Está en la página 1de 3

10 Tips Para Prevenir Violencia Intrafamiliar

Todos somos conscientes que el día a día lo vivimos con estrés, tenemos la sensación de que se
nos acaban los días, andamos siempre con prisa, y en ese correr nos falta tiempo para nuestros
hijos, y ese tiempo que le damos, a veces no es de tan buena calidad.
Pero lo que no sabemos ni tenemos tan claro es que todas nuestras conductas violentas,
nuestras falta de tiempo, nuestra manera de manejar las relacionas promueven la manera como
nuestros hijos enfrentan la vida y además su tendencia hacia ser generadores o víctimas de
bullying.
En este artículo te daremos algunos de los tips que funcionan 100% y están encaminados a
evitar y prevenir la violencia intrafamiliar, quien es una de las mayores causantes de que
nuestros hijos desarrollen bully o matoneo.
El fenómeno del bullying Cr ha ido creciendo como reflejo de la Violencia Intrafamiliar Según un
estudio reciente de EE.UU., los chicos abusadores tienen un alto porcentaje de riesgos de salud,
lo que incluye la violencia familiar que describimos anteriormente.
El stress en los adultos al que estamos expuestos hace que nos volvamos neuróticos e
intolerantes a los berrinches diarios y a las pataletas de los niños, a sus llantos y gritos y hasta a
sus travesuras. Si estamos estresados y no nos estamos controlando, muy seguramente vamos
a reventar contra los niños, que son los menos indicados para recibir toda la carga emocional de
los adultos. En estos tiempos cada vez más los padres están expuestos a una sobre
preocupación, esto tiene que ver con el exceso de nerviosismo de los adultos que tiene que ver
con el exceso de protección hacia sus hijos o con exceso de tiranía hacia ellos.
Realmente es una tristeza reconocer que cada día son más y más los niños que tienen que
soportar el vivir en hogares donde se vive en ambiente hostil , en donde el problema está
siempre allí latente porque nunca se sabe cuando va a reventar…. Y puede reventar por lo más
inimaginable desde problemas personales de la pareja, hasta por cualquier cosa, ya sea porque
no funciona el tráfico, porque los niños gritan mucho, porque se tiene una preocupación
económica o hasta por que se daña un aparato en la casa. Mejor dicho cualquier cosa es un
motivo para que el volcán de los padres reviente, de cualquiera de los dos o de los dos. Un
ejemplo, cualquier día llegas a tu casa en medio de un trancón enorme desde la oficina o un
día agotado y encuentras a unos niños que han tenido una jornada escolar, están cansados, es
la hora del túnel( se conoce así,al tiempo comprendido entre las 6 de la tarde y las 9 de la
noche)tiempo en el que los niños especialmente se muestran intolerantes y cansados. En fin,
llegas y los niños te saludan pero también te dan quejas, te reclaman tu atención, algunas veces
sino la mayoría de las veces querrán jugar contigo, y por lo general soportarás mínimos dos o
tres rabietas o berrinches que además surgirán por el deseo de llamar tu atención. Para ese
entonces, tu estado de ánimo y nivel emocional debe estar al borde del abismo. Así que
sabemos que no será fácil manejar a estos niños y lo peor autorregularte a ti mismo. Pueden
pasar varias cosas en ese momento, entre otras te nombraremos las más comunes: primero que
todo no le pones atención a tus hijos y los sacas con un “aja” o “que lindo tu dibujo”, sin siquiera
mirarlo, o medio tratas de ponerte a su nivel, pero a la menor discrepancia o rabieta, todo se
viene abajo y desbordas la situación en tremendo grito, así que todo se vuelve un caos.
Es allí cuando los niños mantienen en una permanente angustia, puesto ellos mismos por su
corta edad no manejan el volumen de las preocupaciones de los adultos y están expuestos
siempre a cualquier ataque de ira, y si los niños por casualidad están irritables o enfermos, y se
encuentran con la explosión de los padres, allí si no hay nada que hacer.
Pero lo peor es que la mayoría de estos niños que viven en estas familias disfuncionales, buscan
como medio de desahogo en el hostigamiento y la intimidación la manera de hacer sentir mal a
los demás y oprimirlos de la misma manera como ellos lo viven en su hogar. Y es así cómo
encuentran jóvenes débiles, incapaces de defenderse y a su vez niños que están también
sufriendo otro tipo de situaciones y características que los hace susceptibles de sufrir el
Acoso Bullying o Matoneo.
He aquí los 10 Tips:
1. Aprende a respirar profundo y tres veces seguidas hasta contar 20 en cualquier situación
que se presente y mucho más si está relacionada con los hijos.
2. Ten siempre claro que los problemas tienen que ver contigo y otros adultos, por la
tanto sepáralas de las que tengan que ver con tus hijos. No los involucres, que no sean ellos los
que tengan que soportar el peso de tu cansancio, stress, preocupación o cualquier situación por
la que usted esté pasando en ese momento.
3. La paz familiar sólo puede encontrarse con la tolerancia, todos somos diferentes, ya que
todos podemos pensar de manera distinta y reaccionar diferente ante las diferentes situaciones.
Así que sea cual sea la situación debemos tratar de acudir a nuestra capacidad para racionalizar
las situaciones y darle la importancia y el lugar a cada cosa. Enseñar tolerancia es la base para
prevenir el bullying.
4. Los hijos aprenden con y a través de nuestro ejemplo, muchas veces nosotros mismos nos
descontrolamos y perdemos la capacidad para dominar nuestros sentimiento de furia, dolor e
impotencia, pero cuando hacemos esto delante de nuestros hijos, estamos en un problema peor.
Así que si ellos ven que somos lo suficientemente equilibrados, bondadosos, tolerantes con los
demás, ellos asumirán la misma actitud y no agredirán a nadie.
5.No grites, ni en casa ni en ningún lugar, eso fomenta la paz y la tranquilidad, el respeto por
los otros y por ellos mismos.
6. Practica rutinas con horarios fijos para la hora de comer y dormir, para que los niños y los
adultos puedan descansar. No es viable que en un hogar donde mamá y papá estén cansados y
agotados por las razones que sean, tengan que ser las 10 de la noche y los hijos anden por allí
revoloteando por todas partes generando conflictos o simplemente viendo televisión.
7. No permitas que consuman dulces dos horas antes de acostarse, esto hace que se aceleren y
se pongan a la vez nerviosos y no puedan calmarse ni conciliar el sueño.
8. Sea cual sea la edad límite de tus hijos, su hora de televisión, sobre todo la nocturna, hacen
que ellos se dispersen y no tengan una rutina adecuada de sueño.
9. Dedícales tiempo de calidad, lo que les guste hacer a ellos y a ti. Esto te lo agradecerán toda
la vida.
10. Escúchalos con atención siempre que te hablen, esto hará que ellos te respeten y se sentirán
cómodos e igualmente respetados, así que cuando tu necesites que te escuchen ,lo harán con
respeto porque ya tú se lo has enseñado con el ejemplo.
Te invitamos a que sigas estos diez prácticos sencillos consejos que a través de su
implementación y seguimiento en tu hogar te ayudarán a crear un clima favorable que te
permita evitar la violencia intrafamiliar, detonante de fenómenos como el bullying.