Está en la página 1de 4
Ejemplos de Conducta Asertiva El autoconocimiento es el primer paso para la mejora personal! Caso 1: Tus hijos dejan su ropa y la toalla tirada en el cuarto de baño luego de bañarse. ¿Qué les dices? 1. PASIVA. No dices nada, lo recoges, mientras protestas internamente porque sean así de desordenados. 2. AGRESIVA. Vas a donde está tu hijo y le recriminas que sea un desordenado, que no tenga consideración, que estás harta de decirle que recoja sus cosas cuando se baña, que no sabe convivir con los demás. 3. CONDUCTA ASERTIVA. Vas donde está tu hijo y le dices: Hechos. Te has bañado y has dejado tu ropa y la toalla tirada. Sentimientos: Me siento como tu criada cuando lo dejas todo por medio. Conducta: Procura recoger todo cuando te bañes mañana, Consecuencias: así me harás sentir más a gusto contigo. Caso 2: Habías quedado con un amigo a cenar a las 9.00 y se presenta, sin avisar que se retrasaría, una media hora más tarde. No estás de buen humor, ¿cuál de estas conductas crees que usas más a menudo? 1. PASIVA. Le saludas, bastante falto de entusiasmo, le haces entrar y se sientan a la mesa. 2. ASERTIVA. Le saludas, y le expones claramente estos cuatro aspectos: Hechos: Hace una media hora que te espero y me preocupaba no saber nada de ti. Sentimientos: He tenido tiempo para además de preocuparme, irritarme y sentirme nervioso. Conducta concreta: Si otra vez tienes que retrasarte Consecuencias: puedes avisarme, para que no me preocupe. 3. AGRESIVA. ¡Llevo una hora esperando! ¿Te parece bien hacerme esto? ¿Qué te costaba llamar para avisarme? No pienso invitarte a cenar nunca más. Caso 3: Vas a cenar fuera, pides la comida y cuando te la traen está fría. ¿Cómo reaccionas? 1. PASIVA. No decir nada y lo comes aunque internamente te quejas, o se lo dices a la otra persona con quien estás cenando, y cuando te dice que se lo digas al camarero, te sientes fatal y optas por no decir nada. 2. AGRESIVA. Llamas al camarero en voz alta, y le dices que luego de esperar media hora, encima la comida llega fría, que eso es intolerable y que no volverás a comer allí. 3. ASERTIVA. Llamas al camarero y, le pides que por favor te lo caliente, mirándole a los ojos y con una sonrisa amable. A diario nos enfrentamos con situaciones en las que podemos elegir como comportarnos. Dependiendo de nuestra conducta (asertiva, pasiva, agresiva) conseguiremos tener una mejor relación con los demás, tener menos sufrimiento, menos irritaciones, más confianza en nosotros mismos al respetar nuestros derechos. Ahora… puedes recordar momentos en los que algo te hizo sentir incómodo o molesto, (hecho), anota los sentimientos que eso te produjo. A continuación, escribe qué conductas preferirías de la otra persona para no sentirte así, y cuáles serían las consecuencias positivas que ese cambio de conducta de la otra persona producirían en tí. Hechos ___________________________________________________________ Sentimientos __________________________________________________________________ Conductas __________________________________________________________________ Consecuencias __________________________________________________________________ Haciendo este ejercicio, podrás tener estrategias de comportamiento asertivo y pautas de respuesta para esos momentos en los que reconoces que actúas de forma pasiva o agresiva. El entrenamiento asertivo es muy útil para afrontar esas situaciones. Serás consciente de tu respuesta, de la manera en que actúas y de lo que realmente quieres conseguir al expresar tu derecho, tu queja o tu petición a los otros. Otro tipo de aplicar una conducta asertiva 1. Describa la conducta: "Cuando estoy hablando contigo y no me pones atención..." 2. Exprese sus sentimientos: "...Yo me siento mal, siento que no te interesa lo que te estoy comentando", en vez de "Tú eres...". El enfoque aquí se encuentra en la parte "Yo siento", "Yo quiero" de la exposición. Al expresar rabia tendemos a acusar a la otra persona, exagerar e involucrarnos con las emociones. El emplear esta técnica nos permite enfocarnos constructivamente en nosotros mismos y estar claros con respecto a nuestros propios sentimientos. 3. Cree empatía. "Entiendo que llegues cansado o que estés enfadado por el trabajo y quieras distraerte con la televisión..." 4. Negocie un cambio "...Sin embargo quiero que me pongas atención cuando te hablo" 5. Informe las consecuencias. "Porque si no lo haces, prefiero mejor no contestarte cuando me preguntes algo cuando estés viendo la televisión si no me vas a prestar atención”. Para ayudarnos a ser Asertivos es importante tener una visión positiva de la vida y un sentido de nuestro valor como seres únicos; tener claro nuestros derechos y responsabilidades. Resulta útil expresar algo positivo a cada persona con quien trate en el día, aunque sean sólo pequeños detalles, recuerde que éstos pueden hacer grandes diferencias. Hacer una lista de las cosas que más nos gustan de nuestro trabajo y hogar es una buena idea para comenzar a entrenarnos para ver lo positivo de cada situación. Una vez terminada esa lista, elabore otra con sus mejores atributos personales; esto le permitirá mantener una perspectiva clara al surgir situaciones que le brinden la oportunidad de actuar Asertivamente. Recuerda que, como ser humano, tú tienes derecho a: Alcanzar sus metas. Decidir el rumbo de su vida. Sus propias opiniones. Mejorarse a sí mismo.