Está en la página 1de 7

ESTUDIANTE

:

INFORME_ COMPLEJIDAD Y CONTRADICCION EN LA ARQUITECTURA
POSMODERNA_ 2 de junio


De la inocente creencia y fe absolutista de apostarle a la técnica, a la razón científica y
tecnológica, como el medio capaz de construir un futuro mejor en todas las áreas, hace
parte el raciocinio del pensamiento moderno, entendiendo el progreso y el desarrollo
basados en la razón y la técnica, que entra en crisis y de allí se empiezan a formular
nuevas soluciones partiendo de referentes que hasta el momento se hallaban
marginados, de las diferencias sobre las similitudes y comprender al hombre como
universo de individuos a los cuales se ha de plantear nuevas y distintas soluciones
dejando de lado el racionalismo moderno. Los posmodernistas se paran desde este
punto y apuntan como institución a criticar todos los conceptos del movimiento
moderno.

En la reunión del CIAM en 1959, se denotan varios conceptos, entre ellos la
universalidad, la carencia de identidad y autenticidad de propuestas urbanas y
arquitectónicas, que resultan de ignorar la multiplicidad cultural, y los diferentes
entornos particulares del actuar arquitectónico, en la imposición de formas de vivir para
el hombre. Heidegger habló sobre el espacio como aquel construido
fenomenológicamente, de aquel construido de las experiencias en los distintos lugares,
lo que significó una crítica a la idea de espacio habitable moderno racional que estaba
desligado de las múltiples formas de habitar de los individuos. Este pensamiento
replantea las formas de vivir de los individuos ahora desde las diferentes culturas.

El Estructuralismo propone un método aplicable a todas las disciplinas, en que más allá
de plantear un teorema filosófico, plantea que todo puede ser entendido como lenguaje,
y como lenguaje debe ser entendida la relación entre significado y significante. Así, el
lenguaje y el poder comunicativo resultan en los elementos más importantes de la
Postmodernidad, de los objetos que se ven y la función que tienen en un contexto
predeterminado, se concluye un funcionalismo que tiene que ver con el lenguaje.

La Postmodernidad, a diferencia de entender los objetos arquitectónicos como
elementos aislados sobrepuestos en el paisaje, se entienden desde la singularidad del
terreno, la cultura y la geografía para comunicar una historia, una tradición del lugar.
Los arquitectos posmodernistas, van a re evaluar los postulados modernos. Van a pasar
de la abstracción y eliminación de todo valor comunicativo y significativo para llegar la
CIAM (Congreso Internacional de
Arquitectura Moderna)
esencial de la obra arquitectónica moderna, a la reposición del significado de la
arquitectura pos moderna, recurriendo a lo figurativo y por tanto narrativo, inclusive
retomando el ornamento como elemento comunicativo de tradición e historia. Del
postulado de "La forma sigue a la función" se plantea todo lo contrario anteponiendo el diseño de las formas a las funciones
que finalmente se acomodan a la necesidad comunicativa al exterior de los proyectos.

El historiador y crítico de la arquitectura, Charles Eames, va a marcar en su texto "El
elogio de la arquitectura Postmoderna" el fin de la modernidad y el racionalismo el día
en que fue dinamitado un edificio de vivienda colectiva en Philadelphia, aunque
construido bajo todos los conceptos modernos resultó en un foco de criminalidad en
detrimento de la ciudad, debido a sus graves problemas de implantación.

Le Corbusier uno de los más grandes exponentes modernos de alguna manera reafirma
esta posición de crisis del movimiento moderno, cuando deja de lado el racionalismo
totalitario con la introducción de texturas, colores y luces, elementos que dan más
expresión a sus obras con la composición de otros elementos. Obras como la Tourette y
Ronchamp reflejan una posición ante un cambio en la sociedad.

Otro arquitecto reflexionó sobre esto fue Louis Kahn. Aunque manejaba formas
geométricas puras, “totalizables”, introdujo sensibilidad a sus edificios a través de la
introducción de nuevos materiales, unos más rugosos, porosos y rústicos que otros,
menos convencionales que trabajados en sus cualidades materiales y estéticas
alimentaban la idea de arquitectura monumental y pesada que se puede relacionar en su
pesadez y su relación estereotómica con la arquitectura de castillos feudales escoceses.

Desde las artes plásticas surgió la Teoría crítica, y desde la perspectiva de muerte del
arte, posicionó a lo que en el momento se entendía como arte como elementos
devastadores, productos de la Segunda Guerra Mundial y del holocausto. Otra corriente
desde las artes planteó una nueva concepción de arte, pasando de la exclusividad de los
círculos sociales más altos, al común entender de las personas. Uno de estos artistas es
Marcel Duchamp, quien transformó y cargo a elementos cotidianos fácilmente
reconocibles de nuevos significados, resaltando irónicamente sus cualidades
tecnológicas, aquellas cualidades de la sociedad científica tecnológica que dieron a paso
a los desastrosos eventos de destrucción de ciudades y en que se vieron afectadas
tantas vidas humanas.

Desde el Pop Art, Andie Warhol trabajó con los elementos de uso cotidiano fácilmente
reconocibles que refieren necesariamente a la cultura de consumo estadounidense, y los
convierte en arte al tomar estos elementos, sacándolos de contexto, transformando
La Tourette y Ronchamp, Le Corbusier
National Assembly Building in Dacca, Louis
Kahn
La Fuente, Marcel Duchamp
Coca-Cola Large Coca-Cola 4 Andy Warhol
algunos elementos como el color y proporciones denotando la cualidad que tienen de repetición y referentes mundiales del
país latinoamericano.

Específicamente en el sector del urbanismo, la posición de nuevos grupos de arquitectos como lo fueron Archigram, hace una
crítica a la ciudad moderna. Plantearon en modo irónico y exacerbado las cualidades
técnicas que explotaron los modernistas y los preceptos de la sociedad científica
tecnológica, nuevos objetos como ciudades completas, es decir, nuevas ciudades
contenidas en máquinas. Propuestas como The walking city o Instant City, expresan una
preocupación por los límites que pueden sobrepasar al hombre, y en este caso la ciudad
como su último resultado. Toman elementos de las máquinas, los distorsionan, le
cambian la escala, y la máquina termina convirtiéndose en la ciudad en sí misma.

Dos arquitectos en particular se caracterizaron de su época, al sobrepasar a sus
contemporáneos en cuanto fueron capaces de relacionar su época en sus ejercicios pero
terminaron proponiendo en sus manifiestos y teorías, concepciones diferentes sobre
arquitectura. Ambos asumen una postura crítica hacia la modernidad, el primero desde
ella el segundo desde afuera de la modernidad.

Aldo Rossi fue un arquitecto italiano podmodernista, en su libro "Arquitectura de la
ciudad" entiende la arquitectura como generadora de ciudad, y habla de los tipos, las
analogías y los monumentos. Los monumentos entendidos como elementos puntuales y
ordenadores de ciudad y la arquitectura en función de estos, que contienen una historia
y un pasado determinado de la ciudad en que se localizan y en orden de lenguaje hacen
legible un discurso de ciudad. Define las tipologías como invariables arquitectónicas
con una misma expresión carente de referencia histórica, llevando los objetos
arquitectónicos a la síntesis y rasgos esenciales respecto a su funcionalidad, un ejemplo
contenido en su libro "autobiografía científica" del faro entendido como una columna
con una luminaria en lo alto. Las analogías se refieren a las interpretaciones visuales y
relaciones formales con elementos referentes a una cultura determinada,
específicamente del periodo italiano renacentista. Este tema de las analogías se puede
relacionar con las pinturas de Canaletto sobre el río de Venecia, en el que construye una
ciudad análoga e imaginaria a través de la pintura, por medio de la colección de una
serie de monumentos y edificios clásicos existentes en otros lugares de la ciudad sobre
el río. La respuesta que da Rossi a un edificio análogo es El teatro del mundo, en que
toma elementos existentes y asociables visualmente y los distribuye de distinta manera,
conservando un lenguaje reconocible de cada elemento. También maneja la analogía
auditiva en este proyecto, incorporando elementos que simulan el sonido de las
barcazas sobre el río, refiriéndose a la situación efímera del edificio sobre el río en que
estaba emplazado el edificio, sobre maderas.
The Walking City, Archigram
Teatro del Mundo, Aldo Rossi

Robert Venturi, arquitecto estadounidense hace una crítica a la modernidad desde afuera. Plantea dos teorías, la primera, de la
complejidad y la contradicción en el periodo Barroco, en que se plantea una arquitectura
para exteriores, que da una respuesta a la ciudad pero que no se desarrolla en el
interior. Su arquitectura va a consistir en composiciones cargadas y saturadas de
elementos y ornamentos que refieren a distintos periodos históricos, cual colección o
catálogo de historias en donde prima la adición y yuxtaposición de elementos
significantes por sobre la substracción y síntesis de elementos, y la multiplicidad de
respuestas formales por sobre la restricción de la coherencia entre forma y función que
propone la arquitectura moderna, para diseñar proyectos pos modernos. Toma
elementos y temas clásicos, como la simetría y el desarrollo del cuerpo en base, cuerpo
y remate, y los distorsiona, desdibuja y transgrede los lineamientos que antes hacían
legibles a los temas y elementos, moviendo y redistribuyendo aquellos elementos
estructurales, organizativos o compositivos que anteriormente daban coherencia al todo
y a las partes para recomponer obras con referentes barrocos sin caer en el
historicismo o el movimiento moderno, espacios posmodernos.

Sobre la forma, Venturi expresa su desacuerdo con el postulado moderno de forma y
función, proponiendo dos categorías comunicativas, en que la forma no corresponde
necesariamente a las funciones interiores del edificio. La primera, el "pato", es la
caracterización literal de una forma hacia el exterior que comunica literalmente la
forma representada, y hace varios ejercicios sobre las posibles intenciones de lo que
pudiera representar Le Corbusier con la Ronchamp, guiado por su imaginación para
encontrar relaciones gráficas icónicas religiosas con la forma exterior de fachada. En
respuesta a esta primera categoría propone el Tinglado decorado basado en su "Análisis
de las Vegas", consiste en la superposición estratégica de un cartel en fachada para
fácil lectura y otro elemento de tinglado de gran formato que anuncia su función,
inclusive más grande que el edificio mismo, para poder comunicar su función y ser leído
a grandes distancias y altas velocidades. Algunos arquitectos exploran esta última idea,
destacando la fachada por su capacidad comunicacional al exterior que comunique la
función interna del edificio, en una arquitectura de fachada con lógica de cartel.
Arquitectos más contemporáneos también trabajan sobre esta idea de arquitectura de
fachada y la relacionan con la exaltación del High Tech, por medio de la exposición y
exageración de elementos estructurales y piezas de instalaciones al exterior, que
generan la arquitectura y comunican y sustentan una crítica a la sociedad moderna y es
a la vez la expresión de una sociedad inmersa en la producción tecnológica. Un ejemplo,
el Centre Pompidou de los arquitectos Richard Rogers y Renzo Piano.

Sobre la arquitectura ecléctica, es la copia de elementos y estilos de referencia
histórica sobre proyectos contemporáneos sin los lineamientos que la constituían o
Duck and Decorated Shed, Complexity and
Contradiction, Robert Venturi
Ronchamp metaphor, drawing by Hillel
Schocken.
Casa para la madre de Venturi en Chestnut
Hill, Robert Venturi
Centre Pompidou, Renzo Piano, Richard
Rogers
razón suficientemente fuerte, para invocar por una ingenua seguridad el retomar lo clásico, como pasos seguros. Es la
aglomeración de muchos y variados estilos históricos, cada uno cargado de historia y teorías distintas que termina
distorsionando el carácter comunicativo de las obras para comunicar irrealidades e incoherentes interpretaciones.

Otro movimiento que criticó la arquitectura moderna fueron los 5 Architects, estadounidenses que hicieron frente a la
modernidad, a su pasado histórico más reciente, y lo toman como estilo y estética,
actitud posmoderna que cuestiona su pasado inmediato del racionalismo y modernismo,
en su búsqueda por llegar a la verdad por medio de la razón, como una forma de pensar
la arquitectura. Entonces la modernidad no puede ser considerada como estilo, no se
puede pretender simular y ornamentar los elementos, llámese columna o muro,
falseando las lógicas constructivas y espaciales para aparentar un inventado "estilo
moderno" que no tuvo cabida dentro de los postulados modernos. La verdad buscada por
los modernos no puede ser considerada como estilo.

Peter Eisenman antepone por sobre la conexión entre espacios y la comodidad del
usuario de la lógica moderna, y su arquitectura es el resultado de los procedimientos de
un método de transformaciones espaciales por medio de ejercicios y experimentos
formales (yuxtaposición, adición, substracción, collage, giro e inclinación) y
estructurales (cambio de ejes, simetrías, grillas estructurales) partiendo de la
comprensión de los elementos estructurales en arquitectura, de muros, columnas,
planos y estructura.

Mario Botta, arquitecto italiano, crítico de la modernidad, se puede referenciar con Aldo
Rossi, en cuanto retoma elementos de referencia histórica de la historia italiana, cada
uno con un lenguaje determinado, en composiciones por volúmenes y prismas simples.

Frank Ghery, es un referente y personaje contemporáneo, que en una primera etapa de
su obra, utiliza la lógica compositiva de collage y el empleo de materiales reciclables
que resultan con una estética de obra en proceso, inacabada por la característica de los
materiales de desecho usados y la superposición de estos. En su segunda etapa, la
actual, construye algunos edificios con la lógica del "pato" de Venturi, en que la forma
exterior es fácilmente reconocible, corresponde y es literal con la función que alberga
en el interior y para la cual fue diseñado el edificio. Otros edificios corresponden en
cierta medida con la primera etapa, en cuanto su lógica compositiva es similar a la
superposición de elementos con lógicas distintas en un solo volumen.

Rem koolhaas, arquitecto contemporáneo y crítico ácido hacia la modernidad. Una de
sus casas sirve de manifiesto de su posición, en la Villa D'alva son identificables los 5
principios de Le Corbusier de la Ville Saboye, todos denotando la intención irónica hacia
cada uno de ellos, cuando distorsiona los elementos que la constituyen en proporción,
Casa Rotonda, Mario Botta
Frank Gehry at the Simpsons
El peix d'or , Frank Gehry
Villa D'alva, Rem Koolhaas
color, cantidad y demás; caso de las columnas ahora inclinadas de la planta libre, la cubierta antes verde ahora es una piscina,
la promenade architectural ahora en un recorrido articulado por una sucesión de elementos de recorrido y circulación en
correspondencia con la velocidad que caracteriza a la contemporaneidad y no con la relación espació tiempo del movimiento
propuesto por los modernos. También hace referencia a Mies, de igual modo ironiza algunos puntos característicos en sus
obras, a los que contrapone los sentidos opuestos, es decir, donde hay transparencia,
este lo cierra, distorsiona los elementos por medio de distintos recursos visuales para
hacer creer al usuario en una realidad inventada a intención de hacerle creer en ella.

Más allá de ensimismar la solución definitiva de la arquitectura en las imágenes
comunicativas de la fachada y la forma, aparece otra propuesta del pos-
estructuralismo, que en su búsqueda de significado de la arquitectura se despoja de
toda referencia estilística o histórica espacio temporal, basados si, en el lenguaje de la
arquitectura. Herzog & de Meuron trabajan en las formas, unificando materialmente la
fachada, eliminando los elementos que antes hacían entendible las particularidades de
cualquier edificio, líneas de puertas y ventanas, para conformar en fachada una piel que
denota un objeto y no un edificio. Trabajan con la semántica pero le dan nuevos
significados, desligan el significado y la función de estos elementos de puertas y
ventanas de los objetos conocidos, para transmitirlo al resultado de sus operaciones
técnicas donde trabajan por igual el significado de función y material de los elementos
que construyen la fachada y los volúmenes. El uso indiscriminado de materiales,
texturas, colores por igual en cualquier parte de un espacio o del edificio, es el
resultado de la des contextualización de los elementos y materiales de las funciones y
características preconcebidas en arquitectura. Es una arquitectura en contra de lo
preconcebido y se puede relacionar con la evolución del arte contemporáneo, en que se
ha perdido toda referencia visual con tiempos anteriores, de modo que se distorsionan,
se trastocan y se vuelven efímeros los objetos y así mismo las experiencias frente a los
objetos.

Zaha Hadid como Gehry exploran en sus edificios la relación plástica de la arquitectura
y la materialidad que le da cuerpo, así como la complejidad técnica para curvar, torcer,
plegar las envolventes, desligando visualmente de la arquitectura de su cualidad
tectónica y estructural. Zaha tiene como referente al constructivismo ruso, por lo que
trabaja compositivamente con un juego de tensiones e ingravidez puesta a prueba, para
generar situaciones o impresiones de inestabilidad y desequilibrio con el uso de planos
y elementos, con referencia con Malevich y la descomposición de la forma en planos,
pero en este caso ya distorsionados. Genera el usuario distintas sensaciones de
seguridad en los espacios distorsionados que resultan del enfrentamiento de ángulos
complejos y elementos estructurales.

Libesking en el Museo del holocausto pretende con la modificación y transgresión de
Torres danzarinas, Zaha Hadid.
las formas replicar en el recorrido emociones y sensaciones de aquellos que vivenciaron la experiencia de los campos de
concentración nazi en Alemania.

La cuestión de la arquitectura contemporánea y de estos arquitectos en particular es
pensar en la renovación de los conceptos de la arquitectura y la búsqueda de otros
nuevos, nuevas concepciones y raciocinio sobre sus elementos y la coherencia que
tienen en esta época, ayudados por la exploración de nuevos medios y recursos. Esta
nueva arquitectura permite emocionarse de nuevo cola posibilidad de un futuro diferente
a lo que hoy tenemos, pero no se debe descuidar el factor social en el caso
latinoamericano al que la arquitectura debe responder.

Jewish Museum, Libeskind