Está en la página 1de 5
I nkscape es un editor verctorial de gráficos open ción y a no quedaros con

I

nkscape es un editor verctorial de gráficos open

ción y a no quedaros con la duda, ya que las posibilidades que ofrece la ilustración vectorial son muchas.

source con características muy similares a Macromedia Freehand o Adobe Illustrator y es una

DESCARGA

muestra más de software libre de alta calidad que puede usarse sin complejos para labores profe- sionales. Este mes hemos querido dedicar nues- tro tema de portada a realizar una práctica creati- va utilizando este fantástico programa y apoyán- donos en el no menos sensacional GIMP. Proponemos por tanto un ejercicio práctico con dos apli- caciones de diseño gráfico libres, Inkscape y GIMP, muy simi-

lares en potencia y funcionalidad a las comerciales y privati- vas Freehand y Photoshop. El objetivo de este tipo de prácti-

Para nuestro cometido, emplearemos el ilustrador vectorial libre por excelencia: Inkscape. Sin embargo, utilizaremos GIMP para dar los acabados a nuestra pieza y componerla. De cara a la realización del ejercicio, será necesario tener ciertas nociones sobre el manejo de ambos programas, ya que obviaremos algunas operaciones básicas para no exten- dernos mas de la cuenta. Para los que aún no dispongan de este fantástico softwa- re, os indicamos a continuación dónde conseguirlo.

JAVIER GALÁN

chronoh@iberprensa.com

cas que tendrán continuación en próximos números de TL

Podemos descargar la versión estable de GIMP (2.2)

es

dar a conocer estas aplicaciones e introducir al lector en

desde http://gimp.org/unix/, disponemos de paquetes

su

manejo directamente a nivel práctico.

para varias distribuciones: Debian, Fedora, SUSE, Gentoo,

Antes de comenzar, permitidme una confesión: como

 

humilde lector que soy de publicaciones relacionadas con la informática, siempre he tenido especial interés y simpatía cada vez que veía anunciado un taller que tuviera algo que ver con la infografía: retoque fotográfico, 3D, edición de video, etcétera. Pienso que acercar el ejercicio artístico- creativo al lector no especializado en esta

materia es una forma de liberarlo de la rutina,

Slackware, FreeBSD y Solaris. Inkscape podemos conseguirlo de http://inkscape.org/ download.php, y también contamos con paquetes pre- compilados para varias distribuciones. Descargare- mos la última versión del programa (0.41). No obstante, es probable que para la fecha de publicación de este artículo haya salido la siguiente versión.

al
al
 

e

incluso de hacer brotar cierta predisposi-

PREPARATIVOS

ción artística no manifestada hasta el momento. De la misma forma que el software libre es para todos, el arte lo es también, y por ello, me gustaría compartir mis técnicas de expre- sión gráfico-digitales con vosotros. Dejando de lado manifiestos del que suscribe, iremos directamente al grano con la propuesta de nuestro tema de

portada del mes: vamos a crear una pequeña ilustración vec- torial a partir de una fotografía.

Aparte de tener Inkscape y GIMP instalados en nuestro sistema, necesitaremos una foto- grafía (que nos guste, preferiblemente), y no vendría nada mal tener a mano una tableta digitali-

zadora, en vistas de la comodidad que ofrece frente

ratón a la hora de dibujar o pintar.

De cara a la fotografía, deberíamos tener en cuenta los siguientes criterios para seleccionarla:

Dimensiones: si usamos una imagen de 100 x100 píxeles

Hemos basado el ejercicio en una fotografía, puesto que

sufriremos mucho. Más vale que sobre a que falte, así que

de

haberlo basado en dibujos, estaríamos limitándolo solo a

deberíamos tratar con imágenes relativamente grandes.

aquellos que tienen conocimientos de esta técnica. Sin

Motivo de la fotografía: sea cual sea el motivo de la

embargo, a los lectores que controlen el dibujo tradicional, les

misma (una persona, objeto, animal, etc.), sería convenien-

te

y

que ocupara un espacio importante dentro de la imagen

que estuviera lo más enfocado posible, ya que de esta

invitamos a que traten de seguir el ejercicio utilizando como referencia un dibujo de cosecha propia.

Puesto que el resultado del ejercicio es ciertamente figura-

manera, podremos percibir mayor detalle. También es

tivo

y abstracto, no es necesario seguir al pie de la letra todos

importante que exista un equilibrio en la iluminación del

los

pasos que os proponemos. Os instamos a la experimenta-

motivo puesto que si existen regiones demasiado oscuras

14

Número 5914

o sobreiluminadas perderemos la per- cepción del volumen. Nosotros escogi- mos un retrato fotográfico.

Una vez hayamos seleccionado la foto- grafía que usaremos como referencia para el ejercicio, y antes de comenzar a garaba- tear en Inkscape, ajustaremos la opacidad de la imagen en GIMP, lo que nos permitirá prestar atención equitativamente entre la fotografía y nuestros trazos.

Para variar la opaci- dad, abrimos nuestra fotografía en GIMP y, en el gestor de capas, aña- dimos una capa blanca que llevaremos hacia el fondo. En el caso de que el programa no nos deje poner ninguna imagen por detrás de la capa Fondo (es decir, la foto- grafía), podemos dupli- car ésta y eliminar la

capa original. Una vez colocadas, desliza- mos la barra de Opacidad (Figura 1) en la capa que contiene nuestra fotografía, hasta un valor no superior al cincuenta por ciento. Dependiendo de la iluminación de la imagen, quizá debamos alterar este por- centaje, otorgando menor opacidad si la imagen es demasiado luminosa, o mayor opacidad en el caso contrario. No obstan- te, lo importante en esta operación es no perder la visualización del motivo. Podemos eliminar la capa blanca o no, ya que su existencia es un medio para po- der visualizar más cómodamente la foto- grafía con la opacidad variada. Esto lo deja- mos a decisión del lector, ya que Inkscape interpreta transparencias en mapas de bits. Guardamos la imagen en otro archivo (por si las moscas, no conviene perder la fotografía original) en un formato que soporte múltiples niveles de transparencia como .PNG, .TGA o .TIFF (¡nunca en .GIF!). El resultado tendría que ser tal que el de la Figura 2.

Figura1. Modificando la opacidad de la foto- grafía.
Figura1. Modificando
la opacidad de la foto-
grafía.
Figura 2. Mr. Increíble, antes y después.
Figura 2. Mr. Increíble, antes y después.

COMPRENDIENDO EL MÉTODO DE

TRABAJO

Antes de nada, configuraremos la herra- mienta del lápiz en Archivo>Preferencias de Inkscape y una vez dentro, en el panel Herramientas>lápiz nos aseguraremos de que la opción es Estilo actual, tal como muestra la Figura 3. De esta forma, Inks- cape recordará los atributos del lápiz cada vez que realicemos un trazo.

Figura 3. ¡Que no se te olvide cambiar a esta opción!
Figura 3. ¡Que no se te olvide cambiar a esta opción!

Una vez configuradas estas opcio- nes, activare- mos la herra- mienta lápiz

(“F6”) y reali- zaremos un trazo cual- quiera sobre el lienzo. Acto seguido en la ventana de relleno y borde

(“Mays+Con-

trol+f”), nos

dirigiremos a

la pestaña “Relleno” (Figura 4) y, con el color uniforme seleccionado, crearemos un negro transparente (un gris) usando el sistema de colores HSV: deslizaremos los valores de saturación y valor hasta cero, y daremos un valor aproximadamente de cincuenta al canal A (Alpha o transparen- cia). Nos aseguraremos también de que tenemos eliminado el color del trazo. Con esta configuración de lápiz obten- dremos resultados muy similares a una mancha obtenida con acuarela, de hecho, el resultado final de este trabajo se aseme- ja en cierto modo a una pieza creada con la técnica acuosa. Para obtener valores más oscuros, deberemos apilar más formas, tal como muestra la Figura 5.

Figura 4. Desde aquí controlamos todo lo relativo al color.apilar más formas, tal como muestra la Figura 5 . Figura 5. Seis tonos obtenidos con

Figura 5. Seis tonos obtenidos con seis rectángulos super- puestos. Número 59
Figura 5. Seis tonos obtenidos con seis rectángulos super-
puestos.
Número 59

INKSCAPE

COVER

Queremos destacar que la herramienta

lápiz tiene un comportamiento un tanto

especial de cara a rellenar las figuras que

definimos con nuestras líneas: en el caso

crear una figura completamente cerra-

ésta queda rellenada siguiendo el cami-

no

ocurre si creamos una forma no cerrada? Sencillamente Inkscape se limita a trazar

una recta virtual entre el inicio y fin de línea,

y la rellena como si de una figura cerrada se

tratara. Podemos observar la Figura 6 para una mayor comprensión del compor- tamiento de la herramienta.

da,

de

que hemos definido. Sin embargo, ¿qué

Figura 6. La línea roja es la recta “virtual” que crea Inkscape.
Figura 6. La línea roja es la recta “virtual” que crea Inkscape.

PASO UNO: TRAZADO MANUAL CON

LÍNEA

La estructura del trabajo la realizaremos

por capas, siendo la primera la que conten- drá la fotografía modificada. Para ello, renombraremos la primera capa como foto desde el menú Capa>Cambiar nombre a capa. Acto seguido, importamos la fotografía con la opacidad modificada desde Archi- vo>Importar, y la disponemos en el lienzo

como convengamos. Si preferimos trabajar

sin borde de página, podemos eliminarlo

desde Archivo>Preferencias del documen- to>Página. Para trabajar más cómodamente, blo- quearemos esta capa pulsando sobre el micro-icono del candado situado en el panel inferior de la ventana. Ahora creare- mos una nueva capa (Capa>Capa nueva) sobre la que trabajaremos la línea. La renombraremos como línea, para mayor organización. Inicialmente, trabajaremos la figura con una fina línea de un punto o punto y medio,

15

COVER

INKSCAPE

sin

relleno de color. Iremos de mayor a

obstante, puede que estemos interesados

 

menor: primero seguiremos rápidamente

en algún punto de la simplificación. De ser

el

contorno del motivo (cabeza, mejilla,

así, podemos seguir el ejercicio con las for-

cuencas, en nuestro caso) e iremos diri- giendo nuestros trazos hacia áreas más pequeñas (labios, nariz). No nos obsesio- nemos con seguir perfectamente la foto-

mas simplificadas, o apartarlas para experi- mentos posteriores. Podemos ver el resul- tado en la Figura 8.

grafía, ni por los detalles de la misma, y

SEGUNDO PASO: VALOR Y COLOR

Figura 10. ¿Con borde o sin borde?
Figura 10. ¿Con borde o sin borde?

tampoco nos limitemos solo a marcar con-

Hemos realizado esta fase del ejercicio reti-

tornos; disfrutemos dejándonos llevar por

rando la figura de la fotografía, pero tenien-

las

formas que nos ofrece el motivo. Parte

do ambas presentes en pantalla para tener

de

la esencia de este ejercicio se basa en la

referencias directas a medida que trabaja-

espontaneidad, y ésta, en ocasiones, nos

mos. Llegados a este punto, quizá es algo

permite obtener gran cantidad de acciden-

incómodo y demasiado condicionante,

recomendamos añadir algo de transparen-

tes

afortunados con los que lograremos

calcando la foto.

cia a la misma, para no romper con la sen-

interesantes resultados. En la Figura 7 podemos observar cómo quedó nuestro trazado de líneas. Una vez terminado este primer paso, podemos separar, temporal o perma- nentemente (lo dejamos a elección del lec-

Una vez estemos de acuerdo con el trabajo de línea realizado, nos dispondre- mos a dar color a nuestra creación. Para ello, seleccionaremos todas las líneas y en la ventana de relleno y borde (pestaña “HSV”) asignaremos el negro transparente

sación etérea que nos ofrece el conjunto. Ahora que hemos observado nuestra pieza con grises, nos dispondremos a cambiar su color. Para ello, jugaremos con los valores HSV del panel de mismo nom- bre. A modo de recordatorio rápido, el sis-

   

del que hablábamos antes, otorgando el

tema de color HSV se basa en las variables

valor cero a los tres canales y cincuenta al

matiz (Hue), saturación (Saturation) y valor

tor), el trabajo de líneas de la foto, a fin de ver los resultados. Figura
tor), el trabajo de líneas de la foto, a fin de
ver
los resultados.
Figura 7. Un primer esbozo de nuestro trazado de líneas.

canal Alpha (A). Ahora habremos dado valor a nuestra creación con grises (Figura 9). Como explicamos en el apartado “Comprendiendo el método de trabajo”, el truco consiste en otorgar transparencia a los colores: podemos experimentar varian- do la transparencia del conjunto y observar el resultado.

Figura 9. Figura con relleno gris transparente.
Figura 9. Figura con relleno gris transparente.

Antes de pasar al tema del color, pode-

(Value). Por matiz debemos entender color, la saturación es la cantidad de gris que puede llevar un color (más saturación impli- ca más pureza en el color) y el valor consti- tuye la intensidad del mismo. Como habremos comprobado, Inksca- pe ofrece tres sistemas más de selección de color (RGB, CMYK y rueda de color). Por tanto, la elección del sistema HSV para este ejercicio no es arbitraria, ya que éste nos ofrece una forma muy cómoda de cara a buscar colores concretos (gracias al control Hue) con opción a modificar su intensidad, saturación y transparencia. De

 

Si lo deseamos, nos podemos detener

esta forma, nos ahorramos tener que

a

rectificar las formas. Un método rápido e

encontrar colores en base a ir mezclando

interesante de depuración de formas (y

líneas, a su vez), es utilizar la magnífica herramienta de simplificación de Inkscape. Para ello, bastará con seleccionar todo el

otros (como ocurre con el sistema RGB y CMYK) y además, podemos cambiar deli- beradamente el matiz para comprobar dis- tintas posibilidades cromáticas.

trabajo de línea realizado e ir pulsando “Ctrl+l” tantas veces como deseemos.

AÑADIENDO MÁS FORMAS

   

Una vez hayamos seleccionado el color

que mas nos guste, añadiremos más for-

mas a nuestra figura con tal de perfilar un

poco los volúmenes y realizar correcciones

Cada vez que ejecutemos la simplificación, las formas se irán suavizando hasta llegar a un
Cada vez que ejecutemos la simplificación,
las
formas se irán suavizando hasta llegar a
un
punto en el que difieran totalmente de
las
formas inicialmente concebidas. No
Figura 8. Figura original, simplificada cuatro veces y simpli-
ficada ocho veces, respectivamente.

mos jugar también con la línea, hasta ahora necesaria para definir las formas. Tenemos la opción de eliminarla o conservarla, ya que ambas posibilidades son válidas y ofre- cen sensaciones distintas (Figura 10), sin embargo, si optamos por la segunda,

tonales. Para conservar todo el trabajo realizado hasta ahora (aparte de guardar), creare- mos una nueva capa donde seguiremos trabajando un poco más la figura. Puede que nos preguntemos ¿cómo sigo? pues bien, una posible respuesta a la pregunta es observando con más atención la foto. Pensemos constantemente en tres dimensiones, olvidemos que estamos dibu- jando, ya que ahora estamos construyendo volúmenes con manchas transparentes

16 Número 59

16 Número 59

(como si de una acuarela se tratara) y ade- más, tenemos control total sobre la forma de la mancha. Comparemos constante- mente nuestra figura con la fotografía, bus- quemos áreas oscuras y otras más claras. Por ejemplo, una región relativamente aleja- da del ojo del espectador (como la nariz) y un volumen profundo, que se mete hacia adentro (cuencas de los ojos), tienen un va- lor más oscuro, mientras que una zona más cercana y con incidencia más directa de luz, es más clara. Olvidémonos por ahora de elementos más secundarios como los brillos y centrémonos en “explicar”, a nues- tra manera, los volúmenes del motivo. Al margen de la técnica, también con- viene tener en cuenta que no hay necesi- dad de explicar el motivo completo, pode- mos focalizar el trabajo hacia alguna parte específica de nuestra referencia (como por ejemplo, un ojo) y omitir partes que consi- deremos menos interesantes, ya que nunca viene mal que sea el espectador el que “complete” mentalmente lo que está viendo. No olvidemos de dejarnos llevar por la construcción de nuestra figura y tampoco de disfrutar con el proceso. En la Figura 11 podemos ver el resulta- do de este paso.

Figura 11. Completando la construcción de la figura.
Figura 11. Completando la construcción de la figura.

TERCER PASO: DEPURACIÓN Y DETALLES VARIOS

Antes de pasar a la fase final de “postpro- ducción” en GIMP, convendría añadir unos últimos complementos y depurar un poco la figura. En nuestro caso, hemos otorgado en primer lugar sutiles líneas transparentes a

 

INKSCAPE

COVER

Figura 12. Ultimando la figura.
Figura 12. Ultimando la figura.

Ahora viene una de las partes más intere-

santes del ejercicio, que es la composición

de

nuestra figura. En este paso daremos

algo de contexto a nuestro trabajo, emple-

ando técnicas de tratamiento de imagen,

así

que es hora de comenzar a arrancar

GIMP.

 
 

Cabe la posibilidad tanto de abrir el fi-

chero SVG con GIMP, como de exportarlo.

Sin

embargo, la exportación es más segura,

puesto que puede ocurrir que la aplicación

interprete mal la información que contiene

el

fichero de nuestro trabajo y muestre la

pieza de forma incorrecta.

 
 

Para la exportación, seleccionaremos

la

figura completa y nos dirigiremos a

Archivo>Exportar. Se abrirá un diálogo como el que muestra la Figura 13. Por defecto, aparecerá presionado el botón

“Selección”, lo que implica que solo serán exportadas las formas actualmente selec- cionadas. No obstante, queremos hacer

algunas formas, variando el grosor entre unas y otras. Otro aspecto a remarcar si comparamos nuestra figura resultante (Figura 12), es que algunas formas, como la que definía el cráneo, no están. Es hora de comenzar a refinar la figura, así que no dudemos en sacrificar formas con tal de favorecer el resultado final. Al fin y al cabo, siempre podremos deshacer y rehacer si no estamos convencidos. Destacar que, en ocasiones, es interesante dejar espa- cios en blanco para permitir “respirar” al espectador. Una vez finalizada esta depuración, duplicaremos, agruparemos y cortaremos lo creado hasta ahora (en este orden). Cre- aremos una nueva capa, y una vez ubica- dos en ella, pegaremos la figura recién cor- tada (“Ctrl+v”). Con esta capa pretendemos añadir grafismos que potenciaran el interés en nuestra pieza, para ello, dejaremos solo las líneas, eliminando el relleno. Las posibilida- des a partir de este punto son bastantes:

hincapié en la resolución de exportación del trabajo: Figura 13. El diálogo de exportar.
hincapié en la resolución de exportación
del
trabajo:
Figura 13. El diálogo de exportar.

Si el destino final de nuestro trabajo es la propia pantalla, como por ejemplo un wallpaper o una página web, dejaremos el tamaño de mapa de bits a 72dpi. Si queremos imprimir en buena resolu- ción nuestra creación, exportaremos el trabajo a 300dpi.

Dejar la línea completamente blanca, de tal forma que la figura quedará recortada. Variar el matiz y la transparencia, con lo que conseguiríamos un interesante con- traste entre línea y figura. Jugar con gradientes, ya sean opacos o con transparencia (recomendamos pro- bar este último).

CUARTO PASO: COMPOSICIÓN EN GIMP

Tras seleccionar la carpeta y asignar el nombre de archivo, pulsamos sobre

“Exportar”, para convertir nuestra creación

a mapa de bits. Si hemos decidido exportar

a 300dpi, nos daremos cuenta inmedia-

tamente de las enormes dimensiones que tiene el documento, así que recomenda- mos disponer de una máquina relativa- mente rápida para poder manejarlo con soltura en GIMP. Una vez abierta la imagen en GIMP, redimensionaremos el tamaño del lienzo -

Ya podemos ir despidiéndonos de los vec- tores (no es un adiós, sino un hasta luego).

del lienzo - Ya podemos ir despidiéndonos de los vec- tores (no es un adiós, sino

Número 59

17

COVER

INKSCAPE

que no de la imagen, para poder trabajar

con más soltura. Para ello, nos dirigiremos

camos el filtro Desenfoque>Desenfoque

Gaussiano. El método de desenfoque será

¡Pero no nos quedemos con el primer

intento!, tratemos de probar diversas com-

a

Imagen>Tamaño del lienzo y asignare-

RLE y el radio de 20 píxeles si exportamos

binaciones de degradados, variemos la

mos una nueva anchura y altura guiándo- nos por la previsualización. Escogidas las dimensiones, pulsaremos sobre el botón “Center” para centrar la imagen original sobre el redimensionado lienzo. Pulsamos sobre “Redimensionar”. Observaremos tras redimensionar el

lienzo, que la figura ha quedado centrada y limitada por las antiguas dimensiones del documento. Inicialmente no tocaremos

a

72dpi, o de 40 píxeles si exportamos a

transparencia de la capa, etc., toda experi-

300dpi. Nos quedará una imagen embo- rronada.

mentación es poca y son muchos los re- sultados interesantes que nos esperan.

a

Ahora asignaremos un modo de fusión

la capa original. La elección queda a mer-

 

ced del lector. Nosotros utilizamos el modo Multiplicar tal como se puede ver en la Figura 14. El siguiente paso es importante, ya que alterará contundentemente el resultado

para nada esta capa, sin embargo, convie-

final de nuestra pieza. No obstante, la

intención es enriquecer el color:

 

ne

recordar que podemos extender los

márgenes de una capa hacia los límites del lienzo mediante Capa>Capa a tamaño de imagen. Nos habremos percatado nada más abrir el documento de que la figura se encontraba tal como la exportamos:

1. En primer lugar, buscamos un par de colores que armonicen con la gama de la figura. Un buen truco es utilizar el cuentagotas, y tras obtener el color de rigor, desplazamos el matiz para buscar un color con el que se complemente. 2. Ahora creamos una nueva capa que se llamará color, y acto seguido aplicare- mos el modo de fusión pantalla. Sobre esta misma capa, crearemos un degra- dado de la forma y dirección que desee- mos. Observemos lo que ocurre: la figu- ra se ha teñido de los colores del degra- dado (Figura 15).

que desee- mos. Observemos lo que ocurre: la figu- ra se ha teñido de los colores

transparente. Esto nos ofrece multitud de ventajas a la hora de componer, ya que podemos cambiar fácil y radicalmente el feeling de la composición final, sin tener que recortar nada mediante máscaras. Antes de dar el siguiente paso, renombra- remos la capa que contiene la figura por original.

 

Figura 16. ¡Por fin!

Figura 14. Desenfoque gaussiano aplicado.
Figura 14. Desenfoque gaussiano aplicado.
 

Finalmente, para hacer más interesante

 

la

sobre todas las capas una nueva que se

pieza a nivel compositivo, añadiremos

llamará franja, donde crearemos un rectán- gulo con la herramienta máscara, para tal

 

efecto. En nuestra práctica hemos coloca-

do

la franja degradada en posición vertical

a

partir de un degradado lima-blanco. Para

lograr fusionar la franja con la figura, utiliza- mos el modo oscurecer solo. Podemos observar el resultado en la Figura 16.

   

Recordemos las capas necesarias para

la

composición (por el mismo orden) en la

Tabla 1.

Figura 15. Aplicamos un gradiente naranja-blanco.
Figura 15. Aplicamos un gradiente naranja-blanco.

CONCLUSIONES

Esperamos que hayáis disfrutado con este pequeño ejercicio y que haya servido para estimular vuestra creatividad. Una vez termi- nado, experimentar con todas las variacio- nes que se os ocurran, tanto en Inkscape como en GIMP, ya que el límite lo impone nuestra imaginación y no las herramientas.

Añadiremos una nueva capa (tempo- ralmente blanca) que irá directamente

hacia el fondo, ya que de esta forma dare-

Tabla 1. Modos de fusión

 

mos opacidad al lienzo. Ahora duplicamos

Nombre capa

Modo fusión

Descripción

capa que contiene la figura, la colocamos

justo debajo de la misma, la renombramos como emborronado y, tras asegurarnos de que no está bloqueado el canal Alpha, apli-

la

Franja

Color

Emborronado

Oscurecer solo

Solapar

Multiplicar

Toque compositivo

Degradado de colores

Desenfoque gaussiano

Original

Normal

Pieza inicial, sin retoque alguno

18 Número 59

18 Número 59