Está en la página 1de 2

LA PESADILLA DE DARWIN

(comentario)

En estos videos se
hace una reseña de la
cruda realidad de
un pueblo sufrido del
áfrica en la que los habitantes del lugar no tienen mucha opción a la cultura, las
tecnologías, al derecho del conocimiento, es decir despojados de todo.

A grandes rasgos, la Perca del Nilo fue introducida en el lago a principios de los
años 60, y este pez, un depredador, rápidamente empezó a sobreponerse a las
especies autóctonas del lago provocando la extinción de gran parte de las
mismas. Casi toda la población ribereña vive del negocio de la pesca de la Perca
del Nilo, de la cual se hacen filetes que serán exportados a Occidente. La gente de
Tanzania, profundamente pobre, no puede permitirse la compra de estos filetes,
debido a su elevado precio, por lo que la gente debe contentarse en comerse los
restos y sobras que quedan del pez después de su tratamiento, los cuales además
se encuentran en un estado lamentable.

A su vez, los aviones rusos que exportan la Perca del Nilo a Occidente, y tal y
como va desvelando el documental, al llegar al país para exportar el pez, lo que
llevan son armas: armas que se venderán y transportarán de Tanzania a otros
países, las cuales serán usadas en los numerosos conflictos civiles bélicos
existentes en el continente africano.
Esto es un resumen muy sintetizando de lo que se muestra en el documental, el
cual utilizando la pesca de la Perca del Nilo, realiza una disección de los
problemas estructurales a los que se enfrenta diariamente la población africana.
Mujeres obligadas a prostituirse cuando pierden el marido, que cogen el SIDA y lo
van contagiando al resto de pescadores que utilizan los servicios de estas mujeres
víctimas de la vida (y con los reverendos que aconsejan no utilizar los
preservativos, porque consideran que es pecado), y que tienen como resultado el
bucle mortal de miles de adultos y consecuentemente, que miles de niños se vean
obligados a vivir en la calle, sin protección alguna y sobreviviendo como puedan, y
que sólo encuentran descanso en drogas que ellos mismos preparan (algunas de
ellas incluso mediante el plástico conseguido de las cajas en las que se lleva la
Perca del Nilo). Todas estas situaciones son el día a día para gran parte de la
población de Tanzania, que cada día al levantarse deben mirar al diablo a los ojos
para poder seguir viviendo.

Un documental duro, crudo y que va directo al corazón, pero que es altamente


necesario para concienciar a la población de Occidente de lo que llega a hacer el
primer mundo con el fin de tan solo conseguir algo más de beneficios económicos
para las empresas.

Pascual Ulises Contreras Gutierrez