Está en la página 1de 14

Divagaciones de Una mente

Al límite
De su cordura
Texto revisado por el autor para esta edición

Editorial
FRANCO S.A.
¿Vivir con una meta para después morir alcanzándola? 5
Carpe Diem 7
I8
II 9
Carpe Noctem 11
III 12
IV 13
Epílogo 15
“¡Ser o no ser: He aquí el problema! ¿Qué es más levantado para el espíritu: sufrir los golpes
y dardos de la insultante fortuna, o tomar las armas contra un piélago de calamidades y,
haciéndoles frente, acabar con ellas? ¡Morir..., dormir; No más!

¡Y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos
que constituyen la herencia de la carne!

¡He aquí un término devotamente apetecible!

¡Morir..., dormir! ¡Dormir!...¡Tal vez soñar!

¡Sí ahí está el obstáculo! ¡Porque es forzoso que nos detenga el considerar qué sueños
pueden sobrevenir en aquel sueño de la muerte, cuando nos hayamos librado del torbellino
de la vida!

¡He aquí la reflexión que da existencia tan larga al infortunio!

Porque ¿Quién aguantaría los ultrajes y desdenes del mundo, la injuria del opresor, la afrenta
del soberbio, las congojas del amor desairado, las tardanzas de la justicia, las insolencias del
poder y las vejaciones que el paciente mérito recibe del hombre indigno, cuando uno mismo
podría procurar su reposo con un simple estilete?

¿Quién querría llevar tan duras cargas, gemir y sudar bajo el peso de una vida afanosa, si no
fuera por el temor de un algo, después de la muerte, esa ignorada región cuyos fines no
vuelve a traspasar viajero alguno, temor que confunde nuestra voluntad y nos impulsa a
soportar aquellos males que nos afligen, antes que lanzarnos a otros que desconocemos? Así
la conciencia hace de todos nosotros unos cobardes; y así los primitivos matices de la
resolución desmayan bajo los pálidos toques del pensamiento, y las empresas de mayores
alientos e importancia, por esa consideración, tuercen su curso y dejan de tener nombre da
acción.”

-“Hamlet”
William Shakespeare-
¿Vivir con una meta para después morir alcanzándola?

Araceli Escobedo Campos

Es todo lo que las personas esperan, pero sencillamente no todas lo logran. Luchar por un sueño,
pero desvanecerse sabiendo que no se logró es uno de los sentimientos más profundos del ser,
lleno de pensamientos buenos y malos, ¿Por qué no? Reales e irreales.

La forma en la que las diferentes personas ven la vida varía y depende de todas las situaciones
por las que estos hallan pasado, pero nunca deja de haber un inicio y un fin dentro de ella.

En esta novela se aprecia la vida de un hombre que llega al momento cumbre y final de la vida,
está en la situación en la cual valora todos sus logros y sus derrotas, sus acciones y sus
omisiones. Todas juntas representadas de distintas y diversas formas, vista desde diferentes
puntos de opinión.

El autor tiene una manera muy sutil y propia de escribir, expresando cada una de las frases que
envuelven al lector dentro de la escena, haciéndole sentir parte de esta, una escritura interesante
y a la misma ves fantasiosa. En mi opinión me agrada la forma en la que el autor convierte la
trama de acuerdo al envolvimiento de la misma, citando a diversos poetas y filósofos, los cuales,
a su vez, forman parte fundamental en la historia por sus ideas y pensamientos.

La historia en sí, habla de las distintas etapas en las que el protagonista ve un resumen de toda
su vida, y de las personas que estuvieron envueltas en esta, sobre todo, muestra hincapié en la
personas que fueron parte fundamental dentro de su intervención en este mundo, dando como
resultado final el pensamiento, que según creo, es el más importante…

“Amor animi arbitrio sumitur non ponitur”

En resumen, es una obra literaria original y diferente, la cual crea una forma de ver la vida en
forma objetiva, pero al mismo tiempo subjetivamente, muestra el sentimiento de un hombre, el
cual ha llegado al fin de su vida y debe enfrentarse a ello.
....Para las dos hermosas doncellas
que creyeron en el Soñador...-
Carpe Diem
I
Los Cuerpos caían uno tras uno, mientras yo permanecía en cuclillas con el rifle entre mis
manos... El rifle era pesado... Mis rodillas temblaban.
A mi alrededor podía oír los gritos de dolor de aquellos hombres con lo que hacía unos
minutos había hablado... A quienes había jurado proteger, y ahora ellos estaban más fríos
que una noche de enero en el ártico... Yo estaba aquí... Y de alguna manera también ellos ...
Pero De alguna manera ya no... Pero, ¿Acaso era la muerte algo tan terrible? Ver la muerte
te hace preguntarte eso.
Las explosiones de los rifles no eran más que las percusiones de una extraña orquesta,
completada por el ensamble de cuerdas bucales vibrando por una última vez, antes de dejar
este mundo perpetuando en su efimeridad los rictus de dolor de mis amigos, que ahora
duermen tendidos con los intestinos y parte del cerebro salidos.
Yo no podía creer lo que veía, frente a mi yacía mi batallón (o lo que quedaba de él). El único
que quedaba era el capitán, quien arrastrose hasta mi oposición y me dijo con una voz
entrecortada por el miedo:
- Consumatum est.-
Acto seguido tomó su pistola, que tenía en el pantalón, y con un movimiento tembloroso pero
rápido envolvió el cañón con la boca, traté de detenerlo. Pero era demasiado tarde. El capitán
tiró del gatillo, terminando para siempre con su banal existencia.

Los tiros cesaron... Me atreví a inclinar mi cuerpo un poco... un destello... un golpe... Mi


cabeza rebotó con el suelo... Luego calor, mucho calor ... Todo daba vueltas ... Luchaba para
respirar... Y así era como yo caducaba... Lejos de mi familia... Mi familia... nunca más podría
verlos... Sentía pavor al pensar en la eternidad... Los humanos no podemos asimilar la
eternidad sin sentir miedo... Entonces pensé en ella... 8 años haciéndome su amigo... más
nunca le dije cuanto la amaba...nunca le dije que todas las noches pensaba en ella... Y ahora
NUNCA la volvería a ver a los ojos... Ojos tan hermosos como los más grandes diamantes...
Nunca escucharía el disco que le compuse durante los últimos 5 años... Tantas cosas para
hacer ... Y así era como yo me caducaba ... De la manera más jodida, como un perro ... Todo
comenzó a perder su brillo alguien apagaba la luz... Mi luz... reuní mis últimas fuerzas...

PADRE? VOY A CASA...RECIBEME...-

-… "Estaba locamente enamorado de ella pero nunca se lo dije, siempre me arrepentí de


no habérselo dicho pero, si lo hubiera hecho, no hubiera gozado de ciertos favores." …- -
Giacomo Casanova -
II
Me levante con el cuerpo tenso, la mente no me servía, ¿eso era estar muerto?.
frente a mí, en la oscuridad que me rodeaba percibí una figura alta.
el reía mientras contemplaba mi dolor, yo, ya no era ni la sombra de lo que era antes.
El lo sabia y se mofaba de ello, mientras a mi alrededor un centenar de voces diferentes me
gritaban: -!MEDIOCRE!- Y demás sarta de insultos cada vez que yo intentaba cambiar mi forma.
Por más que me
esforzaba nunca sería suficiente...
-¿DIOS? ¿ESTOY MUERTO?... ¿CARAJO QUE ES ESTO? ¿QUE SOY?
Me sentí solo, y derrotado.
-... ¿De perdida aún soy?...-
Ahora frente a mi veía imágenes mías de la juventud. Yo trataba de ser algo que no era y todo
solamente para ganar su aprobación.

Junto a mi vi algo espeso,


Pensé que era sangre pero al analizarlo de cerca ,vi una piedra con forma rectangular:
-una lápida-,Pensé ,y así era

Cuando la toque sentí retornar a mi cuerpo. Leí la inscripción mientras todas las voces me decían
una y otra vez que estaba mal y todo lo que creía estaba mal.
La lápida decía:
“KATA TON DAYMONA EYATOY”.

Entonces apareció mi antiguo amor, ella se había convertido en todo lo que había jurado nunca
ser.
Vi entonces como se transformó en todas las voces que pedían mi ejecución.
Sentí en mis hombros dolor, como si de ellos brotara mi alma. toqué y sentí un par de alas.

Traté de mirarme a mi mismo en el espejo de mi demencia, y vi que era ya una criatura amorfa.
Mi vida pasó frente a mi desplegando todos y cada uno de mis fracasos, recordándome que yo
había fallado más de lo que pensaba.

¿Era acaso esto el juicio divino?

Entonces todo comenzó a dar vueltas, no tenía sentido. De seguir


así esto me destruiría.

Entonces todas las voces gritaron:


RARO! FENOMENO!
y miles de ojos me veían.
Entonces comprendí, Todos ellos eran mis demonios, y esta era mi verdad.
Una verdad por la que valdría la pena
morir, y si moría yo; ellos morirían conmigo.
Así que tomé un revolver (que saque de dentro de la lápida), y lo puse en mi sien, todo perdió el
sonido y el mundo era a cámara lenta, ¡BUM!. El mundo perdió su brillo y todo fue como cortar
lentamente a negro,
y morirse otra vez...
"…Cuando la muerte aporta al fin el anhelado olvido… y la existencia no es sino un ininterrumpido haber
sido,..."
-“De la utilidad y los inconvenientes de la historia para la vida”,
"Friedrich Wilhelm Nietzsche –

Carpe Noctem
III
Muerte, Vida. ¿Acaso no son los extremos lo mismo?, no sientes acaso las rodillas temblorosas, la
boca seca, cuando tienes un revólver Colt .45 en tu sien. Y cuando tienes frente a ti a la mujer
que amas, ¿qué sientes?... Lo mismo.
Vivo... Muerto, ¿Cuál era la diferencia para mí? Mi estómago dolía, como si tuviera 1000 kilos de
sal en mi herida, y 1'000,000 de manos frotando cada grano en cada milímetro del boquete ... Y
estaba completamente ciego...
... Y solo, completamente solo.
Nací en un extraño julio, frío como el carájo, bajo un mal sol y con una luna azul en mis ojos, eso
debía de ser la causa de mi estado actual. Muerte en vida, ¡genial!, todo lo que un poeta
existencialista que se la pasaba soñando con el amor (que no le era correspondido) podía desear.

Los segundos eran ya años, y los minutos milenios, pero desde que momento en nuestra banal
existencia vemos la vida a los ojos? Desde que comprendemos la muerte.
La muerte es el eje de la vida, vivir reproducirse, morir. El cristianismo es nihilista por que se
vanagloria de una vida en el más allá, y desprecia esta banal existencia... Y eso me preparaba
para este momento, dejar esta terrena experiencia y ser libre, otra vez.
“…Pienso de forma oscura, pues ceniza acabaré siendo…"
-Yassin Bennani -

IV
El olor del amor es algo sobrenatural, ese recuerdo, aún perfora mi mente.
Había algo en ella que la hacía tan especial para mí, era mi amor inalcanzable, pero mi amiga
eterna, y sólo eso... Mi amiga.

El amor es algo tan paradójico, puede convertir dos almas en una, y a la vez destruir lo
indestructible, el amor es un mounstruo... Pero el más hermoso de los mounstruos.

Todo seguía dando vueltas, la luz seguía apagada. Y ahora ella estaba a mi lado...
-Te extrañé- mi ser explotaba por la emoción
-Yo a ti-
Sus dulces ojos, parecían unas bellas lunas en una noche estrellada,
-Hay algo que he esperado durante 54 meses y 22 días- las palabras eran ya mero trámite, ella lo
sabía, y sin embargo; fingía demencia,
-Te amo, y te he amado desde la primer mirada a tus bellos ojos-
ella sonrió, lentamente me dio una mirada de sorpresa y finalmente desapareció... Para siempre.
Salió de mi vista tan súbitamente como llegó.

-¡NO! CARAJO, OTRA VEZ NO-


Las rodillas me temblaban, caí al suelo. Las lágrimas comenzaron a rodar por mis mejillas, mis
manos cubrieron mi rostro , el amor nunca se me dio.
.¿ Vivo o muerto?, ¿sin ella? ¡Que más da!, mejor muerto por favor.
“... cuanto más espíritu, más sufrimiento ... Y también: cuanta más estupidez tanto mayor bienestar…”

-“ Fragmentos Póstumos”
Friedrich Wilhelm Nietzche-

V
Había frente a mi una casa blanca, De repente ya estaba yo en la casa, mi padre me miraba a los
ojos... Los gritos resonaban en mi...
-''... Y ella Murió...''-
la cubeta de agua fría calló sobre mí, ¿Qué duele más que tener que asimilar que alguien amado
va a morir?. Saber que murió, y tu no te guardaste algo sin decírselo, eso en verdad mata. Todo
cambio de nuevo. Ahora era la sala de estar de mi casa, mi madre me abrazaba, yo lloraba, y
abrazaba un oso gigante de peluche (regalo de la mejor amiga que pude desear. Lo abrazo cada
que me deprimo).
El sentimiento era increíble... Ella no podía haber muerto, en algún lado debía de estar...
¡NO!, jamás la volvería a ver... ¡NO¡ ¡Por favor Dios!,
-“¿Qué te he hecho para que me trates así?”
De repente todo fue blanco. Yo di vueltas y caí con una pesadez que solo el cuerpo proporciona. Y
antes de poder incorporarme una voz grave, pero muy paternal pronunció:
- “Amor animi arbitrio sumitur non ponitur”…

“…Si algún dia te sientes Cansada


Triste o enojada
Podréis Descansar
Aquí en mi Corazón…”

-“De las Despedidas y las lágrimas”


Anónimo-
Epílogo
¿Qué tiene la muerte que no tenga la vida?, esa pregunta me ataca cada vez que entregaba un
sobre a una desafortunada ... Esposa ... Novia ... Hija...
El estar tan cerca de la muerte y contemplar la reacciones humanas hacia ella me ha hecho
pensar que vivir, es morir...
La duda volvía a mí , ¿Cuál es el sentido de una vida de sufrimiento?
El reflejo del espejo sonrió...y me contestó...
- no lo hay-
Tomé mi última carta del día, con las palabras aún resonando en mi cerebro
-'' no lo hay ... ''-

-FIN-
“…Siempre hay un poco de locura en el amor,
Pero siempre hay un poco de razón en la locura…"
- “Also Sprach Zarathustra”,
riedrich Wilhelm Nietzsche-
Este Libro Se termino de imprimir El
dia 17 de mayo de 2008, con muy
poco tiempo de sobra.
Cuenta con un tiraje de
2 ejemplares.

Intereses relacionados