Está en la página 1de 19

1

TIPOS DE MUNDOS FICTICIOS CREADOS POR LA LITERATURA

 

Aprendizajes esperados

 

Los alumnos y alumnas:

 

• Reconocen,

en

las

obras

que

leen

y

ven,

la

calidad

ficticia

de

los

mundos

representados en la literatura y en producciones de los medios de comunicación.

• Identifican, comprenden y utilizan diferentes criterios para clasificar los mundos representados por la literatura, el cine, las telenovelas y las series televisivas en las obras que leen o ven.

• Reconocen, en las obras que leen o ven, el mundo cotidiano como el tipo de mundo representado en diferentes géneros literarios y televisivos, e identifican y utilizan algunos de los procedimientos más comunes para generar el efecto de realidad propio de este tipo de mundo.

• Reconocen, en las obras que leen o ven (novelas, cuentos, obras de teatro, películas, teleseries y series televisivas, historietas, etc.) diversos tipos de mundo no realistas (oníricos, fantásticos, maravillosos, utópicos y mundos propios de la ciencia-ficción).

• Producen breves narraciones de intención literaria en que se manifieste alguno de los tipos de mundos señalados.

PROFESORES CLAUDIO HARO D. VÍCTOR MANSILLA V. CARMENGOLRIA VARGAS ROBISON VEGA V.

PUNTA ARENAS, ABRIL 2012

  • I.- CARÁCTER FICCIONAL DE LA LITERATURA

La Literatura existe en nuestra realidad como un importante elemento de la red cultural

que los seres humanos hemos construido a lo largo de la historia. Existen escritores reales, que escriben texto reales, los cuales se editan, publicitan, compran y venden. También sus lectores existen y somos nosotros mismos, con nuestros gustos y

tendencias

Pero además de esta existencia en el mundo real, la literatura existe como

un circuito imaginario, creado a partir de un pacto de lectura entre el emisor y el receptor. Esta convención permite creer que lo que se dice en el texto es válido para la realidad que allí se inventa, de modo que lo narrado no se corresponde necesariamente con sus referentes reales Cotidianamente, el término ficticio se utiliza como sinónimo de falso y engañoso. Este sentido no es aplicable a la literatura, pues su carácter ficcional no implica falsedad, sino creación de una alteridad u otredad que tiene una existencia

2

distinta a la nuestra. Sus leyes no corresponden necesariamente a las que regulan y determinan nuestra realidad. La literatura presenta un mundo ficticio, pero no falso. Llamamos ficción al resultado de construir un mundo a través del lenguaje. Así, el autor puede dar vida a seres y situaciones que no necesitan una verificación en el mundo real. Lo anterior quiere decir que, en la literatura, los personajes e historias contadas no necesariamente han existido en la realidad. La obra literaria es, en este sentido, autónoma, es decir, se sustenta a sí misma para construir mundos imaginarios que funcionan, cada cual, según sus propias leyes. El escritor no sólo inventa situaciones y personajes, sino que también inventa una voz, un emisor ficticio que se encarga de presentarnos el relato: el narrador (en el caso del género narrativo), que poseerá un punto de vista, esto es, una particular visión de cada personaje, proyectada en la forma de narrar lo que nos dice (o no nos dice) .

2 distinta a la nuestra. Sus leyes no corresponden necesariamente a las que regulan y determinan

CARACTERÍSTICAS DE LA OBRA LITERARIA COMO ENTE DE FICCIÓN Permite que ocurran hechos que nunca ocurrirían en la vida real.

Amplía nuestra percepción de la realidad.

Enriquece la realidad histórica u oficial.

Establece nuevas conexiones entre el mundo real y el mundo imaginario Crea emisores o receptores imaginarios

Permite des-automatizar nuestra percepción de la realidad cotidiana

Utiliza procedimientos a menudo empleados para referirse a la realidad (una descripción, un testimonio) con el fi n de verosimilizar lo imaginario. Permite singularizar objetos o seres representados

2 distinta a la nuestra. Sus leyes no corresponden necesariamente a las que regulan y determinan

3

II.-TIPOS DE MUNDOS FICTICIOS CREADOS POR LA LITERATURA

Una de las características de la literatura que más nos sorprende es su capacidad de hacernos olvidar nuestro mundo por un momento, y entrar en otro ámbito completamente diferente. En estos universos viven personajes que desconocemos y que a veces habitan épocas distintas a la nuestra o incluso ambientes en los que suceden cosas que nos desconcertarían en nuestra realidad cotidiana. De esta manera, la literatura utiliza el lenguaje para construir mundos regidos por lógicas similares y/o distintas a las de nuestro diario vivir. Como algunas obras literarias presentan elementos comunes en cuanto a los mundos que configuran, podemos clasificarlos en “tipos”. Lo importante es que sepas que una misma obra puede presentar rasgos de varios tipos de mundo al mismo tiempo, pero que siempre hay uno que predomina sobre los otros.

Mundo literario es todo un conjunto imaginario de leyes y principios autónomos que regulan una realidad construida y representada a través del lenguaje. Cada uno de estos mundos literarios es construido teniendo como referente el mundo real en el cual nosotros habitamos. A partir de éste se van construyendo los distintos mundos ficticios, los cuales son regulados por pactos de lectura preexistentes en la sociedad.

La literatura utiliza el lenguaje para crear mundos ficticios a través de un procedimiento que se denomina verosimilización y que consiste en generar una ilusión de realidad ante el lector. Es importante, entonces, establecer con los estudiantes la diferencia entre el uso práctico y cotidiano del lenguaje, y la forma en que este se emplea en la literatura, esto es (a partir de los conceptos o categorías utilizadas por Jakobson), “…la literatura como actividad con un fin en sí misma, libre de todo condicionamiento o intención práctica, y, por tanto, como lenguaje no referencial, que no comunica nada más que a sí mismo” (Brioschi, 2000: 77).

En todo relato hay algo que sucede, lo cual puede ocurrir a nivel de la conciencia de los personajes o en lugares concretos, a veces muy específicos y reconocibles dentro de la ficción.

Y no sólo en lo que al lugar físico se refiere, sino también en lo cultural.El acontecer o acontecimiento es aquello que realiza un personaje de acuerdo con las disposiciones del hablante implícito, y a lo que de él espera el lector ideal (receptor ficticio). El suceder narrativo es un aspecto dinámico y secuencial, y que reconocemos como acontecimientos.Éstos se hallan dispuestos de una determinada manera o disposición y están determinados por una especie de fuerza estructuradora que le da una configuración precisa e identificable y que lo llena de sentido. A esta fuerza la llamaremos acción.

La interacción del acontecer, de los personajes y de los ambientes da por resultado el mundo ficticio posible. Es posible tipificar los mundos que la literatura representa según diversos criterios. Aquí escogeremos dos: el tipo de realidad que representan, y el efecto que con su representación se persigue. Distinguiremos para estos efectos tres tipos de realidad: la cotidiana, esto es la que corresponde al diario vivir de la gran mayoría de los seres humanos de una determinada comunidad; la onírica, que se reconoce como regida por una lógica inhabitual desde el punto de vista de la lógica del sentido común, y que es afín al principio estructurante de los sueños; y la mítica, que se caracteriza por su situación atemporal - siempre en el origen de la realidad - y por la presencia en él de seres más grandes y potentes que los normales: héroes, semidioses y dioses. En relación con el efecto que persiguen, distinguiremos también tres tipos: el realista, que apunta a que el lector reconozca operando en ese mundo las mismas condiciones que en el mundo real; este efecto está estrechamente ligado al tipo de realidad que hemos denominado cotidiana; el fantástico, que -siguiendo a Todorov - identificamos como un mundo en el que, operando la lógica realista del sentido común, se introduce en forma repentina e inexplicable elementos de orden sobrenatural, y que se relaciona con lo onírico, aunque menos estrechamente que en el caso anterior; y el maravilloso, cuya lógica es comparable a la del mundo real, pero que naturaliza elementos ajenos a la lógica del sentido común, es decir, presenta como normales en el interior de ese mundo elementos ajenos a la lógica del sentido común realista, como la magia, divinidades antropomorfas, zoomorfas, incluso personificaciones de elementos del mundo

4

inanimado, poderes sobrenaturales, etc., lo cual establece un estrecho nexo entre este efecto y el tipo de realidad mítica.

RELACION ENTRE LOS TIPOS DE MUNDOS EN LA LITERATURA

 

SEGÚN

LA

 
SEGÚN LA SEGÚN EL EFECTO QUE

SEGÚN

EL

EFECTO

QUE

REALIDAD

QUE

REPRESENTAN

 

PERSIGUEN

Mundo cotidiano

 

Mundo realista

 

Mundo onírico

 
Mundo onírico Mundo fantástico

Mundo fantástico

 

Mundo Mítico

 
Mundo Mítico Mundo maravilloso

Mundo maravilloso

 

LOS MUNDOS LITERARIOS SEGÚN LA REALIDAD QUE REPRESENTAN

  • A) Mundo cotidiano: El mundo de lo real (o de lo cotidiano): Es el mundo del sentido

común que impera en una época determinada y que funciona como mundo de referencia de construcción de los mundos imaginarios de la literatura. La función del narrador consiste en crear un mundo ficticio en el cual los hechos narrados sean semejantes a los que se dan en la realidad, o sea, regidos por la causalidad lógica y por el principio de la identidad. Este mundo depende de los límites que imponen las convenciones ideológico– culturales en relación con lo que es real y lo que es ficticio en un momento histórico determinado. En este sentido, la diferenciación entre cultura premoderna y moderna es clave para la interpretación y contextualización de las obras literarias. Es sólo la época moderna la que impone una oposición estricta entre lo real y lo ficticio. Su culminación se da en el siglo XIX con la novela costumbrista y el Naturalismo. De modo que “lo posible” es un concepto relativo, pues está determinado por la visión de mundo de la época. Lo que es posible para una época, es imposible para otra, todo lo cual se ve reflejado en la literatura.

Ejemplo:

“En el siglo XVII vivió en Francia uno de los hombres más geniales y abominables de una época en que no escasearon los hombres abominables y geniales. Aquí relataremos su historia. Se llamaba Jean–Baptiste Grenouille y si su nombre, a diferencia del de otros monstruos geniales como De Sade, Saint–Just, Fouché, Napoleón, etcétera, ha caído en el olvido, no se debe en modo alguno a que Grenouille fuera a la zaga de estos hombres célebres y tenebrosos en altanería, desprecio por sus semejantes, inmoralidad, en una palabra, impiedad, sino a que su genio y su única ambición se limitaban a un terreno que no deja huellas en la historia: al efímero mundo de los olores.” Patrick Süskind, El perfume

Cuando una obra literaria busca configurar un mundo similar al que vivimos diariamente, hablamos de un mundo ficticio de tipo cotidiano. La representación de este tipo de mundo configura un espacio literario que se rige por una lógica habitual o semejante a la de nuestra realidad. Por ello se dice que genera un efecto realista en el lector. Es importante entender que no solamente existe la vida cotidiana que habitamos actualmente, sino que en cada época ha existido una forma determinada de ver el día a día. Existen obras que nos muestran mundos cotidianos del pasado y, por lo tanto, nos dicen algo de lo que sucedía en la época en que se ambientan.

Este tipo de relatos se caracteriza por la fidelidad a la realidad representada, es decir, la representación de¡ diario vivir de cualquier persona en una época y comunidad determinada. Se reconoce por la descripción objetiva y detallada de los objetos, paisajes, acontecimientos y acciones en donde se desenvuelven los personajes. Son referencias que permiten crear, en el lector, la ilusión de una realidad “original" y, por ende, creíble, El mundo representado se centra en lo regional y autóctono de un país, constituyéndose en un cuadro de costumbres. En Chile, este tipo de relatos fue muy abundante a partir de mediados de¡ siglo XIX hasta el primer tercio de¡ siglo XX y muy vinculado al realismo posterior. Muchos de estos relatos abarcan visiones del mundo rural, urbano, marítimo, minero, marginal y otros. Algunos autores representativos de esta forma de ver y representar la realidad son: Baldomero Lillo con Subterra y Subsole, Mariano Latorre y Cuna de Cóndores, Luis Duran con Frontera, Marta Brunet y Montaña Adentro, por mencionar algunos.

5

Cuando una obra literaria busca configurar un mundo similar al que vivimos diariamente, hablamos de un mundo ficticio de tipo cotidiano. La representación de este tipo de mundo configura un espacio literario que se rige por una lógica habitual o semejante a la de nuestra realidad. Por ello se dice que genera un efecto realista en el lector. Es importante entender que no solamente existe la vida cotidiana que habitamos actualmente, sino que en cada época ha existido una forma determinada de ver el día a día. Existen obras que nos muestran mundos cotidianos del pasado y, por lo tanto, nos dicen algo de lo que sucedía en la época en que se ambientan. El siguiente fragmento de Martín Rivas, obra escrita por Alberto Blest Gana en 1862, te ayudará a entender cómo una obra crea un mundo basado en la exhibición de elementos comunes con la cotidianeidad de otra época:

"A principios del mes de julio de 1850 atravesaba la puerta de calle de una hermosa casa de Santiago un joven de veintidós a veintitrés años. Su traje y sus maneras estaban muy distantes de asemejarse a las maneras y al traje de nuestros elegantes de la capital. Todo en aquel joven revelaba al provinciano que viene por primera vez a Santiago. Sus pantalones negros, embotinados por medio de anchas trabillas de becerro, a la usanza de los años de 1842 y 43; su levita de mangas cortas y angostas; su chaleco de raso negro con largos picos abiertos, formando un ángulo agudo, cuya bisectriz era la línea que marca la tapa del pantalón; su sombrero de extraña forma y sus botines abrochados sobre los tobillos por medio de cordones negros componían un traje que recordaba antiguas modas, que sólo los provincianos hacen ver de tiempo en tiempo, por las calles de la capital." Alberto Blest Gana: Martín Rivas, Editorial Andrés Bello, Santiago de Chile, 1991.

La referencia a un año específico de la historia (1850) y a una ciudad existente en nuestro país (Santiago), revelan el intento por hacernos creer como lectores que se trata de un mundo que podemos encontrar en la realidad. La sensación de estar frente a un mundo cotidiano se ve reforzada por la descripción detallada del vestuario del personaje y de algunas costumbres de la época, ya que estos elementos funcionan como rasgos verosimilizadores (que dan apariencia de verdad) propios de la novela realista.

A.1.) El mundo de lo utópico: Con el término utopía (del griego: u = inexistencia; topos = lugar) nos referimos a la descripción de estados imaginarios, ideales y perfectos. Sólo a partir del siglo XVI, la invención y descripción de estas sociedades recibe el nombre de utopía (a partir de la obra homónima de Tomás Moro). En literatura, suele definirse como utopía una novela o ficción en la que se concibe y describe un estado de las características antes mencionadas. Presencia de un narrador omnisciente que autentifica la verdad sobre los hechos sobrenaturales. Pacto de lectura de credibilidad absoluta del lector. Tópicos que permiten reconocer el mundo utópico: el tópico del locus amoenus (lugar ameno) o tópico de la abundancia, la edad de oro. También puede darse la presencia de elementos maravillosos. Obras clásicas de este tipo son: de Platón, La República; de San Agustín, La ciudad de Dios.

Se podría decir que el género utópico nace con este nombre en el siglo XVI con la obra Utopía de Tomás Moro, aunque en la antigüedad ya se habían planteado proyecciones perfectas de la sociedad, como en el caso de La República de Platón. El tipo de mundo utópico, entonces, al igual que el mundo de la ciencia-ficción, está imbricado con el desarrollo del género histórico denominado utopía y que corresponde a la creación de un mundo ficticio donde la sociedad está ordenada a partir de las proyecciones que en algún momento se tuvieron de ella. Es un plan o un proyecto que, sin embargo, se representa bajo las mismas estrategias de verosimilitud con que se construye el tipo de mundo cotidiano Otras manifestaciones de mundos utópicos son:

El relato bíblico del "Génesis", pues configura un mundo utópico en el paraíso celestial, donde los primeros padres del género humano, Adán y Eva, viven en unestado de inocencia primordial. La conquista de América, en tanto aventura económica y evangelizadora, que construye una imagen utópica, mitológica del espacio imaginario, cobrando existencia “real” en América.

6

Algunos entes de ficción en este mundo son: fuentes de la eterna juventud, sirenas,

ciudades de oro, amazonas, etc. Por ejemplo, Bernal Díaz del Castillo, frente a la

arquitectura del imperio azteca, cree que ha llegado a un lugar de leyenda, donde

proliferan:

...

las cosas de encantamiento que cuentan en el libro de Amadís”.

Ejemplo:

“Cada grupo de treinta familias elige anualmente entre sus miembros un

magistrado, llamado sifogrante en el idioma antiguo y filarca en el moderno. (

...

)

La función principal y casi única de los sifograntes está en procurar que nadie se

entregue al ocio, sino que todos se dediquen concienzudamente a su oficio, sin que,

no obstante, lleguen a fatigarse como bestias de carga trabajando constantemente

desde la primera hora del día hasta la noche. Esto sería peor carga que la esclavitud

y, no obstante, tal es, en casi todas partes, la vida de los trabajadores, excepto en

Utopía, donde se divide la jornada en veinticuatro horas iguales, contando en ella el

día y la noche, y se destinan seis al trabajo: tres por la mañana, después de las

 

cuales van a comer; acabada la comida reposan dos horas y luego trabajan otras

tres horas hasta el momento de recogerse para cenar. Cuentan las horas a partir

del mediodía. Vanse a dormir a las ocho y conceden al sueño ocho horas.”

Tomás Moro, Utopía.

“Si esa multitud de trabajadores se repartiese entre los pocos oficios que son necesarios

a la vida natural, la abundancia de materias de primera necesidad sería forzosamente

tan grande que los precios estarían por debajo del presupuesto alimenticio de los

artesanos. Pero si todos los hombres que actualmente se emplean en oficios vanos, si

todas las clases ociosas que vegetan en la pereza y el abandono, cada uno de cuyos

miembros gasta una parte de lo obtenido por el trabajo del próximo igual a la de los que

producen, fueran obligados a trabajar en algo de utilidad e interés común, fácilmente

salta a la vista el poco tiempo que sería necesario para obtener todo lo preciso para las

necesidades o para llevar una existencia confortable, así como para el lícito bienestar, y

todavía sobraría.

Lo que acontece en Utopía demuestra abiertamente esta verdad. Apenas se encuentran

en toda la ciudad y en el territorio vecino quinientas personas, entre hombres y mujeres,

que estando en condiciones de trabajar estén eximidas de hacerlo.”

Tomás Moro: Utopía (1516

A.2) El mundo cotidiano de la ciencia-ficción: Es un mundo en el cual se da la

irrupción de lo fantástico en el mundo cotidiano, utilizando la ciencia como coartada de

la

fantasía. La verosimilitud de los hechos narrados está dada por un referente

pretendidamente científico, que cumplirá un rol esencial en la trama. La ciencia

desplaza a la magia, ocupando su lugar, transformando la ficción fabulosa en

ciencia–ficción.

Son relatos que se basan en nuestra sociedad, pero que, por lo general, se

ambientan en un futuro hipotético en el que el mundo aparece devastado por la

guerra, el totalitarismo o la tecnologización excesiva. De ahí que se les pueda

denominar anti–utopías. Suelen contar con un narrador omnisciente. Los temas

preferidos de la ciencia ficción, aparte de los mencionados, son los androides, el

viaje por el tiempo, la inteligencia artificial, el viaje a otros mundos, la invasión de

alienígenas a la tierra, etc.

El género histórico de la ciencia-ficción, aunque genere un tipo de mundo que no existe

en la realidad, está construido como una proyección hacia el futuro del mundo cotidiano

y de los desarrollos posibles de la ciencia y la tecnología.

El siguiente fragmento de ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, obra escrita

por Philip K. Dick, te ayudará a entender cómo una obra crea un mundo basado en la

exhibición de elementos comunes con la cotidianeidad desde la proyección hacia el

futuro de las posibilidades ofrecidas por los avances en el ámbito tecnológico y

científico:

"(El replicante Nexus 6 persigue a Rick Deckard por la azotea de un edificio)

7

Lekar!

...

4,5,

aún sigues vivo

puedo

verte

...

...

será

mejor que huyas

voy

o

a

tener

que

matarte, a menos que estés vivo no puedes jugar, y si no juegas

6,7,

ir al infierno, ir al

cielo

bien

así

me gusta.

duele,

Esto

ha

sido

irracional,

algo

mencionar

sin

el

comportamiento antideportivo. A dónde vas?

es

toda una experiencia vivir con miedo,

verdad? Eso es lo que significa ser esclavo. ( ) ...

Yo he visto cosas que vosotros nunca creeríais, atacar naves en llamas más allá de

Orión, he visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tanhausser, todos

esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia, es hora de morir."

Philip K. Dick: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968)

Ejemplo:

“Un edificio gris, achaparrado, de sólo treinta y cuatro plantas. Encima de la entrada

principal las palabras: Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central de

Londres, y, en un escudo, la divisa del Estado Mundial: Comunidad. Identidad,

Estabilidad. (

...

)

Los niños Alfa visten de color gris. Trabajan mucho más duramente que nosotros,

porque son terriblemente inteligentes. De verdad me alegro muchísimo de ser Beta,

porque no trabajo tanto. Y, además, nosotros somos mucho mejores que los

Gammas y los Deltas. Los Gammas son tontos. Todos visten de color verde, y los

niños Delta visten todos de caqui. ¡Oh no, yo no quiero jugar con niños Delta! Y los

Epsilones todavía son peores.”

Aldous Huxley, Un mundo feliz.

  • B) Mundo onírico:

Lo onírico se asocia al sueño. Sin embargo, esto no quiere decir que a este tipo de

mundo correspondan todas las obras relacionadas con el tema del sueño. Se habla de

“onírico” porque esta clasificación engloba a todas las obras que configuran un mundo

representado que quiebra en algún momento con la lógica en la que vivimos

diariamente, para dar paso a una lógica similar a la que se estructura en los sueños,

donde los hechos más increíbles y hasta absurdos son posibles. Cada vez que

encontramos un texto en que algún hecho nos provoca la sensación de extrañeza, y de

que aquello no sucede en la “vida real”, estamos frente a un tipo de mundo onírico. Un

cuento, por ejemplo, en el que el protagonista se transforma repentinamente en lobo,

quebrando nuestras expectativas lógicas, evidencia la configuración de este tipo de

mundo.

Los relatos de carácter onírico surgen como una nueva forma de ver y representar la

realidad. Frente a los relatos que explotan la cotidianeidad y el realismo, emerge una

concepción que se vuelca al interior del hombre, al hombre con sus problemas

existenciales, la soledad, la angustia, la incomunicación, para desde allí tratar de

entender mejor la verdad de su existencia, la realidad y la irrealidad.

Esta nueva visión abandona el universo ordenado según la ley de causa y efecto,

para tornarse en un universo confuso, inestable, contradictorio, cambiante, inesperado,

instintos e intuiciones. La autora chilena María Luisa Bombal es una clara exponente de

este tipo de mundo, en donde no se sabe qué es realidad y que es sueño.

  • C) Mundo mítico: Se llama mito a un relato de hechos fabulosos que

se suponen acontecidos en un pasado remoto e impreciso. Los temas son los

grandes hechos heroicos que constituyen el fundamento y el comienzo de la historia

de una comunidad o del género humano en general. Los personajes son dioses o

semidioses y los hechos sobrenaturales se generan gracias al poder sobrenatural de

éstos.Los mitos tienen su comienzo cosmogónico, su espina dorsal heroica y su final

histórico, reflejando así la mentalidad premoderna. Se da la presencia de un

narrador omnisciente, que exige la credibilidad del lector ante los hechos fabulosos

narrados.

Los temas más frecuentes son el origen de la creación del mundo y de los hombres,

producto de la intervención de las divinidades creadoras. Se nos narran las hazañas

de los héroes, las cuales aparecen determinadas por la presencia e influencia de los

8

dioses.

A este tipo de mundo corresponden todas aquellas obras que presentan relatos de los

cuales se educe el origen de una cultura o de un fenómeno de la naturaleza. Dicho

origen aparece ligado a la presencia de fuerzas sobrenaturales, ancladas en un

imaginario religioso específico (dioses, se asocian a un determinado conjunto de

creencias.Los mitos son expresiones anónimas de la literatura oral, creados en los

tiempos originales de los pueblos, para explicar de manera explicación racional (lluvia,

cielo, día, noche, etc.). Entre las características más destacables del mundo mítico está

su carácter religioso, puesto que las explicaciones sobrenaturales eran atribuidas a las

divinidades en quienes creían dichos pueblos. Por ello, en sus orígenes el mito tiene

carácter verídico, mientras que para nosotros se trata de historias fantásticas.

Ejemplo:

“El día en que Yavé Dios hizo la tierra y los cielos, no había sobre la tierra arbusto

alguno, ni había brotado aún ninguna planta silvestre, pues Yavé Dios no había

hecho llover todavía sobre la tierra, y tampoco había hombre que cultivara el suelo

e hiciera subir el agua para regar toda la superficie del suelo.

Entonces Yavé Dios formó al hombre con polvo de la tierra; luego sopló en sus

narices un aliento de vida, y existió el hombre con aliento y vida. Yavé Dios plantó

un jardín en un lugar del Oriente llamado Edén, y colocó allí al hombre que había

formado. Yavé Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles, agradables a la vista

y buenos para comer. El árbol de la Vida estaba en el jardín, como también el árbol

de la Ciencia del bien y del mal.”

Génesis, 2, 4–9

LOS

MUNDOS

LITERARIOS

REPRFESENTACION

SEGÚN EL EFECTO PERSEGUIDO CON SU

  • a) Mundo realista: Este mundo narrativo se caracteriza porque se ajusta a la realidad

externa. Su interés es poder reflejar, en forma objetiva, las características de una época,

el lugar y tipo humano; para ello el escritor debe realizar previamente una observación

minuciosa de la realidad sobre la cual quiere escribir. Esto significa que mientras más

detallada sea la descripción de ese mundo, más creíble será para el lector.

Representa el mundo tal como lo conocemos, con todas las leyes, limitaciones y

principios de la realidad. Existe una causalidad cronológica secuencial, lo que significa

que el tiempo y el espacio son relevantes. Tal como los hombres reales, los personajes

nacen, viven y mueren.

En este contexto, la función básica del narrador es representar lo más fielmente la

realidad por medio del discurso descriptivo y las formas de habla propias de los

personajes que recrea. Por su parte el receptor espera que esa representación coincida

con la de su propia experiencia. El mundo de lo Real ha existido en todas las literaturas

de todas las épocas, pero alcanzó su desarrollo más completo en el siglo XIX, con la

novela costumbrista y el Naturalismo literario

Las marcas textuales que te permitirán reconocer este tipo de mundo son:

Predominio de un discurso descriptivo.

Generalmente presenta un narrador omnisciente que busca representar lo

más fielmente la realidad por medio de¡ discurso anteriormente aludido.

Lo temporal y lo espacial adquieren relevancia y ocurren tal como en el

mundo real.

Un contexto socio-histórico concreto que influye y determina la construcción

del mundo interno, puesto que es el referente a partir del cual se estructura la obra.

Los personajes están sometidos a todas las reglas del mundo real y su

construcción está delimitada por los dos puntos anteriores.

  • b) Mundo fantástico:

se entiende por mundo fantástico aquel que transgrede el

orden racional. Este mundo se vincula con lo maravilloso, lo extraordinario, lo

sobrenatural, lo inexplicable. Muchas veces, especialmente en la narrativa del siglo XX,

el mundo fantástico irrumpe desde una situación cotidiana normal, provocando en el

lector sorpresa y una actitud de duda sobre el carácter real o fantástico del mundo

representado.

9

Dos son los elementos fundamentales para caracterizar este tipo de mundo: en

primer lugar, representa un quiebre o ruptura de las leyes o principios del realismo y

además es un golpe sorpresivo a las expectativas del lector, quien espera que la

estabilidad del realismo se mantenga.

Así como los sueños, lo fantástico necesita del mundo realista para hacer su

aparición, y se enmascara, por así decirlo, en la realidad más habitual. Su irrupción

implica una máxima tensión del suspenso narrativo, y un abandono definitivo del mundo

real hacia regiones de imaginación fantástica que niegan o amenazan el mundo de lo

real.

Asociado al mundo de lo fantástico, está el tópico de lo inefable, es decir de lo

que no se pude describir, porque es demasiado extraño. La literatura de misterio y terror

(Edgar Allan Poe, H. R Lovecraft, Bram Stoker), junto con la novela gótica, nos

introducen habitualmente en el mundo de lo fantástico.

Las marcas textuales que te permitirán reconocer este tipo de mundo son:

Inicio con una narración realista y descriptiva que se ve

"quebrada- por la

irrupción de un hecho fantástico.

La irrupción de este hecho fantástico provoca suspenso narrativo y el abandono

de las reglas y principios del mundo real.

Predominio del tópico de lo Inefable (aquello que no se pude describir con

palabras porque es demasiado extraño).

El narrador puede ser Omnisciente o Protagonista (personaje).

Presente en la literatura de misterio y terror.

El mundo fantástico en el relato

1. Lee atentamente los siguientes trozos narrativas y observa cómo

aparece en ellos la irrupción de lo fantástico:

«Aquí se cuenta la historia de un tigre que se crió y educó entre los hombres, y que

se llamaba Juan Darién. Asistió cuatro años a la escuela de pantalón y camisa, y dio

sus lecciones cor 1 rectamente, aunque era un tigre de la selva; pero esto se debe a

que su figura era de hombre, conforme se narra en las siguientes líneas.»

(Horacio Quiroga: Juan Darién)

«( ...

) Acto continuo Valdivia ordenó formación de combate y a las doce en punto,

junto con sonar el cañonazo del mediodía en el Huelén -hoy Sta. Lucía-, empezó la

histórica batalla del estero de Puangue.

Durante seis horas rugieron cañones, ametralladoras, fusiles, carabinas, morteros,

bombas de mano, y pistolas automáticas. Durante seis horas los grandes tanques,

como hipopótamos, se sumergían en las aguas del Puangue para salir ya de un lado

ya del otro -según a quiénes favoreciera la suerte-,amenazadores más que

hipopótamos n y durante igual tiempo los tanques ligeros brincaban como gacelas y

caían sobre compañías enteras ya de españoles ya de indios según de qué punto se

hubiera iniciado el brinco. Durante seis horas los gases lacrimógenos, los gases

bailarines, los gases hilarantes, los gases todos, cubrían al enemigo, impulsados, del

lado español, de grandes abanicos de manolas, por el lado indio, del soplido de

cientos de viejas machis (

...

(Juan Emar: Miltín 1934)

«La noche de¡ catorce de marzo de 1939, en un departamento de la Zeltnergasse de

Praga, Jaromir Hladík (

...

) soñó con un largo ajedrez. No lo disputaban dos

individuos, sino dos familias ilustres; la partida había sido entablada hace muchos

siglos; nadie era capaz de nombrar el olvidado premio, pero se murmuraba que era

enorme y quizás infinito; las piezas y el tablero estaban en una torre secreta; laromir

(en el sueño) era el primogénito de una de las familias hostiles; en los relojes sonaba

la hora de la impostergable jugada, el soñador corría por las arenas de un desierto

lluvioso y no lograba recordar ni las figuras ni las leyes del ajedrez. En ese punto, se

despertó (

...

).»

(Jorge Luis Borges: El milagro secreto)

10

  • - ¿Qué distingue al personaje descrito en el texto 1 ? ¿Qué expectativas genera en ti

este trozo?

  • - ¿Qué diferencia al texto 2 de la reseña histórica de una acción bélica?

  • - ¿Cómo se manifiesta el absurdo en el texto 3?

  • 2. Trabajando

en

parejas,

comparen

los

fragmentos

que

han

leído

desde

la

perspectiva de la creación de ficciones no verosímiles y luego concluyan:

  • - ¿En qué aspectos, elementos o relaciones se revela lo fantástico?

  • - A partir de lo anterior, ¿en cuál de los pasajes se muestra con mayor claridad lo

fantástico?

Lleguen

compañeros/as.

a

un

acuerdo

fundamentado

y

expónganlo

ante

sus

En el relato fantástico, tanto los personajes como las acciones y el ambiente

pueden aparecer alterados. Al abandonar las reglas que gobiernan el orden natural

de las cosas, el lector toma contacto con mundos que proponen un orden distinto, a

veces ambiguo, a veces inquietante.

En los fragmentos recopilados, has podido apreciar cómo se nos presenta un

personaje cuya naturaleza es extraña, lo que sirve para introducir el relato; o cómo la

Guerra de Arauco cobra una insólita contemporaneidad, o cómo la transcripción de

un sueño sirve para crear una atmósfera inicial de misterio y enigma.

  • 3. Selecciona una situación inicial que estimule tu imaginación y te permita

crear un breve cuento fantástico. Aquí te damos algunas sugerencias:

  • - Define claramente la situación inicial: dónde transcurre la acción, qué sucede y a

quién le sucede.

  • - Establece en qué secuencia se presentará la ruptura de¡ orden natural: puedes

optar por un relato que se plantee fantástico desde su inicio o, por el contrario,

puedes componer una historia que fluya desde lo cotidiano.

  • - Puede resultar muy interesante plantearse cómo reaccionará el narrador ante lo

insólito: descreyendo lo que observa o vive; indagando una respuesta racional frente

a lo inexplicable, o permaneciendo imperturbable, como si lo que contara fuera de lo

más natural.

  • - Define con claridad las acciones principales de tu argumento y los enclaves

fantásticos que lo tensionan. Cuida que los acontecimientos insólitos sean

coherentes entre sí: hasta el absurdo tiene su propia lógica.

  • - Por último, es importante que decidas cómo construirás el desenlace: intentando

explicar lo acontecido desde un prisma racional (como Horacio Quiroga en El

almohadón de plumas), planteando una pregunta al lector o guardando discreto

silencio ante lo inexplicable.

c) Mundo de lo Maravilloso:

El mundo de lo maravilloso: Representa un mundo homogéneo en el cual

todos los hechos narrados pertenecen a la cualidad de lo maravilloso. Plantea el

deseo de un ser común de adquirir una condición superior. La estructura del cuento

maravilloso permite que cumpla su anhelo: ser rico, ser príncipe o rey. Participan

personajes surgidos de la fantasía popular, como hadas, ogros, duendes y brujas.

Plantea un narrador omnisciente que exige del lector una credibilidad absoluta con

respecto a los hechos narrados, que escapan a nuestra lógica cotidiana.

Ejemplo:

En cuanto a los Hobbits de la Comarca, de quienes tratan estas relaciones,

conocieron en un tiempo la paz y la prosperidad y fueron entonces un pueblo feliz.

Vestían ropas de brillantes colores, y preferían el amarillo y el verde; muy rara vez

usaban zapatos, pues las plantas de los pies eran en ellos duras como el cuero,

fuertes y flexibles, y los pies mismos estaban recubiertos de un espeso pelo rizado

11

muy parecido al pelo de las cabezas, de color castaño casi siempre.”

J.R.R. Tolkien, El Señor de los Anillos.

Lo maravilloso es una constante en la historia de la literatura universal,

desde las narraciones míticas de las culturas antiguas a los mitos grecolatinos, pasando

por los relatos bíblicos. Se trata de una categoría estética alusiva a un mundo que

escapa a las leyes espacio-temporales a las que están sujetos los seres humanos y la

naturaleza. Las mil y una noches es un claro ejemplo de lo maravilloso puro; la ciencia

ficción es otra forma de la búsqueda de lo maravilloso - pensemos, por ejemplo, en

Crónicas Marcianas -.Una manifestación que tiene estrecha relación con lo anterior es la

estética de lo real maravilloso- expresión acuñada por Alejo Carpentier-. Por último, las

leyendas que están íntimamente ligadas a una época y a un lugar y en la cuales se

mezcla lo real y lo maravilloso.

No representa, como el mundo de lo fantástico, una amenaza para la realidad,

sino que existe en un plano completamente propio y aislado, con leyes y principios

válidos sólo para su contexto. Así, los cuentos de hadas, los mitos y leyendas de

carácter oral, y la llamada literatura de "fantasía heroica" (Tolklen y J. K. Rowling con su

exitoso Harry Potter), son un buen ejemplo de¡ mundo de lo maravilloso.

En el mundo de lo maravilloso no se quebrantan leyes, su trasgresión es lo

normal: Las personas vuelan, existe la magia, los muertos hablan con los vivos, los

personajes representan mezclas de los reinos vegetal, animal, etc. Generalmente, este

mundo posee una geografía imaginaria muy detallada, es decir, un espacio maravilloso

que se describe con gran atención, y una cronología igualmente imaginaria, pero no por

ello menos rigurosa.

El mundo de lo real-maravilloso (o realismo mágico): Lo maravilloso es expresión de

la realidad de Hispanoamérica. El término se aplica como equivalente a realismo

mágico, tipo de narrativa hispanoamericana que crea un nuevo realismo en el que se

considera al hombre y su entorno inmersos en un mundo de fantasía y de misterio. En

dicho espacio narrativo se producen hechos extraordinarios, que van más allá de las

fuerzas de la naturaleza, auténticos milagros, aunque despojados de sus connotaciones

religiosas o fantásticas. Es decir, en este tipo de mundo sefunden los hechos usuales

con los excepcionales, pero siempre tratados como un mundo normal y cotidiano. Esta

forma de percepción de la realidad se descubre en ciertas expresiones literarias

precolombinas presentes en relatos fantásticos de transmisión oral. Escritores como

Alejo Carpentier, Miguel Ángel Asturias, Juan Rulfo

o Gabriel García Márquez recogen de las vanguardias europeas la superación del

prejuicio racionalista consistente en creer que la realidad es sólo cognoscible a través de

la lógica y el razonamiento de la conciencia.

Ejemplo:

“Al tercer día de lluvia habían matado tantos cangrejos dentro de la casa, que

Pelayo tuvo que atravesar su patio anegado para tirarlos en el mar, pues el niño

recién nacido había pasado la noche con calenturas y se pensaba que era a causa

de la pestilencia. El mundo estaba triste desde el martes. El cielo y el mar eran una

misma cosa de ceniza, y las arenas de la playa, que en marzo fulguraban como

polvo de lumbre, se habían convertido en un caldo de lodo y mariscos podridos. La

luz era tan mansa al mediodía, que cuando Pelayo regresaba a la casa después de

haber tirado los cangrejos, le costó trabajo ver qué era lo que se movía y se

quejaba en el fondo del patio. Tuvo que acercarse mucho para descubrir que era un

hombre viejo, que estaba tumbado boca abajo en el lodazal, y a pesar de sus

grandes esfuerzos no podía levantarse, porque se lo impedían sus enormes alas.”

Gabriel García Márquez, “Un señor muy viejo con unas alas enormes”.

D.1.2.7 El mundo de lo onírico: Representación literaria del contenido de los

sueños alojados en el subconsciente. Las percepciones de sueños, ensueños y

pesadillas son incorporadas al mundo narrativo, provocando en el lector

interpretaciones ambiguas y confusas. El mundo onírico se reconoce,

fundamentalmente, en la narrativa contemporánea centrada en la perspectiva

subjetiva del narrador personaje.

Ejemplo:

“Un hombre está frente a mí, muy cerca de mí. Es joven; unos ojos muy claros en

12

un rostro moreno y una de sus cejas, levemente arqueada, prestan a su cara un

aspecto casi sobrenatural. De él se desprende un vago, pero envolvente calor. Y es

rápido, violento, definitivo. Comprendo que lo esperaba y que le voy a seguir como

sea, donde sea. Le echo los brazos al cuello y él entonces me besa, sin que por

entre sus pestañas las pupilas luminosas cesen de mirarme.

Ando, pero ahora un desconocido me guía. Me guía hasta una calle estrecha y en

pendiente. Me obliga a detenerme. Tras una verja, distingo un jardín abandonado.

El desconocido desata con dificultad los nudos de una cadena enmohecida. (

...

)

Estoy frente a la casa de mi amante. Las persianas continúan cerradas. Contemplo,

gozosa, el jardín abandonado. Me aprieto a las frías rejas para sentirlas muy sólidas

contra mi carne. ¡No fue un sueño, no! (

...

)

Un criado me invita a pasar, con la mirada.

–Avisaré a la señora –insinúa el criado y se aleja.

¿La señora? ¿Qué señora? Paseo una mirada a mi alrededor. ¿Y esta casa, qué tiene

que ver con la de mis sueños?” ( Maria Luisa Bombal “la Última Niebla )

Las marcas textuales que te permitirán reconocer este tipo de mundo son:

El mundo, los lugares en donde transcurre la narración son absolutamente

imaginarios.

La geografía

detalladamente.

de estos

lugares

y

su

historia

cronológica es narrada

Los personajes son seres que sólo pueden habitar al interior de este mundo y

que nunca encontraremos en nuestro plano de lo real.

Su temática gira en torno a la lucha del bien y el mal.

El narrador puede ser Omnisciente.

APLICACIÓN

Fíjate en el siguiente fragmento.

1.-"Eleonora veía el dedo de la muerte posado sobre su corazón, y sabía que su belleza

perfecta había sido creada sólo para morir. Sin embargo, los terrores de la tumba, para

ella, residían únicamente en una consideración que me reveló una tarde, al anochecer,

junto a las riberas de¡ Río del Silencio. Se afligía al pensar que después de enterrarla,

yo abandonaría para siempre aquellos felices lugares, conociendo el amor, que ahora le

pertenecía tan apasionadamente, a otra joven, de

un mundo lejano y vulgar. Al escucharla, me arrojé a los pies de Eleonora, jurando por

ella y por

el cielo, que jamás me uniría en matrimonio con ninguna hija de la tierra, ni me mostraría

desleal

con su adorada memoria. Y apelé al Todopoderoso, ordenador del Universo como

testigo de la

solemnidad de mi juramento. Y la maldición que invoqué de Él, y también de ella, si yo

traicionaba esa promesa, implicaba un castigo cuyos horrores no es posible describir".

La última línea del texto citado decía: "implicaba un castigo cuyos horrores no es

posible describir" Al interior del texto funciona como marca textual que nos permitirá

dilucidar el Tipo de Mundo presente en el texto. La clave está en la expresión no es

posible describir ya que esta hace alusión al tópico de lo inefable, es decir, aquello que

no se puede explicar o describir con palabras con lo cual el narrador, indirectamente, le

pide al lector use su imaginación para completar la narración. Ahora bien, al reconocer

el tópico de lo inefable inmediatamente podemos descubrir de qué Tipo de Mundo se

trata: Mundo de lo Fantástico.

Fíjate ahora en el siguiente ejemplo:

13

"No creo que ninguno de nosotros conservase intacta su lucidez durante aquel

día abrumado por horribles descubrimientos. Hoffmann ni Hyusmans jamás habrían

podido imaginar escenas más increíbles, más pesadillescamente repulsivas, más

atrozmente góticas que las que ofrecía aquella tenebrosa gruta por la que

avanzábamos como sonámbulos"

En este

texto también está presente el Mundo de lo Fantástico

y

no

sólo

lo

podemos descubrir a partir de lo subrayado, que hace alusión al tópico de lo inefable,

sino que también por el estilo de la narración la cual nos presenta un mundo aceptable

como real, pero que en algún momento se verá "quebrado' por la irrupción en la

narración de un hecho asombroso, el cual es aludido en la narración al mencionarnos

los horribles descubrimientos encontrados y acaecidos en aquella tenebrosa gruta.

EJERCITACIÓN

TEXTO 1

"En la escalera de la Torre de la Victoria, habita desde el principio de¡ tiempo el A Bao A

Qu, sensible a los valores de las almas humanas. Vive en estado letárgico, en el

primer escalón, y sólo goza de vida consciente cuando alguien sube la escalera. La

vibración de la persona que se acerca le infunde vida, y una luz interior se insinúa en

él.

Al mismo tiempo, su cuerpo y su piel casi traslucida empiezan a moverse. Cuando

alguien asciende la escalera, el A Bao A Qu se coloca en los talones del visitante y sube

prendiéndose de¡ borde de los escalones curvos y gastados por los pies de

generaciones de peregrinos".

  • 1. El texto anterior alude a, o pertenece al Mundo

    • A) Maravilloso.

    • B) De Ciencia Ficción.

    • C) Fantástico.

    • D) Realista.

    • E) Utópico.

TEXTO 2

"Llamadme Ismael. Hace algunos años, no importa exactamente cuántos, con poco o

ningún dinero en la bolsa y sin nada de particular que me interesase en tierra, pensé

que debía navegar un poco y ver la parte acuática del mundo. Es mi modo de librarme

de los malos humores y de regular la circulación. Siempre que noto la boca torva, o que

un noviembre húmedo y lluvioso se apodera de mi alma; siempre que, sin darme cuenta,

me detengo ante los depósitos de ataúdes y cierro la marcha de todos los funerales con

que me encuentro y, especialmente, siempre que la depresión se apodera de mí de

manera que se requiere un fuerte principio moral para impedir que salga

deliberadamente a la calle, estimo que es hora de que me vaya al mar tan pronto como

me sea posible".

  • 2. Elementos del mundo realista presentes en el texto

I.

predominio de una narración descriptiva.

II.

el suceso narrado se atiene a una relación causa- efecto.

III.

El tema del viaje.

 
  • A) Sólo I

 

B)

Sólo II.

 
  • C) Sólo III.

  • D) Sólo I y II.

 
  • E) Sólo II y III.

14

TEXTO 3

"¿Por qué me atemorizan las corrientes de aire frío, por qué me estremezco más que

otros al ingresar a una habitación fría, por qué me asaltan náuseas y repulsión cuando el

fresco aire de la anochecer comienza a desplazar la cálida atmósfera de un tranquilo día

de otoño? Según me dicen, me comporto con el frío como otros lo hacen ante los malos

olores, lo cual no está lejos de la verdad. Para dar respuesta a estas interrogantes

referiré el acontecimiento más atroz en que me he visto involucrado, para que se juzgue

si constituye o no una atendible explicación de esta peculiaridad mía".

3.-El texto anterior alude a, o pertenece al Mundo:

  • A) Maravilloso.

  • B) Ciencia ficción.

  • C) Fantástico.

  • D) Realista.

  • E) Surrealista.

TEXTO 4

"Sin dejar de apoyarse en las incubadoras, el director ofreció a los alumnos nuevos,

mientras los lápices se deslizaban atropelladamente por las páginas, una breve

descripción del moderno proceso de fecundación. Primero habló de sus prolegómenos

quirúrgicos, 'la operación voluntariamente sufrida para el bien de la sociedad, aparte del

hecho de que entraña una prima equivalente al salario de seis meses'.

Prosiguió con unos datos sobre la técnica de conservación de los ovarios

extirpados ( ); cómo los óvulos que contenían eran inspeccionados en busca de posibles

anormalidades, contados y trasladados a un recipiente poroso; cómo ( ) este recipiente

era sumergido en un líquido caliente que contenía espermatozoides en libertad, a una

concentración mínima de cien mil por centímetro cúbico, según hizo constar con

insistencia; ( ) cómo los óvulos fecundados volvían a las incubadoras, donde los Alfas y

los Betas permanecían hasta que eran definitivamente embotellados, en tanto que los

Gammas, Deltas y Epsilones eran retirados al cabo de sólo treinta y seis horas, para ser

sometidos al método Bokanovsky".

4.-El texto anterior alude a, o pertenece al Mundo

  • A) Maravilloso.

  • B) Ciencia ficción.

  • C) Fantástico.

  • D) Realista.

  • E) Utópico.

TEXTO 5

"Desperté tratando de gritar y me encontré de pie en medio del taller. Había soñado

esto: teníamos que ir, varias personas, a la casa de un señor que nos había citado.

Llegué a la casa, que desde afuera parecía como cualquier otra, y entré. Al entrar tuve

la certeza instantánea de que no era así, de que era diferente a las demás'.

( El Túnel, Ernesto Sábato.)

5.-El texto anterior alude a, o pertenece al Mundo

  • A) Maravilloso.

  • B) De Ciencia Ficción.

  • C) Fantástico.

  • D) Realista.

  • E) Surrealista.

ACTIVIDADES

1. Lee el siguiente texto y contesta:

15

“Las tres gallinas, que fueron las cabecillas del conato de rebelión a causa de los

huevos, se adelantaron y declararon que Snowball se les había aparecido en sueños

incitándolas a desobedecer las órdenes de Napoleón. También ellas fueron destrozadas.

Luego un ganso se adelantó y confesó que había ocultado seis espigas de maíz durante

la cosecha del año anterior y que se las había comido por la noche. Luego una oveja

admitió que hizo aguas en el bebedero, instigada a hacerlo, según dijo, por Snowball, y

otras dos ovejas confesaron que asesinaron a un viejo carnero, muy adicto a Napoleón,

persiguiéndole alrededor de una fogata cuando tosía. Todos ellos fueron ejecutados allí

mismo. Y así continuó la serie de confesiones y ejecuciones hasta que una pila de

cadáveres yacía a los pies de Napoleón y el aire estaba impregnado con el olor de la

sangre, olor que era desconocido desde la expulsión de Jones. Cuando terminó esto, los

animales restantes, exceptuando los cerdos y los perros, se alejaron juntos. Estaban

estremecidos y consternados. No sabían qué era más espantoso: si la traición de los

animales que se conjuraron con Snowball o la cruel represión que acababan de

presenciar. Antaño hubo muchas veces escenas de matanzas igualmente terribles, pero

a todos les parecía mucho peor la de ahora, por haber sucedido entre ellos mismos.

Desde que Jones había abandonado la granja, ningún animal mató a otro animal. Ni

siquiera un ratón. Llegaron a la pequeña loma donde estaba el molino semiconstruido y,

de común acuerdo, se recostaron todos, como si se agruparan para calentarse: Clover,

Muriel, Benjamín, las vacas, las ovejas y toda una bandada de gansos y gallinas: todos,

en verdad, exceptuando al gato, que había desaparecido repentinamente, poco antes de

que Napoleón ordenara a los animales que se reunieran.”

George Orwell, 1945

Rebelión en la granja (fragmento)

  • a) ¿Qué figura literaria reconoces en el texto? Da un ejemplo.

  • b) ¿Ocurre algo fuera de lo común en el texto?

  • c) ¿Qué tipo de mundo predomina en este relato? Fundamenta tu respuesta a partir

de las características de los tipos mundos literarios que aparecen al comienzo.

2. Lee el siguiente texto y contesta:

“Esta es la relación de cómo todo estaba en suspenso, todo en calma, en silencio; todo

inmóvil, callado, y vacía la extensión del cielo.

Esta es la primera relación, el primer discurso. No había todavía un hombre, ni un

animal, pájaros, peces, cangrejos, árboles, piedras, cuevas, barrancas, hierbas ni

bosques: sólo el cielo existía.

No se manifestaba la faz de la tierra. Sólo estaban el mar en calma y el cielo en toda su

extensión.

No había nada que estuviera en pie; sólo el agua en reposo, el mar apacible, solo y

tranquilo. No había nada dotado de existencia.

Solamente había inmovilidad y silencio en la oscuridad, en la noche. Sólo el Creador, el

Formador, Tepeu, Gucumatz, los Progenitores, estaban en el agua rodeados de claridad.

Estaban ocultos bajo plumas verdes y azules, por eso se les llama Gucumatz. De

grandes sabios, de grandes pensadores es su naturaleza. De esta manera existía el

cielo y también el Corazón del Cielo, que éste es el nombre de Dios. Así contaban.

Llegó aquí entonces la palabra, vinieron juntos Tepeu y Gucumatz, en la oscuridad, en la

noche, y hablaron entre sí Tepeu y Gucumatz. Hablaron, pues, consultando entre sí y

meditando; se pusieron de acuerdo, juntaron sus palabras y su pensamiento.

Entonces se manifestó con claridad, mientras meditaban, que cuando amaneciera debía

aparecer el hombre.

Entonces dispusieron la creación y crecimiento de los árboles y los bejucos y el

nacimiento de la vida y la creación del hombre. Se dispuso así en las tinieblas y en la

noche por el Corazón del Cielo, que se llama Huracán.”

POPOL VUH

  • a) ¿Qué se narra en el texto?

16

  • b) ¿Ocurre algo fuera de lo común en el texto?

  • c) ¿Qué tipo de mundo predomina en este relato? Fundamenta tu respuesta a partir

de las características de los tipos mundos literarios que aparecen al comienzo.

3. Lee el siguiente texto y contesta:

“La situación es ésta: B y el padre de B salen de vacaciones a Acapulco. Parten muy

temprano, a las seis de la mañana Esa noche, B duerme en casa de su padre. No tiene

sueños o si los tiene los olvida nada más abrir los ojos. Oye a su padre en el baño. Mira

por la ventana, aún está oscuro. B no enciende la luz y se viste. Cuando sale de su

habitación su padre está sentado a la mesa, leyendo un periódico deportivo del día

anterior y el desayuno está hecho. Café y huevos a la ranchera. B saluda a su padre y

entra en el baño.

El coche del padre de B es un Ford Mustang del 70. A las seis y media de la mañana

suben al coche y comienzan a salir de la Ciudad. La ciudad es México Distrito Federal, y

el año en que B y su padre abandonan el DF por unas cortas vacaciones es el año de

1975. El viaje es, en líneas generales, plácido. Al salir del DF, ambos, padre e hijo,

tienen frío, pero cuando abandonan el valle y comienzan a bajar en dirección a las

tierras calientes del estado de Guerrero, el calor se impone y tienen que quitarse los

suéters y abrir las ventanillas. El paisaje, al principio, ocupa toda la atención de B, que

tiende a la melancolía, pero al cabo de las horas las montañas y los bosques se hacen

monótonos y B prefiere dedicarse leer un libro de poesía.”

Roberto Bolaño,

Últimos atardeceres en la tierra (fragmento)

  • a) ¿Qué tipo de narrador presenta el relato?

  • b) ¿Ocurre algo fuera de lo común en el texto?

  • c) ¿Qué tipo de mundo predomina en este relato? Fundamenta tu respuesta a partir

de las características de los tipos mundos literarios que aparecen al comienzo

II. Lee atentamente el siguiente texto:

“Los dioses que se sacrificaron habían desaparecido, pero el Sol no se mostraba y las

otras deidades inquietas se preguntaban por dónde aparecería. Por fin salió el Sol y casi

inmediatamente brotó la Luna, que brillaba tanto como el primero. Los dioses indignados

por su atrevimiento le dieron en el rostro un golpe con un conejo, dejándole esta señal

que aún conserva (para el azteca las manchas de la Luna representan la figura de un

conejo). Pero el sol no se movía; estaba en la orilla del cielo y no parecía dispuesto a

hacer su camino. Cuando los demás dioses preguntaron el motivo de su inmovilidad, el

sol exigió el sacrificio de todos los demás dioses, que eran las estrellas. El sol aniquiló a

todos hasta llegar a Xolotl. Xolotl era el dios de los gemelos y de los monstruos, además

de un temible hechicero, por lo cual su muerte fue más costosa. Huyendo del sol primero

se transformó en maguey doble, llamado Mexolotl, y luego en muchas cosas más, pero

siempre dobles o monstruosas, hasta transformarse en axolotl y se metió en el agua. Allí

el sol le dio alcance y lo mató. Por eso al nacer, el dios sol, tiene que entablar combate

con sus hermanos, las estrellas, y con su hermana la Luna, y armado de la serpiente de

fuego, el rayo solar, todos los días los pone en fuga o los mata y su triunfo significa un

nuevo día de vida para los hombres.”

El tiempo de los Axolotl;

La edad de oro

(fragmento)

  • a) Investiga qué es un axolote o ajolote o axolotl y realiza una descripción de él.

Para esto puedes utilizar enciclopedias, libros de fauna marina, Internet, etc.

Ahora lee este fragmento del relato del escritor argentino Julio Cortázar que cuyo título

es Axolotl:

17

“Ahora sé que no hubo nada de extraño, que eso tenía que ocurrir. Cada mañana al

inclinarme sobre el acuario el reconocimiento era mayor. Sufrían, cada fibra de mi

cuerpo alcanzaba ese sufrimiento amordazado, esa tortura rígida en el fondo del agua.

Espiaban algo, un remoto señorío aniquilado, un tiempo de libertad en que el mundo

había sido de los axolotl. No era posible que una expresión tan terrible que alcanzaba a

vencer la inexpresividad forzada de sus rostros de piedra, no portara un mensaje de

dolor, la prueba de esa condena eterna, de ese infierno líquido que padecían.

Inútilmente quería probarme que mi propia sensibilidad proyectaba en los axolotl una

conciencia inexistente. Ellos y yo sabíamos. Por eso no hubo nada de extraño en lo que

ocurrió. Mi cara estaba pegada al vidrio del acuario, mis ojos trataban una vez más de

penetrar el misterio de esos ojos de oro sin iris y sin pupila. Veía de muy cerca la cara de

una axolotl inmóvil junto al vidrio. Sin transición, sin sorpresa, vi mi cara contra el vidrio,

en vez del axolotl vi mi cara contra el vidrio, la vi fuera del acuario, la vi del otro lado del

vidrio. Entonces mi cara se apartó y yo comprendí.

Sólo una cosa era extraña: seguir pensando como antes, saber. Darme cuenta de eso

fue en el primer momento como el horror del enterrado vivo que despierta a su destino.

Afuera mi cara volvía a acercarse al vidrio, veía mi boca de labios apretados por el

esfuerzo de comprender a los axolotl. Yo era un axolotl y sabía ahora instantáneamente

que ninguna comprensión era posible.”

Julio Cortázar.

AXOLOTL (FRAGMENTO)

(Final del juego, 1956)

b) ¿Qué tipo de mundo presentan cada uno de estos textos? Fundamenta de la misma

forma que en las actividades anteriores.

c) Interpreta la relación que existe entre el axolotl del primer texto, con el del segundo

texto.

d) A partir del tema del axolotl, redacta un pequeño texto narrativo que se desenvuelva

en un tipo de mundo cotidiano.

APLICACION

¿A QUÉ VISIÓN DE MUNDO CORRESPONDE CADA UNO DE ESTOS

FRAGMENTOS? ¿POR QUÉ?

1.- “Su traje y sus maneras estaban muy distantes de asemejarse a las maneras y al

traje de nuestros elegantes de la capital. Todo en aquel joven revelaba al provinciano

que viene por primera vez a Santiago. Sus pantalones negros, embotinados por medio

de anchas trabillas de becerro, a la usanza de los años 1842 y 43; su levita de mangas

cortas y angostas; su chaleco de raso negro con largos picos abiertos, formando un

ángulo agudo, cuya bisectriz era la línea que marca la tapa del pantalón; su sombrero de

extraña forma y sus botines abrochados sobre los tobillos por medio de cordones negros

componían un traje que recordaba antiguas modas, que sólo los provincianos hacen ver

de tiempo en tiempo por las calles de la capital (

...

)”

Sociedad chilena.

La mujer de fines del

siglo XIX Fragmento:Martín Rivas

Alberto

Blest Gana.

Editorial Cátedra. Barcelona, 1990

2.- "Al igual que los mayas y otros pueblos mesoamericanos, los aztecas creían que

habían existido otros mundos antes que el nuestro. Según los aztecas, existieron cuatro

mundos o 'soles' anteriores, cada uno de ellos nombrado con una fecha del ciclo solar

de 260 días e identificado con una deidad determinada y con una raza concreta de seres

humanos. junto al nombre calendárico, cada uno de los soles estaba vinculado a la

tierra, al viento, al fuego o al agua (

...

)”

Fragmento: La creación del cielo y la tierra según los aztecas.

En: El Pasado Legendario. Mitos Aztecas y Mayas.

Karl Taube. Editorial Akal. México, 1996.

3.- “Los seis hombres llegaron a la casa de Kave Heke. Él al verlos dijo:'¡Bienvenidos,

lindos mozos!'.

18

Los jóvenes lo saludaron:'¡ Hola, sabio maestro!'.

Kave Heke respondió: 'Aquí estoy, pasen' Salió al patio y les preparó un curanto.

En la noche, cuando estaban acostados Kave Heke les preguntó: '¿Cómo es que

llegaron aquí, jóvenes?' Ellos respondieron: Nos mandó Miru, nuestro compañero, para

que nos dijeras cómo se hacen los moais (

...

)”

Fragmento: El origen de los monis.

Leyenda pascuense. En: Geografía del mito y la leyenda chilenos.

Oreste Plath, Ana María Lepe. Edit. Grijalbo. 2000.

4.- “La Liebre de Marzo tomó el reloj, lo examinó melancólicamente y lo hundió en su

taza de té; luego, volviéndolo a mirar con atención, no se le ocurrió nada mejor que

repetir lo que ya había dicho: 'Pero si era mantequilla de primera'.

Mientras tanto, Alicia había estado mirando el reloj por encima del hombro de la Liebre

con curiosidad.

¡Qué reloj más raro!, en vez de las horas del día indica los días del mes' (

...

)”

Fragmento: Alicia en el País de las Maravillas.

Lewis Carroli. Editorial Juventud. 2003.

5.- “(

...

) Ya le queda poco tiempo de vida.

Antes de morir, todas las experiencias de

esos largos años se confunden en su mente en una sola pregunta, que hasta ahora no

ha formulado. Hace señas al guardián para que se acerque, ya que el rigor de la muerte

endurece su cuerpo.

-¿Qué quieres saber ahora? -pregunta el guardián-,. Eres insaciable

-Todos se esfuerzan por llegar a la ley -dice el hombre-. ¿Cómo es posible entonces que

Swans Reflecting Elephants, Salvador Dali. durante tantos años nadie más que yo

pretendiera

entrar?

El guardián comprende que el hombre está a punto de morir y, para que sus

desfallecientes sentidos perciban sus palabras, le dice al oído con voz atronadora:

-Nadie podía pretenderlo, porque esta entrada era solamente para ti. Ahora voy a

cerrarla.”

Fragmento: Ante la Ley. Franz Kafka.

Libros El Hogar. Editorial EMECE. 2000.

6.- “Vine a despertar recién a las once de la mañana del día siguiente, 20 de febrero.

Los instrumentos me indicaron que la nave corría a 36 kilómetros por hora, a una

profundidad de 100 metros, a 10 metros del suelo por la llanura de la Atlántida.

Durante muchas horas habíamos navegado encima de un fondo marino compuesto de

un fango espeso mezclado con ramas mineralizadas, pero alrededor de las cuatro de la

tarde, el terreno se veía rocoso y sembrado de bloques de minerales. (

...

).”

Fragmento: Veinte mil leguas de viaje submarino.

Julio Verne. Editorial Alianza. 2000.

7.- “Al entrar en batalla, la madrugada del 26 de mayo de 1880,el Regimiento Coquimbo

no sabía a qué atenerse respecto de su segundo jefe, el Comandante pinto, quien días

antes solamente de la marcha sobre Tacna, había recibido un ascenso mayor y su

nombramiento de segundo comandante.”

Daniel Riquelme, El perro del regimiento.

8.- “No sabían por qué sería, pero bien veían que el viejo respetaba más al muchacho

que el muchacho al viejo - ni por qué sentían una alegría tan sabrosa por dentro; ni

mucho menos de dónde salía un olor que trascendía toda la casa. aquello parecía de

flores de naranjo, de albahaca y de romero de Castilla parecía de incienso y del

sahumerio de alhucema que le echan a la repita de los niños ” ..

Tomás Carrasquilla. En la diestra de Dios Padre

9.- “Y he aquí que vi de repente, en el umbral de mí puerta, un sillón, mi gran sillón de

lectura, que salía contoneándose. Se marchó por e jardín. Lo siguieron otros, los de mi

salón, y después los sofás, arrastrándose como cocodrilos sobre sus cortas patas,

después todas sus sillas, con brincos de cabras, y los pequeños taburetes que trotaban

como conejos.”

Guy de Maupassant. ¿Quíén sabe?

19

10.- "De este modo formaron, con barro húmedo, al nuevo ser que imaginaron.

Pero sucedió que no podía permanecer de pie, se desmoronaba, deshaciéndose en el

agua. Lo hicieron luego de madera, para que pudiera caminar con firmeza y rectitud

sobre la tierra. Las estatuas formadas parecían verdaderas gentes; se juntaron y

acoplaron en grupos y al cabo del tiempo procrearon hijos. Pero no tenían corazón.

Eran sordos sus sentimientos. No podían entender que eran venidos a la tierra por

voluntad de los dioses y fueron condenados a morir Una nube de ceniza opacó su

existencia. Luego la tierra se volvió a llenar de agua durante muchas lunas y al fin todo

quedó destruido. "

En: Popol Vuh, Capítulo 1, Anónimo.

Editorial Dastin SL. Madrid, 2002.

11.- "En ese mismo momento, un trueno sacudió el castillo hasta sus cimientos. La tierra

se estremeció, y por atrás se oyó el entrechocar metálico de una armadura sobrenatural.

Federico y Jerónimo creyeron que el día postrero había llegado. El segundo,

arrastrando con ellos a Teodoro, corrió al patio. En el momento que salió Teodoro, los

muros del castillo a la espalda de Manfredo se derrumbaron por efecto de una poderosa

fuerza, y la silueta de Alfonso, dilatada hasta una inconcebible magnitud, apareció en el

centro de las ruinas.”

En: El castillo de Otranto. Horace Walpole.

Editorial Penguin Classics. 2001.

12.- "Sólo una cosa era extraña: seguir pensando como antes, saber. Darme cuenta de

eso fue en el primer momento como el horror del enterrado vivo que despierta a su

destino. Afuera mi cara volvía a acercarse al vidrio, veía mi boca de labios apretados

por el esfuerzo de comprender a los axolotl. Yo era un axolotl y sabía ahora

instantáneamente que ninguna comprensión era posible. Él estaba fuera del acuario, su

pensamiento era un pensamiento fuera del acuario. Conociéndolo, siendo el mismo, yo

era un axolotl y estaba en mí mundo. El horror venía -lo supe en el mismo momento- de

creerme prisionero en un cuerpo de axolotl, transmigrado a él con mi pensamiento de

hombre, enterrado vivo en un axolotl, condenado a moverme lúcidamente entre criaturas

insensibles.”

Eloxolotl. Julio Cortázar. En: El final del fuego.

Editorial Alfaguara. Madrid, 1994.