Está en la página 1de 2

SELECCIÓN DE “LIBROS QUE HACEN LECTORES”: UNA

PROPUESTA DE LECTURA
CEFIRE DE EDUCACIÓN LITERARIA Y ANIMACIÓN A LA LECTURA

07 VA 76 IN 155

Bartleby, el escribiente, de Herman Melville


Criterios de selección
- Es de fácil comprensión: no utiliza un lenguaje excesivamente complejo, ni
hay gran variedad de personajes, espacios ni tiempos que puedan confundir al
lector adolescente.
- Tiene pocas páginas; de hecho, se sitúa entre el relato largo y la novela corta.
- Existe gran cantidad de material adicional referido a la vida de su autor, época,
obra en cuestión y otras obras más conocidas (Moby Dick, Benito Cereno o
Billy Budd el Marinero), tanto en papel como en formato electrónico.
- Interdisciplinariedad: puesto que el original está escrito en inglés, abre la
posibilidad de diseñar actividades conjuntas con el profesorado de esta
asignatura; también permite trabajar de manera coordinada ciertos contenidos
relacionados con la asignatura de Ética (o de Filosofía, si la recomendamos
para Bachillerato), ya que favorece la adquisición de valores y principios en el
aula.
- Educa en valores éticos como la libertad y la igualdad, y en principios
democráticos como los derechos del trabajador.

Nivel de lectura
Lector normal. (B)

Actividades

ANTES: tienen como objetivo responder a las posibles preguntas del lector “¿Qué voy
a leer?” y “¿Qué espero leer?”; se realizarán en grupos de tres o cuatro alumnos:
1) Recopilación de datos sobre el autor (biográficos y bibliográficos), además de
reseñas críticas sobre la obra, extraídos de Internet o de las bibliotecas de centro o
municipales.
2) Confección de un breve trabajo de investigación a partir de la información
recogida, en el que cada miembro del grupo expresará sus expectativas sobre la lectura
del libro (es decir, se formulará la pregunta “¿Qué espero leer?” cuando ya se tiene
suficiente información para comenzar la lectura). Este trabajo será compartido con el
grupo-clase mediante una exposición oral o el intercambio de fotocopias.

DURANTE: tienen como objetivo guiar al alumno en su interpretación y clarificar


aquellos aspectos que puedan resultar de difícil comprensión en el texto. Debido a su
extensión, la lectura se realizará en clase, aunque las actividades sean de carácter
individual. Estas actividades podrán ser un cuestionario o una guía de lectura,
siempre que contemplen procedimientos gramaticales y léxicos útiles para desarrollar
la comprensión lectora.

DESPUÉS: tienen como objetivo que el alumno reflexione sobre lo que ha leído y, por
tanto, demostrar que ha comprendido la idea central del libro. Estas actividades podrán
ser:
Búsqueda de noticias publicadas en diversos medios de comunicación sobre algún
aspecto temático relacionado con el libro. Cada alumno aportará un recorte de prensa,
acompañado por un breve comentario que justifique su elección. La totalidad de
materiales recogidos formarán parte de un mural elaborado por el grupo-clase para
exponerlo en el aula, bajo el título “Bartleby hoy” o cualquier otro que sea consensuado
con el profesor.

Propuesta de un taller

Organización de un debate sobre el valor ético de la libertad. El lema sería


“Preferiría no hacerlo”, cita famosa de este libro, e implicaría a todo el grupo-clase.
El profesor, que actuaría como moderador, organizaría dos grupos de 10 a 15
alumnos: uno encargado de defender la postura de Bartleby y el otro de refutarla. Para
ello, cada alumno elaborará un guión con los puntos esenciales de su postura y se
elegirá a un portavoz que la defienda oralmente. También cabe la posibilidad de
repartir la defensa oral entre varios miembros del grupo, en función de los puntos
señalados en el guión; en este caso, el profesor será el encargado de administrar los
turnos y fijar los tiempos de cada intervención.
En cuanto a los criterios de evaluación del debate, no sólo se tendrá en cuenta el grado
de elaboración del guión o la habilidad en la defensa oral, sino también la opinión del
grupo-clase, con la intención de fomentar la coevaluación y autoevaluación del
alumnado.