Está en la página 1de 4
III. ESTADO, PODER Y GOBIERNO. 1. PARA FL ESTUDIO DEL. ESTADO. Las disciplinas histérices ‘PaRa EL estudio del Estado las dos fuentes principa Jes son la. hisioria de las instituclones politicas y la historia de las dectrinas politicas, Que la hisworia de las instituciones pueda derivar de la historia de las doctrinas no quiere decir que las doshistorias deban serconfundidas, Por ejemplo: una cosa esla historia delos parlamentoseuropeos.y otrala historia de los escritores parlamentarios. No hay duda de la im- portancia de la obra politica de Aristorcles para el estudio de las instituciones politicas de las ciudades riegas.o el libro vide las Historias de Polibio para el estucio de la constitucion de la repablica romans pero ninguno se conformaria con lect a Hobbes pata conocer cl ordenamiento de los primeros. grandes esiados territoriales dela época moderna. & Rousseau para conocer cl ordenamiento de las democracias modlernas. Por lo demas, si cl estudio. delas obras de Aristételes o de as historias de Poli- bio es importante para conocer el ordenamiento de ‘as cludades gregssy de la replica romana, nenles, Inerartas no literarias, ‘necesitan otras desde la epoca antigua hasta la edad moderna, para ‘FARA EL ¥STUDIO DEL ESTADO a cer a fondo los mecanismos muchas veces mplejos mediante los cuales son instituidas omo- fcadas las relaciones ce pocer en un sistersa poli- Por razones facilmente entendibles, pero fun- envtalmente por la gran dificultad que presenta ilacioa de Ias fuentes, la historia de ls ins diones se destrroll6 despuésque la historia de las trttas, de manera que frecuentemente los orde- jcntos de un sistema politico determinado han onoeidos o nos hemos conformado con cono- cerlos mediante Ia recorstruccién, ¢ incluso la de- ormacién o idealizacion, hecha por los escritores. fan sido identificados: Hobbes con el Estado ab:0- futo, Locke con la monarquia parlamentaria, Mon- feqjuieu con el Estado limitado, Rousseau con 1a emocracia, Hegelcon ka monarqula constitucional, ; era fuente para un cstudio auténomo d tas inhtiuciones fyent a las doctrinas est) on thida por los historiadores: comentando a Tito Li- Sie, Maquiavelo reconstruye la historia y el orde- ‘namiento de las instituciones de la reptiblica ro- gana: Vieo, para teconstruir Ia historia civil de las “aclones deste el estado ferino Basta los grandes ‘estados de su tiempo, denundia la arrogancia de Jos ‘Goctos “que desean que lo quesaben sea ianandiguo Como el mundo” (1744, ed. 1967, p. 72) y para su | Gnvestigacion desea comportarse “como si mo hu- biese libros en el mundo” fibid., p- 115). Posterior al estuctio eats historia viene el estudio “de Jes leyes que regulan las relaciones entre gober- aenrery gibertados,elconjuntode las rormas que ~Constituyen el derecho pailico (también una cate~ goria doctrinal). Las primeras historias de las insti- Tuciones fueron historias del derecho, escritas por ESTADO, PODER ¥ GOBIERNO. 6. Las FORMAS DE GOBIERNO Tipologias clésicas En la teorfa general del Estado se distinguen, aun quenoseasiempre neta la lineade demareacidn, Jas formas de gobierno de los tipos de Estado. En la tipologéa de las formas de gobierno se t quent mis la estructura de entre los diversos 6rganos alos que la constitucion asigna el ejercicio del poder; en la tpologia de los tipos de Estado se toma mayen cuenta las relaciones de dase, lasrelaciones entre el sistema ce podery la sociedad subyacente, las ideologias y los fines de ‘caracter histérico y sociologico. as tipologias clasicas de las formas de gobierno son tres: la de Aristbicles; 1a de Maquiavelo y Ie de Montesquicu. Se remontaa la Politica de Aristotcles, ‘en particular i los libros uj 1v, el éxito extraord ‘nario de la clasificacién de Las constitaciones con. fase en el nimero de gobernantes: monarquia 0 jiemo de uno, aristocracia o gobierno de pocos y jemocracia 0 gobierno de muchos, con la conse- cuente duplicacion de las formas corruptas, pot lo que fa monarenia degenera en tirania, la aristocra- Gia en oligarquia, la ronrrela (que esel nombre que: Arist6teles ke asigna a la forma buena del gobierno, de muchos) en democracia. Maquiavelo en el Prin ‘ipe las reduce a dos, monarquia y repablica, ubi- cando en el género de las reptiblicas tanto Las. arisocraticas como a las democriticas, con base em h consideracion de que la diferencia esencial esti centre el gobiernodexino solo, de una persona fisica, yel gobierno de una asamblea, de un cuerpo colec- LAS FORMAS DE GOBIERNO us ‘tivo, al ser menos relevante la diferencia entre una -asamblea de notablesy unm asamblea popula, por- {que ambas, a diferencia de la monarquia donde ta suluntad de uno soloes ley, debent adoptar algunas _reglas, como el principio de mayoria, para Negar ala formacion de la voluntad colectiva. Montesquicu regresaa unatricotomia, perodiferente de bu aristo- dice: monarqutia, repuiblica, despotismo. Diferente ex elsentidode que combina la distincién analitica de Maquiavelo con la axiolégica tradicional en “cuanto define el despotismo como el gobierno de ‘uno solo pero “sin leyes ni frenos", en otras palabras ‘como Ia forma degenerada de la monarquia. Ade- mis Montesquicu agrega un nuevo criterio de dis- tincién, el criterio con base enlos”principios”,0 sea, ‘con base en los diferentes resories (resorts) que in ‘ducen a los sujetos a obedecer: el honor en lis n0- turgufas, la virtue en las repablicas, «l miedoen el espotismo. Este eriterio hace pensar en ls diferen- tex formas de poder legitimo de acuerdo con We- ber, Weber como Montesquieu. (pero sin alguna influencia directa) ubica los diferentes tipos de poder distinguiendo las diferentes posibles posicio- nes de los gobernados frente a los gobernantes; la diferencia entre uno y ot10 radica en el hecho de que Montesquieu se preocupa por el funciona- miento de la maquina del Estado, Weber por dad de los gobernantes y sus apuratos para obtener laobediencia. La novedad de la tipologia de Montesquieu con respecto a las dos anteriores de- pende de la introduccidn de la categoria del despo- timo, hecha necesaria por la exigencia de dar mais o al mundo oriental para el que la categoria Ga despodimo habla sido eaborada por los anv sos. 6 ESTADO, PODER Y GOBIERNO Enel siglo x1x obtiene un éxito particular la tipo- ogia de Montesquieu que es utiiada por para delinear e| curso histérico de la humanidad {que habria pasado de una fase primitiva de despo- tisino correspondiente al nacimiento de los grandes ‘estados orientales, para luego llegara la época de las reptiblicas; democrtica en Grecia, uristocriti«a en Roma, y terminar con las monarquias cristiano- ‘germiinicas que caracterizan In época moderna, A pesar de las correccionese innovaciones subsecuen= tes la tipologia tradicional no pierde nada de su prestigio, y también es retomada en los tratados de derecho piiblico, si no como punto de legada si ‘como punto de partida obligado de toda discusion, sobre el tema (por ejemplo cn la Teoria deta constiti= Gifa de Schmitt 11928). ‘La tinica innovacidn interesante e la que intro~ duce Kelsen, quien, partiendo de la definicién del Estado como ordenamiento juridico, eritiea como superficial la tipologia aristotdlica basada en un elemento extrinseco como el niimero, por tanto sos- tiene que la tinica manera riguross para distinguir ‘una forma de gobierno de otra consiste en conocer eldiyerso modoen clque una constitucidn regulala produccion dei ordenamiento juridico, Estos modus no son ties sino dos: el ordenamiento jurt- dico pucde ser creado (y continuamente modifi- ado) 0 desde arriba o desde abajo: desde arriba, quando los destinatarios de lus normas no partic- pan en la creacién de las mismas; desde abajo. cuando si participan. Reclamandose a la dis incién Kantiana entre normay auténomas y heterénom: Kelsen llama a la primera forma de procuccién heterénoma, a la segunda auténioma, A estas dos formas de produccién corresponden dos formas LAS FORDIAS DE GOBIERNO “ puraso id ealescle gobierno. la autocracia yla clemo- Gracia. Anteriormente se habia visto la forma en.que ya Maquiavelo habia reducido a dos las formas clasi- ‘as de gobierno; pero 1a tipologia maquiaveliana resulta de Ia unificacién de Ia aristocracia y de ka de- ‘mocracia en la forma de la repuiblica, mientras la Aekseniana proviene de la unificacion de li ‘quia y dela aristocracia en la forma de la "Naturalmente Kelsen tiene caidado de precisar que ‘tingdn Estado existente corresponde en sentido estricto a las dos defmiciones, la autocracia y la democratia, definidas asi siendo formas puras. A, ello pueden corresponder solamente expresiones ideol6gicas de una y otra. Cuando Hegel define el despoiismo oriental como el régimen en el que una ‘olo es libre (¢l déspoia), proporciona una defini- cidn correcta de la forma de gobierno autocratica en dl sentido kelseniang; axi la repalica roussoni correspond perfeciamente a Is forma democritica ex la que: mediante la formacion de Ia voluntad general e lleva a cabo el principiodal puebloque se da leyes a si mismo. Monarquia y repiblica La distincion que resistio mas 1 tiempo, aunque lego cada vez mas extenuiada hasta nuestros dias, «s lade mouarqula-repablica, de Maquiavelo, Mais ex tenuada porque conacaidade la mayor parte deles sbiernios monarrquicos, después deta primera y de segunda Guerras Mundises, cortesponde sicm- pre menos a la realidad historica, La tradicional relacién entre la monarquia y la republica en los liltimos cincuenta afios ha cambiado completa: