Uruguay en el contexto de la Segunda Guerra Mundial

El Uruguay de la 2° Guerra Mundial era un país pacífico e incluso más estable que
muchos otros de la región, pero no estaba libre de problemas !ese a que los a"os treinta
y cuarenta son recordados como una #poca de oro, ya entonces se insinuaban
dificultades que se agra$arían con el paso del tiempo
!olíticamente, las guerras ci$iles habían quedado atrás y las libertades se e%ercían de
manera más amplia que en otros países latinoamericanos y europeos !ero tambi#n hay
que reconocer que hubo dos golpes de estado en menos de una #poca &'()) y '(*2+ y
que el país aprobó tres constituciones diferentes en dieciocho a"os El orden institucional
era permanentemente afectado por los acontecimientos políticos
En lo económico, el país había optado por un inter$encionismo y un dirigismo estatal tan
intensos que parali,aban la capacidad producti$a y bloqueaban todo proceso de
inno$ación -ostenido casi e.clusi$amente por los recursos que generaban el agro, el
Uruguay de esa #poca generó empleo, distribuyó bienestar y construyó una sociedad
integrada !ero los m#todos que utili,ó para hacerlo &crecimiento acelerado de la
administración p/blica, encierro económico, abuso de los monopolios y de los subsidios
para sostener una industria incapa, de competir+ atentaban desde el principio contra la
$iabilidad del proyecto
Un 20 de mar,o de '()1 la mu%er uruguaya acudió a las urnas por primera $e, en la
historia del país, si bien tenían derecho al $oto desde '()2, reci#n pudieron e%ercerlo en
las elecciones de '()1 2omo resultado de las mismas, el !artido 2olorado salió
triunfante con un 345 de los $otos emitidos
'
dando como ganadora a la fórmula
presidencial 6lfredo 7aldomir 8 2#sar 2harlone &quien fue Ministro de 9acienda durante
el gobierno de Gabriel :erra+ 2laramente podemos obser$ar que los registros electorales
crecieron como consecuencia de la inscripción de las mu%eres en el patrón electoral,
siendo el Uruguay uno de los pocos países latinoamericanos en donde fue reconocido el
$oto del g#nero femenino
;a presidencia de 6lfredo 7aldomir, quien gobernó de forma 2onstitucional el país entre el
'( de <unio de '()1 y el 2' de =ebrero de '(*2 y de forma dictatorial entre el 2' de
=ebrero de '(*2 y el '° de Mar,o de '(*)> significó el fin de la dictadura terrista y el
anhelo y deseo del nue$o !residente de que su gobierno le de$ol$iera la plena
normalidad estatal al país
1
FREGA, A. Et al. (2008: 96)
7aldomir consiguió construir una alian,a con el apoyo de distintos sectores políticos
alrededor de su gobierno Entre ellos podemos distinguir a los opositores de :erra, al
batllismo y al nacionalismo independiente
2
6simismo, y luego de que la in$asión na,i se
adentrara a territorio so$i#tico, 7aldomir contará, además, con el apoyo del !artido
2omunista quien abandonó su ?neutralidad@ para apoyar la causa de los países aliados &y
dentro de ellos, la UA--+
-i bien 6lfredo 7aldomir perteneció al sector terrista de donde, %ustamente, había surgido,
podemos constatar que el terrismo, y tambi#n el herrerismo, constituirán las fuer,as
políticas que se opondrán al gobierno del reci#n ascendido presidente B es que el propio
presidente buscaba distanciarse de aquellos sectores que lo habían apoyado durante su
candidatura y campa"a política, tratando, en consecuencia, de apro.imarse a aquellas
fuer,as políticas que ?por su trayectoria democrática contaban con el apoyo implícito de
las potencias aliadas@
)
Uno de los moti$os de fricción eran las turbulencias políticas
generadas por la -egunda Guerra Mundial> mientras que la mayoría gubernamental
fa$orecía un franco acercamiento con Estados Unidos, el herrerismo defendía una política
de neutralidad frente al conflicto
!ero para hacer referencia al gobierno de 6lfredo 7aldomir, es necesario anali,ar el
conte.to internacional que se estaba suscitando, dentro del cual podemos distinguir
fundamentalmente, el estallido de la -egunda Guerra Mundial el '° de -etiembre de '()(
El Uruguay decretó la neutralidad cuatro días despu#s, el C de -etiembre, al igual que lo
hi,o Estados Unidos, sin embargo, no se pudo e$itar que los acontecimientos b#licos
llegaran hasta nuestro país
El trece de diciembre de '()( tu$o lugar la ?7atalla del Aío de la !lata@, primer batalla
na$al de la -egunda Guerra Mundial y la /nica que se disputó en aguas sudamericanas
El acora,ado de bolsillo alemán 6dmiral Graf -pee se enfrentó contra la flota británica del
6tlántico -ur, conformada por el crucero pesado 9M- E.eter, y por dos cruceros ligeros,
el 9M- 6%a. y el 9M- 6chilles :al suceso tomó parte en aguas %urisdiccionales
uruguayas en donde el acora,ado alemán sufrió gra$es a$erías como consecuencia de
los más de )4 impactos que había recibido por parte de las flotas británicas 6demás, el
n/mero de marines alemanes fallecidos a bordo del Graf -pee era de )0 al caer la tarde
del trece de diciembre
*
;a asistencia m#dica no daba abasto, mientras los heridos iban
en aumento el 2apitán 9ans ;angsdorff actuó de acuerdo a las circunstancias y entró al
puerto de Monte$ideo pasadas las 22D)4 solicitando un tiempo prudencial para reali,ar las
2
NAHUM, B. (2002: 170)
3
Ídem. (2002: 170)

Re!"#ta El $a%#. &Al 'e#(ate del G'a) *+ee, $+. 10.
reparaciones pertinentes y solicitar asistencia m#dica -in embargo, se le concedieron
tres días, tiempo considerado totalmente insuficiente por parte del alemanes 2oncluido el
pla,o, el Graf -pee se adentró nue$amente a las aguas, y el capitán alemán dispuso su
$oladura 6 este respecto, gran papel %ugaron los emba%adores de ambos países, en
donde el 2anciller Gauni recibió $arias presiones en las idas y $enidas por las cuestiones
diplomáticas que in$olucraban al Graf -pee ;as negociaciones pusieron en e$idencia que
la ?neutralidad uruguaya era en realidad una neutralidad benevolente hacia los aliados@
C

2on este suceso de gran magnitud, el pueblo uruguayo podía reci#n entender que la
guerra no era algo a%eno y que estaba a millones de Eilómetros, sino que era necesaria
una toma de posición con respecto al conflicto b#lico> una toma de posición que qui,ás,
estaba más allá de su $oluntad
3
2on el inicio de la -egunda Guerra Mundial el '° de setiembre de '()( el país $io una $e,
más como la sociedad se fragmentaba y siguiera $i$iendo en una di$isión que traía como
antecedente el golpe terrista !or un lado estaban los proaliados, que se identificaban con
las fuer,as aliadas de Estados Unidos, Gran 7reta"a, =rancia y la UA-- y alegaban su
defensa de la democracia, contra el despotismo de los gobiernos fascistas 6demás, y
como lo menciona Esther Aui,, ?:odos ellos eran partidarios de la reforma constitucional
en política interna@
0
!or el otro, encontramos a los herreristas, quienes defendían una
política interna de neta neutralidad> neutralidad que a $eces fue interpretada por los
demás sectores políticos como una cierta bene$olencia hacia las potencias del E%e ;uis
6lberto de 9errera fue muy crítico ante la influencia estadounidense en 6m#rica ;atina, y
sostenía que el Uruguay podía terminar siendo un territorio de bases na$ales para los
Estados Unidos 6demás, los herreristas eran ac#rrimos defensores de la 2onstitución de
'()*, y es que las ra,ones de 9errera eran claras, en un país donde el !artido Facional
no parecía tener posibilidades de llegar al gobierno, la 2onstitución de '()* le daba a los
blancos una real capacidad de incidir 6simismo, 7aldomir fundamentaba su reforma
constitucional en la base de que al e.istir tres ministros blancos en un gabinete de nue$e
miembros, y con la mitad de los senadores en manos del !artido Facional, su gobierno
estaba permanentemente enfrentado a desgastantes negociaciones y bloqueos
;a política de neutralidad por parte del Uruguay fue decretada el C de setiembre de '()(,
sin embargo, se comprometió con la causa aliada y con la decisión de la 2onferencia de
2ancilleres 6mericanos de Aío de <aneiro el 2C de enero de '(*2, el gobierno uruguayo
rompió relaciones con las potencias del E%e ;a posición tomada por el gobierno uruguayo
-
FREGA, A. Et al. (2008:101)
6
NAH.M, B. (2002: 168)
7
FREGA, A. Et al. (2008:100)
en materia internacional se reali,ó en forma paulatina, pero al fin y al cabo, se desli,ó
hacia la órbita de influencia estadounidense
En materia económica podemos afirmar que si bien 7aldomir se distinguió claramente de
:erra en el plano político, no lo fue así en el plano económico, en donde las iniciati$as
propulsadas por el gobierno terrista no sufrieron $ariables en el gobierno de 7aldomir 2on
la instalación del 2ontralor de E.portaciones e Gmportaciones en '(*', todos los montos,
las procedencias y los destinos de los productos que e.portaban e importaban quedaron
totalmente sometidos a la decisión del gobierno
Estados Unidos acaparó las e.portaciones uruguayas luego de la !rimera Guerra
Mundial, y se mostraba como la potencia económica a ni$el mundial Gmponía condiciones
diferentes y se mostraba restricti$a respecto a su política comercial Gmplantó tambi#n
rígidas políticas proteccionistas para su agricultura e industria, la lle$ó a abrir /nicamente
el mercado norteamericano a aquella producción no competiti$a impidiendo que las
e.portaciones fundamentales del Uruguay se acoplaran satisfactoriamente a los nue$os
acoplados de su imperialismo -in embargo, la bonan,a coyuntural que la -egunda
Guerra Mundial aportó a la economía del país, de%aba ocultos los gra$es problemas de la
escasa complementación del mercado estadounidense con la producción básica
uruguaya
En este período, el Uruguay brindaba una imagen de prosperidad &estructuralmente frágil+
asentada en la demanda de productos pecuarios multiplicados por la guerra, en una
industriali,ación de base sustituti$a y en la inyección de capitales e.tran%eros que
buscaban un tranquilo refugio para su colocación
Halentín Aomero
*° 9istoria
Bibliografía:
I=AEG6, 6 Et al &2441+ Historia del Uruguay en el siglo XX (1890-2005) Ediciones de la
7anda Jriental Monte$ideo
IF69KM, 7 &2442+ Manual de Historia del Uruguay. Too !!" 190#-2000 Ediciones de la
7anda Jriental Monte$ideo
IG6AG2JG:-, = = &2440+ Historia $e%iente. Uruguay" del &in de la guerra a los gobiernos
blan%os El !aís Monte$ideo