Está en la página 1de 2

CONCEPTO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA

La participación, por parte de la sociedad civil, en los asuntos públicos de
nuestro países un derecho fundamental, reconocido por los tratados y pactos
internacionales suscritos por el Estado, los cuales establecen que toda persona
tiene derecho a participar en los asuntos públicos de su país.
La participación ciudadana tiene como expresión una gramática renovada en
un nuevo contexto socio político en el ámbito de la sociedad internacional.
Hasta hace pocas décadas la conocimos como la expresión de “participación
popular” inclusive en los textos constitucionales y leyes ordinarias donde quedó
establecida de esta manera.
La Participación Ciudadana es un proceso gradual mediante el cual se
incorpora a ciudadanas y ciudadanos, individual u organizadamente, en los
procesos de decisión, fiscalización, control y ejecución de las acciones, en el
sector público o privado que afectan a los ciudadanos (as) tanto en lo político
como en lo económico, en lo social, cultural y ambiental.
Todo ello para permitir, a hombres y mujeres su pleno desarrollo como
personas humanas, así como el desarrollo integral de la comunidad en que se
desenvuelve.
CIUDADANA EN EL MUNICIPIO
La participación ciudadana es la relación que se establece entre los individuos
en su calidad de ciudadanos y el gobierno municipal o local, con el fin de hacer
valer sus derechos y responder a sus deberes e influir favorablemente en sus
políticas y funcionamiento.
Esta definición supone la participación como:
 Una relación entre la ciudadanía y el gobierno local.
 Una relación regulada o normada por leyes que establecen deberes y
derechos.
 Una relación que se establece con la finalidad de:
a) Hacer valer los derechos de los ciudadanos.
b) Responder a deberes que exige la comunidad.
c) Participar en el desarrollo del municipio.
La participación ciudadana se expresa desde la identificación conjunta de
problemas y necesidades hasta la integración en la definición de políticas,
programas y proyectos de desarrollo para el bienestar de nuestras vidas y las
nuestras familias. Es decir, para mejorar el nivel de vida de todos.
La participación ciudadana se entiende como la movilización efectiva y
organizada de la ciudadanía dentro de procesos que van desde el análisis de
los problemas, la formulación de las decisiones, hasta su realización en todos
los niveles de la acción gubernamental.
La participación es entonces un proceso social por medio del cual la población
organizada accede conscientemente a la toma de decisiones en los cuales está
involucrada, con miras al bien común de la localidad.