Está en la página 1de 5

La producción nacional ha mostrado una tendencia de crecimiento a la baja desde hace casi 2 años

(Feb 2011), alcanzando un nivel de variación anual bajísimo en marzo 2013 (3.01%) no registrado
desde octubre 2009 (1.6%). Ello se debió a tanto factores externos como internos.
En el caso de los factores externos tenemos que nuestros principales socios comerciales como la
Unión Europea, EEUU y China (los cuales explicaron casi el 50% de las exportaciones 2012) han
crecido menos de lo esperado o caído en recesión y demandan menos materias primas -para la
producción- o manufacturas -para consumo final- del país. Por ejemplo, la Unión Europea, cuya
crisis de deuda iniciada en 2011 ha ocasionado que perdieran el ritmo de recuperación luego de la
crisis financiera 2008-09. Así la Zona Euro redujo su nivel de crecimiento el 2011 con respecto al
2010 en 0.5 p.p (1.9% vs 1.4%), registró una recesión del -0.6% el 2012 y muy probablemente
sufrirá otra de -0.3% el 2013, según el FMI.
Otro caso similar es EEUU, el cual si bien incrementó en 0.4 p.p su crecimiento del año 2012 (1.8%)
respecto al 2011 (2.2%), aun no recupera sus tasas de expansión pre crisis.
China, por su parte, ha moderado su crecimiento, alcanzando niveles del 9.3% el 2011 y 7.8% el
2012 (proyectándose un 8% para el 2013). De esta manera, China ya no registra más tasas de
crecimiento promedio anual del 10.5% a las cuales nos tenía acostumbrado la década pasada.
Por factores internos, tenemos que el año 2011 fue un año electoral en el cual hubo mucha
incertidumbre por parte del empresariado acerca del rumbo económico que tomaría el país. Esto
detuvo y pospuso muchas inversiones que si bien se ejecutaron el 2012, no compensaron el
deterioro del ambiente externo.
Con respecto al caso puntual de los meses febrero y marzo del presente año, se puede afirmar que
estos han sido meses en los cuales ha habido menos días laborables disponibles. Febrero contó
con 1 día calendario menos que el año pasado, lo que sumado a los 2 días de feriado largo
otorgados al sector público, explicaron parte del menor resultado del mes. Por otro lado, marzo
contó con 2 días laborables menos al celebrarse la semana santa los días 28 y 29 del mes, a
diferencia del año pasado que se celebró los días 5 y 6 del mes de abril.
En un contexto económico internacional de bajo crecimiento, estos hechos ocasionaron que la
expansión del PBI durante esos meses sea menor.


La producción de electricidad, indicador proxy del crecimiento del PBI, muestra el mismo
comportamiento de la producción. Sin embargo, su alto crecimiento en abril da una noción de
recuperación de la economía.

El entorno económico mundial de bajo crecimiento o recesión ha mermado las exportaciones
tradicionales y no tradicionales. Esto aunado a la tendencia a la baja del tipo de cambio la cual ha
reducido los márgenes de ganancia de las exportaciones y fomentado su caída.


La importación de bienes de capital y de insumos, los cuales se usan en el proceso productivo, son
un reflejo de la menor expansión de la producción. Al estar creciendo a un menor ritmo, por los
factores ya mencionados, la economía requiere de menor cantidad de factores de producción.

El uso de la capacidad instalada está en total correlación con el crecimiento del PBI. Su menor uso,
en este caso, implica una reducción de la producción a causa de una menor demanda interna y
externa.
50
55
60
65
70
75
80
Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Set. Oct. Nov. Dic. Ene. Feb.
Uso de capacidad instalada
PROCESADORES DE RECURSOS PRIMARIOS MANUFACTURA NO PRIMARIA TOTAL