Está en la página 1de 4

0 | P á g i n a

José Juan Colín Colín
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA
PROCESOS FISICOQUÍMICOS
EN INGENIERÍA AMBIENTAL








Índice
PROCESOS DE OXIDACIÓN QUÍMICA ....................................................................................................................................................1
Utilización y objetivos de la cloración ............................................................................................................................................1
Reacciones del cloro en el agua ......................................................................................................................................................1
Cloro como desinfectante ..................................................................................................................................................................2
Economía de la cloración de las aguas residuales .......................................................................................................................3
Referencias ...........................................................................................................................................................................................3


1 | P á g i n a

PROCESOS DE OXIDACIÓN QUÍMICA
Utilización y objetivos de la cloración
La cloración es un proceso muy usado en el tratamiento de aguas residuales industriales y urbanas. Algunos efluentes
industriales que normalmente se cloran antes de su descarga a las aguas receptoras son los procedentes de las
plantas de azúcar de caña, de azúcar de remolacha, de centrales lecheras, de las fábricas de pasta y papel, de
las plantas textiles, de las de curtido, de las petroquímicas, de las farmacéuticas, y de las de acabado superficial
le los metales (cromado, electrodeposición, etc.).

Los objetivos de la cloración se resumen como sigue:
i. Desinfección. Fundamentalmente el cloro es un desinfectante debido a su fuerte capacidad de oxidación, por
lo que destruye o inhibe el crecimiento de bacterias y algas.
ii. Reducción de la DBO. El cloro produce una reducción de la DBO por oxidación de los compuestos orgánicos
presentes en las aguas residuales.
iii. Eliminación o reducción de colores y olores. Las sustancias que producen olor y color presentes en las aguas
residuales se oxidan mediante el cloro. La capacidad oxidante del cloro se emplea para el control del olor y
la eliminación del color en muchos tratamientos industriales (azúcar de caña, industrias de conservas, centrales
lecheras, pasta y papel, textiles, etc.).
iv. Oxidación de los iones metálicos. Los iones metálicos que están presentes en forma reducida se oxidan por el
cloro (por ejemplo, ferroso a férrico y manganoso a mangánico).
v. Oxidación de los cianuros a productos inocuos.
Reacciones del cloro en el agua
Cuando se añade al agua, como gas o bien como solución, el cloro reacciona para formar ácido hipocloroso (HOCl),
que subsiguientemente se disocia de acuerdo con las siguientes reacciones químicas:

2
+
2
⇌ +
+
+




+
+


Como el HOCl es un ácido débil, una parte importante del cloro residual está formada por HOCl sin disociar. En
presencia de amoníaco, el ácido hipocloroso reacciona para formar monocloramina, dicloramina y tricloruro de
nitrógeno. Las proporciones relativas de estos compuestos dependen del pH y de la concentración de amoníaco
presente. Las ecuaciones químicas correspondiente son:

3
+ ⇌
2
+
2
⇔ (monocloramina)

2
+ ⇌
2
+
2
⇔ (dicloramina)

2
+ ⇌
3
+
2
⇔ (tricloruro de nitrógeno)

Estos compuestos son responsables de olores y sabores desagradables
en el agua. Asimismo, la capacidad desinfectante de estos compuestos es
menor que la del cloro. Las reacciones del cloro en el agua se ilustran en la
figura que se muestra a continuación, que muestra la relación entre cloro
añadido y cloro residual. La cantidad inicial de cloro añadida se reduce
por los compuestos que reaccionan rápidamente con él (por ejemplo,
Fe2+ y Mn2+). Esto corresponde a la zona 1 en la cual el cloro residual
es prácticamente cero. La adición continua de cloro conduce a la
presencia de cloro residual en la forma de compuestos orgánicos
clorados o cloraminas (residual combinado). El cloro residual es siempre
menor que el cloro añadido. Esto corresponde a la zona 2 de la curva
en la figura. Añadiendo más cloro, los compuestos órgano-clorados se
oxidan: la molécula se rompe y se libera cloro. Esto conduce a la
disminución de cloro residual (zona 3 en la figura). Finalmente, cuando
todos los compuestos reductores han sido oxidados, la cantidad adicional de cloro añadido al agua produce una
cantidad equivalente de cloro residual. Esto corresponde a la zona 4 de la figura, que presenta una línea recta a
45° para el residual libre, y una línea recta paralela a las abscisas para el residual combinado constante.
Reacciones del cloro en el agua
2 | P á g i n a

Cloro como desinfectante
Las dosis típicas de cloro requeridas para desinfección se presentan en la siguiente tabla.

Efluente de Intervalo de
dosificación (mg/l)
Aguas residuales sin tratar (precloración) 6-25
Sedimentación primaria 5-20
Planta de precipitación química 2-6
Filtro precolador 3-15
Lodo activo 2-8
Filtro múltiple seguido de planta de lodos activos 1-5

La efectividad del cloro para matar las bacterias viene dada por la ley de Chick [6], que se escribe en forma diferencial:

= −

En la que N es el recuento de bacterias, t el tiempo, / la velocidad de eliminación de bacterias, y k una constante
de velocidad de eliminación. Separando variables e integrando desde t = 0 a cualquier tiempo t:

N

0
= e



En la que
0
es el recuento de bacterias a t = 0 y N el recuento de bacterias a tiempo t. La constante de velocidad de
eliminación k es una función del pH, de la temperatura y de la concentración aplicada de cloro. Se estima a partir de la
pendiente de una representación de ln /
0
en función de t, obtenida de un experimento discontinuo basado en la
ecuación, que escrita en forma logarítmica es:
ln
N

0
= −kt

La eficacia del cloro en la destrucción de distintos organismos corresponde a valores de k desde 0,24 a 6,3 (unidades:
min-1) para el 99% de eliminación (esto es, N/N0 — 1/100 = 0,01) a 0-6°C.

En la desinfección se utiliza una cámara de contacto continuo en la que se suponen condiciones de equilibrio y de mezcla
completa. Normalmente, se colocan pantallas interceptando el camino del flujo.

Sean
0
y
e
los recuentos de bacteria (coliformes por 100 ml) en el afluente y en el efluente respectivamente. Sean Q
0

y el caudal y el volumen de reactor, respectivamente. El balance de bacterias (coliformes) conduce a:



Reactor continuo para desinfección por cloro
En condiciones de equilibrio:
0 = Q
0
N
0
−Q
0
N
e
+(dN dt ⁄ )(V)

Eliminación
de
coliformes
Disminución
debida al
flujo efluente
Aumento
debido al
flujo afluente
Acumulación
de
coliformes en
el reactor
3 | P á g i n a

Suponiendo la aplicabilidad de la ley de Chick ( ⁄ = − ):

=
0
( 1 + ) ⁄
En la que t es el tiempo de residencia, = /
0


Economía de la cloración de las aguas residuales
Aunque el empleo de la cloración está muy extendido, debe anotarse que el cloro es un producto químico relativamente
caro. Si la economía tiene importancia en una aplicación dada, deben evaluarse otros métodos. Se han empleado en la
desinfección de las aguas los óxidos de cloro (C12O, C12O5, C12O7).

Referencias

 Rubens Sette Ramalho. Tratamiento de aguas residuales. Reverté, 1996.

 Rojas, R. (2002). Sistemas de tratamiento de aguas residuales. CURSO INTERNACIONAL “GESTIÓN INTEGRAL
DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES”(2002: Brasil). Curso Internacional. Brasil: Cepis.

 http://es.wikibooks.org/wiki/Ingenier%C3%ADa_de_aguas_residuales/Desinfecci%C3%B3n_de_las_aguas_r
esiduales

 http://www.capac.org/web/Portals/0/biblioteca_virtual/doc003/CAPITULO17.pdf