Licenciatura en Seguridad publica

Asignatura: Derechos humanos
Grupo: SP-SDHU-1402S-B1-001
Unidad 3 Evidencia de aprendizaje. Estudio de un
caso

Alumno: Manuel García Correo
Docente en línea: Lic. María Guadalupe Castro
García.












SOBRE EL CASO DE USO EXCESIVO
DE LA FUERZA PÚBLICA EN AGRAVIO
DE V1, V2, V3, V4 y V5, PRIVACIÓN DE
LA VIDA DE V2 E INADECUADA
PROCURACIÓN DE JUSTICIA EN
AGRAVIO DE V2, V3, V4 Y V5.

HECHOS
. El 28 de abril de 2012, V1 conducía el Vehículo No. 1 en la ciudad de Saltillo,
Coahuila, en el que también viajaban V2 y sus dos hijas V3 y V4, niñas en ese
entonces de 3 y 4 años de edad, respectivamente, cuando se percató de que
dos patrullas de la Policía Federal perteneciente a la entonces Secretaría de
Seguridad Pública lo iban siguiendo; momentos después, AR1 y AR2,
elementos de la mencionada corporación, que se transportaban en el Vehículo
No. 2, le ordenaron que se detuviera y efectuaron disparos con sus armas de
fuego contra el vehículo de las víctimas.
V1 agregó que, toda vez que su familia lo acompañaba continuó circulando y le
ordenó a V2 que se agachara, sin embargo, al dirigir su mirada a donde ésta se
encontraba, observó que había perdido la vida, por lo que detuvo la marcha del
Vehículo No. 1 e inmediatamente, elementos de la Policía Federal lo bajaron
del mismo, haciendo uso de violencia física, ya que lo jalaron del cabello y lo
golpearon en la cabeza e incluso lo patearon, hasta que perdió el conocimiento,
despertando alrededor de ocho días después en un hospital particular en
donde se le comunicó que se encontraba en calidad de detenido
Además del fallecimiento de V2, por una hemorragia subdural bilateral
ocasionada por laceración profunda cerebral por proyectil de arma de fuego;
V3, perdió el ojo derecho debido a estallamiento ocular y V5, persona que
transitaba por el lugar a bordo del Vehículo No. 3, resultó lesionado por esquirla
de bala en el cuero cabelludo; sin embargo no se inició averiguación previa
alguna para investigar dichos hechos.



Contesta las siguientes preguntas:
¿Hubo violación a las garantías individuales? Fundamenta tu respuesta
acudiendo a la Constitución Política Mexicana (artículos 1 al 29).

SI Violaron las garantías individuales de las victimas esto es porque en la
constitución política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 1 dice
todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación
de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de
conformidad con los principios de universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad. en consecuencia, el estado deberá prevenir,
investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los
términos que establezca la ley,
Así mismo el artículo 16 dice Nadie puede ser molestado en su persona,
familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito
de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del
procedimiento. , en el caso de que cualquier persona puede detener al
indiciado en el momento en que este cometiendo un delito o inmediatamente
después de haberlo cometido, poniéndolo sin demora a disposición de la
autoridad más cercana y esta con la misma prontitud, a la del ministerio
público. Existirá un registro inmediato de la detención, aquí el articulo 16
menciona y dice claramente que cuando una persona es detenida de manera
inmediata se precede a llevarla al ministerio público, pero en este caso los
policías abusaron de su autoridad y empezaron a disparar y golpear a las
víctimas y no procedieron conforme este artículo de la constitución.
Cabe mencionar que violaron el artículo 21 de la constitución ya que menciona
lo siguiente: la seguridad pública es una función a cargo de la federación, el
distrito federal, los estados y los municipios, que comprende la prevención de
los delitos; la investigación y persecución para hacerla efectiva, así como la
sanción de las infracciones administrativas, en los términos de la ley, en las
respectivas competencias que esta constitución señala. la actuación de las
instituciones de seguridad pública se regirá por los principios de legalidad,
objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos
humanos reconocidos en esta constitución.
Los agentes policiacos violaron este artículo el cual dice que en coordinación
con las instituciones de seguridad publica serán de carácter civil, disciplinado y
profesional. el ministerio público y las instituciones policiales de los tres
órdenes de gobierno deberán coordinarse entre sí para cumplir los objetivos de
la seguridad pública.
El artículo 22 dice claramente que está prohibida la tortura en la detención de
una persona, y las víctimas fueron golpeadas y torturadas
Ley para Prevenir y Sancionar la Tortura se prohíbe de manera expresa; y en
los estados de la República en diversos ordenamientos jurídicos y en su
modalidad de leyes, o bien en los propios códigos penales se encuentra
prohibida y prevista una punibilidad específica para los 5 responsables; sin
embargo, la descripción típica, así como las consecuencias jurídicas aplicables
suelen ser distintas a lo previsto en los instrumentos internacionales de que
nuestro país es parte, lo cual propicia un margen de impunidad
Los artículos 14, segundo párrafo, y 16, primer párrafo, de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, prevén los derechos de seguridad
jurídica y legalidad, al disponer que nadie podrá ser privado de la libertad o de
sus propiedades, posesiones o derechos, sino mediante juicio seguido ante los
tribunales previamente establecidos, en el que se cumplan las formalidades
esenciales del procedimiento y conforme a las leyes expedidas con anterioridad
al hecho, y que nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio,
papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad
competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento; el artículo 17,
primer párrafo, que prohíbe a toda persona hacerse justicia por sí misma; el
artículo 19, último párrafo, que señala que todo maltratamiento en la
aprehensión, toda molestia que se infiera sin motivo legal, son abusos que
serán corregidos por las leyes y reprimidos por las autoridades; el artículo 20,
fracción II, que señala que nadie puede ser obligado a declarar en su contra, y
que se prohibirá y sancionará por la ley penal toda incomunicación, intimidación
o tortura; el artículo 21, último párrafo, que se refiere a la seguridad pública y a
que la actuación de las instituciones policiales se regirá por los principios de
legalidad ,eficiencia, profesionalismo y honradez, y el artículo 22, primer
párrafo, que prohíbe las penas de muerte, de mutilación, de infamia, la marca,
los azotes, los palos, el tormento de cualquier especie, y las penas inusitadas y
trascendentales. Constitución política de los estados unidos mexicanos los
artículos 7 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los
Servidores Públicos; 5, fracción II; 21; 30, fracción IV, y 54, fracción II, de la Ley
Orgánica de la Procuraduría General de la República ; 22, fracciones II y VIII,
de la Ley General que Establece las Bases de Coordinación del Sistema
Nacional de Seguridad Pública; 12de la Ley de la Policía Federal Preventiva;
132 y 133 del Reglamento de dicha Ley; 24, fracción IV, del Reglamento de la
Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República; 12, fracción II, del
Reglamento Interior de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno
Federal, así como la mayoría de las leyes locales relativas a estas materias,
señalan que los funcionarios o servidores públicos encargados de hacer
cumplir la ley, los agentes del Ministerio Público Federal y los peritos tienen la
obligación de respetar los Derechos Humanos y el orden jurídico; que su
actuación será congruente, oportuna y proporcional al hecho, y que están
obligados a velar por la integridad física de las personas que estén bajo su
custodia. Particularmente, respecto de la Policía Federal Preventiva, el artículo
135, fracción XVI, del Reglamento de su Ley, señala que en las detenciones
que procedan se privilegiará la persuasión, la cooperación o la advertencia, con
el fin de mantener la observancia de la ley y restaurar el orden y la paz
públicos.

En la actualidad, la práctica de la tortura se presenta como una de las más
crueles expresiones de violación a los Derechos Humanos, y resulta indudable
que se continúa empleando bajo las directrices o con la tolerancia de
servidores públicos, lo cual afecta a toda la sociedad, al constituir un método
que refleja el grado extremo del abuso del poder y la tentación de algunos
servidores públicos por aplicar, motu proprio, sufrimientos a las personas, por
lo que un buen principio para lograr su erradicación parte de la base de una
concepción unívoca de la tortura, así como propiciar la aplicación de aquellos
instrumentos legales que otorguen la mayor protección a las personas ante la
tortura


¿La conducta de los policías violentó los Derechos Humanos? Justifica.
La actuación de los policías violento los derechos humanos de las victimas ya
que no procedieron correctamente en su detención, utilizaron la intimidación y
la tortura para detener a las victimas además que no las presentaron
inmediatamente a las autoridades para que se determinara su situación
jurídica.
En nuestro país se encuentra expresamente prevista la función del Ministerio
Público en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al
establecer en su artículo 21, párrafos primero, segundo y séptimo; así como en
el 102, apartado A, párrafo segundo, lo siguiente:
Artículo 21. La investigación de los delitos corresponde al Ministerio Público y a
las policías, las cuales actuarán bajo la conducción y mando de aquél en el
ejercicio de esta función.
El ejercicio de la acción penal ante los tribunales corresponde al Ministerio
Público.
El Ministerio Público podrá considerar criterios de oportunidad para el ejercicio
de la acción penal, en los supuestos y condiciones que fije la ley.
Artículo 102. Apartado A. párrafo segundo:
Incumbe al Ministerio Público de la Federación la persecución, ante los
tribunales, de todos los delitos del orden federal; y, por lo mismo, a él le
corresponderá solicitar las órdenes de aprehensión contra los inculpados;
buscar y presentar las pruebas que acrediten la responsabilidad de éstos;
hacer que los juicios se sigan con toda regularidad para que la administración
de justicia sea pronta y expedita; pedir la aplicación de las penas e intervenir en
todos los negocios que la ley determine.
En nuestro país se encuentra expresamente prohibida en la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los artículos 14; 16; 19; 20,
fracción II, y 22, en los cuales se incluye la prohibición de todo tipo de
incomunicación, intimidación, maltrato o tortura y los policías violaron estos
artículos

Examina los instrumentos internacionales y aquellos establecidos para
los funcionarios públicos y menciona el órgano protector de los derechos
humanos que ha de tomar conocimiento de los hechos.
En el ámbito internacional, el artículo 5, apartado 2, de la Convención
Americana sobre Derechos Humanos expresamente señala que “nadie debe
ser sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
Toda persona privada de la libertad será tratada con el respeto debido a la
dignidad inherente al ser humano”. Por su parte, la Convención contra la
Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes, de las
Naciones Unidas señala, en su artículo 1, apartado 1, que
se entenderá por el término tortura todo acto por el cual se inflija
intencionalmente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos
o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una
confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha
cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier
razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o
sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el
ejercicio de sus funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento
o aquiescencia.
De igual manera, es aplicable lo dispuesto en el artículo 1o., apartado 2, de la
Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o
Degradantes, de Naciones Unidas, que establece, respecto de la definición de
tortura, que “se entenderá sin perjuicio de cualquier instrumento internacional o
legislación nacional que contenga o pueda contener disposiciones de mayor
alcance”.
En principio, los funcionarios o servidores públicos encargados de hacer
cumplir la ley son garantes de la seguridad pública, la cual tiene como fines
salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar las
libertades, el orden y la paz públicos. El Estado delega estas responsabilidades
en las instituciones públicas y en los referidos funcionarios, de conformidad con
los artículos 21, quinto y sexto párrafos, de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, y 3 de la Ley General que Establece las Bases de
Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública. De tal forma que
dichos servidores públicos tienen facultades para detener, registrar y asegurar,
así como para usar la fuerza y las armas de fuego conforme a diversos
principios comunes y esenciales.
Respecto del uso de la fuerza, en la medida de lo posible, los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley recurrirán a medios no violentos antes de
utilizarla. Actuarán como respuesta a una conducta desarrollada por la persona
a la que deben detener, someter y asegurar. En los casos conocidos por esta
Comisión Nacional se observa que algunos de estos funcionarios la utilizan de
manera ilegítima al realizar detenciones; en casos de flagrancia; en
cumplimiento de órdenes de aprehensión, y cuando ponen a detenidos a
disposición de las autoridades competentes, ya que causan lesiones a
personas que no oponen resistencia a los actos de la autoridad, ya están
sometidas y no intentan huir. En otros supuestos, cuando los detenidos están
bajo su custodia, y sin que éstos alteren el orden o amenacen la seguridad o la
integridad física de alguna persona, los golpean.
Aunado a lo anterior, se advierte que a los agraviados no se les proporciona la
atención médica que se requería en esos momentos.
Cabe señalar que no se respeta la dignidad humana cuando se emplea la En
principio, los funcionarios o servidores públicos encargados de hacer cumplir la
ley son garantes de la seguridad pública, la cual tiene como fines salvaguardar
la integridad y derechos de las personas, así como preservar las libertades, el
orden y la paz públicos. El Estado delega estas responsabilidades en las
instituciones públicas y en los referidos funcionarios, de conformidad con los
artículos 21, quinto y sexto párrafos, de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, y 3 de la Ley General que Establece las Bases de
Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública. De tal forma que
dichos servidores públicos tienen facultades para detener, registrar y asegurar,
así como para usar la fuerza y las armas de fuego conforme a diversos
principios comunes y esenciales.
Respecto del uso de la fuerza, en la medida de lo posible, los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley recurrirán a medios no violentos antes de
utilizarla. Actuarán como respuesta a una conducta desarrollada por la persona
a la que deben detener, someter y asegurar. En los casos conocidos por esta
Comisión Nacional se observa que algunos de estos funcionarios la utilizan de
manera ilegítima al realizar detenciones; en casos de flagrancia; en
cumplimiento de órdenes de aprehensión, y cuando ponen a detenidos a
disposición de las autoridades competentes, ya que causan lesiones a
personas que no oponen resistencia a los actos de la autoridad, ya están
sometidas y no intentan huir. En otros supuestos, cuando los detenidos están
bajo su custodia, y sin que éstos alteren el orden o amenacen la seguridad o la
integridad física de alguna persona, los golpean.
Aunado a lo anterior, se advierte que a los agraviados no se les proporciona la
atención médica que se requería en esos momentos.
Cabe señalar que no se respeta la dignidad humana cuando se emplea la
fuerza contra personas que no oponen resistencia alguna, o cuando la
integridad física o la vida del funcionario encargado de hacer cumplir la ley o de
terceras personas no se encuentran ante una situación de peligro. Únicamente
se puede emplear la misma contra personas bajo custodia, detenidas o
sometidas, para mantener la seguridad y el orden en los establecimientos o
cuando corra peligro la integridad física de las personas, con pleno respeto a
los Derechos Humanos.
La Comisión Nacional no se opone a la prevención, investigación y
persecución de los delitos por parte de las autoridades competentes; por el
contrario, hace patente la necesidad de que el Estado, a través de sus
instituciones públicas, cumpla con el deber a su cargo de prevenir las
violaciones a los Derechos Humanos, investigar seriamente, con los medios a
su alcance, las violaciones que se cometan en el ámbito de su competencia, a
fin de identificar a los responsables, de imponerles las sanciones pertinentes y
de asegurar a la víctima una adecuada reparación del daño con apego a la ley;
sin embargo, está plenamente convencida de que ningún delito debe ser
combatido con otro ilícito, máxime cuando éstos tengan la connotación de lesa
humanidad, como es el caso de la tortura, que se encuentra estrictamente
prohibida en el sistema jurídico mexicano, aun en las circunstancias más
difíciles, tales como guerra, amenaza de guerra, lucha contra el terrorismo y
cualesquiera otros delitos, estado de sitio o de emergencia, conmoción o
conflicto interior, inestabilidad política interna u otras emergencias o
calamidades públicas.


Detención Arbitraria
¿Cuándo se vuelve arbitraria la privación de libertad?
En los instrumentos internacionales no se ha respondido de manera definitiva a
la cuestión de cuándo es o se vuelve arbitraria una detención. En el artículo9
de la Declaración Universal de Derechos Humanos se limita a prever que
"Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado". El párrafo1 del
artículo 9 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos no es mucho
más claro: "Todo individuo tiene derecho a la libertad y a la seguridad
personales. Nadie podrá ser sometido a detención o prisión arbitrarias. Nadie
podrá ser privado de su libertad, salvo por las causas fijadas por ley y con
arreglo al procedimiento establecido en ésta".

Conclusiones
Ya sabemos que la violencia es un fenómeno social muy peligroso, saber que
decenas de personas mueren a causa de tiros y golpes, es saber que debemos
cuidarnos. Hay que tener muy en cuenta que debemos tratar de reducir la
violencia.
El primer paso es saber cómo controlarnos, saber manejar nuestros impulsos
negativos que tanto daño nos hacen. Así nuestra sociedad irá en un incremento
de paz y no habrá tantos tiros y muertes inocentes.
Debido a los afectos desbastadores que generan lo interno de las familias,
pone en peligro la estructura o la forma de la misma, es decir según la
formación que se le dé al individuo, así mismo actúa dentro de la sociedad que
lo rodea. Nos afecta a todos los miembros de una familia.
La auténtica educación tiene como fin el desarrollo integral de la persona; por
eso debe proporcionar, además de conocimientos, valores, creencias y
actitudes frente a distintas situaciones.
La comunicación es prevención porque nos posibilita encontrar un espacio, ser
protagonistas, el aprender a respetar al otro; posibilita la capacidad de aceptar
el error como incentivo para la búsqueda de otras alternativas válidas y ayuda a
superar las dificultades que se presenten.
No cabe duda que la violencia en la familia es la base de tanta violencia. Se ve
a diario como madres y padres dañan tanto física como psicológicamente,
dando un ejemplo a sus hijos, futuras personas violentas.
Si no tomamos conciencia cada uno de nosotros de la violencia que generamos
en nuestra casa, en nuestro trabajo, en la calle o donde sea que convivamos,
no podemos contribuir a que cese tanta violencia en este país tan reprimido.
Otro caso penoso es que los adolescentes de nuestro país están actuando de
una forma vandálica, esto se debe a la formación, a la falta de amor que hay en
sus casas, a la falta de conocimientos que le permitan razonar que ponerse
una "capucha" y salir a cometer actos inhumanos no es debido.
Está claro y da lástima, que ya ni en nuestro hogar podemos estar confiados y
protegidos de cualquier delincuente. Las leyes son claras y están pensadas
para sancionar a quien las infringe pero porque no el gobierno no solamente
quiera erradicar el abuso, el robo, y todos los males que dañen a nuestra
sociedad con leyes y penas más severas, porque no combatir tanta
delincuencia, fomentando el deporte, invertir más en educación, tener buenos
empleos y bien pagados, con este se vería el cambio notable en la erradicación
de la violencia y abuso de autoridad , porque una mente sana y ocupada
genera una vida y contribuye al desarrollo del país.







Bibliografía
Comisión nacional de derechos humanos México.
www.cndh.org.mx
www.catedradh.unesco.unam.mx/SeminarioCETis/...violencia/8.pdf
www.unicef.org/mexico/spanish/proteccion_6932.htm
www.cucs.udg.mx › › Publicado en Octubre de 2012
Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos
www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/47.pdf


















Sign up to vote on this title
UsefulNot useful