Está en la página 1de 5

PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES Y LEGALES DEL DERECHO LABORAL EN COLOMBIA Y ESTABLECE LA CONSTITUCIÓN

POLÍTICA ALGUNOS PRINCIPIOS QUE REGULEN LA RELACIÓN DEL TRABAJO

PRINCIPIO FUNDAMENTO
CONSTITUCIONAL
FUNDAMENTO LEGAL
Libertad de Trabajo C.P. 17, 26 y 84. C.S.T. Artículo 8° y 11.
Obligatoriedad del Trabajo C.P. 25 C.S.T. Artículo 7°.
Protección del Estado C.P. 25, 53, 54, 86, 215,
334, 336.
C.S.T. Artículo 9°
Igualdad en materia laboral Artículo 13, 25, 43 y 54. C.S.T. Artículo 10°, 143,
Ley 361 de 1997, Ley 931
de 2004, Ley 982 de 2005
Primacía de la Realidad C.P. Artículo 53 C.S.T. Artículo 23, 127.
Estabilidad C.P. Artículo 43 y 53. C.S.T. 239, Ley 361 de
1997, Ley 931 de 2004, Ley
982 de 2005.
Favorabilidad
(Inescindibilidad)
C.P. Artículo 53 C.S.T. Artículo 21.
Protección al Trabajo C.P. Preámbulo, Artículo 1°,
25, 26 y 53
C.S.T. Artículo 56, 239, Ley
361 de 1997, Ley 931 de
2004, Ley 982 de 2005.
Irrenunciabilidad de
beneficios mínimos (normas
de orden público)
C.P. Artículo 53. C.S.T. Artículos 13, 14 y
142, 340.
Reconocimiento de
derechos y garantías
mínimas
(mínimo vital y móvil)
C.P. Artículo 53. C.S.T. Artículo 13

QUE NORMAS REGULAN EN COLOMBIA LAS RELACIONES DE TRABAJO
El derecho laboral colombiano tiene como regulador la Constitución Política de 1991, el código sustantivo del trabajo y
sus normas reglamentarias, [al igual que el código procesal] junto con la doctrina oficial y la jurisprudencia de las altas
cortes como es el caso de la corte constitucional y la corte suprema de justicia [sala de casación laboral]. Igualmente
hacen parte de la regulación laboral, los convenios internacionales ratificados por el congreso de la república.

En todo caso, es importante tener en cuenta que las leyes colombianas es la más importante de las fuentes del derecho
laboral colombiano, puesto que cada estado dentro de su legislación tendrá su ordenamiento jurídico respecto del
trabajo y dichas disposiciones tendrán que ser acatadas tanto por el empleador como empleado dentro de determinada
jurisdicción.

De acuerdo con la Constitución Política, el derecho al trabajo es un derecho fundamental de todas las personas que
debe ser garantizado por el Estado. Adicionalmente, la Constitución Política consagra el derecho de asociación sindical,
que ampara tanto a los trabajadores como a los empleadores.

Estas disposiciones concuerdan con los tratados internacionales de los que Colombia es parte, tales como la Declaración
Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, el Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Según el artículo 1 del Código Sustantivo del Trabajo, el objetivo principal es lograr el equilibrio en las relaciones obrero-
patronales, al encontrarse el trabajador desprotegido desde el punto de vista económico y social. Por ello se le otorga
una serie de prerrogativas, como el principio de irrenunciabilidad, favor habilidad y la protección del trabajo.




LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA REGULA O ESTABLECE ALGUNAS DIRECTRICES REFERENTES AL DERECHO AL TRABAJO, EN
QUE ARTÍCULOS, Y CUÁL ES EL ALCANCE DE CADA UNO DE ESTOS ARTÍCULOS
 ARTICULO 1: Colombia es un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con
autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista, fundada en el respeto de la dignidad
humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del interés general.
 ARTICULO 13: Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las
autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo,
raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica. El Estado promoverá las condiciones para que
la igualdad sea real y efectiva y adoptará medidas en favor de grupos discriminados o marginados. El Estado protegerá
especialmente a aquellas personas que por su condición económica, física o mental, se encuentren en circunstancia de
debilidad manifiesta y sancionará los abusos o maltratos que contra ellas se cometan.
 ARTICULO 17: Se prohiben la esclavitud, la servidumbre y la trata de seres humanos en todas sus formas
 ARTICULO 25: El trabajo es un derecho y una obligación social y goza, en todas sus modalidades, de la especial protección
del Estado. Toda persona tiene derecho a un trabajo en condiciones dignas y justas.
 ARTICULO 26: toda persona es libre de escoger profesión u oficio. La ley podrá exigir títulos de idoneidad. Las autoridades
competentes inspeccionarán y vigilarán el ejercicio de las profesiones. Las ocupaciones, artes y oficios que no exijan
formación académica son de libre ejercicio, salvo aquellas que impliquen un riesgo social. Las profesiones legalmente
reconocidas pueden organizarse en colegios. La estructura interna y el funcionamiento de éstos deberán ser democráticos.
La ley podrá asignarles funciones públicas y establecer los debidos controles.
 ARTICULO 39: Los trabajadores y empleadores tienen derecho a constituir sindicatos o asociaciones, sin intervención del
Estado. Su reconocimiento jurídico se producirá con la simple inscripción del acta de constitución. La estructura interna y el
funcionamiento de los sindicatos y organizaciones sociales y gremiales se sujetarán al orden legal y a los principios
democráticos. La cancelación o la suspensión de la personería jurídica sólo procede por vía judicial. Se reconoce a los
representantes sindicales el fuero y las demás garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión. No gozan del
derecho de asociación sindical los miembros de la Fuerza Pública.
 ARTICULO 43: La mujer y el hombre tienen iguales derechos y oportunidades. La mujer no podrá ser sometida a ninguna
clase de discriminación. Durante el embarazo y después del parto gozará de especial asistencia y protección del Estado, y
recibirá de éste subsidio alimentario si entonces estuviere desempleada o desamparada. El Estado apoyará de manera
especial a la mujer cabeza de familia
 ARTICULO 53: El Congreso expedirá el estatuto del trabajo. La ley correspondiente tendrá en cuenta por lo menos los
siguientes principios mínimos fundamentales: Igualdad de oportunidades para los trabajadores; remuneración mínima vital
y móvil, proporcional a la cantidad y calidad de trabajo; estabilidad en el empleo; irrenunciabilidad a los beneficios mínimos
establecidos en normas laborales; facultades para transigir y conciliar sobre derechos inciertos y discutibles; situación más
favorable al trabajador en caso de duda en la aplicación e interpretación de las fuentes formales de derecho; primacía de la
realidad sobre formalidades establecidas por los sujetos de las relaciones laborales; garantía a la seguridad social, la
capacitación, el adiestramiento y el descanso necesario; protección especial a la mujer, a la maternidad y al trabajador
menor de edad. El estado garantiza el derecho al pago oportuno y al reajuste periódico de las pensiones legales. Los
convenios internacionales del trabajo debidamente ratificados, hacen parte de la legislación interna. La ley, los contratos,
los acuerdos y convenios de trabajo, no pueden menoscabar la libertad, la dignidad humana ni los derechos de los
trabajadores.
 ARTICULO 54: Es obligación del Estado y de los empleadores ofrecer formación y habilitación profesional y técnica a
quienes lo requieran. El Estado debe propiciar la ubicación laboral de las personas en edad de trabajar y garantizar a los
minusválidos el derecho a un trabajo acorde con sus condiciones de salud.
 ARTICULO 55: Se garantiza el derecho de negociación colectiva para regular las relaciones laborales, con las excepciones
que señale la ley. Es deber del Estado promover la concertación y los demás medios para la solución pacífica de los
conflictos colectivos de trabajo.
 ARTICULO 56: Se garantiza el derecho de huelga, salvo en los servicios públicos esenciales definidos por el legislador. La
ley reglamentará este derecho.
Una comisión permanente integrada por el Gobierno, por representantes de los empleadores y de los trabajadores,
fomentará las buenas relaciones laborales, contribuirá a la solución de los conflictos colectivos de trabajo y concertará las
políticas salariales y laborales. La ley reglamentará su composición y funcionamiento.
 ARTICULO 57: La ley podrá establecer los estímulos y los medios para que los trabajadores participen en la gestión de las
empresas.
 ARTICULO 84: Cuando un derecho o una actividad hayan sido reglamentados de manera general, las autoridades públicas
no podrán establecer ni exigir permisos, licencias o requisitos adicionales para su ejercicio.

 ARTICULO 85: Son de aplicación inmediata los derechos consagrados en los artículos 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20,
21, 23, 24, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 33, 34, 37 y 40.
 ARTICULO 86: Toda persona tendrá acción de tutela para reclamar ante los jueces, en todo momento y lugar, mediante un
procedimiento preferente y sumario, por sí misma o por quien actúe a su nombre, la protección inmediata de sus derechos
constitucionales fundamentales, cuando quiera que éstos resulten vulnerados o amenazados por la acción o la omisión de
cualquier autoridad pública.
 ARTICULO 215: El Gobierno no podrá desmejorar los derechos sociales de los trabajadores mediante los decretos
contemplados en este artículo.
 ARTICULO 334: El Estado, de manera especial, intervendrá para dar pleno empleo a los recursos humanos y asegurar, de
manera progresiva, que todas las personas, en particular las de menores ingresos, tengan acceso efectivo al conjunto de los
bienes y servicios básicos. También para promover la productividad y competitividad y el desarrollo armónico de las
regiones.
 ARTICULO 336: El Gobierno enajenará o liquidará las empresas monopolísticas del Estado y otorgará a terceros el
desarrollo de su actividad cuando no cumplan los requisitos de eficiencia, en los términos que determine la ley. En
cualquier caso se respetarán los derechos adquiridos por los trabajadores.

CUÁL ES LA FINALIDAD DEL DERECHO LABORAL EN COLOMBIA SEGÚN EL CÓDIGO SUSTANTIVO DEL TRABAJO
La finalidad primordial de este Código es la de lograr la justicia en las relaciones que surgen entre empleadores y
trabajadores, dentro de un espíritu de coordinación económica y equilibrio social (ART 1 OBJETO, Código sustantivo del
trabajo)

EN QUE CONSISTE EL PRINCIPIO DE PRIMACÍA DE REALIDAD SOBRE LA FORMALIDAD EN MATERIA LABORAL
PUNTO DE VISTA 1

PRINCIPIO DE PRIMACIA DE LA REALIDAD
Como claramente lo indica su nombre, de acuerdo con este principio se desplazan a un segundo plano las formas o
apariencias a través de las cuales las partes hayan pretendido regular su relación de trabajo para dar preponderancia a
las reales circunstancia fácticas que rodean la prestación de los servicios por parte del trabajador, haciendo que sean
tales circunstancias las que produzcan efectos jurídicos dentro de la relación de trabajo.

En este orden de ideas, con prescindencia de las apariencias y estipulaciones simuladas existentes entre las partes
siempre que se configuren los supuestos de hecho contenidos en las normas laborales (como por ejemplo, los
relacionados con la existencia de un contrato de trabajo o con los factores constitutivos de salario) se procederá a
aplicar la consecuencia jurídica contenida en dicha norma por cuanto no le es dable a las partes, de manera
simulada, celebrar estipulaciones para desnaturalizar aquello contra lo cual ni siquiera la ley puede disponer en
contrario

A este respecto ha manifestado la Corte Suprema de Justicia, que según el principio de la primacía de la realidad,
uno de los fundamentales en el Derecho del Trabajo: “… en caso de discordancia entre lo que ocurre en la práctica y
lo que surge de documentos o acuerdos, debe darse preferencia a lo primero, es decir, a lo que sucede en el terreno
de los hechos Citando a Mario de la Cueva, la Corte manifiesta que según este principio “la existencia de una
relación de trabajo depende, en consecuencia no de lo que las partes hubieren pactado, sino de la situación real en
que el trabajador se encuentre colocado y es que, como dice Scelle, la aplicación del derecho del trabajo depende
cada vez menos de una relación jurídica subjetiva, cuanto de una situación objetiva, cuya existencia es
independiente del acto de condiciona su nacimiento. De donde resulta erróneo pretender juzgar la naturaleza de
una relación de acuerdo con lo que las partes hubieren pactado, a que, si las estipulaciones consignadas en el
contrato no corresponden a la realidad, carecerán de todo valor.”5

Como un caso práctico podemos citar el vivir diario que afrontan muchos trabajadores de vigilancia, quienes son
contratados bajo la modalidad de prestación de servicios, pero que en la realidad se configuran la totalidad de
elementos que caracterizan el contrato de trabajo. Resulta apropiado citar como caso practico el expuesto en la
siguiente sentencia:

"La primacía de la realidad sobre las formalidades establecidas por los sujetos de las relaciones laborales, es un
principio constitucional (CP art. 53). La entrega libre de energía física o intelectual que una persona hace a otra,
bajo condiciones de subordinación, independientemente del acto o de la causa que le da origen, tiene el carácter de
relación de trabajo, y a ella se aplican las normas del estatuto del trabajo, las demás disposiciones legales y los
tratados que versan sobre la materia. La prestación efectiva de trabajo, por sí sola, es suficiente para derivar
derechos en favor del trabajador, los cuales son necesarios para asegurar su bienestar, salud y vida. Las normas
laborales nacionales e internacionales, en atención a la trascendencia del trabajo y a los intereses vitales que se
protegen, están llamadas a aplicarse de manera imperativa cuando quiera se configuren las notas esenciales de la
relación de trabajo, sin reparar en la voluntad de las partes o en la calificación o denominación que le hayan
querido dar al contrato". (Cfr. Corte Constitucional. Sala Plena. Sentencia C-555 del 6 de diciembre de 1994. M.P.:
Dr. Eduardo Cifuentes Muñoz).

En mérito de lo expuesto se concluye que siempre debe primar la realidad sobre la formalidad, sin importar la
denominación o acuerdo a que previamente lleguen los sujetos intervinientes.

PUNTO DE VISTA 2
Según el art 53 de la constitución nacional entre los principios que debe tener en cuenta la ley que expida el estatuto del
trabajo se enuncia el de primacía de la realidad sobre las formalidades establecidas por los sujetos de las relaciones
laborales.

Aunque este principio no se haya formulado como tal en la legislación laboral preexistente a la nueva constitución, su
presencia es ostensible en algunas normas como el art 23 del código sustantivo del trabajo que en su ordinal 2 dispone
que una vez reunidos los elementos del contrato de trabajo se presume que existe este y no deja de serlo por razón del
nombre que se le dé, ni de otras condiciones o modalidades que se le agreguen.

Este principio puede enunciarse diciendo que, en materia laboral deben preferirse los datos que ofrece la realidad por
sobre aquellos que figuren formalmente en acuerdos o documentos; se trata de un postulado que mira más el aspecto
factico o probatorio que el puramente legal.

EN QUÉ PRINCIPIO GENERAL SE FUNDAMENTA LA RELACIÓN DE TRABAJO SEGÚN EL ESTADO SOCIAL DE DERECHO

La constitución política de 1991 declara en su art 1 que Colombia es un estado social de derecho, por tal razon el estado
tiene un papel de promotor del desarrollo y la justicia sociales, para combatir las desigualdades humanas con sus
mecanismos políticos y económicos. En esta orbita de aspiraciones políticas y sociales se encuentran en un plano
prevalente los principios del derecho laboral, que resultan primordiales en razon de que posibilitan los medios de
subsistencia y la calidad de esta, para el mayor numero de la población en razon de que son un factor económico del
cual dependen de manera general el crecimiento y desarrollo económico y en razon de que de ellos se desprenden
variadas y complejas relaciones sociales concurrentes y divergentes en punto a los intereses que en ellas se traban.

El alcance del principio de Estado Social de Derecho respecto de la relación entre las autoridades y la persona
individualmente considerada es bastante amplio, y se ve reforzado por los principios fundamentales de la dignidad
humana, el trabajo, la solidaridad (art. 1° de la C.P.) y la igualdad (art. 13 de la C.P.).
 Bajo el primer principio fundamental, la dignidad humana, las autoridades públicas no pueden tratar al ser
humano como una cosa o mercancía, ni ser indiferentes frente a situaciones que ponen en peligro el valor
intrínseco de la vida humana, entendida ésta no ya como el derecho a no ser físicamente eliminado sino como el
derecho a realizar las capacidades humanas y a llevar una existencia con sentido, en un ambiente libre de miedo
frente a la carencia de lo materialmente necesario e indispensable para subsistir dignamente.

 El principio fundamental del trabajo sobre el que igualmente se funda el Estado Social de derecho (art. 1° de la
C.P.) justifica, entre otras, la intervención del Estado en la economía, como ya se anotó, “para dar pleno empleo
a los recursos humanos y asegurar que todas las personas, en particular las de menores ingresos, tengan acceso
efectivo a los bienes y servicios básicos” (artículo 334 inciso 2 C.P.). De esta forma, el Estado Social, por medio
de la política económica y social adoptada por las autoridades competentes, pasa a ser agente de estímulo a la
creación de empleo en el mercado laboral, todo ello dentro del marco constitucional de protección especial al
trabajo (artículos 25 y 53 C.P.).

 La solidaridad, como tercer pilar del Estado Social de Derecho, es un principio fundamental del que se derivan
múltiples principios –por ejemplo, los de equidad y progresividad tributaria (artículo 363 C.P.)–, derechos –por
ejemplo,. a la seguridad social (artículo 48)– o deberes –por ejemplo, a obrar con acciones humanitarias ante
situaciones que pongan en peligro la vida o la salud de las personas–, todos ellos aplicables tanto al Estado como
a los particulares.

 El principio y derecho fundamental a la igualdad –en sus múltiples manifestaciones, incluyendo la igualdad de
oportunidades, la igualdad real y efectiva o las acciones afirmativas a favor de grupos discriminados o
marginados y de personas que por su condición económica, física o mental, se encuentren en circunstancia de
debilidad manifiesta (artículo 13, C.P.)–, representa la garantía más tangible del Estado Social de derecho para el
individuo o para grupos de personas expuestos a sufrir un deterioro de sus condiciones de vida como sujetos de
una sociedad democrática –donde todas las personas merecen la misma consideración y respeto en cuanto
seres humanos. Es a partir precisamente del artículo 13, en concordancia con los artículos 1, 2, 11 y 85 de la
Constitución que la jurisprudencia constitucional ha reconocido desde un principio elderecho fundamental al
mínimo vital, el cual adquiere especial relevancia en el contexto de la intervención del Estado en la economía, en
virtud del artículo 334 Superior.