Está en la página 1de 5

SILLAR

¿Qué es el sillar?
Un sillar es una piedra labrada por varias de sus caras, generalmente en forma
de paralelepípedo, y que forma parte de las obras de fábrica.
Los sillares suelen tener un tamaño y peso que obliga a manipularlos mediante máquinas,
a diferencia de los mampuestos, que, como su nombre indica, se ponen con la mano.
Se llama sillarejo cuando el sillar es más pequeño o está labrado toscamente.
Cuando los sillares se superponen sin una argamasa, mortero o cemento que los una, a la
obra resultante se la denominasillería en seco.
En el sur del Perú existe un gran número de depósitos de flujos piroclásticos que cubren
grandes extensiones del flanco occidental andino. Algunos de estos flujos, bajo el nombre
de sillar o piedra sillar, que es una denominación exclusivamente local para
la ignimbrita, vienen siendo empleados extensamente como material de construcción en la
ciudad de Arequipa y sus aledaños en una tradición constructiva que se remonta a inicios
de la colonia española. Por efecto de la presión y la temperatura, los flujos piroclásticos se
devitrifican y se sueldan, convirtiéndose así en sillar, una roca piroclástica de color
predominantemente blanco a grisáceo de granulosidad homogénea. Este tono le confiere
a los principales edificios del casco histórico de la ciudad de Arequipa una estética y un
color característicos, lo que motiva que la urbe sea conocida con el sobrenombre popular
de Ciudad Blanca. El principal afloramiento y cantera de piedra sillar se encuentra en la
quebrada de Añashuayco, al pie del volcán Misti.
Determinadas tobas de color, no ya blanco, sino asalmonado dan lugar al sillar rosado, de
uso muy escaso visible en algunos edificios como el palacio arzobispal de Arequipa.
Existen variedades en diversas tonalidades que van del blanco azulado o el blanco rosa
hasta aquel tenuemente amarillento pasando por el gris y el negro con inclusiones
blancas. No obstante el sillar blanco es el que se utiliza.

¿Cómo se extrae el sillar?

Los canteros utilizan herramientas tales como:
- El hacha (el termino correcto en caso de canteria es TALLANTE)
- Bujarda
- Trinchante, una especie de hacha cuyo filo podía ser recto o punteado.
- El pico de cantero también fue utilizado para el acabado de sillares.

Todas herramientas enumeradas hasta aquí tenían mango para ser empuñadas y percutir
en el sillar directamente.
Pero tenían su réplica en miniatura para cuando era necesaria una precisión mayor; se
trata de herramientas sin mango que una vez colocadas en el sitio exacto eran golpeadas
con mazos.
Los acabados son similares y entre ellas mencionar:
- Punteros y cinceles; proporcionaban punteados o trazados lineales
- Gradina con borde aplanado y dentado
- Chapas variadas.

Creo que estas herramientas son atemporales, es decir, son utilizadas desde antiguo y
actualmente también es posible encontrarlas.
Un aspecto importante es el trabajo de los canteros que se encargan de moldear el sillar y
a la vez dejan ver su trabajo explicando amablemente como lo desarrollan, es de resaltar
que esta labor es muy difícil ya que el cantero tiene que soportar el intenso calor y el
resplandor, producto del blanco sillar que refleja los rayos solares. Además de realizar
una tarea dura, este trabajo también es peligroso, los canteros señalan que anualmente
muere un promedio de cuatro trabajadores producto de los derrumbes, a ellos se suma la
inhalación de gases como el ácido silístico que les produce, con el paso del tiempo, un
mal conocido como silicosis.

Historia
Símbolo de la Ciudad Blanca, la piedra sillar o ignibrita es el resultado de millones de
años de actividad volcánica en la zona y está compuesta por gases condensados a altas
temperaturas y luego sedimentados en forma de grandes bloques. Se le conoce también
como nube piroclástica o tufo volcánico y fue descrita por primera vez 1948 por el geólogo
Clarence Fenner. José Luis Bustamante y Rivero llamó al sillar: "símbolo de la psicología
colectiva; dureza y ductilidad. Amalgama de fuego, en que el aliento del volcán funde y
anima las piedras y las almas".

También, el sillar fue integrado a las construcciones arquitectónicas por el hombre andino
desde épocas prehispánicas y preincas, prueba de ello es el centro arqueológico de
Pampa La Estrella en el distrito arequipeño de Uchumayo, además de este lugar destaca
nítidamente la ciudadela de sillar de Mollorco en el valle de Pachana que se encuentra en
Chuquibamba.

En la Arequipa prehispánica solamente se usó el sillar aisladamente en algunas viviendas
sin importancia. Fueron los alarifes españoles quienes comenzaron a utilizar esta piedra
para construir bóvedas y luego edificaciones enteras a partir del siglo XVI. El primero en
utilizar sillar para la cubierta de una construcción fue Nicolás Alonso en el templo de San
Agustín.

Tras el terremoto del 20 de octubre de 1687 el uso de sillar se masificó y las técnicas de
construcción se perfeccionaron sobre todo para la construcción de viviendas. Para ello
comenzaron a explotarse varias canteras cercanas a la ciudad como las de Añashuayco,
Las Cantarillas, La Grande, Paqcha, Señor de la Caña y Ciudad de Dios, como también
las conocidas Caleras de Yura.
Tipos:


Amarillo

Naranja
(moteado)

Tabaco
Claro
(moteado)

Tabaco
Oscuro
(moteado)

Negro
(moteado)

Blanco

Mandarina

Melón

Rosa
Blanquizco

Rosa
Mexicano




Medidas
Block de Sillar
Largo x Alto x Ancho
Piezas x M2
45 x 25 x 20 cm. 9


Sillar en Arequipa…



Intereses relacionados