Está en la página 1de 6

Importancia de las plataformas siliciclásticas y su relación con

los hidrocarburos

Los sedimentos de origen siliciclástico tales como arcillas, arenas y gravas junto a sus
equivalentes litificados (lutitas, areniscas y conglomerados) pueden conformar una
completa variedad de facies y asociaciones sedimentarias. Los que posteriormente
conformarán las respectivos parasecuencias individuales y sets de parasecuencias; las
cuales son características de cada cortejo sedimentatio (o también llamado system track).
A lo largo del presente texto hablaré sobre los algunos de los términos básicos que suelen
utilizarse en Sedimentología para la interpretación de una columna estratigráfica
compuesta por rocas siliciclásticas.

La información mostrada a continuación está inspirada en el artículo de David LePain y
Rusell Kirkham del 2001, el cual puede ser ubicado dentro de la colección bibliográfica de
la SEPM (Society for Sedimentary Geology) y/o consultado en el siguiente link:

Potential reservoir facies in the Nanushuk Formation. Central North Slope, Alaska.
Examples from outcrop and core.

Se debe tener en cuenta que el término plataforma hace referencia a un espacio
(relativamente grande o pequeño) donde algo debe depositarse, asentarse o colocarse.
Para este caso, ese “algo” correspondería a un conjunto completo de sedimentos o rocas
los cuales se apilan sobre y a lo largo de un espacio que deba permitir su ordenamiento y
acumulación. A partir de la ley de Walther (1894), la predicción y la distribución de cada
una de las partes de esta acumulación forman parte de un arreglo sedimentario el cual
estará condicionado a la superposición lateral de los ambientes de depósito existentes
sobre dicha plataforma. Entonces, este término implicaría tener un espacio de
acumulación sobre la corteza terrestre, sobre el cual se agrupen todo un conjunto de
factores dinámicos los cuales permitan el depósito de las diversas facies sedimentarias.
En el presente post las explicaciones vertidas en los siguientes párrafos se centran en la
formación de facies sedimentarias del tipo transicional (continente-marino somero).


Ley de Walther (1894). La superposición de las diferentes facies sedimentarias ocurre debido a un
desplazamiento de la línea de costa hacia el mar (progradación). Ilustración tomada de Boggs (2006).
De acuerdo al gráfico anterior. El depósito de las diferentes secuencias sedimentarias se da a
través de líneas de tiempo cuyos límites litológicos o litoestratigráficos son diacrónicos
(representan contacto litológicos los cuales no necesariamente se depositaron al mismo
tiempo). De manera simplificada se observa cómo las capas sedimentarias se generan a partir
de los cambios del nivel del mar de acuerdo al desplazamiento de la línea de costa. En un
sistema mucho más complejo dichas capas se depositan a partir de los siguientes factores:
suministro-disponibilidad de sedimento, acomodación y/o tectonismo. Pudiendo trabajar éstos
individual o conjuntamente.


Superficie topográfica aproximada de una plataforma siliciclástica cuya pendiente es uniforme, los nombres
propios de cada parte del esquema se han mantenido en el idioma correspondiente con el fin de no crear
confusión terminológica. Ilustración basada en las definiciones dadas por Nichols (2009) y Catuneanu (2006).
Es así que el origen y los procesos desarrollados durante y poco después del depósito de las
secuencias sedimentarias siliciclásticas cobran importancia. Muchos de los paquetes de
estratos que se encuentran en estas conforman rocas del tipo reservorio de acuerdo a sus
valores numéricos de porosidad y permeabilidad. Así como también existen diferentes niveles
estratigráficos que corresponden a secciones de sedimentación pelágica y que presentan baja
capacidad para que el fluido circule a través de éstos (rocas tipo sello o trampas
estratigráficas). En el siguiente ejemplo, la columna estratigráfica mostrada posee los dos
tipos de rocas mencionados:

Litológicamente se observa el cambio vertical de las asociaciones facies sedimentarias, las
cuales se encuentran directamente relacionadas a su ambiente de depósito. Claramente se
distinguen 4 secciones cuyas denominaciones son descritas de acuerdo a su terminología en
inglés: offshore, muddy shoreface (también llamado offshore transition), shoreface, bay
fill assemblage (estuarine). La evolución vertical de las asociaciones de facies está
determinada por la Ley de Walther.


Desplazamientos de la línea de costa y sus efectos sobre la sedimentación clástica en una plataforma costera.
Catuneanu (2006).
Los patrones sedimentarios que se generan como resultado de dichos desplazamientos crean
cambios en la distribución horizontal-vertical granulométrica de las parasecuencias y sets de
parasecuencias. Por lo tanto, es importante aclarar los siguientes procesos los cuales
intervienen en la evolución del registro sedimentario relacionado a una plataforma siliciclástica:
-Progradación.
-Retrogradación.
-Transgresión.
-Regresión normal y regresión forzada.
Nota: La numeración mostrada a continuación representa los diferentes tipos de asociaciones
de facies sedimentarias.
Gráficamente, el registro estratigráfico mostrado a continuación muestra cómo se encuentran
representados los patrones sedimentarios mencionados anteriormente:

Por lo general, los patrones progradantes suelen estar caracterizados por secuencias grano-estratocrecientes.
Mientras que los retrogradantes, por presentar secuencias grano-estratodecrecientes.
Por lo que muchos de los registros sedimentarios elaborados tanto en afloramientos de roca
en superficie así como en subsuelo podrían correlacionarse y representarse sin perder su
relación interpretativa. En el siguiente caso se muestra cómo un conjunto de asociaciones de
facies sedimentarias se agrupan para formar una progradación. Este proceso también se
conoce como “somerización”:

Somerización de las facies sedimentarias.
Particularmente, todos estos procesos (desplazamientos de la línea de costa y movimientos
relativos del nivel del mar) están relacionados entre sí por medio de diferentes ciclos,
generando así un tipo especial de secuencia sedimentaria:

Procesos y factores involucrados en la generación de secuencias sedimentarias a partir de los
desplazamientos en la línea de costa. Nichols (2009).
Muchas de las zonas más favorables para el hallazgo de rocas reservorio (tipo de roca que
posee la particularidad de almacenar hidrocarburos dentro de su estructura física) se hallan en
el área correspondiente al shoreface. El cual a su vez puede estar ligado a la desembocadura
de un delta. En el caso de rocas sedimentarias (por ejemplo, areniscas de grano medio a
grueso) la que poseen mejor capacidad para almacenar fluido son aquellas que presentan
determinados valores numéricos de porosidad y permeabilidad. Con valores que oscilarían
entre el 10% para la primera e idealmente 1 darcy para la última. Esto se produce debido a la
interacción entre los procesos que actúan dentro de la transición continente-océano y al
retrabajo de los granos constituyentes de las rocas durante y después de su depósito.
Mediante la rápida acción de las olas, un frente de delta puede estar influenciado por las
mareas y las olas marinas (parte frontal de un shoreface) por lo que está expuesto al
reordenamiento y “limpieza” de los espacios intersticiales de las rocas que la componen; tal
como areniscas y/o limolitas arenosas. Aumentando así su porosidad. En el caso de las
trampas estratigráficas, las llanuras de baja energía correspondientes a un estuario
almacenan dentro de su distribución importantes volúmenes de arcilla los cuales sellan las
potenciales rocas reservorios infrayacentes (tal como se observa hacia la parte central de la
sección estratigráfica mostrada anteriormente). Por lo que la evolución vertical de un conjunto
de secuencias puede establecer una clara relación entre los procesos sedimentarios y el
potencial petrolífero de un área en particular mediante la predicción de la forma y distribución
de las facies sedimentarias a lo largo de una plataforma. Bajo condiciones reales, muchas de
las rocas reservorios pertenecientes a la sección comprendida entre el shoreface y el frente de
delta (delta front) presentan porosidades de alrededor 15% junto a una permeabilidad
aproximada a 300 milidarcys.
Teniendo en cuenta todos estos factores (sedimentológicos y estratigráficos) no es difícil notar
que la arquitectura sedimentaria (es decir, la el arreglo espacial de las facies sedimentarias)
dentro de una plataforma siliciclástica está controlada por los movimientos de la línea de costa
(arquitectura que puede a su vez, estar controlada por ejemplo, por tectonismo). Y que estos
últimos, en conjunto, brinden zonas favorables para la generación y/o transporte de
hidrocarburos como consecuencia de los procesos físicos que intervienen en su génesis.