LOS DIEZ ATRIBUTOS DE LA INTELIGENCIA EJECUTIVA

¿ Cómo se convierte en un eecutivo emocion!"mente inte"i#ente$
La adquisición de los atributos de la inteligencia ejecutiva puede llenar toda una
vida de trabajo ordenado, con caídas y rectificaciones. Lo más maravilloso de la
conducta humana es nuestra capacidad de dominar el juicio prudente, que es,
además, la más difícil de las tareas humanas. Nuestra manera de recuperarnos y
de aprender de nuestros errores nos permite ser quienes somos ante los ojos de
la sociedad.
%& L! !ctitu' "i(re 'e uicios 'e v!"ores) S!c!r ! re"ucir "o meor 'e "os
'em*s&
Este es el primer atributo del ejecutivo emocionalmente inteligente y significa en
primer lugar y por encima de todo aceptar a cada individuo sobre la base de lo que
ste ofrece en el momento presente, y no en función de lo que piensen los demás
que pueda haber sucedido en el pasado.
!ratan a la persona con cortesía y con respeto, con una actitud de inters y de
apoyo. "ada ve# que los presentan a alguien lo consideran un honor, y se acercan
a la nueva persona con una actitud abierta ante las posibilidades que puede
brindar una nueva relación personal.
+& L! ,erce,tivi'!') A-u'!r ! "os 'em*s ! .ue se com,ren'!n ! s/ mismos&
Los ejecutivos emocionalmente inteligentes son perceptivos y comunican esta
perceptividad de una manera eficiente. "omprenden a los demás y, con la
sabiduría que les otorga su e$periencia, les ayudan a comprenderse a sí mismos,
haciendo que se sientan valorados.
La perceptividad se desarrolla con el tiempo al ir e$plorando este terreno de la
conciencia y se adquiere con la intención sincera de ayudar a los otros a
entenderse a sí mismos.
0& L! sinceri'!') 1oment!r "! 2onr!'e3 #enuin!&
El tercero de los rasgos es la sinceridad, que significa e$presar con honrade# los
propios sentimientos e intensiones.
%l ser vera#, franco y directo el ejecutivo emocionalmente inteligente enuncia los
objetivos con claridad y con precisión. No hay enga&os, ni falsedades ni
hipocresías. La persona privada es, en esencia, la misma que la personalidad
publica' Es natural y autntica.
4& L! ,resenci!) Asumir "! res,ons!(i"i'!' ,erson!"&
El cuarto rasgo se puede describir con el nombre de apertura ante cualquier
hecho o sentimiento que se presente en un momento dado. (ncluso cuando los
sentimientos se acaloran, la actitud abierta puede ayudar a que los que están
alterados a e$presar sus emociones trabajando hacia una solución final.
Los ejecutivos emocionalmente inteligentes se ocupan personalmente de los
problemas que corresponden a sus niveles de responsabilidad y establecen un
contacto directo con los individuos mas afectados. No delegan los problemas
prioritarios ni dejan para mas tarde la tarea de abordarlos.
5& L! re"ev!nci!) A,o-!r "! ver'!'&
La quinta cualidad es la relevancia, que se refiere a la capacidad de abordar el
qu, el cuándo, el porqu el quin y el cómo de cualquier situación' Los datos
concretos que describen los objetivos, los problemas y las soluciones. El ejecutivo
que puede conseguir que los demás se centren en los detalles relevantes de los
desafíos pendientes triunfará más y antes.
El ejecutivo dotado de relevancia aborda directamente los problemas e$plorando
los datos pertinentes) es sensible a las cuestiones ajenas y está especialmente
abierto a las sugerencias adecuadas.
6& L! e7,resivi'!') 8ro'ucir comunic!ciones re#u"!res&
La cualidad siguiente es la e$presión. Los ejecutivos chapados a la antigua eran
severos y faltos de e$presión, pues sin duda estaban convencidos de que una
manifestación de humanidad por su parte se interpretaría como una se&al de
debilidad. El ejecutivo emocionalmente inteligente es todo lo contrario y palpita de
personalidad vibrante. !iende a ser abierto y directo, aunque se rige por un sentido
claro de la oportunidad, midiendo constantemente el efecto que tiene su e$presión
personal sobre el p*blico.
9& E" !,o-o ! "os 'em*s) 1oment!r "! "e!"t!' - un sentimiento 'e !,ort!r
!"#o&
%demás de ser e$presivo, el ejecutivo emocionalmente inteligente apoya a los
demás. %demás de compartir sus sentimientos y sus opiniones personales, hace
que las personas sientan que son algo más que adecuadas, que son unos
individuos singulares que están reali#ando una aportación significativa a la causa
de la empresa. "onsiguen esto por medios tanto no verbales como verbales. El
tono de vo#, la mirada a los ojos, la e$presión del rostro, los apretones de mano
calurosos y las palmaditas en la espalda tienen su valor para transmitir calor y
aceptación. El ejecutivo es sensible a las cuestiones de acoso se$ual. +abe sacar
a relucir una personalidad emocionante, vigorosa y llena de colorido cuando es
preciso, y esto no puede conseguirlo sin el componente no verbal de la e$presión
de calor y de la aceptación.
:& L! !u'!ci!) Reso"ver ,ronto "os con;"ictos&
La cualidad siguiente esta relacionada con el hecho de adoptar una postura de
desafío sincero cuando resulta adecuado, sin ser virulentos. Esto puede resultar
necesario cuando e$isten discrepancias claras entre los requisitos de un puesto de
trabajo y la actuación presente de la que lo desempe&a.
El ejecutivo emocionalmente inteligente aborda cada situación con audacia y no
tolera las tonterías. ,eacciona con calma ante los intentos de enga&o y evasivas y
se enfrenta con todas sus fuer#as a los que quieren ser enga&osos, perseverando
en la b*squeda de la sinceridad.
<& E" Ce"o) 8resent!r un mo'e"o 'e "i'er!3#o e;ectivo&
En *ltimo e$tremo, el ejecutivo emocionalmente inteligente hace fructificar la suma
de las posibilidades interiores, de tal modo que todos los esfuer#os reali#ados se
aplican de la manera más plenamente efectiva. Les gusta ofrecer un modelo de
lidera#go que pueden admirar y emular sus subordinados. -isfrutan de su
capacidad para influir y para convencer a los demás.
%=& > L! con;i!n3! en s/ mismo) Anim!r ! "os 'em*s ! .ue !ce,ten m!-ores
nive"es 'e ries#o - 'e "o#ro&
Entre las cualidades que caracteri#an al ejecutivo emocionalmente inteligente se
cuenta, por *ltimo, la confian#a en sí mismo. El ejecutivo con confian#a en sí
mismo hace que los demás se sientan tranquilos y seguros con sus propios
papeles, animándolos a que profundicen más en sus recursos personales para
llevar a cabo la tarea.
Conc"usión)
El ejecutivo emocionalmente inteligente conoce la diferencia entre ofrecer a una
persona hambrienta un pe# y ense&arle a pescar, y opta por lo segundo. "onoce
la diferencia entre forma y sustancia, y prefiere esta *ltima. "onocer el valor del
tiempo, la rapide# con que pasa y opta por aprovecharlo sabiamente en
e$perimentos con la verdad. La pregunta *ltima que dirige su conducta es' . +erá
bueno esto para los demás/.

Co,-ri#2t) !odos los derechos reservados a (ng. 0os 1aría !abares "astillo, "oordinador de +eguridad e
2igiene, del (nstituto 1e$icano del +eguro +ocial, 1ayo de 3444. "iudad 5bregón, +onora, 1$ico.