Está en la página 1de 380

MINISTERIO DEL TRABAJO

MINISTERIO DEL TRABAJO Recopilación de convenios internacionales del trabajo ratificados por Nicaragua Managua, Nicaragua 2006

Recopilación de convenios internacionales del trabajo ratificados por Nicaragua

Managua, Nicaragua 2006

Contenidos suministrados por:

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

Con la colaboración de:

Componente de Difusión, Proyecto Cumple y Gana Natalia Alvarez, Coordinadora Ivannia León, Asistente

Unidad de Relaciones Externas, FUNPADEM

© Copyright 2006

Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización expresa del Ministerio del Trabajo.

PRESENTACIÓN

Las normas internacionales del trabajo tienen por objeto la promoción de oportunidades para hombres y mujeres, con el fi n de que estos tengan mejores condiciones para conseguir un trabajo digno y productivo, es decir, en condiciones de libertad, igualdad, seguridad, y dignidad.

En la actualidad, las normas de la Organización Internacional del Trabajo, constituyen un componente esencial de la economía globalizada y del marco internacional para asegurar que el crecimiento económico sea benefi cioso para todos. Es así, que algunos de los tratados internacionales en materia comercial incluyan disposiciones sobre las condiciones laborales de los trabajadores, y que se refi eran a la Declaración de Principios y Derechos en el Trabajo de la OIT con mayor frecuencia. Igualmente, que señalen los convenios de la Organización Internacional del Trabajo como una medida de garantía para los trabajadores al fi jar un mínimo de condiciones laborales que deberían prevalecer en las relaciones comerciales entre los países.

Para el Ministerio del Trabajo, es un agrado presentarles la presente publicación y ponerla a su disposición, como una forma de contribuir a la promoción y divulgación de los convenios que en materia laboral el Estado de Nicaragua ha ratifi cado con la Organización Internacional del Trabajo. La Recopilación de Convenios Internacionales Ratifi cados por Nicaragua, es producto de la creciente necesidad de que se conozcan los textos sobre derecho laboral internacional y las disposiciones contenidas en ellos.

La presente edición esta compuesta por cinco partes:

el primer segmento se refi ere a las relaciones que el Estado de Nicaragua ha mantenido con la Organización Internacional del Trabajo; en este ejemplar encontraremos información general en relación a los compromisos

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratifi cadas por Nicaragua

normativos; seguidamente se incluye en una segunda parte información sobre el sistema normativo de OIT y sus mecanismos de control; a continuación se dedica una tercera sección referida a las declaraciones de la OIT con notas introductorias y los textos de las mismas incluyendo la Declaración de Principios y Derechos Fundamentales y su seguimiento de 1998; la cuarta parte es la mas esencial de esta compilación ya que contiene los textos de los convenios de OIT que Nicaragua ha ratifi cado; fi nalmente se incluye un listado de las recomendaciones de la OIT.

Los textos de los convenios que contiene la presente edición se presentan por categorías, correspondiendo dicha agrupación a la utilizada por la OIT, para que se pueda tener un parámetro de comparación con la terminología internacional. Por ejemplo, bajo un mismo eje temático se agrupan los convenios que se refi eren a trabajo infantil, trabajo de mar, higiene y seguridad, etc.

Para facilitar la comprensión y búsqueda de los convenios, se incluye una fi cha técnica al inicio de cada convenio que le introducirá al contenido de la norma, señalará a su atención el número del convenio, la conferencia en que fue adoptado, la categoría a la que pertenece, la fecha de ratifi cación en la Gaceta Diario Ofi cial, la fecha de Registro en OIT, el principio que regula el convenio, y un resumen de las disposiciones, así como las exclusiones y excepciones a las que da lugar el convenio en referencia.

Agradecemos especialmente al Proyecto Cumple y Gana sus aportes y contribuciones por hacer posible esta edición y ponerla a la disposición de toda la ciudadanía.

Esperamos que esta publicación les sea de gran utilidad en el ejercicio de sus tareas y funciones diarias; y que efectivamente este esfuerzo conjunto con la cooperación internacional se revierta en una mayor cultura y compromiso de cumplimiento para con los derechos laborales tanto internacionales como nacionales.

Virgilio Gurdián C.

Ministro del Trabajo República de Nicaragua

4

TABLA DE CONTENIDO

I. Nicaragua y la Organización Internacional del Trabajo........................................................................11

 

.........

12

Convenios Fundamentales ratifi cados por Nicaragua Convenios Prioritarios ratifi cados por Nicaragua

............... Convenios Denunciados por el Estado de Nicaragua

........

13

13

II. Introducción a las normas internacionales del trabajo y a los mecanismos de control de la Organización Internacional del Trabajo.................................................15

Sobre el sistema normativo 15 ................................................ Estructura y Organización de la OIT 16 ................................. Tipos de instrumentos ........................................................17 Características de las normas internacionales: Tripartitas, Universales, y Flexibles 17 ....................................................... Proceso de adopción de las normas 19 ....................................

Obligación de Sumisión de los Convenios Internacionales 20 ...... El Acto de Ratifi cación 21 ....................................................... Entrada en vigor de los convenios 22 .......................................

Procedimiento de denuncia de convenios

.......................

23

Mecanismos regulares de control relativos a las obligaciones establecidas en los convenios y recomendaciones o relacionados a ellos ..........................................................24 Memorias periódicas 25 ......................................................... Memorias no periódicas.....................................................26 Memorias sobre convenios no ratifi cados (Art. 19 de la Constitución de la OIT) 27 .................................................... La Comisión de Aplicación de Normas de la Conferencia 27 ................................................................... Procedimientos especiales de control 28 ................................

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

III. Declaraciones de la Organización Internacional del Trabajo....................................................................................................................33

Declaración de Filadelfia, relativa a los fines y objetivos de la Organización Internacional del Trabajo 33 ................................................................................................ Texto de la Declaración de Filadelfia, 1946...................................................................34 Declaración Tripartita de Principios sobre las empresas multinacionales y la política social, 1977 36 .................................................................................................. Texto de la Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social 36 ................................................................................ Declaración de Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo, 1998 47 ...................

Texto de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo y su seguimiento 48 .................................................................

Anexo

...........................................................................................................................

5

0

IV. Convenios internacionales del trabajo ratificados por Nicaragua.....................53

1 Libertad sindical, negociación colectiva y relaciones laborales.........................53 Ficha Técnica: Convenio Núm. 11................................................................................53 Convenio sobre el derecho de asociación (agricultura), 1921........................................53 Ficha Técnica: Convenio Núm. 87.......................................................................55 Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948....56 Ficha Técnica: Convenio Núm. 98................................................................................62 Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949.............62 Ficha Técnica: Convenio Núm. 135..........................................................................67 Convenio sobre los representantes de los trabajadores, 1971.................................67 Ficha Técnica: Convenio Núm. 141...........................................................................71 Convenio sobre las organizaciones de trabajadores rurales, 1975..........................71

  • 2. Trabajo forzoso........................................................................................................76

Ficha Técnica: Convenio Núm. 29.................................................................................76 Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930.....................................................................77 Ficha Técnica: Convenio Núm. 105............................................................................89 Convenio sobre la abolición del trabajo forzoso, 1957..........................................89

  • 3. Eliminación del trabajo infantil y protección de niños y adolescentes................92

Ficha Técnica: Convenio Núm .6..................................................................................92 Convenio sobre el trabajo nocturno de los menores (industria), 1919........................93

6

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

Ficha Técnica: Convenio Núm. 77............................................................................97 Convenio sobre el examen médico de los menores (industria), 1946.........................97 Ficha Técnica: Convenio Núm. 78...............................................................................104 Convenio sobre el examen médico de los menores (trabajos no industriales), 1946..................................................................................104 FichaTécnica: Convenio Núm.138................................................................................110 Convenio sobre la edad mínima, 1973.........................................................................111 Ficha Técnica: Convenio Núm.182.........................................................119 Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999...............................................120

  • 4. Igualdad de oportunidades y de trato...............................................................125

Ficha Técnica: Convenio Núm.100...........................................................................125 Convenio sobre igualdad de remuneración, 1951.........................................................125 FichaTécnica: Convenio Núm.111................................................................................130 Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), 1958........................130

  • 5. Consulta tripartita...............................................................................................134

Ficha Técnica: Convenio Núm.144...........................................................................134 Convenio sobre la consulta tripartita (normas internacionales del trabajo), 1976........35

  • 6. Administración e inspección del trabajo.................................................................139

Ficha Técnica: Convenio Núm. 63.................................................................................139 Convenio sobre estadísticas de salarios y horas de trabajo, 1938.....................................140

  • 7. Política y promoción del empleo.........................................................................149

Ficha Técnica: Convenio Núm.2...................................................................................149 Convenio sobre el desempleo, 1919.............................................................................150 Ficha Técnica: Convenio Núm. 88.............................................................................152 Convenio sobre el servicio del empleo, 1948.............................................................153 Ficha Técnica: Convenio Núm.122...............................................................................161 Convenio sobre la política del empleo, 1964..................................................................161

  • 8. Orientación y formación profesional..................................................................165

Ficha Técnica: Convenio Núm.140............................................................................165 Convenio sobre la licencia pagada de estudios, 1974..................................................166 Ficha Técnica: Convenio Núm.142...............................................................................170 Convenio sobre desarrollo de los recursos humanos, 1975...........................................171

  • 9. Salarios....................................................................................................................175

Ficha Técnica: Convenio Núm. 26.................................................................................175 Convenio sobre los métodos para la fijación de salarios mínimos, 1928......................175 Ficha Técnica: Convenio Núm. 95...............................................................................179

7

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

Convenio sobre la protección del salario, 1949..............................................................179 FichaTécnica: Convenio Núm. 131................................................................................187 Convenio sobre la fijación de salarios mínimos, 1970...............................................188

10. Tiempo de Trabajo............................................................................................192 Ficha Técnica: Convenio Núm.1..................................................................................192

Convenio sobre las horas de trabajo (industria), 1919.............................................193

Ficha Técnica: Convenio Núm. 04

......

201

Convenio sobre el trabajo nocturno (mujeres), 1919.......................................................202 Ficha Técnica: Convenio Núm. 14...............................................................................205 Convenio sobre el descanso semanal (industria), 1921...........................................206 Ficha Técnica: Convenio Núm. 30...............................................................................210 Convenio sobre las horas de trabajo (comercio y oficinas), 1930 .............................211

  • 11. Seguridad y Salud en el Trabajo.......................................................................216

Ficha Técnica: Convenio Núm. 13...............................................................................216 Convenio sobre la cerusa (pintura), 1921...................................................................217 Ficha Técnica: Convenio Núm. 45 ...............................................................................221 Convenio sobre el trabajo subterráneo (mujeres), 1935................................................221 Ficha Técnica: Convenio Núm. 115...........................................................................224 Convenio sobre la protección contra las radiaciones, 1960..............................................224 Ficha Técnica: Convenio Núm. 119............................................................................230 Convenio sobre la protección de la maquinaria, 1963...........................................231 Ficha Técnica: Convenio Núm. 127...........................................................................238 Convenio sobre el peso máximo, 1967......................................................................239 Ficha Técnica: Convenio Núm. 136..........................................................................242 Convenio sobre el benceno, 1971................................................................................243 Ficha Técnica: Convenio Núm. 139............................................................................249 Convenio sobre el cáncer profesional, 1974..................................................................249

  • 12. Seguridad Social................................................................................................254

FichaTécnica: Convenio Núm. 12..................................................................................254 Convenio sobre la indemnización por accidentes del trabajo (agricultura), 1921..........254 Ficha Técnica: Convenio Núm. 17.............................................................................256 Convenio sobre la indemnización por accidentes del trabajo, 1925........................257 Ficha Técnica: Convenio Núm. 18...........................................................................261 Convenio sobre las enfermedades profesionales, 1925...........................................261 Ficha Técnica: Convenio Núm. 19............................................................................264 Convenio sobre la igualdad de trato (accidentes del trabajo), 1925.................................265 Ficha Técnica: Convenio núm. 24............................................................................268 Convenio sobre el seguro de enfermedad (industria), 1927.........................................268 Ficha Técnica: Convenio núm. 25............................................................................273 Convenio sobre el seguro de enfermedad (agricultura), 1927.............................................274

8

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

  • 13. Protección de la maternidad...............................................................................279

Ficha Técnica: Convenio Núm.3..............................................................................279 Convenio sobre la protección de la maternidad, 1919....................................................279

  • 14. Política Social.......................................................................................................283

FichaTécnica: Convenio Núm. 117................................................................................283 Convenio sobre política social (normas y objetivos básicos), 1962...................................283

  • 15. Trabajadores migrantes.......................................................................................292

Ficha Técnica: Convenio Núm. 21.............................................................................292 Convenio sobre la inspección de los emigrantes, 1926..............................................292

  • 16. Gente de Mar.....................................................................................................295

Ficha Técnica: Convenio Núm. 8................................................................................295 Convenio sobre las indemnizaciones de desempleo (naufragio), 1920......................296 Ficha Técnica: Convenio Núm. 09.............................................................................298 Convenio sobre la colocación de la gente de mar, 1920..............................................299 Ficha Técnica: Convenio Núm. 16..............................................................................303 Convenio sobre el examen médico de los menores (trabajo marítimo), 1921...........303 Ficha Técnica: Convenio Núm. 22................................................................................306 Convenio sobre el contrato de enrolamiento de la gente de mar, 1926..................306 Ficha Técnica: Convenio Núm. 23..............................................................................313 Convenio sobre la repatriación de la gente de mar, 1926...........................................314 Ficha Técnica: Convenio Núm. 146............................................................................318 Convenio sobre las vacaciones anuales pagadas (gente de mar), 1976.......................318

  • 17. Trabajadores portuarios.......................................................................................325

Ficha Técnica: Convenio Núm. 27...........................................................................325 Convenio sobre la indicación del peso en los fardos transportados por barco, 1929..........................................................................................................325 Ficha Técnica: Convenio Núm. 28................................................................................328 Convenio sobre la protección de los cargadores de muelle contra los accidentes, 1929.........................................................................................328 Ficha Técnica: Convenio Núm. 137.............................................................................340 Convenio sobre el trabajo portuario, 1973.............................................................340

  • 18. Categorías

especificas

de

trabajadores

344

Ficha Técnica: Convenio Núm. 110..............................................................................344

Convenio sobre las plantaciones,

 

345

9

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

V. Listado de las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo............................................................................................373

Libertad sindical, negociación colectiva y relaciones laborales 373 .................................

Trabajo forzoso 373 ............................................................................................................ Eliminación del trabajo infantil y protección de los niños y de los adolescentes..........373 Igualdad de oportunidades y de trato 374 .......................................................................... Consulta tripartita 374 ......................................................................................................... Administración e inspección del trabajo 374 ..................................................................... Política y promoción del empleo 374 ................................................................................ Orientación y formación profesionales 375 .......................................................................... Seguridad del empleo 375 ..................................................................................................

Salarios

.......................................................................................................................

37

5

Tiempo de trabajo 375 .......................................................................................................

Seguridad y salud en el trabajo 376 ................................................................................... Seguridad social 376 ........................................................................................................... Protección de la maternidad 377 ........................................................................................ Política social..............................................................................................................377 Trabajadores migrantes 377 ................................................................................................ Gente de mar 377 .............................................................................................................

Pescadores

.............................................................................................

378

Trabajadores portuarios 378 ............................................................................................... Pueblos indígenas y tribales 379 ......................................................................................... Categorías específicas de trabajadores 379 ...........................................................................

10

I. Nicaragua y la Organización Internacional del Trabajo

Los derechos laborales fueron reconocidos y garantizados constitucionalmente por primera vez en la historia, en el articulo 123 de la Constitución Mexicana de 1917, disposición que se internacionalizó al ser recogida en el Tratado de Paz de Versalles de 1919. Al fin de la Primera Guerra Mundial se reúne la Conferencia de Paz, primero en París y luego en Versalles, estas reuniones dieron origen a la creación de la Organización Internacional del Trabajo; para este entonces la OIT era un organismo técnico que posteriormente pasó a ser un órgano especializado de las Naciones Unidas.

La labor de la OIT ha sido destacada en el sentido que ha tomado numerosas decisiones a lo largo de su historia bajo la forma de convenios y/o recomendaciones internacionales, estas sirven de base y fuente de inspiración al derecho nacional del trabajo de los distintos Estados miembros de la organización que posteriormente los ratifican para luego pasar a ser parte del derecho interno de los mismos.

Se consideran miembros fundadores de la OIT todos aquellos Estados que tuvieron la calidad de miembros signatarios de la Sociedad o Liga de Naciones, ya que por el hecho de adherirse a la carta de la segunda automáticamente se determinaba la partencia a la primera. Como signatarios de los Tratados de Paz de 1919, destacan once países latinoamericanos como miembros fundadores de la Sociedad de Naciones: Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, y Uruguay. Posteriormente, se adhieren: Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, El Salvador, y Venezuela. La OIT contó desde su fundación con 17 países de América Latina.

En la Conferencia General de la OIT, celebrada en Filadelfia en 1944, se adopto la Declaración de Principios de esta organización, instrumento que se conoce también como “Declaración de Filadelfia”.

Las agresiones provocadas por la Segunda Guerra Mundial, dieron como lugar la desaparición de la Sociedad de Naciones y por ende que la Organización Internacional del Trabajo funcionara de forma independiente hasta los albores de la nueva paz mundial. Es así, que por medio del acuerdo de 1946, suscrito entre el Consejo de Administración de la OIT y las Naciones Unidas, queda asociada la OIT al Sistema de Naciones Unidas como órgano sucesor de la Sociedad de Naciones, en su calidad de organismo especializado con jurisdicción y atribuciones propias del campo social y del trabajo.

La sede de la OIT, se estableció en Ginebra en 1920, pero por motivos de la guerra sus labores se desarrollaron desde su centro de acción en Montreal, Canadá, durante el periodo comprendido entre 1940 y 1948. En 1949, la OIT vuelve a Ginebra donde actualmente tiene su sede.

Nicaragua es miembro de la Organización Internacional del Trabajo desde su fundación en 1919, y desde 1957. Desde entonces el Estado de Nicaragua ha ratificado 59 convenios

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

internacionales en el trabajo, de los cuales 5 han sido denunciados y 54 se encuentran en pleno vigor. De este grupo de convenios cabe destacar los siguientes:

Convenios Fundamentales ratificados por Nicaragua

Actualmente se reconocen como derechos humanos los derechos individuales, pero también se reconocen los derechos de los grupos, de las comunidades, de los pueblos y de la humanidad misma, de tal suerte que los derechos del hombre, que fueron derechos subjetivos, son ahora también derechos de entes colectivos, en razón de ser el hombre el sujeto y beneficiario del goce de todos los derechos y el Estado el titular del poder y custodio del orden jurídico.

En la esfera de la OIT se han establecido una serie de derechos que se consideran fundamentales, ya que devienen de los derechos humanos mismos, y han sido plasmados en la Declaración de Principios y Derechos Fundamentales de la OIT. Estos principios se refieren a: i) la libertad de asociación y la libertad sindical y el reconcomiendo efectivo de los derechos de negociación colectiva ii) la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso y obligatorio; iii) la abolición efectiva del trabajo infantil; iiii) la eliminación de la discriminación en el empleo y la ocupación.

Los principios y derechos fundamentales proceden de la Constitución de la OIT y han sido expresados y desarrollados en ocho convenios que se reconocen como fundamentales por la comunidad internacional y la Organización Internacional del Trabajo. Estos ocho convenios fundamentales han sido ratificados en su totalidad por el Estado de Nicaragua; el último convenio fundamental que se ratifico fue el referido a las peores formas de trabajo infantil, núm. 182, en 2001.

Los principios y derechos contenidos en las 8 convenciones gozan de un estatus privilegiado al estar contenidos en el máximo cuerpo de ley dentro del ordenamiento jurídico laboral como es la Constitución Política de Nicaragua, y ampliamente desarrollados en las leyes ordinarias, reglamentos, etc.

Convenio

C29 Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930

C87 Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948

C98 Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949

C100 Convenio sobre igualdad de remuneración, 1951

C105 Convenio sobre la abolición del trabajo forzoso, 1957

C111 Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), 1958

C138 Convenio sobre la edad mínima, 1973

C182 Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999

12

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

Convenios Prioritarios ratificados por Nicaragua

La OIT establece por otra parte convenios que tratan asuntos de capital importancia para las instituciones laborales y las políticas en materia de trabajo y que por ende se consideran como convenios prioritarios. En relación a las ratificaciones sobre convenios prioritarios Nicaragua ha ratificado dos de las cuatro normas prioritarias.

Convenio

C122 Convenio sobre la política del empleo, 1964

C144 Convenio sobre la consulta tripartita (normas internacionales del trabajo), 1976

Convenios Denunciados por el Estado de Nicaragua

 

Convenio

  • C. 5 Convenio sobre la edad mínima (industria), 1919 (núm. 5), Denunciado el 2.11.1981

  • C. 7 Convenio sobre la edad mínima (trabajo marítimo), 1920 (núm. 7), Denunciado el 2.11.1981

  • C. 10 Convenio sobre la edad mínima (agricultura), 1921 (núm. 10), Denunciado el 2.11.1981

  • C. 15 Convenio sobre la edad mínima (pañoleros y fogoneros), 1921 (núm. 15), Denunciado el

2.11.1981

Los anteriores son convenios por denuncia “ipso jure”, es decir, por una denuncia automática en virtud de la ratificación del convenio 138 relativo a la edad mínima de admisión al empleo, ya que se aplica de forma general y no a un sector en particular como ocurría con los convenios denunciados. Estos convenios ya no se encuentran en vigor para Nicaragua, razón por la que se ha omitido el texto de los mismos en la presente compilación.

Convenio

C. 20 Convenio sobre el trabajo nocturno (panaderías), 1925 (núm. 20), Denunciado el 12.04.1934

La denuncia del C. 20 se registra en 1934 como denuncia directa.

13

II. Introducción a las normas internacionales del trabajo y a los mecanismos de control de la Organización Internacional del Trabajo

Sobre el sistema normativo

Ciertos entendidos en la materia del derecho laboral afirman que el conjunto de convenios Internacionales componen lo que seria un Código Internacional del Trabajo. El sistema normativo de la OIT clasifica los convenios internacionales de la siguiente manera:

  • - Convenios Fundamentales

  • - Convenios Prioritarios

  • - Otros convenios: agrupados por categorías.

El Estado que ratifica un convenio se compromete a adoptar “las medidas necesarias para hacer efectivas las disposiciones de dicho convenio”. La obligación no consiste únicamente en incorporar el convenio al derecho interno, sino que entraña también la necesidad de velar por su aplicación en la práctica.

En virtud de las disposiciones constitucionales de ciertos países, los convenios ratificados adquieren fuerza de ley nacional, lo que implica en algunos casos tomar medidas adicionales:

  • - para eliminar cualquier contradicción entre las disposiciones del convenio y la legislación y la práctica nacionales preexistentes;

  • - para dar efecto a las disposiciones del convenio que no son de cumplimiento automático (por ejemplo, las que requieren que ciertos asuntos vengan regidos por la legislación nacional o decididos por las autoridades competentes, o que exigen la adopción de medidas administrativas especiales);

  • - para imponer sanciones en los casos apropiados;

  • - para tener la seguridad de que a todas las autoridades y personas interesadas (empleadores, trabajadores, servicios de inspección del trabajo, tribunales, autoridades administrativas, etc.) les consta la incorporación del convenio al derecho interno y, en caso necesario, para dar orientaciones.

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

En ningún caso podrá considerarse que la adopción de un convenio o de una recomendación por la Conferencia, o la ratificación de un convenio por cualquier miembro, menoscabará cualquier ley, sentencia, costumbre o acuerdo que garantice a los trabajadores condiciones más favorables que las que figuren en el convenio o en la recomendación. Por ello, que la norma internacional sea considerada como una norma mínima.

Estructura y Organización de la OIT

Desde su creación en 1919, la Organización Internacional del Trabajo tiene la misión de promover la justicia social en el mundo. Con tal propósito, reúne informaciones relativas a la problemática de la materia del trabajo, estableciendo luego normas internacionales, encargándose de su difusión, y controlando su aplicación en los distintos países. Ejerce igualmente actividades de carácter concreto y presta asistencia técnica para la realización de programas de desarrollo social y económico.

El carácter tripartito de la OIT -Gobiernos, Empleadores y Trabajadores- es único en el Sistema de Naciones Unidas. Así mismo, en la composición de sus demás órganos. La OIT se compone de tres estructuras a saber: la Conferencia, el Consejo de Administración y la Oficina.

La Conferencia Internacional del Trabajo es el órgano supremo que adopta las normas internacionales y, por ende el órgano legislativo de la organización. Cada uno de los Estados miembros es representado en la conferencia por 4 delegados, dos gubernamentales, un empleador y un trabajador, los que disponen -en el plano jurídico- de absoluta libertad en el ejercicio de su derecho al voto. La Conferencia se reúne periódicamente en junio de cada año.

La OIT a la fecha ha adoptado mas de 180 convenios internacionales, incluyendo la norma marítima “Convenio refundido sobre el trabajo en el mar” y la “norma promocional sobre la seguridad y salud en el trabajo”, ambas de 2006.

El Consejo de Administración, se compone de 56 miembros, de los cuales 28 son miembros gubernamentales, 14 miembros de los trabajadores, y 14 miembros de los empleadores. El Consejo de Administración es el órgano ejecutivo de la organización.

La Oficina Internacional del Trabajo es la secretaria permanente del organismo, maneja las actividades de cooperación técnica, bajo la supervisión del Consejo de Administración y de su Director General, y tiene a su cargo el Centro Internacional de Formación de Turín y el Instituto de Estudios Laborales de Ginebra. La sede de la Oficina se encuentra en Ginebra, y cuenta con Oficinas Regionales, Subregionales y de enlace. La sede Regional de América esta en Lima, Perú y la Oficina Subregional para Centroamérica y República Dominicana funciona en San José, Costa Rica.

16

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

Tipos de instrumentos

Como se ha mencionado, la función principal de la OIT la constituye la labor normativa, esta función se recoge mediante las normas internacionales del trabajo. Las normas internacionales se clasifican principalmente en dos tipos de instrumentos: los convenios y las recomendaciones, entre las cuales hay una diferencia jurídica fundamental que hay que destacar. Los convenios están expresamente destinados a crear obligaciones vinculantes entre la OIT y el Estado que lo ratifica, son instrumentos dispuestos a la ratificación. Las recomendaciones, en cambio no crean obligaciones, sino que tienen la finalidad de definir pautas orientadoras, sus efectos se limitan a servir de guía en la formulación de políticas, la legislación, y las actividades prácticas.

Los Miembros de la OIT contraen la obligación de aplicar las disposiciones de un convenio únicamente cuando se convierten en partes contratantes mediante el acto de la ratificación; esto si se obtiene el consentimiento de las autoridades competentes. En el caso particular de Nicaragua, corresponde esta atribución a la Asamblea Nacional, para hacer aplicar el convenio por medio de medidas legislativas o de cualquier otra índole que sean necesarias para esos efectos. Se recuerda que la aplicación de un convenio ratificado no solo depende de las medidas legislativas que los Estados lleven a cabo, sino que también, y muy importante, de la aplicación en la práctica para dar efecto a las disposiciones del instrumento que se ha ratificado.

Por otro parte, se encuentran los Protocolos, que son instrumentos que revisan parcialmente un convenio y únicamente están abiertos a la ratificación de un Estado obligado ya por el convenio, o si lo ratifica simultáneamente, queda también vinculados por el.

Características de las normas internacionales: Tripartitas, Universales, y Flexibles.

Las normas internacionales son el producto de las reflexiones entre representantes de los gobiernos, de los empleadores y de los trabajadores. Este procedimiento de preparación de las normas, en el que estos tres actores discuten en igualdad de condiciones, otorga legitimidad y característica singular al sistema normativo de OIT en relación con otros sistemas de Naciones Unidas. Por ello, que el carácter tripartito sea una característica distintiva de las normas.

El principio de universalidad refiere la aplicación universal de las normas internacionales del trabajo. Las normas reflejan el hecho de que existen diferencias culturales, históricas, jurídicas, y sobre el nivel de desarrollo económico entre los países. La mayor parte de las normas internacionales han sido formuladas para que posean la suficiente flexibilidad para que sea posible trasladar a la legislación y práctica nacionales teniendo debida cuenta de estas diferencias. El principio de flexibilización de las normas internacionales permite a la vez la aplicación universal de las mismas.

17

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

La Conferencia ha recurrido a diversos medios para dar flexibilidad al alcance, a los métodos de aplicación o a las obligaciones de fondo de las normas internacionales del trabajo. Por ejemplo:

  • - Adopción de un convenio que enuncia los principios básicos, junto con una recomendación (o complementado más tarde por ella) que orienta sobre los pormenores técnicos y prácticos de su aplicación.

  • - Formulación de las normas de un modo amplio y general - por ejemplo, para fijar objetivos de política social -, de modo tal que sean las condiciones y prácticas nacionales, a menudo después de consultar a las organizaciones de empleadores y de trabajadores, las que determinen los métodos de aplicación (leyes, reglamentos, convenios colectivos, etc.).

  • - División del convenio en partes o artículos, algunas de cuyas obligaciones, tan sólo, es preciso aceptar en el momento de la ratificación, con lo que resulta posible la extensión gradual de las obligaciones según vayan evolucionando la legislación social y los medios de cumplimiento de la misma.

  • - División del convenio en partes diferentes, que permitan la aceptación de obligaciones de distinto nivel o grado.

  • - Cláusulas que permiten - en ciertos casos, a título temporal - la aceptación de normas específicas menos rigurosas por ciertos Estados, por ejemplo cuando no existía en ellos una legislación sobre la materia del convenio con anterioridad a su ratificación o cuando la economía y las instituciones administrativas o médicas no están lo bastante desarrolladas.

  • - Posibilidad de excluir, por ejemplo, a determinadas categorías laborales o empresas o a regiones poco pobladas o insuficientemente desarrolladas.

  • - Aceptación por separado de las obligaciones derivadas de los convenios para quienes trabajan en ciertos sectores económicos.

  • - Cláusulas que facilitan la adaptación en todo momento a los adelantos de las ciencias médicas, remitiendo a la “edición más reciente” de una obra de referencia, o manteniendo constantemente en examen el asunto en función del progreso de los conocimientos.

  • - Adopción de un protocolo

facultativo de

un convenio,

que permita la

ratificación

del

mismo

con

una mayor

flexibilidad o

que

amplíe sus

obligaciones.

18

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

  • - Cláusulas de un convenio que revisan parcialmente un convenio anterior, imponiendo otras obligaciones, más actuales, dejando la posibilidad de ratificar el convenio en su forma no revisada.

Proceso de adopción de las normas

Cuando la Conferencia la Conferencia Internacional del Trabajo se pronuncia a favor de la adopción de proposiciones relativas a una cuestión del orden del día, tendrá que determinar si dichas proposiciones han de revestir la forma: a) de un convenio internacional, o b) de una recomendación. En ambos casos, para que la Conferencia adopte en votación final será necesaria una mayoría de dos tercios de los votos emitidos por los delegados presentes. El Consejo de Administración fija el orden del día de las reuniones y decide si la cuestión es objeto de simple discusión; o doble discusión. El Consejo de Administración puede decidir también someter la cuestión a una conferencia técnica preparatoria.

Procedimiento de doble discusión:

La Oficina prepara un informe sobre la legislación y la práctica en los distintos países, junto con un cuestionario. En uno y otro se pide a los gobiernos que consulten a las organizaciones más representativas de empleadores y de trabajadores antes de dar por terminadas sus respuestas, que han de enviar dieciocho meses, por lo menos, antes de la apertura de la reunión de la Conferencia en que haya de discutirse la cuestión. Para figurar en el informe, las respuestas de los gobiernos deben llegar a la Oficina once meses, por lo menos, antes de la apertura de dicha reunión.

La Oficina prepara un nuevo informe basado en las respuestas de los gobiernos, indicando las principales cuestiones que debe considerar la Conferencia. Este informe se envía a los gobiernos cuatro meses, por lo menos, antes de la apertura de la reunión de la Conferencia. La Conferencia examina esos informes - normalmente, en comisión - y, si decide que la cuestión es apropiada para ser objeto de un convenio o una recomendación, adopta las conclusiones que considere adecuadas y decide que se incluya la cuestión en el orden del día de la reunión siguiente, o bien pide al Consejo de Administración que inscriba la cuestión en el orden del día de una reunión ulterior.

Basándose en las respuestas de los gobiernos y teniendo en cuenta la primera discusión de la Conferencia, la Oficina prepara uno o varios proyectos de convenio o de recomendación y los envía a los gobiernos dentro de los dos meses que siguen a la clausura de la reunión de la Conferencia. Se pide de nuevo a los gobiernos que consulten a las organizaciones de empleadores y de trabajadores. Los gobiernos disponen de tres meses para sugerir enmiendas o presentar observaciones. Basándose en las respuestas de los gobiernos, la Oficina redacta un informe definitivo, que contiene el texto de los proyectos de convenio o de recomendación con las enmiendas que se han estimado necesarias, y lo envía a los gobiernos tres meses, por lo menos, antes de la apertura de la reunión en que haya de discutirse la cuestión.

19

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

Finalmente, la Conferencia decide si ha de tomar como base para su segunda discusión el texto de los proyectos de convenio o de recomendación preparado por la Oficina y el modo de examinarlos, habitualmente en comisión para empezar. Se someten todas y cada una de las cláusulas de un proyecto de convenio o de recomendación a la Conferencia, para su adopción. El texto así adoptado por la Conferencia se remite, para la preparación del texto definitivo al Comité de Redacción. El texto revisado por el Comité de Redacción se somete a la Conferencia para la votación final de su adopción.

Si la Conferencia se pronuncia en contra de un proyecto de convenio contenido en el informe de una comisión, puede devolvérselo para su conversión en una recomendación cuando: un proyecto de convenio no obtiene en la votación final la mayoría de dos tercios de los votos requerida para su adopción, sino únicamente una mayoría simple, la Conferencia puede devolverlo al Comité de Redacción, para que lo transforme en una recomendación.

Procedimiento de simple discusión.

El examen y adopción final de proyectos de convenio y de recomendación por la Conferencia sigue el mismo trámite que cuando se trata del procedimiento de doble discusión, con la diferencia que solo se somete en una conferencia. Por lo general, las recomendaciones son las que siguen el proceso de simple discusión.

Obligación de Sumisión de los Convenios Internacionales

Inmediatamente después de la adopción por la Conferencia Internacional del Trabajo de un instrumento internacional, se comunican los textos de los convenios y de las recomendaciones a los gobiernos, recordándoles las obligaciones que se desprenden en relación a someter esos instrumentos a las autoridades competentes, sin excepción y sin distinción alguna entre los convenios y las recomendaciones.

La autoridad competente es aquella que tenga, de acuerdo con la Constitución nacional de cada Estado, el poder de legislar o de tomar cualquier otra medida para dar efecto a los convenios y recomendaciones. La autoridad competente debe ser normalmente el legislativo.

La obligación de sumisión a las autoridades competentes no implica para los gobiernos la de proponer la ratificación o la aplicación del instrumento de que se trate. Los gobiernos gozan de toda latitud en cuanto a la naturaleza de las proposiciones presentadas acerca de los convenios y recomendaciones sometidos a las autoridades competentes, queda enteramente a discreción de las autoridades competentes dar o negar dicho consentimiento.

La sumisión de los convenios y recomendaciones a dichas autoridades debería ir siempre acompañada o seguida de una declaración o de proposiciones en las que se expresen los puntos de vista del gobierno acerca del curso que debiera darse a estos textos.

20

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

En el caso de un convenio:

El convenio se comunicará a todos los Miembros para su ratificación. Cada uno de los Miembros se obliga a someter el convenio, en el término de un año a partir de la clausura de la reunión de la Conferencia (o, cuando por circunstancias excepcionales no pueda hacerse en el término de un año, tan pronto sea posible, pero nunca más de dieciocho meses después de clausurada la reunión de la Conferencia), a la autoridad o autoridades a quienes competa el asunto, al efecto de que le den forma de ley o adopten otras medidas;

Los Miembros informarán al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo sobre las medidas adoptadas de acuerdo con este artículo para someter el convenio a la autoridad o autoridades competentes, comunicándole, al mismo tiempo, los datos relativos a la autoridad o autoridades consideradas competentes y a las medidas por ellas adoptadas:

En el caso de una recomendación:

La recomendación se comunicará a todos los Miembros para su examen, a fin de ponerla en ejecución por medio de la legislación nacional o de otro modo. Cada uno de los Miembros se obliga a someter la recomendación, en el término de un año a partir de la clausura de la reunión de la Conferencia (o, cuando por circunstancias excepcionales no pueda hacerse en el término de un año, tan pronto sea posible, pero nunca más de dieciocho meses después de clausurada la reunión de la Conferencia), a la autoridad o autoridades a quienes competa el asunto, al efecto de que le den forma de ley o adopten otras medidas;

Los Miembros informarán al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo sobre las medidas adoptadas de acuerdo con este artículo para someter la recomendación a la autoridad o autoridades competentes, comunicándole, al mismo tiempo, los datos relativos a la autoridad o autoridades consideradas competentes y a las medidas por ellas adoptadas.

El Acto de Ratificación

Si el Miembro obtuviere el consentimiento de la autoridad o autoridades a quienes competa el asunto, comunicará la ratificación formal del convenio al Director General de la OIT y adoptará las medidas necesarias para hacer efectivas las disposiciones de dicho convenio.

No existen disposiciones específicas en la Constitución respecto de la forma de comunicar las ratificaciones, que puede variar según las leyes y la práctica constitucionales de cada Estado. Para poder ser registrado el instrumento de ratificación debe:

21

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

  • - precisar claramente el convenio o convenios que se ratifican;

  • - ser un documento original (y no un facsímil o una fotocopia), firmado por una persona con autoridad para actuar en nombre del Estado (por ejemplo, el Jefe del Estado, el Primer Ministro, el Ministro de Asuntos Exteriores o el Ministro de Trabajo);

  • - indicar claramente la intención del gobierno de que el Estado quedará obligado por el convenio de que se trate y su compromiso de cumplir con las obligaciones del convenio, siendo preferible que haya una referencia específica al artículo 19, 5), d) de la Constitución de la OIT.

En varios convenios se estipula la inclusión de declaraciones en el instrumento de ratificación o en un documento que lo acompañe. No se puede registrar el instrumento de ratificación si la Oficina no recibe una declaración semejante. En algunos casos, se define en una declaración obligatoria el alcance de las obligaciones aceptadas o se dan otros pormenores indispensables. En todos esos convenios, procede tomar en consideración el contenido de la declaración antes de preparar el instrumento de ratificación, y dar en él, o en un documento anexo, las indicaciones necesarias.

En el caso de algunos convenios (y protocolos), sólo hace falta una declaración si el Estado ratificante desea acogerse a exclusiones, excepciones o modificaciones autorizadas. En tal caso, la declaración debe figurar en el instrumento de ratificación o acompañarlo:

si la Oficina recibe el instrumento de ratificación sin una declaración que lo matice, se registrará la ratificación tal cual, y dejará de ser posible acogerse a exclusiones, excepciones o modificaciones. No son, sin embargo, posibles otras limitaciones de las obligaciones de un convenio que no sean las específicamente establecidas en él, para lo cual no ha lugar a reservas.

Los artículos finales de todos los convenios contienen disposiciones relativas al registro de ratificaciones por el Director General y su notificación de las mismas a todos los Estados Miembros, así como su comunicación al Secretario General de las Naciones Unidas, para el registro de los convenios de conformidad con el artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas. Se comunican todas las ratificaciones al Consejo de Administración, y se notifican a los Estados Miembros mediante su publicación en el Boletín Oficial. Se hace lo mismo con las declaraciones y otros documentos que aceptan o modifican obligaciones.

El convenio entrara en vigencia para el Estado doce meses después del registro de su ratificación.

Entrada en vigor de los convenios

Todos los Convenios contienen disposiciones relativas a su entrada en vigor. Desde 1928, los convenios suelen entrar en vigor 12 meses después de haber sido ratificados por dos Estados miembros. Hay sin embargo disposiciones diferentes en ciertos convenios marítimos y en algunos otros, hasta que no entra en vigor, un convenio no puede surtir efectos en derecho internacional.

22

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

La entrada en vigencia del convenio no debe confundirse con la entrada en vigencia de la ratificación por parte de un Estado miembro.

Procedimiento de denuncia de convenios

En todos los convenios hay un artículo en el que se precisan las condiciones con arreglo a las cuales los Estados que lo han ratificado pueden denunciarlo, es decir, dar por terminada sus obligaciones derivadas de la ratificación. Una vez denunciado el convenio deja de surtir todos los efectos en el Estado que se ha acogido a este procedimiento.

Con arreglo al artículo correspondiente de cada convenio, la denuncia se efectúa mediante una comunicación al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo, a efectos de su registro. El instrumento de denuncia debe:

  • - precisar claramente el convenio o convenios que se denuncian;

  • - ser un documento original (y no un facsímil o una fotocopia), firmado por una persona con autoridad para actuar en nombre del Estado (por ejemplo, el Jefe del Estado, el Primer Ministro, el Ministro de Asuntos Exteriores o el Ministro de Trabajo);

  • - indicar claramente que constituye la denuncia oficial del convenio de que se trate.

Existen convenios, en los que la denuncia es posible en todo momento, al cabo de un período inicial de cinco o diez años (según los convenios) a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor. Otros, al cabo de un período inicial de cinco o - las más de las veces - diez años (según los convenios) a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, pero solamente en un plazo de un año.

Al enterarse de que se entiende denunciar un convenio, la Oficina señala a la atención del gobierno el principio general que rige las consultas. Siempre que un gobierno comunica la denuncia de un convenio sin precisar las razones que motivan su decisión, la Oficina le pide que facilite esas indicaciones, para información del Consejo de Administración.

Todas las denuncias registradas por el Director General de la OIT se notifican al Secretario General de las Naciones Unidas.

Las denuncias surten efecto de conformidad con los artículos finales de cada convenio, habitualmente un año después de haberlas registrado el Director General.

23

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

Mecanismos regulares de control relativos a las obligaciones establecidas en los convenios y recomendaciones o relacionados a ellos.

Las normas internacionales del trabajo están respaldadas por un sistema de control único en el ámbito internacional que contribuye a garantizar que los países apliquen los convenios que ratifican. La OIT examina periódicamente la aplicación de las normas en los Estados a través de su mecanismo regular de control o de mecanismos especiales. De darse algún problema en la aplicación de las normas la OIT se dirige a asistir a los países, a través del dialogo y la asistencia técnica.

La Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones y la Comisión de Aplicación de Normas de la Conferencia son los órganos encargados del control regular de la observancia en los Estados Miembros y de las obligaciones derivadas de las normas adoptadas. Por otro lado, el mecanismo especial lo constituyen varios procedimientos de acuerdo a las características de cada caso, dentro de estos procedimientos cabe destacar el que lleva a cabo el Comité de Libertad Sindical.

La Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y recomedaciones

La Comisión de Expertos esta compuesta por miembros elegidos a titulo personal, de entre personalidades independientes y totalmente imparciales, y habida cuenta de su competencia técnica, ya que dentro de los principios generales se exige que la Comisión dé muestras de independencia, imparcialidad y objetividad al indicar en qué medida le parece que la situación existente en cada Estado concuerda con los términos de los convenios y con las obligaciones aceptadas de conformidad con la Constitución de la OIT. Por lo mismo, la Comisión debe examinar:

  • - las memorias anuales previstas por el artículo 22 de la Constitución y relativas a las medidas tomadas por los Miembros para dar efecto a las disposiciones de los convenios que han ratificado, así como las informaciones facilitadas por los Miembros sobre los resultados de las inspecciones; se establece además que los Gobiernos deben llevar a cabo e incluir en sus memorias la consulta a las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores sobre las cuestiones que puedan derivarse de las memorias sobre convenios ratificados que hayan de comunicarse a la Oficina.

  • - las informaciones y las memorias comunicadas por los Miembros, de conformidad con el artículo 19 de la Constitución, sobre los convenios y las recomendaciones que no han sido ratificados;

  • - las informaciones y las memorias relativas a las medidas adoptadas por los Miembros en virtud del artículo 35 de la Constitución, aplicación de los convenios en territorios no metropolitanos.

24

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

Al momento de proceder al examen de la aplicación de las normas internacionales del trabajo, la Comisión de Expertos efectúa dos tipos de comentarios: observaciones y solicitudes directas. Las observancias contienen comentarios sobre las cuestiones fundamentales planteadas por la aplicación de un determinado convenio por parte de un Estado. Estas observaciones se publican en el informe anual de la Comisión. Las solicitudes directas se relacionan con cuestiones más técnicas o con peticiones de más información. No se publican en el informe, sino que se comunican directamente a los gobiernos concernidos.

El informe anual de la Comisión de Expertos, que generalmente se publica en el mes marzo, se presenta a la siguiente Conferencia Internacional del Trabajo, en el mes de junio, donde es examinado por la Comisión de Normas de la Conferencia.

Memorias sobre convenios ratificados (ART. 22 de la Constitución de la OIT)

Cada uno de los Miembros se obliga a presentar a la Oficina Internacional del Trabajo una memoria anual sobre las medidas que haya adoptado para poner en ejecución los convenios a los cuales se haya adherido. Las memorias se presentan ante la OIT en el periodo comprendido entre 1.o de junio y el 1.o de septiembre de cada año. Los gobiernos pueden transmitir todas sus memorias simultáneamente o escalonadamente. Las memorias deben cubrir el período correspondiente hasta la fecha de transmisión. Estas memorias serán redactadas en la forma que indique el Consejo de Administración y deberán contener los datos que éste solicite. El sistema de presentación de memorias, consiste en:

Memorias periódicas

  • - La presentación de una primera y segunda memorias detallada en el año que sigue al de la entrada en vigor del convenio para cada Estado. Se pide una segunda memoria detallada dos años después de la primera (o un año más tarde, si es el año en el cual han de presentar en todo caso una memoria periódica todos los Estados que han ratificado ese convenio).

  • - La presentación de memorias posteriores con la periodicidad siguiente, quedando entendido que la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones puede pedir memorias detalladas sin ceñirse a esa periodicidad.

  • - Memorias bienales. Se solicitan automáticamente memorias detalladas cada dos años sobre los diez Convenios siguientes, calificados de fundamentales y prioritarios: libertad sindical: núms. 87 y 98; abolición del trabajo forzoso: núms. 29 y 105; igualdad de trato y de oportunidades: núms. 100 y 111; política del empleo: núm. 122; inspección del trabajo: núms. 81 y 129; consulta tripartita: núm. 144.

25

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

  • - Memorias quinquenales. Se piden memorias simplificadas cada cinco años en relación con los demás convenios.

Memorias detalladas.

Para cada convenio debe haber una memoria detallada en la forma aprobada por el Consejo de Administración, para lo cual se dispone de un formulario de memoria que sirve de modelo para la preparación de memorias sobre convenios ratificados en el que se reproducen las disposiciones sustanciales del convenio y se indican los datos sobre el mismo que han de facilitarse. Hay preguntas concretas sobre algunas de las disposiciones de fondo, para facilitar el acopio de una información que permita a los órganos de control apreciar el modo en que se aplica el convenio.

En algunos casos se requiere, no obstante, de una memoria detallada cuando la Comisión de Expertos ha formulado una observación o una solicitud directa que piden respuesta, o cuando la Comisión de Expertos considera que debe comunicarse una memoria detallada a causa de posibles cambios de la legislación o la práctica de un Estado Miembro, que repercutan acaso en su modo de aplicar el convenio.

Memorias simplificadas

Estas memorias contienen únicamente:

  • - Leyes, reglamentos de aplicación, etc.: información sobre posibles cambios de la legislación y la práctica que repercutan en la aplicación del convenio, y sobre las características y los efectos de esos cambios.

  • - Aplicación del convenio: información estadística o de otra índole, y comunicaciones estipuladas en el mismo (incluida la información pertinente sobre las exclusiones autorizadas).

  • - Comunicación de copias de las memorias a las organizaciones de empleadores y de trabajadores: indicación de las organizaciones de empleadores y de trabajadores a las que se han enviado copias de la memoria simplificada.

  • - Observaciones de organizaciones de empleadores y de trabajadores: comentarios remitidos por las organizaciones de empleadores y de trabajadores a las que se han enviado copias de la memoria simplificada.

Memorias no periódicas

Deben presentarse memorias detalladas no periódicas sobre la aplicación de un convenio

ratificado cuando:

  • - la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones, por iniciativa suya o de la Comisión de Aplicación de Normas de la Conferencia, lo pide;

26

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

  • - la Comisión de Expertos ha de examinar el curso dado a los procedimientos iniciados por el Consejo de Administración en relación con los artículos 24 ó 26 de la Constitución o ante el Comité de Libertad Sindical;

  • - se han recibido comentarios de organizaciones nacionales o internacionales de empleadores o de trabajadores, y la Comisión de Expertos estima que está justificada una memoria detallada, habida cuenta de la respuesta del gobierno o porque no haya contestado;

  • - no se ha presentado una memoria, o no se ha dado una respuesta, a los comentarios de los órganos de control (si no se contesta una y otra vez, o la respuesta es manifiestamente inadecuada, la Comisión de Expertos puede examinar, no obstante, el asunto tomando como base la información disponible).

  • - Exención de la obligación de presentar una memoria. A reserva de las condiciones y garantías establecidas por el Consejo de Administración, no se piden memorias sobre los convenios que no corresponden ya a necesidades actuales.

Memorias sobre convenios no ratificados (Art. 19 de la Constitución de la OIT)

En el caso de un convenio que no ha ratificado un Estado Miembro, éste tiene la obligación de informar al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo, con la frecuencia que fije el Consejo de Administración, sobre el estado de su legislación y la práctica en lo que respecta a los asuntos tratados en el convenio, precisando en qué medida se ha puesto o se propone poner en ejecución cualquiera de las disposiciones del convenio, por vía legislativa o administrativa, por medio de contratos colectivos, o de otro modo, e indicando las dificultades que impiden o retrasan la ratificación de dicho convenio. Cada año, el Consejo de Administración selecciona como sigue los instrumentos con respecto a los cuales habrán de presentarse memorias:

  • - Los convenios y recomendaciones sobre los que se piden memorias se agrupan por asuntos.

  • - Se selecciona un número de instrumentos limitado, para no dar un trabajo excesivo a las administraciones nacionales responsables de la preparación de las memorias o a los órganos de control de la OIT.

  • - Los asuntos elegidos deben ser de interés actual

Se pedirá a los gobiernos de todos los Estados Miembros que no hayan ratificado los convenios relativos al trabajo forzoso, la libertad sindical, la discriminación y el trabajo infantil que presenten memorias en virtud del artículo 19, con frecuente periodicidad.

27

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

La Comisión de Aplicación de Normas de la Conferencia

Esta Comisión, es permanente y está compuesta por delegados de los gobiernos, de los empleadores y de los trabajadores, se reúne anualmente durante el periodo de la conferencia internacional, las atribuciones de la Comisión de la Conferencia consisten en examinar:

  • - las medidas adoptadas por los Estados Miembros para dar efecto a las disposiciones de los convenios en que sean parte, así como las informaciones proporcionadas por los Estados Miembros;

  • - las informaciones y memorias relativas a los convenios y recomendaciones enviados por los Miembros de acuerdo con el artículo 19 de la Constitución, convenios no ratificados;

  • - las medidas adoptadas por los Estados Miembros de acuerdo con el artículo 35 de la Constitución, aplicación de los convenios en territorios no metropolitanos

  • - y en presentar un informe a la Conferencia.

Después del examen independiente y técnico de la documentación por la Comisión de Expertos, las reuniones de la Comisión de la Conferencia brindan a los representantes gubernamentales, de los empleadores y de los trabajadores la oportunidad de examinar conjuntamente el modo en que los Estados cumplen con sus obligaciones establecidas en los convenios y recomendaciones o relacionadas con ellos. Los gobiernos mencionados en estos comentarios son invitados a responder ante la Comisión de la Conferencia y a comunicar información sobre la situación bajo examen. En particular, los gobiernos pueden ampliar la información comunicada previamente para demostrar que cumplen con sus obligaciones, indicar las medidas suplementarias que tienen la intención de tomar, señalar las dificultades con que tropiezan y recabar orientación sobre el modo de zanjarlas.

En muchos casos, la Comisión de la Conferencia adopta conclusiones, recomendando a los gobiernos que adopten medidas específicas para solucionar un problema o que acepten misiones o asistencia técnica a la OIT. Las discusiones y las conclusiones sobre las situaciones examinadas por la Comisión de la Conferencia se publican en su informe. Las situaciones especialmente preocupantes se destacan en párrafos especiales del informe de la Comisión de Expertos.

Procedimientos especiales de control

Reclamaciones relacionadas con la observancia de convenios ratificados

Toda reclamación dirigida a la Oficina Internacional del Trabajo por una organización profesional de empleadores o de trabajadores en la que se alegue que cualquiera de los Miembros no ha adoptado medidas para el cumplimiento satisfactorio, dentro de su

28

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

jurisdicción, de un convenio en el que dicho Miembro sea parte, podrá ser comunicada por el Consejo de Administración al gobierno contra el cual se presente la reclamación y podrá invitarse a dicho gobierno a formular sobre la materia la declaración que considere conveniente.

Si en un plazo prudencial no se recibiere ninguna declaración del gobierno contra el cual se haya presentado la reclamación, o si la declaración recibida no se considerare satisfactoria por el Consejo de Administración, éste podrá hacer pública la reclamación y, en su caso, la respuesta recibida.

Procedimiento de examen de reclamaciones:

  • - la Oficina acusa recibo e informa al gobierno interesado;

  • - se somete el asunto a la Mesa del Consejo de Administración;

  • - la Mesa informa al Consejo de Administración sobre la admisibilidad de la reclamación, para lo cual debe: comunicarse por escrito a la OIT; proceder de una asociación profesional de empleadores o de trabajadores; mencionar específicamente el artículo 24 de la Constitución; estar relacionada con un Estado Miembro de la OIT; referirse a un convenio en el que sea parte ese Estado; precisar en qué sentido se alega que dicho Estado Miembro ha incumplido efectivamente el convenio en su ámbito jurisdiccional;

  • - el Consejo de Administración toma una decisión sobre la admisibilidad, sin examinar el fondo del asunto:

  • - si es admisible la reclamación, el Consejo de Administración constituye una comisión tripartita, para que la examine siguiendo las reglas enunciadas en el Reglamento; si guarda relación con un convenio sobre los derechos sindicales, puede remitirla al Comité de Libertad Sindical;

  • - la comisión informa al Consejo de Administración, detallando las fases sucesivas de su examen de la reclamación y presentando sus conclusiones y recomendaciones, para la adopción de una decisión por el Consejo de Administración;

  • - se invita al gobierno a estar representado cuando examina el asunto el Consejo de Administración;

  • - el Consejo de Administración decide si procede publicar la reclamación y la respuesta eventual del gobierno y lo notifica a la asociación y al gobierno interesados.

29

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

Quejas respecto de la aplicación de convenios ratificados

Cualquier Miembro podrá presentar ante la Oficina Internacional del Trabajo una queja contra otro Miembro que, a su parecer, no haya adoptado medidas para el cumplimiento satisfactorio de un convenio que ambos hayan ratificado en virtud de los artículos precedentes.

El Consejo de Administración podrá, si lo considerare conveniente y antes de referir el asunto a una comisión de encuesta, según el procedimiento que más adelante se indica, ponerse en relación con el gobierno contra el cual se presente la queja.

Si el Consejo de Administración no considerare necesario comunicar la queja al gobierno contra el cual se haya presentado, o si, hecha la comunicación, no se recibiere dentro de un plazo prudencial una respuesta que le satisfaga, el Consejo de Administración podrá nombrar una comisión de encuesta encargada de estudiar la cuestión planteada e informar al respecto. El Consejo podrá seguir el mismo procedimiento de oficio o en virtud de una queja presentada por un delegado de la Conferencia.

Cuando el Consejo de Administración examine una cuestión suscitada por la aplicación de los artículos 25 ó 26, el gobierno interesado, si no estuviere ya representado en el Consejo de Administración, tendrá derecho a designar un delegado para que participe en las deliberaciones del Consejo relativas a dicha cuestión. La fecha en que deban efectuarse las deliberaciones se notificará en tiempo oportuno al gobierno interesado.

Procedimiento de las comisiones de encuesta.

No existe un reglamento en relación con el procedimiento de las comisiones de encuesta: siempre que se ha remitido un asunto a una comisión de encuesta, el Consejo de Administración ha dejado que sea la propia comisión la que determine su procedimiento, en consonancia con la Constitución y sujetándose únicamente a la orientación general del Consejo de Administración. En los informes de las distintas comisiones se detalla el procedimiento aplicado para el examen de las quejas, la tramitación de las comunicaciones de las partes y de otras personas u organizaciones interesadas y la organización de las audiciones.

Quejas por violación de la libertad sindical

Este Comité es un órgano tripartito del Consejo de Administración, y está compuesto de nueve de sus miembros y nueve suplentes, más un presidente independiente. Examina las quejas de violación de la libertad sindical que tienen que ver únicamente con la aplicación de los convenios 87 y 98 de OIT; somete sus conclusiones y recomendaciones al Consejo de Administración. Pueden presentarse quejas independientemente de que el Estado demandado esté ligado por alguno de los convenios relacionados con la libertad sindical. Se reúne tres veces al año. La Oficina puede pedir en todo momento al demandante que especifique las infracciones que son objeto de su queja, si ésta no es lo suficientemente precisa

30

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

Las quejas deben presentarse por escrito, firmadas y respaldadas con una prueba de los alegatos referentes a infracciones concretas en materia de libertad sindical. Las quejas deben proceder de organizaciones de empleadores o de trabajadores o de gobiernos. La organización puede ser: una organización nacional directamente interesada en el asunto; una organización internacional de empleadores o de trabajadores que tenga relaciones consultivas con la OIT; otra organización internacional de empleadores o de trabajadores, cuando las quejas se refieran a asuntos que afecten directamente a organizaciones afiliadas a la misma.

La Oficina puede pedir en todo momento al demandante que especifique las infracciones que son objeto de su queja, si ésta no es lo suficientemente precisa. La Oficina comunica al demandante que debe presentar un complemento de información, destinado a justificar su queja, en el plazo de un mes. La Oficina transmite los alegatos al gobierno, para que conteste en un plazo dado. El Comité decide si ha de formular una conclusión o pedir al gobierno un complemento de información. Al adoptar sus conclusiones, el Comité puede recomendar al Consejo de Administración que las comunique al gobierno, destacando las anomalías e invitándole a que adopte medidas encaminadas a subsanarlas, y a que facilite información complementaria sobre las mismas. También puede recomendar que se remita el asunto a la Comisión de Investigación y de Conciliación en Materia de Libertad Sindical. El Comité presenta su informe en todos aquellos casos en los que haya decidido que está justificado un examen más detenido al Consejo de Administración. Si el Estado ha ratificado los convenios sobre la libertad sindical pertinentes, la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones se ocupa del asunto con arreglo al dispositivo ordinario de control. En cualquier otro caso, el propio Comité examina el asunto, y puede pedir a la Oficina que solicite de los gobiernos que faciliten información complementaria sobre las medidas adoptadas.

Comisión de Investigación y de Conciliación en Materia de Libertad Sindical

La Comisión está integrada por nueve personas independientes, nombradas por el Consejo de Administración y que normalmente trabajan en grupos de tres. Examina las quejas referentes a violaciones de la libertad sindical que le remite el Consejo de Administración, incluso a petición de un gobierno contra el que se presentan alegatos. El procedimiento de la Comisión es parecido al de una comisión de encuesta.

31

III. Declaraciones de la Organización Internacional del Trabajo

Nota introductoria

Es importante distinguir las declaraciones de los instrumentos tradicionales de la OIT. Una declaración no es un convenio ni ningún otro tipo de instrumento que este sujeto a la ratificación y que de origen a nuevas obligaciones. No instituyen procedimientos de quejas por el que uno de los mandantes de la OIT pueda presentar una querella por inobservancia contra otro Estado. Tampoco implican la duplicación de los procedimientos establecidos para examinar la aplicación de los convenios de la OIT en los Estados Miembros o la observancia de los principios de libertad de asociación.

Las declaraciones son instrumentos promocionales, y por lo tanto no se pueden utilizar con fines punitivos, ni con fines comerciales proteccionistas. Solo se aplican directamente a los Estados miembros, no fueron pensadas para su aplicación directa a organizaciones de trabajadores, de empleadores, ni empresas individuales. Se espera que los Gobiernos aseguren que sus políticas y prácticas sean congruentes con ellos.

Las declaraciones son la manifestación del compromiso de la OIT y de todos los países, con independencia de su nivel de desarrollo, sus valores históricos, su historia, o el número de convenios ratificados, expresan un conjunto de expectativas globales de desarrollo social y económico.

Declaración de Filadelfia, relativa a los fines y objetivos de la Organización Internacional del Trabajo

La Declaración de Filadelfia, de 1944, establece los fines y objetivos de la Organización Internacional del Trabajo, dos años mas tarde ,en 1946, paso a ser texto integrante de la Constitución de la OIT. Tiene como principios que:

  • - El trabajo no es una mercancía;

  • - La Libertad de Expresión y de Asociación es esencial para el progreso constante;

  • - La pobreza en cualquier lugar constituye un peligro para la prosperidad de todos;

  • - Todos los seres humanos sin distinción de raza, credo o sexo, tiene derecho a perseguir sus fines materiales y su

  • - Desarrollo espiritual en condiciones de libertad y dignidad y de seguridad económica y en igualdad de oportunidades.

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

Texto de la Declaración de Filadelfia, 1946

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo, congregada en Filadelfia en su vigésima sexta reunión, adopta, el día diez de mayo de 1944, la presente Declaración de los fines y objetivos de la Organización Internacional del Trabajo y de los principios que debieran inspirar la política de sus Miembros.

I.- La Conferencia reafirma los principios fundamentales sobre los cuales está basada la Organización y, en especial, los siguientes:

  • a) el trabajo no es una mercancía;

  • b) la libertad de expresión y de asociación es esencial para el progreso constante;

  • c) la pobreza, en cualquier lugar, constituye un peligro para la prosperidad de todos;

  • d) la lucha contra la necesidad debe proseguirse con incesante energía dentro de cada nación y mediante un esfuerzo internacional continuo y concertado, en el cual los representantes de los trabajadores y de los empleadores, colaborando en un pie de igualdad con los representantes de los gobiernos, participen en discusiones libres y en decisiones de carácter democrático, a fin de promover el bienestar común.

II.- La Conferencia, convencida de que la experiencia ha demostrado plenamente cuán verídica es la declaración contenida en la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, según la cual la paz permanente sólo puede basarse en la justicia social afirma que:

  • a) todos los seres humanos, sin distinción de raza, credo o sexo tienen derecho a perseguir su bienestar material y su desarrollo espiritual en condiciones de libertad y dignidad, de seguridad económica y en igualdad de oportunidades;

  • b) el logro de las condiciones que permitan llegar a este resultado debe constituir el propósito central de la política nacional e internacional;

  • c) cualquier política y medida de índole nacional e internacional, particularmente de carácter económico y financiero, deben juzgarse desde este punto de vista y aceptarse solamente cuando favorezcan, y no entorpezcan, el cumplimiento de este objetivo fundamental;

  • d) incumbe a la Organización Internacional del Trabajo examinar y considerar, teniendo en cuenta este objetivo fundamental, cualquier programa o medida internacional de carácter económico y financiero; y

  • e) al cumplir las tareas que se le confíen, la Organización Internacional del Trabajo, después de tener en cuenta todos los factores económicos y financieros pertinentes,

34

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

puede incluir, en sus decisiones y recomendaciones, cualquier disposición que considere apropiada.

III.- La Conferencia reconoce la obligación solemne de la Organización Internacional del Trabajo de fomentar, entre todas las naciones del mundo, programas que permitan:

  • a) lograr el pleno empleo y la elevación del nivel de vida;

  • b) emplear trabajadores en ocupaciones en que puedan tener la satisfacción de utilizar en la mejor forma posible sus habilidades y conocimientos y de contribuir al máximo al bienestar común;

  • c) conceder, como medio para lograr este fin y con garantías adecuadas para todos los interesados, oportunidades de formación profesional y medios para el traslado de trabajadores, incluidas las migraciones de mano de obra y de colonos;

  • d) adoptar, en materia de salarios y ganancias y de horas y otras condiciones de trabajo, medidas destinadas a garantizar a todos una justa distribución de los frutos del progreso y un salario mínimo vital para todos los que tengan empleo y necesiten esta clase de protección;

  • e) lograr el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva, la cooperación de empleadores y de trabajadores para mejorar continuamente la eficiencia en la producción, y la colaboración de trabajadores y empleadores en la preparación y aplicación de medidas sociales y económicas;

  • f) extender las medidas de seguridad social para garantizar ingresos básicos a quienes los necesiten y prestar asistencia médica completa;

  • g) proteger adecuadamente la vida ocupaciones;

y la salud de los trabajadores en todas las

  • h) proteger a la infancia y a la maternidad;

  • i) suministrar alimentos, vivienda y medios de recreo y cultura adecuados;

  • j) garantizar iguales oportunidades educativas y profesionales.

35

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

IV.- La Conferencia, convencida de que la utilización más completa y amplia de los recursos productivos del mundo, necesaria para el cumplimiento de los objetivos enunciados en esta Declaración, puede obtenerse mediante una acción eficaz en el ámbito internacional y nacional, que incluya medidas para aumentar la producción y el consumo, evitar fluctuaciones económicas graves, realizar el progreso económico y social de las regiones menos desarrolladas asegurar mayor estabilidad de los precios mundiales de materias primas y productos alimenticios básicos y fomentar un comercio internacional de considerable y constante volumen, ofrece la entera colaboración de la Organización Internacional del Trabajo a todos los organismos internacionales a los que pudiere confiarse parte de la responsabilidad en esta gran tarea, así como en el mejoramiento de la salud, de la educación y del bienestar de todos los pueblos.

V.- La Conferencia afirma que los principios enunciados en esta Declaración son plenamente aplicables a todos los pueblos, y que si bien en las modalidades de su aplicación hay que tener debidamente en cuenta el grado de desarrollo social y económico de cada pueblo su aplicación progresiva a los pueblos que todavía son dependientes y a los que ya han llegado a gobernarse por si mismos interesa a todo el mundo civilizado.

Declaración Tripartita de Principios sobre las empresas multinacionales y la política social, 1977

Adoptada por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo en su

  • 204 a reunión Ginebra, noviembre de 1977.

En lo general, la declaración, tiene por objeto fomentar que las Empresas Multinacionales establecidas en esos países o que pretendan establecerse en ciertos países del mundo, contribuyan de forma positiva al progreso económico y social y minimizar y resolver las dificultades que pueden dar lugar las operaciones de estas empresas, teniendo en cuenta las resoluciones de Naciones Unidas que preconizan el establecimiento del nuevo orden económico internacional.

Texto de la Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social

El Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo:

Recordando que la Oficina Internacional del Trabajo hace ya muchos años que se viene ocupando de ciertas cuestiones sociales relacionadas con las actividades de las empresas multinacionales;

Tomando nota, en particular, de que desde mediados de los años sesenta varias comisiones de industria y conferencias regionales, así como la Conferencia Internacional del Trabajo, han solicitado la adopción de medidas apropiadas por el Consejo de Administración en el campo de las empresas multinacionales y la política social;

36

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

Habiendo sido informado de las actividades de otros órganos internacionales y, en particular, de la Comisión de Empresas Transnacionales, de las Naciones Unidas, y de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE);

Considerando que la OIT, con su estructura tripartita única, su competencia y su dilatada experiencia de las cuestiones sociales, debe desempeñar un papel esencial en la elaboración de principios que orienten en este campo a los gobiernos, las organizaciones de trabajadores y de empleadores y las propias empresas multinacionales;

Recordando que la OIT convocó en 1972 una Reunión tripartita de expertos sobre la relación entre las empresas multinacionales y la política social, que recomendó la realización por la OIT de un programa de investigación y de estudios, así como en 1976, una Reunión consultiva tripartita sobre la relación entre las empresas multinacionales y la política social, con el cometido de examinar el programa de investigaciones de la OIT y de sugerir una acción apropiada por parte de la OIT en los campos social y laboral;

Teniendo en cuenta las deliberaciones de la Conferencia Mundial del Empleo;

Habiendo decidido posteriormente establecer un grupo tripartito para preparar un proyecto de Declaración tripartita de principios sobre todas las cuestiones de competencia de la OIT que guardan relación con los aspectos sociales de las actividades de las empresas multinacionales, incluida la creación de empleos en los países en vías de desarrollo, teniendo también presente las recomendaciones formuladas por la Reunión consultiva tripartita celebrada en 1976;

Habiendo decidido asimismo convocar de nuevo la Reunión consultiva tripartita para examinar el proyecto de Declaración de principios preparado por el grupo tripartito;

Habiendo considerado el informe y el proyecto de Declaración de principios que le han sido sometidos por la nuevamente convocada Reunión consultiva tripartita;

Por la presente aprueba la siguiente Declaración que puede ser citada como Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social, aprobada por el Consejo de Administración de la OIT el 16 de noviembre de 1977, e invita a los gobiernos de los Estados Miembros de la OIT, a las organizaciones de trabajadores y de empleadores interesadas y a las empresas multinacionales que operan en los territorios de dichos Estados a que observen los principios en ella contenidos.

1. Las empresas multinacionales desempeñan un papel muy importante en las economías de la mayor parte de los países y en las relaciones económicas internacionales, que es de interés creciente para los gobiernos, así como para los empleadores, los trabajadores y sus respectivas organizaciones. Mediante las inversiones directas internacionales y otros medios, estas empresas pueden aportar ventajas substanciales al país de acogida y los países de origen, contribuyendo a una utilización más eficaz del capital, la tecnología y el trabajo. En el marco de las

37

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

políticas de desarrollo establecidas por los gobiernos, pueden aportar también una contribución muy importante a la promoción del bienestar económico y social, a la mejora del nivel de vida y la satisfacción de las necesidades básicas; a la creación de oportunidades de empleo, tanto directa como indirectamente; y a la promoción de los derechos humanos básicos, incluida la libertad sindical, en todo el mundo. Por otra parte, los progresos realizados por las empresas multinacionales en la organización de sus operaciones que transcienden el marco nacional, pueden dar lugar a una concentración abusiva de poder económico y a conflictos con los objetivos de la política nacional y los intereses de los trabajadores. La complejidad de estas empresas y la dificultad de percibir claramente sus estructuras, operaciones y planes son también motivo de preocupación en el país de acogida, en el país de origen, o en ambos.

  • 2. Esta Declaración tripartita de principios tiene por objeto fomentar la contribución positiva que las empresas multinacionales pueden aportar al progreso económico y social y minimizar y resolver las dificultades a que pueden dar lugar las operaciones de estas empresas, teniendo en cuenta las resoluciones de las Naciones Unidas que preconizan el establecimiento de un nuevo orden económico internacional.

  • 3. Este objetivo será promovido por leyes y políticas, medidas y disposiciones apropiadas adoptadas por los gobiernos y mediante la cooperación entre los gobiernos y las organizaciones de empleadores y de trabajadores de todos los países.

  • 4. Los principios que figuran en esta Declaración son recomendados a los gobiernos, a las organizaciones de empleadores y de trabajadores de los países de acogida y de origen y a las propias empresas multinacionales.

  • 5. Tienen también por objeto guiar a los gobiernos, las organizaciones de empleadores y de trabajadores y las empresas multinacionales en la adopción de medidas y acciones, así como de políticas sociales, incluidas las basadas en los principios establecidos en la Constitución y los convenios y recomendaciones pertinentes de la OIT, capaces de promover el progreso social.

  • 6. Para realizar su finalidad, esta Declaración no requiere una definición jurídica precisa de las empresas multinacionales; este párrafo tiene por objeto facilitar la comprensión de la Declaración, no proporcionar tal definición. Entre las empresas multinacionales figuran las empresas, ya sean de dominio público, mixto o privado que son propietarias o controlan la producción, la distribución, los servicios u otras facilidades fuera del país en que tienen su sede. El grado de autonomía de las distintas entidades que componen la empresa multinacional en relación con las demás varía grandemente de una empresa multinacional a otra, según el carácter de los lazos existentes entre estas unidades y sus respectivos campos de actividad, y teniendo en cuenta la gran diversidad en la forma de propiedad, el tamaño, el carácter y la localización de las operaciones de las empresas. A menos que se especifique de otro modo, la expresión “empresas multinacionales” se utiliza

38

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

en esta Declaración para designar las distintas entidades (compañías matrices o unidades locales, o ambas, así como también el conjunto de la empresa) según la distribución de responsabilidades entre ellas, partiendo de la base de que se prestarán cooperación y mutua asistencia cuando sea necesario para facilitar la aplicación de los principios establecidos en esta Declaración.

  • 7. Esta Declaración contiene principios en materia de empleo, formación profesional, condiciones de trabajo y de vida y relaciones laborales, cuya aplicación se recomienda con carácter voluntario a los gobiernos, a las organizaciones de empleadores y de trabajadores y a las empresas multinacionales; las disposiciones que contiene no deberían limitar ni afectar de otro modo las obligaciones derivadas de la ratificación de un convenio de la OIT.

Política general

  • 8. Todas las partes a que se refiere esta Declaración deberían respetar los derechos soberanos de los Estados, observar las leyes y reglamentos nacionales, tener debidamente en cuenta las prácticas locales y respetar las normas internacionales aplicables. Deberían también respetar la Declaración Universal de Derechos Humanos y los pactos internacionales correspondientes adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas, así como la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo y sus principios, de acuerdo con los cuales la libertad de expresión y de asociación son esenciales para un progreso sostenido. Deberían también cumplir los compromisos libremente contraídos de conformidad con la legislación nacional y las obligaciones internacionales aceptadas.

  • 9. Se exhorta a los gobiernos que no hayan ratificado todavía los Convenios núms. 87, 98, 111 y 122 a que procedan a esta ratificación y, en todo caso, apliquen, en la medida más amplia posible, a través de sus respectivas políticas nacionales, los principios incorporados en dichos Convenios y en las Recomendaciones núms. 111, 119 y 122. Sin perjuicio de la obligación de los gobiernos de asegurar la aplicación de los convenios que han ratificado, en los países en que los convenios y recomendaciones citados en este párrafo no sean aplicados, todas las partes deberían referirse los mismos fines de orientación en su respectiva política social.

10. Las empresas multinacionales deberían tener plenamente en cuenta los objetivos de la política general establecida en los países en que realicen sus operaciones. Sus actividades deberían estar en armonía con las prioridades del desarrollo y con los objetivos y la estructura social del país en que se realicen sus operaciones. Con tal fin, deberían celebrarse consultas entre las empresas multinacionales, los gobiernos y, siempre que sea apropiado, las correspondientes organizaciones nacionales de empleadores y de trabajadores.

39

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

  • 11. Los principios contenidos en esta Declaración no tienen por objeto introducir o mantener desigualdades de trato entre las empresas multinacionales y las empresas nacionales. Dichos principios reflejan prácticas adecuadas para todos. Las empresas multinacionales y las nacionales, siempre que los principios de esta Declaración sean aplicables a ambas, deberían estar sujetas a las mismas expectativas en lo que se refiere a su conducta en general y a las prácticas sociales en particular.

  • 12. Los gobiernos de los países de origen deberían promover prácticas sociales adecuadas de conformidad con esta Declaración de principios, teniendo en cuenta la legislación, los reglamentos y las prácticas en materia social y laboral de los países de acogida, así como las normas internacionales correspondientes. Los gobiernos de los países de acogida y de los países de origen deberían estar dispuestos a consultarse mutuamente, cada vez que sea necesario, por iniciativa de cualquiera de ellos.

Empleo

Promoción del empleo

  • 13. Con el objeto de estimular el crecimiento y el desarrollo económicos, elevar los niveles de vida, satisfacer las necesidades de mano de obra y resolver el problema del desempleo y el subempleo, los gobiernos deberían formular y llevar a cabo, como objetivo de mayor importancia, una política activa destinada a fomentar el pleno empleo, productivo y libremente elegido.

  • 14. Esto es particularmente importante en el caso de los gobiernos de los países de acogida de las regiones en vías de desarrollo del mundo, en las que son más graves los problemas de subempleo y desempleo. A este respecto deberían tenerse en cuenta las conclusiones generales adoptadas por la Conferencia mundial tripartita sobre el empleo, la distribución de los ingresos, el progreso social y la división internacional del trabajo (Ginebra, junio de 1976).

  • 15. Los párrafos 13 y 14 anteriores constituyen el marco dentro del cual debería prestarse debida atención, tanto en los países de origen como en los países de acogida, a las repercusiones de las empresas multinacionales sobre empleo.

  • 16. Las empresas multinacionales, en particular cuando realicen sus operaciones en los países en vías de desarrollo, deberían esforzarse por aumentar las oportunidades y niveles de empleo, teniendo en cuenta la política y los objetivos de los gobiernos a este respecto, así como la seguridad del empleo y el desarrollo a largo plazo de la empresa.

  • 17. Antes de comenzar sus operaciones, las empresas multinacionales deberían consultar, siempre que sea apropiado, a las autoridades competentes y a las organizaciones

40

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

nacionales de empleadores y de trabajadores, a fin de armonizar, en cuanto sea factible, sus planes de mano de obra con la política nacional de desarrollo social. Estas consultas, como en el caso de las empresas nacionales, deberían proseguirse entre las empresas multinacionales y todas las partes interesadas, incluidas las organizaciones de trabajadores.

  • 18. Las empresas multinacionales deberían dar la prioridad al empleo, el desarrollo profesional, la promoción y el perfeccionamiento de los nacionales del país de acogida en todos los niveles, en cooperación, cuando corresponda, con los representantes de los trabajadores de la empresa o las organizaciones de estos trabajadores y con las autoridades gubernamentales.

  • 19. Las empresas multinacionales, cuando realicen sus inversiones en los países en vías de desarrollo, deberían tener debidamente en cuenta la importancia de utilizar tecnologías capaces de crear empleos tanto directa como indirectamente. En la medida en que lo permita el carácter de los procedimientos de producción y las condiciones existentes en el sector económico de que se trate, deberían adaptar las tecnologías a las necesidades y características de los países de acogida. Siempre que sea posible, deberían también participar en el desarrollo de una tecnología apropiada en los países de acogida.

  • 20. Para promover el empleo en los países en vías de desarrollo, en el marco de una economía mundial de expansión, las empresas multinacionales, siempre que sea posible, deberían tener en cuenta la conclusión de contratos con las empresas nacionales para la fabricación de piezas de recambio y equipo, la utilización de las materias primas locales y la promoción progresiva de la transformación local de las materias primas. Estas medidas no deberían ser utilizadas por las empresas multinacionales para evitar las responsabilidades implicadas en los principios de la presente Declaración.

Igualdad de oportunidades y de trato

  • 21. Todos los gobiernos deberían aplicar políticas destinadas a promover la igualdad de oportunidades y de trato en el empleo, con miras a eliminar toda discriminación basada en motivos de raza, color, sexo, religión, opinión política, ascendencia nacional u origen social.

  • 22. Las empresas multinacionales deberían guiarse por este principio general en todas sus operaciones, sin perjuicio de las medidas previstas en el párrafo 18 ni de la política seguida por los gobiernos para corregir las pautas históricas de discriminación y, sobre esta base, dichas empresas deberían extender la igualdad de oportunidades y de trato en el empleo. De acuerdo con esto, las empresas multinacionales deberían hacer lo necesario para que las calificaciones profesionales y la experiencia sean la base para la contratación, la colocación, la formación profesional y la promoción de su personal a todos los niveles.

41

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

  • 23. Los gobiernos no deberían nunca requerir ni alentar a las empresas multinacionales para ejercer discriminación por algunos de los motivos mencionados en el párrafo 21; sería muy conveniente la orientación permanente de los gobiernos, en los casos apropiados, para evitar la discriminación en el empleo.

Seguridad del empleo

  • 24. Los gobiernos deberían estudiar cuidadosamente las repercusiones de las empresas multinacionales sobre el empleo en diferentes sectores industriales. Los gobiernos, así como las propias empresas multinacionales, en todos los países, deberían adoptar medidas apropiadas para ocuparse de las repercusiones de las actividades de las empresas multinacionales sobre el empleo y el mercado del trabajo.

  • 25. Las empresas multinacionales, al igual que las empresas nacionales, deberían esforzarse, mediante una planificación activa de la mano de obra, por asegurar un empleo estable a sus trabajadores y por observar las obligaciones libremente negociadas en materia de estabilidad del empleo y seguridad social. Teniendo en cuenta la flexibilidad que pueden tener las multinacionales, deberían esforzarse por actuar como modelo en la promoción de la seguridad del empleo, particularmente en los países en que el cese de las operaciones pueda acentuar el desempleo a largo plazo.

  • 26. Las empresas multinacionales, cuando prevean cambios en las operaciones (incluidos los resultantes de fusiones, adquisiciones de empresas o transferencias de producción) que puedan tener efectos importantes sobre el empleo, deberían notificar estos cambios con antelación razonable a las autoridades gubernamentales competentes y a los representantes de sus trabajadores y sus organizaciones, a fin de que las repercusiones puedan ser examinadas conjuntamente con miras a mitigar los efectos adversos al máximo posible. Esto es particularmente importante en el caso de cierre de un establecimiento que implique suspensiones o despidos colectivos.

  • 27. Deberían evitarse los procedimientos de despido arbitrarios.

  • 28. Los gobiernos, en cooperación con las empresas multinacionales y con las empresas nacionales, deberían asegurar alguna forma de protección de los ingresos de los trabajadores cuyo empleo haya terminado.

Formación

  • 29. Los gobiernos, en cooperación con todas las partes interesadas, deberían elaborar políticas nacionales en materia de orientación y formación profesionales que guarden estrecha relación con el empleo). Este es el marco dentro del cual las empresas multinacionales deberían aplicar sus políticas de formación profesional.

42

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

30. En sus operaciones, las empresas multinacionales deberían asegurar que se proporciona una formación apropiada a sus trabajadores de todos los niveles en el país de acogida, habida cuenta de las necesidades de la empresa, así como de la política de desarrollo del país de acogida. Esa formación, en la medida de lo posible, debería permitir la obtención de calificaciones profesionales de utilidad general y promover las oportunidades de carrera. Esta labor debería efectuarse, siempre que sea apropiado, en cooperación con las autoridades del país, las organizaciones de empleadores y de trabajadores y las instituciones competentes de carácter local, nacional o internacional.

31. Las empresas multinacionales que operen en los países en vías de desarrollo deberían participar, junto con las empresas nacionales, en programas que incluyan fondos especiales y que cuenten con el apoyo de los gobiernos de los países de acogida y con el apoyo de las organizaciones de empleadores y de trabajadores y que tengan por objeto fomentar la formación y desarrollo de las calificaciones profesionales y proporcionar orientación profesional y serían administrados conjuntamente por las partes que presten su apoyo a los mismos. Siempre que sea practicable, las empresas multinacionales deberían proporcionar los servicios de un personal calificado para prestar ayuda a los programas de formación profesional organizados por los gobiernos, como parte de su colaboración al desarrollo nacional.

32. Las empresas multinacionales, en cooperación con los gobiernos y en la medida compatible con su buen funcionamiento, deberían ofrecer oportunidades en el conjunto de la empresa para ampliar la experiencia del personal directivo local en campos apropiados, como, por ejemplo, las relaciones de trabajo.

Condiciones de trabajo y de vida

Salarios, prestaciones y condiciones de trabajo

33. Los salarios, prestaciones y condiciones de trabajo que ofrezcan las empresas multinacionales no deberían ser menos favorables para los trabajadores que los ofrecidos por empleadores comprables en el país de que se trate.

34. Cuando las empresas multinacionales operen en países en vías de desarrollo en los que puedan no existir empleadores comparables, deberían proporcionar los salarios, prestaciones y condiciones de trabajo mejores posibles, en el marco de la política gubernamental. Tales condiciones estarán en relación con la situación económica de la empresa, pero en todo caso deberían al menos ser suficientes para satisfacer las necesidades básicas de los trabajadores y sus familias. Cuando proporcionen a los trabajadores prestaciones básicas, como vivienda, asistencia médica o alimentos, estas prestaciones deberían ser de nivel adecuado).

43

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

  • 35. Los gobiernos, especialmente de los países en vías de desarrollo, deberían esforzarse por adoptar medidas adecuadas que aseguren que los grupos de ingresos más reducidos y las zonas menos desarrolladas se beneficien cuanto sea posible de las actividades de las empresas multinacionales.

Seguridad e higiene

  • 36. Los gobiernos deberían asegurar que tanto las empresas multinacionales como las nacionales aplican normas adecuadas en materia de seguridad e higiene para sus trabajadores. Se exhorta a los gobiernos que no hayan ratificado todavía los Convenios sobre la protección de la maquinaria (núm. 119); sobre la protección contra las radiaciones (núm. 115); sobre el benceno (núm. 136) y sobre el cáncer de origen profesional (núm. 139) a que apliquen, sin embargo, en la medida más amplia posible, los principios contenidos en estos Convenios y en las Recomendaciones correspondientes (núms. 118, 114, 144 y 147). Deberían también tenerse en cuenta los repertorios de recomendaciones prácticas y las guías que figuran en la lista actual de publicaciones de la OIT sobre seguridad e higiene en el trabajo.

  • 37. Las empresas multinacionales deberían mantener un nivel máximo de seguridad e higiene, de conformidad con las exigencias nacionales, teniendo en cuenta la experiencia adquirida a este respecto en el conjunto de la empresa, incluido cualquier conocimiento sobre riesgos especiales. Deberían comunicar a los representantes de los trabajadores en la empresa y, si lo solicitan, a las autoridades competentes y a las organizaciones de trabajadores y de empleadores en todos los países en que operen, informaciones acerca de las normas sobre seguridad e higiene aplicables a sus operaciones locales, que observen en otros países. En particular, deberían poner en conocimiento de los interesados los riesgos especiales y medidas protectoras correspondientes que guarden relación con nuevos productos y procedimientos de fabricación. Debe esperarse de estas empresas, al igual que de las empresas nacionales comparables, que desempeñen un papel de catalizador en el examen de las causas de los riesgos a la seguridad y la higiene en el trabajo y en la aplicación de las mejoras resultantes en el conjunto de la empresa de que se trate.

  • 38. Las empresas multinacionales deberían cooperar en la labor de las organizaciones que se ocupan de la preparación y adopción de normas internacionales sobre la seguridad y la higiene.

39. De conformidad con la práctica nacional, las empresas multinacionales deberían cooperar plenamente con las autoridades competentes en materia de seguridad e higiene, los representantes de los trabajadores y sus organizaciones y las instituciones establecidas que se ocupan de esta cuestión. Cuando sea apropiado, las cuestiones relativas a la seguridad y la higiene deberían incorporarse en convenios colectivos concluidos con los representantes de los trabajadores y sus organizaciones.

44

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

Relaciones de trabajo

  • 40. Las empresas multinacionales deberían aplicar normas en materia de relaciones de trabajo que no sean menos favorables que las observadas por empleadores comparables en el país de acogida.

Libertad sindical y derecho de sindicación

  • 41. Los trabajadores empleados por las empresas multinacionales, al igual que los empleados por las empresas nacionales, deberían, sin ninguna distinción y sin autorización previa, tener el derecho de constituir las organizaciones que estimen convenientes, así como el de afiliarse a estas organizaciones, con la sola condición de observar los estatutos de las mismas. Dichos trabajadores deberían también gozar de adecuada protección contra todo acto de discriminación tendiente a menoscabar la libertad sindical en relación con su empleo.

  • 42. Las organizaciones que representen a las empresas multinacionales o a los trabajadores en su empleo, deberán gozar de adecuada protección contra todo acto de injerencia de una respecto de las otras, ya se realice directamente o por medio de sus agentes o miembros, en su constitución, funcionamiento o administración.

  • 43. Siempre que sea apropiado según las circunstancias locales, las empresas multinacionales deberían dar su apoyo a las organizaciones representativas de empleadores.

  • 44. Se exhorta a los gobiernos a que, cuando no lo hayan hecho todavía, apliquen los principios contenidos en el artículo 5 del Convenio núm. 87, teniendo en cuenta la importancia, en relación con las empresas multinacionales, de permitir que las organizaciones que representen a estas empresas o los trabajadores en ellas empleados, se afilien a las organizaciones internacionales de empleadores y de trabajadores que estimen convenientes.

  • 45. Cuando los gobiernos de los países de acogida ofrezcan incentivos especiales para atraer la inversión extranjera, estos incentivos no deberían incluir ninguna limitación a la libertad sindical de los trabajadores ni al derecho de sindicación y de negociación colectiva.

  • 46. No debería impedirse que los representantes de los trabajadores de las empresas multinacionales se reúnan entre ellos para consultarse e intercambiar opiniones, siempre que esto no perjudique la buena marcha de las operaciones de la empresa y los procedimientos normales que regulan las relaciones con los representantes de los trabajadores y sus organizaciones.

  • 47. Los gobiernos no deberían restringir la entrada de representantes de las organizaciones de empleadores y trabajadores que se trasladen desde otros países por invitación

45

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

de las organizaciones locales o nacionales a fines de consulta sobre asuntos de interés mutuo, aduciendo solamente que estos representantes tratan de entrar en el país con estas funciones.

Negociación colectiva

  • 48. Los trabajadores empleados por las empresas multinacionales deberían tener derecho, de conformidad con la legislación y la práctica nacionales, a que las organizaciones representativas que estimen convenientes sean reconocidas a fines de negociación colectiva.

  • 49. Cuando sea necesario, deberían tomarse medidas adecuadas a las condiciones nacionales para fomentar y estimular el pleno desarrollo y uso de procedimientos de negociación voluntaria entre los empleadores o las organizaciones de empleadores y las organizaciones de trabajadores, con objeto de reglamentar, por medio de convenios colectivos, las condiciones de empleo.

  • 50. Las empresas multinacionales, así como las nacionales, deberían proporcionar a los representantes de los trabajadores las facilidades que sean necesarias para prestarles asistencia en la conclusión de convenios colectivos eficaces.

  • 51. En cada uno de los países en que operen, las empresas multinacionales deberían facultar a los representantes debidamente autorizados de los trabajadores en ellas empleados para entablar negociaciones con los representantes de la dirección que estén autorizados a tomar decisiones sobre las cuestiones objeto de negociación.

  • 52. Las empresas multinacionales, en el marco de negociaciones de buena fe con los representantes de los trabajadores sobre las condiciones de trabajo, o mientras que los trabajadores estén ejerciendo el derecho de sindicación, no deberían amenazar con utilizar su poder de trasladar una sección, o parte de una sección, de la empresa desde el país de que se trate a otro, con el fin de influir ilícitamente en dichas negociaciones o dificultar el ejercicio del derecho de sindicación; tampoco se deberían trasladar a los trabajadores desde las filiales en países extranjeros con miras a poner obstáculos a las negociaciones de buena fe con los representantes de los trabajadores, o al ejercicio por parte de los trabajadores de su derecho a organizarse.

  • 53. Los convenios colectivos deberían incluir disposiciones para la solución de los conflictos que se deriven de la interpretación y la aplicación de estos convenios y para asegurar el mutuo respeto de los derechos y responsabilidades.

  • 54. Las empresas multinacionales deberían proporcionar a los representantes de los trabajadores las informaciones requeridas para celebrar negociaciones eficaces con la entidad de que se trate, y cuando esté de conformidad con la legislación y las prácticas locales, deberían también proporcionar información para que los trabajadores puedan disponer de datos adecuados y fidedignos sobre las

46

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

actividades de la unidad en que trabajan o, cuando sea apropiado, del conjunto de la empresa.

  • 55. Los gobiernos deberían proporcionar a los representantes de las organizaciones de trabajadores, a petición de los mismos, y siempre que lo permitan la legislación y la práctica, información sobre las industrias en que opera la empresa, de manera que se contribuya a establecer criterios objetivos en el proceso de negociación colectiva. En este marco, las empresas multinacionales, al igual que las nacionales, deberían responder de manera constructiva cuando los gobiernos pidan información pertinente sobre sus operaciones.

Consultas

  • 56. En las empresas multinacionales, al igual que las nacionales, deberían elaborarse sistemas por mutuo acuerdo entre los empleadores y los trabajadores y sus representantes, para asegurar, de conformidad con la legislación y la práctica nacionales, consultas regulares sobre las cuestiones de interés mutuo. Estas consultas no deberían considerarse como sustituto de la negociación colectiva.

Examen de las reclamaciones

  • 57. Las empresas multinacionales, al igual que las nacionales, deberían respetar el derecho de los trabajadores en ellas empleados para que todas sus reclamaciones sean tramitadas de conformidad con lo siguiente: todo trabajador que, individualmente o en conjunción con otros trabajadores, considere que tiene motivos de reclamación, debería tener el derecho de someter ésta sin que pueda resultar para el interesado ningún perjuicio y también a que su reclamación sea examinada siguiendo un procedimiento adecuado. Esto es especialmente importante siempre que las empresas multinacionales operen en países que no apliquen los principios contenidos en los convenios de la OIT aplicables a la libertad sindical, el derecho de sindicación, la negociación colectiva y el trabajo forzoso.

Solución de los conflictos laborales

  • 58. Las empresas multinacionales, al igual que las nacionales, en conjunción con los representantes y las organizaciones de los trabajadores en ellas empleados, deberían esforzarse por establecer organismos de conciliación voluntaria, apropiados a las condiciones nacionales, que puedan incluir disposiciones de arbitraje voluntario, a fin de contribuir a la prevención y solución de los conflictos de trabajo entre empleadores y trabajadores. Los organismos de conciliación voluntaria deberían comprender una representación igual de empleadores y de trabajadores.

47

Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

Declaración de Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo, 1998

La Declaración actúa en un doble plano; en primer lugar, reconoce que todos los Estados miembros tienen la obligación de respetar – de buena fe y de conformidad con la Constitución de OIT- los principios relativos a los derechos fundamentales de los que son objeto esos convenios. En segundo lugar,

Esta Declaración es un instrumento de promoción que no sustituye en ningún caso los mecanismos regulares de control de la OIT, sino que los complementa. La Declaración de Principios y derechos es una gran paso adelante para ayudar a definir las reglas sociales básicas que deberán reglamentar la mundialización de la economía, también para promover un respeto mayor y universal de los derechos fundamentales de los trabajadores como valores de la OIT y de la comunidad internacional en conjunto.

Texto de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo y su seguimiento

Considerando que la creación de la OIT procedía de la convicción de que la justicia social es esencial para garantizar una paz universal y permanente;

Considerando que el crecimiento económico es esencial, pero no suficiente, para asegurar la equidad, el progreso social y la erradicación de la pobreza, lo que confirma la necesidad de que la OIT promueva políticas sociales sólidas, la justicia e instituciones democráticas;

Considerando que, por lo tanto, la OIT debe hoy más que nunca movilizar el conjunto de sus medios de acción normativa, de cooperación técnica y de investigación en todos los ámbitos de su competencia, y en particular en los del empleo, la formación profesional y las condiciones de trabajo, a fin de que en el marco de una estrategia global de desarrollo económico y social, las políticas económicas y sociales se refuercen mutuamente con miras a la creación de un desarrollo sostenible de base amplia;

Considerando que la OIT debería prestar especial atención a los problemas de personas con necesidades sociales especiales, en particular los desempleados y los trabajadores migrantes, movilizar y alentar los esfuerzos nacionales, regionales e internacionales encaminados a la solución de sus problemas, y promover políticas eficaces destinadas a la creación de empleo;

Considerando que, con el objeto de mantener el vínculo entre progreso social y crecimiento económico, la garantía de los principios y derechos fundamentales en el trabajo reviste una importancia y un significado especiales al asegurar a los propios interesados la posibilidad de reivindicar libremente y en igualdad de oportunidades una participación justa en las riquezas a cuya creación han contribuido, así como la de desarrollar plenamente su potencial humano;

48

Ministerio del Trabajo de Nicaragua

Considerando que la OIT es la organización internacional con mandato constitucional y el órgano competente para establecer Normas Internacionales del Trabajo y ocuparse de ellas, y que goza de apoyo y reconocimiento universales en la promoción de los derechos fundamentales en el trabajo como expresión de sus principios constitucionales;

Considerando que en una situación de creciente interdependencia económica urge reafirmar la permanencia de los principios y derechos fundamentales inscritos en la Constitución de la Organización, así como promover su aplicación universal;

La Conferencia Internacional del Trabajo,

  • 1. Recuerda:

    • a) que al incorporarse libremente a la OIT, todos los Miembros han aceptado los principios y derechos enunciados en su Constitución y en la Declaración de Filadelfia, y se han comprometido a esforzarse por lograr los objetivos generales de la Organización en toda la medida de sus posibilidades y atendiendo a sus condiciones específicas;

    • b) que esos principios y derechos han sido expresados y desarrollados en forma de derechos y obligaciones específicos en convenios que han sido reconocidos como fundamentales dentro y fuera de la Organización.

  • 2. Declara que todos los Miembros, aun cuando no hayan ratificado los convenios aludidos, tienen un compromiso que se deriva de su mera pertenencia a la Organización de respetar, promover y hacer realidad, de buena fe y de conformidad con la Constitución, los principios relativos a los derechos fundamentales que son objeto de esos convenios, es decir:

    • a) la libertad de asociación y la libertad sindical y el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva;

    • b) la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio;

    • c) la abolición efectiva del trabajo infantil; y

    • d) la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.

  • 3. Reconoce la obligación de la Organización de ayudar a sus Miembros, en respuesta a las necesidades que hayan establecido y expresado, a alcanzar esos objetivos haciendo pleno uso de sus recursos constitucionales, de funcionamiento y presupuestarios, incluida la movilización de recursos y apoyo externos, así como alentando a otras organizaciones internacionales con las que la OIT ha establecido relaciones, de conformidad con el artículo 12 de su Constitución, a respaldar esos esfuerzos:

    • a) ofreciendo cooperación técnica y servicios de asesoramiento destinados a promover la ratificación y aplicación de los convenios fundamentales;

  • 49

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    • b) asistiendo a los Miembros que todavía no están en condiciones de ratificar todos o algunos de esos convenios en sus esfuerzos por respetar, promover y hacer realidad los principios relativos a los derechos fundamentales que son objeto de esos convenios; y

    • c) ayudando a los Miembros en sus esfuerzos por crear un entorno favorable de desarrollo económico y social.

    • 4. Decide que, para hacer plenamente efectiva la presente Declaración, se pondrá en marcha un seguimiento promocional, que sea creíble y eficaz, con arreglo a las modalidades que se establecen en el anexo que se considerará parte integrante de la Declaración.

    • 5. Subraya que las normas del trabajo no deberían utilizarse con fines comerciales proteccionistas y que nada en la presente Declaración y su seguimiento podrá invocarse ni utilizarse de otro modo con dichos fines; además, no debería en modo alguno ponerse en cuestión la ventaja comparativa de cualquier país sobre la base de la presente Declaración y su seguimiento.

    Anexo

    Seguimiento de la Declaración

    I. Objetivo general

    • 1. El objetivo del seguimiento descrito a continuación es alentar los esfuerzos desplegados por los Miembros de la Organización con vistas a promover los principios y derechos fundamentales consagrados en la Constitución de la OIT y la Declaración de Filadelfia, que la Declaración reitera.

    • 2. De conformidad con este objetivo estrictamente promocional, el presente seguimiento deberá contribuir a identificar los ámbitos en que la asistencia de la Organización, por medio de sus actividades de cooperación técnica, pueda resultar útil a sus Miembros con el fin de ayudarlos a hacer efectivos esos principios y derechos fundamentales. No podrá sustituir los mecanismos de control establecidos ni obstaculizar su funcionamiento; por consiguiente, las situaciones particulares propias al ámbito de esos mecanismos no podrán discutirse o volver a discutirse en el marco de dicho seguimiento.

    • 3. Los dos aspectos del presente seguimiento, descritos a continuación, recurrirán a los procedimientos ya existentes; el seguimiento anual relativo a los convenios no ratificados sólo supondrá ciertos ajustes a las actuales modalidades de aplicación del artículo 19, párrafo 5, e) de la Constitución, y el informe global permitirá optimizar los resultados de los procedimientos llevados a cabo en cumplimiento de la Constitución.

    50

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    II. Seguimiento anual relativo a los convenios fundamentales no ratificados

    • A. Objeto y ámbito de aplicación

      • 1. Su objeto es proporcionar una oportunidad de seguir cada año, mediante un procedimiento simplificado que sustituirá el procedimiento cuatrienal introducido en 1995 por el Consejo de Administración, los esfuerzos desplegados con arreglo a la Declaración por los Miembros que no han ratificado aún todos los convenios fundamentales.

      • 2. El seguimiento abarcará cada año las cuatro áreas de principios y derechos fundamentales enumerados en la Declaración.

  • B. Modalidades

    • 1. El seguimiento se basará en memorias solicitadas a los Miembros en virtud del artículo 19, párrafo 5, e) de la Constitución. Los formularios de memoria se establecerán con el fin de obtener de los gobiernos que no hayan ratificado alguno de los convenios fundamentales información acerca de los cambios que hayan ocurrido en su legislación o su práctica, teniendo debidamente en cuenta el artículo 23 de la Constitución y la práctica establecida.

    • 2. Esas memorias, recopiladas por la Oficina, serán examinadas por el Consejo de Administración.

    • 3. Con el fin de preparar una introducción a la compilación de las memorias así establecida, que permita llamar la atención sobre los aspectos que merezcan en su caso una discusión más detallada, la Oficina podrá recurrir a un grupo de expertos nombrados con este fin por el Consejo de Administración.

    • 4. Deberá ajustarse el procedimiento en vigor del Consejo de Administración para que los Miembros que no estén representados en el mismo puedan proporcionar, del modo más adecuado, las aclaraciones que en el curso de sus discusiones pudieren resultar necesarias o útiles para completar la información contenida en sus memorias.

  • 51

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    III. Informe global

    • A. Objeto y ámbito de aplicación

      • 1. El objeto de este informe es facilitar una imagen global y dinámica de cada una de las categorías de principios y derechos fundamentales observada en el período cuatrienal anterior, servir de base a la evaluación de la eficacia de la asistencia prestada por la Organización y establecer las prioridades para el período siguiente mediante programas de acción en materia de cooperación técnica destinados a movilizar los recursos internos y externos necesarios al respecto.

      • 2. El informe tratará sucesivamente cada año de una de las cuatro categorías de principios y derechos fundamentales.

  • B. Modalidades

    • 1. El informe se elaborará bajo la responsabilidad del Director General sobre la base de informaciones oficiales o reunidas y evaluadas con arreglo a procedimientos establecidos. Respecto de los países que no han ratificado los convenios fundamentales, dichas informaciones reposarán, en particular, en el resultado del seguimiento anual antes mencionado. En el caso de los Miembros que han ratificado los convenios correspondientes, estas informaciones reposarán, en particular, en las memorias tal como han sido presentadas y tratadas en virtud del artículo 22 de la Constitución.

    • 2. Este informe será presentado a la Conferencia como un informe del Director General para ser objeto de una discusión tripartita. La Conferencia podrá tratarlo de un modo distinto al previsto para los informes a los que se refiere el artículo 12 de su Reglamento, y podrá hacerlo en una sesión separada dedicada exclusivamente a dicho informe o de cualquier otro modo apropiado. Posteriormente, corresponderá al Consejo de Administración, en el curso de una de sus reuniones subsiguientes más próximas, sacar las conclusiones de dicho debate en lo relativo a las prioridades y a los programas de acción en materia de cooperación técnica que haya que poner en aplicación durante el período cuatrienal correspondiente.

  • IV. Queda entendido que:

    • 1. El Consejo de Administración y la Conferencia deberán examinar las enmiendas que resulten necesarias a sus reglamentos respectivos para poner en ejecución las disposiciones anteriores.

    • 2. La Conferencia deberá, llegado el momento, volver a examinar el funcionamiento del presente seguimiento habida cuenta de la experiencia adquirida, con el fin de comprobar si éste se ha ajustado convenientemente al objetivo enunciado en la Parte I.

    52

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    IV. Convenios internacionales del trabajo ratificados por Nicaragua

    1 Libertad sindical, negociación colectiva y relaciones laborales

    Ficha Técnica: Convenio Núm. 11

    Fecha de Adopción:

    3ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, 1921.

    Clasificación:

    Libertad sindical, negociación colectiva y relaciones laborales.

    Ratificación:

    Gaceta Diario Oficial N° 206, jueves 13 de septiembre de 1934.

    Fecha de Registro en OIT:

    12 de abril de 1934.

    Principio que regula:

    Igualdad de derechos entre los trabajadores agrícolas y los trabajadores industriales.

    Resumen de las Disposiciones:

    Asegurar que todas las personas ocupadas en la agricultura tengan los mismos derechos de asociación y de coalición que los trabajadores de la industria. Por consiguiente, todo Estado que ratifique el presente convenio debe de derogar cualquier disposición legislativa o de otra clase que tenga por efecto menoscabar dichos derechos en lo que respecta a los trabajadores agrícolas.

    Convenio sobre el derecho de asociación (agricultura), 1921

    La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

    Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad, en su tercera reunión, el 25 de octubre de 1921; Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a los derechos de asociación y de coalición de los trabajadores agrícolas, cuestión que está comprendida en el cuarto punto del orden del día de la reunión, y después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional,

    Adopta el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre el derecho de asociación (agricultura), 1921, y que será sometido a la ratificación de los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo, de acuerdo con las disposiciones de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo:

    53

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Artículo 1

    Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo que ratifique el presente Convenio se obliga a asegurar a todas las personas ocupadas en la agricultura los mismos derechos de asociación y de coalición que a los trabajadores de la industria, y a derogar cualquier disposición legislativa o de otra clase que tenga por efecto menoscabar dichos derechos en lo que respecta a los trabajadores agrícolas.

    Artículo 2

    Las ratificaciones formales del presente Convenio, de acuerdo con las condiciones establecidas por la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 3

    • 1. Este Convenio entrará en vigor en la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo hayan sido registradas por el Director General.

    • 2. Sólo obligará a los Miembros cuya ratificación haya sido registrada en la Oficina Internacional del Trabajo.

    • 3. Posteriormente, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, en la fecha en que su ratificación haya sido registrada en la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 4

    Tan pronto como las ratificaciones de dos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo hayan sido registradas en la Oficina Internacional del Trabajo, el Director General de la Oficina notificará el hecho a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo. Igualmente les notificará el registro de las ratificaciones que le comuniquen posteriormente los demás Miembros de la Organización.

    Artículo 5

    A reserva de las disposiciones del artículo 3, todo Miembro que ratifique el presente Convenio se obliga a aplicar las disposiciones del artículo 1 a más tardar el 1 de enero de 1924, y a tomar las medidas necesarias para el cumplimiento de dichas disposiciones.

    Artículo 6

    Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo que ratifique el presente Convenio se obliga a aplicarlo en sus colonias, posesiones y protectorados, de acuerdo con las disposiciones del artículo 35 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo.

    54

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Artículo 7

    Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado en la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 8

    Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia General una memoria sobre la aplicación del Convenio y considerará la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de su revisión total o parcial.

    Artículo 9

    Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

    Ficha Técnica: Convenio Núm. 87

    Fecha de Adopción:

    31ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, 1948.

    Clasificación:

    Convenio Fundamental.

    Ratificación:

    Gaceta Diario Oficial N° 202, del 5 de septiembre 1967.

    Fecha de Registro en OIT:

    31 de octubre 1967.

    Principio que regula:

    Derecho libremente ejercido de los trabajadores y de los empleadores sin distinción alguna, a organizarse para fomentar y defender sus intereses respectivos, y de afiliarse a ellas sin autorización previa.

    Resumen de las Disposiciones:

    Reconoce el derecho de los trabajadores y de empleadores de constituir las organizaciones que estimen convenientes, así como el de afiliarse a las mismas sin autorización previa. Las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el derecho a organizarse libremente, no están sujetas a disolución o suspensión por vía administrativa y tienen el derecho de constituir federaciones y confederaciones, así como el derecho de afiliarse a las mismas. Estas pueden afiliarse, a su vez, a organizaciones internacionales de trabajadores y de empleadores.

    55

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948

    La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

    Convocada en San Francisco por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 17 junio 1948 en su trigésima primera reunión;

    Después de haber decidido adoptar, en forma de convenio, diversas proposiciones relativas a la libertad sindical y a la protección del derecho de sindicación, cuestión que constituye el séptimo punto del orden del día de la reunión;

    Considerando que el preámbulo de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo enuncia, entre los medios susceptibles de mejorar las condiciones de trabajo y de garantizar la paz, “la afirmación del principio de la libertad de asociación sindical”;

    Considerando que la Declaración de Filadelfia proclamó nuevamente que “la libertad de expresión y de asociación es esencial para el progreso constante” ;

    Considerando que la Conferencia Internacional del Trabajo, en su trigésima reunión, adoptó por unanimidad los principios que deben servir de base a la reglamentación internacional, y

    Considerando que la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su segundo período de sesiones, hizo suyos estos principios y solicitó de la Organización Internacional del Trabajo la continuación de todos sus esfuerzos a fin de hacer posible la adopción de uno o varios convenios internacionales,

    Adopta, con fecha nueve de julio de mil novecientos cuarenta y ocho, el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948:

    Parte I. Libertad Sindical

    Artículo 1

    Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo para el cual esté en vigor el presente Convenio se obliga a poner en práctica las disposiciones siguientes.

    Artículo 2

    Los trabajadores y los empleadores, sin ninguna distinción y sin autorización previa, tienen el derecho de constituir las organizaciones que estimen convenientes, así como el de afiliarse a estas organizaciones, con la sola condición de observar los estatutos de las mismas.

    56

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Artículo 3

    • 1. Las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el derecho de redactar sus estatutos y reglamentos administrativos, el de elegir libremente sus representantes, el de organizar su administración y sus actividades y el de formular su programa de acción.

    • 2. Las autoridades públicas deberán abstenerse de toda intervención que tienda a limitar este derecho o a entorpecer su ejercicio legal.

    Artículo 4

    Las organizaciones de trabajadores y de empleadores no están sujetas a disolución o suspensión por vía administrativa.

    Artículo 5

    Las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el derecho de constituir federaciones y confederaciones, así como el de afiliarse a las mismas, y toda organización, federación o confederación tiene el derecho de afiliarse a organizaciones internacionales de trabajadores y de empleadores.

    Artículo 6

    Las disposiciones de los artículos 2, 3 y 4 de este Convenio se aplican a las federaciones y confederaciones de organizaciones de trabajadores y de empleadores.

    Artículo 7

    La adquisición de la personalidad jurídica por las organizaciones de trabajadores y de empleadores, sus federaciones y confederaciones no puede estar sujeta a condiciones cuya naturaleza limite la aplicación de las disposiciones de los artículos 2, 3 y 4 de este Convenio

    Artículo 8

    • 1. Al ejercer los derechos que se les reconocen en el presente Convenio, los trabajadores, los empleadores y sus organizaciones respectivas están obligados, lo mismo que las demás personas o las colectividades organizadas, a respetar la legalidad.

    • 2. La legislación nacional no menoscabará ni será aplicada de suerte que menoscabe las garantías previstas por el presente Convenio.

    57

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Artículo 9

    • 1. La legislación nacional deberá determinar hasta qué punto se aplicarán a las fuerzas armadas y a la policía las garantías previstas por el presente Convenio.

    • 2. De conformidad con los principios establecidos en el párrafo 8 del artículo 19 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, no deberá considerarse que la ratificación de este Convenio por un Miembro menoscaba en modo alguno las leyes, sentencias, costumbres o acuerdos ya existentes que concedan a los miembros de las fuerzas armadas y de la policía garantías prescritas por el presente Convenio.

    Artículo 10

    En el presente Convenio, el término organización significa toda organización de trabajadores o de empleadores que tenga por objeto fomentar y defender los intereses de los trabajadores o de los empleadores.

    Parte II. Protección del Derecho de Sindicación

    Artículo 11

    Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo para el cual esté en vigor el presente Convenio se obliga a adoptar todas las medidas necesarias y apropiadas para garantizar a los trabajadores y a los empleadores el libre ejercicio del derecho de sindicación.

    Parte III. Disposiciones Diversas

    Artículo 12

    • 1. Respecto de los territorios mencionados en el artículo 35 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, enmendada por el Instrumento de enmienda a la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, 1946, excepción hecha de los territorios a que se refieren los párrafos 4 y 5 de dicho artículo, tal como quedó enmendado, todo Miembro de la Organización que ratifique el presente Convenio deberá comunicar al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo, en el plazo más breve posible después de su ratificación, una declaración en la que manifieste:

      • a) los territorios respecto de los cuales se obliga a que las disposiciones del Convenio sean aplicadas sin modificaciones;

      • b) los territorios respecto de los cuales se obliga a que las disposiciones del Convenio sean aplicadas con modificaciones, junto con los detalles de dichas modificaciones;

      • c) los territorios respecto de los cuales es inaplicable el Convenio y los motivos por los que es inaplicable;

      • d) los territorios respecto de los cuales reserva su decisión.

    58

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    • 2. Las obligaciones a que

    se

    refieren

    los apartados a)

    y

    b)

    del

    párrafo

    1

    de

    este

    artículo se considerarán parte integrante de la ratificación y producirán sus mismos

    efectos.

    • 3. Todo Miembro podrá renunciar, total o parcialmente, por medio de una nueva declaración, a cualquier reserva formulada en su primera declaración en virtud de los apartados b), c) o d) del párrafo 1 de este artículo.

    • 4. Durante los períodos en que este Convenio pueda ser denunciado, de conformidad con las disposiciones del artículo 16, todo Miembro podrá comunicar al Director General una declaración por la que modifique, en cualquier otro aspecto, los términos de cualquier declaración anterior y en la que indique la situación en territorios determinados.

    Artículo 13

    • 1. Cuando las cuestiones tratadas en el presente Convenio sean de la competencia de las autoridades de un territorio no metropolitano, el Miembro responsable de las relaciones internacionales de ese territorio, de acuerdo con el gobierno del territorio, podrá comunicar al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo una declaración por la que acepte, en nombre del territorio, las obligaciones del presente Convenio.

    • 2. Podrán comunicar al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo una declaración por la que se acepten las obligaciones de este Convenio:

      • a) dos o más Miembros de la Organización, respecto de cualquier territorio que esté bajo su autoridad común; o

      • b) toda autoridad internacional responsable de la administración de cualquier territorio, en virtud de las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas o de cualquier otra disposición en vigor, respecto de dicho territorio.

  • 3. Las declaraciones comunicadas al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo, de conformidad con los párrafos precedentes de este artículo, deberán indicar si las disposiciones del Convenio serán aplicadas en el territorio interesado con modificaciones o sin ellas; cuando la declaración indique que las disposiciones del Convenio serán aplicadas con modificaciones, deberá especificar en qué consisten dichas modificaciones.

  • 4. El Miembro, los Miembros o la autoridad internacional interesados podrán renunciar, total o parcialmente, por medio de una declaración ulterior, al derecho a invocar una modificación indicada en cualquier otra declaración anterior.

  • 5. Durante los períodos en que este Convenio pueda ser denunciado de conformidad con las disposiciones del artículo 16, el Miembro, los Miembros o la autoridad

  • 59

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    internacional interesados podrán comunicar al Director General una declaración por la que modifiquen, en cualquier otro respecto, los términos de cualquier declaración anterior y en la que indiquen la situación en lo que se refiere a la aplicación del Convenio.

    Parte IV. Disposiciones Finales

    Artículo 14

    Las ratificaciones formales del presente Convenio serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 15

    • 1. Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.

    • 2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.

    • 3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación.

    Artículo 16

    • 1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

    • 2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo quedará obligado durante un nuevo período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiración de cada período de diez años en las condiciones previstas en este artículo.

    Artículo 17

    • 1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organización.

    60

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    • 2. Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atención de los Miembros de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.

    Artículo 18

    El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artículos precedentes.

    Artículo 19

    A la expiración de cada período de diez años, a partir de la fecha en que este Convenio entre en vigor, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo deberá presentar a la Conferencia General una memoria sobre la aplicación de este Convenio, y deberá considerar la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de la revisión total o parcial del mismo.

    Artículo 20

    • 1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:

      • a) la ratificación, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará, ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artículo 16, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;

      • b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros.

  • 2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

  • Artículo 21

    Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

    61

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Ficha Técnica: Convenio Núm. 98

    Fecha de Adopción:

    32ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, 1949.

    Clasificación:

    Convenio Fundamental.

    Ratificación:

    Gaceta Diario Oficial N° 202, del 5 de septiembre de 1967.

    Fecha de Registro en OIT:

    31 de octubre de 1967.

    Principio que regula:

    Protección de los trabajadores en ejercicio del derecho de sindicación; No injerencia entre las organizaciones de empleadores y trabajadores; Fomento de la negociación colectiva voluntaria.

    Resumen de las Disposiciones:

    Garantizar a los trabajadores una protección adecuada contra todo acto de discriminación tendiente a menoscabar la libertad sindical en relación con su empleo o trabajo; y así como también estimular y fomentar entre los empleadores y las organizaciones de empleadores por una parte, y las organizaciones de trabajadores, por otra el pleno desarrollo y uso de procedimientos de negociación voluntaria, con objeto de reglamentar, por medio de convenios colectivos las condiciones de trabajo o empleo. A resguardar (como lo establece el convenio) a las organizaciones de trabajadores y de empleadores contra la injerencia mutua.

    Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949

    La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

    Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 8 junio 1949 en su trigésima segunda reunión;

    Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la aplicación de los principios del derecho de sindicación y de negociación colectiva, cuestión que constituye el cuarto punto del orden del día de la reunión, y después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional,

    Adopta, con fecha primero de julio de mil novecientos cuarenta y nueve, el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949:

    62

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Artículo 1

    • 1. Los trabajadores deberán gozar de adecuada protección contra todo acto de discriminación tendiente a menoscabar la libertad sindical en relación con su empleo.

    • 2. Dicha protección deberá ejercerse especialmente contra todo acto que tenga por objeto:

      • a) sujetar el empleo de un trabajador a la condición de que no se afilie a un sindicato o a la de dejar de ser miembro de un sindicato;

      • b) despedir a un trabajador o perjudicarlo en cualquier otra forma a causa de su afiliación sindical o de su participación en actividades sindicales fuera de las horas de trabajo o, con el consentimiento del empleador, durante las horas de trabajo.

    Artículo 2

    • 1. Las organizaciones de trabajadores y de empleadores deberán gozar de adecuada protección contra todo acto de injerencia de unas respecto de las otras, ya se realice directamente o por medio de sus agentes o miembros, en su constitución, funcionamiento o administración.

    • 2. Se consideran actos de injerencia, en el sentido del presente artículo, principalmente, las medidas que tiendan a fomentar la constitución de organizaciones de trabajadores dominadas por un empleador o una organización de empleadores, o a sostener económicamente, o en otra forma, organizaciones de trabajadores, con objeto de colocar estas organizaciones bajo el control de un empleador o de una organización de empleadores.

    Artículo 3

    Deberán crearse organismos adecuados a las condiciones nacionales, cuando ello sea necesario, para garantizar el respeto al derecho de sindicación definido en los artículos precedentes.

    Artículo 4

    Deberán adoptarse medidas adecuadas a las condiciones nacionales, cuando ello sea necesario, para estimular y fomentar entre los empleadores y las organizaciones de empleadores, por una parte, y las organizaciones de trabajadores, por otra, el pleno desarrollo y uso de procedimientos de negociación voluntaria, con objeto de reglamentar, por medio de contratos colectivos, las condiciones de empleo.

    63

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Artículo 5

    • 1. La legislación nacional deberá determinar el alcance de las garantías previstas en el presente Convenio en lo que se refiere a su aplicación a las fuerzas armadas y a la policía.

    • 2. De acuerdo con los principios establecidos en el párrafo 8 del artículo 19 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, la ratificación de este Convenio por un Miembro no podrá considerarse que menoscaba en modo alguno las leyes, sentencias, costumbres o acuerdos ya existentes, que concedan a los miembros de las fuerzas armadas y de la policía las garantías prescritas en este Convenio.

    Artículo 6

    El presente Convenio no trata de la situación de los funcionarios públicos en la administración del Estado y no deberá interpretarse, en modo alguno, en menoscabo de sus derechos o de su estatuto.

    Artículo 7

    Las ratificaciones formales del presente Convenio serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 8

    • 1. Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.

    • 2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.

    • 3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación.

    Artículo 9

    • 1. Las declaraciones comunicadas al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo, de acuerdo con el párrafo 2 del artículo 35 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, deberán indicar:

      • a) los territorios respecto de los cuales el Miembro interesado se obliga a que las disposiciones del Convenio sean aplicadas sin modificaciones;

      • b) los territorios respecto de los cuales se obliga a que las disposiciones del Convenio sean aplicadas con modificaciones, junto con los detalles de dichas modificaciones;

    64

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    • c) los territorios respecto de los cuales es inaplicable el Convenio y los motivos por los cuales es inaplicable;

    • d) los territorios respecto de los cuales reserva su decisión en espera de un examen más detenido de su situación.

    • 2. Las obligaciones a que se refieren los apartados a) y b) del párrafo 1 de este artículo se considerarán parte integrante de la ratificación y producirán sus mismos efectos.

    • 3. Todo Miembro podrá renunciar, total o parcialmente, por medio de una nueva declaración, a cualquier reserva formulada en su primera declaración en virtud de los apartados b), c) o d) del párrafo 1 de este artículo.

    • 4. Durante los períodos en que este Convenio pueda ser denunciado de conformidad con las disposiciones del artículo 11, todo Miembro podrá comunicar al Director General una declaración por la que modifique, en cualquier otro respecto, los términos de cualquier declaración anterior y en la que indique la situación en territorios determinados.

    Artículo 10

    • 1. Las declaraciones comunicadas al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo, de conformidad con los párrafos 4 y 5 del artículo 35 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, deberán indicar si las disposiciones del Convenio serán aplicadas en el territorio interesado con modificaciones o sin ellas; cuando la declaración indique que las disposiciones del Convenio serán aplicadas con modificaciones, deberá especificar en qué consisten dichas modificaciones.

    • 2. El Miembro, los Miembros o la autoridad internacional interesados podrán renunciar, total o parcialmente, por medio de una declaración ulterior, al derecho a invocar una modificación indicada en cualquier otra declaración anterior.

    • 3. Durante los períodos en que este Convenio puede ser denunciado de conformidad con las disposiciones del artículo 11, el Miembro, los Miembros o la autoridad internacional interesados podrán comunicar al Director General una declaración por la que modifiquen, en cualquier otro respecto, los términos de cualquier declaración anterior y en la que indiquen la situación en lo que se refiere a la aplicación del Convenio.

    Artículo 11

    • 1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

    65

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    • 2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo quedará obligado durante un nuevo período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiración de cada período de diez años, en las condiciones previstas en este artículo.

    Artículo 12

    • 1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organización.

    • 2. Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atención de los Miembros de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.

    Artículo 13

    El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artículos precedentes.

    Artículo 14

    Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia General una memoria sobre la aplicación del Convenio y considerará la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de su revisión total o parcial.

    Artículo 15

    • 1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:

      • a) la ratificación, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará, ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artículo 11, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;

    66

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    • b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros.

    • 2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para las Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

    Artículo 16

    Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

    Ficha Técnica: Convenio Núm. 135

    Fecha de Adopción:

    56ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, 1971.

    Clasificación:

    Libertad sindical, negociación colectiva y relaciones laborales.

    Ratificación:

    Gaceta Diario Oficial N° 111, del sábado 23 de mayo 1981.

    Fecha de Registro en OIT:

    1 de octubre de 1981.

    Principio que regula:

    Protección y facilidades que deben otorgarse a los representantes de los trabajadores.

    Resumen de las Disposiciones:

    Establecer una protección eficaz contra todo acto que pueda perjudicar a los representantes de los trabajadores, incluido el despido en razón de su condición, de sus actividades como tales, de su afiliación al sindicato, o de su participación a su actividad sindical; siempre que actúen de conformidad con las leyes. Los contratos colectivos u otros acuerdos comunes en vigor, los representantes de los trabajadores deberán disponer en la empresa de las facilidades apropiadas para permitirle el desempeño rápido y eficaz de sus funciones.

    Convenio sobre los representantes de los trabajadores, 1971

    La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

    Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 2 junio 1971 en su quincuagésima sexta reunión;

    Teniendo en cuenta las disposiciones del Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949, que protege a los trabajadores contra todo acto de discriminación tendiente a menoscabar la libertad sindical en relación con su empleo; Considerando que es deseable adoptar disposiciones complementarias con respecto a los representantes de los trabajadores;

    67

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la protección y facilidades concedidas a los representantes de los trabajadores en la empresa, cuestión que constituye el quinto punto del orden del día de la reunión, y después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional,

    Adopta, con fecha veintitrés de junio de mil novecientos setenta y uno, el presente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre los representantes de los trabajadores, 1971:

    Artículo 1

    Los representantes de los trabajadores en la empresa deberán gozar de protección eficaz contra todo acto que pueda perjudicarlos, incluido el despido por razón de su condición de representantes de los trabajadores, de sus actividades como tales, de su afiliación al sindicato, o de su participación en la actividad sindical, siempre que dichos representantes actúen conforme a las leyes, contratos colectivos u otros acuerdos comunes en vigor.

    Artículo 2

    • 1. Los representantes de los trabajadores deberán disponer en la empresa de las facilidades apropiadas para permitirles el desempeño rápido y eficaz de sus funciones.

    • 2. A este respecto deberán tenerse en cuenta las características del sistema de relaciones obrero-patronales del país y las necesidades, importancia y posibilidades de la empresa interesada.

    • 3. La concesión de dichas facilidades no deberá perjudicar el funcionamiento eficaz de la empresa interesada.

    Artículo 3

    A los efectos de este Convenio, la expresión representantes de los trabajadores comprende las personas reconocidas como tales en virtud de la legislación o la práctica nacionales, ya se trate:

    • a) de representantes sindicales, es decir, representantes nombrados o elegidos por los sindicatos o por los afiliados a ellos; o

    • b) de representantes electos, es decir, representantes libremente elegidos por los trabajadores de la empresa, de conformidad con las disposiciones de la legislación nacional o de los contratos colectivos, y cuyas funciones no se extiendan a actividades que sean reconocidas en el país como prerrogativas exclusivas de los sindicatos.

    68

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Artículo 4

    La legislación nacional, los contratos colectivos, los laudos arbitrales o las decisiones judiciales podrán determinar qué clase o clases de representantes de los trabajadores tendrán derecho a la protección y a las facilidades previstas en el presente Convenio.

    Artículo 5

    Cuando en una misma empresa existan representantes sindicales y representantes electos, habrán de adoptarse medidas apropiadas, si fuese necesario, para garantizar que la existencia de representantes electos no se utilice en menoscabo de la posición de los sindicatos interesados o de sus representantes y para fomentar la colaboración en todo asunto pertinente entre los representantes electos y los sindicatos interesados y sus representantes.

    Artículo 6

    Se podrá dar efecto al presente Convenio mediante la legislación nacional, los contratos colectivos, o en cualquier otra forma compatible con la práctica nacional.

    Artículo 7

    Las ratificaciones formales del presente Convenio serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 8

    • 1. Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.

    • 2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.

    • 3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación.

    Artículo 9

    • 1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

    69

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    • 2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo quedará obligado durante un nuevo período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiración de cada período de diez años, en las condiciones previstas en este artículo.

    Artículo 10

    • 1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organización.

    • 2. Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atención de los Miembros de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.

    Artículo 11

    El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artículos precedentes.

    Artículo 12

    Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia una memoria sobre la aplicación del Convenio, y considerará la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de su revisión total o parcial.

    Artículo 13

    • 1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:

      • a) la ratificación, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará, ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artículo 9, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;

    70

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    • b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros.

    • 2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

    Artículo 14

    Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

    Ficha Técnica: Convenio Núm. 141

    Fecha de Adopción:

    60ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, 1975.

    Clasificación:

    Libertad sindical, negociación colectiva y relaciones laborales.

    Ratificación:

    Gaceta Diario Oficial N° 111, sábado 23 de mayo 1981.

    Fecha de Registro en OIT:

    1 de octubre de 1981.

    Principio que regula:

    Derechos Sindicales de las organizaciones de los trabajadores rurales.

    Resumen de las Disposiciones:

    El derecho de los trabajadores rurales a constituir sin autorización previa las organizaciones que estimen convenientes así como el derecho de afiliarse a las mismas. En ese sentido, la política nacional deberá propugnar por el establecimiento y la expansión de estas organizaciones de manera voluntaria a fin de asegurar la participación de estos trabajadores en el desarrollo económico y social.

    Convenio sobre las organizaciones de trabajadores rurales, 1975

    La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

    Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 4 junio 1975 en su sexagésima reunión;

    Reconociendo que, habida cuenta de la importancia de los trabajadores rurales en el mundo, es urgente asociarlos a las tareas del desarrollo económico y social si se quiere mejorar sus condiciones de trabajo y de vida en forma duradera y eficaz;

    Tomando nota de que en muchos países del mundo, y muy especialmente en los países en vías de desarrollo, la tierra se utiliza en forma muy insuficiente, de que la mano de obra está en gran parte subempleada y de que estas circunstancias exigen que los trabajadores rurales sean alentados a desarrollar organizaciones libres y viables, capaces de proteger y de defender los intereses de sus afiliados y de garantizar su contribución efectiva al desarrollo económico y social;

    71

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Considerando que la existencia de tales organizaciones puede y debe contribuir a atenuar la persistente penuria de productos alimenticios en diversas partes del mundo;

    Reconociendo que la reforma agraria es, en muchos países en vías de desarrollo, un factor esencial para el mejoramiento de las condiciones de trabajo y de vida de los trabajadores rurales y que, por consiguiente, las organizaciones de estos trabajadores deberían cooperar y participar activamente en esta reforma;

    Recordando los términos de los convenios y de las recomendaciones internacionales del trabajo existentes (en particular el Convenio sobre el derecho de asociación (agricultura), 1921; el Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948, y el Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949) que afirman el derecho de todos los trabajadores, incluidos los trabajadores rurales, a constituir organizaciones libres e independientes, así como las disposiciones de muchos convenios y recomendaciones internacionales del trabajo aplicables a los trabajadores rurales, en los que se pide en especial que las organizaciones de trabajadores participen en su aplicación;

    Tomando nota de que las Naciones Unidas y los organismos especializados, en particular la Organización Internacional del Trabajo y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, se interesan todos por la reforma agraria y el desarrollo rural;

    Tomando nota de que las siguientes normas han sido preparadas en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y de que, a fin de evitar duplicación, se proseguirá la colaboración con esta Organización y con las Naciones Unidas para promover y asegurar la aplicación de dichas normas; Habiendo decidido adoptar diversas proposiciones relativas a las organizaciones de trabajadores rurales y su función en el desarrollo económico y social, cuestión que constituye el cuarto punto del orden del día de la presente reunión, y

    Habiendo decidido que dichas internacional,

    proposiciones revistan la forma de un convenio

    Adopta, con fecha veintitrés de junio de mil novecientos setenta y cinco, el presente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre las organizaciones de trabajadores rurales, 1975:

    Artículo 1

    El presente Convenio se aplica a todas las categorías de organizaciones de trabajadores rurales, incluidas las organizaciones que no se limitan a estos trabajadores pero que los representan.

    72

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Artículo 2

    • 1. A los efectos del presente Convenio, la expresión trabajadores rurales abarca a todas las personas dedicadas, en las regiones rurales, a tareas agrícolas o artesanales o a ocupaciones similares o conexas, tanto si se trata de asalariados como, a reserva de las disposiciones del párrafo 2 de este artículo, de personas que trabajan por cuenta propia, como los arrendatarios, aparceros y pequeños propietarios.

    • 2. El presente Convenio se aplica sólo a aquellos arrendatarios, aparceros o pequeños propietarios cuya principal fuente de ingresos sea la agricultura y que trabajen la tierra por sí mismos o únicamente con ayuda de sus familiares, o recurriendo ocasionalmente a trabajadores supletorios y que:

      • a) no empleen una mano de obra permanente; o

      • b) no empleen una mano de obra numerosa, con carácter estacional; o

      • c) no hagan cultivar sus tierras por aparceros o arrendatarios.

    Artículo 3

    • 1. Todas las categorías de trabajadores rurales, tanto si se trata de asalariados como de personas que trabajen por cuenta propia, tienen el derecho de constituir, sin autorización previa, las organizaciones que estimen convenientes, así como el de afiliarse a estas organizaciones, con la sola condición de observar los estatutos de las mismas.

    • 2. Los principios de la libertad sindical deberán respetarse plenamente; las organizaciones de trabajadores rurales deberán tener un carácter independiente y voluntario, y permanecer libres de toda injerencia, coerción o represión.

    • 3. La adquisición de la personalidad jurídica por las organizaciones de trabajadores rurales no podrá estar sujeta a condiciones cuya naturaleza limite la aplicación de las disposiciones de los párrafos 1 y 2 del presente artículo.

    • 4. Al ejercer los derechos que se les reconocen en el presente artículo, los trabajadores rurales y sus organizaciones respectivas deberán, lo mismo que las demás personas o colectividades organizadas, respetar la legalidad.

    • 5. La legislación nacional no menoscabará ni será aplicada de suerte que menoscabe las garantías previstas por el presente artículo.

    Artículo 4

    Unos de los objetivos de la política nacional de desarrollo rural deberá ser facilitar el establecimiento y expansión, con carácter voluntario, de organizaciones de trabajadores rurales fuertes e independientes, como medio eficaz de asegurar la participación de

    73

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    estos trabajadores, sin discriminación en el sentido del Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), 1958, en el desarrollo económico y social y en los beneficios que de él se deriven.

    Artículo 5

    • 1. Para permitir que las organizaciones de trabajadores rurales desempeñen un papel en el desarrollo económico y social, todo Estado Miembro que ratifique este Convenio deberá adoptar y poner en práctica una política de promoción de estas organizaciones, sobre todo con vistas a eliminar los obstáculos que se oponen a su creación y desarrollo y al desempeño de sus actividades legítimas, así como aquellas discriminaciones de orden legislativo y administrativo de que las organizaciones de trabajadores rurales y sus afiliados pudieran ser objeto.

    • 2. Todo Estado Miembro que ratifique este Convenio deberá garantizar que la legislación nacional, dadas las circunstancias especiales del sector rural, no obstaculice el establecimiento y desarrollo de las organizaciones de trabajadores rurales.

    Artículo 6

    Deberán adoptarse medidas para promover la mayor comprensión posible de la necesidad de fomentar el desarrollo de organizaciones de trabajadores rurales y de la contribución que pueden aportar para mejorar las oportunidades de empleo y las condiciones generales de trabajo y de vida en las regiones rurales, así como para incrementar la renta nacional y lograr una mejor distribución de la misma.

    Artículo 7

    Las ratificaciones formales del presente Convenio serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 8

    • 1. Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.

    • 2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.

    • 3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación.

    74

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Artículo 9

    • 1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

    • 2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo quedará obligado durante un nuevo período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiración de cada período de diez años, en las condiciones previstas en este artículo.

    Artículo 10

    • 1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organización.

    • 2. Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atención de los Miembros de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.

    Artículo 11

    El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artículos precedentes.

    Artículo 12

    Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia una memoria sobre la aplicación del Convenio, y considerará la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de su revisión total o parcial.

    75

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Artículo 13

    • 1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:

      • a) la ratificación, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará, ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artículo 9, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;

      • b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros.

  • 2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

  • Artículo 14

    Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

    • 2. Trabajo forzoso

    Ficha Técnica: Convenio Núm. 29

    Fecha de Adopción :

    14ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, 1930.

    Clasificación:

    Convenio Fundamental.

    Ratificación:

    Gaceta Diario Oficial N° 206, del jueves 13 de septiembre de 1934.

    Fecha de Registro en OIT:

    12 de octubre de 1934

    Principio que regula:

    Prohibición de todo trabajo forzoso u obligatorio.

    Resumen de las Disposiciones:

    De conformidad con las disposiciones de este convenio llámese trabajo forzoso a: “todo trabajo o servicio exigido bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual no se ofrece voluntariamente. El Estado debe abstenerse de imponer trabajo forzoso u obligatorio y no tolerar que otros lo impongan y debe así mismo derogar todas las leyes y textos reglamentarios o administrativos que prevean o toleren el recurso al trabajo forzoso u obligatorio y adoptar medidas para que todo empleo de ese tipo de trabajo, ya sea realizado por personas del ámbito privado o por funcionarios públicos sea considerado ilegal en el derecho nacional. Asimismo, el Estado debe garantizar que el hecho de exigir ilegalmente el trabajo forzoso u obligatorio sea objeto de sanciones penales y que las sanciones impuestas por Ley sean realmente eficaces y se apliquen estrictamente.

    76

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Excepciones:

    Determinadas formas de servicio obligatorio que normalmente entrarían en la definición general de trabajo forzoso u obligatorio quedan excluidas a efectos del convenio: Cualquier trabajo o servicio que se exija en virtud de las leyes sobre el servicio militar obligatorio y que tenga un carácter puramente militar; cualquier trabajo o servicio que forme parte de las obligaciones cívicas normales de los ciudadanos de un país que se gobierne plenamente por si mismo; cualquier trabajo o servicio que se exija a un individuo en virtud de una condena pronunciada por sentencia judicial, a condición de que este trabajo o servicio se realice bajo la vigilancia y control de las autoridades públicas y que dicho individuo no sea cedido o puesto a disposición de particulares, compañías o personas jurídicas de carácter privado; cualquier trabajo o servicio que se exija en casos de fuerza mayor, es decir, guerra, siniestros o amenaza de siniestros, tales como incendios, inundaciones, hambre, temblores de tierra, epidemias y epizootias violentas, invasiones de animales, de insectos o de parásitos vegetales dañinos, y en general, en todas las circunstancias que pongan en peligro o amenacen poner en peligro la vida o las condiciones normales de existencia de toda o parte de la población; los pequeños trabajos comunales, es decir, los trabajos realizados por los miembros de una comunidad en beneficio directo de la misma, trabajos que, por consiguiente, pueden considerarse como obligaciones cívicas normales que incumben a los miembros de la comunidad, a condición de que la misma población o sus representantes directos tengan derecho a pronunciarse sobre la necesidad de esos trabajos.

    Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930

    La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

    Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 10 junio 1930 en su decimocuarta reunión;

    Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas al trabajo forzoso u obligatorio, cuestión que está comprendida en el primer punto del orden del día de la reunión, y después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional,

    Adopta, con fecha veintiocho de junio de mil novecientos treinta, el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930, y que será sometido a la ratificación de los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo, de acuerdo con las disposiciones de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo:

    77

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Artículo 1

    • 1. Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo que ratifique el presente Convenio se obliga a suprimir, lo más pronto posible, el empleo del trabajo forzoso u obligatorio en todas sus formas.

    • 2. Con miras a esta supresión total, el trabajo forzoso u obligatorio podrá emplearse, durante el período transitorio, únicamente para fines públicos y a título excepcional, en las condiciones y con las garantías estipuladas en los artículos siguientes.

    • 3. A la expiración de un plazo de cinco años a partir de la entrada en vigor del presente Convenio y cuando el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo prepare el informe a que se refiere el artículo 31, dicho Consejo examinará la posibilidad de suprimir sin nuevo aplazamiento el trabajo forzoso u obligatorio en todas sus formas y decidirá la conveniencia de inscribir esta cuestión en el orden del día de la Conferencia.

    Artículo 2

    • 1. A los efectos del presente Convenio, la expresión trabajo forzoso u obligatorio designa todo trabajo o servicio exigido a un individuo bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual dicho individuo no se ofrece voluntariamente.

    • 2. Sin embargo, a los efectos del presente Convenio, la expresión trabajo forzoso u obligatorio no comprende:

      • a) cualquier trabajo o servicio que se exija en virtud de las leyes sobre el servicio militar obligatorio y que tenga un carácter puramente militar;

      • b) cualquier trabajo o servicio que forme parte de las obligaciones cívicas normales de los ciudadanos de un país que se gobierne plenamente por sí mismo; c) cualquier trabajo o servicio que se exija a un individuo en virtud de una condena pronunciada por sentencia judicial, a condición de que este trabajo o servicio se realice bajo la vigilancia y control de las autoridades públicas y que dicho individuo no sea cedido o puesto a disposición de particulares, compañías o personas jurídicas de carácter privado;

      • d) cualquier trabajo o servicio que se exija en casos de fuerza mayor, es decir, guerra, siniestros o amenaza de siniestros, tales como incendios, inundaciones, hambre, temblores de tierra, epidemias y epizootias violentas, invasiones de animales, de insectos o de parásitos vegetales dañinos, y en general, en todas las circunstancias que pongan en peligro o amenacen poner en peligro la vida o las condiciones normales de existencia de toda o parte de la población;

      • e) los pequeños trabajos comunales, es decir, los trabajos realizados por los miembros de una comunidad en beneficio directo de la misma, trabajos que, por consiguiente, pueden considerarse como obligaciones cívicas normales

    78

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    que incumben a los miembros de la comunidad, a condición de que la misma población o sus representantes directos tengan derecho a pronunciarse sobre la necesidad de esos trabajos.

    Artículo 3

    A los efectos del presente Convenio, la expresión autoridades competentes designa a las autoridades metropolitanas, o a las autoridades centrales superiores del territorio interesado.

    Artículo 4

    • 1. Las autoridades competentes no deberán imponer o dejar que se imponga el trabajo forzoso u obligatorio en provecho de particulares, de compañías o de personas jurídicas de carácter privado.

    • 2. Si existiera tal forma de trabajo forzoso u obligatorio en provecho de particulares, de compañías o de personas jurídicas de carácter privado, en la fecha en que el Director General de la Oficina Internacional del Trabajo haya registrado la ratificación de este Convenio por un Miembro, este Miembro deberá suprimir completamente dicho trabajo forzoso u obligatorio desde la fecha en que para él entre en vigor el presente Convenio.

    Artículo 5

    • 1. Ninguna concesión a particulares, compañías o personas jurídicas privadas deberá implicar la imposición de cualquier forma de trabajo forzoso u obligatorio cuyo objeto sea la producción o recolección de productos que utilicen dichos particulares, compañías o personas jurídicas privadas, o con los cuales comercien.

    • 2. Si las concesiones existentes contienen disposiciones que impliquen la imposición de semejante trabajo forzoso u obligatorio, esas disposiciones deberán quedar sin efecto tan pronto sea posible, a fin de satisfacer las prescripciones del artículo 1 del presente Convenio.

    Artículo 6

    Los funcionarios de la administración, incluso cuando deban estimular a las poblaciones a su cargo a que se dediquen a una forma cualquiera de trabajo, no deberán ejercer sobre esas poblaciones una presión colectiva o individual con el fin de hacerlas trabajar para particulares, compañías o personas jurídicas privadas.

    79

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Artículo 7

    • 1. Los jefes que no ejerzan funciones administrativas no podrán recurrir al trabajo forzoso u obligatorio.

    • 2. Los jefes que ejerzan funciones administrativas podrán recurrir al trabajo forzoso u obligatorio, con la autorización expresa de las autoridades competentes, en las condiciones previstas por el artículo 10 del presente Convenio.

    • 3. Los jefes legalmente reconocidos que no reciban una remuneración adecuada en otra forma podrán disfrutar de servicios personales debidamente reglamentados, siempre que se tomen todas las medidas necesarias para evitar cualquier abuso.

    Artículo 8

    • 1. La responsabilidad de toda decisión de recurrir al trabajo forzoso u obligatorio incumbirá a las autoridades civiles superiores del territorio interesado.

    • 2. Sin embargo, estas autoridades podrán delegar en las autoridades locales superiores la facultad de imponer trabajo forzoso u obligatorio, cuando este trabajo no implique el alejamiento de los trabajadores de su residencia habitual. Dichas autoridades podrán igualmente delegar en las autoridades locales superiores, en los períodos y en las condiciones que se estipulen en la reglamentación prevista en el artículo 23 del presente Convenio, la facultad de imponer un trabajo forzoso u obligatorio para cuya ejecución los trabajadores deban alejarse de su residencia habitual, cuando se trate de facilitar el traslado de funcionarios de la administración en ejercicio de sus funciones y el transporte de material de la administración.

    Artículo 9

    Salvo las disposiciones contrarias estipuladas en el artículo 10 del presente Convenio, toda autoridad facultada para imponer un trabajo forzoso u obligatorio no deberá permitir que se recurra a esta forma de trabajo sin cerciorarse previamente de que:

    • a) el servicio o trabajo por realizar presenta un gran interés directo para la comunidad llamada a realizarlo;

    • b) el servicio o trabajo es actual o inminentemente necesario;

    • c) ha sido imposible procurarse la mano de obra voluntaria para la ejecución de este servicio o trabajo, a pesar de la oferta de salarios y de condiciones de trabajo iguales, por lo menos, a las que prevalecen en el territorio interesado para trabajos o servicios análogos;

    • d) dicho trabajo o servicio no impondrá una carga demasiado pesada a la población actual, habida cuenta de la mano de obra disponible y de su aptitud para emprender el trabajo en cuestión.

    80

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Artículo 10

    • 1. El trabajo forzoso u obligatorio exigido a título de impuesto, y el trabajo forzoso u obligatorio a que recurran los jefes que ejerzan funciones administrativas para la realización de trabajos de utilidad pública, deberán ser suprimidos progresivamente.

    • 2. En espera de esta abolición, cuando el trabajo forzoso u obligatorio se exija a título de impuesto, y cuando el trabajo forzoso u obligatorio se imponga por jefes que ejerzan funciones administrativas para la ejecución de trabajos de utilidad pública, las autoridades interesadas deberán cerciorarse previamente de que:

      • a) el servicio o trabajo por realizar presenta un gran interés directo para la comunidad llamada a realizarlo;

      • b) el servicio o trabajo es actual o inminentemente necesario;

      • c) dicho trabajo o servicio no impondrá una carga demasiado pesada a la población actual, habida cuenta de la mano de obra disponible y de su aptitud para emprender el trabajo en cuestión;

      • d) la ejecución de este trabajo o servicio no obligará a los trabajadores a alejarse del lugar de su residencia habitual;

      • e) la ejecución de este trabajo o servicio estará dirigida de acuerdo con las exigencias de la religión, de la vida social y de la agricultura.

    Artículo 11

    • 1. Sólo podrán estar sujetos al trabajo forzoso u obligatorio los adultos aptos del sexo masculino cuya edad no sea inferior a dieciocho años ni superior a cuarenta y cinco. Salvo para las categorías de trabajo previstas en el artículo 10 del presente Convenio, deberán observarse las limitaciones y condiciones siguientes:

      • a) reconocimiento previo, siempre que sea posible, por un médico designado por la administración, para comprobar la ausencia de toda enfermedad contagiosa y la aptitud física de los interesados para soportar el trabajo impuesto y las condiciones en que habrá de realizarse;

      • b) exención del personal escolar, alumnos y profesores, así como del personal administrativo en general;

      • c) mantenimiento, en cada comunidad, del número de hombres adultos y aptos indispensables para la vida familiar y social;

      • d) respeto de los vínculos conyugales y familiares.

  • 2. A los efectos del apartado c) del párrafo 1 de este artículo, la reglamentación prevista en el artículo 23 del presente Convenio fijará la proporción de individuos de la población permanente masculina y apta que podrá ser objeto de un reclutamiento determinado, sin que esta proporción pueda, en ningún caso, exceder del 25 por ciento de esta población. Al fijar esa proporción, las autoridades competentes

  • 81

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    deberán tener en cuenta la densidad de población, el desarrollo social y físico de la misma; la época del año y el estado de los trabajos que van a efectuar los interesados en su localidad por su propia cuenta; de una manera general, las autoridades deberán respetar las necesidades económicas y sociales de la vida normal de la comunidad interesada.

    Artículo 12

    • 1. El período máximo durante el cual un individuo cualquiera podrá estar sujeto al trabajo forzoso u obligatorio, en sus diversas formas, no deberá exceder de sesenta días por cada período de doce meses, debiendo incluirse en estos sesenta días los días de viaje necesarios para ir al lugar donde se realice el trabajo y regresar.

    • 2. Todo trabajador sujeto al trabajo forzoso u obligatorio deberá poseer un certificado que indique los períodos de trabajo forzoso u obligatorio que haya efectuado.

    Artículo 13

    • 1. Las horas normales de trabajo de toda persona sujeta al trabajo forzoso u obligatorio deberán ser las mismas que las que prevalezcan en el trabajo libre, y las horas de trabajo que excedan de la jornada normal deberán ser remuneradas con arreglo a las mismas tasas aplicadas a las horas extraordinarias de los trabajadores libres.

    • 2. Se deberá conceder un día de reposo semanal a todas las personas sujetas a cualquier forma de trabajo forzoso u obligatorio, debiendo coincidir este día, siempre que sea posible, con el día consagrado por la tradición, o los usos del país o la región.

    Artículo 14

    • 1. Con excepción del trabajo previsto en el artículo 10 del presente Convenio, el trabajo forzoso u obligatorio, en todas sus formas, deberá ser remunerado en metálico y con arreglo a tasas que, para el mismo género de trabajo, no deberán ser inferiores a las vigentes en la región donde los trabajadores estén empleados, ni a las vigentes en la región donde fueron reclutados.

    • 2. Cuando se trate de un trabajo impuesto por jefes en ejercicio de sus funciones administrativas, deberá introducirse, cuanto antes, el pago de los salarios de acuerdo con las tasas indicadas en el párrafo anterior.

    • 3. Los salarios deberán pagarse a los propios trabajadores y no a su jefe de tribu o a otra autoridad.

    • 4. Los días de viaje para ir al lugar del trabajo y regresar deberán contarse como días de trabajo para el pago de los salarios.

    82

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    • 5. El presente artículo no impedirá que se proporcionen a los trabajadores, como parte del salario, las raciones de alimentos acostumbradas, y estas raciones deberán ser, por lo menos, de un valor equivalente a la suma de dinero que pueden representar; pero no se hará ningún descuento del salario para el pago de impuestos, ni por los alimentos, vestidos y alojamiento especiales proporcionados a los trabajadores para mantenerlos en estado de continuar su trabajo, habida cuenta de las condiciones especiales del empleo, o por el suministro de herramientas.

    Artículo 15

    • 1. Cualquier legislación referente a la indemnización de los accidentes del trabajo y cualquier legislación que prevea una indemnización para las personas a cargo de los trabajadores fallecidos o inválidos, que estén o vayan a entrar en vigor en el territorio interesado, deberán aplicarse a las personas sujetas al trabajo forzoso u obligatorio en las mismas condiciones que a los trabajadores libres.

    • 2. En todo caso, cualquier autoridad competente que recurra al trabajo forzoso u obligatorio deberá estar obligada a asegurar la subsistencia de dichos trabajadores cuando, a consecuencia de un accidente o de una enfermedad que resulte de su trabajo, se encuentren total o parcialmente incapacitados para subvenir a sus necesidades. Esta autoridad también deberá estar obligada a tomar las medidas necesarias para asegurar la subsistencia de cualquier persona a cargo del trabajador, en caso de incapacidad o de fallecimiento resultante del trabajo.

    Artículo 16

    • 1. Las personas sujetas al trabajo forzoso u obligatorio no deberán ser transferidas, salvo en caso de necesidad excepcional, a regiones donde las condiciones climáticas y alimentarias sean tan diferentes de aquellas a que se hallen acostumbradas, que constituyan un peligro para su salud.

    • 2. En ningún caso se autorizará este traslado de trabajadores sin que se hayan aplicado todas las medidas de higiene y de alojamiento necesarias para su instalación y para proteger su salud.

    • 3. Cuando no se pueda evitar dicho traslado, se tomarán medidas para garantizar la aclimatación progresiva de los trabajadores a las nuevas condiciones climáticas y alimentarias, previo informe del servicio médico competente.

    • 4. Cuando estos trabajadores deban ejecutar un trabajo regular al que no se hallen acostumbrados, se deberán tomar las medidas necesarias para lograr su adaptación a este género de trabajo, especialmente en lo que se refiere al entrenamiento progresivo, a las horas de trabajo, a los intervalos de descanso y al mejoramiento o aumento de las raciones alimenticias que puedan ser necesarias.

    83

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Artículo 17

    Antes de autorizar el recurso al trabajo forzoso u obligatorio en trabajos de construcción o de conservación que obliguen a los trabajadores a vivir en los lugares de trabajo durante un período prolongado, las autoridades competentes deberán cerciorarse de que:

    1)

    se han tomado todas las medidas necesarias para asegurar la higiene de los trabajadores y garantizarles la asistencia médica indispensable, y, en particular: a) que dichos trabajadores serán sometidos a un examen médico antes de comenzar los trabajos, y a nuevos exámenes, a intervalos determinados, mientras dure su empleo; b) que se dispone de un personal médico suficiente y de los dispensarios, enfermerías ambulancias y hospitales requeridos para hacer frente a todas las necesidades, y c) que las condiciones de sanidad de los lugares de trabajo, el suministro de agua potable, víveres, combustible y utensilios de cocina y, cuando sea necesario, las condiciones de vivienda y vestido son satisfactorias;

    2)

    se han tomado las medidas necesarias para garantizar la subsistencia de la familia del trabajador, especialmente facilitando el envío a la misma de una parte del salario por medio de un procedimiento seguro y con el consentimiento o a solicitud del trabajador;

    3)

    los viajes de ida de los trabajadores al lugar de trabajo y los de regreso estarán

    4)

    garantizados por la administración, bajo su responsabilidad y a sus expensas, y la administración facilitará estos viajes utilizando al máximo todos los medios de transporte disponibles; en caso de enfermedad o de accidente que cause una incapacidad de trabajo de cierta duración, la repatriación de los trabajadores estará a cargo de la administración;

    5)

    todo trabajador que desee permanecer como trabajador libre a la expiración de su período de trabajo forzoso u obligatorio tendrá la facultad de hacerlo, sin perder sus derechos a la repatriación gratuita, durante un período de dos años.

    Artículo 18

    • 1. El trabajo forzoso u obligatorio para el transporte de personas o de mercancías, por ejemplo, el de los cargadores y el de los barqueros, deberá ser suprimido lo antes posible, y hasta que se suprima, las autoridades competentes deberán dictar reglamentos que determinen especialmente: a) la obligación de no utilizar este trabajo sino para facilitar el transporte de funcionarios de la administración en el ejercicio de sus funciones, el transporte del material de la administración o, en caso de absoluta necesidad, para el transporte de otras personas que no sean funcionarios; b) la obligación de no emplear en dichos transportes sino a hombres que hayan sido reconocidos físicamente aptos para este trabajo, después de pasar un médico, siempre que dicho examen sea posible, y en caso de que no lo fuere, la persona que contrate esta mano de obra deberé garantizar, bajo su propia

    84

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    responsabilidad, que los obreros empleados tienen la aptitud física requerida y que no padecen ninguna enfermedad contagiosa; c) la carga máxima que podrán llevar los trabajadores; d) la distancia máxima desde el lugar donde trabajen al lugar de su residencia: e) el número máximo de días al mes, o en cualquier otro período, en que podrá exigirse a los trabajadores este trabajo, comprendiendo en este número los días del viaje de regreso; f) las personas que estarán autorizadas a exigir esta forma de trabajo forzoso u obligatorio, y hasta qué punto estarán facultadas para exigirlo.

    • 2. Al fijar los máximos a que se refieren los incisos c), d) y e) del párrafo precedente, las autoridades competentes deberán tener en cuenta todos los elementos pertinentes, especialmente el de la aptitud física de la población que va a ser reclutada, la naturaleza del itinerario que tiene que recorrer y las condiciones climatológicas.

    • 3. Las autoridades competentes también deberán tomar disposiciones para que el trayecto diario normal de los portadores no exceda de una distancia que corresponda a la duración media de una jornada de trabajo de ocho horas, entendiéndose que para determinarla se deberá tener en cuenta no sólo la carga que hay que llevar y la distancia por recorrer, sino también el estado del camino, la época del año y todos los demás factores de importancia; si fuera necesario imponer a los portadores algunas horas de marcha extraordinarias, deberán ser remuneradas con arreglo a tasas más elevadas que las normales.

    Artículo 19

    • 1. Las autoridades competentes deberán solamente autorizar el recurso a cultivos obligatorios como un método para prevenir el hambre o una carencia de productos alimenticios, y siempre a reserva de que los alimentos o los productos así obtenidos se conviertan en propiedad de los individuos o de la colectividad que los haya producido.

    • 2. El presente artículo no deberá tener por efecto la supresión de la obligación de los miembros de la comunidad de ejecutar el trabajo impuesto por la ley o la costumbre, cuando la producción se encuentre organizada, según la ley y la costumbre, sobre una base comunal, y cuando los productos o los beneficios resultantes de la venta de estos productos sean propiedad de la colectividad.

    Artículo 20

    Las legislaciones que prevean una represión colectiva aplicable a toda una comunidad por delitos cometidos por cualquiera de sus miembros no deberán establecer, como método represivo, el trabajo forzoso u obligatorio por una comunidad.

    85

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Artículo 21

    No se recurrirá al trabajo forzoso u obligatorio para los trabajos subterráneos que se realicen en las minas.

    Artículo 22

    Las memorias anuales que los Miembros que ratifiquen el presente Convenio habrán de presentar a la Oficina Internacional del Trabajo, en virtud del artículo 22 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, sobre las medidas que hayan tomado para dar efecto a las disposiciones del presente Convenio, contendrán una información lo más completa posible, sobre cada territorio interesado, referente a la amplitud con que se haya utilizado el trabajo forzoso u obligatorio en ese territorio, y a los puntos siguientes:

    fines para los que se ha efectuado este trabajo; porcentaje de enfermedades y mortalidad; horas de trabajo; métodos para el pago de los salarios, tasas de los salarios, y cualquier otro dato de interés.

    Artículo 23

    1. Las autoridades competentes deberán dictar una reglamentación completa y precisa sobre el empleo del trabajo forzoso u obligatorio, para hacer efectivas las disposiciones del presente Convenio.

    • 2. Esta reglamentación deberá contener, especialmente, reglas que permitan a cada persona sujeta al trabajo forzoso u obligatorio presentar a las autoridades todas las reclamaciones relativas a las condiciones de trabajo y que garanticen que estas reclamaciones serán examinadas y tomadas en consideración.

    Artículo 24

    Deberán tomarse medidas adecuadas, en todos los casos, para garantizar la estricta aplicación de los reglamentos relativos al empleo del trabajo forzoso u obligatorio, ya sea mediante la extensión al trabajo forzoso u obligatorio de las funciones de cualquier organismo de inspección creado para la vigilancia del trabajo libre, ya sea mediante cualquier otro sistema conveniente. También deberán tomarse medidas para que las personas sujetas al trabajo forzoso conozcan el contenido de estos reglamentos.

    Artículo 25

    El hecho de exigir ilegalmente trabajo forzoso u obligatorio será objeto de sanciones penales, y todo Miembro que ratifique el presente Convenio tendrá la obligación de cerciorarse de que las sanciones impuestas por la ley son realmente eficaces y se aplican estrictamente.

    86

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Artículo 26

    • 1. Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo que ratifique el presente Convenio se obliga a aplicarlo en los territorios sujetos a su soberanía, jurisdicción, protección, tutela o autoridad, siempre que tenga derecho a aceptar obligaciones que se refieran a cuestiones de jurisdicción interior. Sin embargo, si este Miembro quiere acogerse a las disposiciones del artículo 35 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, deberá acompañar su ratificación de una declaración en la que indique:

    1) los territorios respecto de los cuales pretende aplicar las disposiciones del presente Convenio sin modificaciones; 2) los territorios respecto de los cuales pretende aplicar las disposiciones del presente Convenio con modificaciones, junto con los detalles de dichas modificaciones; 3) los territorios respecto de los cuales se reserva su decisión.

    • 2. La declaración antes mencionada se considerará como parte integrante de la ratificación y producirá sus mismos efectos. Todo Miembro que formule una declaración similar podrá renunciar, total o parcialmente, por medio de una nueva declaración, a las reservas formuladas en virtud de los apartados 2) y 3) del párrafo 1 de este artículo.

    Artículo 27

    Las ratificaciones formales del presente Convenio, de acuerdo con las condiciones establecidas por la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 28

    • 1. Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros cuyas ratificaciones hayan sido registradas en la Oficina Internacional del Trabajo.

    • 2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo hayan sido registradas por el Director General.

    • 3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación.

    87

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Artículo 29

    Tan pronto como se hayan registrado en la Oficina Internacional del Trabajo las ratificaciones de dos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo, el Director General de la Oficina notificará el hecho a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo. Igualmente les notificará el registro de las ratificaciones que le comuniquen posteriormente los demás Miembros de la Organización.

    Artículo 30

    • 1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado en la Oficina Internacional del Trabajo.

    • 2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo quedará obligado durante un nuevo período de cinco años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiración de cada período de cinco años, en las condiciones previstas en este artículo.

    Artículo 31

    A la expiración de cada período de cinco años, a partir de la fecha en que este Convenio entre en vigor, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo deberá presentar a la Conferencia General una memoria sobre la aplicación de este Convenio, y deberá considerar la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de su revisión total o parcial del mismo.

    Artículo 32

    • 1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión total o parcial del presente, la ratificación por un Miembro del nuevo convenio revisor implicará, ipso jure, la denuncia de este Convenio sin ninguna demora, no obstante las disposiciones contenidas en el artículo 30, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor.

    • 2. A partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros.

    88

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    • 3. Sin embargo, este Convenio continuará en vigor, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

    Artículo 33

    Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

    Ficha Técnica: Convenio Núm.105

    Fecha de Adopción:

    40ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, 1957.

    Clasificación:

    Convenio Fundamental

    Ratificación:

    Gaceta Diario Oficial N° 202, del 5 de septiembre de 1967.

    Fecha de Registro en OIT:

    31 de octubre de 1967

    Principio que regula:

    Abolición inmediata, supresión de toda forma de trabajo forzoso u

    obligatorio.

    Resumen de las Disposiciones:

    Prohibición del trabajo forzoso u obligatorio como medio de coerción o de educación política o como castigo por tener o expresar determinadas opiniones políticas, o por manifestar oposición ideológica al orden político, social, o económico establecido, como método de movilización y de utilización de la mano de obra con fines de fomento económico, como medida de disciplina en el trabajo, como castigo por haber participado en huelgas, como medida de discriminación racial, social o religiosa.

    Convenio sobre la abolición del trabajo forzoso, 1957

    La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

    Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 5 junio 1957 en su cuadragésima reunión;

    Después de haber considerado la cuestión del trabajo forzoso, cuestión que constituye el cuarto punto del orden del día de la reunión;

    Después de haber tomado nota de las disposiciones del Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930;

    Después de haber tomado nota de que la Convención sobre la esclavitud, 1926, establece que deberán tomarse todas las medidas necesarias para evitar que el trabajo obligatorio o forzoso pueda dar lugar a condiciones análogas a la esclavitud y de que la Convención suplementaria sobre la abolición de la esclavitud, la trata de esclavos y las instituciones y prácticas análogas a la esclavitud, 1956, prevé la completa abolición de la servidumbre por deudas y la servidumbre de la gleba;

    89

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Después de haber tomado nota de que el Convenio sobre la protección del salario, 1949, prevé que el salario se deberá pagar a intervalos regulares y prohibe los sistemas de retribución que priven al trabajador de la posibilidad real de poner término a su empleo;

    Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la abolición de ciertas formas de trabajo forzoso u obligatorio en violación de los derechos humanos a que alude la Carta de las Naciones Unidas y enunciados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, y después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional,

    Adopta, con fecha veinticinco de junio de mil novecientos cincuenta y siete, el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre la abolición del trabajo forzoso,

    1957:

    Artículo 1

    Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo que ratifique el presente Convenio se obliga a suprimir y a no hacer uso de ninguna forma de trabajo forzoso u obligatorio:

    • a) como medio de coerción o de educación políticas o como castigo por tener o expresar determinadas opiniones políticas o por manifestar oposición ideológica al orden político, social o económico establecido;

    • b) como método de movilización y utilización de la mano de obra con fines de fomento económico;

    • c) como medida de disciplina en el trabajo;

    • d) como castigo por haber participado en huelgas;

    • e) como medida de discriminación racial, social, nacional o religiosa.

    Artículo 2

    Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo que ratifique el presente Convenio se obliga a tomar medidas eficaces para la abolición inmediata y completa del trabajo forzoso u obligatorio, según se describe en el artículo 1 de este Convenio.

    Artículo 3

    Las ratificaciones formales del presente Convenio serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

    90

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Artículo 4

    • 1. Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.

    • 2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.

    • 3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación.

    Artículo 5

    • 1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

    • 2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo quedará obligado durante un nuevo período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiración de cada período de diez años, en las condiciones previstas en este artículo.

    Artículo 6

    • 1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organización.

    • 2. Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atención de los Miembros de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.

    Artículo 7

    El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artículos precedentes.

    91

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Artículo 8

    Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia una memoria sobre la aplicación del Convenio, y considerará la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de su revisión total o parcial.

    Artículo 9

    • 1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:

      • a) la ratificación, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará, ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artículo 5, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;

      • b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros.

  • 2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

  • Artículo 10

    Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

    3. Eliminación del trabajo infantil y protección de niños y adolescentes

    Ficha Técnica: Convenio Núm.6

    Fecha de Adopción:

    1ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, 1919.

    Clasificación:

    Eliminación del trabajo infantil y protección de niños y adolescentes.

    Ratificación:

    Gaceta Diario Oficial No. 206, Jueves 13 de septiembre de 1934.

    Fecha de Registro en OIT:

    12 de abril de 1934.

    Principio que regula:

    Las personas menores de dieciocho años no pueden ser empleadas durante la noche en empresas industriales ..

    Resumen de las Disposiciones:

    La prohibición se aplica a un periodo de once horas consecutivas, que debe comprender el intervalo que media entre las diez de la noche y las cinco de la mañana. Establece la definición de empresas industriales, así como el termino “noche”.

    92

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Exclusiones:

    No se aplicará a las personas mayores de 18 años, a las fábricas de hierro y acero, fabrica de papel, ingenios en lo que se trata el azúcar en bruto, y la reducción del mineral de oro.

    Excepciones:

    Minas de carbón y de lignito. Las disposiciones de los artículos 2 y 3 no se aplicarán al trabajo nocturno de aquellos comprendidos entre los dieciséis y dieciocho años, en caso de fuerza mayor, que no pueda preverse ni impedirse, que no presente un carácter periódico, y que constituya un obstáculo al funcionamiento normal de una empresa industrial.

    Convenio sobre el trabajo nocturno de los menores (industria), 1919

    La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

    Convocada en Washington por el Gobierno de los Estados Unidos de América el 29 del octubre de 1919;

    Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas al empleo de los niños durante la noche, cuestión que está comprendida en el cuarto punto del orden del día de la reunión de la Conferencia celebrada en Washington, y después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional,

    Adopta el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre el trabajo nocturno de los menores (industria), 1919, y que será sometido a la ratificación de los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo, de acuerdo con las disposiciones de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo:

    Artículo 1

    1.

    A

    los efectos

    del presente

    Convenio, se consideran

    empresas industriales ,

    principalmente:

     
    • a) las minas, canteras e industrias extractivas de cualquier clase;

    • b) las industrias en las cuales se manufacturen, modifiquen, limpien, reparen, adornen, terminen o preparen productos para la venta, o en las cuales las materias sufran una transformación, comprendida la construcción de buques, las industrias de demolición y la producción, transformación y transmisión de electricidad o de cualquier clase de fuerza motriz;

    • c) la construcción, reconstrucción, conservación, reparación, modificación o demolición de edificios y construcciones de todas clases, los ferrocarriles, tranvías, puertos, muelles, canales, instalaciones para la navegación interior, caminos, túneles, puentes, viaductos, cloacas colectoras, cloacas ordinarias, pozos, instalaciones telegráficas o telefónicas, instalaciones eléctricas, fábricas de gas, distribución de agua u otros trabajos de construcción, así como las obras de preparación y cimentación que preceden a los trabajos antes mencionados;

    93

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    • d) el transporte de personas o mercancías por carretera o ferrocarril, comprendida la manipulación de mercancías en los muelles, embarcaderos y almacenes, con excepción del transporte a mano.

    • 2. La autoridad competente determinará, en cada país, la línea de demarcación entre la industria, por una parte, y el comercio y la agricultura, por otra.

    Artículo 2

    • 1. Queda prohibido emplear durante la noche a personas menores de dieciocho años en empresas industriales, públicas o privadas, o en sus dependencias, con excepción de aquellas en que únicamente estén empleados los miembros de una misma familia, salvo en los casos previstos a continuación.

    • 2. La prohibición del trabajo nocturno no se aplicará a las personas mayores de dieciséis años empleadas en las industrias mencionadas a continuación en trabajos que, por razón de su naturaleza, deban necesariamente continuarse día y noche:

      • a) fábricas de hierro y acero; trabajos en que se empleen hornos de reverbero o de regeneración y galvanización del palastro y del alambre (con excepción de los talleres de desoxidación);

      • b) fábricas de vidrio;

      • c) fábricas de papel;

      • d) ingenios en los que se trata el azúcar en bruto;

      • e) reducción del mineral de oro.

    Artículo 3

    • 1. A los efectos del presente Convenio, el término noche significa un período de once horas consecutivas, por lo menos, que comprenderá el intervalo que media entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana.

    • 2. En las minas de carbón y de lignito podrá concederse una excepción en lo que concierne al período de descanso previsto en el párrafo anterior, cuando el intervalo entre los dos períodos de trabajo sea ordinariamente de quince horas, pero en ningún caso cuando dicho intervalo sea de menos de trece horas.

    • 3. Cuando la legislación del país prohíba a todos los trabajadores el trabajo nocturno en las panaderías, se podrá sustituir, en dicha industria, el período comprendido entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana, por el período que media entre las 9 de la noche y las 4 de la mañana.

    • 4. En los países tropicales, donde el trabajo se suspende durante cierto tiempo en medio de la jornada, el período de descanso nocturno podrá ser inferior a once horas, a condición de que durante el día se conceda un descanso compensador.

    94

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Artículo 4

    Las disposiciones de los artículos 2 y 3 no se aplicarán al trabajo nocturno de los menores que tengan de dieciséis a dieciocho años, en caso de fuerza mayor, que no pueda preverse ni impedirse, que no presente un carácter periódico, y que constituya un obstáculo al funcionamiento normal de una empresa industrial.

    Artículo 5

    En lo que concierne a la aplicación del presente Convenio al Japón, hasta el 1.8 de julio de 1925 el artículo 2 sólo se aplicará a los jóvenes menores de quince años, y, a partir de esa fecha, a los menores de dieciséis años.

    Artículo 6

    En lo que concierne a la aplicación del presente Convenio a la India, la expresión empresa industrial comprenderá únicamente las [fábricas] tal como las define la ley de fábricas de la India (Indian Factory Act), y el artículo 2 no se aplicará a los menores de sexo masculino mayores de catorce años.

    Artículo 7

    La autoridad competente podrá suspender la prohibición del trabajo nocturno, en lo que respecta a los menores que tengan de dieciséis a dieciocho años de edad, en los casos particularmente graves en los que el interés nacional así lo exija.

    Artículo 8

    Las ratificaciones formales del presente Convenio, de acuerdo con las condiciones establecidas por la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 9

    1. Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo que ratifique el presente Convenio se obliga a aplicarlo en aquellas de sus colonias o posesiones, o en aquellos de sus protectorados que no se gobiernen plenamente por sí mismos, a reserva de:

    • a) que las condiciones locales imposibiliten la aplicación de las disposiciones del Convenio;

    • b) que puedan introducirse en el Convenio las modificaciones necesarias para su adaptación a las condiciones locales.

    95

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    • 2. Cada Miembro deberá notificar a la Oficina Internacional del Trabajo su decisión, en lo que concierne a cada una de sus colonias o posesiones, o a cada uno de sus protectorados que no se gobiernen plenamente por sí mismos.

    Artículo 10

    Tan pronto como las ratificaciones de dos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo hayan sido registradas en la Oficina Internacional del Trabajo, el Director General de la Oficina notificará el hecho a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo.

    Artículo 11

    Este Convenio entrará en vigor en la fecha en que el Director General de la Oficina Internacional del Trabajo haya efectuado dicha notificación, y sólo obligará a los Miembros que hayan registrado su ratificación en la Oficina Internacional del Trabajo. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cualquier otro Miembro, en la fecha en que haya sido registrada su ratificación en la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 12

    Todo Miembro que ratifique el presente Convenio se obliga a aplicar sus disposiciones a más tardar el 1 de julio de 1922, y a tomar las medidas necesarias para el cumplimiento de dichas disposiciones.

    Artículo 13

    Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado en la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 14

    Por los menos una vez cada diez años, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo deberá presentar a la Conferencia General una memoria sobre la aplicación de este Convenio, y deberá considerar la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de la revisión o modificación del mismo.

    Artículo 15

    Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

    96

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Ficha Técnica: Convenio Núm. 77

    Fecha de Adopción:

    29ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, 1946.

    Clasificación:

    Eliminación del trabajo infantil y protección de niños y adolescentes.

    Ratificación:

    Gaceta Diario Oficial N° 202, del 10 de septiembre de 1975.

    Fecha de Registro en OIT:

    1º de marzo de 1976.

    Principio que regula:

    Obliga a someterse antes de ser admitidos al empleo a un examen médico a fin de que se los declare aptos para el trabajo a ser empleados.

    Resumen de las Disposiciones:

    Se aplica a empresas industriales, públicas o privadas, o en conexión con su funcionamiento. Se consideran empresas industriales principalmente las minas, canteras e industrias extractivas de cualquier clase; las empresas en las cuales se manufacturen, limpien, reparen, ordenen, terminen preparen para la venta, destruyan o demuelan productos, o en las cuales las materias sufran una transformación, comprendidas las empresas dedicadas a la construcción de buques o a la producción, transformación o transmisión de electricidad o de la cualquier clase de fuerza motriz, las empresas de edificación e industria civil, comprendidas las obras de construcción, reparación, conservación, modificación y demolición, las empresas de transporte de personas o mercancías por carretera, ferrocarril, vía de agua interna o vía aérea, comprendida la manipulación de mercancías en los muelles, embarcaciones, almacenes o aeropuertos.

    Convenio sobre el examen médico de los menores (industria), 1946

    La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

    Convocada en Montreal por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 19 septiembre 1946 en su vigésima novena reunión;

    Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas al examen médico de aptitud para el empleo de los menores en la industria, cuestión que está incluida en el tercer punto del orden del día de la reunión, y después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional,

    Adopta, con fecha nueve de octubre de mil novecientos cuarenta y seis, el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre el examen médico de los menores (industria), 1946:

    97

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    Parte I. Disposiciones Generales

    Artículo 1

    • 1. Este Convenio se aplica a los menores que estén empleados o que trabajen en empresas industriales, públicas o privadas, o en conexión con su funcionamiento.

    • 2. los efectos

    A

    del presente

    Convenio, se consideran

    empresas industriales ,

    principalmente:

    • a) las minas, canteras e industrias extractivas de cualquier clase;

    • b) las empresas en las cuales se manufacturen, modifiquen, limpien, reparen, adornen, terminen, preparen para la venta, destruyan o demuelan productos, o en las cuales las materias sufran una transformación, comprendidas las empresas dedicadas a la construcción de buques, o a la producción, transformación y transmisión de electricidad o de cualquier clase de fuerza motriz;

    • c) las empresas de edificación e ingeniería civil, comprendidas las obras de construcción, reparación, conservación, modificación y demolición;

    • d) las empresas de transporte de personas o mercancías por carretera, ferrocarril, vía de agua interior o vía aérea, comprendida la manipulación de mercancías en los muelles, embarcaderos, almacenes o aeropuertos.

    • 3. La autoridad competente determinará la línea de demarcación entre la industria, por una parte, y la agricultura, el comercio y los demás trabajos no industriales, por otra.

    Artículo 2

    • 1. Las personas menores de dieciocho años no podrán ser admitidas al empleo en empresas industriales, a menos que después de un minucioso examen médico se las haya declarado aptas para el trabajo en que vayan a ser empleadas.

    • 2. El examen médico de aptitud para el empleo deberá ser efectuado por un médico calificado, reconocido por la autoridad competente, y deberá ser atestado por medio de un certificado médico, o por una anotación inscrita en el permiso de empleo o en la cartilla de trabajo.

    • 3. El documento que pruebe la aptitud para el empleo podrá:

      • a) prescribir condiciones determinadas de empleo;

      • b) expedirse para un trabajo determinado o para un grupo de trabajos u ocupaciones que entrañen riesgos similares para la salud y que hayan sido clasificados en un grupo por la autoridad encargada de aplicar la legislación relativa al examen médico de aptitud para el empleo.

    98

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    • 4. La legislación nacional determinará la autoridad competente para expedir el documento que pruebe la aptitud para el empleo y definirá las condiciones que deberán observarse para extenderlo y entregarlo.

    Artículo 3

    • 1. La aptitud de los menores para el empleo que estén ejerciendo deberá estar sujeta a la inspección médica hasta que hayan alcanzado la edad de dieciocho años.

    • 2. El empleo continuo de una persona menor de dieciocho años deberá estar sujeto a la repetición del examen médico a intervalos que no excedan de un año.

    • 3. La legislación nacional deberá:

      • a) determinar las circunstancias especiales en las que, además del examen anual, deberá repetirse el examen médico, o efectuarse con más frecuencia, a fin de garantizar una vigilancia eficaz en relación con los riesgos que presenta el trabajo y con el estado de salud del menor tal como ha sido revelado por los exámenes anteriores; o

      • b) facultar a la autoridad competente para que pueda exigir la repetición del examen médico en casos excepcionales.

    Artículo 4

    • 1. Con respecto a los trabajos que entrañen grandes riesgos para la salud, deberá exigirse el examen médico de aptitud para el empleo y su repetición periódica hasta la edad de veintiún años, como mínimo.

    • 2. La legislación nacional deberá determinar los trabajos o categorías de trabajo en los que se exigirá un examen médico de aptitud hasta la edad de veintiún años, como mínimo, o deberá facultar a una autoridad apropiada para que los determine.

    Artículo 5

    Los exámenes médicos exigidos por los artículos anteriores no deberán ocasionar gasto alguno a los menores o a sus padres.

    Artículo 6

    • 1. La autoridad competente deberá dictar medidas apropiadas para la orientación profesional y la readaptación física y profesional de los menores cuyo examen médico haya revelado una ineptitud para ciertos tipos de trabajo, anomalías o deficiencias.

    99

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    • 2. La autoridad competente determinará la naturaleza y el alcance de estas medidas; a estos efectos, deberá establecerse una colaboración entre los servicios del trabajo, los servicios médicos, los servicios de educación y los servicios sociales y deberá mantenerse un enlace efectivo entre estos servicios para poner en práctica estas medidas.

    • 3. La legislación nacional podrá prever que a los menores cuya aptitud para el empleo no haya sido claramente reconocida se les entreguen:

    a) permisos de trabajo o certificados médicos temporales, válidos para un período limitado, a cuya expiración el joven trabajador deberá someterse a un nuevo examen; b) permisos o certificados que impongan condiciones de trabajo especiales.

    Artículo 7

    • 1. El empleador deberá archivar, y mantener a disposición de los inspectores del trabajo, el certificado médico de aptitud para el empleo, o el permiso de trabajo o cartilla de trabajo que pruebe que no hay objeción médica al empleo, de conformidad con lo que prescriba la legislación nacional.

    • 2. La legislación nacional determinará los demás métodos de vigilancia que deban adoptarse para garantizar la estricta aplicación del presente Convenio.

    Parte II. Disposiciones Especiales para Ciertos Países

    Artículo 8

    • 1. Cuando el territorio de un Miembro comprenda vastas regiones en las que, a causa de la diseminación de la población o del estado de su desarrollo económico, la autoridad competente estime impracticable aplicar las disposiciones del presente Convenio, dicha autoridad podrá exceptuar a esas regiones de la aplicación del Convenio, de una manera general o con las excepciones que juzgue apropiadas respecto a ciertas empresas o determinados trabajos.

    • 2. Todo Miembro deberá indicar en la primera memoria anual sobre la aplicación del presente Convenio, que habrá de presentar en virtud del artículo 22 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, toda región respecto de la cual se proponga invocar las disposiciones del presente artículo. Ningún Miembro podrá invocar ulteriormente las disposiciones de este artículo, salvo con respecto a las regiones así indicadas.

    • 3. Todo Miembro que invoque las disposiciones del presente artículo deberá indicar en las memorias anuales posteriores las regiones respecto de las cuales renuncie al derecho a invocar dichas disposiciones.

    100

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    Artículo 9

    • 1. Todo Miembro que con anterioridad a la fecha en que haya adoptado una legislación que permita ratificar el presente Convenio no posea legislación sobre el examen médico de aptitud para el empleo de menores en la industria podrá, mediante una declaración anexa a su ratificación, sustituir la edad de dieciocho años, prescrita por los artículos 2 y 3, por una edad inferior a dieciocho años, pero en ningún caso inferior a dieciséis, y la edad de veintiún años, prescrita por el artículo 4, por una edad inferior a veintiún años, pero en ningún caso inferior a diecinueve.

    • 2. Todo Miembro que haya formulado una declaración de esta índole podrá anularla en cualquier momento mediante una declaración ulterior.

    • 3. Todo Miembro para el que esté en vigor una declaración formulada de conformidad con el párrafo 1 del presente artículo deberá indicar, en las memorias anuales subsiguientes sobre la aplicación del presente Convenio, el alcance logrado por cualquier progreso tendiente a la aplicación total de las disposiciones del Convenio.

    Artículo 10

    • 1. Las disposiciones de la parte I del presente Convenio se aplican a la India, a reserva de las modificaciones establecidas por el presente artículo:

      • a) dichas disposiciones se aplican a todos los territorios en los que el Poder Legislativo de la India tenga competencia para aplicarlas;

      • b) serán consideradas empresas industriales :

    i) las fábricas, de acuerdo con la definición que de ellas establece la ley de fábricas de la India (Indian Factories Act); ii) las minas, de acuerdo con la definición que de ellas establece la ley de minas de la India (Indian Minas Act); iii) los ferrocarriles; y iv) todos los empleos comprendidos en la ley de 1938 sobre el empleo de los niños;

    • c) los artículos 2 y 3 se aplican a las personas menores de dieciséis años;

    • d) en el artículo 4, las palabras “diecinueve años” sustituirán a las palabras “veintiún años”;

    • e) los párrafos 1 y 2 del artículo 6 no se aplican a la India.

    • 2. Las disposiciones del párrafo 1 de este artículo podrán enmendarse de conformidad con el siguiente procedimiento:

    101

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    • a) la Conferencia Internacional del Trabajo podrá, en cualquier reunión en la que la cuestión figure en el orden del día, adoptar, por una mayoría de dos tercios, proyectos de enmienda al párrafo 1 del presente artículo;

    • b) estos proyectos de enmienda deberán someterse, en el plazo de un año o, en la concurrencia de circunstancias excepcionales, en un plazo de dieciocho meses después de clausurada la reunión de la Conferencia, a la autoridad o autoridades competentes de la India para que se dicten las leyes correspondientes o se adopten otras medidas;

    • c) si la India obtiene el consentimiento de la autoridad o de las autoridades competentes, comunicará la ratificación formal de la enmienda, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo; d) una vez ratificado el proyecto de enmienda por la India, entrará en vigor como enmienda al presente Convenio.

    Parte III. Disposiciones Finales

    Artículo 11

    Ninguna de las disposiciones del presente Convenio menoscabará en modo alguno las leyes, sentencias, costumbres o acuerdos celebrados entre empleadores y trabajadores que garanticen condiciones más favorables que las prescritas en este Convenio.

    Artículo 12

    Las ratificaciones formales del presente Convenio serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

    Artículo 13

    • 1. Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.

    • 2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.

    • 3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación.

    Artículo 14

    • 1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

    102

    Ministerio del Trabajo de Nicaragua

    • 2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo quedará obligado durante un período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiración de cada período de diez años, en las condiciones previstas en este artículo.

    Artículo 15

    • 1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organización.

    • 2. Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atención de los Miembros de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.

    Artículo 16

    El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas las ratificaciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artículos precedentes.

    Artículo 17

    A la expiración de cada período de diez años, a partir de la fecha en que este Convenio entre en vigor, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo deberá presentar a la Conferencia General una memoria sobre la aplicación de este Convenio, y deberá considerar la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de la revisión total o parcial del mismo.

    Artículo 18

    • 1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:

      • a) la ratificación, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará, ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artículo 14, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;

      • b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros.

    103

    Recopilación de Convenios Internacionales del trabajo ratificadas por Nicaragua

    • 2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

    Artículo 19

    Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

    Ficha Técnica: Convenio Núm. 78

    Fecha de Adopción:

     

    29ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, 1946.

     

    Clasificación:

    Eliminación del trabajo infantil y protección de niños y adolescentes

    Ratificación: