□ Edita: Gabinete de Prensa y Comunicación de Fototurismo.

org
□ Director Editorial: Vicente Cepeda Celdrán
Lugar de edición: Punta Casablanca
30370 Cabo de Palos (España)
□ ISSN: 2255-0984
□ Depósito Legal: MU 998-2012
© Fototurismo.org – Printed in Spain
© Los derechos de cada colaboración corresponden a cada autor.

Fototurismo.org Magazine Mensual
Año MMXIV - Número 17 - Septiembre de 2014

Fotografía, cultura y sociedad
►Fototurismo.org MAGAZINE MENSUAL trata de ser un oasis
para el solaz, la inteligencia y el buen gusto. La revista que más y mejor
hace mención y difusión de los valores históricos, plásticos y literarios
del mundo del Mar, Cabo de Palos y otros enclaves marítimos en el
marco de sus raíces, naturaleza, tradiciones y cultura.
►Fototurismo.org MAGAZINE MENSUAL impulsa las excelencias
del mar y el conocimiento, fomenta las oportunidades culturales y
brinda un espacio privilegiado para el conocimiento.






Colaboran en ésta Revista:
- Ángela Marcet Llinares
- Azucena Carmen Nicolás Sánchez
- Carlo de Verona, duque de Toscana
- Cristina Roda Alcantud
- Domingo Pedreño y Ros
- Enrique Javier Bastida Caracuel
- Francisco Conesa López
- Javier Gómez Bueno
- Javier Sánchez Páramo
- Jesús Andrés López Bayardo
- Jesús Rodríguez Rubio
- José Antonio Fernández Palazón
- José Sánchez Conesa
- Juan Antonio Carreras Espallardo
- Juan Mediano Durán
- Juan Tomás Frutos
- Lola Gutiérrez Sánchez
- Marcelino Menéndez González
- María José Valenzuela Cánovas
- María Teresa Cervantes Gutiérrez
- Marina Vidal Vidal
- Milagros López López
- Teo Revilla Bravo y Karym Huberman
- Vicente Cepeda Celdrán



Portada: Fotografía de Vicente Cepeda Celdrán,
Cabo de Palos. Pescadoras artesanas tradicionales
en la Procesión de Agosto de la Virgen del Carmen.











Consejo de Redacción:
María del Pino Carrasco Travieso
Caridad Maciá Heredia
Blanca Benedetti Harrington
Marta Sofía Cepeda Maciá

Director Editorial:
Vicente Cepeda Celdrán



Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
 
 
 
 
 
 
 
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
 
















































Jesús Rodríguez Rubio
Académico Numerario
de la Real Academia de
Bellas Artes de San Fdo.
Juan Tomás Frutos
Doctor en Periodismo y
Profesor de la
Universidad de Murcia
Cristina Roda Alcantud
Doctora en Historia y
Profesora de la
Universidad de Murcia
Domingo Pedreño y Ros
Pedagogo, Profesor e
Investigador, DEA de la
Universidad de Murcia.
José Sánchez Conesa
Doctor en Antropología
Social y Cultural
Javier Gómez Bueno
Doctor en Periodismo
por la Universidad de
Murcia; Profesor e
Historiador
Francisco Conesa López
Ldo en Periodismo y
Médico titular del Centro
de Salud Cabezo de Torres
Juan Antonio Carreras
Espallardo, Policía Local,
Ldo en Periodismo y
Criminólogo,
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


















































Juan
Mediano Durán
Escritor y Poeta
Carlo de Verona,
duque de Toscana
Marcelino Menéndez
González
Escritor y Presidente (H)
Escritores de la R. de
Lola Gutiérrez Sánchez
Escritora
Azucena Carmen Nicolás
Sánchez, Profesora de
Música y escritora
Jesús Andrés López Bayardo
Ldo en Historia, DEA en
Historia Contemporánea
Policía Local de Cartagena
María José
Valenzuela Cánovas
Escritora y Poeta
José A. Fernández Palazón
Doctor en Historia,
Guía oficial de la CARM
E. Javier Bastida
Caracuel
Policía Local CT
Escritor
Marina Vidal Vidal
Auxiliar Enfermería
Geriatría -TASS
Milagros López López
Lda en Filosofía y Letras
Profesora de Filología Inglesa
Escritora y poeta.
María Teresa
Cervantes Gutiérrez
Escritora, Poeta y Pintora

Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


















































Teo Revilla Bravo
Poeta, Pintor y Escritor
Karyn Huberman R.
Fotógrafa, Escritora y
Pintora
Vicente Cepeda Celdrán
Ldo en Periodismo,
DEA en Documentación,
Profesor de la Universidad
a Distancia de Madrid
© Los derechos de autor corresponden al de cada
colaboración, así como la responsabilidad sobre sus
opiniones.
ISSN: 2255-0984
Depósito Legal: MU 998-2012
©: Fototurismo.org - Printed in Spain
Ángela Marcet Llinares
Estudiante del Grado de
Historia del Arte
Javier Sánchez Páramo
Estudiante del Grado de
Historia del Arte
1
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

















































ISSN: 2255-0984
Depósito Legal: MU 998-2012
©: Fototurismo.org - Printed in Spain
© Los derechos de autor corresponden al de cada colaboración,
así como la responsabilidad sobre sus opiniones.
Vicente Cepeda Celdrán
Director editorial
Marta Sofía Cepeda Maciá
Consejo editorial
Caridad Maciá Heredia
Consejo editorial
Blanca Benedetti Harrington
Consejo editorial
María del Pino Carrasco Travieso
Consejo editorial
2
Fototurismo.org Magazine Mensual Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Fototurismo.org Magazine Mensual Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012




Revista “Fototurismo.org Magazine Mensual”
Número 17, Septiembre de 2014
ISSN 2255-0984 /Depósito Legal MU-998-2012




◘ La poesía del XX y XXI.
Por Vicente Cepeda Celdrán Pág. 07


◘ Cartagena: gentes, hechos y fechas.- Patente de Corso: Cartagena capital
del corso en el Mediterráneo español durante el siglo XVIII (I).
Por Jesús Rodríguez Rubio Pág. 11

◘ El Sirio en el recuerdo de Cabo de Palos.
Por Cristina Roda Alcantud Pág. 16

◘ Cabo de Palos flora y fauna (V): El pez aguja.
Por Vicente Cepeda Celdrán Pág. 22

◘ Política y deporte: Cuando el fútbol es la guerra.
Por Javier Gómez Bueno Pág. 25

◘ Periodismo: Problemas y oportunidades.
Por Juan Tomás Frutos Pág. 30

◘ Mensajes y soportes periodísticos.
Por Juan Tomás Frutos Pág. 33


3
Fototurismo.org Magazine Mensual Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Fototurismo.org Magazine Mensual Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012



◘ Las ventas del Aljimenado a través de las crónicas concejiles, tercera
parte (Final): Actividades comerciales en el Campo de Cartagena.
Por Domingo Pedreño y Ros - José Antonio Fernández Palazón Pág. 35

◘ El mar según Monet.
Por Ángela Marcet Llinares Pág. 41

◘ Conversaciones en torno a una fuente.
Por Javier Sánchez Páramo Pág. 44

◘ El cáncer de pulmón.
Por Francisco Conesa López Pág. 49

◘ Horóscopo.
Por Lola Gutiérrez Sánchez Pág. 52

◘ El pez naranja (cuento para niños).
Por Azucena Carmen Nicolás Sánchez Pág. 55

◘ Lección de vida.
Por Juan Tomás Frutos Pág. 58

◘ Vacaciones.
Por Juan Tomás Frutos Pág. 60


◘ Jornadas de concienciación y participación ecológica en Cabo de Palos.
Por Vicente Cepeda Celdrán Pág. 62

◘ Se me olvidó subirlo al Facebook.
Por Juan Antonio Carreras Espallardo Pág. 70
4
Fototurismo.org Magazine Mensual Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Fototurismo.org Magazine Mensual Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


◘ Al otro lado del teléfono.
Por Enrique Javier Bastida Caracuel Pág. 71

◘ El final de un cine de verano.
Por Enrique Javier Bastida Caracuel Pág. 73

◘ La noche se viste de largo.
Por Enrique Javier Bastida Caracuel Pág. 77

◘ El mañana (poema).
Por María Teresa Cervantes Gutiérrez Pág. 80

◘ El sueño (poema).
Por Juan Tomás Frutos Pág. 82

◘ Una y otra vez (poema).
Por Juan Tomás Frutos Pág. 83

◘ Perfecta estima (poema).
Por Juan Tomás Frutos Pág. 84

◘ Voces de mar (poema).
Por Milagros López López Pág. 85

◘ Busca en ti (poema).
Por Marcelino Menéndez González Pág. 88

◘ La cosecha (poema).
Por Marcelino Menéndez González Pág. 89


5
Fototurismo.org Magazine Mensual Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Fototurismo.org Magazine Mensual Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


◘ Tras la sombra (poema).
Por María José Valenzuela Cánovas Pág. 90


◘ El bautizo del Regal Princess.
Redacción Pág. 91


































6
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
La poesía del XX y XXI.-
Por Vicente Cepeda Celdrán













amos la bienvenida a una nue-
va colaboradora literaria: Mi-
lagros López es una de las me-
jores cosechas de nuestra tierra, murcia-
na licenciada en Filosofía y Letras, espe-
cialista en Filología Inglesa y exbecaria
en la Thames Valley University de Lon-
dres, ejerce en nuestra comunidad como
profesora de Enseñanza Secundaria en su
especialidad. Hoy publica sus colabora-
ciones en prestigiosas revistas de literatu-
ra y su narrativa se ha distinguido con
premios tan notorios como el Emilia
Pardo Bazán o el Letra Joven de nuestra
vecina Molina de Segura.
Ha publicado antologías entre las que
debemos destacar la de Poetas del Siglo
XXI y la Internacional de Segovia, aunque
la obra que subrayamos es la que por
ahora conforma su momento álgido, el
instante dorado al que deseamos sigan
otros muchos: A ras de mar, publicado
con Ediciones Torremozas (Madrid,
2014).













En comparaciones formales unas veces,
metafóricas las que más, Milagros López
pone negro sobre blanco en esas fuerzas
torrenciales que son la vida y el amor. El
mencionado A ras de mar es por ahora su
D
Milagros López. Foto: Mar Sáez
7
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
última obra poética publicada y en este
sentido un torrente de deseo, de pasión
sumergida como las frescas olas del mar;
un poemario totalmente recomendable
por lo sencillo y exquisito que resulta
dejar que nos lleve esa marea suave que
Milagros López forma con sus versos,
poemas en prosa donde se funde la vida
cotidiana con la vida soñada, la esperan-
za y las ilusiones sugeridas por una mu-
jer tan bella por dentro como por fuera,
atractiva en su estilo, grácil pero profun-
da como ese mar que para Milagros es la
gran metáfora de nuestra existencia.
En el conocimiento penetrante y exacto
de la literatura de Francisco Javier Díez
de Revenga, Milagros López “dispone de
una palabra poética efectiva y original”,
siendo “(...) el mar el otro gran protago-
nista del libro, porque en el mar, junto al
mar, a la orilla del mar, dentro del mar, se
suceden casi todas las estancias de ese amor
enardecido, que se vive y se revive en todas
sus etapas, desde la posesión a la ausencia,
pasando por la espera, el encuentro, el gozo
de la unión, la dicha de estar los amantes
detenidos en el tiempo, la indagación y la
búsqueda en un presente enriquecido día a
día, y todo expresado con autenticidad y
poder de convicción. (...)”.
Como a su vez cuenta Cecilia Quílez “el
mar necesita ser comprendido”; el pro-
nunciamiento es correcto, como lo es
que no tengamos duda de que nuestra
nueva colaboradora posee esa sensibili-
dad, esa palabra hermosa y exacta que
como dardo cruza el aire para dar en el
corazón de los lectores.

ocos escritores noveles se exponen
a los ojos a veces implacables de
la crítica de la manera honrada
que Milagros López lo hace, pues, por lo
general, cada cual se complace con lo
que escribe, publica con una autoedición
más o menos artera y vende entre allega-
dos o afines sin haber pasado otro filtro
que el de su misma complacencia. Pocos
hacen una obra de calidad y todos se en-
cuentran con esa suerte en declive que
augura la crisis, la dejadez de la época y
otros factores que terminan por cansar a
todos por igual.
Nuestra experiencia es que hay que ser
comprensivos aunque puedan existir
quienes no tengan remedio, porque sean
capaces de meterte en un lío fenomenal
o porque piensen que su propio horizon-
te comprensivo abarca cuanto es necesa-
rio. Pero el mundo entero puede ser una
comunidad interpretante y sin duda ca-
da cual posee una especial perspectiva,
un tubito por el que mira, con el agujero
más o menos grande según sea de amplia
su posición, su experiencia, su generosi-
dad o su sentido común, que un perso-
naje llamaba el menos común de los senti-
dos.
De corazón damos gracias a todos nues-
tros colabores por enriquecer al mundo
con sus obras y aportar su granito de
arena porque con su trabajo dan su san-
gre y con ésta las direcciones cardinales
de su genio cuando existe; finiquitado a
veces por el espíritu de ese Machado que
se decía poeta ayer, hoy triste y pobre, filó-
sofo trasnochado, tengo en monedas de co-
bre el oro de ayer cambiado.

P
8
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Como decía Machado en sus Proverbios
y Cantares: “¿Cuál es la verdad? ¿El río
que fluye y pasa donde el barco y el bar-
quero son también ondas de agua? ¿O este
soñar del marino siempre con ribera y an-
cla?".
El mismo poeta terminará comentando:
Hay dos modos de conciencia: una es luz, y
otra, paciencia. Una estriba en alumbrar
un poquito el hondo mar; otra, en hacer
penitencia con caña o red, y esperar el pez,
como pescador. Dime tú: ¿Cuál es mejor?

No tiremos a la arena, muertos, los peces
que ofrece el mar; abracemos lo bello y
mantengamos la vida devolviendo al
agua el pez que no se debe pescar, dando
libertad al pájaro, amor y respeto a nues-
tros semejantes porque la poesía tiene
necesidad de un cambio tan importante
como en su día acogieron otras discipli-
nas. Necesidad de un giro como el que
han dado María Teresa Cervantes o Mi-
lagros López, entre otras de las que hoy
piensan y escriben en poesía siendo
además capaces de darse y de vivir poéti-
camente. Como poetas en las que genios
como Pablo Neruda debieron pensar
cuando cantaba:
“Es la mañana llena de tempestad en el
corazón del verano. Como pañuelos blan-
cos de adiós viajan las nubes, el viento las
sacude (...) en ola sin espuma y sustancia
sin peso. Se rompe y se sumerge su volumen
de besos combatido en la puerta del viento
del verano”.
Cierro este editorial con los sencillos ver-
sos leídos alguna vez por algún lugar,
que dicen:
(...) Nos ocupamos del mar
y tenemos dividida la tarea.
Ella cuida de las olas,
yo vigilo la marea.
Es cansado,
por eso al llegar la noche
ella descansa a mi lado,
mis ojos en su costado.
(Nos ocupamos del mar, Jorge y Javier
Krahe
1
)


□ Vicente Cepeda Celdrán
Fototurismo.org Asesor























1
Cantautor español que hace sus primeras actua-
ciones públicas a principios de los 80, apartándose
de la clásica canción-protesta de la transición para
abrazar la corriente renovadora de la canción de
autor con mensajes de ironía y humor. En la que se
cita el autor se aparta voluntariamente de la vorági-
ne que imponen los anuncios de televisión para
junto a su amada ocuparse también de vivir.

9
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012




























10
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17 Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

11
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17 Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
CARTAGENA:
GENTES, HECHOS Y FECHAS.-
Patente de Corso. Cartagena
capital del corso en el Medi-
terráneo español durante el si-
glo XVIII (I).-
Por Jesús Rodríguez Rubio

n el año 2004, la Universidad
Politécnica de Cartagena me en-
cargó la dirección de un curso
sobre el Corso en el Mediterráneo. Ante
tan interesante tema mi primer paso fue
el de recopilar diferentes artículos que
tenia escritos sobre este particular.
No hace mucho en una tertulia un ami-
go comentó, con indudable admiración,
uno de los muchos artículos publicado
por nuestro paisano Arturo Pérez Revete
con el titulo genérico de “Patente de
Corso”. No teniendo muy claro mi con-
tertulio el concepto me pidió que le ilus-
trara sobre este aspecto.
En dos breves artículos intentaré dar
unas pautas sobre este tema tan oído,
pero quizás tan poco entendido. Para
comenzar definiremos el vocablo “cor-
so”.
Roque Barcia en su magnifico Dicciona-
rio Etimológico de la Lengua Española














define corso como la campaña que se
hace para perseguir a los piratas y a las
embarcaciones enemigas. Explica que
procede del latín “cursus”, que significa
correr el mar. Por generalización se apli-
ca a la nave o navegante que hace el cor-
so. Por otro lado define pirata como : el
ladrón que anda robando por el mar,
procede esta palabra del latín pirate.
En este mismo sentido Azcárraga definía
corso como : “la empresa naval de un
particular contra los enemigos del Esta-
do, realizada con el permiso y bajo la au-
toridad de la potencia beligerante, con el
E
12
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17 Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
exclusivo objeto de causar perdidas al
comercio enemigo y entorpecer al neu-
tral que se relacione con dichos enemi-
gos”. Por otro lado, decía que la piratería
era: “aquella expedición armada realiza-
da por mar con un fin lucrativo y sin te-
ner autorización del Estado”.
Por otro lado el Diccionario Legislativo
de la Armada dice que corso es: “la gue-
rra marítima o naval que, para perseguir
a los enemigos, hacen algunos particula-
res autorizados con Patente del Gobier-
no. Sin autorización bastante el que des-
tina buques al corso entra en la piratería,
siendo castigados con penas de reclusión
temporal y multa”.
La Corona española siempre tuvo interés
especial en legitimar los apresamientos
con un juicio posterior para controlar a
sus corsarios.
La concesión de una ”PATENTE DE
LEGITIMIDAD” o “PATENTE DE
CORSO”, convertía de la noche a la
mañana la piratería en una empresa pa-
triótica. Cosarios conocidos llegaron a
ocupar altos puestos en nuestra Armada.

Prescindiendo de antecedentes muy re-
motos, la condena de la piratería la en-
contramos ya a finales de la Edad Media
y según fueron haciéndose las monarqu-
ías más autoritarias, contó con una ma-
yor beligerancia por parte de la Corona.
Ya encontramos un reglamento de corso
repartido en 36 capítulos en el denomi-
nado “Libro del Consulado del Mar”
dado en la Corona de Aragón en 1266.

En la VII Partida, Titulo XIV, Ley
XVIII de Alfonso X el Sabio, estableció
en 1270 las leyes referentes a este asunto.
Hace una condena de la misma cuando
dice: “…mas por razón de furto non deu-
en matar, nin cortar miembro ninguno.
Fueras ende, si fusse ladron conoscido, que
manifiestamente tuviesse caminos, o robas-
se otros en la mar con naudos armados, a
quien dizen cursarios … Cualquier destos
sobre dichos, a quien fuere probado que
fizo furto en alguna destas maneras debe
morir por ende, el é cuantos dieren ayuda e
consejos a tales ladrones… “
Por la Pragmática de 12 de enero de
1489 se prohibió el corso, pero esta
norma no fue total ya que el 30 de junio
de 1498 Fernando el Católico lo permi-
tió sin restricción alguna a los guipuz-
coanos y vizcaínos. Lo consistió tam-
bién en los mares italianos, prohibiéndo-
lo solo en África.
En 1525 la reina Juana y el emperador
Carlos V legislaron en las Cortes de To-
ledo sobre este tema. Todo fue confir-
mado en las Cortes de Valladolid de
1598 por Felipe II.
En cuanto a las zonas de influencia hay
que distinguir cuatro localizaciones ge-
ográficas bien determinadas y con escasa
relación entre ellas: el Mediterráneo, el
Cantábrico, el Dunkerqués y el Ameri-
cano.
El Mediterráneo al ser una zona cerrada
que con calmas y tormentas repentinas,
hacia que los corsarios se sirvieran fun-
damentalmente de embarcaciones a re-
mo y a vela: galerillas, fustas, bergantines
y saetías. Se ejercía normalmente el de-
nominado corso accidental, es decir se
13
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17 Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
justifica la guerra continúa contra el
enemigo musulmán.
Cartagena centro del dominio español
en el Mediterráneo distribuiría y sancio-
naría todos los expedientes para conce-
sión de las Patentes de Corso.
Existían diferentes clases de Patentes de
Corso:
- Cartas o letras de represalias. Concedi-
das para satisfacer una ofensa de súbdi-
tos de otros países, hubiese guerras o no
con ellos.
- Cartas de marca: sólo posible en tiem-
pos de guerra.
- Cartas de contramarca: dadas para re-
chazar al corso enemigo.
Normalmente se concedían patentes
provisionales, mientras se realizaba el
largo proceso administrativo. Las em-
barcaciones que debían ser “navíos de
porte de trescientas toneladas abajo”,
eran normalmente armadas con el auxi-
lio de la Armada Real.
Durante el siglo XVIII , se dictaron mu-
chas Ordenanzas y Ordenes para ir per-
feccionando la forma jurídica del Corso.
De las que fundamentalmente destaca-
mos las siguientes:
- Ordenanza de 17 de noviembre de
1718. En ella se dicta la idea de que este
corso “se ha de hacer contra turcos, mo-
ros y enemigos de la corona”.
- Ordenanza de Marina de 1748. Añade
“las embarcaciones que se encontrasen
navegando sin Patente legitima de
Príncipe, Republica o Estado, que ten-
gan facultad de expedirlas, serán reteni-
das; así como los que pelearen con otra


















bandera, que la de su Príncipe o Estado
de quien fuera su Patente; y las que tu-
vieran Patentes de diversos Príncipes y
Estados ;declarándose de buena presa; y
en caso de estar armadas en guerra sus
Cabos y Oficiales sean tenidos por pira-
tas”
- Ordenanza de 1 de febrero de 1762.
Hay una clara variación con las anterio-
res en cuanto al trato que se dispensa a
los prisioneros al decir que:”se tratara a
todos con humanidad y con distinción a
los que la merezcan por su clase”.
-Ordenanza de 1 de julio de 1779. Pres-
ta especial atención contra los que trafi-
quen con armas. Se establecen ayudas y
14
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17 Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
pensiones para los que sufran heridas en
la realización del corso.
- Ordenanza de 23 de septiembre de
1794. Se prohíbe cobrar a cargo de las
presas a los individuos que cobren por
Marina. Se prohíbe también el llamado
“derecho de pendolaje” o “práctica de
saquear las pertenencias de los prisione-
ros”.
- Ordenanza de 12 de octubre de 1796.
Para ilusionar a los marinos se prometen
esplendidas recompensas y privilegios de
nobleza, pensiones, empleos y grados
militares. Es sin duda la Ordenanza más
importante del siglo XVIII.
La práctica del corso era muy común en
casi todas las naciones, por eso los en-
frentamientos entre corsarios de distintas
nacionalidades fue frecuente.
Algunos corsarios españoles cometieron
excesos: torturas y malos tratos a las tri-
pulaciones, saqueos de marineros captu-
rados y de mercancías de neutrales. Su
castigo era difícil por la gran dificultad
de demostrar los hechos. El principal
problema fue el reparto de los botines y
la distribución de recompensas al honor.
Las técnicas de ataque fueron funda-
mentalmente dos: merodeo y acecho.
Normalmente el corso, sobre todo en el
Mediterráneo, se realizaba en grupo. Es-
ta técnica permitía mayores apresamien-
tos y cierta seguridad en los ataques.
Con estos datos básicos entraremos en el
siguiente articulo en un tema tan intere-
sante, como apasionante para nuestra
ciudad.















Cartagena 1 de septiembre de 2014
□ Jesús Rodríguez Rubio
Académico Numerario de Bellas Artes. Director
Técnico (E) de la Biblioteca Naval de Cartagena.
Platino Arts Sciences Lettres de París.













15
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17 Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012






























































16
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
El Sirio en el recuerdo de
Cabo de Palos.-
Por Cristina Roda Alcantud

"El Sirio correo italiano
que para América iba
naufragó de agosto el cuatro,
frente al Faro de la Hormiga.
(…) Aquellos de tierra amiga
guardan eterno reposo
y el mar en su seno abriga,
de las aguas el coloso,
frente al Faro de la Hormiga".

stas palabras, entresacadas del
conocido trovo de Marín, nos
sirven como base para este breve
artículo, sobre el que hasta ahora ha sido
la mayor catástrofe de la navegación civil
en el Mediterráneo: el naufragio de El
Sirio.
Me propongo abordar los principales
datos históricos de este suceso y lo que
sigue representando hoy desde el recuer-
do en la memoria colectiva de los habi-
tantes de Cabo de Palos, como anticipo
de un trabajo más amplio que se en-
cuentra en preparación.
El Sirio ya ha entrado en la leyenda, sin
duda, y de el he oído hablar desde niña,
como la mayoría de los que vivimos de
forma permanente o intermitente en
Cabo de Palos. Es uno de los sucesos
más impactantes que ha vivido la locali-
dad costera y de los que más se conserva
en el recuerdo.
Desde principios del siglo XX, lo que era
una localidad pesquera, claramente defi-
nida, se había empezado a convertir en
un lugar de veraneo tradicional para fa-
milias acomodadas de la burguesía tanto
local, como foránea, que acudían a la
zona en busca de tranquilidad y del dis-
frute de un entorno natural privilegiado.
A principios del siglo XX España estaba
sumida en una grave crisis política,
económica y social, tras la pérdida de sus
últimas colonias de ultramar. La miseria
estaba generalizada entre las clases popu-
lares de España y otros países del entor-
no mediterráneo, como Italia. Millones
de personas buscaban en los viajes tran-
soceánicos a América su gran oportuni-
dad para escapar de la pobreza.
Los viajes marítimos estaban marcados a
veces por la tragedia. En la costa del Ca-
bo de Palos se hundieron el vapor North
America en 1883, el carguero Minerva
en 1899, y el vapor Sirio en 1906.
El sábado 4 de agosto del verano de
1906, a la hora de la siesta, entre las 4 y
las 5 de la tarde, el entonces tranquilo
E
17
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
poblado pescador e incipiente lugar de
veraneo, vio turbada su apacible reposo,
con el estruendo que ocasionó el vapor
italiano Sirio, que se dirigía a Buenos
Aires, en su violento choque contra los
bajos de fuera de las Islas Hormigas, en
las inmediaciones del faro de Cabo de
Palos. El impacto lo partió en dos.
A continuación, se produjo una fortísi-
ma explosión, era el inicio de su hundi-
miento y de una tragedia humana de
gran magnitud, que unió a toda la po-
blación en un objetivo común: salvad a
los supervivientes y rescatar los cadáveres
de los fallecidos. Durante el dramático
rescate participó de forma masiva todos
los que estaban en el pequeño poblado
pescador, los pescadores y también los
veraneantes.
La valerosa actuación de los pescadores,
y en especial la de Vicente Buigues,
permitió que la tragedia no alcanzara
aún mayores dimensiones y se salvaran
muchas vidas. La colaboración de todo
el pueblo de Cabo de Palos, así como el
de las autoridades que se encontraban
veraneando, fue masiva, ayudando cada
uno con lo que podía: comida o ropa,
colaboración activa mediante llamadas
telefónicas etc., especialmente por parte
de las personalidades que allí
veraneaban. Trabajo de equipo que
puede definir sin duda a aquel trágico
día de agosto de 1906.
La historia del naufragio de El Sirio ha
sido durante todos estos años un
referente lleno de misterio e intriga y
permanece en la memoria colectiva de la
comunidad. Diferentes historias
relacionadas con la catástrofe se han
trasmitido oralmente, de generación en
generación. Desde cómo se produjo o
cómo muchos se enriquecieron con lo
obtenido de los restos del barco,
pasando por relatos de hechos heroicos y
el misterio de la caja fuerte del barco que
apareció en perfecto estado sin haber
sido forzada ni abierta, pero con su
contenido completamente vacío, hasta
leyendas sobre el bajo de las Hormigas,
que guarda en su fondo junto al Sirio a
otra veintena de buques que en distintas
épocas han corrido su misma suerte.
Una vez más la fuente oral sitúa al histo-
riador en el lugar de los hechos y resulta
imprescindible para su reconstrucción,
incluidos detalles sencillos y emotivos
que cobran importancia por haberse sido
trasmitido de padres a hijos como prue-
ba del recuerdo que este suceso dejó en
18
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
residentes y veraneantes. Como ejemplo
los trovos o poesías improvisadas, que
generó el impacto de este acontecimien-
to, y que se han trasmitido también
oralmente a través de varias generacio-
nes, como el de Marín, al que hemos
aludido.
Este terrible suceso conmocionó al po-
blado pesquero de Cabo de Palos, a toda
la Región y la tragedia fue difundida por
los medios de comunicación de la época
a todo el país y al extranjero, sobre todo
a Italia, su lugar de origen. La noticia del
naufragio del trasatlántico, cuya cifra
oficial de muertos superó los 250, sin
contar el número de desaparecidos, que
debido al alto número de inmigrantes no
censados a bordo nunca se supo, dio la
vuelta al mundo, dándose a conocer la
existencia del pueblo de Cabo de Palos.
Se conservan aún testimonios gráficos y
orales y Cabo de Palos tiene dedicado un
monumento a los náufragos y a cuantos
participaron en el rescate, que se colocó
con motivo del centenario del naufragio
en el 2006.
Tristemente, siguen ocurriendo sucesos
semejantes. Si reflexionamos en el drama
de El Sirio y el Costa Concordia, hundido
el 13 de enero de 2012, encontramos
gran paralelismo, no solo por el naufra-
gio, sino por el comportamiento de am-
bos capitanes. Dos buques de pasajeros
que naufragaron respectivamente en las
costas de España e Italia y cuyo destino
fue abandonado a su suerte por parte de
los máximos responsables de ambas na-
ves.
En suma, el hundimiento de El Sirio ha
pasado de generación en generación y
está ligado para siempre a la historia de
Cabo de Palos. Hoy en día sus restos
están perfectamente integrados en el pai-
saje marino, por lo que está grabado pa-
ra siempre en el recuerdo, tanto en la
memoria como en el espacio geográfico.
Su pecio puede ser visitado con autori
19
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
zación previa, tras obtener una serie li-
mitada de permisos.
La popa se encuentra a 47 metros de
profundidad y la proa se encuentra en la
cara este, pared vertical de mar abierto, a
70 metros, junto a los restos de otras na-
ves. Sigue siendo uno de los grandes
misterios y atractivos de la reserva Mari-
na de Cabo de Palos - Islas Hormigas.


































□ Cristina Roda Alcantud.
Doctora en Historia Contemporánea y Profe-
sora en la Universidad de Murcia.

Fuentes Bibliográficas:
LENTI, Arturo :Cabo de Palos, mi pueblo.
PEREZ ADAN Y GARCIA GALLEGO: El naufragio
del Sirio, Cartagena, Fundación Caja – Murcia, 2006.
Fuentes inéditas:
Testimonios orales
Archivo Arsenal de Cartagena
Archivo Municipal de Cartagena
Fuentes hemerográficas:
Prensa de la época
Fuentes iconográficas:
Fotografías de colecciones privadas


20
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

21
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Cabo de Palos, flora y fauna
(V): El pez aguja.-
Por Vicente Cepeda Celdrán







































l Belone belone o pez aguja es el
curioso ejemplar que les presento
en esta ocasión, posee mandíbu-
las y cuerpo alargado que de adulto pue-
de alcanzar hasta un metro de longitud;
como veremos más adelante es gregario,
pelágico o de mar abierto y para repro-
ducirse nada a cota de superficie.
E
22
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Los peces aguja suelen encontrarse a gus-
to nadando cerca de la superficie del mar
o entre dos aguas, pudiendo también
habitar entre las algas, sean vivas y an-
cladas al fondo o formando masas que
navegan a la deriva.
Para cazar atacan cardúmenes de peces
de menor tamaño. Sus hermanas mayo-
res en aguas de Hispanoamérica son las
barracudas carnívoras, picudas y capaces
de atacar a una velocidad de vértigo, cer-
cana a los trescientos kilómetros por
hora.
La aguja de mar es de color gris platea-
do, posee un hocico largo y puntiagudo
provisto de aguzados dientes, presenta
espinas color verde azulado que tira para
atrás a quienes no los conocen aunque
su calidad gastronómica es excelente y su
sabor finísimo; cuando son adultos al-
canzan un buen tamaño pero el mayor
esfuerzo viene por la cantidad de espinas
que presentan en relación con la carne.
Aguja de mar y aguja mula o pez pipa a
menudo se confunden, siendo este últi-
mo el verdadero pariente cercano del ca-
ballito de mar; como éste tiene una
trompa semejante, su tamaño es peque-
ño, su forma alargada y su coloración
entre parda y verde para facilitar su mi-
metismo entre las algas y el fondo mari-
no. Es omnívora aunque prefiere comer
larvas de peces y diminutos crustáceos,
su boca está localizada en el extremo
como un hocico tubular que engulle to-
do lo que encuentra. La variedad de agu-
ja mular carece de dientes pero se consi-
dera también una máquina de engullir,
un pez que no para de comer y se traga
su presa entera para digerirla después.
En adjetivo de signátido que se le otorga
procede del griego e indica que tiene las
mandíbulas unidas.

Aristóteles escribió de estas especies en
su Historia Animalium pensando que
surgían de forma espontánea. Plinio el
Viejo opinaba que al igual que las angu-
las se reproducían al frotar su piel contra
las rocas y que de los pedazos surgían sus
crías; en el XVIII los científicos seguían
desconcertados por su existencia, confu-
sos al observar que algunos machos
transportan los huevos en una bolsa ven-
tral como lo hacen los caballitos de mar,
camuflados entre las algas donde perma-
necen hasta alcanzar una cierta longitud.
En general todo el medio pelágico coste-
ro es un ecosistema donde pueden sub-
sistir especies con individuos de vida
corta, crecimiento rápido y elevada fe-
cundidad, presentando fluctuaciones du-
rante las diferentes estaciones del año.
Unos son solitarios o nadan en binomio,
por ejemplo para expediciones explora-
torias, mientras que otros son gregarios y
nadan formando grandes cardúmenes, a
veces de unas dimensiones colosales, si
bien para observar estos fenómenos
habría que subir hasta los mares del
Norte y especies como el arenque. Se
cree que este comportamiento está pro-
gramado genéticamente y les ayuda a li-
brarse de los ataques de sus depredado-
res, porque en la nube que forman, vista
desde el aire como una larga mancha,
sienten mejor los cambios de presión y
se alertan mutuamente, aunque posi-
blemente la mayor razón proceda de su
23
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
menor gasto de energía en los desplaza-
mientos.
Casi todos los peces, excepto los seden-
tarios, poseen un cuerpo de forma
hidrodinámica que les permite deslizarse
por las aguas con el mínimo esfuerzo,
algo que han imitado todos los construc-
tores de barcos para modelar cascos
hidrodinámicos: de muy poca resistencia
al avance en el agua y suficiente resisten-
cia estructural; una morfología en la que
también el pez aguja podría ser prototi-
po para la construcción de un veloz cru-
cero de regata.
En la fotografía tomada he procurado
dar a conocer al pez aguja dejando ver
en la estela del agua su navegar serpente-
ante sobre Cabo de Palos y sus ojos
siempre atentos, capaces de mirar hacia
todos los lados aunque nos parezca un
ser despistado.



□ Vicente Cepeda Celdrán
Fototurismo.org - asesor.








































24
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Política y deporte: cuando el
fútbol es la guerra.-
Por Javier Gómez Bueno

hora que aún tenemos fresco en
la memoria el Mundial de
Fútbol traeremos a debate un
tema al cual no se le presta la atención
debida, sobre todo por las posibles con-
secuencias que pueden conllevar para la
sociedad. El tema se puede extender a
todas las modalidades deportivas y a to-
do tipo de prensa en el tratamiento del
deporte. Sin embargo, nos vamos a cen-
trar en el fútbol y en la prensa deportiva;
por ser el primero el considerado depor-
te rey a tenor de los ingresos e impacto
social que genera, y la segunda la más
consumida y la que exalta con mayor
fuerza los sentimientos inherentes al de-
porte. De lo que queremos tratar es de la
politización que se imbricó en las activi-
dades deportivas poco después de la ex-
tensión de éstas en la era moderna.
En este Mundial hemos podido ver llan-
tos, alegrías desorbitadas, circunspectos
jugadores con la mano en el pecho can-
tando a voz en grito el himno patrio,
mofas, exaltaciones patrióticas y demás
sentimientos, magnificados porque la
atención mundial, durante un mes, ha

estado pendiente de este espectáculo de-
portivo. Los deportistas, y especialmente
los futbolistas, son los nuevos héroes so-
ciales. Los míticos guerreros de antaño
han dejado paso a estos batalladores
simbólicos del patriotismo; son los nue-
vos gladiadores. Antiguamente, las dife-
rencias se dirimían en los campos de ba-
talla, ahora se solucionan, o empeoran,
en los estadios de fútbol, y se calientan
en las redacciones deportivas.
Pero, ¿nos hemos parado a pensar en
que esta actitud social, y promocionada
por la prensa, ahonda en rivalidades re-
gionales y nacionales y son susceptibles
de engendrar violencia? Este es un asun-
to preocupante sobre el cual ya he trata-
do en mi tesis doctoral y en un artículo
científico que publiqué recientemente en
Razón y Palabra. El mediador, el educa-
A
25
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
dor, o sea, el periodista en lugar de mo-
derar el discurso bélico-mediático lo que
hace es promocionarlo, usando para ello
giros lingüísticos bélicos y símiles alegó-
ricos con actitudes guerreras. Así se in-
fringen los códigos deontológicos y se
pueden alentar las acciones violentas de
los aficionados más exaltados. Ejemplo
de esto, por desgracia, hemos tenido
multitud de casos en los que se ha llega-
do a la muerte. Por tanto, hay que tener
mucho cuidado a la hora de tratar este
tema. ¿Acaso son estos los valores origi-
narios del deporte?
Los valores originarios del deporte.
El deporte moderno surgió a finales del
siglo XIX, en la Inglaterra victoriana,
con unos valores nobles: el compañeris-
mo, la entrega, la fomentación del ejer-
cicio físico, etc. Posteriormente, de la
mano del Barón de Cobertin se propaga-
ron los valores olímpicos por el resto del
mundo. Sin embargo, podemos denotar
que los clásicos valores victorianos han
sido sustituidos por otros no tan nobles
como la competencia sin límites y la ri-
validad entre regiones. El deporte actual
se ha convertido, debido a estos últimos
valores, en un sustitutivo de la guerra
donde el ser humano canaliza la agresi-
vidad y el afán de superioridad que le
son innatas.
La politización, por tanto, del deporte
está en los orígenes del mismo. Los go-
biernos descubrieron en el deporte un
26
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
potente canalizador propagandístico de
sus ideologías y los medios de comuni-
cación que cubren la actualidad deporti-
va emplean connotaciones políticas en
sus informaciones. Estas connotaciones
sirven para diferenciar y enfrentar a unas
regiones y países contra otros en un peli-
groso juego contrario a los saludables
valores victorianos. Además, esta praxis
profesional está sancionada por los dis-
tintos códigos deontológicos de la profe-
sión periodística, que fueron elaborados
y aprobados por las asociaciones pe-
riodísticas a las que pertenecen los mis-
mos profesionales que vulneran estos
códigos. El profesional de la comunica-
ción debe ser consciente de su responsa-
bilidad ante la sociedad ya que fomen-
tando el enfrentamiento entre regiones y
países, debido a la extremada pasión de
los aficionados más violentos al deporte,
se pueden originar importantes conflic-
tos en el orden socio-deportivo.
La politización como elemento trans-
formador de los valores deportivos.
Como apunta el profesor Antonio Alco-
ba (1980, p. 117)
1
, en ocasiones, el de-
porte se ve envuelto en situaciones con-
flictivas promovidas por la política, para
sacar de él un provecho con evidentes
deseos productores de un beneficio
social. De la misma forma, Screti
(2011)
2
, haciendo una paráfrasis de la
máxima de von Clausewitz (2004) de
que “la guerra es la continuación de la
política con otros medios”, aprecia que
el silogismo podría concluir con la
idea de que “el fútbol es la continua-
ción de la guerra con otros medios”.
Arango Forero (2005)
3
nos expone al-
gunos ejemplos de utilización política
del deporte. Uno de ellos es el de las
dictaduras fascistas de los años 30. La
Italia de Mussolini celebraba el Mun-
dial de Fútbol de 1934 en su país y
este hecho quiso ser aprovechado por
el dictador para exaltar el patriotismo
y las virtudes fascistas al mundo. El
propio dictador llegó a amenazar al se-
leccionador italiano para conseguir el
mundial, que finalmente [y gracias
además a las presiones arbitrales] acabó
ganando la selección italiana. También

1
Alcoba, A. (1980). El periodismo deportivo en la
sociedad moderna. Madrid: S.N.
2
Screti, F. (2010, noviembre-enero). Fútbol, gue-
rra, naciones y política. Razón y Palabra, 74.
http://www.razonypalabra.org.mx/N/N74/VARIA7
4/34ScretiV74.pdf
3
Arango Forero, G. (2005, octubre-marzo). Siglo
XXI: hacia una nueva deontología del periodismo
deportivo. Palabra-Clave, 13. Recuperado el 24 de
noviembre de 2012 en
http://sabanet.unisabana.edu.co/comunicacion/pala
braclave/downloads/pclave_013-07.pdf
27
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Hitler quiso demostrar la supuesta su-
premacía de la raza aria con motivo de
los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936,
aunque fracasó, ya que el auténtico
héroe de los Juegos fue el atleta afroame-
ricano Jesse Owens, ganador de cuatro
oros olímpicos.
Dávila y Londoño (2003, p. 130)
4
tam-
bién nos advierten que el fútbol se ha
convertido en eje condensador de ad-
hesiones y arraigos detrás de los cuales se
nutre el sentimiento nacionalista.
Un ejemplo muy concreto de esta idea la
hemos visto en el pasado Mundial de
Fútbol. Luís Suárez, jugador de la selec-
ción uruguaya mordió en el transcurso
de un partido a un rival. El caso es que
el jugador era reincidente en la realiza-
ción de esta deplorable acción; era la ter-
cera vez que lo hacía. No sabemos si
creyó que su acción pasaría desapercibi-
da, algo rarísimo cuando en este evento
hay cámaras hasta en los aseos, o sim-
plemente se enrocó en sus trece, pero el
jugador negó lo evidente (no lo recono-
ció hasta seis días después) y la FIFA le
castigó con dureza, expulsándolo del
campeonato. Pero lo más grave y pre-
ocupante es cuando el propio presidente
de su país, José Mújica, un hombre que
se caracteriza por su preocupación por
los más desfavorecidos y que predica
austeridad con el ejemplo, no recriminó
su actitud (lo que se haría en cualquier
sociedad civilizada con respecto a otra
actividad, con el fútbol y los sentimien-

4
Dávila, A., Londoño, C. (2003). Futbologías:
fútbol, identidad y violencia en América Latina. En:
P. ALABARCES (Coord.), La nación bajo un uni-
forme. Fútbol e identidad nacional en Colombia
(123-143). Buenos Aires: CLACSO.
tos patrios parece que no es así) y tildó a
la FIFA de mafiosa, de querer eliminar a
Uruguay. El cabal presidente uruguayo
se transformó con el sentimiento patrio-
ta-futbolero. Además, Luís Suárez fue
recibido como un héroe en su país y la
prensa uruguaya lo defendió, cuando la
lógica más elemental exige la reproba-
ción de dichos actos. Pero claro, el
fútbol y la patria estaban de por medio,
y los educadores se convierten en forofos
patriotas.
Esta politización del deporte no es salu-
dable ni para la misma actividad depor-
tiva ni para la sociedad, aunque, como
advierte Medina Cano (2009)
5
, el fútbol
sea utilizado por muchos estados como
fuente de orgullo y como recurso para
promover la identificación nacional, que
aumenta la lealtad de los aficionados al
país.
Por todo esto es por lo que Hernández
Gutiérrez (2009)
6
afirma que: “Se cons-
truye y refuerza la idea de lo propio y lo
ajeno, lo conocido y lo extraño, lo na-
cional y lo extranjero, el yo/nosotros y el
ellos, los nuestros y los otros/los enemi-
gos”.

5
Medina Cano, F. (2009, julio-septiembre). El
fútbol y la vivencia festiva de la nacionalidad. Razón
y Palabra, 69.
http://www.razonypalabra.org.mx/EL%20FUTBO
L%20Y%20LA%20VIVENCIA%20FESTIVA%2
0DE%20LA%20NACIONALIDAD.pdf
6
Hernández Gutiérrez, C. (2009, julio-
septiembre). Ponte la verde con el tri de mi co-
razón: nacionalismo banal, televisión y fútbol.
Razón y Palabra, 69.
http://www.razonypalabra.org.mx/PONTE%20LA
%20VERDE%20CON%20EL%20TRI%20DE%
20MI%20CORAZON%20%20NACIONALISM
O%20BANAL%20TELEVISION%20Y%20FUT
BOL.pdf
28
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
A modo de conclusión.
El profesional de la información debe ser
consciente de la enorme responsabilidad
que recae sobre su labor. También debe
tener en cuenta que el deporte, como
fenómeno social, mueve un alto grado
de pasionalidad en los aficionados. El
cúmulo de estas circunstancias puede
originar actos violentos; enfrentar a unos
países contra otros y a unas regiones
contra otras.
El riesgo de la politización del deporte,
debido al gran impacto social que éste
tiene en el imaginario colectivo, es que
se acrecienten las diferencias nacionales y
regionales, pudiendo derivar en conflic-
tos violentos entre las aficiones. Tam-
bién se calientan los ánimos antes de los
partidos, lo cual nada tiene que ver con
el espíritu deportivo. La prensa, cuando
utiliza la politización, comete un grave
error y se le debe exigir que sea respon-
sable. No debe comportarse como si fue-
ran otros aficionados más. Los partidos
de fútbol entre naciones o clubes históri-
camente rivales se anuncian como si fue-
ran batallas y cada año asistimos a lo que
se denomina el partido del siglo, porque
los periodistas somos así (craso error) y
la memoria es frágil: todos son el partido
de nuestra vida.
Por todo ello, y además tal y como ase-
guran los códigos deontológicos de la
profesión, el periodista debe obviar estas
connotaciones políticas y hacer valer el
papel educativo que tienen tanto el pe-
riodismo como el deporte. Sin embargo,
este tipo de prácticas, unidas al forofis-
mo y a la parcialidad de algunos perio-
distas deportivos, conlleva que las dife-
renciaciones se agranden, ya que los par-
tidos se juegan y se calientan desde las
mismas redacciones de los medios de-
portivos.
En España vemos a diario ejemplos de
esto. En los medios deportivos españoles
existe una evidente dicotomía entre na-
cionalismo central y periférico, o caste-
llano y catalán. El ejemplo por antono-
masia de esta dicotomía es la rivalidad
Real Madrid-F.C. Barcelona. Cuando se
introduce la politización en los partidos
entre estos dos equipos, los que mayor
número de aficionados poseen, lo único
que se consigue es ahondar en la dife-
renciación y estigmatización.
Responsables, por tanto, son también los
actores políticos y cualquier otro que
inmiscuya la política y el deporte. Sea-
mos, pues, consecuentes. Lo bueno, lo
aconsejable sería separar clara y definiti-
vamente estos dos conceptos. Política y
deporte deberían caminar separados.








□ Javier Gómez Bueno
Doctor en Periodismo por la Universidad de Mur-
cia. Profesor de Geografía e Historia.



29
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 16-Agosto 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 16-Agosto 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


Periodismo: Problemas y opor-
tunidades.-
Por Juan Tomás Frutos













a existencia humana es un viaje
lleno de hitos y de eventos más o
menos importantes que hemos de
tratar de optimizar desde la experiencia y
la mejor de las intenciones. En el caso de
la Comunicación, y, más concretamente,
del Periodismo, como oficio que es con
una extraordinaria carga de servicio
público, sin duda hemos de procurar
conservar las raíces más profundas, gene-
rosas y ricas de apoyo de la sociedad en
aras de mantener y/o recuperar, si fuera
el caso, las cotas de credibilidad con las
que hemos de movernos día tras día.
Cualquier ocasión es buena para alentar
a los compañeros en el ejercicio de una
profesión que, como refería el maestro
colombiano Gabriel García Márquez, es
“la más hermosa del mundo”. Lo es, cla-
ro que sí, a pesar de la complejidad de
L
30
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 16-Agosto 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 16-Agosto 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
un universo que gira demasiado deprisa
y que se entretiene en el “corto-plazo”
para buscar soluciones que seguro que
han de mirar más allá, esto es, a un futu-
ro tan señero como necesitado por to-
dos/as.

Los problemas de la profesión son cono-
cidos, pero no por ello debemos dejar de
enumerarlos: precariedad laboral, bajos
salarios, intrusismo, reducciones de
plantillas, crisis económica, necesidades
formativas, falta de tiempo en algunas
ocasiones para hacer la labor bien, etc.
No son excusas: son explicaciones de lo
que sucede, que nos han de motivar para
ir buscando sendas que nos conjuguen a
todos, a empresarios, a directivos, a Ad-
ministraciones Públicas, a los profesio-
nales, a las entidades que los represen-
tan, etc. en el afán y en el deseo de ir
mejorando lo que hacemos y cómo lo
realizamos.

También es preciso que incidamos en
puntos como el siguiente: los informes
sobre la situación periodística que han
realizado, entre otros, el profesor Pedro
Farias para la Asociación de la Prensa de
Madrid nos resaltan que nada ha hecho
tanto daño a la profesión como la mala
prensa del corazón, esto es, ésa que no
consulta fuentes y que conculca cons-
cientemente derechos fundamentales de
las personas como son el derecho a la
dignidad y al decoro en la imagen, por
poner unos ejemplos. Frente a ello de-
bemos hablar y decir que todas las
prácticas comunicativas no son periodís-
ticas.

La solución, la concordia
La solución, sin duda, está en la concor-
dia, en esa unión que hace la fuerza, en
esas puestas en común que nos subrayan
que los foros han de ser los ejes sobre los
que construyamos las salidas y posibles
soluciones a los problemas que hay plan-
teados. Juntos podemos. Seguro. En esto
hemos de predicar con esfuerzo, con vo-
luntad y utilizando nuestro instrumento
básico: la comunicación misma. No es
posible que no hagamos del diálogo la
base de nuestro futuro, que pasa por po-
ner sobre la mesa esos puntos interme-
dios (la autorregulación es uno de ellos)
con los que podemos ir corrigiendo esa
visibilidad deteriorada de la profesión.
Recordemos que, cuando preguntamos a
la ciudadanía, este oficio no suele salir
bien parado en la ponderación.

No debemos tener prisa, mas tampoco
debemos demorarnos a la hora de asu-
mir el desafío de afrontar las dificulta-
des. Como dijo Francisco de Sales, “lo
que se hace con precipitación nunca se
hace bien; obrar siempre con tranquili-
dad y calma”. Ése puede ser el consejo,
la recomendación que nos hemos de dar
entre todos, pero, en paralelo, nos
hemos de impulsar a salir de esta coyun-
tura. La crisis actual no deja de ser una
puesta en cuestión de la situación cono-
cida hasta ahora. Seguro que, en esos
vaivenes, hallamos el tren para partir
hacia otra realidad mucho mejor. Claro
que para ello hemos de apuntar una cier-
ta valentía en los temas enunciados y en
otros igualmente cruciales. Ese periplo al
que aludimos está lleno de hermosura y
de buen hacer. No faltemos a la cita.
31
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 16-Agosto 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 16-Agosto 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Hay mucho en juego. Los problemas de
este menester, de este oficio, son, cier-
tamente, oportunidades.


□ Juan Tomás Frutos
Profesor Doctor en Periodismo de la Universidad
de Murcia y Escritor.























32
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Mensajes y soportes.-
Por Juan Tomás Frutos

a vida es, pese a sus contradiccio-
nes y aspectos extraños, muy sen-
cilla. Lo que ocurre es que le da-
mos muchas vueltas a situaciones sim-
ples, cotidianas en muchos casos, bus-
cando ruedas que igual ni existen, esto
es, complicamos las cuestiones y los
eventos diarios, relevantes o no, más allá
de lo razonable. Acontece en muchas
ocasiones.
En realidad, todo depende de los forma-
tos en y con los que nos involucramos.
Es una teoría con la que me muevo en
los últimos tiempos, y percibo que se
cumple más de lo que meditamos. Así,
podemos coincidir en que lo que es
asumible a una edad no lo es en otra, lo
que gusta en una etapa desagrada en
otros estadios, y lo que en unas geografías
es defendible en otras despierta oposi-
ciones. Incluso nosotros, en nuestro día
a día, nos introducimos en la discordia
perenne con puntos de vista dispares,
excesivamente antagónicos. Es como si
no quisiéramos evitarlo.
En los medios de comunicación, que son
un reflejo de la sociedad de cada era, nos
enfrentamos a que los mismos episodios,
según los empaquetamos, tienen más o
menos seguimiento y/o aceptación. Has-
ta tal punto es de esta guisa que hemos
decidido envolver casi todo desde el ni-
vel comunicativo del corazón, como pa-
ra asegurar audiencias (que luego, por la
fragmentación, no son tan altas), llegan-
do a saturaciones y excesos incluso en
soportes sagrados, o que lo eran, como
los informativos, que nos hacen perder
credibilidad y hasta verosimilitud a bor-
botones.
L
33
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
El formato o soporte, como aquí lo utili-
zamos, se puede paragonar al contexto
del que nos hablan los expertos en co-
municación. Las circunstancias, las ca-
racterísticas, los acontecimientos reitera-
tivos que nos permiten ponderar o expli-
car lo que hacemos, lo que reseñamos, lo
que hablamos, sus intenciones, inclu-
yendo gestos, interpretaciones de distan-
cias o cercanías, amén de otros compo-
nentes históricos, territoriales, intelec-
tuales y de conocimiento en general son
ejes fundamentales para saber cuáles son
los sesgos, las intenciones y los alcances
de las palabras expresadas. Esto es tan así
que desde pequeños nos enseñan a que
cuando escuchamos algo preguntemos
cuándo se dijo, con qué tono, quiénes
fueron los protagonistas en diversos as-
pectos, e incluso que añadamos al men-
sajero o interlocutor la indagación sobre
cuál es su apreciación al respecto.
Las magnitudes de los medios
Los créditos respecto de los mensajes son
cruciales para darles una consideración
de verdad o no. Los medios empleados,
los instrumentos que intermedian tam-
bién tienen sus magnitudes, y son
igualmente básicos para saber qué es lo
que pretenden con sus noticias o comu-
nicaciones parciales o totales. Nos recor-
daba McLuhan que los recursos inter-
vienen en lo que glosamos hasta tal pun-
to que varían los resultados según los
que empleemos.
Al parecer, esto se nos ha olvidado. El
mundo de precipitaciones y de tecnolog-
ías rápidas que hemos desarrollado no
permite muchos márgenes, y así nos va.
Esperamos que todos al mismo tiempo,
en sociedad, atiendan lo mismo con
idénticos vocablos, y eso es, en sí, una
utopía, incluso podríamos decir que una
perversión. Ni siquiera habría de ser lo
deseable en una Democracia. La libertad
de opinión tropieza con este análisis.
Además, los mensajes no siempre son
lineales ni en su exposición ni en su in-
terpretación. Por eso, los que se suponen
ingenieros de la comunicación han de
empaquetar bien lo que anhelan desta-
car. A veces ocurre que no saben, lo cual
no es excusa. En otros supuestos no les
importa, que aún es peor. En el fondo y
en la forma precisamos una pedagogía
por y para los medios, como nos reitera-
ba el recientemente desaparecido Vicen-
te Romano.
Igual convendría que, entre celeridad y
otros perfiles raudos, tuviéramos un po-
co de tiempo para leer a este pensador y
a otros tantos. Y, por favor, no pense-
mos únicamente en ideologías. El pro-
blema es mucho más extenso.


□ Juan Tomás Frutos
Profesor Doctor en Periodismo de la Universidad
de Murcia y Escritor.








34
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Las ventas del Aljimenado a tra-
vés de las crónicas concejiles,
tercera parte (Final): Actividad
comercial en el Campo de Car-
tagena
1
.-
Por José Antonio Fernández Palazón
y Domingo Pedreño y Ros

on numerosos los documentos en
las Actas Capitulares del Concejo
de Murcia, en las que se leen me-
moriales de peticiones de instalación de
molinos harineros, adjudicación de tie-
rras de baldíos, fabricación y explotación
posadas a lo largo de los caminos y vere-
das que recorren todo su campo. Alguno
de estos ejemplos lo tenemos en el litigio
con el convento de la Trinidad sobre
dominio de tierras en el campo:

“El Señor D. Alphonso Manresa, Rexidor,
Procurador General, dixo, está siguiendo
pleyto en nombre de esta ziudad con el
combento de religiosos de la Santísima
Trinidad, sobre que dicho combento, pa-

1
Trabajo de investigación realizado por José Anto-
nio Fernández Palazón, como investigador principal
y Domingo Pedreño y Ros, como investigador co-
laborador.

gue en la Administración y Depositaría de
Propios, y sus terrajeros de la heredad de
cuya morena que dizen de PACHECO,
que posee en el Campo de esta Jurisdicción,
los derechos de Luismo y Fadiga, por per-
tenecer a esta ziudad el dominio directo y
a el combento, sólo el útil, y aprovecha-
miento, cuyo dominio directo, niega dicho
combento. Y hallándose dicho pleito en es-
tado de alegar de bien probado y concluir
para sentencia en este Tribunal, reconoció
el que dize, hera necesario comprobar el
derecho de esta ziudad con instrumentos, a
cuyo fin, dio la providencia correspondien-
te para que, a D. Vicente Alcalá, manuen-
se de la Contaduría, se le ministrasen los
libros capitulares, como bersado en leer le-
tra antigua, y para buscar las gracias de las
tierras de dicha heredad y contratos que
por ellas se establecieron en aquellos tiem-
pos, se ponían en los Libros Capitulares, y
que, en la misma oficina de la Contaduría
y oficio escrivanía de numero que exerce
Francisco espinosa, Escribano de este, se
buscasen otros papeles; y en su virtud, sea
estado entendiendo en esta solicitud más
tiempo de dos meses y a resultado allarse en
el año de mil quatrocientos setenta y ocho,
los establecimientos, daciones a zenso per-
petuo con luismo y fadiga y aterraje de
zinquenta CAIZES DE SEMENTERA
COGIDA, uno para la ziudad, uno de
doce pares de tierras a Pedro Pacheco,
S
35
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
QUINTO ABUELO DEL DEÁN DE
ESTA SANTA IGLESIA DON LUIS
PACHECO, otro de diez pares al Señor
D. Manuel de Arronis, Regidor, de otros
diez pares y otro al Señor Albaro de Arro-
nis, Regidor, de otros diez parez, todos ellos
tierra unida en el partido de Oya Morena,
cuyos trabajos tiene por precisa su recom-
pensa, que le parece lo será haunque muy
moderada la de doscientos reales de vellón.
Y la ziudad, haviéndolo oydo, tratado y
conferido, aprobó lo executado por dicho
Señor D. Alphonso, y le dio las gracias y
acordó se libren y paguen de propios por el
Depositario a dicho D. Vizente Alcalá, di-
chos doszientos reales, cuya cantidad se le
abone en data de su cuenta, con testimonio
de este acuerdo, libranza y recibo”.
2


Queda claro, que el dominio directo de
la mayor parte de las tierras del llamado
Campo de Cartagena, pertenecían al
Concejo de Murcia, el cual lo concedía
en arrendamiento y bajo los impuestos
de luismo y fadiga. En el pleito que se
sigue con el Convento de la Santísima
Trinidad (Rescate de cautivos) para que
se paguen estos impuestos en el deposi-
tario de Propios, se señala que dicho
convento, sólo posee el útil, cuyo domi-
nio directo niega dicho convento. Para
comprobar el derecho de la Ciudad de
Murcia, se encarga a D. Vicente Alcalá,
amanuense de la Contaduría se le sumi-
nistren los libros capitulares como versa-
do en leer letra antigua para buscar las
gracias de dichas tierras y los contratos
que se establecieron en su día, labor por

2 A.M.M.A.C. 22 de agosto de 1741.

la que recibe doscientos reales de vellón.
Se halló que se dieron en el año de
1478 las daciones a censo perpetuo con
luismo y fadiga y aterrizaje de caices de
sementera cogida, uno para la ciudad,
uno de doce pares a las tierras de Pedro
Pacheco, otro de diez pares al regidor D.
Manuel de Arróniz, y otro de diez pares
al también regidor Álvaro Arróniz, todos
ellos en tierras unidas en el partido de
Hoya Morena. Se entiende que se trata
de una donación en usufructo, no de la
propiedad (que seguirá siendo del Con-
cejo de Murcia), y a cambio de los im-
puestos reglamentados.

La ruta Madrid-Cartagena, fue muy fre-
cuentada por la nobleza, altos cargos
eclesiásticos, autoridades locales, ejérci-
to, comerciantes en sedas y todo lo que
implicaba elegir uno de los caminos más
cortos y seguros, utilizados por las gale-
ras genovesas y españolas, surtas en el
puerto de Cartagena y que hacían la ruta
más frecuentada, Cartagena Génova y
posteriormente, camino de Roma y de
Nápoles. Por todo ello, las casas señoria-
les en el llamado Campo de Cartagena,
se convirtieron en parada y fonda de
reyes y príncipes, sobre todo de la noble-
za tanto eclesiástica como civil. El ejem-
plo lo tenemos en el tránsito por nuestra
región de la Princesa María Luisa de
Borbón, hija de Carlos III, gran Duque-
sa de Toscana y posteriormente Archi-
duquesa de Austria. Tenemos constancia
de que comió y descansó en la casa Mel-
garejo o Galtero camino de Cartagena,
donde llegó sobre las seis y media de la
tarde, descansó en aquella ciudad, em-
barcando rumbo a Génova el día 26 de
36
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
junio de 1765. El viaje se decidió por
Cartagena, base militar de donde salió la
escuadra que trajo a Carlos III de Nápo-
les, una escuadra compuesta de 16 nav-
íos de línea al mando de D. Pedro de
Estrada, el Marqués de la Victoria y D.
Andrés Regio, que llegó al puerto de
Nápoles felizmente el 19 del mismo mes
(Septiembre) para buscar al nuevo Sobe-
rano, llegando a Barcelona con toda su
Real Familia el 15 de octubre
3
.

Las inquietudes y preocupaciones de las
autoridades locales para que todo estu-

3 CAÑAVATE NAVARRO, Eduardo, Histo-
ria de Cartagena desde su fundación a la mo-
narquía de Alfonso XIII, Cartagena, 1955, p.
242.

viese acondicionado tanto para la feliz
estancia de S.A como facilitar su tránsito
por los caminos y rutas que debería uti-
lizar, así como el abastecimiento de víve-
res, nieve, tanto para ella como para su
comitiva, se hace patenten en los nume-
rosos documentos de las Actas Capitula-
res del Concejo, tomando todas las deci-
siones necesarias para que todo saliese a
la perfección. He creído conveniente,
dada su importancia y que demuestra
fehacientemente todo lo expuesto ante-
riormente, transcribir en su totalidad el
documento por que se ordena se asista a
los Caballeros Comisarios que han de ir
a la casa de Melgarejo con todo lo nece-
sario:
“El Señor D. Juan Tizón, Rexidor, por sí y
a nombre del señor D. Joachín de Paz,
37
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Comisarios nombrados para las Provisiones
y Aloxamiento en la Casa de D. Diego
Melgarejo, hizo presente un papel de ofizio
de el Señor Intendente Correxidor, respues-
ta a otro que escribieron a su Señoría, so-
bre haver azeptado este encargo; y les pre-
viene en quanto a los gastos que se ofrezcan
en el, se avisten con la junta de víveres, a
quien el Ayuntamiento ha dado facultad
para que libre lo que tenga por convenien-
te, con lo demás que contiene, el que se leyó
a la letra, en cuya intelixencia ha conferi-
do este asumpto con los cavalleros que la
componen y le han manifestado que sus
facultades se entienden solamente en aque-
llos gastos prezisos para solizitar las provi-
siones. Y respecto de que, para evaquar este
asumpto, es conveniente estén dichos Seño-
res con los dos Señores Jurados, dos o tres
días antes que llegue S.A a la zitada Casa,
y que es consiguiente se origine algún gasto
en la manutención de las personas y fami-
lia que les asista, con lo demás que ocu-
rrirá para desempeñar esta comisión, em-
biando algunos propios a varias partes del
campo y a esta ciudad, para que se con-
duzca lo que fuere nezesario, y no huviese
llegado con antizipación, le ha parezido
dar cuenta a este Ayuntamiento para que,
enterado de estos particulares, determine lo
que tenga por conveniente. Y haviéndolo
oydo,, considerando que éstos cavalleros
Comisarios deben estar ausentes de su casa
algunos días para cumplir con este encargo
y que es justo se le asista en la manutención
de sus personas y porteros que les sirvan, y a
que no hay facultades para darles dietas,
acordó que D. Juan Ortador, Axente
Prinzipal, les subministre en los días que
estuviesen ocupados en esta comisión, lo
que se les ofrezca en dicha manutención y
en los carruajes y propios que se empleen en
su servizio y asistencia, llevando de todo la
debida cuenta y razón para que se abone
este gasto, interviniendo en él dichos Seño-
res a cuyo fin, dispondrá se les prevenga lo
que fuere menestesr y el aloxamiento donde
han de permanezer el tiempo que estén en
dicha Casa de Melgarejos”.
4


Conclusión.-
Sólo hemos pretendido con este breve
trabajo de investigación, dar a conocer
unos retazos de la importancia de las
ventas o posadas sobre todo a través de
los siglos XVII y XVIII, en relación con

4 A.M.M.A.C. 11 de junio de 1765.

38
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
el comercio y el trasiego económico y
político de estos siglos así como su utili-
dad en el devenir de los tiempos, en re-
mansos de paz y sosiego para las cuerdas
de presos, de los esclavos del Rey conde-
nados a galeras que en estos espacios
habilitados para ello, recibían atención
médica, curaban sus heridas y se les daba
un refresco patrocinado y pagado por el
Concejo de Murcia . Por otro lado, he
querido posicionar y rehabilitar en nues-
tra memoria actual, las grandes hacien-
das, casas señoriales que aún jalonan los
desolados espacios del llamado campo de
Cartagena. Algunas de ellas en estado
ruinoso, otras como la de los Pedreños o
los Roca, rehabilitadas con mucho es-
fuerzo de sus actuales propietarios a sus
expensas, porque no han recibido ayuda
oficial de ningún tipo. Para nuestro
propósito se han seleccionado tres de
ellas: el Casón de Riquelme o Casa de
los Porches, la casa Galtero y, quizás la
más representativa de todas, la Casa Pe-
dreño, de la cual se ha dado exhaustiva
información, gracias a las aportaciones
de su actual propietario D. Domingo
Pedreño y Ros.
Lo que sí es cierto, y se deduce de todo
lo expuesto anteriormente con el tránsi-
to de la Archiduquesa de Austria, es que
la nobleza no se hospedaba en cualquier
parte y puntualmente en alguna venta
sobre todo en las de mayor categoría
como la Venta Nueva o del Jimenado,
sino que optaba por descansar y habi-
tuarse en los numerosos casones y casas
señoriales muy numerosas en el Campo
de Cartagena y que, por desgracia para la
historia del patrimonio de la Región de
Murcia, como testigos reales de toda una
época de esplendor, permanecen la ma-
yoría en ruinas, abandonadas por sus ac-
tuales dueños ante la pasividad de las au-
toridades de turno. Solamente el interés,
el amor a la tradición, el respeto a la fa-
milia, el recuerdo de una pasada grande-
za, hacen que algunos herederos de esos
títulos, mantenga el porte, rehabiliten
39
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
sus casas empleando ingentes cantidades
propias a pesar de ser considerados
B.I.C., como el caso de la Casa Pedreño
por su actual propietario en el Jimenado,
que después de seis siglos aun permanece
en pie, luciendo en su fachada su escudo
heráldico y su reloj de sol del siglo
XVIII.
Por todo lo expuesto podemos afirmar,
que la ruta comercial y de tránsito entre
Murcia y Cartagena, fue facilitada por
una serie de infraestructuras de apoyo,
mediante una serie de Ventas, que jalo-
naban su tránsito especialmente en el
centro de su extensión donde, por su
longitud no era posible realizarla en una
sola jornada.
Así, el sistema de apoyos al desplaza-
miento comenzaba tras completar la su-
bida del Puerto de la Cadena, en cuya
cima se realizaba el primer descanso y la
comida, donde se hallaba la Venta de la
Virgen y el famoso punto de aguada de
las caballerías conocido como “el pilón
del agua”. Tras el descanso se reanudaba
la marcha hasta que oscurecía a la altura
de la Venta del Jimenado, y sus auxilia-
res ya en el S. XIX de Manresa, García y
Mendoza, donde se pernoctaba, aprovi-
sionaban y descansaban. Al amanecer del
día siguiente se reanudaba la marcha y
hasta Cartagena ya para la hora de co-
mer. Esta infraestructura, cambien con-
taba con el apoyo, para los correos o de
la administración, de un sistema de
“postas” establecido a media legua de la
Venta del Jimenado, para el cambio de
caballos y bueyes y su alimentación y
que se constituyo con el tiempo en pun-
to de concentración de las reatas de ca-
rretas, para la expedición de los produc-
tos agrícolas del Campo de Cartagena,
en su destino a Murcia y los graneros de
la Mancha; y muy especialmente de los
correspondientes a los arbitrios de la In-
quisición, desde su punto administrativo
de la Tercia de El Jimenado y los grane-
ros de La Palma. Este paraje pertene-
ciente al Jimenado, aun sigue llamándo-
se “las postas”, y estaba controlado por
la familia Soto, siendo en 1776 su titular
Juan José Soto y Jimenez, que continuo
su nobleza y colocó en su casa su escudo
heráldico, que aún se conserva. Por lo
que también se conoce al paraje, y más
tras desaparecer su antigua función de
postas, como “los sotos”, y a las familias
que por allí pasaron como “los posteros”
con que se cogminan a una rama de la
familia García, en el Jimenado.


□ José Antonio Fernández Palazón.
Doctor en Historia por la Universidad de Murcia..

□ Domingo Pedreño y Ros.
Licenciado en Pedagogía, Máster en Historia por la
Universidad de Murcia.
40
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012








El mar según Monet.-
Por Ángela Marcet Llinares

scar-Claude Monet es conside-
rado como uno de los creado-
res del impresionismo, movi-
miento que se desarrolló a partir de la
segunda mitad del siglo XIX en Europa
se caracteriza, a grandes rasgos, por el
intento de
plasmar la luz
y el instante.
Los impre-
sionistas pin-
taban el mo-
mento de luz,
más allá de
las formas
que subyacen
bajo este. Fue
clave para el
desarrollo del
arte posterior,
a través del postimpresionismo y las van-
guardias.
Incluso el término impresionismo deriva
del título de su obra “Impresión, sol na-
ciente”, creada en 1872. “El papel sin
pintar de las paredes está mejor termi-
nado que esta marina” escribió un agudo
crítico de la época sobre este lienzo, ex-
puesto en la primera exposición impre-
sionista de 1877. No se trató de una
crítica aislada, sino que es tan solo un
ejemplo de cómo los críticos de la época
(excepción hecha de algunos jóvenes
amigos de los impresionistas) reacciona-
ron ante esta pintura, y por extensión,
ante la pintura impresionista
Nuestros ojos acostumbrados al Arte
moderno son sin duda mucho más agra-
decidos con esta obra. Lo primero que
llama la atención es la intensa bruma,
que funde las formas y los colores del
lienzo, haciendo casi imposible discernir
las formas de las chimeneas y la maqui-
naria de los astilleros que se intuyen en
el fondo.
La obra carece de cualquier elemento
que determine
el orden o la
composición
de manera que
las dos barcas
que observa-
mos parecen
flotar en un
mar de niebla.
Sin duda hay
mucha in-
fluencia de
Turner, cuya
obra conoció
durante su es-
tancia en Londres, tanto en el efecto at-
mosférico como en el casi contradictorio
protagonismo del sol, llamativo pero casi
impotente frente a la inmensa bruma, en
O
41
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
un efecto que recuerda al “Aníbal cru-
zando los Alpes” del pintor inglés. Pero
la pincelada impresionista de Monet va
más allá, otorgando a la superficie del
cuadro –en especial a la inferior- una
cualidad casi abstracta.
De entre los impresionistas fue el que
sintió mayor atracción por el mar; no en
vano su juventud había transcurrido en
la costa normanda. Se podría decir que
la auténtica carrera pictórica de Monet
comienza en 1862, cuando el pintor
contaba con tan solo 22 años de edad.
Habiendo enfermado en Argelia durante
el servicio militar, fue enviado a Le Hav-
re para recuperarse, donde pintó, entre
otras obras, “La terraza de SainteAdres-
se”. En esta obra una escena burguesa se
desarrolla bajo una potente luz de “plein
air”. Tres planos de tierra, mar y cielo
dividen y jerarquizan la composición,
organizada verticalmente por las dos
banderas que ondean vivamente por la
suave brisa del océano. La pintura tiene
un encanto tal que tienta a sentarnos en
una de las sillas vacías a disfrutar de esta
plácida tarde de domingo.
Entre 1881 y 1883 Monet realizó una
serie de viajes por distintos pueblos de la
costa normanda, como Dieppe, Trouvi-
lle o Pourville, donde encontró paisajes
suficientes como para satisfacer su apeti-
to creativo, pero centrándose más en el
paisaje costero que en el propio océano,
aprovechando el dramatismo de la es-
carpada costa normanda y sus espectacu-
lares acantilados. Casi todas estas las pin-
turas están dotadas de una marcada
horizontalidad, interpretando el hori-
zonte, el límite entre cielo y mar, como
elemento clave en la composición. Mu-
chas de éstas resultan impactantes por su
intención de dejar de lado esta imposi-
ción y crear una composición asimétrica
y de gran verticalidad. Un buen ejemplo
de esto es “El acantilado de Dieppe” en
el que los tradicionales dos planos hori-
zontales de las marinas se rompen, y la
composición queda dividida en dos pla-
nos verticales
Una de las mayores contribuciones de
Claude Monet al Arte moderno fue la
introducción de la idea de “serie”, esto
es, un mismo tema o modelo represen-
tado en distintos momentos, de manera
que el objeto material representado va
perdiendo importancia en aras de otros
elementos inmateriales como la luz y el
color, y cómo estos últimos varían con el
paso del tiempo. Este concepto nos dejó
una de sus composiciones más repetidas
42
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
y originales de esta etapa: la Mannepor-
te, un espectacular arco de roca situado
en un acantilado cercano a Etretat, en
ellas Monet renuncia al entorno y al
conjunto, para centrarse de forma exclu-
siva en el dramático arco de roca y su
encuentro con el mar.
“Sé que para pintar el mar realmente
bien, necesitas mirarlo cada hora de cada
día en el mismo lugar, para entenderlo
en ese punto en particular y por eso tra-
bajo en el mismo motivo una y otra vez,
cuatro o seis veces incluso” explicaba el
pintor el porqué de las series marinas.
En 1886 Monet alquiló una habitación
en un pequeño albergue cerca de Belle-
Ille, donde quedó inmediatamente fasci-
nado por el paisaje “hermoso” pero a la
vez “terrible” de la costa de la Bretaña,
más violenta y mas feroz que la de Nor-
mandía. En “Tormenta en Belle-Ille” el
fuerte batir del mar sobre los pináculos
de rocas recuerdan a “La Manneporte”,
pero en esta ocasión la superficie del mar
cobra un mayor protagonismo, y la pin-
celada gruesa y potente acentúa el efecto
violento de la tormenta. La violencia del
clima y la representación en sombra de
los acantilados son un elemento casi
constante en los lienzos pintados en Bre-
taña





□ Ángela Marcet Llinares
Estudiante del Grado de Historia del Arte.







43
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Conversaciones en torno a una
fuente.-
Por Javier Sánchez Páramo

l frío seco del lento e impertur-
bable amanecer me iba despo-
jando de los últimos resquicios
de sueño que me quedaban a cada paso
que daba después de una noche que se
me había antojado demasiado corta. La
ciudad, a esas horas, incluso parecía un
lugar medianamente agradable en el que
vivir en esa quietud irreal que pronto se
evaporaría entre transeún-
tes con prisas, coches con
más prisa aún, chirridos y
chillidos, humos, cláxones
desesperados por hacerse
oír y gente que corre sin
saber muy bien a donde.
Mi maestro, como siem-
pre era costumbre en él,
me había citado a "altas
horas de la madrugada"
en una cafetería del centro. Lo conocí,
hace ya algunos años, cuando mis padres
decidieron que como todo buen mal es-
tudiante requería de los servicios de un
profesor particular. Ya había acabado el
bachillerato pero aquel hombre, bo-
hemio y despistado, me había contagia-
do su afición por el arte y solía acudir
con él a museos, exposiciones o confe-
rencias en las que me hipnotizaba con
sus conocimientos y continuamente me
descubría matices e historias de la crea-
ción humana que no dejaban de asom-
brarme.
Aquella mañana acudía a su encuentro
para una "conversación en torno a una
fuente", según el mensaje de whatsapp
que me había enviado la tarde anterior.
Supuse, en mi inocente desconocimien-
to, que sabría de algún rincón oculto y
recóndito de cualquier parque de la ciu-
dad en el que algún tipo de fuen-
te barroca, modernista, neoclási-
ca, con alegorías mitológicas o
vaya usted a saber qué, nos estar-
ía esperando para que mi maes-
tro me revelara sus secretos que
casi nunca son tales en una obra
de arte para cualquiera que los
quiera comprender. ¡Cuánto me
equivocaba!
Parapetado tras un libro, un café
y un plato con una tostada, me saludo
sonriente al entrar, pedí también mi
habitual café solo y mi media tostada de
tomate y tras una conversación acerca de
las "virtudes" de madrugar, teoría con la
que yo no estaba demasiado de acuerdo,
todavía con el último bocado de tostada
E
44
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
en la boca, mi maestro se levantó lim-
piándose con una servilleta.
- ¿Vamos?
- Vamos. Me dirigí a la barra a pagar
mientras él iba al servicio, "la enseñanza
nunca debe ser del todo gratuita, sino el
alumno pierde interés", me decía mu-
chas veces en tono de broma, una broma
por la cual siempre pagaba yo. Tras un
tiempo excesivamente largo, lo vi al fon-
do del pasillo que llevaba a los baños
haciéndome señas con las manos.
- Vamos, hombre.
Por no dar voces en el bar me acerque
hasta él que ya se había dado media
vuelta y había vuelto a entrar en el servi-
cio.
- Vamos ¿a dónde?
- Pues aquí.
Miré un tanto desconcertado a mi alre-
dedor entre una fila de urinarios y de
reservados.
- ¿Aquí?..¿a qué?
Haciendo un gesto sobreactuado como
si de un presentador de circo se tratara,
extendió sus brazos girando su cuerpo
hacia los urinarios.
- Mi querido alumno: estás ante una
réplica, casi exacta, de una de las obras
de arte más trascendentales del siglo XX.
Seguía sin saber muy bien que pasaba, si
era una broma, si me estaba poniendo
algún tipo de prueba o si definitivamen-
te aquel hombre volcado en sus lecturas
había perdido definitivamente la cabeza
como nuestro hidalgo manchego.
- ¿El qué?
Acercándose a uno de los urinarios, se
puso a darle golpecitos con la mano co-
mo esos tipos presuntuosos que enseñan
su coche nuevo.
- Esto, ¡La Fuente de Marcel Duchamp!
- ¡Eso es un meadero!.
El rictus entre jocoso e irónico que mi
maestro había mantenido hasta entonces
desapareció como si le hubieran pulsado
un interruptor, pasando a ese gesto serio
que pese a los años me seguía imponien-
do.
- El lenguaje, el lenguajeeee. Urinario es
una palabra mucho más correcta y mu-
cho menos ordinaria.
- Esta bien, urinario, pero eso es lo que
es.
- ¿No te parece una obra de arte?
- Por el amor de Dios, ¡no!
- Bien, te contaré algo: En 1917, se ce-
lebró en Nueva York la primera exposi-
ción de la Sociedad Americana de artis-
tas independientes. Duchamp, presentó
un urinario al que dio la vuelta y firmo
con el seudónimo de R. Mutt.
- Un momento, maestro.
- ¿Qué?
- ¿No le parece que deberíamos prose-
guir esta conversación en otro lugar?, si
entra alguien y ve...
- ¡Efectivamente, ahí está la clave!. Se
dirigió hacia la puerta hablando como si
yo no estuviera allí y prosiguió hablando
con grandes aspavientos.
- ¡Si entrara alguien nos sacaría de con-
texto!
45
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
- ¿Cómo?
- El contexto. Tu y yo somos maestro y
alumno debatiendo sobre el mundo del
arte, pero si entra alguien y ve a un jo-
ven y un adulto a solas en un baño y que
de repente se callan ante su presencia,
sabe Dios que pensaría. ¿Acaso no somos
tu y yo los mismos y estamos haciendo
lo mismo?
- Si.
- Pero pasamos de lo cultural a lo depra-
vado según el espectador y según el con-
texto. Algo así pretendía demostrar Du-
champ.
Llegamos a una de las mesas de la cafe-
tería, nos sentamos y volvimos a aprovi-
sionarnos de sendos cafés.
- Cualquier objeto cotidiano, con una
mínima modificación y expuesto en un
museo, puede pasar a convertirse en
obra de arte.
- Me ha hablado de Bernini, de Miguel
Ángel, de los templos de la Grecia clási-
ca y de decenas de obras maravillosas y
sublimes, ¿de verdad me está diciendo
que usted considera que eso que hizo
Duchamp es arte?
- No importa lo que yo piense, se trata
de lo que pienses tú. Antes, cuando te he
preguntado si no te parecía arte me has
respondido rápidamente que no. Bien,
siguiente pregunta entonces, y aquí va la
bomba, ¿Qué...es...arte?. Realizo la pre-
gunta con una lentitud eterna, espacian-
do las palabras como si hablara con un
extranjero al que le costara entender
nuestro idioma al tiempo que acompa-
ñaba cada palabra con un gesto de su
dedo al modo de un director de orques-
ta.
La verdad es que la pregunta me dejó
con la mente en blanco y parecía que el
tiempo se hubiera congelado a nuestro
alrededor, incluso tuve la absurda sensa-
ción de que todos los parroquianos que
poblaban la cafetería se hubieran callado
esperando mi respuesta. Obviamente
sabía lo que era el arte, estaba harto de
ver obras de arte y de leer sobre artistas,
y de ir a museos, y...¿qué es el arte?...me
repetí la pregunta a mi mismo en la ca-
beza como un eco persistente, tratando
de buscar las palabras con las que expre-
sar lo que yo sabía, se lo que es el arte, el
arte es..., es...de pronto me di cuenta de
que tal vez no, tal vez no lo sabía. Pero
la mirada inquisitiva de mi maestro y mi
genética cabezonería me obligaron a in-
tentarlo.
- Es...es...¡eso no es arte!, ese hombre no
hizo nada, cogió un urinario, le dio la
vuelta y lo llevó a un museo, eso lo pue-
de hacer cualquiera.
- Pero nadie lo hizo hasta que lo hizo él.
Imaginemos que hubiera existido la cos-
tumbre de llevar un retrete de cada bar
que se cerrará en Nueva York a algún
tipo de sala de exposiciones, es absurdo,
pero imaginémoslo. Que Duchamp
hubiera presentado un urinario a una
exposición hubiera sido una memez.
- Pero un artista muestra sus cualidades,
su dominio de una técnica, su destreza
para un determinado campo.
- Te equivocas, la historia del arte esta
llena de artistas cuyo "arte", valga la re-
dundancia, deja mucho que desear.
¿Considerarías arte el horrible dibujo
46
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
que me regalo mi hija por el día del pa-
dre, con mucho amor, eso si, y que ten-
go puesto en la puerta de la nevera de
casa?.
- Hombre...
- Si, si lo es. Si solo atendiéramos a ese
criterio, el ser o no ser arte de una obra
sería algo insoportablemente subjetivo,
lo que tu o yo podríamos considerar ar-
te, para un consumado pintor serían
cuatro rayas mal estructuradas, faltas de
perspectiva, de lógica cromática o de mil
características que otros no sabríamos
apreciar.
- ¿Entonces?
- Hay otros dos fac-
tores fundamenta-
les, la originalidad
y, más importante
aún, ¡los sentimien-
tos!
- Desde luego no
cabe duda de que
encontrarte un uri-
nario en una sala de
exposiciones de un
museo genera sen-
timientos y origi-
nal, lo es un rato.
- ¡Ahá!, lo vas entendiendo. Cualquier
artista; músico, pintor, arquitecto, escul-
tor, bailarín...cualquiera, trata de expre-
sar y provocar sentimientos, sino el arte
sería algo absurdo, frío y sin sentido.
- Un momento, sigue sin convencerme,
¿qué sentimientos puede querer expresar
alguien que lleva un urinario a una ex-
posición?
- ¿Qué sentimientos has tenido tu cuan-
do te he dicho que eso era una obra de
arte?, ¿qué te has planteado?
- Pues...¡claro!...¡Me ha llevado a plante-
arme qué es el arte!. En esos momentos
me embargó una curiosa sensación de
orgullo.
- Exacto, aunque hay otro matiz más,
pero para ello es necesario conocer algo
más de la biografía del artista, algo que
dejaremos para otro día, aunque te ade-
lanto que Duchamp, también trataba de
"desmitificar" el arte, de quitarle impor-
tancia, de demostrar
que esa pompa y boato
con que algunos artistas
iban por la vida, era ar-
tificial e ingenua.
Jugueteando con los
trozos de hielo supervi-
vientes de mi café, susu-
rre casi para mi mismo.
- La Fuente...un urina-
rio convertido en obra
de arte...¡genial!.
- A veces, un poco de
razonamiento nos
muestra que las cosas
no son lo que parecen a primera vista.
En fin, me alegro de haberte descubierto
otro tipo de arte y otra forma de verlo.
Ahora debo marcharme.
Nos levantamos los dos, yo una vez más
fui a pagar, y el se despidió de mi
dándome la mano y diciéndome que
aunque le pesara iba a profanar una de
aquellas "valiosas" copias. Nos reímos y
salí solo a la calle.
47
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Aquella ciudad apacible que dejé al en-
trar había desaparecido y el caos cotidia-
no se había apoderado de ella. Miré los
contenedores de basura, los semáforos,
las señales de tráfico, la parada del au-
tobús, las papeleras...¿arte?

□ Javier Sánchez Páramo
Estudiante del Grado de Historia del Arte.






















































48
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
El cáncer de pulmón.-
Por Francisco Conesa López








l 10 de septiembre comienza la
semana europea del cáncer de
pulmón. El abordaje del cáncer
de pulmón es muy importante, porque
supone la primera causa de muerte por
cáncer, porque es el de mayor incidencia
en el hombre y, porque su causa, en la
mayor parte de ellos, es el tabaco, y por
tanto es evitable. Otra causa importante
está en la manipulación del asbesto y el
amianto. La máxima incidencia se pro-
duce entre los 55 y 65 años, con un des-
censo en los últimos años en los hom-
bres, acompañado de un incremento en
las mujeres.
Un equipo de científicos del Instituto
Wellcome Trust Sanger de Cambridge
publicó en 2007 el catálogo de genes del
cáncer. En él se recogen más de 120 ge-
nes implicados, donde se evidencian las
mutaciones genéticas que se producen
en las personas; en el mapa del cáncer se
distingue entre mutaciones ‘conducto-
ras’, que contribuyen al desarrollo del
cáncer, (así actúan las sustancias cancerí-
genas como el tabaco o el amianto) y
mutaciones ‘pasajeras’, que no lo hacen.
Gracias al Proyecto Genoma del Cáncer
tenemos una nueva visión de cómo se
produce el cáncer y se podrán desarrollar
nuevos fármacos y mejorar en la forma
del diagnóstico. Las futuras pruebas de
cribado del cáncer de pulmón en perso-
nas de riesgo, posibilitarán la detección
de nódulos del tumor con menos de 5
mm. de diámetro.
Fruto del Proyecto Genoma es la obten-
ción de anticuerpos monoclonales (en
fase de experimentación); estos anticuer-
pos interactúan con moléculas de la
célula que interviene en la respuesta in-
mune, con el fin de propiciarla y de esta
manera luchar contra las agresiones ex-
ternas. Varios tipos de cáncer (piel,
próstata, vejiga cérvix y pulmón) tienen
la misma base genética. El cáncer de co-
lon, mama, cérvix y próstata cuentan
con programas de detección precoz, y el
de pulmón podrá incorporarse a ellos en
el futuro.
El primer síntoma suele ser la tos, segui-
da de disnea (fatiga) y de hemoptisis
(esputo sanguinolento al toser), pues el
E
49
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
cáncer de pulmón más frecuente es el
bronquial. Los síntomas que aparecen
posteriormente son el dolor de pecho,
que puede irradiarse al hombro, cansan-
cio, anorexia (falta de apetito), pérdida
de peso, o manifestaciones en otros
órganos si se ha producido una disemi-
nación del tumor.
El diagnóstico se realiza mediante la sin-
tomatología descrita, apoyada por una
radiografía de tórax, y ante la menor
evidencia se puede completar el estudio
con un Tomografía Axial Computariza-
da (TAC) y, en su caso, con la Tomo-
grafía por Emisión de Positrones (PET),
la mediastinoscopia, o la fibroscopia se-
guida de biopsia.
El pronóstico varía mucho, dependiendo
de la precocidad del diagnóstico. Cuan-
do se diagnostica un caso con sintoma-
tología amplia, más del 80 % ya tienen
metástasis. La supervivencia a cinco años
(la media entre los distintos tipos de
cáncer de pulmón) es del 30 % en varo-
nes y del 50 % en mujeres cuando la en-
fermedad está localizada. Con enferme-
dad avanzada, la supervivencia a cinco
años es inferior al 5 %.
El tratamiento quirúrgico puede ser
agradecido cuando el tumor está locali-
zado, y consiste en la resección quirúrgi-
ca, no solo del tumor, sino de todo el
lóbulo pulmonar en el que asienta. Si
está más avanzado el tumor, hay que
combinar la quimioterapia coadyuvante;
en pacientes no operables se administra
radioterapia curativa; en casos más gra-
ves se administra radioterapia de forma
paliativa.
La importancia de la prevención es fun-
damental en todo proceso nosológico:
tumores, enfermedades reumáticas, me-
tabólicas (hipertensión, diabetes, obesi-
dad, hipercolesterolemia…). Estas son
las principales claves para el éxito en la
prevención: una alimentación sana, co-
mo la dieta mediterránea, a base de pes-
cados, legumbres, frutas y verduras; la
eliminación del tabaco; la limitación del
consumo de alcohol y café; la realización
regular de ejercicio físico; la protección
en ambientes laborales contaminados; la
mejora en la calidad del medio ambien-
te.



□ Francisco Conesa López
Licenciado en Periodismo y Médico titular del
Centro de Salud Las Torres.

50
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012






























































51
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Horóscopo.-
Por Lola Gutiérrez Sánchez

ada más despertar me da por
agarrar el móvil, tras consultar
el tiempo, consulto otro apar-
tado aunque no sé por qué.
No creo en las echadoras de cartas, vi-
dentes, lecturas de manos, pozos de café,
ni siquiera en los horóscopos, aunque
ahora mismo me encuentro ojeando el
mío. Veamos lo que le depara a virgo….
Me dice mi horóscopo, que hoy puede
ser una jornada excelente para mí, tanto
para cualquier asunto serio como de ocio
y diversión.
Insiste, qué es un día excelente para re-
matar una negociación. Bien sea porque
tenga que hacer alguna solicitud o venta.
Además, añade, que a lo largo de la jor-
nada tendré la oportunidad de disfrutar
de suculentos manjares junto a la brisa
del mar. Que comience el día cuanto an-
tes porque tengo que celébralo. Eso sí…
me recalca mi horóscopo, que lleve su-
mo cuidado si reprendo a mi marido por
algo que puede repercutir fatalmente en
mi matrimonio. Que no lo contradiga.
Frunzo el entrecejo mientras salto de la
cama, por supuesto, acordándome del
señor o señora que inventa tales patra-
ñas. Eso me pasa por mirar el móvil an-
tes de poner los pies en el suelo. Soy sol-
tera, eso de entrada, nada más salir al
pasillo me doy con el agarrador de la
puerta en el brazo y me quedo pasadita
de dolor. A esto no se le puede llamar
diversión, ya ha fallado en dos cosas. Es-
taba claro que empecé mal la mañana,
después de dos pares de medias rotas, de
mancharme la blusa de café, y de verme
horrible frente al espejo me dispongo a
salir de casa. Sobra decir que mi cara de
enfado es más que evidente.
Una gitanilla se me acerca insistente con
brotes de romero entre las manos. Sin
darme opción coloca un matojo entre las
mías
-Paya, he visto al hombre de tu vi-
da, lo conocerás hoy mismo-me augura a
viva voz- Pos veinte uros te digo como es el
payo de guapo.
N
52
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
-No, gracias-echo a andar con in-
tento de quitármela del medio, en mo-
vimiento le devuelvo el matojo de rome-
ro antes de cruzar de acera.
-Malaje, mala puñalá te peguen- me
espeta la gitana en mitad de la calle, y a
viva voz. La cantidad de miradas que
atrajo la maldición, con suerte, logro de-
jarla atrás- Mira la bajilarí esta, que ta
bras creio.
Mejor no preguntar, mejor no averiguar
que es una bajilarí me digo a mí misma,
pero claro, tener Google en el móvil es
tentador, tan tentador y peligroso como
consultar el horóscopo. No me puedo
resistir y busco qué significa bajilari. Me
introduzco en el diccionario gitano, vo-
cabulario castellano caló: bajilari, signifi-
ca Babosa.
No iba pendiente a lo que tenía que ir y
al cruzar la calle casi me atropella un co-
che.
La culpa era mía y de nadie más. El
hombre salió precipitadamente de su
vehiculo con gesto preocupado.
-¿Se encuentra bien? -me ayudó en
todo, recogió mi bolso del suelo, mi
móvil en varias partes y por supuesto a
mí.
-Sí, gracias- yo me moría de la ver-
güenza, sacudí mi ropa con las ganas de
alejarme del lugar. Rauda como una fle-
cha busqué la seguridad de la acera,
mientras el dueño del coche apartaba su
vehiculo. Insistentes y repetitivos pitidos
indicaban que comenzaba a ocasionar
atascos. Afortunadamente no había su-
frido ninguna lesión, ni un solo rasguño,
de nuevo comencé a andar, de esperar
llegaría tarde al trabajo. No había dado
tres pasos cuando el hombre me dio al-
cance.
-¿Quiere que la lleve algún sitio?-me
agarró suavemente del brazo para
hacerme parar. Entonces me fijé en él,
era guapísimo, también reparé en mis
medias, era el tercer par que estropeaba
en cuestión de pocas horas.
-No, no se preocupe- tartamudeé,
como una adolescente.
-Por favor, déjeme invitarla a des-
ayunar, a comer, hay que celebrar que
está bien, que ambos estamos bien.
Yo lo miré a los ojos, me acordé de la
gitana, del horóscopo, de los manjares
en el mar, del consejo de no contradecir
a mi supuesto marido.
-Está bien, acepto- respondo, toda
convencida, en ese momento me da su
tarjeta y leo su nombre. Matías García
Muñoz, abro los ojos todo lo que dan de
sí- Yo me llamo Inés, Inés Sanmartín-
me presento, mientras extiendo la mano-
Me dirigía a sus oficinas, trabajo para
usted, cuatro plantas por debajo de su
despacho.
Matías sonrió, su reacción fue de alegría
más que de sorpresa.
-Hoy no- soltó, a toda prisa- Hoy, tú y
yo vamos a celebrar que la vida es mara-
villosa.
Si me pone dentro del yate a Louis Arms-
trong me derrito, pensé, con la sonrisa
puesta en la boca…

  Lola Gutiérrez Sánchez.
Escritora.
53
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012






























































54
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
El pez naranja.-
Por Azucena Carmen Nicolás Sánchez

abía una vez un pez que vivía
junto a sus padres y hermanos
en un lugar tranquilo del fon-
do del mar, era un pez naranja pero con
la luz del sol y de la luna sus escamas se
convertían en brillantes.
Jugaba con sus hermanos y demás peces
y eran felices todos juntos, pero él a dife-
rencia de sus hermanos era el más in-
quieto, siempre quería descubrir nuevas
cosas y adentrarse a lugares donde sus
padres le tenían prohibido ir. No se con-
formaba con la forma de vida que tenía,
para él era demasiado monótona y tran-
quila. Así que cuando fue mayor les dijo
a sus padres que quería irse a descubrir
otros lugares y peces del mar. Su madre
no lo entendía -¿pero por qué te quieres
ir, si aquí lo tienes todo?. Comida sufi-
ciente, es un lugar tranquilo, todos nos
conocemos. Preguntaba desconsolada su
madre. El padre lo miraba con reproche
pero en el fondo lo comprendía porque
él también había sido igual.
Al día siguiente el pez naranja se marchó
junto con otros peces que tenían las
mismas inquietudes e intereses como él,
estuvieron nadando durante horas y op-
taron por descansar en unas amplias y
largas verdes algas. Salieron al instante
unos diminutos pececillos asustados de
ver a los nuevos huéspedes. El pez na-
ranja y sus compañeros los tranquiliza-
ron diciéndoles que no tuviesen miedo
que solamente querían descansar, enton-
ces los pececillos le dijeron si podían
hacer el favor de limpiar todos los bichi-
tos que se habían pegado a las algas y no
las dejaban crecer y éstos muy gustosa-
mente aceptaron la oferta comiéndoselos
así los pececitos agradecidos les hicieron
unas cómodas camas con las algas para
que pudieran descansar plácidamente.
Con las primeras luces de sol se levanta-
ron y se despidieron muy agradecidos de
sus amigos los pececillos, nadaron du-
rante muchas horas y al llegar la tarde de
nuevo buscaron refugio. Este nuevo sitio
estaba constituido por los restos de un
barco hundido, miraron por todas partes
por si había peligro y encontraron bajo
los restos del barco a una familia de pe-
H
55
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
ces raya escondidos y muy asustados- ¡no
tengáis miedo! somos un grupo de peces
que estamos viajando para descubrir y
aprender de la vida en el mar. Dijeron
todos a la vez. La mamá raya metió a to-
dos sus pequeños bajo ella y el padre les
preguntó -¿De dónde venís?- venimos de
la parte del sur del mar, respondió el pez
naranja, es un sitio tranquilo donde
apenas llega el hombre, a veces solo ve-
mos buceadores y algunos barcos curio-
sos pero sin ningún otro más percance. -
¿Por qué tenéis tanto miedo?, preguntó
el pez naranja, porque aquí es diferente
dijo el padre raya, aquí viene el hombre
a expoliar las riquezas del mar. Este bar-
co estaba lleno de tesoros para ellos y
cunado se los llevaron todos aprovecha-
mos y lo convertimos en nuestro refugio,
pero ahora está roto y se nos ve con faci-
lidad así que los peces decidieron ayu-
darles a reparar este refugio para que sin-
tiesen seguros y protegidos, y así lo
hicieron. Por la noche después de haber
trabajado cenaron todos juntos y com-
partieron la comida. Estuvieron dos días
con ellos y al tercero se marcharon, estu-
vieron nadando y llegaron a unos arreci-
fes de coral como siempre se encargaron
de inspeccionar el lugar y encontraron
enganchados a ellos a un cangrejo que
les faltaba una de sus patas lo cual le di-
ficultaba poder moverse para encontrar
comida. El pez naranja conmovido por
ello propuso a sus compañeros construir
una pata para este cangrejo, unos lo mi-
raron con cara de asombro y otros pre-
guntaban - ¿pero cómo lo vamos a
hacer?- el pez naranja contestó: - vi a mi
padre como hacía una pata a un antiguo
amigo suyo- así que se pusieron manos a
la obra y con varios trozos de algas, coral
y arena consiguieron una nueva pata pa-
ra el cangrejo. El cangrejo lloró de
alegría al ver su nueva pata y como pod-
ía volver a caminar como antes esa alegr-
ía fue lo que llenó el corazón del pez na-
ranja y al resto de sus compañeros. Estu-
vieron con el cangrejo unos dos días y al
final de nuevo partieron en busca de
56
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
otras aventuras. Al día siguiente estando
nadando se encontraron viajando junto
a ellos a un grupo de tortugas marinas y
se dieron cuenta que dos de ellas se en-
contraban mal. El pez naranja les pre-
guntó: - ¿Qué les sucede?- Pues que las
llevamos hacia aquellas pequeñas islas
donde se encuentran unos amigos
humanos que son veterinarios para que
las curen. Todos los peces se unieron
junto a ellos con la intención de ayudar-
les. El pez naranja preguntó: - ¿pero os
fiais de los humanos?- sí contestó la tor-
tuga más vieja , de estos, si no todos los
humanos son iguales. Estos nos han
ayudado mucho a nosotras y a otros
muchos peces cuando hemos estado en-
fermos.
Dejaron a las dos tortugas al cuidado de
los veterinarios, una mujer y un hombre
que los saludaron a todos muy amable-
mente, mientras les ofrecieron un pe-
queño espacio con comida preparado
para ellos . Estando en la clínica los vete-
rinarios descubrieron que la causa de la
enfermedad de estas tortugas era la gran
ingesta de plásticos que éstas contenían
en su abdomen, porque los plásticos no
son biodegradables, muchos de ellos se
descomponen en pequeños trocitos de
plástico llamados lágrimas de sirena que
las tortugas confunden con medusas y se
los comen. Cuando hubieron terminado
de curarlas las tuvieron durante un mes
para su recuperación y en todo este
tiempo el pez naranja y sus amigos
aprendieron muchas cosas de sus amigos
los humanos. Entre esas cosas los veteri-
narios les explicaron que muchas balle-
nas, cachalotes, tiburones,...Habían fa-
llecido varados en las orillas de las playas
por haber tragado cientos de objetos
echados por los barcos y las personas al
mar.
Pasó un año desde que el pez naranja y
sus amigos decidieron marcharse de su
hogar y empezaron a añorar a su familia
así que decidieron volver. Los padres del
pez naranja y el resto de padres estaban
buscando comida cuando vieron a lo le-
jos aparecer a un grupo de peces naran-
jas, miraron con expectación y sus cora-
zones comenzaron a latir rápidamente al
descubrir que eran sus hijos, nadaron a
su encuentro y todos se abrazaron. Al
llegar la noche cuando todos ya habían
cenado y descansado sus padres pregun-
taron al pez naranja: - ¿cuéntanos qué
has aprendido?- y entonces el pez naran-
ja contestó: que cuando tu ayudas es
mucho más lo que recibes. Que no to-
dos los hombres son iguales, sino que
hay personas buenas y personas malas y
que el mar siempre dispone de muchos
medios para que todos nos curemos.

□ Azucena Carmen Nicolás Sánchez.
Profesora de Música y escritora de cuentos para
niños.

57
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Lección de vida.-
Por Juan Tomás Frutos







ecargo pilas. La vida es, a veces,
un poco cansada. Las lecciones
que aprendes te arrancan ciertas
dosis de energía. Menos mal que la Luna
llena aparece cuando más la necesitamos.
No sé si somos conscientes de la impor-
tancia de la Luna, nos ilumina a todos
por igual, y también por igual nos oscu-
rece. Depende del momento y de nues-
tra actitud.
Hay semanas que algunos se empeñan
en clasificarnos, en caracterizarnos, en
posibilitarnos desde emotividades dis-
tantes. No me gustan las generalizacio-
nes, las tipologías, pues no siempre están
a la altura de lo que se espera de ellas.
Dan mucho que pensar.
Lo importante es que los distingos de los
que miran con superficialidad no nos
hagan desanimarnos. Rendirse es perder.
Seguir adelante es ganar, aunque sea len-
tamente, a plazos, que pueden resultar
incómodos, pero de los que aprendemos
mucho.
Repongamos, pues, energías, y decida-
mos marcar distancias respecto de los
que no creen que las esencias humanas
nos hacen iguales en tratos y en dere-
chos. Al menos, en esto que recalcamos
hemos de apostar por unos mínimos.
La satisfacción que siento y expreso en
este nuevo día, amén de reconocer que
estamos en pié, es que aprendemos de las
lecciones, incluso de las amargas, pues
en el fondo también recibimos sabiduría
de éstas. Sabemos que, las más duras y
funestas, no las provocamos. Tampoco
creemos en ellas: no son lo verdadero, y,
por lo tanto, sus protagonistas no nos
tendrán como aliados en su desarrollo.
Interpretamos que el nuevo día sin de-
terminadas cargas es ya un triunfo, aun-
que los ganadores sonrían pensando que
son mejores. Nosotros sabemos que no
es así. Lo relevante es saber quiénes so-
mos: lo manifestamos. No puede haber
mayor motivo de alegría.

□ Juan Tomás Frutos
Profesor Doctor en Periodismo de la Universidad
de Murcia y Escritor.

R
58
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012








































































59
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Vacaciones.-
Por Juan Tomás Frutos

a vida es un cúmulo de eventos, a
menudo contradictorios, que no
siempre acertamos a comprender,
aunque, sin duda, tienen sentido, por el
que hemos de bregar. No lo vemos a ve-
ces, pero ahí está. Necesitamos años para
saber que las prisas, que los conflictos,
que las guerras, que las desigualdades, no
nos conducen a parte alguna, al menos
cuando los excesos son destellos egoístas
sin un fin de conjunto y duradero. Los
cimientos sólidos nos vienen de la amis-
tad comprometida, del amor sincero.
No olvidemos que la una y el otro se ad-
vierten con hechos.
Es verdad que hay gentes que, después
de los años, con los achaques encima,
con los años, con las cicatrices que gasta
la historia de cada cual, pese a todo, no
ven que esto es una concesión, un tiem-
po limitado, para procurar ser dichosos.
Cuando se acaba se acaba, y no hay, no
en esta dimensión, más. Es cuestión de
interiorizarlo.
Ahora que estamos en una etapa de va-
caciones, de tomarnos un poco de des-
canso, de ver las cuestiones esenciales, y
las que no lo son, con más perspectiva,
debemos procurar obtener un poco de
partido de la experiencia acumulada, que
siempre es poca a la hora de descifrar el
objetivo de la existencia humana.
Hay quien, desde una mirada pesimista,
vocifera que estamos en un tiempo de
descuento, y que cada día que pasa es
una jornada menos. Prefiero reflexionar
de otra manera más ilusionante y positi-
va: cada 24 horas suman una unidad de
divertimento vacacional que se añade a
la fortuna que disfrutamos constante-
mente, habitualmente, casi sin percibir-
la, porque los milagros cotidianos no se
interpretan de esa guisa. Deberíamos. El
verano nos lleva, quizá porque los días
L
60
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
son más largos, a contemplaciones más
dinámicas y vitales. La ruta es hermosa,
extraordinaria, y, como tal, la hemos de
otear, incluso cuando nos cubren los
nubarrones, que hemos de disipar o con-
tribuir a ello. Pongamos remedio para
avanzar en nuestras historias personales.
Cada instante, cada segundo, ha de con-
templarse como el más óptimo de nues-
tro universo. No hay tantas posibilidades
como nos gustaría, pero las hay. Debe-
mos sacar provecho hasta de la tarea re-
iterada. Si la afrontamos con alegría será
menos sacrificada. Todo pasa muy rau-
damente como para perder lo más valio-
so que poseemos: nuestras vidas. Sepa-
mos implicarnos con donaire. El duende
nos aguarda.

Dinamismo y cohesión
Por lo tanto, puede que lo más inteli-
gente sea paladear cada amanecer como
una era de vacación. Lo es. Es una suerte
estar vivos, mas hemos de demostrarlo
en nuestro interior y fuera de él. No de-
bemos carecer del suficiente dinamismo
para ser nosotros mismos en consonan-
cia con los demás. Esta cohesión nos vi-
goriza.
Las vacaciones, en consecuencia, tanto si
las comenzamos como si no lo hacemos
en esta oportunidad, se han de prolongar
eternamente, porque, si nos deleitamos
con cada hora que exprimimos, sea lo
que fuere cuanto hacemos, la felicidad
está asegurada, al menos en una porción
significativa. No hay más meta que la
jovialidad desde la labor constructiva de
los Universales griegos y sin hacer, por
supuesto, daño a nadie. Tenemos dere-
cho a convertir en realidad este pensa-
miento desde la libertad que nos conce-
den la Naturaleza y las Leyes.
Compañeros y compañeras, depende de
nosotros. Lo sabemos. Iniciemos, pues,
este período con los corazones prestos a
la experiencia positiva con la que armar-
nos del mejor valor, que lo poseemos y
lo hemos de compartir.


□ Juan Tomás Frutos
Profesor Doctor en Periodismo de la Universidad
de Murcia y Escritor.



















61
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

62
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Jornadas de concienciación
y participación ecológica en
Cabo de Palos.-
Por Vicente Cepeda Celdrán

on muchas ganas y mucho arte
la Asociación Columbares y alle-
gados en su mismo interés or-
ganizaron en Cabo de Palos
unas actividades para pequeños y mayo-
res que fueron breves, claras y comple-
tas, a la hora de poner en valor la impor-
tancia del sector pesquero, la pesca sos-
tenible y las buenas prácticas con el mar.
De su enorme potencial conocemos por
los trabajos de hidrología, del estudio
científico y su divulgación, pero en esta
ocasión lo pudimos además disfrutar al
nivel que estos asociados lo hicieron: en-
vueltos en los instrumentos de su magia,
con lenguaje sencillo y a pie de calle.
Un excelente ejemplo fue la muestra tea-
tralizada de cuales son y cómo se emple-
an algunas artes de pesca artesanales del
lugar, como el trasmallo o el arcaduz, en
la que invitaron a participar a los chicos
más pequeños; o el que sucedió al día
siguiente en los locales del restaurante El
Faro de Cabo de Palos, donde tras la
charla de Silvia y Carmen se degustaron
unos platos de chirrete y chopa frita con
pimientos, cebolla, ajo, vino blanco, pa-
tatas y pimentón murciano.
Como bien se ha venido repitiendo en
numerosas ocasiones, el futuro de ésta y
otras flotas artesanales estriba en respetar
su ecosistema y una serie de pautas que
son precisamente las que se quieren re-
cordar. La pesca artesanal debe basar su
economía en la calidad y no en la mera
cantidad, alternando artes de pesca que
se adapten a las especies que persiguen
capturar, respetando el equilibrio del
ecosistema zonal y trabajando en con-
junto con otros para dar un valor añadi-
do a sus productos. Explicado en el len-
guaje coloquial de los actores del teatro
que más arriba refería: hay que comer
productos de temporada, pescando del
área cercana y disfrutando de nuestro
estilo de vida, sin perder la cabeza ni
ambicionar aquello que en el fondo de
nuestro buche nunca podremos digerir,
esto es, siendo respetuosos e inteligentes
con nosotros los humanos y con la Na-
turaleza. Adjuntamos unas fotografías.

□ Vicente Cepeda Celdrán
Fototurismo.org Asesor





















C
63
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


















































































64
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


















































































65
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


















































































66
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


















































































67
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


















































































68
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


















































































69
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2013 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2013 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012


Se me olvidó subirlo al Facebook.-
Por Juan Antonio Carreras Espallardo

e me olvidó subir al Facebook las
notas del nene, todo sobresaliente,
qué maquina, el día de la primera
regla de mi hija, la caca que pisé al salir
del supermercado, el plato de comida
que ofrecí al mendigo, la ostia que me
metí contra una farola, por quedarme
mirando al perro del mendigo, al que le
hice una foto pero tampoco la subí.
No subí los dos gomazos que me arreó
un policía por escupirle el coche, ni la
foto del coche escupido, vi las sirenas
pero no me dejaron hacerle una foto pa-
ra subirla, como tampoco pude subir la
foto de mi ser esposado con esos bonitos
grilletes de metal frío. Olvidé subir la
foto de mi nuevo tatuaje. Se me olvidó
subir a Facebook el parte amistoso del
accidente que tuve ayer cuando iba mi-
rando a una rubia despampanante, de la
cual olvidé subir la foto al Facebook. Se
me olvidó subir la foto donde me mojo,
la foto donde salgo de crío, el vídeo de
los mejores momentos del año pasado, la
foto de los primeros rayos de sol doran-
do mis bellas piernas, el mojito que me
tomé ayer, el chuletón que me acabo de
comer y alguna foto del polvo que voy a
echar dentro de un rato.
Me fastidió no poder subir la foto de dos
morenazas en la playa en topless, cuando
yo estaba dentro del mar, pero un cuer-
po súbitamente estirado me lo impedía,
y en el agua tampoco pude hacerme la
foto para subirla a Facebook.









Se me olvidó subir la foto del flamante
coche que me compré la semana pasada.
Madre mía, no subí el aviso de la hora a
la que tenía que quitar la sartén para que
me avisaseis y se me quemaron las cro-
quetas por vuestra culpa. No subí, por-
que se me olvidó, mi nuevo corte de pe-
lo, cual Cristiano Ronaldo, así como la
última foto de la última vez que me to-
maron el pelo y de la peluquera que me
lo tomó.
No subí la foto de mi Iphone 6 porque
sale en septiembre, jajajaja, pero seguro
que subiré un mensaje por si alguien me
lo quiere regalar. Son tantas las cosas que
se me está olvidando subir que mi auto-
estima está por los suelos. Eso sí, que no
se me acerque nadie en persona que no
le enseño ni el DNI.
PD: En serio, no pongamos toda nuestra
vida en Facebook.



□ Juan Antonio Carreras Espallardo
Policía Local, Ldo en Criminología y en Periodis-
mo. Postgraduado en Ciencias Forenses.

S
70
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012








Al otro lado del teléfono.-
Por Enrique Javier Bastida Caracuel

a montaña no entiende de tibie-
zas ni tiene compasión. En la
mañana del pasado domingo 24
un joven y experimentado montañero
había decidido disfrutar de una jornada
practicando su deporte favorito, escalar
una de las paredes más dificultosas de La
Polinosa (León) en el maravilloso entor-
no de los Picos de Europa.
La mala suerte quiso que una caída le
provocara una doble fractura de tibia y
peroné, lo que le incapacitaba totalmen-
te para salir por sus medios de semejante
atolladero. Por fortuna, cada vez que
ocurre algo por el estilo, siempre que se
marca el número de emergencias hay al-
guien al otro lado del teléfono y pone en
marcha el protocolo correspondiente
con el fin de proceder al rescate y mini-
mizar los daños del lesionado. Todo ello,
sin tener en cuenta el riesgo que una
climatología adversa, o un lugar compli-
cado por su orografía, pueda suponer
para el equipo de rescate.
Estaban de servicio los cuatro compo-
nentes de la patrulla de rescate aéreo de
la Guardia Civil, los cuales, a bordo de
un pequeño helicóptero debían despla-
zarse, una vez más, al auxilio de un
montañero accidentado. Durante sus
años de servicio habían realizado rescates
similares en multitud de ocasiones, su-
poniendo un riesgo constante para sus
vidas la realización de las arriesgadas
maniobras. Aunque es un riesgo hasta
cierto punto controlado, por tratarse de
experimentados pilotos, las maniobras
entre los picos y las vaguadas de las altas
montañas representan un riesgo añadi-
do, toda vez que se forman traicioneras
corrientes y frecuentes pérdidas de sus-
tentación por el efecto de los desplaza-
mientos del aire.
Esa mañana resultó fatal para tres de los
miembros del equipo. Mientras el cuarto
permanecía en tierra, estabilizando la
camilla que debía evacuar al herido, un
hachazo, un brusco cambio supuso la
diferencia entre la vida y la muerte. Qui-
so la parca llevarse las vidas de tres servi-
dores públicos, de tres hombres que tra-
tando de salvar la vida de otra persona,
arriesgaron las suyas hasta el punto de
perderlas.
En esos momentos no pensaron en sus
familias, en sus compañeros que tanto
los añorarán. Pensaron únicamente en
hacer su trabajo, ese trabajo difícil al que
habían decidido dedicar su vida y por el
que habían hecho el juramento de de-
rramar hasta la última gota de su sangre,
si para ello fuera preciso.
Sin querer entrar en comparaciones im-
posibles, yo sé lo que se siente al acudir a
una llamada de socorro, bien sea por un
L
71
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

incendio, por un accidente, por una ten-
tativa de suicidio y por mil cosas más.
Esa tensión que mantiene alerta mien-
tras que la sirena del coche policial lanza
su aullido premonitorio de que algo ma-
lo está ocurriendo. Esa sensación de ries-
go en maniobras delicadísimas y que una
vez en casa, con la tensión relajada, te
hace sentir como si te hubieran dado
una paliza y que al mismo tiempo te
hace sentir inmensamente feliz si todo
ha salido bien.
Sí, ya sé que cada día ocurren accidentes
y que mueren trabajadores, pero pocas
veces mueren personas que lo hacen en
defensa de la vida de los demás y sin es-
perar nada a cambio, sencillamente por-
que es su obligación.
Pésame a las familias de los Guardias
Civiles fallecidos y ánimo a todas las
personas que desde sus competencias y
responsabilidades hacen que la vida de
los ciudadanos sea mejor y un poco más
segura, conociendo que cuando requie-
ran algún servicio de emergencia siempre
habrá alguien al otro lado del teléfono.


















□ Enrique Javier Bastida Caracuel
Escritor
72
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012








El final de un cine de verano.-
Por Enrique Javier Bastida Caracuel

l derribo implacable, aunque ne-
cesario, había dejado el solar cu-
bierto de escombros. El antiquí-
simo muro de mampostería, desprovisto
casi en su totalidad del estuco que cubría
sus vergüenzas, exhibía impúdico su
verdadero yo, su cúmulo de piedras que
puestas unas sobre otras, constituían el
recio soporte a las paredes, las cuales,
cuando estaban unidas unas con otras,
cerraban y protegían la privacidad de un
humilde cine de verano.
Hace ya muchos años, la invasión de los
hogares por parte de esas cintas en BE-
TA en sistema 2000 o las que finalmente
se impusieron, las VHS, nos trajeron a
nuestros salones toda la filmografía
habida y por haber, dándole una estoca-
da de muerte, hasta la cruz, a los cines
de toda la vida. Era normal por aquellas
fechas, que casi cada barrio dispusiera de
su sala de cine, algunos, incluso de un
cine de verano donde las familias, en las
que por supuesto se incluía a los abuelos,
pasaban momentos inolvidables. Desta-
caba entre ellos, por su ubicación y por
sus magníficas instalaciones, el “Cine de
Los Juncos”, cuyos terrenos pertenecían
a la Empresa Nacional Bazán. El pegadi-
zo estribillo de una marca local de pro-
ducto para la limpieza, que por cierto se
llamaban “Polvos Taka-tak”, componía
un surrealista concierto en el que los es-
pectadores coreaban con entrega y entu-
siasmo, el eslogan del anun-
cio...”Espumooooos, maravilloooosos”.
Al pasar hace unos días por la calle prin-
cipal del castizo barrio cartagenero de
San Antón, en la que me sentí casi como
un turista en cualquier ciudad del Ma-
greb, -dicho esto desde el respeto y la
tolerancia-, la súbita visión de maquina-
ria pesada desmantelando y depositando
sobre camiones el escombro procedente
del derribo de su único cine, me trajo a
la mente aquellas sesiones dobles de
películas (la mayoría, de temporadas pa-
sadas), que devorábamos al mismo
tiempo y como complemento a un buen
bocadillo de tortilla de patatas.
Recuerdo que la sesión empezaba cuan-
do todavía el sol se resistía a ceder el pa-
so a su eterna enemiga, la noche. Final-
mente y obedeciendo a las leyes natura-
les, el oscuro manto iba tomando pose-
sión e imponía su señorío. Era entonces
cuando se podía disfrutar al ciento por
ciento de la magnífica gama de colores
de aquellas filmaciones que en los crédi-
tos iniciales, anunciaban la cinta como
de “Technicolor” tras el espectacular ru-
gido del león de la Metro. Tarzán, lan-
zaba su singular grito, improvisando un
megáfono con sus manos, para acto se-
E
73
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
guido deslizarse, agarrado con un brazo
a las lianas, en un desplazamiento a ve-
locidad de vértigo entre los gigantescos
árboles de las selvas africanas, sujetando
al mismo tiempo y con total seguridad,
el grácil cuerpo de la sumisa Jane. Los
hombres del general Custer, iniciales su-
pervivientes del último ataque de los in-
dios y que finalmente “Murieron con las
botas puestas” ante la desconcertante
avalancha de “pieles rojas” y hasta el
mismísimo “Gorgo”, luchando en Tokio
contra “Superman”, en épicas batallas de
caucho y cartón-piedra, a falta de efectos
digitales, se presentaban frente a nues-
tros ojos y nos llenaban de aventuras y
ensoñaciones.
En aquellos momentos, el cine no se
concebía para evadirnos de los proble-
mas, toda vez que por fortuna, todo el
que quería trabajar, podía hacerlo y se
vivía razonablemente bien; necesitába-
mos muy poco para ser felices. Aquellas
dos horas y media sentados al fresco de
la noche, mientras el firmamento nos
regalaba de vez en cuanto con la fugaz
visión de un meteorito desplazándose
furtivo y luminoso, me resultaban fasci-
nantes. Aprovechábamos la visión
mínima del siempre sorprendente fenó-
meno estelar para al instante y desde la
candidez, pedir un peregrino deseo.
El cambiante haz de luz que procedía de
la pequeña ventanita donde se encontra-
ba el proyector, componía un imposible
por rectilíneo, arco iris. En el interior del
mismo, y traicionado por el potente fo-
co, quedaba atrapado y navegaba en una
danza caótica, el polvo del ambiente,
que merced a la indiscreción de la luz,
se hacía visible a los ojos humanos.
Aquel incesante cri-cri, que hacían las
pipas al ser abiertas sus cáscaras entre los
dientes. El otro cri-cri-cri, de algún gri-
llo enamorado que oculto entre las ma-
cetas de geranios de los rincones, insistía
en hacerse oír por alguna hembra recep-
tiva y ardorosa. Aquellos otros enamora-
dos que aprovechando la impunidad de
la noche y de la última fila, se prodiga-
74
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
ban furtivos besos, ocultos toqueteos y
promesas quedas de amor eterno, que
casi siempre acababan al mismo tiempo
que el verano, cuando agotado por el
implacable calendario, entregaba sin
remedio su calor y su testigo al otoño
gris y polvoriento.
Todo eso se me pasó por la cabeza al
contemplar el despojo en lo que el paso
del tiempo y finalmente la maquinaria,
había convertido a mi querido cine de
verano. Tan solo la pantalla, aunque
desconchada, se mantenía orgullosa en
pie, desafiante en su marco de pintura
color negro que delimitaba lo tangible
de la fantasía, el sueño de la realidad…
Aquella pantalla en la que tantas veces
nos hemos querido ver representados en
tal o cual actor y en la que hemos suspi-
rado por la belleza de nuestras actrices
favoritas. Donde James Bond, valiente
entre los valientes, salvaba al mundo una
vez más y las más hermosas mujeres ca
ían rendidas a sus encantos. Aquella
pantalla había preferido morir de pie y
ahí estaba orgullosa, esperando la aco-
metida feroz de la máquina que despro-
vista de todos los sentimientos, atacaría
finalmente su endeble estructura y la lle-
varía, junto con el resto del derribo a la
perdición total, al olvido.




□ Enrique Javier Bastida Caracuel
Escritor
75
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012










La noche se viste de largo.-
Por Enrique Javier Bastida Caracuel

a última tarde de verano, y con
ella, la inminente vuelta a la
rutina laboral, estaba tocando a
su fin. Tratando de huir del calor,
buscando para ello la cercanía del mar,
la costumbre me llevó a dirigirme hacia
la playa más cercana y de mi agrado, así
que una vez más, mi coche, que me lee
el pensamiento y sabe de mis gustos, me
llevó hacia El Portús.
Durante el trayecto, y cuando el sol ya
empezaba a ocultarse, pillé al monte
Roldán en otro de sus momentos de
pública coquetería. Sobre su cumbre se
había colocado una blanca boina que
ocultaba de la vista su cima, tantas veces
conquistada por mis pies. Retenía de
este modo, algo de la humedad que en
mísera limosna, y siempre cicatero con
estas tierras, el mar otorga con su brisa.
Permitía así a su sedienta vegetación,
con este paupérrimo riego de socorro, el
poder mantener un día más, el agónico
latido de una naturaleza abrasada y
olvidada de la lluvia.
La Tierra, también coqueta, se había
sometido a una sesión de manicura y un
pedacito de uña, semejante a una tenue
sonrisa, brillaba en el incipiente tapiz
que empezaba a extender la noche. Así,
tras la desaparición del sol, una blanca
esquirla brillaba tímidamente sobre la
línea del horizonte para al poco rato,
ocultarse de la vista tras las celosas
montañas de la Sierra de La Muela y
Cabo Tiñoso que la acapararon para su
goce exclusivo.
A pesar de ir provisto de bañador por si
me apeteciera fundirme con el mar, mi
principal objetivo era seguir con la
lectura del último libro de una trilogía
que me lleva entretenido todo el mes.
Para mí no existe ningún marco mejor
para la lectura, que la orilla del mar al
amanecer o, como era el caso, al
anochecer.
Ahora bien, no contaba yo con que un
insidioso aire, algo más arrogante que
una simple brisa, hiciera que la
sensación térmica estuviera muy por
debajo de los veintisiete grados que el
termómetro aseguraba. Tampoco estaba
por la labor un mar que empezaba a
enrabietarse. Hasta donde la vista
alcanzaba, briosos y juguetones picos de
agua saltaban en una danza desquiciada
y se unían en un frenético baile a unas
olas cada vez más altas. Finalmente, al
chocar contra los cantos rodados que
conforman el rudo escalón de la orilla,
L
76
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
una explosión de espuma lanzaba sobre
los escasos ocupantes de la playa, una
polvareda de gotas finísimas y
delicadamente perfumadas de sal.
La breve rociada en alianza con el
viento, hacía que por momentos mi piel
se erizara en señal de protesta, así que
para evitar las quejas y tragándome el
orgullo de individuo caluroso, me
coloqué la camiseta sobre el torso
desnudo, haciendo de inmediato las
paces conmigo mismo.
La automática sensación de bienestar y
de necesario abrigo, me hizo soltar un
único y violento estremecimiento que
me recorrió desde la nuca hasta los
talones. Éstos, descalzos, reposaban
sobre la grava húmeda y susurrante de
secretos mensajes marinos.
Ya completamente de noche, la
retroiluminación del libro electrónico
me permitía seguir disfrutando, a pesar
del desgaste extra de mis córneas -que a
buen seguro me pasarán factura dentro
de poco-, del poder de una buena
narración para hacerme volar, para
evadirme en viajes fabulosos e
imposibles, para recorrer mundos lejanos
como si los tuviera delante de mis
narices, merced a la sabia combinación
de palabras que el autor, en un ejercicio
de delicadeza lingüística consigue
transmitirme.
Un buen escritor, creo yo que debe ser
lo más parecido a una máquina del
tiempo. Si conecta con el lector, si
consigue con su relato que la curiosidad
le lleve a leer una línea más, entonces
habrá servido para algo su trabajo, se
habrá cumplido el fin último de alguien
que le pone música a las palabras de tal
forma, que un simple texto nos resulte
tan grato como una bella sinfonía.
Estaba en esos pensamientos cuando
uno de los tres enormes barcos que
flotaban en la lejanía, y en los que se
adivinaban unas lucecitas amarillentas y
temblorosas, como aquellas mariposas
que para los difuntos se prendían y
flotaban sobre un cuenco de aceite,
encendió de pronto una batería de luces
de súbita estridencia y comenzó a brillar
en mitad de la recia oscuridad, como
una descomunal luciérnaga marina.
Poco a poco, la enorme mole que
mostraba su flanco de estribor a la costa,
maniobró dirigiendo su proa mar
adentro, comenzando así a hacerse más y
más pequeño su tamaño para
finalmente, ser tragado por la infinita
glotonería de la noche y por una
distancia abrumadora e inabarcable.
Las vidas que puedan ir a bordo de estas
naves, cada una con su peculiaridad, me
77
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
hacen fantasear una vez más sobre viajes
lejanos y extraordinarios y en cierto
modo, me hacen sentir la envidia de un
hombre que con mucha probabilidad,
vivirá los años que le queden sin alejarse
mucho del lugar de residencia y donde
sus huesos helados, quedarán como
último reducto de lo que en su día, fue
un ser lleno de sangre cálida y de vida
ardiente y mediterránea.
El sentido común y el dramático dígito
que marcaba el reloj, me avisaron de que
en pocas horas debería someterme de
nuevo a la tiranía de la jornada laboral.
Esa jornada que siendo indispensable,
me mantiene cautivo y me impide ser
dueño de lo que más puedo amar como
ser inteligente, de mi bien más preciado,
de mi en libertad.
Los vientres inmaculadamente blancos
de tres gaviotas que pasaban sobre mi
cabeza, ponían el colofón perfecto para
una noche y parecían burlarse de mí y de
mi soledad. Iban deslizándose por el aire
como se deslizarían por los sobrios
pasillos de un convento, tres novicias
ilusionadas; como pasarían ajenos a un
amor no correspondido, tres suspiros
exhalados de las bocas de adolescentes
enamoradas. Alejándose fugaces hacia el
infinito, me decían adiós entre un lento
batir de alas que se habían convertido,
en el interior de mis maduras pupilas,
en blancos pañuelos de despedida.
Dos lágrimas saladas de emoción, ilusas,
caprichosas, descaradas, oportunas,
desafortunadas, lágrimas de hombre-
niño, de niño-hombre, lágrimas de
agradecimiento a la vida, de ilusión y de
proyectos futuros. Gotas de mí mismo
que abandonaron mis ojos y rodaron por
mis mejillas para buscar refugio en el
útero materno de todas las lágrimas, en
la mar infinita y receptora de millones
de sentimientos.

□ Enrique Javier Bastida Caracuel
Escritor






















78
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
El mañana.-
Por María Teresa Cervantes Gutiérrez































































79
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012



























































  María Teresa Cervantes Gutiérrez.
Escritora y Poeta.
80
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012











El sueño.-
Por Juan Tomás Frutos

Sueña el caballo,
sueña,
y, mientras cabalga,
nos acerca
a las ilusiones más puras.

Sueña
con esa perfecta unión
con lo humano,
en la que cobija
una parte de sí.

Salta el caballo,
y, cuando lo hace,
supera la adversidad
en comandita con su aliado,
el jinete,
en una especie de promesa hecha reali-
dad.































Sueña él,
el caballo bravo, libre;
y con él nosotros,
Yo mismo.


□ Juan Tomás Frutos
Profesor Doctor en Periodismo de la Universidad
de Murcia y Escritor.

81
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012











Una y otra vez.-
Por Juan Tomás Frutos

Hemos de abrir
las puertas del deseo
con un ánimo
que nos transporte
donde la emoción
tiene un cierto sentido.

Generemos
las claridades con un gusto
que nos ha de brindar
las voluntades
de una sencilla actitud,
que nos ha de dejar
donde somos personas.

Pidamos
con una cautela
que nos señale
























la emoción singular.
Nos hemos de presentir
con unos anhelos de estimar.

Debemos escribir
con resoplidos
que nos amolden
a los instantes seculares.

Nos amaremos
cuando sea, como sea,
una y otra vez.


□ Juan Tomás Frutos
Profesor Doctor en Periodismo de la Universidad
de Murcia y Escritor.

82
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

Perfecta estima.-
Por Juan Tomás Frutos

Tomamos la vida
por ese punto esencial, excepcional,
que nos aclara de una vez por todas
hacia dónde marchar
cuando las travesías cotidianas
son diáfanas, sueltas, reales,
suculentas incluso.

Hemos implementado
las voluntades que nos dieron
una real caricia, señera ella,
de principio a fin.

Nos hemos tocado,
y sentimos que estamos
en ese soñado umbral de la batalla,
importando caricias
que multiplicamos a la enésima poten-
cia.

Nos preparamos
con tentativas que resumen
qué es lo que podemos realizar.
Hemos sido testigos
del mejor tiempo,
el compartido con roces
que nos hacen creer ya en la estima
perfecta.



□ Juan Tomás Frutos
Profesor Doctor en Periodismo de la Universidad
de Murcia y Escritor.

83
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012












Voces de mar
1
.-
Por Milagros López
















1
Poemas de Milagros López, A ras del mar.
Ediciones Torremozas, Madrid, 2014.










































84
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
















































































□ Milagros López López
Profesora de Filología Inglesa, escritora y poeta.
85
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

86
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012













Busca en ti -
Por Marcelino Menéndez González

Guarda tus pensamientos para tus deseos
más íntimos. (Aristóteles)

Vamos siendo nuestra propia isla
rodeados de los límites de las aguas,
de nuestro propio mundo...
viéndonos a nosotros, como un destino
que no escapa al orden universal.

Quizá buscando lo que nunca fue,
y si fue, es eso que no se dice
y se queda en el borde de las cosas,
en un atisbo de causalidad.
































Viviendo el propio cauce
sintiéndolo fluir alrededor tuyo,
ya sea materia o esencia y todo
lo que no se encuentra bajo otra pers-
pectiva,
pero donde tu agua, será siempre la tu-
ya.

□ Marcelino Menéndez González
Poeta y escritor.

87
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012












La cosecha -
Por Marcelino Menéndez González

Me gusta entrar a la iglesia cuando no
hay nadie
y ver la frágil luz de las velas solitarias,
los vitrales en las paredes y aspirar en la
concavidad
y altura de sus techos, en el hondo es-
pesor
de la quietud, donde la misma soledad
adquiere
forma distinta en el altar de su miste-
rio.

Y al fundirme en mi agnosticismo
acompañando
los silencios, no verme impedido de
sentir
e intentar, abrir una senda que pudiera
conducirme
a descubrir, un nuevo camino desco-
nocido,




















del raigambre renacentista de la fe, y
que me
llevara y acercara a las respuestas, que
busco aún
y tanto necesito.

Ahí permanezco un buen rato sin
ningún rezo,
pero con la sensación grata de un repo-
so
de conciencia y, tranquilo, como un
trigal acamado
por la brisa en una tierna tarde, espe-
rando
la llegada del crepúsculo…

□ Marcelino Menéndez González
Poeta y escritor.

88
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 16-Agosto 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 16-Agosto 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012













Tras la sombra.
Por María José Valenzuela Cánovas

Por la hojarasca estéril
soy esa leve sombra
que atraviesa el pétalo encendido;
signo inútil,
signo celeste del retorno de los días,
de mi inocencia humillada,
de esta soledad, plagada de golondri-
nas.
Soy esa débil luz que no prescribe,
la que perdió la perderte,
la que nunca se queja,
la que teje el otoño
con cielo y flores blancas,
para que tú amanezcas,
para que me sonrías.





























□ María José Valenzuela Cánovas
Escritora.

89
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

El bautizo del Regal Princess.-
Redacción.-

l Regal Princess es un buque ge-
melo del Royal Princesa, que fue
inaugurado el año pasado por su
Alteza Real la duquesa de Cambridge.
El nuevo barco de Princess Cruises será
bautizado por el reparto de actores ori-
ginal del viejo programa de televisión,
"Vacaciones en el Mar" (The Love Bo-
at), quienes apadrinarán la nave. Se trata
de un barco crucero de 3.560 pasajeros
que hizo su viaje inaugural en mayo de
este año, y será oficialmente bautizado el
5 de noviembre 2014, en Fort Lauder-
dale (Florida)
Vacaciones en el mar fue una famosa
comedia estadounidense de corte
romántico, que entre 1977 y 1987 se
convirtió en uno de los programas de
más audiencia y más larga duración en la
televisión. Los escenarios se rodaron a
bordo de los barcos de Princess Cruises,
cuya contribución al éxito ahora se reco-
noce.
Para el evento se volverán a reunir los
E
90
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
seis miembros principales del reparto:
Gavin MacLeod (capitán), Fred Grandy
(Gopher el jefe sobrecargo), Ted Lange
(Isaac el camarero), Bernie Kopell (Doc,
el médico del barco), Lauren Tewes (Ju-
lie la directora de crucero) y Jill Whelan
(Vicki, hija del capitán).
El buque incluye varias de las caracterís-
ticas de la firma Princess Cruises inclu-
yendo el Seawalk, una pasarela con fon-
do de vidrio en su cubierta superior que
sobresale 8,5 m desde el borde de la nave
y Princess Live, un estudio de televisión
a bordo con programación durante todo
el día. El barco tiene capacidad para
3.560 pasajeros, 1780 camarotes, 19 cu-
biertas, 1346 tripulantes, 16 bares y res-
taurantes incluyendo tres comedores, spa
y gimnasio.
































91
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012











92
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012
Fototurismo.org Magazine Mensual –Nº 17-Septiembre 2014 - ISSN 2255-0984 /DL MU-998-2012

93