Está en la página 1de 136
SOBRE LA TEORIA Y EL METODO EN GEOGRAFIA REGIONAL Raquel Manduca Carlomagno FONDO EDITORIAL DE

SOBRE LA TEORIA Y EL METODO EN GEOGRAFIA REGIONAL

Raquel Manduca Carlomagno

FONDO EDITORIAL DE HUMANIDADES Y EDUCACIÓN Colección Académica. SERIE TRABAJOS DE ASCENSO

Las obras publicadas en la Colección Académica, series Trabajos de Ascenso y Licenciatura, solo han sido modificadas en su diagramación no así en su contenido, respetándose su integridad el texto que ha sido reconocido por el jurado calificador con la mención publicación.

El Editor

© Fondo Editorial de Humanidades y Educación 2004. Departamento de Publicaciones. Universidad Central de Venezuela. Ciudad Universitaria. Caracas-Venezuela. Teléfonos: 605 2938. Fax: 605 2937

Trabajo grado presentado por Raquel Manduca Carlomagno para optar por el ascenso A la categoría Profesor Asistente

1ª edición 2004

Diseño de colección y portada: Adrián prado

Edición al cuidado de: Grupo Imagen y punto s.a.

Autoedición Electrónica: Eneida Orsini / Maritza Marturet

100 ejemplares impresos en Venezuela. Printed in Venezuela

Universidad Central de Venezuela

Antonio Paris

RECTOR

Eleazar Narvaez

VICERRECTOR ACADÉMICO

Elizabeth Marval

VICERRECTOR ADMINISTRATIVO

Cecilia Garcia

SECRETARIA GENERAL

Facultad de Humanidades y Educación

Benjamín Sánchez

DECANO

Vincenzo Piero Lo Mónaco

COORDINADOR ACADÉMICO

Eduardo Santoro

COORDINADOR ADMINISTRATIVO

Aura Marina Boadas

COORDINADORA DE EXTENSION

Omar Astorga

COORDINADOR DE POSTGRADO

Adriana Bolívar

COORDINADORA DE INVESTIGACIÓN

DEDICATORIA

A lo mejor de mi vida: mi familia, aquellos que están sobre nuestra geografía y los que ya partieron a otros mundos.

A mis amigos.

AGRADECIMIENTOS

A ANTONIO BOADAS y ALEJANDRO REYES, por la lectura de los borradores y sus importantes y oportunos comentarios

A MARIA TERESA TELLO K. y VIDAL SAEZ, por la traducción de algunos documentos de gran interés para el desarrollo de este trabajo

A ROBERTO PRATO, por suministrarme la cartografía digitalizada

A ROGER PECE y SIMÓN GONZÁLEZ por la diagramación y montaje de la cartografía

Lo que la Geografía a cambio del auxilio que recibe de las otras ciencias puede aportar al tesoro común es la aptitud de no fragmentar lo que la naturaleza reúne, a comprender la correspondencia y la correlación de los hechos, sea en el medio terrestre que los envuelve a todos, sea en los medios regionales donde se localizan.

Al volver a trazar los caminos por los que la Geografía ha llegado a aclarar su fin y a afirmar sus métodos, se reconoce que ha sido guiada por el deseo de observar más y más atentamente las realidades naturales. Este método ha dado sus frutos; lo esencial es conservarlos y continuar”

“Mi único objeto ha sido el demostrar (

Los agrupamientos parciales, por regiones o partes del mundo, tienen su sentido y su razón de ser, pero no reflejan más que imperfectamente la sola unidad de orden superior que tenga una

La explicación no

pertenece más que a la tierra tomada en su conjunto. Por encima de mil combinaciones que hacen variar hasta el infinito la fisonomía de las comarcas, hay condiciones generales de formas, de movimientos, de extensión, de posición, de intercambios que restablecen sin cesar la idea de la tierra. Los estudios locales, cuando se inspiran en este principio de generalidad superior, adquieren un sentido y un alcance que supera en mucho el caso particular que enfocan”.

Vidal de La Blache

la idea de la unidad terrestre.

)

) (

existencia sin fraccionamiento ni restricción. (

)

RESUMEN

La Geografía Regional se basa en la observación y análisis de las causas y efectos de la

acción del hombre sobre la superficie terrestre y la conexión de relaciones causales

entre diferentes fenómenos en un lugar o entre fenómenos de diferentes lugares.

Su

fundamentales en los procesos económicos, políticos, sociales y tecnológicos mundiales.

teoría

y

método

han

sido

históricamente

sobredeterminados

por

cambios

La Región es el área donde se ha formado un “género de vida”, como resultado en el

tiempo de la relación de un grupo humano -su cultura, formación económica particular y

avances tecnológicos-, y su territorio.

Entre 1940 y 1960, la aparición de las computadoras impulsó la Geografía Cuantitativa

o Teorética, interesada en el orden de los procesos espaciales y la ubicación de las

actividades humanas.

A finales del siglo XX, la cibernética, la transformación de las premisas y prácticas

económicas, especialmente el comercio mundial, genera cambios sociales que tienen su

repercusión sobre el espacio.

En una economía mundial, la ubicación -el carácter local-, con nuevas funciones para

empresas, poderes públicos y otras instituciones, especialmente universidades,

constituye la ventaja competitiva duradera.

Este cambio de paradigma, promovido fundamentalmente por economistas, reconoce sus antecedentes en la geografía económica regional de mediados del siglo XX, al asignar un peso específico a la ubicación.

La planificación nacional, regional, local, urbana; el desarrollo regional, la ordenación del

territorio, la descentralización administrativa del Estado, la administración de los recursos

naturales, los problemas ambientales, la globalización, han requerido la aplicación de la

teoría y el método de la Geografía Regional, para comprender los resultados diferentes

que los mismos agentes producen sobre distintos espacios, es decir, los problemas

surgidos a partir de una ubicación particular.

Palabras claves

Geografía Regional, Región, Ubicación, Carácter Local, Teoría y Método.

ÍNDICE

PAG.

INTRODUCCIÓN

1

LA EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA GEOGRAFÍA REGIONAL

4

1. Antecedentes y surgimiento de la Geografía Moderna

5

2. Las Escuelas de Geografía Regional desde finales del siglo XIX

9

2.1 La Escuela Alemana

9

2.2 La Escuela Francesa

12

2.3 La Escuela Americana

14

2.4 La Geografía Regional en Gran Bretaña

14

2.5 La Geografía Regional en Rusia y la Unión Soviética

16

2.6 La Geografía Regional en Venezuela

19

II. EVOLUCIÓN TEÓRICA DE LA GEOGRAFÍA REGIONAL

26

1. Los Planteamientos de Vidal de La Blache

28

2. Hartshorne y la Geografía Regional en Estados Unidos

34

3. La Revolución Cuantitativa o Neopositivismo

36

III. EL MÉTODO DE LOS ESTUDIOS GEOGRÁFICOS REGIONALES

45

1. Análisis y Síntesis de los Procesos Geográficos

48

2. El condicionamiento temporal

50

3. La Delimitación de la Región y sus Espacios Interiores

54

3.1 Subregiones

62

3.2 Ámbitos Locales

67

4. Implicaciones de la Escala de Trabajo

70

5. Objetivos del Estudio y Niveles de Análisis Regional

92

IV. ¿NUEVO PARADIGMA DE LA GEOGRAFÍA REGIONAL?

101

CONCLUSIONES

110

BIBLIOGRAFÍA

111

INDICE DE CUADROS

PAG.

Cuadro Nº 1.

Sinopsis de la Evolución Histórica de la Geografía

23

Cuadro N° 2.

Equivalencia entre la Escala de Representación y la Superficie Real del Terreno

73

Cuadro N° 3

Niveles Categóricos de Geomorfología

77

Cuadro N° 4.

Unidades Naturales

80

Cuadro N° 5.

Tipos de Paisaje

84

Cuadro N° 6

Tipo de Relieve y Forma de Terreno

88

INDICE DE FIGURAS

Figura Nº 1.

Tesis de Paul Vidal de La Blache

31

Figura Nº 2.

Síntesis Regional

46

Figura Nº 3.

Proceso Dialéctico de Análisis y Síntesis

54

Figura Nº 4. Relaciones Sistémicas de los Espacios dentro de una Nación

59

Figura Nº 5.

Proceso de Diferenciación de Regiones

60

Figura Nº 6

Factores de la Diferenciación de Regiones

63

Figura Nº 7

Formas de percepción de los Niveles Geomorfológicos

72

Figura Nº 8

Efectos del Incremento de la Productividad

104

INDICE DE MAPAS

Mapa Nº 1.

Continente Americano. Escala 1:42.000.000

75

Mapa Nº 2.

Venezuela. Escala 1:10.000.000

79

Mapa Nº 3.

Región Nororiental. Escala 6.5000.000

81

Mapa Nº 4.

Nueva Esparta. Escala 1:600.000

85

Mapa Nº 5.

Cuencas Ríos El Toro, Mateo y Guayacán. Escala 1:80.000

89

Mapa Nº 6.

Juan Griego, Uso de la Tierra. Escala 5.000

90

INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN.

Desde su surgimiento como disciplina académica oficial, la Geografía ha evolucionado en su basamento teórico, epistemológico y metodológico, para dar respuesta a los requerimientos de la sociedad y de determinados países o potencias y sus circunstancias históricas.

La evolución histórica de la Geografía, al igual que la de todo el conocimiento científico, ha sido sobredeterminada por los cambios fundamentales en los procesos económicos, políticos, sociales y tecnológicos mundiales, que han influido en el modelado de su concepción teórica y, tal vez aún más en la incorporación dentro de su método, de las tecnologías surgidas en cada época, que han facilitado la experimentación y demostración empírica y cartográfica de los procesos geográficos.

La teoría y el método de la geografía moderna datan de algo más de un siglo, en épocas de la posguerra franco-prusiana, cuando coinciden dos factores sociales que le imprimen cambios fundamentales en su concepción y conducen a su institucionalización como carrera universitaria a finales del siglo XIX, coincidiendo con la división de las ciencias en disciplinas. Una, la inclusión de la geografía en los programas de enseñanza primaria y secundaria en Alemania y Suiza y, consecuentemente, la necesidad de formar profesores para la docencia; y dos, la expansión y afianzamiento del imperialismo europeo, que vio en la Geografía la fuente para explorar y conocer los territorios que conformaban el nuevo imperio, formar personas con mayor capacidad para comprender las posibilidades políticas y económicas de desarrollo y comercio mundial, y la posibilidad que ofrecía para el reforzamiento y popularidad de la idea nación-estado, necesarios para desarrollar sentimientos nacionalistas en territorios donde había prevalecido la atomización como efecto de las constantes guerras y ocupaciones entre naciones.

Esto introdujo cambios en los enfoques de la geografía, y también la atracción hacia su estudio de profesionales de formación muy diversa, con diferentes enfoques teóricos y metodológicos, que incidirán en el proceso de estructuración de la Geografía como ciencia en general.

La incorporación en sus orígenes, de geólogos, farmaceutas, zoólogos, naturalistas, historiadores, filósofos al estudio de la geografía y el sesgo que la formación original impartía a sus planteamientos, es tal vez la razón de la persistencia de un dualismo ancestral de la Geografía. Las distintas escuelas buscaron la solución a esta dualidad en la geografía regional y del paisaje, dando origen a la Escuela de Geografía Regional.

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Alemania, Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia y la Unión Soviética son algunas de las Escuelas de pensamiento geográfico que orientan su enfoque al estudio de la conjunción hombre-medio, en un interés por interpretar la forma e intensidad como las actividades humanas pasan a ser cada vez más un factor modificador del medio físico natural.

Paul Vidal de la Blache (1845-1918), francés, es considerado el fundador de la Escuela de Geografía Regional Francesa. Teniendo como basamento central la observación y análisis de las causas y efectos de la acción del hombre sobre la superficie terrestre, considera la tierra como un organismo vivo, y al hombre como factor que desempeña “cada vez más el papel de causa, no el de efecto”.

La Región es el área donde se ha formado un “género de vida”, como resultado en el tiempo de la relación de un grupo humano y su territorio. En este proceso están incorporados la cultura de cada sociedad, su formación económica particular y los avances tecnológicos que introducen cambios en la interacción humanidad-naturaleza.

Hartshorne, de la Escuela Americana, nacido en 1899, agregará posteriormente que no se trata del estudio de las relaciones entre naturaleza y hombre, sino de la conexión de relaciones causales entre los fenómenos de la geografía: entre diferentes fenómenos en un lugar o entre fenómenos de diferentes lugares, ampliando el ámbito de influencia de la región vidaliana. Entre 1940 y 1960 se producen cambios metodológicos en todas las ciencias asociados a la aparición de la tecnología de las computadoras, que dio origen a lo que se llamó la Revolución Cuantitativa o Neopositivista. En el campo geográfico la Geografía Cuantitativa o Teorética deja de lado los planteamientos historicistas y la consideración de las interrelaciones entre lugares o regiones específicas, para basarse en la organización geométrica y los patrones de fenómenos del análisis espacial, que condujera al “orden de los procesos espaciales”. Sin embargo, la región sigue siendo el espacio para la comprobación de las teorías y leyes generales que expliquen la distribución espacial, mediante el uso de modelos teóricos. Este período es fuertemente influido por los planteamientos de otras ciencias: economistas, especialmente de la Asociación de la Ciencia Regional; la Escuela de Ecología Humana de Chicago, escuela sociológica que liga la organizaron social a la estructura espacial; de los físicos sociales de la Universidad de Princeton, especialmente en lo referente a la regla rango-tamaño que relaciona el tamaño de las ciudades con el rango que le corresponde, y la aplicación de modelos de gravedad a la interacción humana, y la incorporación del estudio de la tierra con un enfoque sistémico, donde cada fenómeno es interdependiente y la modificación de uno repercute en los demás.

Introducción

2

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Durante buena parte del siglo XX estos estudios tendrán importancia no sólo para la ciencia geográfica, sino por su utilidad práctica en la comprensión de la localización de las actividades humanas y los efectos en la organización resultante del espacio, así como la planificación y solución de los principales problemas a resolver en la eficiencia de las actividades económicas, humanas y ambientales. En este siglo, como resultado de los cambios en las estructuras económicas, la evolución tecnológica, la intensificación de las conexiones causales entre la naturaleza y el hombre, los fenómenos en un lugar y entre lugares, se han sucedido enfoques y acciones, algunos de trascendencia mundial, para dar respuesta a las necesidades de mejorar estas relaciones y dar solución a los problemas que ello conlleva.

La planificación nacional, regional, local, urbana; el desarrollo regional, la ordenación del territorio, la descentralización administrativa del Estado, la administración de los recursos naturales, los problemas ambientales y, más recientemente, el fenómeno llamado globalización o mundialización, han requerido la aplicación de la teoría y el método de la Geografía Regional, para comprender los efectos diferentes que los mismos agentes producen sobre espacios diferentes, o más específicamente, los problemas surgidos a partir de una ubicación particular.

Muchas de estas prácticas siguen teniendo vigencia, aunque se introduzcan variantes o cambien de nombre. A finales del siglo XX se producen nuevamente cambios de paradigmas en base a: los avances tecnológicos, la transformación de las premisas y prácticas económicas, especialmente el comercio, y consecuentemente, cambios sociales que tienen su repercusión sobre el espacio.

En torno al proceso globalizador existen divergencias en cuanto a su trascendencia, a pesar de que aún no puede ser aprehendido, y mucho menos evaluado en su totalidad. Una posición habla de efectos negativos de un desempleo creciente aparejado a un crecimiento económico. Otra, sin entrar a considerar este resultado, orienta hacia una nueva manera de ver las economías nacionales, regionales, locales, bajo un esquema que implica nuevas funciones para empresas, poderes públicos y otras instituciones, especialmente universidades, donde la ubicación –es decir, el carácter local-, constituye la ventaja competitiva duradera en una economía mundial, aunque de forma diferente que en décadas anteriores.

No obstante, los promotores de este cambio de paradigma, fundamentalmente economistas, reconocen los antecedentes históricos de sus planteamientos en la geografía económica regional de la primera mitad del siglo XX, al asignar un peso específico a la ubicación.

La Geografía, la Geografía Regional, cobra hoy un renovado papel protagónico.

Introducción

3

CAPÍTULO I

LA EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA GEOGRAFÍA REGIONAL

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

“El papel de las disciplinas, de la ciencia en su conjunto, ha variado a lo largo de la historia y por ello se afirma que para comprender el valor actual de la geografía es

)

Conocer la organización de las disciplinas académicas puede tener un significado estratégico. Si las disciplinas pueden ser vehículos de cambio social, el conocer y comprender cómo han evolucionado pueden desempeñar un papel importante en el cambio social futuro. (

Las preguntas que se plantean los geógrafos también son diferentes y si aceptamos que la postura filosófica adoptada por los individuos determina su práctica, el saber cómo ha nacido una disciplina concreta es esencial para definir los límites de la comprensión.” Tim Unwim

esencial conocer algo del pasado. (

I. LA EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA GEOGRAFÍA REGIONAL.

Al igual que ha sucedido en todas las ciencias, las ideas y la estructuración de la geografía han tenido un desarrollo histórico que responde a estímulos económicos, ideológicos, intelectuales y políticos que han prevalecido en determinadas épocas y países y estos han sido, en diverso grado, los factores que han inducido al avance o retroceso de la geografía como campo de estudio, y el predominio de determinados enfoques en distintos períodos de tiempo.

En cada período histórico, los miembros del colectivo de una sociedad, interactuando a través de sus ideas, crean reglas y procedimientos propios, definen los términos y criterios de sus juicios que gobiernan y enmarcan toda actividad, definiendo un contexto social.

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Cada sociedad tiene requerimientos propios; las disciplinas, individualmente consideradas y en relación con otras disciplinas, interpretan lo que la sociedad requiere, subsumiéndolo dentro de cada especialidad.

Este proceso evolutivo de pensamiento se realiza a través de las ideas desarrolladas por determinados intérpretes o grupos de intérpretes que van conformándose en escuelas de pensamiento.

En cada época histórica el hombre ha tenido determinados intereses que llevan al surgimiento y posterior desarrollo de ciencias o especialidades dentro de ellas.

Etimológicamente, la geografía, palabra de origen griego, consiste en la descripción de la tierra. Sin embargo, el concepto de la Geografía desde su surgimiento como disciplina académica oficial, ha vivido un proceso natural de evolución que, sin desvincularse del cometido de las ideas originales, ha visto evolucionar su basamento teórico y epistemológico, para dar respuesta a los requerimientos de la sociedad, y aún de determinados países o potencias y las circunstancias históricas.

En este proceso evolutivo del desarrollo de la ciencia geográfica, no pocas veces se ha tendido a manejar la idea de que existe más de una geografía:

física, humana, aplicada, regional, radical, teórica, cuando en realidad sólo constituyen un análisis parcial de un mismo, único y muy complejo objeto de estudio: la Tierra.

1. Antecedentes y surgimiento de la Geografía Moderna.

Varenio (1625 - 50) realiza por primera vez una delimitación científica de la naturaleza de la geografía; Kant (1734 - 1804) es el primero en proporcionarle una justificación teórica, al afirmar que todos los acontecimientos se encuentran limitados en el espacio y el tiempo, estableciendo un vínculo entre la geografía y el espacio, por una parte, y la

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

historia y el tiempo, por la otra, que tendrá gran influencia en el futuro de la disciplina (Unwin, 1995).

En efecto, a partir del siglo XIX se establecen dos corrientes predominantes en el estudio de la Geografía, Física y Humana, y una de las diferencias más claras entre ambas se refiere a la concepción del espacio, diferenciación que se mantiene en el tiempo. Especialmente en los años 60 y 70 del siglo XX prevalece un concepto unificador de la geografía como ciencia espacial.

Para algunos geógrafos físicos el espacio sigue siendo el tridimensional de la concepción euclidiana, mientras que los geógrafos humanos lo conciben como una construcción social, diferenciación manifiesta en el desarrollo de investigaciones, bibliografía, escritos, a pesar de ser muy escaso el desarrollo epistemológico y el debate filosófico sobre la naturaleza del espacio llevada a cabo por los geógrafos.

Existe consenso generalizado en considerar a Alexander von Humboldt (1769 - 1859) y Carl Ritter (1779 - 1859) como los fundadores de la geografía moderna. (Hartshorne, 1939, Claval, 1976, Capel, 1981, Holt Jensen, 1992, Unwin, 1995).

El gran aporte de Humboldt a la geografía fue la observación y comparación empírica, contemplando a las personas como parte de la naturaleza, utilizando un método inductivo.

Ritter utiliza los continentes como unidad básica para su análisis, que a su vez se subdividían en vastas regiones físicas y luego en unidades más pequeñas “alcanzadas a partir de la configuración y contenido detallados

de áreas determinadas” (Unwin, Pág. 116), lo que le ha valido, junto a

Humboldt, el reconocimiento de padre de la geografía moderna y precursor

de la geografía regional.

) (

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Humboldt y Ritter se ocupaban de la unidad de la naturaleza, Humboldt con un punto de vista ecológico, aspiraba a conseguir “obras de arte” regionales (Hartshorne, 1939, Pág. 258), mientras que Ritter centraba la importancia en la coherencia histórica y regional. Usaban un mismo análisis empírico preciso, compartían la importancia de la metodología comparativa y deseaban desarrollar la geografía como ciencia integradora (Unwin, Pág. 116), y destacaban en su obra la importancia de los elementos humanos y físicos.

Los estudios comparativos de Ritter se basaban en la representación física de la Tierra, a partir de aquí efectuó una clasificación de la Tierra en una serie de regiones físicas, para luego explicar la relación entre humanidad y naturaleza en las diferentes regiones en el transcurso de la historia de la humanidad, esto es, la evolución histórica del espacio geográfico.

Para Vidal de la Blache (1896, Pág. 60) “sería difícil comprender todo lo que encierra la idea de posición geográfica, si Ritter no hubiera mostrado la profunda significación que le atribuye, los hechos y ejemplos de cada

que no permiten que se consideren las diversas partes de la

tierra como una yuxtaposición inanimada sino como un hogar recíproco de

fuerzas actuantes” .

comarca (

)

Pero a partir de las últimas décadas del siglo XIX se producen dos factores sociales que transformarán radicalmente la posición de la geografía en el conjunto de las ciencias y el saber universal, y que conducirán a la institucionalización de la geografía.

La primera está asociada a la introducción de la educación elemental obligatoria en Alemania y Suiza, basada en principios pedagógicos modernos (Vilá Valentí, 1983; Holt-Jensen, 1992; Unwin, 1995), y la inclusión de la geografía en los programas de enseñanza primaria y secundaria, y la consecuente necesidad de formar profesores para la docencia.

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

La segunda se refiere a la expansión y afianzamiento del imperialismo europeo, que suponía una labor previa de exploración, asociada normalmente con la actividad geográfica.

La trascendencia que tuvo para la geografía el momento socio-político e histórico de finales del siglo XIX, lo refiere claramente Holt Jensen (1992, Pág. 26)

Fue después de la guerra Franco-Prusiana, 1870-1871, cuando influyentes políticos prusianos se dieron cuenta de que la geografía

como disciplina contemporánea podría servir a importantes fines políticos. La educación geográfica podría ser utilizada para reforzar y popularizar la idea de nación-estado, un objetivo recomendable en aquel momento, y formar personas con mayor capacidad para comprender las posibilidades políticas y económicas de desarrollo y comercio mundial. Para alcanzar estos objetivos era necesario proveer a los profesores de geografía de una mejor formación. Por este motivo, en 1874, el gobierno prusiano decidió crear cátedras de geografía en todas sus universidades. En 1880 habían sido nombrados ya diez catedráticos. En otros países europeos la geografía se introdujo en las universidades por razones parecidas. Mientras la historia y la geografía ayudaran a desarrollar sentimientos nacionalistas, su lugar dependería del grado en que fueran útiles para fomentar la idea de una identidad nacional. En Alemania, con su larga historia de cambios de fronteras y particiones en pequeños Estados, la

geografía adquirió gran importancia

En Francia se afirmaba que los

profesores alemanes habían ganado la guerra de 1871-1872. Era, pues, necesaria una reforma escolar para reemplazar los viejos programas tradicionales. Esta reforma introdujo nuevas ciencias naturales con la geografía entre ellas”

La creación de estas cátedras en las distintas universidades europeas, además de la institucionalización de la geografía, significó la atracción de profesionales de formación muy diversa, que se agruparon alrededor de algunos profesores particularmente activos y prestigiosos, con diversos enfoques teóricos y metodológicos de la geografía, que tendrán una mayor o menor trascendencia dentro del proceso de estructuración de la ciencia geográfica, pero que en todo caso, se centrarán en escuelas geográficas nacionales bien representativas: la alemana, la francesa y, más tarde, la

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

americana, en cuanto al desarrollo en la concepción de la geografía regional.

2. Las Escuelas de Geografía Regional desde finales del siglo XIX.

2.1 La Escuela Alemana.

Desde 1870 se suceden con rapidez la creación de nuevas cátedras; muchas de ellas fueron ocupadas por personas de formación muy diversa como Ferdinand von Richtoffen (1883 - 1905), geólogo, quien se planteó una obra monumental de carácter geológico y paleontológico; Frederich Ratzel (1858 - 1945), farmacéutico y zoólogo que escribe la “Antropogeografía”, por mencionar sólo algunos de los múltiples personajes de esta época, con muy disímiles enfoques: universalista, oceanográfico, climatológico, morfológico, etc.

A. Kirchoff, historiador y filólogo, se convertiría en “el más popular de los geógrafos alemanes de su tiempo, a través de colecciones editoriales destinadas al público universitario y de su dedicación a la geografía regional” (Unwin, Pág. 116). En 1889 se publicó un importante trabajo dirigido por Kirchoff, con la colaboración de doce autores, entre ellos Albrech Penck (1858 - 1945), que pasó a ser un clásico de la metodología regional alemana, además de una serie de monografías regionales.

Por otra parte, la orientación física que Richthofen imprimió a la geografía, desarrollando sobre todo la geomorfología, era peligrosa en cuanto que podía hacer de esta disciplina un simple apéndice de la geología o de otras ciencias naturales.

Al mismo tiempo, el desarrollo de la Antropogeografía, sobre todo a partir de la obra de Ratzel, orientaba también la disciplina hacia las ciencias humanas.

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Con ello, se ponía de manifiesto un dualismo que los geógrafos de la época consideraron que era consustancial a la geografía desde la antigüedad, aunque se afirmara retóricamente que precisamente la geografía había evolucionado hacia la eliminación de dicho dualismo. La solución a este dilema se buscó -al igual que en otras escuelas como la francesa-, mediante la orientación hacia la geografía regional y del paisaje.

La sistematización de los estudios en Alemania ha sido fuente de no pocos aportes a la geografía regional (Capel, 1981, Vilá Valentí, 1983, Holt Jensen, 1992).

En idioma alemán (Holt Jensen, Pág. 44) existen dos términos que pueden ser traducidos como región: Land y Landschaft, pero el primero se refiere a una unidad definida por sus límites político administrativos o país; la descripción de estas unidades en monografías regionales se conoce en alemán como Länderkunde; es la geografía regional en su sentido tradicional.

Mientras que Landschaft, traducido literalmente como ‘paisaje’ significa también ‘una región geográfica definida científicamente’; puede ser tanto área específica como un tipo de área; su estudio es conocido con el nombre de Ladnschaftskunde, y se refiere al estudio de estas pequeñas áreas únicas y también a la delimitación y clasificación de diferentes tipos de regiones; se mueve entre la geografía regional y la sistemática, y puede ser asumido por cualquier rama sistemática de la geografía.

A partir de estas definiciones Fochler-Hauce (1906 - ?) (1959, citado en Holt Jensen, Pág. 44 a 49) diferencia tres enfoques de la geografía regional:

1. Cronología del paisaje: método de la geografía regional o Länderkunde, mediante el cual se reconstruye de forma científica, a partir de antiguos tipos de paisaje presentes en el paisaje actual, la cronología del cambio de los tipos de paisaje en el transcurso de la historia. Este tipo

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

de estudio hace énfasis en las etapas de desarrollo de una región; permite conocer cómo ha sido su ocupación sucesiva, esto es, las formas como cada cultura la utiliza. Es útil en el análisis de la variación rápida de las características de regiones en transición.

2. Ecología del paisaje: concepto introducido por Carl Troll (1899 - 1975), alemán, definido como el conjunto de conexiones causales y recíprocas entre las comunidades biológicas y su medio ambiente en una parte determinada del paisaje, no constituía para Troll una rama sistemática de la geografía, sino una aproximación a un estudio integrado de los paisajes y para lograrlo introdujo y desarrolló la técnica de interpretación de fotografías aéreas. Su análisis del paisaje se centró en las condiciones biológicas y climáticas, restando importancia a la geomorfología. Para este autor la ecología del paisaje unifica los aspectos físico naturales, mientras que la geografía social cumple función similar para la geografía humana. Uhlig, otro autor alemán designa como geo-ecología el concepto de ecología del paisaje de Troll, mientras que en Norteamérica se le da el nombre de ecología humana y análisis ecológico (Haggett, 1972).

3. Morfología del paisaje: forma de geografía regional desarrollada en Alemania, e iniciada por Otto Schlüter (1872 - 1952), quien afirmaba en 1906 que el objeto de estudio de los geógrafos lo constituyen los fenómenos visibles de las estructuras morfológicas y espaciales de la superficie terrestre: montañas, bosques, ríos, pastos, carreteras, canales, jardines, campos, pueblos y ciudades, desde un punto de vista restringido forman una unidad para el geógrafo. Las condiciones económicas, sociales, psicológicas y políticas -patrones geográficos inmateriales-, no tienen para este autor un interés geográfico especial y deben estudiarse como parte de la explicación de las distribuciones esenciales. Jean Brunhes (1869 - 1930), francés, considera el paisaje

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

como una síntesis en si mismo, y por tanto no tiene razón de ser la diferencia entre geografía física y geografía humana.

Alfred Hettner (1859 - 1941) se opuso a la limitación en el estudio de la acción humana en el espacio, y a restringir el estudio geográfico al estudio del paisaje visible. Para este autor la geografía tiene un carácter universalista; considera los paisajes observables espacios muy pequeños

y su estudio una restricción del alcance de la geografía regional. ‘Permitir que la imagen, es decir las apariencias, sean un factor decisivo a la hora

de definir la materia va contra la lógica de la ciencia (

exactamente aquellos rasgos que fueron en el pasado el objeto más

importante de la geografía (la vida humana, la nacionalidad, el estado y, en

Excluyen

)

parte incluso, la economía) y que ( Pág. 48).

)

todavía lo son’ (citado en Holt Jensen,

Hettner hace uso del análisis regional corológico, empezando por los rasgos físicos y terminando por la población, mediante la yuxtaposición de mapas temáticos ‘uno encima del otro’, logrando así cierta integración pero sin resolver convincentemente el problema de la síntesis regional.

En la práctica los tipos de geografía del paisaje no suplantaron a la geografía regional, sino que constituyeron un puente entre la geografía sistemática y la geografía regional (Holt Jensen, Pág. 48)

2.2 La Escuela Francesa.

Toma los criterios de definición de la Geografía y sus métodos de la geografía alemana. Philippson, Supan, Penck y Richtofen en la geografía física, Ratzel y Ritter en geografía humana, fueron la base de las ideas que sustentaron la geografía francesa a finales de la última década del siglo XIX e inicios del XX, y confrontando criterios de geólogos e historiadores, se reafirma la dimensión humana y física de la geografía, definiéndose como

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

una ciencia integradora de fenómenos de distinto tipo, poniendo cada vez más el énfasis en la síntesis y la combinación regional.

El ambiente político de este período genera esta coyuntura integracionista de ambas tendencias. A los profesores universitarios “se les solicitaba que facilitaran a la Tercera República, un sistema objetivo de principios morales y políticos que pudieran reemplazar la religión tradicional como una fuerza social unificadora”, lo cual exigía la unificación de los saberes existentes y la cooperación entre campos distintos. En esta búsqueda de la unidad ideológica social, la geografía podía aportar mucho con su método integrador aplicado a la realidad del propio país. (Unwin, Págs. 121, 122)

La REGION como área en la que se realizan combinaciones particulares de fenómenos físicos y humanos, caracterizada por un paisaje particular, se convierte en el objetivo fundamental del trabajo geográfico. Mientras que con el enfoque de la geografía general, lo que se estudia son hechos o fenómenos que se dan en la superficie o envoltura terrestre, el enfoque regional conlleva el análisis directo de una parte de esa superficie terrestre, considerada en toda su complejidad.

PAUL VIDAL DE LA BLACHE (1843-1918), es reconocido como el fundador de la geografía francesa moderna, y el más importante representante de la Escuela de Geografía Regional Francesa, basado en el planteamiento crítico a la dicotomía geografía física - geografía humana que se produjo en las distintas escuelas europeas en la segunda mitad del siglo XVIII. Para Vidal, no es razonable establecer límites entre los fenómenos naturales y los culturales, ambos deben ser considerados como un todo inseparable.

Emmanuel de Marttonne, Albert Demangeon (1872 - 1940) y Raoul Blanchard, discípulos de Vidal de la Blache, desarrollan sus ideas y formulan lo que se ha conocido como el Modelo Regional Francés o Escuela Francesa (Vilá Valentí, 1983) .

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

2.3 La Escuela Americana.

En el continente americano, en la tercera década del siglo XX, Richard Hartshorne, (1899 - ?) publica en 1939 en Estado Unidos The Nature of Geography, basado en los trabajos del metodólogo alemán Hettner, elabora una sistematización conceptual del estudio regional.

Para Hartshorne, la meta principal de la geografía es el análisis de las variaciones en las diferentes partes de la tierra, de los fenómenos relacionados de algún modo a la superficie de la tierra, y estudiar los fenómenos de ilimitada variedad, relacionados entre ellos en el modo más diverso. Esto no es producto secundario de la naturaleza de la geografía, ni característica común a todas las disciplinas, sino que es fundamental a la geografía, ya que su meta es estudiar la realidad terrestre, que es el resultado de una integración de todos los tipos de cosas combinadas entre ellas, en todos los modos posibles.

2.4 La Geografía Regional en Gran Bretaña.

Fué influida por los planteamientos de Vidal de la Blache y otros geógrafos franceses, pero fundamentalmente del sociólogo francés Frédéric Le Play (1806 - 1882), quien llevó a cabo investigaciones sobre los estilos de vida y presupuestos familiares, como punto de partida para el estudio de fenómenos sociales en diferentes partes del mundo. Lugar, trabajo y familia son la base de su planteamiento: la vida familiar depende de los medios de subsistencia, pero el trabajo está determinado en gran medida por el lugar (la naturaleza del entorno) (Holt Jensen, Pág. 50), ideas que asume Patrick Geddes (1854 - 1932), biólogo y planificador urbano, en el estudio de ciudades y regiones. Geddes influirá en la geografía regional, la regionalización, la geografía aplicada y los estudios regionales, que abarcaban el medio, la actividad y las personas; aplicó la planificación regional a los estudios regionales. Planteó que la geografía debería ser más bien una ciencia aplicada que nos explique lo que debería ser, y ‘se

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

mostraba bastante intolerante con los geógrafos que definían su materia como una ciencia descriptiva, que nos explica lo que hay’. (Holt Jensen, Pág. 51)

A partir de las ideas de Geddes, Charles B. Fawcett (1883 - 1952), geógrafo británico, realiza una de las primeras identificaciones de regiones funcionales, tomando como base de división regional la cuenca hidrográfica; Herbert J. Fleure (1877 - 1969) las desarrolló y las hizo accesibles y aceptables para la geografía, y Dudley Stamp (1898 - 1966) ‘organizó y dirigió el primer inventario británico sobre la utilización del suelo en los años treinta, empleando unos 22.000 alumnos en el cartografiado del uso del suelo a escala 1:2.500, en su distrito natal, bajo la supervisión de maestros y profesores universitarios’. (Holt Jensen, Pág. 52), que sentó las base para una regionalización agrícola oficial en Gran Bretaña. Se formularon muchos otros proyectos de regionalización de una sola característica:

industriales, climáticas, de vegetación, morfológicas y sociales.

Holt Jensen (Pág. 49) identifica tres connotaciones distintas de los estudios regionales en Gran Bretaña:

1. Estudios regionales que constituyen descripciones de segmentos de la superficie de la tierra, a la manera de la geografía regional o Länderkunde alemán.

2. Estudios regionales que tratan de dividir la superficie terrestre en áreas homogéneas o funcionales de diferentes tamaños o regionalización.

3. Estudios regionales especializados en alguna parte o país del mundo.

En el período de entreguerras se realizaba un gran esfuerzo para desarrollar métodos que permitieran definir regiones de atributos múltiples; posteriormente los estudios sistemáticos de varias especialidades fueron atrayendo gradualmente la atención de la gran mayoría de geógrafos británicos; muchos geógrafos británicos se volcaron a las metodologías regionales y aún quienes las adversaron reconocen que ‘el período regional

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

ha dejado muchas huellas, algunas de las

cuales se demostrarán quizá definitivas sobre los métodos utilizados en la organización y presentación del material geográfico’. (E. A. Wrigley, citado en Holt Jensen, Pág. 53)

de la metodología geográfica (

)

2.5 La Geografía Regional en Rusia y la Unión Soviética.

Tal vez limitaciones idiomáticas, tal vez la distancia impuesta entre el continente eurasiático y el hemisferio occidental por razones fundamentalmente político-ideológicas, han sido las causas del desconocimiento en este lado de la Tierra, del importante desarrollo de la geografía en Rusia desde el período pre-soviético y durante los últimos dos siglos.

Los fundamentos se inician en los primeros años del siglo XVIII bajo Pedro el Grande, con estudios de largo alcance sobre rasgos físicos y recursos del Imperio que estaba en expansión. “A principios del siglo XIX, bajo el impacto de acontecimientos revolucionarios, el énfasis se ponía cada vez más en consideraciones económicas y sociales, con la intención explícita de crear una base viable para la reforma social y las mejoras de la totalidad de los campesinos” (Hooson, David, en La Geografía Actual: Geógrafos y Tendencias, 1986). Se inicia así una visión muy particular de la geografía.

Peter Sëmenov Tian Shansky escribe su obra sobre la propiedad de la tierra y la regionalización (1860). Otro autor, D.N. Anouchin, contribuyó más que ninguno a la institucionalización de la geografía como disciplina universitaria independiente (1884); su trabajo se extendió desde la geomorfología hasta la etnografía, pero su punto de atención fundamental se fijó en la geografía regional centrada en el hombre, que marcará el desarrollo que tendrá la geografía en el período soviético y que Hooson (Pág. 91), resume así:

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

1. Una manera funcional e integrada de contemplar el entorno natural, poniendo énfasis en los rasgos bioclimáticos más que en los geomorfológicos.

2. Una mayor atención al impacto humano sobre la naturaleza que a la inversa e interés por los planes de mejora y conservación, especialmente en la agricultura.

la “regionalización” en general con fines

3. Una

preocupación

por

“aplicados”.

4. Interés por los inventarios de recursos naturales y atlas nacionales.

5. Enfoque regional e integrado de la geografía, que combina los fenómenos naturales y humanos, incluyendo el paisaje, así como las escuelas regionales.

Podría establecerse, entonces, un parangón entre la geografía rusa y la francesa de este período histórico, iniciado el ruso algunos años antes que en Francia, pero la “incomunicación” que se ha mantenido históricamente entre los dos bloques, no le permitió a la rusa compartir la influencia que tuvo en Europa y América la escuela francesa.

La orientación de esta tendencia de la geografía en Rusia se extiende hasta 1930, cuando sufre un cambio radical con la imposición del Primer Plan Quinquenal de Stalin, produciéndose una fragmentación grave de la geografía. Se deja de lado la filosofía tradicional, amplia e integradora. Se requerían inventarios de los recursos físicos para satisfacer los requerimientos de los proyectos del plan, por una parte, y porque los trabajos de geografía económica y política resultaban políticamente arriesgados (Hooson, Pág. 92), hasta el extremo de llegarse a decretar la ilegalidad de los estudios integrados de geografía física y humana.

A

mediados de los años 50, luego de la muerte de Stalin (1953), comienza

el

“deshielo” de la vida intelectual soviética y se suceden rápidos cambios,

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

entre

económico.

otros,

el

interés

de

los

estudios

físicos

se

desplaza

hacia

lo

V.A. Anuchin (1913 - ), en 1960, publicó el primer libro en la historia soviética que investiga la base teórica de la geografía como un todo a

través de los análisis histórico y filosófico, que además “pretendía demoler

la doctrina imperante de la dualidad en la teoría y la práctica geográfica

soviética”, posición que le valió un prolongado período de discusiones y

rechazos dentro de la universidad y la Academia de Ciencias, hasta finales

de esta década, cuando la línea oficial propuso “sustituir las especialidades

temáticas tradicionales de la materia, por un conjunto de temas sintéticos integrados, enfocados sobre problemas y regiones específicos, con un componente económico marcadamente reforzado”, que sería llamada “geografía constructiva” (Hooson, Pág. 98)

Luego del desplazamiento de Khrushchev del gobierno soviético, la geografía ha tenido períodos de lento progreso y escaso alcance; diez años después se discute más los medios que los fines; la mayoría de los trabajos son de geografía física, especialmente geomorfología; a partir de finales de los 70, influido por el movimiento mundial de conciencia ecológica, se amplia esta visión y se da cabida al examen del paisaje humanizado, a la administración de la naturaleza, ligado al proceso de planificación, mientras que los estudios de geografía económica están siendo desplazados por los fenómenos sociales y demográficos.

A partir de 1981, la geografía regional parece haber efectuado una

importante reaparición en la Unión Soviética, manifiesto en la publicación de

20 artículos de Baransky, el más grande exponente de la escuela geográfica regional soviética, y la transformación de K. K. Markov, geomorfólogo, en un defensor del enfoque unificado, así como en la publicación en 1983 de un artículo en el órgano oficial del partido comunista soviético, alegando para que la geografía académica se sume completa y

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

efectivamente a los estudios regionales, integrando los estudios de la naturaleza y la economía.

Podría pensarse, pues, que de no haber existido las barreras idiomáticas, y más aún las políticas e ideológicas, tal vez hoy consideraríamos a la Escuela Soviética como la iniciadora de la Escuela de Geografía Regional.

2.6 La Geografía Regional en Venezuela.

Muy corta aún es la historia de la ciencia geográfica en Venezuela. Los estudios formales de geografía se inician en los años 30 en el Instituto Pedagógico de Caracas, donde se formaban profesores de geografía e historia para impartir docencia en los centros de educación secundaria. Son egresados de este Instituto quienes décadas más tarde continúan estudios de cuarto nivel en Universidades de Europa -fundamentalmente Francia- y Estados Unidos, los encargados de la organización y creación de las Escuelas de Geografía existentes en nuestro país. La orientación vigente para ese momento en las Escuelas extranjeras donde complementan su formación, se dejará sentir en las distintas estructuraciones curriculares de las Escuelas de Geografía venezolanas.

La primera de ellas se inicia en 1958 en la Universidad Central de Venezuela. Sus antecedentes han de ubicarse en 1946 con la creación del Instituto de Antropología y Geografía de la Facultad de Filosofía y Letras, como se llamó hasta 1953 nuestra actual Facultad de Humanidades y Educación. En 1954 nace a la vida académica el Instituto de Geografía, y en 1956 la Sección de Geografía que tendría como función específica la formación de profesionales universitarios en geografía, la verdadera raíz de la fundación de los estudios geográficos en Venezuela. (Siso, 1978).

En 1958 se crea la Escuela de Geografía y absorbe la responsabilidad asignada a la Sección de Geografía, que obviamente desaparece; luego,

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

en 1972, es creado el Instituto de Geografía y Desarrollo Regional. La primera promoción de Licenciados en Geografía egresa en 1960.

La segunda opción la ofrece la Universidad de Los Andes desde 1963, cuando se crea la Escuela de Geografía adscrita a la Facultad de Ciencias Forestales, como culminación de las actividades de investigación (1958) y docencia (1961) que venía realizando el Instituto de Geografía y Conservación de Recursos Naturales de esta universidad.

Los primeros diseños curriculares de ambas escuelas establecían una diferenciación hacia la división entre geografía física y humana; la ULA ofrecía menciones en estas dos áreas y la UCV lo hacía en geografía humana, meteorología y cartografía. Sin embargo, ambas parten del objeto global de estudio de la Geografía: el espacio geográfico, conceptualizado como el entorno natural en que se manifiesta el cuerpo social, evidenciado del contenido de los pensa de estudio de ambas escuelas, aunque en su especificidad no se mencione expresamente este enfoque.

El primer programa de la Escuela de Caracas estaba estructurado en base a una concepción corográfica de la Geografía, posiblemente influenciada por la obra de Ritter, con una división de la geografía en dos niveles. Un primer nivel dado por la Geografía General y la Geografía Regional. A su vez la Geografía General se subdividía en Geografía Física y Geografía Humana, mientras que la Geografía Regional contenía las Geografías de los Continentes: América, África, Eurasia y la Geografía de Venezuela, es decir, una concepción de la región a la manera ratzeliana.

Revisiones posteriores plantean su modificación en base al diseño del perfil deseable del profesional que se quería formar, y que desde finales de la década de los 60 veía incrementar su demanda en el mercado de trabajo, especialmente en el sector oficial, gracias a un criterio que toma progresivamente importancia a nivel mundial: la regionalización de los

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

espacios nacionales como instrumento para lograr la organización y planificación del desarrollo de los países, y al cual no escapó Venezuela.

El nuevo pensum resultó una revolución conceptual y metodológica respecto al anterior, estructurado en tres módulos; en el segundo se ubican los Talleres de Geografía Regional de Venezuela, eminentemente prácticos

y aplicados a investigaciones, que constituyen Unidades de Docencia e

Investigación donde se aplican todos los conocimientos adquiridos durante

la carrera; el enfoque regional de este módulo está reforzado por otro grupo

de materias teórico-prácticas de geografía regional. Adicionalmente, se crea

un Departamento de Geografía Regional, que deja de manifiesto el enfoque marcadamente regional que caracteriza esta etapa de la Escuela de Geografía de la Universidad Central de Venezuela.

El prospecto que ofrece la carrera de Geografía de la Universidad de los Andes en sus inicios en 1963, evidencia una combinación de distintas corrientes del pensamiento geográfico. Por una parte, si bien menciona expresamente la región y define el campo de estudio de la Geografía como

descripción y explicación de los fenómenos físicos, biológicos y

humanos

geografía regional, más adelante establece la diferenciación entre los estudios de geografía física y humana, la división de la geografía regional

si

Geografía aplicada

programa de la ULA, por la publicación de la obra de Dudley Stamp en 1960, geógrafo inglés que en los años precedentes a la II Guerra Mundial, es abstraído parcialmente de sus funciones docentes y de investigador, para incorporarse a equipos interdisciplinarios en el Servicio Británico de Utilización del Suelo, impartiéndole entonces una tendencia a dar un valor preferente a una actividad pragmática profesionalizada.

ya señalada, para concluir que “

se utilizan unos y otros, surge la

tal vez influidos los diseñadores de este primer

la “

que es el objeto de estudio de los primeros enfoques de la

”,

”,

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Este primer plan de estudios de la Escuela de Mérida, si bien no tiene una orientación de naturaleza específicamente regional, en la exposición de motivos se evidencia el interés de los estudios regionales y particularmente los aplicados a espacios específicos para “prever las consecuencias que un determinado régimen de pluviosidad, un tipo dado de suelos y una particular distribución de la población tendrán sobre el desarrollo económico de una región geográfica”.

Tanto en la organización departamental como en la elaboración del primer pensum de estudios de esta Escuela se obvió la geografía regional, tal vez en un intento de acogerse a una tendencia mundial imperante en la década de los sesenta, de sustituir esta corriente de pensamiento geográfico y poner el énfasis en el análisis cuantitativo que promulgaba la Escuela Cuantitativa o Teorética de Estados Unidos, que tuvo gran auge desde mediados de la década de los sesenta hasta mediados de los setenta. Sin embargo, es difícil abandonar el tratamiento integral de la Geografía que proporciona el análisis regional y algunas asignaturas incluyen en sus programas en forma parcial y otras en la totalidad de su contenido, el tratamiento conceptual, metodológico, funcional y organizacional de la región, que tiene su reflejo en una forma particular de organización del espacio, condicionado no por sus características físicas, sino por hechos socioeconómicos.

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Cuadro Nº 1 Sinopsis de la Evolución Histórica de la Geografía

AUTOR / ESCUELA

AÑO

APORTE

ANTECEDENTES

   

Varenio

1625

- 50

1ª delimitación de la naturaleza de la Geografía

Kant

1734

- 1804

1ª justificación teórica: acontecimientos están limitados en el espacio y el tiempo

Humboldt

1769

- 1859

Fundadores de la Geografía moderna: análisis

Ritter

1779

- 1859

empírico, metodología comparativa, Geografía como una ciencia integradora.

 

1870

- 1880

Período de posguerra franco prusiana: se crean cátedras universitarias para enseñar Geografía, con fines políticos de popularizar y reforzar la idea de nación-estado.

ESCUELA ALEMANA

 

Von Richtoffen

1883

- 1905

Geología y Paleontología

Ratzel

1858

- 1945

Antropogeografía

Kirchoff, Penck

1889

Geografía Regional y del paisaje

Fochler-Hauce

1906

-

Enfoques de la geografía regional: Cronología del paisaje, Ecología del paisaje, Morfología del paisaje.

Hettner

1859

- 1941

Análisis regional corológico: yuxtaposición de mapas temáticos, empezando por lo físico y terminando por la población.

ESCUELA FRANCESA

 

Vidal de la Blache

1843

- 1918

Región como área donde se realizan combinaciones particulares de fenómenos físicos y humanos.

De Marttonne

1872

-1940

Desarrollan las ideas de Vidal; formulan el Modelo Regional Francés.

Demangeon

 

Blanchard

 

ESCUELA AMERICANA

 

Hartshorne

1899

- ?

Sistematización conceptual del estudio regional.

GRAN

BRETAÑA

Le Play

1806

- 1882

Vida familiar depende de los medios de subsistencia, pero el trabajo está determinado en gran medida por el lugar (naturaleza del entorno)

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Geddes

1854

- 1932

La Geografía debe ser una ciencia aplicada que explique lo que debería ser.

Fawcett

1883

- 1952

Realiza una de las primeras identificaciones de regiones funcionales.

Fleure

1877

- 1969

Las desarrolla y las hace accesibles a la Geografía.

Stamp

1989

- 1966

Primer inventario británico de uso del suelo, base para la regionalización agrícola de Gran Bretaña. Regionalizaciones de una sola característica:

 

geomorfológica, climática, de vegetación, social, industrial.

   

Tres connotaciones de los estudios regionales:

- Descripciones de segmentos de superficie de la tierra.

- Diferenciación de áreas homogéneas o funcionales.

- Especializados en alguna parte o país del mundo.

RUSIA Y LA UNIÓN SOVIÉTICA

 

Tian Shansky

1860

Propiedad de la tierra y regionalización.

Anouchin

1884

Geografía regional centrada en el hombre:

- Énfasis en rasgos bioclimáticos.

- Mayor atención al impacto humano sobre la naturaleza que a la inversa. Interés en planes de mejora y conservación, especialmente en la agricultura.

- Regionalización con fines aplicados

- Inventarios de recursos naturales y atlas nacionales.

- Enfoque regional e integrado de la Geografía.

Baransky

Desde 1981

Enfoque unificado, integrando los estudios de la naturaleza y la economía

Markov

VENEZUELA

UCV - FHE

1956

Es creada la Sección de Geografía en el Instituto de Geografía, Antropología e Historia.

1958

Es creada la Escuela de Geografía

1972

Es creado el Instituto de Geografía y Desarrollo Regional.

ULA - FCF

 

Instituto de Geografía y Conservación de los Recursos Naturales Renovables:

1958

Investigación

1961

Docencia

1963

Es creada la Escuela de Geografía

CAPÍTULO II.

EVOLUCIÓN TEÓRICA DE LA GEOGRAFÍA REGIONAL

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

La Geografía comprende, por definición, el conjunto de la Tierra. Este principio de unidad fue propuesto desde la antigüedad (Eratóstenes, Hiparco, Ptolomeo). Sobre esta base la Geografía se ha podido desarrollar

como ciencia. La idea de correspondencia, de solidaridad entre fenómenos terrestres ha tomado cuerpo lentamente, puesto que se trataba de apoyarla

)

Esta idea de unidad es común a todas las ciencias que tienen relación con la física terrestre, tanto como aquellas que estudian la repartición de la vida.

Paul Vidal de la Blache.

sobre los hechos y no sobre simples hipótesis. (

II. EVOLUCIÓN TEÓRICA DE LA GEOGRAFÍA REGIONAL.

El inicio del siglo XX marcó también el inicio de la nueva geografía en el hemisferio occidental, con Vidal de la Blache en Francia y Hettner en Alemania. La geografía del siglo anterior había estado dominada por la corriente determinista.

Ritter sostenía que el estudio de “las relaciones esenciales dentro de las cuales los pueblos están situados sobre el globo terráqueo, permitirán establecer todas las direcciones en las cuales caminan hacia su desarrollo, bajo la fatal influencia de la naturaleza” (Ritter, Carl, citado en Claval, 1974, Pág. 50), pero con una concepción metafísica que le impidió demostrar la influencia de la naturaleza sobre el desarrollo de grandes civilizaciones, punto central de la crítica hacia sus planteamientos, y factor importante para la separación del estudio de las ciencias de la tierra y del hombre y el rápido desarrollo de la geografía física.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX las ciencias ocupan un lugar importante gracias al desarrollo de las ciencias físicas y el método experimental. Las ciencias de la naturaleza inicialmente descriptivas, como la clasificación de las rocas que hacía la geología sin ocuparse de la explicación de la historia del mundo, comienzan a interesarse en los orígenes de la vida.

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Darwin, al publicar en 1859 El Origen de las Especies, crea un paralelo científico de la corriente evolucionista que algunos filósofos habían esbozado desde el siglo XVIII; el hombre dejaba de ser el centro del mundo y se convertía en producto de una necesidad evolutiva (Claval, 1974, Pág. 48), y crea un método explicativo de la ciencia, aplicando un principio de explicación histórica, en el cual la duración es elemento esencial

Ratzel, interesado e influido por la tesis darwiniana, y discípulo de Ernst Haeckel (1834 - 1919), zoólogo, también partidario del darwinismo y creador del término y los fundamentos de la ecología (1880), ciencia que identifica al medio ambiente como agente esencial y motor de toda evolución, conjuga su formación como naturalista y su interés hacia los fenómenos humanos y formula por primera vez la tesis ambientalista que estudiaba la influencia del medio sobre el hombre. Vidal de la Blache comentaría luego: “Restablecer en la geografía al elemento humano, cuyos méritos parecían olvidados, y reconstruir la unidad de la ciencia geográfica sobre la base de la naturaleza y de la vida; tales son, sumariamente expuestos, los principales rasgos de la labor de Ratzel” (citado en Claval, 1974, Pág. 54).

Estas ideas tendrán importantes seguidores en el continente americano, como Hungtington, inicialmente geólogo y luego climatólogo que sostuvo la influencia del clima en las sociedades.

Si bien el ambientalismo critica las tesis deterministas, no logra desvincularse totalmente de ella y, por el contrario, modela la mayor parte de la geografía clásica. Desde el punto de vista epistemológico, el carácter ideográfico del proceso investigador está bien claro, al interesarse preferentemente por la singularidad del objeto estudiado: una determinada y concreta región (Claval, 1974, Pág. 61).

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

1. Los Planteamientos de Vidal de la Blache.

Vidal, cuya tesis doctoral se ocupó de la historia antigua de Grecia, fue el primero en enseñar la geografía de una manera regular en una universidad francesa. Autodidacta en el estudio de la geografía, sin abandonar su formación como historiador e influido por las obras de Ritter y Ratzel, busca un método para la geografía y en su búsqueda le da un impulso decisivo a su estudio, a través de la historia natural y la utilización sistemática de estudios de mineralogía y geología, apoyados en mapas geológicos que se produjeron durante los últimos treinta años del siglo XIX.

Para Vidal (1913, Pág. 70, 71), “la geografía tiene por misión especial la de buscar cómo las leyes físicas o biológicas que rigen al globo se combinan y

Tiene

se modifican aplicándose a las diversas partes de la superficie. (

por tarea especial estudiar las expresiones cambiantes que reviste, según

los lugares, la fisionomía de la Tierra. (

Esta combinación es la forma

misma bajo la cual los fenómenos se ofrecen por doquier en la naturaleza.

) (

El análisis de estos elementos,

seres vivos (vegetación, fauna, hombre). (

Esto es válido para los elementos físicos (clima, relieve) y para el de los

)

)

)

el estudio de sus vínculos y de sus combinaciones componen la trama de

toda investigación geográfica. (

)

“De cualquier lado que se lo mire son los mismos hechos generales en sus encadenamientos y correlaciones que nos llaman la atención. Estas causas, si es que se puede utilizar esta palabra ambiciosa engendran, combinándose, las variedades sobre las que el geógrafo trabaja: sea que se proponga determinar tipos de climas, de forma de suelo, de hábitat, como sucede cuando trata la geografía general; sea que se esfuerce en caracterizar las comarcas, y hasta pintarlas, porque lo pintoresco no le está prohibido” (1913, Pág. 71)

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

En sus planteamientos Vidal hace uso y respeta los aportes que consideró válidos de otras tendencias, integra algunos de los conceptos desarrollados por el ambientalismo, depurándolos y enriqueciéndolos, sin pretender imponer sus planteamientos filosóficos. Lucien Febvre, historiador y discípulo de Vidal, con la publicación de su obra Le Terre et l’Evolutión humaine en 1922, cuatro años después de la muerte de Vidal, es el encargado de demostrar el alcance filosófico de la obra de Vidal de La Blache; unifica muchas ideas, conceptos y fórmulas dispersas en la obra de Vidal y demuestra de que modo llegan a constituír una doctrina científica y coherente, dándole el nombre de posibilismo geográfico: “No nos preguntemos si existen divergencias en el bloque de las ideas geográficas, ni si puede seguirse a un mismo tiempo y con una seguridad igualmente sosegada a los ‘deterministas’ tipo Ratzel o a los que podríamos quizá designar como ‘posibilistas’ ” (citado en Claval, 1974, Pág. 69); sin embargo, el mismo Claval acota que si bien Febvre recoge en esta obra el método seguido por lo que llamó posibilismo, este no llegó a ser examinado lógicamente como planteamiento filosófico.

La tesis persistente de Vidal, que lleva a Febvre a llamarlo posibilismo, es que el hombre dispone sobre aquello que la naturaleza permite. “Causas de muy diverso orden se cruzan e interfieren en el actual aspecto de nuestros viejos países históricos, haciendo que su estudio se convierta así en algo realmente delicado. Pueden ser captados ciertos grupos de causas

y de efectos, pero nada que se parezca a una impresión total de necesidad.

Es evidente que las cosas habrían podido tomar otro curso en tal momento,

y que ello depende de un accidente histórico. No puede tratarse de un

determinismo geográfico: la geografía sigue siendo la clave de la que no se

puede prescindir” (

)

“Todo lo que afecta al hombre queda

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

de hecho mediatizado por la contingencia” (

vez más el papel de causa, no el de efecto” (Vidal, 1917).

)

el hombre “desempeña cada

A diferencia de la posición determinista de Ratzel, que enfatizaba la

adaptación de los factores culturales humanos hasta llegar a estar determinados por las leyes de la naturaleza, Vidal, en su tarea de mostrar la imposibilidad de explicar la influencia que podían tener el hombre o el medio, cada uno considerado en si mismo, se aproxima a la posición adoptada por los ambientalistas: “Es por los establecimientos que erige en la superficie del suelo, por la acción que ejerce en el curso de los ríos, en las mismas formas del relieve, en la flora, en la fauna y todo el equilibrio del mundo viviente, por lo que el hombre pertenece a la geografía” ( Vidal, La

Terre. Géographie physique et économique. Histoire des découvertes, 1883, citado en Claval, 1974). No obstante, la visión ecológica del medio, idea de totalidad que imparte Ratzel a la geografía, adquiere una nueva importancia en Vidal cuando la aplica a la descripción regional.

Vidal de la Blache “se dió cuenta que tenía poco sentido estudiar el ambiente físico y el social oponiendo el uno al otro, y examinar el modo como el primero afecta el segundo”, para luego “descubrir” leyes generales determinísticas. La interpretación que propone Vidal de la Blache es diferente (Vagaggini y Dematteis, 1977).

Un ambiente físico cualquiera en el cual una sociedad se establezca, resulta ampliamente condicionado por la presencia del hombre, y tanto más

si la sociedad establecida tiene una cultura material avanzada. “Es

frecuente que, entre las virtualidades geográficas de una comarca, algunas hayan permanecido estériles o hayan sido seguidas sólo de efectos tardíos. Hay que preguntarse en tal caso si estaban en correspondencia con el género de vida que otras cualidades o propiedades del suelo hubieran previamente arraigado allí.” ( Vidal, Les conditions géographiques des faits socieaux, Annales de Géographie, 1902, citado en Claval, 1974).

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Presencia del

HOMBRE EN

SOCIEDAD

Geografía Regional Presencia del HOMBRE EN SOCIEDAD condiciona ampliamente MEDIO FÍSICO produce Caracteres

condiciona

ampliamente

MEDIO FÍSICO

HOMBRE EN SOCIEDAD condiciona ampliamente MEDIO FÍSICO produce Caracteres propios a la Sociedad Caracteres
HOMBRE EN SOCIEDAD condiciona ampliamente MEDIO FÍSICO produce Caracteres propios a la Sociedad Caracteres

produce

EN SOCIEDAD condiciona ampliamente MEDIO FÍSICO produce Caracteres propios a la Sociedad Caracteres propios a su
Caracteres propios a la Sociedad Caracteres propios a su Espacio constituyen
Caracteres propios a la
Sociedad
Caracteres propios a su
Espacio
constituyen

GÉNERO DE VIDA (Relaciones entre el Grupo Humano y su Territorio)

REGIÓN: Área donde se ha formado un GÉNERO DE VIDA, objeto específico del ESTUDIO GEOGRÁFICO

Fuente: Elaboración propia.

Figura Nº 1. Tesis de Paul Vidal de La Blache

El medio geográfico no es para Vidal el elemento salvaje de la geografía natural, sino aquel resultante de las múltiples interacciones entre medio natural y el hombre, en donde este tenía un papel importante. La

adaptación de cada sociedad a las peculiaridades del ambiente físico local

a través de los siglos, produce en la sociedad características que no

pueden ser encontradas en otra parte. “Conviene recordar que la fuerza de

la costumbre desempeña una destacada función en la naturaleza social del

hombre. Si en su deseo de perfeccionamiento se muestra esencialmente progresista, lo hace sobre todo en el camino que se ha trazado, es decir, en

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

el sentido de sus cualidades técnicas y especiales que los hábitos, cimentados por la herencia, han desarrollado en él” (Claval, op. cit).

El conjunto de caracteres propios de cada grupo constituye el “género de vida”; este no es la consecuencia de los condicionantes que impone el medio natural, sino una realidad social que debía ser estudiada como tal (Vidal, 1917, Pág. 287 SS).

Es imposible separar en una dirección las influencias del hombre sobre la naturaleza, de aquellos en dirección contraria de la naturaleza sobre el hombre. Los dos tipos de influencia forman una amalgama complicada. El área donde se ha formado, a través de los siglos, una íntima relación entre un grupo humano y su territorio (el género de vida) forma una unidad, una región.

El ambiente natural no determina necesariamente el género de vida de la población habitante; el ambiente ofrece siempre numerosas posibilidades que los grupos humanos toman y aprovechan o no, según las características culturales de dichos grupos, de sus capacidades técnicas. Esta posición de Vidal de la Blache, llamada posteriormente posibilismo geográfico, se opuso al determinismo geográfico del siglo XIX.

Dentro de la concepción vidaliana de región, era necesario que las relaciones entre sociedad y territorio se realizaran preponderantemente en un ámbito ‘local’. Cada pequeña región podría tener relaciones comerciales con otras áreas para ciertas mercancías especiales, pero los elementos esenciales de la vida material tenían que ser locales o internos dentro de la región, para dar lugar a modos regionales típicos, o sea, géneros de vida característicos.

Paul Vidal de la Blache, la tierra es

un organismo vivo. El hombre también es un ser vivo, pero además posee un espíritu. El espíritu, la vida, la materia son entonces científicamente

Como bien señala Obadía (1991)

“para

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

‘indisolubles’. En consecuencia, la superficie de la tierra ‘subsume’ (totaliza) la unidad fundamental de los ‘entes geográficos’. Cada región en particular tiene una personalidad que se comprende en relación a la tierra considerada como un verdadero organismo. Así, cada porción original de la

superficie de la tierra posee una ‘personalidad’ geográfica que se desarrolla

conjuntamente en la naturaleza y en el espacio. (

noción ecológica del ‘medio natural’ transformándola en ‘medio geográfico’,

en el cual el hombre es parte impositiva (

Introduciendo entonces la

Amplió igualmente la

)

)

noción de la acción recíproca del medio sobre el hombre y del hombre sobre el medio, Paul Vidal de la Blache transforma el mecanismo hipotético de la evolución en un ‘hecho’ cuya realidad no necesita comprobarse”.

Hacia el final de su vida (1917), Vidal estaba consciente de la necesidad de adecuar el estudio de la región a los fuertes cambios que la Revolución Industrial introduce a esta equilibrada interacción humanidad-naturaleza. La construcción de canales y líneas férreas, la ampliación de los mercados por el desarrollo de nuevos y más rápidos medios de transporte, induce reformas en la industria e iniciaron el declive de la economía local tradicional de autoconsumo.

Vidal, en su obra póstuma, ensamblada por Emmanuel de Martonne y publicada por primera vez en 1921, Principes de Géographie Humaine, propone que en el futuro se estudiara más la interacción económica existente entre una región y el centro urbano que la regía, y no la relación entre elementos culturales y naturales, planteamiento que será desarrollado y tendrá gran difusión y uso entre las décadas 1960 y 1980.

A partir de la segunda y tercera década del siglo XX, el modelo de la Escuela Francesa logra gran difusión. El análisis geográfico regional alcanza madurez conceptual y metodológica, y comprende el estudio de cuatro grandes puntos:

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

1. El medio ambiente físico

2. La evolución histórica

3. La población

4. Las actividades económicas

Para la década de los cincuenta y los sesenta la región como síntesis es la más neta expresión de los estudios geográficos. Existe gran variedad de estudios de regiones geográficas, tanto por la diversidad de concepción y objetivos en el análisis de la combinación de elementos y factores, como por las diferencias en la importancia que se concede a los distintos contenidos físicos y humanos, pero aún persisten numerosos problemas, especialmente en el campo de aplicación de estos criterios regionales, por ejemplo: relaciones entre región geográfica y una región político administrativa, o una región histórica o una región natural.

2. Hartshorne y la Geografía Regional en Estados Unidos.

Richard Hartshorne, geógrafo norteamericano, considerado por Holt Jensen (1992, Pág. 273) como un especialista en historia y filosofía de la Geografía, y basado en los planteamientos de Alfred Hettner (1859 - 1941), geógrafo alemán especializado en filosofía de la geografía y metodólogo, publica en 1939 The Nature of Geography, obra que revisa y amplía 20 años más tarde en su Perspectivas sobre la Naturaleza de la Geografía (1959); desarrolla con gran claridad los fundamentos de la geografía regional y, al decir del propio Hartshorne, continúa “una discusión metodológica sin fin” (1959, Pág. 2).

Según su concepción, “le concierne a la geografía proveer una precisa, ordenada y racional descripción e interpretación del carácter variable de la superficie de la tierra (Pág. 21)”. Parte de considerar a la Geografía como la “ciencia de la diferenciación de áreas”, criterio introducido por Carl Sauer en 1925, quien a su vez lo toma del concepto de geografía de Hettner; sin

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

embargo, ya antes Vidal de la Blache la había definido como “la ciencia de los lugares”, en cuanto cualidades y potencialidades de las regiones.

“Si la combinación de factores encontrados en un área de la tierra -las condiciones particulares de clima, formas de la tierra, suelos, población, cultivos, fincas, ciudades, y otras formas del paisaje- fuera aproximadamente la misma en todas las otras áreas, la geografía podría ser reducida al problema de determinar las interrelaciones entre estos diversos factores lo cual produciría la misma composición repetida sin variación en el mundo” (Hartshorne, 1959, Pág. 15)

“El hecho de que todas las áreas de la tierra difieren unas de otras, tiene especial interés en los casos en que puedan parecerse áreas separadas,

esto no es menos significativo que las formas en que ellas difieren. (

estudio comparativo de cada área permite a la geografía acercarse a los métodos de laboratorio científico en el cual ciertos hechos son considerados constantes, mientras otros varían” (Hartshorne, 1959, Pág. 15 -16).

El

)

Este propósito pudiera parecer excluyente de una geografía definida como ‘el estudio de diferenciación de áreas (lugares)’; esto no quiere decir que la geografía está limitada a la ‘individualización de áreas’ o ‘establecer diferencias de un lugar a otro’, o a la ‘mera descripción’. La Geografía, es una ciencia de relaciones, y como ninguna otra ciencia, consiste en ‘entender las complejas relaciones existentes entre los fenómenos en estudio’. Pero la geografía no está definida meramente como el estudio de estas relaciones, no se trata del estudio de las relaciones entre naturaleza y hombre, sino la conexión de relaciones causales entre los fenómenos de la geografía, y pueden ser de dos tipos: la mutua relación entre diferentes fenómenos en un lugar, y la relación entre fenómenos de diferentes lugares; esta necesariamente envuelve movimiento a través de áreas: agua, aire, piezas de materiales sólidos, animales, producen interconexión entre lugares.

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Con la introducción del hombre a la escena, estos aspectos dinámicos en la caracterización de las áreas se torna mucho más importante, porque uno de los atributos particulares del hombre es no sólo moverse él mismo de lugar a lugar, sino también poner cosas en movimiento.

“La interacción espacial sólo puede significar relaciones entre fenómenos en diferentes lugares, y esos fenómenos, bien fijos o en movimiento a través del espacio, forma una parte del carácter concerniente a cada área. En consecuencia, en el caso inverso: variaciones en características estacionarias, o formas, y las variaciones en las características de movimientos, o funciones, bien sea dentro de un área o entre ella y otra,

están ambas incluídas bajo el concepto de variación espacial o diferencias

de áreas” (Hartshorne, 1959, Pág. 19). Es decir, la diferencia no es entre

lugares sino entre factores combinados.

El único propósito de la geografía es buscar la comprensión causal del

carácter variable de áreas en términos de todas las interrelaciones de los rasgos que, juntos, forman ese carácter variable.

3. La Revolución Cuantitativa o Neopositivismo

Entre 1940 y 1960 se producen cambios metodológicos en todas las ciencias humanas; aparece el Neopositivismo llamado también Revolución Cuantitativa, con una supuesta neutralidad de la ciencia; se excluyen los juicios de valor y se afirma el carácter objetivo y descriptivo del trabajo científico.

En el campo geográfico surge la Geografía Cuantitativa o Teorética, con el

énfasis puesto en los aspectos teóricos y la cuantificación de los fenómenos

y procesos estudiados. Esta corriente rechaza los planteamientos

historicistas, aparece la “Nueva Geografía” que desvaloriza los estudios regionales como tarea principal de la investigación geográfica y se vuelve a poner énfasis en la geografía general y de lo que se trata es de “explicar los

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

fenómenos que se han descrito” (Fred Schaeffer (1904 - 1953), economista germano-norteamericano, citado en Capel, 1981).

Existía entre los geógrafos un debate sobre la existencia de regiones con personalidad propia (Hall, 1935, Kimble, 1951, Gilbert, 1960, Freeman, 1961, citados en Unwin, 1992, Págs. 155). Algunos sostienen que la región es claramente diferenciable como entidad independiente (Gilbert, 1960) y otros que las regiones no existen en la realidad, no pueden percibirse, ni tienen fronteras claras (Kimble, 1951).

Esta escuela, si bien constituye toda una revolución metodológica y enfrenta el estudio geográfico desde el punto de vista inductivo en la búsqueda de leyes que expliquen los fenómenos, no deja de lado el concepto de región, por el contrario, considera que la región debería servir como “laboratorio” para contrastar las teoría y leyes de tipo general. Pero el punto de vista corológico, que hacía hincapié en el carácter de las interrelaciones entre lugares o regiones específicas fue dejado de lado a favor de una geografía basada en el análisis espacial que insistía en la organización geométrica y en los patrones de fenómenos (Holt Jensen, Pág. 82).

A grandes rasgos, los planteamientos de esta escuela se basan en los siguientes criterios:

Por debajo de la diversidad y complejidad de los fenómenos espaciales existe un orden que permite explicarlos, por tanto, la búsqueda del “orden de los procesos espaciales” es la tarea del geógrafo, para ello deben relegarse a segundo plano el estudio de los fenómenos singulares o accidentales y detenerse en los procesos de tipo general que afectan a la superficie terrestre. El propósito ulterior es descubrir las leyes generales que expliquen la distribución espacial y la Región el espacio para su comprobación.

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Esta corriente geográfica atiende preferentemente los problemas de orden socioeconómico: sistemas y jerarquías urbanas, factores de localización industrial, accesibilidad de áreas de mercado, patrones en la utilización del suelo, pautas de poblamiento, redes de comunicación y para estudiarlos desarrolla nuevos métodos de trabajo, es decir, modelos teóricos que expliquen adecuadamente los procesos geográficos.

Un modelo teórico es una representación simplificada de la realidad que puede asumir patrones descriptivos o de base empírica, mediante la formulación inductiva a partir de una observación selectiva de aspectos de la realidad, o patrones normativos en base a deducciones teóricas. En ambos casos, tanto la formulación de teorías como el tratamiento de las series estadísticas y las simulaciones de sistemas complejos con gran número de variables, están expresados mediante lenguaje matemático.

Walter Christaller (1893 - 1969), geógrafo alemán, desarrolló la Teoría de los Lugares Centrales en 1933, la cual fue el primer aporte de un geógrafo a la teoría de la localización y que tuvo su origen en la teoría clásica de localización económica, con modelos como los de dos economistas alemanes: el de Johan von Thünen (1783 - 1850) sobre la utilización del suelo en la agricultura (1826), y el de localización industrial de Alfred Weber (1868 - 1958), en 1909. Posteriormente August Lösch (1906 - 1945) analizaría la teoría de los lugares centrales. Estos estudios constituyeron el núcleo de la geografía de los asentamientos o teoría de la localización.

El desarrollo de esta Escuela Teorética de la geografía estuvo fuertemente influido por los planteamientos formulados por otras ciencias.

En el continente americano, los economistas se interesan por la ordenación espacial de la economía, problema que durante mucho tiempo había sido competencia de los geógrafos. En 1954 se funda la Asociación de Ciencia Regional y se desarrolla todo un basamento teórico y metodológico sobre los aspectos regionales y espaciales de la actividad económica. August

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Lösch (1906 - 1945), alemán y Walter Isard (1904 - ?), norteamericano, son dos de los representantes más conocidos de esta corriente de pensamiento que tuvo gran influencia en toda América hasta la década de los 80.

Los departamentos de Geografía de la Universidades de Washington en Seattle, de Wisconsin en Madison, de Iowa y el Departamento de Ciencias Regionales de la Universidad de Pennsylvania, fundado por el propio Isard, en Norteamérica, se interesan en el desarrollo de la geografía como ciencia

teórica y empírica. En la Universidad de Washington, Dacey, Brian Berry (1934 - ), Richard Morril (1934 - ), William Bunge (1928 - ) entre otros, bajo

el liderazgo de William Garrinson (1924 - ) y, en cierta medida, de Edward

Ullman (1912 - 1976) trataron de transformar la geografía desarrollando teorías, verificándolas y tratando de explicar la organización y evolución del paisaje, especialmente en la geografía urbana y económica e inspirados en las teorías de la “Ciencia Regional”.

Garrison sostenía que el uso de la notación algebraica y los métodos de programación lineal permiten dar un carácter operativo a los problemas de

estructura localizacional, especialmente para los problemas de equilibrio del precio de la tierra y los de ubicaciones a coste reducido de producción conforme a la distribución de las materias primas y los mercados, así como

a problemas asociados con redes y flujos de entrada/salida entre las

regiones. Garrison considera “el concepto de sistema de localización como una combinación de actividades interrelacionadas en diferentes lugares y que este sistema es un patrón de combinaciones eficaces de actividades donde se reflejan los principios de la maximización o minimización”. (Unwin, 1992, Pág. 169 - 170)

Otra influencia en el surgimiento de la Geografía Cuantitativa o Teorética provino de la Escuela de Ecología Humana de Chicago, escuela sociológica encabezada por Robert Park, que en las décadas de 1920 y 1930 elabora

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

una serie de modelos que ligaban la organización social a la estructura espacial, en base a cinco ideas centrales: (Unwin, 1992, Pág. 171)

1. Las ciudades pueden contemplarse como unidades ecológicas.

2. El valor de la tierra es reflejo del orden natural.

3. Las ciudades están sujetas a un ciclo de invasión y sucesión en el espacio.

4. Las áreas naturales reflejan la base espacial fundamental de toda organización social.

5. La distinción entre los órdenes natural y moral de las ciudades proporciona una organización estructurada de modelos de estilos de vida.

Lo que esta escuela concibe como “estilos de vida” recuerdan el “género de vida” utilizado por Vidal de La Blache para caracterizar a cada grupo social, resultante de la amalgama a través del tiempo de las mutuas influencias entre la naturaleza y la sociedad, que produce en la sociedad características que no pueden ser encontradas en otra parte.

Otra influencia provino de los físicos sociales de la Universidad de Princeton encabezados por John Stewart (1894 - ?), astrofísico norteamericano, quien trata de aplicar la física de Newton a la distribución de los fenómenos en el espacio. La mayor influencia se dejará sentir en la regla observada por Stewart del rango-tamaño que relaciona el tamaño de las ciudades con el rango que le corresponde, y la aplicación de los modelos de gravedad a la interacción humana. Sin embargo, la crítica fundamental a estos trabajos consiste en el énfasis que se pone en “dejar constancia de regularidades empíricas y de aplicar fórmulas matemáticas a su descripción, más que tratar de explicar las regularidades observadas” (Unwin, Pág. 172). Poco aportaron los geógrafos a estos planteamientos, pero desde 1950 muchas de estas ideas se incorporaron a la geografía, especialmente “la

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

consideración de la geografía como parte de una teoría general de sistemas espaciales, cuyo objetivo era establecer una única ciencia social con una lógica interna isomórfica con respecto a la de las ciencia físicas” (Unwin, Pág. 172).

La incorporación de la modelística espacial a la geografía no constituyó un hecho aislado, sino que se inserta en un interés de muchas disciplinas en los Estados Unidos en las décadas de los 40 y 50 y al decir de Unwin, “fue en el campo de la geografía donde este nuevo enfoque alcanzó una posición de preeminencia, pues ofreció a los geógrafos una justificación fundamental de su disciplina. La conceptualización de la geografía como ciencia del espacio abrió una alternativa marcadamente diferente a la tradición cada vez más desacreditada de la geografía regional” (Unwin, Pág. 172). Los intereses centrales giraban en torno al espacio, a la cuantificación y a la elaboración de teorías; sin embargo, como bien señala Nicolás Obadía (1991, Pág. 65): “La elegancia y la coherencia de la noción

tampoco resuelven el problema fundamental de un objeto

para la geografía”.

de sistema (

)

El mayor impulso a esta metodología geográfica provino de dos británicos, Richard Chorley (1927 - ) y Peter Haggett (1933 - ) quienes publican Fronteras en la Enseñanza de la Geografía (1965) y Modelos en Geografía (1967), establecen un paralelismo entre los logros técnicos de las ciencias naturales y la posibilidad de aplicar estos métodos a las ciencias sociales, razones de la rápida difusión que tuvo este enfoque en geografía, que además constituía una forma de reunificar la geografía humana y la física a través de modelos y sistemas, lograda en la primera mitad del siglo XX a través del concepto de región, que luego fue dejada de lado por el auge de la geografía física.

El estudio de la superficie de la tierra con un enfoque sistémico, considera el conjunto de fenómenos interdependientes de manera que la modificación

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

de uno repercute en los demás. El concepto clave es el ‘ecosistema’ según

la definición tradicional de la Ecología: conjunto formado por una comunidad

de organismos (biocenosis) y la urdimbre de elementos físicos (biotopo) que constituye el medio en que estos viven, pero no aborda en forma alguna o parecida el concepto de región.

La debilidad fundamental de esta escuela la constituye su casi inexistente

desarrollo teórico que pudiera ser considerado como una nueva filosofía de

la

geografía y su gran aporte el desarrollo de todo un basamento estadístico

y

cuantitativo, posible en gran medida a la aparición de los ordenadores,

que puede ser aplicado a la concepción teórica de la escuela de geografía regional.

David Harvey (1935 - ), geógrafo Británico, autor de La Explicación en Geografía (1969), texto clave para la siguiente generación de estudiantes

británicos, afirmó que “la revolución cuantitativa implicaba una revolución

implícita en la cuantificación”, aunque no llegó a desarrollar

una crítica del positivismo lógico sobre el que se basaba dicha filosofía (Unwin, 183), que tiene como característica proporcionar conocimientos técnicamente útiles, sin tomar en consideración los intereses cognoscitivos. Aunque se lograron grandes avances en la metodología cuantitativa aplicada a la geografía, se incorporaron descripciones estadísticas rigurosas y se intentó elaborar leyes espaciales, no se desarrollaron teorías que diesen explicación a las características humanas o físicas de la superficie de la tierra.

filosófica (

)

En 1971, la reunión de la Asociación de Geógrafos Americanos celebrada en Boston señala la irrelevancia de la mayoría de las investigaciones realizadas y su escaso valor para predicción y toma de decisiones. (H. Prince, citado en Unwin, Pág. 186).

Pero la crítica más severa es la que señala que la metodología se convirtió con frecuencia en un fin en si misma y el dominio de las técnicas

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

estadísticas engendró una profusión de libros y cursos sobre técnicas cuantitativas para geógrafos, pero esta metodología geográfica es incapaz

de aportar soluciones a muchos de los problemas sociales, económicos y

ambientales de finales de los 60. Entre los geógrafos físicos, y particularmente entre los geomorfólogos, preocupados por el escaso poder explicativo de sus modelos, la solución consistía en seguir perfeccionándolos, en desarrollar técnicas nuevas y en aliarse todavía más estrechamente a las ciencias ‘duras’ con éxito.

No obstante, los modelos Insumo-Producto de W. Isard, tienen un contexto regional, de allí el nombre de “ciencia regional,” y es innegable que ella contribuyó al surgimiento de la llamada geografía analítica o teorético- cuantitativa en los años cincuenta que supondrá un cuestionamiento inmediato, tanto del concepto de región imperante hasta ese momento como de su práctica concreta en los trabajos empíricos de los geógrafos.

A partir de este momento se busca la explicación de los principios

generales sobre la organización del espacio que introduce cambios en la forma como se aborda la región, que deja de constituir un fin en si misma para convertirse en fuente de información -base para la elaboración de

hipótesis-, y ámbito de experimentación o verificación de las leyes y modelos elaborados por la geografía teórica. Pone el interés en el análisis espacial insistiendo en la organización geométrica y en los patrones de fenómenos, aportó a la geografía regional un desarrollo de técnicas matemáticas y estadísticas que permiten una mejor aproximación a algunos de los fenómenos y procesos que tienen lugar dentro de los espacios geográficos, especialmente útiles en tareas de planificación y ordenación del territorio. Esto es especialmente importante porque algunos fenómenos como los ”modelos de asentamiento, usos del suelo, procesos de difusión, etc., muestran una localización y una dinámica producto, en gran parte, de

su posición relativa en el espacio” (Holt Jensen, Pág. 89).

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

La existencia de interrelaciones económicas, sociales, informativas de difusión de innovaciones que vinculan los componentes de un territorio o diversos territorios entre si, generan una red de flujos a partir de la cual se formaliza una determinada estructura espacial, la región funcional o polarizada, por cuanto estas relaciones se dan entre nodos o polos - centros poblados de diversa magnitud donde se concentran población y actividades- permaneciendo el resto del territorio funcionalmente dependiente.

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

CAPÍTULO III

EL MÉTODO DE LOS ESTUDIOS GEOGRÁFICOS REGIONALES

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

45

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

“La opinión de que la geografía es una disciplina de síntesis ha sido siempre básica para la filosofía de la materia. El creer en la síntesis ha sido la teología de la geografía, el objetivo que ha justificado las actividades de los geógrafos. ( )

La geografía crítica o cuantitativa moderna no ha dejado de lado la idea de la síntesis. Muchos de los estudiosos más destacados en este campo se han mostrado interesados específicamente en la búsqueda

)

En la geografía moderna el argumento para un mayor desarrollo de la síntesis regional es de carácter práctico y sigue esta línea: la sociedad requiere

)

Otras materias estudian los fenómenos individuales, pero los geógrafos deberían intentar comprender la síntesis que pone de relieve la ‘globalidad’ ”.

A. Holt Jensen

de la síntesis mediante nuevas formas de análisis. (

síntesis a diferentes niveles geográficos. (

III. EL MÉTODO DE LOS ESTUDIOS GEOGRÁFICOS REGIONALES.

Para la Escuela Francesa, o Escuela de la Geografía Regional, el ámbito regional es el marco para el estudio de las relaciones hombre-medio. Se parte del supuesto que existe una región natural con determinadas características:

se va ordenando en aspectos bien determinados a partir del relieve y se va efectuando luego la exposición de las diferentes facetas físicas o naturales.

La originalidad de la región resultante no se debe sólo a su peculiaridad natural, sino de lo que el hombre ha realizado, lo que obliga a un cuidadoso análisis de los aspectos humanos (población, actividades económicas), señalando a través de su evolución histórica la paulatina o rápida transformación de la región y la aparición de sus caracteres definidores. Finalmente se intenta la definición de la región mediante la síntesis regional:

esta es la tarea esencial del geógrafo.

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

46

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Transforma REGIÓN NATURAL HOMBRE EN SOCIEDAD Condiciona Clima Vivienda Relieve Poblamiento Servicios Suelos
Transforma
REGIÓN NATURAL
HOMBRE EN SOCIEDAD
Condiciona
Clima
Vivienda
Relieve
Poblamiento
Servicios
Suelos
Actividades Económicas
Hidrografía
Primarias
Secundarias
Terciarias
Vegetación
- Agricultura y
Ganadería
- Industrias
- Servicios
- Construcción
- Transporte
- Caza y Pesca
- Vialidad
- Explotaciones
Mineras
RELACIONES HOMBRE - MEDIO
- Explotaciones Mineras RELACIONES HOMBRE - MEDIO CONFORMACIÓN DE LA REGIÓN SÍNTESIS DE LOS FACTORES

CONFORMACIÓN DE LA REGIÓN

SÍNTESIS DE LOS FACTORES NATURALES Y HUMANOS = SÍNTESIS REGIONAL

Fuente: Elaboración propia.

Figura Nº 2: Síntesis Regional

Este método propuesto por Vidal en 1903, (Holt Jensen, 1992; Vilá Valentí, 1983; Vagaggini, 1977; Capel, 1985), inductivo e histórico, se adecuaba a regiones con un carácter ‘local’ de las sociedades agrícolas de fines del siglo XIX e inicios del XX, que mantenían una forma de vida agrícola determinada; vivían en tan estrecha relación con la naturaleza que podían ser autosuficientes de la mayor parte de los bienes que necesitaban, y estaban prácticamente aisladas del mundo que las rodeaba. Estas circunstancias favorecían el

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

47

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

desarrollo de unas tradiciones locales en arquitectura, prácticas agrícolas y, en general, géneros de vida.

Al decir de Holt Jensen (Pág. 156), esta región individual dio ‘unidad’ a la escuela de geografía regional francesa. La región se consideró una unidad funcional -un organismo- es decir, algo más que la suma de sus partes. Punto de vista filosófico compartido por Hettner y Hartshorne. Además de defender que la región es una unidad funcional que da una ‘globalidad’, Hartshorne insistía en la necesidad de un enfoque funcional en geografía política.

La geografía cuantitativa de las décadas 40 a 70 criticó los métodos de la geografía regional francesa por considerar que no eran aplicables a las nuevas realidades surgidas del vertiginoso proceso de industrialización y de nuevos adelantos tecnológicos. Pero la geografía regional, al igual que toda ciencia o área del conocimiento, ha de adaptar su método a la realidad existente en un tiempo determinado en cada región estudiada.

Pese a esta crítica, la geografía cuantitativa también utiliza la síntesis dentro de su método, aplicando nuevas formas de análisis. Muestra de ello lo constituyen las obras de Haggett (1972) y Bunge (1973, Ethics and Logic in Geography, Pág. 329). Este autor sostiene que la geografía es “la ciencia integradora, por lo tanto recurrimos a nuestros colegas en geología, sociología y otras ramas para discutir sobre la planificación de una región e incluso para trabajos menores de tan sólo entender una región sin ninguna ambición de mejorarla”.

Pero el trabajo del geógrafo regional actual no puede limitarse a “entender” una región. El ritmo de los procesos de cambio, no sólo en lo tecnológico sino en lo político, económico y ambiental, exigen al geógrafo el aporte de soluciones a problemas concretos o, al menos, a prever los posibles efectos que pueda impartir la planificación o intervención de diversos sectores sobre el espacio regional.

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

48

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

1. Análisis y síntesis de los procesos geográficos.

El geógrafo analiza fenómenos de muy diversa índole que se encuentran estrechamente relacionados conformando una unidad. El análisis de cada fenómeno busca explicar la función de cada parte de un todo que conforma la unidad, tanto el análisis como la síntesis están orientados por un objetivo, lo que en filosofía se ha llamado “análisis teleológico”, un análisis con un objetivo particular.

Sin embargo, la síntesis geográfica es difícil de conseguir, lo ha sido en todos los períodos de la historia de la disciplina. A esto ha de agregarse, como bien señala Holt Jensen (Pág. 153), que los aspectos metodológicos, la visión del mundo y la filosofía de la materia están tan ligados entre si que es casi imposible separarlos.

Esta complejidad de la síntesis geográfica tiene su razón de ser en la

Los hechos geográficos pueden ser

que resultan de la operación de procesos; es

decir, una secuencia de cambios relacionados sistemáticamente como en una cadena de causa y efecto. Los fenómenos geográficos son cualquier hecho o evento no uniformemente distribuido sobre la superficie terrestre, asociados irregularmente con otros fenómenos en determinadas partes de la tierra, que son producidos por procesos diferentes. (Preston James, 1952, Pág. 150 - 153).

referidos como fenómenos

complejidad del análisis geográfico.

Cada clase de proceso puede ser objeto de estudio especializado, y cada especialista puede desarrollar sus propios métodos e instrumentos para medir y describir más precisamente la secuencia de los cambios en los que está interesado. Cada síntesis lleva implícita un juicio de valor, una visión preconcebida, y tal vez parcial, del analista, que le imparte cierta subjetividad. Pero un geógrafo no puede aislar enteramente un proceso de los otros que operan en la misma área; a esto se agrega que los procesos relacionados con el comportamiento humano no son fácilmente aislables.

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

49

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

A diferencia del método de otras disciplinas afines, la geografía se interesa

por la forma en que se dan procesos en distintos lugares, antes que en el proceso mismo; es decir, la geografía enfoca su interés en el estudio del proceso como una parte de la asociación total en un lugar particular, distinto al estudio de la operación de un proceso en un sistema aislado. Esta diferencia sutil tiene implicaciones importantes en cuanto a las particularidades metodológicas de la geografía, que establecen la diferenciación con otras especialidades, aún siendo afines a la geografía.

Vidal, Hettner, Hartshorne, James, por sólo mencionar algunos, han

coincidido en señalar que la característica distintiva de la geografía consiste en su atención en lugares particulares. La geografía atiende a cualquier fenómeno natural o humano que no esté distribuido uniformemente sobre la tierra, que se encuentran asociados asistemáticamente en determinados lugares, que le imparten ese carácter distintivo; es decir, busca definir semejanzas y diferencias entre lugares y ver más claramente el sentido de

la localización relativa de una cosa en relación con otra (James, Pág. 152).

Vidal (1913, Pág. 71), plantea que toda la trama de la investigación geográfica la compone el análisis de las expresiones cambiantes que reviste la fisonomía de la tierra, según los lugares; el estudio de sus vínculos y de sus combinaciones; son los hechos generales en sus encadenamientos y correlaciones, los que llaman la atención del geógrafo. “Estas causas, si es que se puede usar esta palabra ambiciosa, engendran combinándose las variedades sobre las que el geógrafo trabaja”.

La geografía se distingue como ciencia esencialmente descriptiva, diría Vidal (1913, Pág. 76), para agregar luego “no, por cierto, que renuncie a la explicación: el estudio de las relaciones entre fenómenos, su encadenamiento, su evolución, son algunos de los caminos que llevan a aquella”. Una de las tareas principales es localizar los diversos órdenes de hechos que le conciernen, determinar la posición que ocupan y el área que

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

50

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

abarcan. “Todo índice, todo matiz tiene su valor geográfico, sea como dependencia, sea como factor en el conjunto que se trata de hacer sensible. Es preciso tomar sobre el hecho cada una de las circunstancias que los

caracterizan y efectuar un balance exacto de ellas (

particularmente temibles: las fórmulas demasiado rígidas entre las cuales se deslicen los hechos, y las fórmulas a tal punto múltiples que se sumen más a la nomenclatura que a la claridad. Describir, definir y clasificar para de allí en adelante deducir, son operaciones que lógicamente no se discuten; pero los fenómenos naturales de orden geográfico no se pliegan

con una diligencia siempre dócil a las categorías de espíritu” (1913, Pág.

Dos escollos son

)

77).

2. El condicionamiento temporal.

Este orden de los hechos geográficos se genera por la operación de un complejo de procesos que como tales se producen en el tiempo, en un espacio de forma determinada, impartiéndole esa particularidad que le diferencia de otras áreas. Si bien la geografía es la ciencia de los lugares, como decía Vidal, el hombre es un agente poderoso que trabaja en la modificación de la superficie, colocándolo entre los factores geográficos de primer orden, (1913, Pág. 78) llegando en la actualidad, por la intensidad de su acción, a convertirse en un factor de desequilibrio importante de los fenómenos naturales.

Este elemento temporal introduce en el método geográfico la necesidad de interesarse en la evolución histórica de los eventos, en la medida que constituya la fuente generadora de propiedades, características que se producen en un espacio que sin ellos hubieran permanecido latentes. Pero “el estudio de la evolución de los fenómenos terrestres supone el empleo de una cronología que difiere esencialmente de la historia” (Ibidem). La historia del hecho humano se remonta a muy pocos miles de años, la de algunos de los elementos naturales al origen mismo de la tierra,

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

51

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

cuantificable en eras que abarcan millones de años. Eventos naturales como los cambios climáticos, considerada la historia geológica, han generado procesos naturales como las glaciaciones, que se supone acabaron con especies animales de gran desarrollo y en tiempos de la historia humana, con civilizaciones enteras.

La particularidad de los procesos o cambios relacionados en un espacio, es indispensable explicarlos en su evolución; la geografía no puede limitarse a la sola consideración del estado actual de las cosas; muchos hechos que en un momento dado pueden ser aparentemente casuales, al analizar su historia, su evolución dentro de un contexto mayor de consideraciones, tienen explicación o son explicativos de otros hechos y procesos que se presentan relevantes dentro de ese contexto espacial.

La evolución histórica de los hechos geográficos, en cuanto reflejo de procesos sobre la superficie terrestre, difiere en la naturaleza de las secuencias de cambio, los métodos de medición y el período de tiempo en que deben ser considerados, según el tipo de fenómenos que estén participando en el proceso.

James (Págs. 158, 159), diferencia tres tipos de procesos en geografía:

1. Los físicos y químicos, que proceden de acuerdo con leyes de la física o la química. La geografía está íntimamente ligada con la geofísica, porque algunos tipos de diferencias entre lugares de la tierra, son producto de este grupo de procesos; por tanto, en el estudio de la especialización sistemática en algún aspecto de la geografía física, la climatología por ejemplo, menos afectados por los procesos con los que están asistemáticamente asociados, tendrá una menor importancia el conocimiento especializado de lugares, excepto para estudios de microclimas. Sin embargo, los cambios climáticos, que constituyen un proceso infinito en el tiempo, han sido fuertemente afectados en el último siglo a consecuencia de la actividad humana.

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

52

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Consideración similar procede con el relieve, tal como lo observamos en la actualidad, tuvo su origen en procesos físicos ocurridos en eras geológicas pasadas cuando se conformaron las grandes masas continentales; desde entonces y hasta el presente, el proceso de modelado continúa, generando modificaciones muchas veces imperceptibles, pero que constituyen un proceso infinito de ablación- deposición. En ambos casos el hombre ha sido factor importante de la alteración de estos procesos naturales, interviniéndolos para atenuarlo a veces, y en la mayoría de los casos para acelerarlo mediante la modificación del terreno, la construcción de infraestructura, el vertido de desechos sólidos y efluentes líquidos y gaseosos, el impacto de explosiones nucleares, entre otros.

2. Los biológicos, descritos por las leyes biológicas, menos precisas, se modifican en modo importante por los procesos físicos y químicos asociados asistemáticamente con ellos en los lugares concretos; son el campo de estudio de la ecología, ciencia que se asocia a geografía porque muchas diferencias entre lugares son el resultado de la interacción de los procesos biológicos con los de la química y la física.

El hombre, al alterar los nichos de las distintas especies vegetales y animales, ha sido el causante de la desaparición de muchas de ellas, ha inducido la mutación de otras y ha creado nuevas especies mediante la manipulación genética.

En este tipo de proceso es igualmente importante el conocimiento del sitio y del proceso, tanto para el estudio de la ecología vegetal como la animal.

3. Los procesos culturales, sean sociales, económicos, políticos, son procesos inadecuadamente descritos por los principios del comportamiento humano, y sus principios son formulados por varias ciencias sociales. Se producen en forma no sistemática en lugares

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

53

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

concretos, interactuando con los procesos de la biología, la física y la química, modificándose unos a otros.

La participación del hombre en la modificación de los factores naturales, físico-químicos o biológicos, operan a través de dos condiciones inherentes a la naturaleza humana: su capacidad de invención y utilización de tecnologías que permiten una intervención cada vez más intensa y acelerada de esos factores y, fundamentalmente, a la adopción de diversas formas de organización social, variables en el tiempo e influidas por las diversas formas de tecnología que adopta.

Los procesos culturales son más profundamente modificados por las condiciones del entorno total en el cual operan, que los procesos físico- químicos o biológicos; en aquellos, cobran mayor importancia las variaciones impuestas por factores asociados de manera no sistemática.

La utilización de uno u otro proceso dentro del método, tiene implicaciones en el punto de vista del análisis a efectuar. “En las ciencias naturales, el observador se ubica fuera del proceso que se observa, y no siempre observa el proceso mismo. En las ciencias sociales, el observador es parte del proceso que se observa y él mismo es producto de una cultura” (James, Pág. 159).

En la geografía regional, íntimamente relacionada con el estudio de la cultura humana en cuanto ésta conduce al desarrollo de mayores diferencias entre distintos lugares de la tierra, el conocimiento del espacio resultante de la actividad humana es aún más importante que el conocimiento sistemático.

Los fenómenos se producen en los distintos lugares sobre la superficie de la tierra, a partir de determinadas estructuras que pueden tener un carácter físico, como por ejemplo la estructura geológica que da basamento a los fenómenos o elementos geomorfológicos, o social, de naturaleza diferente,

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

54

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

que involucra el entorno total donde se desarrolla una determinada sociedad. En ambos casos, la explicación de los fenómenos sólo es posible

comprenderla cuando son considerados como un proceso, en el cual el análisis actual incluya los efectos del pasado en los cuales ha operado el

proceso, es decir, en su evolución histórica, que puede ser descrita en

términos de etapas. En el análisis del proceso surgirán las causas o la

causalidad del origen de los fenómenos y su evolución, que darán

conformación a las características actuales de los tipos o formas que adquieren los diversos fenómenos en áreas particulares, esto es, el

establecimiento de diferencias entre distintos espacios de la superficie de la tierra.

Análisis Síntesis Causas que originan Fenómenos Tiempo = Evolución Histórica que actúan sobre Estructuras
Análisis
Síntesis
Causas
que originan
Fenómenos
Tiempo = Evolución Histórica
que actúan sobre
Estructuras
Procesos
Tipos, Formas
en forma de
permiten definir
Fuente: Elaboración propia.

Figura Nº 3. Proceso Dialéctico de Análisis y Síntesis

3. La delimitación de la región y sus espacios interiores. Evidentemente el objeto de estudio de la geografía regional lo constituye la región, pero lo que ha sido y sigue siendo objeto de múltiples posiciones doctrinarias, no sólo entre geógrafos sino entre diversas disciplinas, es el concepto mismo de región.

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

55

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

No obstante, existe acuerdo amplio en que la región es una porción o unidad de un todo mayor, es una parte menor de un territorio mayor. Otra premisa consensual es la imposibilidad de lograr una definición general de región válida para todos los propósitos y todos los tiempos.

La región geográfica es un concepto diferente al de región natural, delimitada por algún carácter natural, fundamentalmente asociado a alguna forma de relieve; la región geográfica es un espacio singular y único en cuanto supone una asociación particular de elementos físicos y humanos, que ha sido modelado históricamente y que se concreta en un paisaje determinado.

La geografía regional analiza una parte de la superficie terrestre, considerada en toda su complejidad de fenómenos, a partir de dos rasgos fundamentales y simultáneos:

1. Estudia sólo una parte concreta de la superficie terrestre, de mayor o menor extensión: la región. Cómo considerar ese espacio en términos de su extensión territorial ha sido una discusión que aún persiste.

2. Toma en cuenta todos los fenómenos que se dan en ella: físicos, sean naturales o construidos por el hombre, biogeográficos o ecológicos, humanos o culturales y los efectos que sobre el ambiente causa la intervención del hombre sobre el basamento natural y ecológico.

La interrogante que se plantea a partir de este punto es cuáles fenómenos incorporar para el análisis regional, dada la imposibilidad de establecer relaciones sistémicas entre la totalidad de los elementos físicos, bióticos y humanos dentro de un espacio. Este ha sido un problema metodológico fundamental de la geografía regional.

Los paisajes, como sistemas reales, están constituidos por innumerables variables indivisibles; pero los modelos sistémicos diseñados con un objetivo de análisis de la realidad geográfica, son concepciones abstractas

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

56

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

que dependen del punto de vista de quien los crea e interpreta y, por tanto, tienen validez en la medida que permitan un análisis determinado para comprender la realidad. La disyuntiva -el espacio que deberá contener una región-, depende del interés del análisis.

Cualquier división regional implica el establecimiento de unos criterios significativos en relación con la escala de análisis utilizada, puesto que en cada caso la importancia relativa de unos y otros resulta variable.

Si el estudio abarca la totalidad de la geosfera, los continentes podrían catalogarse como regiones, siendo la unidad base las grandes masas continentales; si el criterio dominante es el clima o las zonas de vida, las regiones estarían delimitadas por las grandes zonas climáticas: frías, templadas, subtropical y tropical. La unidad de análisis global será la Tierra y las regiones los continentes o las grandes zonas climáticas.

Partiendo

pueden

regionales, según se considere la forma misma del continente, América del Norte, del Centro y del Sur, por ejemplo, o asociada a elementos naturales:

América andina, caribeña, amazónica, insular, de las grandes llanuras. Otro criterio puede ser el político territorial y cada país constituye una región.

criterios

de

los

continentes,

establecerse

distintos

Méndez y Molinero (1994, Págs. 29, 32-34) consideran cuatro factores condicionantes en la división regional del mundo, como producto esencialmente humano: el nivel de desarrollo de cada sociedad, el sistema político económico imperante, la herencia histórico-cultural, las características del medio físico.

El nivel de desarrollo de las sociedades condiciona su comportamiento en la ocupación del espacio y las estructuras espaciales diferenciadas. El desarrollo de las actividades económicas tiene gran interés geográfico en la medida que:

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

57

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

Incide en la mayor o menor capacidad de inversión y adquisición de tecnología utilizada en la explotación del territorio y en la superación de los condicionamientos que le impone el medio.

El tipo de actividades dominantes está sometida a principios específicos de localización que, en lo interno, imparte desigualdades en lo social, espacial e integración territorial; y en lo externo, en sus relaciones de intercambio.

Las características internas que presenta cualquier región son un exponente de los objetivos, valores y contradicciones de la sociedad que vive en ella, pero el sistema político económico imperante en cada país, fija los mecanismos de asignación del suelo y establece el marco jurídico que los norma.

La herencia histórico-cultural varía según las regiones; la organización actual del territorio, exceptuados los de reciente ocupación, se conforma a partir de estructuras preexistentes bajo condiciones socioeconómicas diferentes a las actuales, que evolucionan en el tiempo, pero que se mantienen y han condicionado las nuevas estructuras.

Al asumir la regionalización continental, las relaciones a establecer se sustentan en macro variables e indicadores agregados: las relaciones económicas internacionales, los modos de producción mundial y los diferentes grados de desarrollo social y económico, unidades morfoestructurales de gran magnitud.

Aunque menos condicionantes que en épocas pasadas, gracias a la evolución tecnológica y económica, las diferencias de las condiciones físico naturales imparten una diferenciación entre los espacios regionales, en cuanto a la disponibilidad de recursos, las condiciones climáticas, la especialización productiva y el tipo de actividad dominante. También generan diferenciaciones para las facilidades de accesibilidad e

Capítulo III: El Método de los Estudios Geográficos Regionales

58

Raquel Manduca Carlomagno

Sobre la Teoría y el Método en Geografía Regional

intercambio de las regiones y, consecuentemente, sobre los costos de desplazamiento y transferencia. Algunos espacios imponen limitantes a su ocupación estable y viable económicamente.

Estos factores utilizados por Méndez y Molinero se corresponden con los factores que Vidal de La Blache designaba con los términos género de vida, actividades económicas, evolución histórica y medio ambiente físico.

Si tomamos como unidad de análisis global la Nación, unidad geopolítica que engloba el contenido de un territorio, una población socialmente organizada sobre la base de ciertas tradiciones, un sistema económico particular y una determinada manera de organización política que imparte directrices para la organización de esa Nación, y tiene además el reconocimiento y respeto internacional en cuanto a su unidad, la diferenciación de niveles regionales, subregionales y locales surge de las

particularidades internas de esta unidad inicial tanto de sus características físicas como, y fundamentalmente, de la forma particular de apropiación de ese espacio por parte de los grupos sociales y económicos, que definen en última instancia una organización que le es propia, especialmente en cuanto

a la forma y localización de la producción.

Si utilizamos un criterio sistémico para explicar estas relaciones entre distintas áreas dentro de una Nación, el país como unidad mayor está

estructural donde las regiones constituyen

subsistemas y dentro de estos pueden definirse subsiguientes divisiones

que conforman las subregiones y aún dentro de éstas, espacios menores o