Está en la página 1de 4

“Costumbres que se deben saber antes de viajar a Japón.

Un abismo separa a Oriente de Occidente y esas diferencias aparecen en todos los ámbitos.
Basta visitar Japón para descubrir a simple vista las costumbres locales. Recomiendo conocer
algunos detalles antes de viajar pues no hay mejor forma de congraciarse con los habitantes de
una nación que respetando su cultura. Allí nada es lo mismo que aquí y así es como cosas tan
naturales como saludar o sentarse en la mesa pueden transformarse en una cuestión de
buenas o malas costumbres.

En Japón el respeto es lo más importante y para conseguirlo nada mejor que saber saludar. El
saludo es todo un arte en Japón y así es como hay que tener en cuenta tanto el grado de
inclinación de la cabeza como la duración del mismo y la elevación del cuerpo. Por otra parte,
es muy importante llamar a las personas como corresponde por lo que hay que nombrar la
palabra, señor, doctor, ingeniero o lo que sea necesario para congraciarnos.

Modales a la hora de comer

Los palillos…sin dudas, es casi una obligación el aprender a usarlos pues es probable que sea
todo lo que tengan a mano a la hora de comer. En Japón está mal visto que los extranjeros no
coman con palillos… o al menos que lo intenten.
Según la costumbre japonesa, es de mala educación ir comiendo o tomando algo mientras
caminas por la calle o en algún lugar público. En vez de esto se estila sentarse en algún banco
de una plaza o si has comprado algo en un kiosco, consumirlo en el lugar y desechar
apropiadamente el envase o envoltorio.

También antes de empezar a comer la comida e incluso una muestra gratis en un


supermercado hay que agradecer diciendo "itadakimasu" y al terminar "gochisosama", pero no
a quien nos sirvió la comida sino que se trata de algo similar a "bendecir la mesa".

Si comemos junto con otras personas no debemos servirnos nosotros mismos la comida, sino
esperar a que otro lo haga por nosotros. De igual manera hay que estar despierto a cuando se
le termina la comida o la bebida a un compañero, para poder servirle más.

Si en Occidente nos han enseñado que hay que llevar la cuchara a la boca en Oriente es al
revés: el bowl (tiene forma de taza) con la comida debe ser llevado a la boca para así facilitar la
ingesta de la comida con los palillos.

Las sodas o gaseosas no se acostumbran para acompañar un plato principal, en vez de ellas
se toma agua o té verde (con el postre sí te puedes sacar las ganas). Si no quieres que te
sigan sirviendo una bebida debes dejar el vaso lleno. Mientras sigas tomando te seguirán
sirviendo.

En la mayor parte de los restaurantes japoneses, se ofrecen servilletas húmedas antes de


comer. Las normas de las buenas costumbres indican que hay que proceder a lavarse las
manos con ellas antes de comer para luego extenderlas sobre la mesa. Eso sí, está totalmente
prohibido utilizarla para limpiar la boca o el rostro.

Tampoco es costumbre dejar propina (ni en los restaurantes ni en ningún lado), ojo con esto
porque podemos tener la mala suerte de quedar mal o cometer una especie de "ofensa", frente
a quien nos haya prestado un servicio. Para ellos, dentro del precio que pagas por un servicio o
producto está incluido la propina. Cuando le pidamos la cuenta al mozo (mesero), no debemos
pagarle a él sino ir hasta la caja y hablar con el encargado.

No se estila tampoco hacer "sobremesa" en lugares públicos, sino más bien retirarse enseguida
después de comer.

Al comer en la casa de algún conocido o anfitrión, en occidente está bien considerado ayudar a
levantar la mesa o lavar los platos, cubiertos, etc. en señal de agradecimiento. ¡En Japón no!
Debemos dejar que nos sirvan todo y hagan todo por nosotros.

A diferencia de Occidente, los ruidos son considerados como sinónimo de que estas gozando
(disfrutando) de la comida o incluso hablar con la boca llena. ¿No les gusta cada vez más la
cultura japonesa?
La ceremonia del té

Si de tradiciones hablamos, una de las más conocidas es la ceremonia del té. Si tienes la
oportunidad de participar de este ritual milenario que se mantiene de generación en generación
no lo dudes un instante, será una experiencia que recordarás por siempre.

La ceremonia del té se realiza siempre en una habitación llena de armonía (con un marcado
estilo japonés), de modo que tú deberías comportarte "armoniosamente" en todo momento.

La posición en la que debes sentarte es en "seiza", una postura típica japonesa, similar a estar
en cuclillas con las rodillas apoyadas en el suelo (en este caso sobre un "tatami", algo así como
una superficie más acolchada para sentarse).

Cuando te sirvan el jarrón de té debes girarlo 180 grados en sentido horario y recién entonces
beber un poco. Luego vuelves a girarlo de igual forma y lo pasas a la persona de al lado.

Aquí les dejo algunos ejemplos de días festivos que se celebran en Japón

Costumbres japonesas: El día de los ancianos (Keiro no hi).

En Japón no existen el día del padre, ni el día de la madre como en otros países. Ellos cuentan
con 2 fiestas una dedicada a sus mayores (ancianos) y otra dedicada a los niños.

El Keiro no hi (día de los ancianos), se va a celebrar como cada año el tercer lunes del mes de
septiembre. Este año el día: 21.09.2009.

Costumbres japonesas: Observación de la luna.

El 15 de septiembre tiene lugar una festividad denominada: YUGOYA en la que se practica el


Otsukimi (Observación de la luna).
Dice la tradición que en la luna llena se puede ver la figura de un conejo... ¿Sorprendidos?
Bueno para los que no sepan los japoneses, para este conejo le hacen una comida tradicional
que dejan en los alfeízares de las ventanas... como si de los reyes magos se tratara... A la luna
llena se le ofrecen "mochi" (pasteles de arroz), sandías, castañas y otros frutos de temporada.
Estas ofrendas se preparan en bandejas pequeñas bien decoradas y se colocan cerca de las
ventanas en las casas japonesas.

Costumbres japonesas: El ofuro o furo y el sento.

El ofuro (baño tradicional japonés) es una costumbre japonesa que se mantiene hoy en día y
que podríamos decir se ha convertido en rutina: ducharse por la noche justo antes de irse a
dormir. Después de la ducha se meten dentro de la bañera con agua supercaliente (a unos 45
grados centígrados) durante unos minutos. Dicen que es muy sano irse a dormir justo después
de bañarse con agua tan caliente.
Por dificultades de espacio en las casas se han creado los minio-furo que son más pequeños
que los ofuro totalmente tradicionales, pero como no todos tienen las suerte de tener un Ofuro
o miniofuro privado, existen los ofuro compartidos, como por ejemplo en las residencias entre
los compañeros, o bien en los Sento (baños públicos).
Primero hay que ducharse sentados sobre una especie de taburetes (bancos normalmente de
plástico) y utilizar una especie de “trapos” especiales, que hacen las veces de esponja y para
enjuagarse se va poniendo agua en una especie de cubiletes y luego te la echas por encima,
como si te bautizaras. Después de la limpieza se entra en la bañera (Ofuro) a relajarse.

En esta foto se ven los tamburetes (izda.) para sentarse y los cubiletes para el agua sobre la
repisa (dcha.)

Costumbres japonesas: Hanami y Sakura (flor del cerezo).

En Japón las fechas de cambios en la naturaleza son fiestas celebradas por todo lo alto.
Como todos saben la Sakura es la flor del cerezo.

Así tenemos el festival de Hanami donde las familias van juntas al campo donde los cerezos
están en flor y allí comparten la comida, bajo una nube de flores rosas.

Abajo en las fotos se puede apreciar la fiesta del Hanami en donde las personas se sientan
debajo de los cerezos.

¡Ahora sí! ya eres todo un experto, puedes vivir tus vacaciones en Japón y disfrutar como un
japonés ¡Feliz viaje!

Intereses relacionados