Está en la página 1de 82

CISA Co

mu

ni

ca

ción e In for ma ción, SA de CV
Con se jo de Ad mi nis tra ción: Pre si den te, Ju lio Sche rer Gar cía; Vi ce pre si den te, Vi cen te Le ñe ro;
Te so re ro, En ri que Ma za


DI REC TOR: Ra fael Ro drí guez Cas ta ñe da
SUB DI REC TOR DE IN FOR MA CIÓN: Salvador Corro
SUB DI REC TORA DE COMERCIALIZACIÓN: María Scherer Ibarra
SUB DI REC TOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto Herrero
SUB DI REC TOR DE FINANZAS: Alejandro Rivera
ASIS TEN TE DE LA DI REC CIÓN: Ma ría de los Án ge les Mo ra les; ayudante, Marlon Mejía
ASIS TEN TE DE LA SUBDI REC CIÓN DE INFORMACIÓN: Gra cie la Ze pe da
COORDINADORA DE FINANZAS DE RE DAC CIÓN: Be a triz Gon zá lez
EDI CIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Gerardo Albarrán de Alba; Cuauhtémoc Arista, Tomás Domínguez,
Ser gio Lo ya, Enrique de Jesús Martínez
REPORTEROS: Carlos Acosta, Mi guel Ca bil do, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Patricia Dávila, Gloria Leticia Díaz,
Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Ale jan dro Gu tié rrez, José Daniel Lizárraga, Ra úl Mon ge, Ricardo Ravelo, Ro dri go Ve ra,
Rosalia Vergara, Jenaro Villamil
CO RRES PON SA LES: Campeche, Rosa Santana; Co li ma: Pe dro Za mo ra; Chiapas, Isaín Mandujano; Gua na jua to: Ve ró ni ca
Es pi nosa; Jalisco, Fe li pe Co bián; Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos, Arturo Rodríguez;
Oa xa ca: Pe dro Ma tí as; Tabasco: Ar man do Guz mán; Tamaulipas, Ma. Gabriela Hernández
IN TER NA CIO NAL: Ho me ro Cam pa, coordinador; Corres pon sa les: Buenos Aires: Santiago Igartúa; Madrid: Alejandro
Gutiérrez; Pa rís: An ne Ma rie Mer gier; Washington: J. Jesús Esquivel
CULTU RA: Ar man do Pon ce, edi tor; Ju dith Ama dor Tello, Ja vier Be tan court, Blan ca Gon zá lez Ro sas, Estela Leñero Franco,
Isa bel Le ñe ro, Ro sa rio Man za nos, Jor ge Mun guía Es pi tia, Jo sé Emi lio Pa che co, Al ber to Pa re des, Eduardo Soto Millán, Ra quel
Ti bol, Flo ren ce Tous saint, Rafael Vargas, Co lum ba Vér tiz de la Fuente, Niza Rivera Medina; cultura@proceso.com.mx
ES PECTÁCU LOS: Ro ber to Pon ce, co or di na dor. espectaculos@proceso.com.mx
DEPORTES: Alejandro Caballero, Coordinador; Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra
FO TO GRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Ger mán Can se co, Miguel Dimayuga, Ben ja mín Flo res,
Oc ta vio Gó mez, Eduardo Miranda; ar chi vo histórico, Fran cis co Da niel; asistente, Au ro ra Tre jo; auxiliar, Violeta Melo
AU XI LIAR DE RE DAC CIÓN: Á ngel Sán chez
AYU DAN TE DE RE DAC CIÓN: Da mián Ve ga
ANÁLI SIS: Co la bo ra do res: John Ackerman, Ariel Dorf man, Sabina Berman, Jesús Cantú,De ni se Dres ser, Miguel Ángel Gra-
nados Chapa, Marta Lamas,Pa blo La ta pí Sa rre, Car los Mon si váis, Car los Mon te ma yor, Rafael Segovia, Ja vier Si ci lia, En ri que
Se mo, Er nes to Vi lla nue va, Jorge Volpi; car to nis tas: Gallut, Helguera, Hernández, Na ran jo, Ro cha
CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Ro ge lio Flo res, co or di na dor; Juan Car los Bal ta zar, Li dia Gar cía, Leoncio Rosales
CO RREC CIÓN TIPOGRÁFICA: Jor ge Gon zá lez Ra mí rez, co or di na dor; Se ra fín Dí az, Ser gio Da niel Gon zá lez, Pa tri cia Po sa das,
Gabriela Vélez
DI SE ÑO: Ale jan dro Val dés Ku ri, co or di na dor; Fer nan do Cis ne ros Larios, An to nio Foui lloux Dá vi la, Ma nuel Foui lloux Ana ya,
Ernesto García Parra
COMERCIALIZACIÓN
PU BLI CI DAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ánge les, Ru bén Báez
eje cu ti vos de cuen ta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062
VEN TAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, Norma Velázquez. Circulación:
Mauricio Ramírez, Christian Arcos, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual Acuña, Fernando Polo, Andrés Velázquez. Suscrip-
ciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080. Delfina Cervantes, Luis Coletor, Ulises de León.
ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Julio Aguilar, Jonathan García.
ADMINISTRACIÓN
RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadora
SIS TE MAS: Jor ge Suá rez, gerente; Eduardo Alfaro, Betzabé Estrada, Javier Venegas
AL MA CÉN y PRO VE E DURÍA: Mer ce des Gue rra, co or di na do ra; Ro ge lio Val di via
MANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor Ramírez
FINANZAS
CON TA BI LI DAD: Ma ría Con cep ción Al va ra do, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, Fe li pe Suá rez, Ra quel Tre jo Ta pia
COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz
OFI CI NAS GE NE RA LES: Re dac ción: Fre sas 13; Ad mi nis tra ción: Fre sas 7. Co lo nia Del Va lle, Mé xi co, DF. CP: 03100
TE LÉ FO NOS: Di rec ción: 5636-2050. Fax: 5636-2019; Sub di rec ción de Información: 5636-2079. Fax: 5636-2055;
Sub di rec ción Ad mi nis tra ti va: 5636-2066; Re cur sos Hu ma nos: 5636-2089; Re dac ción: Fax: 5636-2086, 5636-2028
CON MU TA DOR GE NE RAL: Ka ri na Ure ña; 5636-2000
AÑO 32, No. 1709, 2 DE AGOSTO DE 2009
IM PRE SIÓN: Impresora Transcontinental de México; Durazno 1, Col. San José de las Peritas 16010 México DF.
DIS TRI BU CIÓN: D.F. y Zona Metropolitana: Unión de Expendedores y Voceadores de Periódicos de México, A.C;
Resto de la República y Locales Cerrados: Publicaciones Citem, S.A. de C.V., 5366-0000, Voceadores Puebla, Pue.: Jorge G.
López Morán; Tel. 467-4880
se ma na rio de in for ma ción y aná li sis
agen cia pro ce so de in for ma ción
Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios
Registro No. 105 / 19
EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx
Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 5636-2017
Cer ti fi ca do de li ci tud de tí tu lo No. 1885 y li ci tud de con te ni do No. 1132, ex pe di dos por la Co mi sión Ca li fi ca do ra de
Pu bli ca cio nes de Re vis tas Ilus tra das el 8 de sep tiem bre de 1976. Proceso es una Reserva para uso exclusivo otorgada
por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de Autor en favor de Comunicación e Información, S.A.
de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102
Re gis tro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309
EDI TO R EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Jorge Pérez, Manuel Robles; asis ten te: Ma ría Ele na Ahe do;
Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006
EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010
Soporte técnico: Jorge Suárez y Jorge García; Tel. 5636-2106
Diseño: elingenio.net
COORDINADOR: Alejandro Caballero; procesoradio@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010
Sus crip cio nes DF y zona Metropolitana: Un año, $1,100.
00
; 6 me ses, $660.
00
; Guadalajara, Monterrey y Puebla: Un año,
$1,200.
00
; 6 meses, $720.
00
. Ejem pla res atra sa dos: $40.
00
. Ser vi cios in for ma ti vos y fo to grá fi cos: AP, No ti mex, Reu ters.
Pro hi bi da la re pro duc ción par cial o to tal de cual quier ca pí tu lo, fo to gra fía o in for ma ción pu bli ca dos sin au to ri za ción ex pre sa
de Co mu ni ca ción e In for ma ción, S.A. de C.V., ti tu lar de to dos los de re chos.
agen cia de fotografía
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
6 La agresión de García Luna
/Jorge Carrasco Araizaga
JUSTICIA
14 Viene el último revés... /José Gil Olmos
18 Niños quemados: Cayeron al más hondo
de los pozos /Marcela Turati
22 Mancera vs. García Luna: Guerra por
la medalla Martí /Raúl Monge
PEDERASTIA
28 Cardenal Rivera: Otra demanda en Los Ángeles
/Rodrigo Vera
POLÍTICA
32 PAN: Crece el encono /Álvaro Delgado
ENSAYO
36 Echeverría y Nixon: El sueño de una alianza
/Carlos Montemayor
INTERNACIONAL /HONDURAS
40 Resistencia folclórica /Roberto Fonseca
Foto portada: Staff Agencia Reforma
Índice
INTERNACIONAL /CUBA
45 La eterna crisis /Juan Balboa
INTERNACIONAL /COLOMBIA
48 Uribe: los hijos, su debilidad /Édgar Téllez
ANÁLISIS
50 El autismo presidencial /Jesús Cantú
51 Grandes remedios /Naranjo
52 Procampo = Proclientelismo /Denise Dresser
54 Interés Público /Pronarco: ayudaditas
a los capos /Miguel Ángel Granados Chapa
56 Los relevos que vienen /John M. Ackerman
57 Tragedia y política /Marta Lamas
POR MI MADRE, BOHEMIOS
CULTURA
60 A Sergio Zaldívar, el premio Federico Sescosse
/Judith Amador Tello
62 Carrillo Puerto y algunos episodios históricos
/Raquel Tibol
66 Páginas de crítica
Arte: INBA: indefinición, burocracia y caducidad
/Blanca González Rosas
Música: Reconocimiento y estreno
/Eduardo Soto Millán
Teatro: Víctor Hugo Rascón Banda
/Estela Leñero Franco
Cine: Vivir de nuevo /Javier Betancourt
Televisión: Televisa y TV Azteca en la televisión
española /Florence Toussaint
ESPECTÁCULOS
71 Jorge Fons “cocina” nuevo largometraje
/Columba Vértiz de la Fuente
DEPORTES
74 Bernardo de la Garza: Un mito, el poder
de Vázquez Raña /Raúl Ochoa y Beatriz Pereyra
78 Golpe del GDF al deporte prehispánico
/Cristina Amador
80 Palabra de Lector
82 Mono Sapiens /Little Brother is watching you…
/Helguera y Hernández
2 de agosto de 2009 No. 1709
58
14
60
78
32
40
28
En la guerra del presidente Calderón contra bandas
del crimen organizado parece no haber límites. Ni
siquiera el del respeto a las garantías constituciona-
les, entre ellas las libertades de expresión y de pren-
sa. Una vez más, Proceso es víctima de la violación
de sus derechos fundamentales: funcionarios de la
Secretaría de Seguridad Pública federal, al frente de
la cual está Genaro García Luna, exhibieron ejempla-
res de este semanario junto con supuestas eviden-
cias con las que presentaron ante los medios de co-
municación a seis presuntos miembros de La Familia.
Ejemplares de las ediciones 1705, 1707 y 1708, así
como de la Edición Especial número 25 (El México
narco, segunda parte) fueron desplegados en una
mesa delante de los detenidos, junto con armas de
alto poder, paquetes de dinero, bolsas de droga,
celulares, documentos personales, llaves de autos,
carteras... Insólito, el hecho no ocultaba la intención
de quienes lo planearon y ejecutaron: colocar a la
revista como parte de la logística del citado cártel
de narcotráfico.
Jorge Carrasco Araizaga
La
agresión
de García Luna
E
n su enfrentamiento con La Fa-
milia, el secretario de Seguridad
Pública, Genaro García Luna,
pretendió incluir a Proceso co-
mo parte de la logística de la or-
ganización delictiva.
Así lo hizo ver en dos oca-
siones la semana pasada, cuando se difun-
dió la detención de una célula al servicio
de Servando Gómez Martínez, La Tuta,
uno de los líderes intermedios del grupo
que en el último mes le ha provocado a la
Policía Federal (PF) más de 40 bajas, en-
tre muertos y heridos.
La primera referencia a este semana-
rio se hizo en las instalaciones del centro
de mando de la PF en Iztapalapa, el 29 de
julio, cuando el jefe de la División Anti-
drogas de la corporación, Ramón Peque-
ño, presentó a la prensa a seis presuntos
integrantes de la organización, entre ellos
Armando Quintero Guerra, alias El Licen-
ciado, a quien señaló como el operador fi-
nanciero de La Tuta y su hermano Flavio
Gómez Martínez.
Como es usual en la presentación de los
detenidos por las fuerzas federales, la Se-
cretaría de Seguridad Pública (SSP) colo-
có a los presuntos narcotraficantes detrás
de una mesa con todo lo que la dependen-
cia reportó como asegurado al momento de
la detención. Junto con dos fusiles cuernos
de chivo, una pistola Pietro Beretta, cartu-
chos, fajos de billetes, teléfonos celulares,
llaveros, equipo de radiocomunicación y
una memoria USB con los reportes sobre la
venta de droga y extorsión, expuso cuatro
ediciones recientes de Proceso.
En esas revistas, todas del mes de ju-
lio, se ha dado cuenta de las dificultades
de García Luna y la PF en Michoacán y
cómo La Familia se convirtió en lo que el
gobierno de Felipe Calderón ha reconoci-
do como su enemigo más peligroso.
Catalogadas en la presentación de Ra-
món Pequeño como “documentación di-
versa”, las revistas fueron mostradas junto
con estados de cuenta, un título profesio-
nal y otros documentos que –de acuer-
do con el funcionario–, además de seis
vehícu los incautados, era lo que llevaba
consigo la célula.
Además de las imágenes captadas por la
prensa, la propia SSP difundió el video de la
presentación, en el cual aparecen las revistas
en primer plano en varias ocasiones.
El video
Al siguiente día, 30 de julio, García Luna
divulgó otro video: una parte del interro-
gatorio al que fue sometido El Licenciado.
En los tres minutos y ocho segundos
que dura ese material que repartió a la
prensa, aparece de nueva cuenta Proceso
como parte de los recursos con los que se
mueven La Tuta y su grupo.
El video fue colocado esa noche en el
portal del periódico El Universal, donde
todavía permanecía en las primeras horas
del sábado 1, al cierre de esta edición.
A solicitud de la revista, el video fue
entregado por la SSP. Se trata de una nue-
va versión del interrogatorio. La grabación
dura 10 minutos y se titula “Presuntos In-
tegrantes de La Familia Michoacana”.
Las referencias a este semanario son las
mismas que se difundieron el día 29.
En la diligencia videograbada, una
mujer pregunta a El Licenciado:
–¿Cuándo fue la última vez que usted ha-
bló con Flavio Gómez o Servando Gómez?
–Ayer; con los dos –responde Quinte-
ro Guerra.
–Cuénteme, ¿qué le dijeron?
El Licenciado refiere un supuesto diá-
logo que tuvo con La Tuta:
“–Me llamó y dijo: ¿A usted le gusta
leer las (revistas) Proceso?
–Sí.
–¿Y tiene las últimas?
–Sí.
–Okey. Ahorita vaya a la central pa-
ra que me haga el favor de entregárselas a
una persona.”
Según las declaraciones de Quintero
Guerra en el interrogatorio, en esa con-
versación La Tuta parecía “asustado” y
“nervioso”.
–¿Por qué? ¿Qué fue lo que le dijo?
Cuénteme –continúa la mujer.
El Licenciado vuelve con Proceso:
“Porque me dijo que lo estaban… Di-
jo: ‘¿Usted lee las revistas de Proceso?’
Le dije: ‘Sí’. Y respondió: ‘Este… voy a
necesitar que me las haga llegar. Ahí bus-
que… salió una revista en donde se habla
de Gómez a Gómez’”.
Se refiere al artículo “Diálogo entre
los Gómez”, de Miguel Ángel Granados
Chapa, publicado en la edición 1707 de
la revista y en el cual el periodista anali-
za las declaraciones de Servando Gómez
Martínez, La Tuta, a una televisora de Mi-
choacán, así como la respuesta que le dio
públicamente el secretario de Goberna-
ción, Fernando Gómez Mont.

1709 / 2 de agosto de 2009

7
LI BERTAD DE EXPRESI ÓN
W
ASHINGTON.- Ante el fracaso y
los errores de la lucha militarizada
contra el narcotráfico del gobierno
de Felipe Calderón, el periódico
estadunidense The Washington Post conclu-
ye que “a México le urge una nueva estrate-
gia” para combatir a los cárteles de la dro-
ga, y subraya que una portada de Proceso
ejemplifica el declive de las tácticas políticas
del presidente mexicano.
En su edición del 28 de julio, el princi-
pal diario de la capital de Estados Unidos
destaca que Calderón perdió el respaldo
de la sociedad y provocó el triunfo electo-
ral del PRI en las elecciones federales del 5
de julio.
“Parece que Calderón está cada vez
más aislado en México. Está debilitado
por la derrota de su partido (PAN) en las
recientes elecciones de mitad de sexenio
y por la implacable carnicería” que ha
significado la lucha antidrogas, indica el
rotativo en un amplio reportaje de pri-
mera plana.
Luego, fundamenta esa conclusión:
“Una portada de la influyente revista
Calderón perdió el rumbo:
“The Washington Post”
J. Jesús Esquivel
Quintero Guerra, que es abogado, fue
aprehendido por la Policía Federal en
Uruapan, Michoacán. Según la PF era un
elemento medular en la célula de La Tu-
ta, pues lo hizo ver como el presunto res-
ponsable de llevar el control y registro de
los ingresos por la venta de la droga en La
Familia; de la captación de la mercancía
proveniente de Arteaga y Lázaro Cárde-
nas, en Michoacán, y del sur de Guerre-
ro; además de coordinar la logística pa-
ra el envío de esa mercancía a Tijuana,
Mexicali y Baja California. Por si fuera
poco, en Los Ángeles, California, Quin-
tero mantenía contacto con los compra-
dores de droga.
El Licenciado también se encargaba de
pagar la nómina y otros gastos operativos,
así como del lavado de dinero mediante
la compra de casas, ranchos, vehículos de
lujo, armas y ganado, lo mismo que de la
renta de inmuebles que servían como ca-
sas de seguridad.
García Luna se jactó de que la deten-
ción de El Licenciado es uno de los mayo-
Proceso presenta una fotografía de 12 cuer-
pos apilados, mutilados y atados de manos
que pertenecen a agentes federales, bajo el
título ‘La guerra de Calderón’”.
El Post explica que algunos funcionarios
de Estados Unidos consideran necesario un
replanteamiento de la lucha contra el nar-
cotráfico en México, pues el Ejército mexi-
cano no ha dado los resultados que prome-
tió Calderón, sobre todo para contener la
narcoviolencia.
“Incluso dentro del partido político de
Calderón hay aliados que claman por un
cambio en las tácticas y dicen que el des-
pliegue de 45 mil soldados para la lucha
contra los cárteles es un plan errado que se
apoya mucho en el uso de la fuerza militar
para mitigar la contundente violencia y es-
tado de anarquía generado por el narcotrá-
fico”, asegura el reportaje.
El diario cita a funcionarios del gobier-
no de Estados Unidos que alertan: México
“enfrenta una lucha más larga y sangrien-
ta que lo pronosticado, y probablemente
requerirá de más asistencia del gobierno
estadunidense”.
Lo más grave es que el secretario de Go-
bernación, Fernando Gómez Mont, hace
sentir al Post que la estrategia militarizada de
Calderón parece un barco a la deriva: “Nadie
nos ha dicho qué alternativa tenemos”, de-
claró el responsable de la seguridad interior
de México.
Otro problema para Calderón es la pér-
dida de confianza de la población mexicana
en que la intervención de las fuerzas arma-
O
c
t
a
v
i
o

N
a
v
a
Los detenidos. Presentación con truco
das es la solución al problema, pues “ni
los despliegues masivos de soldados ni
los arrestos de capos del crimen organiza-
do han impedido que los cárteles desaten
actos espectaculares de violencia”, agre-
ga el Post.
La inseguridad genera en la socie-
dad la percepción de que el Ejército está
siendo derrotado por los narcotrafican-
tes, lo cual se sustenta en los constantes
hallazgos de cuerpos de soldados y poli-
cías ejecutados o de civiles decapitados
y torturados por el crimen organizado,
como lo ejemplificó Proceso hace dos
semanas.
Pese a ello, el diario estadunidense
señala que funcionarios mexicanos ase-
guran que “el gobierno de Calderón no
tiene la intención de cambiar el curso de
la lucha contra el narcotráfico”, según
atribuye al senador panista Ramón Galin-
do, quien le dijo al Post que “Calderón se
siente solo”.
En contraste, Anthony Placido, el
jefe de operaciones de inteligencia de
la Administración Federal Antidrogas
(DEA, por sus siglas en inglés), aunque
sostuvo que es innecesario modificar la
estrategia del gobierno mexicano, ad-
virtió que “Calderón está luchando con-
tra reloj” y aseguró que el presidente
mexicano “requiere de darle un fuerte
golpe al narcotráfico para mantener en
el corto plazo el respaldo público a la
intervención del Ejército”, remató The
Washington Post. l
La segunda parte de la Edición Espe-
cial dedica al México narco, publicada en
julio y en cuya portada se muestra a una
persona colgada de un puente en el puer-
to de Lázaro Cárdenas –donde la PF ha su-
frido varias bajas– incluye el reportaje Mi-
choacán. “La pesadilla de Calderón”.
En ese texto consta que, a decir de agen-
tes policiacos destacados en Morelia, mien-
tras el gobierno federal no detenga a los prin-
cipales jefes de la organización, ésta seguirá
desplegando su poder delictivo en el país.
En particular se refirieron a Nicandro
Barrera Medrano, El Nica; Nazario Mo-
reno González o Víctor Nazario Castrejón
Peña, El Chayo, Naza o El Más Loco, au-
tor del “evangelio de la Familia Michoaca-
na”. También mencionaron a Jesús Mén-
dez Vargas, El Chango o El Chamula,
cuyo grupo de seguridad se conoce como
“Los Doce Apóstoles”.
Otra de las ediciones de Proceso mos-
tradas por la Policía Federal (la 1705, del
7 de julio) tiene el rostro del presidente
res golpes a La Familia, aunque La Tuta es
un mando intermedio de la organización.
El mismo 29 de julio la SSP señaló en un
boletín de prensa:
“El trabajo de inteligencia de la Poli-
cía Federal, apoyado con investigaciones
de campo y gabinete, ha permitido com-
batir la estructura de La Familia michoa-
cana en diversos niveles, tanto la logísti-
ca criminal, como en el desmantelamiento
de sus redes de protección y en el esque-
ma financiero”.
Dio cifras. Dijo que entre enero y ju-
lio fueron detenidos 120 miembros de la
organización delictiva, 73 de ellos en Mi-
choacán y el resto en Guerrero y el Esta-
do de México. Destacó también el recien-
te despliegue de más de mil 700 elementos
de “las fuerzas policiales” dentro del Ope-
rativo Conjunto Michoacán.
Las acciones que García Luna difunde
como éxitos incuestionables contrastan con
lo reportado por Proceso en las ediciones
que el jefe policiaco intentó hacer pasar co-
mo parte de la logística de La Familia.

1709 / 2 de agosto de 2009

9
LI BERTAD DE EXPRESI ÓN
Calderón en la portada. El encabezado
principal es “El repudio”, que se refiere
al creciente rechazo que provoca la gue-
rra contra el narco por sus desastrosos re-
sultados para la sociedad, y que fue uno
de los factores de la derrota del PAN en
las elecciones pasadas.
En ese mismo número hay un reportaje
sobre el enfrentamiento de fuerzas federa-
les y estatales de Guanajuato con una célu-
la de Los Zetas en la comunidad San Jo-
sé de Agua Azul, y acerca de la protección
a La Familia en el municipio de Apaseo.
En la edición 1707, del día 19, exhibi-
da también por la Policía Federal como par-
te de las pertenencias incautadas a la célula
de La Tuta, se publicó un reportaje sobre La
Familia. En él se señala a ese grupo como
heredero de los desertores de las fuerzas es-
peciales del Ejército que se aliaron al cártel
del Golfo para formar Los Zetas.
En entrevista para ese reportaje, el espe-
cialista Carlos Flores, del Centro de Inves-
tigaciones y Estudios Superiores en Antro-
pología Social (CIESAS), dijo entre otras
cosas que hasta ahora se ha detenido a man-
dos medios de la organización, y que el ma-
yor desafío de ésta a García Luna y a Cal-
derón eran las bajas causadas a las fuerzas
federales en menos de un mes: 20 policías
muertos y la misma cantidad de heridos.
La reacción a esa violencia desatada
por La Familia contra García Luna –co-
Los abusos del calderonismo
Gloria Leticia Díaz
D
e acuerdo con las tendencias actua-
les, el gobierno de Felipe Calderón se
perfila para superar con mucho a sus
antecesores priistas y al panista Vicen-
te Fox en los registros de atentados contra la
libertad de expresión.
Esta opinión es sostenida por Perla Gó-
mez Gallardo, investigadora de la Universi-
dad Autónoma Metropolitana-Cuajimalpa,
autora de Libertad de expresión. Revisión me-
todológica de las agresiones a periodistas en
México, su libro más reciente, publicado por
la Fundación para la Libertad de Expresión.
La académica asegura que los periodis-
tas mexicanos no sólo están expuestos a
desa pariciones, asesinatos y amenazas. Tam-
bién, indica, las leyes suelen ser utilizadas de
manera abusiva para demandarlos, en tan-
to que la restricción de publicidad guberna-
mental se usa como “mecanismo de castigo
a los medios críticos”.
Gómez Gallardo ha participado como li-
tigante en tres casos emblemáticos de aten-
tados contra la libertad de expresión: Gerar-
do Sosa Castelán vs. Alfredo Rivera Flores y
Miguel Ángel Granados Chapa; Regino Díaz
Redondo vs. Miguel Ángel Granados Chapa,
Froylán López Narváez y Canal Once, y Con-
O
c
t
a
v
i
o

G
ó
m
e
z
Gómez Gallardo. Los periodistas, indefensos
10

1709 / 2 de agosto de 2009
suelo Villalobos Ortiz vs. Eduardo Huchim,
Rubén Lara y otros.
Esos procesos judiciales le han permitido
a Gómez Gallardo fortalecer las bases de in-
vestigación para el trabajo que desarrolla en
el Departamento de Estudios Institucionales
de la UAM-Cuajimalpa.
Los litigios, comenta, tienen elementos
comunes con casos como el de Marta Saha-
gún contra Proceso y la periodista argenti-
na Olga Wornat.
“En todos esos juicios –dice– hay irregu-
laridades cuando se tramitan. El propio Po-
der Judicial, en el mejor de los casos, no está
a la altura por ignorancia, pues sus integran-
tes desconocen las leyes en la materia. En el
peor, están plagados de artimañas legales de
las que se valen los demandantes para chica-
near los procedimientos a fin de alargarlos”.
Al ser entrevistada por este semanario,
Gómez Gallardo destaca que casos como
los mencionados –“puestos de moda” por
Marta Sahagún– permiten documentar que
en México se puede agredir “desde la ley” a
medios y a periodistas incómodos.
Ello es posible, argumenta, cuando los
demandantes –por lo general figuras públi-
cas– recurren a leyes anacrónicas como la
de Imprenta y la de Radio y Televisión, así
como a códigos civiles y penales de los esta-
dos que mantienen vigentes los delitos con-
tra el honor –entre los que se encuentran la
difamación, la calumnia y la injuria–, lo que
indica que la derogación de los mismos es-
tablecida por la reforma al Código Penal Fe-
deral del 6 de marzo de 2007 es una mera
simulación.
La investigadora considera que la admi-
nistración calderonista ha utilizado de ma-
nera discrecional el otorgamiento de publici-
dad gubernamental para premiar o castigar
a medios de comunicación. Y puede hacerlo,
explica, debido a que no existe una ley que
regule y dé transparencia a la asignación de
recursos públicos destinados a la promoción
del quehacer estatal.
El presidente abusa de esta atribución
“en busca de exterminar a los medios incó-
modos, y Proceso es claro ejemplo de ello.
Además, no canaliza esos recursos econó-
micos a los competidores, sino que los des-
tina para fortalecer al duopolio televisivo”. Y
aquí, puntualiza, “no se está rompiendo ni
violando la ley; se está haciendo un uso abu-
sivo de ésta. En cambio, cuando quieres de-
fender a un periodista, no hay manera”.
–¿Cuáles son esos casos? –se le pregunta.
–Cuando son víctimas de agresiones,
desapariciones y homicidios. La Fiscalía Es-
pecial para la Atención de Delitos Cometi-
dos contra Periodistas (Feadp), dependiente
de la Procuraduría General de la República,
no cuenta con facultades, recursos ni per-
sonal para cumplir con su función. Y cuan-
do se hace la investigación no se agota la
línea de atentado a la libertad de expresión,
no se investiga qué publicaba (el periodis-
ta), que había publicado, qué iba a publi-
car, a qué intereses estaba afectando. Siem-
pre meten la pista falsa: un crimen pasional,
un accidente o que la víctima sólo pasaba
por ahí.
En el marco de la guerra contra el narco-
tráfico emprendida por Calderón, añade, las
autoridades atribuyen los crímenes contra
periodistas al crimen organizado, sin escla-
recer los hechos. Se olvidan de que “cuando
un periodista deja de publicar por una agre-
sión, no sólo se violan sus derechos, sino que
perdemos todos el derecho al conocimiento
que nos iba a transmitir”.
Afirma que en muchos casos las organi-
zaciones criminales atacan a los medios de
comunicación cuando “se empiezan a do-

1709 / 2 de agosto de 2009

11
LI BERTAD DE EXPRESI ÓN
cumentar los vínculos del narcotráfico con
la corrupción del gobierno”. Así lo han con-
firmado, dice, investigaciones realizadas por
agrupaciones como la Fundación Manuel
mo la definió La Tuta en sus declaraciones
a un noticiario televisivo de Michoacán–
fue el refuerzo del Operativo Conjunto
Michoacán, adonde el gobierno de Felipe
Calderón desplegó 5 mil efectivos más, 2
mil 500 de ellos militares.
La presentación de los militares en la
XXI Zona Militar en Morelia tuvo una
amplia difusión en la prensa nacional los
días 20 y 21 de julio, pero en esta segunda
fecha un grupo de policías federales, des-
tacado en Lázaro Cárdenas, se amotinó y
se negó a realizar patrullajes debido a las
pésimas condiciones en que sus jefes los
enviaron a enfrentar a La Familia.
Algunos de ellos enviaron a Proceso
una carta y fotografías que muestran las
lamentables condiciones en las que se en-
contraban: hacinados en casas de campa-
ña, con escasa comida y, peor aún, algunos
hasta con tres meses de su sueldo retenido
por la burocracia.
“Y si nos quejamos, nos corren… Entra-
mos a la Policía Federal para conseguir un
mejor nivel de vida y miren lo que nos ha-
cen; nos corren y luego nadie nos contrata…
“A muchos compañeros los obligan a
que se cambien de mando, pues ya están
capacitados por el gobierno para el mane-
jo de armas, tácticas y estrategias, trabajos
de inteligencia, y al no encontrar trabajo
pues (…) se van con los del otro bando”,
señalaron los agentes inconformes en su
escrito, que se dio a conocer en la edición
1708, del 26 de julio.
Proceso también informó que los ho-
teleros ya no quieren recibir a los efecti-
vos de la Policía Federal, pues cuando han
sido atacados en sus inmuebles, sencilla-
mente se salen sin pagar los daños. (Con
información de Patricia Dávila.)
Buendía, Reporteros sin Fronteras y Artícu-
lo 19, entre otros.
Señala que el gobierno de Calderón,
así como el de Vicente Fox, se han carac-
terizado por un incremento en las accio-
nes contra la libertad de expresión, lo que
no excluye el hecho de que los gobiernos
priistas ejercieron un control férreo en los
medios, al punto de que no había plurali-
dad en ellos.
Sin embargo, aclara, en la actual ad-
ministración el aumento de los ataques
contra periodistas no tiene preceden-
te. Y refiere que en el más recien-
te informe de la Fundación Manuel
Buendía, presentado el pasado 21
de julio, se consigna que duran-
te los primeros dos años de los
gobiernos de Ernesto Zedillo y
de Vicente Fox se registraron seis
asesinatos de periodistas, respectiva-
mente, mientras que en el caso del régi-
men calderonista esta cifra ascendió a 17
en el mismo lapso.
Sostiene que la impunidad que ha pre-
valecido en cuanto a las agresiones a pe-
riodistas y medios ha dado lugar a la auto-
censura, sobre todo en el norte del país, e
inhibido las denuncias sobre amenazas.
Gómez Gallardo explica que ante
la inoperatividad de la Feadp, instancia
que descalifica las denuncias presentadas
por diferentes agrupaciones, decidió, en
colabo ración con Omar Raúl, de la Fun-
dación Buendía, y Balbina Flores, de Re-
porteros sin Fronteras, “hacer una revisión
metodológica, depurar los casos, clasifi-
carlos en dos tipos de agresiones, directas
e indirectas, y categorizarlas en términos
adecuados para el tipo de responsabilidad
civil, penal o administrativa”.
De este proyecto surgió el libro referi-
do, en el que clasificó 869 agresiones a pe-
riodistas y a medios de información ocurri-
das entre 2000 y el primer cuatrimestre de
2008. De este número, 591 corresponden
a periodistas, 255 a medios, y 23 a ambos.
El trabajo coordinado por la investi-
gadora de la UAM logró documentar en
ese lapso de casi ocho años 42 asesinatos,
ocho desapariciones forzadas, 147 agre-
siones físicas y 37 demandas entre los ata-
ques más graves a periodistas. En lo que se
refiere a los medios registró 24 demandas,
36 atentados, 57 amenazas y tres quejas de
bloqueo publicitario. l
12

1709 / 2 de agosto de 2009
LI BERTAD DE EXPRESI ÓN
José Gil Olmos
E
l Plan Sonora Proyecta, con el
cual el gobernador Eduardo
Bours prometía elevar los nive-
les de desarrollo del estado, se
tambalea en la Suprema Corte
de Justicia de la Nación (SCJN).
Una mayoría de ministros de
esta instancia estaría por invalidar leyes lo-
cales de 2007 que permiten al gobierno es-
tatal endeudarse con 10 mil millones de
pesos mediante un fideicomiso privado, re-
cursos que luego se complementaron con
un crédito de Banorte por 4 mil 588 millo-
nes de pesos y que también podría entrar
en litigio.
Al menos ocho de los 11 ministros de
la SCJN se inclinan en este sentido, de
acuerdo con un sondeo interno reciente al
que este semanario tuvo acceso. De con-
cretarse el fallo, previsto para el mes ac-
tual, el gobernador Bours heredaría se-
rías dificultades para pagar los préstamos
al gobierno entrante del panista Guiller-
mo Padrés, e incluso podría enfrentar jui-
cios penales, señala el excoordinador de la
bancada panista en el Congreso sonoren-
se, Florencio Díaz, actual delegado de la
Comisión Nacional del Agua.
“Hay que ver hasta dónde llega la Cor-
te, si se va a fondo y si invalida las leyes que
dieron origen al Plan Sonora Proyecta, así
como determinar cuál es la responsabilidad
del gobernador y cómo se va a resolver el
problema de la deuda”, anticipa Díaz, uno
de los que promovió el recurso de inconsti-
tucionalidad que está por resolver la SCJN.
En agosto de 2007, el gobernador
Eduardo Bours envió una serie de inicia-
tivas de ley al Congreso del estado pa-
ra crear un fideicomiso de financiamien-
to que captaría 10 mil millones de pesos
mediante la emisión de bonos al mercado
bursátil garantizados con activos o el co-
bro de diversos impuestos como el predial,
las nóminas del estado y el cobro de las
placas de los automóviles.
En un principio, el diseño de este instru-
mento fue atribuido al exsecretario de Ha-
cienda, Pedro Aspe, y su empresa de aseso-
ría financiera Protego. Sin embargo, en una
carta fechada el 16 de junio pasado, el eco-
nomista negó ser el autor y señaló a Euge-
nio Sepúlveda, del despacho White & Ca-
se, como el responsable del proyecto de la
Ley de Deuda Pública sonorense que con-
templa este fideicomiso, la cual fue aproba-
da el 23 de agosto de 2007 con los 16 votos
de la mayoría priista, a la que se sumó un
voto del diputado del Partido del Trabajo,
Mónico Castillo Rodríguez, que luego fue
expulsado de su partido. Así, superaron a
los 16 legisladores del PAN y PRD que vo-
taron en contra.
Dos semanas después, el 6 de septiem-
bre, la oposición presentó un recurso de
inconstitucionalidad ante la Suprema Cor-
te de Justicia contra diversas modifica-
ciones a la Ley de Deuda Pública. El ar-
gumento principal es que la Constitución
local y la nacional no permiten que una
entidad privada, como es un fideicomiso,
maneje recursos públicos, como pretende
hacer Bours con el Plan Proyecta Sonora.
Antes de que se presentaran las inicia-
tivas al Congreso estatal, Bours se quejó
de que nadie entendía el mecanismo finan-
ciero que proponía. “Lo que hace el Plan
Proyecta Sonora es atraerse los flujos de
estos impuestos, los pone a concursar a
ver quién paga más por ellos y esos son
los recursos que nosotros calculamos sa-
car. Es decir, no adquirimos deuda, tendre-
mos 9 mil millones de pesos”, explicó en
una entrevista publicada en junio de 2007.
En su defensa alegó que no se pagaría
más de la deuda heredada por la adminis-
tración anterior, estimada en 5 mil millo-
nes de pesos, sino que al bursatilizar esa
Luis Gutierrez
14

1709 / 2 de agosto de 2009
La Suprema Corte de Justicia de la Nación parece inclinarse por inva-
lidar las leyes locales que permitieron al gobernador de Sonora tratar
de bursatilizar deuda pública y manejar recursos del erario mediante
un fideicomiso privado. Si se confirma el fallo en el presente agosto,
el mandatario priista podría enfrentar cargos legales y heredaría a la
administración del panista Guillermo Padrés una pesada carga finan-
ciera y un litigio con Banorte.
deuda se conseguirían recursos frescos pa-
ra el Plan Sonora Proyecta, el cual tendría
una derrama de 152 mil millones de pesos.
Sin embargo, cuando la SCJN acep-
tó el recurso de inconstitucionalidad, en
diciembre de 2007, los planes del gober-
nador se pararon. Durante los siguien-
tes cuatro meses, las 161 obras del Plan
Proyecta Sonora quedaron en suspenso,
principalmente carreteras, plazas, puen-
tes, parques y un centro cultural en la ca-
pital Hermosillo.
Según estimaciones de la cuenta pú-
blica del gobierno estatal, la interrupción
en el lanzamiento de los bonos y el conse-
cuente retraso de las obras representó un
costo de 520 millones de pesos.
Ante este panorama, en abril de 2008
el gobernador Bours acudió a Banorte –del
que fue socio en algún momento– y pidió
un préstamo de 4 mil 588 millones de pe-
sos, de los cuales 4 mil millones se desti-
naron a las obras que estaban suspendidas
y el restó se utilizó para gastos de constitu-
ción del crédito y de reservas.
Sin embargo, de las 161 obras pro-
gramadas originalmente sólo se iniciaron
116, en las cuales se ejercieron mil 479
millones de pesos, según la cuenta pública
de 2008. El resto del ejercicio se programó
para este año, lo que fue denunciado por
PAN y PRD como una maniobra electoral.
En manos de la Corte
El expediente 163/2007 que contiene el
recurso de inconstitucionalidad contra el
Plan Sonora Proyecta parece estar listo
para analizarse en agosto, una vez que
los ministros de la SCJN regresen de va-
caciones. El ministro ponente es José de
Jesús Gudiño Pelayo y, según el sondeo
realizado hace unas semanas, su proyecto
de sentencia invalidaría las leyes que sus-
tentan el plan fnanciero de Bours.
Si se confirma ese fallo, la SCJN ten-
dría que determinar si el pago de los crédi-
tos contratados estaría previsto en el pre-
supuesto de egresos que tiene que aprobar
el nuevo Congreso del estado. Una posibi-
lidad es que tanto la contratación como el
pago de los créditos dejen de tener susten-
to jurídico; la otra es que se haga una re-
forma que permita incluir una partida para
cubrir esa deuda.
En cualquier caso, asegura Díaz, si se
invalidan las normas que sustentan el Plan
Sonora Proyecta, se tendría que revisar si
existe responsabilidad penal del goberna-
dor y los funcionarios que firmaron dichos
créditos mediante un mecanismo privado,
como es el fideicomiso.
El excoordinador de los diputados lo-
cales panistas recuerda a Bours desesti-
mando un probable fallo de la SCJN en su
contra; el gobernador se jactaba de que eso
“no afectaría al crédito ya otorgado por-
que no tendría retroactividad en perjuicio
de lo que ya se hizo”.
–En el caso de que se invalidaran las
leyes que sustentan el Plan, ¿qué conse-
cuencias habría?
–Depende de cómo resuelva la Corte.
Lo primero es que habría que modificar la
ley, y eso ayudaría a que no se vuelva a
endeudar al estado mediante mecanismos
ilegales, como pienso lo hizo con el Plan
Sonora Proyecta. Lo segundo es ver si se
pueden fincar responsabilidades al gober-
nador por haberlo hecho fuera de la ley.
Para Florencio Díaz, la deuda que
Bours contrajo con Banorte “también es
ilegal porque no cumplió con la obliga-
ción de informar al Congreso en un pla-
zo de 10 días en caso de contratar un cré-
dito a través de este mecanismo. También
debería haberse incluido en la Ley de In-
gresos de 2008 y no lo hizo, lo que in-
cluyó fue la burzatilización de la deuda
mediante la emisión de bonos, como lo
Viene el último
revés...

1709 / 2 de agosto de 2009 15
JUSTI CI A
Ricardo Ravelo
H
ERMOSILLO, SON.- Faltan po-
co más de dos meses para que
concluya su mandato y el gober-
nador Eduardo Bours Castelo aún
no resuelve las más de 500 eje-
cuciones cometidas de 2008 a
la fecha, la mayor parte de ellas perpetra-
das por sicarios de los cárteles de las drogas.
Y aun cuando la entidad ha sido esce-
nario de crímenes desde antes de que Bours
asumiera el cargo en septiembre de 2003, su
sexenio será uno de los más polémicos por
los escándalos de corrupción y violencia. De
hecho terminará como empezó: con balace-
ras, ejecuciones, corrupción y con una abier-
ta disputa entre los hermanos Beltrán Leyva y
su exsocio Joaquín Guzmán Loera, El Chapo.
Son precisamente estas bandas las que han
convertido al estado en campo de batalla.
El pasado 4 de junio, la guerra entre am-
bos grupos criminales cobró nuevas vidas: 11
personas aparecieron muertas en el municipio
de Caborca, nueve de ellas fueron encontradas
en una camioneta Yukón. Los cuerpos estaban
mutilados de pies, manos, piernas y cabezas.
Los ejecutados tenían el tiro de gracia y a
unos metros de la matanza fue colocada una
manta con un narcomensaje dirigido al cártel
de Sonora. Las letras fueron pintadas con la
sangre de las víctimas. Las autoridades esta-
tales ocultaron los detalles.
De acuerdo con las indagatorias, las vícti-
mas fueron levantadas por un comando arma-
do en el ejido Plutarco Elías Calles, a 60 kilóme-
tros de Caborca. Ese mismo día, los presuntos
narcotraficantes tirotearon una comandancia
de policía de la misma demarcación. El Ejército
contó 300 disparos de AK-47.
Además, a la Procuraduría General de Jus-
ticia del Estado (PGJE), a cargo de Abel Mu-
rrieta, uno de los incondicionales de Ricardo
Bours, hermano del mandatario, se le critica
por la corrupción de algunos de sus funciona-
rios, quienes archivan los casos cuando aún
no están resueltos, pese a los exhortos de la
Presidencia de la República y la Comisión Es-
tatal de los Derechos Humanos (CEDH) para
que concluyan las investigaciones.
Según el ombudsman estatal, pese a las
decenas de crímenes cometidos en los últimos
meses, la procuraduría no concluyó las inves-
tigaciones; en ocasiones “ni siquiera se ocupó
de investigar los casos”, sostiene la comisión,
y menciona el triple homicidio ocurrido el 25
de marzo de 2007 durante una pelea de gallos
en el palenque de la comunidad de Cócorit
por diferencias con uno de los jueces.
En el tiroteo murieron Armando Enríquez
Soto, Jorge Adrián Montes Vega y Librado
Estrada Duarte. La PGJE integró la averigua-
ción previa 152/2007 en la Agencia Segunda
Investigadora del Ministerio Público del
Fuero Común de Ciudad Obregón, Sonora.
La investigación fue archivada, pese a los
reclamos de los deudos.
Lo anterior llevó a Georgina Vega Fernán-
dez, Karla Paola Jiménez Pantoja, así como a
Margarito Montes Parra, dirigente de la Unión
Ganadera, Obrera, Campesina y Popular
(UGOCP) y padre del occiso Montes Vega, a
interponer una queja ante la CEDH. Sin em-
bargo, el organismo emitió una resolución,
el 15 de diciembre de 2008, en la que asentó
que los asesinatos no fueron investigados.
El procurador Abel Murrieta no ha sido
ajeno a las amenazas de presuntos narcotra-
ficantes. A finales de 2008 su rancho Avelan-
dia, ubicado en el municipio de Quiriegos, a
45 minutos de Ciudad Obregón, fue ametra-
llado por presuntos sicarios, según informó la
prensa local.
Pero otra versión señalaba que ese tiroteo
estaba relacionado con la guerra que libran
las bandas encabezadas por Los Salazar y
el cártel de Los Números, a quienes presun-
tamente se les otorgaron concesiones para
operar en esta plaza.
Negligencia y encubrimiento
“Aquí (en Sonora) no hay justicia y quien
la exige es amenazado de muerte o perse-
guido”, sostiene Édgar Mondragón Busta-
mante, padre del menor Ismael Mondragón
Molina, quien falleció hace cuatro años en el
hospital infantil de la ciudad de Hermosillo a
causa de una mala intervención quirúrgica.
Los médicos incurrieron en negligencia,
dice Édgar, quien lleva más de cuatro años
de clamar justicia en diferentes instancias de
gobierno, incluidas la Presidencia de la Re-
pública, la Secretaría de Salud y la Comisión
Nacional de Arbitraje Médico (Conamed), así
como en el Congreso de la Unión.
Y explica que la operación a la que fue
sometido su vástago debido a una enferme-
dad conocida como craneosinostosis sagital
(deformación del cráneo) no fue practicada
por un neurocirujano, el especialista indica-
do, sino por un dentista maxilofacial.
En entrevista con Proceso, Mondragón
Bustamante asegura que desde el principio
hubo fallas en la atención a su hijo. Dice que
la operación se pospuso varias veces y termi-
nó por realizarse el 15 de diciembre de 2004.
José Manuel Orozco Vázquez fue quien inter-
vino al paciente, auxiliado por el neurociruja-
no Mario Gabriel Guevara, quien desconocía
el caso. Ismael no sobrevivió.
Mondragón Bustamante, quien lleva
cuatro años recopilando información sobre
las probables causas de la muerte de su hijo,
exige castigo para los responsables, pero
su experiencia con las autoridades “ha sido
frustrante”.
–¿Por qué? –se le pregunta.
–Me he estrellado con muros de silencio;
he recurrido al Congreso de Sonora, sin éxi-
to; y en la procuraduría del estado tampoco
me han escuchado.
–Peor aún: asegura que fue amenazado
de muerte por subalternos del gobernador
Eduardo Bours.
El padre de Ismael narra que cuatro
meses antes de que concluyera el mandato
de Vicente Fox como presidente de la Re-
pública, acudió al rancho San Cristóbal, en
Guanajuato, para entregarle al mandatario el
expediente sobre las causas de la muerte de
su hijo. Días después, relata, Fox le envió una
carta al gobernador Eduardo Bours en la que
le pidió resolver el caso.
–¿Y qué pasó? –se le inquiere.
–No hizo nada.
Ante la falta de atención, añade, viajó a
la Ciudad de México y expuso su caso ante la
Cámara de Diputados, la Secretaría de Salud
y ante la Conamed. En esta dependencia se
elaboró un dictamen en el que se establece
que la muerte del menor se debió a un cú-
mulo de descuidos y a la negligencia médica
en la que incurrió el doctor Manuel Orozco
Vázquez, responsable de la operación.
En su veredicto, la Conamed señala que
el niño Mondragón Molina fue operado con
fallas y errores a los que llama “mal praxis”:
El paciente fue operado en decúbito dorsal, la
cabeza no tenía una base firme y se movilizaba
continuamente; la asepsia y antisepsia fueron
insuficientes. Hubo deficiencia técnica hemos-
tática, pues en el video de la cirugía se observa
sangrado continuo y persistente.
Ante las ejecuciones, la indolencia
16

1709 / 2 de agosto de 2009
En la cirugía intervinieron, princi-
palmente, dos personas: el cirujano fue
el doctor Orozco, dentista maxilofacial,
quien no era el profesional indicado para
efectuar este tipo de cirugía, donde la
mayoría de la acción quirúrgica es en la
calota y no en el maxilar, la mandíbula o
la nariz, sitios donde (sí) tiene experiencia
el cirujano maxilofacial.
El doctor (Mario) Guevara Barraza,
neurocirujano, aparece como ayudante,
siendo que era el facultado para realizar la
intervención… Se realizó incisión biauricular
lineal y no en zigzag, ello condicionó al mo-
mento del cierre, tensión en los tejidos… Se
emplearon una gubia y sierra de Gigli, ins-
trumentos que no se utilizan para efectuar
los colgajos de ese tamaño y para lo cual es
necesario utilizar una sierra neumática a fin
de realizar cortes finos y osteopatías.
Así mismo, la dependencia mencio-
na que a poco más de cuatro años de la
muerte del menor Ismael Mondragón,
el médico Orozco Vázquez y el neuroci-
rujano Mario Gabriel Guevara ya fueron
sancionados; se les prohibió ejercer su
profesión durante un período de 10 años.
Sin embargo, el padre del menor
fallecido tiene otra versión: “Los médi-
cos que operaron y asesinaron a mi hijo
siguen trabajando en distintos hospita-
les bajo el cobijo de las autoridades del
estado, en particular –dice– del gober-
nador Eduardo Bours”.
Mondragón Bustamante afirma que
el mandatario lo amenazó de muerte
por “exigir justicia”. La persecución
en su contra comenzó a mediados de
2008, dice, cuando instaló varias mesas
en Hermosillo, Sonora, para recibir que-
jas de personas cuyos familiares –o ami-
gos– murieron por negligencia médica.
En la denuncia que presentó ante la
PGJE, el 23 de octubre de 2008, sostiene
que la amenaza provino de Lázaro Gon-
zález Cruz, jefe de Seguridad del ejecutivo
sonorense, quien lo llamó por teléfono.
–¿Pactó usted algún acuerdo con el
gobierno de Sonora para no denunciar
más la muerte de su hijo?
–Sólo pedí que me hicieran justi-
cia… Pero aquí en Sonora no hay justicia
y quien la exige es amenazado de muer-
te o lo persiguen para acallarlo. l
contemplaba el Plan Proyecta Sonora”,
explica.
Además, “el gobernador creó una en-
tidad privada para manejar recursos públi-
cos y eso no es admisible. Ese ente privado
estaría cobrando los pagos de las placas,
el impuesto sobre nómina, y no es posible
que una entidad privada cobre impuestos,
las únicas facultadas son las entidades pú-
blicas, el gobierno”.
Para colmo, el Instituto de Fiscaliza-
ción del Congreso quedó literalmente inha-
bilitado para supervisar esos fondos, “por-
que prácticamente están privatizando los
recursos al crear este ente privado, y eso es
otra violación a la Constitución”.
El exdiputado local Florencio Díaz,
que compitió por la candidatura del PAN
a gobernador, subraya que “hay mucha te-
la de dónde cortar y los diputados actua-
les bien podrían meterse de lleno y ver qué
responsabilidad tiene el gobernador”.
–En el escenario de que se invalidaran
las leyes que sustentan el Plan Sonora Pro-
yecta, ¿el Congreso no podría incluir nin-
guna partida en el Presupuesto de Egresos
al pago de dichos créditos ya adquiridos?
–Supongo que eso lo tendrá que ver la
Corte para determinar el estatus legal del
crédito ya otorgado. Si resuelve en con-
tra del gobernador y ordena que se modifi-
que la ley, pero por otro lado reconoce que
lo hecho ya no se puede cambiar, supon-
go que eso implica que las partidas para el
pago estarían sustentadas en la resolución,
es decir, tendría que permitirle al Congre-
so aprobar partidas para su pago.
Pero en caso contrario, dice, “entonces
el Congreso no podría aprobar partidas para
su pago” y el gobierno podría enfrentar un
litigio con Banorte, que exigiría el pago del
préstamo por 4 mil 588 millones de pesos.
–¿No tendría que responder el nuevo
gobierno del estado por esa deuda?
–Pues tendrían que responder los fun-
cionarios que firmaron. Eso depende de la
resolución de la Corte, de qué tan a fondo
se meta en todos estos detalles.
El fracaso de Bours
Durante la administración de Eduardo
Bours, que terminará en septiembre próxi-
mo, su familia se vio ampliamente favore-
cida con la creación y ampliación de em-
presas turísticas, inmobiliarias, piscícolas,
avícolas y de televisión, con las cuales au-
mentó considerablemente su fortuna. Pero
el jefe del clan resultó un fracaso en el ma-
nejo de la administración pública.
“Si tomamos en cuenta que ya tenía
una deuda de más de 5 mil millones y que
se endeudó con otros 4 mil, estimo que son
más de 10 mil millones de deuda de cor-
to plazo, lo que convertiría a Sonora en el
estado más endeudado por habitante del
país”, asegura el panista Florencio Díaz.
La mala noticia es que el estado no ten-
dría recursos para cubrir esos compromisos.
En el trienio pasado, el Instituto Mexicano
de la Competitividad ubicó a Sonora en pri-
mer lugar de deuda pública y en el último de
los estados fronterizos en términos de com-
petitividad y desarrollo democrático.
“No hay transparencia ni rendición de
cuentas”, asegura Díaz, quien se dice preocu-
pado porque la administración panista entran-
te encontrará grandes cargas financieras.
Por si fuera poco, señala que antes de
salir Bours podría dejar al estado no sólo
endeudado sino confrontado, pues preten-
de impugnar el resultado adverso de la pa-
sada elección del 5 de julio, en la que per-
dió su candidato, Alfonso Elías Serrano,
contra el panista Guillermo Padrés, por
una diferencia de casi 40 mil votos.
“Me parece que es una acción innece-
saria, ociosa, que no ayuda a que el gobier-
no cierre con un ambiente de conciliación
y de acuerdos”, advierte. l
Germán Canseco
Plan Sonora Proyecta. Obras suspendidas
JUSTI CI A
Marcela Turati
S
ACRAMENTO, CAL- Juan Carlos
Rascón Holguín nunca más cho-
cará la palma de su mano contra la
de su papá, como lo hacían algu-
nos días al despedirse antes de ser
llevado a la guardería ABC. La úl-
tima vez que lo intentó, en un cuarto de tera-
pia intensiva del Hospital Shriners para niños
quemados, Juan Carlos movió milimétrica-
mente un músculo del brazo tratando de res-
ponder a la voz de papá que le decía “chóca-
las” con el fin de hacerlo reaccionar.
Todo el tiempo que estuvo inconscien-
te, su mamá y su papá le cantaban, le repe-
tían cuánto lo amaban, le hablaban de su
hermanita.
El pasado martes 28 no intentó más, con
la ayuda del respirador, llenar sus pulmo-
nes congestionados de hollín. No se esforzó
por jalar aire a través de la tráquea quemada.
No pasará otra operación para estrenar una
piel nueva que, quizás, otra vez rechazaría.
Ni recibirá más fármacos contra el dolor del
cuerpo quemado.
Juan Carlos se convirtió en la más recien-
te víctima mortal del incendio de la guardería
ABC, de Hermosillo, la número 49. Falleció
a pesar de su empeño por vivir, que dejó ad-
mirados a quienes lo atendieron hasta el final.
“El doctor nos dijo: ‘Haga de cuenta
que (los niños quemados) cayeron en un po-
zo muy profundo, y el más hondo de todos:
por cada dos pasos que dan para salir, resbala
uno’. Ni un adulto lo hubiera aguantado, pe-
ro él va a salir”, dijo Rosa Elia, su mamá, dos
días antes de la muerte de su hijo. Ella y su es-
poso Juan José habían mentalizado que su ni-
ño podría seguir, hasta fin de año, en terapia
intensiva y pasar otro lapso en rehabilitación.
Era sorprendente cómo el pequeño de
tres años y siete meses había logrado es-
calar aquel “pozo profundo” en el que ca-
yó junto con otros 75 compañeros sobrevi-
vientes del incendio.
En la recepción del hospital Shriners, an-
tes de la muerte de Juan Carlos, sus padres
contaron la historia de su pequeño que, pasa-
das las 2:30 de la tarde del 5 de junio, dormía
una siesta en el salón C-1, pegado al alma-
cén de papeles del gobierno de Sonora, don-
de empezó el fuego.
A él lo rescataron de la peste tóxica por
uno de los boquetes que los vecinos abrie-
ron ante la falta de salidas de emergencia.
Su mamá lo vio pasar disfrazado de hollín,
en brazos de un policía que le dio respira-
ción. Iba con los ojos abiertos. Se lo lleva-
ron en una patrulla. Y su madre, en shock,
no pudo decir que era su hijo.
Siete horas tardó su vía dolorosa de hos-
pital en hospital, buscándolo. A las 10 de la
noche lo encontró. Era otro. La hinchazón
por las quemaduras le había transforma-
do los rasgos. Otras mamás aseguraban que
Juan Carlos era su hijo, y Rosa Elia argumen-
taba que era el suyo porque “tenía los dedos
chiquitos del pie dobladitos” y tres granitos
en la panza que la noche anterior había unta-
do de pomada.
Desde el principio los médicos le dije-
ron que se convulsionaría por el tóxico acu-
mulado y tanta quemadura. Pero él aguantó
esa y más noches, y hasta un vuelo a Esta-
dos Unidos que los papás consiguieron des-
pués de armar un escándalo ante la prensa,
porque los funcionarios del IMSS obstaculi-
zaban su traslado.
“Nos dijeron que lo iban a mandar a Gua-
dalajara; pensamos que a un hospital espe-
cializado, pero cuando nos enteramos que
era a una clínica del Seguro, dije: ¡claro que
no, menos ahí!”, comentó Juan José, el papá
treintañero.
La proeza de que hubiera llegado vivo sor-
prendió tanto a los médicos del hospital Shri-
ners que felicitaron al personal que lo mantuvo
respirando. Pero la admiración mayor era para
ese pequeño que se agarró con terquedad de la
última hebra de vida y que un mes después de
su ingreso pudo abrir los ojos.
“Le ponemos música, películas, le can-
tamos, le hablamos, le contamos cuentos, le
platicamos de su hermana, de su abuelo. Yo
siento que sí me contesta, mueve la boquita,
los ojos. Dicen los doctores que puede ser al-
go involuntario, pero siento que sabe que soy
yo; hay días que siento que nos ve; a veces in-
tenta mover la manita”, dijo esperanzada Ro-
sa Elia antes de que Juan Carlos se cansara
de escalar.
***
Esta es una historia sobre los niños y niñas
valientes que sobrevivieron al campo de gas
tóxico y cielo de lumbre en que se convirtió la
guardería, hace casi dos meses. De los bebés
que no sabían hablar pero alzaron sus braci-
tos o la cabecita para pedir ser rescatados. De
los niños que caminaron buscando la salida o
se aferraron a una mano adulta y a otros com-
pañeritos para escapar de aquel embudo. De
los que fueron despertados bruscamente de
la siesta que habían aprendido a dormir tran-
quilos. De los que tienen pesadillas en las no-
ches o viven a base de calmantes en distintos
hospitales.
Trata de los pequeños sobrevivientes que
se enfrentaron a la negligencia institucionali-
zada, al amiguismo y a la corrupción sistémi-
Cayeron al más

E
l

I
m
p
a
r
c
i
a
l

18

1709 / 2 de agosto de 2009
ca, de cuyas lesiones nadie se responsabiliza.
Varios de ellos tendrán que vestir trajes espe-
ciales, hasta que se les regenere la piel, y no
volverán a tomar un baño de sol. Por el tóxico
que inhalaron, podrían volverse enfermizos.
Catorce de esos niños siguen luchando
por su vida en los hospitales. No sólo tienen
dañado el cuerpo: su alma también está las-
timada. En Sacramento, Héctor Manuel gri-
ta dormido que se le está quemando la cara.
En Hermosillo, la bebé Dana despierta llo-
rando angustiada. Otros cambiaron sus pe-
sadillas de muerte por historias fantasiosas,
como Kevin, que en el hospital San José de-
cía que evadió el accidente volando sobre una
estrella, o Ariadna, en Shriners, quien cuenta
que vio una galleta tirada rodeada de fuego.
***
El día del incendio fallecieron 26 niños, y 23
que fueron rescatados vivos fueron muriendo
más tarde, tanto en México como en Estados
Unidos.
Una decena de esos pequeños valientes
llegaron al Seguro Social de Guadalajara, dis-
puestos a dar la pelea, pero se toparon con la
impericia y la ineptitud de un médico que qui-
so solucionar sus quemaduras amputándoles
brazos y piernas. Su brutalidad fue atajada por
los familiares, que se quejaron ante directivos.
Así lo relatan las mamás dolientes, co-
mo la de Juan Israel Fernández Lara, un ad-
mirador del Hombre Araña que estaba por
cumplir tres años. Dice que aunque ella pi-
dió que a su hijo lo llevaran a Estados Uni-
dos, el avión de pronto se dirigió a Guadala-
jara, a un hospital aún no inaugurado, donde
todavía había albañiles trabajando, donde no
permitieron que médicos estadunidenses ex-
pertos revisaran a los niños. Su hijo duró só-
lo tres días.
Cuando terminó de contar la agonía, en
una conferencia en la Ciudad de México, la
joven madre se quebró en la angustia y dijo:
“Él no tenía que morir... era mi tesoro… lo
extraño tanto”. El tercer cumpleaños de su
bebé lo festejó en el panteón, con la piñata
del arácnido que tanto le gustaba.
“En Guadalajara terminaron de rematar-
lo; el personal no estaba capacitado. Lo baña-
ron sin avisarnos y le dio un paro. Nosotros,
con nuestro dolor infinito, y allá nos trataron
como animales, nos mandaron a dormir a la
calle. A Juanito nos lo dieron en una caja del-
gada como de huevos, forrada, muy corrien-
te, porque el Seguro quería ahorrarse unos
pesos”, se quejaba furiosa, en una marcha en
Hermosillo, la tía Marta Milagros.
Varios de los letreros que las familias car-
gan en las manifestaciones que se organizan
en Sonora para exigir justicia lanzan la mis-
ma acusación: “IMSS nos mintió/Estrenan el
área de quemados con nuestros hijos/Si me
hubieran mandado a Sacramento mis papitos
hoy no sufrirían tanto”.
No todos tuvieron malas experiencias en
hospitales mexicanos, donde también hubo
niños que fueron dados de alta y que fueron
acariciados por médicos y enfermeras que se
empeñaron en salvarles la vida. Pero la que-
ja rabiosa contra el IMSS, encargado además
de subrogar la guardería, se escucha fuerte en
las manifestaciones.
En la marcha que se organizó a la quinta
semana de la tragedia, una mujer que se pre-
sentó como “la mamá de Jonatan” dijo: “La
clínica de Guadalajara no estaba terminada,
le metieron aparatos cuando llegó el gober-
nador, nos infundieron el miedo de que si los
llevábamos a (Shriners) Cincinnati no iban a
aguantar… 48 horas soportó mi hijo. Todavía
hoy corrí al cajón de su ropa, olí su pijama”.
El dolor, la rabia, la impotencia, la nece-
sidad de justicia, gritan los letreros que car-
gan mamás y papás, dominados por el dolor
punzante de ver la cuna vacía. En los carte-
les se lee: “Te extraño mi niño hermoso/Ca-
da día duele más tu ausencia/Sigue jugando
en el cielo/Estamos orgullosos de ser tus pa-
pás”. Los acompaña una procesión de Win-
nie Puhs, Doras Exploradoras y superhéroes
que honran a sus amigos ausentes.
***
“¡Qué diferencia de trato!”, suspira desde
Sacramento Adriana Guadalupe Villegas,
La víctima mortal número 49 del incendio de la guar-
dería ABC, un niño de tres años siete meses de edad, se
produjo el martes 28 de julio en el hospital Shriners de
Sacramento, California, después de batallar durante casi
dos meses, junto a sus padres, para conservar la vida.
De los 75 pequeños que sobrevivieron tras la conflagra-
ción, ya sólo quedan 14 hospitalizados, y varios de sus
familiares, destrozados por el dolor y la rabia, refieren a
Proceso las luchas que han debido enfrentar para darles
buena atención y no dejarlos en manos de uno de los
principales causantes de la tragedia: el Seguro Social.
hondo de los pozos

1709 / 2 de agosto de 2009 19
JUSTI CI A
mamá de Héctor Manuel Robles, de tres años,
quien llegó a California con una capa carno-
sa en los ojos, quemado 45% de su cuerpo.
El niño arribó vendado por completo, sólo la
cara descubierta, y directo a terapia intensiva.
“Cuando lo vi, la pura cara hinchada, su-
pe que era él por su perfil, su barbita, su nari-
cita y la punta de los dedos. Lo conozco todo,
hasta la punta del cabello; y cómo no, si dor-
mía entre nosotros”, dice orgullosa la madre
de Héctor Manuel.
“Los de ‘Michu y Mau’ (organización
mexicana que atiende niños quemados) me
dijeron que había que llevarlo a Sacramento,
pero una comitiva del IMSS me indicó que
lo llevarían a Guadalajara. Yo me aferré y di-
je que no. Le fui a tocar la puerta al goberna-
dor, faxeé rápido todo para tramitar el permi-
so. Sabía que iba a estar mejor aquí, donde
se especializan en niños quemados”, relata.
En México, en el hospital al que prime-
ro llegó Héctor Manuel, a Adriana la deja-
ron pasar a verlo una sola vez. Cuando el
niño de tres años escuchó la voz de su ma-
má, su corazón se aceleró tanto, emocio-
nado, que ella pensó que podía desestabi-
lizarlo y prefirió no hablar ante él. Pero en
Sacramento, en cambio, le pidieron que es-
tuviera siempre cerca. Duermen juntos y lo
acompaña en las cirugías.
“Cuando lo volví a ver le dije: ‘Mi niño,
aquí estoy, soy tu mamita’. Hinchado, como
estaba, se le corrieron unas lagrimitas. Era su
única forma de expresarse”, dice.
En la primera cirugía, a Héctor Manuel
le salvaron las piernas (“casi me lo hicieron
de nuevo, dedito por dedito”, comenta la ma-
má) y durante cinco semanas soportó en la
tráquea un tubo atravesado por el que respira-
ba. El niño ingería alimento por una de las fo-
sas nasales y por otra expulsaba los ácidos del
estómago (“salía todo lo negro por los gases
sucios que inhalaron”). La semana antepasa-
da le cerraron la tráquea, quitaron el respira-
dor artificial y le hicieron su tercera cirugía.
“Aquí te dicen que la mejor curación es
que uno esté con él, y yo no me despego… El
trato que tenemos aquí es impresionante y se
agradece, porque en Hermosillo estás acos-
tado en el piso, te tienen en la banqueta, no te
dejan verlo.”
A Héctor Manuel aún le faltan cirugías y
sanar de los recuerdos. A veces despierta an-
gustiado y grita: “Quiero a mi mamá, me es-
toy quemando, se quema mi cara”.
La entrevista con Adriana se interrum-
pe cuando escucha del segundo piso un gri-
to: “¡Maaaamáaaa!”. Es su hijo que la llama y
ella camina hacia el elevador para relevar a su
esposo. “Anda con una andaderita queriendo
caminar. Bendito sea Dios, va avanzando rá-
pido y espero podamos estar en Hermosillo
ya caminando por sí solo”, dice feliz.
***
El hospital Shriners es un armatoste rosa de
siete pisos ubicado en la capital de California.
Tiene juegos, salones de terapia y amplios es-
pacios con ventanales que dejan ver un jar-
dín. Cada piso marca el grado de esfuerzo que
hacen los niños por aferrarse a la vida.
Los del tercero dan la pelea en terapia in-
tensiva. Los del cuarto asisten a rehabilita-
ción. En el quinto tienen maletas hechas y es-
peran el traje especial que usarán hasta que el
organismo regenere la piel dañada.
Cada piso alberga historias. En el quin-
to, por ejemplo, habita una princesa llama-
da Astrid Ariadna, a quien se le ve pasear con
su vestido acrinolinado, varita mágica, zapa-
tillas y corona. Juega a que aparece una galli-
na. Luce contenta.
Como huella del incendio le queda una
malla que cubre sus brazos y los recuerdos
que a cada tanto comenta con su mamá: “La
escuelita se estaba quemando, estaba cayen-
do el cielo; estaba dormida, me desperté y me
puse a jugar; me fui por la orillita, estaba una
galleta que tiró un niño; yo salí por la orillita”.
***
Todos los domingos, a mediodía, los papás y
mamás mexicanos salen del Shriners y cami-
nan hasta llegar a un lugar ideal para hacer pic-
nic. No sólo son de Sonora, también los hay del
DF, Oaxaca, Guanajuato, Sinaloa, todos con
hijos enfermos. Los esperan varias familias de
migrantes mexicanos, con ollas llenas de po-
llo en mole, arroz, ensalada, tortillas, panqués
embetunados y esponjosas galletas.
“No es gran cosa, pero es algo”, se excu-
sa la anciana Tomasa Cabrales, coahuilense,
esposa de uno de los albañiles que ayudó a
construir el Shriners.
Al hospital llega también la señora Lupi-
ta López, una hermosillense que aparece en el
lobby hasta cuatro veces por semana, carga-
da de regalos para sus “nietos” y de rosarios y
palabras animosas para los papás.
“Desde el primer día empecé a venir.
Al primero que vi fue a Heraclio (papá de
José Gil Olmos
H
ERMOSILLO, SON.- Guillermo
Padrés se resiste a aceptar que ha-
ya ganado gracias al voto de cas-
tigo que generó la tragedia de la
guardería ABC, algo que en la en-
tidad todos dan como un hecho
irrebatible; pero en contraparte promete –sin
explicar cómo– que habrá justicia para las fa-
milias de los 49 niños muertos una vez que
tome posesión como gobernador de Sonora.
La declaración del panista, sin embargo,
es vista con escepticismo y desconfianza por el
movimiento ciudadano a favor de los deudos.
Antes del 5 de junio, cuando ocurrió el
siniestro en la guardería ABC, algunas en-
cuestas ubicaban a Padrés hasta 15 puntos
por debajo de su primo y candidato del PRI,
Alfonso Elías. Pero un mes después, el can-
Castigo... electoral
didato del PAN ganó la elección con casi 40
mil votos de diferencia, que representan casi
cuatro puntos porcentuales.
Este hecho es la prueba más clara del im-
pacto que tuvo en la ciudadanía la tragedia
y la incapacidad del gobernador, Eduardo
Bours, de aplicar la ley, considera el investi-
gador de El Colegio de Sonora Juan Poom,
quien dice que “el caso de la guardería fue el
factor de más peso en el resultado”.
Explica que no hubo precisamente un
“factor tragedia” lo que habría generado la
inconformidad que derivó en un voto de cas-
tigo para una administración bien evaluada
en obra pública, “sino de la falta de resultados
del gobernador que titubeó en aplicar la ley”.
Para los panistas, el incendio en la guar-
dería ABC sólo fue el último empujón que ne-
cesitaban los sonorenses para sacudirse al PRI.
Guillermo Padrés, ganadero y exsenador,
sostiene que su triunfo se debió a un trabajo
arduo en todo el estado y a su promesa de un
mejor nivel de desarrollo para la entidad. Pero
cuando en entrevista se le pregunta sobre la
tragedia del 5 de junio y de cómo hará justi-
cia, evade dar respuestas claras y precisas.
“Es un tema que no quisiera tocar; es que
no tengo ninguna opinión valorativa en ese
tema. Tengo mucho respeto, demasiado luto
y dolor que nos embarga a todos. Es tema del
que otra persona le debería hablar”, señala.
–Dice usted que se va a hacer justicia,
¿pero qué significa eso?
–Ya se verá en su momento. Ahora no
estoy en libertad de poder expresar eso, pero
debe quedar muy claro al ciudadano que
habrá justicia.
La profesora Catalina Soto, vocera del
Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de
Junio, precisa por su parte que ellos no han
querido politizar la tragedia y mucho menos
“partidizarla”.
Sin embargo, cuestiona el hecho de que
Padrés “no diga cómo ni cuándo” se hará
justicia.
20

1709 / 2 de agosto de 2009
JUSTI CI A
En cualquier caso, Catalina Soto subraya
el escepticismo del movimiento porque,
explica, “entendemos que se está apostando
no sólo al olvido, sino a la protección de las
personas involucradas –funcionarios, exfun-
cionarios y familiares– que participaron en la
subrogación de la guardería como socios y
que ya se fueron del país”.
Advierte que el movimiento ciudadano
va a seguir y que con la llegada del nuevo
gobernador no habrá “borrón y cuenta nue-
va”, pues los responsables andan sueltos y se
tiene que hacer justicia.
El síndrome Fox
Al iniciar su gobierno hace seis años, Eduardo
Bours prometió a los sonorenses llevarlos a
niveles de progreso similares a los del primer
mundo. Sin embargo, al concluir su adminis-
tración deja al estado con una deuda de casi
15 mil millones de pesos, con casi la mitad
de la población en la pobreza, en el décimo
lugar de índice de competitividad y en el 30
de desarrollo político, según los registros del
Instituto Mexicano para la Competitividad.
Pero quizá la mayor deuda para la histo-
ria de la entidad es la muerte de 49 niños en
la guardería ABC y la primera derrota del PRI
en el estado, a manos del panista Guillermo
Padrés, quien reconoce en entrevista las
condiciones adversas con las que llegará a la
gubernatura.
Al estilo de Vicente Fox en 2000, prome-
te que no habrá “cacería de brujas” y que
aprovechará lo bueno que le deja Bours,
como el Plan Proyecta Sonora, precisamente
uno de los más criticados por la deuda que
endosará a los sonorenses durante los próxi-
mos 30 años.
El ganadero panista no cuestiona a Bours
ni el aumento de la riqueza de su familia
durante su sexenio; tampoco el modo auto-
ritario como ejerció el poder. Simplemente
ofrece a los sonorenses “un modelo diferente
de gobierno” y aprovechar al máximo el
bono de confianza que le dieron en las urnas
el domingo 5 de julio.
“No tengo ningún interés más que el
ánimo de servir y de ganarme honradamente
el ingreso como gobernador del estado. Eso
me sobra y basta para vivir a gusto con mi
familia; tengo edad suficiente para salir de la
gubernatura y construir un patrimonio. Soy
ganadero, me gusta eso y toda la vida voy a
serlo. Tengo los pies en la tierra, mis metas
muy claras, mis valores y principios muy bien
fundamentados”, dice.
Padrés parece seguir en campaña, y
promete un gobierno “más sencillo y huma-
no, con más contacto con el ciudadano, de
puertas abiertas, con valores y principios,
municipalista y que piense en las grandes
acciones. Vamos a tener mucha humildad en
el ejercicio de gobierno, los pies en la tierra y
a tener la calma y el temple para sacar a So-
nora en los próximos seis años”.
–¿Habrá un trato especial para los deu-
dos de los niños que murieron a raíz del in-
cendio en la guardería?
–Va a haber justicia. Tengan confianza en
que va a haber justicia.
Juan Poom Medina, coordinador general
académico de El Colegio de Sonora, conside-
ra que “la gente va a querer resultados inme-
diatos”. Por eso, dice, desde el inicio Padrés
tiene que aplicar la ley como no lo quiso
hacer Eduardo Bours en su momento.
Por eso, añade, “si hay un responsable
en la derrota del PRI hay que voltear a ver al
gobernador”. l
Alejandra), lo abracé, le dije que estába-
mos para echarle la mano y estuvimos llo-
rando. Después conocí a todos los papás, to-
dos muy fuertes; yo me quebraba más que
ellos. A veces bajaban a la recepción conmi-
go y llorábamos acá, no frente a los niños”,
dice la “abuela”.
***
Olga Ochoa es una de las mamás que tra-
bajaba en la guardería ABC y cuenta lo que
ahí se vivió puertas adentro: “Me puse a des-
pertar a los niños, los sentaba, les daba una
sacudida: ‘ya vino mamá, vámonos’. Estaba
saliendo humo, el techo de la otra sala esta-
ba cayendo, el comedor ardiendo. Juntos le
sacamos la vuelta a lo que ardía; me regresé
para sacar más y me desmayé. Desperté des-
pués afuera”.
En su pensamiento estaba Alejandra
Guadalupe, su niña, pero en vez de correr a
buscarla sacó a los niños que estaban a su car-
go. “Pensé que (las otras maestras) me la iban
a sacar como yo, que estaba sacando a los ni-
ños, pero no sé qué pasó que la dejaron. Por
el grado de las quemaduras, alguien la sacó al
final”, dice Olga en la recepción del Shriners.
Ella también lisiada, con la malla sobre las
manos quemadas y con unas manchas en la
cara que comienzan a desvanecerse.
Alejandra Guadalupe fue la primera niña
de Hermosillo que pisó California. Heraclio,
su papá, ni siquiera valoró la idea de ingresar-
la a un hospital mexicano, porque su hija tie-
ne nacionalidad estadunidense.
“Dentro de la gravedad, ella está bien, no
tiene los pulmones mal; lo que tiene son las
quemaduras. Hay que esperar a que salga de
terapia intensiva y ver cómo evoluciona, pe-
ro ya estoy agradecida con que me la prestó
Dios más tiempo”, dice la mamá serena.
***
En el informe que el jueves pasado presen-
tó la Comisión Nacional de los Derechos
Humanos adjudica la tragedia a los dueños de
la guardería, al gobierno de Sonora, al ayun-
tamiento de Hermosillo y a los funcionarios
del IMSS que cometieron una carambola de
irregularidades. Todos están escondidos y
sólo una funcionaria menor en la cárcel.
Mes y medio después de la tragedia, un
reporte del IMSS informaba que 16 niños y
niñas que no habían sido hospitalizados por-
que el día del incendio no presentaron daños
visibles ya sufrían complicaciones respirato-
rias. Dos tuvieron que ser llevados a la Ciu-
dad de México.
Hasta el 22 de julio, 16 niños continua-
ban hospitalizados: dos en el IMSS de Gua-
dalajara, tres en Sonora y 11 repartidos en los
hospitales Shriners. A este reporte habría que
restarle dos: Alejandro Martínez, que en Sa-
cramento fue dado de alta, y Juan Carlos, el
pequeño valiente que falleció después de afe-
rrarse casi dos meses a la vida. Pero el pozo
estaba tan hondo; él tan chiquito.
Luis Gutiérrez
Hermosillo. Indignación ciudadana

1709 / 2 de agosto de 2009 21
Ejemplo claro de un caso
judicial que tiene impli-
caciones políticas y so-
ciales, el del secuestro y
asesinato del joven Fer-
nando Martí sigue siendo
utilizado por los gobier-
nos federal y capitalino
como la posibilidad de
colgarse una medalla, la
medalla Martí, ante la
opinión pública. Esa es,
sin duda, una de las ra-
zones por las que el caso
tiende a complicarse,
más aún tras la deten-
ción de dos integrantes
de la banda de Los Pe-
triciolet, entre ellos el
asesino confeso del hijo
del empresario deportivo
Alejandro Martí.
Guerra
por la medalla Martí
Mancera vs. García Luna:
O
c
t
a
v
i
o

G
ó
m
e
z
Raúl Monge
L
a mañana del 17 de julio, el pro-
curador general de Justicia del
Distrito Federal, Miguel Ángel
Mancera, salió de su casa poco
antes de las 8:00 horas rumbo a
la sede del gobierno de la ciudad,
para asistir a la reunión del Gabinete de
Seguridad de ese día.
En el trayecto hacia el centro de la ciu-
dad, mientras revisaba la síntesis de pren-
sa del día, el procurador escuchó por radio
una noticia que lo sacó de balance: la cap-
tura de varios integrantes de la banda de
secuestradores denominada Los Petricio-
let –uno de ellos, Noé Robles Hernández
o Noé Alejandro Soto García, autor con-
feso del secuestro y muerte del joven Fer-
nando Martí, hijo del empresario y actual
presidente del Sistema de Observación
por la Seguridad Ciudadana (SOS), Ale-
jandro Martí.
La sorpresa de Mancera se debió a que
tanto la dependencia que él encabeza co-
mo la Procuraduría General de la Repúbli-
ca (PGR) desconocían la existencia de Los
Petriciolet, mucho menos que Noé y José
Montiel Cardozo, el otro detenido, lleva-
ban más de seis años operando en el Dis-
trito Federal y en el Estado de México.
Además, desde las instalaciones de
la Secretaría de Seguridad Pública fede-
ral (SSP), el coordinador de Inteligencia,
Luis Cárdenas Palomino, declaró en vivo
que su corporación no tenía indicio algu-
no de que Sergio Humberto Ortiz Juárez
(El Apá) y Lorena González Hernández
(La Lore), dos de los siete implicados en
el caso Martí dentro de la investigación
que lleva a cabo la procuraduría del Distri-
to Federal, estuvieran relacionados con el
secuestro del hijo del empresario deporti-
vo ni con ninguno de los otros 14 plagios
cometidos presuntamente por la banda a la
cual se le atribuyen ocho asesinatos. La or-
ganización es dirigida por Abel Silva Pe-
triciolet, prófugo de la justicia.
Detalló Cárdenas Palomino:
“Las víctimas eran interceptadas en
falsos retenes en los que se utilizaban ve-
hículos e insignias de corporaciones po-
liciales. Su modo de operar consistía en
asesinar a los choferes o escoltas (de sus
víctimas) mediante los alimentos que in-
gerían para posteriormente asfixiarlos y
abandonarlos en vehículos robados.”
Sabedor de que esa noticia desmade-
jaba la investigación a su cargo y ponía en
tela de juicio su credibilidad, Mancera pi-
dió a su chofer acelerar la marcha, mien-
tras escuchaba la conferencia de Cárdenas
Palomino, brazo derecho de Genaro Gar-
cía Luna, titular de la SSP.
Apenas concluyó la rueda de pren-
sa, Mancera tomó el teléfono y habló con
Cárdenas Palomino para pedirle que lo re-
cibiera a la brevedad posible. El funciona-
rio federal no puso ningún reparo y lo citó
a las 10:30 horas en sus oficinas de Mone-
da 333, colonia Lomas de Sotelo, delega-
ción Miguel Hidalgo.
Antes de llegar a la sede del gobier-
no del Distrito Federal, Mancera hizo
otra llamada, esta vez a su jefe, Marcelo
Ebrard Casaubon, quien en ese momento
se encontraba en La Paz, Bolivia, a don-
de acudió para participar en la 41 Reunión
del Comité Ejecutivo de la Unión de Ciu-
dades Capitales Iberoamericanas.
Mancera puso al tanto a Ebrard del in-
esperado giro que la SSP le había dado al
caso Martí. Le comunicó también que en
el curso de la mañana se reuniría con Cár-
denas Palomino para preguntarle sobre la
ruta de la investigación que siguió la de-
pendencia federal para la captura del pre-
sunto autor material del asesinato de Fer-
nando Martí.
El jefe de Gobierno del Distrito Fe-
deral pidió a Mancera preparar antes un
informe pormenorizado sobre la investi-
gación realizada por la procuraduría ca-
pitalina, así como del estado procesal
en que se encontraba el asunto hasta ese
momento.
Fue todo.
Incómodo por la situación y con algu-
nos minutos de retraso, Mancera llegó a la
reunión del Gabinete de Seguridad. Debi-
do a la noticia, la agenda del día se centró
en un tema: cómo salir del atolladero en
que los había metido Genaro García Luna.
Los asistentes acordaron reunir las prue-
bas necesarias para apuntalar la investiga-
ción propia en torno al caso.
Mancera les comentó que había habla-
do con Ebrard y que el jefe de Gobierno
le había encargado preparar un informe
detallado, el cual, les adelantó, sería ex-
puesto ante el Consejo Ciudadano de Se-
guridad Pública y Procuración de Justicia
del Distrito Federal, que encabeza Meyer
Klip Gervitz. La presentación se efectuó
dos días después, la noche del 19 de ju-
lio, en la sede de la Procuraduría General
de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y
fue privada.
El encuentro
Una vez concluida la reunión del día 17,
el titular de la PGJDF salió disparado ha-
cia la colonia Lomas de Sotelo, donde se
reunió con Cárdenas Palomino.
Durante el encuentro, que duró casi
tres horas, el coordinador de Inteligencia
de la SSP relató a Mancera que la deten-
ción de Noé, de 31 años, y de José Anto-
nio, de 34, fue producto de una investiga-
ción científica y tecnológica iniciada hace
algunos años con motivo del secuestro de
un empresario.
Así mismo, le comentó que el víncu-
lo con el caso Martí surgió de manera cir-
cunstancial durante el interrogatorio a Noé,
quien confesó que no sólo intervino en el
secuestro del joven Fernando, sino que él
mismo le quitó la vida al frustrarse, dijo,
el cobro del rescate. Noé admitió también
la muerte de Antonio Equihua, otro de los
plagiados por Los Petriciolet. Según Cár-
denas Palomino, Noé negó conocer a El
Apá y a La Lore.
En los diagramas de flujo de la orga-
nización de Los Petriciolet, a cuyos inte-
grantes la SSP les atribuye la comisión de
al menos 14 secuestros, Mancera consta-
tó que no aparecen relacionados los nom-
bres de Sergio Humberto Ortiz Juárez (El
Apá) ni el de Lorena González Hernández
(La Lore) ni los del resto de los implica-
dos en el secuestro de Fernando Martí, im-
plicados en la investigación de la PGJDF.
A pesar del cúmulo de evidencias que,
en el papel, desmoronaban el trabajo reali-
zado por la procuraduría capitalina, Man-
cera defendió su investigación colgándose
de un par de indicios contenidos en el do-
cumento de la SSP: que la casa de seguri-
dad mencionada por los detenidos era la
misma que algunos de los plagiados por la
banda de La Flor habían identificado du-
rante su cautiverio; además, Mancera puso
énfasis en las palabras de Noé, quien afir-
mó que él sólo era parte “de la estructura
más baja de la organización” y de que, por
lo mismo, “no conoce a todos los integran-
tes de la misma”.
Sin embargo, lo que Cárdenas Palomi-
no omitió en ese encuentro fue que mo-
mentos antes de la conferencia de pren-
sa su jefe, Genaro García Luna, llamó a
Alejandro Martí para informarle sobre la
detención del asesino de su hijo Fernan-
do e invitarlo a una presentación ante los
medios de comunicación. El empresario
agradeció la deferencia pero declinó, pa-
ra no ser comparsa, dijo.
El funcionario federal tampoco le
mencionó al procurador capitalino la
averiguación previa AP-PGR-SIEDO/
UEIS/254/2004 abierta en la PGR por el
delito de secuestro y en la que están rela-
cionados El Apá y La Lore.
De regreso al búnker de la colonia
Doctores, el procurador Mancera se co-
municó por teléfono con el titular de la

1709 / 2 de agosto de 2009 23
JUSTI CI A
PGR, Eduardo Medina Mora, para pre-
guntarle qué sabía sobre el caso y pedirle
autorización para interrogar a Noé.
Medina Mora le dijo que no sabía nada
más de lo que había escuchado en los me-
dios de comunicación y que la SSP estaba
en vías de poner a disposición del Ministro
Público federal al asesino confeso de Fer-
nando Martí. Incluso le respondió que en
cuanto el detenido estuviera bajo su juris-
dicción se lo haría saber.
Por la noche, ya con la información di-
gerida y sin la adrenalina al límite, Man-
cera buscó a Alejandro Martí para darle su
versión de los hechos ocurridos en el cur-
so del día. No entró en detalles, pues el
empresario deportivo está enterado de la
ruta de la investigación que ha seguido la
PGJDF en el caso de su hijo.
Aún así, Mancera hizo hincapié en que
la investigación de la SSP no anulaba la
de la PGJDF, sino que la complementaba.
Alejandro Martí no lo confrontó, incluso se
mostró entusiasmado debido a que se había
localizado la casa de seguridad donde estu-
vo secuestrado su hijo. Ese hecho, comentó
el empresario, iba a arrojar más pistas para
terminar de armar el rompecabezas.
Ese mismo día, el empresario hizo pú-
blico su voto de confianza al trabajo de-
sarrollado por la PGJDF en el caso de su
hijo. Difundió un comunicado en el que
aseguraba que las aprehensiones dadas
a conocer por la SSP “no deben desesti-
mar” las investigaciones realizadas por la
PGJDF y convocó a ambas dependencias
a no politizar el asunto.
Un par de días después, el 19 de julio,
Mancera convocó en sus oficinas de la co-
lonia Doctores a los integrantes del Con-
sejo Ciudadano. Ahí defendió la investi-
gación realizada por la dependencia a su
cargo y reiteró que no se contrapone con
la indagatoria que sobre el mismo asunto
lleva a cabo la SSP federal.
La defensa de Mancera
Según versiones de algunos de los asis-
tentes al encuentro, Mancera declaró ese
día que la casa de seguridad que referen
los detenidos por la SSP federal coinci-
día con la que señalan diversas víctimas
de secuestro de la banda de La Flor y
más: que en la declaración de Noé Robles
Hernández o Noé Alejandro Soto García
quedó claro que forma parte de la estruc-
tura más baja de la organización y que no
conocía a todos los integrantes de la ban-
da de Los Petriciolet.
Mancera recordó también que la
PGJDF nunca hizo público que alguna
de las siete personas relacionadas con
el caso Martí fuera el asesino material
de Fernando.
Así mismo, explicó a los asistentes
la ruta de la investigación seguida por la
PGJDF que llevó a la consignación pe-
nal de los siete detenidos: Sergio Humber-
to Ortiz Juárez, Lorena González Hernán-
dez, Fernando Hernández Santoyo, José
Luis Romero Rangel, Marco Antonio Mo-
reno Jiménez, Israel Cañas Ovalle y Noé
Cañas Ovalle por los presuntos delitos de
secuestro agravado, homicidio del secues-
trado en grado de tentativa, robo agravado
y delincuencia organizada.
De acuerdo con el pliego de consig-
nación de la PGJDF, en contra de El Apá
existe la imputación de una víctima y sie-
te testigos, lo mismo que en el caso de La
comandanta Lore. Ambos fueron policías;
el primero trabajó en la desaparecida Divi-
sión de Investigaciones para la Prevención
de la Delincuencia (DIPD) y la PGJDF; la
segunda lo hizo en la extinta Agencia Fe-
deral de Investigación (AFI) y en la SSP,
curiosamente en el área de Inteligencia
que hoy dirige Cárdenas Palomino.
A los hermanos Israel y Noé Cañas
Ovalle los acusan dos víctimas y tres tes-
tigos; al excomandante de la Policía Ju-
dicial del Distrito Federal, José Luis Ro-
mero Ángel, una víctima y dos testigos; al
exagente de la PGJDF Fernando Hernán-
dez Santoyo, dos víctimas y dos testigos,
y a Marco Antonio Moreno Jiménez, una
víctima.
Entre las 104 declaraciones ministe-
riales del expediente del caso, llama la
atención la declaración de un testigo que
incrimina a El Apá y a La Lore. Identifica-
do por la PGJDF con el número 4, aseguró
que en diciembre de 2007, antes de Navi-
dad, su hijo le comentó que había conoci-
do a unas personas, que, ahora sabe, eran
Sergio Ortiz y Lorena Hernández.
En su testimonio también relató que
Sergio y Lorena le pidieron pasar armas de
Laredo, Texas, a Nuevo Laredo, Tamauli-
pas. Según él, ambos le dijeron que le pa-
garían bien por el trabajo. Además, en esa
ocasión Lorena se identificó ante el hijo
del testigo como la comandante Flor y le
dijo que trabajaba en la PGR.
El Apá está relacionado con seis se-
cuestros cometidos por la banda de La Flor.
El pasado 24 de julio, Ortiz Juárez ganó un
amparo incidental que le concedió el juez
12 de distrito en materia de amparo con-
tra una orden de aprehensión girada por la
PGJDF por la presunta comisión de dos se-
cuestros cometidos en 2004 y 2007.
Cuatro días después, el 28, la PGR le
cambió la suerte al dictarle auto de formal pri-
sión por su presunta responsabilidad en un se-
cuestro cometido en 2004. En la averiguación
previa AP-PGR-SIEDO/UEIS/254/2004 es-
tá relacionada también La Lore, quien fuera
protegida de Facundo Rosas, exsubsecretario
de Estrategia Policial y actual comisionado de
la Policía Federal. l
Agencia Reforma
La familia Martí. Complicaciones
24

1709 / 2 de agosto de 2009
Arturo Rodríguez García
M
ONTERREY, N.L.- Por dé-
cadas, el empresariado re-
giomontano se mantuvo a la
vanguardia nacional en sus
sistemas de seguridad, era
referente de investigadores
y consultores de otras ciudades, e inclusive
mantenía áreas de “estudios sociales” que
servían como cuerpos de inteligencia, hasta
la multiplicación de los
secuestros
las que se encuentran los levantones–, mien-
tras que en el mismo lapso de 2009 se han
denunciado 43.
Pero a juicio del experto en temas de se-
guridad Alberto Capella Ibarra, en este año
los secuestros y levantones en la entidad po-
drían ser más de cien, tomando en cuenta
que, de acuerdo con la CNDH, sólo se de-
nuncia uno de cada cuatro de estos casos.
Según el especialista, quien fue secreta-
rio de Seguridad Pública en Tijuana y presi-
dente del Consejo Ciudadano de Seguridad
Pública en Baja California, las bandas de se-
cuestradores, que suelen ser integradas por
10 a 15 miembros, son más difíciles de com-
batir en los estados del norte del país, don-
de regularmente son manejadas por cárteles
de la droga.
Lo que ocurre es que, dice Capella, cuan-
do hay operativos contra el narcotráfico, los
sicarios quedan francos, en una especie de
vacaciones que utilizan para secuestrar y ex-
torsionar. Además, puntualiza, los cárteles
de la droga se dieron cuenta de que resulta
fácil y muy redituable corromper a los cuer-
pos de seguridad locales para que protejan
sus acciones.
En el caso de Nuevo León, el cártel del
Golfo y su brazo ejecutor, Los Zetas, así co-
mo células de los hermanos Beltrán Leyva y,
en menor medida, el cártel de Sinaloa, han
propiciado que se multipliquen los policías
municipales corruptos que ofrecen a los pla-
giarios dichos servicios.
A esto se debe en gran medida, continúa,
el incremento de la actividad de los cárteles,
“bajo la forma de extorsiones, cobro de piso
y secuestros, que crecieron de una manera
impresionante en Monterrey, al igual que las
empresas dedicadas a la consultoría y a los
servicios de seguridad, que aumentaron en-
tre 400 y 500% en los últimos cuatro años.
Pero como ni así se dan abasto –precisa– es-
tán llegando empresas foráneas”.
Todo se agravó, subraya el experto,
“por una ausencia total de compromiso gu-
bernamental: El famoso ‘¿y yo por qué?’
era una constante en el tema de seguridad.
Era toda una simulación política en la ad-
ministración foxista. El ‘México Seguro’
era un show mediático-político sin efectos.
Ahora se ve una confrontación muy fuerte
de Calderón (con los cárteles), pero sin he-
rramientas ni control para hacerlo, y vemos
que el presidente está quedándose solo. De
eso se percataron (los empresarios) y ya no
pudieron hacer nada”.
Al respecto, el presidente de Copar-
mex, Ricardo González Sada, había declara-
do también que “el presidente (Calderón) se
lanzó como El Borras en su guerra contra el
narco”, por lo que en Nuevo León nadie se
siente seguro (Proceso 1668).
Alberto Capella, quien actualmente es
consultor de seguridad, analizó durante el
proceso electoral de Nuevo León las pro-
Monterrey:
que, abandonado por las máximas autorida-
des del país, hoy es blanco constante del se-
cuestro, la extorsión y la violencia de la de-
lincuencia organizada.
De acuerdo con la Procuraduría General
de Justicia del Estado (PGJE), de enero a ju-
nio de 2008 fueron denunciadas en la enti-
dad –sobre todo en el área regiomontana– 54
privaciones ilegales de la libertad –dentro de
A
r
c
h
i
v
o

P
r
o
c
e
s
o
Capella Ibarra. “Falta de compromiso gubernamental”

1709 / 2 de agosto de 2009 25
JUSTI CI A
puestas de los candidatos a la gubernatura. Y
concluyó que mientras el panista Fernando
Elizondo hizo planteamientos muy por de-
bajo de las necesidades, la candidata perre-
dista, Martha Zamarripa, se concentró en un
discurso social y el priista Rodrigo Medina
de la Cruz, quien ganó, ofreció continuar la
política de Natividad González Parás, sin to-
mar en cuenta que esa estrategia no impidió
el incremento de la actividad delictiva.
Secuestros de a millón
En la Carretera Nacional, a cuyos costados
se elevan las serranías de La Silla y Santiago,
los habitantes de esta zona metropolitana
acostumbran pasear, y los que pueden man-
tienen fncas campestres arboladas o viven
en elegantes desarrollos residenciales.
Los negocios de comida, balnearios
y parques de diversiones prosperan en el
área, y no hace mucho tiempo se instaló
ahí un campo de gotcha, el deporte extre-
mo que atrae a muchos jóvenes de clase
alta y que consiste en dispararse balas de
pintura en campos que tienen barreras pa-
ra atrincherarse.
Al principio de las presentes vacaciones
escolares, varios jóvenes acudieron al sitio y,
tras sus rutinas, salieron del campo. Uno de
ellos se fue rezagando y sus compañeros só-
lo alcanzaron a ver que un comando lo subía
con violencia en una camioneta. La familia
tuvo que pagar 15 millones de pesos para lo-
grar la liberación del universitario.
Ese es uno de los casos que, desde el 5
de julio, se comenta en el Club Campestre
de San Pedro, junto con el de altos directi-
vos bancarios secuestrados, el de una joven
perteneciente a una de las familias más acau-
daladas y el de un conocido dentista, pro-
pietario de restaurantes, que fue privado ile-
galmente de su libertad.
Consultado en torno al fenómeno, Al-
berto Capella afirma que ha conocido casos
frecuentes de comerciantes, profesionistas e
inclusive gerentes de banco secuestrados en
el área regiomontana por cuya liberación se
exigen de 500 mil a un millón de pesos.
Asegura que en meses recientes se ha re-
gistrado una mayor incidencia de secuestros
exprés perpetrados por policías en carrete-
ras, y señala que esta práctica ha sido igual-
mente denunciada por la senadora Rosario
Ibarra de Piedra, quien actualmente acom-
paña a más de 50 familias de desaparecidos
en hechos que han implicado la participa-
ción de cuerpos de seguridad de los diferen-
tes órdenes de gobierno en la entidad.
Pero los secuestros afectan hasta a pe-
queños comerciantes en barrios populares.
Por ejemplo, la mañana del pasado 12 de ju-
lio un grupo de vecinos del sector La Estan-
zuela intentó contactar al Ejército tras varios
llamados de auxilio policiaco.
Como esos llamados fueron inútiles, y el
Ejército no estaba disponible, alrededor de
20 vecinos decidieron actuar por su cuenta y
lograron capturar a una banda de extorsiona-
dores, que se identificaban como zetas, en el
expendio Los Castores, donde el propietario
había entregado unos 13 mil pesos al grupo,
que le exigía 20 mil pesos más.
Los vecinos aprehendieron a varios de
ellos, pero el líder de la banda escapó y el
propietario del expendio se convirtió en un
desplazado: El jueves 23 de julio acudió a
su domicilio con agentes de la Policía Mi-
nisterial para sacar del lugar sus últimas
pertenencias, debido a que su familia tuvo
miedo de regresar al sector donde se cap-
turó a los maleantes, quienes se encuen-
tran recluidos en el penal del Topochico y
cuyo líder sigue prófugo.
Los desplazamientos también afectan a
muchos miembros de las clases pudientes,
quienes han optado por establecer sus do-
micilios en Texas u otras zonas de Estados
Unidos por temor a las acciones del crimen
organizado, como lo hizo el presidente y di-
rector general del Grupo Reforma, Alejan-
dro Junco.
Fábrica de culpables
La PGJE describe con frecuencia, pública-
mente, el modus operandi de las supues-
tas bandas que captura, pero suele ocurrir
que, al llegar a los juzgados, no presenta
pruebas de sus actividades ilícitas, por lo
que la Procuraduría General de Justicia
del Estado afronta diversos juicios de am-
paro promovidos por los inculpados.
Uno de esos casos es el de Sonia Vir-
ginia Bastida Morales, apodada por el go-
bierno estatal como La Comandante y
cuya supuesta historia delictiva fue difun-
dida por la PGJE a través de una presenta-
ción multimedia. La mujer podría quedar
en libertad porque jamás se probó su parti-
cipación en secuestros que, además, ni si-
quiera han sido formalmente denunciados.
Bastida Morales fue, hasta su deten-
ción, integrante de la Agencia Federal de
Investigación, destacamentada por la de-
legación estatal de la PGR en Escobedo,
Nuevo León. Se le detuvo el 23 de agos-
to de 2008, acusada de dirigir una banda
que privó de la libertad a un comerciante y
a su hijo, por quienes presuntamente pedía
3 millones de pesos.
Los elementos ministeriales realiza-
ron primero la detención de Osvaldo Azaid
Mendoza Bazaldúa, quien intentaba reco-
ger una camioneta BMW X3 como parte del
botín. Después fue capturado Víctor Manuel
Lovera Valdés, cuando se encontraba en la
supuesta casa de seguridad en la colonia
Chapultepec de San Nicolás de los Garza.
El otro presunto implicado, Pedro Flores
Gaxiola, permanecía prófugo y fue detenido
en Baja California en enero de este año. Sin
embargo, el expediente 0128/2008, al cual
tuvo acceso este reportero, no acredita la res-
ponsabilidad de Bastida Morales.
Más todavía, el delator declaró ante el
juez cuarto de lo penal que no la conocía, y
los afectados por el secuestro jamás se pre-
sentaron a declarar ni la identificaron. La
consignación se hizo porque Osvaldo Azaid
Mendoza llamó a Bastida a su celular duran-
te el supuesto secuestro.
Otro de los acusados, Víctor Manuel Lo-
vera Valdés, obtuvo un amparo y su liber-
tad el pasado 14 de julio, porque no se
acreditó que la propiedad que rentaba hu-
biera sido usada para un secuestro. Uno de
los acusados al inicio del caso fue Andrés
Alonso del Hoyo Reséndiz, quien obtuvo
un amparo para evitar la cárcel, por el mis-
mo motivo.
Con esos amparos, el caso planteado por
la PGJE se desmoronó y sólo falta que Bas-
tida Morales libre varias diligencias que po-
drían devolverle su libertad. Una fuente de
la PGJE dijo a este reportero que a Bastida
Morales no se le ha podido comprobar su
participación en el secuestro, y explicó que
La Comandante –quien permanece en el pe-
nal de Topochico– fue acusada en represalia
por haber cumplido una orden de aprehen-
sión contra madrinas de la Policía Ministe-
rial por delitos federales.
Otras dos presuntas bandas, cuyas deten-
ciones han sido ampliamente publicitadas
por el gobierno estatal, podrían quedar en li-
bertad por la falta de elementos para proce-
sarlas o por encuadrar mal los delitos que se
les atribuyen. Se trata de La Banda de la Pe-
chuga y La Banda del Hooters.
Más allá de las deficiencias en la perse-
cución de los grupos de secuestradores, los
cuerpos de seguridad no parecen contar con
preparación elemental para la negociación y
el rescate de las víctimas, por lo que en la
mayoría de los casos las familias de secues-
trados prefieren contratar servicios privados.
Por ejemplo, la tarde del pasado 14 de
julio una mujer avisó en la calle a la Po-
licía Federal que su hermano había sido
levantado. El convoy que patrullaba una
zona del municipio de Guadalupe dio al-
cance al comando una cuadra más adelan-
te, en la colonia Adolfo Prieto. Al marcar-
les el alto, los plagiarios respondieron con
una granada e inició un tiroteo en el que
murieron cuatro integrantes del comando
y los dos levantados, mientras que tres fe-
derales resultaron heridos.
En su diagnóstico sobre el crimen en
Nuevo León, específicamente sobre los lla-
mados delitos de alto impacto, el investiga-
dor Alberto Capella concluye:
“El estado ya no es una zona blindada,
sino una de las más complicadas, junto con
Chihuahua, Coahuila, Durango, Michoacán,
Sinaloa y Baja California, pero en Nuevo
León los están agarrando en pañales…”
26

1709 / 2 de agosto de 2009
JUSTI CI A
Otra
en Los Ángeles
A
l
e
j
a
n
d
r
o

S
a
l
d
í
v
a
r
demanda
28

1709 / 2 de agosto de 2009
Al cardenal Norberto Rivera Carrera ya le estalló la segunda demanda en Los Ángeles por el pre-
sunto encubrimiento de los abusos del sacerdote Nicolás Aguilar contra menores de edad. En el
primer caso, la Corte de Los Ángeles declaró que no tenía jurisdicción en el asunto –el denun-
ciante, Joaquín Aguilar, es mexicano y el delito se cometió en México–, pero esta vez el jerarca
católico mexicano podría ser llamado a cuentas en Estados Unidos porque ahora la víctima es un
ciudadano de ese país que denuncia hechos consumados allá.
Rodrigo Vera
E
l cardenal Norberto Rivera Ca-
rrera, arzobispo de la Ciudad de
México, fue demandado otra vez
ante la Corte Superior de Los
Ángeles, California, por “encu-
brir” al sacerdote Nicolás Agui-
lar, a quien se acusa de haber
abusado sexualmente de 26 menores de
edad en esa ciudad estadunidense, adon-
de lo envió el cardenal a mediados de los
años ochenta a sabiendas de que el párro-
co era pederasta.
La nueva demanda civil fue interpuesta
el pasado 18 de junio por un estaduniden-
se de origen mexicano, de 32 años, quien
afirma haber sido violado en 1987, cuando
era niño, por el padre Nicolás cuando éste
daba servicios religiosos a la comunidad
latina del centro de Los Ángeles.
Si bien Proceso conoce el nombre del
denunciante, su identidad se mantiene en
reserva a petición suya, pues actualmente
se somete a una terapia sicológica y no ha
informado a todos sus familiares sobre la
demanda que interpuso contra el jerarca de
la Iglesia católica mexicana. Por el momen-
to, la justicia de Estados Unidos le permite
utilizar el seudónimo John Doe.
En la demanda, de 15 páginas, también
acusa al cardenal Roger Mahony, arzobis-
po de Los Ángeles, entre otros ministros
de culto. Dice textualmente:
El demandante tenía entre 9 y 10 años
cuando sufrió abusos por parte del padre
Aguilar. El padre Aguilar tuvo acceso al
demandante debido a la relación de éste
y de sus familiares con los acusados. Ac-
tuando como agente ejecutivo de los acu-
sados, el padre Aguilar utilizó su posición
de confianza, reverencia y acceso para ais-
lar y abusar del demandante.
Agrega que en ese tiempo el padre Ni-
colás trabajaba en “una parroquia de la co-
munidad predominantemente hispana co-
nocida como Rose Hill, ubicada al lado
este del centro de Los Ángeles”. El sacer-
grupo de padres de familia confrontó físi-
camente al padre Aguilar. La policía local
tuvo conocimiento de ese incidente. El pa-
dre Aguilar buscó el apoyo de su obispo,
el cardenal Norberto Rivera Carrera… El
cardenal Rivera facilitó la transferencia
del padre Aguilar a Los Ángeles… a pe-
sar de haber aconsejado al padre Aguilar
que buscara ayuda siquiátrica con motivo
del incidente.
Con estos antecedentes y protegido por
el cardenal Rivera, Nicolás Aguilar llegó a
Los Ángeles y abusó sexualmente de “John
Doe”, quien aún padece las siguientes se-
cuelas físicas y sicológicas:
El demandante ha sufrido y continúa
sufriendo de gran dolor mental y físico,
shock, desasosiego emocional, manifesta-
ciones físicas de este desasosiego, vergüen-
za, pérdida de autoestima, deshonra, humi-
llación e incapacidad para disfrutar de la
vida; se ha visto impedido de realizar con
plenitud sus actividades diarias y/o ha in-
currido y seguirá incurriendo en gastos pa-
ra tratamiento médico y sicológico, tera-
pias y asesoría.
dote llevaba “a acólitos y estudiantes de la
escuela parroquial a su habitación”, con-
ducta que “era conocida por los acusados y
sus empleados”.
Prosigue el documento:
Los acusados encubrieron bajo la fa-
chada de normalidad los contactos y/o
acciones de Aguilar Rivera… con el de-
mandante y/o otros menores que fueron
víctimas de Aguilar Rivera, y disimula-
ron la naturaleza de los abusos y contac-
tos sexuales.
Las acusaciones contra Norberto Rive-
ra se basan en que entonces él era obispo
de la diócesis de Tehuacán, Puebla, y co-
mo tal no solamente era el superior jerár-
quico del padre Nicolás, sino que además
sabía de las inclinaciones de su párroco,
a pesar de lo cual lo envió a Los Ángeles.
Sobre este punto, la demanda detalla:
El padre Nicolás Aguilar, sacerdo-
te de la iglesia de San Sebastián Mártir,
en la población de Cuacnopalan, Puebla,
México, abusó sexualmente de numero-
sos niños en 1986. Cuando estos abusos
fueron descubiertos por la comunidad, un
Citatorio judicial. Segunda llamada

1709 / 2 de agosto de 2009

29
PEDERASTI A
E
l Vaticano acaba de quitarle sus fa-
cultades sacerdotales al padre Ni-
colás Aguilar, pero no por pederas-
ta, sino solamente por el “escándalo
público” que provocó en el ámbito inter-
nacional, lo que dañó la imagen de la Igle-
sia católica.
Con esa decisión, el Vaticano invalida
las acusaciones que, durante tres décadas,
señalaron que el sacerdote estaba abusan-
do sexualmente de menores de edad, al
grado de que aún tiene una demanda ante
la Corte de Los Ángeles.
Así, para la Iglesia el padre Nicolás es
inocente.
La sentencia vaticana fue dada a cono-
cer el 28 de julio por el vocero de la arqui-
diócesis de Puebla, Eugenio Lira Rugarcía,
quien declaró: “El caso se presentó a la San-
ta Sede para que, a través de un proceso ad-
ministrativo, se le retirara del estado cleri-
cal. Y esta sentencia es la que acaba de ser
anunciada”.
De esta manera concluyó el proceso
canónico contra el padre Nicolás, que soli-
citaron al Vaticano, en 2006, las arquidió-
cesis de Puebla y México, así como la dió-
cesis de Tehuacán, a la que pertenecía el
párroco.
En Roma, el proceso lo llevó a cabo el
tribunal de la Congregación para la Doctri-
na de la Fe, el único competente para pro-
cesar a los clérigos acusados de delitos gra-
ves en materia sexual. Este tribunal analizó
el expediente confidencial del padre Ni-
colás que se le envió de México, en el que
se incluía la acusación canónica –llama-
da “aviso” o “notificación”– en su contra
(Proceso 1575).
Hugo Valdemar, vocero de la arquidió-
cesis de México, señala que el tribunal ro-
mano no pudo comprobar que el sacerdo-
te es pederasta:
“A nivel legal, no se le pudieron pro-
bar los abusos sexuales que se le acha-
can. Y eso que tan sólo en la arquidióce-
sis de México recopilamos un expediente
de cerca de mil páginas sobre el padre Ni-
colás, en el que incluimos la enorme can-
tidad de información que se publicó en
los medios.
“Todo apuntaba a que era un abusa-
dor de menores, a que tenía una conduc-
ta reincidente. En Roma se analizó la docu-
mentación, hubo debates en torno al caso.
Pero no se le comprobó nada.”
De ahí que –dice Valdemar– el Vatica-
no castigó al sacerdote por el “escánda-
lo público” que provocó en México y el
extranjero:
“El argumento fuerte que quedaba era
el del escándalo. Y una de las causales de
suspensión es precisamente el escándalo
público.”
Con su fallo, el Vaticano automática-
mente exonera a los jerarcas católicos acu-
sados de solapar los abusos sexuales del
párroco poblano, como los cardenales
Norberto Rivera y Roger Mahony. Si para la
Iglesia no hubo tales abusos, tampoco hu-
bo cómplices.
En los hechos, el cura degradado ya no
ejercía su ministerio ni tenía parroquia. Vi-
ve escondido desde hace tiempo. Algunos
de sus conocidos aseguran haberlo vis-
to fugazmente. Dicen que, en condiciones
paupérrimas, recorre poblados de Pue-
bla, Morelos y el Estado de México, donde
vende discos compactos de música sacra
(Proceso 1560).
Señala Valdemar que, a través de su fa-
milia, al mísero vendedor ambulante ya se
le notificó su condena: “El padre Nicolás
no está localizable. El único recurso que tu-
vo el obispo de Tehuacán fue decirle a su
familia que le notificaran el fallo”. l
Un fallo exculpatorio
Rodrigo Vera
F
e
r
n
a
n
d
o

G
u
t
i
é
r
r
e
z

J
u
á
r
e
z
Por tal motivo, el demandante “solici-
ta la compensación de daños, costos judi-
ciales, intereses, honorarios de abogados,
penalidades civiles y estatutarias, y otras
compensaciones semejantes que la Corte
considere apropiadas y justas”.
A las instancias eclesiásticas implica-
das, principalmente a la diócesis de Te-
huacán y a la arquidiócesis de Los Án-
geles, John Doe las acusa de “daños por
negligencia, supervisión negligente, con-
tratación y retención negligente, abuso de
la obligación fiduciaria, omisión negli-
gente de advertir, negligencia per se por
violaciones estatutarias, lesiones sexuales
y responsabilidad vicarial”.
Encubrimiento, el cargo
Esta es la segunda demanda civil que, por
los mismos motivos y en la misma Corte,
se interpone contra el cardenal Rivera. La
primera la presentó en 2006 el joven Joa-
quín Aguilar. Sólo que esta primera deman-
da no prosperó porque Nicolás Aguilar co-
metió los abusos en la Ciudad de México y
Joaquín es mexicano, por lo que la Corte de
Los Ángeles determinó que no tenía juris-
dicción en el caso.
Joaquín Aguilar, hoy dirigente en Méxi-
co de la Red de Sobrevivientes de Abuso
Sexual por Sacerdotes (SNAP, por sus si-
glas en inglés), comenta entusiasmado:
“A diferencia de mi caso, ahora sí te-
nemos la seguridad de que la Corte de Los
Ángeles intervendrá en este nuevo proce-
so judicial, puesto que los hechos ocurrie-
ron allá y el denunciante es ciudadano es-
tadunidense.”
–¿La justicia de Estados Unidos obli-
gará al cardenal a declarar en la Corte de
Los Ángeles?
–Claro, el cardenal allá será sometido
a interrogatorios. Esta vez no tiene escapa-
toria como la vez pasada, cuando vinieron
a interrogarlo a sus oficinas de la Ciudad
de México. Ahora, allá tendrá que aclarar
el encubrimiento que le dio a su sacerdo-
te pederasta.
“Aunque en este caso también serán
utilizados los interrogatorios que ya se le
hicieron en México al cardenal a raíz de
mi demanda; lo mismo las otras pruebas
que entonces se recabaron, puesto que se
le acusa del mismo delito, sólo que aho-
ra es una nueva víctima quien lo denuncia.
Esa es la única diferencia.”
–¿Para cuándo creen que el cardenal
será llamado a declarar a Los Ángeles?
–Según nuestros cálculos, lo estarán
llamado antes de que termine este año. En
Estados Unidos tendrá que enfrentar todo
el proceso, no sólo los interrogatorios. El
cardenal y sus abogados ya no podrán ale-
gar la falta de jurisdicción de la Corte.
Joaquín Aguilar indica que la SNAP
nueva demanda. Armando Martínez, pre-
sidente del Colegio de Abogados Católi-
cos, amenaza:
“Jeff Anderson se topará con una fuer-
te contraofensiva de nuestra parte. ¡Nos
iremos con todo! No sólo defenderemos al
cardenal, como la vez pasada, cuando in-
cluso tratamos el asunto con caridad, si-
no que ahora los demandaremos a ellos,
ya sea por daños y perjuicios, por difama-
ción, por calumnia… ¡por lo que resulte!
Llegaremos a la vía penal si es necesario.”
–Los demandantes aseguran que el
cardenal deberá declarar en Estados Uni-
dos. ¿Qué opina al respecto?
–El cardenal es un ciudadano mexi-
cano, no tiene por qué someterse a la ju-
risdicción del estado de California. Él no
hizo nada allá. Esto tendría que haber-
se atendido aquí en México, conforme a
las leyes de nuestro país. Se lo he dicho
varias veces a SNAP: “Demándenlo en
México, háganlo aquí”. Pero se niegan.
Allá ellos.
Revela Armando Martínez que la de-
fensa del cardenal estará conformada por
unos 15 abogados de “mucho peso”, tan-
to mexicanos como estadunidenses, entre
ellos el afamado penalista Juan Velásquez,
Bernardo Fernández y algunos “abogados
internacionalistas”.
–¿El Colegio de Abogados Católicos
participará en la defensa del cardenal? –se
le pregunta.
–Nosotros participaremos como coadyu-
vantes en ese grupo, que será multidiscipli-
nario. Conformaremos un frente muy sólido
y muy agresivo. Jeff Anderson intenta sacar-
le dinero a la arquidiócesis de México. Me-
jor que se olvide. No le vamos a dar ni un
centavo.
–¿Detrás de esta demanda hay un inte-
rés económico?
–Ese es el único interés de SNAP y de
Anderson: sacar y sacar dinero de quien
se deje. El modus vivendi de Anderson es
atacar a la Iglesia, lo que le ha permiti-
do poseer jets privados y acumular una
gran fortuna que ya se enlistó en la revis-
ta Forbes.
A su vez, Hugo Valdemar, vocero de la
arquidiócesis de México, señala: “No he-
mos recibido ninguna notificación. Prime-
ro tienen que darse toda una serie de trá-
mites, incluso diplomáticos, pues México
es un país soberano. La notificación lleva-
rá tiempo. Mientras no nos llegue, noso-
tros no nos damos por enterados”.
apoya en su demanda a John Doe y revela
que es hijo de padres mexicanos que emigra-
ron a Los Ángeles, donde él nació y reside
actualmente, junto con su esposa y sus tres
hijas. Incluso, el joven tuvo que dejar tem-
poralmente su trabajo en el área de la cons-
trucción con el fin de prepararse para el caso.
“Yo mismo le expuse a él todos los an-
tecedentes del padre Nicolás y el carde-
nal Rivera, así como la necesidad de que
no quedaran impunes sus atropellos. Y él
aceptó poner la demanda”, dice.
–¿Lo localizaron en Los Ángeles?
–Sí, pues el padre Nicolás abusó en esa
ciudad de 26 menores de edad, por lo que
entonces fue denunciado a la policía, pero
logró escapar y regresar a México. Yo fui
a Los Ángeles para localizar a esas vícti-
mas. Logré entrevistarme con algunas.
–¿Y sólo él aceptó denunciar?
–En realidad, ocho de esos jóvenes han
interpuesto denuncias contra el padre Ni-
colás y el arzobispo de Los Ángeles, el
cardenal Mahony, también acusado de en-
cubrimiento. Pero este joven fue el único
que se atrevió a incluir en su demanda al
cardenal Rivera Carrera.
Agrega Aguilar que él y su equipo de
abogados analizaron los interrogatorios
hechos a Rivera Carrera y a Mahony en
su caso.
“Para evadir a la justicia, los dos carde-
nales dijeron mentiras durante esos inte-
rrogatorios. Analizamos muy bien sus res-
puestas. Esto nos permitió conocer cómo
opera la Iglesia para encubrir a sus curas
pederastas, ya sea trasladándolos de pa-
rroquia, de diócesis o incluso de país. Ese
análisis de sus complicidades y encubri-
mientos nos ayudará muchísimo.”
Al igual que con Joaquín Aguilar, es-
te nuevo caso lo lleva el abogado estadu-
nidense Jeff Anderson, con 30 años de li-
tigar contra ministros de culto pederastas
en Estados Unidos, por lo que su bufete,
Jeff Anderson & Associates, ha obteni-
do indemnizaciones multimillonarias pa-
ra sus clientes.
Con más de 250 demandas contra sacer-
dotes, obispos y arzobispos de Estados Uni-
dos, Anderson provoca temor dentro de la
jerarquía eclesiástica. Una clave de su éxi-
to es que utiliza el mismo recurso jurídi-
co que sirve para combatir a las mafias del
crimen organizado: la ley Racketeering
Influence and Corrupt Organizations (RI-
CO). Cuando este semanario lo entrevistó
en febrero de 2007, aseguró: “El cardenal
Rivera y la jerarquía se comportan como
una mafia, como una organización crimi-
nal” (Proceso 1581).
Defensa nutrida
Mientras tanto, los defensores del carde-
nal Rivera ya se alistan para enfrentar la

1709 / 2 de agosto de 2009

31
PEDERASTI A
C
onvertida la residencia oficial
de Los Pinos en sede alterna
del Partido Acción Nacional
(PAN), a donde hizo desfilar
a numerosos correligionarios,
Felipe Calderón ha conducido
la unción de César Nava como
presidente de esa estructura partidaria y ad-
ministra también, al margen de los órganos
estatutarios, el análisis de la catástrofe elec-
toral, como en la reunión “secreta” a la que
convocó en el Estado de México.
Uno a uno, días tras día desde el 5 de
julio, cuando sobrevino la debacle elec-
toral, comparecieron ante Calderón nu-
merosos panistas como Germán Martínez
–quien le presentó su renuncia a la presi-
dencia del PAN antes que a su partido–, los
gobernadores –en dos ocasiones– y los en-
tonces prospectos a la sucesión: Nava, Héc-
Álvaro Delgado
Crece
E
d
u
a
r
d
o

M
i
r
a
n
d
a
tor Larios, Ernesto Ruffo y hasta Josefina
Vázquez Mota.
Pero, también, hizo llamar a adversa-
rios internos como el senador Santiago
Creel y el diputado electo Javier Corral,
quienes inclusive –junto con el senador Ri-
cardo García Cervantes– concurrieron al
cónclave celebrado el sábado 25 y parte del
domingo 26 de julio, en el Centro Nestlé de
Formación, en Ocoyoacac, de cuya delibe-
ración se entregará un documento al Con-
sejo Nacional, la instancia donde estatuta-
riamente debe darse esa discusión.
Convocada por el propio Calderón, se-
gún declaró a la agencia Notimex el secre-
tario general del PAN, Rogelio Carbajal,
en la reunión –a la que asistió Vicente Fox–
se hizo acompañar de un grupo de funcio-
narios encabezados por la jefa de la Ofici-
na de la Presidencia, Patricia Flores, y sus
asesoras Alejandra Sota y Sofía Frech.
Pese a ello, y en lo que ha sido el único
pronunciamiento público sobre su partido
desde la elección del 5 de julio, Calderón
afirmó que es respetuoso de la vida interna
del PAN y calificó de “injusto” ser señala-
do como autor de la imposición de Nava,
su exsecretario particular que, este sába-
do 8, busca asumir el cargo, en una incier-
ta sesión del Consejo Nacional.
Sin embargo, la palabra presiden-
cial no tiene credibilidad entre consejeros
opositores a él, como el diputado Juan Jo-
sé Rodríguez Prats, el principal historia-
dor vivo del PAN, pese a sus casi tres dé-
cadas de militancia priista:
“¡Nunca había visto yo, en 40 años de
vida política, un proceso tan veloz de des-
memoria y olvido como el PAN lo ha te-
nido de su tradición y de sus principios!”
Manuel Espino, expresidente del PAN
y quien fue excluido de la reunión convo-
cada por Calderón, afirma que la imposi-
ción de Nava es inequívoca y el encuentro
en Ocoyoacac sólo es parte de la estrate-
gia. “Fue una reunión al más puro estilo de
El Yunque: secreta y selectiva.”
Según él, ante la oposición de Martínez
a celebrar esa reunión, Luis Felipe Bravo
Mena, secretario particular de Calderón, se
encargó de convocar a los invitados. “Fue
el encono
32

1709 / 2 de agosto de 2009
Algunos militantes del PAN se deslindan del presi-
dente Felipe Calderón en su intento por ungir como
próximo líder nacional del partido a César Nava y le
espetan, indignados: “un candidato único no se eli-
ge”. Además le recuerdan que Acción Nacional no
es un partido de Estado, al tiempo que le advierten
que quizá su candidato no obtenga las dos terceras
partes de los votos de los consejeros nacionales pa-
nistas. De suceder lo anterior, sería la catástrofe...
para definir una jugada que habrá de imple-
mentarse en el partido, pero que se lleva a
cabo en un espacio que no es institucional,
de espaldas al Consejo Nacional”.
–¿Esa reunión resuelve la crisis en el
PAN?
–No. Esa reunión, en vez de resolver,
complica, porque da para el sospechosis-
mo. Me parece muy extraño que quienes
fueron invitados a esa reunión parecen ha-
ber hecho votos de silencio. A algunos los
vi muy decididos a defender la dignidad
del partido, y ahora los veo muy callados.
–¿Como Creel y García Cervantes…?
–No voy a mencionar nombres, pero sí
lo que dijo el presidente de que es injusto
que se le atribuya la imposición de Nava. Lo
que es injusto para el partido es pretender di-
simular o negar lo que es evidente, lo que se
puede constatar por hechos consumados.
“Entiendo el interés político del presi-
dente de querer desvincularse de este enredo
que se generó en su gobierno, pero lamenta-
blemente no es creíble. Yo no estoy contan-
do mentiras, me constan las presiones. Y su-
pongo que ni Larios ni Humberto Aguilar ni
Corral ni García Cervantes ni Creel cuentan
mentiras públicamente. Saben y les consta
algo y por eso fueron a denunciar.
“Y me cuesta trabajo creer que el pre-
sidente no sea lo que hacen sus muchachi-
tos. Si en este país hay un lugar donde no
se mueve la hoja de un árbol sin el consen-
timiento del jefe es en Los Pinos.”
¡Que Nava renuncie!
Así, en medio de un creciente encono en-
tre dirigentes, cuyos propagandistas de
Nava acusan hasta de “cobardes” e “in-
congruentes” a sus detractores; en medio
de la opacidad en el origen de los recur-
sos que usa el candidato oficial para finan-
ciar sus traslados –en aviones y helicópte-
ros privados–, y sin un debate institucional
sobre la crisis que padece, el Consejo Na-
cional sesionará, este sábado 8, sólo para
elegir al sucesor de Martínez.
Sin embargo, los consejeros consulta-
dos por Proceso advierten que sigue laten-
te la posibilidad de que Nava, quien posee
el mismo estigma del dedazo que Martí-
nez, no obtenga las dos terceras partes de
los votos de los consejeros nacionales que
asistan a la sesión y, por tanto, se profundi-
ce una crisis que va más allá de la catástro-
fe electoral y la propia sucesión panista.
La crisis tiene que ver, según los con-
sejeros, con la lógica de facción, la im-
punidad de conductas fraudulentas, com-
plicidades al más alto nivel, cacicazgos,
alejamiento de la sociedad, y hasta diri-
gencias estatales cooptadas por gobier-
nos priistas, temas que no se han discuti-
do institucionalmente.
“Lamento que lleguemos bajo el es-
tigma de la candidatura oficial y que ellos
produzca una gran abstención, y ahí sí
puede haber una afectación institucional
y una fractura mayor”, advierte Corral,
quien, pese al acercamiento con Calderón,
no depone su conducta crítica.
Renuente a revelar detalles del encuen-
tro “privado, no secreto”, en el que asegura
que “no fue de conclusiones, negociaciones
ni candidaturas”, Corral advierte: “Todos
debemos evitar la fractura por ese hecho
que sería lastimoso no sólo para el equipo
gobernante, sino para todos los miembros
del Consejo Nacional.”
–¿Existe aún el riego de que Nava no
sea electo?
–Existe la posibilidad de que un gran
número de consejeros nos abstengamos
ese día.
Según él, Calderón está receptivo, “con
ganas de rectificar cosas” en el PAN y en
el gobierno: “Obviamente mis diferendos
fundamentales con él, que son dos, siguen:
“Sus aliados externos, que no le han dado ni
bienes al país ni ventajas al partido ni creo
que prestigio a él, y también difiero del lan-
zamiento de la candidatura de Nava.”
El diputado federal Juan José Rodrí-
guez Prats, también consejero nacional,
afirma que va en ascenso el número de
miembros del máximo órgano de dirección
que no asistirán o se abstendrán, porque un
candidato único no se elige. “Es como las
asambleas priistas: Se registraba uno y se
elegía por ovación. ¡Eso no puede ser! ¡Co-
mo fue con Germán Martínez!”
El mismo deslinde de Calderón, dice,
gravita en contra de Nava, porque “el con-
sejero que haya recibido alguna señal de
que los dados están cargados pueden decir
que no hay tal y, por tanto, no dé su apo-
yo a Nava”.
Por ello, Rodríguez Prats exige, públi-
camente, que Nava renuncie a la candida-
tura por haber sido él el que afirmó, como
se publicó en Proceso, que Calderón rige
sus decisiones.
“El culpable real de que esa impre-
sión la tengan muchísimos panistas y esté
en la opinión pública totalmente arraiga-
da –basta ver editoriales, caricaturas, todo
O
c
t
a
v
i
o

G
ó
m
e
z
Nava. Imposición

1709 / 2 de agosto de 2009

33
POLÍ TI CA
mundo está señalando que hay un dedazo–
se llama César Nava. Si es congruente de-
be declinar y abrirse de nuevo el registro
para ir a una contienda respetable.”
–¿Una declinación “por el bien del
partido”?
–Exacto. Yo a lo que apelo es a la con-
ciencia de militante panista de César Na-
va: que no le haga daño al PAN dándole
prioridad a su ambición personal por so-
bre el interés del partido.
El legislador tabasqueño plantea que
la renuncia sería una salida decorosa pa-
ra Nava. “Es una salida mucho más digna
–todo el panismo se lo agradecería–, que
aferrarse a que siendo candidato único se
enfrente a un riesgo grave: que no alcance
las dos terceras partes del Consejo Nacio-
nal, sobre todo ahora que hay conciencia
en los consejeros que no hay consigna.”
El propio exgobernador Ernesto Ruffo,
quien habló con Calderón el 15 de julio, a
instancias de Bravo Mena, advierte que su
posible presidencia por consenso no es-
tá cancelada. “Si César no obtiene las dos
terceras partes, entonces tiene que hacerse
otra convocatoria”, dijo al reportero la tar-
de del 31 de julio.
–¿Usted se sostiene en ser presidente
de consenso?
–Sí, yo estoy de una manera pasiva-
activa, si se vale decir eso: Pasivo porque
yo no ando hablándole a los consejeros ni
dando historia a favor ni en contra, y acti-
vo porque cuando se da un consenso hay
que aprovecharlo.
Impunidad y complicidades
Para el consejero nacional Adrián Fernán-
dez Cabrera, exsecretario general de Carlos
Castillo Peraza y secretario general adjunto
con Calderón –de quien se distanció–, “la
crisis del PAN no es por la catástrofe elec-
toral” ni por la elección de Nava que, según
él, será ungido por los consejeros.
La situación del PAN, dice, es más
compleja: “Crisis de identidad, de ejer-
cicio de poder, de camaradería castren-
se, crisis de trabajo en equipo. En eso nos
podemos centrar para poder reconstruir
el partido y poder enfrentar los próximos
episodios electorales.”
Más que haya candidato único a la pre-
sidencia del PAN o si es Nava, su amigo, a
Fernández le preocupa que lo hay porque
se ha impuesto la visión de un solo gru-
po del partido: “Hay una falta de sensibi-
lidad, no se conoce cómo se mueven las
cosas al interior del PAN, hay una prepo-
tencia absoluta y hay un desconocimiento
de la normatividad.”
Pero, además, ya no hay discusión en
el Consejo Nacional, el máximo órgano de
dirección del PAN. “Matamos el diálogo,
la discusión, la confrontación de ideas que
siempre había enriquecido al PAN”.
Por eso, dice, a la militancia le moles-
tan reuniones como la que encabezó Cal-
derón en el Estado de México, no porque se
hagan en sí, sino porque es donde se toman
las decisiones que corresponden al partido.
“Lo que no voy a aceptar es un docu-
mento de ellos para el Consejo Nacional, no
voy aceptar una imposición de los que estu-
vieron en esa reunión, que ni siquiera ten-
go certeza de quiénes fueron, como una de-
cisión de un órgano colegiado del partido.”
Pese a que él planteó que primero de-
bía darse una reflexión antes de la elección
del sustituto de Martínez, Fernández Ca-
brera dice que la realidad es que Nava será
electo por el Consejo Nacional, pese a que
habrá oposición.
“No me gusta el candidato único, no
me gusta que se haya resuelto en la Presi-
dencia de la República, no me gustan mu-
chas cosas, pero es nuestra realidad y va a
ser el presidente del partido”.
Y plantea: “Lo que yo esperaría es que
se sacuda esa imagen que va a cargar de
que fue impuesto desde Los Pinos, que to-
do el sistema operó, que no fue electo de-
mocráticamente porque era el único, etcé-
tera, no importa, que se sacuda eso, pero
que convoque a un ejercicio de reflexión y
se suspenda toda actividad electoral hasta
que nos pongamos de acuerdo sobre qué
partido queremos. Una cuestión drástica.”
Se debe convocar, además, a secto-
res de la sociedad para que planteen có-
mo quieren al PAN, discutir la relación del
partido con los militantes, la sociedad y el
gobierno.
–¿No se ve que la relación de Nava con
Calderón será distinta a la de Germán?
–No, pero hay una diferencia: Hay un
grupo muy importante de consejeros na-
cionales, y algunos miembros del CEN,
que ya se dieron cuenta de que esa relación
no funciona. No me gusta que Nava sea el
candidato, porque entiendo que se va a su-
bordinar al presidente de la República co-
mo lo hizo Germán, o más, no lo sé, pe-
ro habrá un poco más de equilibrios dentro
del partido por las experiencias dadas.
Y además, dice, hay otro elemento:
“Mucha gente que se está animando a ha-
blar y eso es muy positivo. Antes les daba
miedo hablar porque pensaban que podían
perder su trabajo, que no les iban a dar lo
que les prometieron. En esa gente pongo la
esperanza para rescatar al partido.”
Al respecto, Javier Corral, quien acla-
ra que la reunión de Ocoyoacac no sustitu-
ye a los órganos estatutarios del PAN, ve
positivo también que, pese a las voces que
buscan inhibir la discusión sobre los pro-
blemas del PAN, se multipliquen las ex-
presiones que buscan “orear” los temas.
“Debemos reencontrarnos con la ética
del partido, romper con una red de compli-
cidad que hemos consentido de dirigentes
del partido y servidores públicos”, expo-
ne Corral, quien insiste en que el momen-
to exige restaurar la vida democrática del
PAN y restablecer su legalidad interna.
Pero, además, urge: “Tenemos que res-
catar el PAN en muchos estados de las ma-
nos de los gobernadores del PRI, no del
PAN. ¡Hay muchas dirigencias estatales
del PAN cooptadas por gobiernos priistas!”
Y la impunidad es muy grave, como lo
acredita el fraude cometido en su contra en
Chihuahua, donde hasta votaron muertos
en Batopilas, la tierra natal de Manuel Gó-
mez Morín, fundador del PAN. “No hay
una sola acción, una sola, que sancione a
los responsables de la afrenta”.
Fernández Cabrera, quien fue coordi-
nador de la campaña de Creel por la can-
didatura presidencial y quien denunció el
fraude cometido por Calderón en Yucatán,
coincide que los fraudes no se castigan en
el PAN, como el cometido contra Corral.
“No va a pasar nada, y no va a pasar por-
que eso está permitido, si no es que instrui-
do desde instancias más arriba del partido”.
Lo reconoce: “¡Es terrible! No lo pue-
do comprobar y no lo debería decir, pero el
problema es que esto es una complicidad
y, si entramos a esto, de ahora en adelante
se acabó el PAN. El PAN como partido po-
lítico, como fue concebido, como un par-
tido de legalidad, de congruencia, ya no lo
vamos a tener.”
–Si no se sanciona adulterar la volun-
tad popular interna, ¿qué puede esperarse
hacia fuera?
–El problema es de congruencia. Mu-
chos entramos al PAN porque no quería-
mos un partido de Estado, porque no que-
ríamos fraude en las elecciones, porque
queríamos que fueran postulados los me-
jores, y hoy en el PAN tenemos un partido
de Estado, hoy en el PAN se postula al que
convenga, independientemente de que no
se respetan las reglas ni la voluntad, y has-
ta fraudes internos vemos. Eso es lo que
está motivando que mucha gente deje de
participar y que venga la catástrofe electo-
ral que tenemos hoy.
O
c
t
a
v
i
o

G
ó
m
e
z
Ruffo. Contra las consignas
34

1709 / 2 de agosto de 2009
POLÍ TI CA
R
ichard Nixon y Luis Echeverría se reunieron
dos veces en junio de 1972, en la Casa Blan-
ca. El tema central de sus conversaciones fue
el peligro del comunismo en América Latina
representado por Fidel Castro y por Salvador
Allende.
1
Luis Echeverría no supo que esas
conversaciones se estuvieron grabando mediante cinco micró-
fonos ocultos en la silla del presidente Nixon y otros dos em-
potrados en la chimenea. Las conversaciones tuvieron lugar
el 15 y 16 de junio de 1972 y contaron con la ayuda de un in-
térprete. Kate Doyle refiere que Echeverría dijo a Nixon que:
Latinoamérica enfrentaba un peligro inminente… acosada
por la pobreza y el desempleo y la propaganda de la Unión Sovié-
tica, que mostraba a la Cuba de Fidel Castro como la respuesta a
los problemas del hemisferio. La solución, insistía, era el capital
privado. Por ello exhortaba a Nixon a que promoviera las inver-
siones en México y en la región.
Echeverría: Dígale (dirigiéndose al traductor) al señor presidente que en
el discurso que voy a tener dentro de una hora en el Congreso, ratifico
mis tesis del Tercer Mundo frente a las potencias...
Nixon: (interrumpiendo) La doctrina Echeverría.
–Sí... porque si en América Latina yo no tomo la bandera, nos la
quita Castro Ruz. Estoy perfectamente consciente de eso...
Echeverría y Nixon:
El sueño de una
alianza
*
36

1709 / 2 de agosto de 2009
En junio de 1972, los micrófonos ocultos en la oficina de Ri-
chard Nixon grabaron su reunión con el presidente mexicano
Luis Echeverría, quien le propuso establecer una estrategia
para frenar el peligro que constituían los liderazgos de Fidel
Castro y Salvador Allende. Echeverría, quien culpó a Cuba
del movimiento estudiantil de 1968 y 1971, se ofreció a “arre-
batarle la bandera” latinoamericanista a Castro, lo que Nixon
aceptó, claro que –como añadió irónicamente– sin convertir al
gobierno mexicano en “agente de Estados Unidos”...
El peligro inminente, según el registro de las palabras de
Echeverría, no era la pobreza, el desempleo o la desigual dis-
tribución de la riqueza en Latinoamérica, sino Cuba, o la propa-
ganda soviética a través de Cuba. Es curioso que planteara como
medida de solución el capital privado, que para la mentalidad de
los gobiernos estadunidenses no resultaba una novedad. Si él no
tomaba la bandera, “nos la quita Castro Ruz”. El plural contra-
ponía a Castro al nos de Nixon y Echeverría; ambos presiden-
tes debían actuar coordinadamente para quitarle “la bandera” de
Latinoamérica:
Dígale que nosotros lo sentimos en México –que yo lo sentí en Chile,
que se siente en Centroamérica, que se siente entre los grupos juve-
niles, entre los intelectuales–, que Cuba es una base soviética en to-
dos sentidos, militar e ideológica, que la tenemos en las narices. Que
el doctor Castro y Cuba son instrumentos de penetración en los pro-
pios Estados Unidos; lo quieren ser en México y en todos los países
de América Latina, y que no cesan en eso en una u otra forma. Que
evidentemente los grandes subsidios que recibe y su gran compli-
cidad es para proyectarse en grupos norteamericanos y grupos lati-
noamericanos. Y que si nosotros, concretamente México, no adopta-
mos una postura progresista dentro de la libertad, con la amistad con
Estados Unidos, esta corriente va a proliferar. Que por tanto es muy
importante, yo creo, para mí es una cosa de gran preocupación per-
sonal, que le quitemos la bandera con testimonios reales de coope-
ración a nivel oficial y con la iniciativa privada y con la tecnología.
Sólo México, aliado con Estados Unidos, pues, podría frenar
esa ola expansiva de agitación cubana en Latinoamérica. Eche-
verría podía aportar su larga experiencia para frenar en México
la penetración perjudicial de la isla desde los movimientos estu-
diantiles de 1968 y 1971. Nixon podía confiar y aliarse con él pa-
ra detener la penetración cubana y soviética con una idea diferen-
te de libertad y de cooperación económica entre ambos países.
Así, y esto era su gran preocupación personal, podrían quitarle la
“bandera” a Fidel Castro.
Richard Nixon fue muy receptivo al planteamiento de su co-
lega y no dejó dudas de su oposición a Cuba y a Chile por con-
siderarlos como “enfermedades” sociales que podrían contagiar
al continente entero. Contestó así a la propuesta de Echeverría:
Pero quiero decirle al presidente que (...) puede contar conmigo para
exhortar a la comunidad de negocios estadunidense a que invierta en
Latinoamérica. Creo que es de vital importancia para Estados Uni-
dos no permitir que la tragedia cubana infecte al resto del Caribe y,
eventualmente, al resto de Latinoamérica. Y, francamente, para serle
muy sincero, creo que sería muy perjudicial para todos nosotros que
el experimento chileno se esparciera por el resto del continente. Se-
ría un hemisferio muy enfermizo si ésta fuera la tendencia del futuro.
Es posible que Nixon empleara el plural “todos nosotros” un
poco más holgadamente que el “nos” de Echeverría, puesto que el
mandatario mexicano pensaba en una alianza entre Nixon y él, y
entre México y Estados Unidos. Nixon fue más abierto: el “noso-
tros” se refería al hemisferio entero. Por ello, acaso, Nixon tenía
claridad para imaginar la utilidad de Echeverría en el proceso di-
plomático y político del continente: el papel de agente, un agente
peculiar, protagónico, pero en función de proyectos predominan-
temente estadunidenses:
También me gustaría decirle otra cosa al presidente, sin pisotear la
actitud tradicional de México de mantener una política independien-
te. Creo que es muy útil que México asuma un papel protagónico en
asuntos como esos en la OEA. No estoy pensando ahora que México
Carlos Montemayor

1709 / 2 de agosto de 2009 37
asuma el papel de agente de Estados Unidos. Pero creo que México
está en una posición ideal para hacer eso.
Nixon reconoce la actitud tradicional de México de mantener
una política independiente, pero propone dos cosas que podrían
ser dos fases de una sola. Por un lado, la de asumir en esos “asun-
tos” (es decir, evitar que los casos enfermizos de Cuba y Chile
se extiendan en Latinoamérica) un papel protagónico dentro de
la OEA; por otro, y no de inmediato, asumir el papel de agente
de Estados Unidos. No está claro si al afirmar que la posición de
México era ideal “para hacer eso”, Nixon se refería a operar a tra-
vés de la OEA o al papel de agente. En ese momento la preten-
sión de Echeverría iba más allá de la OEA; dada la importancia
de Estados Unidos en la composición de este organismo multi-
lateral y la exclusión de Cuba, el protagonismo tendría que dar-
se en un terreno político más amplio que la OEA misma. Nixon
continúa y concluye así:
Pero creo que México está en una posición ideal para hacer eso. De
lo contrario, el liderazgo sería asumido por líderes del continente
que no pueden hablar tan efectivamente como puede hacerlo el pre-
sidente de México.
Echeverría: Dígale que yo pienso que así es en realidad.
Nixon: En otras palabras, mejor que la voz de Latinoamérica sea la
voz de Echeverría a que sea la voz de Castro.
Luis Echeverría se preparó para ser la voz de Latinoamérica
por encima de Fidel Castro. Así lo expresó, sin saber que se esta-
ban grabando sus conversaciones con Nixon. Tal propósito exigía
varios sacrificios políticos y diversos riesgos retóricos: la cerca-
nía con Castro y con Allende; la defensa de los proyectos políti-
cos de ambos dirigentes; la aparente solidaridad y comunidad de
intereses con ellos y con el tercer mundo. Para superar a los diri-
gentes cubanos y chilenos, tenía que aceptarlos en la superficie
política, no en la profundidad de la alianza que buscaba. Contra
los peligros que representaban Cuba y Chile, la oculta y profun-
da verdad de su condición de político anticubano y antisoviético
creó un nacionalismo peculiar: un nacionalismo que necesitaba la
alianza con el presidente de Estados Unidos para quitar “la ban-
dera” de las luchas latinoamericanas a Cuba, a la que culpó del
movimiento estudiantil de 1968 con argumentos que la CIA des-
echó desde el primer momento.
Al día siguiente de la última entrevista que Luis Echeve-
rría sostuvo con Richard Nixon, el FBI capturó a cinco suje-
tos que habían allanado la sede nacional del Partido Demócra-
ta en el hotel Watergate de la ciudad de Washington. Dos eran
cercanos colaboradores de la Casa Blanca y expertos en es-
pionaje telefónico: Jim McCord y Howard Hunt. Muy avanza-
da la noche de ese 17 de junio de 1972, el director de la CIA,
Richard Helms, llamó por teléfono al director del FBI, L. Pa-
trick Grey, para aclarar que los arrestados habían sido contra-
tados por la Casa Blanca y que la CIA estaba fuera del asun-
to.
2
A partir de ese momento se desarrolló el conflictivo “caso
Watergate”, que condujo a la renuncia de Richard Nixon en
agosto de 1974.
Es difícil saber si la dimisión de Nixon modificó sensible-
mente las opiniones y los cálculos de Echeverría sobre esa alian-
za estratégica que debía arrebatar a Castro la bandera latinoame-
ricana. Fueron públicos y notorios sus esfuerzos por ocupar la
Secretaría General de las Naciones Unidas; el Centro de Estudios
del Tercer Mundo se mantuvo bajo su dirección hasta los inicios
de la administración de Miguel de la Madrid (1982-1988).
Pero en cierto modo Echeverría emuló algunos aspectos de
su potencial aliado del primer mundo. Nixon fue el primer pre-
sidente de Estados Unidos que visitó oficialmente China y la
Unión Soviética, hecho sorprendente en plena Guerra Fría, pe-
ro susceptible de entenderse si recordamos que se iniciaba el
proyecto de la Trilateral para impulsar el libre mercado que po-
co después se conocería como “globalización”.
3
A su modo, en
el apogeo de una creciente oleada de gobiernos latinoamerica-
nos llegados al poder por golpes de Estado, Luis Echeverría fue
el primer presidente que pese a sus conversaciones con Richard
Nixon visitó oficialmente la Cuba de Fidel. José Luis Alonso
Vargas registró esa visita a la isla, que se efectuó del 17 al 22 de
agosto de 1975, cuando Richard Nixon no era ya presidente de
Estados Unidos y no había más promesas de alianza con el su-
cesor, Gerald Ford:
... su esposa, María Esther Zuno, y algunos personeros de su régi-
men habían estado realizando visitas y actividades desde principios
de año, para que cuando él llegara ya estuvieran definidos los posi-
bles acuerdos y firmas de convenios…
La llegada de Echeverría a La Habana, el 17, la vimos por televi-
sión en Santiago de Cuba.
La televisión, el Granma y los demás tabloides de esos días es-
taban llenos de imágenes del genocida de Tlatelolco y de San Cos-
me, al lado de Fidel y de los altos dirigentes de la Revolución Cuba-
na. Los discursos del chacal, por supuesto, pletóricos de demagogia.
Allá en México eran cientos los presos políticos, previamente tortu-
rados con salvajismo, cientos los desaparecidos, sobre todo en el es-
tado de Guerrero; cientos los muertos, los nuestros, de la guerrilla, y
los inocentes, del pueblo. Y el principal responsable de tantos geno-
cidios estaba haciéndose pasar por revolucionario y hasta por socia-
lista, y era recibido como héroe en el aeropuerto y por las calles de
La Habana, Santa Clara y Pinar del Río, acompañado del decano de
la represión, en México, Fernando Gutiérrez Barrios y de la viuda de
Allende. Andaba regalando autobuses y laboratorios en las escuelas
y traían a una cantante de ranchero, María de Lourdes, y a un elenco
de cientos de artistas, para ganarse al pueblo cubano, que es fanático
de la canción mexicana.
4
Echeverría estuvo en Cuba, así es. Pero no se cristalizó el pro-
pósito de que su voz remplazara a la de Fidel en Latinoamérica.
La relación de Gutiérrez Barrios fue constante con el aparato gu-
bernamental de la isla; no fue así la relación de Luis Echeverría
con Cuba, a la luz de sus conversaciones con el expresidente esta-
dunidense. Desconocedor de los planes frustrados de Luis Eche-
verría con Nixon para arrebatarle la “bandera” de las reivindica-
ciones latinoamericanas, en su primera visita oficial a la Ciudad
de México en ocasión de la toma de posesión de Carlos Salinas
38

1709 / 2 de agosto de 2009
de Gortari, Fidel Castro acudió a cenar a la casa de Luis Echeve-
rría la noche del 3 de diciembre de 1988, en vísperas de un viaje
a Tuxpan donde inauguró, junto a Gutiérrez Barrios, un museo de
la Amistad que, entre otras cosas, contaba con una réplica de la
histórica embarcación Granma. Luis Suárez, periodista muy cer-
cano a Echeverría, de manera discreta apuntó en Excélsior, en un
reportaje publicado el 4 de diciembre de ese año:
“… cena en casa de la familia Echeverría, en San Jerónimo, donde
María Esther era emotivo enlace del tiempo y la renovada vitalidad
entre los 16 nietos y la figura de Fidel…”
5
Desaparecido Richard Nixon, desvanecido el Centro de Estu-
dios del Tercer Mundo, desaparecidas las posibilidades de quitar-
le la “bandera” latinoamericana a Fidel Castro, ignorante Fidel
de las conversaciones grabadas en la Casa Blanca entre Echeve-
rría y Nixon, ¿qué habría pensado en esa cena familiar Echeve-
rría? ¿Qué habrá reflexionado o recordado de sus vigorosos pla-
nes con Nixon en 1972?
* Forma parte del libro de Carlos Montemayor Antes y después
del 68: La violencia de Estado en México, de próxima aparición
en la editorial Random House Mondadori.

1. La revista Proceso publicó el 17 de agosto de 2003, en su número
1398, una amplia nota de Kate Doyle, Nixon y Echeverría, almas afi-
nes, sobre esas conversaciones entre Nixon y Echeverría, en la que
explica las condiciones de las entrevistas y de las grabaciones des-
clasificadas. Las citas que hacemos provienen de las acotaciones de
ese artículo. Pueden consultarse los documentos en la página en in-
ternet del Archivo Nacional de Seguridad, www.nsarchive.org/mexi-
co y encontrar ahí transcripciones de las conversaciones y algunas
grabaciones originales.
2. Tim Weiner, Legado de cenizas. La historia de la CIA, Random
House Mondadori, México, pp. 336-337.
3. En julio de 1973, por iniciativa de David Rockefeller, se reunieron
en Manhattan, en las oficinas centrales del City Bank, alrededor de
200 personalidades de la política, las finanzas, la industria y la acade-
mia provenientes de América del Norte, Europa Occidental y Japón.
De estas tres regiones del mundo se derivaron tanto los nombres de la
comisión misma (Trilateral) como de sus reportes anuales, The Tria-
logue, y de sus análisis o reportes temáticos, Triangle papers. En el
contexto de la Guerra Fría, el propósito de la comisión fue proteger
los intereses de las multinacionales de los países de la triple región y
asegurar el control y la expansión de sus mercados mediante la cons-
trucción de un nuevo orden internacional que, desde entonces, en fun-
ción de esa apertura para sus capitales y productos, se llamó de Libre
Mercado y que ahora conocemos como Globalización. Las referen-
cias bibliográficas son numerosas y los reportes constituyen la docu-
mentación central. Uno de los principales títulos, que revela una gran
aversión por los movimientos populares y contestatarios, es el de Mi-
chel Crozier, Samuel Huntington y Joji Watanuki, The Crisis of De-
mocracy: Report on the Governability of Democracies to the Trilate-
ral Comision, New York University Press, 1975. Cf. también David
Rockefeller, Georges Berthoin y Takeshi Watanabe, prefacio a Task
Force Reports: 9-14, New York University Press, 1978, donde apare-
ce (p. IX) esta afirmación de David Rockefeller: “Algunas veces, las
ideas planteadas anticipadamente por los reportes de la Comisión Tri-
lateral se han convertido en políticas oficiales. Sus recomendaciones
han sido siempre seriamente debatidas fuera de nuestro círculo y han
desempeñado un importante papel en las reflexiones de los gobiernos
y en la toma de sus decisiones”. Cf. Geoffrey Guens, Tous pouvoirs
confondus, EPO, Bruxelles, 2003, y Gilbert Larochelle, L’Imaginaire
Technocratique, Boréal, Montreal, 1990, p. 279. El sitio electrónico
de la comisión es www.trilateral.org. Véase mi ensayo Las humani-
dades en el siglo XXI y la privatización del conocimiento, Universi-
dad Autónoma de Nuevo León, Cátedra Raúl Rangel Frías, Monter-
rey, 2007, pp. 27-28.
4. José Luis Alonso Vargas, Memorias 1945-1979, Cap. CLXXV
(manuscrito en prensa).
5. Luis Suárez, Hubiera sido incongruencia y cobardía no venir a Méxi-
co, en Excélsior, 4 de diciembre de 1988, p. 30 A, primera columna.
A
P
Castro y Allende. La “amenaza”

1709 / 2 de agosto de 2009 39
Resistencia
Roberto Fonseca
O
COTAL/LAS MANOS, NICARA-
GUA.- Sin ninguna acción polí-
tica o mediática extraordinaria,
José Manuel Zelaya Rosales, de-
puesto por la fuerza como presi-
dente de Honduras, cumplió un
mes fuera del poder y de su país.
El 28 de julio, el mandatario compar-
tió una serenata de narcocorridos y de mú-
sica ranchera con el grueso de sus parti-
darios y simpatizantes, estacionados a 240
kilómetros de la capital nicaragüense.
En el Polideportivo, un centro que ad-
ministra la alcaldía de Ocotal, que con-
trola el Frente Sandinista de Liberación
Nacional (FSLN) y que ha quedado co-
mo refugio de los hondureños que llegan
a este lugar, Zelaya cantó con acompaña-
miento uno de sus temas favoritos: Jefe
de jefes, famoso narcocorrido de Los Ti-
gres del Norte. También interpretó El Rey
AP photo / Eduardo Verdugo
folclórica
y La Puerta negra, así como otras cancio-
nes mexicanas.
Por la noche, cuando el defenestrado
presidente se retiró, los zelayistas siguie-
ron cantando y bailando. El convivio se
prolongó hasta las 10 de la noche. A esa
hora se apagaron las luces.
Esos encuentros con sus seguidores,
que los políticos llaman “baños de pue-
blo”, son una de las prioridades en la agen-
da política, desorganizada y voluntariosa,
que ha caracterizado a Zelaya desde el 24
de julio, fecha en que llegó hasta el puesto
fronterizo de Las Manos.
Allí, el espigado mandatario hondure-
ño, de chaleco negro, camisa blanca y som-
brero, alzó la cadena donde está el mojón
que divide a Nicaragua y Honduras. Con
pasos tímidos caminó menos de 15 me-
tros en territorio hondureño y posó ner-
viosamente para decenas de cámaras de
televisión y fotógrafos internacionales.
Luego de ese golpe mediático, Zelaya
no ha realizado alguna acción más radical,
supuestamente por razones de seguridad.
“No me puedo confiar, me han envia-
do numerosos mensajes de muerte. Ellos
apuestan, como dice el refrán, a ‘muerto el
perro, se acabó la rabia’. Sé que están dis-
puestos a perpetuar este golpe. Tengo que
protegerme para seguir adelante con este
proyecto de reformas sociales”, explicó a
los periodistas nacionales y extranjeros.
Y aunque él mismo insiste en que no
anda con chaleco antibalas ni porta armas,
siempre se encuentra rodeado de un férreo
dispositivo de seguridad organizado por la
Policía Nacional nicaragüense, que inclu-
ye efectivos de tropas regulares, reforzados
con oficiales de tropas especiales. Estos
militares controlan el acceso al Hotel Fron-
tera –puesto de mando de Zelaya–, dirigen
40

1709 / 2 de agosto de 2009
Entre arengas políticas, baile y canciones mexicanas,
el depuesto presidente José Manuel Zelaya trata de
mantener en pie de lucha a cientos de sus seguidores
que burlaron los retenes militares hondureños y lle-
garon a los poblados Ocotal y Las Manos, en la fron-
tera con Nicaragua. Su número es insuficiente para
realizar lo que Zelaya había prometido: una caravana
que lo acompañe en su retorno a Tegucigalpa. Y
empieza a considerar otras opciones. Entre ellas, en-
cabezar un frente electoral que apoye al candidato
presidencial de la Unión Democrática.
la violencia lo ha rodeado y afectado. Su
abuela –dijo en un mitin– murió a manos
de un criminal cuando él tenía seis años; a
Ondina Zelaya, su tía, le cortaron la cabe-
za de un machetazo cuatro años después;
finalmente, un hermano suyo fue asesina-
do de un balazo en la cabeza cuando él te-
nía 23 años.
A pesar de que aboga por cambios so-
ciales cívicos, siempre alude a gestas he-
roicas ante sus partidarios. Les habla de
Francisco Morazán, de Salvador Allende,
entre otros, quienes han dado su vida en
aras de sus ideales.
Entre la fiesta y la protesta
A partir del mediodía del 24 de julio últi-
mo, fecha en que Zelaya llegó a Las Ma-
nos, el gobierno golpista hondureño ins-
tauró un toque de queda continuo en la
frontera con Nicaragua. En abierto desafío
a esta medida, decenas de hondureños em-
pezaron a llegar a territorio nicaragüense
a través de puntos ciegos, veredas y cafe-
tales. Sus edades y orígenes son disímiles:
desde un campesino de la tercera edad que
cultiva yuca en Tegucigalpa hasta un pro-
fesor universitario de entomología que im-
parte clases dentro y fuera del país.
Se desconoce con exactitud su núme-
ro. Manuel Zelaya asegura que son mil
personas, mientras Santos Barjún, respon-
sable del personal del presidente hondure-
ño, habla del doble; incluso advierte que
la población es flotante, pues los visitan-
tes entran y salen constantemente.
Al inicio, los zelayistas comían en pla-
tos desechables y dormían sobre cartones;
ahora la comida la reciben en paquetes se-
llados de unicel, duermen sobre colchones
rellenos y se desplazan en autobuses. Les
gusta que los trasladen todos los días a Las
Manos para realizar actividades políticas a
favor de Zelaya, pero sobre todo para ha-
blar con sus familiares por celular, ya que
sólo allí sus aparatos logran captar la señal
para comunicarse a Honduras.
Entre ese variado ejército civil, el per-
sonaje más popular es Dionisia Rivas, de
75 años, a quien llaman cariñosamente La
Abuela. Viste pantalón, camisa, gorro co-
lor amarillo pollo y zapatos tenis, y le gus-
ta hablar en público, cantar y bailar. Se
mueve al ritmo de todo, desde Palo de Ma-
yo hasta canciones revolucionarias. Es in-
cansable. Irónicamente, dice que allá, en
su casa, se sentía enferma; aquí, en cam-
bio, llena de vida.
Comerciante independiente en su ju-
ventud, hoy está retirada. Relata a Proce-
so que vivía en Tegucigalpa, participó en
la consulta a favor de la cuarta urna el pa-
sado 28 de junio, pero cuando se enteró de
que los militares y el gobierno golpista ha-
bían expulsado a Zelaya a la fuerza lloró,
pero decidió tragarse las lágrimas y hasta
dejó a sus hijos y nietos salir del hogar pa-
ra que se unieran a las protestas. En Ocotal
cumplió un mes en esa lucha cívica.
“Yo ando aquí en la revolución”, dice,
mientras toma aire, luego de varias piezas
bailadas. “Lo que quiero es que Mel (Ze-
laya) regrese a la Presidencia, que termine
su período, y que entregue a quien gane.
Pero si no regresa, creo que me voy a mo-
rir por pura rabia”.
Zelaya se esfuerza por reunirse a dia-
rio con ellos, ya sea en Las Manos o en
Ocotal, y en esos mítines los ha llamado
“héroes de las Termópilas” y les ha pro-
metido que la historia hondureña recoge-
rá sus nombres y los colocará en placas de
bronce. La mayoría estalla en aplausos y
y escoltan el convoy con la cual se movi-
liza, e incluso se despliegan previamente
en los alrededores de los lugares que va a
visitar o en los que escoge para almorzar.
Los encuentros de Zelaya con sus par-
tidarios son contrastantes. Él siempre lle-
ga de guayabera o de camisa blanca de
manga larga, remangada e impecable. A
sus 57 años, luce bien acicalado, con el pe-
lo y el bigote negrísimos. Sus partidarios
se acercan, tratan de tomarse fotos junto
a él, le cuentan una anécdota o le cantan
una canción contra Roberto Micheletti, el
presidente golpista. Una de las estrofas de
esas canciones dice así: “Te queremos Mi-
cheletti, te queremos, te queremos matar y
no podemos”.
Zelaya sonríe, pero reitera que es un
hombre con vocación de paz, que depu-
so las armas cuando se metió a la políti-
ca. También dice que a lo largo de su vida

1709 / 2 de agosto de 2009

41
I NTERNACI ONAL / HONDURAS
T
EGUCIGALPA.- En estos días, el trayec-
to desde Tegucigalpa hasta Las Ma-
nos, punto de tránsito entre Honduras
y Nicaragua, puede durar dos horas y
media. O una eternidad…
Un rosario de hasta 12 retenes militares
y policiales convierte esta ruta en una prue-
ba de paciencia para los pocos viajeros au-
torizados por los golpistas y en un filtro para
los seguidores del depuesto presidente Ma-
nuel Zelaya. Un embudo que se estrecha a
medida que se acercan a la línea divisoria en-
tre ambos países. Esos retenes transforman
los anuncios zelayistas de movilización popu-
lar en un deseo no cumplido.
En los hechos, el movimiento de resisten-
cia al golpe de Estado del pasado 28 de junio
parece desvanecerse con el paso de los días.
Tras los primeros controles militares, si-
tuados a la salida de la capital, la carretera
que conduce al departamento fronterizo de
El Paraíso fue durante la semana pasada una
solitaria línea de asfalto por la que, una vez
superado el turístico Valle de Ángeles, circu-
laban apenas más vehículos que los de los
vecinos de la zona. Estos pobladores queda-
ron atrapados entre retenes militares y con-
denados a respetar desde el 23 de julio pasa-
do un toque de queda permanente.
Por ello resultó extraño que el sábado 25
un grupo de reporteros –entre éstos el envia-
do de Proceso– encontrara a un centenar
de manifestantes sobre la carretera, aposta-
dos a la altura del desvío hacia el pueblo de
Talanga, a unos 50 kilómetros de la capital.
Los simpatizantes de Manuel Zelaya ha-
bían colocado piedras sobre la cinta asfálti-
ca para, también ellos, instalar un retén a es-
casos metros de un control militar. Llegaron
a este lugar abandonando por trechos las ca-
rreteras. Llevaban varios días ahí apostados.
“Si nosotros los dejamos pasar, de todos
modos no los van a dejar pasar ellos”, dijo
uno de los seguidores del presidente depues-
to señalando a los militares.
“Si el gobierno no nos deja ir hacia la
frontera, nosotros tampoco dejaremos pa-
sar a nadie en dirección contraria”, comenta
una mujer de cuerpo menudo y rostro can-
sado mientras ordena algunas de las piedras
que bloquean el paso. Envía a los periodistas
con un hombre de piel morena y ojos claros
que tiene facha de líder local, para que au-
torice el paso y prosigan su camino. Algunos
de sus compañeros sostienen para las fotos
una bandera de Honduras.
“Hay concentradas en los sucesivos rete-
nes unas 15 mil personas... No, más… unas
30 mil”, asegura con más fe que conoci-
miento Salvador Zúñiga, dirigente del Con-
sejo de Organizaciones Populares Indíge-
nas de Honduras (COPIH). Es el miércoles 26
y está en un campamento improvisado, en
la frontera misma, en la zona de soberanía
compartida por la que cinco días antes se pa-
seó durante unas horas Zelaya, en un gesto
simbólico que quiso escenificar su prometido
regreso a suelo hondureño.
Lo cierto es que, así como la entrada de
Zelaya a su país fue simbólica y efímera, la
concentración de manifestantes de la que
habló Zúñiga no superó en los últimos 10
días el millar de personas.
“Hay capturas en masa y algunos se re-
gresan al ver que no pueden llegar hasta la
frontera”, explica Zúñiga.
Desaliento
Tras largos trayectos a solas o en pequeños
grupos, aquellos pocos centenares que se de-
cidieron a cruzar el país o dejar la capital pa-
ra buscar a Zelaya en la frontera y lograron lle-
gar hasta el municipio de El Paraíso, ubicado a
sólo 12 kilómetros de la línea divisoria, se en-
contraron con un panorama desalentador.
Este lugar –donde el 24 de julio pasado
hubo enfrentamientos con los militares y al-
gunos manifestantes resultaron heridos de
bala– se ha convertido en una enorme y abu-
rrida sala de espera. Para los seguidores de Ze-
laya es casi imposible llegar a Nicaragua. Una
vez aquí no tienen abastecimiento de comida
y agua, y reciben escasa información y orien-
tación de sus líderes. Nadie les da tampoco
ninguna facilidad para desandar el camino.
Consideran como su deber aguardar a
que suceda algo, aunque no saben qué. El
único sentido y fin de la concentración popu-
La ruta fallida
José Luis Sanz
A
P

p
h
o
t
o

/

R
o
d
r
i
g
o

A
b
d
42

1709 / 2 de agosto de 2009
lar es “esperar y denunciar con la presencia
lo que está sucediendo”, acepta Xiomara
Castro, esposa de Zelaya, quien durante la
semana pasada llegaba en auto a este lugar
poco antes del mediodía y reclamaba públi-
camente, durante horas, el permiso del go-
bierno de facto para cruzar los retenes y ver
a su marido.
El miércoles 29, con el visto bueno de
los golpistas, Xiomara llegó acompañada
por cerca de 90 personas, pero ya no la es-
peraban los cientos de seguidores de los
primeros días. Ya no había gente durmien-
do en el suelo, por falta de colchonetas. La
mayoría se había ido. Por momentos se le
vio sola, como desorientada, después de
dar entrevistas y declaraciones públicas a
quienes se las pedían. Estaba sentada en el
suelo, esperando.
René Amador, un activo joven de piel
morena, barba guevariana y verbo encen-
dido que actúa por teléfono como enla-
ce entre la estructura política que rodea a
Zelaya y los dirigentes de las pequeñas or-
ganizaciones sociales que le secundan en
todo el país, lo admitía ya el sábado 25:
“El plan de reunir a varios miles de perso-
nas en la frontera para acompañar al pre-
sidente hasta Tegucigalpa y darle seguri-
dad ha fracasado. Tenemos que cambiar
de estrategia”.
Pero ese cambio no ha llegado. “Se
mantiene el llamado a la población para
llegar a la frontera, aunque sabemos que
va ser un proceso lento”, afirma Salvador
Zúñiga.
En el campamento de la zona fronteri-
za también se encuentra Jorge Llanes, ori-
ginario de Catacamas, el pueblo de Zela-
ya. El presidente en el exilio ha dicho que
espera a sus seguidores en Nicaragua, y
Llanes asegura que son ya unas 4 mil per-
sonas las que han logrado unirse a él.
Sin embargo, una actividad de pro-
testa realizada el pasado 29 de julio en El
Ocotal, municipio donde tiene su base de
operaciones Zelaya, apenas reunió a 200
seguidores.
Llanes llegó a ese lugar el martes 28, tras
un día de viaje en auto y luego a pie hasta El
Paraíso. Esperó ahí tres días y después cami-
nó 11 horas en la montaña, eludiendo carre-
teras y patrullas militares, para llegar a Nica-
ragua a través de un paso ciego.
Hasta el jueves 30, el Congreso hondu-
reño debatía sobre conceder una eventual
amnistía a Zelaya, y los medios de comuni-
cación estadunidenses informaban que la
presión diplomática ha causado mella en
el régimen de facto al punto de que Miche-
letti estaría dispuesto a facilitar el regreso
de Mel Zelaya a la Presidencia.
Al mismo tiempo, en El Paraíso la bata-
lla simbólica entre el dispositivo de seguri-
dad del ejército y la oposición al golpe de
Estado se ha saldado con un presidente fí-
sicamente aislado en Nicaragua. l
lo vitorea. También les ha prometido lo
que necesiten: comida, refrescos, colcho-
nes… excepto mujeres, ya que aquí ya las
hay, dice en broma.
En los primeros días, la logística des-
cansó en un recién creado Comité de So-
lidaridad Ocotal-Honduras, integrado por
organizaciones y movimientos sociales afi-
nes al sandinismo. La atención médica co-
rrió a cargo de un equipo de médicos y en-
fermeras trasladados en la ambulancia del
Hospital Luis Alfonso Moncada, de Oco-
tal, placa ME 2018; y en la ambulancia de
la Cruz Roja de Nicaragua placa CR 051.
Esta institución asistencial se halla interve-
nida por el Ministerio de Gobernación.
El presidente nombró a Carlos Eduar-
do Reina, hijo del exembajador de Hon-
duras ante Naciones Unidas, Jorge Arturo
Reina, y sobrino del expresidente hondure-
ño, Carlos Roberto Reina, para organizar a
sus seguidores en cuadrillas. Ellos se man-
tienen agrupados de acuerdo con su lugar
de origen. La orientación presidencial es
enlistarlos por nombre completo, lugar de
procedencia y, si quieren, ponerles un seu-

1709 / 2 de agosto de 2009

43
I NTERNACI ONAL / HONDURAS
dónimo. Cada unidad tiene un representan-
te, quien funge como coordinador interno e
interlocutor con Reina.
Zelaya rechaza que a estas estructuras
les llamen “simpatizantes”, pues aduce que
no están luchando por él sino por los de-
rechos que suspendió el gobierno golpista.
Así mismo, al cumplir un mes de su expul-
sión forzada, les dio una connotación mili-
tar, al denominarlas Milicias Populares de
Resistencia. “Necesitamos formar a la gen-
te, capacitarla, que regrese allá a convertir-
se en soldados permanentes de Morazán”,
explica Zelaya a sus colaboradores. Y aña-
de: “Esta no es una lucha para hoy. Las lu-
chas de los pueblos son eternas.”
Por invitación del gobierno de Daniel
Ortega, Jozef Merkx, representante del
Alto Comisionado de las Naciones Uni-
das para los Refugiados (ACNUR), llegó
el 29 de junio a Nicaragua y se trasladó
de inmediato al Ocotal. Todo indica que
la gestión se hizo con muchos días de an-
ticipación, ya que desde el 25 de julio ve-
hículos de la Organización de las Nacio-
nes Unidas deambulaban o se encontraban
estacionados cerca de los lugares que ser-
vían de refugio.
Según fuentes consultadas por Proceso,
Merkx está acompañado de una numerosa
delegación oficial que incluye a represen-
tantes de otras agencias, como la Organiza-
ción Panamericana de la Salud (OPS). De
acuerdo con su programa de trabajo, esta
delegación visitará el Polideportivo munici-
pal –donde se encuentran los refugiados–,
centros de salud, el hospital de la localidad
y un lugar donde podrían instalarse los cam-
verá una asamblea constituyente en Hon-
duras para transformar el modelo político-
económico imperante en el tercer país más
pobre de América Latina y el Caribe.
“Si fortalecemos esa alianza con el pre-
sidente Mel Zelaya y con los sectores socia-
les, vamos a lograrlo. La meta es derrotar
a los golpistas en la Presidencia”, explica
Ham, quien como candidato presidencial
de la UD aparece en la boleta electoral en
la casilla número cinco, junto al candida-
to liberal Alvin Santos, a quien los simpa-
tizantes de Mel le gritan todo tipo de im-
properios.
Los colaboradores cercanos de Zelaya
se han expresado públicamente a favor de
la candidatura de Ham. “El voto de casti-
go debe producir algo, no sólo es un voto
nulo. Tenemos que ganar el Congreso, las
alcaldías y sacar un presidente que Zelaya
apoye”, dijo Carlos Eduardo Reina, quien
ahora aparece más junto a Mel que la pro-
pia canciller Patricia Rodas.
Ham dice a Proceso que no será fácil,
pero es optimista. La UD asegura que obtu-
vo alrededor de 100 mil votos en los comi-
cios del 2005. Para ganar la silla presiden-
cial tendría que obtener unos 900 mil votos.
Pero Ham está convencido de que hay
mejores condiciones políticas y organizati-
vas que en el pasado. Hay oposición social
a los candidatos tradicionales, movilización
popular en Honduras y un frente electo-
ral que encabeza Zelaya y que está integra-
do por movimientos sociales y por liberales
opuestos al golpe. “Vamos a tener un creci-
miento sin precedente (de votos)”, dice entu-
siasmado antes de partir de regreso.
De manera sorpresiva, el 30 de julio el
embajador de Estados Unidos en Hondu-
ras, Hugo Llorens, llegó a la sede diplo-
mática hondureña en Managua para re-
unirse a puerta cerrada con Zelaya y una
comitiva oficial, en la que se encontraba
su secretario personal Allan Fajardo y la
canciller Patricia Rodas.
El encuentro duró más de cuatro ho-
ras. Al finalizar, Llorens dijo a periodistas
que “fue un placer” ver otra vez a Zelaya,
reiteró el reconocimiento oficial estaduni-
dense a su gobierno y abogó por una sali-
da pacífica, como la propuesta por el pre-
sidente de Costa Rica, Óscar Arias.
Ello ocurrió casi al mismo tiempo que
en Tegucigalpa el presidente golpista, Ro-
berto Micheletti, suavizó el tono de su dis-
curso y pidió a Arias que envíe a Enrique
Iglesias, expresidente del Banco Intera-
mericano de Desarrollo, para “cooperar
en el inicio de un diálogo en nuestro país”.
Una fuente “con estrechos lazos con
el gobierno de facto” citada por la agencia
Reuters dijo incluso que Micheletti esta-
ría dispuesto a considerar el regreso de
Zelaya “si se dan garantías de que el pre-
sidente derrocado no intentará descarrilar
la democracia”.
A
P

p
h
o
t
o

/

E
s
t
e
b
a
n

F
é
l
i
x
Hondureños en Nicaragua. “Refugiados”
pamentos, llamado Las Colinas. Posterior-
mente, deberá pronunciarse sobre la solici-
tud de otorgarles o no estatus de refugiados
a los hondureños que se encuentran en es-
te país.
Opción electoral
El 29 de julio, César Ham, diputado actual
de Unión Democrática (UD) y candidato
por este partido a la presidencia de Hon-
duras, emprendió el retorno a su país. Per-
maneció en Ocotal casi cuatro días y dice
que debe volver para seguir la lucha cívica
a favor de la restitución del presidente Ze-
laya y, a su vez, trabajar en la organización
del triunfo electoral en los comicios gene-
rales del próximo 29 de noviembre.
Ham, de tez morena, ojos vivaces, ba-
jo de estatura y un poco regordete, viaja en
una camioneta todo terreno dorada con va-
rios amigos y correligionarios. Cerca del
vehículo también hay un autobús con sim-
patizantes. Esta imagen contrasta con la
forma en que llegó a Ocotal la noche del
25 de julio. Se apareció con los zapatos ca-
si deshechos, la ropa sucia y con lodo has-
ta en las pestañas. Aseguró que había ca-
minado entre cafetales y veredas durante
siete horas, en compañía de 20 personas.
Muchos de los simpatizantes de Zelaya
lo vitorean siempre que interviene y le ex-
presan cariño. Cesarón, le dicen. Durante
su permanencia en Ocotal, dijo al enviado
de Proceso que acordó con el presidente
Zelaya, con líderes de movimientos socia-
les hondureños y con dirigentes liberales
organizar un frente electoral que promo-
44

1709 / 2 de agosto de 2009
I NTERNACI ONAL / HONDURAS
La eterna
crisis
AP photo / Javier Galeano
L
A HABANA.- Cuba encendió los
focos rojos. Su economía –vapu-
leada por una serie de impactos
externos e internos– cae en pica-
da: varios sectores de la produc-
ción se encuentran paralizados y
por primera vez en tres lustros el Produc-
to Interno Bruto (PIB) podría ser negati-
vo: -0.5%.
El panorama económico de la isla es
“sumamente grave”, reconocen tanto las
autoridades como especialistas en la eco-
nomía cubana. Ante ello, el presidente
Raúl Castro Ruz anunció la semana pa-
sada un segundo reajuste del presupuesto
anual y redujo la estimación de crecimien-
to casi a cero, cuando a principios de año
éste se preveía en 6%.
El desplome de los precios del níquel
y la contracción de la actividad turística –
que implicaron la pérdida de mil millones
de dólares por concepto de ingresos pro-
venientes del extranjero– encendió la aler-
ta roja en el gobierno y provocó inusuales
reuniones urgentes del gabinete amplia-
do, de los dirigentes del Partido Comunis-
Juan Balboa
Después de tres lustros de crecimiento sostenido,
la economía cubana sufre de nueva cuenta una
severa crisis que obliga al gobierno de Raúl Castro
a recortar el presupuesto estatal, eliminar pro-
gramas y subsidios que beneficiaban a la
población, recurrir a los cortes de energía
eléctrica y paralizar sectores de la pro-
ducción y los servicios. Una vez más los
cubanos sufrirán penurias aún más agudas
de las que ya padecen.
ta de Cuba (PCC) y de los miembros de
la Asamblea Nacional del Poder Popular
(Parlamento), convocados por Raúl Castro
durante el acto que el pasado 26 de julio ce-
lebró el 56 aniversario del asalto al Cuar-
tel Moncada.
“En los próximos días, muy próximos,
tendremos importantes reuniones que ser-
virán de escenarios más propicios para ex-
tenderse a fondo en cuestiones comple-
jas”, adelantó Castro.
El pasado 28 de julio se reunió el Con-
sejo de Ministros para analizar la grave si-
tuación económica por la que atraviesa el
país. Nada se informó durante esa semana.
Un día después –martes 29–, los principa-
les dirigentes del Comité Central del PCC
sostuvieron una encerrona de día y medio
para abordar el mismo tema. Hasta el vier-
nes 31 de julio se desconocían los resul-
tados de sus deliberaciones. Tampoco se
informó si el primer secretario del PCC,
Fidel Castro Ruz, había participado en la
reunión. Su hermano Raúl ocupa el cargo
de segundo secretario del partido.
Las nuevas decisiones tomadas por las
autoridades cubanas para paliar la crisis
económica “serán una bomba”, expresó a
Proceso un dirigente del PCC.
En un texto divulgado en junio pasado
en medios de comunicación cubanos, inves-
tigadores del Centro de Estudios Económi-
cos de la Universidad de La Habana recor-
daron que el déficit fiscal, en proporción al
PIB, se duplicó en 2008 y llegó a 6.1%.
Para el presente año, el parlamento
aprobó un déficit fiscal de 3 mil 843 millo-
nes de pesos, que debía representar 5.6%
del PIB, cuyo crecimiento estimó en 6%.
Pero es posible que dicho déficit sea ma-
yor y que el PIB sólo crezca 1% en este año
o incluso menos: -0.5%, según los mismos
investigadores.
Otros indicadores económicos de la isla
son elocuentes: los precios de sus principa-
les productos de exportación sufrieron una
severa caída. Los del níquel, por ejemplo,
implicaron que la isla dejara de recibir 250
millones de dólares en 2008. El turismo y la
recepción de remesas sufrieron una severa
contracción. El déficit en el comercio exte-
rior se agudizó: en 2008 las importaciones

1709 / 2 de agosto de 2009

45
I NTERNACI ONAL / CUBA
aumentaron 41% y las exportaciones caye-
ron 8%. La producción agrícola decreció
7.3% en el primer trimestre de 2009. Ade-
más, los estragos de los huracanes que azo-
taron la isla en la segunda mitad de 2008
provocaron pérdidas estimadas en 10 mil
millones de dólares…
Por si fuera poco, desde finales de 2008
la isla sufre una crisis de liquidez que ori-
lló a congelar cuentas bancarias de cientos
de empresas extranjeras asentadas en la is-
la. En ese contexto, el pasado 4 de junio el
Consejo de Estado informó que aceptó la
renuncia de Francisco Soberón como pre-
sidente del Banco Nacional de Cuba, cargo
que había desempeñado durante 14 años.
“Se considera que el elemento crítico
que puede impulsar más fácilmente el cre-
cimiento del PIB a la banda máxima (2.5%)
o llevarlo a terreno negativo (-0.5%) es el
referido a los problemas del sistema de pa-
gos cubano”, sostuvo en el citado estudio el
investigador Pavel Vidal.
“Gratuidades indebidas”
Sentada en una silla destartalada, Mari-
leybis Guzmán deja pasar la hora de su
almuerzo. Se ve molesta, no sólo por el
hambre que tiene, sino porque desde hace
una semana la administración de su cen-
tro de trabajo –la Feria Agropecuaria de
Boyeros– le comunicó que por “decisión”
del gobierno ningún trabajador tendrá de-
recho al almuerzo que cada día recibía en
forma gratuita.
“Gano 250 pesos cubanos (unos 12 dó-
lares), tengo dos hijos y no tengo ningún
otro ingreso. La comida que nos daban
aquí era una gran ayuda, nos servía mucho
porque no gastábamos un solo peso duran-
te la jornada laboral”, se lamenta. Y cues-
tiona: “No sé de quién fue la decisión, pe-
ro fue una decisión errónea, mala, afectará
a muchas familias”.
Desde mayo pasado, el gobierno cuba-
no empezó a desmantelar de manera gra-
dual los subsidios que apoyaban los in-
gresos de los trabajadores, incluyendo la
comida en los centros laborales.
Los diputados de la Comisión Parla-
mentaria de Asuntos Económicos, reuni-
dos el pasado 28 de julio en el Palacio de
las Convenciones de La Habana, avalaron
la decisión, pero fueron más allá al aprobar
reducciones drásticas de subsidios y gas-
tos que no “generen ingresos o sustituyan
importaciones” y propusieron continuar el
análisis de las “gratuidades indebidas” por
los enormes gastos que ocasionan.
A tono con esta línea, las autoridades
redujeron la dotación de algunos alimen-
tos que se reparten mediante la llamada
Cartilla de Racionamiento. Igualmente,
recortaron rutas y limitaron intervalos del
servicio público de transporte.
El problema de Marileybis es me-
nor frente al que padece Yosvani Peraza,
miembro de una familia que está solicitan-
do vivienda desde hace más de cinco años.
En su pequeño departamento de dos cuar-
tos, ubicado en un solar (vecindad) de La
Habana Vieja, viven seis personas. La ma-
yoría de ellas emigraron de la oriental pro-
vincia de Guantánamo.
Yosvani no pierde la esperanza de que
el Estado le entregue pronto a su familia su
nueva casa. Desconoce que el pasado 29
de julio los diputados que integran la Co-
misión de Economía y Planificación deci-
dieron reducir drásticamente programas
de inversión como el de vivienda.
Adel Izquierdo, viceministro prime-
ro de Economía y Planificación, informó
a los legisladores de dicha comisión que
en el presente año el gobierno sólo podrá
construir 11 mil viviendas de las 43 mil
programadas.
Cuba arrastra desde hace décadas un
amplio déficit habitacional, agudizado en
2008 por tres huracanes que dañaron medio
millón de casas. La vivienda, junto con el
transporte y la alimentación, es uno de los
mayores problemas sociales de la isla.
Alexei Fornet es empleado de un me-
dio de comunicación en La Habana. Ejer-
ce su profesión en forma paralela a su tra-
bajo agrícola en un terreno propiedad de
su familia. Es un apasionado del campo.
“Viene de familia, soy un guajiro”, repi-
te una y otra vez. Pero no sólo tiene cono-
cimientos agrícolas; también sabe del tin-
glado burocrático que, dice, simplemente
no permite que el cubano pueda producir.
“No tenemos los implementos necesa-
rios. Los insumos, como el fertilizante, el
Estado no los proporciona. Hay que bus-
carlos en el mercado negro. Seguimos aran-
do con animales, cuando deberíamos tener
tractores modernos que nos ayuden a incre-
mentar la producción.
“Después nos enfrentamos a los inter-
mediarios, estatales o privados. Nos com-
pran el producto muy barato, un peso la libra
de guayaba, por ejemplo, y llega al público
muy caro, entre 4 y 4.50 pesos la libra. Lo
peor es cuando tenemos una buena cosecha;
no tenemos transporte para comercializarla.
Es un desastre”, asegura a Proceso.
En su discurso pronunciado el pasado
26 de abril, Raúl Castro arremetió contra
la pereza de sectores de la sociedad cuba-
na que se niegan a trabajar en el campo, lo
A
P

p
h
o
t
o

/

A
r
i
a
n
a

C
u
b
i
l
l
o
s
A
P

p
h
o
t
o

/

J
a
v
i
e
r

G
a
l
e
a
n
o
Tentaciones capitalistas
I NTERNACI ONAL / CUBA
46

1709 / 2 de agosto de 2009
cual propicia la importación de alimentos,
estimada en 2 mil 500 millones de dólares.
“Ahí está la tierra y aquí los cubanos.
Veremos si producimos o no. No es cues-
tión de gritar ‘Patria o muerte’ o ‘Abajo el
imperialismo’. El bloqueo nos golpea y la
tierra ahí, esperando por nuestro sudor. A
pesar de que los calores son cada vez ma-
yores, no queda más remedio que hacerla
producir”, fustigó Raúl Castro.
Y calificó la producción en las tierras
ociosas como “primera prioridad estraté-
gica”. Por ello, recordó, está en marcha un
plan de cultivos intensivos mediante el su-
ministro de riego donde sea posible.
Una ley de 2008 permitió la entrega de
tierras a todos los cubanos que quisieran
hacerla producir. En esto no está de acuer-
do Alexei Fornet, pues asegura que mu-
chas de las personas que la solicitan no sa-
ben nada del campo.
Castro informó que el gobierno ha
aprobado cerca de 82 mil de las más de 110
mil solicitudes de tierras que ha recibido.
Entregó ya unas 690 mil hectáreas, lo que
equivale a 39% del total de tierras ociosas.
Sólo la tercera parte de la tierra entregada
(unas 225 mil hectáreas) está sembrada.
Malos augurios
Janet Rodríguez trabaja de mesera en uno
de los innumerables bares y cafeterías en
pesos cubanos que existen en la zona co-
mercial de El Vedado. Es madre soltera de
un menor de 12 años.
Se encuentra parada frente al acceso
al pequeño bar donde se escucha música
grabada. Son las cuatro de la tarde de un
miércoles. Las puertas están abiertas de
par en par. Adentro hace un calor infer-
nal. Nadie quiere entrar. Las 20 mesas es-
tán desocupadas.
–¿No hay luz? –le pregunta el reportero.
–Luz sí hay. Lo que no hay es aire
acondicionado –responde de inmediato,
secándose el sudor de la frente.
–¿Y eso por qué?
Janet mira fijamente al reportero:
“Chico: tú no sabes que hay un progra-
ma de ahorro de energía eléctrica. Tú no
estás enterado que si nosotros nos pasa-
mos de la cantidad de luz autorizada nos
cierran el trabajo por varios días y nos
quedamos sin sueldo”, responde con furia.
Tiendas y cines de La Habana tienen la
obligación de apagar el aire acondiciona-
do antes de las 13 horas. Al mismo tiem-
po, muchos habitantes dejan de utilizar los
ventiladores en sus viviendas.
Desde el pasado 1 de junio, el gobier-
no cubano aplica un drástico “plan di-
rectivo” para ahorrar 12% del suministro
eléctrico en los sectores productivos y de
servicios. De lo contrario, según ha ad-
vertido a la población, volverán los pro-
longados cortes de energía, como los que
existieron a principios de los años noven-
ta, en la fase más dura del llamado Perío-
do Especial.
“Se debe tomar conciencia de que en
cada centro de trabajo debemos luchar con-
tra las tendencias al derroche y la impro-
ductividad”, aseguró a principios de julio
el ministro de Economía y Planificación
(MEP), Marino Murillo Jorge.
El gobierno de Raúl Castro ha difundi-
do hasta la saciedad que es vital eliminar
la “mentalidad gastadora, combatir resuel-
tamente la falta de exigencia y la indisci-
plina laboral”.
Las empresas que no cumplen con es-
tas disposiciones son multadas e, incluso,
obligadas a cerrar.
Los economistas coinciden en que el
segundo recorte anunciado por el gobier-
no de Raúl Castro será “drástico”, porque
no existe disponibilidad de recursos.
Óscar Espinosa Chepe, asesor econó-
mico del primer gobierno revolucionario
de Fidel Castro y actualmente dirigente de
la Agenda para la Transición –organiza-
ción disidente al régimen de los hermanos
Castro–, advierte que la situación econó-
mica y social de Cuba se podría tornar más
delicada en los próximos meses.
Pavel Vidal, del Centro de Estudios
Económicos de la Universidad de La Haba-
na, aseguró en el estudio referido que Cu-
ba continuará sufriendo el efecto del drás-
tico aumento del déficit comercial del año
pasado, que subió 70% debido a los altos
precios de las importaciones y bajos pre-
cios del níquel.
Alfredo Jam, Premio Nacional de
Contabilidad 2005, dijo que la economía
cubana pasa por una crisis “muy profun-
da y difícil”, lo que ha colocado a la isla
“en un momento verdaderamente compli-
cado” de su historia.
Enumeró cuatro de los principales pro-
blemas que causaron el desastre económi-
co: ineficacia del sistema de gestión, la
baja productividad de sus trabajadores, la
desmovilización de los jóvenes y los efec-
tos de la coyuntura mundial.
“En Cuba es alta la población en edad
activa que no trabaja porque los jóvenes
rechazan tareas que pudieran darles ingre-
sos, pero que no les dan satisfacciones”,
explicó.
Entre la población hay una especie de
incertidumbre por el futuro de la econo-
mía de Cuba. De casa en casa, de persona
a persona, los cubanos tararean la letra de
una popular canción que tiene vueltos lo-
cos a los jóvenes:
“Padrino (santero de la religión Yoru-
ba), quítame la sal de encima”.
A
P

p
h
o
t
o

/

J
a
v
i
e
r

G
a
l
e
a
n
o
Más penurias Raúl Castro. Drásticas medidas

1709 / 2 de agosto de 2009

47
B
OGOTÁ.- En 2002, cuando Álva-
ro Uribe asumió su primer man-
dato como presidente de Colom-
bia, sus hijos Tomás y Jerónimo,
entonces de 21 y 19 años, eran
considerados por la opinión pú-
blica como dos jóvenes emprendedores que
sacrificaron la vida tranquila del campo, las
Los hijos, su
Tomás y Jerónimo son acusados de escudarse en la
figura de su padre, el presidente colombiano Álvaro
Uribe, para influir en decisiones gubernamentales y
hacer negocios personales. El escándalo enturbia las
aspiraciones del mandatario para reelegirse por se-
gunda ocasión y atiza el conflicto que sostiene con el
sistema judicial, con partidos de oposición y con me-
dios de comunicación.
Édgar Téllez
aulas universitarias y la rumba por la auste-
ra y agitada cohabitación con sus padres en
la forzada etiqueta de la Casa de Nariño, se-
de del gobierno del país.
Casi siete años después, partidos de
oposición y medios de comunicación acu-
san a Tomás y a Jerónimo de aprovechar
su privilegiada condición de hijos del pre-
sidente para intervenir en asuntos de Esta-
do y obtener beneficios económicos.
Ello ocurre en un contexto político
complicado para el presidente, justo cuan-
do Colombia vive una aguda contienda
política y jurídica debido a que el Con-
greso estudia una nueva enmienda cons-
titucional que permitiría a Uribe gobernar
hasta 2014.
En la primera semana de septiembre
de 2008, el Congreso inició el trámite de
esta reforma constitucional propuesta por
la asociación Colombia Primero, una enti-
dad de carácter privado que recolectó más
de 3 millones de firmas con el fin de pro-
mover un referendo para que Uribe go-
bierne un tercer período consecutivo.
Después de examinar los documentos
que sustentaron la recolección de firmas,
los opositores de Uribe y de su reelección
señalaron presuntas irregularidades en el
proceso realizado en todo el país durante
el primer semestre del año pasado.
Así, denunciaron que el transporte de
las bolsas que contenían los formularios
firmados por los ciudadanos fue realizado
por la empresa Transval, dueña de 51% de
las acciones de la empresa de vigilancia y
seguridad privada Provitec, propiedad de
William Suárez, socio principal de David
Murcia Guzmán, el cerebro de la captado-
ra ilegal de dinero DMG, quien está en la
cárcel por defraudar a más de 4 millones
de personas.
Aun cuando uno de los socios de Trans-
val, Jorge Berrío Villarreal, aseguró públi-
camente que realizó gratis el transporte de
los formularios con las firmas del referen-
do, el Consejo Nacional Electoral, la Fis-
calía y la Procuraduría iniciaron investiga-
ciones –que todavía están en trámite– para
establecer si la participación directa de una
empresa cuestionada legalmente invalida el
trámite del referendo en el Congreso.
Amistad y negocios
Mientras avanzaba el debate por las firmas
y la empresa que las transportó, a finales
de octubre de 2008 quedó al descubierto
que los hermanos Tomás y Jerónimo Uri-
be habían sostenido relaciones de amistad
y de negocios con Daniel Ángel Rueda,
otro de los socios de DMG, actualmente
detenido por un fraude millonario contra
los inversionistas de esta compañía. To-
más estudió inglés en Australia con Rue-
da antes de que su padre llegara a la Pre-
sidencia y desde entonces entablaron una
buena amistad, que posteriormente inclu-
yó a Jerónimo.
Y de ahí pasaron a los negocios. To-
más y Jerónimo son dueños de la empresa
Salvarte, dedicada a la promoción y ven-
ta de artesanías en Colombia y en el exte-
rior. A finales de 2006, Jerónimo prestó a
Rueda varias modelos y prendas de vestir
debilidad
A
P

p
h
o
t
o

/

J
a
v
i
e
r

G
a
l
e
a
n
o
48

1709 / 2 de agosto de 2009
de Salvarte para la inauguración del Body
Channel, un canal de televisión del grupo
DMG, hoy intervenido por las autoridades
judiciales del país.
El escándalo forzó a Jerónimo a dar
explicaciones públicas sobre ese episodio.
En una entrevista el 19 de noviembre del
año pasado con la revista Cambio, recono-
ció que “a Daniel Ángel yo le entregué una
ropa de Salvarte para que la mostrara en el
evento”, pero aclaró que no recibió pago
alguno por ese favor.
Por si fuera poco, afloraron otras rela-
ciones de DMG con funcionarios de la Ca-
sa de Nariño: Rueda es hijo de un primo
hermano de Bernardo Moreno, secretario
general de la Presidencia. Ese parentes-
co generó suspicacias cuando David Mur-
cia, el cerebro de DMG, visitó en octubre
de 2007 al jefe de prensa de la Presidencia,
César Mauricio Velásquez, para ofrecerle
el Body Channel para la divulgación de los
programas institucionales del gobierno.
Velásquez explicó que Murcia se pre-
sentó como vocero del canal de televisión,
pero no pudo explicar por qué aceptó en-
trevistarse con él cuando desde septiem-
bre de ese año la Superintendencia Finan-
ciera había ordenado a Murcia Guzmán
devolver más de 18 mil millones de pesos
(más de 7.5 millones de dólares) que cap-
tó de inversionistas en DMG. Para ese mo-
mento, además, Murcia, sus socios y su
conglomerado DMG ya eran investigados
por lavado de dinero.
Con este cúmulo de temas sobre el ta-
pete –en los que se mezclaban el referen-
do, los hijos del presidente y DMG–, el
opositor Partido Liberal convocó el pasa-
do 25 de noviembre a un debate en el Se-
nado de la República. Allí, la congresista
Cecilia López pidió a Uribe y a sus hijos
presentar sus declaraciones de renta de
2002 a 2007 y hacer públicos sus ingre-
sos, “para que le devuelvan la confianza al
país en sus autoridades”.
Uribe salió al día siguiente a defender
a sus hijos y a anunciar que informaría de
sus ingresos a las autoridades tributarias
del país. “Entregaré al procurador mis de-
claraciones de renta. Todas, desde la pri-
mera hasta la última. Lo hago por respeto
al pueblo colombiano y por transparen-
cia”, dijo.
Respecto de sus hijos Tomás y Jeró-
nimo, afirmó con vehemencia que “ellos
no están en la corrupción, no son corrup-
tos, no son traficantes de influencias an-
te el Estado, no son atenidos, no son hijos
de papis, no son holgazanes, no son vagos
con sueldo; han escogido ser hombres de
trabajo, honestos y serios”.
Ante los periodistas que habitualmente
cubren las actividades de la sede presiden-
cial, Uribe lucía desencajado. Los ataques
a su familia lo sacan de quicio. El reporte-
ro habló con una fuente muy cercana al en-
torno familiar de Uribe y quien conoció de
cerca la manera como lo golpeó el escánda-
lo de DMG y las acusaciones de la senado-
ra Cecilia López. “Su único lado vulnerable
es su familia y por eso le dan por donde más
le duele. Él es un guerrero y disfruta chocar
con sus opositores. Pero que ataquen a To-
más o a Jerónimo lo afecta mucho emocio-
nalmente”, dijo la fuente.
Tráfico de influencias
La presión para Uribe no terminó ahí. El
pasado 19 de abril, Daniel Coronel, direc-
tor del noticiario de televisión Noticias
Uno y columnista de la revista Semana,
publicó una investigación en la que asegu-
ró que Tomás y Jerónimo Uribe eran pro-
pietarios de unos terrenos localizados en
el municipio de Mosquera, al occidente de
Bogotá, que multiplicaron su valor al ser
habilitados como Zona Franca.
El visto bueno para esos trámites, se-
gún la indagación periodística, fue firma-
do por cinco altos funcionarios del gobier-
no, entre ellos los ministros de Hacienda,
Oscar Iván Zuluaga, y de Comercio Exte-
rior, Luis Guillermo Plata, que dependen
del presidente Uribe.
De acuerdo con el informe de Coro-
nel en Noticias Uno, el 18 de diciembre
de 2008, Óscar Franco, titular de la Direc-
ción de Impuestos y Aduanas Nacionales
(DIAN), declaró como Zona Franca Per-
manente los 32 mil metros cuadrados de
las fincas El Paraíso y San Laureano, pro-
piedad desde 2006 de la sociedad Resi-
duos Ecoeficiencia, controlada mayorita-
riamente por los hermanos Uribe.
A partir de esa decisión de la DIAN, los
dos predios, que originalmente fueron com-
prados en 34 millones de pesos (cerca de 15
mil dólares), se cotizaron en 3 mil 100 mi-
llones de pesos (poco más de 1 millón 300
mil dólares). Así, de un día para otro, incre-
mentaron más de 90 veces su valor.
La noche de ese mismo 19 de abril, el
presidente ordenó a sus hijos que al día si-
guiente explicaran en los medios de comu-
nicación cómo había sido el negocio. Así
lo hicieron. Muy temprano el lunes 20 de
abril, Tomás y Jerónimo llegaron a los es-
tudios de la W Radio, de la cadena Caracol.
El primero en hablar fue Tomás, quien negó
el supuesto tráfico de influencias para con-
vertir sus predios en Zona Franca y luego
la emprendió contra el director de Noticias
Uno: “Este señor Coronel ha sido contra-
dictor político de mi papá durante 10 años,
que ha tildado a mi familia de narcotrafi-
cante, paramilitar y corrupta (…) Esto no
es para causarle daño a Tomás y a Jerónimo
Uribe, sino para causarle daño al presiden-
te de la República”, dijo.
Por su parte, Jerónimo defendió su de-
recho a crear una empresa y reveló que,
aunque el presidente se opuso a que inter-
vinieran en ese negocio, ellos decidieron
seguir adelante.
En junio, cuando aún no terminaban los
efectos de esa tormenta política, los herma-
nos Uribe se vieron envueltos en otro es-
cándalo que involucra al proceso en el que
su padre fue reelegido en noviembre de
2006 y enturbia aún más la posibilidad de
su segunda reelección, la cual, por cierto,
se encuentra al borde del hundimiento en el
Congreso de la República.
Manuel Cuello Baute denunció ante la
Sala Penal de la Corte Suprema de Justi-
cia que el exsenador Mauricio Pimiento y
la exdiputada Yidis Medina habrían reci-
bido notarías a cambio de su apoyo al pro-
yecto de reelección que fue aprobado por
el Congreso en 2004. Cuello Baute fue su-
perintendente de Notariado y Registro en-
tre mayo de 2005 y septiembre de 2006,
pero fue retirado por recibir dinero a cam-
bio de archivar investigaciones de notarios
en diferentes lugares del país.
Tras su declaración ante los magistra-
dos de la Corte, Cuello Baute aportó un
listado de dos páginas que relaciona la su-
puesta entrega de 70 notarías a políticos
que votaron en favor de la reelección de
Uribe. El listado incluyó dos notarías al
parecer asignadas a Milton Contreras, un
exfuncionario de la Superintendencia, que
las habría recibido por instrucciones de
“los hijos del presidente”.
De nuevo, los hermanos Uribe tuvie-
ron que defenderse públicamente, ahora
mediante un escueto y redundante comu-
nicado en el que señalaron que “no trami-
tamos puestos, prebendas o notarías ante
el Estado; jamás hemos llamado a funcio-
nario público alguno a intrigar puestos,
prebendas o notarías”.
Pero en esta ocasión el escándalo pro-
vocado por Cuello Baute coincide con el
trámite de la reelección en el Congreso y
por ello es previsible que los hermanos Uri-
be tengan que dar explicaciones más am-
plias que las que ya ofrecieron. Por lo pron-
to, el jueves 27 Tomás se presentó ante la
Corte Suprema para declarar lo que sabe
respecto de la supuesta entrega de una no-
taría a una persona recomendada por él en
la ciudad de Tunja, al norte de Bogotá.
Y es que el señalamiento de Cuello
Baute fue directo. Dijo: “Tal como se lo ex-
presé a la Corte Suprema de Justicia, la ho-
ja de vida de la señora Luz Marina Cam-
po (beneficiaria de una de las notarías) fue
remitida al suscrito por el viceministro del
Interior, Hernando Angarita, y reiterada la
solicitud de designación por Bernardo Mo-
reno (secretario general de la Presidencia)
y Juan David Ortega (asesor de la Casa de
Nariño). Apremiado como lo fui y expli-
qué, aduciendo ellos que había premura por
cuanto los hijos del presidente, en concre-
to Tomás Uribe, según el dicho de ellos, te-
nían interés en el tema”.

1709 / 2 de agosto de 2009

49
I NTERNACI ONAL / COLOMBI A
50

1709 / 2 de agosto de 2009

Por más que la realidad demuestre
el fracaso y las deficiencias de los pro-
gramas gubernamentales, el presidente
Felipe Calderón y su equipo se empeñan
en continuar adelante como si el éxito
los acompañara. Su insensibilidad para
atender las demandas ciudadanas se ma-
nifiesta particularmente en tres ámbitos:
política electoral, estrategia de combate al
crimen organizado y política económica.
Al iniciar su mandato, Calderón esta-
bleció que él manejaría directamente el
PAN, evidenció su distancia con Manuel
Espino y movió piezas e hilos para colo-
car en su sitio a Germán Martínez, simple
operador de los designios presidenciales.
Luego, por medio de Germán, designó o
palomeó, unipersonalmente, a los candi-
datos a los puestos de elección popular.
Sus resultados fueron pésimos: perdió tres
gubernaturas (Yucatán, San Luis Potosí y
Querétaro), decenas de alcaldías y más de
60 diputaciones federales, y, en contrapar-
tida, sólo ganó la gubernatura de Sonora.
Como resultado del fracaso panista
–y como prueba de que Calderón no sólo
manda y designa, sino que también ostenta–,
Germán presentó su renuncia a la dirigen-
cia del partido tras salir de un acuerdo con
Calderón en Los Pinos. Más aún, sin que el
presidente se percatara o aceptara que fue su
intromisión en la vida partidista la causa
principal de la debacle, en su intento de
mantener el absoluto control del partido,
envió a otro de sus más fieles allegados,
uno de sus hijos políticos, César Nava, a
sustituir al renunciante.
Todo indica que Calderón y su fiel
escudero Nava ya lograron controlar la
oposición de los senadores Santiago Creel
y Ricardo García Cervantes, así como la
del diputado electo Javier Corral, mientras
que los otros tres adversarios (Humberto
Aguilar, Gerardo Priego y Manuel Espi-
no) no tienen dentro del partido fuerza su-
ficiente para hacer oír su voz. De manera
que la segunda imposición en la presiden-
cia del CEN está consumada, en espera de
los comicios de 2010.
En lo que se refiere a la lucha contra
el crimen organizado, desde el primer
minuto de su mandato Calderón decidió
involucrar al Ejército en el combate al
narcotráfico, y la primera entidad adonde
envió a los militares fue Michoacán. Más
allá de la detención de miles de presuntos
narcotraficantes y de las altísimas cifras
de decomisos e incautaciones de droga y
efectivo, también en este campo los re-
sultados son negativos, ya que el número
de muertes relacionadas con el narco y el
consumo de drogas crecen desmesurada-
mente, mientras se multiplican las viola-
ciones a los derechos humanos.
El 24 de mayo de 2008, el procurador
general de la República, Eduardo Medina
Mora, reconoció que los asesinatos vin-
culados al crimen organizado crecieron
47% desde 2007. El 18 de junio de 2009,
El Universal publicó que, a partir del pri-
mero de enero, las muertes relacionadas
con el narcotráfico sumaban 3 mil, lo que
representaba un incremento de 80% con
respecto al mismo período de 2008; en ese
lapso, el promedio de personas asesinadas
diariamente era de 17, contra 9.5 que re-
conocía Medina Mora en 2008. Y la ten-
dencia es al alza.
Los datos del consumo de estupefacien-
tes son igualmente preocupantes: En sep-
tiembre de 2008, la Secretaría de Salud dio
a conocer resultados preliminares de la En-
cuesta Nacional de Adicciones 2008, según
los cuales en 2002 el número de mexicanos
que probaron la droga era de 3.5 millones,
mientras que en 2008 la cifra se había in-
crementado en un millón, es decir, un au-
mento de casi 29%. En febrero de este año,
el secretario de Seguridad Pública, Genaro
García Luna, reconoció que en los últimos
cuatro años el consumo de estupefacientes
se duplicó, y el lunes 20 de julio el diario
Reforma publicó que, según el Consejo
Nacional contra las Adicciones, en los úl-
timos seis años el número de adictos creció
en 78%, al pasar de 203 mil en 2002 a 361
mil en 2008. De acuerdo con ese medio, la
cifra de mexicanos que consumen cocaína
casi se duplicó en estos seis años, al pasar
del 1.3% al 2.5% de la población.
El hecho es que, con las detenciones e
incautaciones, crece el número de muer-
tos, adictos y consumidores de droga. Y
las entidades donde más se ha concentra-
do el esfuerzo del gobierno federal son
también las que presentan mayores índi-
ces de violencia: Michoacán y Chihuahua.
Pese a ello, la respuesta del gobierno fe-
deral al desafío lanzado por La Familia
michoacana desde el jueves 9 de julio fue
enviar a esa entidad 5 mil 500 elementos
federales más.
Calderón acompaña el envío de más
tropas con el discurso triunfalista que repite
desde 2008: “Sabemos que estas reaccio-
nes desesperadas y violentas responden a
los severos golpes que ha dado el gobier-
no a la delincuencia organizada”, señaló el
pasado 13 de julio durante la inauguración
de la 73 Asamblea General Ordinaria de
Organizaciones Ganaderas. En tanto que el
secretario de Gobernación, Fernando Gó-
mez Mont, declaró al Washington Post que
esa es la única estrategia que conocen y que
nadie les ha sugerido una distinta, pese a
que los expertos no dejan de hacer llama-
El autismo presidencial
J E S Ú S C A N T Ú
ANÁLI SI S

1709 / 2 de agosto de 2009 51
dos para implementar una política integral
que incluya programas preventivos y que
ataque también las causas –no solamente
los efectos– del narcotráfico.
En el ámbito económico y social la
situación es similar. Después del famoso
“catarrito” de Carstens, las cifras demues-
tran que México es el país latinoameri-
cano que más resentirá los efectos de la
crisis económica. De acuerdo con Alicia
Bárcena, directora de la Cepal, se estima
un decrecimiento de 7% en el producto in-
terno bruto durante 2009. La especialista
advirtió que México afronta, además de la
recesión mundial, sus añejos problemas
estructurales, entre los que destacan: la
concentración de ventas al exterior, los al-
tos índices de desigualdad y la baja recau-
dación tributaria. Únicamente en el primer
trimestre de 2009 el PIB cayó a una tasa
anual de 8.2%, producto de una reducción
de 9.9% en la actividad industrial y de
7.8% en el comercio y los servicios.
El jueves 23 de julio, el secretario de
Hacienda, Agustín Carstens, anunció un
nuevo recorte de 50 mil millones de pe-
sos en el presupuesto federal de este año,
que da al traste con la llamada política an-
ticíclica. Y el miércoles 29, el Banco de
México confirmó los pronósticos de la
Cepal al señalar que el decrecimiento será
de 6.5 a 7.5% y que se perderán 735 mil
empleos en el sector formal, el doble de
los que fueron creados en los dos primeros
años del sexenio.
Pero aun antes de la recesión, los estra-
gos de los problemas estructurales ya deja-
ban sentir sus efectos, particularmente sobre
las clases menos favorecidas. La Encues-
ta Nacional Ingreso-Gasto de los Hogares
(ENIGH) que el Inegi realiza cada dos años
mostró que 10% de la población más pobre
Naranjo
Grandes remedios
52

1709 / 2 de agosto de 2009

del país perdió 8% de sus ingresos en térmi-
nos reales entre 2006 y 2008, mientras que
el 10% más rico se mantuvo estable. Los in-
gresos de los 11 millones de mexicanos que
menos ganan pasaron de 2 mil 217 pesos
mensuales en 2006, a únicamente 2 mil 39 en
2008, en tanto que el de los 11 millones más
ricos cayó únicamente 10 pesos, al pasar de
44 mil 359 a 44 mil 349.
Esto también se tradujo en un incre-
mento de la pobreza alimentaria (quienes
no tienen suficientes ingresos para ad-
quirir una canasta de alimentos básicos)
que, de acuerdo con el Consejo Nacional
de Evaluación de la Política de Desarrollo
Social (Coneval), aumentó de 13.8% de
la población en 2006 a 18.2% en 2008, es
decir, pasó de 14.4 millones a 19.5 millo-
nes, cinco millones de mexicanos más. La
pobreza de capacidades (sin recursos para
satisfacer sus necesidades de educación y
salud) creció de 24.7 a 25.1%; y la de pa-
trimonio (sin recursos para satisfacer las
necesidades de vivienda, vestido y trans-
porte) se elevó de 42.6 a 47.4%. En los
dos años de la presente administración se
retrocedió a los niveles de 2005.
Al respecto, la respuesta del gobierno
federal es que sin sus programas el daño
hubiera sido mayor. El 19 de julio, según
el diario Reforma, la Sedesol reconoció
que “la combinación de dos factores de-
terminados internacionalmente: una cri-
sis económica que reduce el ingreso de
los hogares y el alza en el precio de los
alimentos y otros productos, afectaron de
manera más severa a las personas que me-
nos tienen y generó el incremento obser-
vado en los niveles de pobreza”.
Pero la misma secretaría aseguró que
la oportuna respuesta del gobierno fe-
deral evitó que el impacto fuese mayor.
“Del análisis de la ENIGH se desprende
que gracias a la acción inmediata del go-
bierno federal a través de las trasferencias
que realiza se evitó que 2.6 millones de
personas ingresaran en condiciones de po-
breza, evitando de esta manera un impacto
mucho mayor, dadas las condiciones del
entorno económico”, dijo.
El lunes 20 de julio, el mismo presi-
dente Felipe Calderón señaló en Puebla
que, pese a la caída de 9% en la economía,
la variación negativa en el empleo es de
sólo 3% debido a los programas guberna-
mentales. También en este ámbito, a pesar
de los resultados adversos, conforme a la
visión gubernamental, las políticas son las
correctas, pues de lo contrario el impacto
sería mayor.
Así, mientras la realidad atropella al
PAN y a la población mexicana, el pre-
sidente y su equipo la ignoran, defienden
sus programas, persisten en sus políticas y
repiten sus acciones... l
ANÁLI SI S
He allí los resultados de 15 años
de Procampo: Narcotraficantes sub-
sidiados. Recursos desviados. Bene-
ficiarios simulados. Productores que
cobran sin haber acreditado su trabajo
o sin haber sembrado. Transferencias
estatales multimillonarias a quienes
menos las necesitan. Coincidencias
entre los nombres registrados en el
padrón y los nombres de funcionarios
vinculados con la operación del pro-
grama. Esas irregularidades y muchas
más están presentes en un instrumen-
to de política pública mal concebido,
mal instrumentado, mal aplicado y de
consecuencias contraproducentes pa-
ra el campo. Porque Procampo no ha
aumentado la competitividad, pero sí
ha reforzado las clientelas. No ha pro-
movido la comercialización, pero sí ha
creado un terreno fértil para la corrup-
ción. No ha fomentado la productivi-
dad laboral del México rural, pero sí su
manipulación política.
El problema no es que el Estado
haya abandonado al campo –como
algunos reclaman–, sino que su inter-
vención allí ha sido poco eficaz. La
canalización de recursos al México
rural no basta para garantizar su desa-
rrollo, y Procampo es la mejor muestra
de ello. El envío creciente de apoyos
no ha sido suficiente para asegurar su
buen aprovechamiento. A pesar de que
Procampo representa el 5% del PIB
agrícola, los apoyos no se han traduci-
do en un sector más competitivo ni en
una producción creciente ni en el me-
joramiento del nivel de vida de los pro-
ductores más pobres. Procampo, sin
duda, ha tenido consecuencias, pero
lamentablemente no las buscadas.
Un programa ideado para afrontar
DE N I S E DR E S S E R
Procampo= Proclientelismo
la marginación ha contribuido a perpe-
tuarla. Un programa concebido para pro-
porcionar alivio temporal ha construido
clientelas permanentes. Un programa di-
señado para proveer pagos directos a los
productores pequeños ha servido para
enriquecer aún más a los grandes. Todo
ello, producto de una iniciativa estatal con
objetivos poco claros, métodos poco pre-
cisos y mecanismos de evaluación poco
eficientes. Como lo sugiere la investiga-
ción de Mauricio Merino –Los programas
de subsidios al campo: las razones y sin-
razones de una política mal diseñada–,
la podredumbre detrás de Procampo na-
ce de una profunda imprecisión sobre el
problema público que se quería resolver.
Y la falta de claridad en las reglas lleva a
la corrupción que logra doblarlas. Una y
otra vez, los procedimientos formales de
Procampo son manipulados para desviar
los recursos que reparte.
Por ello, según el portal de Internet
Subsidios al campo en México, capos como
Alfredo Beltrán Leyva, El Mochomo, y fa-
miliares de El Chapo Guzmán, son algunos
de los beneficiarios de Procampo. Beltrán
Leyva ha recibido 313 mil 966 pesos des-
de 1994 para la siembra de 22 hectáreas de
maíz, soya y un cultivo ‘no definido’. Je-
sús, Ofelina y Aureliano Guzmán Loera,
hermanos de El Chapo, han percibido 376
mil 198 pesos como apoyo para trabajar
sus tierras. Además, Leobardo Elenes Sa-
lazar, sobrino del capo del cártel de Sina-
loa, ha obtenido 98 mil 801 pesos para la
siembra de sorgo y maíz desde 1996.  En
pocas palabras, recursos del Estado usados
para financiar a quienes lo retan. Dinero del
gobierno canalizado a quienes debilitan y
combaten su autoridad.
Peor aún, Procampo entraña apoyos
masivos destinados a funcionarios, a cen-

1709 / 2 de agosto de 2009 53
trales campesinas, a amigos. Implica
subsidios enviados que tan sólo exa-
cerban la desigualdad. Contribuye a
la escandalosa concentración de apo-
yos otorgados al campo. Porque, de
acuerdo con estudios recientes, 5% de
los agricultores más ricos concentran
44% de los recursos totales entregados;
en contraste, 80% de los beneficiarios
más pobres han recibido apenas 27%
de los fondos durante los últimos 14
años. Y en el padrón hay coincidencias
peculiares: nombres de beneficiarios
federales y estatales que –por lo visto–
han supervisado el programa al mismo
tiempo que se aprovechan de él. Un
programa ideado para los minifundis-
tas ha terminado por favorecer a quie-
nes en realidad no lo son.
Mientras tanto, los involucrados en
Procampo saben que el programa se ha
pervertido, pero todos se oponen a re-
visar sus reglas de operación. Ni el go-
bierno federal ni los gobiernos estatales
ni las organizaciones campesinas quie-
ren tocarlo porque han tejido relacio-
nes de beneficio mutuo: te doy dinero y
me garantizas estabilidad, te doy che-
ques y me premias con votos. Por eso
el gobierno de Felipe Calderón anuncia
la extensión de los programas de apo-
yos directos al campo durante cinco
años más. Por eso la CNC no exige una
revisión fundamental del programa, si-
no más recursos y puntualidad en los
pagos. Por eso la Conago no cuestiona
la lógica de Procampo, sino insiste en
el mantenimiento de los subsidios que
entrega. Todos apuntalando un progra-
ma capturado, un programa manipu-
lado, un programa politizado que será
muy difícil remodelar.
Porque Procampo no ha creado una
clase campesina pujante, vigorosa y com-
petitiva. Pero sí ha tejido una red cliente-
lar exigente, manipuladora y voraz. No
ha producido una orientación comercial,
sino una exigencia social. Hoy, debido a
las consecuencias colaterales del progra-
ma, el ímpetu prevaleciente no es la mo-
dernización del campo mexicano, sino la
preservación de los subsidios distorsio-
nados que se concentran allí. La energía
no se destina a crear, sino a preservar. Las
acciones no se encaminan a nivelar el te-
rreno de juego para los desposeídos, sino
a mantener los ingresos adicionales de los
privilegiados. Las negociaciones en torno
al México rural no buscan su transforma-
ción, sino asegurar la anuencia política de
quienes lo controlan: funcionarios fede-
rales y gobernadores estatales y centrales
campesinas y quienes están a cargo del
padrón de beneficiarios.
Procampo, entonces, ha sido un
programa útil, más no para quienes
fue creado: funciona muy mal para los
campesinos, pero funciona muy bien
para la clase política. Es un instru-
mento que permite premiar la lealtad y
aprovechar la consanguinidad; permite
construir redes clientelares útiles para
el gobierno en turno; permite perseguir
objetivos electorales a base de padro-
nes amañados y cheques distribuidos;
permite la interlocución con poderosas
organizaciones campesinas capaces de
bloquear cualquier gestión guberna-
mental. Procampo no ha cumplido con
los objetivos para los que fue creado
formalmente. No ha aumentado la pro-
ductividad, ni impulsado la competiti-
vidad ni mejorado las condiciones de
los más pobres en el campo. Más bien
ha sido una chequera con la cual com-
prar paz social. l
54

1709 / 2 de agosto de 2009

I
n
t
e
r
é
s

P
ú
b
l
i
c
o
MI G U E L ÁN G E L GR A N A D O S C H A P A
El auge del narcotráfico mexica-
no resulta, naturalmente, de un in-
cremento constante de la demanda
estadunidense de drogas ilegales, y
de la conversión de nuestro país en
mercado creciente de esos estupefa-
cientes al mismo tiempo que conser-
vaba su condición de ruta desde los
proveedores hacia el consumo. Pero
otros factores han ayudado a la pros-
peridad de ese segmento principal de
la delincuencia organizada. Uno, prin-
cipalísimo, es el conjunto de vicios
que afectan a los gobiernos locales y
al federal, que favorecen la ilegalidad
en general y la que se refiere a los mer-
caderes de narcóticos en particular. La
ineptitud, la abulia, el temor y sobre
todo la corrupción son deficiencias,
lacras de los gobernantes que benefi-
cian a los delincuentes pues conducen
a la impunidad, es decir a la falta de
castigo, que es a su vez el mejor caldo
de cultivo para la delincuencia.
Se desmentirá la afirmación ante-
rior sobre la impunidad alegando la
persecución a las bandas dedicadas al
tráfico de drogas, las aprehensiones
de altos jefes (en el pasado priista) y
de multitud de mandos medios en los
años de Fox y Calderón (en que nin-
gún pez gordo ha sido atrapado y, al
contrario, se produjo la libertad de
Joaquín Guzmán Loera, uno de los de
mayor dimensión, tan vasta que figura
en el elenco de los multimillonarios
del mundo según Forbes), y la dis-
minución de la violencia en algunas
ciudades.
Pero no suele reconocerse que buena
parte de las aprehensiones no concluyen
en sentencias condenatorias, por lo que la
cifra de detenidos es, además de falsa, de-
magógica, propia sólo para la propaganda.
Una vez capturados los presuntos delin-
cuentes, pueden quedar libres durante la
averiguación previa, al cabo del proceso
de primera instancia, o en la apelación, o
en las fases del juicio de amparo corres-
pondiente. Y aun queda la posibilidad de
marcharse de las prisiones, para lo cual
no se requiere ser El Chapo, sino uno de
los 50 reclusos que se fueron del penal
zacatecano de Cieneguillas u otros que
escaparon de cárceles porosas como la de
Apatzingán. En último término, son mu-
chos los detenidos y pocos los castigados.
Y por ello, y por su propia organización,
configurada para resistir avatares de di-
versa suerte, el narcotráfico prospera y, en
una espiral perversa, mientras más crece
más crece.
Cuenta además con otras ayudas, in-
significantes si se quiere comparadas con
los volúmenes de dinero que maneja, y
con sus pingües ganancias, pero que ofre-
cen una idea de cómo su auge está vincu-
lado a sus relaciones con diversos niveles
y campos del gobierno, y a la aceptación
social que con su riqueza malhabida lo-
gran en los medios donde se establecen e
instalan a sus familias. Un ejemplo de ese
género de ayudas laterales, que además
de dejar algún dinerito otorgan prestigio
social (hasta que alguna espantosa trage-
dia causa lo contrario), es la guardería de
afortunado nombre, El Niño Feliz, SC,
subrogada por el Instituto Mexicano del
Seguro Social a María Teresa Zambada
Niebla, como parte de una sociedad civil
en que también participan Rosa María Za-
zueta Zambada, Maité Díaz Zambada y
José Ernesto de los mismos apellidos. El
establecimiento existe desde 2001, pero
su contrato vigente (hasta el último día de
este año) data de comienzos de 2007, por
lo que está firmado por Juan Molinar Hor-
casitas, entonces director del IMSS.
El 17 de mayo de ese año la Oficina de
Control de Bienes de Extranjeros del De-
partamento del Tesoro estadunidense dio
a conocer un documento titulado Red fi-
nanciera de Ismael Zambada García. Ese
papel oficial del gobierno de Estados Uni-
dos contiene las denominaciones de seis
negocios y los nombres de 12 personas
encargadas de lavar el dinero que El Mayo
Zambada –pues de él se trata– gana como
jefe de una poderosa banda de narcotrafi-
cantes, muy buscado en México y en Es-
tados Unidos, sólo que allá se averigua el
modo en que hace entrar sus ganancias en
el circuito legal del dinero y no se inten-
ta atraparlo en enfrentamientos armados.
En la lista del Departamento del Tesoro
figuran la guardería y su directora, María
Teresa, hija de El Mayo. Se halla también
el nombre de Carmen Amalia Araujo La-
veaga, que aparece como representante
legal de la guardería en el contrato con el
IMSS, donde pacta un pago de mil 500 pe-
sos al mes por cada uno de los 209 niños
que alberga.
Las omisas autoridades mexicanas
que recibieron esa información de sus
iguales del otro lado no hicieron el me-
nor caso de su contenido. No han inter-
Pronarco: ayudaditas a los capos
ANÁLI SI S

1709 / 2 de agosto de 2009 55
venido ninguno de los negocios
enumerados en el documento
estadunidense. Eso se comprobó
hace unas semanas, cuando se
dio a conocer la lista de guar-
derías subrogadas y sus res-
ponsables. El Niño Feliz sigue
operando. En dos años ninguna
policía, ningún funcionario de
Hacienda verificó lo dicho por
el Departamento del Tesoro y,
en consecuencia, no se tomaron
medidas para cegar esa fuente de
lavado de dinero (que además de-
ja alguna pequeña utilidad).
Más gruesos son los ingre-
sos de los narcotraficantes y sus
familiares que cobran el monto
de jugosos subsidios en el Programa de
Apoyos Directos al Campo, ideado por
Carlos Salinas en 1994 y más conocido
como Procampo. Entre el 27 y el 30 de
julio, El Universal dedicó su espacio
principal en la primera plana a dar cuen-
ta de una vasta investigación realizada
por Evangelina Hernández e Ignacio
Alvarado, con base en estudios realiza-
dos por Mauricio Merino (exconsejero
electoral ahora miembro del Centro de
Investigación y Docencia Económica), el
organismo civil Fundar, Centro de Aná-
lisis e Investigación, AC, y entrevistas a
la diputada Nora Ruvalcaba, al propio
Merino y a otros conocedores del tema.
Resulta de esas indagaciones, indepen-
dientemente de si el Procampo cumplió
sus propósitos, los explícitos y los táci-
tos, cómo ha servido para entregar dine-
ro público a políticos y narcotraficantes.
Las investigaciones ofrecen abundante
material para la reflexión (y la indigna-
ción), pero ahora nos detenemos sólo en
las dádivas a las familias de tratantes de
drogas, tan abundantes que ameritan lla-
mar Pronarco a por lo menos un segmen-
to de ese programa.
A partir del descubrimiento de que
un invernadero propiedad de narcotrafi-
cantes en Aguascalientes estaba en la lis-
ta de propiedades agrícolas subsidiadas
por Procampo, la diputada Ruvalcaba
estudió el padrón respectivo y halló en-
tre los beneficiarios del dinero público
a Jesús, Ofelina y Aureliano Guzmán
Loera, hermanos de El Chapo, así como
a uno de sus sobrinos, Leobardo Elenes
Salazar, y al más reciente de sus suegros,
Inés Coronel Barreras. Se encuentran
también en ese caso miembros de las fa-
milias Beltrán Leyva, Valencia Valencia,
Palma, Quintero Páez, así como
Margarita Cázares Salazar y Je-
sús Raúl Beltrán Ugarte, “prin-
cipal lugarteniente de Ignacio
Coronel Villarreal”.
La indagación de los repor-
teros Hernández y Alvarado, a
su vez, precisó que la familia
Carrillo Fuentes (la del cártel de
Juárez) recibió diversos apoyos,
hasta sumar 2 millones 450 mil
pesos. La parentela de El Mayo
Zambada obtuvo entre 1998 y
2003 casi un millón de pesos:
998 mil 267. De esa cantidad
uno de sus hijos, Vicente Zam-
bada Niebla, recibió más de la
mitad: 555 mil 290 pesos. A su
hermana la dueña de la guardería se le
entregó apoyo para la siembra de 80
hectáreas. Más modestos, los Guzmán
Loera cobraron 376 mil 198 pesos.
La diputada Ruvalcaba y los reporte-
ros de El Universal cumplieron una tarea
que han omitido las autoridades, porque
no se interesan en investigar los bienes
de los narcotraficantes y en decomisar-
los, uno de los pocos remedios eficaces
contra su actividad. Esperemos que ahora
que otros hicieron esa labor, la unidad de
lavado de dinero de Hacienda, la Subpro-
curaduría de Investigación Especializada
en Delincuencia Organizada de la PGR
y la Coordinación de Inteligencia de la
Secretaría de Salud (que tanto se ufana
de su modernidad) ataquen ese flanco del
narcotráfico.
Claro que eso es suponer que por lo
menos leen los periódicos. l
56

1709 / 2 de agosto de 2009

Ante la inminencia de los relevos
que tendrán lugar en los próximos me-
ses en algunos de los más importantes
órganos del Estado mexicano, vale la
pena meditar sobre los factores que ex-
plican el buen o mal desempeño de es-
te tipo de instituciones. En particular,
no es suficiente con exigir que los nue-
vos ombudsmans, ministros, audito-
res, consejeros y comisionados tengan
un perfil “ciudadano” a secas y que los
procesos de selección se desarrollen
de forma “transparente”. El verdadero
reto no es encontrar candidatos puros
o angelicales, sino designar a personas
valientes que no se dejen intimidar por
los poderes fácticos.
Ciertos enfoques en boga deman-
dan el nombramiento de personas
“neutrales” cuya imparcialidad hi-
potéticamente vendría de contar con
un perfil más técnico que “político”.
Desde este punto de vista, el mejor
titular de un organismo autónomo
sería alguien que pudiera resistir las
presiones externas a partir de ubicarse
en una posición “equidistante” entre
los diferentes intereses en juego. Las
cualidades más importantes del titu-
lar serían entonces la moderación y la
“responsabilidad” en su actuación.
Sin embargo, para los relevos que
se acercan en instituciones tan rele-
vantes como la Comisión Nacional de
los Derechos Humanos, la Auditoría
Superior de la Federación, el Institu-
to Federal de Acceso a la Información
Pública o la Suprema Corte de Justicia
de la Nación, el arrojo y la valentía son
cualidades aún más importantes que
la neutralidad o la moderación. No
es suficiente que estas instituciones
se limiten a resguardar el orden pú-
blico o a defender la legalidad. Tales
órganos deben atreverse a impulsar la
transformación democrática del Esta-
do mexicano. Ante la falta de compro-
miso democrático por parte del Poder
Ejecutivo y la escasez de voluntad po-
lítica por parte del Congreso de la Unión
en una amplia diversidad de temas, hoy
la responsabilidad para lograr un cam-
bio estructural en materia de rendición
de cuentas queda en una gran parte en
manos de los organismos autónomos y el
Poder Judicial.
Para esta monumental e histórica
tarea no será suficiente nombrar ni a un
par de tecnócratas ni a un par de activis-
tas bien intencionados. Hace falta crear
nuevos liderazgos dispuestos a jugársela
con el país y a encabezar una profun-
da transformación institucional. Ser un
efectivo titular de un organismo autó-
nomo o del Poder Judicial implica una
clara visión histórica, así como un sólido
espíritu de lucha y entereza moral. No se
trata de mantenerse “más allá del bien y
el mal”, sino de tomar “el toro por los
cuernos” para entrar directamente en la
lucha por la democracia efectiva y la jus-
ticia social.
No hay duda de que abundan las per-
sonas que cumplen con este perfil y que
al mismo tiempo provienen de una am-
plia diversidad de ideologías. La valentía
y visión histórica no son privativas de
una u otra expresión política.
Sin embargo, también habría que
aceptar que independientemente de lo
que el lector opine de este o aquel lí-
der de la izquierda partidista actual, es
precisamente esta tendencia ideológica
la que en las últimas cuatro décadas ha
pugnado de forma más consecuente por
establecer una profunda transformación
en las formas de ejercer el poder público.
La rendición de cuentas, el combate a la
corrupción, la defensa de los derechos
humanos y el control de los poderes fác-
ticos han sido algunas de las exigencias
principales de la izquierda en México.
Los cuadros de izquierda también están
acostumbrados a ganar sus batallas con
sus propios medios y no con el dinero
del erario.
Así mismo, la visión de izquierda
es particularmente importante en la
coyuntura política actual, dominada
por el viejo partido del Estado y el
partido de la derecha más conserva-
dora. Más allá de las características
propias de la izquierda que embonan
naturalmente con la misión histórica
de los organismos autónomos, la pre-
sencia de una tendencia progresista en
las instituciones del Estado también
se justificaría con objeto de reflejar
la pluralidad política del país. De otra
forma, será muy difícil recuperar la
confianza perdida entre una gran por-
ción de la población en el funciona-
miento de nuestras instituciones.
No se trata de ninguna manera de
colocar a representantes de los partidos
o dirigentes de izquierda en estas posi-
ciones clave del Estado mexicano. Al
contrario, habría que rechazar de manera
tajante cualquier esfuerzo por nombrar
a personas subordinadas a los poderes
o intereses externos a la hora de ejercer
su responsabilidad pública. Si bien la
“neutralidad” es imposible y hasta con-
traproducente, la “imparcialidad” sí es
un valor fundamental para este tipo de
responsabilidades. Los titulares de los
organismos autónomos tienen la obli-
gación de actuar siempre en función de
sus convicciones y conciencia, y no de
intereses particulares.
El reto es, entonces, encontrar per-
sonas con un espíritu crítico y renovador
sin lealtades de ninguna especie. Afortu-
nadamente, existen una gran cantidad de
personas que desempeñarían de manera
formidable las altas responsabilidades que
implica dirigir uno de los organismos que
se renovará en los próximos meses. Habría
que exigir a los políticos que tengan la hu-
mildad y apertura para colocar a cuadros
visionarios y negarse a seguir nombrando
a burócratas leales, más interesados en co-
brar sus dietas y hacer trabajo faccioso que
en encabezar una verdadera transforma-
ción del país. l
www.johnackerman.blogspot.com
J O H N M. AC K E R M A N
Los relevos que vienen
ANÁLI SI S

1709 / 2 de agosto de 2009 57
Con frecuencia se nos olvida el horror
en que viven muchos de nuestros conciu-
dadanos. Pero la prensa, llena de denun-
cias de corte político, de vez en cuando
toma un caso paradigmático que nos cim-
bra. Esta vez el caso es el de Alejandro,
un joven sordomudo que vive encadenado
en una choza del municipio de Jalpan de
Serra, en Querétaro. Un desgarrador re-
portaje de Mariana Chávez (La Jornada,
30 de julio) exhibe el criminal abandono
de este muchacho de 28 años, sin ningún
horizonte de recuperación.
La historia es trágica. A Alejandro lo
cuida su hermana Marta, quien trabaja en
un restaurante de cinco de la mañana a cinco
de la tarde. Ella recibe un salario semanal de
600 pesos, con el cual mantiene a sus dos
hijos y a su hermano. Viven en un predio sin
servicios básicos. Hace años, a Alejandro lo
atendía su madre, quien falleció. Luego lo
siguió cuidando la abuela, quien murió hace
ocho. Desde entonces, Marta divide su vida
entre el trabajo, el cuidado de sus dos hijos
(uno de seis meses y un adolescente de 14)
y su hermano discapacitado.
Antes de ser encadenado, Alejandro
circulaba por la zona. Pero los chama-
cos vecinos lo agredían: “Le daban bo-
tellas con pipí porque él quería agua. Él
se enojaba y lanzaba piedras. De hecho
lo encerraron dos veces en la comandan-
cia” (La Jornada, página 29). ¡Y cómo
no se iba a enojar! Sus arranques son un
signo de que, pese al atroz abandono y al
aislamiento de su condición, todavía tie-
ne un sentimiento de ira por la injusticia
y la crueldad que padece.
Por su supuesta agresividad, Alejan-
dro hoy vive encadenado. Rodeado de
costales que tienen botellas vacías de
plástico y durmiendo en una colchoneta,
este joven ha estado a punto de ser viola-
do por un hombre que ya fue consignado
y encarcelado. Su hermana ha acudido a
solicitar ayuda a funcionarios priistas y
panistas sin mayor respuesta. También
ha ido al DIF de Jalpan de Serra, el cual,
con apoyo de Protección Civil, trasladó
a Alejandro al Centro Estatal de Salud
Mental. Ahí los médicos le prescribieron
medicamentos, pero como la hermana
no ha podido ir a recogerlos, el trata-
miento no ha proseguido. Es evidente
que, dada la gravedad y el deterioro de
Alejandro, la cuestión no es “medicarlo”,
sino internarlo en una institución donde se
le ofrezca una rehabilitación especializada
que, además de respetar su dignidad huma-
na, le otorgue elementos básicos para una
mayor calidad de vida.
Ser sordomudo es una tragedia, pe-
ro hay formas de integrar a la sociedad
a quienes padecen tal condición. Ahora
bien, ser, además de sordomudo, pobre,
implica no tener acceso a un tratamiento
que ya existe y que permite hacerse en-
tender. Sospecho que las autoridades de
Querétaro consideran que un sordomudo
pobre y abandonado a su suerte está hecho
de un material humano distinto, y que no
necesita lo que todos necesitamos: respe-
to, educación, comunicación.
¿Qué pasa en Querétaro? ¿Por qué no
se ha internado a Alejandro en una institu-
ción que se ocupe de rehabilitarlo? ¿Qué
debe hacer el Conapred ante esta situación
de brutal discriminación? El caso de Ale-
jandro no es el único, pero hoy, gracias a
Mariana Chávez y a La Jornada, cobra
una conmovedora visibilidad.
Acaba de terminar la jornada electo-
ral. En Querétaro perdió el PAN y ganó el
PRI. La hermana de Alejandro ha hablado
con diputados de ambos partidos, ¡y nada!
¿Qué hacer? La mayoría de los ciudadanos
hablan con desprecio de los políticos, no
sólo porque los tienen en pésimo concepto,
sino también porque consideran que su ac-
tividad no tiene sentido. Casos como el de
Alejandro suman indignación a la descon-
fianza e incredulidad ciudadanas.
¿Qué figura política se muestra indig-
nada y dolida por las tragedias cotidianas
que ocurren a lo largo de nuestro país?
Andrés Manuel López Obrador, quien
publicó un mensaje dirigido al pueblo de
México el mismo día y en el mismo pe-
riódico en que apareció el reportaje sobre
Alejandro (La Jornada, página 7). A Ló-
pez Obrador no se le olvida la situación
de horror en la que viven grandes sectores
de la población. Él habla del “proceso de
degradación progresiva que afecta a todos
los órdenes de la vida pública y de la con-
vivencia social”. Hace un llamado a “to-
dos los ciudadanos dispuestos a contribuir
a la transformación del país” y concluye:
“De cada uno de nosotros depende el
destino del país. No nos desanimemos,
no nos detengamos y, sobre todo, no de-
jemos de luchar”.
Pero, ¿cómo luchar concretamente
por Alejandro, por su hermana Marta y
por todos los que están en situaciones si-
milares? Indudablemente, el reportaje de
Mariana Chávez es un paso en esa direc-
ción. Gracias a ella y a La Jornada, ciuda-
danos movilizados podrán presionar a las
autoridades de Querétaro y al Conapred
para que asuman sus responsabilidades.
Mientras tanto, no estaría de más que el
comité del gobierno legítimo en Queré-
taro tomara cartas en el asunto y contac-
tara al Instituto Mexicano de la Audición
y el Lenguaje (IMAL). Esta institución
se ha dedicado durante años a rehabilitar
a niños sordomudos y seguramente podrá
ofrecer alguna recomendación.
El caso de Alejandro es un ejem-
plo patente del proceso de degrada-
ción progresiva que denuncia López
Obrador. Por eso, salvar a Alejandro
debería ser parte del proyecto de sal-
var a México. l
Tragedia y política
MA R T A L A M A S
58 1697 / 10 de mayo de 2009
LAS ENCUESTAS POR DENTRO
Todos (los que no hemos sido encuestados, es decir, todos), nos he-
mos preguntado cómo se hacen las encuestas, ese barómetro moral
de la República. Atentos a esa curiosidad espuria y, por tanto, legíti-
ma, esta sección ofrece un recuento íntimo de algunos procedimien-
tos y algunos productos de los encuestólogos y sus agencias.
Producto el Mero Mero
Agencia: Usted pone el nombre, nosotros la fama.
Voz en off: ¡Ya tengo el contrato! Lo malo es el plazo: en dos días
debemos entregar el resultado de la encuesta nacional “¿Qué tan
popular es Nuestro Jefe El Mero Mero?”
Encuestólogo I: Eso es fácil, debe llevar un cuarto de hora con
todo y breaks.
Encuestólogo II: Y que dé tiempo para tres videoclips, todo al
gusto del cliente.
Voz en off: Que, además, está convencido de que los resultados
son científicos aunque le favorezcan.
Encuestólogo II: Vamos por etapas. A ver, ¿cuál es el capital de
simpatías inicial del Mero Mero? Que levanten la mano los que lo
juzgan el Único.
(Todos levantan la mano)
Voz en off: ¡Extraordinario! Todos con el Mero Mero, que es
nuestro cliente. Para empezar tiene una popularidad del 5% con
100% en manejo económico.
Encuestólogo III: Hay que ayudarlo porque lo merece. El índice
de su popularidad es, según mi intuición que es científica, del orden
del 40%.
Voz en off: ¡Genial! Hay que seguir
Encuestólogo IV: ¿Cómo ven que le sumemos algo de las encuestas
anteriores? No creo que ninguno de los interrogados se haya arrepen-
tido; no podrían porque todos colaboran en la administración federal.
Entonces pongamos el 80% de popularidad.
Voz en off: ¡Admirable! Es el Juicio de la Historia. Clío utiliza los
servicios de nuestra empresa para emitir su aprobación entusiasta.
Encuestólogo V: ¿80% nada más? ¿Qué somos: una empresa
responsable y científica o un conjunto de farsantes? Propongo que le
agreguemos un 10% por las medidas que seguramente va a tomar.
Voz en off: ¡Portentoso! ¡90% de popularidad! Y lo ha ganado
él solito.
Encuestólogo VI: Falta todavía. Y la simpatía que seguramente le
pudieron haber profesado las generaciones ya idas. Súmenle el 20%.
Voz en off: ¡Magnífico! ¡Eso es hacer ciencia política!
Empresa: Con calidad científica lo afirmamos: el Mero Mero, a los
tres años de serlo, tiene 110% de popularidad y 400% en seguridad
y economía.
Voz en off: ¡Qué objetivos y qué científicos! Y lo digo yo que soy
el Mero Mero.
SECCIÓN “ESTOS SON, ESTOS SON, LOS QUE VIAJAN
EN CAMIÓN”
1
NO JUZGUÉIS PARA NO SER JURADOS (ESOS NOMÁS SON
DEL PAN CON MORDISQUITO DEL PRI).
“Yo quiero pedirles a los medios de comunicación una gran respon-
sabilidad en estas reflexiones (¿Reflexiones? Mi buen, no confunda
las notas informativas con las opiniones genuflexas. La R.), porque
se mezclan al mismo nivel nombres de actores políticos con nar-
cotraficantes y personas que en su justo derecho están teniendo
apoyos requeridos para desempeñar su actividad. (El gobierno da
para todos a condición de que todos sean unos cuantos y del PAN.
La díscola R.) Yo quiero mencionar que se incluyó el nombre de un
hermano mío. Yo quisiera que también informaran cuánto recibió
mi carnal (Sic) por este apoyo y van a ver que no llegó a los 50 mil
pesos. (¿Por qué tanto escándalo si pudo llegar a 500 mil pesos?. La
R. que cree en la inflación.) Entonces, puede sonar desinformativo
el hacer simplemente información a medias cuando no se explica
completamente cuánto y para qué se utilizaron estos recursos y se
mezcla en listas que tienen que otros, otros perfiles de gente que
está recibiendo cantidades multimillonarias o gente que tiene du-
dosa actividad productiva. (Entonces, ¿por qué no, en vez de rega-
ñar a los medios, exige una investigación penal de los hacedores de
las listas? La R.)
–¿Usted considera que es un asunto absolutamente legal y que
no hay, digamos, motivo para algún señalamiento inadecuado?
–Yo creo que es un manejo desinformativo (Sic que propone la
palabra desmanejo) cuando se mezclan nombres de políticos, narco-
traficantes y de beneficiarios multimillonarios (mejor que los mez-
clen como propietarios de guarderías. La R. subrogada) con gente
que se dedica a la actividad agropecuaria honestamente y que tiene
una vida dedicada al campo y sufriendo y padeciendo de esta activi-
dad que es muy azarosa.” (Que el programa se llame Pro Mártires)
Gustavo Madero, presidente del Senado, al reclamarle a los
medios que informaran sobre los apoyos de Procampo a su
hermano. Versión estenográfica, 29 de julio de 2009.
58 1709 / 2 de agosto de 2009
PARA ORDENAR (RELIGIOSAMENTE) NUESTRO OPTIMISMO
SECCIÓN “CON QUE LOS DECLARANTES SUPIERAN RESPONDER
SE ACABABA ESTA SECCIÓN”
2
EN GENERAL, LA ILEGALIDAD ES UN CHISME DE RESENTIDOS.
“Lo que yo puedo decirles es que, bueno, efectivamente mi familia
ha sido dedicada al campo desde hace más de 50 años y que esa parce-
la a la que refieren, que obviamente yo no trabajo, está apostada (Sic
que ya no apuesta) a una sociedad rural, que obviamente está bajo mi
nombre (Su nombre trabaja por sí solo. La R.), porque pues yo soy el
propietario de esa tierra, las dos hectáreas a las que tú te has referido,
pero lo vienen abordando como si se tratara de una ilegalidad, cuan-
do no hay tal. (Hay un abuso de la legalidad, algo muy distinto. La R.)
Voz en off:
–¿Pero no es inmoral?
–Ni inmoral ni ilegal.
–¿Le parece ético?
–Bastante ético, joven (Bastante Sic que también le pide ayuda a
Procampo). Le voy a decir por qué. Porque el programa de Procampo
es un programa de apoyo a la producción en el campo (¡Oh! de la R.
y el Sic), que lo mismo apoya a pequeños propietarios, que es el caso
de mi familia, que a productores en general del campo, a cualquier
persona… (Sic cómo no) Lo que ustedes han venido haciendo o lo
que algunos medios han querido darle es un sesgo como si se tratara
de una ilegalidad y no hay tal; y eso sí preocupa, porque entonces
ahora parece que hay que enfocarle ‘las pilas’ y las ‘baterías’; ya me
hicieron blanco favorito de muchos comentarios, críticas (Ay, si todo
fuera como los infomerciales. La R.), que miren yo siempre daré res-
puesta porque soy respetuoso a la libertad de prensa; pero a lo único
que apelo es que la prensa le dé la exacta cobertura y hable con ob-
jetividad de los temas.”
Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México, al ad-
mitir que él y su madre, María del Socorro Nieto Sánchez, ob-
tuvieron beneficios del Procampo. Versión estenográfica, 29
de julio de 2009.
SECCIÓN “A RESPUESTAS RÁPIDAS OÍDOS DE SPIDER MAN”
3
DE ESAS PERSONAS COMO USTED Y COMO YO QUEDAN
POCOS EN EL PAÍS Y TODOS SON MULTIMILLONARIOS (LA
PARCELITA QUE SE FUE AL CIELO).
“Si legítimamente ejercen la agricultura ¿por qué no podrían estar
en un programa de apoyo que no los discrimina? Habrá que verificar
la información y determinar cuándo es legítima y cuándo no…
–Por ser familiares de funcionarios y servidores, ¿no deberían
quedar fuera de este apoyo?
–Entonces mi hija no podría recibir desayunos escolares… Son
personas como usted y como yo que tratan de salir adelante en la vida
trabajando.” (Y también traficando con influencias. La R. influyente.)
Fernando Gómez Mont, secretario de Gobernación, al justifi-
car los apoyos de Procampo a familiares de funcionarios, go-
bernadores y exgobernadores. Nota de Alberto Morales, El
Universal, 29 de julio de 2009.
SECCIÓN “NO HAY GOL QUE POR BIEN NO VENGA”
4
¡YA LO SABÍAMOS! LA ECONOMÍA ES UNA RAMA
DEL PSICOANÁLISIS.
“En un día como hoy, en que está reunido el Consejo Nacional Agro-
pecuario, pero también hay que decir un día, por cierto, que vale la
pena decirlo, de fiesta o de alegría para México, porque finalmente
ganó la Selección Mexicana. Yo espero que eso sea, bueno, se vale, se
vale porque yo espero que eso sea también un impulso fundamental
al ánimo del equipo, sino del país. Y les voy a decir por qué. Soy al-
guien que, yo considero que en muchas de las cosas del ser humano
cuenta mucho, precisamente, el espíritu, el carácter y la forma con que
orientemos las cosas, no es la primera vez que utilizo una metáfora
que alude a equipos de fútbol nacional y ni será la última… (Le aplau-
dimos la metáfora si usted nos devuelve la sintaxis. La R.) Y lo pienso
también para el país en muchísimas cosas. He insistido, por ejemplo,
que en materia económica, sí, efectivamente hay datos de la realidad
que marcan, precisamente, los ciclos económicos, tan graves, por cier-
to, como por el cual estamos pasando. (¿Entonces ya no es catarrito
sino ciclo influenzado? La R.) Pero muchas veces las propias decisiones
económicas de consumidores, de inversionistas, de decisiones precisa-
mente de negocio, se ven impactadas notablemente por la generación
de expectativas. (La Generación de Expectativas es la que formó el Pre-
sidente del Empleo. La R.) Alguna vez en una reunión con banqueros
de México decía: cuando discutamos la pertinencia de un programa
contracíclico, económico y que se me advertía del riesgo de incurrir en
medidas keynesianas, yo señalaba, bueno, no es sólo un problema de
a quién recurrimos, si a Keynes o a Friedman para enfrentar los pro-
blemas de la economía, sino que también probablemente tengamos
que recurrir a Freud (o por qué no, a La Volpe, al Vasco Aguirre o a
algún entrenador de futbol como Jung, el entrenador en sueños del
Anémico de Zurcí. La R. contracíclica) que nos permita, precisamente,
generar mucho mayores condiciones de certeza en nosotros mismos,
en lo que somos y en lo que decidimos.” (Acuérdese que Freud trajo el
inconsciente que pobló los sueños de infractores de la ley.)
Felipe Calderón, Presidente del Optimismo, durante la clau-
sura de la XXVI Asamblea General del Consejo Nacional
Agropecuario. Versión estenográfica, 27 de julio de 2009.
SECCIÓN “EL TIEMPO QUE TE QUEDE LIBRE, AUNQUE SEA
IMPOSIBLE, DEDÍCALO A ANDRÉS”
5
TAN NO ME OBSESIONO CON ANDRÉS QUE ME FUI A VIVIR
A IZTAPALAPA.
“–¿Qué debe hacer el PRD con Andrés Manuel?
–Primero, no obsesionarse nadie con Andrés. No verlo como fac-
tor sino como un elemento del partido que sin duda es importante;
sería una tontería negar su liderazgo, pero también tratar que se
integre a la vida institucional del PRD, igual Cárdenas, para que el
PRD en lugar de ser un partido de personajes sea de instituciones.”
(El Partido del Carisma en el Refrigerador. La R.)
Jesús Ortega, presidente subrogado del PRD, al opinar so-
bre el futuro del partido. Entrevista con Francisco Reséndiz, El
Universal, 28 de julio de 2009.
SECCIÓN “AY GUANAJUATO, GUANAJUATO, GUANAJUATO,
TÚ TIENES TU NOVIA QUE ES EL UNIVERSO”
6
OTROS VERBOS HERMANOS DE “GUANAJUATIZAR”:
“CHIHUAHUÍZAR”, “METEPEQUIZAR”, “HUISQUILUQUIZAR”
(AGREGA EL TUYO).
“De nada me arrepiento y menos de llamar a México a guanajuati-
zar, yo creo en Guanajuato, creo en los valores de Guanajuato, creo
que queda pendiente la tarea de guanajuatizar al país, la tendrá que
terminar el nuevo Comité Ejecutivo Nacional.”
Germán Martínez, expresidente nacional del PAN, al festejar
con correligionarios en Guanajuato. Nota de Xóchitl Álvarez,
El Universal, 26 de julio de 2009.
Freud para secretario de Hacienda: CM y JV.
1709 / 2 de agosto de 2009 59
60

1709 / 2 de agosto de 2009
D
urante más de 10 años de
su vida, el arquitecto Ser-
gio Zaldívar Guerra vivió
con el alma en vilo. Has-
ta sus sueños llegaron a
ser invadidos por el análi-
sis de las posibles soluciones al problema
de rescate de uno de los monumentos co-
loniales más importantes de América Lati-
na: La Catedral Metropolitana.
Su trabajo a la cabeza de un equipo de
especialistas que le planteaba las diversas,
encontradas y no pocas veces descabella-
das ideas para revertir el hundimiento del
emblemático edificio, debió distraerse en
más de una ocasión por la lucha adminis-
Al hacerse acreedor del galardón que lleva el
nombre del impulsor de la conservación de
la ciudad de Zacatecas, el arquitecto a quien
se debe el mérito de haber detenido el hun-
dimiento de la Catedral Metropolitana habla
sobre esa titánica obra y de los avatares para
defender de la destrucción el patrimonio mo-
numental de México.
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s
CULTURA

1709 / 2 de agosto de 2009 61
trativa y burocrática para lograr los pre-
supuestos requeridos. O para aquietar las
urgencias de políticos que deseaban col-
garse la medalla ajena o calmar sus temo-
res. Se dice que el entonces presidente de
la República, Carlos Salinas de Gortari,
advirtió entre cercanos colaboradores:
“¡En mi sexenio no se cae la Catedral!”
Zaldívar sólo sonríe ante el comenta-
rio, pero no recuerda que le hubiesen he-
cho esa advertencia directamente. Lo cier-
to es que se encontraba también en el
centro de la crítica de especialistas en mo-
numentos y restauración opuestos a sus
criterios, algunos hasta auguraban que la
Catedral sí se vendría abajo.
La gota o las millones de gotas –pa-
ra decirlo con exactitud– que pusieron el
vaso al borde cayeron la tarde del 11 de
abril de 1989, cuando adelantándose al
inicio de la temporada de lluvias un agua-
cero torrencial hizo de las suyas en el inte-
rior de la Catedral, donde en ese momento
se hablaba justamente de la preservación
del patrimonio arquitectónico de México,
mientras el agua se filtraba “incontenible”
por las grietas del edificio, mojando a los
participantes (Proceso 711).
El grito en el cielo que muchos pu-
sieron sirvió para que se emprendiera en-
tonces el llamado Proyecto Rectificación
Geométrica de la Catedral Metropolitana,
que logró levantar la Catedral en alrede-
dor de 90 centímetros y corregir los hun-
dimientos diferenciales.
Se integró un comité técnico con la
concurrencia de especialistas en diversas
disciplinas, entre ellos Roberto Meli, En-
rique Santoyo Villa, Enrique Tamez Gon-
zález, Fernando López Carmona e Hilario
Prieto Calderón, cuya coordinación quedó
a cargo del arquitecto Zaldívar.
Nacido en la Ciudad de México en
1934, Zaldívar cumplió apenas hace unos
meses 75 años de edad. Pero, pese a su
trayectoria y a haber sido funcionario del
Consejo Nacional para la Cultura y las Ar-
tes (Conaculta), quedó excluido del “tema
de medallas y homenajes” que con el pre-
texto de los cumpleaños, efemérides y de-
más ha rendido este año su titular Consuelo
Sáizar a cerca de una docena de creadores.
En cambio, el Consejo Internacional de
Sitios y Monumentos (Icomos), en su sec-
ción de México, conjuntamente con el go-
bierno de Zacatecas, ha decidido reconocer-
lo con el premio Federico Sescosse 2009.
A Zaldívar, quien llevó una “profunda
amistad” con Sescosse Lejeune, promotor
y defensor del patrimonio cultural, le ha-
bría gustado que el reconocimiento se die-
ra a todo el equipo participante en el resca-
te de la Catedral, pero las bases del premio
son claras al señalar que el premio es úni-
co y se otorga anualmente a “aquella per-
sona física que se haya distinguido por una
trayectoria constante y destacada a favor
del patrimonio monumental”.
Egresado de la carrera de arquitectu-
ra en la Universidad Nacional Autónoma
de México (UNAM), estudió restauración
en la Escuela de Perfeccionamiento para
el Estudio de los Monumentos en la Facul-
tad de Arquitectura de la Universidad de la
Sapienza, en Roma, Italia.
En su trayectoria como responsable de
la restauración de monumentos intervino
en el rescate de cientos o miles de ellos.
Pueden mencionarse el Palacio Nacional,
la antigua colegiata de la Basílica de Gua-
dalupe, el edificio del Marqués del Apar-
tado y el antiguo Arzobispado, en el Cen-
tro Histórico de la Ciudad de México; el
templo de los Santos Reyes en Meztitlán,
Hidalgo; y el de Santa Isabel Tepetzala, en
Puebla. Aunque algunos consideren como
la joya de la corona a la Catedral y al Sa-
grario Metropolitano.
Él se ve como un director orquestal
que requiere del trabajo y la colaboración
del conjunto de los instrumentistas para
que la sinfonía se escuche bien. En el ca-
so de la Catedral, cuenta que siendo quien
menos sabía de aspectos como la mecáni-
ca de suelos, tuvo la obligación, el “méri-
to incluso”, de tener la capacidad para eva-
luar las aportaciones y soluciones técnicas
de los diferentes colaboradores y elegir la
Judith Amador Tello
el premio
A Sergio Zaldívar,
Federico Sescosse
Zaldívar. Experiencia titánica
62

1709 / 2 de agosto de 2009
Raquel Tibol
que consideraba más adecuada, aunque
pareciera en ese momento muy arriesgada.
Le llegaron a proponer rodear de con-
creto los pilares del monumento, lo cual
aunque técnicamente le habría dado todo
el soporte, resultaba completamente an-
tiestético y habría parado de pestañas a los
defensores del patrimonio artístico. Más
descabellado aún, le plantearon la posibi-
lidad de partir de sur a norte el techo de la
nave central.
El restauro del siglo
Con la “amenaza de la situación adminis-
trativa” y hasta el juego político en el cual
comenzaba a perfilarse como posible can-
didato a la presidencia Luis Donaldo Co-
losio, entonces titular de la Secretaría de
Desarrollo Urbano y Ecología, de la cual
dependía la Dirección General de Sitios y
Monumentos del Patrimonio Cultural, di-
rigida por Zaldívar, le tocaba desechar o
asumir las propuestas.
Fueron Tamez y Santoyo quienes lle-
garon con el planteamiento de hacer una
subexcavación a 20 metros de profundi-
dad para sacar tierra y provocar que el sue-
lo bajara. El especialista en recursos hídri-
cos Esteban Maraboto, a la sazón director
del Instituto de Ingeniería de la UNAM, les
advirtió que podría crearse un puente de ar-
cilla y resultaba muy peligroso pues forma-
ría una cueva, terminaría por desplomarse y
provocaría en la Catedral un tremendo sen-
tón que pondría en riesgo toda su estructu-
ra. Luego de varias pruebas, se decidió que
ésta era la solución más viable.
–¿En algún momento tomó una deci-
sión de la cual se arrepintiera?
–No es que me arrepintiera. Estába-
mos en contacto constante con la Cate-
dral y de repente el edificio reclamaba,
no le gustaba lo que estábamos haciendo,
entonces veíamos que una grieta se abría
de más o se empezaban a romper algunas
piedras en un punto, las columnas –por así
decirlo– rechinaban.
El gran acierto, refiere, fue llevar me-
diciones precisas de todo el procedimien-
to en numerosos puntos del inmueble. Así
se veía con precisión, casi a cada paso,
el comportamiento de toda la estructura,
dónde se estaban introduciendo esfuerzos
A
lma Marie Sullivan nació en San
Francisco, California, en 1894. En
1915 contrajo matrimonio con
Samuel Payne Reed, que pronto fue
anulado, aunque ella conservó hasta su fa-
llecimiento en la Ciudad de México en 1966
el apellido del marido fugaz. En 1922, de-
dicada ya al periodismo, fue comisionada
por Adolph Ochs Sulzberger, dueño y edi-
tor del New York Times, para hacer la cróni-
ca de la expedición de estudiosos mayistas
(arqueólogos e historiadores) del Instituto
Carnegi, con quienes llegó a Yucatán poco
después de que Felipe Carrillo Puerto (Mo-
tul, 1872-Mérida, 1924) asumiera el car-
go de gobernador. Mujer de convicciones
muy avanzadas para su tiempo se entusias-
mó con las decididas acciones de FCP en pro
de los indígenas mayas por su lengua origi-
nal, su derecho a la tierra, a un trabajo con
El Centenario de la Revolución Mexicana
presenta un conflicto mayúsculo: ¿A quién
se va a celebrar?, ¿cómo conmemorar? Las
contradicciones que la historia presenta,
algunas escogidas aquí, obligan
a replantear este asunto al que nadie
parece entrarle en serio.
Carrillo Puerto. Mártir

1709 / 2 de agosto de 2009 63
no deseados, dónde sí se podía, qué grietas
se abrían o cerraban:
“Podemos hablar de más de mil grietas
que se medían quincenalmente con preci-
sión de décimas de milímetros.”
El avance de las computadoras acom-
pañó el proceso y se contaba cada vez
con mejores y más precisos métodos de
observación. Y tan efectiva fue la solu-
ción técnica de la subexcavación y acer-
tada la vigilancia en mediciones, que el
proceso fue exportado. Llamó la aten-
ción de la Comisión Internacional para
el Rescate de la Torre de Pisa, en Italia,
presidida por Michele Jamilkowski. Los
especialistas italianos preguntaron si ha-
bía alguna restricción profesional o de
derechos autorales sobre el proyecto y,
generosos, los especialistas mexicanos
respondieron que estaban muy conten-
tos de que sus propuestas sirvieran a la
famosa torre.
Más aún les advirtieron a los italianos
que desecharan algunas posibilidades co-
mo la de congelar el terreno, pues ya se
había probado aquí en México, durante la
construcción de la Línea 2 del Metro, que
resultaba contraproducente porque hacía
el efecto de un refresco de gas congelado:
Rompía la estructura molecular y a la ho-
ra de descongelar, la arcilla se volvía lodo.
No los escucharon y el efecto se conoce
en las bitácoras como el “septiembre ne-
gro”. Finalmente optaron por la técnica de
subexcavación propuesta por los especia-
listas mexicanos.
Aunque en el libro La torre pendente.
Il restauro del secolo, de Valeria Caldelli,
en el que se consigna la proeza del resca-
te de la Torre de Pisa, apenas se dé crédito
a los mexicanos y, todavía más, se cuente
que el procedimiento fue creado en Italia
desde los años sesenta y que desde enton-
ces fue conocido por el “ingeniero Zaldí-
var”. El arquitecto se ríe, dice entre car-
cajadas que “son hijos de Berlusconi” y
reitera que el proceso se aplicó en Pisa 10
años después que en la Catedral.
Sin duda, los trabajos en México podrían
considerarse también “el restauro del siglo”,
tomando en cuenta la importancia arquitec-
tónica y artística del monumento, el que esté
dentro del Centro Histórico declarado Patri-
monio de la Humanidad por la UNESCO y
y algunos episodios
CULTURA
Carrillo Puerto
históricos
justicia en tiempos y salarios adecuados, a la
educación, la salud y la cultura de hombres y
mujeres. Por el afecto amoroso surgido entre
ellos, Alma se interesó en el desarrollo inte-
lectual y político tanto de FCP como del Esta-
do. Tomó numerosas notas que después re-
cogería en unas memorias mecanografiadas,
las cuales permanecieron extraviadas duran-
te más de tres décadas, hasta que el investi-
gador estadunidense Michael K. Schuessler,
en labor detectivesca, dio con dos ejempla-
res, uno entre los papeles almacenados en
morrales por Richard Posner, amigo muy cer-
cano y vecino de Alma, y otro que guarda-
ba la pintora sueca Rosa Lie Johansson, quien
vivió muchos años con AR. Este último esta-
ba más completo, pues contenía los tres últi-
mos capítulos que la propia AR había confia-
do para su revisión a Ethel Turner, viuda de
John Kenneth Turner, autor de México bárba-
“Los negreros henequeneros dieron un numeroso e ilustre contingente a la
aristocracia porfiriana; Felipe los arruinó porque hizo de los antiguos esclavos
de ellos los mexicanos mejor organizados de todo el país (…) Felipe tenía que
caer tarde o temprano bajo la bala o el puñal que ellos pagaran (…) Felipe fue
sobre todo un gran generoso y muchas veces vio la mala hierba y las alimañas
ponzoñosas que a su alrededor crecían con rapidez increíble. Felipe, en su ge-
nerosidad, creía en la posible regeneración de los hombres (…) y se figuró que
tal vez el camello llegaría a pasar por el ojo de una aguja.”
Diego Rivera. El Machete No. 1, marzo de 1924.
ro. Por fin en 2006, con el título de Peregri-
na. Mi idilio socialista con Felipe Carrillo Puer-
to (editorial Diana), con estudio preliminar
y edición de Schuessler y traducción de Ilea-
na Villarreal Jirash, aparecieron esas memo-
rias que contienen episodios muy relevan-
tes de la historia yucateca que FCP recogió
en folletos y libretas que puso a disposición
de AR, a quien además dictó pormenores.
José María Pino Suárez. Originario de Ta-
basco, desde joven radicó en Yucatán, don-
de como abogado y periodista defendió a
los trabajadores mayas esclavizados en las
haciendas. En 1909 recibió a Madero en los
muelles de Progreso y luego organizó grupos
antirreeleccionistas en el sureste. Durante la
presidencia interina de Francisco León de la
Barra, en 1911, fungió como gobernador de
Yucatán. Electo Madero presidente consti-
tucional, ejerció su influencia para que Pino
Suárez ocupara la vicepresidencia, aunque la
opinión mayoritaria se inclinaba por Francis-
64

1709 / 2 de agosto de 2009
lo que representa técnica y científicamente,
pero no se le dio en su momento la difusión
merecida. Al respecto lamenta Zaldívar:
“Nadie pregonó el logro técnico. No
me lo atribuyo, no fui yo, pero ¡hombre!,
creo que había una obligación, incluso ins-
titucional, de dar a conocer las cosas bue-
nas que también suceden en este país.”
Añade que aunque no sea una obra os-
tensible o vistosa, pues no es una estructu-
ra, es “muy importante en la historia de la
ingeniería” pues fue un proceso de inda-
gación y solución al problema del hundi-
miento de la Ciudad de México, que se co-
nocía de hace tiempo, pero entonces no se
tenía tan claro, y hoy se tienen más cono-
cimientos acerca de él. A decir de Zaldí-
var, el trabajo en Catedral puede servir hoy
para la solución de uno de los grandes pro-
blemas para el futuro de la capital: el agua.
Se entendió el problema que represen-
ta la extracción de agua del subsuelo y del
hecho de que desde la llegada de los es-
pañoles “hasta antier” se hagan esfuerzos
por “secar” la ciudad y desalojar el agua
de lluvia, para evitar inundaciones, cuan-
do es el agua que se necesita para vivir:
“Hay que estudiar dónde y cómo la
guardamos y hacerlo, porque si no, ¡aguas!,
vamos a terminar peleándonos a cuchilla-
das por un bote de agua en pocos años.”
Los problemas del agua y el hundimien-
to, aunados a la falta de mantenimiento, pro-
vocaron el deterioro de Catedral. Y lo duro
en los trabajos de subexcavación era lograr
que el edificio se asentara parejito; antes de
lograrlo hubo algunos fracasos que hicieron
que se rompiera en algunas partes.
–¿Dormía?
–Algunas veces me costó trabajo. Tu-
ve momentos de crisis muy desesperantes,
hubo problemas, como en todas las obras,
y como yo no tenía la sabiduría, depen-
día de varias personas, pues dudaba. Pa-
sé por el proceso de toda persona al frente
de cierta responsabilidad que depende de
otros, y que gracias a ellos va a salvarse o
a lograr las cosas, pero con momentos de
incertidumbre y de intranquilidad.
–¿Temió en algún momento que sí se
cayera el edificio?
–No tanto, pero sí que fracasáramos a
la mitad y se quedara todo sin claridad, que
pudiéramos estar equivocados. Yo no sabía
co Vázquez Gómez y en Yucatán propiamen-
te por Delio Moreno Canto. Esa imposición
alejó a muchos simpatizantes de Madero y
marcó el declive de su estrella política.
Justo Sierra O’Reilly (Yucatán, 1814-
1861). Padre de Justo Sierra Méndez, el fun-
dador de la Universidad Nacional en 1910.
En 1841 fue comisionado por el vicegober-
nador Santiago Méndez Ibarra para concer-
tar una alianza de los estados surianos entre
sí y con Texas contra los atropellos del go-
bierno de Santa Anna. En 1842 se casó con la
hija del ya gobernador, Concepción Méndez;
tuvieron cinco hijos, Justo nació en 1848, un
año después de iniciada la Guerra de Castas,
levantamiento de los indígenas mayas contra
los opresores blancos y mestizos. Aunque en
1848 los indígenas lograron el repliegue de
las fuerzas del gobierno, la lucha encarnizada
fue agotando las fuerzas de ambas partes. La
mitad de la población de la Península fue en-
viada a batallas donde murió la mayoría. Los
rebeldes no lograron expulsar a sus explota-
dores. Cuando cayó Valladolid, el goberna-
dor Méndez envió cartas a Estados Unidos,
Gran Bretaña y España solicitando una ayuda
poderosa y efectiva a cambio de la cual ofre-
cía a la primera nación que respondiera, el
dominio y soberanía sobre Yucatán.
Para fortalecer las negociaciones, man-
dó a su yerno Justo Sierra a Washington; pe-
ro el presidente Polk y los senadores de los
estados esclavistas se opusieron a la anexión
de un territorio poblado por una raza de co-
lor. La etapa álgida de la Guerra de Castas
terminó oficialmente en 1855; los acuerdos
se convirtieron luego en letra muerta y los
indígenas siguieron esclavizados por medio
del sistema de servidumbre y endeudamien-
to impuesto por los hacendados. La trampa
terminó gracias a las acciones de FCP, pues
los brotes esporádicos continuaron hasta
1912.
Miguel Barbachano y Terrazo (Campe-
che, 1807- Mérida, 1858). Muchos de quie-
nes se negaron a regresar a las haciendas se
refugiaron en las selvas del sur y del este de
la península. Entonces el gobernador Barba-
chano promovió la cacería de indios en todo
ese territorio. Por los cadáveres, el gobierno
pagaba cinco pesos; los prisioneros eran ven-
didos como esclavos en Veracruz y La Haba-
na. Enterada la prensa nacional de esta atro-
cidad hizo severas denuncias, lo cual obligó
al gobernador a dar por terminado su prós-
pero negocio y expulsar a los indígenas del
estado, quienes se establecieron en Quin-
tana Roo. El cinismo de la casta divina que-
da ejemplificado en el hecho de que en 1869
Barbachano y Terrazo fue declarado bene-
mérito del estado.
Venustiano Carranza (1859-1920). No
fueron pocos los desencuentros entre el te-
rrateniente coahuilense y FCP, ferviente mi-
litante de lo que hoy podríamos llamar una
auténtica izquierda radical a la vez que de-
mocrática. En 1915, el yucateco ya era co-
ronel del Ejército del Sur y miembro de la
comisión agraria zapatista. Esto le valió ser
encarcelado por el gobernador Alvarado al
regresar a su tierra. En 1917 fue presiden-
te del Partido Socialista del Sureste. Cuando
los carrancistas ganaron de manera fraudu-
lenta las elecciones locales de 1919, la sede
del PSS fue destruida y sus militantes perse-
guidos. FCP se exilió y al regresar militó bre-
vemente en el Partido Comunista y formó
parte del Buró Latinoamericano de la Terce-
ra Internacional. Cuando Carranza intentó,
en 1920, imponer a Ignacio Bonillas como su
sucesor a la Presidencia de la República, dio
plenos poderes a sus aliados para perseguir
a la oposición; en Yucatán se llevó a cabo de
manera bestial, matando e incendiando lo-
cales y casas particulares; cientos de perso-
nas fueron asesinadas. En 1921 se reunió en
Izamal el Congreso de las Ligas de Resisten-
cia del PSS, partiendo de los pocos docu-
mentos que se lograron salvar de la orgía de
violencia.
Entre otros asuntos ahí se trató la po-
sible afiliación del PSS a la Tercera Interna-
cional. Como presidente del congreso, FCP,
junto con otros asistentes, se opuso pues ar-
gumentó que no era conveniente que un es-
tado de México se declarara comunista por
más que ellos se identificaran con la Interna-
cional en la necesidad de la transformación
social; lo urgente era consolidar aquí una
auténtica práctica democrática en el con-
texto mexicano. En carta dirigida a Francis-
co J. Múgica, entonces gobernador de Mi-
choacán, FCP se refirió a la enorme irritación
de los reaccionarios, quienes se confundían
contra quienes debían “disparar sus cañones
de insulto y falsedad”.
Al ser elegido gobernador de Yucatán en
1922, FCP pronunció su primer discurso ofi-
cial en maya, lengua que hablaba fluidamen-
te. Entonces expresó: “Bien sabemos que
el trabajo existió antes que el capital, por lo
que es de justicia que quienes todo lo produ-
cen tengan derecho a la posesión de todo lo
existente”. En sólo dos años de gobierno re-
partió 664 mil 835 hectáreas en beneficio de
34 mil 796 familias, construyó caminos, or-
denó restaurar centros arqueológicos; exten-
sa fue su campaña de alfabetización, tradujo
y publicó en maya la Constitución, fundó la
Universidad Racionalista del Sureste, el Mu-
seo Histórico y Arqueológico y la Vocacional
de Artes y Oficios. Encomendó tareas públi-
cas a indígenas y a mujeres…
Adolfo de la Huerta (1881-1955). Fue
cantante profesional, maderista, secretario
de Gobernación de Carranza (1915-1916),
jefe supremo del Ejército, presidente pro-
visional de la República (24 de mayo-1 de
diciembre de 1920). Se lanzó como can-
CULTURA

1709 / 2 de agosto de 2009 65
mucho de geotécnica del suelo, dependía
de unas personas que afortunadamente fue-
ron muy capaces y explicaron lo que pasa-
ba y lo que había qué hacer, y lo hicimos.
Narra que cuando visualizó todo el
proceso pensó que el Instituto Nacional
de Antropología e Historia no lo enten-
dería, así que pidió todo el apoyo al can-
didato presidencial del PRI, Luis Donal-
do Colosio, y finalmente la orden fue que
el instituto no interfiriera.
Seducción
Quién le diría, cuando estudiaba restaura-
ción, que en lugar de hacer preparados de
yeso, limpiar piedras y evitar hongos en
los monumentos, trabajaría a 20 metros de
didato a la Presidencia, pero cuando
Obregón favoreció a Calles, inició un
levantamiento. El general Ricárdez Bro-
ca, su partidario en Yucatán, derro-
có a FCP, quien logró huir con un gru-
po de cercanos colaboradores y tres de
sus hermanos: Benjamín, Edesio y Wil-
frido; proyectaban refugiarse en Cuba
o en Belice y quizá llegar a Estados Uni-
dos. Fueron perseguidos, aprehendi-
dos y juzgados por un Consejo de Gue-
rra instalado en la penitenciaría, donde
se les había encerrado y maltratado.
Con falsas acusaciones basadas en fal-
sos documentos y falsos testimonios se
les decretó la pena de muerte. Fueron
fusilados en el cementerio de Mérida el
3 de enero de 1924.
Alma Reed cita en sus memorias un
párrafo del artículo que en The Nation
publicó Ernest Gruening: “Así pereció el
hombre más ilustrado, más valeroso y
más adorable de México. La historia de
sangre y lágrimas de esta nación jamás
ofreció una figura más noble, más afa-
ble que él, como sacrificio para la liber-
tad humana”.
Reprimido el levantamiento en ju-
nio de 1924, De la Huerta huyó a Esta-
dos Unidos, donde se dedicó a dar cla-
ses de canto a actores de Hollywood. La
antipatía política por Plutarco Elías Ca-
lles del presidente Lázaro Cárdenas lo lle-
vó a propiciar en 1935 el regreso de De
la Huerta, a quien primero nombró visi-
tador de consulados y después director
general de Pensiones de Retiro.
Los contradictorios episodios re-
cogidos en Peregrina... obligan a
preguntarse cuál será el color o los
colores que se le pondrán a las con-
memoraciones del Centenario de la
Revolución Mexicana. l
profundidad del monumento literalmente
sacando lodo para mantenerlo en pie.
Nombrado conservador de Palacio Na-
cional durante el mandato de Ernesto Ze-
dillo e ignorado por su sucesor Vicen-
te Fox, Zaldívar rememora que al decidir
ser arquitecto le gustaba más la construc-
ción que proyectar, y hasta considera que
no era realmente creativo. Estudiaba en la
Academia de San Carlos y le tocó estrenar
la Ciudad Universitaria, donde la Facultad
de Arquitectura quedó pegadita a la de Fi-
losofía y Letras.
A Filosofía se iba, admite, a “perseguir
a las muchachas”, y “en una de esas” aca-
bó en la clase de historia del arte de Fran-
cisco de la Maza, que era una de las más
concurridas. Llenaba con más de 100 per-
sonas los salones diseñados para 60 estu-
diantes y los jóvenes de las dos facultades
peleaban por entrar, entre ellos Beatriz de
la Fuente, Jorge Alberto Manrique, Elisa
Vargaslugo y Carlos Flores Marini.
“Era un seductor, en el mejor y peor
sentido de la palabra. Hablaba de maravi-
lla, sus clases no tenían nada quá ver con
la que nos daba don Federico Mariscal,
también de historia de México, embelesa-
ba totalmente… Los sábados hacía excur-
siones a Tochimilco, Huaquechula, Hue-
jotzingo, y delante de los monumentos era
todavía mejor orador… De veras, precio-
sísimas clases.”
Se adentró así cada vez más en la his-
toria del arte. Luego obtuvo una beca pa-
ra estudiar restauración en Italia. Al final,
con una motocicleta Vespa decidió reco-
rrer Europa y le tocó, entre otras experien-
cias, pasar por Alemania justo cuando se
partía en dos y comenzaba a levantarse
el famoso muro de Berlín. Tomaba fotos
de los monumentos, y Justino Fernández,
quien también fue su maestro, lo conven-
ció de entregarle algunas, que deben estar
ahora (aunque sin su crédito) en el fondo
del Instituto de Investigaciones Estéticas.
Fue con el respaldo de Pedro Ramí-
rez Vázquez que Zaldívar entró a trabajar en
obras públicas, primero construyendo escue-
las, hasta llegar a ocupar la Dirección de Si-
tios y Monumentos del Patrimonio Cultural.
Su actitud de defensa de los inmuebles
le ha costado más de un pleito; un ejem-
plo: algunos pintores se creen con méri-
tos para pintar los muros de los edificios
coloniales, y con muchos funcionarios pú-
blicos, presidentes municipales y hasta
gobernadores que consideran a la conser-
vación de los monumentos como opuesta
al “progreso” y la “modernidad”.
Recuerda un caso en Querétaro: El go-
bernador en turno quería desaparecer to-
da una manzana de monumentos colonia-
les para hacer una plaza a la cual pudiera
asomarse, “con pretensiones mussolinia-
nas”, desde los balcones del palacio de
gobierno.
La lucha por la defensa del patrimonio
ha sido larga, pero por fortuna, dice, hoy
la misma sociedad está más al pendiente.
Los monumentos se valoran más y ese es
un gran avance.
Zaldívar recibirá el premio Federico Ses-
cosse el próximo 13 de agosto a las 18:00 ho-
ras, en el Auditorio Jaime Torres Bodet del
Museo Nacional de Antropología, en una ce-
remonia a la cual asistirá Amalia García, go-
bernadora de Zacatecas.
F
r
a
n
c
i
s
c
o

D
a
n
i
e
l
La Catedral Metropolitana. Rescate
Arte
INBA: indefinición,
burocracia y caducidad
BLANCA GONZÁLEZ ROSAS
D
e manera lamentable
inició Teresa Vicencio
Álvarez su gestión como
directora del Instituto Nacional
de Bellas Artes (INBA) el pasado
15 de abril. Tres meses después,
el 27 de julio, la funcionaria
presentó un documento inde-
finido que no corresponde ni a
un programa ni a un informe de
labores.
Confundida al afirmar que el
INBA ha encontrado esquemas
de renovación y al considerar
que una institución manifiesta
su funcionamiento cuando tie-
ne problemas –“una institución
sin problemas es una institución
que ha dejado de funcionar”–,
Vicencio evidenció una notoria
evasión de la urgencia de una
verdadera transformación o rein-
vención que tiene el sector a su
cargo.
Evasión que, sin embargo,
le permitió justificar la caduci-
dad del INBA y asegurar su so-
brevivencia al plantear líneas de
acción que remiten a la ley que
creó al instituto el 31 de diciem-
bre de 1946. Con palabras dife-
rentes pero que definen las mis-
mas finalidades del documento
fundacional, Vicencio formuló
tres ejes de acción que corres-
ponden a la promoción de las
artes, el desarrollo de su educa-
ción e investigación, y la difusión
y salvaguarda del patrimonio
artístico. Estrategia lamentable
que, una vez más, parcha y poda
al INBA al inhibir su saneamiento
y fomentar su deterioro a través
del crecimiento de la burocracia,
el centralismo de su vocación y
la ineficiencia de sus servicios.
Sin una política cultural que
permita diseñar programas con
base en objetivos que tengan
un sentido definido, Vicencio
enumeró –como ella misma
dijo– “ideas”, que no pueden
considerarse como programas
por carecer de metas e indica-
dores de evaluación.
En lo que concierne a la pro-
moción de las artes, la funciona-
ria tocó un aspecto esencial que
debería discutirse desde la pers-
pectiva de una política cultural
de Estado: la vocación nacional
del instituto. En lo que respecta
a las artes visuales, el INBA es a la
vez causa y consecuencia de un
dañino centralismo que se ma-
nifiesta, tanto en una débil difu-
sión a nivel nacional como tam-
bién en el predominio legitima-
torio para las estéticas que res-
ponden a las preferencias de los
promotores gubernamentales de
la Ciudad de México. Encargado
de 18 recintos de muy diferen-
tes jerarquías –por ejemplo, la
espléndida infraestructura de un
Museo Nacional de Arte contra
las exageradamente modestas
instalaciones del Museo Nacional
de la Estampa–, de los cuales 16
se encuentran en la Ciudad de
México, el INBA no puede justifi-
car su carácter nacional.
Una acción que requiere
mayor información es la que se
refiere a los estímulos para la
Educación e Investigación de las
Artes. ¿Qué tipo de alicientes se
darán y en qué medida duplica-
rán los subsidios que otorga el
Fondo Nacional para la Cultura y
las Artes (Fonca)? Antes de im-
pulsar este programa deberían
evaluarse y reestructurarse las
políticas de mecenazgo de todo
el sector.
A
unos meses de cumplir 98 años falleció la fotógrafa neo-
yorquina Marcey Jacobson, quien vivió casi medio siglo
en Chiapas, dejando un archivo de
imágenes capturadas entre los años
cincuenta y los ochenta sobre la historia de
San Cristóbal de las Casas y los pueblos indí-
genas de los Altos de Chiapas.
Llegó en 1956 y se quedó a vivir en San
Cristóbal, y a partir de 1959 inició su inter-
minable serie fotográfica del lugar y de los
Altos de Chiapas.
En el libro de Jacobson El Cargo del tiem-
po (Burden of Times), editado por Stanford
University Press en 2001, se publicó una
parte considerable de esas imágenes.
La fotógrafa, quien falleció el pasado
26 de julio a causa de un infarto en su ca-
sa de San Cristóbal, dejó en donación su
obra, según testamento, a la Asociación
Cultural del Museo Na Bolom –(www.nabolom.org), fundada por
Gertrudis Bolom, amiga de Jacobson– que se encuentra en esa ciu-
dad, informó Janet Schwartz, compatriota, colega, amiga y aho-
ra albacea de Jacobson, en entrevista vía telefónica con Proceso
desde ese lugar.
Comentó:
“Creo que Marcey deja un legado histórico muy fuerte de la
historia de San Cristóbal del siglo pasado, sobre todo de las décadas
de los cincuenta, sesenta, setenta y un poco de los ochenta, porque
en esos últimos años se dedicó a hacer más retrato.”
Según los deseos de la fotógrafa, se entregarán más de 14 mil
negativos en medio formato en blanco y negro, la mayor parte so-
bre San Cristóbal de las Casas y los pueblos indígenas de los Altos,
realizados con su cámara Rolleiflex.
Schwartz también mencionó que Jacobson estaba próxima
a cumplir 98 años el 27 de septiembre. Sus
restos cremados serán regados en esa fecha
en un árbol en San Cristóbal de las Casas.
Y aunque no se tiene una fecha específi-
ca, se preveé un homenaje en el museo Na
Bolom, el cual ya poseé una colección de
50 fotografías de Jacobson expuestas desde
2006.
Schwartz citó una frase de Jacobson:
“Yo amaba el oficio; lo hice por gusto, por
el placer de ver esas imágenes revelarse den-
tro del agua en mi cuarto oscuro, sin saber
que un día iban a tener algún valor.”
Y señaló que Jacobson simplemente “fue
una aportadora afortunada de imágenes de un
rincón antiguo de esta bendita tierra”. l
Niza Rivera
legado
de imágenes sobre Chiapas
Marcey Jacobson:
Vicencio. Ideas, no programa
Schwartz y Jacobson (San Cristóbal)
66

1709 / 2 de agosto de 2009

Entre las omisiones de Vi-
cencio, además del silencio
sobre el apoyo indirecto que
otorgan varios museos del insti-
tuto al mercado del arte –como
el Museo de Arte Moderno de
la Ciudad de México–, destaca
el silencio ante los problemas
sindicales y presupuestales que
tiene el INBA. Destinar alrede-
dor de 17% a servicios (Proce-
so 1632) y más de 80% a gasto
corriente, ubica a la institución
en una crisis que debería anali-
zarse públicamente.
Y por último, una de las in-
formaciones más cuestionables
de todo el documento: la activa-
ción de la Subdirección General
de Patrimonio Artístico. Sin una
política cultural de Estado, sin
una política cultural del instituto,
sin un programa general diseña-
do con base en metas concretas,
sin un perfil de puesto y sin un
programa de trabajo publicado
para la nueva subdirección ge-
neral, Vicencio nombró, desde
el 15 de mayo, a Alejandra Peña
Gutiérrez –quien colaboró tam-
bién con Teresa Franco– como
titular de la nueva subdirección.
Un cargo que le costará más de
70 mil 695.02 pesos mensua-
les al INBA por el salario de una
funcionaria que, por lo pronto,
incrementará la burocracia del
instituto.
En conclusión, más de lo
mismo, pero cada vez peor. l
Música
Reconocimiento
y estreno
EDUARDO SOTO MILLÁN
E
l pasado 15 de julio se
llevó a cabo la segunda de
las dos presentaciones que
en la Sala Manuel M. Ponce del
Palacio de Bellas Artes tuvo, en
calidad de estreno mundial, El
juego de los insectos, la más re-
ciente ópera de Federico Ibarra
(Ciudad de México, 1946).
A la manera antigua de algu-
nas de las salas de cine, la sesión
fue como en “función doble”,
ya que en la primera parte se
efectuó una ceremonia en la que
Teresa Vicencio, nueva directora
del INBA, en compañía de Ma-
ría Teresa Frenk Mora, al frente
de Música y Ópera de la institu-
ción, hizo entrega de la medalla
de Bellas Artes a Rufino Montero
(Jalisco, 1939) por sus 25 años
de trayectoria dirigiendo Solistas
Ensamble del INBA, agrupación
coral fundada por el también te-
nor y pianista en 1984.
En realidad con más de 30
años de servicio en el instituto,
creyente solidario de la música
mexicana de nuestros días, no
pocas son las obras contempo-
ráneas que ha interpretado e,
incluso, estrenado mundialmen-
te al frente del Coro de Madri-
galistas de Bellas Artes (primero)
y del Ensamble (después), mu-
chas veces logrando resultados
óptimos.
Así mismo, condujo el Coro
de la Orquesta Filarmónica de la
Ciudad de México, con la que
grabó, entre otras, la Cantata
Simón Bolívar, de Carlos Jiménez
Mabarak (1916-1994), y Elegía,
de Luis Sandi (1905-1996), has-
ta la fecha únicas grabaciones
realizadas de dichas obras.
Justamente fue a Rufino
Montero con Solistas Ensam-
ble a quienes se les encomendó
el montaje de la nueva ópera
de Federico Ibarra, compositor
involucrado con el arte teatral
y, hasta donde se tiene noticia,
quien posee el catálogo más
amplio de óperas en México
(Leoncio y Lena, 1981; Orestes
parte, 1981; Alicia, 1986; Madre
Juana, 1990, entre otras).
Tal raigambre es manifiesta
prácticamente desde los inicios de
su trabajo creativo, debido al inte-
rés en la literatura así como en las
posibilidades expresivas de la voz
especialmente cantada y narrada.
Dicha predilección queda
expresada en trabajos para voz
y piano (Cinco canciones de la
noche, 1976; Navega la ciudad
en plena noche, 1985…), para
coro a capella (Cantata V De la
naturaleza corporal, 1971; Tres
cantos, 1996…), así como para
coro con instrumentos (Cantata
I Paseo en pie, 1967; Villancico
VI Juguete, 1970…).
En dos actos, El juego de los
insectos, con Eric Fernández al
piano, un texto de Verónica Mu-
salem basado sobre una idea de
“T
odo este mundo es
prisiones/ todo es cár-
cel y penar…”, reza
un poema compuesto
por Francisco de Quevedo (1580-1645),
quien padeció una larga reclusión por atreverse a denunciar las
corruptelas de los poderosos. En sus cuatro años de galera, pa-
deció horrores y trabaxos que, en su decir, “espantaron a to-
dos”. Sin embargo, el férreo carácter de Quevedo encontró en
la lectura y la creación literaria antídoto contra la infamia. Dejó
consignado desde el cautiverio: “El ánimo que está fuera de la
jurisdicción de cerraduras y candados, se destaca desde la tierra
al cielo y va y viene descansando de jornadas inmensas…”.
Como contrapunto a las palabras del indómito escritor, re-
calquemos que la reciedumbre anímica no se forja en la comodi-
dad, sino en la dolorosa búsqueda de los porqués de la existen-
cia y que, a despecho de las penas, posibilita el distanciamiento
de la iniquidad circundante. Por encima de prepotencias y bar-
barie, es la voluntad de sentido
1
aquella que puede liberarnos de
las celdas itinerantes que nos reserva esta sociedad nuestra tan
adicta a castigar lo que ella misma genera.
Veamos, pues, algunos casos de músicos privados de su libertad
que hicieron acopio de fuerza interior para abstraerse de los pena-
res de un encarcelamiento, por demás cuestionable. En su proceder
hallamos la esencia de esa vocación consolidada a través de algo
tan sutil como el ordenamiento de los sonidos. Valga su ejemplo
para conjurar las sinrazones que emanan de un ansia de poder que
reprime en vez de educar, que adoctrina en lugar de compadecer-
se, que finge clausurar las puertas falsas que le dan sustento a cam-
bio de una hegemonía que le reditúe mayor impunidad…
–No hubiera debido quejarse. No era esa la actitud correc-
ta de un lacayo que debe desvivirse en agradecimientos con el
señor que le da de comer. ¿Cómo era posible que encima de
gozar del privilegio de entretener los ocios del soberano hubie-
ra pretendido una mejora en sus condiciones laborales o, peor
aún, que buscara fortuna en otro sitio? La necedad se castiga y
los muros de la cárcel están hechos para el arrepentimiento. Es,
precisamente, bajo el cargo de “testarudez” que se encarcela
al maestro de conciertos del duque de Weimar en aquel 1717.
Durante la reclusión, el obcecado se dedica a escribir un magno
compendio que titula Orgelbuchlein o “pequeño libro de órga-
no, en el cual el organista principiante es iniciado en todos los
modos posibles de ejecución de un coral…”. Concebido inicial-
mente en 164 corales, el compendio queda trunco. En las cua-
tro semanas que dura el arresto, el testarudo sólo logra comple-
tar 45 y nunca vuelve a ocuparse del resto. Sobre su apellido se
ha dicho que le quedó chico, ya que se traduce como arroyo
cuando hubiera debido ser mar u océano. Lo llamaban Johann
Sebastian Bach (1685-1750).
2
–Aunque su nombre nos resulte desconocido, a Niccoló Zinga-
relli (1752-1837) le sobran méritos. Maestro de capilla del Duomo
de Milán, director del Conservatorio de Nápoles, maestro de coro
de la Capilla Sixtina en Roma pero, sobre todo, hombre de princi-
pios. Merced a ellos se granjea la malevolencia de las autoridades
Samuel Máynez Champion
Denuestos
carcelarios
Quevedo: “Todo es cárcel y penar...”

1709 / 2 de agosto de 2009 67
Karen Cápeck, y dirección escé-
nica de Moisés Manzano, no lu-
ció como debiera, ya que las ca-
racterísticas del espacio no son
adecuadas para una obra así.
Más que una versión de
cámara (solistas, coro y piano),
no fue sino una versión chiquita
en la que los desplazamientos y
movimientos corporales de los
cantantes parecieron, en ocasio-
nes, enjutos.
La austeridad en elemen-
tos de la producción constitu-
yó, así mismo, un factor para
erigir la opacidad: iluminación
precaria y sin contrastes, ves-
tuario a camiseta blanca con
pantalón y casco de plástico
negros para los integrantes
del coro en su caracterización
de hormigas… en fin. Y no es
que una gran producción ga-
rantice una gran puesta, pero
una gran imaginación e in-
ventiva sí propician resultados
diferentes.
Por otro lado, las líneas ex-
presivas del drama no siempre
casaron entre el discurso sonoro
del piano y texto-personajes.
Con la esencia de su lengua-
je habitual y diseños melódicos
de cierto aire cromático, El jue-
go de los insectos de Ibarra, con
dos horas y media de duración,
merece teatro y producción
adecuadas, con la orquestación
que el compositor ha imagina-
do, y donde la interpretación se
ubique en niveles suficientes de
maduración. l
Teatro
Víctor Hugo Rascón
Banda
ESTELA LEÑERO FRANCO
A
l terminar julio se cum-
ple un año de la muerte
del dramaturgo y quien
fue presidente de la Sociedad
General de Escritores de México
(Sogem), Víctor Hugo Rascón
Banda. Su ausencia se resiente
en diversos ámbitos de la vida
cultural de nuestro país, aunque
su obra permanece en los libros,
los escenarios y los corazones de
muchos.
vaticanas, que denuncian su negativa de dirigir en la basílica de San
Pietro un Te Deum con motivo del bautismo de Napoleón II.
3
¿No
era una abyección sumarse a los festejos en honor del heredero del
autócrata corso que invadía y saqueaba por decreto divino? Desde
Roma es trasladado como criminal a París para que, si Dios coopera
y su majestad aprueba, a su insumisa cabeza le caiga la guillotina.
Encarcelado, Zingarelli atenúa el desasosiego de la espera transcri-
biendo al pentagrama sus pensamientos musicales. De pronto llega
la noticia: Bonaparte se ha enterado del éxito que había tenido en
la Ciudad Luz su ópera Antigona en la temporada previa a la re-
volución, y no sólo lo indulta, sino que ordena que el “incidente”
sea resarcido con una pensión vitalicia. Antes que a los artistas, es
menester cuidar la imagen del sumo estratega. Los lamebotas al
servicio del Papa deben ocuparse de los destinos del más allá, pa-
ra los del más acá basta la presencia del emperador… Vale la pena
mencionar que en la obra del indultado resalta una ópera Mote-
zuma
4
y que la hechura del Himno Nacional Mexicano se debe, en
buena medida, a su labor docente. Zingarelli le enseña a componer
a Saverio Mercadante (1795-1870) quien, a su vez, fue maestro del
catalán Jaime Nunó (1824-1908).
–Otro reo conducido hasta París por la imperdonable afren-
ta de defender la soberanía de una nación poblada por deudores
y mentecatos es el veracruzano Narciso Serradell (1843-1910),
quien se había enrolado en el Ejército de Oriente bajo las órdenes
de Ignacio Zaragoza (1828-1862). Serradell pone al servicio de
la milicia sus conocimientos de medicina, sus dotes de músico y,
por supuesto, su voluntad para disparar metralla sobre las tropas
francesas. Su arrojo lo hace caer prisionero del general Ferdinand
Latrille, conde de Lorencez (1814-1892), quien ordena que sea
embarcado a Francia para recibir el castigo que los indisciplinados
conservadores no iban a ser capaces de darle. Antes de la bata-
lla del 5 de mayo de 1862, Lorencez había escrito a Napoleón III:
Somos tan superiores a los mexicanos, en organización, en dis-
ciplina, raza, moral y refinamiento de sensibilidades, que desde
este momento, al mando de nuestros seis mil valientes soldados,
ya soy el amo de México. Aquello que el refinamiento de su sensi-
bilidad no le permite al aristócrata entrever es que los deficientes
mexicanos iban a propinarle una derrota más moral que militar de
la que nunca se repondría. Al cabo de un encierro en una prisión
parisina donde el veracruzano mitiga gangrenas y cura abscesos,
es puesto en libertad por inofensivo. Serradell sobrevive tres años
en el destierro dando clases de música y español. Enfermo de nos-
talgia, compone la canción Las golondrinas...
Sean los denuestos de las prisiones que habitamos, azoro
frente a la irracionalidad que nos gobierna. Vuele la tierna golon-
drina en círculos que el cielo consuma para que las bayonetas no
nos condenen a balbucear despiertos. l
1 Alusión a la teoría sicoanalítica de Viktor Frankl (1905-1997), llamada logo-
terapia. Frankl salió vivo de los campos de concentración nazis gracias a su
observación sistemática de la conducta de los reos.
2 Unos meses después Bach encuentra trabajo en Cöthen. Se recomienda la
escucha del coral Ich ruf zu dir, Herr Jesu Christ (Te llamo a ti, Jesucristo), BWV
639, conmovedor ejemplo de la fe de su autor, quien se encuentra preso en
un momento en el que sólo Dios puede darle consuelo.
3 Nacido en 1811 y muerto en 1833, el hijo de Napoleón I es sujeto de es-
peculaciones. Hay historiadores que sostienen que el mentado Aguilucho
engendró a Maximiliano I de México (1832-1867), ya que mantuvo relacio-
nes ilícitas con su prima Sofía de Baviera (1805-1872), quien estaba casada
con el archiduque Francisco Carlos de Austria (1802-1878), que menguaba
mucho en sus obligaciones maritales.
4 Compuesta sobre el libreto homónimo de Vittorio Cigna Santi (1730-1795),
fue estrenada en 1781 en Nápoles. Como la mayoría de las obras de Zinga-
relli, sigue aún inédita.
El Foro del Círculo Teatral,
encabezado por Alberto Estre-
lla y Víctor Carpinteiro, rindió
un homenaje a Rascón Banda
con la lectura de sus obras en el
Teatro de la Ciudad: Desazón,
La mujer que cayó del cielo, Los
niños de Morelia y El deseo, en
colaboración con el Centro de
Estudios para el uso de la voz;
presentaron ahí su último libro,
Teatro clandestino, editado por
Libros de Godot; una mesa re-
donda con personajes del tea-
tro, y concluyeron con la obra
Tabasco negro, en la que par-
ticiparon María Rojo y Arianne
Pellicer, para festejar también el
quinto aniversario del Círculo
Teatral. Igualmente, el 31 de ju-
lio la Sogem le rindió homenaje
con la lectura de varias de sus
obras y otras actividades.
Víctor Hugo Rascón tuvo
una gran incidencia en el medio
teatral, por su generosidad, su
activismo y su compromiso con
el teatro. Por eso, mucha gente
es la que participa en todas es-
tas actividades, para recordarlo,
volverlo presente y mantenerlo
vivo, aunque ya no esté aquí.
Se extraña su actividad al
frente de la de la Sogem, que a
pesar de los problemas econó-
micos por los que pasaba, logró
una significativa proyección de
la sociedad tanto a nivel nacio-
nal como internacional; impulsó
en la Cámara de Diputados va-
rias iniciativas a favor de la cul-
tura, además de aglutinar a los
autores para defender la Ley del
Libro y la lucha por la exención
de impuestos de los escritores.
Rascón. Ausencia
F
r
a
n
c
i
s
c
o

D
a
n
i
e
l
68

1709 / 2 de agosto de 2009

nombrada Mejor dramaturga del año por la Agrupación de Críticos
y Periodistas de Teatro.
La obra Verónica en portada, por la que se otorgó ese título, tra-
ta sobre un espacio en el que confluyen los deseos y conflictos de
jóvenes personajes. Una comedia que va de cama en cama en las
que las accciones de los personajes fluyen de manera dinámica.
Mientras que Verbo líquido juega con la cuestión de una dimen-
sión abstracta, donde el experimento es creación y se conjuga en
todos los tiempos verbales.
Habitación en blanco, obra por la cual recibió el Premio Nacional
de Dramaturgia en 1989, se centra en un lugar donde se reúnen
accidentalmente dos hombres, un apartamento de paredes blancas
en el cual nace una conversación sensible sobre la vida
que se torna en una situación confusa e incómoda al no
comprender por qué se les rentó el mismo lugar cuando
ambos lo necesitaban.
Por su parte, Insomnio desarrolla una historia de Él
y Ella, un pequeño lugar habitado sin palabras, un mo-
nólogo como movimiento de los cuerpos. Y finalmente
El Codex Romanoff aborda los hábitos y modales en la
mesa, como muchos aseguran que consiste el libro atri-
buido a Leonardo Da Vinci. Una historia sobre la cocina
de un convento en la mitad del siglo XIX en el que se
discute sobre la belleza y las nuevas delicias del placer.
(Niza Rivera) l
Ahora todo eso está muerto, la
incidencia de miembros del sec-
tor de la televisión en la socie-
dad crece en detrimento de las
otras áreas, y la actual dirección
se enfoca a problemas adminis-
trativos, burocráticos, sociales y
políticos al interior y nada ha-
cia el exterior, hacia la consoli-
dación del gremio. Resolvieron
parte del déficit de la sociedad
quitando el Seguro Social de
muchos de sus agremiados y
reduciendo personal, pero que-
da pendiente la lucha y la labor
que Víctor Hugo Rascón em-
prendió para que se aprobara
la Ley del Libro y que no pudo
concretar en su reglamento, así
como pendiente está la orga-
nización, protesta y contrapro-
puesta frente a la reducción del
presupuesto en el que a la SEP y
a la cultura le correspondió casi
70%, la protección fiscal para
los autores y el quehacer teatral,
etcétera; además de las activi-
dades artísticas propias de la
Sogem para impulsar la proyec-
ción de los escritores.
Como autor teatral, Víctor
Hugo Rascón se ha mantenido
en activo a través de las puestas
en escena de sus obras y la pu-
blicación de varios libros. El año
pasado, Libros de Godot editó
Mujeres en el umbral, que reco-
ge sus obras Voces en el umbral,
Sazón de mujer y Sabor de enga-
ño. El mes pasado, publicó Tea-
tro clandestino, que da nombre
a la nueva colección de esta edi-
torial para editar obras de teatro
que reflejen la situación actual
de nuestro país.
El título surge a raíz del Ci-
clo de Teatro Clandestino orga-
nizado en la Casa del Teatro en
1995 en el que Vicente Leñero
proponía presentar “obras escri-
tas al calor de los acontecimien-
tos… Obras destinadas a olvi-
darse y desaparecer, sin duda,
pero que cumplan el propósito
de testimoniar, hoy, lo que pa-
decen los mexicanos”. Así, Los
ejecutivos es la obra que enca-
beza esta antología, firmada en
su momento con seudónimo
porque hablaba de la quiebra
bancaria mientras Rascón fungía
como director jurídico de una
institución de esa naturaleza.
Luis de Tavira la llevó a escena y
se siguió representando en es-
cenarios nacionales e internacio-
nales. También están las obras
Por los caminos del sur y Tabas-
co negro, en las cuales el autor
habla de los sucesos de Aguas
Blancas y al desastre ecológico
de Pemex en Tabasco.
Víctor Hugo Rascón Banda, a
un año de su muerte, sigue sien-
do una figura fundamental en el
teatro mexicano y en la cultura
de nuestro país, y seguirá siendo
un ejemplo en la lucha por los
derechos de autor. l
Cine
“Vivir de nuevo”
JAVIER BETANCOURT
D
os amigos, inseparables
desde la infancia, con
una sola ambición: con-
vertirse en novelistas de culto. A
partir de una premisa tan clara,
el debutante Joachim Trier teje
y desteje una trama con las
maneras posibles de ilustrarla,
de asumir las consecuencias;
los manuscritos de sus novelas
caen simultáneamente dentro
del buzón como dos monedas
echadas al aire.
Vivir de nuevo (Reprise; No-
ruega, 2006) es una especie
de película libro, la voz en off
del narrador omnisciente sabe
mucho más de Phillip (Anders
Danielsen Lie) y de Erik (Esper
Klouman Hoiner) que ellos de
sí mismos, el condicional (será,
habrá) se impone como el úni-
co tiempo narrativo por donde
pueden transitar escenas del
pasado, hechos del presente y
posibles acomodos del futuro.
La trayectoria de estos dos
jóvenes que a sus 23 años con-
frontan sueños de adolescencia
contra realidad adulta, fenóme-
nos mediáticos, narcisismo y en-
vidia, dibuja teoremas geométri-
cos. El éxito inmediato de Phillip
le cuesta una temporada en el
C
inco piezas de la dramaturga Estela Leñero Franco con-
forman su más reciente publicación Verbo líquido, pre-
sentada la semana pasada. Editada por el Fondo Na-
cional para la Cultura y las Artes (Fonca) y Escenología,
contiene Verónica en portada –su más reciente puesta, montada el
año pasado–, Insomnio, El Codex Romanoff, Habitación en blanco y
Verbo líquido.
Édgar Ceballos, editor y moderador en la presen-
tación del libro, comentó que éste “retrata el trabajo
minucioso de la autora, que desde su propio conoci-
miento y experiencia creativa nos presenta una serie de
obras dramáticas actanciales que van más allá de ese
teatro latinoamericano del siglo XX”.
Leñero Franco, también crítica de la columna de
Teatro de Proceso, imparte talleres sobre dramaturgia
en el foro Shakespeare; entre sus logros destacan el
Premio Nacional Obra de Teatro Baja California (1989)
y el Víctor Hugo Rascón (2004); recientemente fue
“Verbo líquido”,
obras de Estela Leñero
Historia de escritores

1709 / 2 de agosto de 2009 69
siquiátrico; la publicación retra-
sada y la poca aceptación por
parte de la crítica, en el caso de
Erik, posibilita un desarrollo más
sólido, a futuro.
Quizá nunca llegue a ce-
rrarse la herida abierta entre
los amigos por el desfase de los
caprichos editoriales, como si el
destino exigiera el sacrificio de
uno para ceder el paso al otro,
y nadie sabe qué guarde el fu-
turo; Phillip y Erik encarnan la
suerte de los hermanos Castor
y Polux, alternándose cada día
entre el cielo y el infierno, pero
nunca juntos. La verdad es que
Vivir de nuevo examina la dificul-
tad de asumir el tema del éxito
o el fracaso, ante sí mismo y an-
te el prójimo.
En cuanto a cine, Vivir de
nuevo asume sin rodeos su fi-
liación Nouvelle Vague; ritmo y
movimientos de cámara citan al
inagotable Godard, fragmentos
de la banda sonora reprodu-
cen la música de El desprecio, la
novia de Phillip no sólo se lla-
ma Kari (Viktoria Winge), sino
que se parece a Anna Karina, la
escandinava esposa y musa de
Godard; el espíritu de Truffault
recorre la cinta de principio a
fin, bien podría ser él quien na-
rrara la historia; París se mues-
tra como la meca obligada del
peregrinar de un escritor en
ciernes.
A pesar de tanta referencia
a la nueva ola francesa, recur-
so tan sobado por realizado-
res debutantes, el desasosiego
de nuestro tiempo impregna
el alma de estos amigos, el te-
mor a las relaciones, la obsesión
sexual, el sinsentido. Phillip y
Erik buscan iconos y santos en la
literatura, su sueño adolescen-
te es convertirse en escritores
de culto, esa extraña especie de
escritor fuera de las institucio-
nes, representado aquí por Sten
Egil Dahl (basado en Tor Ulven),
genial e incomprendido artista,
profeta de los elegidos.
Pero el verdadero mérito de
Vivir de nuevo es el juego entre
figuras literarias y cinematográ-
ficas, una retórica narrativa llena
de flash backs y anticipaciones,
analepsis y prolepsis; al arran-
que de la cinta, Joachim Trier
construye una prótasis perfecta
(exposición dramática) a partir
de la cual el condicional gra-
matical sí rige la historia y las
tomas. Más que nueva toma
(reprise, el título original), proso-
popeya, el título de la novela de
Erik, aclara la intención de este
director escritor: dotar de un
lenguaje ideal a sus personajes,
sin temor a la solemnidad. l
Televisión
Televisa y Tv Azteca
en la televisión
española
FLORENCE TOUSSAINT
S
egún un estudio llevado
a cabo en la Universidad
Autónoma de Barcelona,
todas las televisoras de las regio-
nes autónomas de España, 13
en total, difunden programas
de ficción de origen latinoame-
ricano y también producidos
en Miami por las dos grandes
empresas en español de Estados
Unidos: Univisión y Telemundo.
Los denominados canales au-
tonómicos son administrados
por el Estado, es decir corres-
ponden a lo que se denomina
televisión pública. Sin embargo,
se proveen de materiales cuyos
orígenes son empresas privadas.
Y también reciben ingresos por
publicidad, en casos como el de
Cataluña en una proporción de
casi 40% frente a la subvención.
En el reporte elaborado por
Chiara Saéz Baeza y que forma
parte del proyecto Sistema inte-
grado de análisis de la produc-
ción, economía y recepción de la
ficción televisiva, coordinado por
Lorenzo Vilches, Televisa y TV Az-
teca aparecen como proveedo-
ras de telenovelas, la primera de
ellas en el cuarto sitio por núme-
ro de títulos estrenados.
En las televisoras analizadas,
el mayor número de horas de
ficción difundidas corresponde
a los melodramas, el resto de los
géneros aparece en una propor-
ción ínfima respecto de éstos.
Tales géneros son: series, pelí-
culas para televisión, miniseries
y otros. Hay diferencias entre
canales en el número de títulos
estrenados en relación con tele-
novelas y películas para televi-
sión. En todos los canales la pro-
ducción española sobresale, sin
embargo hay más coproducción
con América Latina que con Eu-
ropa. Es evidente que la lengua
común hace que los proveedo-
res naturales de los españoles
sean los latinoamericanos.
Según franjas horarias, la
mayoría de los productos de
origen doméstico van al ho-
rario estelar; con los títulos de
origen latinoamericano ocurre
lo contrario. Son más horas de
emisión pero en horarios me-
nos rentables. Las productoras
independientes españolas que
alimentan a los canales locales
producen y estrenan en mayor
cantidad películas para televi-
sión, lo que explicaría el uso tan
grande de telenovelas de origen
latinoamericano para completar
su parrilla de programación.
Aparece una correspon-
dencia clara entre las empresas
que más estrenan y más títulos
aportan, de mayor a menor son:
Venevisión, Univisión, Fonovi-
deo, Televisa y TV Azteca. Las
que más títulos estrenan son
Venevisión y Televisa. La mayo-
ría de las productoras y títulos
estrenados en las autonómicas
españolas provienen de México,
Venezuela y Miami. Del total de
títulos, 75% pertenece al grupo
de los seis grandes: Telemundo,
Univisión Venevisión, Televisa,
TV Azteca y Fonovideo. Y de en-
tre éstos los que más estrenan
telenovelas son Venevisión, Tele-
visa y Fonovideo. Luego vienen
TV Azteca y Univisión.
La relación del consorcio
mexicano con la industria de la
cultura de España se ha inten-
sificado en los últimos tiempos.
Se dice que Ana Patricia Bo-
tion O’Shea, heredera del ban-
co Santander, forma parte del
Consejo de Administración de
la televisora de Chapultepec;
además es dueña de 40% de la
Sexta, un canal español abierto
con programación de todos los
géneros y de alcance nacional,
“supuestamente irreverente y
progresista” que fue inaugurado
en 2005.
Por otro lado, a raíz de la
frustrada compra de más ac-
ciones de Univisión, se produjo
una alianza de Televisa con Tele-
mundo para coproducir y difun-
dir telenovelas.
Una de las conclusiones más
interesantes del estudio citado
es que las empresas que más
aportan al mercado español son
también aquellas que en sus na-
ciones representan las compa-
ñías predominantes. En el caso
de México, pese a que existen
dos canales federales públicos,
el 11 y el 22, más 25 locales
también adscritos al Estado,
éstos no se han relacionado
con sus pares en España y, por
tanto, no aportan programas.
En cambio, son las televisoras
privadas las que aprovechan el
campo abierto. l
70

1709 / 2 de agosto de 2009


1709 / 2 de agosto de 2009 71
S
AN MIGUEL DE ALLEN-
DE, GTO.- Sin reserva, el ci-
neasta Jorge Fons denuncia
que la gente de escasos recur-
sos ha sido expulsada de las sa-
las de cine.
“Se les dio una patada por el trase-
ro”, destaca refiriéndose a los “80 millo-
nes de pobres que existen en nuestro país”,
y cuestiona: “¿quién habrá de adquirir un
boleto de cine por 50 pesos cuando es lo
que gana por salario mínimo?”. Nacido el
26 de abril de 1939, en Tuxpan, Veracruz,
Fons insiste:
“Si gana el salario mínimo o tres, ¿có-
mo va a llevar a la esposa y dos o tres hijos
a gastar 250 pesos?, más las palomitas y el
camión, en fin… ¡Nomás no alcanza, no es
posible! Aquellas clases media baja, baja y
muy muy baja, pues de esta última ya existe
una mayoría en el país, todas están excluidas
del disfrute del cine en las salas cinemato-
gráficas, lo único que les queda es la pirate-
ría: comprar una cinta y a ver dónde la ven.”
Fons, realizador de las películas clási-
cas Los albañiles, Rojo amanecer y El ca-
llejón de los milagros, fue entrevistado en
la capital guanajuatense, donde se le tri-
butó un reconocimiento a su amplia labor
cinematográfica durante la 12 edición del
Festival Internacional de Cine Expresión
en Corto.
Ni pan ni cine
Al también exdirector de la Academia
Mexicana de Artes y Ciencias Cinema-
tográficas (quien primero realizó teatro
y luego entró de lleno al séptimo arte), le
preocupa no sólo el que no haya un pro-
yecto nacional cultural, sino que no exista
“ni un proyecto nacional de la vida”:
“No existe un proyecto de qué quere-
mos para México. Si lo que se quiere pa-
ra el país es que siga pasando lo mismo, es
decir, ‘para mí y mis compadres, y todos
los demás que se frieguen’, ¡ese no es pro-
yecto! ¿O un proyecto es hacer crecer al
país sólo un mínimo de todo aquello que
podría crecer? ¡México merece un cami-
no mejor y menos doloroso para tanta gen-
te…!”
Recuerda que la exhibición del cine
cambió con el Tratado de Libre Comercio,
porque antes el boleto del cine estaba in-
cluido en la canasta básica:
“Costaba tres, cuatro pesos, pero ese
sector fue el que precisamente se modifi-
có: la venta. Se acabaron las grandes salas
tradicionales porque se hicieron los circui-
tos de 15 salas. Se liberó el precio, y es
lo que ahora vemos: una exhibición donde
aparentemente tenemos un gran menú, pe-
ro si observamos bien, no lo es. En la car-
telera de los periódicos se ve el predomi-
nio de lo que se ofrece. Las ausencias se
notan allí.”
El problema de la exhibición y la dis-
tribución “no se va a poder arreglar”, to-
da vez que “todo lo que compramos cada
vez va a ser más caro y más inalcanzable
para muchísimas personas”. Como el sec-
ESPECTÁCULOS
Quince años transcurrieron para Jorge Fons
desde su aclamada cinta El callejón de los mi-
lagros, tiempo que dedicó a dirigir telenove-
las en el canal de las estrellas. Durante un re-
ciente homenaje a su trayectoria en Gua-
najuato, el cineasta estalló indignado ante
Proceso por la insostenible situación de mise-
ria que vive el pueblo mexicano, misma que
sólo podrá romperse “cambiando el sistema”.
Columba Vértiz de la Fuente
“cocina” nuevo
Jorge Fons
largometraje
72

1709 / 2 de agosto de 2009
tor productivo “trabaja con centavos”, el
que distribuye “con pesos” y el que vende
“con dólares”, Jorge Fons sentencia:
“Se produce con lo menos posible, se
invierte muy poco, para sacar una inver-
sión grande. Se vende con las bolsas muy
abiertas para que caiga lo más posible. En-
tonces la gente ya no va a poder entrar a
las salas, en general va a consumir menos
productos…”
–¿Cómo arreglar esa situación?
–Sólo cambiando el sistema, reitera.
“Estamos llenos de problemas en pleno
siglo XXI, en muchos hogares desgraciada-
mente se come muy mal o no se come, hay
niños que no van a la escuela, y tenemos 6
millones de analfabetas, el rezago educativo
es de 31.6 millones en México y nuestra po-
blación analfabeta tiende a crecer. Los pre-
supuestos para las universidades los quieren
cortar todavía más, entonces, ¿cuándo va a
bajar el precio del boleto del cine?”
Se trata de un callejón sin salida:
“¿O cuándo va a ver condiciones pa-
ra que las películas mexicanas se pongan
en las salas que ocupa Hollywood? No lo
veo, no veo cuándo ni cómo. Ni siquiera
se exhibe cine estadunidense, el indepen-
diente de allá, sólo de Hollywood, y la ver-
dad es muy malo, y cada vez es peor. Eso
pone en desventaja a una cinematografía
(la mexicana) que anda buscando y bus-
cando, y que le cuesta mucho trabajo eco-
nómico levantar su producción.”
–¿Por qué se le da tanta libertad y can-
cha al exhibidor, sin reglamentar?
–Es un tema muy abrupto…
“En primer lugar, ha sucedido en otros
países desarrollados donde se ha intenta-
do una defensa de su ámbito cultural y de
su cinematografía, pero les ha costado de-
masiado trabajo. Finalmente, no han podi-
do, porque para Estados Unidos el cine es
una ‘cuestión de Estado’, una imposición;
es un predominio y un dominio, va con las
condiciones de las relaciones que se man-
tienen con ese país.
“No es fácil decir vamos a hacer una le-
gislación con la cual regresemos a un pro-
teccionismo para que la cinematografías
nacional y la universal tengan un espacio
más digno, más amplio, en la exhibición.
No es fácil. México tenía una exhibición
en los años cincuenta y sesenta, realmente
amplia. Aquí veíamos todo el cine francés,
inglés, ruso, italiano. Ahora nada”.
Le parece positivo que surjan jóvenes
cineastas; pero esclarece que “a la mejor”
no ha llegado el “gran momento del cine
mexicano”; quizás sea “un momento co-
mo previo a un mejor momento que pue-
de venir, se están probando muchos meca-
nismos nuevos, entrando gentes de todos
lados, se está descentralizando el cine. En
cuanto a resultados, yo creo que van a ve-
nir tiempos mejores”.
–¿Mucho ruido y pocas nueces?
–Como que hoy anda de todo, buscán-
dose todo y queriéndose hacer todo. Se bus-
ca mucho y se encuentra, quizá, muy poco.
Rompiendo las olas
Al artículo 226 de Impuesto Sobre la Ren-
ta, con el cual se han apoyado un sinnú-
mero de filmes y se encuentra en peligro
de desaparecer, lo califica como un sos-
tén bien venido (“propicia que más jóve-
nes debuten y se filmen más largometra-
jes y, repito, eso es bueno, pero que no los
veamos, ¡es malo!”)
En 2008, se rodaron 70 filmes mexica-
nos y se estrenaron 47.
Para él, la calidad de las películas debe
ser una responsabilidad “muy grande” pa-
ra el realizador del presente:
“¿Dónde están esas voces que deben
decir lo social, el grito doloroso de la gen-
te, las necesidades primarias de sobrevivir
y comer, tener escuela para los niños y ser
un país saludable? México va a ser un país
interesante dentro de unos años si le inyec-
tamos más dinero a la educación.
“Un artista puede resultar interesante en
la medida que más se vuelva hacia los de-
más. ¿Por qué nos va tan mal si nos podía
L
a Sociedad Mexicana de Producto-
res de Fonogramas, Videogramas y
Multimedia (Somexfon) es acusa-
da por el líder de la Cámara Nacio-
nal de la Industria de Restaurantes y Alimen-
tos Condimentados (Canirac) en Los Cabos,
Baja California Sur, de “acoso y amenazas a
nuestros agremiados en la región para im-
ponerles tarifas arbitrarias, injustas e ilega-
les, referentes al cobro injustificado de dere-
chos de autor”.
El empresario Alfonso Vázquez Oliva lan-
za su “yo acuso” a Somexfon por “gestiones
abusivas” en la península sudcaliforniana:
“Somexfon pretende hacernos pagar sin
contar con una tarifa autorizada por el Ins-
tituto Nacional del Derecho de Autor (In-
dautor). Si no cuentan con permiso, simple-
mente no pueden imponer a su libre arbitrio
aquellos cobros tan altos. No es justo que es-
tablezcan cuotas muy elevadas que carecen
de cualquier fundamento legal, porque no-
sotros pagamos ya los debidos derechos de
autor, como manda la ley.”
Productor teatral y exactor egresado de la
Universidad Autónoma de Baja California Sur,
el director de Canirac Los Cabos (mejor cono-
cido por la chaviza como Poncho Varitas desde
hace 30 años, cuando abriera la triunfal cade-
na de música moderna en vivo Las Varitas Rock
& Bar La Paz y Cabo San Lucas), Vázquez Oliva
alerta sobre dichas irregularidades que padece
aquella zona turística del Mar de Cortés:
“Somexfon no cuenta con una tabla ta-
rifaria que dice poseer, supuestamente, aun-
que resulta curioso que se niegan a mostrar
ese documento de Indautor, así continúan el
acoso para sangrar económicamente a nues-
tro sector y agremiados por el hecho de la
explotación pública de la música. Sin embar-
go, nosotros pagamos puntualmente dere-
chos de autor a quienes escriben letra y mú-
Roberto Ponce
de Somexfon a regalías
Cobros abusivos
sica de las canciones, es decir, a los autores y
compositores de la música.
“Hace ocho años, firmamos un conve-
nio vigente los restauranteros y también Ca-
nirac, de tal modo que en aquel contrato se
nos brindan tablas preferenciales que pa-
gamos de manera razonable, que no lasti-
man la economía de restoranes. Hemos esta-
do cumpliendo con la Sociedad de Autores y
Compositores de México (SACM) desde que
nuestros dirigentes llegaron a dicho acuerdo
nacional. Se trata de una cuota moderada,
pero esta gente de Somexfon intenta cobrar
más que la SACM. Y no se vale.”
Apoyo de la SACM
La Somexfon es una sociedad legal de gestión
colectiva fundada por las poderosas disqueras
transnacionales EMI Capitol, Warner, Sony,
BMG Universal y otras nacionales que anun-
cian en internet ser defensoras de “una cultu-
ra por la legalidad” (www.somexfon.com).
Por su parte, debido al arrastre popular
que goza en La Paz y Cabo San Lucas, el em-
presario Poncho Varitas fue convocado uná-
nimemente para dirigir la presidencia de Ca-
nirac Los Cabos a comienzos de año.
“A la SACM corresponde legalmente el de-
recho primario de cobrar regalías de autores y
compositores de música, mientras que el se-
cundario correspondería a Somexfon. No pue-
den cobrar más, pero Somexfon se está pasan-

1709 / 2 de agosto de 2009 73
ESPECTÁCULOS
ir mejor? ¿Por qué tenemos un país en las
que unos cuantos tienen todo y la gran ma-
yoría no tiene nada? Si a este país le va tan
mal, ¿por qué tiene uno de los dos hombres
más ricos del planeta? Si esas preguntas no
se hacen, no sé en qué estamos pensando.”
–En la Sociedad General de Escritores
de México (Sogem), presidida por Lore-
na Salazar, no hay representantes de cine.
¿Cuál es su opinión?
–Estoy extrañado que haya podido se-
sionar el consejo sin los representantes de
la rama de cine, la cual no cuenta con titu-
lar ni el adjunto. No hay nadie. En cambio,
la cobranza si la está haciendo la sociedad
y la distribución de las cobranzas, pero se
efectúa desde su criterio, sin considerar
para nada la opinión de los socios de cine.
“El haber estado sesionando sin la par-
te de cine, es una irregularidad del consejo.
Ya sé que la sociedad está en crisis, por ello
se han hecho movimientos, pero sin consul-
tar, y creo que eso no está bien. Vamos a ver
qué pasará en la próxima asamblea del 3 de
agosto, en la que seguramente la rama de
cine le tendrá que reclamar el haber estado
trabajando todos estos meses sin tomarla en
cuenta, es decir, sin que haya habido un lla-
mado urgente para que se nombre el conse-
jo titular y el adjunto de cine.”
En emotiva ceremonia celebrada en
San Miguel de Allende, la actriz María
Rojo destacó que “el talento de Fons le ha
permitido encontrar la esencia de relatos
que otros difícilmente habrían podido lle-
var con éxito al cine”. También alabaron
su labor los directores Alfredo Gurrola y
Víctor Ugalde. Y recordaron que fue de la
primera generación del Centro Universita-
rio de Estudios Cinematográficos.
Otro homenaje nacional ofreció Ex-
presión en Corto en Guanajuato a su pai-
sana, la sensual diva Meche Carreño
(Minatitlán, 1947). El reconocimiento in-
ternacional fue para el destacado realiza-
dor inglés Peter Greenaway.
Sara Hoch, titular del encuentro cine-
matográfico, le entregó a Fons la cruz pla-
teada “Más Cine”; Guadalupe Ferrer, di-
rectora de la Filmoteca de la UNAM, le
dio otra medalla en plata (extraída del ce-
luloide de las cintas), y Marcela Fernán-
dez Violante, secretaria general del Sin-
dicato de Trabajadores de la Producción
Cinematográfica, le obsequió un diploma.
Jorge Fons prepara otro largometraje.
–Después de El callejón de los mila-
gros, filmada en 1994, no había rodado
otro largometraje, ¿qué pasó?
–Hice un corto, La cumbre, en 2003. Y
nada más…
–¿No ha encontrado la historia adecua-
da o ahora es más difícil hacer cine?
–A veces busca uno las condiciones y
no llegan. Uno siempre está así. Se espe-
ra un poco una historia que realmente lo
mueva a uno. Porque hacer películas por
hacer películas, la verdad, no.
–Confiesa que le apasiona dirigir ci-
ne. Sin embargo, ha hecho telenovelas pa-
ra Televisa...
–Bueno, digamos que es lo que me han
ofrecido y las hago. A mí me gusta el que-
hacer. Estar en un set me gusta mucho.
Pienso que se pueden hacer telenovelas
muy buenas, teniendo mejores propósitos.
De hecho se van a hacer mejores telenove-
las, ya hay muchos países ocupados y pre-
ocupados en mejorarlas.
“… Y la telenovela es prima herma-
na de las magníficas series que se están
creando. La televisión tiene formatos lar-
gos, la inmediatez con la gente, con las
grandes masas, y uno quisiera estar ha-
ciendo Medea. O sobre el 68; o la guerra
de Iraq, qué sé yo…”
Es discreto en cuanto a la temática de
su próximo retorno a la pantalla grande,
cinta que romperá un silencio de casi tres
lustros sin filmar desde que llevó al cine la
novela del Nobel egipcio Naguif Mafuz,
El callejón de los milagros, con guión de
Vicente Leñero. No adelanta gran cosa pa-
ra Proceso, al fin supersticioso como buen
jarocho:
“Si le cuento mi proyecto, se me ceba.”
do en sus atribuciones legales, obviamente no
desean utilizar las tarifas que por ley datan de
los años sesenta, y ahora resultan irrisorias.
“Es una actitud de acoso y amenaza para
esta época cuando la problemática en el sec-
tor restaurantero se ha sentido afectada por la
pandemia de la influenza porcina, incluso más
que la crisis financiera mundial. Somexfon de-
bería tener la prudencia y el respeto suficien-
tes con el pueblo de Baja California Sur para
no proseguir sus daños a microempresarios ni
a la pequeña industria a nivel nacional.”
Poncho Varitas asistió recientemente al
World Trade Center capitalino con Luis Alvara-
do, presidente de Canirac Los Cabos (www.sa-
boracabo.com, www.canirac.org.mx y www.las-
varitas.com) para una magna reunión nacional
con el presidente de Canirac, Francisco Mija-
res Noriega, quien a 100 años de la Confedera-
ción Revolucionaria de Obreros y Campesinos
(CROC) recibió premio a la Mejor Cobertura
en Creación de Empleos. Proceso obtuvo co-
pia de una carta del 17 de abril dirigida a Mijares
por el coordinador de asuntos jurídicos de la SA-
CM, José Ramón Cárdeno Shaadi, que contiene
los siguientes fragmentos:
En últimas fechas ha circulado en distin-
tos establecimientos comerciales que utilizan
música, un documento impreso realizado por
la SOMEXFON que ha generado confusión y
descontento, ya que aparentemente preten-
den cobrar los Derechos de Autor por el uso de
música grabada en su negocio, cuando la ges-
tión de este derecho corresponde a la SACM, y
que se están pagando en base a las cuotas es-
tablecidas en los Convenios Nacionales. (…)
Si ya cuenta con la licencia autorizada de la
SACM y cumple con la obligación de pago de
regalías que les corresponden a los Autores y
Compositores, usted podrá utilizar pública-
mente, de manera viva o grabada las obras
musicales que representamos.
Concluye Poncho Varitas:
“Como presidente en Canirac Los Cabos
debo insistir en dicha injusticia ante Proceso
para alertar a nuestros agremiados de que no
se dejen intimidar por ese tipo de provocacio-
nes de Somexfon. Los acosan para arreglarse
en menos de 48 horas, cuando pueden hacer-
lo por medio del Indeautor o acudir a nuestras
oficinas en Cabo San Lucas sin tener que gas-
tar un solo centavo en viajes a la Ciudad de
México. Los de Somexfon se están pasando de
lanzas, por decirlo coloquialmente.”
Y remite a las mañas de Somexfon en el
pasado, según se asienta en el sitio wanaya.
la100rra.com.mx/2006/09/. l
Vázquez en Cabo San Lucas. Denuncia
A
g
u
s
t
í
n

P
a
r
a
d
a

G
u
z
m
á
n
Raúl Ochoa y Beatriz Pereyra
H
eredero del desastre
que dejó Carlos Her-
mosillo a su paso por
la Comisión Nacio-
nal de Cultura Física
y Deporte (Conade),
el exniño verde Ber-
nardo de la Garza rechaza que Mario Váz-
quez Raña tenga injerencia en el deporte
nacional y que sea indispensable consul-
tarle para la toma de decisiones.
También llama a la conciliación de la
burocracia deportiva, declina comprome-
ter un número de medallas en los próximos
Juegos Olímpicos y asegura que su princi-
pal compromiso, definido por el presiden-
te Felipe Calderón y no por Hermosillo, es
la masificación del deporte en México.
Sin embargo, mantiene la línea traza-
da por Hermosillo sobre el flujo de dine-
ro público al Comité Olímpico Mexicano
(COM), a pesar de que su presidente, Fe-
lipe El Tibio Muñoz, está inhabilitado por
la Secretaría de la Función Pública (SFP).
Fueron algunos temas que abordó De
la Garza, el pasado 16 de julio, en en-
trevista con Proceso.
–¿Cómo ve usted la injeren-
cia de Mario Vázquez Raña en
el deporte nacional? ¿Es positi-
va o dañina?
–En el tiempo que yo lle-
vo aquí te puedo decir que has-
ta este momento don Mario Váz-
quez Raña ha colaborado a que
esto funcione bien, sobre todo por
la fuerza que tiene en el Comité
Olímpico Internacional. En la cues-
tión doméstica, él no se mete.
E
d
u
a
r
d
o

M
i
r
a
n
d
a
El nuevo titular de la Conade, Bernardo de la Garza, revisa la si-
tuación del deporte amateur mexicano y de sus principales con-
flictos y retos. Asegura que Mario Vázquez Raña no decide las
políticas públicas del deporte, dice que busca terminar con la
querella entre dirigentes, defiende la entrega de dinero público
a Felipe Muñoz, se rehúsa a pronosticar un número de meda-
llas panamericanas y olímpicas en las próximas justas, y se fija
como prioridad la “masificación” del deporte.
–¿Usted ha consultado con él?
–Claro, hemos platicado con él y he
consultado también cosas con don Ole-
gario (su hermano), porque también es un
miembro que tenemos en el Comité Olím-
pico Internacional, y si queremos ganar la
sede de los Juegos Olímpicos de la Juven-
tud para Guadalajara, ¿cómo no vamos
a hablar con ellos? Es lógico que hables
con tus máximos apoyos para lograr ese
tipo de cosas buenas para México. Enton-
ces, Mario y Olegario Vázquez Raña son
piezas importantes para México en todo
lo que se refiere al deporte internacional.
Mal haríamos en no hablar con ellos.
–Concretamente, ¿qué aportan?
–Por ejemplo, nos apoyan en gestio-
nes para traer eventos internacionales.
Don Mario Vázquez Raña nos apoyó pa-
ra que podamos traer, el año que viene,
el Festival Olímpico del Bicentenario con
la palabra “olímpico”, sancionado positi-
vamente por el COI. Está el apoyo. No-
sotros tenemos interés en que el golf si-
ga creciendo por lo que representa Lorena
Ochoa para ese deporte y para el país.
Don Olegario nos ha dicho que tenemos
el apoyo para que se incorpore como de-
porte olímpico. Por supuesto, son perso-
nas de gran utilidad para el deporte mexi-
cano en el plano internacional.
“Y en el plano nacional, en tres meses
que llevo en el cargo lo que puedo decirles
es que se ha construido una ‘leyenda ur-
bana’ en torno a que ellos tienen una inje-
rencia directa operativa en el deporte mexi-
cano. Eso no es cierto. A veces me parece
que ha sido el pretexto más fácil para no
dar resultados deportivos: ‘No, es que no
se puede porque el comité, porque la Code-
me, porque las federaciones’. El gobierno
y el Estado tenemos suficientes herramien-
tas para hacer cosas positivas independien-
temente de todo, y a mí me parece que mu-
cha gente se ha escudado en eso ante la
falta de resultados, para decir: ‘no, es que
esas personas que tienen’... Y no es cierto.
La verdad es que yo creo que se han cons-
truido ahí leyendas urbanas para justificar
falta de resultados en otros tiempos.
–Lo que sostienen diversas personali-
dades del deporte nacional es que Mario
Vázquez Raña es el que mueve los hilos
en el COM…
–Él tiene una posición honorífica en el
COM. Por supuesto que tiene un peso es-
pecífico en el COM, de eso no hay duda,
y lo debe tener por lo que representa para
éste y para el COI, que de alguna mane-
ra es la máxima instancia para los comités
olímpicos de los países.
–Carlos Hermosillo llegó a recono-
cer que era obligatorio tener la anuencia
de Mario Vázquez Raña para las decisio-
nes que tomaran en el deporte. ¿Usted es-
tá de acuerdo?
–No, ahí sí difiero.
–¿Por qué?
–Desde mi punto de vista no ha sido el
caso. Porque, además, Mario Vázquez Ra-
ña es presidente de la Odepa (Organiza-
ción Deportiva Panamericana) y tenemos
los Juegos Panamericanos en Guadalajara.
Entonces, es una autoridad deportiva sobre
esos juegos. Por supuesto que hay espacios
en los que hay que ir trabajando conjunta-
mente con las autoridades del deporte, y en
este caso en particular de los Juegos Pana-
mericanos, la instancia internacional más
importante y más directa sobre los mismos
es presidida por un mexicano.
“El Tibio”
Se le plantea al entrevistado el caso de
Felipe Muñoz, inhabilitado por la Secretaría
de la Función Pública y, por lo tanto, impe-
dido para recibir recursos del erario.
–¿Por qué la Conade le sigue entre-
gando recursos a Muñoz?
–Ya hemos abordado ese tema. No-
sotros no le entregamos recursos a Feli-
pe Muñoz.
–¿Entonces a quién?
–Al Comité Olímpico Mexicano.
–¿Pero quién es la cabeza del COM?
La Auditoría Superior de la Federa-
ción (ASF) les hizo esa observación.
–Por las reglas de operación del 2007,
que no son las mismas de ahora.
–¿Qué le dijeron ustedes a la ASF?
–Eso que les estoy diciendo: está el te-
ma del proceso de la revisión, pero aho-
ra las reglas de operación permiten que le
demos recursos al COM. Durante mi es-
tancia aquí aún no le hemos dado recur-
sos, pero sí procedería que le diéramos.
–¿No le han dado recursos porque no
han comprobado gastos?
–Hay algún pendiente que tenemos de
comprobación con ellos.
–¿Cuánto?
–Les paso la cifra exacta.
–¿Eso no es impedimento para que
Conade le siga soltando dinero al COM?
–Si comprueba (los gastos) y está en
orden, no.
1709 / 2 de agosto de 2009 75
DEPORTES
–¿Cuánto le tendrían que asignar pa-
ra ejercer durante 2009 una vez que los
compruebe?
–También les paso la cifra exacta.
–Usted asegura que no se le ha dado
un solo peso al COM, por lo menos en lo
que va de su gestión…
–Estoy casi seguro, pero lo confirmo.
Yo no firmo los cheques.
–Pero sabemos que sí han soltado dinero.
–¿En estos dos meses?
–En lo que lleva usted al frente de
la Conade se le ha entregado dinero al
COM; hace poco se le dieron 6 millones
de pesos.
–Lo veo.
–Insistimos en el punto porque la ASF
está cuestionando el asunto y la sanción
podría ir de una inhabilitación a una des-
titución del cargo para quien autorice el
flujo de dinero. ¿Usted está consciente
del riesgo que podría asumir soltándole
recursos al COM con esta traba que hay?
–Nosotros no vamos a hacer nada que
no esté permitido por la normatividad.
Entonces, si le entregamos recursos lo
haremos porque lo hacemos con la total
tranquilidad de que es una cuestión ape-
gada a la normatividad. Si tenemos duda,
no lo vamos a hacer. Sí puede ser el ca-
so que nosotros creamos que se cumple
con la normatividad y justificarlo. Que a
nuestros argumentos jurídicos alguien le
dé una lectura distinta, pudiera pasar. Pe-
ro uno actúa apegado a la normatividad, a
la interpretación de las leyes.
–¿Entonces la ASF ya les dijo que esa
observación quedó solventada?
–También les puedo dar el reporte ac-
tualizado, pero yo sé que se han ido sol-
ventando todas las observaciones de la
ASF. Déjenme ver en qué estatus está esa
en particular.
–Si usted entra a la página en internet
de la Secretaría de la Función Pública va a
encontrar el nombre de Felipe Muñoz to-
davía inhabilitado.
–Viene a ser otra vez el tema de las
personas y las instituciones. Nosotros
apoyamos a instituciones, no a personas.
Las medallas
Las expectativas de Bernardo de la Garza
son, al menos, distintas de aquellas de su
predecesor Carlos Hermosillo, quien se
atrevió a pronosticar que la delegación
mexicana ganaría 40 medallas en los
próximos Juegos Panamericanos y 12 en
los olímpicos.
–¿Por qué no tiene usted una seguri-
dad como esa? –se le plantea.
–No creo que sea un tema de seguri-
dad. Simplemente nadie tiene la esfera del
futuro para poder asegurar eso. Pongo el
ejemplo de la clavadista Paola Espinosa:
estuvimos a 20 centésimas (de punto) de
quedar fuera de la final de clavados y a la
postre su doceavo lugar se convirtió en un
campeonato mundial para México.
“Únicamente lo pongo como un ejem-
plo de lo sensible que es el deporte de al-
to rendimiento. Las diferencias al final, en
muchos deportes, son mínimas. Entonces,
depende de muchas cosas y de muchas cir-
cunstancias. Lo que sí se puede hacer es
una evaluación previa e informar cuántos
atletas tenemos entre los mejores 10 del
mundo, antes de una competencia.”
Su respuesta es mucho más amplia
cuando se le pregunta cuál es la instruc-
ción precisa que recibió del presidente
Felipe Calderón cuando le encomendó la
dirección general de la Conade:
“Me puso mucho énfasis en que su
prioridad es la masificación. Pero lograr
el hábito en la práctica del deporte y lo-
grar con eso la masificación de la acti-
vación física no se da en el corto plazo.
Transformar una generación de deportis-
tas de alto rendimiento con aspiración a
que sea más competitiva tampoco se da
en el corto plazo.
“Los resultados recientes de la Olim-
piada Nacional Juvenil nos indican que,
salvo algunas excepciones, difícilmente
la mayoría de los que triunfaron en esa
justa van a llegar a los Juegos Olímpicos
de Londres. Ellos van a llegar después.
Son procesos largos, pero hay que estar
desde ahorita trabajando con esas gene-
raciones, para que cuando llegue el año
2016 se tenga una base más amplia de
la que tenemos hoy, porque hay que re-
conocer que seguimos siendo todavía un
poco más dependientes de lo que quisié-
ramos de alguna disciplina y de algunos
atletas.”
Enseguida pone el ejemplo de la Uni-
versiada, donde “las medallas caen prác-
ticamente en tres disciplinas: tiro con ar-
co, clavados y taekwondo, y lo mismo
ocurrió en (los Juegos Olímpicos de) Bei-
jing”. Por ese motivo, dice, es necesario
“desarrollar nuestros talentos, que poda-
mos ampliar nuestro portafolio compe-
titivo y llegar a torneos internacionales
siendo competitivos, no en tres o cuatro
disciplinas, sino en seis, siete u ocho”.
Hasta ahora, prosigue, “tenemos cam-
peones mundiales juveniles de boxeo,
campeones mundiales juveniles de tiro
con arco, campeones mundiales juveni-
les de canotaje, subcampeona mundial en
marcha... Yo creo que se empieza un poco
a abrir ese panorama favorable al deporte
mexicano de alto rendimiento”.
En cuanto a la masificación, De la
Garza afirma que ya se empiezan a ver
más competencias de niveles municipal y
estatal, lo que en apariencia es un mayor
compromiso con la activación física, “al
menos en un sector de la sociedad”.
Y explica que si bien la educación físi-
ca depende de la Secretaría de Educación
Pública, la Conade tiene que ser más “pro-
Octavio Gómez
Olegario y Mario. “Peso internacional”
76 1709 / 2 de agosto de 2009
activa” en su colaboración con esta depen-
dencia “para buscar programas piloto, me-
dir e ir dando resultados en el indicador,
por ejemplo, de la obesidad infantil”.
Detalla: “Nosotros queremos arran-
car proyectos piloto en septiembre. Es-
tamos un poco a contrapelo del tiempo,
pero hacemos un gran esfuerzo por arran-
car algunos programas piloto, particular-
mente en las escuelas, en las que fortalez-
camos mucho el tema de la activación de
los niños... Si logramos arrancar esa prue-
ba piloto, y yo espero que la podamos es-
tablecer en septiembre, estoy seguro que
para febrero o marzo podremos tener ta-
blas con indicadores muy claros de cuáles
han sido las reacciones y los cambios en
los hábitos de esa población, que es más
fácil atender”.
–¿Qué programa es y en cuántas es-
cuelas se pretende aplicar?
–Mi planteamiento inicial es hacerlo
en 500 escuelas de todo el país. Tampo-
co se trata nada más de activar (a los estu-
diantes). Las escuelas de tiempo comple-
to tienen otra característica importante:
los alumnos comen ahí. Entonces la nu-
trición y la activación tienen que ir de la
mano, se tienen que hacer esfuerzos inte-
grales porque aisladamente no vas a obte-
ner los resultados que se persiguen. En-
tonces, ya el DIF ha hecho un esfuerzo
muy grande por cambiar la calidad y el
contenido de los desayunos escolares.
“A eso hay que sumarle la parte de la
activación física y hay que sumarle la par-
te del segundo alimento del día, que en la
mayoría de los casos lo proveen las pro-
pias mamás. Entonces habría que platicar
con las mamás. Nosotros vamos a impul-
sar y a darle mucho seguimiento a que la
cuestión de la activación física sea más
aeróbica de lo que tradicionalmente ha si-
do, que tenga variedad y sea atractiva pa-
ra que el alumnado la haga con gusto y
generemos ese hábito positivo de la acti-
vación en esa población controlada.”
–Si la masificación es el principal ob-
jetivo del presidente Calderón, ¿qué por-
centaje del presupuesto histórico que se le
asignó a la Conade para este año lo va a
invertir en la masificación?
–Como tú lo sabes, el tema presupues-
tal no es una decisión del Ejecutivo, sino
del Legislativo.
–¿Cuánto les dio el Legislativo para
masificación?
–En este presupuesto, 2 mil 200 mi-
llones, de 3 mil 500 millones (en núme-
ros cerrados), son para infraestructura. La
verdad es que no tenemos el presupuesto
destinado a la masificación, aunque la in-
fraestructura es parte de la masificación
también.
“¿Por qué no utilizamos mejor la in-
fraestructura que tenemos, por ejemplo,
en las escuelas? En España la infraestruc-
tura escolar es una estructura comunitaria
y acá muchas veces se le pone candado el
viernes en la tarde y se le quita el lunes en
la mañana.
Deporte fracturado
Uno de los temas que le incumben a De
la Garza como dirigente de la Conade es
el franco deterioro de las relaciones insti-
tucionales en los principales organismos
del deporte amateur en México. Se le
pregunta por los problemas en los que se
han metido Alonso Pérez, Felipe Muñoz
y Carlos Hermosillo.
–Es sabido que hay un distanciamien-
to desde hace tiempo entre la Codeme y
el COM. Ojalá con el tiempo empiece a
desaparecer ese distanciamiento, porque
a nadie le conviene. Independientemen-
te de esa realidad, ambos han colaborado
con nosotros en estos meses de una mane-
ra muy importante, por ejemplo en el te-
ma del atletismo. Éste no se hubiera podi-
do resolver sin la colaboración de ambos.
“Creo que hemos encontrado, con res-
peto, un espacio muy importante en don-
de coincidimos en que hay que colaborar
y que somos un equipo, (además de) que
cuando viene la hora de juzgar todos o va-
mos a estar satisfechos con los resultados
o vamos a tener que pagar los platos ro-
tos, de no haber logrado entre todos con-
ducir esto de la mejor manera posible.”
–Pero ya va sexenio y medio de broncas
y pleitos en tribunales entre las máximas
instancias del deporte aficionado del país.
¿Cuál es el diagnóstico que tiene usted?
–Una de las cuestiones que se pue-
de fortalecer mucho es la de los procedi-
mientos que existen para dirimir conflic-
tos, porque hoy, como ustedes lo señalan,
estamos llenos de procesos judiciales y de
amparos en muchos lados.
“Eso se da porque no hay una claridad
en los procesos para dirimir conflictos e
incluso algunas determinaciones de la pro-
pia CAAD, que es la instancia legal para
dirimir controversias (pero que) no ha te-
nido la fuerza ni la vinculatoriedad en sus
fallos para que se cumplan, con el fin de
que fuera ese el órgano de resolución de
conflictos. Entonces, yo creo que ahí hay
que pensarse eso, mecanismos más claros
y más prácticos para dirimir conflictos.”
–¿Usted impulsará el proyecto de
Carlos Hermosillo y el COM de desapa-
recer a la Codeme, porque según ellos ya
no tiene razón de existir y está rebasada?
–Si tiene o no tiene razón de existir
eso, cada quien podrá juzgarlo, pero…
–¿Usted que opina? Usted puede de-
cir: “Yo quiero meter una iniciativa en la
que argumente que la Codeme sale so-
brando, que está de más”.
–Nosotros no estamos ahorita pensan-
do en eso.
–¿Pero la Codeme está de sobra?
–No se trata de juzgar al órgano en sí,
sino a las funciones, y ese árbitro tiene
que existir.
–¿Están justificadas las funciones de
la Codeme?
–Si desapareciera la Codeme, alguien
se tiene que quedar con esas funciones.
Ni modo que nadie tenga las funciones
del registro de las federaciones. l
Octavio Gómez
Hermosillo. Nefasta administración
1709 / 2 de agosto de 2009 77
DEPORTES
Al Gobierno del Distrito Federal no le importó ir
contra su palabra. El año pasado, emitió una De-
claratoria de Patrimonio Cultural Intangible de los
Juegos de Pelota de Origen Prehispánico… Pero
la madrugada del jueves 9 de julio fueron des-
truidas, por órdenes oficiales, las instalaciones
conocidas como Pasajuego Balbuena –en la dele-
gación Venustiano Carranza– , en las que desde
hace medio siglo se practicaba el juego de pelota
tarasca y mixteca. Tampoco lo inhibió el hecho
de que estuviera en pláticas con los afectados
y de que hubiera solicitudes de la Comisión de
Derechos Humanos del Distrito Federal para no
tocar ese espacio cultural deportivo…
E
n la madrugada del 9 de ju-
lio, personal bajo las órde-
nes del Gobierno del Dis-
trito Federal destruyó las
cinco canchas en don-
de, desde hace 59 años,
se practicaba el juego de pelota tarasca y
mixteca y arrasó con baños, bodegas, gra-
das y techumbres de ese espacio deportivo.
De acuerdo con Cornelio Ignacio Pérez
Ricardos, miembro de la Asociación Mexi-
cana de Jugadores de Juegos de Origen Pre-
hispánico, A.C. (AMJJOP) y presidente de
la mesa directiva de la Pelota Mixteca de
Hule en el Distrito Federal, las autoridades
Cristina Amador
Golpe
del GDF
al deporte prehispánico
se apropiaron de ese espacio, conocido co-
mo Pasajuego Balbuena, ubicado en la co-
lonia Del Parque de la delegación Venus-
tiano Carranza. El motivo: construir en ese
predio instalaciones policiacas.
El mismo dirigente de los peloteros de-
nuncia que el gobierno de Marcelo Ebrard
los engañó porque dos días antes de la de-
molición tuvieron una reunión en la que
se planteó el problema y habían acordado
volverse a encontrar el 10 de julio.
Dice que en esa sesión de trabajo,
efectuada el 7 junio, el gobierno capita-
lino les planteó “como única alternati-
va” reubicar las instalaciones deportivas
y culturales en un camellón de la calza-
da Ignacio Zaragoza, y les ofreció la op-
ción de que construyeran ahí una cancha
de 90 metros, así como otra de menores
dimensiones para las prácticas, unas au-
las y graderías. Incluso las autoridades les
mostraron unas ilustraciones, relata el re-
presentante de la AMJJOP.
Pero la propuesta, explica, fue rechaza-
da por razones técnicas. Enumera las prin-
cipales: la ubicación oriente-poniente im-
pediría a los jugadores ver la pelota; la
extensión de la canchas era inadecuada pa-
ra las necesidades del juego, y, en suma, el
hecho de realizar encuentros en el camellón
de Zaragoza sería peligroso porque una pe-
lota (compuesta de hule sólido de 930 gra-
mos) podría librar la malla ciclónica y pro-
vocar accidentes a los automovilistas.
Ante la falta de acuerdo, los represen-
tantes del gobierno capitalino se compro-
Octavio Gómez
78 1709 / 2 de agosto de 2009
metieron a continuar el diálogo para el día
10, pero ya no fue posible. La madrugada
del 9 los traxcavos demolieron las instala-
ciones del Pasajuego Balbuena.
Pero eso no es todo. Desde el 9 de
marzo la Comisión de Derechos Huma-
nos del Distrito Federal (CDHDF) solicitó
al gobierno de Ebrard medidas precauto-
rias “de conservación de las instalacio-
nes del Pasajuego Balbuena”, entre ellas
evitar “cualquier acto que afecte el uso”
de este espacio cultural y deportivo has-
ta que se resuelva la petición hecha por la
AMJJOP al jefe de gobierno del Distrito
Federal para que el sitio sea declarado Es-
pacio Abierto Monumental.
Consumada la demolición, la CDHDF
emitió un nuevo oficio, dirigido al subse-
cretario del gobierno capitalino, Juan Jo-
sé García Ochoa, en el cual le recuerda
que las medidas precautorias solicitadas
no fueron atendidas, por lo que le solicita
suspender las obras en el Pasajuego Bal-
buena “mientras no se llegue a un acuerdo
con los miembros de la AMJJOP”.
Le pide también devolver el material
que la asociación tiene almacenado en las
bodegas de las instalaciones demolidas,
así como evitar cualquier acto de intimi-
dación o agresión contra los miembros de
esa organización deportiva.
Ante el silencio de las autoridades, el
23 de julio la AMJJOP solicitó por escri-
to una audiencia a Ebrard “con carácter
de urgente”.
En el documento le dicen al jefe de go-
bierno: “Como usted ya debe saber, el día
9 de julio de 2009 maquinaria de demoli-
ción ingresó y destruyó completamente el
Pasajuego de Balbuena, pese a que existía
una Declaratoria de Patrimonio Cultural
Intangible de los Juegos de Pelota de Ori-
gen Prehispánico que usted emitió el 27 de
octubre de 2008. De esta manera brutal, se
interrumpió una larga historia de los juegos
de pelota mixteca y tarasca en la Ciudad de
México de por lo menos 59 años.”
Hasta el 31 de julio Ebrard no había
respondido.
Un juego tradicional
El juego de pelota tarasca y mixteca en el
Distrito Federal se empezó a jugar en esta
capital en 1929 en un campo situado en la
calle de Héroes, muy cerca de la estación
del metro Hidalgo.
En 1936 se hizo una exhibición en el
Frontón México y posteriormente comenzó
a tomar fuerza en varios rumbos de la ciudad.
Sin embargo, fue hasta 1950 cuando,
con la autorización del gobierno capitalino,
migrantes oaxaqueños, michoacanos y gue-
rrerenses adecuaron los terrenos que hoy es-
tán en litigio y construyeron el Pasajuego
de Balbuena en una extensión de aproxima-
damente una hectárea mediante trabajo co-
munitario (conocido como tequio) sobre la
calle de Cecilio Robelo, en la colonia Del
Parque, delegación Venustiano Carranza.
El juego de pelota mixteca tiene sus
orígenes en el estado de Oaxaca y se prac-
tica en poblaciones de la zona mixteca, de
los valles centrales y de la costa. Se jue-
ga con la mano cubierta con un guante de
cuero, con vendas o con una tabla, según el
material de la pelota utilizada, que puede
ser de hule, de forro o de esponja. La can-
cha de juego, llamada pasajuego o patio, es
de tierra y debe medir de 10 a 11 metros de
ancho por 100 o más de largo, aunque va-
ría de acuerdo con el tipo de pelota.
La pelota tarasca se juega en la región
sureña de Michoacán (Huetamo, San Lu-
cas, Tiquicheo), en la zona norte de Gue-
rrero (Ciudad Altamirano, Cutzamala,
Santa Teresa) y en el Estado de Méxi-
co (Bejucos, Luviano, Palmar Chico, Te-
jupilco). Sus canchas tienen de 90 a 120
metros de largo por 11 metros de ancho.
En este caso la pelota es similar a la
que se usa para la práctica del tenis; an-
tes era de hule, y los jugadores utilizan
un puño o palillo de aproximadamente
15 centímetros de largo para dar un golpe
más contundente.
Demolición de madrugada
1709 / 2 de agosto de 2009 79
DEPORTES
80

1709 / 2 de agosto de 2009

De Manuel Compeán Palacios
Señor director:
Con relación al texto recientemente publicado
por su revista acerca de las afirmaciones del ciuda-
dano español José María Siles (Televisa-Peña Nieto:
El escándalo de Estambul, Proceso 1708, página
42), hago las siguientes precisiones:
–José María Siles fue contratado como enviado
especial por honorarios (free lance) por Noticieros
Televisa, el viernes 13 de marzo del 2009, para
cubrir el Foro Mundial del Agua en Estambul,
Turquía, que organiza la UNESCO. En la realiza-
ción de este tipo de coberturas internacionales,
Noticieros Televisa contrata rutina-
riamente los servicios de periodistas
independientes (free-lance). En
eventos internacionales como el
Foro Mundial del Agua, damos
siempre cobertura a las figuras
mexicanas de mayor relevancia: po-
líticos, líderes sociales, académicos
e intelectuales. Este fue el caso de la
asistencia del gobernador del Estado
de México al Foro Mundial del Agua
en Estambul, que por la problemáti-
ca del agua en su entidad representa
un tema de interés periodístico.
–Por este trabajo y conforme a los estándares
internacionales, Noticieros Televisa pagó al señor
Siles viáticos, hospedaje, transporte, alimentación
y honorarios. Se anexa copia de las transferencias
bancarias que se le enviaron al señor Siles por un
total de 8 mil 766 euros. Este monto incluye los
honorarios del señor Siles con base en la tarifa
previamente acordada y que corresponde a 650
dólares por nota.
–El señor Siles, a su regreso de Estambul,
intentó sorprender a Noticieros Televisa al solici-
tar el pago de su trabajo con base en una tarifa
superior a la que se había pactado originalmente
–650 dólares por nota–. Esta solicitud fue tajante-
mente rechazada por el director de Información
Internacional de Noticieros Televisa, quien con
base en el acuerdo original solicitó se realizara el
pago correspondiente. Es falso que Televisa no
haya pagado, como afirma el señor Siles en su
sitio de internet. El señor Siles mintió y difamó a
Televisa.
–El señor José Luis Arévalo, director de
Información Internacional de Noticieros Televisa,
realizó un viaje a Bruselas (febrero 2009) donde
tuvo oportunidad de convivir con varios periodistas
mexicanos y extranjeros. En ese encuentro, el se-
ñor Siles proporcionó al señor Arévalo un folleto de
su “Agencia”, y ofreció sus servicios “profesionales”
a Noticieros Televisa. En la contratación del señor
Siles, el señor José Luis Arévalo jamás realizó los co-
mentarios políticos que le atribuye el señor Siles.
Con base en los siguientes testimonios, hoy
sabemos, tardíamente, que al señor Siles le pre-
cede fama de deshonesto, extorsionador, defrau-
dador, usurpador de funciones, mentiroso y hasta
acosador en su práctica laboral. Aquí, a manera
de anecdotario, como él dice, algunas evidencias:
–Telemadrid. El director de Informativos,
Agustín de Grado, confirma por escrito que el
señor José María Siles realizó para este canal
español tres enlaces en directo en octubre de
2008. Después de ello nunca más le fue solicitado
servicio alguno pues intentó cobrar más de lo que
habían acordado (anexo correo electrónico del
director De Grado).
–TVConnections. Esta empresa de
venta y renta de equipo y material te-
levisivo, basada en Bruselas, demandó
a la empresa Almira Communication,
cuyo director y propietario es el señor
José María Siles Martínez, por incum-
plimiento del pago de 16 mil 391.11
euros (anexo correo electrónico del
abogado de la empresa confirmando
la demanda).
–Canal Sur (televisión de
Andalucía). El corresponsal de esta
televisora en Bruselas, Gabriel García,
confirma que el señor Siles se hizo pasar de forma
indebida como el representante de Canal Sur
en Bruselas para obtener subsidios que otorga la
Comisión Europea a productoras de televisión. El
señor Gabriel García demostró en su momento
ser el legítimo representante de Canal Sur. Al mis-
mo tiempo, RTBF (Televisión Estatal Belga) y EBU
(European Broadcasting Union) hicieron gestiones
para que el señor Siles no obtuviera ningún fondo
público para producción televisiva por parte de la
Comisión Europea (anexo testimonio grabado y
autorizado por Gabriel García).
–Existen registros de que el señor Siles abusó
y acosó laboralmente a varios de sus subordi-
nados y colaboradores. La señora Judith Cañas,
productora de Televisión Española (TVE) en
Bruselas, manifestó su intención de demandarlo
ante una corte de Bélgica, motivo por el cual TVE
lo removió de esa oficina y lo asignó a la mesa de
redacción en Madrid (anexo testimonio grabado
y autorizado de Judith Cañas).
–Videohouse. El director general Walter Van
der Sdukken confirma que esta empresa de pro-
ducción televisiva, basada igualmente en Bruselas,
le prestó a José María Siles servicios de grabación,
edición y transfer a internet de dos videos en
diciembre del 2008. Estos trabajos representaron
un monto de 4 mil 373 euros, que el señor Siles
no pagó por más de seis meses. Hoy mantiene un
Sobre “Televisa-Peña Nieto:
El escándalo de Estambul”
adeudo por más de 3 mil euros a esta empresa.
–Alice Productions. Esta empresa productora
confirma que el señor José María Siles intentó
ofrecer servicios de producción televisiva, desde
Bruselas, a distintos canales autonómicos espa-
ñoles, haciéndose pasar por representante de esa
casa de producción. Este intento de atribuirse
funciones que no le correspondían no se concretó
porque estos canales televisivos confirmaron con
Alice Productions que el señor Siles no era su
representante.
Pongo a su disposición correos electrónicos,
documentos, grabaciones autorizadas y trans-
ferencias que sustentan los puntos previamente
señalados.
A la luz de este historial, es claro que
Noticieros Televisa se equivocó al depositar su
confianza y credibilidad en un individuo como el
señor Siles. Como usted sabe y seguramente le ha
pasado, dependiendo del acceso y disponibilidad,
en ocasiones recurrimos a la colaboración de in-
formadores independientes con quienes hablamos
de buena fe sin muchas veces tener tiempo de
verificar sus trayectorias individuales. Imaginamos
que de haber sabido las irregularidades que mar-
can la vida “periodística” del señor Siles, usted
tampoco le habría permitido una denuncia sin
cuestionarle sus verdaderas motivaciones. José
María Siles nos engañó a todos.
Noticieros Televisa es una institución de talla
internacional que cotidianamente realiza opera-
ciones con decenas de corresponsales, cadenas
televisoras y agencias de noticias en el mundo
entero y que nunca –se subraya nunca– había
enfrentado una situación de intento de fraude,
extorsión, difamación y abuso como la que hoy
vemos en el proceder del señor José María Siles.
Atentamente
MANUEL COMPEÁN PALACIOS
Director general corporativo
de Comunicación de Televisa
De Martí Batres Guadarrama
Señor director:
En relación al comentario que hace Rosalía
Vergara acerca de mi carta aparecida en el núme-
ro 1708 de la revista Proceso, le suplico a usted
publique la presente, pues de ninguna manera
avalo lo que dice la citada reportera ni lo que afir-
man sus informantes “claramente identificados”,
como ella trata de dar a entender.
De hecho el reportaje de dicha periodista refle-
ja simplemente la opinión del grupo político derro-
tado en la elección de Iztapalapa, el cual pretende
reducir los acontecimientos de esa demarcación
a un simple operativo de programas sociales. Sin
embargo, detrás del resultado electoral del pasado
5 de julio se encuentra el despojo de una candida-
tura, la imposición de un tribunal electoral, el des-
gaste de un grupo gobernante, una larga historia
de organización y lucha en aquella región y, sobre
PALABRA DE LECTOR

1709 / 2 de agosto de 2009 81
A LOS LEC TO RES
1. Toda car ta de be rá pre sen tar nom bre y
fir ma de su au tor, fo to co pia de una iden ti-
fi ca ción, di rec ción y, en su caso, te lé fo no.
Si el re mi ten te no de sea pu bli car su do mi-
ci lio o su nú me ro te le fó ni co, de be rá in di-
car lo; de lo con tra rio, ta les da tos se rán di-
fun di dos.
2. Ninguna car ta de be rá te ner una ex ten-
sión ma yor de cuar ti lla y me dia (hoja y
me dia ta ma ño car ta a do ble es pa cio).
3. La co rres pon den cia no de be rá acom-
pa ñar se con do cu men tos pro ba to rios; se
pu bli ca rá con for me a su tur no de lle ga-
da, y po drá ser en via da por co rreo, en tre-
ga da per so nal men te o trans mi ti da por el
si guien te nú me ro de fax: 56-36-20-55.
4. La sec ción Palabra de Lec tor cie rra los
miér co les de cada se ma na.
todo, el castigo de un electorado combativo y de
izquierda a un grupo político que hizo de la lucha
contra Andrés Manuel López Obrador su obsesión.
Con todo respeto, lo demás son justificaciones de
quienes no saben asumir las consecuencias de sus
propias conductas.
Sin otro particular, le envío un cordial saludo.
Atentamente
MARTÍ BATRES GUADARRAMA
Secretario de Desarrollo Social
del Gobierno del Distrito Federal
Alerta contra los “fraudes” de Infonavit
y sus constructoras “en todo el país”
Señor director:
Me permito solicitarle la publicación de la si-
guiente carta para denunciar uno de los miles de
fraudes que está cometiendo el Infonavit con la
vivienda de los trabajadores.
En la Unidad Habitacional Cedros, del
Consejo Agrarista Mexicano, delegación
Iztapalapa, 400 familias adquirimos un departa-
mento a fines de 1999. En 2004, en uno de los
edificios aparecieron pequeñas grietas que con
el paso del tiempo se convirtieron en verdaderos
boquetes.
Se exigió al Infonavit revisar los daños y, en
su caso, reclamar el seguro contratado con Grupo
Nacional Provincial, el cual es descontado al tra-
bajador mensualmente.
La empresa Ingeniería de Servicios para la
Industria del Seguro, S.A. de C.V., respondió el
9 de octubre de 2007 que los asentamientos
diferenciales no entraban en las cláusulas del
mismo y que, por lo tanto, los daños no podían
ser cubiertos, en tanto que el Infonavit expuso en
el comunicado CDF/GDV/0319/06 que no podía
hacer ninguna gestión al respecto.
Solicitamos en seguida la intervención de la
Secretaría de Protección Civil del Gobierno del
Distrito Federal para inspeccionar los 10 edificios
de la unidad, y después de un peritaje realizado
por el ingeniero Felipe Villaseñor Gutiérrez, di-
rector de Seguridad Estructural de la Secretaría
de Obras y Servicios, el 27 de agosto de 2007 se
notificó al secretario de Protección Civil, mediante
un comunicado, lo siguiente:
“…la estructura no es capaz de soportar los
efectos por carga horizontal (…) En conclusión,
los edificios de la Unidad Habitacional Cedros no
cuentan con las condiciones mínimas de seguri-
dad estructural que establece el Reglamento de
Construcciones para el Distrito Federal de 1993,
ordenamiento que estaba vigente a la época en
que fueron construidos. Toda vez que los edificios
se encuentran en alto grado de vulnerabilidad,
éstos deberán reforzarse, debiendo cumplir con
el actual Reglamento de Construcciones para el
Distrito Federal.”
El mismo mes, los inquilinos fuimos evacua-
dos por Protección Civil.
A partir de entonces, y con el apoyo del jefe
de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard
Casaubón, hemos asistido a innumerables reunio-
nes y mesas de trabajo para tratar de solucionar
el conflicto entre las partes, es decir: acreditados,
Constructora Concord, S.A. de C.V., e Infonavit,
sin que a la fecha se haya resuelto nada. En pri-
mera instancia, se decidió llegar a un arreglo para
que la empresa y el instituto repararan el daño,
ya fuera con la reubicación de los afectados o con
el reforzamiento del edificio, más una indemniza-
ción por daño moral y económico.
Ahora el problema radica en que el Infonavit
se deslinda de su responsabilidad, mientras mu-
chos de los que vivíamos en la unidad fuimos
obligados (por las condiciones mismas de los edi-
ficios) a dejar nuestro hogar. Aún hay acreditados
a los que, después de más de dos años de la eva-
cuación, se les descuentan sus pagos por nómina.
A los acreditados que pagábamos directa-
mente al Infonavit mediante una cuenta bancaria,
como es mi caso, los intereses moratorios se han
incrementado de manera onerosa y despropor-
cionada luego de que suspendimos la cobertura
de las mensualidades porque el subgerente de
Desarrollo de Vivienda, licenciado Luis Estala
Álvarez, nos aseguró que la deuda se congelaría
hasta que fuera reparado el daño.
En reiteradas ocasiones, el licenciado Estala
nos ha citado para arreglar innumerables ano-
malías con las cuentas de cada uno de los acre-
ditados, y siempre hemos acabado sin ninguna
solución.
En cuanto a la constructora, solamente he-
mos recibido propuestas que rayan en la burla,
como la de maquillar los edificios, es decir, repa-
rar sólo pisos y cuarteaduras. Luego propuso arre-
glar únicamente el primero y el segundo pisos,
cuando los edificios constan de cinco niveles, sin
reforzar la cimentación.
Instituciones serias como la UAM y el IPN han
participado en los peritajes, y todos concuerdan
en que hubo mala calidad de los materiales, pési-
ma construcción y falta de supervisión, por lo que
se requiere la reparación y reforzamiento de los
edificios desde su cimentación.
Ante la ausencia de una respuesta favo-
rable, se levantó la averiguación previa FDF/
TT3/670/07-09 en la Fiscalía Central de
Investigación para Delitos Financieros, regis-
trada en la Agencia Investigadora “A”, Unidad
de Investigación A-1, contra la Constructora
Promotora Concord, S.A. de C.V., y contra quien
resulte responsable.
El proceso está a punto de llegar a las con-
signaciones, pero eso no garantiza una solución,
pues los propietarios de la empresa constructora
siguen teniendo nexos con el Infonavit, sólo que
con otra razón social, para seguir defraudando a
la sociedad mexicana con sus edificaciones fuera
de toda norma de construcción.
Por lo anterior, señor director, le solicito que,
por medio de la revista Proceso, se informe a la
sociedad mexicana no sólo de nuestro caso, sino
de lo que están padeciendo miles de familias afec-
tadas en toda la República Mexicana por los frau-
des en que incurren tanto las constructoras como
el Infonavit. (Carta resumida.)
Atentamente
LUZ MARÍA PÉREZ GUTIÉRREZ
Acusa a Hacienda de jinetearle
su devolución de impuestos
Señor director:
La presente es con el fin de denunciar que la
Secretaría de Hacienda y el SAT siguen jineteando
el dinero de los contribuyentes, pues no me han
devuelto mi saldo a favor del ejercicio de 2008.
Desde luego, tampoco me han enviado un
requerimiento donde indiquen la causa de que
aún no me depositen, ni se han comunicado a mi
correo electrónico para que, si fuere el caso, haga
yo una declaración complementaria.
Por estar pagando un crédito hipotecario
que genera intereses deducibles de impuestos, y
por necesitar ese dinero, pelearé su recuperación,
como ocurrió hace cinco años, luego de que
Hacienda retuvo mi devolución durante cuatro
años. Entonces, sólo después de publicar mi re-
clamo en Proceso pude rescatar mi saldo a favor
del año 2000.
Por último, le recuerdo al señor Carstens que
más perjuicio se causa a la nación protegiendo a
consorcios empresariales que evaden al fisco, le
recomiendo impulsar una reforma fiscal integral
y le exijo devolver los saldos a favor o, por lo
menos, comunicarse con los interesados. (Carta
resumida.)
Atentamente
ÓSCAR MANUEL LÓPEZ REYES
lorey67@hotmail.com
LORO6712317H8
82

1708 / 26 de julio de 2009

Intereses relacionados