Está en la página 1de 6

I.

Marco teórico:
La consistencia: es la característica física que gobierna las fuerzas de cohesión-
adhesión, responsables de la resistencia del suelo a ser moldeado o roto.
Dichas fuerzas dependen del contenido de humedades por esta razón que la consistencia
se debe expresar en términos de seco, húmedo y mojado.
Se refiere a las fuerzas que permiten que las partículas se mantengan unidas; se puede
definir como la resistencia que ofrece la masa de suelo a ser deformada o amasada.- Las
fuerzas que causan la consistencia son: cohesión y adhesión.
Cohesión: Esta fuerza es debida a atracción molecular en razón, a que las partículas de
arcilla presentan carga superficial, por una parte y la atracción de masas por las fuerzas
de Van der Walls, opr otra (gavande, 1976)… Además de estas fuerzas, otros factores
tales como compuestos orgánicos, carbonatos de calcio y óxidos de hierro y aluminio, son
agentes que integran el mantenimiento conjunto de las partículas.
La cohesión,, entonces es la atracción entre partículas de la misma naturaleza.
Adhesión: Se debe a la tensión superficial que se presenta entre las partículas de suelo y
las moléculas de agua. Sin embargo, cuando el contenido de agua aumenta,
excesivamente, la adhesión tiende a disminuir. El efecto de la adhesión es mantener
unidas las partucilas por lo cual depende de la proporción Agua/Aire.
De acuerdo a lo anteriormente expuesto se puede afirmar que la consistencia del suelo
posee dos puntos máximos; uno cuando esta en estado seco debido a cohesión y otro
cuando húmedo que depende de la adhesión.
Limites de Atterberg
Atterberg, citado por Baver (1973), propuso dos limites de contenido de humedad (Pw)1
en el que el suelo puede adquirir consistencias indeseables: Limite Plástico o Inferior,
donde el suelo se moldea fácilmente por la acción de una fuerza; y Limite Liquido o
Superior, donde adquiere un comportamiento de masa viscosa.
La determinación del Limite Plástico se obtiene amasando una porción de suelo y
formando cilindros sobre una superficie pulida, luego se cortan en varios pedazos y se
reúnen nuevamente para formar un nuevo cilindro. En el momento en que no se logre
formar el cilindro se toma una porción a la cual se le determina el Pw. Este valor
representa el contenido máximo de humedad que puede contener el suelo para pasar a
una consistencia plástica.
La diferencia entre el Limite Liquido (LL) y el Limite Plástico (LP) define el Índice de
Plasticidad (IP).
IP = LL – LP
Valores inferiores a 10 indican baja plasticidad, especialmente en el rango menor de 5;
índices superiores a 10 y cercanos a 20 indican alta plasticidad (Malagon, 1983).

Los límites de Atterberg o límites de consistencia se utilizan para caracterizar el
comportamiento de los suelos finos.
Los límites se basan en el concepto de que en un suelo de grano fino solo pueden existir
cuatro estados de consistencia según su humedad. Así, un suelo se encuentra en estado
sólido, cuando está seco. Al agregársele agua poco a poco va pasando sucesivamente a
los estados de semisólido, plástico, y finalmente líquido. Los contenidos de humedad
en los puntos de transición de un estado al otro son los denominados límites de Atterberg.
Los ensayos se realizan en el laboratorio y miden la cohesión del terreno y su contenido
de humedad, para ello se forman pequeños cilindros de espesor con el suelo. Siguiendo
estos procedimientos se definen tres límites:
1. Límite líquido.

Cuando el suelo pasa de un estado líquido a un estado plástico. Para la determinación de
este límite se utiliza la cuchara de Casagrande.

Esta propiedad se mide en laboratorio mediante un procedimiento normalizado en que
una mezcla de suelo y agua, capaz de ser moldeada, se deposita en la Cuchara de
Casagrande o Copa de Casagrande, y se golpea consecutivamente contra la base de la
máquina, haciendo girar la manivela, hasta que el surco que previamente se ha recortado,
se cierre en una longitud de 12 mm (1/2"). Si el número de golpes para que se cierre el
surco es 25, la humedad del suelo (razón peso de agua/peso de suelo seco) corresponde
al límite líquido. Dado que no siempre es posible que el surco se cierre en la longitud de
12 mm exactamente con 25 golpes, existen dos métodos para determinar el límite líquido:
- trazar una gráfica con el número de golpes en coordenadas logarítmicas, contra el
contenido de humedad correspondiente, en coordenadas normales, e interpolar para la
humedad correspondiente a 25 golpes. La humedad obtenida es el límite líquido. - según
el método puntual, multiplicar por un factor (que depende del número de golpes) la
humedad obtenida y obtener el límite líquido como el resultado de tal multiplicación.
2. Limite Plástico:
Cuando el suelo pasa de un estado plástico a un estado semisólido y se rompe.

Esta propiedad se mide en laboratorio mediante un procedimiento normalizado pero
sencillo consistente en medir el contenido de humedad para el cual no es posible moldear
un cilindro de suelo, con un diámetro de 3 mm. Para esto, se realiza una mezcla de agua
y suelo, la cual se amasa entre los dedos o entre el dedo índice y una superficie inerte
(vidrio), hasta conseguir un cilindro de 3 mm de diámetro. Al llegar a este diámetro, se
desarma el cilindro, y vuelve a amasarse hasta lograr nuevamente un cilindro de 3 mm.
Esto se realiza consecutivamente hasta que no es posible obtener el cilindro de la
dimensión deseada. Con ese contenido de humedad, el suelo se vuelve quebradizo (por
pérdida de humedad) o se vuelve pulverulento. Se mide el contenido de humedad, el cual
corresponde al límite plástico. Se recomienda realizar este procedimiento al menos 3
veces para disminuir los errores de interpretación o medición.
PW = Psh – Pss x 100
-----------------
Pss
Donde:
PW = Contenido de Humedad.
Psh = Peso de Suelo Húmedo.
Pss = Peso de Suelo Seco.

3. Límite de retracción o contracción: Cuando el suelo pasa de un estado
semisólido a un estado sólido y deja de contraerse al perder humedad.
4. Esta propiedad se manifiesta cuando una pérdida de humedad no trae aparejado
un cambio de volumen. Es el contenido de humedad entre los estados de
consistencia semisólido y sólido. Para su obtención en laboratorio se seca una
porción de suelo (humedad inicial y volumen inicial conocidos) a 105ºC/110ºC y se
calcula la humedad pérdida según el siguiente cálculo:
1º) Densidad del agua* (Volumen inicial - Volumen final) = Masa de agua perdida
2º) Humedad perdida = Masa de agua perdida/Masa suelo seco
El límite de contracción "C" se obtiene:
C = Humedad inicial - Humedad perdida




Relacionados con estos límites, se definen los siguientes índices:
 Índice de plasticidad:
wp wi IP  
 Índice de fluidez:
fluidez elacurvade pendiented If 
 Índice de tenacidad:
If
IP
It 
 Índice de liquidez (IL ó I
L
), también conocida como Relación humedad-
plasticidad (B):
) ( ural HumedadNat wn
wp wi
wp wn
IL 



Índice de Plasticidad: Es un parámetro físico que se relaciona con la facilidad de manejo
del suelo, por una parte, y con el contenido y tipo de arcilla presente en el suelo,
por otra: Se obtiene de la diferencia entre el limite liquido y el limite plástico:
IP = LL – LP > 10 plástico.
IP = LL – LP < 10 no plástico.
Valores Menores de 10 indican baja plasticidad, y valores cercanos a los 20 señalan
suelos muy plásticos.
En la figura siguiente, se observa como el grado máximo de consistencia se alcanza en el
rango seco debido a las fuerzas de cohesión; mientras que el máximo de adhesión se
localiza dentro del rango húmedo
En los rangos donde el contenido de agua es mayor, mojado y saturado, el peligro radica
en la degradación estructural por la poca resistencia que ofrece el suelo a su deformación
con lo cual se corre el riesgo de "amasarlo" o compactarlo.

Figura: Variación de la Fuerza de cohesión y adhesión.
II. Objetivo:
III. Equipo utilizado:
IV. Procedimiento:
V. Conclusiones:
VI. Recomendaciones: