Está en la página 1de 88

DedicadoDedicadoDedicadoDedicado aaaa titititi ,,,, ““““ D.D.D.D. AlfredoAlfredoAlfredoAlfredo ”,”,”,”, dededede tustustustus

admiran

alumnosalumnosalumnosalumnos yyyy personaspersonaspersonaspersonas quequequeque tetetete admiran

admiran

admiran

quequequeque tetetete admiran admiran admiran LosLosLosLos discípulosdiscípulosdiscípulosdiscípulos

LosLosLosLos discípulosdiscípulosdiscípulosdiscípulos sonsonsonson lalalala biografíabiografíabiografíabiografía deldeldeldel maestromaestromaestromaestro

Domingo Faustino Sarmiento

JOSÉJOSÉJOSÉJOSÉ ALFREDOALFREDOALFREDOALFREDO GONZÁLEZGONZÁLEZGONZÁLEZGONZÁLEZ MORAMORAMORAMORA

“DON“DON“DON“DON ALFREDO”ALFREDO”ALFREDO”ALFREDO”

Deben saber antes de comenzar esta reseña sobre nuestro querido maestro que no es del todo objetiva, ya que Alfredo es mi marido, pero seguramente, al final de su lectura muchas de las personas que compartieron y comparten momentos de su vida estarán de acuerdo con lo expresado en ellas.

Agradezco de todo corazón y en su nombre esta maravillosa sorpresa y este homenaje espontáneo y cariñoso que le hacéis, tiene para nosotros un valor incalculable. A todos los que habéis colaborado en el proyecto y recordado el tiempo vivido juntos, las enseñanzas, los consejos, el buen hacer, la entrega desinteresada, las risas compartidas… y que demuestra el cariño que le tenéis más allá del tiempo: muchas gracias.

Trabajador incansable, reparte su tiempo entre su familia y su trabajo, empleando el ocio para dedicarlo a sus aficiones favoritas, todas relacionadas con la creatividad que son su seña de identidad: el dibujo, la fotografía, el diseño, el teatro, la coral, los viajes…

Tiene

clara su vocación docente desde

muy joven

y

estudia la carrera de Magisterio en la Escuela Normal de Huelva. Ejerce su vida profesional durante cuarenta años, dos de ellos en Los Maristas y una vez aprobadas las oposiciones trabaja treinta y ocho años en diversos centros públicos: en la Puebla de Guzmán, en Gibraleón y en Huelva capital en los centros de primaria: Roque Barcia, Manuel Siurot y por último como especialista en Matemáticas en el Instituto de Enseñanza

Secundaria Pablo Neruda donde se jubila en 2013 con el mismo espíritu y fuerzas que cuando comenzó.

Alfredo es inteligente, honrado, íntegro, exigente, divertido y entusiasta en todo lo que se propone, es una buena persona, una gran persona. Se hace querer con su trato cercano, afable y cariñoso y se gana el apoyo y el respeto de todos, considerando normal su abnegación y dedicación, siendo persona de reconocido prestigio en todos los centros en los desempeñó su labor.

Su humildad y calidad humana le dan ese carisma que lo hace diferente. Ama lo que hace y eso se nota. Trae a casa la alegría contagiosa de la juventud, se impregna de ella y nos la reparte generosamente con esos “treinta y siete” años recién cumplidos que han quedado para la historia.

El toque de humor que le pone a su trabajo, a su vida en

general, hace el día a día más fácil a sus alumnos y alumnas

y consigue que las Matemáticas, una asignatura

tradicionalmente considerada difícil, sea accesible y hasta la favorita de muchos que la arrinconaron antes de conocerla.

Es querido y admirado por muchos padres y madres a los

que ayuda a conseguir que sus hijos aprendan y crezcan como

personas, teniendo siempre palabras de ánimo y de aliento para apoyar una labor tan difícil y de tanta responsabilidad como tienen los padres.

También se siente afortunado de compartir proyectos, esfuerzo e ilusiones con sus compañeros, de descubrir en ellos a grandes personas que le han enriquecido y ofrecido lo más valioso que tenían, encontrando, poco a poco, amigos de verdad a lo largo del camino.

Pero, un lugar muy especial en su memoria y su corazón lo ocupan sus alumnos y alumnas objetivo de tantas y tantas horas de trabajo en el centro, en casa y en las salidas para conseguir que todos avancen superando las diferencias, las dificultades y el desaliento.

Hace fácil lo difícil: enseñar y educar al mismo tiempo aplicando los principios de integración, igualdad y equidad a la realidad cotidiana y para ello trabaja incansablemente no sólo su materia, también lidera proyectos, prepara obras de teatro, carnavales infantiles, exposiciones y diversas actividades con los que además de hacer equipo, financia las salidas de estudios de fin de curso y vive con todos ellos a lo largo de los años momentos inolvidables que dan ese pago inmaterial con el que se siente satisfecho.

Alfredo actualiza, da valor y engrandece la figura del maestro vocacional y profesional, entregándose a su labor dando siempre ese “algo más” que nos diferencia de otras profesiones, y que hace que nuestro trabajo deje huella en las personas y en el tiempo. En muchas ocasiones su buena fama pasa de padres a hijos, que orgullosos, heredan el maestro del que tanto han oído hablar.

Alfredo trabaja apasionadamente por sus alumnos, se vuelca con ellos, y ellos le devuelven la dedicación, el cariño y el respeto en dos palabras que lejos de distanciar, les acerca a esa figura querida y carismática, a DonDonDonDon AlfredoAlfredo,AlfredoAlfredo como todos le llaman cariñosamente.

Huelva, 22 de Febrero de 2013

Charo Romeu

Concha Pérez Íñiguez

Querido AMIGO:

Deseo agradecerte toda la experiencia adquirida a tu lado.

Cuando en 1999 creía que lo sabía todo sobre educación conozco a un tal Don Alfredo que da sus clases con las puertas del aula abiertas y cuyos alumnos seguían sus explicaciones con un interés inhabitual. “¿Cuál será su secreto?”, me pregunté entonces. Al cabo de los años el secreto fue fácil de adivinar: Una vocación desbordante de servicio a los demás, unida a una comprensión infinita de los problemas y de los deseos e intereses de los alumnos, sin olvidar la “guinda del pastel”: una simpatía sin límites que nos hacía la vida más llevadera a todos.

Sé que seguirás siendo el mismo don Alfredo aunque estés “al

otro lado de la barrera”

todavía te NECESITAMOS.

UN ABRAZO

Lola Falcón Poyato

Llega a su fin una etapa de esfuerzo, trabajo y anhelos. Emprender nuevos caminos siempre implica una despedida…Entre emociones que se mezclan, su escuela “C.P ROQUE BARCIA” sabe que el momento de partir ha llegado. Su granito de arena contribuyó para que sus alumnos construyeran su proyecto de vida y, que seguramente en un rinconcito de su corazón se acordarán de su maestro que los ayudó a crecer como personas sensibles y solidarias. Sé, que su corazón está con los sentimientos encontrados, alegría de

haber dado tanto de usted, de haber tenido la oportunidad de convivir con esos

lindos niños, tantas experiencias

alegrías y

risas

regaños

castigos

tristezas

sé que se encuentra también triste porque extrañará desde el niño

inquieto

el calladito

el hablador

el peleonero… que son recuerdos

hermosos, vividos todos estos años. Todos los docentes de igual forma vivimos muchas experiencias con

usted, unas alegres y otras tal vez no tanto, pero tenga por seguro que las que más recordaremos y con mucho cariño serán en las que reímos a carcajadas, por ese carácter jovial que solo a usted le caracteriza Hoy que se retira de las aulas deja parte de su vida, ya cumplió con sus obligaciones como maestro, dio todo su amor y todo lo necesario para hacer niños de bien, logró mucho para esta escuela, su empeño en cada verbena, cada excursión, cada fiesta fin de curso… Se entregaba por completo. Imagino que usted no podrá evitar irse al pasado y recordar todo lo

todas experiencias adquiridas, pues usted como maestro igual

aprendió de esas lindas criaturitas, maestro quédese con todo eso en su mente y

vivido

corazón. Llegó su jubilación, pero no olvide que esto es un MERECIDO DESCANSO, después de tantos años en las aulas, esté orgulloso y lleno de alegría de haber cumplido con su labor. LEVESE COMO MAESTRO TODO NUESTRO RESPETO Y CARIÑO. HASTA SIEMPRE Y BUENA SUERTE. PROMOCIÓN 1974.

Francisco Pérez

Me gustaría dedicar unos momentos a reflexionar en qué me enseñó Don Alfredo. ( A pesar del paso de los años y de las innumerables veces que me ha rectificado cada vez que nos vemos, me es imposible dirigirme a él de otra forma.)

Echando la vista unos años atrás me doy cuenta de que lo que me pudiera enseñar de matemáticas o ciencias no ha sido lo más importante en mi vida. Él me enseñó la importancia de ser trabajador, constante y honesto. Me inculcó la perseverancia y el esfuerzo. Y me demostró cada día el valor de su trabajo.

Hoy, siendo yo el maestro, intento llegar a ser para mis alumnos lo que él es para mí.

frapeci@yahoo.es

SensiSensiSensiSensi

A D. Alfredo

Hola, soy Sensi Berjillos Román, bueno mi nombre es Ascensión, y sí soy unas de las Berjillos de los 5 que pasamos por el colegio. No sé si te acordarás de mi con tantos niños que han pasado por tus clases. Mi clase terminó en el 92, éramos la clase de Rosa Martínez, Cristina Gómez, Iván Moray, Oliver Santana, Isabel Flores, David Vaz… y muchos más. Nuestro tutor fue D. Jose Antonio.

Bueno a lo que voy, me he enterado que te jubilas, y quería dedicarte unas palabras, desde Panamá, donde me encuentro trabajando.

Tengo que decir que la docencia va a perder uno de los Profesores con más vocación que he conocido, y siento que los alumnos que vendrán no puedan disfrutar de sus clases; y digo bien en decir disfrutar, porque siempre fue un placer asistir.

No solo nos enseñaste matemáticas y naturales, nos enseñaste a decidir, a formar equipos,

a subir nuestra autoestima, a seguir adelante y nos enseñaste a que podemos conseguir lo

que queremos. Disfrutamos de las Verbenas, de los Carnavales, del día de Andalucía, todos podíamos tener un sitio fuera cual fuera nuestra condición. Y todo este en un barrio donde las cosas no eran fáciles, donde los recursos eran muy limitados.

Fue la mejor época de mi vida, daba igual si los pupitres eran viejos y los desechos de otros colegios, que nuestras instalaciones no fueran las mejores del mundo, había algo que todo eso no importara, porque había lo más importante y que muchos colegios no tenían, los

mejores profesores que he tenido nunca. Profesores de los que usted formaba parte, profesores que no venían solo a dar clases sino a compartir parte de su vida con nosotros. Y esto marcó

Todos fuisteis el complemento de nuestras

de una forma muy especial lo que soy ahora

familias, y reforzasteis todos esos valores que son los pilares de mi vida.

Con usted amé las matemáticas, y las ciencias, de hecho estudié Ingeniería gracias a usted.

En toda mi vida de estudiante ha habido muchos profesores, y algunos también buenos, pero solo los que tuve en el colegio pueden llevar la palabra DON/ DOÑA, en toda su amplitud, Don José, Doña Marisa y Don Alfredo

Espero que disfrutes del merecido descanso que da el haber hecho un buen trabajo, de haber consagrado tu vida a los demás en algo tan importante como es la enseñanza, algo que últimamente no se le está dando el valor que debe tener. No solo aprendimos a sumar, las valencias de los elementos, a elaborar un buen trabajo…, sino a ser mejores personas.

A veces la palabra gracias se da con mucha frivolidad y sin atender bien cuál es su significado. Este no es el caso, así que de todo corazón GRACIAS.

sensiberjillos@hotmail.com

Mari Carmen Cruzado

"El Conejo "Perejí" me sigue acompañando después de que lo conociera hace 20 años. Tal vez, es el recuerdo más entrañable que me queda del colegio Roque Barcia, junto a sus fiestas de carnaval. ¡Y todo fue porque tu los hiciste posible! Luego pasamos por el Siurot en un tránsito para llegar al Neruda y allí tuve la impagable oportunidad de conocerte como profesor. Sin lugar a duda has estado tan presente en mi vida que no quería dejar pasar la oportunidad de despedirme de ti en tu etapa como docente y desearte la mejor de las suertes para ésta nueva que comienza. Esta niña que hay dentro de mi os quiere, a ti y a tu conejo "Perejí", por haber sido partícipes de la mujer que hoy soy. Muchas Gracias DON Alfredo (el DON por delante porque nunca llegamos a jugar a las canicas). Besos"

madelcarmen.cruzado@gmail.com

Mª Rosario Rodríguez Ponce

Hola Don Alfredo, mi nombre completo es Mª Rosario Rodríguez Ponce, y aunque es muy probable que no se acuerdes de mí, me hace ilusión escribirle porque fuiste un profesor que ha dejado huella en mi vida. Fui alumna de usted en el I.E.S Pablo Neruda (1996-1998), siempre le he recordado como un profesor exigente, muy exigente, pero que enseñaba las matemáticas con una pasión y motivación, que era difícil no quedarse perplejo con sus explicaciones. Alguna vez me he encontrado con usted por Huelva, con ganas de pararle y saludarle, pero en ninguna ocasión tuve el valor suficiente. Me decanté profesionalmente por la rama de la ingeniería, realicé I. T. Informática de Gestión.

Gracias por llegar a nosotros de aquella manera. Dedíquese a disfrutar de su nueva vida y siéntese muy orgulloso de su trayectoria profesional.

m_rosario84@hotmail.com

¡¡¡

FELIZ

JUBILACIÓN!!!

Cristina Vera Chamorro

Gracias por todo lo que no has enseñado, por tu paciencia, el buen trabajo, la disciplina y la profesionalidad, pero sobre todo por tu calidad humana, porque una parte de lo que hoy somos y hemos logrado te lo debemos a ti. Gracias Alfredo.

crisvera1985@hotmail.com

Sebastián Pedraza López

Gracias Don Alfredo por realizar tu trabajo con entrega y pasión, por inculcarnos la satisfacción del trabajo bien hecho, por enseñarnos a respetar y amar a una de las disciplinas que pocos se toman en serio. Muchas gracias Don Alfredo por dedicarte a la enseñanza y ser parte del éxito de todos nosotros. Sin duda lo que más aprecio de usted es que nunca dejó a ningún compañero rezagado haciendo que todos nos esforzáramos, más de diez años después recuerdo las tardes yendo al Neruda a prepararnos para participar en Thales

¡¡Un abrazo y nos vemos!!

sebastian.pedraza@ific.uv.es

MaríaMaríaMaríaMaría GiménezGiménezGiménezGiménez AnguloAnguloAnguloAngulo

Don Alfredo siempre ha sido ese profesor con el que nunca te dormías en clase y tampoco te dejaba irte a las nubes: inagotable fuente de tizas voladoras. Con él, las matemáticas no eran tan difíciles, parecía todo un juego: despejar una ecuación era tan sencillo como contar un chiste, incluso te reías más. Don Alfredo, tan activo y tanta pasión por lo que hacía, daba miedo defraudarle. Todos se daban prisa en resolver los ejercicios, había que ser el primero en su clase.

Don Alfredo, ese profesor del que siempre te acordarás y al que le darás las gracias por lo que hizo entonces: enseñarte apreciar las matemáticas.

maria.gimenez.angulo@gmail.com

EstíbalizEstíbalizEstíbalizEstíbaliz

12 años y empezar el instituto con el miedo de "te ha tocado Don Alfredo" 26 años y encontrarme delante de mis alumnos, pensando que ojalá consiga transmitirles la mitad de los conocimientos, confianza e ilusión que tú nos diste a nosotros. Una pena que ya no se suiciden más tizas en el Neruda ;) Abrazos y besos,

estibenito@gmail.com

Rocío Mejías Gañán

Empezaré dándote las GRACIAS. Todos los profesores son importantes a lo largo de la vida de un estudiante pero, sin duda, algunos son los que más huella dejan, los que más influyen en la futura personalidad de cada uno.

Para empezar un gran proyecto hace falta valentía, y para terminarlo, perseverancia. Y esas dos virtudes se han reunido en ti, que has demostrado que, si bien no es fácil ser profesor en los tiempos que corren, uno puede desempeñar este trabajo a la perfección y hasta hacerse querer por los alumnos, e incluso por muchos de los padres.

Dice un antiguo proverbio que tener verdadero éxito en la vida es: reír mucho y muchas veces; ganar el respeto de personas inteligentes; gozar del cariño de niños; ganar el

reconocimiento de personas cualificadas; apreciar la belleza; buscar lo mejor en los demás; dejar el mundo un poquito

mejor de como lo encontraste

persona ha vivido mejor gracias a ti. Una vez más, reúnes todas las cualidades, y yo tengo la inmensa suerte de poder presumir que soy una de esas personas que ha podido aprender de ti"

y saber que al menos una

rocio.mejias@hotmail.es

Isabel Páez Rubio

“Recuerdo las tardes que pasabas con los alumnos para preparar las jornadas anuales de Thales. ¡Menudo entusiasmo le ponías! Tarea difícil la de convencer a unos adolescentes de catorce años para estudiar matemáticas tras finalizar su jornada estudiantil. Para mí, ese concurso convirtió las mates en un juego divertido, una manera de hacer amigos, y la ilusión de una niña al ganar una calculadora científica y sus primeras cinco mil pesetas. Gracias por confiar en mí, por tu esfuerzo y dedicación de todos estos años"

isabel.paez@bbva.com

MªPaz Ramirez

Me he enterado que Don Alfredo se jubila y no quería perder la ocasión para decirle algunas cosas. Cosas como que ha sido un profesor excepcional, creo que cualquiera a quien le apasionen las matemáticas estará de acuerdo. Profesor que sabe enseñar y que le gusta enseñar, y un profesor exigente. El más temido de 1º y 2º de ESO, cuando lo veíamos aparecer corríamos a nuestras aulas sin mirar atrás. Y a partir de ahí, al menos para mí, de los que más alegría me daba encontrarme en los pasillos, a la salida del instituto, o por la calle. Espero que disfrute de esta nueva etapa, y que no le quepa duda de que ha dejado huella en muchos de sus alumnos. Un abrazo desde Inglaterra

pazramirezperez@gmail.com

Rosa Camacho Santos.

Primera clase de matemáticas en el instituto

Aparece un señor con bigote y una gran sonrisa perfumando toda la clase. Se presenta como Don Alfredo y nos habla un poco de lo que nos espera. A continuación, examen de nivel. ¿En serio?¿El primer día? Vaya cara que pusimos todos. Imagina lo que pensábamos… ¡Como si no tuviésemos ya bastante miedo! Luego comprendimos que no era por gastarnos la novatada sino por el gran interés que ponías para que todos aprendiésemos. ¡Y qué empeño! No había quien se distrajese en clase. En seguida parabas de hablar hasta que volvíamos a la Tierra (previo codazo del compañero) y al mirar a la pizarra para ver qué ocurría tú sonreías con la mano levantada y decías: “Hooolaaa, ¡estamos aquíii!”. Siempre encontrando la forma de enseñar divirtiendo, ¿cómo si no iban a ir juntas las palabras problema y lúdico? Estas y tantas otras cosas hacen que haya sido un privilegio haberte tenido como profesor y que no pueda sentir más que agradecimiento por todo lo que has hecho. Enhorabuena por el gran trabajo realizado. Ahora a descansar. Un abrazo grande.

¡Qué susto!

Cristina Dastis Cardenas

Don Alfredo, gran profesor, positivo y con gran adoración a sus alumnos. Recuerdo todas sus clases con cariño, siempre motivándonos y sobre todo enseñándonos de una manera especial tantos buenos conocimientos. Me gustaría darle las gracias por ser así de natural, alegre y por todo el esfuerzo y paciencia que ha mostrado siempre. Don Alfredo, excelente profesor!

ac.dastiscardenas@gmail.com

Diego J.Núñez Morón.

A lo largo de nuestra vida nos encontramos con todo tipo de personas en cualquiera de los ámbitos de ella.

Es en nuestro proceso educativo donde encontramos la mayor parte de las personas que influencian nuestra vida así como a

la mayoría de los buenos amigos que estarán ahí para siempre, sin

embargo nunca pensamos que encontraremos un amigo en un profesor. Yo lo encontré el día que llegué al Pablo Neruda , se llamaba Don Alfredo y era mi tutor , nunca olvidaré cuando acabé mi primera clase con él y se puso a hablar conmigo y algunos alumnos haciendo que me sintiera como en casa en mi nuevo instituto y haciendo que a partir de ese momento me sintiese más feliz en ese centro. Don Alfredo me impartía la asignatura que siempre se me dio peor desde pequeño y con la cual siempre me estresaba, matemáticas Ese año no me estresé en ningún momento ya que tanto sus clases como su forma de enseñar fueron de los mejores que tuve nunca. Por todo esto, Don Alfredo y a pesar de que el no quería desde hace años que le dijese Don, es de esos pocos maestros inolvidables que nunca olvidas, que sonríes cuando recuerdas y que te alegras cuando ves en la calle inesperadamente y le cuentas como te va todo .

Un abrazo.

AlejandraAlejandraAlejandraAlejandra ArazolaArazolaArazolaArazola

Los mejores profesores son los que hacen que no te cuestiones que podrías estar en cualquier otro lugar mejor que en una de sus clases. La naturalidad con la que solo algunos lo consiguen es lo que hace que los recuerdes para siempre. Muchas gracias por todo.

alejandraarazola@gmail.com

Nuria García Salas

Qué decir de aquel profesor de matemáticas que con su forma de enseñar hacía más amenas sus clases, y a mi hasta me llegaron a gustar, jejeje, gracias por todos aquellos años de mi E.S.O ( ya hace 13 años, y parece que fue ayer) Te mereces este homenaje y ahora con esos 60 tan bien llevados a seguir disfrutando de todo!

Mª Engracia Basilio Ramos

nuriagarciasalas@gmail.com

"La vida está formada por etapa y, en ellas, guardamos momentos buenos y malos. Hace algunos años cerré mi etapa del instituto y entre los recuerdos, anécdotas, personas y clases, recuerdo, con ilusión, el primer día de clase. Después de la presentación con el tutor tuvimos la primera clase y, como no podía ser otra asignatura, nos tocaba matemáticas, profesor: Don Alfredo.

Serio, decidido, con autoridad y, dejando la puerta abierta, entró en la clase comenzando una nueva etapa en mi vida en la que personas como ese profesor me enseñaron una serie de valores, disciplinas, trabajo y esfuerzo por conseguir nuestros sueños y aquellos que realmente queremos.

Gracias, por formar parte de esos recuerdos tan bonitos y, por supuesto, te deseo lo mejor en esta nueva etapa de tu vida".

mebasilio@hotmail.com

MaríaMaríaMaríaMaría MolinaMolinaMolinaMolina GarridoGarridoGarridoGarrido

Cuando llegué en el año 1999 a ese centro que, a la larga y más allá de los agobios, tan buenos recuerdos me trae, me sentía minúscula alrededor de tanta grandeza.

Recuerdo, que los jóvenes que a día de hoy veo desde un escalón más alto, por aquel entonces me

parecían verdaderos adultos. Pero, siendo a día de hoy maestra, no puedo evitar acordarme de aquellas figuras que poco a poco, además de ir transmitiéndonos los conocimientos sobre su materia, nos ayudaron a ir adaptándonos poco a poco al centro,

a su gente, a sus normas…, hasta conseguir que en poco

tiempo lo estimáramos y acudiéramos casi a diario hasta con ganas. Y, entre esas figuras, siempre quedará en nuestros corazones, la figura emblemática de “Don Alfredo”, siempre recto pero jamás serio.

Recuerdo la maravilla de sus clases, donde todos atendíamos porque tenía la hábil capacidad, tan difícil en esta profesión y con niños de esta edad, de interesarnos, motivarnos y transmitir los conocimientos de una forma clara y sencilla, de modo que, a día de

hoy puedo decir que han sido, probablemente, las clases donde más aprendía. Quizás, esto se debía a algo que he comprendido con el tiempo: el amor a su profesión y

a su materia, que si bien en ese momento no sabíamos

valorar, lo valoro ahora: no sólo aprendimos álgebra o

geometría, aprendimos constancia, el valor del trabajo

y seriedad en el mismo (¡hasta a llevar los cuadernos

impecables!).

Esas matemáticas que todos los alumnos temíamos y decíamos que odiábamos, pero que en esos dos años aprendimos a querer un poquito más. Eso sí, un poquito le temíamos… su seriedad nos impactaba y eran constantes las frases cuando veíamos que se acercaba hacia la clase…¡Qué viene Don Alfredo!, y todos entendíamos que era el momento de trabajar, a pesar de que lo imagino siempre con una sonrisa en la boca, incluso llamándonos la atención si era necesario sin perder el sentido del humor.

No conozco a nadie, ni alumno, ni padre, que haya expresado una queja de su trabajo al hablar de él, y sé, que eso en un maestro, es algo que puede hacerle sentir orgulloso para siempre. Por todo esto, por los valores transmitidos, por tan buenos recuerdos, por animarme a mejorar día a día en mi trabajo –incluso me llevó a las Olimpiadas de Thales a pesar de que a mí me aterraba y me ayudaba hasta en horas extras-

Quiero sumarme a este pequeño “homenaje”, para que vea que es una de las personas que puedo decir que me ha influido a lo largo de mi vida hasta ser lo que soy; y no sólo en los años de docencia, sino posteriormente demostrando, al encontrármelo que no se olvida de sus alumnos. En definitiva, no puedo más que decir que gracias por todo, su enseñanza, su docencia, su saber estar… Tenga por seguro que, en un futuro, si ejerzo esta profesión, al menos me gustaría que mis alumnos me tuvieran el mismo aprecio que nosotros le tenemos a usted.

maria.molina1987@hotmail.com

AnaAnaAnaAna BarrioBarrioBarrioBarrio YáñezYáñezYáñezYáñez

Fuiste el mejor profesor que tuve al llegar al instituto, animabas a todos a estudiar matemáticas y se convirtieron en algo apasionante en vez de algo que te da dolor de cabeza, y siempre estuviste ahí para todo, desde dar clase por las tardes, hasta cuando tuve miedo y me apoyaste. Espero que te acuerdes de mí con una sonrisa y que aunque te jubiles sigas siendo profesor de vocación.

anabarrioy@gmail.com

JoséJoséJoséJosé LuisLuisLuisLuis GameroGameroGameroGamero

Ya enseñaste a quien debiste y es constancia de todos que lo hiciste muy bien, fuiste respetado y querido por tus alumnos, de ahí este libro de dedicatorias, ahora es tiempo de descansar D. Alfredo, si bien educar es trabajo de los padres, he de decirte que tu lo hiciste con todos nosotros y muy bien. Un abrazo Don Alfredo y ahora a disfrutar de un muy merecido descanso.

joseluis_gamero@hotmail.es

José Manuel Sánchez Ferrer

Con el paso de los años y tras la etapa universitaria, me he dado cuenta de lo difícil que es tener a unas 25 hormonas con patas de entre 12-14 años en cada clase y conseguir que sigan una explicación de matemáticas. Pues eso lo conseguía el Gran Don Alfredo, con su bigote característico y sus bromas.

Los niños que pasamos allá por el año 2000, seguimos acordándonos de sus clases, por lo que no parece que se le dé mal eso de ser profesor.

Darío Pedraza López

¡Hola Don Alfredo, soy Darío!

¡Me han dicho que se retira a la buena vida! Me alegro por usted, porque ya era hora de dejar de aguantar a niños pesados y traviesos –risas-, aunque… ¿pensarán ellos lo mismo? Puede que algunos sí, pero imagino que con el tiempo se darán cuenta de lo que han perdido. Me siento un afortunado, al igual que muchísimos otros “niños”, por haber recibido clases de un gran profesor, profesor como el que pocos hay, y pocos habrán. Un profesor al que le encantaba dar clases, entregado al alumno, a quien guiaba tanto en lo académico como en lo educativo, divertido, duro cuando tenía que serlo… en pocas palabras, un profesional de pies a cabeza.

Como he dicho antes, me alegro por usted, ya que se merece estas “vacaciones definitivas”, pero también me entristezco por aquellos niños que no le llegarán a conocer, aquellos niños que no podrán disfrutar de unas clases MAGISTRALES de matemáticas…

Siempre recordaré aquel concurso de Thales, en el que me quedé a las “puertas” de la siguiente fase que aquel año se celebraba en Córdoba, cómo usted se involucró con el alumnado, y cómo nosotros asistíamos a aquellas clases extras de matemáticas sin rechistar y con una sonrisa en la cara… cosas así son muy difíciles de conseguir.

Así que nada, por todo esto, por mucho más y, en definitiva, por ser usted así, ¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS, Y HASTA PRONTO!!

dario_capi_brujas@hotmail.com

Emilio Haro Grande

Estimado y queridísimo amigo Alfredo, o mejor dicho, Don Alfredo:

Por más que han pasado los años, jamás me he olvidado de ti, y cuantos más de ellos pasan, más aprecio la gran labor que hizo y hace esta gran persona cuando se levanta cada mañana. A día de hoy, podría afirmar que es el docente que más buenos recuerdos ha dejado en mi vida y en la de muchas otras personas que han pasado por sus clases.

Además de ser un profesor de matemáticas, era un profesor capaz de convertir un simple paréntesis en los brazos de un guardia indicando la importancia de una operación, o peinarse su “raya en medio” para sacar una pizca de alegría y una sonrisa a cada uno de nosotros.

La Educación, además de una ciencia, es un arte, y todos los docentes a lo largo de su vida pintan su propio lienzo a lo largo de su carrera. Amigo mío, tu no solo has pintado tu lienzo a lo largo de todos estos años, sino que has dejado una pincelada en todos los lienzos de las personas que han tenido la oportunidad de conocerte. Eres todo un artista, y pocos profesores han habido, hay y habrá que sean capaces de igualarte, no solo como profesor, sino como persona.

Sin extenderme más, te deseo que la fortuna y la mejor suerte sean tus nuevas compañeras de viaje. De parte de un gran admirador tuyo.

Antonio López Orta

A pesar de que nunca he sido demasiado bueno con los números y que

mi

cuaderno estaba lleno de "rosquis pilonguis", sin duda usted ha sido todo

un

referente a la hora de enseñarme a mostrar respeto hacia los demás.

Siempre ha sabido hacerse respetar sin olvidar nunca la cercanía que

los

alumnos en esas edades necesitamos. Hoy en día puedo decir sin miedo a

equivocarme que mis valores y principios llevan en cierta medida su firma.

Le deseo lo mejor ahora y siempre. Aquí un antiguo alumno suyo tiene muy presente quienes han sido los que miraron por mi bien en el momento preciso. Como ya dijo Pitágoras: "educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres".

Gracias por todo lo que ha trabajado a lo largo de los años en busca de

un futuro mejor para la juventud onubense. Un fuerte abrazo desde Chile y

nunca olvide que para nosotros, el nombre Don Alfredo será siempre motivo

de buenos y bonitos recuerdos.

lopezorta88@gmail.com

JuanJuanJuanJuan AntonioAntonioAntonioAntonio CandónCandónCandónCandón RodríguezRodríguezRodríguezRodríguez

Ahora que te jubilas ya podrás disfrutar del tiempo libre y dedicarte a tus aficiones, espero que disfrutes mucho de tu nueva época en la vida y te doy mi enhorabuena.

Pablo Ávila

Enfunde esa tiza vaquero! Ahora toca disfrutar del descanso, ha trabajado usted toda su vida y se lo merece con creces.

Quiero que sepa que usted ha sido una gran influencia en mi vida además de un gran apoyo en mis primeros años de instituto. Muchas felicidades y un gran abrazo de un antiguo alumno.

¡Mis notas eran mediocres, pero siempre hacía las actividades!

zrok@hotmail.es

Fernando Corpas Vendrell

Sin duda aprendí matemáticas contigo, pero sobre todo aprendí a verlas con la pasión, la dedicación, el empeño y la alegría con las que haces todo en la vida. No hay mejor lección que esa ni ejemplo más útil en la vida.

Un afectuoso recuerdo.

nandocv89@hotmail.com

BlancaBlancaBlancaBlanca HernándezHernándezHernándezHernández ÁvilaÁvilaÁvilaÁvila

ECUACIÓN

Resolver el misterio de tu vida

involucra conocer la ecuación

que rige tus horas y tus días.

Solo preciso de tus gestos,

de tus acciones y pareceres

para ir poco a poco,

como la araña que teje su red,

desvelando tu mágica fórmula.

Transponiendo tus besos, tu cuerpo,

la dialéctica de tus palabras-miradas¨;

podré despejar la incógnita

que subyace dentro de tu alma

y que define tu esencia.

Así podré inexorablemente

aproximarme

a tu linealidad cósmica

Daniel Ruiz Correa

Haciendo referencia a estos versos, has sido, siempre con tu sonrisa,buen hacer y ese nervio que tanto te caracteriza, de esas personas tan importantes que han hecho más fácil poner el pie en la incógnita de la vida. Gracias por darme la mano y guiarme entonces, y gracias por hacer que le recuerde ahora.

puzzle_out_music@hotmail.com

Yun-Zhen Xia

Sin lugar a duda, usted ha sido uno de los mejores profesores y personas que he tenido el gusto de conocer en mi etapa de estudiante. El centro no volverá a ser lo mismo sin usted. Cuídese.

Jesús Cárdenas Egea

En estas líneas que le escribo me gustaría demostrarle el agradecimiento que siento hacia usted.

Cuando empecé los estudios de secundaria tuve la suerte de encontrarme con usted como profesor, y hablo de suerte porque desde pequeño comenzó a inculcarme valores como la responsabilidad y el respeto. Consiguió motivarme, me enseñó a pensar, a usar la lógica y ser más creativo.

Sin duda su figura como profesor me ayudó a formarme mejor como alumno y como persona.

Su aporte, del cual hace ya más de nueve años, me estableció una sólida base y me dio las herramientas necesarias para poder continuar mi camino y posiblemente, dado el tipo de estudios que realizo en este momento, haya influido en mí hasta hoy en día.

Por todo ello quiero reconocer su magnífica labor como profesor y agradecerle sinceramente el esfuerzo y el tiempo que le dedicó a mi formación, además de la motivación que me supo ofrecer.

jesu.c90@hotmail.com

Paloma Martínez Garcés

¿Cómo empezar esta dedicatoria? Me llevo preguntando toda la mañana. Muchos años han pasado ya desde ese primer día

de instituto, 1º E.S.O era todo un cambio para nosotros, en el que conoceríamos a compañeros nuevos, con los que compartiríamos

sin darnos cuenta, los mejores momentos de nuestra juventud y

profesores que nos marcarían para el resto de nuestra vida y cómo

no, entre ellos está usted, Don Alfredo. Recuerdo ese primer día de

clase de matemáticas, en el que se puso a preguntar operaciones de

cabeza, todo el mundo temía que le preguntase. También recuerdo cómo nos contaba chistes en clase para despejarnos un poquito de tantos números y operaciones.

Desgraciadamente sólo me dio clase un curso, pero qué

buen curso. Hizo que las matemáticas me gustasen para el resto de

mi vida, qué fácil era todo cuando usted nos lo explicaba

pacientemente una y otra vez. Aunque sólo me diese clase ese año, muchos momentos juntos vivimos, aquellas convivencias en el campo, que siempre se terminaban bailando y cantando sevillanas,

viajes a isla mágica… bonitos recuerdos que no desaparecerán de mi memoria nunca. Con las ganas que tenia de dejar el instituto, y lo

que daría por volver a él. Once años después de ese primer día de

clase, mi vida ha cambiado muchísimo hoy soy una diplomada en educación primaria e inglés, pero como he dicho antes esa época ha influido en mí y no sólo como persona. Por lo que le agradezco todo lo que ha hecho por nosotros y sí, hablo en general porque estoy segurísima que todos los alumnos que hemos pasado por sus clases pensamos lo mismo. Muchas gracias por ser tan buen profesor y tan buena persona. Espero que esta nueva época de su vida la disfrute muchísimo. Un abrazo muy grande.

palomartinez28@gmail.com

Virginia y Paloma Sande

D. Alfredo: Decir que simplemente fuiste un buen maestro de

matemáticas se queda incompleto, ya que además, eras el padre que todos

necesitábamos, no solo durante los primeros años de instituto sino a lo largo

de toda nuestra estancia allí. Dispuesto a ofrecer consejo en cualquier

circunstancia, siempre con una sonrisa, preocupándote de forma

individualizada por cada uno de tus alumnos. Nos has animado a seguir

adelante, a luchar al máximo para conseguir nuestros objetivos y a creer en

nuestras posibilidades.

Los profesores afectan a la eternidad; nadie puede decir donde se termina su influencia.

(Henry Brooks Adams)

Por tu implicación con los alumnos, para ti, solo tenemos palabras de agradecimiento, admiración y respeto.

Adrián Serrano Gómez

La primera vez que vi a Don Alfredo fue justo al pasar de camino a la clase donde se hacía tenía mi presentación de 1º de E.S.O. Ví como explicaba a sus nuevos alumnos como sería ese año, pero fue momentáneo porque pasé enseguida de largo, pero en ese momento ya me pareció del tipo de profesor que tú dices: ¡este profesor tiene que ser bueno!

La verdad es que no me equivoque, porque al día siguiente ya tenía mi primera clase con él y la segunda impresión fue mejor que la primera. Don Alfredo ha sido el único profesor que de verdad me ha hecho trabajar duro con las matemáticas, una asignatura que hasta día de hoy sigue dándome muchos problemas, pero con el eran mucho más fáciles.

Cuando acabé 2º de E.S.O ya dejó de darnos clase y pensé lo que pasa con todos los profesores, que cuando pasaran un par de años ya seríamos solo unos antiguos alumnos suyos. Pero no fue así porque él era el padre de uno de mis amigos de toda la vida.

Así que puedo decir que con don Alfredo he compartido algo más que las matemáticas, ya que he tenido el gusto de poder almorzar con él, hablar de otros temas a parte de los del instituto, nos ha llevado a mis amigos y a mí a cumpleaños cuando éramos más pequeños y un larguísimo etc. Y creo que eso es algo que no todos sus alumnos tienen la suerte de poder decir porque, aparte de profesor, Don Alfredo es una persona 10 y lo más parecido a un padre en los 6 años que estuve en el Pablo Neruda.

Y para terminar por fin:

¡Don Alfredo un Abrazo grandísimo y espero que disfrutes muchísimo de la Jubilación, que el descanso te lo tienes más que ganado después de aguantarnos a todos nosotros y a los que han venido antes y después!

Alberto Romeu Oliveira

Mi tío Alfredo ha sido uno de los mejores profesores que he tenido, nos enseñaba a comprender las matemáticas y a hacerlas un poco más fácil para todos, era uno de los profesores más responsables que he conocido y

sobre todo, lo que más aprecio de él, es que quería a sus alumnos, que para

él eran lo más importante de todo.

AnaAnaAnaAna CamachoCamachoCamachoCamacho SantosSantosSantosSantos

¡¡Que buenos recuerdos tengo de tus clases!!

Esos kilos de frutas y papas para tus explicaciones, esas tizas que se suicidaban o los chistes que contabas cuando veías que estábamos un poco “espesitos” para hacerlas más amenas…

MUCHAS GRACIAS POR TODOS LOS MOMENTOS Y DISFRUTA DE TU JUBILACIÓN.

ana.camacho.acs@gmail.com

Carlos Castro Rey

- Un número del 1 al 4

- El -3

- ¡

- ¿Qué día es hoy?

- 15

- El 15 de la lista

Te tocó

!

Y otras formas para salir a la pizarra.

Gracias por todos los años de trabajo, por hacer que las matemáticas sean más amenas para la gente y sobre todo por ayudarme personalmente en estos días. Un abrazo.

Fernando Martín Pazo

Utilizaste las matemáticas como medio para enseñar valores y hacernos grandes personas. Siempre desde el respeto y con una sonrisa en la cara, hiciste que nuestro paso por el IES PABLO NERUDA empezara de la mejor manera. El gran docente es aquel que marca un antes y un después en la vida de sus alumnos, y por el que aunque pasen los años siempre permanecerá en el recuerdo. Ahora termina tu etapa de docente, pero no es motivo de tristeza.

NO ESTÉS TRISTE PORQUE ACABE, SE FELIZ PORQUE SUCEDIÓ. Gracias por todo"

IsabelIsabelIsabelIsabel MaríaMaríaMaríaMaría GonzálezGonzálezGonzálezGonzález CaravacaCaravacaCaravacaCaravaca

Gracias por todo lo que me has enseñado, por estar con nosotros ayudándonos desde el primer momento en el que llegamos, por tu cariño y por apoyarnos siempre cuando lo hemos necesitado. Gracias por no haberme olvidado y por alegrarte tanto cuando nos volvemos a ver. Siempre serás para mi Don Alfredo.

Francisco Javier Bayo Polo.

Bueno qué decirle, usted siempre ha sido un referente para todos los que llegan al instituto y están un poco perdidos.

Por si no lo sabe, todos veíamos en usted un gran apoyo, una PERSONA en la que confiar, mucho más allá de un profesor, que se limita a dar las clases como un simple robot. Usted era todo lo contrario, más allá de sus clases lo que le diferenciaba de los demás era su carácter humano. Quizá por eso hoy le estemos haciendo esta pequeño dedicatoria, para premiarle por su personalidad, totalmente acertada, al menos en mi opinión, con sus alumnos. Además por supuesto de la forma de impartir su materia (las “dichosas” matemáticas).

Un abrazo y espero que todo le vaya bien, DON Alfredo.

JoséJoséJoséJosé ManuelManuelManuelManuel CamachoCamachoCamachoCamacho ManfrediManfrediManfrediManfredi

Gracias su enseñanza y por hacer las matemáticas divertidas y fáciles (aunque luego mis limitaciones fueran mayores jeje). Pero no sólo nos enseñó matemáticas: nos enseñó que el 'Don' es un título que tiene mucha importancia, nos enseñó a respetar y nos enseñó a saber reír cuando hay que reír y a estar serios cuando la situación lo requiere.

Gracias por ser un grandísimo profesor que me ayudó en muchos aspectos importantes, gracias por su dedicación, por su esfuerzo, por el saber estar. Gracias por el ánimo que ponía en cada clase, en cada cosa que hacía, me ha ayudado a ser un poquito mejor persona. Marcó un punto importante en mi vida y se lo agradezco con esta humilde prosa y con este humilde pero sincero GRACIAS. Ahora a descansar y a disfrutar de la vida, que se lo merece.

Atentamente y con todo el cariño del mundo.

Marta Estévez Martin

Dicen que la mejor admiración es la sabiduría que nos permite construir los espejos donde algún día deseamos vernos reflejados, por eso me gustaría darte las gracias por agarrarme de la mano desde mis primeros comienzos y enseñarme esa sabiduría que hoy me permite seguir avanzando.

Gracias también porque aunque sé que estábamos lejos siempre en los problemas estabas a mi lado, y lo más curioso es que sigo sintiéndolo. Quizás GRACIAS sea una palabra muy pequeña para resumir y demostrarte todo, por eso prefiero decir que te ADMIRO. Aun así, gracias por darme un abrazo con tantas ganas cada vez que me ves. Para mí siempre serás Don Alfredo porque el “Don” lo tienes muy bien merecido y lo dice todo.

Mrtk91@hotmail.com

Blas Monje y Rocío Rodríguez

Querido Don Alfredo:

Nos hubiese gustado poder acompañarle en este día tan importante, pero ya que no es así, al menos queríamos estar presente mediante esta carta.

Empezaremos dándole las gracias por todo lo que nos ha enseñado ya no sólo a nivel educativo sino como persona. Todos los profesores son importantes a lo largo de la vida de un estudiante pero, sin duda, los primeros que uno tiene son los que más huella dejan, los que más influyen, los que nos enseñan las herramientas básicas a partir de las cuales seguir nuestra formación. Los que más se quieren.

Para empezar un gran proyecto hace falta valentía, y para terminarlo, perseverancia. Y esas dos virtudes se han reunido en usted, que ha demostrado que, si bien no es fácil ser profesor en los tiempos que corren, uno puede desempeñar este trabajo a la perfección y hasta hacerse querer por los alumnos, e incluso por muchos de los padres.

Es triste la idea de partir, pero a todos nos llega el momento de decir adiós, nosotros no queremos decirle adiós sino un hasta luego y desearle que su nueva etapa sea tan buena como la pasada.

roropri.rr@gmail.com

Peña Álvarez Rodríguez (Madre de Blas Monje, 1975)

Yo me remonto al pasado imagino que no podrás evitar pensar en él. En el Colegio Puebla de Guzmán donde empezaste tu largo camino recordar todo lo vivido, todas experiencias ganadas, pues tú como maestro igual aprendiste de nosotros.

Es un

placer que mi maestro de matemáticas haya sido el mismo para

mis

hijos.

Le deseo todo lo mejor en su nueva etapa.

Cristina López Calderón y MªIsabel López Calderón

Seguro que de nosotras también te acordarás y queríamos estar en este homenaje. Nosotras no sólo te tuvimos que aguantar a ti sino también a tus dos hijos. Fuiste uno de los pocos profesores que nos hacía sentarnos antes de que entraras, al principio eras uno de los más temidos y estrictos, pero te has convertidos en uno de los más queridos por tod@s. Te deseamos lo mejor, un abrazo

La_lope_5@hotmail.com

Vanesa Haro Grande

Estimado Don Alfredo:

Le dedico estas palabras para agradecerle su excelente labor como profesor y

también, como amigo, por todo lo que ha hecho por nosotros. No sólo nos ha

enseñado matemáticas de la manera más divertida, además, nos ha educado

para la vida.

Personalmente, no olvidaré todos los gestos que tuvo conmigo para

ayudarme a vencer mi timidez, haciéndome ver qué puedo hacer todo lo que

me proponga, y porque con cada pequeño paso que daba, usted lo valoraba y

me animaba.

Con mucho cariño de una alumna en la que ha dejado huella, le deseo lo

mejor en su nuevo camino.

Angie Candón Rodriguez

Generosidad, compromiso, amabilidad, paciencia y alegría son palabras que definen a un gran profesor, y aún mejor persona.

angiecandonr@hotmail.com

Alberto Vera Carreño

Querido Alfredo:

Todos los alumnos querríamos agradecerte el esfuerzo que has impuesto en nuestra enseñanza. Contigo hemos aprendido, no sólo lo escrito en los libros, sino el modo en que con una sonrisa todo parecía mucho más fácil, nos has enseñado a ser respetuosos y a saber manejarnos por el mundo.

Muchas gracias por haber hecho de nosotros unas buenas e inteligentes personas, y recuerda que aunque no estés presente impartiendo educación, ya tienes una parte de nuestro cerebro ocupado para siempre, porque los momentos buenos no se olvidan nunca.

En nombre de todos nosotros le agradecemos su esfuerzo por brindarnos sus conocimientos que nos ha enseñado a lo largo de este tiempo y le agradecemos la paciencia que nos tuvo cuando no comprendíamos algo, gracias. Y ahora estemos donde estemos siempre tendremos en mente lo que no ha enseñado como maestro y como persona. Porque no todos los maestros sirven para impartir y educar, no es una tarea fácil y eso depende de la manera de ser de la persona.

Muchas gracias por todo Alfredo, un gran abrazo

Alejandro Fernández Cabaco

Se dice que educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía, y eso es lo que todos que hemos tenido la suerte de coincidir contigo hemos experimentado desde pequeños desde el primer año de instituto, supiste sacar lo mejor de cada uno, de motivarnos a todos y hoy día lo que somos es seguro en parte a tu granito de arena, a lo que nos enseñaste, no sólo dentro del aula que fue bastante sino también fuera de ella. Porque si dentro de ésta fuiste un ejemplo fuera supimos como eras realmente, una excelente persona que se preocupa por todo y todos, siempre con una sonrisa en la cara y dispuesto a lo que sea por ofrecer ayuda a quien lo necesitase. Es por eso que te deseo lo mejor de ahora en adelante y que descanses porque te lo mereces.

Un abrazo y seguro que nos vemos pronto

AnaAnaAnaAna RomeroRomeroRomeroRomero BarralBarralBarralBarral

Algunos profesores simplemente van y vienen otros, en cambio, te enseñan algo más que matemáticas y dejan su huella allá donde van. Tú eres uno de ellos.

Muchos besos para el “papá” del Pablo Neruda

Claudia Ruiz Sánchez

Ahora desde más lejos entiendo que te debió costar mucho hacer que aprendiésemos esas cosas raras de los números y las cuentas, pero lo conseguiste. Hiciste que las matemáticas fuesen más sencillas para mí. Son muchos los recuerdos que tengo de tus clases, pero hay uno que siempre recordaré y es que nos enseñaste a ser constantes y trabajadores. Gracias Don Alfredo.

claudia.ruiz.92@gmail.com

Laura Villoria García

“Los profesores afectan a la eternidad; nadie puede saber dónde termina su influencia.”-

Henry Brook Adams.

Gracias por hacerme perder el miedo a las matemáticas y que todo parezca más sencillo y divertido. Muchísimos besos.

Natalia Romero Muñoz

Recuerdo todavía las primeras clases de Matemáticas, esa presentación en la que hicimos cálculo mental y me asusté. Poco a poco el miedo fue desapareciendo al ver que te preocupabas por tus explicaciones e incluso tenías la habilidad de hacernos reír mientras dabas tus clases, eras especial. Cito textualmente algo que siempre he dicho: ‘’ Gracias a Don Alfredo me encantan las matemáticas’’, por todo el esfuerzo que te ha supuesto prepararnos para Thales, por hacerme disfrutar de esta asignatura como si de un juego se tratase y sobre todo, por las ganas que tenías de enseñar, siendo sin duda éste el camino principal para que te recordemos con tanta alegría.

Gran trabajador, participativo, activo, buenísimo profesor y sobre todo, buenísima persona, incluyendo aquí todos los momentos del ámbito personal en los que nos has ayudado.

En mi memoria quedarán recuerdos como: ‘’aquí no semos tontos’’, ‘’la cuenta de la vieja con el ‘kilo papa’ para aprender la regla de tres’’,’’ la tiza se ha ‘suicidao’’, y muchos momentos más.

Espero que esta nueva etapa sea igual o mejor que la que acabas de pasar y que te sientas muy orgulloso por el trabajo que has realizado, ya que nosotros nos sentimos muy orgullosos de ti.

NataliaRM92@gmail.com

Juan Ildefonso Romero Carrasco

Quería sumarme muy gustosamente al sencillo y emotivo acto de homenaje a D. Alfredo González Mora, con motivo de su jubilación, agradeciéndole, los años dedicados a la labor de educar a mis hijas (Natalia y Luisa).

El mero hecho de dedicarse a una profesión, cualquiera que sea, ya es algo digno de halago, pero si además esta ocupación es la de maestro, la admiración se engrandece. Utilizo la palabra maestro porque es así como me gusta decirlo, un término felizmente recuperado más profundo y afectivo que el de profesor. Maestro es el que deja huella y tú, sin duda, la has dejado, pero no solo en mis hijas como sería lo lógico, también en toda la Familia Romero-Muñoz.

Intuyo que te encontraras satisfecho, contento, entre otras razones por ser consciente del deber cumplido. Imagino que no podrás evitar bucear en el pasado: recordar episodios buenos y menos buenos, pues de todo habrá habido en estos años de magisterio. Afortunadamente la memoria es muy selectiva y tiende a recordar los acontecimientos más gratificantes y a olvidar los más desagradables.

El presente está aquí: vívelo

con intensidad

y disfruta de esta larga y

nueva etapa de ocio y tranquilidad que se abre ante tí.

Valga este pequeño homenaje que se te hace como un testimonio de gratitud por tu dedicación a la enseñanza.

Gracias una vez más por tu ejemplo y enhorabuena por la jubilación.

Un padre agradecido.

Cristina Hernández

No sé si la primera persona del plural del verbo ser es somos o semos (como tantas veces nos has dicho de broma), ni si el chiste que una vez nos contaste de unas personas intentando apagar una vela soplando, acabó finalmente apagándose con los dedos. Si hay una cosa que tengo clara, es que por mí han pasado muchos profesores y aún tendrán que pasar muchos más, pero sólo unos pocos quedarán en mi recuerdo, sólo los mejores, y entre ellos estás tú. Gracias Don Alfredo.

cristhernandez@hotmail.com

IreneIreneIreneIrene GálvezGálvezGálvezGálvez

por hacerme

ver las matemáticas como una disciplina, un arte y un

juego. No sólo nos enseñó matemáticas, sino además

disciplina, respeto, orden y paciencia. Lo que más me

sorprendió siempre de usted es que era capaz de enseñar

"Como un mago de los números

gracias

incluso a aquellos que no querian aprender." Nunca me

olvidaré de usted.

irene.galvez.92@hotmail.com

Javier Rodríguez Hernández

Los mejores profesores son aquellos que enseñan al alma, son aquellos que enseñan con la experiencia y no con un método. Sobre todo, son aquellos que antes de ser maestros son amigos.

Al maestro que nos enseñó aparte de las matemáticas a ser alguien en la vida, que nos apoyó en todo momento, que nos llamó la atención cuando fue necesario, nos enseñó a respetar a todas las personas que nos rodean, nos enseñó a que siempre será nuestro amigo y podremos contar con él, cuando lo necesitemos. GRACIAS ALFREDO.

javi-92-@hotmail.com

ManuelManuelManuelManuel EstévezEstévezEstévezEstévez

A lo largo de la vida, uno se cruza con muchos maestros y profesores. Algunos se olvidan, muchos se recuerdan vagamente y otros, sin embargo, dejan huella por una razón u otra. En mi caso particular, no tuve la oportunidad de tenerte como profesor de matemáticas durante un curso, apenas recibí cuatro o cinco clases tuyas para unas "Olimpiadas Matemáticas" a las que ni siquiera pude asistir.

La cuestión es que, gracias a esto, pude conocer la otra faceta de "Don Alfredo" en el instituto. La del colaborador, la del Alfredo "echao' pa' lante" y organizador de eventos en los que tuve la suerte de participar. ¿Y por qué no decirlo? La faceta de padre de un amigo, que también es digno de mencionar.

Por ello, y por ser uno de los profesores innegablemente más populares en la historia reciente del I.E.S. Pablo Neruda, te mereces este reconocimiento.

¡Un abrazo!

Maxi Toriz Morales

Querido Don Alfredo quisiera agradecerte tu esfuerzo y dedicación durante los años que fui alumno tuyo, y no solamente por tu labor docente sino por preocuparte de que me sintiera a gusto con mis compañeros en todo momento.

Muchísimas gracias por brindarnos tus conocimientos y por la paciencia que tuviste cuando no comprendíamos algo o cuando teníamos mal comportamiento, sin olvidar que has puesto tu granito de arena para que sea mejor persona.

Gracias por cruzarte en mi camino y por enseñarme valores que jamás olvidaré.

maxito_92@hotmail.com

Pablo Belda Simó

Querido Don Alfredo:

No sé por dónde empezar…, han sido tantas horas compartidas que es difícil expresar en pocas palabras las vivencias que hemos compartido.

Siempre estabas ahí: en los momentos buenos (fiestas, chistes y hasta en las OLIMPIADAS) y en los momentos menos buenos (alguna que otra regañina a algún que otro alumno).

Sabes que contigo no sólo he aprendido matemáticas sino que también he entendido y compartido momentos que si no hubiera sido por tu insistencia tal vez no hubiera vivido, el último que recuerdo fue la cena de despedida del Instituto.

Y ahora que empiezas una nueva vida te deseo que sea más tranquila (ya no te daremos más la lata con el “teorema de Pitágoras”) y que disfrutes de lo que más te guste sin limitaciones.

¡Eres único Don Alfredo, más que La Casera! (lo del sentido del humor también lo aprendí de ti), así que ENHORABUENA por tu nueva situación:

APROVÉCHALA.

pablobs250893@gmail.com

Padres de un alumno (Pablo Belda)

La sabiduría es la base de la sociedad , pero no todos los que la poseen la saben transmitir y ese Don lo tienen pocas personas .Por eso te llaman profesor, maestro, pero tu mejor virtud es ser PERSONA, la persona que eres, con los valores que transmites a tus alumnos, porque contigo han aprendido tela de matemáticas (no han tenido más remedio), pero lo más importante es que han aprendido a vivir y a afrontar la vida con los valores que les has inculcado.

Y es ahora, cuando estás a punto de empezar una nueva etapa en tu vida cuando no podíamos dejar de agradecerte tu profesionalidad y entrega y de desearte lo mejor para ti y los tuyos.

Pedro Barragán Ramos

Elige un número del uno al tres,,, da igual cual elijas porque te va a

tocar…

e tocó, te tocó ser un profesor excepcional para mí y para muchos por el interés y dedicación que has demostrado a lo largo de los años, combinándolo con él poder de que los alumnos atendiesen (tirando tizas…) y que las clases pareciesen que durasen minutos.

Pero si hay algo que destacar sería lo extraordinaria persona que eres, siempre sonriendo y haciendo bromas, ofreciendo ayuda, invitando a charlar y un sin fin de características realmente buenas que quedaría muy remilgado decirlo.

Así es que te deseo lo mejor en esta nueva etapa. Un abrazo.

GloriaGloriaGloriaGloria SorianoSorianoSorianoSoriano PalomoPalomoPalomoPalomo

Gran persona. Así es como te calificaría antes que como gran profesor. Y es que sin

esa cualidad no podrías habernos enseñado tanto como lo has hecho.

Las personas marcan nuestras vidas por la influencia que éstas tienen sobre

nosotros. Te aseguro que no puedes quejarte, ya que de entre todos los profesores

que hemos tenido y los siguientes que han de venir, sin ninguna duda siempre

estarás entre los mejores.

Has sabido enseñar matemáticas, aquella ciencia de la que tantos y tantos niños

quieren echar a correr. Pero quizás ésta no haya sido una de tus mejores

enseñanzas, porque también has ayudado a los demás, te has preocupado por todos

y cada uno de tus alumnos y has transmitido respeto. Enseñar, ayudar y respetar,

¡qué tres grandes palabras para una gran profesor y una mejor persona!

Por último solo me queda agradecerte tu trabajo. Tienes la suerte de que no todos

los profesores pueden presumir de tener tantos alumnos que le admiren, así que

disfrútalo, porque tú te lo has ganado.

Álvaro Aranda López

Alumnos como yo le recordaremos siempre como uno de mejores profesores que hayamos tenido a lo largo de nuestra vida debido a su fascinante y completa entrega a la enseñanza. Gracias por habernos hecho trabajar desde el primer día, esfuerzo necesario para el resto de nuestros días.

al-que_timada@hotmail.com

AnaAnaAnaAna MaríaMaríaMaríaMaría DomínguezDomínguezDomínguezDomínguez PPeñaPPeñaeñaeña

Siendo sincera no sé por dónde empezar, hay tantas cosas que transmite como profesor y como persona que es muy difícil ponerlas sobre papel, pero bueno, voy a intentarlo. Usted, y le llamo de usted porque es como le hemos llamado padres y alumnos desde que le conozco, es el mejor ejemplo que cualquiera que se dedique o quiera dedicarse a la enseñanza debería seguir. Nunca he visto a nadie al que le gustara más su trabajo y disfrutara con él, que se implicara, tanto en el suyo como en aquel que nadie quería hacer y que siempre motivara de alguna manera u otra a cualquier alumno para cumplir sus objetivos. Creo que todo el Pablo Neruda o al menos el que yo conocí, estaría de acuerdo conmigo en decirle que todas las actividades extraescolares se llevaron a cabo por usted junto con algunos otros profesores, aunque Don Alfredo y Concha siempre fueron los más sonados.

Es paradójico pensar cómo podía ganarse el respeto de todos siendo a la vez un buen profesor y una buena persona, que nos ayudaba en todo momento, nos educaba, nos enseñaba y nos lo hacía pasar bien con su asignatura. ¿Cómo es posible que alguien tuviera ganas de tener matemáticas? Pues sí, usted lo consiguió siempre. Bueno, sólo me queda darle las gracias por ser como es; por estar siempre apoyando a todo aquel que lo necesitaba, por ponerse, aunque siempre salvando las distancias, en nuestro papel y entendernos, por ayudarnos a ser mejores personas y hacernos disfrutar en clase, por acompañarnos a viajes y a donde ha hecho falta.

Espero que no pierda nunca las ganas de seguir enseñando y que los alumnos que le han conocido y que vayan a ser futuros docentes hayan sacado de usted todo el provecho que tiene porque es mucho. También espero que se haya retirado con buen sabor de boca porque puede estar orgulloso de su gran labor como profesor.

Saludos de una alumna contenta por haberle conocido, Ana María Domínguez Peña o como alguna vez me ha llamado, Manoli 

JulioJulioJulioJulio GarcíaGarcíaGarcíaGarcía Pérez.Pérez.Pérez.Pérez.

Mis más sinceros agradecimientos a un profesor que siempre disfrutó con su trabajo. No recuerdo el temario de matemáticas del primer ciclo de la ESO, pero sí los positivos que me exigían trabajar en casa, que las clases sólo acababan cuando todo quedaba explicado, las manualidades" que nos ayudaban a entender la geometría y sobre todo los valores que nos aportó. Usted nos conocía a todos y estaba ahí cuando no tenía por qué estar.

Su docencia me educó como persona e incluso despertó mi interés por las ciencias para hoy ser estudiante de ingeniería en la universidad. Le deseo lo mejor.

jugape_@hotmail.com

Eduardo Sánchez Ferrer

Divertido y estricto, cualidades que hacen de un profesor el mejor de todos y que a los alumnos nos entren ganas de estudiar, no solo porque si no llevas los ejercicios hechos te ponían un negativo, si no porque contigo las matemáticas molan.

edukenobi@hotmail.es

Carmen Romero Barragán

Queridísimo maestro Don Alfredo. Me dio clase en 2º de ESO. Sólo un curso, sí. Pero fue suficiente para que yo agarrara las Matemáticas con ganas, para que empezara a comprenderlas. Y eso tengo que agradecérselo a usted. Recuerdo cómo tenía ganas de que me diera clase, ya que mi primo, Sergio Betanzos, se encargó de hablarme de su forma de enseñar. Yo era un bicho, pero en sus clases no tenía más remedio que estarme quieta (usted se encargaba de ello),y, la verdad, mejor, pues así sí podía seguir la clase y las matemáticas me iban resultando menos difíciles. Recuerdo como si fuera ayer la obligación de escribir los enunciados de los ejercicios en rojo, y por supuesto, con letra clara (¡y cómo me costaba!). Recuerdo cómo cuando, si no lo hacía, cuando llegaba el día en el que usted revisaba los cuadernos, llegaba también un reproche, y una mala nota. Recuerdo cómo tiraba la tiza a cualquier alumno que se despistara, y cuando le decía a alguno que eligiera un número, que si acertaba, corregiría los ejercicios y, curiosamente, todos acertaban siempre. Siempre con esa cercanía tan suya para con sus alumnos… Son recuerdos muy buenos de un año genial, recuerdos que guardo con muchísimo cariño, con el mismo cariño con el que le recuerdo a usted.

Fue un gusto ser su alumna, y poder asistir a sus clases, no me queda más que darle las gracias, eterno DON Alfredo.

cvespabarragan@gmail.com

Francisco J. Valdayo Vicente

Muy buenas, cuánto tiempo, Don Alfredo González. Querría ante todo agradecer y reconocer el trabajo hecho a lo largo de una extensa vida laboral dedicada a la enseñanza. Y a la educación, lo cual es mas difícil. Puedo decir que tengo la suerte de haber contado con usted entre las personas que me aportaron tanto conocimiento como enseñanzas prácticas para la vida. Y escribiendo esto me viene a la mente como hace poco recordaba con mi madre los profesores que recordaba de una manera más afectiva y con mayor gratitud y reconocimiento. Conté tres, entre ellos usted. Por su interés por nosotros, sus ganas de trabajar y de enseñar, su energía, sus bromas, la cercanía, las regañinas cuando era necesario, las excursiones, las lecciones, el pararse ha preguntarnos cómo nos iba cuando nos veía, y un largo etcétera. Por esto mismo, darle las gracias una vez más en mi nombre y en el de todos, y recordarle el buen recuerdo que nos llevamos de usted.

Un muy fuerte abrazo caballero y gracias por todo.

fjw_93@hotmail.com

GabrielaGabrielaGabrielaGabriela CamaydCamaydCamaydCamayd GonzalezGonzalezGonzalezGonzalez

Ha sido un placer compartir con usted los años de

instituto. Para muchos de nosotros y en especial para mi

usted ha sido mucho más que un profesor, ha sido un amigo

y un apoyo muy importante. Nunca olvidare la confianza

que puso en mi y todo el ánimo y empeño que puso en mi

para que me presentara al concurso de thales. Sin duda me

llevo un recuerdo muy especial. Sé que en usted siempre

voy a tener un amigo.

Un saludo y un abrazo muy fuerte.

gabicamayd@gmail.com

Manuel Jesús Acedo Vázquez

Simplemente darle las gracias a un profesor que durante mi vida como alumno de la ESO ha sabido apoyarme, motivarme e indicarme cuales eran los caminos que debía seguir en cada momento, a una persona que más que un profesor ha sido un amigo para todos. Con mucho cariño y los mejores deseos.

acedo12@hotmail.com

ManuelaManuelaManuelaManuela ÁlvarezÁlvarezÁlvarezÁlvarez TorrescTorrescusaTorrescTorrescusausausa

Ya antes de entrar en el instituto había oído hablar de un profesor muy carismático llamado Don Alfredo, al principio el Don hacía pensar que fuese una persona temida por los alumnos pero nada de eso me encontré mi primer día de instituto, un profesor atento, bueno en pocas palabras un profesor mucha vocación, se hizo respetar entre los peores alumnos de clase, todos estaban encantados con el y estoy segura que lo siguen estando los últimos que han podido saborear una clase con Don Alfredo, sin duda alguna pienso que se jubila uno de los mejores profesores que han podido pasar por el instituto Pablo Neruda, nunca podrá ningún otro profesor sustituir tu manera de enseñar, tu delicadeza, bromas y tu dedicación por y para los alumnos.

Viajes juntos también hemos realizado y momentos inolvidables donde siempre te sacaba a bailar sevillanas en aquellos pinos de aljaraque…

Sí una maravillosa persona y profesor, un abrazo y te deseo lo mejor en esta nueva etapa de tu vida, eres un buen ejemplo para la enseñanza.

manuela.torrescusa@hotmail.com

SergioSergioSergioSergio BetanzosBetanzosBetanzosBetanzos BarragánBarragánBarragánBarragán yyyy PabloPabloPabloPablo DíazDíazDíazDíaz ReyesReyesReyesReyes

Querido Alfredo, o como todos te conocíamos, don Alfredo. Queremos darte las gracias por ser más que un profesor para nosotros, porque siempre hemos podido contar contigo para cualquier problema.

Recordamos todas esas clases que solo tu sabías dar, esos sacos de "papas", la

son momentos que nunca olvidaremos. Solo queda

decirte que te deseamos lo mejor.

cuenta de la vieja

Belén González Castilla

Nos enseñó la base sobre la que muchos de nosotros nos apoyamos; y no me refiero a las matemáticas sino a la de nuestras vidas. Gracias D. Alfredo por permitirnos conocerle y regalarnos en cada una de sus clases grandes valores que nos semejan a usted: grandes personas.

belengonzalezcastilla@gmail.com

Javier y Patricia Fuentes

¡Gracias por haber sido siempre tan cercano a nosotros, por haber estado ahí dispuesto en todo momento a ayudar. Fuiste una influencia muy positiva!!! Un abrazo de los hermanos Fuentes

Paola Sanz Ramos.

Querido e ilustre profesor Don Alfredo, querido e ilustre por ser un gran docente en la disciplina que consideré toda mi vida la más difícil, y que usted me dibujó menos odiosa, lo que aún lo hizo más querido.

Recuerdo con mucha frescura sus clases, sus métodos, e incluso el olor de sus libros ya que no me quedaba otra que percibirlo cuando me acercaba innumerables veces a su mesa para resolver tantas dudas. Recuerdo el instituto con mucha frescura si, y también quienes eran los profesores que lo hacían ser (para mí al menos) el mejor instituto de la ciudad, formando usted parte con mucha diferencia.

Era usted como yo lo recuerdo un alumno que sabía mucho, porque usted no era solo profesor. Se volcó en mí en lo que fue necesario y me ayudó, me ayudó con matemáticas y me ayudo en mi crecimiento como adolescente, al igual que se volcó en muchos otros alumnos y compañeros provocando en todos nosotros un enorme respeto y cariño de esos que se provocan en corazones aún inexpertos y mentes viajeras propias de los doceañeros.

Sus clases eran veloces de lo que embaucaban y eternas de lo que cundían. Don Alfredo, sepa usted que un alumno despierto aunque se le resista la materia es capaz de percibir la vocación de un profesor que pone tanta dedicación en querer a sus alumnos como algo familiar, en el interés y la comprensión que ha demostrado tantas veces que puede que no sea consciente de lo mucho que enriquece el espíritu de una persona a medias que algún dia será persona

Puedo decir con la boca llena y el pecho colmado de orgullo que Don Alfredo ha formado parte de mi educación aunque haya sido durante solo algunas horas a la semana durante algunos años. Sepa que yo soy todos los alumnos y usted está en todos nosotros como marca de ejemplo y como profesor impecable, afable hasta el día mas gris, franco y con carácter firme como las personas inteligentes y de corazon grande. Gracias por su semilla y su tiempo, que es al final del camino lo que a uno se le queda en las manos. Le deseo toda la suerte y la felicidad que ha regalado al mundo, y le aseguro que es mucha.

Un abrazo enorme para el profesor más sabio que tal vez haya conocido en mi vida.

Cinta Fragoso

Llegaste a nuestras vidas como un soplo de aire fresco por tu juventud, simpatía y ganas de enseñar, desde el primer día formaste parte de nuestra gran familia y te integraste como uno más de nosotros.

El primer día que llegaste, a todos nos causaste una gran impresión, ya que eres un profesor con aspecto físico estricto y serio y pensábamos que nos harías difícil más de lo que era las matemáticas pero resultó todo lo contrario, eres un excelente profesor y GRAN persona . Tú has compartido con nosotros en ros excursiones como cuando fuimos a Francia, a París con Concha y Maite de francés que no olvidaré nunca.

Queríamos darte las gracias por la ayuda que nos has brindado para enseñarnos con mucha paciencia e ilusión en esta difícil tarea que es la enseñanza, y sobre todo las matemáticas ja ja ja ja. Te deseamos de todo corazón que tengas mucha suerte en la vida, porque vales mucho como profesor y sobre todo como persona.

Estudiar no es algo fácil y muchas veces puede resultar aburrido, pero gracias a ti y a tu forma de pensar y darnos las clases, se ha convertido en una nueva aventura a realizar cada día, gracias a ti me despertaba con ganas de aprender algo más y algo nuevo. Gracias a ti, no he salido ni un solo día del colegio sin aprender algo nuevo. Tú me has enseñado a vivir las clases con una sonrisa de oreja a oreja, ya que las hacías suficientemente amenas como para estar deseando que tu clase llegara o que la misma no acabara.

Te queremos dar las gracias por habernos enseñado que la enseñanza, y en especial, las matemáticas lógicamente, no se aprende sólo a través de los libros, tú nos has enseñado que se puede transmitir a través de la diversión, GRACIAS POR TODO LO QUE ME HAS BRINDADO EN LOS AÑOS QUE ME HAS DADO CLASE EN SECUNDARIA.DE TODO CORAZÓN MIL GRACIAS. Me da una pena inmensa que te vayas, por que se te echará muchísimo de menos no solo en las clases sino también en los pasillos, es más en todo el instituto. Tu alumna Cinta Fragoso te desea lo MEJOR en la vida porque te lo mereces más que nadie. Espero verte pronto y al menos tener un cierto contacto

Hoy no va a ser uno de esos días que me dé por escribir porque ¿para que mil palabras si con cuatro bastan? JAMÁS SE TE OLVIDARÁ.

cintafragoso94@gmail.com

Rocío Cárdenas Egea

Estudiar no es algo fácil y suele resultar aburrido, pero tú has sabido hacer fácil lo difícil; has sacado siempre la mejor de tus sonrisas, te has preocupado por cada uno de nosotros, nos has animado a seguir adelante para alcanzar nuestras metas. Por eso y por estar siempre ahí para nosotros, gracias Don Alfredo.

rocio.ce94@hotmail.com

PeñaPeñaPeñaPeña MonjeMonjeMonjeMonje

Una persona que aparte de ejercer su profesión, la hizo de la mejor manera posible, que se implicó de lleno en cualquier problema que tuvimos. Una persona que no dudaba en sacarte su mejor sonrisa por los pasillos, que a pesar de que el tiempo pasara, siempre estaba ahí para interesarse por ti y decirte las palabras adecuadas que te daban el impulso para continuar.

Gracias por enseñarnos algo más que matemáticas.

pma_huelva_94@hotmail.com

Irene Menéndez Gil

¿Cree que su jubilación significará su olvido? y un jamón con chorreras! Los grandes profesores hacen grandes a sus pequeños alumnos.

irenemenendez94@hotmail.com

Manuel Álvarez Mora

Dear Don Alfredo.

Le escribo esta pequeña dedicatoria, ya que pienso que se la tiene mas que ganada por todos los años de clase que lleva a sus espaldas y por la particular forma de enseñarque tiene, siempre intentando hacer reir y consiguiendo hacer las clases lo mas amena posibles.

Decirle que ha sido uno de los mejores profesores que he tenido y de los que mas he aprendido. Sin duda me hizo inclinarme mas por la rama de las ciencias que por la de las letras.

También recordar el primer viaje a Francia al que nos acompaño. Me lleve muy buenos recuerdos de ese viaje, ya no solo por ser mi primer viaje a Francia, sino también por lo bien que nos lo hacia pasar en el salón del albergue o a cualquier lugar al que fuéramos.

Una pena que se jubile, ya que se jubila un gran profesor y mejor persona.

manuel_1994_12@hotmail.com

Casandra Xia

Un año fue el que pase junto a usted y tengo claro que fue uno de los mejores por mi paso por el instituto. Usted se marcha pero el recuerdo suyo, de uno de los mejores profesores que ha podido dedicarse a la enseñanza, siempre se quedará con nosotros. Agradecerle, no solo su forma de enseñar si no su manera de ayudarnos y de hacernos ver las cosas más fáciles. Solo decirle que se ha ganado el cariño de todos los alumnos del centro por su encanto y simpatía y que para muchos ha sido más que un profesor. Desearle suerte y espero volver a verle pronto. Muchos recuerdos Don Alfredo.

casandra.x.j@gmail.com

NoeliaNoeliaNoeliaNoelia FragaFragaFragaFraga HernándezHernándezHernándezHernández

Don Alfredo solo decirle que ha sido el mejor profesor de

matemáticas que he tenido, que le quiero muchísimo y que

nunca le olvidaré.

Lourdes Núñez

Profesor, decirle que solo hemos ido a un par de excursiones juntos, pero todos sabemos que siempre ha sido, es y será uno de los pilares fundamentales del equipo de profesores de este centro, y que el tiempo pasa y todo cambia, menos los recuerdos, y eres experto en hacer que nadie te olvide. Te deseo mucha suerte y que todo te vaya bien :) un abrazo.

Mª del Mar Alarcón

Para Alfredo, que aunque nunca haya tenido el placer de tenerte como

profesor, he podido disfrutar de tu compañía en los viajes que tantos

buenos momentos y tantas risas han provocado.

Te deseo todo lo mejor, un gran beso.

Paula López

Sin importar el tipo de alumno, siempre nos has brindado una palabra de apoyo, seguida de ese guiño de ojo tan tuyo.

soyunapaula@hotmail.com

Cristina Romero Castilla

''Nunca conoceremos a un profesor como tú''

Paula Sayado Jimenez

''Siempre te recordaremos como el mejor profesor de matemáticas''

paulasayago1995@gmail.com

Alba Sayago Jimenez

Eres unos de esos profesores que aunque se haya ido siempre seguirás en cada uno de nosotros. Nunca te olvidaremos!

albasayagoj@hotmail.com

Vero Márquez Quintero

Cada persona que pasa por nuestras vidas aporta su granito de arena, y tú has sido mucho más que eso. Gracias a ti hemos conseguido todo lo que nos hemos propuesto, gracias a tus ánimos y a tu perseverancia. Has conseguido ser más que un profesor, te has hecho querer por los alumnos e incluso por los padres. Sólo decirte gracias, gracias por todos estos años que nos has dedicado, en los que nuestros problemas eran tus problemas y en los que nos has dedicado una sonrisa en los momentos más duros.

vero_m_q@hotmail.com

Rocío Estévez y Carmen Martínez

El viaje de Paris 2008 y el viaje-intercambio 2010 fueron increíbles e inolvidables. Cuando nos decían en el primer trimestre que nos íbamos de viaje siempre preguntábamos : pero viene Don Alfredo?,

ya que con saber eso sabíamos que el resultado del viaje sería una gran experiencia y no lo cambiaríamos por nada. Muchos lo sabían porque tenían la suerte de tenerlo como profesor, de poder disfrutar cada mañana de su buen humor, y otros se lo imaginaban,porque ya por los

Y es que en el instituto todos han podido

aprender algo de usted, ya sea academicamente o como persona.Entre museos, monumentos y tejados franceses era usted quien ponía el

sentido del humor, quien hacía que todos nos llevásemos bien y disfrutásemos juntos cada día. Y cuando pasen los años, es de personas como usted de las que todo el mundo se acordará con una sonrisa.

pasillos lo demostraba

LuisaLuisaLuisaLuisa RomeroRomeroRomeroRomero MuñozMuñozMuñozMuñoz

Gracias por haberme transmitido la pasión que pusiste en cada una de tus clases de matemáticas, por haberme dejado disfrutar de tu ilusión y de tu conocimiento. Para mí has sido mucho más que un profesor, Don Alfredo, eres sin duda un ejemplo a seguir.

LuisaRM95@gmail.com

Mª Luisa Muñoz Gómez (Madre de tus alumnas, Compañera y Amiga)

Mi

querido Alfredo:

He

tenido la suerte de tenerte como profesor de mis hijas. Ser alumnas de D. Alfredo

era

un privilegio, una garantía para nosotros, como padres, de estar en las mejores

manos. Ellas han descubierto, a través de ti, el placer de aprender Matemáticas; se han

contagiado de tu entusiasmo, de tu vigor, de tu honestidad; han disfrutado aprendiendo , oyendo esas “expresiones” (las cosas de D. Alfredo) que resumen toda una filosofía de vida (“que no se escape ningún garbanzo…”) : hacer creer a los niños y niñas en sí mismos (los más o menos “listos”, los que tienen más o menos “cosillas” o “dificultades “… ), abrir sus mentes y darles la confianza necesaria para convertirse en mejores personas a través de su formación.

Sólo el mejor cocinero hace un buen potaje con los ingredientes que tenga.

¿Y qué me dices cuándo nosotros éramos los alumnos con pretensiones bilingües?

¡Qué recuerdos…! Sufrimos, reímos, nos estrujamos la sesera y … ¡cómo se atragantaba el Inglés! Pero una vez más estabas ahí mostrándonos tu carácter luchador, tu valentía ante los retos difíciles (para nosotros lo era) y padeciendo “ la primitiva selección de la superioridad de las especies”. Hasta en los ratos de desencanto afloraba el espíritu de D. Alfredo, espíritu que me sirvió de estímulo cuando las fuerzas se debilitaban.

¡Qué placer tenerte de compi!

¿Y ahora qué? Nueva etapa a estrenar,” jubileo”… Esa cabecita con mucho tiempo

Por lo que te conozco, seguro que volcarás tu

entusiasmo en lo que te propongas. Tienes que “rellenar” huecos disponibles, saborear los sentimientos de tu anterior etapa y sentirte muy orgulloso de la huella que has

dejado en tantísimas personas (privilegio que comparto).

libre para pensar ¿qué hago?

El libro de nuestra vida se escribe con ejemplos de personas tan grandes como tú.

Quiero despedirme diciéndote que te siento mi amigo, en la cercanía y en la distancia, porque tengo la confianza que siempre tendré tu apoyo cuando lo necesite. Y tú, por supuesto, el mío (y el de nuestra familia).

Te seguiremos el rastro. Te queremos. Besos.

Helena Candón Rodriguez

Felicidades por tu jubilación, ya te tocaba, después de tantos años trabajando, te mereces disfrutar de todo el tiempo para ti y los tuyos.

Javier García Pérez

¿Cómo agradecerle todo lo que ha hecho por mí? Tanto en lo profesional como en lo personal. Usted me enseñó a enfrentarme a las responsabilidades que tenemos cada uno; no solo ha sido un magnifico profesor, sino también un MÁGNIFICO AMIGO. Siempre estaba, está y sé que estará ahí para hacernos la vida un poco más fácil, y espero que sepa que siempre estaré ahí para lo mismo. Gracias por haberme apoyado siempre, y por preocuparse tanto por TODOS sus alumnos. Me gustaría decirle que debe estar ORGULLOSÍSIMO por la gran carrera profesional que ha ejercido durante tantos años.

javigasiete@gmail.com

Laura Jurado Barroso

Don Alfredo: me gustaría darle las gracias, ya que si no fuera por usted no habría conocido lo divertidas y entretenidas que pueden llegar a ser las matemáticas. Así como aprender a valorar el tiempo distribuyéndolo para el trabajo y la responsabilidad así como para las risas y las bromas. Le vamos a echar mucho de menos.

lajuba96@gmail.com

PabloPabloPabloPablo GravanGravanGravanGravan

Alfredo, sin tí nunca me habría decidido por presentarme a Thales. Gracias a ti pude vivir una experiencia inolvidable. Además usted es una persona muy cercana que siempre nos ha ayudado con todos nuestros proyectos,

Muchas Gracias Don Alfredo.

pablogravan@gmail.com

Víctor A. Gutiérrez Martínez

Para Don Alfredo por los 40 añazos dando clase y en especial los dos que me dio a mí, porque me enseñaste a perder la vergüenza en público a demostrar que se podían hacer tonterías sin sentirse avergonzado y a expresarme delante de una clase entera, a exponer mis teorías y ser capaz de explicarme y ,a veces, incluso me entendían. Por la preparación extraescolar en 2o para thales, ya que sin ti ese viaje a Granada no hubiera contado conmigo y aunque fuera una lástima no llegar más lejos, me puedo sentir orgulloso de que alguien me diera ese empujoncito que me faltaba. No quería terminar sin darte las gracias por ayudarnos siempre que hemos expuesto ideas al instituto y siendo el primero en escucharlas y aconsejarnos. Porque ahora que cumples 38 años nos toca a nosotros demostrarte nuestro apoyo y cariño.

v-gutierrez-m@hotmail.com

Yassin Arguigue

Alfredo fue el profesor que más confianza me transmitió, y con el que más a gusto me sentía. Sus clases nunca eran aburridas, siempre las hacía interesantes y es por eso y por mucho más que le debo agradecer lo que ha hecho durante el tiempo que ejerció de profesor, ya que nos ha ayudado, no solo en matemáticas, si no en nuestras vidas en general, a cómo hacerle frente al día a día, así que por esto y por todo lo que has hecho gracias Don Alfredo.

yassintsc@hotmail.com

Mario Rodríguez Mestre

Don Alfredo, gracias por todos estos años a nuestro lado, gracias por inculcarnos los mejores valores, por formarnos como personas, y gracias por hacernos aprender que la vida es algo más que las matemáticas, aunque éstas también sirvan para resolver problemas.

amarrod96@gmail.com

María,María,María,María, madremadremadremadre dededede CamiloCamiloCamiloCamilo yyyy Mario.Mario.Mario.Mario.

Que difícil me resulta expresar en unas cuantas líneas todo un ejemplo de profesionalidad, cordialidad y afecto:

"Gracias Don Alfredo por todo ello "

mariamestre@ono.com

Angel Gómez Sayago

Muchas gracias por sus clases de matemáticas tan amenas y esas clases que nos dabas por la tarde para ir a los concursos de matemáticas. Nunca le olvidare Alfredo

angelgomezsayago@hotmail.com

Manuel A. Vázquez Barroso

Según la Real Academia Española de la Lengua, la palabra maestro significa "persona que enseña una ciencia, arte u oficio, o tiene título para hacerlo". A mi parecer, se han olvidado de algo.

Un maestro no es solo una persona que está para enseñarte y darte la brasa, está para hacerte amar una materia, para ponerle entusiasmo, para ir siempre con una sonrisa porque le gusta su trabajo. Si no cumple estos requisitos, para mi no es un maestro.

Por ello, yo te recordaré como D. Alfredo, además de como el maestro que me hizo amar las matemáticas, como la persona que nos trató siempre con respeto y empatía. Ha sido un placer estar en tu compañía y espero que estés siempre en mi vida. Gracias por todo.

manuel

1997@hotmail.com

Toñi Barroso Márquez (madre Manuel A.)

Viviendo siempre en tus actos, has elevado tu profesión a lo más alto, has demostrado que enseñar es una forma de ganarse la vida pero, sobre todo, es una forma de ganarse la vida de los otros.

Desde el respeto y el cariño has enseñado y educado a tus alumno@s. Te has ganado el respeto de todos nosotros y pocas personas se llevan tanto cariño y admiración.

Esta familia te llevará siempre en su corazón y queremos que sepas que estamos a tu disposición siempre y por siempre.

GRACIAS DON ALFREDO

Andrea Menéndez Gil

gracias Alfredo.

A Don Alfredo, el único profesor que consiguió que las matemáticas fuesen un poco más llevaderas y que ha llegado a ser como un padre para todos. Con cariño.

andrea_m97@hotmail.es

Alfonso Delgado Díaz

Mi idea sobre D. Alfredo, fue cambiando a lo largo del curso: a principios del primer trimestre, me parecía un "ogro". Durante el segundo trimestre, lo veía como un profesor demasiado "estricto". y en el tercer trimestre, fue donde me di cuenta de que había ganado un amigo.

alfonso-98@live.com

Camila Teomiro, Ana Ponce, Ana Barbosa y Sergio Orta

A Don Alfredo:

Por ser nuestro profesor, nuestro amigo, nuestro punto de apoyo, coreógrafo e incluso director de teatro, por conseguir que perdamos la vergüenza y seamos los primeros en participar, por enseñarnos matemáticas de una manera diferente y más que eso, unos valores que estarán siempre con nosotros y nos ayudarán a lo largo de

nuestras vidas. Por todo esto y más darte las gracias. Esperamos que en esta nueva etapa de tu vida no nos olvides al igual que nosotros no lo haremos. Sin Don Alfredo este instituto ya no será lo mismo, te echaremos de menos. Gracias otra vez por pasar parte de tu tiempo libre en ayudarnos y animarnos a ser bailarines, actores, fotógrafos, modelos y buenos matemáticos, porque TÚ SI QUE VALES.

Y porque como ´´nusotros nu semo tontos`` te queremos mucho

Con mucho cariño de:

camila_1998_@hotmail.com

Sara Estévez

Don Alfredo:

¡GRACIAS POR TODO! Y ¡MUCHA SUERTE! Gracias por enseñarme tanto en tan poco tiempo. Gracias por saber sacar lo mejor de mi. Gracias por ser mi profesor de matemáticas.

la.rubia.rexulona@hotmail.com

María Delgado Rodríguez

Gracias por enseñarnos tanto. Contigo lo hemos pasado muy bien mientras que nos explicabas las matemáticas. Nunca te vamos a olvidar, porque has sido uno de los mejores profesores que hemos tenido. Te queremos mucho.

juliarivaswachufleyba@gmail.com

Noelia Fraga Hernández

Don Alfredo solo decirle que a sido el mejor profesor de matemáticas que he tenido, que le quiero muchísimo y que nunca le olvidaré.

kafkamalaka1999@gmail.com

Andrea y Paula Pinillos

Nos sentimos privilegiadas de haber tenido como maestro a alguien que no sólo nos ha enseñado a saber más, sino también a ser mejor persona. Gracias Don Alfredo.

andrea_recre@hotmail.es

Alba Barranca Pulido

Para mi Alfredo ha sido muy importante porque tuvo a mi hermana y ahora me tuvo a mi ha sido un maestro genial porque todo el mundo siente a gusto con él, no es como otros maestros que pone "partes" por todo y da la casualidad de que este año se tuviera que jubilar . Te queremos Alfredo

albab5b@gmail.com

Ana Escalante Pastor

Don Alfredo:

Para mí, este primer trimestre juntos dando clases, ha sido el mejor trimestre de mi vida, sobre todo porque estabas tú presente cuando tenía alguna duda.

Me alegro mucho de haberte conocido, porque como tú sabes, eres y serás el mejor profesor de matemáticas del IES PABLO NERUDA, de cualquier instituto y del mundo entero. Como ya sabes tú eres único, todo el mundo te lo dice y también eres inigualable.

Espero que en esta nueva etapa de tu vida sigas recibiendo la C y la R (Cariño y Respeto) como siempre has dado y has recibido.

Te deseo que seas muy feliz.

anaep20@gmail.com

IsabelIsabelIsabelIsabel SerranoSerranoSerranoSerrano VázquezVázquezVázquezVázquez

Solo hemos pasado juntos un trimestre y un poquito del segundo, pero en ese tiempo te cogí mucho aprecio y para mi ya eres uno de esos profesores que no se olvidan en la vida, así que espero verte algún día y poder decirte que eres el mejor profesor del mundo.

isachupachup@gmail.com

Javier Feria Arias

Gracias por todo, por haber hecho que sea una de mi clase favorita y uno de mis profesores favoritos. Aunque hemos estado poco tiempo juntos sigues siendo el mejor. Un abrazo fortísimo.

cabo1maestro@gmail.com

Miriam Aliaño Garzón

"Contigo veíamos las matemáticas de una forma simpática por eso siempre te recordaré con cariño, y además hiciste que me empezaran a gustar"

my99flower@hotmail.es

IMÁGENESIMÁGENESIMÁGENESIMÁGENES PAPAPAPA RARARARA ELELELEL RECUERDO.RECUERDO.RECUERDO.RECUERDO.

IMÁGENESIMÁGENESIMÁGENESIMÁGENES PAPAPAPA RARARARA ELELELEL RECUERDO.RECUERDO.RECUERDO.RECUERDO.
IMÁGENESIMÁGENESIMÁGENESIMÁGENES PAPAPAPA RARARARA ELELELEL RECUERDO.RECUERDO.RECUERDO.RECUERDO.
Promoción del 79, vi aje a Mallorca fin de curso Ca rnaval 95

Promoción del 79, vi aje a Mallorca fin de curso

Promoción del 79, vi aje a Mallorca fin de curso Ca rnaval 95

Ca rnaval 95

Exposición día de Andalucía

Exposición día de Andalucía

Exposición día de Andalucía
Día del Maestro

Día del Maestro

Día del Maestro
Visita de los Reyes Magos La quema del lápiz

Visita de los Reyes Magos

Visita de los Reyes Magos La quema del lápiz

La quema del lápiz

Visita de los Reyes Magos La quema del lápiz
Elecciones al Consejo Escolar

Elecciones al Consejo Escolar

Elecciones al Consejo Escolar
Intercambio Francia Fin de curso 2007

Intercambio Francia

Intercambio Francia Fin de curso 2007

Fin de curso 2007

Despedida curso 2008 Premio E.E. Paz Coordinador

Despedida curso 2008

Despedida curso 2008 Premio E.E. Paz Coordinador

Premio E.E. Paz Coordinador

Sierra Nevada

Sierra Nevada

Sierra Nevada
Sierra Nevada
Aquopolis

Aquopolis

Aquopolis
Aquopolis
Concurso de Bebidas Saludables

Concurso de Bebidas Saludables

Concurso de Bebidas Saludables
Visita imagen audiovisual Exposición Ciclo

Visita imagen audiovisual

Visita imagen audiovisual Exposición Ciclo

Exposición Ciclo