Está en la página 1de 7

JUAN PABLO SIERRA TAPIRO

TRABAJO SOCIAL EN COLOMBIA
Una propuesta de renovación desde una crítica Marxista
Referencial teórico metodológico
Desde la herencia teórico-metodológica de Marx, el método crítico-dialéctico y
la crítica de la economía política, el autor asume una perspectiva revolucionaria
de clase. Este estudio desde la tradición Marxista funciona para analizar las
particularidades de la realidad social colombiana, en el contexto mundial, sin lo
cual no es posible entender el surgimiento, desarrollo, y contemporaneidad del
Trabajo Social en Colombia.
Entendemos aquí que el Trabajo Social puede aportar a los procesos de luchas
de clases, desde una perspectiva revolucionaria, sin asumir que el Trabajo
Social será revolucionario en sí, dichos aportes son desde el ejercicio
profesional (no confundido como militancia política): 1- en investigaciones que
permitan una mejor aprehensión de la realidad social, que permita entender las
causas de aquellas expresiones de la “cuestión social” que son objeto de
intervención. 2- Diseño, ejecución y evaluación, teórico-política y técnica de
políticas sociales, que no sólo resuelvan de manera asistencial necesidades de
las clases trabajadoras, sino que potencien la organización y participación de
las mismas en los asuntos públicos. 3- en el acompañamiento a procesos
organizativos y formativos diversos. 4- en los mismos procesos de formación
profesional, de Trabajo Social, y diferentes ciencias sociales y humanas, para
superar la fragmentación de la realidad a partir de asumir una perspectiva
histórico-concreta de totalidad, como base fundamental para el avance de los
estudios acerca de la cuestión social.
El sistema Capitalista, en sus expresiones contradictorias entre Capital-
Trabajo, y su orden actual Monopolista, son las consecuencias nefastas de
dicho modo de producción y dominio político para las clases trabajadoras.
Como respuestas paliativas de las clases explotadoras, y como avance en
derechos de las reivindicaciones de las clases explotadas, oprimidas, y
dominadas; brindará las condiciones para el surgimiento del trabajo Social
como respuesta a esta expresión de la cuestión social.
1

En la primera década del siglo XXI, se ha evidenciado el fracaso del
capitalismo como supuesto “fin de la historia” y como proyecto único o último

1
Dicha expresión pasó de ser usada por los críticos de la sociedad, a hacer parte del
pensamiento conservador, desde el cual las manifestaciones expresas de la “cuestión
social” como desempleo, desigualdad, miseria, enfermedad, son características propias de
cualquier orden social y por ende no eliminables, que a lo sumo pueden ser paliadas a
través de intervenciones políticas reformistas, a razón de esto, la expresión “cuestión
social” supone una tergiversación conservadora, de ahí las comillas que indican este trazo
mistificador.
de sociedad posible y deseable. El proyecto de “globalización”, disfrazado
como mundo pos-colonial de “democracia y libertad”, es la dominación
norteamericana por la fuerza, a través de la muerte y destrucción, para
garantizar y mantener el control sobre el capitalismo mundial, reafirmando su
carácter imperialista.
La expansión del capital, tiene que ver con las luchas de clases en los países
de centro, ya que dadas sus contradicciones internas y la necesidad de dar
respuestas a las demandas de la población, conlleva a un viraje hacia el
imperialismo bajo una supuesta misión civilizatoria, de que naciones atrazadas
entren en la dinámica de desarrollo capitalista.
En el periodo que en varios países de América Latina, bajo la orientación
desarrollista impulsada-impuesta por los Estados Unidos, como respuesta
también a la influencia del triunfo de la Revolución cubana en 1959, y la
creación de diversas organizaciones insurgentes en la región continental, como
estrategia de luchas de clases, se lograron los pocos y principales avances en
términos de derechos sociales, ligados a procesos industrializantes.
Es también aquí que se presenta una ampliación del Trabajo Social como
profesión, ejecutora de políticas sociales de dicho Estado de bienestar, que al
decir de Montaño (2004), determina la funcionalidad, y por ende la legitimidad,
de la intervención profesional de asistentes sociales. ubicarlo temporalmente,
ya que existe un debate entre intelectuales marxistas sobre la denominación
que sea más fiel a la realidad actual), el cual se caracteriza por la
reestructuración del capitalismo, una reestructuración, que como ya se
presentó, tiene una dimensión productiva (flexibilización), una dimensión
ideológica (neoliberal y posmodernista) y una tercera dimensión que es la
financerización.
La financerización del capitalismo contemporáneo, se debe a que las
operaciones en la esfera de la circulación han sido desproporcionales en
relación a la producción real de valores, tornándose dominantemente
especulativas20, “desinversión en el sector productivo, recesión económica
prolongada, altas tasas de desempleo, empobrecimiento generalizado de la
población, crisis fiscal (…)” (Borón. 2009:152).
El denominado modelo neoliberal hegemónico es una reacción teórica y política
contra el Estado Benefactor e intervencionista, Hayek por ejemplo denunciaba
la regulación social de ese “igualitarismo”, que destruía la libertad de los
ciudadanos y la vitalidad de la competencia, de la cual dependía la prosperidad
de todos. Aplicando medidas en toda la región continental, para la búsqueda
de liberar el mercado para la expansión imperialista, especialmente de Estados
Unidos (pero no sólo), así se pretende la firma del ALCA (Área de Libre
Comercio de las Américas), que gracias a los diferentes procesos de
resistencia (donde fueron profundamente representativos la insurgencia
zapatista de Chiapas-México, la movilización indígena ecuatoriana, entre otros)
se logró bloquear, pero que se ha intentado materializar a partir de diferentes
TLC (Tratados de Libre Comercio) bi- o multi-laterales. Algunos de los
elementos generales, que se han padecido bajo la lógica y el recetario
neoliberal, son las privatizaciones, desnacionalizaciones, la precarización de
políticas sociales (focalización, mercantilización de derechos y criminalización
de la pobreza), la reducción del costo de la fuerza de trabajo, la desregulación
del capital financiero, el aumento de la tasas de interés, entre otros.
En 1991 se presenta una recesión en el capitalismo avanzado dadas las
deudas públicas y privadas, por ende era evidente el fracaso del
neoliberalismo, sin embargo, ante el fin de la Unión Soviética, y el supuesto
“socialismo real”, dicho modelo se fortaleció y siguió siendo implementado de
manera más agresiva, con una especial ampliación y profundización en
América Latina en la actualidad, donde más temprano que tarde se han sentido
(y se seguirán sintiendo) los efectos de las crisis de Estados Unidos, Europa, y
las que surgen de las contradicciones propias en cada país. Adaptados a los
intereses del Capital. Entrando en un efecto tardío los países periféricos.
Surgen sectores nuevos de producción, nuevas formas de proporcionar
servicios financieros, nuevos mercados, y especialmente innovación comercial,
tecnológica y organizativa. ha permitido (exigido), acelerar el ritmo de
innovación del producto, de esta manera, el triunfo del nuevo modelo no radica
sólo en lo económico sino también en lo ideológico-cultural, el individualismo
competitivo como valor central en los diferentes ámbitos de la vida.
CONTEXTO COLOMBIANO
La violencia ha estado presente como categoría central para pensar la
sociedad colombiana; dicha categoría tiene dimensiones económicas, políticas,
sociales, culturales, que se han ido transformando con el paso de la historia y
las relaciones sociales que se van estableciendo, así, en el marco del sistema
capitalista se materializan de manera particular contra la clase trabajadora,
dadas las lógicas de sobreexplotación, desalojo, expropiación y opresión.
Pero esto no es parte de una dinámica aislada, ni es consecuencia. Colombia
es un país que representa la mayor sumisión ante el neocolonialismo
imperialista de los Estados Unidos, aceptando la mercantilización de los bienes
naturales y colectivos, así como los derechos laborales y sociales, pero
además tiene la particularidad de ser un epicentro de cultivo, producción y
comercialización de cocaína, en palabras de Sánchez Ángel (2007), se han
conformado verdaderas multinacionales del crimen organizado, que juegan un
papel clave en la acumulación por la vía del tráfico internacional de drogas, que
es un componente del sistema económico mundial.
El régimen político actual de Colombia, terrateniente-financiero transnacional,
es un producto histórico ligado al proceso de acumulación capitalista y la
violencia endémica que caracteriza el modelo de desarrollismo forzado.


Introducción al desarrollo de la barbarie capitalista en Colombia
En la actualidad, Colombia vive bajo un régimen, capitalista conformando un
estado oligárquico que concentra monopólicamente los bienes, tierras,
comercio, capital y gran parte del presupuesto público, generando beneficios
solamente a una pequeña parte de la sociedad y dejando por el contrario en
condiciones de miseria a los demás, generalmente los que vivían bajo esta
condición son los campesinos, indígenas, negros y trabajadores.
Entre los años de 1929 y 1932 se vio amenazado el régimen capitalista, el cual
trascendió fuertemente en América latina, con la incursión del socialismo, el
cual iba en contra de los ideales oligárquicos y totalitaristas que caracterizaban
a dicho régimen, pero como era de esperarse para los años de 1925 el
gobierno convirtió la difusión de ideas socialistas en un delito y condeno a pena
de muerte para aquellos que se atrevieran a divulgarlas. Según Maria Eugenia
Martínez en los años de 1981 por el gran desarrollo industrial, se generaron
desplazamientos al campesinado, el cual trajo consigo déficit en la vivienda,
educación entre otros, ante esta situación la clase trabajadora demanda la alza
de salarios, un mejor trato, la jornada laboral de 8 horas, descanso dominical
remunerado entre otros derechos laborales que hoy en día conocemos. Fue
entonces como surgieron las políticas y programas sociales, los cuales
garantizaban al trabajador las condiciones mínimas para su subsistencia, por
medio de una reforma constitucional, que el Estado asume un protagonismo en
la intervención de las relaciones sociales, como proveedor eficiente de
servicios, como la educación, la asistencia pública, y pretendiendo asegurar el
pleno empleo; todo esto también de cara a intervenir en el impulso al desarrollo
industrial pero a su vez se evidenciaban divergencias, ya que la iglesia no es
tenida en cuenta para la intervención del Estado en el desarrollo económico y
social, se impulsa la educación laica, el liberalismo, que reconocía algunas
reivindicaciones de los trabajadores, no se manifestaba abiertamente contra el
socialismo, en cuanto la iglesia lo consideraba el principal enemigo.
Para el año de 1936 surge la primera escuela de trabajo social el cual se llamó
para esa época servicio social, en el colegio mayor nuestra señora del rosario,
pero esta escuela fue cerrada al poco tiempo porque no aceptaba la
intervención estatal en la capacitación de asistentes sociales. En el año de
1947 surge la segunda escuela de servicio social en la escuela normal
antioqueña de señoritas y posteriormente en la UPB, la cual es apoyada por la
(andi) asociación nacional de industriales, aun bajo la influencia de la iglesia
católica y con la presencia de mujeres de condición socio-económica media.
El país entra en una división de sectores, una oligarquía terrateniente, la nueva
burguesía industrial y trabajadores campesinos, generando contradicciones en
los partidos conservadores y liberales. El 9 de abril de 1948 asesinan al
candidato presidencial Jorge Eliecer Gaitan, lo que inicia la época de violencia,
el cual si llegaba al poder representaba grandes reformas a la democracia,
posteriormente el partido conservador y el liberal por medio del acuerdo del
frente liberal, del 10 de mayo de 1957, con el que deciden turnarse el poder del
país. En la década de los 80 se constituye una nueva forma de acumulación de
capital y fue mediante la cocaína, logrando una alianza entre sectores
capitalistas legales y empresarios de la cocaína generando una
macroeconomía en el país.

La implementación del modelo neoliberal.
Para los años 70 se implementó una reforma financiera para fortalecer el
mercado, lo que llevo a un gran crecimiento financiero adaptándose a un
modelo de financerizacion y reprimacion de la economía favoreciendo la
oligarquía financiero-terrateniente. En 1991 bajo el gobierno del partido liberal
de cesar Gaviria se constituye un nuevo pacto social, del cual surge la
constitución del 91, donde se hacen modificaciones al capital, abriéndole
puertas a los capitales trasnacionales, en esta constitución se realizó
reconocimiento de los derechos sociales, pero contradictoriamente esos
derechos quedaron en el papel, sin cambiar la condición de la clase trabajadora
las cuales cada vez son peores.
Sobre el “conflicto socio-político-armado”
En la década de los años 60 se intensifico el conflicto a raíz de los procesos de
industrialización los sectores de la población que estaban cansados de la
explotación, el desalojo, la opresión y la traición empiezan a tomar un
pensamiento por la defensa de la democracia y la igualdad tomando las
medidas necesaria para lograrlo, llegando hasta sus últimas consecuencias.
Desde el siglo xix se desarrollaron 70 guerras civiles donde primaba la
violencia en donde se disputaban el poder, entre las cuales podemos nombrar
la masacre de las bananeras en 1928, la muerte de Gaitán, en 1964 se
conforma la guerrilla de las farc-ep con una base campesina y en 1965 se
conforma el ELN donde se unieron intelectuales, y universitarios inspirados en
la revolución cubana, posteriormente en la década de los 70 se realizaron
múltiples movilizaciones y manifestaciones sociales exigiendo la mejora de las
condiciones de vida, de trabajo, de estudio, de salario entre otros. Como el
estado no ofrecía soluciones ante estas problemáticas surgieron nuevas
organizaciones guerrilleras como el EPL (Ejército Popular de liberación), y el M
19 con las cuales se pretendía unas reformas sociales, políticas y económicas.
En 1977 ocurrió una manifestación popular, el paro cívico nacional contexto en
el cual Alfonso López michelsen asumió el poder del país por medio de
votaciones venciendo al partico conservador, López en su campaña política
prometo grandes cambios sociales, pero estando en el poder favoreció al gran
capital, poniendo control a los salarios y recortando los derechos de huelga. En
1984 bajo el gobierno de Belisario Betancur, se abre una mesa de dialogo con
las FARC_EP lo que buscaban era un cese el fuego y promoviendo la
participación legal política y no armada formando entonces el partido de la
unión patriótica, a finales de 1987 se rompieron los diálogos y las FARC
retomaron las armas, las cuales llegaron a asesinar alrededor de 3000
militantes de la UP.
En el gobierno de Andrés pastrana en 1998-2002 se inician los diálogos de paz
y se realiza el despeje de San Vicente del Caguan (dominada por las FARC)
pero al mismo tiempo se inicia el el Plan Colombia financiado por EE.UU el cual
patrocina la compra de armas, tecnología y entrenamientos con mercenarios
para la lucha contra el narco-terrorismo, se promovió la fumigación de cultivos
de coca con glifosato, los cuales afectaron las zonas de cultivos, eliminado las
fuentes de ingreso de los campesinos, dichas negociaciones no avanzaron
mucho ya que el gobierno pretendía la desmovilización sin ningún tipo de
reforma estructural.
La ofensiva neoliberal en su expresión más bárbara el gobierno de Álvaro
Uribe Vélez al gobierno de Juan Manuel Santos Calderón
La realidad social colombiana, haciendo énfasis en el proceso de consolidación
de un proyecto de ultraderecha con la implementación del modelo neoliberal
articulado al desarrollo de las mafias, por medio de estrategias reaccionarias,
legales e ilegales, de exterminio a la oposición social y política.
Bajo este gobierno seguimos en un periodo de barbarie, exterminio no solo de
organizaciones al margen de la ley sino también de la población civil, los cuales
denuncian cierto tipo de atropello contra ellos, es en este periodo donde se
empieza a ver los llamados falsos positivos, todo hecho bajo una fachada de un
gobierno democrático, es también notoria la manipulación de los medios
masivos de comunicación, todo esto hecho bajo la alianza con estados unidos ,
el cual tiene intensiones económicas y de dominio territorial, un claro ejemplo
de ello son los acuerdos de tratado de libre comercio y las bases militares
instaladas en el país por parte de norte América, pero toda esta fachada es
necesaria derrumbarla ya que eso se seguridad democrática no cumple ni las
más mínimas de las condiciones que se requiere para el pueblo como lo es el
aumento de empleo, la educación, salud, la mejora de condiciones laborales,
entre otras. En pocas palabras el gobierno de Uribe no es más que la
materialización del proyecto terrateniente, pero contra esto están diversas
organizaciones principalmente indígenas, campesinas y estudiantiles que
buscan reformas estructurales hacia políticas de igualdad social. Durante este
nuevo periodo de gobierno, santos ha mejorado las relaciones con los países
vecinos, ha abierto la posibilidad de dialogo con grupos armados y en cierta
forma brinda mayores garantías. Pero esto no cambia en nada el sistema de
producción capitalista y neoliberalista que ha manejado el país por largos
años.
Para finalizar podemos concluir que el Trabajo Social surge como respuesta a
un conjunto de condiciones económicas, sociales, culturales y políticas de
orden nacional e internacional; es decir, se reconoce que la profesión en
Colombia aparece con el desarrollo del capitalismo mundial y nacional.




Bibliografía:
TRABAJO SOCIAL EN COLOMBIA
Una propuesta de renovación desde una crítica marxista
Juan Pablo Sierra Tapiro.