Está en la página 1de 9

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

FACULTAD DE QUÍMICA


LABORATORIO DE FARMACOLOGÍA I
Informe de la práctica número 6:

“Determinación experimental de la dosis efectiva 50(DE
50
)
sedante en ratones.”

Equipo: 4


Elaborado por:

“Determinación experimental de la dosis efectiva 50 (DE
50
)sedante en ratones.”

Introducción

Los barbitúricos como hipnóticos son obsoletos, pero ejercen notables acciones
farmacológicas y sobre todo tienen propiedades toxicológicas; además poseen
importantes aplicaciones terapéuticas como anestésicos generales, como
anticonvulsivantes y antiepilépticos (Litter, 1988).
Un sedante eficaz (ansiolítico) debe reducir la ansiedad y ejercer un efecto calmante con
poco o ningún efecto en las funciones motoras o mentales. El grado de depresión del
sistema nervioso central causado por un sedante debe ser el mínimo conforme a la
eficacia terapéutica (Katzung, 1994).
Los barbitúricos reciben este nombre porque derivan del ácido barbitúrico, que resulta de
la condensación de la urea y el ácido manólico.
El pentobarbital sódico pertenece a los barbitúricos de acción corta de tres horas
La absorción del pentobarbital sódico por vía parenteral es rápida (Litter, 1988).
Los barbitúricos deprimen la actividad neuronal en la formación reticular del encéfalo
medio. Es probable que faciliten y prolonguen los efectos inhibitorios de GABA y glicina y
pueden interactuar con los conductos para el ion cloruro (Katzung, 1997)
Aunque el etanol es fundamentalmente un depresor de la transmisión nerviosa en el SNC,
los efectos agudos del etanol dependen de su concentración sanguínea, de modo que los
efectos estimulantes que aparecen con el consumo de dosis bajas de etanol responden a
una acción farmacológica de tipo inhibidor sobre circuitos nerviosos que limitan la
actividad cortical, es decir, se produce una desinhibición cortical. Conforme aumentan los
niveles de etanol en sangre, se incrementa la depresión central, ya que el efecto inhibidor
sobre el funcionalismo neuronal va a ir afectando a otros centros nerviosos.
El GABA es el neurotransmisor inhibidor más importante del SNC y está implicado en la
mediación de la inhibición pre y pos sináptica de la actividad neuronal. En este sentido se
ha postulado que los efectos iniciales estimulantes del etanol pueden deberse a la
inhibición de la actividad gabaérgica, mientras que los efectos sedantes subsiguientes al
consumo de dosis altas pueden ser mediados por la activación de este sistema inhibitorio.
En el receptor GABA-A el etanol favorece el flujo de Cl- inducido por GABA, lo que
ocasiona un estímulo de la hiperpolarización neuronal y la subsiguiente disminución de la
excitabilidad ocasionada por el GABA. No todos los receptores GABA con sensibles al
etanol (Carrasco, 2000)

La potencia farmacológica es la característica del medicamento, cuando a menor dosis
(menor ocupación de receptores) produce una mayor acción farmacológica, esta
determinada por la afinidad con el receptor y demostrada por la ubicación de la curva en
el eje de las abscisas, es relativa por estar influenciada por la vía de administración,
absorción, distribución y depuración en sangre o sitio de acción. Se relaciona con la Dosis
Efectiva 50.(Carrasco, 2000)
El aparato consiste en un cilindro de vidrio (30 cm de altura,11 cm de diámetro, con
paredes de 3 mm). El cilindro se coloca sobre papel filtro en una habitación con
iluminación constante y aislado del ruido exterior.
Se coloca un ratón sobre el papel filtro y dentro del cilindro de cristal, se registra el
número de veces que eleva sus partes posteriores durante un periodo de 5-min. El lado
interior del aparato y piso se limpian con una solución hidroalcohólica y el papel filtro se
cambia entre cada sesión de pruebas con animales. El Pentobarbital se administra 30 min
antes de probar en diferentes dosis, y el etanol se administra 5 minutos antes de la
prueba. Los fármacos se inyectados en el peritoneo. Durante la observación, el
investigador debe estar de pie junto al aparato siempre en el mismo lugar. Las
observaciones se realizan sin conocimiento previo de las condiciones experimentales
aplicadas al animal.
Este modelo nos sirve para contar el número de levantamientos, en un periodo
determinado, después de haberle administrado un fármaco, ya que estos levantamientos
están relacionados con un estado de alerta, y si esta disminuye esta relacionado con
alguna actividad tranquilizante del fármaco administrado.
Referencia!!!
http://navarrete.fq-unam.org/docs/Balderasetal2008.pdf

Objetivos
 Determinar la DE
50
para el efecto sedante del pentobarbital y etanol en ratón,
utilizando el modelo del cilindro de exploración.
Resultados

Para los cálculos de DE
50
, de Etanol y Pentobarbital, así como de la potencia relativa del
etanol se utilizaron datos sugeridos debido a que los resultados experimentales que se
obtuvieron, no permitieron que se realizara el análisis cuantitativo requerido porque hubo
mucha dispersión en los datos grupales y no mostraron la relación esperada dosis-efecto.

Para el Pentobarbital

Tabla 1. Datos experimentales del equipoque corresponden al número de levantamientos producidos por la
dosis respectiva de Pentobarbital.
Dosis
(mg/Kg)
Levantamientos
0 40
2.5 34
5 26
10 43
15 40
30 5

Tabla 2. Datos experimentales grupales que corresponden al número de levantamientos producidos por la
dosis respectiva de Pentobarbital.

Número de levantamientos
Dosis (mg/Kg) Equipo 2 Equipo 3 Equipo 4
0 34 9 40
2.5 28 29 34
5 18 23 26
10 16 27 43
15 10 18 40
30 3 5 5

El modelo que mejor ajustó los datos de dosis-efecto del Pentobarbital fue el modelo de
Hill.

Tabla 3. Datos sugeridos para análisis del porcentaje de efecto correspondiente al número de
levantamientos producidos por la dosis respectiva de Pentobarbital.
Dosis
(mg/kg)
Levantamientos % Sedación % Alerta
0 39 0 100
2.5 37 5.1 94.9
5 30 23.1 76.9
10 22 43.6 56.4
15 14 64.1 35.9
30 6 84.6 15.4


Tabla 4. Logaritmo de la dosis correspondiente a cada

de los datos sugeridos
para el Pentobarbital.

Log Dosis Log E/E
max
-E
0.3979 -1.2672
0.6990 -0.5229
1.0000 -0.1120
1.1761 0.2518
1.4771 0.7404




Figura 1. Gráfica de (

) vs. log Dosis del Pentobarbital

y = 1.8197x - 1.9107
R² = 0.9905
-1.5
-1.0
-0.5
0.0
0.5
1.0
0.0 0.5 1.0 1.5 2.0
l
o
g

%
s
e
d
/
%
s
e
d

m
a
x

-

%
s
e
d

Log dosis
Ajuste de los datos del pentobarbital con el modelo
de Hill
Para la determinación de la DE50 del etanol a partir de la ecuación obtenida del modelo
de Hill se tiene que:

(

)

(

)

Para el Etanol

Tabla 4. Datos experimentales grupalesque corresponden al número de levantamientos producidos por la
dosis respectiva de Etanol.

Número de levantamientos
Dosis (mg/Kg) Equipo 1 Equipo 5 Equipo 6
0 42 17 10
500 48 26 13
1000 43 21 21
2000 30 21 30
2500 22 30 11
3000 18 25 0



Para el caso del Etanol, el modelo que mejor ajustó los datos de dosis-efecto fue el lineal
logarítmico.

Tabla 5. Datos sugeridos para análisis del porcentaje de efecto correspondiente al número de
levantamientos producidos por la dosis respectiva de Etanol.

Dosis (mg/Kg) Log Dosis Levantamientos % Alerta % Sedación
0 ------ 40 100 0
500 2.698970004 39 97.5 2.5
1000 3 23 57.5 42.5
2000 3.301029996 15 37.5 62.5
2500 3.397940009 9 22.5 77.5
3000 3.477121255 2 5 95



Figura 2. Gráfica del %Sedación vs. log Dosis del Etanol


Para la determinación de la DE50 del etanol a partir de la ecuación obtenida del modelo
lineal logarítmico se tiene que:

Para la potencia relativa del efecto sedante entre el etanol y el pentobarbital se tiene que:

Discusión

y = 109.22x - 290.76
R² = 0.9742
0
20
40
60
80
100
2.5 3 3.5 4
%
S
e
d
a
c
i
ó
n

Log Dosis
Ajuste de los datos del etanol con el modelo lineal
logarítmico
Series1
Linear (Series1)
Una de las razones que se cree pudieron afectar a que los datos experimentales tanto del
equipo como grupales no fueran como se esperaban, es que posiblemente se requería
una dosis mayor, de administración de etanol y Pentobarbital, que la indicada en el
procedimiento experimental, porque observando los resultados de las tablas 1,2 y 5, en
las dosis intermedias (5, 10 y 15 mg/kg para el Pentobarbital y 1, 2 y 2.5 g/kg para el
etanol), en la mayoría de los casos, hubo un comportamiento de excitación, reflejado en
un mayor número de levantamientos por parte de los ratones, el cual se atribuye a que
tanto el etanol como los barbitúricos, a dosis bajas, deprimen el sistema reticular, que se
encarga del mantenimiento de la conciencia y del control de la conducta responsable.
Como los impulsos que el sistema reticular envía a la corteza cerebral son tanto
excitatorios como inhibitorios, los cambios de comportamiento dependen de cuál de las
dos vías queda deprimida primero; para el caso de los ratones, estos se encontraban
estresados y de alguna forma excitados por el manejo que tuvieron y las condiciones a las
que se sometieron, antes y después de la administración, en este ambiente de recepción
sensorial intensa, se da la depresión preferente del sistema reticular en algunas vías que
generan inhibición, quedando solo la influencia excitatoria; manifestándose la inhibición
del fármaco como una estimulación (Levine, 1982 ; Meyers, 1982)
También probablemente existió una administración incorrecta que pudo provocar
que tanto para el Pentobarbital como para el etanol no se observara un efecto de
sedación hasta aproximadamente la penúltima dosis, cuando el número de
levantamientos comienza a disminuir, lo que puede ser consecuencia de que el fármaco
haya penetrado algún órgano donde la absorción se da de forma más lenta que si se
hubiera administrado exactamente en la cavidad peritoneal, donde existe mayor superficie
absorbente (Goodman, 1998).
La eliminación del etanol pudo influir en el porcentaje de efecto producido por cada
dosis, ya que se sabe que su metabolismo, mediado por el hígado es muy rápido, y sus
metabolitos no tienes efectos sedantes, por lo cual, la cantidad de etanol que penetró a la
circulación sistémica y se unió a los receptores GABA
A
pudo ser menor a la requerida
para producir un efecto sedante observable en las primeras dosis, presentándose
solamente es efecto “estimulante” -provocado por la inhibición del sistema reticular-
(Flórez, 2003).
Los datos sugeridos que se utilizaron presentan la relación esperada entre dosis-
efecto, y se utilizaron para realizar los cálculos presentados porque los datos
experimentales no permitieron su análisis cuantitativo correcto ya que en algunos casos el
porcentaje de efecto se obtenía con cálculos por encima del 100%, lo cual es incorrecto.
Las posibles causas de que la potencia relativa del etanol sea de 0.0085, y que con
el inverso del número se obtenga que el etanol es ~118 veces menos potente que el
Pentobarbital, primeramente es que el Pentobarbital tiene una vida media mayor a la del
etanol, y en consecuencia tiene más posibilidad de interactuar con los receptores antes de
ser eliminado de la circulación sistémica, mientras que el etanol sufre la biotransformación
de oxidación mucho más rápido, además de que este fármaco no solamente alcanza la
circulación sistémica, si no que genera un equilibrio homogéneo de concentración del
mismo en todos los líquidos corporales incluidos el líquido cefalorraquídeo y la orina, lo
que genera que solo una fracción de etanol administrado se una al receptor GABA
(Bevan, 1996)


Conclusiones
En esta práctica para determinar la DE
50
se utilizaron tres modelos matemáticos (modelo
lineal, lineal logarítmico y ecuación de Hill) que nos permitieron ver de una manera más
sencilla nuestros datos y de esta manera poder interpretarlos y calcular el DE
50
, para el
pentobarbital, el modelo que mejor se adecuo a los resultados fue la ecuación de Hill, y
para el etanol, el modelo lineal logarítmico. El criterio para elegir el modelo matemático
que más se adecuaba a nuestros datos fue realizar una regresión lineal en cada modelo y
el modelo que mejor se ajustara a la recta es el modelo que seleccionamos.

Calculamos una DE
50
mayor para el etanol que para el pentobarbital, debido a que el
etanol se metaboliza más rápido en el hígado y por lo tanto tenemos menos cantidad
biodisponible para que actúe el fármaco y se produzca el efecto.

Como los resultados no fueron los esperados, suponemos que debíamos cambiar las
concentraciones, ya que en las primeras concentraciones nos dio un número mayor de
levantamientos que incluso en el control

El modelo del cilindro de vidrio es un modelo muy útil debido a que los levantamientos
eran claros y contables, si los veía una sola persona, si tomábamos una concentración
corregida y tomábamos un solo criterio para los levantamientos tendríamos una buena
DE
50
.



Bibliografía
 BEVAN, John A. et. al. (1996). Fundamentos de Farmacología. Introducción a los
principios de acción de los fármacos. 2ª Edición, Editorial Harla, México, D.F.,
pp.103-107.
 FLÓREZ, Jesús. (2003). Farmacología Humana. 4ª Edición, Editorial Masson,
México, D.F., pp.604-607.
 GOODMAN, Alfred. (1998). Las Bases Farmacológicas de la Terapéutica. Vol. 1, 9ª
Edición, Mc Graw-Hill Interamericana, México, D.F. pp. 398-417.
 GOTH, et. al. (1991). Farmacología Clínica. 12ª Edición, Editorial Panamericana,
México, D.F., pp. 243,205, 236-237.
 LEVINE, Ruth R. (1982). Farmacología. Acciones y Reacciones Medicamentosas.
Salvat Editores, España, Madrid, pp. 81, 120, 151, 350-353.
 MEYERS, Frederick H. (1982). Farmacología Clínica. , 5ª Edición, Editorial El
Manual Moderno, México, D.F., pp.238-244.