Está en la página 1de 36

Manual de

Fontanería
Materiales y Prácticas


CONCEPTOS GENERALES
Los siguientes conceptos generales se han realizado de forma muy escueta y,
en algunos casos, no son más que una simple definición de alguna materia
relacionada con la fontanería.
Esto es así para no romper el carácter práctico de esta obra, puesto que lo que
se pretende es conseguir un entrenamiento de cara al examen con el que se
obtiene el carné de "Instalador Autorizado de Fontanería".
Fluido
Un fluido es un líquido o un gas. Carece de forma propia, adoptando la forma
del recipiente que lo contiene. Lo contrario a un fluido es un sólido.
Viscosidad y fluidez
Son conceptos opuestos: un líquido muy fluido es muy poco viscoso y
viceversa.
Tuberías de paredes rugosas y paredes lisas
En una tubería de paredes lisas, el agua circula con menos rozamiento que en
una de paredes rugosas, por lo que si tenemos dos tuberías del mismo
diámetro pero una de ellas se de pared lisa y la otra de pared rugosa, el agua
circulará con mayor velocidad, en la tubería de pared lisa.
Velocidad de circulación aconsejable
Se establece de forma general que la velocidad del agua que circula por una
tubería destinada a una instalación interior debe estar comprendida entre 0,5
m/s. y 1,5 m/s.
Un valor inferior a 0,5 m/s. favorece la aparición de depósitos calcáreos en el
interior de la tubería debido a que las impurezas del agua se van depositando,
creando singularidades que dañan el correcto funcionamiento de la
instalación.
Por otra parte, valores superiores a 1,5 m/s. dan lugar a aparición de
vibraciones y ruidos en la instalación.
En derivaciones interiores no conviene superar 1 m/s.
Velocidad y diámetro
Para un caudal dado, la velocidad con la que circula el agua es mayor cuanto
más pequeño es el diámetro interior de la tubería y viceversa.
Presión y altura
En una tubería por la que circula el agua, a medida que aumenta la altura,
disminuye la presión del agua y viceversa.
Número de Reynols
Es un concepto relacionado con la forma que tiene el agua de circular por el
interior de una tubería.
Esta circulación puede ser de dos maneras: laminar (cuando el chorro es
uniforme) y turbulenta (cuando la velocidad es suficientemente grande como
para que el agua que circula por la tubería se comporte de forma que se creen
turbulencias).
Sólo debemos saber que esta forma de circulación del agua viene definida por
un número: el número de Reynols, de manera que cuando este número es
menor de 2000, el régimen es laminar y, cuando es mayor de 2000, se
considera régimen turbulento.
Suministro
Suministro en fontanería equivale a vivienda o local. Derivación de suministro
equivale a derivación particular, es decir a la tubería que entra en la vivienda.
Esquema de llaves
Al principio del Reglamento (NIA), en las definiciones generales, se definen
las llaves utilizadas en fontanería. En los test aparecen frecuentemente
preguntas sobre estas definiciones. Para tener una visión esquemática del
orden en que van situadas, puede ser muy sencillo el esquema siguiente:
Consumos máximos y medios
El consumo máximo de agua se da en ciertos momentos del día en los que, por
las necesidades o costumbres sociales, existe un mayor número de personas
que consumen una mayor cantidad de agua. Estos momentos pueden ser a las
8:00 de la mañana, cuando se realiza el aseo personal, las 14:00 de la tarde, la
hora de la comida, y las 20:00, cuando se finaliza la jornada laboral. Son horas
relativas y la única importancia que se destaca es que es en ellas cuando el
consumo absoluto de agua por habitante se hace mayor.
Sin embargo si todos los litros de agua consumidos por un habitante durante
un día se dividen entre el número de horas que tiene el día, llegamos al
concepto más importante de consumo medio. Esta división puede realizarse
teniendo en cuenta todas las horas del día (24) o solamente las horas activas
(16), debido a que el resto estamos durmiendo.
Evidentemente, el gasto de agua máximo, también llamado punta, es mayor
que el gasto o consumo medio.
Es posible que alguna pregunta de examen esté hecha considerando estos
conceptos.
Contadores
Se van a exponer de forma resumida los tipos de contadores que se emplean
generalmente:
Contadores de velocidad
Disponen de una turbina que es movida por el agua, de manera que la cantidad
de agua que pasa por el contador es proporcional al giro de la turbina.
Dentro de estos contadores de velocidad distinguimos:
• Contadores de chorro único (tipo U) o de molinete.
• Contadores de chorro múltiple (tipo M) o de turbina.
• Contadores de hélice (tipo W).
• Contadores proporcionales.
Contadores de volumen o volumétricos
El consumo de agua se mide a través de un recipiente, de manera que queda
registrado el número de veces que se llena.
Dentro de estos contadores de volumen, distinguimos:
• Contadores de cilindro y pistón.
• Contadores de disco.
Contadores combinados
Como su nombre indica, están constituidos por un contador de velocidad y
otro de volumen acoplados.
Galvanizado
Es el proceso electroquímico mediante el cual se recubre un material con un
metal inalterable a la acción corrosiva de la atmósfera o del agua.
Materiales
A continuación se van a exponer de forma esquemática las principales
características de los materiales empleados en las instalaciones interiores de
suministro de agua.
La lectura de estos conceptos es importante, porque siempre puede aparecer
alguna pregunta en el examen que no es puramente de reglamento y, sin
embargo, es perfectamente exigible a un instalador de fontanería.
No se trata de realizar una visión completa de los materiales, ya que es un
tema que por sí sólo podría ocupar un volumen entero, sino de establecer las
principales características de los tubos de plomo, acero, cobre, y plástico con
vistas a contestar cualquier pregunta que sobre este tema pudiera aparecer en
el examen.
Tubos de plomo
Lo más importante que debemos saber es que está prohibida su utilización.
No obstante, debido a que se a utilizado desde los tiempos de la antigüedad,
merece la pena comentar las siguientes peculiaridades:
Características
• Blando.
• Se deforma con facilidad (es muy maleable).
• Resistente a al corrosión.
• Se funde a temperatura baja (unos 335 ºC).
• Se suelda con facilidad.
• Se fabrica por extrusión.
Inconvenientes
• Elevado peso.
• Baja resistencia mecánica.
• Su resistencia disminuye al aumentar la temperatura.
• Algunos productos utilizados para la potabilización del agua lo atacan,
produciendo compuestos tóxicos.
• Es cancerigeno.
Tubos de acero
Características
• Gran resistencia a la deformación y gran resistencia mecánica.
• Se fabrica con soldadura, curvando una chapa de acero, para que
adquiera la forma del tubo y soldando los bordes para cerrarlo.
Inconveniente
• Baja resistencia a la corrosión (se oxida fácilmente), por lo que
necesitan una protección superficial que consiste en el galvanizado
(tanto exterior como interior).
Tubos de cobre
Características
• Se deforma más que el acero.
• Resiste bien la corrosión.
• Tiene buena resistencia mecánica.
• Se trabaja fácilmente (corte y soldadura).
• Se fabrica por extrusión.
Propiedades
Cuando se deforma en frío se producen tres fenómenos:
• Se endurece.
• Aumenta su resistencia mecánica.
• Aumenta su fragilidad (disminuye su plasticidad).
• Vuelve a recuperar sus propiedades originales calentándolo a 600 ºC y
dejándolo enfriar (en agua o en aire), con lo que se convierte en cobre
recocido.
Tubos de plástico
Principalmente, el cloruro de polivinilo (PVC).
Características
• Son termoplásticos: pueden deformarse en caliente y al enfriarse
conservan la forma que se les ha dado.
• Son ligeros.
• Son muy lisos interiormente.
• Resisten bien la presión.
• No presentan problemas de corrosión.
• Pueden fabricarse de color, con lo que se hace innecesario pintarlos.
• Se fabrican "encopados", lo que permite adaptar unos tubos a otros, lo
cual facilita enormemente el trabajo.
Inconvenientes
• Pierden resistencia al calentarse.
• Tienen un alto coeficiente de dilatación, con lo que la instalación puede
deformarse o romperse.
































Manual de
Fontanería
Materiales y Prácticas



TUBERÍAS DE PLOMO
CARACTERÍSTICAS Y EMPLEO
• El plomo es un material blando y maleable por lo que su
manipulación no requiere elevados conocimientos técnicos, pero sí una
cierta habilidad.
Para proceder a soldar el plomo:
a. Preparar los bordes de manera que se acoplen lo mejor posible.
b. Dependiendo de la pieza a soldar se calienta un poco el plomo o no
según el espesor.
c. Se prepara el alambre de cobre en posición adecuada.
d. Se prepara en la zona de trabajo las herramientas adecuadas (alicates,
tijeras de cortar plomo, escuadra, etc...).
e. Se utiliza la estearina como decapante que nos facilitará a la soldadura
la adherencia del metal de aportación.
f. El metal de aportación será una aleación de plomo-estaño (65 a 75% de
plomo y 25 a 35% de estaño) cuyo punto de fusión es de 250ºC
aproximadamente.
g. Una vez aplicado el material de aportación y limpiada la parte a soldar
con estearina se aplicará el metal con un trapo empapado a su vez en
estearina.
h. El gas a utilizar para la soldadura de plomo será una bombona de gas
butano con un soplete.
• Los tubos de plomo casi están quedando eliminados de las instalaciones
pero aún así no debemos olvidarnos de ellos.
El trabajo de abocardado más típico y frecuente en los tubos de plomo, es el
prepararlos para ser empalmados a otro tubo o a cualquier otro elemento.
Consiste en ensanchar la boca del tubo para que se introduzca o aloje el
extremo de otro tubo, para ello utilizaremos una herramienta llamada
abocardador.
HERRAMIENTAS PARA SOLDAR EL PLOMO
1. Bombona de gas butano, con su respectivo soplete.
2. Alambre de cobre, para realizar la primera soldadura.
3. Alicates, para sujetar el plomo y no quemarnos.
4. Tijeras de cortar plomo, para cortar la plancha de
plomo.
5. Arco de sierra, para cortar el tubo de plomo.
6. Escofina o lima, para repasar las piezas y ajustarlas lo
mejor posible.
7. Estearina (parafina), para la limpieza de la zona a
soldar.
8. Trapo, para aplicar adecuadamente en el plomo el
material de aportación.
9. Estaño-plomo, como metal de aportación.
10. Abocardador, para hacer la boca a los tubos.
11. Escariador, para limpiar la rebaba del tubo después de
cortado.
EMPLOMADURAS
Se da este nombre a la operación que consiste en soldar el plomo con su
propio material. Este procedimiento es muy útil y práctico en la construcción
de manguetas; piezas de conexión, tales como boquillas, injertos, codos,
desvíos, etc., en tuberías de 75 a 150 mm. de diámetro. También presenta
interés el procedimiento en la unión de tuberías de plomo y previo a la
soldadura de estaño, así como para la unión de soldado de racores con tuberías
de plomo.
Para realizar este tipo de trabajos, se utiliza un trozo de alambre de cobre de
1 mm. aproximadamente de grueso por 50 cm. de largo, que bien puede ser de
los empleados en las conducciones eléctricas internas. Se limpia una de las
puntas, quitándole el plástico que lo recubre, y se dispone en la forma que
muestra la figura 1. El arroyado tiene por objeto ir estirándole a medida que se
va quemando la punta, y a la vez impedir que llegue el calor a la mano.
Fig. 1 Fig. 2



Para llevar a cabo la emplomadura sobre un tubo de plancha de plomo, por
ejemplo, se calienta la parte que deba ser emplomada, se limpia bien con
estearina, y se calienta la varilla de cobre como indica la figura dos. Tan
pronto como sea rojizo, se va depositando con suavidad sobre el plomo
repetidamente, levantando para calentarlo y bajando en contacto con el plomo
para fundirlo.
Las partes que deban ser emplomadas habrán de estar bien limpias, de
manera que los bordes puedan unirse sin dejar aberturas. Una vez emplomado,
debe presentar un aspecto acordonado, como se ve en la figura 3; para igualar
este cordón puede rellenarse con soldadura de estaño-plomo.
Fig. 3 Fig. 4



Si se trata de emplomaduras de tubos de plomo y racores de metal, o piezas
de cobre o latón, es necesario que la pieza metálica haya pasado por un baño
de estaño. Esto se consigue limando la pieza hasta dejarla limpia por
completo; luego se calienta ligeramente, se introduce en ácido clorhídrico
rebajado con cinc, y por último, en un recipiente de estaño fundido. En caso
de no contar con estos elementos, como ocurre cuando se trabaja fuera de un
taller, se limpia la pieza, como dijimos en el caso anterior, se calienta, se baña
con estearina, arrimándole luego una gota de estaño que habrá de frotarse
sobre la pieza con un fieltro de soldar, hasta blanquearla, cuidando que no
quede más estaño adherido que el de blanqueo.
Estañada la pieza, se coloca sobre el tubo de plomo, como muestra la figura
4, asegurándose de que los bordes del tubo de plomo se encuentran
perfectamente acoplados al racord.
Seguidamente, se calienta el racord con la lámpara de soldar el metal, y se
va limpiando con estearina, hasta comprobar que el plomo se ha fundido, y se
ha quedado a la pieza de metal. Este trabajo, además de dar más resistencia a
la soldadura, evita que se mueva durante la soldadura con estaño, facilitando
la tarea.
Si en el curso de la emplomadura se hubiera escurrido alguna gota de
plomo, se lima con la escofina antes de proceder a la soldadura mediante
estaño.
Utilizando la lámpara de soldar, la varilla de cobre y la estearina, se
procede a emplomarlo en la forma que ya se ha dicho. Tan pronto como
estuviera emplomado, se repasa con la escofina, terminándolo con una ligera
capa de estaño. Este tubo se guarda para futuros ejercicios.
EJ ERCICIO
Con un trozo de tubo de plomo de 10 x 16mm. y 30 cm. de longitud,
emplomar una pieza de metal, que en este caso será un tubo de cobre de 10 x
12mm. y 7 cm. de longitud, debidamente estañado. Se rebana el borde interior
del tubo con la gubia, como se muestra en las figuras 5 y 6; se introduce el
tubo de cobre, y mediante el uso de las mordazas, se adhieren los bordes al
tubo de cobre en cuanto sea posible (figuras 7 y 8).
Fig.5 Fig.6



Calentar el tubo de cobre hasta conseguir que se funda el plomo, con lo que
se habrá logrado la emplomadura cuidando de no dejar de pasar
constantemente le estearina, con el fin de limpiar la parte que deba ser
emplomada. Después se realizará una soldadura con estaño.
Fig.7
Fi




g.8




Manual de
Fontanería
Materiales y Prácticas



TUBERÍAS RÍGIDAS DE ACERO
Características:
El hierro es un elemento químico (Fe). No se encuentra en estado puro.
El metal de hierro tiene un color gris, es buen conductor del calor y la
electricidad y su punto de fusión es de 1535ºC.
El hierro de producción industrial (fundición, acero, hierro dulce) presentan
propiedades físicas distintas a las del hierro puro.
Los aceros son aleaciones de hierro, carbono, y otros elementos que se
elaboran en estado de fusión. Según el porcentaje de carbono, que nunca
supera el 1,5 %, los aceros se dividen en dulces o blandos, medios y con alto
contenido de carbono.
Los tubos de acero se fabrican por moldeo, colada, y centrifugación o
mediante soldadura longitudinal.
Los tubos de acero suelen ser negros, galvanizados e inoxidables.
Los tubos de acero galvanizado son los más usados en fontanería, se
encuentran cubiertos por una capa de zinc, para proteger su oxidación.
Denominación:
Los tubos de acero se nombran indicando su diámetro interior en pulgadas.
Dimensiones:
Deberán cumplir la norma UNE 19.045 o UNE 19.046 según sean con o sin
soldadura. El espesor mínimo estará de acuerdo con la norma UNE 19.040.
PULGADAS MILÍMETROS
1/8 6
1/4 8
3/8 10
1/2 15
1 25
1 1/4 32
1 1/2 40
2 50
3 80
4 100
5 125
6 150
SEGÚN NORMA UNE 19.047 Y 19.048 DE AGUA SANITARIA

Las tuberías de acero galvanizado presentan una perdida de carga más elevada
que las de cobre debido a la mayor rugosidad de sus paredes, pero poseen una
resistencia mecánica mayor.
Las uniones de la tubería de acero galvanizado se realizan por medio de
manguitos roscados.
Las conducciones se roscan exteriormente mediante la terraja y se procede a
su unión con elementos roscados, realizados en forma de codos, tes, curvas,
reducciones, etc.
Para garantizar la estanqueidad de la unión se utilizan elementos vegetales
(estopa o cáñamo) o sintéticas (cinta de silicona) aplicada a las roscas que se
recubre con una capa de minio-plomo.
Precauciones:
Evitar el contacto con el yeso, escayola, arena de playa, escorias y sobre todo
en presencia de la humedad, ya que presenta un fenómeno de corrosión
exterior.
La temperatura del agua a soportar no debe superar los 60ºC ya que por
encima de ella el efecto corrosivo de las aguas ácidas aumenta
considerablemente.
Procurar no unir directamente con cobre pues produce un fenómeno llamado
electrolisis, que causa un deterioro del cobre.
PRACTICAS
Tomar un trozo de tubo galvanizado de 1/2 pulgada por 60 cm. de largo,
aproximadamente, y sujetarlo a la mordaza de trípode. Después hacer un corte
lo más perfecto posible, perpendicular al eje del tubo, y a 15 cm. de uno de los
extremos, con una sierra de diente mediano. Aterrajar una de las puntas del
trozo más largo asegurándose de que la terraja tiene los cojinetes de 1/2
pulgada, engrasando bien la parte del tubo que se va a roscar, y apretando
correctamente las guías de la terraja sobre el tubo. Enseguida se hace girar la
terraja en el sentido de la rosca, a izquierda o derecha según sea el caso. En el
que presentamos, trabajamos con piezas a derechas, y por tanto, en todo el
ejercicio, la terraja girará a derechas (Fig. 1).
Fig.1 Fig.2

Hacer rosca con una longitud de 3,5 cm. desde la punta del tubo. Comprobar
con un manguito de 1/2 pulgada (Fig. 2) que la rosca está bien hecha,
rascándolo con la mano sin que entre muy flojo. Limpiar el aceite con un
trapo, y colocar el cáñamo bien extendido y apretado sobre las estrías de la
rosca y en la misma dirección de giro, poner "denso" o minio, y colocar el
manguito, apretando con una llave de tubo mediana (llave de grifa).
Hacer rosca al tubo sobrante de la misma manera, uniéndola a éste por igual
procedimiento.
Limpiar bien las partículas de cáñamo y pintura que hubieran quedado fuera
del manguito.









Manual de
Fontanería
Materiales y Prácticas



Tuberías rigidas de cobre
Generalidades:
El cobre, cuyo símbolo químico es (Cu), es un metal de color característico
(rojo salmón), muy dúctil, maleable y buen conductor del calor y la
electricidad.
No es atacado por los gases ni se altera en presencia del aire seco; con la
humedad se recubre de una capa de óxido que lo protege de posteriores
ataques.
Propiedades del tubo de cobre:
El cobre por sus características, es sin duda, un metal muy apropiado para
toda clase de instalaciones de agua.
Entre las principales ventajas del tubo de cobre se pueden citar:
• La facilidad y rapidez de preparación y colocación.
• La ejecución de las uniones en un tiempo mínimo, utilizando manguitos
soldados por capilaridad.
• Las posibilidades de prefabricación.
• Las pequeñas perdidas de carga, debido a la superficie lisa de las
paredes interiores.
• La gran resistencia a la corrosión.
Características:
Su punto de fusión es de 1.082ºC.
Con la humedad produce una pátina verdosa de carbono básico que la protege
de posteriores alteraciones llamado cardenillo.
El tubo presenta gran duración al tiempo ya que su inalterabilidad está
garantizada.
El único inconveniente que puede plantear el tubo de cobre es su dilatación.
Dilat. (mm.) = Long. (m.) x Temp. (ºC) / 60.
Formas de suministro:
Los tubos de cobre se suministran en rollos o en tiras rectas.
• En rollos: se suministran normalmente hasta un diámetro exterior de 22
mm; la longitud de los rollos pueden alcanzar hasta 45 m., o más. Los
rollos se entregan en general en cobre recocido, y en ciertos casos,
sobre pedido especial en estado semiduro.
Los tubos en rollo se utilizan en recorridos sinuosos o en instalaciones de gran
longitud o en derivaciones enterradas.
En estado recocido, el tubo de cobre se curva fácilmente.
• En tiras rectas: estos tubos se suministran sin recocer, lo que les da
buena rigidez, excelente resistencia al choque y un perfecto acabado.
La sección de tubos en tiras es perfectamente circular y su acoplamiento a los
manguitos se hace sin calibrado previo de los extremos. Las longitudes
corrientes oscilan entre 4 y 6 metros.
Colocación de las tuberías:
Para ejecutar bien este trabajo hay que tener en cuenta las cuatro reglas
siguientes:
• Realizar uniones perfectamente estancas.
• Apoyar las tuberías de modo que el peso de los tubos cargue sobre los
soportes y no sobre las uniones.
• Tomar las medidas necesarias para la libre dilatación de los tubos.
• El dimensionado de las tuberías deberá satisfacer los caudales máximos
de consumo previstos.
El dimensionado de las tuberías deberá satisfacer los caudales máximos de
consumo previstos.
Cómo soldar con soplete
Principios básicos

Existen dos tipos de soldadura con soplete o lamparilla:
- Soldadura blanda (uniones hasta 450°).
- Soldadura fuerte (uniones superiores a 450°).
Soldadura blanda por capilaridad
La soldadura blanda por capilaridad consiste en la unión de dos tubos de cobre
que encajan perfectamente uno en el otro por medio de estaño. El proceso es
el siguiente:
- En primer lugar se calientan los tubos a unir.
- A continuación se aporta estaño, el cual al fundirse por efecto del calor,
penetra por capilaridad entre los dos tubos, y al enfriarse, asegura al mismo
tiempo el ensamblado de los tubos y su hermeticidad.
La temperatura de fusión, se encuentra entre 200 y 250° aproximadamente. Se
emplea principalmente en instalaciones de fontanería.
Soldadura fuerte por capilaridad
Es muy similar a la anterior, con la peculiaridad de que se realiza a una
temperatura superior a 450°C, debido a que la boquilla del soplete es diferente
y concentra el calor de una manera más intensa.
El material de aportación tiene por tanto un punto de fusión superior al estaño
y su elección dependerá del tipo de material que se vaya a soldar, y del
esfuerzo posterior que tenga que soportar.
Material necesario
Equipo de soldadura (lamparillas de soldar o soplete)
Mordazas de presión
Tenazas
Protector térmico
Lima

El equipo de soldadura
Para cada uno de los dos tipos de soldaduras, se usa generalmente un equipo
diferente.
Lamparilla de soldador
Se denomina así al conjunto de
soplete unido al cartucho o botella
de gas. La temperatura máxima
que alcanza es de 250°C y se
utiliza para pequeñas reparaciones
de soldadura blanda (A).



Soplete
Puede alimentarse por butano o
por propano. Está formado por tres
elementos principales:
- Una empuñadura provista de una
llave de marcha/paro que regula la
alimentación de gas.
- Boquillas (o quemadores)
intercambiables.
- Un tubo flexible para la conexión
a la botella de gas líquido.
Tanto la lamparilla como el
soplete tienen las mismas
utilidades, pero el soplete, más
potente, resulta conveniente para
los trabajos de mayor envergadura,
ya que calienta más deprisa las
piezas que hay que soldar (B)
Accesorios
Boquillas o quemadores.
En general tanto a las lamparillas de soldar como a los sopletes, se les pueden
adaptar diferentes boquillas.
Hay tres tipos principales:

La boquilla para fontanería, con
llama envolvente. Se usa
principalmente para soldar tubos
de cobre con estaño (soldadura
blanda) (C).
La boquilla de punta fina, con
llama de dardo. Se emplea para
soldadura fuerte (más temperatura)
(D).


La boquilla de punta súper fina.
Se utiliza también para soldadura
fuerte (E).
Materiales
Desoxidantes (FLUX). El desoxidante para soldadura evita que se oxiden las
piezas que se van a soldar. En algunos de los materiales de aportación, el
desoxidante está incorporado. Existen diferentes tipos de desoxidantes
dependiendo del tipo de soldadura y del material a soldar.
Material de aportación: El material de aportación que se ha de utilizar
depende de la naturaleza de las piezas a unir y del uso que tengan. El siguiente
cuadro relaciona los diferentes materiales de aportación más usados, en
función del tipo de soldadura y de uso que se va a dar.
Soldadura blanda
Metal
añadido
Lamp.
Soldar
Soplete
Soplete
Bi-Gas
Punto
fusión
Usos
Resistencia
Mecánica
Desox.
Estaño en
pasta
X X 220ºC Chapas delgadas Incorp.
Estaño
(40%) en
hilo de 2
mm
X X 240ºC
Reparación,
instalación de
sanitarios
5 kg/mm
2
Incorp.
Estaño
(30%) en
barra
X X 250ºC
Reparación de
canalón de Zinc
con filo de
plomero. Rep.
tuberías de plomo
5 kg/mm
2


Soldadura dura
Metal
añadido
Lamp.
Soldar
Soplete
Soplete
Bi-Gas
Punto
fusión
Usos
Resistencia
Mecánica
Desox.
Varilla de
aluminio
1,5 mm
X X X 575ºC
Exclusivamente
unión de aluminio
10 Kg/mm
2
Especial
aluminio
Varilla de
plata (40%)
1,5 mm
X X X 630ºC
Unión de todos
metales excepto
aluminio, estaño,
plomo, hierro colado
42 kg/mm
2
Especial
plata
Varilla
cobre
fósforo 1,5
mm
X X X 820ºC
Exclusivamente
unión de cobre
50 kg/mm
2
Incorp.
Varilla
cobre
fósforo
X X X 810ºC
Exclusivamente
unión de cobre
65 kg/mm
2
Incorp.
plata (5%)
1,5 mm
Cómo proceder
Soldadura por capilaridad. Reglas básicas
- Limpie las dos superficies a
ensamblar (exterior del tubo e
interior del racor) con lija o con
lana de acero (1).


- Unte las partes a soldar con pasta
desoxidante (2).

- Encaje las piezas a unir (3).

- Las piezas a soldar deben encajar
perfectamente por los extremos,
estar limpias y sin restos de grasa.

- Elija el material de aportación en
función de los metales que vaya a
ensamblar y de la resistencia
deseada (ver cuadro resumen).


- Caliente las piezas a ensamblar y
no el metal de aportación: la
temperatura de calentamiento debe
permitir la fusión del metal de
aportación al entrar en contacto
con las piezas calentadas (4).

La temperatura precisa para que se
produzca la fusión del estaño se
habrá conseguido cuando el cobre
adquiera un tono rojo cereza.
- Aparte la llama y sitúe el hilo de
soldadura sobre la unión de los
dos elementos. El estaño se
fundirá y fluirá por capilaridad
entre las dos piezas (5).- La
cantidad de metal de aportación
necesaria para una correcta
soldadura debe ser, en longitud,
aproximadamente igual al
diámetro del tubo.

Un truco

Para trabajar en una canalización
ya instalada proteja las pinturas,
telas de las paredes y suelos,
utilizando un escudo térmico.
Soldadura fuerte por capilaridad
Hay dos reglas que es necesario respetar imperativamente:
- Utilice la soldadura adaptada al esfuerzo de las piezas a unir con el material
de aportación correspondiente y el desoxidante del metal que necesite.
- Caliente el metal a la temperatura adecuada:
630°C para la soldadura a la plata.
820°C para la soldadura al cobre.
Soldadura de metales ferrosos y de aleaciones de cobre
Para la soldadura de metales ferrosos:
- Utilice una soldadura de plata
con el desoxidante
correspondiente.
- Proceda igual que para la
soldadura por capilaridad.

- Limpie las partes a soldar.
- Pula con la lima (1).

- Aplique el desoxidante con la
brocha (2).
- Sujete las piezas con ayuda de
unas mordazas de presión.
- Caliente a la temperatura
adecuada (3).


- Acerque la varilla de material de
aportación fuera de la llama
inclinándola ligeramente (4).
Para la soldadura de cobre y sus aleaciones:
- Utilice soldadura al cobre-fósforo con desoxidante incorporado.
- Emplee un soplete con una boquilla cuyo caudal corresponda con el tamaño
de las piezas a ensamblar.
Esta soldadura se emplea para las canalizaciones de gas.
MUY IMPORTANTE, en este caso, antes de empezar a manipular
corte el suministro de gas.
Para la soldadura de aluminio:

- Utilice el material de aportación y el desoxidante especial para el aluminio.
Esta soldadura es muy delicada, pues la temperatura de fusión del metal de
aportación, sólo es en algunos grados inferior a la del aluminio.
Durante el calentamiento con llama suave, no deje nunca la llama enfocada
hacia un punto, es necesario barrer constantemente la superficie a calentar.
Un truco
Si la soldadura no se funde inmediatamente al contacto con las piezas que hay
que soldar, seguramente será porque éstas no están a la temperatura adecuada.
Retire la varilla de soldadura y continúe calentando las piezas.







































Manual de
Fontanería
Materiales y Prácticas


TUBOS DE PLÁSTICO
Materia prima:
La materia prima utilizada para la fabricación de tubos de presión es el cloruro
de polivinilo (PVC) o el polietileno.
El primero de ellos, el PVC, debe ser puro en un 96 %, admitiendo
únicamente en su composición colorantes, estabilizadores y materiales
auxiliares.
Sus características más importantes son:
Densidad de 1,37 a 1,42 Kg/dm.
3
Coeficiente de dilatación lineal de 0,000.060 a 0.000.080 m/ºC/m.
Temperatura de reblandecimiento >80 ºC.
Modulo de elasticidad a 20º C >28.000 Kg./cm.
2
Tensión de rotura a tracción >500 Kg./cm.
2
El polietileno para la formación de tubos también tienen que ser puro,
añadiendo un 2 % de negro de humo y un 0,3 % de colorantes, estabilizadores
y materiales auxiliares. Ahora bien, el polietileno, según sea fabricado a alta
presión o a baja presión, nos da un producto diferente, denominado el primero
de baja densidad y el segundo de alta densidad, cuyas características son
diferentes:
Baja densidad Alta densidad
Peso especifico 0,930 gr./ml. 0,940 gr./ml.
Coeficiente dilatación lineal 0,0002 a 0,00023 m/ºC/m ídem B. densidad
Temperatura
remblandeciente
87 ºC 100 ºC
Módulo elasticidad a 20 ºC 1.200 Kg./cm.
2
9.000 Kg./cm.
2
Tensión de rotura a tracción 100 Kg./cm.
2
190 Kg./cm.
2
Cada uno de estos materiales da como resultado un tubo de características
muy diferentes.
Clases:
• Cloruro de polivinilo PVC.
• Polietileno.
1. de baja densidad (blandos)
2. de alta densidad (duros)
• Polipropileno.
Estos tubos también se clasifican dentro de cada clase, por la presión máxima
de trabajo, abarcando los de PVC, los valores de 2,5 - 4 - 6 - 10 y 16
Kg./cm.2. y los de polietileno 2,5 - 4 y 6 Kg./cm.2.
Los tubos de plástico, se obtienen, por lo general, por inyección-presión, es
decir, haciendo pasar el material reblandecido por el calor, a través de una
tobera calibrada al diámetro del tubo a obtener y también por extrusión, como
variante del anterior procedimiento (una hélice impulsa de modo continuo el
material reblandecido a través de una hilera).
También se construyen por colada en moldes y tubos estratificados, obtenidos
a partir de una banda de papel o tejido impregnado en el material plástico, en
varias capas, enrolladas en espiral.
Los tubos de PVC, por lo general, son rígidos, si bien, hay un tipo semi-rígido
que viene en rollos.
Los de polietileno, tienen características diferentes, si son de baja densidad
(blandos) los cuales son muy flexibles y manejables, y los de alta densidad
(duros) que soportan mejor las altas temperaturas hasta 70ºC, y en su calidad
de "reforzados", pueden ser roscados, encontrandose todos ellos en rollos de
hasta 200 m. de longitud.
Características:
Las características más destacables de los tubos de plástico, son los siguientes:
• Es una tubería ligera (se puede decir que la más ligera en el campo de
redes de abastecimiento), bastante inertes a la agresividad de las aguas
y de las tierras.
• La superficie interior es completamente lisa, lo cual, desde el punto de
vista hidráulico, es importantísimo siendo la tubería que proporciona
perdidas de carga más pequeñas, lo cual permite reducir los secciones
en un 15 % respecto a los tubos tradicionales.
• Mejor comportamiento frente a las heladas que los demás tubos, ya que
algunos tipos (polietileno flexible puede admitir la deformación sin
romperse.
• Debido a su lisura interna, no es fácil que se produzcan incrustaciones
de ningún tipo.
• Su condición de termoplásticos, permiten que al calentarlos se
reblandezcan y se puedan curvar y manipular con gran facilidad, si bien
alguno (polietileno) son totalmente flexibles, elaborándose en rollos,
con lo cual el número de juntas es muy limitado, y por ello, las perdidas
de carga son menores.
• Son tubos aislantes térmicos y eléctricos, por lo cual las corrientes
vagabundas y telúricas que afectan a los tubos metálicos aquí no
existen, por lo que los efectos de electrolisis que destruyen los tubos
enterrados no les afectan.
Ahora bien, sus limitaciones también son notorias y, entre ellas, tenemos:
• Su elevado coeficiente de dilatación térmica que obliga a tenerlo muy
presente en las instalaciones.
• Su limitada presión de trabajo, que prácticamente está limitada a 25
atmósferas.
• Su alteración o "envejecimiento", con determinados medios,
fundamentalmente al aire y sol.
• Estructura molecular (en cadena) que hace que en su destrucción se
desintegre totalmente.
• Su propia condición de termoplástico que, a veces, es contraproducente,
etc.
Denominación:
Estos tubos se denominan por su diámetro nominal (exterior) y la presión
máxima de trabajo (pt) en Kg./cm
2
, a 20ºC.

Uniones y juntas:
Fig.1
El tipo de unión de los
tubos, depende del tipo
de la calidad del
mismo. La unión más
corriente es por
enchufe-cilíndrico
encolado, (Fig. 1), cuya
copa puede venir hecha
en el tubo, o bien
hacerse con un útil,
calentado previamente
el tubo.
En otros tipos, la junta está
formada por un manguito,
incorporado en el extremo
hembra del tubo,
formando parte integral
del mismo. En dicha copa,
lleva un cajeado donde se
introduce un anillo de
caucho de sección en V,
de tal forma que la presión
tiende a apretarle sobre la
superficie exterior del tubo
macho que se mete a
presión, (Fig. 2)
Fig. 2

Fig. 3
La copa va reforzada, para compensar
la disminución de espesor del cajeado
del anillo. Ésta se denomina “junta
Z”.
También, puede utilizarse la unión
“Gibault”, que corresponden con el
diámetro exterior de los tubos (Fig. 3),
o bien el sistema de bridas de acero,
haciendo una pestaña al extremo del
tubo.
En los tubos de polietileno las uniones
se pueden hacer por manguitos
roscados o manguitos de presión,
como se indican después.
El encolado se hace con un disolvente,
resultando una auténtica soldadura.