faciliten la revisión y consulta por los partidos políticos,
agrupaciones políticas nacionales, organismos sociales y ciudadanos
en general, y que permita al IFE alimentar la reflexión conceptual y
construir su propio marco teórico sobre el tema.


•3) Incorporación en los procesos de enseñanza – aprendizaje del
sistema educativo formal de nuevos contenidos, métodos y materiales
sobre educación cívica con énfasis en los valores democráticos
(libertad, igualdad, tolerancia. ..), así como en las temática de los
derechos y las obligaciones ciudadanas. En cuanto a los grupos que
se encuentran fuera del sistema educativo formal, es necesario
diseñar estrategias específicas que atiendan sus ámbitos particulares
(rural, urbano, por género o edad), siempre en torno a la promoción
de los valores democráticos, derechos y obligaciones ciudadanos y
educación cívica en general.



•4) Combate a medios y prácticas que atenten contra la libertad, el
secreto y la autenticidad del sufragio, una de las principales
garantías sujetas al cuidado y patrocinio del Instituto. La compra y
coacción del voto es una práctica que subsiste en diversas regiones
del país, y una de las principales razones de esta violación a la ley es
la ignorancia de los ciudadanos acerca de sus derechos políticos más
elementales. Resulta urgente incidir en los niveles de participación
político – electoral promoviendo el voto libre y secreto, así como la
defensa de los derechos civiles a través de programas específicos que
atiendan las peculiaridades de cada región.



•5) Ampliación de los programas de Educación Ciudadana dirigidos a
grupos específicos de la población sobre la base de sus necesidades y
características particulares. Sobresalen aquellos dirigidos a niños y
jóvenes, en especial pero no sólo como sujetos de educación formal y
como futuros ciudadanos; los orientados a mujeres, dados los rezagos
que todavía encaran amplias capas de la población femenina (en
particular las de niveles educativos y socioeconómicos bajos) para
acceder al pleno ejercicio de sus derechos ciudadanos; y los dirigidos
a comunidades indígenas, debido a la heterogeneidad que las
caracteriza, a sus peculiaridades culturales y a su condición de
marginación general, lo cual dificulta su integr ación al proceso formal
de desarrollo democrático del país. Otro sector que requiere de una
atención particular, es el de los ciudadanos con distintas
discapacidades.



•6) Incorporación sistemática de los medios de comunicación en la
promoción de los val ores, prácticas e instituciones de la democracia a
partir de un trabajo de sensibilización en ese ámbito respecto de los
beneficios que para todos supone una sociedad mejor educada,
participativa y consciente de sus derechos. Se busca con ello no sólo
contar con su apertura sino colaboración y apoyo en ésta y otras
iniciativas, tanto del IFE como de organismos sociales y políticos. En
este contexto, es preciso crear un modelo de comunicación propio
que, aprovechando las características y potencialidades de cada
medio, favorezca la efectiva apropiación de los mensajes cívicos por
parte de la ciudadanía.



•7) La concepción de Ciudadano a que apela el programa sugiere un
ciudadano informado de sus derechos y obligaciones, capaz de actuar
cuando sus derechos se ven comprometidos y con una actitud crítica
respecto de la política y la vida ciudadana





INTERACCIONES




•Los anteriores ejes implican la necesidad de convertir al IFE no sólo
en un interlocutor activo frente a la sociedad, sino en un espacio de
encuentro. Se pretende que el IFE se convierta en un espacio en el
que las organizaciones sociales confluyan para poder conjuntar ideas,
planteamientos y estrategias en torno a objetivos comunes referidos a
la Educación Cívica.



•El primer eje, el segundo y el sexto han servido de fundamento para
iniciar un trabajo de investigación que realiza el Centro de Estudios
Educativos durante el primer semestre de este año. Se trata de un
estudio sobre el estado del conocimiento a nivel internacional y el
estado de la práctica de la Educación Cívica en el país.


Dicho estudio propondrá un modelo de comunicación que permita un
uso más eficiente de los recursos de la institución y una mayor
capacidad de transmitir mensajes para favorecer el desarrollo y
afianzamiento de la cultura política democrática. Ese estudio, junto
con otros que promueve y coordina la Dirección Ejecutiva de
Capacitación Electoral y Educación Cívica, posibilitarán en conjunto
el rediseño estratégico a fin de acrecentar la presencia y eficacia de la
educación cívica que promueve el IFE.


•El tercer eje amerita desarrollar trabajos en dos esferas. Primero, es
preciso formular una propuesta para incidir en el modelo pedagógico
nacional, diseñando perfiles, métodos, contenidos y materiales para
la formación de los maestros en las normales, seminarios
especializados para la actualización magisterial, y segundo se
requiere diseñar propuestas de calidad sobre planes y programas de
estudio y contenidos de los libros de texto en los diversos grados y
niveles de la educación formal.



•El cuarto y el quinto eje implican programas directos de la
institución, ubicados en la línea estratégica de la difusión de la
Cultura Democrática a través de diversos canales y líneas de acción,
así como de programas de responsabilidad compartida con diversos
actores de la vida pública como instituciones gubernamentales,
Partidos Políticos, Agrupaciones Políticas Nacionales, Organismos no
Gubernamentales, que permitan multiplicar con sus acciones el
alcance y la cobertura de las diversas tareas de difusión.



•Las reuniones iniciales de las que se desprenden líneas básicas del
presente documento son muestra de la disposición que anima el
trabajo de la Comisión de Capacitación Electoral y Educación Cívica y
la Dirección Ejecutiva del ramo en su relación con los partidos
políticos, agrupaciones políticas nacionales y las organizaciones de
ciudadanos.



•Como resultado de éstas reuniones y del trabajo conjunto de la
Comisión y la Dirección Ejecutiva del ramo, el Consejo General del
IFE aprobó el programa para el presente año que pretende al mismo
tiempo, dar continuidad a los programas normales de educación
cívica y abrir una reflexión concreta respecto de nuevas líneas de
acción en materia de educación para 1998.


PROGRAMA DE ACTIVIDADES


•La Dirección Ejecutiva de Capacitaci ón Electoral y Educación Cívica
desarrolla y coordina un programa de actividades con el objeto de
elevar la calidad, enriquecer los contenidos y ampliar la cobertura de
la educación cívica, a efecto de extender el conocimiento y aprecio de
los valores, los principios, las instituciones y las prácticas de la
democracia en el conjunto de la sociedad mexicana, con especial
atención a grupos y regiones prioritarios, y de promover el ejercicio y
el cumplimiento libre y responsable de los derechos y las obligaciones
político - electorales de los ciudadanos.



◦La Dirección Ejecutiva realiza estudios e investigaciones, así como
seminarios y foros de reflexión y análisis, a fin de enriquecer los
marcos conceptuales y generar nuevos instrumentos teóricos y
metodológicos para el perfeccionamiento y la consolidación de las
actividades por desarrollar en materia de educación cívica;



◦organiza, en colaboración con distintas instituciones de educación
superior, cursos y diplomados en materia electoral;



◦diseña y realiza distintas campañas de difusión, diferenciadas tanto
por sus contenidos y objetivos específicos, como por el tipo de
producción y los medios empleados para su transmisión, en función
de los diferentes públicos a los que se dirijan, a efect o de atender la
diversidad regional y sociocultural que caracteriza al país y las
variables de género y edad, con particular énfasis en los grupos más
vulnerables de la sociedad; y



◦realiza actividades permanentes de educación cívica y divulgación de
la cultura democrática en forma directa o a través de la promoción de
las mismas, con entidades públicas, privadas y sociales vinculadas al
ámbito educativo y a la formación ciudadana, a efecto de multiplicar
la cobertura y las capacidades institucionales en esa materia.



◦Asimismo, la Dirección Ejecutiva del ramo desarrolla una serie de
actividades orientada a perfeccionar los contenidos, métodos y
materiales para la capacitación electoral que permitan, en la
perspectiva de las elecciones federales del año 2000, elevar la calidad
del procedimiento de integración de las mesas directivas de casilla.






LINEAS DE ACCION



De las políticas generales contenidas en el programa de actividades se
desprenden las siguientes líneas de acción, cuya ejecución est a a
cargo de las diversas áreas operativas que conforman la Dirección
Ejecutiva:


•Diseñar y promover estrategias para involucrar progresivamente a
otras instituciones y grupos como impartidores de jornadas Cívicas
con el objeto de ampliar la cobertura del programa y propiciar una
aplicación cada vez más sistemática de las mismas, asegurando la
calidad y homogeneidad del programa.



•Elaborar, con base en el trabajo de investigación correspondiente,
un planteamiento psicopedagógico dirigido a ser incorporado por la
autoridad educativa federal a la curricula, métodos y materiales de
educación Cívica; incidir en los procesos de formación magisterial en
las escuelas normales, y permear el proceso de elaboración de
contenidos de los libros de texto de educación Cívica para primaria y
secundaria.



•Ofrecer a usuarios internos y externos un servicio profesional y
eficiente de información político electoral sistematizada, tanto a nivel
central como de la estructura desconcentrada, que coadyuve al
conocimiento de la materia, al desarrollo de investigaciones y a la
difusión de la cultura política democrática.



•Planear y llevar a cabo un programa integral en materia editorial con
base en las líneas generales marcadas por el Consejo Editorial del
instituto.



•Instrumentar las campañas de difusión que como parte de una
estrategia integral, permitan cubrir los diferentes grupos objetivos de
la educación Cívica y la cultura democrática a través de diversos
medios de comunicación.



•Determinar la efectividad de los procedimientos e instructivos para
la integración de las mesas directivas de casilla, así como de los
métodos y materiales didácticos utilizados en la capacitación
electoral.



•Promover en el marco de los convenios de colaboración con los
gobiernos de las entidades federativas, intercambio de experiencias
en materia de capacitación electoral e integración de mesas directivas
de casi lla con los Organos estatales electorales.



•Evaluar, conjuntamente con instituciones de educación superior
especializadas en educación de adultos y técnicas pedagógicas, los
métodos y materiales didácticos utilizados en la capacitación electoral
1997.



•Impartir en forma permanente cursos de capacitación electoral a los
diversos grupos vinculados con las tareas del instituto.



•Incrementar los mecanismos de coordinación entre oficinas centrales
y órganos desconcentrados, enfatizando las ventajas de una mejor
integración de las juntas ejecutivas y aprovechando las capacidades
de los sistemas de cómputo.



•Informar con claridad y oportunidad a las Vocalías del ramo los
lineamientos generales que emanen de los criterios y políticas de los
programas sustantivos.



•Definir indicadores de gestión que deriven de una estructura de base
de datos que permita un seguimiento puntual de los avances
logrados, en el desarrollo de los programas por los Organos
desconcentrad