Está en la página 1de 68

AJEDREZ

REVISTA

MENSUAL

Directora:

MERCEDES

SOPENA

Asesor Técnico: NORMANDO J. IVALDI

UNA PUBLICACION DE LA EDITORIAL

Miembro

SOPENA

de

a

ARGENTINA

Asociación

Argentina

NUMERO

289

de

Editores

de

Revlatas

TOMO

XXV

BoUvar 430, 69 piso

T. E 3t-G'l48

MAYO

DE

1978

Buenos

Aires

El

MATCH

POR

El

TITULO MUNDIAL

Desde el próximo 16 de julio los ojos del mundo ajedrecístico estarán puestos en Manila, la pintoresca ex capital de Filipinas. Es que allí los dos mejores maestros de la actualidad competirán por la primacía en el juego ciencia.

Los dos llegan al encuentro con antecedentes nada desdeñables. Están frescos en el recuerdo de los aficionados los grandes tor- neos de Tilburg, Las Palmas, Bad Lautemberg, el Campeonato Europeo por Equipos del año 1977, y Bugoino 1978, donde el actual campeón Karpov inscribió su nombre como vencedor.

Su adversario, Korchnoi, ha triunfado ampliamente en los matches preliminares, y es el actual campeón de Holanda y ga- nador de importantes certámenes de Europa e Israel.

El enfrentamiento esperado por todos los aficionados, dará lugar sin dudas a un ajedrez de alta calidad y a novedades de interés teórico que serán luego desmenuzadas por los expertos.

Decidirse por un nombre es aventurado. Existen diferencias de edad entre el campeón y su retador. Karpov tiene solamente vein- tiséis años, mientras que Korchnoi ha cumplido los cuarenta y seis. Pero no hay que olvidar que en el match anterior el prime- ro no pudo soportar el ritmo impuesto y triunfó solamente por la mínima ventaja, luego de estar adelante por tres puntos. Ambos se encuentran en el apogeo de sus carreras, en virtud de lo cual consideramos que el vencedor ostentará con la mayor justicia la titularidad del campeonato mundial.

Teoría al dia

AJEDREZ

MAYO DE 1971

¿ Lo Defensa Alekhine se hallo en crisis ?

(Véase «AJedrez• Nros. 287 y

288)

Por Moisés Studenetzky

VARIANTE DE LOS CUATRO PEONES

2)

11. P3TD!?,

PxP; 12.

CxP, C3A;

13.

CxC, DxD+

(si

13

, PxC; 14.

l. P4R, C3AB; 2. P5B,

C4D; 3. P4D,

P3D;

4. P4AD,

C3C;

5.

P4A, PxP;

6.

PA:x:P.

B bis) 6•

, C3A;

'7. A3B,

A4A; 8.

C3AD, P3B; 9. C3A.

3) 9•

, C5C.

Una antigua idea de Alekhine, que los maestros yugoslavos han tratado de re- habilitar. Su idea principal es efectuar

un rápido

, P4AD.

10. TIA, P4A; 11. A5CB.

Alternativas:

1) 11. P5D?, PxP; 12. PxP, C(5)xPD;

las

13. A5CR, A2R; 14. A5C+, R1A! y '

negras están mejor (Euwe).

D3A!); 14. TxD, PxC; 15. A2R, A2R; 16. 0-0, C2D; 17. P4CR, A3C; 18. A4AR, P4TD; 19. A3A, T1AD; 20. C4R, AxC;

21. AxA, C4A; 22. A3A, P5T; 23. A2D,

Hecht,

con ventaja blanca. Tringov v.

Teesside 1972. 3) 11. A2R, con las prosecuciones:

12. CxP, C3A; 13.

CxA, DxD+; 14. TxD, PxC; 15. 0-0, A2R; 16. TxPA.

, A5CR; 12. A5CR!, A2R;

13. AxA, DxA; 14. C4R, 0-0; 15. PxP!,

C2D; 16. P3TD, C3AD; 17. D6D!, AxC;

3a)

3b)

11

11

, PxP;

18. AxA, con ventaja blanca (Aronin).

3c)

11

, A2R;

12. 0-0, 0-0;

13. PxP, C2D; 14. P3TD, C3AD; 15. P4CD,

C(2)xPR; 16. CxC, CxC; 17. C5C!, A4C;

18. D3C, con superioridad para el primer

jugador. Hort v. Knezevic, Vraca 1975.

11•

, P3A.

U , A2R; 12. AxA, DxA; 13.

P5D!

12. P:x:PAB, PC:x:P; 13. A3B!

Reforzando el juego blanco. Usual es

13. A4T, A3T!; 14. PxP, AxT; 15. DxD+,

seguido de AxP+.

13•

, A5C.

No servía 13 la idea de 15. P3TD.

, PxP; 14. CxP, con

MAYO DE 1978

AJEDREZ

247

14. P5D!

Lo más enérgico. Es necesario que el

alfil rey entre en juego. Otros caminos:

1) 14. C4R, A4A; 15. C3C, •A5C. 2) 14. P3TD.

3)

14. A2R!?

14•

, PxP; 15. PxP, C(5)xPD; 16.

A5C+, A2D; 17. C5R!

Para dar paso a la dama.

17•

, CxA!

Hasta aquí la partida Marianovic v. Knezevic, Yugoslavia 1975. Bozic y Ma- rianovic sugieren ahora:

18.

D5T+,

R2R;

19.

CxA,

CxC;

20.

DZR!

Con buenas perspectivas para las blan- cas.

VARIANTE MODERNA

l.

P4R, C3AR; 2. P5R, C4D; 3. P4D,

P3D; 4. CR3A, A5C; 5. A2R.

La posición crítica de la variante Mo- derna, de la cual parten los distintos mé- todos defensivos de las negras, de los cuales examinaremos:

A)

5•

P3AD.

Una idea de Flohr, que Alburt y Hort pretendieron popularizar sin éxito. Las negras dan paso a la dama para fijar luego el peón rey y atacarlo varias ve- ces. Como en casi todas las variantes de

la Defensa Alekhine, la estrategia de la

partida gira alrededor del puesto avan-

zado de 5R. Un bando presiona sobre él

y el otro lo defiende.

las blancas pueden continuar

con:

Ahora

Al) 6. P4A!?

A2) 6. 0-0.

A3) 6. C5C!

En la partida Beliavsky v. Alburt, U.

R. S. S. 1975, las blancas probaron 6.

PxP, y después de 6

A2R; 8. P3TR, A4T; 9. P4A, C3C; 10. D3C, 0-0; 11. TlD, D1A; 12. C3A, TlD;

13. A4A, obtuvieron una clara superio-

, DxP; 7. P4A,

,

, PxP?; 7. 0-0,

ridad. Correcto era 6 C3A!, con la idea de A2C, con buena posición.

, P3CR; y

Al)

6.

P4A!?

(Véase el diagrama

stgutente)

A)

5•

,

P3AD.

6

La opción es 6

, C3C.

, C2A;

7. CD2D

8)

5•

,

P3R.

(Euwe sugiere 7. D3C),

7

, PxP;

MAYO -DE 1978

AJEDREZ

249

2)

10. P3CD, D2A; 11. A2C, C5A; 12.

2) 9. P4A, C2R!, y ahora:

2a) 10. DxD+, RxD; 11. A2R? (más prudente es 11. A4A, C2D; 12. TlR, R2A),

11. , C2D; 12. P4A, C4A; 13. C3A,

A4A+; 14. R1T, P4TR; 15. C4R, A5D; 16. A2D, C4A; 17. CxC, AxC; 18. T3A?, R2A; 19. T3D, P5T; 20. AlR, con clara ventaja para las negras. Ramírez v. Wes- terinen, XXII Olimpíada, Haifa 1976.

2b) 10. D2R, C2D, con las prosecucio- nes:

, P3TR; 12. C3A, P4CR; 13. C4R!, C4A;

14. TD1D, D4T; 15. A2D! y las blancas

tienen la iniciativa); 12. A3C, D2A;

13. TlR, A5C; 14. C3A, AxC; 15. PxA,

0-0-0; 16. A4R, C4D; 17. A2AD, T2D;

18. D3R, D4T; y las acciones favorecen

al bando negro. Chejover v. Kopilov,

U.R.S.S. 1954.

2b2) 11. P3CD, D2A; 12. A2C, C3C; 13. A4R, C(3)xP; 14. P4A, C3CR; 15. P5AR, C5AR; 16. D3A, P4R!, con ventaja mate- rial y posicional para las negras. Tors- tensson v. Westerinen, Reykjavik 1976.

2b) 11. A4A, C3C! (inferior es 11

9

Opciones:

, C2D; 10. T1R.

1) 10. P4A, C2R, entrando en juegos que se analizaron en la variante 2) 9. P4A, C2R; del comentario de la novena mo- vida de las blancas.

D4R, C3C; 13. T1R, 0-0-0; con lucha aguda y chances para ambos bandos.

10•

, D2A.

, A5C!?, pa-

ra dar juego al alfil. Un encuentro Zid- kov v. Peresipkin, U.R.S.S. 1976, prosi- guió 11. P3A, A4T; 12. AxC, PAxP; 13

D4C, R1A; 14. C2D, T1AD; 15. C3A, T5A:

16. D5T, P3TR; 17. A3R, A3C; 18. TDID,

AxA; 19. TxA, y las blancas están algo mejor.

La alternativa es 10

11. A2D.

Para sobreproteger el peón rey. Otros caminos:

1) 11. P3CR, P4TD!; 12. P4TD (Tuk-

,

, A2C; con posi-

makov v. Bagirov, U.R.S.S. 1971), 12

P3CR!, seguido de

bilidades mutuas. 2) 11. P3TD, con la idea de P4AD.

11 , A4A.

Una oportuna salida del alfil, para poder completar la presión sobre el peón

enemigo con la maniobra

, C2R-3C.

12. P4A, C2R; 13. A3A, P4TD!

Para mantener el alfil en la diagonal 2TD-8CR (1CR-7TD de las blancas).

Después de la respuesta 13

, C3C;

14. C2D, 0-0-0?; las blancas pueden

efectuar 15. P4CD!, con ataque sobre la ciudadela real.

MAYO

DE

1978

AJEDREZ

251

11

, A3T;

12. CxPR,

D2D!;

13.

1)

13

, DxPR?; 14. CxPA!

D2R, AxA; 14. TxA, C2A; 15. CxC+,

2)

13

, A2R; 14. A4A, CxPR!?;

DxC; 16. T1R.

 

15.

P5A!, 0-0; 16. CxPT!, TRlD; 17.

Y las blancas mantienen la ventaja de

la salida, de acuerdo con Euwe.

ü)

6

, AxA.

7. DxA, PxP; 8. PxP, P3R.

Las negras se disponen a efectuar el plan de rutina consistente en la fijación y posterior ataque del puesto avanzado rival.

9.

0-0, C2D.

O

9

, D2A; 10. T1D, D2A, llegan-

do a la variante principal. En cambio es

inferior

mente correcto es 10. T1D, seguido de

, 0-0; 11. P4AD,

C3C; 12. P3CD, P4AD; 13. A2C, C3A; 14. CD2D, y las acciones favorecen al bando

C2D y C4A), 10

, A2R; 10. C4R (igual-

blanco. Boleslavsky v. Smyslov, U.R.S.S.

1943.

10. TlD.

Euwe sugiere 10. P4AR, A2R; 11. C4R, C4A; 12. CD2D, C5C; 13. CxC, AxC+;

14. R1T, 0-0; 15. C4R, A2C; 16. P3TD!,

con iniciativa blanca. Otra movida que merece atención es

10. P4AD, C2R; 11. TlD, C4AR; 12. C3A,

C(7)5C!, TxT+; 18. TxT, TlD; 19. CxPA!,

RxC; 20. TxT, DxT; 21. AxC, con juego complejo. Novopashin v. Agsamov, U. R.

S. S.

1976.

3)

13

, CxPR!?; 14. A4A, P3TR!,

y las negras se defienden con éxito.

10 , D2A; 11. C(5)3A, C2R?

Müller recomienda 11

12. P4AD, PxP.

, P4CD!;

12. C(1)2D!, C3CR; 13. C4A!

Toda la maniobra blanca se hace con la intención de defender el peón rey.

13•

, P4CD!?

Considerándose estratégicamente infe- rior, el bando negro se decide a buscar

, A2R;

por 14. P4TD, manteniendo el caballo, o

14. C6D+, AxC; 15. PxA, D4T; 16. A2D,

D4T; 17. A3A!

16.

P4TR!

Para desalojar al caballo de su posi- ción.

complicaciones. No servía 13

14.

C6D+,

AxC;

15.

PxC,

D2C;

16

, P3TR?

Era necesario

17. P4T!, C3A; 18. P5T!, C1A.

No se podía 18

, C3A.

19.

C4D!, C(4)5A; 20. AxC, CxA; 21. D4C,

C3C; 22. CxPR!

19. PxP, PAxP; 20. C4D, P3T; 21. D3A!

Ofreciendo el cambio de damas para entrar en un final ganador.

, CxPT por

21

, C4D.

 

(Véase

el diagrama

siguiente)

Si

, DxD; 22. PxD, las negras

no tenían réplicas satisfactorias, ya que

, CxPT; sigue 23. CxPC, o si

si 22

252

AJEDREZ

MAYO DE

1978

22. C5A!

Amenazando

23.

CxPC+. Las negras

no

pueden

jugar 22

,

TlCR,

por

23.

C7R!

22

, 0-0-0!

Perdiendo un peón para evitar mayo- res males.

23. C7R+, CxC; 24. PxC, TxT+; 25. DxT, C2D; 26. T3T!

Proyectando 27. T3A+, RlC; 28. D6D+.

, P5C; 27. T3CR, C3AR; 28.

D2R.

Merecía consideración 28. TxPC, DxPR;

29. D3AR!

28 , R2D!; 29. A3R, D4CD; 30.

DxD, PxD; 31. TxPC, P6C; 32. TxPA!

Y las negras se rindieron. Cheskovsky v. Hort, Interzonal de Manila 1976.

26•

B)

(Véase

5

, P3R.

ez diagrama

siguiente)

Una continuación que ha predominado en los últimos años. Las negras aceleran el desarrollo de su ala dama, para poner el rey en seguridad antes de comenzar operaciones en el centro y en el ala dama.

6. 0-0, A2R; 7. P4A, C3C.

Ahora las blancas tienen varias conti- nuaciones a su disposición y de las cua- les examinaremos:

Bl)

8.

PxP.

B2)

8.

P3TR.

B3)

8.

C3A.

Bl) 8. PxP.

Simplificando en el centro para obte- ner mayoría en el flanco dama.

8 , PxP.

Vuelve ahora

a bifurcarse el camino

elegir

del

entre:

primer

jugador,

que

puede

MAYO DE

i)

ü)

9

9.

9.

1978

P3CD.

C3A.

i) 9. P3CD.

, C3A.

AJEDREZ

O

10.

9

A2C.

, 0-0; 10. A2C!

253

Mejor que 10. C3A, P4D; 11. P5A; C1A:

12. A3R, 0-0; 13. P4CD, P3TD; I4. TIC, A3A; I6. P5C, C4T!; I7. A4AR, C5A; IB. C5R!, con juego agudo.

10.

, 0-0; 11. CD2D, P4D; 12.

P5A.

O

I2. TIA, A3A!

12•

, C2D.

Puede

maniobra

jugarse

I2.

,

C1A

. , C (1) 2R - 4A.

para

Ia

13. P3TD, A3A; 14. P4CD, P3TD; 15.

TlR, P3CD; 16. T2T.

Y las acciones favorecen al bando blan-

co. Damianovic v. Timman, Holanda 1969.

(Continuará)

Miniaturas de todos los tiempos

HASTINGS CLUB, 1884 APERTURA DEL ALFIL REY

Colborne v. Cheshire

l.

P4R, P4R; 2. AtiA, C3AR; 3. C3AR,

CxP; 4. CxP, CxPA?

(V9a3e

rl

diagrama

siqu.ente)

5. AxP-t-, R2R; 6. D2R, R3A; 7. DxC-t-, RxC; 8. PtiD+, R3D; 9. A4A+, R3A; 10. P5D-t-, R4C; 11. C3A, R3T; 12. D2R+, y

mate en la siguiente.

*

*

*

CARLSBAD 1929

DEFENSA

NIMZOINDIA

Capablanca v. Mattison

l. P4D, C3AR; 2. P4AD, P3R; 3. C3AD,

A5C¡ 4. D2A, P4A; 5. PxP, C3A; 6. C3A,

AxP; 7. A4A, P4D; 8. P3R, D4T; 9. A2R,

A5C;

AxC;

0-0;

10.

TDlC,

0-0,

D6T;

11.

TRlD,

PxA,

12.

13.

P3CD;

14.

PxP, CxP; 15. C5C, P4A.

1254

AJEDREZ

MAYO DE 1978

10

, DlR!; 11. C7A, A5C+.

16. A3A!, D4A; 17. P4A, C(4)5C; 18. D3C, P4R; 19. P3TD!, C3T; 20. AxC. Y las negras abandonaron.

*

*

*

SUIZA, 1962

DEFENSA CARO-KANN

Herzog v. Jaques

l. P4R, P3AD; 2. P4D, P4D; 3. C3AD, PxP; 4. CxP, C3AR; 5. D3D, P3R; 6. C3AR, A2R; 7. C5R, C(1)2D; 8. CxPAR?, RxC; 9. C5C+, RlC; 10. CxPR.

Y las blancas abandonaron.

*

*

REPUBLICA

*

FEDERAL

ALEMANA, 1977 APERTURA LARSEN-NIMZOVICH

Rieger v. Rellstad

l. P3CD, P4AD.

Una réplica poco usual. Generalmente

el segundo jugador, efectúa

P4R; o

, , C3AR, entrando en sis-

temas indios.

2. A2C, C3AD; 3. C3AR.

Mejor aspecto tiene 3. P4AD, seguido de P3CR.

3 , P3D; 4. P3R, P4R; 5. P4D?

Una ruptura prematura que lleva a la inferioridad. Imprescindible era 5. P3D, seguido de P4AD.

5 , PAxP; 6. PRxP, P5R!; 7. P5D.

Correcto era 7. CR2D.

7 , PxC; 8. PxC.

Ahora las negras ganan material con:

10.

8

, D2R+!; 9. R2D, D4C+;

R1R, PxP.

Y las blancas se rindieron.

MAYO DE

1978

AJEDREZ

255

Finales Artísticos

(Especial para «Ajedrez»)

Por José Mugnos

Lamentable error de conceptos

En los primeros meses de 1977 llegó a

otra cosa, y, al parecer, sólo ha mirado

mi

conocimiento que un viejo amigo mio

superficialmente las dos finales en cues-

(del ex Círculo de Ajedrez de Buenos Aires, que suelo ver de tanto en tanto y que conoce perfectamente la dirección

tión: el de Grigoriev es un estudio com- puesto, donde las blancas juegan y ga- nan; y el mio, en cambio, es una simple

de

mi domicilio), anduvo pregonando a

subvariante del estudio N9 13 (el de la

los

cuatro vientos que «el final número

tapa del libro), que por lo extensa dejo

13 (a de Mugnos, de su libro «Finales Artísticos Razonados» está anticipado por uno del gran maestro ruso N. D. Gri- goriev, del año 1931». Naturalmente, la especie fue tomando cuerpo y llegó a oídos del notable crítico argentino de ajedrez, escritor, periodista, ex campeón rosarino de ajedrez, finalista laureado (ver «Ajedrez» de mayo y junio de 1970), director de la sección de ajedrez

en suspenso en éste, para analizarla de- talladamente en el diagrama 12 (a. Ade- más (y esto es lo más importante), mi estudio es de nulidad, y, por si fuera po- co la enorme diferencia que existe entre uno y otro trabajo, en cierto momento de la intensa lucha por un tiempo (que las blancas necesitan para pasar el rey y ganar), señalo exactamente cual es el límite hasta donde debe permitirse acer-

de

«La Prensa», árbitro internacional de

carse al dicho rey.

la

F.I.D.E. y, también, colaborador de

El final

de

Grigoriev está planteado

la revista argentina <<Jóker». En suma, para abreviar, toda una autoridad (fue miembro de la comisión directiva del club Argentino de Ajedrez): me refiero al maestro argentino Luciano W. Cáma- ra. De ser cierta, la noticia tendría su in- terés y valor como dato informativo, y romo desconozco en qué forma apare- ció publicada en el NQ 97 de «Jóker»,

correspondiente al día 20 de setiembre de 1976, quiero suponer que el señor Cúmara, que es un viejo amigo, la ha- ya publicado simplemente a título de tal; n1 menos, según la información que po- lleo, él no emplea la palabra anticipación, como lo hace maliciosamente «il pesca- tare di perle». Por este buen señor no

me hubiera tomado el trabajo de acla-

rar el asunto; pero el señor Cámara es

con el rey blanco ya dentro del cuadro ganador, ¿dónde está, entonces, el valor didáctico e instructivo de ese trabajo? ¿De qué anticipación habla este buen se- ñor? Sin duda no ha estudiado mi tra- bajo y no ha tenido en cuenta de donde

deriva. A continuación reproduciré el final de Grigoriev, y luego veremos como apa- reció accidentalmente el mio al analizar una variante de otro de mayor «enver- gadura».

(Véase

el diagrama

siguiente)

Este final es el N9 29 del libro de Gri- goriev en la edición rusa de 1954 pág. 324, y en la traducción al italiano pági-

na 239.

256

AJEDREZ

MAYO DE 1978

 

N. D. Grigoriev

6. D8CD!!

(1931)

(2 X 3)

No conozco el idioma ruso, pero com- prendo algo el italiano. Por lo tanto transcribiré, textualmente, los comenta- rios del traductor don Giorgio Porreca.

l. P4A.

Si l. R4A?, R7D; 2. R4R, P4A!; 3. R5D, R6D!; 4. RxP, R5R, etc.

3. P6A,

, P6A; 4. P7A, P7A; 5. P8A=D.

<<La victoria del blanco resulta fácil,

l.

P4A;

2. P5A, P5A;

dado que a 5

temente 6. D4C+, R7T; 7. D3A, RBC; 8.

D3C+, y el negro, imposibilitado de ju- gar RBT, por la presencia del P2A, está

, R8A; después

orligado a jugar 8

d2 lo cual decide 9. R3A.»

, R7C; sigue eviden-

5 , P4A.

«El negro igualmente ha encontrado una defensa: no se puede tomar lógica- mente el peón porque tendríamos un empate teórico y la dama ya no puede jugar a 4CD. Si ahora 6. R3A?, R7C; y el triunfo ya sería imposible porque des- pués de 7. D6A+, RBC!; 8. D6C+, R7T; 9. D5T+, R7C; 10. D5C+, R7T; 11. D4A+, R7C!; no hay modo de evitar la promo- ción del peón.»

«<mpidiendo al rey negro desplazarse hacia el ángulo y obligándolo a hacerlo hacia el rey blanco.»

, RSD!; 7. D3C!, P5C!; 8. D4T!, R7D; 9. D2T!, R6A.

, R8D; 10. R3A, PBA=D; 11.

D2R mate (esto es clásico, y casi tan vie- jo como el ajedrez).

10. D1T+(3T+), R7D; 11. D2C, P6A; 12. D2T, R6D; 13. D5D+, R7R; 14. D5R+, R7D; 15. R3A, P8A=D; 16. D2R mate.

6

Si 9

Si 15

, P8A=C; 16. D2T+, RBD;

17. R3R,

C6C;

18. R3D,

etc.;

o si 16

,

R6D; 17. D2AR!, C6C; 18. D2R+, R5D; 19. D4R+, R4A; 20. R2R, etc. Este es, textualmente, el hermoso final compues- to por el malogrado maestro ruso N. D. Grigoriev. Ahora, en primer lugar, veamos el que compuso Mugnos, y que dio origen al

13(a.

"Finales

José Mugnos

Artísticos

Razonados'"

Madrid,

1976

(3 X 4)

(Este es el Estudio N9 13 de mi segun- do libro, que fue editado en España en 1976. De este final surgió el 13(a, que tiene la única finalidad de aclarar, deta- lladamente, una compleja variante de

MAYO

DE

1978

AJEDREZ

257

nulidad; es decir, que no se trata de un final o estudio independiente. Creo que con esta aclaración queda al descubierto la mala fe de los detractores.) La transcripción siguiente es 1 textual, para que no queden dudas de ninguna especie. Comienza «El tema de este estudio surgió de una idea que se le ocurrió al finalista argen- tino Ingeniero Osear J. Carlsson, y se componía de A y P, contra un P negro en 6AD. Las blancas debían ganar, pero podían lograrlo por dos caminos distin- tos. Le solucioné el problema agregán- dole un segundo peón negro en 4AD. El trabajo quedó bien y es bastante agra- dable y original. Lo veremos en la se- gunda parte de este libro (lo firmamos en colaboración). De todos modos no quedé muy satis- fecho. Tenía la impresión y el presenti- miento de que allí, muy profundamente, se escondía algo mucho más sutil y real- mente novedoso. Y comencé a trabajar febrilmente en pos de ese «algo> tan es- curridizo. Logré mi propósito después de un largo mes de intensos análisis:. (en el libro sigue el diagrama 13, y debajo de éste continué): «Si es correcto -como supongo--, éste seria, hasta hoy, el me- jor trabajo que he realizado en mi se- gunda época». (Y aquí comienza la solución.)

l. R6C!

«Es notorio que el rey debe aproxi-

mente novedoso. Y comencé a trabajar

sus piezas,

En este caso fue el problema más difícil que debí resolver. Veamos por qué fa- lla ahora la otra posibilidad. Si l. R6T?, P7A; 2. A4A, R7R! (atacar al alfil sería regalar un tiempo a las

blancas, para que puedan ganar! Vale

la pena ver

R5C, P5A; 4. R4C, P6A; 5. AlA, P4A; 6. A6T, P5A; 7. AlA, y ganan; el rey ne-

¡ro se convirtió en una figura decorati-

«Esta jugada (ruego a

mis lectores de esta nota que tengan pre- Mnte esta variante que estoy transcri-

¿qué camino seguir?

eso: Si

, R5R?;

3.

va;) 3.

biendo del Ubro) da origen a lo que su- pongo una novedad teórica, en la lucha

de D contra dos P enfilados en una de las columnas de alfiles. Después, en diagra- ma aparte, veremos esa posicióm. (Si 3. R5C, R8D; 4. R5A, P8A=D; 5. AxD, RxA;

6.

R4R, R7D, etc y tablas); 3 , R8D;

4.

P5C, P8A=D; 5. AxD, RxA; 6. P6C,

P5A; 7. P7C, P6A; 8. P8C=D, P7A; «Y aunque las negras tienen aún su P2A, que "hace" tiempos y le impiden especular con el clásico recurso del aho- gado, ¿cómo ganar con las blancas? Pa- ra que ello sea posible, el rey, a lo su- mo, debería estar en 4CR, y tener, ade- más, el tumo de jugar. Después, repito, analizaremos por separado todas las po-

sibilidades. Por ahora, en esta posición,

lo declaro tablas. Sigamos pues con el

estudio.

(Y por cualquier duda, ver el

13a)».

(Todo esto es textual. Más claro que

el

agua cristalina: en una variante falsa

de

la solución de un estudio de gran «en-

vergadura», por lo extensa y demasiada compleja, traslado al solucionista a una subvariante auxiliar que aclara, feha- cientemente, que dicha variante es de nulidad sin lugar a dudas de ninguna naturaleza. ¿Cómo se puede afirmar, ho-

nestamente, que el «finab está anticipa- do, y traer a colación una hermosa obra compuesta por el gran Grigoriev, donde las blancas juegan y ganan? ¿Qué tiene que ver mi estudio auxiliar de nulidad, con uno donde se gana y que, además, está planteado con el rey blanco ya den- tro del cuadro ganador, que yo, modes- tamente, señalo en el mio? Prosigamos con la solución del estu- dio N9 13 de mi libro.

, P7A; etc.

Si l. P4C??, R5R; y 2

Y si l. A4A(5R)?, R5R!; y R4A; etc.

l

, P7A; 2. A4A, R7R.

Si

2

, P5A; 3. R5A, P6A; 4. P4C,

R7R; 5. R4R, etc.

Y si

2.

, R5R;

3. R5C,

P5A; 4.

R4C!, etc. ya vimos esto.

3. R5A!!

269

AJED·REZ

MAYO DE 1978

O bien.

14. D5C+, R7T; 15. D2R, R8Cá 16. D4D, R7C tablas.

«La variante l. D5C+, R7C; 2. D5C+, R7T; 3. D4T+, R7C; 4. D4C+, RSA!; 5. R5C, P4A!; es más o menos similar a la anterior; puede seguir 6. D3T+, R7D; etc. y tablas; o bien 6. D6C, R7D; 7. D6D+, R6A; 8. D5R+, R7D; 9. D4A+, RSD!; 10. D6D+, RSA!, tablas; volvemos

a lo andado: la «propuesta» de canje; un tiempo, por el cambio de sector».

panorama

general bien definido, si l. D3CD, P4A; 2. R5C, R7D; etc., y tablas».

Esto es todo. Entonces yo no conocía

el final del maestro Grigoriev, donde las

blancas ganan.

Por eso mismo, precisamente, ahora sostengo en firmeza mi comentario final en el libro, basándome en que mi estu- dio ilustra una situación excepcional de nulidad.

ya

«Por último,

y

con un

insegura

opinión de aquel momento:

«Sin habérmelo propuesto -ya que esto surgió en forma casi accidental-, creo que la posición constituye un pe-

He

aquí,

textualmente,

mi

TODAJEDREZ

ACADEMIA y LIBRERIA DE ARGENTINO CASTRO

Encabeza el equipo de enseñanza JACOBO BOLBOCBAN (Maestro Internacional) RINCON 940 «C» 1227 BUENOS AIRES

Lunes a sábado, de

10

a

18 hs.

Impresos y materiales de ajedrez VENTA - COMPRA - CANJE

queño aporte teórico, en la lucha de da- ma, contra dos peones enfilados en la columna de alfil. Al menos yo no le co- nozco precedentes, con uno de los peo- nes en séptima. Existe uno del Dr. Mandler, con un peón en 6AD, y otro en 4AD. Pero es muy simple: cuatro jugadas de dama y se acabó el problema (ver Chéron, to- mo III, pág. 117). También existen enfi- ladas de dos peones en las columnas de caballos y en las centrales. Pero son otra cosa y no vienen al caso. Tampoco hay antecedentes del tema en el «Tratado de Rubén Fine», ni en otros de menor cuan- ltía». Y así cierro ese capítulo en el libro.

Siguen las aclaraciones

El 28 de septiembre de 1976 recibí una amable carta de mi distinguido amigo uruguayo Dr. Julio César Infantozzi Ro-

ssi, de Montevideo, fuerte ajedrecista de primera categoría, en actividad de 1935 a 1968, y, además, brillante finalista lau- reado, problemista de fuste que domina con gran maestría todas las variedades

de esta difícil rama del ajedrez y, sobre

todo, insuperable teórico con 47 años de

estudios en esta disciplina. Este buen amigo, noblemente y con una modestia que lo enaltece aún más, me hace saber que en 1955 compuso una veintena de finales basados en el tema que ilustra

publi-

cidad en «Mundo del Ajedrez», de Mon- tevideo, en febrero de 1966, lamenta te-

ner que informarme que mi trabajo está

anticipado por el suyo. En efecto, entre los finales que compo- nen su estudio teórico de dicho tema -una obra realmente titánica-, de los cuales me ha enviado fotocopia, he po- dido comprobar que por lo menos hay tres que son casi exactos al mío; con la diferencia que en los suyos las blancas ganan, tienen el tumo de jugar y el rey ya está en el planteo a un paso de la zona ganadora. Es decir, que el Dr. In-

mi final

13)a, y,

como los

dio

a

MAYO DE

1978

AJEDREZ

261

fantozzi, al estudiar su invalorable regla de la zona ganadora, sin él saberlo ha desembocado prácticamente al mismo fi- nal de Grigoriev. El mío, en cambio, es de nulidad, el rey blanco llega a UD paso de la zona ganadora y hasta puede penetrar en ella a costa de que su dama abandone el flanco ideal. Es decir, que se produce en él un equilibrio y UD balanceo posi- cional casi milagroso; aparte que, como queda dicho, es sólo una subvariante de una falsa variante de un Estudio que me pertenece. Veamos el Estudio del Dr. Infantozzi, que más se asemeja al tema en cuestión.

Dr. Julio C. Infantozzi

(1955)

"Mundo

del

Ajedrez",

Montevideo

1966

, RSC; 3. D8C+, R8T; 4. D'7T+,

R'7C; 5. D6C+, R8T; 6. D5T+, R'7C; '7. D5C+, RST; 8. D4T, R'7C; 9. D3C+, R8T;

10. D3A+, R8C; 11. R3C!!, PBA=D.

, P5A.+; 12. DxP(5), y ga-

2•

Si

11

nan.

13. D6T+, R8C; 14.

D2T mate. Después sigue una ilustrativa variante de nulidad, que podría surgir de una falsa jugada de las blancas en el Estudio precedente.

Dr. lnfantozzi

12. D3D+, R8T;

(Análisis

aux!Uar)

(Solución y

(2x3)

comentarios textuales)

l. P8A=D, P4A!

«Excelente jugada; este peón no se

, R7C;

seguiría 2. D4C+, R7T; 3. D3A, P3A+; 4. R4A, y ganan».

puede tomar. En cambio si

2.R4A!

«Entrando en la zona ganadora».

(2x3)

Si en lugar de l. R4A !, que gana por- que el rey entró en el área ganadora, l. D4A+?, R8C; etc., y tablas; el rey blanco ya no podrá entrar a la zona ganadora y, además, también la dama ha

perdido todo poder ofensivo. Según el Dr. Infantozzi, tanto el Es- tudio de Gregoriev, el suyo y el de Mug- nos, no son otra cosa que análisis de ca-

que

sos

de ninguna manera puede hablarse de aportes teóricos. Y que, para lograr ese propósito, piensa escribir una nota au-

nando esos tres Estudios. Creo que la idea es muy interesante y que el trabajo resultará de sumo prove- cho para los ajedrecistas en general.

particulares aislados,

es

decir,

26%

AJEDREZ

MAYO DE 1978

Magistral de A¡edrez Aniversario de lo Asociación Cristiano de Jóvenes

Para comenzar esta crónica, es preci- so analizar varios aspectos correlativos, que hacen a la generalidad de las compe- tencias ajedrecísticas y a su proyección a nivel espectáculo. ¿Qué es «ajedrez espectáculo»? Enten- dernos que una suma de esfuerzos para tornar atractivo un evento en todos sus cual también está obligado a deparar lu- cha franca, público, difusión. El nivel ajedrecístico debe brindarlo el conjunto de maestros participantes, el cual también está obligado a deparar lu- cha franca, real, que es lo que se espera de una competencia magistral. El públi- co es un aporte espontáneo y deviene del atractivo despertado por los gladiadores del tablero y la posibilidad de verlos en acción, pudiendo seguir sus partidas al momento, o sea «vivir:. las tensas alter- nativas. La difusión la brindan los me- dios periodísticos: diarios, revistas, tele- visión, radio. Y estos medios necesitan tener algo importante «que decir», por- que sino, hay otras noticias que también esperan su lugar. ¿Cómo se gesta un torneo magistral? Actualmente, bien lo sabernos, lo elemen- tal es contar con empresas patrocinado- ras, que aporten el alto costo de finan- ciación y una institución ajedrecística encargada de organizar y desarrollar el evento, designando las autoridades del torneo: director, árbitro, fiscales y una persona encargada de realizar los boleti-

Por Franco Luis Di Luea (h)

nes diarios, con la transcripción de las partidas. Todo esto es requisito elemen- tal, para que EL AJEDREZ viva en la danza de los tableros. Pero hay otro re- quisito fundamental en todo esto y es la necesidad de hacer las cosas bien, pen- sando en el espectáculo, para que EL AJEDREZ devuelva en difusión, reper- cusión y larga vigencia, lo que se ha in- vertido. De otra manera, se defrauda, siendo estéril hasta la mejor de las in- tenciones. Desde nuestro lugar de afirmación de jugadores y torneos, que nadie puede discutir, nos vernos precisados a remar- car un mal rumbo, que comenzara a de- cantarse en recientes torneos, haciendo eclosión en el que vamos a comentar. Nuestra crítica siempre es constructiva y por tal razón la soltarnos sin titubeos. Queremos ver proliferar torneos y no asistir a desapariciones en cadena. En este torneo magistral que la Aso- ciación Cristiana de Jóvenes (YMCA) hizo disputar en su sede de la calle Re- conquista 439, en conmemoración del 759 aniversario de su nacimiento como Ins- titución, la apatía general anuló en di- versos aspectos las buenas intenciones. Primero: los tres grandes maestros:

Panno, Rossetto y Guimard; los cuatro maestros internacionales: Sanguineti, Raimundo García, Rubinetti y Szrnetan; y el campeón paraguayo Franco; o sea el total de participantes de este «J>etit

MAYO DE

1978

AJEDREZ

283

torneo», estaban llamados a exhibir un alto nivel ajedrecístico y debían medirse en luchas francas, totales, que concita- sen la atracción plena del público y de la prensa. Pero en vez de eso, se regis- traron montones de tablas en pocos mo- vimientos, justamente en aquellos en- cuentros que podían haber constituido el plato fuerte de la competición. Por tan escasa combatividad general, los cuatro jugadores que compartieron el puesto de honor en este torneo, lo hicieron suman- do apenas media unidad más que el 50 por ciento de los puntos en juego. Con esto, que generalmente sólo alcanzaría para quedar en la mitad de la tabla final de posiciones, aquí bastó para ganar.

que la mitad de los partici-

Además

pantes queden en el puesto de privilegio, es de por sí un absurdo. Panno y San- guineti llegaron a la cima con una sola victoria y seis tablas. Justamente ellos, de quienes se esperaba lo mejor. Más valioso es, en todo caso, lo realizado por Szmetan, cuyas partidas tuvieron siem- pre definición drástica: cuatro triunfos y tres derrotas. Y muy importante fue lo de Rossetto, que venía de figurar mal en los últimos torneos y aquí tuvo su gratificación. Guimard, increíblemente, cerró la tabla con el menor puntaje y sin conseguir victorias. Rubinetti, Franco y Raimundo García, actuaron de manera bastante opaca. Síntesis: ni alto nivel ajedrecístico (sólo en pocas partidas existieron destellos), ni lucha franca

El gran maestro internacional Héctor D. Rossetto, de destacada actuación en este certamen.

264

AJEDREZ

MAYO

DE

1978

(salvo honrosas excepciones que ni ha- cen a la generalidad). Tal apatía compe- titiva dio un gris matiz al tomeo. Segundo: como directa consecuencia de lo ya anotado en primer lugar, no existió fervor en el público y la repercu- sión en los medios de difusión fue escasa. ¿A quién le interesa presenciar, informar

o informarse sobre una montaña de ta-

? Además, el pú-

blas, tablas ,tablas

blico no podía seguir el desarrollo de la segunda hilera de mesas (dos partidas)

y debía contentarse con lo poco que apa-

recía ante su vista. Un solo tablero mu- ral, colocado muy lejos, no ayudaba en nada. Sintesis: una repercusión práctica- mente nula. Tales falencias no sólo defraudan al aficionado, sino que también perjudican

a la empresa patrocinante y a la Insti-

tución organizadora. Y, en definitiva, perjudican al AJEDREZ. No vamos a de- cir que todo fue negativo, porque tanto en las partidas, como en la organización,

hubieron muchos aciertos. Si no, ni nos ocuparíamos de registrar esta compe-

tencia. Lo que sí deseamos es referirnos

a generalidades que, por desgracia, aquí

fueron más notorias. Y nos referimos a ellas, para que en el futuro, quienes pla-

nean estos torneos piensen con claridad que no basta invitar maestros y preparar mesas de juego. Hoy día, la gente quiere espectáculo, esfuerzo total, emotividad (todo ello brindado en el tablero y en la comodidad de las instalaciones, no con-

fundir con «circo»). Si se desea que pro- liferen los torneos magistrales, debe re- cordarse que es primordial un ajedrez espectáculo. Con jugadores que, dentro de sus posibilidades, hagan vibrar el ta- blero, luchando las partidas hasta el fi- nal. Con una disposición apta para que el público sepa «qué está pasando» en cada tablero y se sienta atraído así por la comodidad y el nivel del juego. Con una difusión amplia que, para poder ac- tuar, debe encontrar en el torneo los as- pectos emotivos y trascendentes que tor- nen interesantes las cotidianas noticias. Nuestros maestros tienen ante sí la perspectiva de recibir interesantes bene- ficios económicos con la concreción de cada competencia magistral. Pero si se dan a la tarea de acordar tablas justo cuando se espera que agudicen la lucha, no parece creíble que tal perspectiva prolifere. Si no hay espectáculo, no ha- brá difusión y si no hay difusión, no aparecerán empresas dispuestas a finan- ciar algo intrascendente. Tras estas generalidades, pasamos a ocuparnos concretamente de lo aconte- cido en el Tomeo Magistral de Ajedrez N9 '75 Aniversario YMCA, que también ha dejado, insistimos, muchos aspectos positivos y tuvo la virtud de cerrar «a todo ajedrez», el activo año 1977. Fue director del' torneo Renato San- guinetti, desempeñándose como árbitro principal Luciano Cámara, quienes cum- plieron con toda solvencia su labor.

TORNEO MAGISTRAL DE AJEDREZ

'759 ANIVERSARIO Y.M.C.A.- 28-11-'7'7 AL 10-12-'7'7

 

Jugador

1

H. Rossetto

2

O. Panno

3

R. Sanguineti

4

J. Szmetan

5

J. Rubinetti

6

Z. Franco

7

R. García

8

C. Guimard

o

o

1

2

3

4

5

6

'7

8

Pts.

Colocación

'h

'h

1

'h

1

o

'h

4

19/49

'h

'h

1

'h

'h

'h

'h

4

19/49

'h

'h

1

'h

'h

'h

%

4

19/49

o

o

o

1

1

1

1

4

19/49

%

%

%

o

o

1

1

3%

59

o

%

%

o

1

%

'h

3

69/'79

1

'h

'h

o

o

%

'h

3

69/'79

'h

%

'h

o

o

'h

'h

2%

89

MAYO DE 1978

AJEDREZ

271

Panno v. Rubinetti combatieron sin riesgos, accediendo a múltiples cambios, que desembocaron en un final equilibra- do. Quedó mejor Franco ante Guimard, al tener un buen corcel por un mal alfil. Las blancas pudieron forzar, mas se con- formaron con la seguridad de las tablas.

APERTURA INGLESA

Sanguineti v. Szmetan

l. C3AR, C3AR; 2. P4A, P3CR; 3. C3A,

A2C; 4. P4D, P4A; 5. P4R, 0-0; 6. A2R, PxP; 7. CxP, C3A; 8. A3R, P3D; 9.

0-0, A2D; 10. D2D, CxC; 11. AxC, A3A;

12. P3A, C2D; 13. A3R, P3TD; 14. TDlA,

P4CD; 15. PxP, PxP; 16. CxP, AxC; 17.

AxA, TxP; 18. T2T, C4A; 19. A4A, TlT;

20. P4CD, C5T; 21. A5D, TIC; 22. TRIA,

C3C; 23. A3C, C2D; 24. A4A, TIT; 25. A5D, T6T; 26. T2T, TxT; 27. DxT, P3R;

28. A6A, C4R; 29. P5C, P4D; 30. PxP,

PxP; 31. A:XP, C6D; 32. TID. Y las negras abandonaron.

GAMBITO DE DAMA

García v. Rossetto

l. C3AR, P4D; 2. P4A, P3R; 3. P3CR,

C3AR; 4. A2C, C(l)2D; 5. P3C, P3A; 6. A2C,·A2R; 7. 0-0, P3CD; 8. C3A, A2C; 9. P4D, 0-0; 10. D2A, D2A; 11. P4R, TRIA; 12. TRIR, DID; 13. TDID, DIA; 14. C5R, A5C; 15. CxC, CxC; 16. DIA, C3A; 17. P3TD, A2R; 18. DIT, TID; 19. P5R, CIR; 20. PxP, PAxP; 21. AlAR, TRIA; 22. A3D, P3C; 23. TIAD, P4A;

24. C2R, C2C; 25. TxT, TxT; 26. TIAD,

P4CR; 27. TxT, DxT; 28. DlAD, R2A; 29. DxD, AxD; 30. C3A, CIR; 31. RIA, C2A;

32. P4CD, A2D; 33. P5C, P3TR; 34. RIR,

AIR; 35. R2D, RIA; 36. R2A, A4T; 37. R3C, RIR; 38. P4TD, R2D; 39. A3T, AxA; 40. RxA, RIA; 41. C2T, AIR; 42. A2R, RID; 43. C4C, R2R; 44. C2T, RID; 45. R2C, R2R; 46. C3A, RID; 47. CID, R2R; 48. C3R, A2A; 49. C2C, AIR; 50. P3T,

A3C.

51. P4A, PxP; 52. CxP, AIR; 53. R3A, A2A; 54. R2D, CIR; 55. R3R, C2C; 56. R2A, AIR; 57. P4C, PxP; 58. PxP, A2A; 59. R3C, CIR; 60. R4T, C2A; 61. P5C, PxP+; 62. RxP, AIR; 63. R6T, RIA; 64. A3D, A2A; 65. A6C, P3T; 66. P5T!, CxP; 67. PxP, CxP; 68. A3D, R2R; 69. P7C, C3A; 70. AxP, CIC; 71. A5C, P5D; 72. C2R, AIR; 73. AxA, RxA; 74. CxP, R2D;

75. R7C, R2A; 76. CxP+, RxP; 77. C4D,

C3T; 78. P6R, C2A; 79. P7R, RIA; 80.

R7A, R2C; 81. C6R, C4C; 82. RSA!

Y las negras abandonaron.

DEFENSA GRüNFELD

Panno v. Rubinetti

P4D, C3AR; 2. P4AD, P3CR; 3.

C3AD, P4D; 4. A4A, A2C; 5. P3R, 0-0; 6. P4CD, P3A; 7. D3C, A3R; 8. C3A, C(l)2D; 9. TIA, C4T; 10. A3C, PxP; 11. AxP, AxA; 12. DxA, CxA; 13. PTxC, P4R; 14. PxP, CxP; 15. CxC, AxC; 16. C4R, D2R; 17. R2R, TR1R; 18. T2A,

TDID; 19. T1D, TxT; 20. RxT, TlD+; 21. R2R, T4D; 22. T2D, TxT+; 23. CxT, A3D; 24. P5C, PxP; 25. DxPC, P3TD; 26. D5D, D2A; 27. P4C, A2R; 28. P4T, A5C;

29. C4A.

l.

Y la partida fue declarada tablas.

MAYO

DE 1978

AJEDREZ

273

AxA,

T(l)2D; 42. R3A, T2C; 43. TST, P4CR; 44. PxP+, T(2)xP; 45. TBAR+, B2C; 46.

T8CD.

AxP,

T'JT,

ASA;

40.

RxA;

41.

Y la partida fue declarada tablas.

DEFENSAGRUNFELD

Rubinetti v. Franco

l. P4D, C3AR; 2. P4AD, P3CR; 3. C3AD, P4D; 4. C3A, A2C; 5. D4T+, A2D; 6. D3C, ASA; '1. C5R, PxP; 8. DxPA, O-O; 9. CxA, CxC; 10. P5D, C4R; 11.

D3C,

P4A, C(4)2D; 13. PxP,

PxP; 14. P3R, P4R; 15. A2R, PxP; 16. PxP, TDIC; 1'1. D4A, C3C; 18. DxP, C(3A)4D; 19. 0-0, TIR; 20. CxC, TxA;

21. C3A, T'IAD; 22. P5A, D6D; 23. P6A,

AlA; 24. T3A, D5A; 25. DxD, CxD; 26. C4T, TIR; 2'1. P3CD, T8R+; 28. TIA, T(8)'1R; 29. A4A, C6R; 30. T(IA)IA,

TxP+; 31. RIT, C5C; 32. TxT, TxT; 33.

33. A8C, P3TD; 34. P3TD, CxPA; 35. P4C,

C4D; 36. TIR, P4A; 3'1. T6R, P5A: 38. RIC, P6A; 39. A3C, A3T; 40. C5A, A6R+; Y las blancas abandonaron.

P3A;

12.

Rossetto v. Panno

l. C3AR, P3CR; 2. P3CR, A2C; 3. A2C, P3D; 4. P4D, C3AR; 5. 0-0, 0-0; 6. P3A, C(l)2D; '1. C(l)2D, P4R; 8. P3A, TIR; 9. PxP, PxP; 10. P4CD, P4TD; 11. D2A, D2R; 12. P3TD, PxP; 13. PAxP, C3C; 14. C3C, C5T; 15. A3R, C5C; 16. A5C, P3AR; 1'1. A2D, P4AR; 18. TDIA, P3A; 19. C5T, C3C; 20. P3T, C3A; 21. A3R, PxP; 22. AxC, PxC; 23. D3C+, C4D; 24. AxP, A3R; 25. ASA, D2AR; 26.

C4A, C2A; 2'1. A4C, A4D; 28. A6C, C4C;

29. D3D, P5R; 30. D2A, CxP; 31. CxC,

TxC; 32. P5C, PxP; 33. D5C, T6C; 34. TRID, ASAD; 35. T2A, P4TR; 36. A2R, R2T; 3'1. T(2)2D, P6R; 38. PxP, T(6)xP;

39. DxP, TxD; 40. AxT, D3R; 41. A4AR,

DxP; 42. AlA, D8T+; 43. R2A, P5C; 44. T'ID, D6A+; 45. RIC, P4CR; 46. A3D+,

RIT; 4'1. T8D+, AlA; 48. TxA+, R2C;

49. A5R+, RxT; 50. TIAR, R2R; 51. TxD,

AxT; 52. R2A, A5C; 53. R3R. Y la partida fue declarada tablas.

DEFENSA SICILIANA

Szmetan v. R. García

l. P4R, P4AD; 2. C3AR, P3D; 3. P4D, PxP; 4. CxP, C3AR; 5. C3AD, C3A; 6. A5CR, D3C; '1. C3C, P3R; 8. A3D, A2R; 9. 0-0, 0-0; 10. RIT, P4TD; 11. P4TD, C5CD; 12. P4A, P4R; 13. C2D, A5C; 14. DIR, PxP; 15. C4A, DID; 16. AxP, TIA.

1'1. CxPD, AxC; 18. AxA, DxA; 19. P5R, CxA; 20. PxC(3), DxPD; 21. PxC, T4A; 22. T4A, D3C; 23. PxP, DxP; 24. D4T, A3R; 25. TIR, T(l)IA?; 26. TxA. Y las negras abandonaron.

COMPRO

Libros y

B.

Ajedrez

Sellers - Polic. - C. Ficción

Revistas de

FERIA DEL LmRO PARQUE LEZAMA

Brasil y

Defensa

Sábados y

domingos -

12

a

18 hs.

«GREGORIO» Puesto NQ 7

Llamar dias hábiles al '160 - 5680

a

De

8

9

hs.

!7-i

AJEDREZ

MAYO DE 1978

(Ver soluciones en pág. 244)

N'

1

-

Juegan las

blancas 7

ganan

N'

2

-

Juegan las blancas 7 ranan

 

N'1

4

-

Jueran las blancas 7 -ranan

2'16

AJEDREZ

MAYO DE 1978

T(l)ID, TlD; 43. A3T, P3T; 44. P6C, T2D; 45. TlAD, T(l)ID; 46. T6A, RlR;

47. T5C, TlT; 48. R3A, RlD; 49. T5D,

TIC; 50. T3D, RlR; 51. R2R, T2C; 52. A:x:P, A:x:A; 53. T(6)xA, TxT; 54. T:x:T,

T:x:P; 55. T6T, T5C; 56. R3D, T5D+; 57. R3R, T:x:P; 58. TST+. Y las negras abandonaron.

DEFENSA FRANCESA

Emma v. Rodríguez

l. P4R, P3R; 2. P4D, P4D; 3. C3AD,

A5C; 4. P5R, P4AD; 5. P3TD, A:x:C+; 6. PxA, C2R; 7. P4TD, C(1)3A; 8. C3A, D2A; 9. A2R, A2D; 10. 0-0, TlAD; 11. A3T, P3CD; 12. TlR, C4T; 13. A6T, TlCD; 14. A3D, P3TR; 15. P4T, TlAD; 16. AlAD, P:x:P; 17. P:x:P, C5A; 18. C2D, DlD; 19. D4C, C:x:C; 20. A:x:C, RlA; 21. P5m, P4CD; 22. P6T, C4A; 23. P5T, RlC; 24. A4C, R2T; 25. A5A, T3A; 26. TRlC, T:x:A; 27. PxT, D2A; 28. D4D, P3C;

29. PxP+, P:x:P; 30. D4AR, D:x:PA; 31.

D4CD, TlAD; 32. A:x:P, A:x:A; 33. DxA, D6A; 34. D7C+, C2C; 35. DxPT, T2A; 36. D:x:T, D:x:D; 37. P7T, D:x:P; 38. P8T=D, P4T; 39. T7T. Y las negras abandonaron.

ATAQUE INDIO DE REY

Rossetto v. Letelier

l. C3AR, C3AR; 2. P3CR, P3CD; 3.

A2C,A2C;4.0-0,P4A;5.P3AD,P3R;

6.P4m,A2R;7.P4R,P4D;8.TlR,PxP;

9. C(3)2D, C3A; 10. P:x:P, D2A; 11. C3T, P3TD; 12. P3AD, 0-0; 13. D2A, mlC; 14. C(2)4A, P3T; 15. A4A, P4R; 16. A2D, AlA; 17. C3R, P4CD; 18. P:x:P, P:x:P; 19.

C5D,DlD;20.TD1D,A3D;2l.P3T,CxC;

CANJE - COMPRA - VENTA de libros, revistas o cualquier otro material de ajedrez. Escribir a Organización Trebejos M. T. de Alvear 12'70, 129, C Capital Federal

-

.A

22. P:x:C, C4T; 23. P4CD, C5A; 24. C:x:C,

P:x:C; 25. P:x:P, A:x:P; 26. A3R, A3D; 27. D4T, D2A; 28. D6A, A2D; 29. D:x:D, A:x:D;

30. ASA, TRIA.

31. A4C, T:x:A; 32. P:x:T, A3D; 3. TIC, P6A; 34. TRIA, P4A; 35. T3C, P7A; 36. T3T, A:x:P; 37. T2T, R2A; 38. T(l):x:P, R2R; 39. T2A(2C), A4A; 40. T7C, P5R;

41. AlA, RlD; 42. lt2C, A5D; 43. T2D,

A4R; 44. A5C, A:x:A; 45. T:x:A, ASD; 46. T7C, T2A; 47. T:x:T, R:x:T; 48. T2A+, R2D; !19. T6A, P4T; 50. RlA, P4C; 51. R2R,

P5A; 52. PxP, P:x:P; 53. T4A, P6R; 54. P:x:P, PxP; 55. R:x:P, A6C; 56. T6A, P5T;

57. T6TR.

Y las negras abandonaron.

DEFENSA SEMITARRASCH

Bemat v. Varas

l. P4D, P4D; 2. P4AD, P3R; 3. C3AR,

C3AR; 4. C3A, P4A; 5. PA:x:P, C:x:P; 6. P3R, C:x:C; 7. P:x:C, P:x:P; 8. PA:x:P, A5C+; 9. A2D, AxA+; 10. D:x:A, 0-0; 11. A3D, C3A; 12. TlCD, C4T; 13. D2A, P3TR; 14. A7T+!, RlT; 15. A4R, TlCD; 16. 0-0, P3CD; 17. TRIA, A2C; 18. AxA, TxA; 19.

P4TD,D3D;20.C5R,RlC;2l.P3C,TlD;

22. T5C, T(l)lC; 23. D3A, TlD; 24. P4T,

T(l)lC; 25. P5T, TlD; 26. D:x:C!, P:x:D;

27. T:x:T, P3A; 28. C6C, TIC?; 29. TxT+,

D:x:T; 30. TSA+, D:x:T; 31. C7R+, R2A;

32. C:x:D.

Y las negras abandonaron.

278

AJEDREZ

MAYO DB 1978

TEMAS Y MATES

l. COLABORACION LITERARIA

Fechada en marzo del presente año, recibí una carta del Dr. C. A. Méndez

Sandelin, quien a modo de colaboración nos remite un hermoso soneto compuesto por un amigo suyo. Por mayor abundar, consigno aquí el texto de su misiva que versa en los siguientes términos: «Bue-

nos Aires

ce, Casilla de Correo 1, Sucursal 1-B,

C. P. 1401- Buenos Aires. Distinguido

Maestro: Durante las recientes fiestas del Centenario de la Ciudad de Bolívar, Pcia. de Buenos Aires, llamó la atención de los visitantes que concurrieron al Círculo de Ajedrez local una hermosa poesía que decora una pared del salón de juego, escrita por el Sr. Arturo Ber- tón, presidente del club». «Ruego a usted que si juzgara que ese

bello soneto tiene mérito suficiente pa- ra aparecer en su interesantísima sección Temas y Mates de la revista «Ajedrez», lo publique para deleite de los ajedre- cistas· que aman el ajedrez por varios motivos más que la mera diversión com- petitiva. Aprovecho la oportunidad para reiterarle mi admiración por su labor junto con mi aprecio personal y para augurarle muchos nuevos triunfos en su brillante carrera de artista del ajedrez. Lo saludo con mi mayor estimación. S. S. Dr. C. A. Méndez Sandelin, Av. Asam-

blea

Conocí hace un tiempo al Dr. Méndez Sandelin en el Círculo de Ajedrez de Vélez Sársfield, que en una oportunidad y gracias a su mediación un simpatizan- te del problema y del final de ajedrez me hizo llegar un librito de problemas, de ésos llamados «de colección». De más estaría decir que el bienintencionado

Sr. Carlos Alberto Perona-

Buenos Aires».

Por Carlos A. Peronaee

aficionado fue objeto de una broma en una cena entre directivos del ajedrez -por su obsequiosidad-, por parte de

uno de los «cenadores»

no tendría el mismo ejemplar En fin: el Dr. Méndez Sandelin -den- tista retirado de la profesión- es aman- te y enamorado de la literatura en su mayor exponente: la Poética. De ahí sus aficiones por acopiar cuanto raro ejem- plar de edición antigua se obtuviera des-

pués de incesantes caminatas por los in- numerables estancos de compraventa de libros, dispersos en Capital Federal y suburbios. Ese sacrificio le permitió en- grosar una valiosa biblioteca en la que figuran clásicos literarios de todos los

tiempos y

también volúmenes de los que cuenta con las respectivas traducciones directas (francés-inglés-castellano), :y títulos so- bre ajedrez, de los que hacen cagua la boca» del coleccionista. Con posterioridad se me ocurrió visitar al Dr. Méndez Sandelin en la dirección

de su consultorio que ahora atiende su hijo, para agradecerle personalmente su amabilidad y conversar sobre la cpoesía» que nos remitiera. Me mostró un volu- men encuadernado que contiene -me- canografiadas- las poesías del señor Bertón y entre las que figura la obra de marras. Hecha la aclaración de que su autor desconocía en absoluto la ges- tión señalada, decidimos convenir en que él sería quien formulara la respectiva solicitud y consignara a la vez si el so- neto es inédito o no, en cuyo caso de- berá citarse los presupuestos que deter- mina la ley de propiedad intelectual Esperamos que el señor Bertón se apresure a escribirnos en tal sentido, y si lo desea, le brindaré mi opinión filo-

que de seguro

ajedrecistas. Ha reunido

IIA.YO DB 1978

AJEDREZ

279

sófico-literaria, la que insertaré en es- tas páginas.

U. EL cREFLEXMATb

Algo de lo que todavía no hemos ha- blado, es de ese tipo de problemas deno- minado cReflexmate» o cReflexmatb. No es nada difícil componer este pro- blema, que al promediar los años cin- cuenta, presentara Ellerman a la con- sideración del público simpatizante del problema. Como variante del mate «in- verso:. la finalidad del «reflexmatb, es lograr una situación tal que en un de- terminado número de jugadas previsto, las negras deben forzosamente dar mate

a las blancas si están en condiciones de

hacerlo en forma directa e inmediata. La diferencia estriba en que, siendo el mate que se produce en el problema in- verso como de obligación «física:. o sea que en él las negras no disponen de otras jugadas que no configuren el mate deseado, la obligatoriedad en el «reflex- matt» es de carácter moral, sino tal vez, condicional.

Pero como para muestra basta sólo «Un botón», presenta a mis lectores un lindo problema del holandés Johannes Bur- bach, especialista en la materia. En todo problema simétrico, en cuyo eje se en- cuentra colocada una dama, por lo gene- ral a esa figura de suele faltar una dia- gonab. Para mejor explicarme diré que esa diagonal faltante, sea tal vez para salvar un dual o permitir una solución determinada. En el caso, después de la solución 1. P4A, las negras disponen co- mo mejor «defensa» para evitar asumir

el «compromiso:. de dar mate, de

DxA, a lo que sigue 2. PDxP y las ne- gras están forzadas, por la convención, de jugar l. D8T mate. Esto no sucedería

si las blancas hiciesen en vez de la so-

lución la jugada simétrica l. P4C, pues-

to

las negras no disponen de jugada alguna para dar mate. En cambio, después de

l. P4A!, a l

,

que después de

, DxA; 2. PAxP

, DxPD sigue 2. RlA,

están forzadas a matear con

D8D y

Veamos el ejemplo que se comenta::

, , D8A, respectivamente.

Johannes Burbach

"Problemnoter", 189

NI'

1.

M"te

Inverso

en

dos

jugadas

"Problem",

1961

(Reflex)

Una vuelta de manivela, y veremos ahora un problema más enjundioso. La posición de mate está configurada por la posición del R, A y P blancos. Des- pués de los ensayos l. T8CD? (amena- zando 2. T6C); l. T8AD (amenazando 2. T7A); l. T8R (amenazando 2. T7R) o l. T8AR (amenazando 2. T7A o T4A),

no hay mate a

l.

, CxT;

l.

,

C2A+;

, C2R+, y

, C3A+,

respectivamente. Hay otros «ensayos:. (pruebas), pero es el lector mismo quien deberá acertar con las «defensas» co- rrespondientes y así dar con la solución.

Johannes Burbach

"Problemnoter",

1959

MAYO

DE

1978

lng. VI. Kos

Tercer

Premio

N'l

6.

Mate

en

tres

jugadas

M.

Sindelar

cuarto Premio

••

1J

1J

fJII

11

.,•••.

••

••• JI

••

11 ••

rl.iiJ'W'I!I

11

• • • •

N'l

7.

Ma te

en

tres

jugadas

M. Sindelar

Primera

Mención

Honorífica

N9 8. Mate en tres jugadas

AJEDREZ

Zdenek Masek

Segunda

Mención

Honorífica

N9

9.

Mate en

tres

jugadas

Zdenek Masek

Tercera

Mención

Bonorlflca

N'l

10.

Mate

en tres

jugadas

Cuarta

VI. A. Bron

Mención

Honorífica

••••

••••

• ••• IJ

IJIIJ fliJ

IJ IJfliJ

1J

1J

• • •••

IJ

en

tres

jugadas

• •

N9

11.

Ma te

281

MAYO DE 1978

AJEDREZ

XXIV Compeonoto Juvenil Argentino Pehuo¡ó, 1977

(Conclusión, ver Rev. Ajedrez, NQ 287)

QUINTA RUEDA

Dos partidas se destacaron netamente

en esta fecha, Ibar v. Negri y Monier v.

Barbero, y ambas finalizaron pacífica- mente. La primera fue intrascendente, notándose que ambos adversarios que- rían cuidar su posición en la tabla de posiciones. En cambio en la segunda hu- bo algo más de lucha, más que nada debido al planteo efectuado por Barbe- ro, una variante Larsen de la Defensa Philidor, en la cual las negras pudieron equilibrar fácilmente ya que las blan- cas no actuaron con la debida energía:

l.P4R,P4R;2.C3AR,P3D;3.P4D,PxP;

4. CxP, P3CR; 5. C3AD, A2C; 6. A3R, C3AR; 7. P3TR (mejor 7. P3A, para A3R,

, 0-0; 8.

P3CR, TlR; 9. A2C, C3A; 10. CxC, PxC; 11. 0-0, A2D, con buen contrajuego. Nissim fue derrotado por Mahía, en

encuentro en el cual abundaron errores,

y Alcaraz v. Soppe finalizó empatado

luego de que las blancas lanzaran un fuerte ataque, que fue neutralizado a duras penas por el representantes cor- dobés. Al término de esta rueda las principa- les posiciones quedaban así: Ibar y Bar- bero: 4 pts.; Mahía, Monier, Negri y Tempane, 31/2 pts.; Nissim, Alcaraz y Gorisnic, 3 pts.

D2D, y 0-0-0), 7•

DEFENSA SICILIANA

Arias v. Lafuente

l. P4R, P4AD; 2. C3AD, P3D; 3. P3CR, P3CR; 4. A2C, A2C; 5. P4AR, C3AD; 6.

Por Moisés Studenetzky

P3D,,P3R; 7. C3T, CR2R; 8. 0-0, P4D; 9. P5A!, PCxP; 10. PxPD, PxP; 11. A5C, A3R; 12. C4A, D2D; 13. C5T, A5D+; 14. RlT, TIC; 15. D2D, 0-0-0; 16. C4T, P3C; 17. TDIR, TlAR; 18. P3AD, AlT; 19. P4CD, PxP; 20. PxP, C3C; 21. C6A, AxC; 22. AxA, C2R; 23. C3A, RlC; 24. P4TD, TIA; 25. P5C, P5A; 26. C2R, PxP; 27. CxP, D2A; 28. D4C, D4D; 29. D2C, D7D; 30. D4C, D4D; 31. D2C, D7D. Tablas.

DEFENSA SICILIANA

Nissim v. Mahía

l. P4R, P4AD; 2. C3AR, P3R; 3. C3A, P3TD; 4. P3CD, C3AD; 5. A2C, D2A; 6. P3CR, C3A; 7. A2C, A2R; 8. 0-0, P3D; 9. TlR, 0-0; 10. P3TR, TlCD; 11. C2TR, P4CD; 12. P4CR, A2C; 13. P5C, C2D; 14. D4C, C5D; 15. TDIA.

MAYO m: 1978

AJEDREZ

285

13. A2R, A2D; 14. D5A!, D3R; 15.

0-0, TRIA; 16. P4CD!, C2T; 17. C5R, A4C; 18. A4C!,. P4A; 19. A5T, TIA; 20.

TRlB, C3A; 21. P4A.

Merece atención 21. C6C, seguido de 22. C4A.

21. , TDlA; 22. AlD, CxC; 23.

PDxC, ASA; 24. A3A, TRlD; 25. P3TD, P3CD; 26. DID, P4A; 27. D2D, P5D; 28. P4R, PxPR; 29. AxP, A4D; 30. AxA,

DxA; 31. PxP, PxP: 32. P6R!

Una posición interesante. Los dos ban- dos disponen de peones libres y deben avanzarlos con rapidez. Las negras de-

, P5A! consiguien-

bían efectuar

do buenas chances. En cambio demora- ron la movida de peón, permitiendo que su adversario bloqueara los infantes.

32•

, TlR?; 33. T5R, D3D; 34. D2T,

RlT,

Y la partida fue declarada tablas en la jugada 411!-

DEFENSA ORTODOXA

Gorisnic v. Soppe

l. P4D, P4D; 2. P4AD, P3R; 3. C3AD,

C3AR;4.PxP,PxP;5.A5C,A2R;6.P3R,

P3A;

0-0,

C3A,

9.

7.

D2A,

10.

CD2D; 8. A3D,

A4T,

P3CR;

11.

ClA;

C3R;

C2C; 12. P4CD, P3TD; 13. TDlC, A4A;

14. AxA, CxA; 15. AxC, AxA; 16. P.TD,

0-0; 17. P5C, PAxP!

La receta de Eliskases para situacio- nes similares. Las negras se aíslan el peón dama y abren la columna alfil dama, para obtener como compensación el peón torre dama libre.

18. PxP, P4TD!; 19. D3C, C2R; 20. TRIA, P3C; 21. CID, D2D; 22. C3D, TRlD;

23. T2A, TDlA; 24. T(l)lAD, R2C; 25.

P3TR, P4TR!?; 26. C4T, TxT; 27. TxT, TlC; 28. C3A, P5T; 29. DlC, TlAD; 30.

DlA, T5A; 31. C2C, TIA; 32. DlD, D4A;

33. D3D, DxD; 34. CxD, C4A; 35. TlAD,

AxP!; 36. CxP, TlD; 37. C(5)4A, P4CR;

38. C5T+, R3C; 39. PxA, RxC; 40. C5R,

P3A; 41. C6D, T4D; 42. TlR, TxP; 43.

T6R, R3C; 44. C5R+, R2C; 45. C4R, CxP;

46. TxP, T5C; 47. T6R, P5T; 48. T7R+,

RlA; 49. C5R. Y las blancas perdieron por excederse en el tiempo de reflexión.

SEPTIMA RUEDA

Triunfaron Barbero e Ibar. El primero refutó fácilmente una novedad dudosa de Soppe e Ibar, se impuso en un ajus- tado final. Por su parte Monier soportó un violento ataque en el ala rey de parte de Mahía y luego quedó con ventaja ma- terial. Lafuente dejó escapar la victoria con- tra Negri, ya que en el apuro de tiempo dio jaque perpetuo al no poder analizar la variante ganadora. Luego de esta jornada, las posiciones quedaron así:

Barbero, 6 pts.; Ibar, 5% pts.; Monier, 5 pts.; Negri, 4% pts.; Nissim, Soppe, 4 puntos.

GAMBITO

ESCOCES

Lafuente v. Negri

l. P4R, P4R; 2. C3AR, C3AD; 3. PID, PxP; 4. A4AD, C3A; 5. 0-0, CxP; 6. TlR, PID; 7. AxP, DxA; 8. C3A, D4TB!?

MAYO

DE

1978

AJEDREZ

287

P3Clt; 19. C5C, AxA; 20. PxA, C7R!; 21. T3D, DxC; 22. P4T, DxP; 23. R2C, C5A.

inútilmente

hasta la movida cincuenta, aunque po- dían haberse rendido ahora sin ningún

recordimiento.

Y las blancas resistieron

NOVENA RUEDA

La última fecha se desarrolló en un clima de gran tensión, ya que cuatro jugadores podían alcanzar el primer puesto y por ironía del destino, no se enfrentaban entre ellos. El público presente se volcó en las dos partidas principales en las cuales se enfrentaban Mahía v. Barbero e lbar v. Lafuente. La primera tuvo un rápido desenlace, al cometer Mahía un grueso error. y tener que entregar la dama pa- ra no tener que perder calidad y peón. El joven rosarino sólo tuvo que parar los desesperados golpes de su oponente y conquistó el punto que lo coronó cam- peón juvenil argentino. En la otra, el representante salteño

aprovechó las indecisiones de !bar, para conseguir un fuerte ataque que remató brillantemente, sellando la suerte de su rival, quien vio así frustrada su espe- ranza de compartir el primer puesto.

La posición final de los primeros pues-

tos:

19 Barbero, 7 pts.; 29 Monier, 6% pts.; 39 !bar, 6 pts.; 49 Negri, 6 pts.; 59 La- fuente 5% pts.

APERTURA INGLESA

lbar v. Lafuente

l. C3AR, P4AD; 2. P4A, C3AD; 3. C3A, P3D; 4. P3CR, P3CR; 5. A2C. A2C: 6.

o-o.

Prematuro. Mientras las negras no ha- yan desarrollado su caballo rey convie- ne demorar el enroque y apurar las acciones en el ala dama. Se imponía 6. TlCD, seguído de P3TD y P4CD.

, A2D!; 7. P3TR, DlA; 8. R2T, C3T; 9. P3C?

Preferible es 9. P3D, manteniendo el alfil en la diagonal 1AD-6TR, para que pueda cooperar en la defensa del flanco rey.

6

9•

, C4A; 10. A2C, P4TR!

Estabilizando el caballo y proyectando el avance de los peones del ala rey.

11. P3R,

TlCD;

CxC,PxC!

12.

TlCD,

C4R;

13.

Impidiendo toda reacción central.

14. C2R, D2A; 15. RlC, TlD; 16. D:tA,

A3AD; 17. AxA+, DxA; 18. P3D, D6A;

19. R2T, P5T!; 20. P4CR.

20•

, C5D!

Un sacrificio elegante, para poner en actividad al alfil.

21. PxC, PRxP; 22. AlA, A4R+; 23.

RlC, DxPT; 24. P4A, DxP+; 25. R2T, AlC!; 26. DlD, P4CR; 27. TIC, D4A; 28. DlA, P5C!; 29. A3T, T3D; 30. TlR, T3R;

31. D2C, P6C+!; 32. RlT, T6R; 33. DlA,

TIC; 34. AlA, T6A! Y las blancas se rindieron.

MAYO DE

1978

AJEDREZ

291

APERTURA INGLESA

Panno v. Sosonko

l. P4AD, C3AR; 2. C3AD, P3R; 3. C3A,

A5C; 4. D2A, 0-0; 5. P3TD, AxC; 6. DxA, P3CD; 7. P3CR, A2C; 8. A2C, PID; 9. PxP, CxP; 10. D2A, P4AD; 11. 0-0, C3AD; 12. P3C, P4R; 13. P3R, TlR; 14.

P3D, TlAD; 15. A2C, P3A; 16. TRlD, RlT; 17. C2D, T2A; 18. C4A, AlA; 19. P4D, PAxP; 20. PxP, P5R; 21. AxP, P4CDJ 22. AxC, DxA; 23. TlR, A3R; 24.

C3R, DxPC; 25. P5D, DxD; 26. CxD, CID;

27. C4D, A2D; 28. TxT+, AxT; 29. TlR,

A3C; 30. P6D, T2D; 31. CxP, RIC; 32. A3A, C2C; 33. TlD, R2A; 34. P4A, CID;

35. A5T, P3TD; 36. C7A, C2C; 37. A6C,

TxP; 38. TxT, CxT; 39. CxP, R3R; 40. A5A, C5A; 41. ASA, AlR; 42. C7A+, R2A; 43. A4C, A3A; 44. R2A, P4C; 45.

P5A, P4T; 46. C6R, A2D; 47. C4D, C4R;

48. P3T, A5T; 49. R3R, C3A; 50. C3A,

C4R; 51. C2D, A2D; 52. C4R, C5A+; 53. R4D, AxP; 54. P4TD, A3C; 55. P5T, C4R;

56. R5D, C2D; 57. C6D+, R2R; 58. P6T.

Las negras abandonaron.

GAMBITO DAMA ACEPTADO

Kavalek v. Miles

l. P4D, P4D; 2. P4AD, PxP; 3. C3AR,

C3AR; 4. C3A, P3TD; 5. P4R, P4CD; 6. P5R, C4D; 7. P4TD, CxC; 8. PxC, D4D; 9. P3C, A2C; 10. A2C, D2D; 11. C4T,

P3AD; 12. P4A, P3R; 13. P5A, PxPA;

14. 0-0, P3C; 15. A3C, A2R; 16. A6A,

TIC; 17. D2D, D3R; 18. PxP, AxA; 19. Px.A, DxP; 20. TDlR+, RlD; 21. PxPA, AxP; 22. P5D, A2D; 23. C3A, TlR; 24.

TIC, A4C; 25. C4D, C2D; 26. P4C, D3D;

27. PxP, P3A; 28. D6T, C4R; 29. PxP,

PxP; 30. D4A, P4A; 31. TRlR, R2D; 32. C6A, C6D; 33. TxT, DxD; 34. TxT, D6R+.

Las blancas abandonaron.

DEFENSA NIMZOINDIA

Portisch v. Timman

l. P4D, C3AR; 2. P4AD, P3R; 3. C3AD,

A5C; 4. P3R, P4A; 5. A3D, C3A; 6. C3A,

AxC+; 7. PxA, P3D; 8. 0-0, P4R; 9.

C2D, PAxP; 10. PAxP, PxP; 11. PxP, CxP; 12. T1R+, C3R; 13. A3T, 0-0;

14. C3C, D2D; 15. T3R, D3A; 16. AxPD,

TlD; 17. A5R, C2D; 18. D5T, P3TR; 19.

A2C, DxPC+; 20. RxD, C5A+; 21. RlC, CxD; 22. TlD, TIA; 23. A3T, TlD; 24. A2C, TIA; 25. A3T, T1D.

26. A5AR, C(4T)3A; 27. A7R, TlR; 28. AxC(6A), CxA; 29. TxT+, CxT; 30. T8D, RlA; 31. AxA.

Las negras abandonaron.

DEFENSA FRANCESA

Mecking v. Korchnoi

l. P4R, P3R; 2. P4D, P4D; 3. C3AD, A5C; 4. P5R, P4AD; 5. P3TD, AxC+;

6. PxA, C2R; 7. D4C, 0-0; 8. C3A,

CD3A; 9. A3D, P4A; 10. PxP a. p., TxP;

11. D5T, P3TR; 12. 0-0, P5A; 13. A2R,

D4T; 14. A2D, A2D; 15. TRlC, D2A; 16.

C4T, TDlAR; 17. P4A, AlR; 18. D4C,

C3C; 19. CxC, AxC;

T(2T)2C, P3C; 22. D3T, C4A; 23. TlR,

D2R; 24. T2T, C3D; 25. A3A, C5R; 26. AxC, AxA; 27. P3C, D2AR; 28. D4C, P4CR; 29. T(2T)1T, T4A; 30. TlAR,AxP;

31. T2A, D3C; 32. TlR, A5R; 33. TxA,

PxT; 34. RlA, T4C; 35. D2R, T8C+; 36. R2C, T7C; 37. DxPA, P6R; 38. AxP, D5R+; 39. R3T, TxT; 40. AxT, PxP; 41. PxP, TxP; 42. A3C, T4A; 43. D8A+,

20. T2T, C2R;

21.

294

AJEDREZ

l\4A.YO DI: 1978

Cx:P, C3A; 7. C2A, P3D; 8. C3A, A3R; 9. P3C, D2D; 10. C5D, 0-0; 11. A2C, Cx:C;

12. AxA, C6R; 13. Cx:C, Rx:A; 14. P4'.rR,

P4TR; 15. C5D, Ax:C; 16. Dx:A, D3R; 17. TlAD, D3A; 18. D2D, TDlA; 19. 0-0,

P3C; 20. A3T, T2A;

T3D,P4T;23.TlD,C5C;24.T4D,TlCD;

25. P3T, C3A; 26. T4A, D4R; 27. A2C,

CID; 28. A5D, T4A; 29. T4D, P4CD; 30.

Px:P, T(l)x:P; 31., A4A, TIC;

32. T5D,

TxT; 33. Dx:T, Dx:D; 34. TxD, TlT; 35.

21. T3A, TlD; 22.

R2C,C3R;36.T5CD,C5D;37.T7C,R3A;

38. A3D, TlAD; 39. P4CD, Px:P; 40. Px:P,

T6A; 41. P3A, P4D; 42. T6C+, R2C; 43. P5C, T6C; 44. R2A, T7C; 45. P4A, C6C;

46. R3R, P3R; 47. T6A, C4T; 48. R4D,

R3A; 49. T6T, C5A; 50. R5A, C6R; 51.

P6C, P5D; 52. T5T, R2R; 53. T7T+, R3A;

54. P7C, C4D; 55. A5C.

Y las negras abandonaron.

APERTURA INGLESA

Portisch v. Andersson

l. P4AD, C3AR; 2. C3AD, P3R; 3. C3A, P3CD; 4. P4R, A2C; 5. P3D, P4A; 6. P3CR, A2R; 7. A2C, 0-0; 8. 0-0, P3TD; 9. TlR, C3A; 10. P3C, P3D; 11.

P4D,Px:P;l2.CxP,Cx:C;l3.Dx:C,D2A;

14. A2C, TDlC; 15. TDlA, TRlD; 16.

TRlD, AlAR; 17. A3TD, AlT; 18. P3T, P3T; 19. A4C, A2R; 20. R2T, ClR; 21. D3R, C3A; 22. P5R, Px:P; 23. AxA(7A),

Dx:A; 24. Ax:A, TxA; 25. Dx:PC, P4TR;

26. D3R, D2A; 27. TlR, C2D; 28. D5C,

P4A; 29. Dx:PT, P5R; 30. '.rRlD, C4R; 31.

;D2R, R2A; 32. D5T+, RlC; 33. R2C, D3A; 34. D2R, T6D; 35. P4TR, T6A; 36. R3T, C6D; 37. Dx:T, Px:D; 38. Tx:C.

(Véase el diagrama

siguiente)

38. , P4C; 39. TlR, R2A; 40.

T(3)3R, TlR; 41. P4CR, TlTR; 42. P5T,

D3D; 43. Tx:PA, Tx:P+; 44. R2C, D7T+; 45. RlA, T6T; 46. T(l)3R, Tx:T; 47. Tx:T, R3C; 38. T3R, R2A; 49. T3A, R3C; 50. Px:P+, Px:P; 51. C5D, D4R; 52. T3R, D5D;

53. C7R+, R3A; 54. Cx:P, Rx:C; 55. P4T,

D7D; 56. R2C, DSA.

Y la partida se declara tablas.

APERTURA INGLESA

Portisch v. Najdorf

l. P4AD, C3AR; 2. C3AD, P3R; 3. C3A, A5C; 4. D2A, 0-0; 5. P3TD, Ax:C; 6. Dx:A, P3CD; 7. P4CD, A2C; 8. A2C, P3D; 9. P3R, CD2D; 10. A2R, P4A; 11. 0-0, TIA; 12. P3D, P4D; 13. P5C, TlR;

14. P4TD, P4R; 15. PxP, Cx:P; 18. D3C,

D3A; 17. C2D, C5C; 18. P4R, D3R;

C4A,TDlD;20.P4A,Px:P;2l.Tx:P,RlT;

19.

22. A4C, D2R; 23. Ax:C, Dx:A; 24. C5R,

Tx:C; 25. Ax:T, TlAR; 26. T(l)lAR, RlC;

27. A6D, A4D; 28. PxA, Dx:A; 29. T5A,

P3C; 30. T6A, D4R; 31. P8D, C4D; 32. T(6)3A, Dx:PD; 33. D4A, D4R; 34. D4R,

D3D; 35. P3T, C6A; 36. DlR, D5D+; 37. RlT, P4A; 38. D6R+, R2C; 39. TlR, T2A;

40. DSR, C4D; 41. D8D, C6A; 42. D8CD,

C4D; 43. D6D, C6A; 44. DSC, C4D; 45. TSR, C3A; 46. T6R, Dx:PT; 47. T(3)3R, Dx:P; 48. T7R, DSC+; 49. R2T, D7T; 50. T(3)6R, D4D; 51. T6D, D7T; 52. D8D,

Tx:T; 53. Dx:T+, D2A; 54. D5R, P4CR;

55. Dx:PAR, P3'.rR; 56. D5R.

Las negras se excedieron en el tiem- po reglamentario.

APERTURA INGLESA

Mlles v. Panno

l. P4AD, C3AR; 2. C3AD, P4D; 3. PxP, Cx:P; 4. P3CR, P3CR; 5. A2C, C3C; 6.

MAYO DE 1978

AJEDREZ

295

P3D, AZC; 7. A3R, 0-0; 8. DZD, P4R; 9. P4TR, P4TR; 10. A6T, TlR; 11. AxA, RxA; lZ. TIA, P3AD; 13. C3A, C3T; 14. 0-0, C2A; 15. TRlD, P3A; 16. P3R, P4T; 17. DZA, D2R; 18. C4R, A5C; 19. T2D, TRlD; 20. D5A, DxD; 21. CxD, T2T; Z2. P4D, AxC; Z3. AxA, P4A; 24. P4R, PxPR; 25. AxPR, P5T.

DZR,

D2R; 136. A2C,

TlD;

37.

TxT+,

Í>xT; 38. A4R, D5D; 39. R2C, R2C; 40.

A2A,

P4A; 43. A3C, P5R; 44. D4A. La partida fue declarada tablas.

P4TR,

D3A,

P4T;

41.

P4R;

42.

APERTURA INGLESA

Najdorf v. van den Sterren

l. P4AD, C3AR; 2. C3AD, P4A; 3. C3A,

P3R; 4.P4D,PxP;5.CxP,A5C;6.C2A, AxC+; 7. PxA, D4T; 8. C4C, 0-0; 9.

P3R, C3A; 10. TlCD, P4D; 11. PxP, PxP;

12. A3D, A5C; 13. P3A, A4T; 14. 0-0,

A3C; 15. AxA, PTxA; 16. D3C, C4R; 17. TlD, TR1D; 18. C3D, CxC; 19. TxC, D3T;

20. T4D, P3C; 21. A2D, TD1A; 22. P4TD,

T5A; 23. D5C, DlA; 24. AlR, T4A; 25. D3D, TlR; 26. A2D, D3A; 27. T5C, T1AD;

28. A1R, P3T; 29. TIC, P4T; 30. D1D,

P4CD; 31. PxP, TxPC; 32. TlT, D4A; 33.

P3T, C1R; 34. R1T, C2A.

Z6. CxPC, TxC; 2'7. TxP, TxP; 28. TxP+, R2A; 29. TxT, PxT; 30. T6T, R2C; 31. TxP, T2T; 32. T7T+, RlC; 33. P5T, C4C; 34. T6T, ClA; 35. T6CR+, T2CR; 36. T6TD, T2TD; 37. TxT, C(l)xT; 38. P4A, C3D; 39. A3D, C3A; 40. P3T, C4T; 41. R2A. Y la partida se declaró tablas.

APERTURA INGLESA

Korchnoi v. Andersson

l. P4AD, P3R; 2. C3AD, C3AR; 3. C3A, P4A; 4. P3CR, P3CD; 5. A2C, A2C; 6. 0-0, A2R; 7. P4D, PxP; 8. DxP, 0-0; 9. P4R, P3D; 10. TlD, P3TD; 11. D3R,

D2A; 12. P3C, C3A; 13. A2C, C2D; 14. TDlA, DlC; 15. T2D, TIA; 16. T(l)lD, T2T; 17. AlAR, C4A; 18. A3TD, CID; 19. A2R, ASAD; 20. P5R, PxP; 21. CxP, A1R;

22. P4CD, C5T; 23. C7D, AxC; 24. TxA,

CxC; 25. DxC, C3A; 26. TxT, DxT; 27.

P5C, A3A; 28. D3R, PxP; 29. PxP, C5D;

30. A3D, P3C; 31. A2C, C6A+; 32. DxC,

35. P4R, PxP; 36. P4AD, C3R; 37. TxPR, T7C; 38. A3A, T(7)1C; 39. TxP, D7A; 40. TxC, PxT; 41. D7D, T8C+. Y simultáneamente las negras abando- naron.

DEFENSA SICILIANA

Timman v. Sosonko

l. P4R, P4AD; 2. C3AR, P3D: 3. P4D,

MAYO DE

1978

AJEDREZ

297

, AlD; 32. RlT, A3C; 33. D3A,

D4R; 34. D6A, D5D; 35. P6D, T4R; 36. D3AR, T(l)lR; 37. P7D, T(l)2R; 38. P8D=D+, DxD; 39. TxP, DlAD; 40.

TlAR, P3T. Y la partida se declaró tablas.

31•

DEFENSA SICILIANA

Mecking v. Panno

l. P4R, P4AD; 2. C3AR, P3D; 3. P4D, PxP; 4. CxP, C3AR; 5. C3AD, C3A; 6. A5CR, P3R; 7. D2D, P3TD; 8. 0--0-0, A2D; 9. P4A, P4C; 10. AxC, PxA; 11• .P5A, CxC; 12. DxC, A3T+; 13. \RlC, A5A; 14. PxP, PxP; 15. C2R, A4R; 16. D2D, 0-0; 17. P3CR, D3C; 18. A3T, TDlR; 19. C4A, D2C; 20. D3R, T2R; 21.

TRIA, R2C; 22. T2A, D3A; 23. C3D, AIR;

24. T(2)2D, A3C; 25. A2C, TIA; 26.

P4CR, D5A; 27. CxA, PDxC; 28. P4TR, D4A; 29. DxD, TxD; 30. '.f7D, RIA; 31.

TxT+,

36.

AlA, P3T; 37. A3D, R2R; 38. P3T, R2A;

39. P4C, A2D; 40. TSD, T5D; 41. TSTD,

TSD+, TIR; 32. P5T, TxT;

AIR;

33.

34. TST, T3A; 35. RIA, T3D;

P4A; 42. PCxP, PxP; 43. TxP. Y la partida se declaró tablas.

DEFENSA BOGOLJUBOV

Sosonko v. Ree

l. P4D, C3AR; 2. P4AD, P3R; 3. P3CR,

A5C+; 4. A2D, D2R; 5. C3AR, 0-0; 6. A2C, AxA+; 7. DxA, C5R; 8. D2A, P4AR; 9. CD2D, CxC; 10. DxC, P3D; 11. 0-0, C2D; 12. TRIR, P4R; 13. P4R, P5A; 14. TDID, PxP; 15. PTxP, C3A; 16. D3A, A5C; 17. P5A, RIT; 18. PxPD, PAxP; 19. D3T, TDIR; 20. T3D, P3TD;

21. C2D, A2D; 22. D4C, A4C; 23. T3AD,

C5Ci 24. T3A, PxP; 25. DxP(4D), D4R;

26. DxD, PxD; 27. TxT+, TxT; 28. P3A,

C3A; 29. TIAD, TID; 30. 030.

(Véase

el diagrama

siguiente)

, P4C; 31. A3T, P5C; 32. AxP,

CxA; 33. PxC, A3A; 34. T5A, TSD+; 35. R2A, AxP; 36. TxP, A4D; 37. C5A, AxP;

38. TSR+, R2C; 39. T7R+, R3C; 40.

30•

TxPC, A5A; 41. R3R, T3D; 42. C7D, R3T; 43. C5R, A4D; 44. T7T, T3CD; 45. R4D, A7T; 46. R3A, ASO; 47. TST, R4C; 48. P4C, T3R; 41. R4D, T3CD. Y la partida se declaró tablas.

*

*

*

INSTRUCTIVA VICTORIA DE KORCHNOI SOBRE PANNO

El gran maestro Víctor Korchnoi se consagró como primer aspirante a la

corona mundial de ajedrez, en el intenso

y agudo match en que recientemente

derrotara al gran maestro soviético Bo- ris Spassky. La importancia del encuen- tro y su carácter eliminatorio, a lo que se sumó la condición de exiliado ruso de Korchnoi, dieron un marco de exce- siva tensión, tanto dentro como fuera del tablero; ello quizá justifica algunos errores cometidos por ambas partes, que no son frecuentes a ese nivel. La pre-

sente partida, disputada en Holanda, nos muestra un rasgo que aparentemente Korchnoi no exhibe con frecuencia, aun- que sin duda lo posee: fino juego posi- cional. Se enfrenta con él conduciendo las piezas negras el gran maestro ar- gentino Osear R. Panno, quien practica un juego posicional de notable solidez

y profunda estrategia; siendo posible que no se encontrara en su mejor forma,

302

AJEDREZ

MAYO DE 1978

Wavrenchuk jugó muchas partidas brillantes, pero sólo una media docena aparecieron publicadas en las revistas de ajedrez. Las transcribo sin comenta- rios y agrego, en primer término, una inédita, comentada, que jugamos en con- sulta, hace muchos años, contra otros dos jugadores de primera categoría.

VILLA LIBERTAD, 1965

(Ritmo de 40 jugadas en dos horas)

CONTRAGAMBITO DEL PEON DAMA (ATAQUE COCHRANE)

R. Castelli y

S. Wavrenchuk v.

E. Gomizelj y A. Ríos

l. P4R, P4R; 2. C3AR, P4D.

Este contragambito, no muy sólido pe- ro peligroso en manos de un jugador de ataque, era entonces el arma predilecta de Ríos, quien lo aplicaba con éxito en partidas de torneo.

3. CxP, D2R; 4. P4D, P3AR; 5. C3AD!?

La teoría recomienda aquí 5. C3D, so-

bre la base de la partida Boleslavsky- Lilienthal, Leningrado-Moscú, 1941, que

siguió 5

cas obtuvieron ventaja. Keres en su clá- sico «Manual de las aperturas abiertas» (Tallinn, 1952. Traducción al español de

la editorial Grabo, Buenos Aires, 1954), comentaba que «también merece consi- deración la continuación, sacrificando una pieza, recomendada por Shiffers: 5. C3AD,PxC; 6. CxP, D3D; 7. PxP,DxP;

, D2A; 7. PxP, o 7. A4AD, con ventaja para las blancas».

En realidad, el ataque que se inicia con 5. C3AD fue introducido por Coch- rane mucho antes de que Schiffers (1850- 1900) naciera. El maestro inglés lo puso en práctica en dos partidas con Staun- ton, jugadas en Londres en 1841, gana- das ambas por el blanco. El mismo Staunton, en su «Chess Player's Hand-

8. A3D, A3D; 9. P4AR, o bien 6

, PxP; 6. C4A, y las blan-

book» (Londres, 1847) recomienda 5. C4C, pero comenta a continuación (pág. 101): «Hay una variante hermosa pero incorrecta a disposición en este momen- to, inventada por Mr. Cochrane, que con- siste en abandonar el CR y jugar 5. C3AD (ver la partida entre Cochrane y Staun- ton, en el cual ocurre esto, al final de este capítulo)».

5 , PxC; 6. CxP, D2A.

En una de las partidas entre Cochra- ne y Staunton (publicada por éste en el «Chess Player's Companion», Londres, 1848, págs. 212-213) el negro jugó aquí

6 , D3D ,y siguió 7. PxP, DxP; 8.

A3D, A3D (Staunton califica a esta ju- gada como «indispensable preparación

para el amenazado ataque del AD blan- co o PAR, en la próxima movida») ; 9. P4AR, D3R; 10. P5A, D4R; 11. A4AR, DxPC; 12. AxA, PxA; 13. C7A+, R1D;

14. CxT, P3CD; 15. 0-0, y las blancas

ganaron rápidamente.

7. A4AD, A3R; 8. CxP+.

Una novedad. En la otra partida Coch- rane-Staunton continuóse 8. 0-0, P3A; 9. P4AR, PxC; 10. PxPR, D2D? (mejor

era 10

11. TxD, AxT, según el «Handbuch de

Schachspiels» de Bilguer-von der Lasa, 8'1- ed., revisada por Schlechter, año 1916)

11. PxP, AxP; 12. P6R!, D3A; 13. D5T+,

P3C; 14. DxA, y el blanco también en

este caso se impuso con rapidez.

8. , DxC; 9. AxA, PxP; 10. DxP,

C3AD; 11. D4A, C3A; 12. P4A, TlD; 13.

A3R, D2R!

Jugada muy fina. Aparentemente, la idea es sólo cambiar damas

, D3C+); pero para proyecto tan burdo no valdría la pena entorpecer el desa- rrollo del flanco rey. En realidad, la in- tención es pasar al contraataque des- pués que las blancas enroquen, median- te la maniobra D2R- D5T!

14. 0-0, T3D; 15. P5A, C5CR!; 16.

16. ASA, D5T; 17. AxT!?, AxA; 18. P3TR.

, D2A, o bien

10

, PxA;

MAYO DE

1978

18•

, C(5)4R?

Error decisivo. Correcto era

AJEDREZ

303

D4D, 0-0; 15. AxP!, P4R; 16. PxP a.p.,

AxA; 17. P4A, A3A? (17

18. CxA+, CxC; 19. PxP, C5CD; 20.

0-0-0, C3A; 21. AxC, DxA; 22. CxP, D2A; 23. P4CR, ClR; 24. T5T, C2C; 25. T5C, D2R; 26. C4R, AxP!; 27. P6A, TR1D;

28. P7A+, DxP; 29. DxT, TxD; 30. TxT+,

, AxPR!);

OlA; 31. C6A+, R2A; 32. TxD.

Y las negras abandonaron.

Preliminar

Campeonato

Metropolitano,

1967

GAMBITO DE DAMA (POR TRANSPOSICION)

S. Wavrencbuk v. J. M. Suárez

l. P4D, C3AR; 2. P4AD, P3R; 3. C3AR,

P4D;4.C3A,A2R;5.A5C,0-0;6.P3R,

P3TR; 7. A4T, P3CD; 8. A3D, A2C; 9. 0-0, P4A; 10. A3C, C3A; 11. PxPD,

PRxP; 12. TIA, P5A?; 13. AlC, A5C; 14. C5R, AxC; 15. PxA, CxC; 16. AxC, TlR;

17. D2A, P3C; 18. TDlR, C2D; 19. A4A,

R2T; 20. P3A, D3A; 21. A3C, ClA; 22.

P4R, C3R; 23. PSR, D2C; 24. P4A, AlA;

25. PSA, C4C; 26. P6R, P3A; 27. P4TR,

CSR; 28. TxC!, PxT; 29. DxP, A2C; 30.

PxP+, RlC; 31. D5A, TDlD; 32. DxP, DxD; 33. TxD, A4D; 34. ASA, T2R; 35.

ASR, TDlR; 36. T7A, AxP; 37. T7T!, - RlA; 38. AxA, TxA; 39. TST+, R2R; 40. TxP, R2D; 41. PST, R3A; 42. T7T, R4D;

43. T7AR, P4C; 44. P7C, P5C; 45. T8A.

,

, RlA?; 20. D6R); 20. D2R, D6C; 21. TDlD

(21. D2D, D7T+ da a las negras un ata-

que muy peligroso),

22. R2A, D6C+, y tablas por jaque per- petu!l. Este hubiera sido el final lógico de esta difícil y teóricamente interesante partida.

, D7T+;

C6R!; 19. A7A+, RlD (pero no 19

19. D5C, D6C; 20. DxP, C6A+.

Si 20

, C5D; 21. DBT+, R2R; 22.

23.

DxP+, seguido de DxC.

21. TxC, D7T+; 22. RlA, D8T +;

R2A, A4A+; 24. R3C.

Y

las negras abandonaron.

También era

bueno

24.

25. RxA, y ganan.

T3R,

AxT+;

24•

, A3D+; 25. R4T, A2R+; 26.

P6A!, DxPC'; 27. D7D+.

Las negras abandonaron.

Torneo Invitación Villa Ballester, 1967

DEFENSA BENONI

S. Wavrencbuk v. J. Morgado

l. P4D, P4AD; 2. P5D, P4AR; 3. P3CR, C3AR; 4. A2C, P3CR; 5. C3TR, A2C; 6. C4A,P3D;7.P4TR,C3T; 8.C2D,TlCD; 9. P4R, P5A?; 10. P5T, P4CR; 11. P6T, AxP; 12. 'C5T, C5CR; 13. CxP, D2A; 14.

Campeonato Metropolitano por Equipos, 1971

APERTURA ALAPIN J. Mazzoleni v. S. Wavrencbuk

P4R, P4R; 2. C2R, C3AR; 3. CD3A,

C3A; 4. P3D, A4A; 5. C3C, P3D; 6. A2R, CSD; 7. P3TR, P3A; 8. 0-0, P4TR!; 9. ASC, C3R; 10. AxC, DxA; 11. AxP, CSA;

12. A4C, D4C; 13. C4T, T5T; 14. C5A,

AxC; 15. PxA, 0-0-0!; 16. CxA, TxA!;

17. PxT, TlT!; 18. C4R, DST; 19. P3AR,

P4D!; 20. C6D+, R2D; 21. DlR, D7T+;

22. R2A, DxP+; 23. R3R, DxPAD; 24.

TlCR, T7T. Las blancas abandonaron.

l.

NUEVA BIBLIOTECA DE AJEDRE2

Obras escritas por maestros, de gran interés para profesionales y allclonadoa

Ediciones cuidadas. Tamaño 22,5 x 15,5 cm. Encuadernadas a la rústica

Alekbine, Alejandro- Mis Mejores Partidas de Ajedrez ( 1924-1937)

Averbacb y 8eilin -

Capablanca, J. R.- Fundamentos del Ajedrez

('zerniak, Miguel -

. Dedrle, Frantisek - Finales Artísticos

Euwe, l\1ax -

FUidor. f'rancisco A. D. -

f'ine, Rubén - Fine, Rubén - Fine, Rubén - tiran, Roberto -

.

.

Viaje por el Reino del Ajedrez

El Final. (Estudio Completo de la Fase Final en

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Toda Partida de Ajedrez)

Estrategia y Táctica en Ajedrez

Análisis del Juego de Ajedrez

Fmales Básicos de Ajedrez. Tomo I

Finales Básicos de Ajedrez. Tomo

El Medio

Juego

en Ajedrez

II

Tratado General de Ajedrez. Tomo I, Rudimentos

Grao, Roberto.- Tratado General de Ajedrez. Tomo Il, Estrategia Grau. J:oberto.- ldem, ídem. Tomo 111, Conformaciones de Peones

Grau, Hoberto -

tirau, Roberto.- Cartilla de Ajedrez

llorowitz y Reinfeld -

ldem, ídem. Tomo IV, Estrategia Superior

Cómo Planear la Partida de Ajedrez

S 3.415.-

1.570.-

" 1.740.-

,

3.190.-

l. 795.-

1.635.-

" l. 740.-

"

,

3.250.-

"

3.250.-

"

2.740.-

"

3.425.-

"

3.425.-

"

3.425.-

"

3.425.-

"

1.200.-

"

2.215.-

Krogius, Nicolai V. - Las Leyes del Final

 

, l. 270.-

Palau, I.uis.- Táctica Moderna y Sutilezas en

 

Aperturas

 

1.970.-

Palau, Luis -

Combinaciones y

Celadas en las Aperturas

 

"

2.040.-

Palau, l.uis -

Ejercicios de Combinaeión con Finales Brillantes

 

2.170.-

l'alau, Luis - Joyas del Ajedrez. 120 Partidas Extraordinarias de

 

Grandes Maestros

 

"

3.250.-

 

·

.

Palau, Luis -

Tratado

Completo

de

Aperturas.

Tomo

 

l,

Aperturas

 

Abiertas (Peón Rey)

 

3.190.-

Palau, Luis -

Tratado Completo de Aperturas. Tomo 11, Aperturas

 

Semiabiertas (Defensas)

 

"

3.190.-

Palau, Luis -

Tratado Completo de Aperturas. Tomo III, Aperturas

 

Cerradas (Peón Dama y Flancos) Panov, Vassily- Capablanca

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

3.190.-

, 2.950.-

,

Puiggrós, Guillermo - Brillantes Partidas

Argentinas

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

,

3. 200.-

Sokolsky, Alexei- La Partida de Ajedrez a Través de su Desarrollo

 

"

2.lOO.-

Tartakower, S. G. -

Sugestiones para la Estrategia AJedrecística

 

"

985.-

NOTA. -

Estos precios pueden ser modificados sin previo aviso.

Impreso

Editado en

en

la

Argentina

por

Omega.

la

Qulrno

Editorial Sopena

Costa

5250,

Argentina

Lanús

Oeste,

Artes

Orá flcas

S.

A.

Buenos

Alru