Tus zonas erróneas

Ensayo




31/01/2013
Inteligencia emocional
San Román Tiscareño Israel Fernando
Ingeniería en sistemas computacionales
Grupo: S201

UNI VERSI DAD POLI TECNI CA DE QUERETARO
1

INTRODUCCION


En este ensayo vamos a hablar del libro “Tus zonas erróneas” de Dyer Wayne, un libro en
el que encontramos ciertas características de nuestra vida y que son erróneas o mejor
dicho las manejamos y las creamos erróneamente. En el libro nos vamos a encontrar con
partes de nuestra vida en las que actuamos de una forma errónea cuando podemos actuar
de diferente forma para ser más positivos.
Vamos a poder identificar como es que podemos ser felices si nos hacemos responsables
de nosotros mismos, de nuestras emociones, de nuestros pensamientos. Vamos a ver
cómo es que equivocadamente procesamos todo lo que nos pasa en la vida creando malos
pensamientos que lo único que hacen es desgastarnos y hacernos infelices.
Todos en la vida necesitamos de ayuda de consejos y de apoyos que nos ayuden a llevar
una vida sana, a responder preguntas que nos nacen en algunas experiencias de nuestra
vida, sin duda alguna este libro nos puede ayudar a responder esas preguntas, nos puede
ayudar a ser más felices y a descubrirnos a nosotros mismos como personas, para saber
cómo actuar ante situaciones difíciles.
Este libro se vuelve una recomendación para todos porque habla realmente de lo que
necesitamos, y es importante que todos le dediquemos un tiempo a nuestra vida, a
nuestro ser, ya que finalmente es una y única y hay que disfrutarla.
Espero que este pequeño ensayo ayude a los lectores a convencerse de leer el libro para
dedicarle un tiempo a su ser y poder mejorarla y ser más feliz.



2

DESARROLLO
En este libro nos encontramos con una enseñanza acerca de lo que nosotros pensamos de
nosotros mismos, de cómo somos nosotros los que decidimos que pensar así de cómo
somos responsables de cada uno de nuestros pensamientos.
El autor nos invita a responder un par de preguntas que si se analizan a conciencia
podríamos llegar a conclusiones parecidas a las que este capítulo cita.
¿Viviré mi vida como los demás quieren que la viva?
¿Cuánto tiempo voy a estar muerto?

La respuesta de la primera pregunta seguramente todos los que la contestamos decimos
algo como:
Claro que no.
Es mi viva yo decido lo que hago con ella.
Soy libre de decidir lo que hago con mi vida

Este tipo de respuestas podrían ser buenas si de verdad aplicáramos nuestras propias
decisiones, pensamientos y sentimientos a nosotros mismos, y esto en esencia es así pero
el problema está en que nuestras acciones y nuestras palabras involucran a terceros a ser
culpables de nuestros propios sentimientos.
La otra pregunta a pesar de ser sobre la muerte es una pregunta que es para reflexionar
sobre la vida. Ya que la respuesta a esta pregunta sería “eternamente”, lo que nos dice
que solo tenemos una vida, y muy corta en comparación a la muerte, por lo cual hay que
disfrutarla y ser felices mientras podemos disfrutarla.
Antes de leer el libro pensaba que de verdad actuaba de manera que me hacía
responsable de mis propios pensamientos y emociones, pero no es así, estamos
acostumbrados a dejar de lado nuestras propias responsabilidades y cargárselas a otras
personas como un patrón ya establecido en la sociedad, estas responsabilidades dejadas
son las que nos alejan de nuestra propia oportunidad de ser felices en nuestra corta vida.


Dyer Wayne nos dice:
Ciertamente si tu estancia en la tierra es tan corta debería ser por lo menos
agradable. En pocas palabras, se trata de tu vida; haz con ella lo que tú
quieres.
3


Esta es la razón por la cual debemos de ponernos un momento a analizar nuestra vida,
empezar a vivirla como nosotros mismos queramos .Es por eso que hay que trabajar con
nuestras zonas erróneas.
El libro nos dice que para ser felices debemos de ser inteligentes, ya que la verdadera
inteligencia se debe de medir por lo felices que somos en la vida, y resolver problemas es
un elemento útil para serlo. No solo saber resolverlos nos hará felices, también hay que
aprender a ser felices cuando no podemos resolverlos.

Amarte a ti mismo debe de ser uno de los principales requisitos para tu felicidad, Dyer
Wayne nos habla sobre cómo el mundo nos ha dicho que amemos a los demás pero no
nos dicen que nos amemos a nosotros mismo.
Hay dos frases conocidas que nos pueden ayudar y las podemos analizar con la enseñanza
del libro, estas son:
Las personas quieren amar a los demás, sin darse cuenta de que ni siquiera se
aman a ellas mismas.
No puedes compartir lo que no tienes, solo aquello que tienes.
Estas frases me pusieron a pensar si realmente me amaba a mí mismo y si no era así,
entonces quería decir que a las personas que creo amar en realidad no las amo.
¿Pero que es amarse así mismo? ¿Cómo puedo amarme a mí mismo? Reconociendo que
valemos mucho que somos únicos, que somos importantes, que somos hermosos, todo
esto sin afán de presumirnos, todo tiene que ser con humildad.
Cuando nos demos cuenta de que no necesitamos de que otros nos reconozcan lo que
valemos y que refuercen ese valor, entonces tendremos un paso adelante a un amor
propio, una persona que se ama está contento consigo mismo como es, como fue creado,
y se siente completamente relajado.
Dyer Wayne dice que todo empieza con nuestro yo físico, debemos de aceptar nuestro
cuerpo tal y como es.
En esta parte las industrias junto con los medios de comunicación juegan un papel en el
que te ofrecen un producto para verte mejor y que te harán sentir mejor, y todo eso te lo
4

venden dándote ideas de que te ves mal y así nadie te acepta, pero si usas sus productos
todos te van a aceptar.
Si uno está contento consigo mismo no necesita que le digan que hacer para verse mejor
ellos saben que pueden ser aceptados como son. También no se trata de descuidar tu
cuerpo si no lo contrario, si te amas debes de cuidarte y cuidar tu físico.
“Lo que tú piensas de mi es más importante que la opinión que tengo de mí mismo”
Muchas veces nos dedicamos a actuar de tal manera que gustemos a los demás,
mostramos más interés en estar bien para los demás que para nosotros mismos,
buscamos la aprobación de los demás.
Dyer Wayne nos dice:
La aprobación no es un mal en sí misma. La búsqueda de la aprobación se convierte
en una zona errónea solo cuando se convierte en una necesidad en vez de un
deseo.
El autor nos quiere decir que es normal de repente desear querer que nos reconozcan,
que nos aplaudan pero no debemos depender de eso, si no nos llegan a dar una
aprobación y aun así nosotros seguimos normal estaremos quitando esa dependencia de
la aprobación, pero si llegamos a un punto en el que eso se vuelve necesidad entonces lo
que va a pasar es que cada vez que queramos una aprobación y no nos la den nos vamos
a sentir mal, no vamos a estar contentos con nosotros mismos y nos va a costar encontrar
la felicidad, porque ya no va a depender de nosotros sino de la opinión de los demás.

Otro aspecto que maneja el autor es el de vivir el presente, algo que comúnmente no
hacemos, o que pensamos que hacemos cuando en realidad no es así.
Muchas veces de verdad pensamos estar viviendo el presente y de hecho yo pensaba que
vivía en él, pero al leer 4 frases que encontré en este libro en el que el autor dice que
tienen relación con estar viviendo en el paso me di cuenta que no es así, estamos
quedándonos estancados en algo que nos pasó, nos quedamos con actitudes pasadas, que
por el simple hecho de que fueron en el pasado nos las quedamos en el presente como si
ya no pudiéramos cambiar nada.
Las frases que cita el Dr. Dyer Wayne son:
a) Así soy yo
b) Yo siempre he sido así
5

c) No puedo evitarlo
d) Es mi carácter
Con estas frases estamos diciendo que lo hemos hecho en el pasado y así siempre será
como si no pudiéramos cambiarlo o modificarlo.
Cuando se habla de pasado y futuro se encuentra uno con dos emociones, las cuales dice
Dyer Wayne son inútiles, esta son culpabilidad (pasado) y preocupación (futuro).
Seguro esto es algo que a muchos nos persigue en ciertos momentos. La culpabilidad es
un remordimiento que experimentamos después de que hacemos algo que no está bien
para nuestra conciencia, y después de ocurrido el hecho empezamos sintiendo ese
remordimiento que nos priva de nuestro presente, gastamos momentos presente que
bien podríamos aprovechar para realizar tareas que nos hagan crecer como personas y
nos hagan felices.
Esto no significa que no debemos de aprender de nuestros errores, sino al contrario
debemos de aprender las lecciones de nuestro pasado, a esto dice Dyer Wayne no se le
puede llamar culpa, ya que aprender de nuestros errores es algo sano y necesario para
crecer como personas.
Las preocupaciones es cuando estamos esperando algo que va a pasar en el futuro y que
nos perjudica de cierta manera, pero al igual que la culpa nos quita tiempo de nuestro
presente, que podemos aprovechar. Las preocupaciones no nos deberían de alarma ya
que son cosas futuras que no sabemos si en realidad van a pasar, ya que en nuestro
presente se pueden suscitar hechos que cambien nuestro futuro, y en ocasiones se
esfumen nuestras preocupaciones.
Quitar todo esto de nuestras vidas puede ser difícil y tal vez traumante pero debemos de
creer en nosotros mismos completamente si hacemos esto no habrá nada que este fuera
de nuestras posibilidades.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful