Está en la página 1de 1

Teoría y práctica del gobierno de los salarios

Las teorías económicas difieren a menudo en sus premisas y sus conclusiones pero, por lo general,
concuerdan en que las políticas monetarias y fiscales son los dos instrumentos principales a
disposición del gobierno para influir sobre la economía. La negociación salarial, en cambio, es
presentada como algo que pertenece al ámbito de las asociaciones privadas y el mercado de trabajo.
Sin embargo, los gobiernos vienen interviniendo en la formación de los salarios desde mediados del
siglo XX.
Para la teoría eynesiana, que prevalecía por entonces, el nivel de la actividad productiva depende
de la demanda. !l gobierno podía estimular el crecimiento de la producción creando demanda
adicional, por medio del gasto p"blico, pero se enfrenta a un dilema. !l crecimiento del empleo
permite a los trabajadores lograr aumentos de salarios y las empresas defienden la tasa de ganancia
trasladando los mayores costos al precio de los productos. #ay una relación inversa entre inflación
y desempleo, que el gobierno debe administrar, y los partidos políticos se distribuyen de i$quierda a
derec%a seg"n la mayor preocupación de sus bases sociales por una u otra alternativa &#ibbs '())*.
+ medida que el dilema entre inflación y desempleo se convirtió en el eje de la política económica,
los gobiernos intervienen en la formación de los salarios con el fin de disminuir las presiones
inflacionarias asociadas al crecimiento del empleo. La política de ingresos se funda en la creencia
de que, si los aumentos de salarios no sobrepasan el incremento de la productividad del trabajo, son
absorbidos por la disminución de los costos unitarios. ,entro de esos límites, sería posible,
entonces, un aumento simultáneo de salarios y ganancias sin afectar los precios. Sindicatos y
negociación colectiva adquieren un papel clave para la distribución periódica de los incrementos de
productividad entre los trabajadores y el capital, con la garantía del gobierno. !l neocorporativismo
celebró el intercambio político entre moderación salarial y políticas e-pansivas del empleo como un
nuevo modo de mediación de intereses &Pi$$orno '().*.
/a S%onfield advirtió las limitaciones de la política de ingresos &'(0)1 2345232*. 6o sólo suponía
aceptar la distribución de la rique$a e-istente y confiar en un crecimiento continuo de la economía.
S%onfield creía, además, que una formación política de los salarios sería aceptable, para una
sociedad democrática, solamente si se e-tendía a la planificación de todos los elementos del costo.
Pero, lejos de conducir al socialismo, fue desec%a por la insubordinación de los trabajadores.
7Para los obreros era más importante el salario que el socialismo8, dice 9ronti, no porque se
%ubieran integrado al sistema, sino porque lo veían como un modo realista de poner en crisis al
capital &244'1 ''*. :na conflictividad continua trastornó la disciplina laboral, los intentos de
conjugar el rec%a$o del trabajo con aumentos de salarios, mientras la productividad disminuía, se
traducían en subas de precios. !l salario se convirtió en una variable independiente, referida sólo a
la relación de fuer$as entre las clases. ;oto el vínculo con la productividad, entraron tambi<n en
crisis las instituciones mediadoras. Las luc%as se desenvuelven por fuera y en contra de los
sindicatos, rec%a$an los convenios centrali$ados y recuperan la negociación directa en los lugares
de trabajo.
=on los a>os .4, el neoliberalismo cambió el paradigma organi$ador a la política económica, sus
objetivos y sus instrumentos &#all *.
?riedman &'(0.* advirtió que la inflación reduce el salario real y aumenta el empleo, pero sólo de
modo transitorio. Los sindicatos incorporan las e-pectativas inflacionarias al renovar los convenios
con lo que salarios y empleo vuelven a la situación inicial, aunque con una inflación cada ve$ más
alta. =oncluye que %ay una tasa de desempleo 7natural8, derivada de las características estructurales
del mercado de trabajo, y que el gobierno debe limitarse a mantener la estabilidad de precios.
!l neoliberalismo convirtió el control de la inflación en el objetivo y a la política monetaria en el
principal instrumento de la política económica. !l gobierno debía mantener una política fiscal
equilibrada y controlar la emisión monetaria, acompa>ando el crecimiento del producto sin generar
presiones inflacionarias.