Está en la página 1de 16

1

EL BULLYING EN LOS NIÑOS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL


1.- EL BULLYING


El acoso escolar o bullying como se le conoce comúnmente en los tiempos
actuales, se define como cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico que
se da entre los escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. A
pesar de que en un principio se consideraba solo a la víctima y al victimario, hoy en
día el espectro de participantes se ha ampliado, de modo que la dinámica estaría
conformada también por los espectadores, testigos directos que presencian los
hechos y los indirectos como son el personal, autoridades del colegio, la familia y la
sociedad entera.

El bullying es un comportamiento agresivo que implica un desbalance de
poder, ejerciéndose sobre el más débil, de modo que es escogido y no al azar, con la
intención de causar daño y que se caracteriza por ser repetido en el tiempo,
pudiendo ser directo (físico, verbal o no verbal) o indirecto (exclusión social,
esparcimiento de rumores, etc.).

Esta manera de agresión es uno de estos problemas más comunes, que
afecta a los niños y a la juventud, pues es una práctica de acoso, de sometimiento,
de intimidación que se camufla muy fácil, pero siempre busca lastimar a alguien; no
solo se presenta en los colegios o escuelas, sino también en las comunidades, se ha
demostrado que las personas que han sido sometidas a matoneo son personas que
sufren de baja autoestima, depresión que son propensos a seguir siendo asilados o
de transformase de victimas a agresores.

El bullying puede tomar varias formas, tanto observables como no
observables, entre las observables como la intimidación a través de insultos,
2

comentarios sobre género y raza, destrucción de objetos personales empujones,
golpes, y dentro de las conductas secretas o no observables tenemos rumores,
aislamiento, notas, correos electrónicos, duelos peligrosos, colgar material en la red,
manipulación de amigos.

Esta situación tiene tres participantes que son: agresor, víctima y espectador.
Los cuales son afectados cada uno de acuerdo a su posición. Por ejemplo los
agresores pueden llegar a ser delincuentes juveniles, mientras que las víctimas
llegar al suicidio y los espectadores hacerse insensibles ante situaciones de agresión
y tomarla como única forma de relacionarse.

Normalmente los agresores son personas que tienen problemas en casa,
como por ejemplo la ausencia de algún padre, divorcio, violencia intrafamiliar entre
otros; es aquí donde es importante hacer énfasis, para tratar de atacar el problema
desde el origen tomando en cuenta, que todas las familias son proveedoras de
valores e identidad propia, límites claros en el ejercicio de la autoridad, en las que se
espera que haya una comunicación y respuesta efectiva. Al no existir esto los
jóvenes trasgreden las normas sociales y terminan dañando a sus semejantes y es
por ello que se dan este tipo de fenómenos, ya que en la actualidad las familias
tienden a ser disfuncionales y por ello producen agresores y es desde ahí donde
surge este problema.



2.- LOS NIÑOS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL


Los niños con diversidad funcional o discapacidades son uno de los problemas
más desconcertantes de la niñez, afecta no sólo a los niños y niñas sino también a
los padres de familia y a sus hermanos. El desarrollo de un niño con discapacidad
es diferente, y por ende típicamente más lento. Esta condición se basa en el
desenvolvimiento diverso de las personas. Todos son diferentes y tienen modos
3

particulares de desenvolverse en la vida y hacer las cosas. Se dice que un niño tiene
diversidad funcional cuando tiene diferentes capacidades que otras personas. Su
discapacidad, sea de una u otra forma, hace que sus funcionalidades sean distintas a
las de otros seres humanos, y a veces requieren unas necesidades especiales para
actividades cotidianas, como encender la luz, subir y bajar persianas, escribir en la
computadora, etc.

Los niños y niñas en edad escolar en situación de discapacidad constituyen un
nuevo grupo de diversidad funcional que merecen ocupar el lugar en la sociedad que
le es dado, superándose la discriminación.


3.- EL BULLYING EN LOS NIÑOS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL


El Bullying se conoce como proceso a través del cual una persona se ve
expuesta de manera sostenida a acciones negativas, como la intimidación o el
maltrato físico y psicológico, por una o más personas y sus compañeros. Este tipo de
práctica se da mucho mas en las escuelas, donde minimizan o ignoran los casos de
bullying, en especial con niños con diversidad funcional, pero se sabe que en esta
franja estudiantil el acoso puede acarrear severas consecuencias como la deserción
escolar, el déficit en las habilidades sociales y en la atención, ansiedad, depresión,
trauma psicológico y físico o el suicidio.

La falta de Comunicación en las familias, falta de empatía, relaciones
interpersonales pobres y basadas en prejuicios, violencia social, rechazo y/o temor a
la diferencia, la ausencia de una autoridad amorosa en la infancia, son todos signos
claros de nuestro tiempo, y es precisamente en este "caldo" de problemáticas donde
se fue cocinando a fuego lento un fenómeno que actualmente es objeto de estudio
por su creciente incidencia en las escuelas primarias y secundarias: el bullying o
acoso escolar.
4

El acoso escolar tal como lo describimos no es un fenómeno nuevo sino
ocurre desde hace décadas. Es a partir de 1970 que algunos estados comienzan a
ocuparse sobre esta problemática. Así que, basándose en la Declaración de los
Derechos del Niño de 1959 y en la Convención de los Derechos del Niño de 1989,
algunos países como Suecia, Noruega, Francia, Alemania, Inglaterra o Estados
Unidos empezaron a desarrollar leyes para proteger a sus menores del fenómeno del
bullying. Dichas normativas pretenden, entre otras cosas, establecer criterios desde
una cultura de paz, enfoque de género y derechos humanos de la infancia y
juventud, para prevenir y erradicar la violencia en el entorno escolar y el maltrato
entre pares.


4.- CAUSAS DEL BULLYING EN LOS NIÑOS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL


Los niños y niñas con diversidad funcional muestran mayor riesgo de acoso,
ya que se han detectado factores por los que son susceptibles; como el hecho de
que no son incluidos dentro de un grupo, pasivos o tranquilos y extremadamente
sensibles, son ansiosos y débiles físicamente, también porque no los siente el grupo
como iguales, piensan que son estúpidos o torpes no los reconocen como personas
capaces o no entienden su incapacidad.

En el bullying, es mayor el acoso verbal y gesticular (gestos) que la agresión
física, además, la experiencia en la etapa escolar ha demostrado que el acoso, como
también se le conoce, sigue prevaleciendo y afectando a un gran porcentaje de los
estudiantes con algún tipo de discapacidad. En ocasiones; determinadas
características o cambios físicos como por ejemplo usar gafas, forma de vestir,
cortes de pelo son desencadenantes directos de las agresiones, burlas o mofas.

Los niños con discapacidades, tanto físicas como de desarrollo, intelectuales,
emocionales o sensoriales, tienen mayor riesgo de ser acosados. Una cantidad
5

indeterminada de factores (vulnerabilidad física, desafíos de habilidades sociales o
entornos intolerantes) pueden aumentar el riesgo. Las investigaciones sugieren que
algunos niños con discapacidades también pueden acosar a otros. Los niños que
presentan diversidad funcional, como la epilepsia o las alergias a los alimentos,
también pueden tener mayor riesgo de ser acosados. El acoso escolar puede incluir
burlas a los niños por sus alergias o exposición a las cosas a las que son alérgicos.


5.- RELACIÓN DEL BULLYING Y LOS NIÑOS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL


Aproximadamente entre el 10% y el 15% de los niños con diversidad funcional
que son acosados, se convierten en objetivo de incidentes frecuentes y serios por
razones diversas, y entre un 5% y un 10% de estos objetivos de acoso crónico
necesitaran un apoyo sustancial como consecuencia de ello.

Los niños con diversidad funcional son acosados con frecuencia, crónica y
continuamente, y excluidos de tal forma que si no recibe un apoyo significante de los
adultos, muy probablemente no serán capaces de progresar de forma positiva en el
colegio y no alcanzarán su potencial académico. Debido a que estos niños llaman la
atención y pasan más tiempo solos que sus compañeros tipo, tienen un mayor riesgo
de ser acosados y rechazados en un momento en que la aceptación de los
compañeros es más crítica para el desarrollo académico y social. Según las
características físicas, los niños con diversidad funcional, suelen ser personas
enfermizas, débiles físicamente y ser más proclives al acoso escolar, entre las cuales
se pueden contar el síndrome de Down, el autismo, síndrome de Asperger, etc.


6.- COMO EVITAR EL BULLYING EN LOS NIÑOS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL


Los padres deben estar atentos a los siguientes aspectos, que pueden ser
indicios de que su hijo está siendo víctima del acoso escolar:
6

 Cambios en el comportamiento del niño:

 Cambios de humor.
 Tristeza, llantos o irritabilidad.
 Pesadillas, cambios en el sueño y/o apetito.
 Dolores somáticos, dolores de cabeza, de estómago, vómitos...
 Pierde o se deterioran de forma frecuente sus pertenencias escolares o
personales, como gafas, mochilas, etc.
 Aparece con golpes, hematomas o rasguños y dice que se ha caído.
 No quiere salir ni se relaciona con sus compañeros.
 No acude a excursiones, visitas, etc. del colegio.
 Quiere ir acompañado a la entrada y la salida.
 Se niega o protesta a la hora de ir al colegio.
 Consejos para educadores de niños que sufren Bullying

Al tratar el tema del acoso de niños con diversidad funcional deben tomarse
ciertas consideraciones especiales. Existen recursos para ayudar a los niños con
discapacidades que son víctimas del acoso o que acosan a otros; ellos cuentan con
programas de educación o planes que pueden resultar útiles para desarrollar un
enfoque especial para la prevención y la respuesta ante el acoso. Estos planes
pueden proporcionar servicios adicionales en caso de ser necesario; por otra parte,
las leyes de derechos civiles también protegen a los alumnos con discapacidades
contra el acoso.

Si los padres se enteran de que su hijo con discapacidad ha recibido algún
tipo de amenaza directa o a través de medios electrónicos, debe dar urgente aviso a
las autoridades escolares. Este proceder debe darse de manera asertiva, segura y
calmada. Teniendo en cuenta que los niños con discapacidad pueden sentirse muy
avergonzados por estos hechos y es muy probable que no deseen compartirlo con
la familia, es necesario que de manera preventiva los padres los animen siempre a
dialogar sobre las vivencias del día a día.
7

En caso de que el niño relate un episodio de acoso, se deberá actuar sin
enfado ni tensión, para no dañar la confianza del niño ni aumentar su vergüenza.
Algunos especialistas afirman que los padres deben apoyar los sentimientos del niño,
sin desestimar sus vivencias interiores, brindando todo el respaldo necesario, sin
animarlo a un enfrentamiento directo con el abusador y enseñándoles cuestiones de
seguridad, cómo, a dónde y con quién puede acudir para recibir ayuda. Suele
convenir enseñar al niño a que ignorare al acosador, que se muestre confiado y que
pueda hablar de lo sucedido con los adultos a cargo.

En caso de que el hostigamiento comience a dejar secuelas en el niño, es
importante considerar la ayuda profesional, sobre todo si manifiesta problemas de
ansiedad o se siente sobrepasado. En tanto a la prevención en el manejo escolar, los
profesores o maestros deben conversar abiertamente sobre la discapacidad del
alumno con todos los niños en presencia de él. Adaptar la rutina para facilitar a
aprendizaje siempre que sea necesario; hablar con los padres y la comunidad sobre
el bullying y la inclusión; exhibir filmaciones y compartir lecturas donde aparezcan
personajes con discapacidad que vivencian contextos positivos; focalizar en las
habilidades y capacidades de aprendizaje del alumno para integrarlo al grupo y
elaborar en conjunto con la escuela un proyecto propio de acción y prevención
contra el bullying.

 Cómo crear un entrono seguro para los jóvenes con necesidades de
salud especiales

Los jóvenes con necesidades de salud especiales (como la diabetes que debe
ser regulada con insulina, las alergias a los alimentos o la epilepsia) pueden requerir
de instalaciones en la escuela. En estos casos, no requieren un programa de
educación individual o plan. Sin embargo, las escuelas pueden proteger a los
estudiantes con necesidades de salud especiales contra el acoso y los peligros
relacionados. Si un niño con necesidades de salud especiales tiene una reacción
8

médica, los maestros deben tratar la situación médica primero antes de responder al
acoso. Educar a los niños y a los maestros sobre las necesidades de salud
especiales de los alumnos y los peligros asociados con ciertas acciones y
exposiciones puede ayudar a mantener a los niños seguros.



7.- EL BULLYING EN LA ESCUELA Y LA COMUNIDAD

Tanto en la escuela como en la comunidad, se entiende por bullying al
hostigamiento y maltrato verbal o físico entre personas, de forma reiterada en el
tiempo. Para que ocurra debe haber un sujeto acosador y una víctima; el sujeto
maltratado queda expuesto física y emocionalmente ante el sujeto maltratador, a
corto plazo genera una serie de secuelas psicológicas; aunque estas no forman parte
del diagnóstico; deben darse las siguientes condiciones:

1. Las agresiones se producen sobre la misma persona (víctima) de forma
reiterada y durante un tiempo prolongado.

2. El agresor establece una relación de dominio-sumisión sobre la víctima. Hay
una clara desigualdad de poder entre el agresor y la víctima.

3. La agresión supone un dolor no sólo en el momento del ataque, sino de forma
sostenida, ya que crea la expectativa en la víctima de poder ser blanco de
futuros ataques.


No todos los comportamientos agresivos o los conflictos que surgen en un
grupo pueden considerarse hostigamiento o maltrato. Los problemas de convivencia,
en la escuela como en la comunidad, si son solucionados adecuadamente
contribuyen al desarrollo de habilidades para la socialización.

9

 Acoso o Bullying escolar

Entre las víctimas del acoso escolar los niños con discapacidad que
asisten a las escuelas representan un gran porcentaje de los hostigados. Esta
situación, si bien preocupa, no está siendo considerada por las autoridades
escolares con el debido compromiso. Como consecuencia de estas conductas,
diversos estudios han señalado un preocupante índice de deserción escolar en
el colectivo y el agravamiento en el déficit de habilidades sociales y de
atención, producto de la ansiedad, la frustración y el impacto emocional que
generan los acosos.

Los investigadores españoles Piñuel y Oñate, 2007; describen hasta 8
modalidades de acoso escolar, con la siguiente incidencia entre las víctimas:

01. Bloqueo social
02. Hostigamiento
03. Manipulación
04. Coacciones
05. Exclusión social
06. Intimidación
07. Agresiones
08. Amenazas

Algunos indicadores observables desde el ámbito familiar de que un niño o
adolescente está siendo objeto de Bullying o acoso escolar son los siguientes:

 Presencia de lesiones físicas.
 Pérdida o rotura de pertenencias.
 Insomnio
 Llanto inmotivado
10

 Cambios de humor muy acusados.
 Tristeza o síntomas de depresión.
 Pasar mucho tiempo sólo y no salir con amigos.
 Descenso en su rendimiento escolar.
 Miedo a ir al colegio, o poner excusas para faltar.
 Síntomas psicosomáticos (vómitos, dolores abdominales) antes de ir al
colegio.

Además del agresor y la víctima debemos incluir a los demás compañeros,
profesores, maestros, personal de la escuela y padres. Todos, de una manera u otra,
cumplen un rol en esta situación de hostigamiento.


 Acoso o Bullying en la comunidad

El bullying no sólo se da dentro de las escuelas, sino también en los espacios
abiertos, a la hora de la salida de la escuela. Dado que el Bullying ocurre en un
contexto social no sólo afecta a las víctimas sino que sus consecuencias pueden
afectar a toda la comunidad. Así, ante un episodio de acoso escolar, además de la
víctima son los padres y familiares los inmediatamente afectados; por su parte, los
espectadores también se sentirán amenazados, así como todos los alumnos de la
escuela, incluso la comunidad externa, en tanto que los episodios de acoso no se
solucionen en la escuela, se verá implicada ya que el Bullying puede producirse en
otros lugares de encuentro de niños y adolescentes.







11

Resumen


El bullying es un comportamiento agresivo que implica un desbalance de
poder, ejerciéndose sobre el más débil, de modo que es escogido y no al azar, con la
intención de causar daño y que se caracteriza por ser repetido en el tiempo. Para
que ocurra debe haber un sujeto acosador y una víctima; el sujeto maltratado queda
expuesto física y emocionalmente ante el sujeto maltratador, a corto plazo genera
una serie de secuelas psicológicas. Los niños con discapacidades, tanto físicas como
de desarrollo, intelectuales, emocionales o sensoriales, tienen mayor riesgo de ser
acosados. Una cantidad indeterminada de factores (vulnerabilidad física, desafíos de
habilidades sociales o entornos intolerantes) pueden aumentar el riesgo.



















12

Opinión Personal



El bullying principalmente se da en la familia debido a que si se tienen padres
violentos el niño que es golpeado, y el irá a la escuela a dar esa agresión al grupo
con estudia, donde principalmente maltrata a aquellas personas que tienen algo
diferente de las demás como los son los que tienen algún tipo de problema físico o
mental, los cuales no son aceptadas dentro del grupo.
Maxhikel Carrizo

Debemos ayudar a todos esos niños que son maltratados por otros que son
más fuertes, especialmente a los que tienen diversidad funcional. Esos niños tienen
los mismos derechos que los que no tienen ningún tipo de problema físico y por lo
tanto no pueden pasar por esto del bullying. Un niño que sufre de maltrato, puede
hacer lo mismo cuando sea mayor y esto nunca terminaría.
Yunnier Indriago

En la escuela hay que estar pendiente de los que hacen bullying, sobre todo
en los recreos, porque a cualquiera de nosotros les puede pasar esta seria amenaza.
Debemos avisar a los maestros y a nuestros padres cuando nos acosen o nos
maltraten, si nos callamos todos los días nos harán lo mismo, principalmente a esos
niños con problemas físicos.
Jorgelys López

Un niño con diversidad funcional es un niño que tiene que ser cuidado por sus
compañeros, no se pueden dejar solo ni un momento, para evitar que sean atacados
por aquellos que solo se dedican a molestar o a maltratar a los más débiles,
queriendo pagar así su rabia sin pensar que son personas indefensas y que necesita
de cuidados y de apoyo.
Criz Quevedo
13

El Bullying es problema de todos, por eso se debe luchar en contra de ello.
Cuando se acosa a un niño con discapacidad o diversidad funcional se está
cometiendo un delito; por eso hay que acudir a la policía si el maltrato es en la
comunidad y si es en el colegio se debe avisar al maestro y a sus padres. Muchas
veces el acoso se da en la misma casa y casi nunca se toma en cuenta.
Giomar Reyes


Los niños con diversidad funcional tienen los mismos derechos que los que
están sanos y por eso hay que protegerlos de los que practican el bullying. Cuando
nos damos cuenta de que se maltrata a alguien hay que denunciarlo; si es en la
escuela con mucha más razón. El acoso es malo para cualquier persona y puede
terminar en algo malo.
Valeria Rincón

















14

ANEXO




























Niño con Síndrome de Down
Niño con discapacidad motora
15


























Maltrato Verbal
Maltrato Físico
16

Bibliografía



 José Sanmartín, "Violencia y acoso escolar", pág. 13
 Piñuel, I. y Oñate, A. (2007). Mobbing escolar: Violencia y acoso
psicológico contra los niños. Madrid: CEAC.
 Agustina Palacios y Javier Romañach, El Modelo de la Diversidad, 2007
 Diversidad funcional - Wikipedia (Enciclopedia digital)