Está en la página 1de 18

Voces: CONSTITUCION NACIONAL ~ PRINCIPIO DE LEGALIDAD ~ EQUIDAD ~ ACTIVIDAD

FINANCIERA ~ ESTADO ~ PRINCIPIO DE RAZONABILIDAD ~ GARANTIAS CONSTITUCIONALES ~
IMPUESTO
Título: Principios constitucionales financieros.
Autores: Corti, Horacio G.
Publicado en: IMP1996-A, 165
1. El valor de la Constitución. - 2. La integración constitucional. - 3. Las bases conceptuales. - 4. La
arquitectura financiera constitucional. - 5. El principio de coherencia. - 6. El principio de trascendencia. 7. La negación del derecho. - 8. El principio de igualdad tributaria. - 9. El principio de igualdad
erogatoria. - 10. El principio de equidad recaudatoria. - 11. El principio de equidad erogatoria. - 12. El
principio de solidaridad financiera. - 13. El principio de razonabilidad financiera. - 14. El principio de
legalidad financiera. - 15. El sistema constitucional de principios financieros. - 16. El proceso financiero
democrático. - Conclusiones.

1 - El valor de la Constitución
Cuáles son los principios que nuestra Constitución, recientemente reformada, instituye en materia
financiera ? Responder a esta pregunta exige, de manera previa, dilucidar con exactitud cuál es el significado
que la Constitución le asigna a la expresión "materia financiera".
Nuestro punto de partida (que puede parecer obvio pero que, lamentablemente, hoy en día no lo es) es el
siguiente: la Constitución tiene un valor indiscutible. Con ello queremos decir que los principios (y valores)
constitucionales tienen preeminencia sobre cualquier otro tipo de disquisición teórica. En otros términos:
afirmamos la preeminencia de la racionalidad jurídico-constitucional sobre cualquier otro tipo de racionalidad
social, por ejemplo, económica. Se ve, así, que esto no es para nada obvio. En los debates públicos actuales, la
racionalidad económica se presenta como indiscutible, es más, como generadora de razones necesarias. Y ante
una razón que se pretende ligada a la necesidad resultan irrelevantes las razones jurídicas que se sostienen, no en
la modalidad lógica de lo necesario, sino en las modalidades de lo correcto, lo adecuado a la Constitución, lo
jurídicamente razonable o lo justo. El resultado de este proceso es la devaluación y denigración de lo jurídico en
cuanto tal (1).
Mientras que la tradición jurídica liberal, constitucional y democrática, sostenía que los hechos (cualesquiera
fueran éstos) debían acomodarse a los principios y normas jurídicas (pues de lo contrario estaríamos ante una
situación calificada de despótica y no sometida al imperio de la ley -rule of law-), la opinión hoy dominante
sostiene, en cambio, que son los principios y normas jurídicas los que deben acomodarse a los hechos (pues de
lo contrario seríamos irracionales o irrazonables). Se trata, en suma, de la sustitución del imperio constitucional
de la ley por el imperio supuestamente racional, de los hechos y, en especial, de los hechos llamados
económicos.
En este trabajo partimos del postulado tradicional: los hechos deben sujetarse a los principios, normas y
procedimientos constitucionales (2). Y es tarea de la política efectivizar en la práctica dicha sujeción. Hablamos,
así, de la política como realización de la Constitución y no como actividad encaminada a su destitución (3). Esto
implica poner en primer plano lo que Masnatta ha denominado la función transformadora de la Constitución. Tal
es la clave interpretativa de la última reforma constitucional, en tanto el conjunto de instituciones y derechos
incorporados son, en lo sustancial, "mecanismos en orden a fines de transformación, no de pura gestión del
orden otrora existente" (4). La Constitución, así, impone transformar los hechos y no limitarse pasivamente a
gestionar los hechos existentes.
2 - La integración constitucional
Es sabido que la Constitución se sustenta en dos grandes pilares: por un lado, la declaración de derechos y
garantías y, por otro, la organización democrática del poder. En el primer caso, se fijan principios y exigencias
ineludibles en cuanto a los contenidos de las normas. En el segundo caso, se fijan procedimientos para la
generación de aquellas normas. Es decir, derechos fundamentales y procedimientos democráticos, tales son las
bases constitucionales de nuestro derecho positivo. De ahí la doble impugnación que puede recibir cualquier
disposición jurídica: a) impugnación en cuanto a deficiencias en los contenidos (vulneración o lesión de los
© Thomson La Ley

1

ampliado y reforzado ambos pilares. Esto significa enfatizar algunos caracteres como definitorios de la actividad financiera: a) es una actividad medial.Las bases conceptuales Cómo definimos a la actividad financiera desde el punto de vista jurídico. Esto es: las cláusulas financieras están integradas a los ejes constitucionales: derechos fundamentales y procedimientos democráticos. Cuáles son los principios que rigen la actividad financiera ? Son aquellos principios jurídico-constitucionales que determinan tanto los contenidos que deben respetar las normas financieras.constitucional ? Se denomina actividad financiera pública a la actividad encaminada a la obtención de ingresos y realización de gastos a los efectos de efectivizar los procedimientos (democráticos) y los derechos (fundamentales) constitucionalmente establecidos. tales cláusulas no se encuentran meramente diseminadas sino que. El rasgo saliente de la última reforma constitucional es el de haber ratificado.). por el contrario. © Thomson La Ley 2 . normas de iure en exceso de competencia. en tanto dan forma o estructura a la actividad financiera pública en cuanto tal. Las cláusulas financieras se encuentran diseminadas a lo largo del texto constitucional. o sea: no podemos analizar la actividad desvinculada de los fines que la caracterizan. se encuentran integradas (6). que permiten distinguir dos tipos de principios que denominaremos primarios (o genéricos) y secundarios (o calificados). Y esta integración resultará fundamental y decisiva a la hora de poner de manifiesto los principios que rigen dicha actividad financiera. Los principios primarios aportan el marco genérico dentro del cual se desplegarán los principios secundarios o calificados. b) es una actividad completa: los fines no son extrínsecos a la actividad. c) es una actividad jurídica: tales fines están constitucionalmente determinados: dar efectividad a los derechos y a los procedimientos. De esto resulta que no hay una "parte" constitucional específica referida a la materia o actividad financiera pública.derechos).La arquitectura financiera constitucional Teniendo en cuenta los conceptos precedentes cabe pasar a delinear los rasgos elementales de la arquitectura constitucional. 3 . como los procedimientos que deben seguirse para su creación. 4 . etc. Aquí decimos que. En cierto sentido se los puede catalogar de principios formales. en virtud de la integralidad y sistematicidad del texto constitucional. De tal forma. Tal sistema consta de dos niveles o pisos jerárquicos. o sea: es un medio para lograr un fin. se amplió el espectro de los derechos (incorporación del capítulo segundo -Nuevos derechos y garantías. La columna vertebral de dicha arquitectura está constituida por el sistema de los principios financieros. Cuáles son en consecuencia las normas financieras ? Son aquellas normas que se refieren a los gastos y recursos requeridos para efectivizar los procedimientos (democráticos) y los derechos (fundamentales) constitucionalmente establecidos.dentro de la Primera Parte de la Constitución) y se incorporaron nuevas instituciones que amplían la participación democrática (reformas orgánicas a la Segunda Parte de la Constitución (5). y b) impugnación en cuanto a deficiencias en los procedimientos (normas de facto.

En cuanto a los principios secundarios (o calificados) distinguimos tres grupos. como enfatizara Jarach con razón. b) principio de trascendencia. y dado que lo sustancial es usualmente privilegiado por sobre lo formal. El criterio para tal distinción deriva de los ya señalados dos pilares de nuestro texto constitucional: los derechos (fundamentales) y los procedimientos (democráticos). Cabe aclarar. como sustanciales. © Thomson La Ley 3 . Y que al principio de legalidad. c) principios de unión: razonabilidad. Tres son los principios dogmáticos fundamentales: el de igualdad. lo denominemos "procedimental". que impide presentar al conjunto de los principios calificados de manera simultánea. El principio de unión básico es. no significa una devaluación del mismo. En este caso se trata de una simple cuestión de exposición. tenemos el siguiente sistema de principios financieros constitucionales: I) Principios primarios (o genéricos o formales): a) principio de coherencia. b) principios procedimentales: legalidad. de ninguna manera implica que deje de ser. El tercer tipo de principios. que la denominación de los principios. un principio tan sustancial como de igualdad o equidad. Teniendo en cuenta las anteriores salvedades. a los efectos de evitar posibles malentendidos. el de razonabilidad. La idea básica es que ambos niveles son fundamentales y que ninguno de los principios aquí señalados puede ser obviado a la hora de analizar la arquitectura financiera constitucional. en fin. A ellos nos dedicaremos en los dos próximos apartados. Que tratemos o enumeremos al principio de legalidad en último término. La misma aclaración efectuada en el párrafo precedente la hacemos en cuanto a la distinción entre principios dogmáticos y procedimentales. así. equidad y solidaridad. Secundario de ninguna manera significa "segundo" o "de menor valor". Tendremos. es fundamental el de legalidad. a los secundarios. en fin. En cuanto a los principios procedimentales. principios dogmáticos y principios procedimentales. el de equidad y el de solidaridad. no implica una desvalorización o una devaluación de los últimos. que se completa con el conjunto de las normas que son reputadas de financieras. También podríamos haber denominado a los principios primarios como formales y. los denominaremos principio de coherencia y principio de trascendencia (7). como primarios o secundarios. De ser así. engarzan los dos niveles o pisos del sistema de principios constitucionales-financieros. En concordancia con la nomenclatura de algunas investigaciones de la actual dogmática financiera española.Hay dos principios primarios fundamentales. que denominaremos de unión. tendríamos que aclarar que los principios formales no son de "menor valor" que los principios sustanciales. que estarán vinculados ya sea con los aspectos dogmático u organizativo de la Constitución. II) Principios secundarios (o calificados o sustanciales): a) principios dogmáticos: igualdad. Tal sistema de principios son la base de la arquitectura financiera.

y el segundo. En tal caso habría un criterio que diría: "no hay una antelación temporal en las decisiones. De manera sintética la coherencia significa: disposiciones jurídicas recaudatorias y erogatorias sujetas a principios específicos (o secundarios) comunes. se sostiene solamente la existencia de una interdependencia técnica. 6 . legalidad) no son más que especificaciones. Esto significa que los principios jurídicos que sostienen a la interdependencia se basan en (o derivan de) los principios jurídicos que sustentan a los aspectos dogmático y orgánico del texto constitucional. un conjunto de disposiciones jurídicas recaudatorias y un conjunto de disposiciones jurídicas erogatorias. por ejemplo. el de las formas jurídicas de asignación de aquellos recursos y de la consiguiente realización de las erogaciones. equidad. No dudamos que los anteriores sean criterios técnicos de importancia.5 . es justamente a partir de este principio primario de trascendencia que se define la actividad pública en cuanto "actividad recaudatoria y erogatoria pública que tiene como finalidad darle efectividad a los derechos e instituciones constitucionales". En consecuencia. El primer sector es el de las formas jurídicas de obtención de recursos. resulta conceptualmente insuficiente designar a cada uno de los sectores mediante la sola mención de las palabras "recursos" y "gastos". los principios financieros secundarios (igualdad. que no se encuentran satisfechas. Otro ejemplo de interdependencia débil o insuficiente se da cuando se la considera sólo en términos fáctico-temporales. Un ejemplo de interdependencia débil o insuficiente se da cuando se considera como hilo conductor de la actividad financiera el cálculo de costos y de beneficios. Dentro de las segundas. a saber: la interdependencia entre ambos sectores y el carácter eminentemente jurídico de dicha interdependencia. de los principios básicos postulados por el texto constitucional.El principio de trascendencia El principio de trascendencia afirma que la actividad económica es una actividad jurídicamente subordinada. Qué sostiene el principio de coherencia ? Enfatiza dos condiciones necesarias de la actividad financiera. La interdependencia significa que no cabe aislar (o separar o desmembrar) las disposiciones jurídicas recaudatorias de las erogatorias.El principio de coherencia El principio de coherencia afirma que la actividad financiera es una actividad jurídicamente interdependiente. si. entendemos a la interdependencia como sujeción de ambos sectores de la actividad financiera a un único conjunto de principios jurídicos. por ejemplo. elija las combinaciones más eficientes". Las disposiciones recaudatorias y erogatorias además de ser mutuamente interdependientes están subordinadas al fin que le es propio: la efectividad de las instituciones que componen los dos pilares constitucionales que vertebran a la Constitución. sin embargo no son la base conceptual de la interdependencia jurídica de la actividad financiera pública. Enfatizamos aquí otras dos condiciones necesarias de la actividad financiera: la subordinación de la actividad financiera y el carácter jurídico de esa subordinación. En tal caso habría un criterio que diría: "compare diversas combinaciones de obtención de recursos y de realización de erogaciones y. luego. las normas jurídicas de distribución federal de los recursos y presupuestarias. De allí una consecuencia lógica: la actividad a la que da lugar el conjunto de principios financieros comunes no puede colusionar (o contravenir o entrar en contradicción) con los principios consagrados en los derechos © Thomson La Ley 4 . las normas jurídicas tributarias. La trascendencia significa que el sentido jurídico de esta actividad está dado por los derechos (fundamentales) y los procedimientos (democráticos) a los que corresponde otorgarle efectividad. solidaridad. cómo se obtendrán los recursos y cómo se efectuarán las erogaciones son decisiones simultáneas". Dentro de las primeras se encuentran. En rigor. Vemos que se tratan de exigencias fuertes. Y tales principios son lo que anteriormente denominamos principios específicos o secundarios. De tal forma. Y que esa interdependencia sea jurídica implica que la base de la misma es la sujeción a principios jurídicos comunes a ambos sectores. Tendremos. así. al nivel de las finanzas públicas. Correlativamente. La actividad financiera se compone de dos sectores: recursos y gastos.

en cambio.El principio de igualdad tributaria © Thomson La Ley 5 . es obvio que los principios que rigen a los medios para realizarlos no pueden contradecir a los principios ínsitos en esos fines. Ya no sería un medio para sino un fin en sí misma. Veamos algunos ejemplos posibles de tales perspectivas. La enumeración precedente es muy general y en términos de puras posibilidades.fundamentales y en las instituciones democráticas. pierde valor ante el peso de la academia económica. sino en principios técnicos. los mismos son de una importancia superlativa. Por tales motivos resulta decisivo poner de manifiesto todas las perspectivas que niegan o impiden valorarlos en toda su magnitud. en definitiva. por ejemplo. el criterio de razonabilidad. un fin económico: satisfacer necesidades públicas o preferencias individuales agregadas. es pública la necesidad declarada como tal por el poder del momento. y b) son necesidades públicas aquellas que satisfacen ciertos requisitos fijados por alguna teoría económica en particular (distinción esencial entre bienes públicos y privados). no en principios jurídicos. por ende. enfatizando otras) a estas negaciones del derecho. Seis: negación de la subordinación misma. 8 . Uno: negación del carácter jurídico de la actividad financiera en cuanto tal. Ella se da cuando se sostiene que la actividad financiera pública no tiene un fin jurídico (darle efectividad a la Constitución) sino. estaría sujeta a principios técnicos. Tres: negación del carácter jurídico de la interdependencia. a los rasgos sustanciales de nuestro texto constitucional. Ellos son la médula de la organización constitucional de la actividad financiera pública. En el segundo. y tal vez contrarias. Esta última. económica. Es una variante de posiciones anteriores. Sea. afirma la integración constitucional de dicha actividad unitaria. Se da cuando. Dos: negación parcial del carácter jurídico de la actividad financiera. En resumen: el principio de coherencia afirma la unidad jurídica de la actividad financiera y. Cuatro: negación de la interdependencia misma. ¿Y quién fija cuándo una necesidad es pública? Hay dos posiciones clásicas: a) los gastos son el producto de decisiones políticas contingentes y. sí se afirma que la actividad recaudatoria se encuentra sujeta a principios jurídicos (los llamados principios constitucionales tributarios) pero que ellos no tienen equivalente del lado de la actividad erogatoria. por ejemplo. por ejemplo. Tal es. Posición extrema que es indiferente a las formas jurídicas tanto de los mecanismos recaudatorios como erogatorios. que sí se considere jurídica a la actividad recaudatoria y económica (o puramente política) a la erogatoria. 7 . Si estos últimos son los fines propios de la actividad financiera. El aspecto común de tales posiciones es el de ser negaciones jurídicas. Se da en los casos ya señalados de afirmación de interdependencias débiles basadas. sólo doctrinarias) sino de perspectivas ajenas. Es otra posición extrema que sostiene el carácter cerrado y autónomo de la actividad financiera. Pues no sólo se trataría de perspectivas incorrectas (y cuyas consecuencias serían. En tal caso se sostiene que dicha actividad no es básicamente jurídica sino. por ejemplo. por ende. el principio de trascendencia. Cinco: negación del carácter jurídico de la subordinación. Esto es: negación del carácter enfáticamente jurídico de algunos de los aspectos de la actividad financiera.Las negaciones del derecho Aun cuando los mencionados principios primarios pudieran parecer puramente formales. En el primer caso la Constitución pierde valor ante las contingencias de lo político. Esto se da cuando se considera a los gastos como medio para satisfacer necesidades públicas o agregados de preferencias individuales (y no para darle efectividad a las instituciones constitucionales). Las perspectivas teóricas usuales y efectivas se caracterizan por combinar en diferentes proporciones (moderando algunas.

los impuestos deben ser iguales en igualdad de capacidad contributiva". Como principios dogmáticos habíamos señalado a la igualdad y a la equidad. por consiguiente. Engarzando esto con la mentada capacidad contributiva. Poco o nada se ha desarrollado para desplegar de manera sistemática los principios comunes a ambos sectores. porque la diferencia no tiene ninguna aparente vinculación con las obligaciones de los contribuyentes" (Jarach). Pero se trata justamente de eso. a la igualdad en su faz tributaria y.proporcionalmente a la población imponga el Congreso General". Es claro que esos principios comunes tendrán peculiaridades de acuerdo a que se los enfoque desde las erogaciones o desde los gastos. Y a la vez hay que tener en cuenta que tales fines cristalizan los principios a los que se subordina la actividad financiera. Todos sus habitantes son iguales ante la ley". La generalidad implica que a igualdad de capacidad contributiva el tributo debe ser igual. como sería. se sostiene que proporcionalmente quiere decir proporcionalmente a la capacidad contributiva. De tal forma. entendidos como límites al poder tributario. en dos planos: horizontal (generalidad) y vertical (proporcionalidad y progresividad). a la igualdad en su faz erogatoria. Por su parte. De tal forma. Como señala Jarach "la evolución de la jurisprudencia ha establecido la posibilidad de la formación de distingos y categorías de contribuyentes. "Igualdad quiere decir igualdad a paridad de capacidad contributiva y proporcionalidad quiere decir igualdad en relación a la capacidad tributaria". Desde el punto de vista de los recursos la igualdad se vincula con la riqueza de los contribuyentes. En este apartado nos referiremos.. 16 de la Constitución Nacional in fine postula que "la igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas". la proporcionalidad debe perfeccionarse en términos de progresividad. en el siguiente. ni títulos de nobleza. que los de tez morena paguen más que los de tez blanca. Por su parte y a los efectos de obtener la igualdad de sacrificio. Pero dado la existencia de desigualdades empíricas (de hecho). La igualdad tributaria se desagrega. Así. a su vez. es decir. Como apunta Jarach "se denominan progresivos a los impuestos establecidos con una alícuota creciente del monto imponible".. todos los contribuyentes que se encuentren en una misma categoría deben tributar un monto tributario idéntico. Tales manifestaciones pueden ser inmediatas o directas (los ingresos o el patrimonio). por ejemplo.. El art. el art. 16 de la Constitución Nacional dispone que "La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales. con las manifestaciones de capacidad económica o capacidad contributiva. la religión. la generalidad implica la formación de categorías económicamente homogéneas. la opinión pública y otras circunstancias que no tengan relación posible con los derechos de los ciudadanos como contribuyentes" (Fallos 138:313).. la dogmática jurídica financiera sólo se ha ocupado de los principios constitucionales referidos a la tributación. De tal forma podemos agrupar a los principios específicos en dos grandes grupos: principios dogmáticos y principios procedimentales. sumariamente. la raza. la nacionalidad. de forma tal que se consideran excluidas "todas las clasificaciones de carácter caprichoso del legislador. en el mismo art. la progresión es una medida adecuada de la © Thomson La Ley 6 . Un análisis sistemático de tales principios debe partir de la finalidad jurídica propia de la actividad financiera pública: otorgarle efectividad a los derechos (fundamentales) y a los procedimientos (democráticos). Al respecto la jurisprudencia y doctrina han señalado que "no respetan el criterio de igualdad las diferencias fundadas en el color. o mediatas o presuntas (la circulación o el consumo). Es decir que dada una manifestación igual de riqueza debe tributarse igualitariamente. de peculiaridades relativas un tronco común (8).Lamentablemente. siempre que dichos distingos y categorías sean razonables o estén en relación lógica con los deberes de tributar. 4 de la Constitución Nacional enuncia que "El gobierno federal provee a los gastos de la Nación con los fondos del Tesoro Nacional formado del producto. de las demás contribuciones que. La faz vertical de la igualdad tributaria se entiende en términos de proporcionalidad.

Este. Así. el derecho actúa ineludiblemente para remover tales discriminaciones fácticas. como también prescribe explícitamente el citado artículo. 19 prescribe que el Congreso deberá "promover políticas diferenciadas que tiendan a equilibrar el desigual desarrollo relativo de provincias y regiones". De tal forma. etc. Allí se postula que corresponde al Congreso "legislar y promover medidas de acción positiva que garanticen la igualdad real de oportunidades y de trato. 2 del mismo artículo se dispone que la distribución de los recursos entre la Nación. 9 . El eje pasa por la efectividad en el ejercicio de los derechos. luego. en su faz tributaria. por su parte. 23 del art. la efectividad jurídica es una manifestación de la plenitud en el goce y ejercicio de los derechos. A través del sector de los gastos públicos se trata de lograr una igualdad en el efectivo ejercicio de los derechos.) que son claros indicadores del grado de efectividad o inefectividad de los derechos constitucionalmente reconocidos. generalidad y proporcionalidad (que a su vez incluye a la progresividad). el patrimonio o el gasto total del contribuyente. Pero el recto sentido constitucional es el de remover y eliminar dichas desigualdades. el art. El ingreso. necesidades básicas insatisfechas -NBI-. calidad de vida e igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional". se desagrega en tres aspectos: no discriminación. Dado que de hecho sí existen discriminaciones.El principio de igualdad erogatoria Para apreciar. es deber del Congreso "dictar un régimen de seguridad social especial e integral en protección del niño en situación de desamparo". Se parte del reconocimiento jurídico de desigualdades empíricas entre las regiones y provincias. a partir del principio constitucional básico de igualdad deducimos su especificación en materia financiera y. Se trata a nivel provincial y regional del mismo principio de igualdad erogatoria postulado al nivel individual. luego. 75. En este sentido. Un medio para ello es discriminar en favor de aquellos que son efectivamente discriminados. tasa de desempleo. una mayor disposición erogatoria. el patrimonio. las mujeres. Así como las desigualdades de hecho son tenidas en cuenta en términos de capacidad contributiva a los efectos de ejercer igualitariamente el poder tributario. y el pleno goce y ejercicio de derechos reconocidos por esta Constitución y por los tratados vigentes sobre derechos humanos". hay que tener en cuenta la finalidad jurídica de la actividad financiera y el principio primario de subordinación. tales desigualdades son contradictorias con la igualdad real constitucionalmente postulada y. En resumen.capacidad contributiva en aquellos impuestos que toman como hechos reveladores de dicha capacidad a la renta. Esta cláusula constitucional impone medidas especiales para esos sectores y. En este sector también es posible la formación de categorías. Asimismo. de acuerdo a diversos grados de inefectividad jurídico-constitucional. la igualdad erogatoria. entendida en términos de alícuotas crecientes aplicadas a la base imponible. tales desigualdades también son tenidas en cuenta a los efectos de ejercer igualitariamente el poder erogatorio. a su vez. se le asigna a la © Thomson La Ley 7 . es el modo de perfeccionar a la proporcionalidad que está ínsita en el principio de igualdad tributaria en su aspecto vertical. luego. el consumo son índices de capacidad económica. Y si la capacidad contributiva es una manifestación de riqueza. Por su parte. por ejemplo y tal como lo postula explícitamente el inc. Es así que la progresividad. 23 del art. donde resalta el inc. las Provincias y la Ciudad de Buenos Aires "dará prioridad al logro de un grado equivalente de desarrollo. los ancianos y las personas con discapacidad". a menor efectividad de los derechos se requiere una mayor actividad pública y. La igualdad erogatoria tiene una faz muy importante como consecuencia de la forma federal de gobierno establecida por la Constitución. 75. mientras que en el sector de los recursos la igualdad se entendía en su nivel más elemental como no discriminación. en el inc. índices de bienestar infantil -IBI-. la última reforma constitucional ha incorporado cláusulas de inmenso valor. logrando una igualdad real en el pleno goce y ejercicio de los derechos. De manera correlativa hay una serie de índices económico-sociales (distribución del ingreso. 75 en su inc. se deben proteger especialmente a "los niños. en el sector de los recursos rige el criterio paralelo y complementario de la discriminación inversa.

así.. no es admitido por la Constitución. Volvamos al eje constitucional: el pleno ejercicio y goce de los derechos. de la existencia de diferentes grados en la efectividad de los derechos constitucionales. por el contrario. El mayor patrimonio de los individuos es el conjunto completo de los derechos que la Constitución le reconoce a todos y cada uno de estos individuos. 42: "Los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho. todo derecho que tenga un valor reconocido como tal por la ley" (Fallos..actividad financiera pública la finalidad de remover la desigualdad fáctica y realizar la igualdad jurídica. al decir que "el término propiedad. De tal forma.. 10 . d) art. criterios formalistas como el de suponer una confiscación cuando se produzca una absorción de más del 33 % de la renta. Este sentido amplio condice con la jurisprudencia de la C. Una serie de términos (grado de desarrollo. las Provincias y la Ciudad de Buenos Aires. "expoliatoria". Desde el punto de vista tributario es correcto identificar equidad con no confiscatoriedad. Una tributación inequitativa.. al respecto. etc.J..El principio de equidad recaudatoria En numerosas ocasiones la Constitución postula la equidad: a) art. no lo sea un impuesto a la renta que absorba más de un 33 % de la misma recaída sobre un complejo industrial altamente concentrado. 75. Sin embargo. comprende.N. En los párrafos anteriores destacamos el principio de igualdad. de las demás contribuciones que equitativa y proporcionalmente a la población imponga el Congreso General". De ahí que haya confiscación cuando por medio de normas tributarias se lesione o impida el ejercicio de esos derechos. la noción de equidad financiera adquiere una nueva luz y contenido si se enfoca a partir de las consideraciones conceptuales aquí sostenidas. Por lo tanto. que los parámetros para decidir cuándo hay confiscación "no son demasiado precisos". se demuestran vacuos para concretizar en cada caso una situación que vulnere la equidad... siempre citada al tratar doctrinariamente la no confiscatoriedad. Se trata de una limitación al poder tributario.. es muchísimo más probable que sea confiscatorio un impuesto a los consumos con una alícuota del 17 % sobre cada acto recaído en cabeza de una persona de bajos ingresos y que. Se ha señalado. evidentemente. 2: "La distribución entre la Nación. 4: "El Gobierno federal provee a los gastos de la Nación con los fondos del Tesoro Nacional formado. c) art. 75. es una tributación confiscatoria o. Al analizar tal principio se mostró la centralidad de la capacidad contributiva (faz recaudatoria) y la efectividad jurídica (faz erogatoria). De manera armónica la equidad corresponde entenderla como afectando al mismo módulo que la igualdad.. inc. inc. ya que afecta a la actividad recaudatoria (igualdad vertical y horizontal bajo la luz de la capacidad contributiva) y a la actividad erogatoria (igualdad en el pleno goce y ejercicio de los derechos constitucionales a la luz de la efectividad jurídica). al considerarse que la normas tributarias son inequitativas si despojan o exaccionan el patrimonio o asfixian la capacidad productora de los contribuyentes.S. de ahí que los criterios "deben ser buscados en el análisis de los tributos en particular" (9). al decir de Jarach. Y tales grados diferenciales es algo que. es decir: igualdad en el ejercicio y goce de los derechos. b) art..) son indicadores del ejercicio desigual de los derechos. La dogmática tributaria ha desplegado el principio de equidad en términos de no confiscatoriedad. Vemos así cómo un principio (de igualdad) es común a la actividad financiera unitariamente entendida. a condiciones de trato equitativo y digno". calidad de vida.será equitativa". El criterio de equidad es claro y consiste en preguntarse: ¿en qué circunstancias la exacción tributaria impide el ejercicio de los derechos constitucionalmente reconocidos? Entiendo que esta manera de interpretar el principio resulta más acorde con el © Thomson La Ley 8 . 145:327). 19: Corresponde al Congreso "sancionar leyes. esto es: el pleno goce y ejercicio de los derechos.. que garanticen los principios de gratuidad y equidad de la educación pública estatal". La cuestión es la siguiente: ¨cuándo hay confiscación? Cuando el poder tributario se extralimita impidiendo el ejercicio de los derechos constitucionales.. Este goce o ejercicio debe ser tanto igualitario como equitativo.

La equidad erogatoria implica ampliar el grado y espectro de dichos derechos efectivos. así. Y no sólo impide tal confiscación fáctica. toda vez que las diversas circunstancias del país y la variable relación de determinadas especies del impuesto con el bienestar general que se ha de promover mediante tales instrumentos de gobierno para alcanzar los propósitos fundamentales enunciados en el Preámbulo de la Constitución -diversa relación que tanto puede obedecer a la clase de riqueza o actividad lucrativa gravada. En su juego complementario. Tal como ha señalado la C. la equidad tiende a aumentar el grado y espectro de los derechos que se gozan y se ejercen. personas con posibilidades casi ilimitadas de acceso. tiende a reducir el ámbito de las diferencias en el ejercicio y goce de los derechos. Las erogaciones serán equitativas cuando tiendan a ampliar el grado y espectro de los derechos constitucionales efectivos. personas con posibilidad media de acceso. es obligación de los órganos constituidos no imposibilitar un ejercicio efectivo. por su parte. es obligación de los órganos constituidos posibilitar un ejercicio efectivo. Como dijimos.N. que los derechos se incorporan a lo que anteriormente denominados "paquetes de derechos medios"-). considerado como "base general" y que sostiene que "los tributos no pueden menoscabar el capital". Esto conduce a afirmar que el límite de la confiscatoriedad no es absoluto sino relativo.J. 210/213:1209).: "el criterio para la determinación del límite de confiscatoriedad no puede ser férreamente uniforme. en más o en menos" (Fallos. igual y equitativo del derecho (también de conformidad a la interpretación media del estándar jurídico "vivienda digna" -es con este significado. el derecho (sujeto a los principios de igualdad y equidad) viene a impedir que los hechos confisquen arbitrariamente la posibilidad de gozar del derecho constitucional. En ese sentido. Es de esta manera que se mantiene de manera consistente la arquitectónica financiera constitucional. no entra dentro del estándar medio la necesidad de tener. 11 . se trata de un ejemplo rudimentario. En ese sentido. pero ilustrativos ¿Cómo incide aquí la actividad financiera pública sujeta a los principios de igualdad y equidad? De doble manera. Resulta claro que si la situación empírica predominante se caracteriza por una baja efectividad jurídica. Si quisiéramos mantener la expresión habría que reformularla de la siguiente forma: "los tributos no pueden menoscabar el capital jurídico-constitucional de las personas". por ejemplo. Hoy en día se puede afirmar sin vacilación que no se realiza el derecho si la vivienda está construida de manera precaria o si la familia se encuentra en estado de hacinamiento. personas con posibilidad de acceso a viviendas precarias o en condiciones de hacinamiento. en cada momento histórico. pero que pone con claridad de manifiesto los rasgos centrales de funcionamiento del principio.entramado constitucional que el criterio usual. sino en las condiciones fácticas que permiten o no ejercer un derecho constitucional con plenitud. en consecuencia. No se trata de variaciones en las preferencias individuales (ajenas a la Constitución). etc. sino que se debe actuar para aumentar el grado de ejercicio del derecho. La equidad complementa y ajusta la igualdad. igual y equitativo del derecho. armónico y concordante. cuando se lesione tal patrimonio o universalidad de derechos. evacuando. confiscación. por cierto. Veamos un ejemplo simplificado y rudimentario. Son casos extremos. un parque de varias hectáreas para recreación privada. ser evaluado a los efectos de especificar qué se entiende socialmente por "vivienda digna". Del lado erogatorio.S. pues el principio de equidad así entendido se ajusta con comodidad a los principios financieros primarios (o genéricos): © Thomson La Ley 9 .pueden justificar que la determinación del mencionado límite varíe. el derecho (sujeto a los principios de igualdad y equidad) impide que los propios instrumentos jurídicos confisquen arbitrariamente las posibilidad de gozar del derecho constitucional. de conformidad a la interpretación media del estándar jurídico "vivienda digna". ella es simétrica o complementaria de la faz recaudatoria o tributaria. Del lado recaudatorio. En las circunstancias empíricas de los habitantes del país se presentan una multitud de variaciones: personas sin posibilidad alguna de acceso a viviendas. todo rasgo de economicismo. cuanto a la vinculación directa o indirecta del contribuyente con el país donde la riqueza tiene su asiento o la ganancia es obtenida. habrá que considerar "paquetes de derechos medios" y habrá. Mientras que la igualdad erogatoria.El principio de equidad erogatoria En cuanto a la faz erogatoria del principio. El texto constitucional postula la universalidad de acceso "a una vivienda digna". dan forma al principio de equidad financiera en cuanto tal. paralelamente. La equidad recaudatoria implica la no vulneración de derechos efectivos. El texto constitucional fija un estándar que deberá.

complementa y refuerza a la igualdad. La idea es la siguiente¯ se justifican constitucionalmente desigualdades recaudatorias para reforzar la igualdad erogatoria. como cristalinamente surge de lo prescripto por el art. El principio de solidaridad tributaria actúa de doble manera. no es un agravio meramente individual. en términos de proporcionalidades específicas o progresividades acentuadas. El federalismo financiero impone: a) que los derechos se gocen y ejerzan de forma igual en todo el territorio. De ahí que aquellos sujetos que tienen mayores ingresos o rentas (o cualquier otro indicador de aquella capacidad) deben legítimamente contribuir más que proporcionalmente (y más que progresivamente) al erario público. y b) que el espectro y grado de efectividad de los derechos se amplíe en todo el territorio. Y de acuerdo al juego armónico de los principios. tal como se ha entendido en el párrafo precedente. al igual que los dos anteriormente señalados. Uno: a través de tributos proporcionales específicos. para lograr así "un grado equivalente de desarrollo. es decir: que permita ampliar el espectro y grado de efectividad de los derechos. juega la igualdad erogatoria. Dos: a través de tributos fuertemente progresivos sobre los tramos de mayor capacidad contributiva. 12 . asimismo. los principios financieros) no sólo inciden en las relaciones existentes entre las personas y el Estado. así. están constitucionalmente comprometidos con el destino de los derechos que no pueden ser ejercidos por el resto de los habitantes del país. por ende. incorporado por la última reforma. Obsérvese. Claro que ello es así en aquellos casos en los cuales se verifican los mayores índices reveladores de capacidad contributiva. Aquí también la solidaridad perfecciona a la igualdad y equidad erogatoria. sino que afecta al conjunto de los sujetos sometidos a las reglas de la Constitución. 75 explícitamente prescribe que la distribución de los recursos será solidaria. cómo juega este principio al nivel de la forma federal de gobierno. inc. al disponer el mismo art. Estas mismas consideraciones caben efectuarlas al nivel de la organización federal. Por otro lado. En ambos casos se grava de manera desigual con el objeto de reafirmar la igualdad erogatoria. que impone tratar a la actividad financiera como jurídicamente interdependiente. 75 ya citado) de efectuar una distribución equitativa. en virtud de la prescripción (conf. 41. Desde el punto de vista tributario él ha sido tematizado a partir de los conceptos complementarios de proporcionalidad y de progresividad.la coherencia entre los dos sectores de la actividad financiera y su subordinación al sistema constitucional mismo (derechos fundamentales y procedimientos democráticos). juega la equidad erogatoria. tal principio legitima que aquellos que se encuentran en las categorías de mayor precariedad jurídica (aquellos que se encuentran en situaciones de menor efectividad jurídica) sean considerados más que proporcionalmente (y más que progresivamente) a la hora de efectuar las erogaciones públicas. De igual manera incide el principio de solidaridad en su faz erogatoria. En este caso.El principio de solidaridad financiera Este principio. 75 en su inc. La imposibilidad fáctica de ejercer los derechos constitucionales. tal el caso de los gravámenes recaídos sobre el consumo de bienes suntuarios o considerados "de lujo". Tal criterio es semejante al compromiso constitucional que se le impone a las generaciones presentes con respecto a las futuras. también tiene una doble faz. 19 la prescripción de equilibrar las desigualdades provinciales y regionales en el ejercicio y goce de los derechos. la imposibilidad de desconocer el principio genérico de coherencia. Esto implica. Que la distribución de los recursos obtenidos por la Nación sea equitativa significa que se debe ampliar el grado y espectro de los derechos efectivos en todo el territorio de la Nación. sin hesitación alguna. Aquí se ve. A nivel individual y federal. es decir: no debe vulnerar el efectivo ejercicio de los derechos constitucionales. El principio de solidaridad financiera prescribe que aquellos que por diversas circunstancias están en condiciones de ejercer una mayor cantidad de derechos. Esto es: el reparto no sólo debe ser proporcional sino también ultra-progresivo. calidad de vida e igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional". La equidad. De © Thomson La Ley 10 . 2 del art. implica la legitimación constitucional de tributos que actúan más allá de la igualdad recaudatoria. Por un lado. esta ultra-progresividad no debe ser inequitativa. con claridad. El ya citado inciso segundo del art. que los principios constitucionales (y. sino en las propias relaciones que las personas mantienen entre sí. La solidaridad.

Es decir. el reparto constitucional de las habilitaciones para dictar normas financieras. "el principio de legalidad descansa en la exigencia. así. tiende a desvirtuarlo. así. Dado que la actividad financiera pública es una condición para el efectivo ejercicio y para la protección de aquellos derechos. se encuentran sometidos a un estricto control judicial de razonabilidad. consecuente o. Gobierno Federal (Título primero): Poder Legislativo (Cámara de Diputados. Como señalara Spisso. 13 .y procedimentales -legalidad-). la irrazonabilidad implica una violación de la Constitución" (10). Dentro de la parte dogmática del texto constitucional resultan fundamentales los postulados © Thomson La Ley 11 .El principio de razonabilidad financiera Este principio tiene un estatus peculiar en la medida que es el puente que engarza y que une a los dos niveles del sistema de principios financieros: primarios (coherencia y trascendencia) y secundarios (dogmáticos -igualdad. Senado. de que sean los representantes del pueblo quienes tengan directa intervención en el dictado de los actos del poder público tendientes a obtener de los patrimonios de los particulares los recursos para el cumplimiento de los fines del Estado". el de legalidad tiene peculiaridades en cada uno de los sectores: faz tributaria y faz erogatoria. En su Segunda Parte (Autoridades de la Nación) se establece las instituciones democráticas y las reglas de su funcionamiento. equidad y solidaridad. Desde el punto de vista tributario es fundamental la máxima mulllum tributum sine lege. Nuevos derechos y garantías). Ministerio Público). razonable. Poder Judicial (Corte Suprema de Justicia.El principio de legalidad financiera Este principio secundario se encuentra estrechamente ligado a la organización federal y democrática instituida por la Constitución Nacional. el carácter profundamente sistemático de los principios constitucionales-financieros: la igualdad es perfeccionada por la equidad. Como los principios anteriores. pues no es algo admitido que los medios. ligada a la regla fundamental de derecho público no taxation without representation. 28 de la Constitución Nacional: "los principios. Auditoría General de la Nación. es obvio que su aplicación se extiende a la totalidad de los principios. tal medio debe ser coherente. falto de arbitrariedad. y ésta por la solidaridad. lo que es lo mismo. Defensor del Pueblo). 14 . Ante todo. Poder Ejecutivo (Presidente y vicepresidente de la Nación. Al tratarse de un medio para conseguir un fin. Como señalara acertadamente la doctrina "la actividad estatal. la distribución democrática y federal de competencias en materia financiera. no pueden ser alterados por las leyes que reglamenten su ejercicio". Los instrumentos jurídicos financieros. garantías y derechos constitucionalmente reconocidos. y Gobiernos de Provincia (Título segundo). sean tributarios o erogatorios. Vemos. aun cuando ellos se encuentren en artículos posteriores (tal es el caso de los incorporados por la última reforma en el Capítulo segundo. garantías y derechos reconocidos en los anteriores artículos. Jefe de Gabinete de Ministros). La regla de razonabilidad marca un límite más allá del cual. es claro que los mismos no pueden alterarse (o menoscabarse o lesionarse) como consecuencia de las acciones u omisiones de tipo financiera. debe ser razonable.ahí que la prescripción de remoción jurídica de esa imposibilidad fáctica es una tarea que le compete a la colectividad como tal. Tenemos en cuenta. para ser constitucionalmente válida. Y cada uno de tales principios actúa de manera simultánea en la doble faz de la actividad financiera: gastos y recursos públicos. El deriva de lo prescripto por el art. Tribunales inferiores de la Nación. propia de la concepción democrática del Estado. en vez de realizar el fin que los define.

conforme a las pautas establecidas en el tercer párrafo del inc.) deben estar expresamente definidos por la ley (legalidad rígida) o si. ya citado. emitir disposiciones de carácter legislativo". Dichos principios. Esta es una presentación muy sintética del principio de legalidad pero muestra sin ambigüedad alguna su carácter común a toda la actividad financiera. ha zanjado el debate relativo al carácter flexible o rígido del principio de legalidad. es decir: si todos los elementos estructurales de las normas tributarias (hecho imponible. a ellas deben subordinarse todas las normas de nuestro derecho positivo infra-constitucional. por iguales razones (vale repetir: por el obvio carácter jurídico-positivo del texto constitucional). Se trata. Cada elemento se vincula con el otro. En cuanto al principio de legalidad en su faz erogatoria el art. En segundo lugar. sobre la base de acuerdos entre la Nación y las Provincias. inc. en cambio. el presupuesto general de gastos y cálculo de recursos de la administración nacional. Las bases financieras que aquí expusimos serían no-ideales en el primer sentido (pues la Constitución es derecho positivo supremo) y. o no coordinadas. Otra clara manifestación del principio de legalidad financiera es la constitucionalización de la coparticipación. 4. El art. 99 dispone que "el Poder Ejecutivo no podrá en ningún caso bajo pena de nulidad absoluta e insanable. incluso a aquellas situaciones excepcionales que habilitan a dictar decretos de necesidad y urgencia. 8 dispone que corresponde al Congreso "fijar anualmente. Son exigencias incluidas y derivables del texto constitucional mismo. La reforma constitucional. a su vez. ya se trate de los recursos o de los gastos públicos. ideales en el segundo sentido. etc. seguridad común y bien general del Estado lo exijan". Es de notar que cada uno de los elementos de la anterior locución tiene un peso propio que no cabe eludir. 76 de la Constitución Nacional prohibe la delegación legislativa en el Poder Ejecutivo. proporcionalmente iguales en todo el territorio de la Nación. en el caso de materias tributarias. Esto es: no estamos ante un conjunto de disposiciones ideales. es legítimo la sanción de leyes marco que carecen de aquella estricta definición estructural (legalidad flexible). brevemente. por tiempo determinado. Ello significa que no son disposiciones aisladas. 2 de este artículo. tal sistema constitucional se compone sustancialmente de principios.concordantes de los arts. y b) el derecho positivo en cuanto tal (lo ideal) a partir del cual se juzga lo fáctico-empírico (lo no-ideal). asimismo. en primer término. Por su parte. 75. Y dada la innegable supremacía de la Constitución. o independientes. en tanto "una ley convenio. Tal prohibición se extiende. ya sea a nivel vertical (a partir de lo que denominamos dos pisos o niveles del sistema) u horizontal (a partir de la aplicación de todas las disposiciones a todos los sectores de la actividad.El sistema constitucional de principios financieros En los parágrafos precedentes se delinearon los aspectos más relevantes del "sistema constitucional de principios financieros". en el sentido de lo positivas o no jurídicas. en cada elemento. En tercer término. En concordancia con ello el inciso segundo del art. dos excepciones: materias determinadas de administración (que no es el caso del derecho financiero) o de emergencia pública. en base al programa general de gobierno y al plan de inversiones públicas y aprobar o desechar la cuenta de inversión". siempre que la defensa. sin embargo. de un sistema. ya que significa a la vez: a) disposiciones extrajurídicas (lo ideal) a partir de las cuales se juzga al derecho positivo (lo no-ideal). instituirá regímenes de coparticipación de estas contribuciones. Imponer contribuciones directas. garantizando la automaticidad en la remisión de fondos" (12). y 17 ("Sólo el Congreso impone las contribuciones que se expresan en el artículo 4") (11). 2° de la Constitución Nacional dispone que corresponde al Congreso "imponer contribuciones indirectas como facultad concurrente con las provincias. En tal caso se requiere delegación legislativa expresa con fijación de bases (criterios o patrones claros) y de plazos. 15 . determinan el campo de los contenidos posibles de las normas financieras positivas © Thomson La Ley 12 . Es claro que el término "ideal" es ambiguo. Detengámonos. 75 en su inc. el art. hay que recalcar que dicho sistema es de orden constitucional. Hay. obligación tributaria.

De la adecuación. decretos de necesidad y urgencia. Mantiene la primacía constitucional (a través del principio primario de trascendencia). Solidaridad recaudatoria (es decir: ultra-progresividad tributaria) y solidaridad erogatoria (es decir: las categorías de mayor precariedad jurídica deben ser considerados más que proporcional y progresivamente al momento de decidir los gastos). Los cuatro principios secundarios (o calificados o sustanciales) derivan. En cuarto término hay que destacar que la definición misma de actividad financiera deriva de dicho sistema constitucional de principios. con respecto al estatus lógico de los principios (es decir: ¨son los principios un rasgo ineludible del concepto de derecho?). de los principios básicos que articulan el sistema constitucional en general. en fin.infraconstitucionales. etc. Las actividades recaudatoria y erogatoria públicas son momentos internos de los derechos fundamentales y procedimientos democráticos que. ley-convenio de distribución federal de recursos. aquí partimos de los presupuestos siguientes: que nuestro derecho positivo sí incluye principios. Como ya señalamos. Más allá de las discusiones propias de la teoría general del derecho. que ellos conforman un sistema y que. postula el carácter interdependiente de la actividad financiera (a través del principio primario de coherencia) y reafirma la necesaria correlación entre fines y medios (a través del principio secundario de razonabilidad). No hay duda que una de las innovaciones más importantes de la reforma ha sido la introducción de la figura del Jefe de Gabinete de Ministros. tipo de relación con el Presidente. procedimentales o de unión) conforman. ley de presupuesto. equidad. constituyen el armazón constitucional del Estado de Derecho. no es una abstracción. Ni más ni menos. de los contenidos normativos a las exigencias postuladas por los principios financieros constitucionales. impone exigencias sustanciales y muy precisas en cuanto a los órganos habilitados (y a los expresamente no habilitados) para dictar las diferentes normas financieras: leyes tributarias o aduaneras. solidaridad y legalidad. Igualdad recaudatoria (es decir: no discriminación arbitraria. La actividad financiera. Todo el conjunto de los principios secundarios (ya sean dogmáticos. Sin entrar a considerar una serie de cuestiones relativas al estatus jurídico del Jefe de Gabinete (grado de atenuación del presidencialismo. Ello tiene una decisiva incidencia en todo el proceso financiero público. en su sustancia misma. jurídica y. sino los derechos constitucionales en acto. generalidad y proporcionalidad-progresividad tributaria) e igualdad erogatoria (es decir: igualdad en el ejercicio y goce de los derechos). constitucional. no es más que un medio (jurídico) para darle efectividad a los derechos e instituciones constitucionales. Aquí señalaremos a grandes rasgos las incorporaciones de mayor relevancia. esto es: de las exigencias que el derecho le hace a los hechos. de manera combinada. 16 . en la efectividad de su ejercicio pleno. ellos plantean exigencias a toda norma que conforma el orden jurídico como tal. Es la síntesis de las exigencias constitucionales. en fin. tipo de relación con los ministros etc. o no. por su parte. La justicia social. Tal actividad es. dependerá la posibilidad de declarar judicialmente la validez o invalidez de dichas normas. Entendemos que el sistema aquí delineado es el que se ajusta con mayor fidelidad al texto constitucional recientemente reformado.El proceso financiero democrático Ya hemos señalado que una de las bases de la última reforma constitucional fue la de reforzar y consolidar las instituciones democráticas. a) Funciones hacendales del Jefe de Gabinete de Ministros. como hemos señalado reiteradamente. lo que la Constitución reformada denomina justicia social (conforme el texto de la nueva cláusula del progreso) al nivel de la actividad financiera pública. el principio de solidaridad perfecciona al principio de equidad y éste perfecciona al principio de igualdad. Equidad recaudatoria (es decir: no confiscación del patrimonio en tanto conjunto de derechos de las personas) y equidad erogatoria (es decir: aumento del espectro y grado en el ejercicio de los derechos). reglamentos delegados. sintéticamente considerados.) (13) es claro que el texto constitucional le otorga en forma explícita y directa la © Thomson La Ley 13 . El principio de legalidad (secundario y procedimental). que hay principios de rango constitucional. así entendida. es decir: igualdad. más aún.

en órgano con funciones económicas. se debe controlar que dicha actividad cumpla efectivamente con el fin jurídicoconstitucional que le es propio (darle realidad a las instituciones y derechos constitucionales) y que la gestión de la misma sea realizada con eficiencia. centralizada y descentralizada. La Constitución también especifica que "tendrá a su cargo el control de legalidad.o a estratos -industrias altamente concentradas. Pero también es erróneo. todo sector sujeto a una lógica pública. bancaria.-) corresponde sin dudas a la cartera económica. agropecuaria. Esta proporción. etc. Es instructivo observar como un erróneo punto de partida (la de considerar que la actividad financiera pública es. Ella tiene a su cargo "el control externo del sector público nacional en sus aspectos patrimoniales. es decir: nunca un ejercicio eficiente es razón jurídica suficiente para vulnerar la efectividad jurídica. de inmediato. en escasas ocasiones es reconocida por las posiciones economicistas. b) Control legislativo externo: Auditoría General de la Nación A través del art. Asimismo. sostener que. etc. 86 de la Constitución Nacional dispone que "el Defensor del Pueblo es un órgano independiente instituido en el ámbito del Congreso de la Nación. Ello no significa de ninguna manera. En rigor. Ello es contrario a toda la lógica constitucional y a disposiciones explícitas de la Constitución. Es erróneo sostener que la actividad financiera pública corresponde al Ministerio de Economía. económicos. 85 de la Constitución Nacional se constitucionaliza la Auditoría General de la Nación que había sido recientemente creada por la ley de Administración Financiera en reemplazo del control interno que llevaba a cabo el Tribunal de Cuentas de la Nación. el Jefe de Gabinete se convierte. económica y no jurídica. gestión y auditoría de toda la actividad de la administración pública centralizada y descentralizada. Ello también es contrario a toda la lógica constitucional en materia financiera. cualquiera fuera su modalidad de organización. que éste "dirige la acción de gobierno en materia económica (14). incluso. concentrarse en las actividades que le son específicas en materia económica. Es claro que la efectividad constitucional prima sobre la eficiencia de los medios. Pero todo lo relativo tanto a la actividad jurídica recaudatoria (hacer recaudar las rentas de la Nación) como a la actividad jurídica erogatoria (ejecutar la ley de Presupuesto anual) es una atribución directamente otorgada al Jefe de Gabinete. y las demás funciones que la ley le otorgue. sin © Thomson La Ley 14 . etc. que actuará con plena autonomía funcional. el conjunto de los servicios públicos (con independencia que sus operadores sean de carácter privado) y. así. es al incorporarse a la estructura del Jefe de Gabinete aquellas dependencias administrativas dedicadas a la actividad jurídicofinanciera (Secretarías de Hacienda y de Ingresos Públicos. o sea: donde el interés público prime sobre la estrecha lógica del lucro.. que tanto dañan a la consolidación de un estado democrático de derecho. La acción en materia económica (ya sea que se refiera a sectores -industrial. Intervendrá necesariamente en el trámite de aprobación o rechazo de las cuentas de percepción e inversión de los fondos públicos". pues tal como hemos visto anteriormente la actividad financiera pública es jurídica en su esencia. es de notar la gran amplitud en cuanto a las instituciones sobre las que recae el control externo: toda la administración pública. al Ministerio correspondiente. 100. en fin. El art. ante todo.constitucional) conduce a erróneas consecuencias que. pueden diverger entre sí. En la materia que nos ocupa es de destacar que el control sobre la actividad financiera pública incide en varios planos. Vemos. pequeñas y medianas empresas. c) Defensa institucional de los derechos: Defensor del Pueblo y Ministerio Público Otra importante institución democrática que la reforma insertara en la construcción constitucional es la del Defensor del Pueblo. jurídicamente obvia. financieros y operativos". Es decir que toda actuación del Poder Ejecutivo Nacional relativa a la actividad financiera pública recae de manera directa sobre el Jefe de Gabinete.atribución de "hacer recaudar las rentas de la Nación y ejecutar la ley de presupuesto nacional" (inciso séptimo del art. Constitución Nacional). En especial.) que le es posible. cómo ambas posiciones se anulan al tener un punto de partida común: una incorrecta conceptualización de la actividad financiera y una evidente e infundamentada interpretación del texto constitucional. por tener funciones jurídico-hacendales.

Recordemos. también. restrinja. la amplitud de dicha acción en tanto puede interponerse "contra todo acto u omisión de autoridades públicas o de particulares. garantías e intereses tutelados en esta Constitución y las leyes. No hay duda que cada uno de los temas tratados exigen desarrollos. que desconocen (y que. esto es especificar y dilucidar cuál es el concepto de actividad financiera pública que se deduce del texto constitucional. de los intereses generales de la sociedad". a la competencia. Con toda razón podemos afirmar que dicha actividad se encuentra por completo constitucionalizada. ante hechos. actos u omisiones de la Administración". En este caso. que tiene por función promover la actuación de la justicia en defensa de la legalidad. 43. donde cabe entenderla como un medio para la efectividad de tales derechos e instituciones.recibir instrucciones de ninguna autoridad". respecto a la "acción expedita y rápida de amparo". estudiar cómo incide el derecho en dicha actividad. que afirma que la actividad financiera es © Thomson La Ley 15 . Resulta claro. c) La arquitectura financiera constitucional se sostiene en un sistema armónico de principios. Tal sistema consta de dos pisos o niveles. El segundo por los principios secundarios (o calificados o sustanciales). Se enuncian. elaboraciones minuciosas y especificaciones. que todo acto u omisión en ejercicio de la actividad financiera pública (cuya finalidad propia. altere o amenace. La actividad financiera pública está integrada a dichos ejes. mediante el art. No cabe definir a priori qué se entiende por actividad financiera pública para luego. "Podrán interponer esta acción contra cualquier forma de discriminación y en lo relativo a los derechos que protejan el ambiente. enfatizamos. b) "el control de las funciones administrativas públicas". en definitiva. El primero está conformado por los principios que denominamos primarios (o genéricos o formales). también. ante cualquier acto u omisión financiera pública es obligación del Ministerio Público promover la actuación de la justicia en su defensa (15). Del tal forma. no sólo habilita a cualquier afectado a interponer la ación judicial correspondiente. 120 de la Constitución Nacional se instituye al Ministerio Público en tanto "órgano independiente con autonomía funcional y autarquía financiera. sino que obliga a hacerlo al Defensor del Pueblo. derechos y garantías reconocidos por esta Constitución. Los puntos destacados son los siguientes: a) Todo análisis financiero debe partir del texto constitucional. el defensor del pueblo y las asociaciones que propendan a esos fines". un tratado o una ley". Ello se justifica teniendo en cuenta las crecientes tendencias economicistas. Con este nuevo diseño de las instituciones democráticas se ha reafirmado el carácter eminentemente jurídico de la totalidad de la actividad financiera. en un segundo paso metodológico. El proceso legítimo es el inverso. al usuario y al consumidor. y c) posee "legitimación procesal".Conclusiones En este breve trabajo hemos tratado de presentar de manera suscinta las bases constitucionales de la actividad financiera pública. 17 . Sin embargo. los derechos se afirman como tales y se encuentran sólidamente garantizados. es darle efectividad a los derechos e instituciones constitucionales) que lesione. Tal legitimación procesal hay que armonizarla con la postulada en el art. así como a los derechos de incidencia colectiva en general. con arbitrariedad o ilegalidad manifiesta. restrinja. d) Hay dos principios financieros primarios. encuentro justificada la tarea tendiente a mostrar los elementos esenciales y los principios fundamentales que definen la juridicidad y constitucionalidad de la actividad financiera pública. b) El texto constitucional se sostiene en dos pilares: derechos fundamentales e instituciones democráticas. De manera concordante. el afectado. no pudiendo cualquier omisión o acción financiera pública impedir el ejercicio de los derechos constitucionalmente reconocidos a todos los habitantes del país. sus funciones y habilitaciones: a) "defensa y protección de los derechos humanos y demás derechos. entonces. vulneran) el valor de la Constitución. El de coherencia. arbitrándose los medios institucionales necesarios para garantizar los derechos constitucionales ante cualquier acto u omisión que provenga de esa actividad financiera. altere o amenace derechos. que en forma actual o inminente lesione.

75. como principio financiero secundario procedimental señalamos al de legalidad. La Ley. "Relación de poderes en la Reforma Constitucional de 1994". sala D.. la Constitución es el programa". (1) Ver. es más. y las leyes que en su consecuencia dicte el Congreso. 1994-D. Buenos Aires. Como principio de unión señalamos al de razonabilidad. Enrique. En fin. p. esto es: el imperio del derecho sobre los hechos. PODESTA. las apreciaciones de GHERSI. "Cláusulas de la Constitución Nacional vinculadas a la economía". Todos afectan (de acuerdo al principio primario de coherencia) a la totalidad de la actividad financiera pública. engarzadas y potenciadas como autoproposición razonable de un pueblo que en un momento dado de su historia. t.) que limita "el tratamiento economicista de las relaciones comunitarias" y al señalar que "la vida y la salud de los seres humanos no puede estar sujeta a meros cálculos económicos de ganancias. el de equidad (no confiscatoriedad) y el de solidaridad (ultra-progresividad). generalidad y proporcionalidad-progresividad). 1995. que afirma que la actividad financiera se encuentra subordina a los derechos e instituciones constitucionales. 1994. El hilo conductor es el de enfatizar la primacía y valor de la Constitución por sobre cualquier otra perspectiva. 1994.. en tanto los medios (actividad financiera) tienen que ser consecuentes (y no arbitrarios) para cumplir el fin que le es propio (la efectividad constitucional). entre otras. Su fin es darle efectividad a dichos derechos e instituciones. e) Los principios financieros secundarios son de tres tipos: dogmáticos. Héctor. f) La última reforma constitucional ha introducido un conjunto de instituciones y reglas que consolidan el carácter democrático del proceso financiero público. Así. De ahí que los principios financieros secundarios deriven de los principios que subyacen a los derechos e instituciones constitucionales. las amplias habilitaciones de intervención jurisdiccional otorgadas al Defensor del Pueblo. t.). se dio un orden para convivencia y el progreso en libertad. 1113. a la economía. recogiendo su experiencia y pensando en lo futuro. se trata de poner de relieve la función transformadora de la Constitución. "La reforma constitucional interpretada". La Ley. en: "El Derecho Constitucional a la tranquilidad y calidad de vida y la sistemática de la reparación de daños (Cuando el Poder Judicial se independiza del poder económico)". Depalma. t. no hay un programa de la Constitución. obviamente. 1994. y "Los nuevos derechos en el paradigma © Thomson La Ley 16 . los artículos publicados por GELLI.Befumo c. 283. al respecto. se ha de entrever el programa de la Constitución. (2) "Es decir que la Constitución Nacional no sólo va a determinar el armazón sobre el cual se va a organizar políticamente el gobierno federal. Nuestra carta magna. 29/5/92.. es cada norma y el conjunto de todas ellas.D. (5) Ver. Carlos. pérdidas y riesgos". Las específicas funciones hacendales del Jefe de Gabinete de Ministros. Dicha interprendencia se basa en la existencia de principios secundarios comunes tanto para el sector de los gastos como de los recursos públicos. van a comprender. la Constitución conforma o determina lo que se conoce como sistema económico nacional". (4) MASNATTA. el control legislativo externo a cargo de la Auditoría General de la Nación. Ricardo. El de igualdad (no discriminación. "Interpretación de la Constitución". 412. de unión y procedimentales. algunas de las instituciones de mayor relevancia garantista. María Angélica. La actividad económica también va a estar alcanzada por las normas constitucionales. Buenos Aires. . al comentar reciente jurisprudencia de nuestros Tribunales (CNCom.. 1086. en Sarmiento García y otros. tan densa como exigida sea. Hay tres principios financieros secundarios dogmáticos. "Estudios de derecho constitucional tributario".D. Y el de trascendencia. donde se señala que "en esta trama. por ejemplo. Depalma. la igualdad tiene su faz tributaria (igualdad en la tributación) y una faz erogatoria (igualdad en el ejercicio y goce de los derechos).A. p. En especial. ya señalada y enfatizada por Masnatta. al respecto.jurídicamente unitaria e interdependiente. La Ley.. (3) Ver BULIT GOÑI. Sevel S. "El programa constitucional como directiva para el legislador y como límite para el ejercicio del poder tributario" en García Belsunce (comp. las obligaciones asignadas al Ministerio Público son.

arbitrariedad y contralor judicial". enero-junio 1961. "Las garantías constitucionales del contribuyente" en "Temas de derecho tributario".. editada por el Centro de Estudios Constitucionales y Políticos. Buenos Aires. p. enero-junio 1961. ver: "Obra de la Convención Nacional Constituyente 1994".. ver. en particular. Asociación Mutual de Empleados de la D.). Pedro. y a la interpretación integradora y sistémica. arbitrariedad y contralor judicial". (11) Sobre el principio de legalidad tributaria la literatura especializada es copiosa. José. Sobre la "consolidación del sistema democrático" como finalidad explícita y expresa de la Reforma.constitucional de 1994". pág. Félix. que engarza. en García Belsunce (comp. Bulit Goñi (op. "Razonabilidad de las leyes". 21/3/94. Abeledo. Puede verse. p. "Razonabilidad. 1970 y GARCIA BELSUNCE. Año III. SPISSO. el clásico trabajo de LINARES. BORGONOVO. José.N.Perrot. en García Belsunce (comp. FRIAS. cit. Buenos Aires. (9) Ver VILLEGAS. (11) Sobre el principio de legalidad tributaria la literatura especializada es copiosa. "Estudio preliminar sobre los aspectos introductorios al principio de reserva de ley en materia tributaria". en Revista del Colegio de Abogados de La Plata. Seminario: Reforma constitucional.I.. en sus aspectos dogmático (derecho) y orgánico (instituciones democráticas). p. julio 1995.. F. me remito a las referencias que efectúo en dos capítulos publicados en la La Ley durante el mes de setiembre de este año: "Derecho y actividad financiera" y "La actividad financiera desde la Constitución" (ver. que permite proyectarla hacia todos los tiempos como entenderla conforme a las necesidades de circunstancia inevitablemente cambiantes. Buenos Aires. Enrique. cit. entre otros. Abeledo. "El principio constitucional de no confiscatoriedad en materia tributaria". Ver.).). p. "Algunas cuestiones tributarias en la Constitución Nacional".. también. 5/7/95. así como la bibliografía allí citada. 111. J. Información Tributaria y Societaria N° 845. CORACH. La Ley. MASNATTA. entre otros. op. Ver. "Razonabilidad de las leyes". p. p. La Ley. y otros. (10) Ver BIDART CAMPOS. © Thomson La Ley 17 . 217 y sigts. Carlos. Rodolfo. N° 6. la preeminencia del aspecto constitucional con respecto a la actividad erogatoria. Es decir: el sentido esencial de los gastos públicos (y de los recursos públicos requeridos para ello) consiste en ser un medio para hacer cumplir la Constitución.J. Héctor. "Estudio preliminar sobre los aspectos introductorios al principio de reserva de ley en materia tributaria". De manera sintética. la jurisprudencia de la C. F. el clásico trabajo de LINARES. op. completa y jurídica. cit. Depalma. autor a quien corresponde la cita.309 (entre otros. 125 (punto 8: La garantía innominada de la razonabilidad). 249) al decir que el tributo "constituye el precio que hay que pagar para vivir en la sociedad. 2 y sigts. Reconocemos. (7) En cuanto a la literatura dogmático-financiera española. J. autor a quien corresponde la cita. ver Bulit Goñi. el punto octavo del primero de ellos: La constitucionalización del gasto en la doctrina española). así como la bibliografía allí citada. los tres caracteres ya señalados de la actividad financiera pública: medial. Buenos Aires. N° 6. ver. 125 (punto 8: La garantía innominada de la razonabilidad). (12) Sobre el régimen constitucional de coparticipación. op. Año III. cit. (8) Aun cuando no efectúa un desarrollo sistemático en el sentido aquí indicado. en Revista del Colegio de Abogados de La Plata. así. "El federalismo en la Reforma Constitucional". (10) Ver BIDART CAMPOS.Perrot. "Las garantías constitucionales del contribuyente" en "Temas de derecho tributario". enhebra y así potencia sus disposiciones". pueden consultarse los documentos previos al dictado de la ley 24. CASAS. al respecto. p. cit.G. 42) ha señalado que "el desarrollo que propongo se apoya necesariamente sobre dos premisas conceptuales. el documento del 1/12/93). Germán. CASAS. H. "Razonabilidad. "Derecho constitucional tributario". Rev. sin las cuales no se podría hablar de un programa constitucional: me refiero a la interpretación dinámica de la Constitución. Ministerio de Justicia de la Nación. Buenos Aires. 1993. ha sido señalada con meridiana claridad por Spisso (op.S. 1970 y GARCIA BELSUNCE. (6) Sobre el carácter integrado y "armónico" de la Constitución. Germán. en García Belsunce (comp. Puntos de partida y recomendaciones en materia de federalismo fiscal. lo que exige sufragar los gastos del gobierno encargado de cumplir y hacer cumplir la Constitución". Héctor. 111. H. es más que abundante. también. 4/10/94. Rev.

La Ley. 4). Rodolfo "El Jefe de Gabinete en la Constitución Nacional". "El amparo en la reforma constitucional de 1994 (una novísima jurisprudencia)". op. "El jefe de gabinete en la Constitución Nacional reformada". sobre la acción de amparo. sobre el Ministerio Público. © Thomson La Ley 18 . BARRA. 14/7/95). 1007. ALFONSIN. Marcelo. p. "El jefe de gabinete de ministros: perfiles e interrogantes". op. 1151 y sobre el conjunto de las cuestiones: SARMIENTO GARCIA y otros. Héctor. 1994-D. (14) Tal es la posición de Alfonsín (ver Fleitas Ortíz de Rosas. "Régimen del Ministerio Público en la Nueva Constitución". CASSAGNE. La Ley. t. (15) Ver. MASNATTA. FLEITAS ORTIZ DE ROZAS. "Núcleo de coincidencias básicas". cit. Humberto. La Ley. "En torno al jefe de gabinete". SAG?ES. Néstor. Abel. entre otros.(13) Al respecto la literatura jurídica es abundante y creciente. 19/10/94. La Ley. ver. entre otros. 24/5/94. 28/6/95. 6/7/95) y que dio lugar a la contestación de Liendo (Diario Clarín. La Ley. Juan. Guillermo. 20/2/95. QUIROGA LAVIE. Roberto y LOPEZ. "El jefe de gabinete: técnica dirigida a consolidar el sistema institucional de la República". 1994-E. La Ley. "La reforma constitucional interpretada". Abel. capítulos 6 y 17. Raúl. Mario Justo. 17/2/95. GALLARDO. Abeledo-Perrot. Buenos Aires. 1994-D. 1994-E. FANELLI EVANS. La Ley Actualidad. 1267. 1995. "Amparo. La Ley. CARATTINI. cit. "El jefe de gabinete y demás ministros del Poder Ejecutivo en la Constitución Nacional". ED. ratificada recientemente por Terragno (Diario Clarín. hábeas data y hábeas corpus en la reforma constitucional". 824.